CASO MÁSTER. CRISTINA CIFUENTES EN EL BANQUILLO

 

NOTICIAS SOBRE CIFUENTES Y MASTER URJC

 

15.02.21



EL TRIBUNAL ABSUELVE A CIFUENTES POR FALTA DE PRUEBAS, PERO PONE EN DUDA QUE PRESENTASE SU TRABAJO DE FIN DE MÁSTER

EL TRIBUNAL ABSUELVE A CIFUENTES EN EL ‘CASO MÁSTER’, PERO CONDENA A TRES AÑOS DE CÁRCEL A LA ASESORA DE LA COMUNIDAD

LAS "GRAVES IRREGULARIDADES" SOBRE EL MÁSTER DE CIFUENTES QUE LA SENTENCIA RECOGE COMO HECHOS PROBADOS

LA FISCALÍA CARGA CONTRA CIFUENTES EN EL JUICIO DEL ‘CASO MÁSTER’: “POR SU CARGO, NO SE MANCHÓ LAS MANOS”

CIFUENTES RETIRA LA PRUEBA QUE PRESENTÓ POR SORPRESA AL INICIO DEL JUICIO DEL ‘CASO MÁSTER’

EL 'TRIBUNAL FANTASMA' DEL MÁSTER DE CIFUENTES: NI TESTIGOS NI PRUEBAS DEMUESTRAN QUE DEFENDIERA SU TRABAJO
 

CRISTINA CIFUENTES SE ENFRENTA A TRES AÑOS DE CÁRCEL POR EL ‘CASO MÁSTER’

 

LOS PROTAGONISTAS DEL CASO MÁSTER, TRES AÑOS DESPUÉS: LAS PROFESORAS SIGUEN DANDO CLASE EN LA URJC

 

CIFUENTES SE SIENTA EN EL BANQUILLO POR EL FALSO MÁSTER QUE DINAMITÓ SU CARRERA Y DESCABEZÓ LA COMUNIDAD Y EL PP DE MADRID

 

CRISTINA CIFUENTES SE SENTARÁ EN EL BANQUILLO DE LOS ACUSADOS EN ENERO DE 2021

 

SUSPENDIDO EL JUICIO CONTRA CRISTINA CIFUENTES POR LA FALSIFICACIÓN DE SU MÁSTER

 

LA TERCERA JUEZA QUE INVESTIGA EL ORIGEN DE LA EXCLUSIVA DEL CASO MÁSTER SE INHIBE POR "AMISTAD" CON CIFUENTES

 

CIFUENTES SE SENTARÁ EN EL BANQUILLO POR EL 'CASO MÁSTER': LA AUDIENCIA PROVINCIAL DESESTIMA SU ÚLTIMO RECURSO

 

QUÉ HACEN Y CÓMO LES VA A LOS IMPLICADOS DEL CASO CIFUENTES UN AÑO DESPUÉS DEL ESCÁNDALO

 

UN INFORMÁTICO DE LA REY JUAN CARLOS, CUARTO IMPUTADO POR LA QUERELLA DE CIFUENTES CONTRA LOS PERIODISTAS DE ELDIARIO.ES

 

CIFUENTES NO RESPONDE A NINGUNA PREGUNTA SOBRE EL CASO MÁSTER

 

“CIFUENTES EXPRESIDENTA” RETUITEA UNA DURA CRÍTICA AL PP POR NO RECIBIRLA EN LA ASAMBLEA: “HAY QUE TENER CUAJO”

 

LA COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN DEL CASO MÁSTER CITA A CIFUENTES Y LIBRA A CASADO Y MONTÓN POR LA ABSTENCIÓN DEL PSOE

 

CIFUENTES, TRAS LA PETICIÓN DE LA FISCALÍA DE TRES AÑOS DE CÁRCEL POR EL CASO MÁSTER: "EL TIEMPO DARÁ Y QUITARÁ RAZONES"

 

DÍAZ AYUSO MIENTE AL DECIR QUE LA FISCALÍA HA PEDIDO MÁS PENA DE PRISIÓN PARA CIFUENTES QUE PARA LA ASESINA DE GABRIEL

 

LA FISCALÍA PIDE TRES AÑOS DE PRISIÓN PARA CRISTINA CIFUENTES POR EL ‘CASO MÁSTER’

 

LA URJC PIDE 4 AÑOS DE CÁRCEL PARA CIFUENTES POR FALSIFICACIÓN

 

LA AUDIENCIA DE MADRID CONFIRMA EL ARCHIVO PARCIAL DEL 'CASO MÁSTER' Y LA ACUSACIÓN A CIFUENTES POR FALSEDAD DOCUMENTAL

 

LA JUEZA DEL CASO MÁSTER PROCESA A CRISTINA CIFUENTES POR LA FALSIFICACIÓN DEL ACTA DEL TRABAJO DE FIN DE MÁSTER

 

CIFUENTES NIEGA HABER PARTICIPADO EN LA "CONFECCIÓN IDEOLÓGICA O MATERIAL" DEL ACTA FALSIFICADA DE SU TFM

 

LA FISCALÍA DE MADRID RECHAZA RECURRIR EL ARCHIVO DEL CASO MÁSTER

 

LA JUEZA AFEA AL SUPREMO QUE "ELEVE NOTABLEMENTE" LA EXIGENCIA DE INDICIOS PARA INVESTIGAR A CASADO

 

LA JUEZA ARCHIVA TODO EL CASO MÁSTER A EXCEPCIÓN DEL ACTA FALSIFICADA DE CIFUENTES TRAS LA DECISIÓN DEL SUPREMO

 

CIFUENTES PIDE UNA EXCEDENCIA DE DOS AÑOS EN LA COMPLUTENSE

 

EL GOBIERNO NO GUARDA LA AGENDA DE CIFUENTES QUE PIDE EL JUZGADO

 

NUEVAS IMPUTACIONES EN EL CASO MÁSTER TRAS LA PRUEBA CALIGRÁFICA DE LA GUARDIA CIVIL

 

LAS ACUSACIONES DE LA JUEZA CONTRA CASADO ACORRALAN A CIFUENTES: "HAY UN PATRÓN DE CONDUCTA DELICTIVA"

 

CIFUENTES, EN EL JUZGADO: "NO ENCUENTRO EL TRABAJO, CON VARIAS MUDANZAS EN SIETE AÑOS… NO QUIERE DECIR QUE NO LO TENGA"

 

LA JUEZA PIDE A DELEGACIÓN DEL GOBIERNO LA AGENDA DE CIFUENTES EL DÍA DE LA SUPUESTA DEFENSA DEL TRABAJO FINAL DE MÁSTER

 

CIFUENTES MANTIENE ANTE LA JUEZ QUE HIZO EL MÁSTER

 

EL PROFESOR ACUSADO POR CIFUENTES DICE QUE LE LLEGÓ LA INFORMACIÓN DEL MÁSTER EN UN SOBRE Y LO ENVIÓ A VARIOS MEDIOS

 

LA JUEZ ESPERA A CIFUENTES

 

UNA PROFESORA DE CIFUENTES: “ME CALLÉ; VEÍA QUE PELIGRABA MI VIDA, MI CARRERA Y MIS HIJOS”

 

LA UCO SE LLEVA DOCUMENTOS DE LA REY JUAN CARLOS POR LA FILTRACIÓN DEL MÁSTER DE CIFUENTES

 

LA JUEZ CITA AL PRINCIPAL IMPLICADO DEL ‘CASO MÁSTER’ PARA UNA PRUEBA CALIGRÁFICA

 

LA JUEZ DEL ‘CASO CIFUENTES’ INVESTIGA SI LA TRAMA FALSIFICÓ ACTAS DEL TRABAJO FIN DE MÁSTER DE OTROS TRES ALUMNOS

 

EL RESPONSABLE DEL MÁSTER DE CIFUENTES ADVIRTIÓ A LA JUEZA DE QUE NO IBA A DECLARAR SOBRE CASADO

 

LA ASESORA DE CIFUENTES, SEÑALADA ANTE LA JUEZ: PRESIONÓ A LAS PROFESORAS Y SIGUIÓ LA CRISIS EN EL DESPACHO DEL RECTOR

 

EL RECTOR CONTÓ A LA JUEZA LAS PRESIONES DEL CONSEJERO DE EDUCACIÓN: "ME PIDIÓ EL ACTA DE CIFUENTES CON BASTANTE INSISTENCIA"

 

EL PP CUESTIONA LA DECISIÓN DE LA JUEZA DE ENVIAR UN MÉDICO FORENSE AL DOMICILIO DE CIFUENTES

 

UNA PROFESORA DEL MÁSTER DE CIFUENTES CREE QUE LOS ALUMNOS VIP SÍ INTENTARON CONSEGUIR EL TÍTULO

 

CIFUENTES PIDE HASTA CINCO AÑOS DE CÁRCEL PARA RAQUEL EJERIQUE E IGNACIO ESCOLAR

 

LAS MENTIRAS DE CRISTINA CIFUENTES EN SU QUERELLA CONTRA ELDIARIO.ES

 

CIFUENTES DEJA PLANTADA POR "MOTIVOS DE SALUD" A LA JUEZA, QUE MANDA UN FORENSE A SU CASA

 

CRISTINA CIFUENTES DECLARA CERCADA POR LAS EVIDENCIAS DEL CASO MÁSTER

 

LA EXPRESIDENTA REGIONAL HA TRATADO SIN ÉXITO DE QUE LA JUEZA QUE LA IMPUTÓ DEJASE LA INVESTIGACIÓN EN MANOS DEL TRIBUNAL SUPREMO

 

LÓPEZ DE LOS MOZOS DECLARA QUE LA PROFESORA QUE FALSIFICÓ LAS FIRMAS DEL ACTA DE CIFUENTES TAMBIÉN LA AMENAZÓ

 

EL RESPONSABLE DEL INSTITUTO DEL MÁSTER DE CIFUENTES SE NIEGA A DECLARAR ANTE LA JUEZA

 

CIFUENTES PIERDE LA ÚLTIMA COARTADA AL DESDECIRSE EL PROFESOR QUE DEFENDÍA QUE FUE A CLASE Y SUS NOTAS ERAN VERDADERAS

 

CIFUENTES IRRUMPE EN EL 'CASO MÁSTER' PARA PEDIR QUE TODA LA INVESTIGACIÓN PASE AL SUPREMO

 

EL RECTOR CONFIESA QUE HABLÓ TRES VECES CON LA MANO DERECHA DE CIFUENTES ANTES DE COMPARECER

 

RAQUEL EJERIQUE E IGNACIO ESCOLAR, IMPUTADOS POR "DESCUBRIMIENTO DE SECRETOS" TRAS DESTAPAR EL CASO CIFUENTES

 

LOS ALUMNOS VIP DEL MÁSTER DE CIFUENTES DECLARAN QUE NUNCA PIDIERON LAS CONVALIDACIONES

 

LA JUEZ QUE INVESTIGA EL CASO DEL MÁSTER DE CIFUENTES IMPUTA A UN ALTO CARGO DE RAJOY

 

DECLARACIÓN DE UNA DE LAS PROFESORAS DEL MÁSTER DE CIFUENTES: "EL DIRECTOR ME HIZO SENTIR ASUSTADA, VIOLENTADA Y PRESIONADA"

 

EL NUEVO PRESIDENTE DE MADRID: "YO SÍ CREO QUE CRISTINA CIFUENTES HIZO EL MÁSTER”

 

CUATRO NUEVOS IMPUTADOS EN EL CASO CIFUENTES: PABLO CHICO DE LA CÁMARA, OTROS DOS PROFESORES Y UN ALUMNO

 

LA JUEZA INVESTIGA LAS LLAMADAS ENTRE LA ASESORA DE CIFUENTES Y LOS RESPONSABLES DEL MÁSTER

 

LA JUEZA DEL CASO CIFUENTES ABRE UNA INVESTIGACIÓN SOBRE EL MÁSTER DE PABLO CASADO

 

IMPUTAN A LA ASESORA DE LA COMUNIDAD DE MADRID QUE PRESIONÓ PARA QUE APARECIERA EL MÁSTER DE CIFUENTES

 

POLÍTICOS DEL PP Y CARGOS DE CONFIANZA DEL GOBIERNO APROBARON ASIGNATURAS DEL MÁSTER DE CIFUENTES CON ACTAS FALSIFICADAS

 

LAS ASOCIACIONES DE ESTUDIANTES CONVOCAN UNA MARCHA PARA EXIGIR QUE CIFUENTES NO VUELVA A SU PUESTO EN LA COMPLUTENSE

 

UNA ALUMNA DEL MÁSTER DE LA URJC DICE QUE NO SABÍA QUE CIFUENTES ESTABA MATRICULADA

 

LA PROFESORA DEL ACTA FALSA DENUNCIA PRESIONES DEL ENTORNO DE CIFUENTES: “DADNOS UN TRABAJO DE FIN DE MÁSTER”

 

CRISTINA CIFUENTES, INVESTIGADA POR FALSEDAD EN DOCUMENTO PÚBLICO Y COHECHO POR EL CASO DEL MÁSTER

 

UNA JUEZA ACABA CON EL PAPEL DE VÍCTIMA DE CIFUENTES EN EL ARRANQUE DE LA INVESTIGACIÓN

 

LA JUEZ IMPUTA A OTRA DE LAS SUPUESTAS EXAMINADORAS DE CIFUENTES TRAS CITARLA COMO TESTIGO


LA JUEZA QUE INVESTIGA EL FALSO MÁSTER DE CIFUENTES CITA COMO TESTIGO AL DIRECTOR DE ELDIARIO.ES

 

LA FISCALÍA NO SE PLANTEA PEDIR LA IMPUTACIÓN DE CRISTINA CIFUENTES POR EL «MASTERGATE»

 

IMPUTADAS LA PROFESORA QUE FIRMÓ EL ACTA DE CIFUENTES Y LA FUNCIONARIA QUE CAMBIÓ SUS NOTAS

 

UN JUZGADO CITA A DECLARAR COMO INVESTIGADO AL DIRECTOR DEL POLÉMICO MÁSTER DE CIFUENTES EN LA URJC

 

LA "BOMBA PENAL" EN EL CASO CIFUENTES

 

LA PRIMERA QUERELLA DE CIFUENTES CONTRA ELDIARIO.ES: "SE HA ATENTADO GRAVEMENTE CONTRA LA VERDAD Y CONTRA MI HONOR"

 

EL PROFESOR COLOCADO AL FRENTE DEL INSTITUTO DEL MÁSTER DE CIFUENTES NO CUMPLE LOS REQUISITOS PARA SER DIRECTOR DEL ORGANISMO

 

PALOMA ADRADOS PERMITE QUE EL ASUNTO DEL MÁSTER DEVORE EL DÍA A DÍA DE LA ASAMBLEA DE MADRID

 

CIFUENTES YA NO DICE QUE NO DIMITIRÁ: "NO ME GUSTA HABLAR DE FUTURIBLES"

 

CRISTINA CIFUENTES BORRA DE SU CURRÍCULUM EL MÁSTER DE LA UNIVERSIDAD REY JUAN CARLOS

 

EL CONSEJERO DE EDUCACIÓN DE CIFUENTES ERA UNO DE LOS RESPONSABLES DE VIGILAR EL INSTITUTO QUE ORGANIZÓ EL MÁSTER DE LA PRESIDENTA

 

EL PP TRATA DE MINIMIZAR EL DAÑO DEL ‘CASO CIFUENTES’

 

EL RECTOR DE LA URJC INSTA A CRISTINA CIFUENTES A RECONOCER QUE "NO CURSÓ EL MÁSTER" SI QUIERE RENUNCIAR A ÉL

 

RAMÓN CARANDE, EL CENTRO DE ESTUDIOS QUE FUE LA SEMILLA DE CASI TODOS LOS MALES DE LA UNIVERSIDAD REY JUAN CARLOS

 

LA REY JUAN CARLOS DESTITUYE AL JEFE DE SEGURIDAD TRAS EL ROBO DE UN PORTÁTIL DE LA RESPONSABLE DE LAS ACTAS

 

ESTE ES EL CLAUSTRO DE PROFESORES QUE IMPARTIÓ CLASE Y CALIFICÓ A CIFUENTES EN SU MÁSTER

 

EL PP TIENE LA CONFIRMACIÓN DE QUE CIUDADANOS DERRIBARÁ A CIFUENTES

 

CIFUENTES EMPIEZA A SACAR CADÁVERES DEL ARMARIO DEL PP PARA MORIR MATANDO

 

PREGUNTAN A CIFUENTES POR EL ‘PLACAJE’ DE SU SEGURIDAD A LOS PERIODISTAS

 

ADMITIDA LA QUERELLA DE CIFUENTES CONTRA LOS PERIODISTAS DE ‘ELDIARIO.ES’ POR OBTENCIÓN “ILÍCITA” DE DATOS ACADÉMICOS

 

EL JEFE DE LA FISCAL QUE INVESTIGA EL 'CASO CIFUENTES' ES PROFESOR DE UN MÁSTER DE LA URJC

 

LOS MÁSTERES QUE APARECEN Y DESAPARECEN DEL CV DE CIFUENTES

 

MALESTAR EN EL PP POR LA GESTIÓN DEL ‘CASO CIFUENTES’

 

LA URJC EXCULPA AL CATEDRÁTICO QUE PIDIÓ CAMBIAR LA NOTA DE CIFUENTES EN SU ASIGNATURA

 

UNA PROFESORA DEL MÁSTER DE CIFUENTES DENUNCIA "ANOMALÍAS" EN LAS NOTAS ANTE EL SERVICIO DE INSPECCIÓN

 

CRISTINA CIFUENTES ANUNCIA NUEVAS PRUEBAS DOCUMENTALES PARA OTRA QUERELLA

 

EL TFM DE UN COMPAÑERO DE CIFUENTES: 81 PÁGINAS, 16 NOTAS AL PIE Y 5 CAPÍTULOS SOBRE LAS TELEVISIONES AUTONÓMICAS

 

CIFUENTES SE INVENTA EN SU CV UNA CATEGORÍA UNIVERSITARIA QUE NO EXISTE

 

RAFAEL HERNANDO DICE QUE LOS MISMOS QUE "LINCHARON" A RITA BARBERÁ AHORA "LINCHAN" A CIFUENTES

 

CIFUENTES NO PUEDE RENUNCIAR AL MÁSTER Y TIENE QUE SER LA URJC QUIEN PROPUGNE SU RETIRADA

 

CIFUENTES: “NO ME HE PLANTEADO DIMITIR (...). TENGO EL APOYO DE MI PRESIDENTE”

 

LAS CONTRADICCIONES DE LA PRESIDENTA CIFUENTES EN EL CASO DE SU MÁSTER

 

CRISTINA CIFUENTES RENUNCIA AL MÁSTER, PERO CULPA A LA UNIVERSIDAD DE LAS IRREGULARIDADES

 

CIFUENTES CULPA AL RECTOR DE LA URJC DE LAS IRREGULARIDADES Y DICE QUE "RENUNCIA" AL MÁSTER

 

EL PP INTENSIFICA EL VENTILADOR CONTRA SUS OPONENTES PARA DESVIAR LA ATENCIÓN POR EL ESCÁNDALO DE CIFUENTES

 

EL PP JUEGA CON LA FECHA DE LA MOCIÓN DE CENSURA CONTRA CIFUENTES PARA GANAR TIEMPO

 

LA PROFESORA DE CIFUENTES Y PAREJA DE ÁLVAREZ CONDE: "YO NO SOY LA PERSONA QUE TIENE QUE PONER ORDEN"

 

EL HUNDIMIENTO DE CRISTINA CIFUENTES

 

LA INVESTIGACIÓN DE FISCALÍA APUNTA A PREVARICACIÓN, EL PEOR ESCENARIO DE CIFUENTES

 

LOS RIESGOS QUE AFRONTA EL PP CUANDO DICE ESTAR DISPUESTO A PERDER LA COMUNIDAD DE MADRID POR EL 'CASO CIFUENTES'

 

EL CATEDRÁTICO DEL 'CASO CIFUENTES' FIRMÓ UN CONVENIO CON COSPEDAL CUANDO DABA CLASES EN UN CURSO DEL QUE ERA ALUMNA

 

EL GOBIERNO DICE QUE “NO SE HA DEMOSTRADO NINGUNA IRREGULARIDAD” EN EL CASO CIFUENTES, EN INVESTIGACIÓN

 

EL CATEDRÁTICO DEL 'CASO CIFUENTES' FIRMÓ UN CONVENIO CON COSPEDAL CUANDO DABA CLASES EN UN CURSO DEL QUE ERA ALUMNA

 

COSPEDAL DIO AL INSTITUTO DEL MÁSTER UN CONVENIO CUANDO ERA ALTO CARGO DE AZNAR Y OTRO COMO CONSEJERA CON AGUIRRE

 

CIUDADANOS A RAJOY: “SIEMPRE TAPANDO LA CORRUPCIÓN DE SU PARTIDO”

 

RAJOY RESPALDA PÚBLICAMENTE A CIFUENTES: "SON PEORES ALGUNAS DE LAS COSAS QUE ESTÁN PASANDO"

 

EL JUEZ CONSULTA A LA FISCALÍA ANTES DE DECIDIR SI INVESTIGA A LOS PERIODISTAS DE ELDIARIO.ES POR LA QUERELLA DE CIFUENTES

 

LA CANTERA PARA SUCEDER A CIFUENTES: DE RELEGADOS POR EL PARTIDO A CERCADOS POR LA CORRUPCIÓN

 

CATEDRÁTICOS DE LA UNIVERSIDAD SE QUEJAN DE QUE LAS MEDIDAS SE HAN QUEDADO CORTAS

 

LA GESTIÓN DEL 'CASO CIFUENTES' FRACTURA AL PP ENTRE QUIENES CREEN QUE DEBE DIMITIR YA Y QUIENES DEFIENDEN UN CIERRE DE FILAS

 

COSPEDAL DIO AL INSTITUTO DEL MÁSTER UN CONVENIO CUANDO ERA ALTO CARGO DE AZNAR Y OTRO COMO CONSEJERA CON AGUIRRE

 

EL DIRECTOR DEL MÁSTER DE CIFUENTES AMENAZA CON “TIRAR DE LA MANTA” CONTRA EL PP

 

LA URJC SUSPENDE AL RESPONSABLE DEL MÁSTER DE CIFUENTES Y EXPEDIENTA A LA FUNCIONARIA QUE CAMBIÓ SUS NOTAS

 

RAJOY YA LE HA SUGERIDO A CIFUENTES QUE DÉ UN PASO ATRÁS POR EL ESCÁNDALO DE SU MÁSTER

 

LOS ESTUDIANTES DE LA URJC EXIGEN LA DIMISIÓN DE CIFUENTES FRENTE A SU DESPACHO EN LA PUERTA DEL SOL

 

CIFUENTES SACÓ SOBRESALIENTE EN MATERIAS DONDE ASISTIR VALÍA MÁS DEL 40% DE LA NOTA

 

EL INSTITUTO DEL MÁSTER DE CIFUENTES FUE CONDENADO POR PUBLICIDAD ENGAÑOSA EN OTRA TITULACIÓN

 

UNA UNIVERSIDAD INVESTIGA AL DIRECTOR DEL MÁSTER DE CIFUENTES POR PARTICIPAR EN EL TRIBUNAL DE SU PAREJA

 

MAILLO, SOBRE CIFUENTES: "NADIE ESTÁ POR ENCIMA DE LAS SIGLAS DEL PARTIDO"

 

CIFUENTES MIENTE EN SU CURRÍCULUM DESDE HACE 25 AÑOS

 

LA COORDINADORA DEL MÁSTER ENVIÓ UN MAIL A TODOS LOS ALUMNOS EXPLICITANDO QUE LA ASISTENCIA A CLASE ERA OBLIGATORIA

 

UN MAIL DE LA COORDINADORA DEL MÁSTER PONE EN DUDA QUE CIFUENTES SE EXAMINARA DEL TFM

 

EL RECTOR DE LA URJC PIDE DEJAR TRABAJAR A LA FISCALÍA Y SE COMPROMETE A INFORMAR ESTE VIERNES DE LAS "MANZANAS PODRIDAS"

 

EL INSTITUTO DEL MÁSTER DE CIFUENTES FUE EL BENEFICIARIO EXCLUSIVO DE LOS CONTRATOS DEL GOBIERNO DE MADRID CON UNIVERSIDADES PÚBLICAS

 

EL ENROQUE DE CIFUENTES PONE EN PELIGRO A 247 ALTOS CARGOS Y ASESORES Y 16 M EN SUELDOS

 

RAJOY SE LAVA LAS MANOS CON CIFUENTES

 

POLÍTICOS DEL PP Y CARGOS DE CONFIANZA DEL GOBIERNO APROBARON ASIGNATURAS DEL MÁSTER DE CIFUENTES CON ACTAS FALSIFICADAS

 

UNA DE LAS PROFESORAS DECLARA A LA POLICÍA QUE TIENE GRABADAS AMENAZAS DEL DIRECTOR DEL MÁSTER DE CIFUENTES

 

LAURA NUÑO, LA PROFESORA DE LA URJC DIMITIDA: "HAY RESPONSABLES VARIOS PERO NO SABRÍA APUNTAR A ALGUIEN"

 

EL INSTITUTO QUE EN 2011 ORGANIZÓ EL MÁSTER DE CIFUENTES HABÍA RECIBIDO YA DEL GOBIERNO DE MADRID CASI MEDIO MILLÓN EN CONTRATOS A MEDIDA

 

ÁLVAREZ CONDE SE SALTÓ LA LEY AL PARTICIPAR EN EL TRIBUNAL QUE DIO LA CÁTEDRA A SU PAREJA

 

EL DIRECTOR DEL INSTITUTO DEL MÁSTER DE CIFUENTES TIENE UNA EMPRESA CON LA QUE FACTURA POR CURSOS Y MÁSTERES

 

CIUDADANOS RECHAZA REUNIRSE CON EL PP PARA RECONSIDERAR LA PETICIÓN DE DIMISIÓN DE CIFUENTES


CIFUENTES SE NIEGA A IRSE MIENTRAS MANTENGA EL APOYO DE RAJOY

 

CIFUENTES APROBÓ TRES ASIGNATURAS DE SU MÁSTER CON UNAS ACTAS CON FIRMAS DE PROFESORES FALSIFICADAS

 

LOS FAMILIARES DE POLÍTICOS DEL PP Y DE LOS RECTORES, COLOCADOS EN LA REY JUAN CARLOS

 

LA UNIVERSIDAD SE PLANTEA RETIRAR EL TÍTULO DE MÁSTER A CRISTINA CIFUENTES

 

LA ESTRECHA RELACIÓN ENTRE CIFUENTES Y EL CREADOR DE LA UNIVERSIDAD REY JUAN CARLOS

 

EL VIACRUCIS DE LA OTRA CIFUENTES EN LA UNIVERSIDAD REY JUAN CARLOS

 

EL PP, "FRUSTRADO" PORQUE CIFUENTES LE ARRUINA LA FIESTA

 

CIFUENTES INTENTA ESCAPAR DE LA SOMBRA DE SU MÁSTER CULPANDO AL PSOE DE UNA CONSPIRACIÓN CONTRA ELLA

 

RAJOY MANIFIESTA SU APOYO EXPRESO A CRISTINA CIFUENTES

 

CIFUENTES, APLAUDIDA EN LA CONVENCIÓN DEL PP EN ESTOS "DÍAS DUROS" PARA ELLA

 

GABILONDO: “CIFUENTES ESTÁ LUCHANDO POR SOBREVIVIR Y ES MEJOR QUE LO DEJE YA”

 

UNA SEGUNDA PROFESORA RECONOCE QUE SU FIRMA TAMBIÉN ESTÁ FALSIFICADA EN EL ACTA DE CIFUENTES

 

SIETE DE LOS COMPAÑEROS DE MÁSTER DE CIFUENTES TENÍAN VINCULACIÓN DIRECTA CON EL PP O LA COMUNIDAD DE MADRID

 

LA APISONADORA DEL MÁSTER DE CRISTINA CIFUENTES

 

LA COMUNIDAD DE MADRID PATROCINÓ EL MÁSTER DE CIFUENTES PAGANDO LA MATRÍCULA DE OTROS ALUMNOS

 

PROFESORES Y ESTUDIANTES DE LA URJC PLANTEAN RETIRARLE EL TÍTULO A CIFUENTES

 

EL DIRECTOR DEL MÁSTER DE CIFUENTES Y SU ETAPA CON RAJOY

 

CIFUENTES SE RATIFICA EN SUS DECLARACIONES, APUNTA A LA UNIVERSIDAD Y NO DIMITE: "NO HE MENTIDO ABSOLUTAMENTE EN NADA"

 

EL RECTOR AFIRMA QUE "NO HAY ACTA" DE LA DEFENSA DEL MÁSTER Y NI SIQUIERA PUEDE CONFIRMAR QUE TUVIERA LUGAR

 

UNA DE LAS SUPUESTAS EXAMINADORAS DE CIFUENTES: "NO HE FORMADO PARTE DE NINGÚN TRIBUNAL NI TENGO CONSTANCIA DEL TFM"

 

EL DIRECTOR DEL MÁSTER RECONOCE QUE SE FALSIFICÓ EL ACTA DEL EXAMEN DE CIFUENTES: "EL RECTOR ME PIDIÓ QUE LA RECONSTRUYERA”

 

LA FISCALÍA ABRE DILIGENCIAS PENALES POR EL MÁSTER DE CIFUENTES

 

LA PRESIDENTA DEL TRIBUNAL DENUNCIA: SU FIRMA ES FALSA Y NUNCA EVALUÓ A CIFUENTES

 

LA URJC VE INDICIOS DE DELITO EN EL MÁSTER DE CIFUENTES Y ENVÍA EL CASO A LA FISCALÍA

 

NO HUBO TRIBUNAL: LAS PROFESORAS NUNCA SE REUNIERON PARA EVALUAR EL TFM DE CIFUENTES

 

CIFUENTES APROBÓ LA OPOSICIÓN DE SU ACTUAL PLAZA DE FUNCIONARIA EN UN TRIBUNAL CON DOS AMIGOS PERSONALES

 

CIFUENTES MANIPULÓ EL NOMBRE DE SU PRIMER MÁSTER PARA AÑADIRSE MÉRITOS

 

EL AMIGO DE CIFUENTES Y COMPAÑERO DE MÁSTER CONSTRUYÓ LA RESIDENCIA DE ESTUDIANTES DE LA URJC

 

EL PSOE ANUNCIA UNA MOCIÓN DE CENSURA QUE CONTARÁ CON EL RESPALDO DE PODEMOS

 

CIFUENTES ADMITE QUE NO IBA A CLASE Y QUE NO HIZO EXÁMENES CON EL RESTO DE ALUMNOS

 

LAS EXPLICACIONES DE CIFUENTES DESTAPAN LOS MÚLTIPLES PRIVILEGIOS DE LOS QUE SE BENEFICIÓ EN SU MÁSTER

 

CIFUENTES DEFIENDE QUE SU TÍTULO ES "LEGAL" Y CS PIDE UNA COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN

 

EL ACTA DEL MÁSTER QUE EXHIBIÓ CIFUENTES TIENE AL MENOS DOS FIRMAS FALSIFICADAS

 

LA HISTORIA COMPLETA Y AL DETALLE DEL MÁSTER DE CRISTINA CIFUENTES

 

RAJOY: "LA INTERVENCIÓN DE CIFUENTES ACABARÁ CON UNA POLÉMICA BASTANTE ESTÉRIL"

 

DIONISIO RAMOS, AMIGO DE CIFUENTES IMPLICADO EN EL ‘TAMAYAZO’, TAMBIÉN HIZO EL MÁSTER DE LA PRESIDENTA MADRILEÑA

 

ALUMNOS DEL MÁSTER DE CIFUENTES: "LOS EXÁMENES LOS HACÍAMOS POR ESCRITO EN EL AULA Y ELLA NUNCA APARECIÓ"

CIFUENTES INTENTÓ QUE LA MISMA FUNCIONARIA QUE LE CAMBIÓ LAS NOTAS RECOGIESE EL TÍTULO DEL MÁSTER EN SU NOMBRE

CRISTINA CIFUENTES SE MATRICULÓ EN SU MÁSTER TRES MESES DESPUÉS DE QUE EMPEZARAN LAS CLASES

CIFUENTES AFRONTA A LA VEZ LA INVESTIGACIÓN DE SU MÁSTER EN LA ASAMBLEA, LA UNIVERSIDAD Y LOS JUZGADOS

EL MINISTERIO DE EDUCACIÓN OBLIGABA A QUE EL MÁSTER DE CIFUENTES FUERA PRESENCIAL: HABÍA QUE IR A CLASE

DE LA CACERÍA A LA TRAMA CONTRA EL PARTIDO: CIFUENTES RECUPERA EL MANUAL DE CRISIS DEL PP FRENTE A SUS ESCÁNDALOS

PODEMOS QUIERE LLEVAR EL CASO MÁSTER A LA COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN DE LA CORRUPCIÓN

LOS UNIVERSITARIOS PIDEN LA REVISIÓN DEL MÁSTER CURSADO POR CIFUENTES

EL FUTURO DE CIFUENTES, EN EL AIRE TRAS EL CASO DEL MÁSTER

CIFUENTES DICE QUE SE EXAMINÓ EL DÍA QUE EL DEPARTAMENTO DE SU MÁSTER INAUGURABA UN CURSO A 50 KILÓMETROS

LA REY JUAN CARLOS PIDE UN OBSERVADOR EXTERNO PARA INVESTIGAR EL MÁSTER DE CIFUENTES

EL PRESIDENTE DE LOS RECTORES OPINA QUE LA UNIVERSIDAD REY JUAN CARLOS "DEBERÍA HABER ESPERADO" PARA AVALAR A CIFUENTES

EL PROFESOR QUE AVALA A CIFUENTES RECOLOCÓ EN LA UNIVERSIDAD A UN EXDIPUTADO DEL PP IMPUTADO EN PÚNICA

MÓSTOLES, POZUELO Y HACIENDA: GOBIERNOS DEL PP QUE FICHARON AL PROFESOR QUE CAMBIÓ LA NOTA DE CIFUENTES

CIFUENTES RECURRE A LA TEORÍA DE UNA "CACERÍA" PARA DESTRUIRLA EN SU HUIDA HACIA DELANTE EN EL CASO DEL MÁSTER

LAS MENTIRAS QUE HA DICHO CRISTINA CIFUENTES EN SU COMPARECENCIA SIN PREGUNTAS

CIFUENTES ANUNCIA DESDE UN PLASMA UNA QUERELLA CONTRA ELDIARIO.ES

¿POR QUÉ NO INTERVIENE PROTECCIÓN DE DATOS EN EL CASO CIFUENTES?

EL CATEDRÁTICO QUE AVALÓ A CIFUENTES DIRIGIÓ LAS TESIS DOCTORALES DE LAS TRES PROFESORAS QUE FIRMAN EL ACTA DE SU TRABAJO

CIFUENTES DECRETA UN CERROJAZO INFORMATIVO HASTA REUNIR EL LUNES AL COMITÉ DE DIRECCIÓN DEL PP

LA ESTRECHA RELACIÓN DEL SUPUESTO DIRECTOR DEL MÁSTER DE CIFUENTES Y LA SECRETARIA DEL TRIBUNAL DE LA TESIS DE CAMPS

MÁS DE LA MITAD DE LOS CIUDADANOS CREE QUE CIFUENTES DEBE DIMITIR, SEGÚN UNA ENCUESTA

LAS PEORES HORAS DEL 'CIFUENTISMO': "SI EL MÁSTER LA 'MATA' SE ACABÓ EL PP DE MADRID"

LA OPOSICIÓN FUERZA A CIFUENTES A EXPLICAR EL «CASO MÁSTER» EN UN PLENO EXTRAORDINARIO

ALUMNOS DEL MÁSTER DE CIFUENTES: "NO LA VIMOS EN CLASE NI UN SOLO DÍA"

CIFUENTES SE HABRÍA EXAMINADO EL MISMO DÍA QUE LA SELECCIÓN CELEBRÓ LA EUROCOPA DE 2012 EN MADRID

EL RECTOR DE LA URJC ENVÍA UN MAIL A TODA LA UNIVERSIDAD PROMETIENDO "CONTUNDENCIA" POR EL MÁSTER DE CIFUENTES

LOS EXPERTOS DESMIENTEN A LA UNIVERSIDAD: LA PROTECCIÓN DE DATOS NO IMPIDE PUBLICAR LAS PRUEBAS DEL MÁSTER DE CIFUENTES

EL TRIBUNAL QUE ASCENDIÓ A CIFUENTES EN 2001 ESTABA FORMADO POR DOS AMIGOS, ALGO IRREGULAR

COSPEDAL, SOBRE CIFUENTES: "PARECE QUE A ALGUNOS LES GUSTARÍA CONSEGUIR LO QUE NO CONSIGUIÓ UN ACCIDENTE DE TRÁFICO MORTAL"

LA MISMA FUNCIONARIA QUE MODIFICÓ LAS NOTAS DE CIFUENTES EN 2014 LA ACOMPAÑÓ A RECOGER SU TÍTULO EN 2017

EL CATEDRÁTICO QUE AVALÓ A CIFUENTES ANTE LA PRENSA NO FIGURABA COMO DIRECTOR DEL MÁSTER CUANDO ELLA ERA ALUMNA

LA PROFESORA COMUNISTA QUE AVALA LA VERSIÓN DE CIFUENTES

¿POR QUÉ CIFUENTES PUSO COMO DIRECCIÓN LA DELEGACIÓN DEL GOBIERNO ANTES DE SER NOMBRADA?

MONTORO 'FICHÓ' AL PROFESOR DE LA NOTA FALSIFICADA DE CIFUENTES MESES DESPUÉS DE QUE ELLA ACABARA EL MÁSTER

CIFUENTES SE NIEGA A MOSTRAR SU TRABAJO FIN DE MÁSTER Y SE EXCUSA EN QUE NO QUIERE "DAR PÁBULO" A LA OPOSICIÓN

ASOCIACIONES UNIVERSITARIAS DENUNCIAN ANTE LA FISCALÍA LA FALSIFICACIÓN DEL MÁSTER DE CIFUENTES

EL TRIBUNAL QUE SUPUESTAMENTE EVALUÓ EL TRABAJO DE FIN DE MÁSTER DE CIFUENTES ES ILEGAL

EL PP VE A CRISTINA CIFUENTES "DESGASTADA" COMO CANDIDATA

EL SILENCIO Y EL SIGILO DE CIFUENTES ENCIENDEN A LA OPOSICIÓN: "LAS EXPLICACIONES NO SON SERIAS"

EL CASO DE LAS NOTAS FALSIFICADAS IRRUMPE A LA ESPERA DE QUE ANTICORRUPCIÓN DECIDA SOBRE CIFUENTES EN PÚNICA

NADIE ENCUENTRA EL TRABAJO DE FIN DE MÁSTER DE CRISTINA CIFUENTES

EL REGISTRO DE SECRETARÍA CONFIRMA QUE CIFUENTES NO APROBÓ EL MÁSTER EN 2012

CIFUENTES DEFIENDE SU MÁSTER PERO NO ENCUENTRA EL TRABAJO FINAL Y ADMITE QUE FALTÓ A PARTE DE LAS CLASES

EL DIRECTOR DEL MÁSTER DE CIFUENTES: PONENTE Y AUTOR EN FAES

LOS CUATRO AGUJEROS DE LA VERSIÓN DE LA REY JUAN CARLOS PARA JUSTIFICAR EL MÁSTER DE CRISTINA CIFUENTES

EL PROFESOR DEL MÁSTER FALSIFICADO DE CIFUENTES FUE COLOCADO POR EL PP EN EL AYUNTAMIENTO DE POZUELO

LAS INVEROSIMILE EXPLICACIONES DE LA UNIVERSIDAD QUE LE HA REGALADO EL MASTER A CIFUENTES

LA MISMA UNIVERSIDAD QUE REGALÓ UN MÁSTER A CIFUENTES CONTRATÓ COMO PROFESORA A SU HERMANA DE MANERA ILEGAL

 

CRISTINA CIFUENTES OBTUVO SU TÍTULO DE MÁSTER EN UNA UNIVERSIDAD PÚBLICA CON NOTAS FALSIFICADAS





EL TRIBUNAL ABSUELVE A CIFUENTES POR FALTA DE PRUEBAS, PERO PONE EN DUDA QUE PRESENTASE SU TRABAJO DE FIN DE MÁSTER

Los magistrados constatan en la expresidenta “un conjunto de incongruencias relevantes e incompatibles con la actuación de una estudiante” No encuentran indicios de que ella tuviera alguna "intervención" para inducir a falsificar el acta de su trabajo

La Audiencia Provincial de Madrid ha absuelto a la expresidenta de la Comunidad Cristina Cifuentes al considerar que no hay pruebas suficientes que acrediten que ella indujera a la falsificación del acta del Trabajo de Fin de Máster (TFM). El tribunal ha constatado que el curso que dirigía de facto el catedrático Enrique Álvarez Conde estuvo "plagado de irregularidades" y que el "desarrollo" de la actividad de la exdirigente del PP de Madrid como alumna ha revelado "un conjunto de incongruencias relevantes e incompatibles con la actuación regular de un estudiante de posgrado", pero esto no prueba, en su opinión, que Cifuentes estuviera detrás de las maniobras detectadas para fabricar el acta.

Esas "incongruencias" de las que hablan los magistrados que han enjuiciado el conocido como caso Máster son que ella misma reconoció que "nunca fue a clase ni mantuvo contacto con ningún profesor, que hacía trabajos que entregaba a Álvarez Conde y que el 2 de julio de 2012 entregó el TFM de manera informal ante dos o tres personas". Otra incoherencia constatada por el tribunal es que en febrero de 2017, la expresidenta acudió a la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) a recoger el título oficial del máster acompañada por María Teresa Feito, funcionaria del centro que en ese momento ejercía como asesora en la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid.

La sentencia no entra a valorar el hecho de que, aunque Cifuentes dijera que presentó su trabajo en una sala del campus de Vicálvaro de la universidad, ningún testigo en el juicio ha corroborado esta afirmación. En concreto, durante el juicio la expresidenta declaró que estuvo en una sala de juntas el 2 de julio de 2012 y que allí había varias personas, "una de ellas un hombre", y que supuso que eran profesores, a los cuales entregó el documento, sobre el que explicó "las líneas generales" en un acto que definió como "muy informal". No sabe si esas personas a las que explicó el contenido de su trabajo "eran del tribunal que luego lo evaluó o no".

Esas personas y ese tribunal fantasma sobre los que habló Cifuentes no han aparecido. Ningún testigo ni ninguna prueba acreditaron que ese "acto informal" se produjese tal y como ella explicó. Pero la Audiencia Provincial de Madrid considera que no es su competencia acreditar "si se produjo o no esa defensa del TFM". Aunque eso sí, pone en duda la versión aportada por la expresidenta: "Incluso de haberse producido, hubiera sido en extremo inexplicable, pues en el año 2012, la citada alumna figuraba como no presentada en la asignatura que impartía el profesor Pablo Chico de la Cámara, calificación que fue corregida de forma irregular en el año 2014".

En todo caso, los magistrados determinan de que lo actuado en el juicio no ha resultado probada "ninguna intervención" de Cifuentes en el delito del que había sido acusada. "Las sospechas legítimas que pudieran existir no se ha convertido en prueba suficiente para justificar la responsabilidad de Cristina Cifuentes", afirman. La fiscal Pilar Santos había solicitado en el juicio una condena tres años y tres meses de cárcel para la exlíder madrileña por inducir a la falsificación del documento objeto del juicio, dado que la exdirigente popular era "la única, la primera y la última beneficiaria" de esa falsificación.

Pero el tribunal recuerda que las otras acusadas en el juicio, la profesora Cecilia Rosado y María Teresa Feito –que sí han sido condenadas–, declararon que no mantuvieron contacto alguno con la expresidenta, "tampoco con su oficina o gabinete", después de que saltara el escándalo de la falsificación del acta tras la publicación de la noticia en elDiario.es. Tampoco ninguno de los intervinientes en la reunión que se celebró en el Rectorado de la URJC el 21 de marzo de 2018, para responder a la información, "ha hecho nunca referencia a Cifuentes". "Sin obviar el interés de Cifuentes en tener toda la documentación que justificara la regularidad en la obtención de su máster, nada se ha probado sobre que impulsara, sugiriera o presionara para la falsificación del documento en cuestión", recalca la Sala, que incide en que "el hecho de exhibir públicamente la copia del documento que recibió el rector Javier Ramos no es más que un indicio, no corroborado por otros".

El "entorno": un "colectivo difuso e indeterminado"

También alude la sentencia a las referencias de la fiscal acerca de que hubo presión del "entorno" de Cifuentes, a lo que señala que se han de rechazar "esas alusiones genéricas", que atribuyen "la condición de sujeto activo del delito a un colectivo difuso e indeterminado, sin personalidad propia, contradiciendo las bases del Derecho Penal moderno y yendo en contra de la doctrina que exige la determinación individual del sujeto activo del delito, sea persona física o jurídica".

Los magistrados no ven, por tanto, probado que Cifuentes fuera la inductora de la falsificación, papel que sí atribuyen a Feito, ya que ven probada su participación "por la actuación relevante, tanto en la necesidad de crear el acta, a sabiendas de que no existía, como en la presión ejercida sobre Cecilia Rosado". Esta presión, dice la sentencia, queda acreditada por la propia declaración de Rosado como por el "conjunto de llamadas" que hizo a la profesora el mismo día de la publicación de la noticia, hasta un total de quince en pocas horas. Por eso la condenan a tres años de cárcel.

De Cecilia Rosado, la sentencia ve pertinente la aplicación de las atenuantes de confesión ante "la asunción de la responsabilidad" en los hechos tanto en la instrucción como en la propia vista oral. Su colaboración con la Fiscalía resultó determinante para el esclarecimiento de lo ocurrido con la falsificación del acta del TFM de Cifuentes. De ahí que a pesar de que fuera ella quien fabricó el documento, falsificando las firmas de dos compañeras, su condena se queda en un año y medio de prisión, ya que el tribunal le aplica la atenuante analógica de "miedo insuperable" por su temor a que su carrera profesional se viera afectada si no accedía a crear el documento.

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2021/02/15/el_tribunal_absuelve_cifuentes_por_falta_pruebas_pesar_que_master_estuvo_plagado_irregularidades_116752_1012.html



EL TRIBUNAL ABSUELVE A CIFUENTES EN EL ‘CASO MÁSTER’, PERO CONDENA A TRES AÑOS DE CÁRCEL A LA ASESORA DE LA COMUNIDAD

La Audiencia de Madrid, que también sentencia a prisión a la profesora que fabricó el acta, concluye que no existen pruebas suficientes contra la expresidenta madrileña

Cristina Cifuentes ha logrado salir indemne de su batalla en los tribunales por el caso máster. La Audiencia Provincial de Madrid ha decidido absolver a la expresidenta de la Comunidad de Madrid, para quien la Fiscalía pedía tres años y tres meses de cárcel por inducir a la falsificación del acta del trabajo fin de máster (TFM) que obtuvo en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC). El tribunal ha considerado que no existen pruebas suficientes para condenar a la exdirigente del PP, que dejó la política en 2018 tras estallar el escándalo. Sin embargo, la terna de magistrados ha condenado a tres años de prisión a María Teresa Feito, antigua asesora del Gobierno autonómico, y a un año y seis meses a Cecilia Rosado, que reconoció durante el juicio ser la autora material de la falsificación.

Con esta resolución, de 19 páginas y que puede ser recurrida, los magistrados cierran otro de los capítulos de un proceso judicial que se centró en un primer momento en la existencia de una trama urdida por el catedrático Enrique Álvarez Conde para regalar títulos a políticos: entre otros, al actual líder de la oposición, Pablo Casado. La investigación se envió, incluso, al Tribunal Supremo, pero este rechazó abrir una causa contra el ahora presidente del PP. Esa decisión provocó que la juez instructora, Carmen Rodríguez-Medel, se viera obligada entonces a adelgazar las pesquisas, en las que solo quedó viva la parte relacionada con el acta del TFM que Cifuentes exhibió ante los medios para intentar esquivar la polémica. El juicio comenzó el pasado 18 de enero y quedó visto para sentencia este 5 de febrero.

Apenas 10 días después de que terminara, el tribunal ha hado a conocer su fallo, donde concluye que “no ha resultado probada ninguna intervención” de la expresidenta en la fabricación del acta. Según los magistrados, más allá del interés que pudiera tener en conseguir unos papeles que “justificaran la regularidad en la obtención” del título, no se ha acreditado que “impulsara, sugiriera o presionara para la falsificación”. “El hecho de exhibir públicamente la copia del documento que recibió del rector no es más que un indicio, no corroborado por otros”, apostilla la Audiencia de Madrid.

El fallo, eso sí, inflige un pequeño revés a Cifuentes, que siempre ha defendido que obtuvo el diploma de forma regular y bajo las condiciones que le puso el catedrático. El tribunal mantiene, en cambio, que su testimonio presenta un “conjunto de incongruencias, relevantes e incompatibles con la actuación regular de un estudiante de posgrado”, además de considerar “inexplicable” que la expolítica mantenga que llegó a defender su TFM ante un tribunal. Es más, prosiguen los magistrados, el máster de la expresidenta “estuvo plagado de graves irregularidades”. Entre otras, los jueces recuerdan que una funcionaria de la universidad y compañera de la hermana de Cifuentes, Amalia Calonge, accedió al sistema informático de la URJC y, “a pesar de que no tenía competencias para hacerlo”, “modificó la nota del TFM” de la exdirigente del PP.

A este factor se suman otros que ya enumeró la Fiscalía en la vista oral. Cifuentes nunca fue a clase, como ella misma admitió. No tuvo contacto con ningún profesor. Y aprobó las asignaturas con unos supuestos trabajos de los que no quedan ni rastro y que siempre entregaba en mano al fallecido Álvarez Conde, el supuesto “cerebro” de la trama. Por ello, según argumentó el ministerio público, cuando estalló el escándalo, maniobró para enviar a Feito a la universidad y, a través de ella, se presionó a Rosado para fabricar el acta. “Por su cargo, no se manchó las manos”, le acusó la fiscal Pilar Santos.


En vídeo, las declaraciones de Cecilia Rosado, la profesora imputada en el 'caso máster', el pasado 18 de enero.

Una tesis que, según el tribunal, no ha quedado demostrada. De hecho, la estrategia desplegada por el abogado de Cifuentes, José Antonio Choclán, ha dado sus frutos. El letrado centró su defensa en la falta de pruebas directas contra la expresidenta autonómica —ningún testigo la señaló en el juicio y solo Rosado afirmó que fabricó el documento porque Feito se lo dijo—, además de utilizar la propia trama del caso máster a su favor. Choclán, tras la aparición de más actas falsificadas de otros alumnos, se esforzó en sembrar en el tribunal una duda que beneficiase a su cliente. Según dijo, si el catedrático ya había falsificado antes los papeles de otros estudiantes, también pudo ser el cerebro en el caso de Cifuentes. Sin que ella interviniera para nada. “Todo se cocinó en el seno de la universidad”, sentenció el abogado.

La Audiencia Provincial corta la escalada de responsabilidades en Feito. La sentencia considera probado que la antigua asesora de la Comunidad “requirió” a Rosado para “confeccionar el acta” falsa. Y que se dirigió a la profesora de forma “insistente y agobiante” a través de llamadas y mensajes de teléfono para indicarle “que aquella situación debería quedar resuelta como fuere”. El fallo remacha, incluso, que fue ella quien facilitó la fecha que debía constar en el documento, el 2 de julio de 2012, cuando Cifuentes supuestamente habría defendido el TFM.

https://elpais.com/espana/2021-02-15/el-tribunal-absuelve-a-cifuentes-en-el-caso-master.html



LAS "GRAVES IRREGULARIDADES" SOBRE EL MÁSTER DE CIFUENTES QUE LA SENTENCIA RECOGE COMO HECHOS PROBADOS

Los jueces señalan que las explicaciones de Cifuentes sobre cómo cursó el máster presentan "un conjunto de incongruencias", y llegan a calificar de "inexplicable" que dijese que había defendido el TFM

La Audiencia Provincial de Madrid ha absuelto a Cristina Cifuentes del delito de falsedad documental, esto es, no considera que indujese la elaboración del acta falsa sobre su Trabajo de Fin de Máster para justificar que sí hizo el posgrado. Eso sí, los jueces han detectado "graves irregularidades" en el desarrollo de ese máster de la Universidad Juan Carlos I, y que la expresidenta aún defiende que cursó.

Los jueces comienzan por señalar que Cifuentes pasó de "no presentado" a notable en dos asignaturas, sin haber siquiera hablado con el profesor o haber hecho mérito académico alguno. "No consta", dice la sentencia, que Cifuentes realizase "examen, ni trabajo, ni ninguna otra actuación merecedora de calificación".

Esas actas se modificaron de manera "irregular" en 2014 por parte del profesor Pablo Chico de la Cámara, que solo ha comparecido en este juicio como testigo. La funcionaria Amalia Calonge "accedió al sistema informático, y a pesar de que no tenía competencias para hacerlo, modificó no solo la nota obtenida en la asignatura del profesor Chico, sino que accediendo irregularmente al sistema en 2016, también modificó la nota del trabajo de fin de Master".

"El desarrollo de este curso estuvo plagado de irregularidades, lo cual está acreditado documentalmente", insisten los jueces, aunque restan importancia a la matriculación fuera de plazo de Cifuentes, que empezó el curso tres meses después que sus compañeros. Eso sí, durante la sentencia se remarca una y otra vez el hecho de que la expresidenta aprobase dos asignaturas con un cambio de notas que no estuvo motivado por ningún trabajo o examen. Algo que definen como una "modificación fraudulenta".

Además, los jueces llaman la atención sobre el hecho de que Cifuentes y otros alumnos no defendieran públicamente su Trabajo de Fin de Máster, a pesar de que estaban obligados a ello. El tribunal se sorprende de que algunos alumnos hayan admitido que no hicieron absolutamente nada y, aún así, se encontraron con que habían superado el máster.

En el caso concreto de Cifuentes, la sentencia dice que el "desarrollo de su actividad como alumna ha revelado un conjunto de incongruencias, relevantes, e incompatibles con la actuación regular de un estudiante de postgrado". "Ha reconocido que nunca fue a clase ni mantuvo contacto con ningún profesor", señala el tribunal, que también considera "inexplicable" que Cifuentes dijese que había defendido su TFM en junio de 2012, porque constaba como "no presentada" en esa asignatura. Eso sí, admiten los magistrados que no era objeto de este procedimiento judicial valorar si Cifuentes hizo o no el máster, o si defendió o no el TFM.

La sentencia sí que ahonda en el papel que jugó María Teresa Feito, entonces asesora del consejero de Educación de Cifuentes, en la inducción de la falsificación tras las informaciones de elDiario.es. Feito, que ha sido condenada a tres años de cárcel, presionó a una de las profesoras del máster, Cecilia Rosado: "Esto lo realizó durante el 21 de marzo de 2018, de forma insistente y agobiante la acusada Mª Teresa Feito, mediante llamadas y mensajes sms al teléfono personal de la acusada Cecilia Rosado, hasta en 15 ocasiones; indicándole que aquella situación debería quedar resuelta como fuere".

Una vez falsificado el documento, el rector de la URJC lo recibió en su correo y remitió una copia del acta a la oficina de la Presidenta de· la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. "Ésta la exhibió en las redes sociales y en varios medios, para evitar las consecuencias políticas a las que debería enfrentarse", dicen los jueces en sus hechos probados, aunque insisten en que ella no movió un dedo para conseguir esa coartada.

https://www.eldiario.es/politica/graves-irregularidades-master-recoge-sentencia-absuelto-cifuentes_1_7220730.html




LA FISCALÍA CARGA CONTRA CIFUENTES EN EL JUICIO DEL ‘CASO MÁSTER’: “POR SU CARGO, NO SE MANCHÓ LAS MANOS”

La defensa de la expresidenta madrileña esgrime que no existen “pruebas directas” contra ella

El relato final de la fiscal Pilar Santos ha abierto este viernes la quinta y última sesión del juicio del caso máster, que ha quedado visto para sentencia. Sus palabras se han sucedido como un mazo contra la defensa de Cristina Cifuentes, expresidenta de la Comunidad de Madrid, que se sienta en el banquillo acusada de inducir a la falsificación del acta de su trabajo de fin de máster (TFM) en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC). “Nada de lo que ella ha manifestado ha podido ser acreditado”. “Hay irregularidades que son notorias”. “Por su cargo, no se manchó las manos”, ha subrayado, contundente, mientras desgranaba los indicios que, según mantiene, prueban la participación de la exdirigente del PP en la comisión del delito. Pide al tribunal que sea condenada a tres años y tres meses de cárcel.

Bajo la atenta mirada de Cifuentes, que ha observado desde el banquillo el alegato del ministerio público, la fiscal Santos ha recordado primero todas las “facilidades” que se le concedieron a la expresidenta madrileña durante el curso académico 2011-2012. Nunca fue a clase. No tuvo contacto con ningún profesor. Aprobaba las asignaturas con unos supuestos trabajos que siempre entregaba en mano al fallecido Enrique Álvarez Conde, el catedrático responsable del máster y supuesto “cerebro” de la trama. Siempre se comunicaba con él por teléfono, sin que quedase ningún rastro en el correo electrónico. “Demasiadas irregularidades que siempre beneficiaban a los mismos”, ha incidido la fiscal. “Y esto pasaba solo con los alumnos que captaba él”, ante la necesidad que tenía de conseguir estudiantes para que siguiera impartiéndose el título. Además, ha añadido, una funcionaria de la universidad, Amalia Calonge, compañera de la hermana de la expresidenta, cambió la nota del TFM de la política sin tener autorización para ello.

Ese contexto resulta imprescindible para llegar a la conclusión clave del ministerio público. Porque una vez que estalló el escándalo el 21 de marzo de 2018, Cifuentes necesitaba justificar que había hecho el máster. “Ella sabía que las consecuencias podían ser nefastas”. Y, entonces, se instó presuntamente a la fabricación del acta. “La única, primera y la última beneficiaria de esa acta era ella y su carrera política. Y, tan pronto como tuvo esa acta y su expediente, procedió a exhibirla”, ha expuesto la fiscal, pese a que la popular nunca había defendido el TFM ante ningún tribunal. “Utilizó un documento oficial que sabía que no respondía a la realidad y lo introdujo en el tráfico jurídico. Lo dirigió a miles de ciudadanos”. “Ella misma lo dijo en un vídeo en Twitter: ‘Las cosas se acreditan con papeles, no con palabras”.

“El documento se creó por las presiones ejercidas”, ha proseguido el ministerio público, que ha centrado entonces su arremetida en María Teresa Feito, la asesora de la Comunidad de Madrid que acudió a la universidad cuando estalló el escándalo, para quien se pide también tres años y tres meses de cárcel. La Fiscalía la considera el nexo entre Cifuentes y Cecilia Rosado, la profesora que confesó la falsificación del acta y a quien Feito llamó con “insistencia” el 21 de marzo de 2018, cuando se publica la primera información que salpicaba a la entonces presidenta autonómica.

Como ha recordado Santos, la asesora no solo estaba en el “epicentro” de la gestión para intentar solucionar la crisis y telefoneó durante todo el día a Rosado, sino que los dirigentes de la URJC daban por hecho que hablaba en nombre de la Comunidad de Madrid. Además, uno de los testigos, Andrés Martínez, vicerrector de Planificación y Estrategia, afirmó que ella fue la primera en facilitar la fecha en la que Cifuentes supuestamente había defendido el TFM: el 2 de julio de 2012. Ese día es, precisamente, el que consta en el documento falsificado. “Y entendemos que esta fecha le fue suministrada a Álvarez Conde o Rosado por alguien del entorno de Cifuentes”, ha recalcado el ministerio público, que ha puntualizado que, en aquella época, la dirigente del PP ya era subdelegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid y, por tanto, “no valía cualquier fecha”.

“La versión de Feito, [que dice que aquel día se encontraba en la universidad y contactó con los implicados por casualidad], no se sostiene. Las llamadas a Rosado fueron constantes. Bastaba el solo sonido del teléfono para recordarle a Cecilia que esta situación requería de una solución inmediata. La presión basta con que sea sutil y constante. Y más, si quien la ejerce está en el poder y quien la sufre no tiene mecanismos para protegerse”, ha destacado la fiscal. “Nada de lo que fue manifestado por Feito es veraz”. “A sabiendas de que tenía una posición privilegiada, pues tenía un pie en la Comunidad y otro en la URJC, intentó arreglar la situación”, ha dicho Santos. “Cifuentes tenía un interés evidente en salvar la situación. Ella y Feito tenían el dominio del hecho. Pero, por su cargo, Cifuentes no se manchó las manos”, ha concluido la fiscal.

“Todo se cocinó en el seno de la universidad”

Tras el turno de la Fiscalía, a la que ha seguido el abogado de la Rey Juan Carlos —que también pide cárcel para la expresidenta madrileña—, ha llegado la hora de las defensas. El letrado de Cifuentes ha calificado de “frágil” y “débil” el relato de ambas acusaciones. En su opinión, no solo no existe “prueba directa” contra la exdirigente del PP (”Rosado no menciona para nada a Cifuentes y no existe ningún otro testimonio que lo haga”), sino que no se sostienen los indicios esgrimidos contra ella. “No se ha probado que el TFM no existiera”, ha dicho. “Se han dado alternativas que justifican la presencia de Feito en el gabinete de crisis”, ha apostillado.

Tampoco, ha remachado el abogado de la exjefa del Gobierno regional, se ha acreditado que fuera Cifuentes quien “hiciera nacer” la “idea criminal” de falsificar el acta. Es decir, ha sostenido que pudo ser que se le ocurriera a Álvarez Conde durante la reunión que se produjo el 21 de marzo en la URJC, donde se dijo que “sería bueno que apareciera” ese papel. “La presión para falsificar el documento es más atribuible a las injerencias internas y exigencias del rector que a la posibilidad de unas influencias externas”, ha afirmado: “Todo se cocinó en el seno de la universidad”.

La defensa de Feito ha mantenido una línea similar. Según su abogado, la exasesora de la Comunidad no acudió el 21 de marzo a la URJC “como intermediaria, enviada o en representación de la Comunidad de Madrid”. Simplemente, había ido aquel día a la universidad a encontrarse con otro profesor. “A la luz de la prueba practicada, ¿se puede afirmar más allá de toda duda razonable que Feito actuó siguiendo instrucciones de Cifuentes? Es evidente que no. Ni era del entorno ni de la confianza de Cifuentes”, ha apuntado su letrado, que ha cargado el peso de la presión para falsificar el acta sobre el fallecido Álvarez Conde. En ese sentido, ha recordado que se han encontrado más documentos falsificados: “Era algo cotidiano [en ese máster]”. Y por tanto, según su tesis, no hacía falta que su representada y la expresidenta indujeran a fabricar ningún papel.

https://elpais.com/espana/2021-02-05/ultima-sesion-del-juicio-del-caso-master.html

CIFUENTES RETIRA LA PRUEBA QUE PRESENTÓ POR SORPRESA AL INICIO DEL JUICIO DEL ‘CASO MÁSTER’

La Fiscalía mantiene la petición de tres años y tres meses de cárcel contra la expresidenta de la Comunidad de Madrid

El juicio del caso máster ―que sienta en el banquillo a Cristina Cifuentes, expresidenta de la Comunidad de Madrid, acusada de inducir a la falsificación del acta del trabajo final de máster (TFM) que cursó en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC)― ha entrado en su recta final con la celebración de la cuarta y penúltima sesión. Una jornada, la de este viernes, que ha deparado varias novedades: la defensa de la exdirigente del PP ha aprovechado para retirar la prueba que presentó por sorpresa antes de comenzar la vista oral y, paralelamente, varios alumnos han puesto sobre la mesa más irregularidades en la expedición de este título, dirigido por el catedrático Enrique Álvarez Conde, fallecido en 2019 y calificado como “cerebro” de la trama por la juez que llevó la investigación.

La sesión de este viernes ha arrancado con el movimiento del abogado de la exjefa del Gobierno regional. Antes de que comenzaran a desfilar los últimos testigos, la defensa de Cifuentes ha decidido retirar la prueba que presentó justo antes de empezar el juicio: un pendrive que contenía una supuesta copia de seguridad de la agenda de la exdirigente del PP cuando ostentaba los cargos de delegada del Gobierno en la Comunidad y de presidenta. En dicho calendario, que no se ha aportado hasta dos años después de comenzar la instrucción, aparece que la política había apuntado el 2 de julio de 2012 como la fecha para defender su trabajo fin de máster. Sin embargo, nadie de la universidad tiene constancia de ello. El letrado de Cifuentes ha renunciado a este documento después de que el tribunal pusiese como condición para aceptarlo que todas las partes pudieran examinarlo en su integridad.

Este movimiento ha ejercido de prólogo. A continuación, varios profesores de la URJC y varios alumnos han declarado como testigos. De sus interrogatorios han brotado más anomalías que sobrevuelan este curso. Una docente, Laura Nuño, no ha reconocido su firma en varias actas que presuntamente aparecen rubricadas por ella. Tres estudiantes han asegurado que tampoco defendieron el TFM ante un tribunal. En este sentido, Roberto Enrique Medina, un profesor de la Universidad Rey Juan Carlos que se apuntó al máster, ha dicho que dejó de ir a clase muy pronto y que ni siquiera presentó un trabajo final. Pese a ello, ha remachado, recogió el título tras pagar una tasa por ello. “Eso me permitió cursar después una tesis doctoral”, ha admitido.

—¿La URJC le ha exigido la devolución del título?—, le ha preguntado entonces uno de los abogados de la defensa.

—No—, ha contestado Medina.

Otro testimonio ha infligido, por su parte, un golpe a la versión de Cifuentes. Esther González, profesora de la URJC y del máster, ha detallado que ella se relacionaba perfectamente con Álvarez Conde por correo electrónico: “Yo le he mandado trabajos por email”. Este extremo adquiere importancia después de que la expresidenta asegurase que el catedrático odiaba ese medio de comunicación. Fue la excusa que puso ante la pregunta de por qué no guardaba ningún trabajo del máster o ningún correo que intercambiase con él.

Cristina Cifuentes se sienta en el banquillo por el caso 'Máster'. En vídeo, las declaraciones de una profesora del máster.
La petición de la Fiscalía

Además de Cifuentes, para quien la Fiscalía ha mantenido este viernes la petición de tres años y tres meses de cárcel, se sientan en el banquillo María Teresa Feito ―exasesora de la Consejería de Educación madrileña y funcionaria de la Universidad Rey Juan Carlos―, que se enfrenta a la misma pena; y Cecilia Rosado, profesora del máster e integrante del tribunal que supuestamente examinó a Cifuentes. La Fiscalía, que prevé la posibilidad de que se le aplique a esta última el atenuante de confesión, solicitaba para ella 21 meses porque reconoció que falsificó el acta y colaboró con la justicia.

Ambas han adquirido un gran protagonismo. Feito, profesora de inglés de la URJC que ejercía como asesora de la Comunidad cuando estalló el escándalo, se encontraba físicamente en el epicentro de la crisis el 21 de marzo de 2018, cuando se publicó la primera noticia que salpicaba a Cifuentes. Ella misma reconoció que ese día acudió a la universidad y contactó con los implicados, pero alega que fue simple casualidad. Pese a ello, durante la vista oral, varios testigos la han situado al frente de las labores para solucionar el problema.

Según mantienen la Fiscalía y la juez instructora, la expresidenta autonómica envió a Feito a la URJC para “evitar las nefastas consecuencias políticas” que se avecinaban. Había que evitar que la noticia le perjudicara más y, para ello, se instó supuestamente a fabricar el acta del TFM. Además, Rosado ha confesado en el juicio que la falsificó porque Feito la presionó y se lo exigió expresamente.

Aunque estaba previsto que el juicio acabara este viernes, se ha habilitado finalmente el próximo viernes como jornada final. Será entonces cuando todas las partes expongan su visión de los hechos. Por último, las tres acusadas tendrán derecho a la última palabra.

https://elpais.com/espana/2021-01-29/el-juicio-del-caso-master-entra-en-su-recta-final.html




EL 'TRIBUNAL FANTASMA' DEL MÁSTER DE CIFUENTES: NI TESTIGOS NI PRUEBAS DEMUESTRAN QUE DEFENDIERA SU TRABAJO

La expresidenta dijo que expuso las "líneas generales" del TFM ante varios profesores en un acto "muy informal", pero ninguno de ellos ha aparecido Falsificaciones, cambios de notas, alumnos que obtuvieron el título sin ir a clase... El juicio revela numerosas irregularidades en la universidad Este artículo está disponible sólo para los socios y socias de infoLibre, que hacen posible nuestro proyecto. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.

¿Dónde están los profesores ante los que Cristina Cifuentes dice que expuso las líneas generales de su trabajo de fin de máster? ¿Quiénes son? ¿Fueron esas personas las que evaluaron el trabajo que ella asegura haber entregado? La expresidenta de la Comunidad de Madrid ha declarado que estuvo en una sala de juntas de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) el 2 de julio de 2012 y que allí había varias de personas, "una de ellas un hombre", y que supuso que eran profesores, a los cuales entregó el documento, sobre el que explicó "las líneas generales" en un acto que define como "muy informal".

Con el juicio sobre la supuesta falsificación del acta de su trabajo de fin de máster (TFM) a punto de concluir –sólo queda la exposición de los informes definitivos de las partes, prevista para el próximo viernes, 5 de febrero–, esas personas y ese tribunal fantasma sobre los que ha hablado Cifuentes en su declarción en la Audiencia Provincial de Madrid no han aparecido. Ningún testigo ni ninguna prueba han acreditado que ese "acto informal" se produjese tal y como ella ha explicado.

La expresidenta de la Comunidad de Madrid, que dimitió unas semanas después de saltar el escándalo a raíz de la publicación de la noticia en elDiario.es, se sienta en el banquillo por un delito de falsedad documental que puede suponerle hasta tres años y tres meses de cárcel, que es lo que pide la Fiscalía para ella.

En la segunda jornada de la vista oral, Cifuentes defendió, a preguntas de la fiscal, que no sabe si esas personas a las que explicó el contenido de su trabajo "eran del tribunal que luego lo evaluó o no". Según indicó, no les conocía porque nunca fue a clase, sino que cursó el máster a distancia pues la asistencia no era obligatoria, examinándose a través de trabajos. Sin embargo, no ha podido presentar esos trabajos ni el de fin de máster porque, según afirma, los debió perder en alguna de las mudanzas que ha realizado en estos años. "No leí el trabajo, les entregué el trabajo y les expliqué cuáles eran las líneas generales", dijo. Tampoco sabe decir qué profesores eran los que supuestamente estuvieron en esa sala de juntas, sus nombres o los cargos que tenían en la URJC. Sólo aportó que uno de ellos era un hombre.

En los sucesivos días del juicio, ningún testigo ha confirmado la versión de la expresidenta. Las tres firmas de profesoras que aparecen en el acta de fin de máster, la que se falsificó según lo que cree la Fiscalía, no son las de esas personas de las que habla Cifuentes. Así lo han manifestado las tres. Primero, Cecilia Rosado, acusada también por falsificar el acta y las firmas de sus compañeras y quien ha reconocido todos los hechos, motivo por el cual el Ministerio Público pide que se le aplique la atenuante por confesión. Después, Clara Souto y Alicia Pérez de los Mozos, admitieron que mostraron sus rúbricas a Rosado en una videollamada pero sin saber que era para la falsificación, sino creyendo que era para algo menor, y aseguraron que no estuvieron en esa sala en la que supuestamente la expresidenta entregó su trabajo.

Por la sala de vistas de la Audiencia Provincial de Madrid han ido pasando durante la vista oral otros testigos, entre ellos exalumnos del máster, responsables de la universidad y profesores del Instituto de Derecho Público que dirigía el catedrático Enrique Álvarez Conde, otro de los procesados en esta causa y que falleció en abril de 2019. Ninguno ha dicho que formara parte de ese plantel de profesores el 2 de julio de 2012.

Pero es que además, la prueba inesperada que presentó la defensa de Cifuentes el primer día del juicio, un pendrive con su agenda electrónica de 2012, fecha en que era delegada del Gobierno en Madrid, en la que presuntamente aparece un apunte sobre una cita en la URJC para el 2 de julio de ese año, ha sido retirada este viernes después de que los magistrados de la Audiencia de Madrid le comunicaran que sólo se admitiría si entregaba el contenido completo. El abogado de la expresidenta, José Antonio Choclán, considera esta medida, por la que las partes tendrían acceso a todos los datos de esa agenda, "desproporcionada", por lo que ha optado por renunciar a la prueba.

Cifuentes afirmó durante su comparecencia que no asistió a clase y que su único interlocutor para cursar el máster fue Álvarez Conde. Según dijo, todos los trabajos se los entregó a él en formato físico porque al catedrático no le gustaba la comunicación vía e-mail. Otro extremo que después fue desmentido por profesores de la URJC, quienes han declarado que se comunicaban con Álvarez Conde por cualquier vía, también a través del correo electrónico y que él no tenía ningún inconveniente en utilizar este método.

Firmas falsificadas, cambios de notas y trabajos sin defender

Lo que se ha puesto de manifiesto durante todo el juicio a Cifuentes son todo tipo de irregularidades que rodean los másteres que ofrecía el Instituto de Derecho Público. Por la sala de vistas han pasado exalumnos que han reconocido que no asistieron a clase, otros que no defendieron su TFM e incluso alguno que ha afirmado que no llegó a cursar el máster. Uno de éstos ha admitido que ni lo cursó ni presentó TFM, pero que, pese a ello, recogió su título después de pagar una tasa por ello, un título que le permitió después estudiar un doctorado.

Profesores y antiguos alumnos han constatado que se falsificaban firmas u otros documentos, extremo que también ha sido confirmado por los peritos de la Guardia Civil. Incluso, la propia expresidenta madrileña garantizó que no reconoce una firma que aparece como suya en un documento de matriculación del mes de octubre de 2012 ni el impreso en el que está estampada. "Han falsificado mi firma", resaltó durante el juicio.

Por otra parte, una funcionaria de la universidad, Amelia Calonge, confirmó en su declaración como testigo que cambió las notas del máster de Cifuentes de no presentado a notable a petición de otro catedrático, Pablo Chico, por lo que no puso en cuestión la orden. De hecho, también remarcó que el de la exdirigente del PP no fue un caso único y que cambió las notas de "muchísimos alumnos". Después, el propio Chico negó que pidiera eso a Calonge y aseveró que las presiones que recibió cuando saltó la polémica procedían de la Comunidad de Madrid.

La versión de Calonge también fue puesta en duda por José Antonio Lobato, exresponsable de Postgrado y Títulos Propios de la URJC, quien explicó que su departamento se encargaba de la rectificación de notas si había algún error, pero que la funcionaria no pertenecía a su servicio, por lo que no estaba autorizada a hacer modificaciones como esas. Lobato también desmintió partes de la declaración de Cifuentes al señalar que la asistencia a clase del máster era obligatoria desde 2007 y que cuando saltó la polémica el rector le pidió que recopilara las actas concernientes a la expresidenta, pero que se dio cuenta de que no constaba la del TFM.

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2021/01/29/el_tribunal_fantasma_del_master_cifuentes_testigos_pruebas_demuestran_que_defendiera_trabajo_116023_1012.html

 

 

CRISTINA CIFUENTES SE ENFRENTA A TRES AÑOS DE CÁRCEL POR EL ‘CASO MÁSTER’

 

La Audiencia Provincial de Madrid comienza este lunes el juicio contra la expresidenta de la Comunidad de Madrid

 

La Audiencia Provincial de Madrid comienza este lunes el juicio contra la expresidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes, quien se enfrenta a una petición del fiscal de tres años y tres meses de cárcel por el caso máster.

 

El Ministerio Público acusa a la exdirigente del PP de ser la inductora de la falsificación del acta que acredita que había acabado y defendido su máster, lo que no hizo.

 

La Sección 15 de la audiencia madrileña celebrará el juicio del denominado caso máster, que saltó en 2018, los días 18, 22, 25 y 29 de enero, tras su suspensión por la pandemia en mayo de 2020. Una vista que será retransmitida en directo.

 

Se sentarán finalmente en el banquillo tres personas, aunque hubo una veintena de imputados entre profesores y alumnos.

 

La Fiscalía pide tres años y tres meses de cárcel para Cristina Cifuentes por un presunto delito de falsedad documental, así como para María Teresa Feito, exasesora de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid y funcionaria de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC).

 

Solicita también 21 meses de prisión como autora de la falsificación del acta para Cecilia Rosado, integrante del tribunal que supuestamente examinó a Cifuentes, una pena inferior a la de la expresidenta porque reconoció los hechos y colaboró en la investigación.

 

Debido a la situación sanitaria las sesiones no podrán ser seguidas en la sala por la prensa, que sí tendrá acceso en directo por internet, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

 

Cifuentes anunció su dimisión el 25 de abril de 2018, justo 36 días después de estallar la polémica por las irregularidades en su máster y tras la difusión de una información en la que se le atribuye un supuesto hurto en un supermercado en 2011.

 

Rosado fue nombrada directora del Máster en Derecho Autonómico y Local en octubre de 2011, impartido en el curso 2011-2012 por el Instituto de Derecho Público, asociado a la URJC.

 

El juicio se tenía que haber celebrado en mayo de 2020

 

La Audiencia de Madrid suspendió el juicio a Cifuentes hace 9 meses

 

La Fiscalía imputaba a Enrique Álvarez Conde, catedrático de la URJC y exdirector del Instituto de Derecho Público, que falleció en abril de 2019, ser coautor indirecto del delito y le reclamaba por ello tres años y nueve meses de prisión.

 

En su escrito de acusación el Ministerio Público considera que Cifuentes indujo a esa falsificación a sabiendas de que acreditaba una defensa del trabajo de fin de máster que “jamás se produjo” y que exhibió en varios medios y redes sociales “para evitar las nefastas consecuencias políticas a las que debería enfrentarse”.

 

Según el escrito del fiscal, cuando eldiario.es publicó que Cifuentes no tenía aprobadas todas las asignaturas del máster, la expresidenta se puso en contacto con Feito porque había sido profesora en la Rey Juan Carlos durante años y tenía una buena relación con profesores, el rector y el catedrático Álvarez Conde.

 

Cifuentes quería que Feito hiciera las gestiones oportunas “con la finalidad de resolver la crisis que la noticia había provocado”, a lo que esta accedió, añade la Fiscalía.

 

Así, de acuerdo con Álvarez Conde, “y a sabiendas de que Cristina Cifuentes no había superado todas las asignaturas, no había hecho el trabajo fin de máster (TFM) y no había procedido a su defensa”, decidieron que se confeccionaría un acta a la que se le daría “apariencia de verosimilitud”.

 

Todo ello, continúa el fiscal, para acreditar públicamente que la expresidenta había cursado el máster con normalidad y superado todos los trámites necesarios.

 

La Fiscalía destaca que Rosado hizo constar “mendazmente” que “reunidos el tribunal de evaluación con fecha 2/07/2012, acuerda otorgar al alumno la calificación global de notable (7,5)” y estampó en el acta su firma y otras dos imitando las de sendas profesoras.

 

A continuación, creó un correo electrónico a nombre de Álvarez Conde y envió el acta al correo electrónico del rector, “que ignoraba las manipulaciones realizadas”, según el Ministerio Público.

 

Ese mismo día, de forma “insistente” y “agobiante”, Feito llamó hasta en 21 ocasiones al teléfono personal de Rosado “indicándole que aquella situación debería quedar resuelta como fuere y que, en caso contrario, la acusada Cristina Cifuentes les iba a cortar la cabeza”.

 

https://www.mundodeportivo.com/actualidad/20210117/491618849673/cristina-cifuentes-se-enfrenta-a-tres-anos-de-carcel-por-el-caso-master.html

 

 

LOS PROTAGONISTAS DEL CASO MÁSTER, TRES AÑOS DESPUÉS: LAS PROFESORAS SIGUEN DANDO CLASE EN LA URJC

 

Las docentes del máster de Cifuentes continúan dando clase en la Universidad Rey Juan Carlos. El catedrático Enrique Álvarez Conde, director del posgrado, falleció en 2019. El rector hace frente este año a unas nuevas elecciones para renovar su mandato

 

Casi tres años después de que estallase el Caso Máster, la mayor parte de sus protagonistas continúan trabajando en la Universidad Rey Juan Carlos. El escándalo desvelado por elDiario.es destapó una trama académica en la que alumnos VIP obtenían títulos de posgrado sin esfuerzo, mientras sus compañeros de promoción, estudiantes anónimos, tenían que realizar exámenes, entregar trabajos y asistir a clase. La investigación periodística salpicó a políticos de diferentes partidos: a la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes; al líder actual del Partido Popular, Pablo Casado; y a la ministra socialista, Carmen Montón. Las informaciones que se fueron publicaron terminaron con la carrera política de Cifuentes y Montón.

 

La expresidenta del PP de Madrid alargó durante 36 días la polémica. En todo momento negó los hechos, llegando a aportar argumentaciones contradictorias con el paso del tiempo y conforme los protagonistas del escándalo iban desmontando su coartada. Este lunes la causa llega a juicio, aunque en ella solo se investigará la falsificación del acta con la que la política retirada intentó justificar que había defendido el Trabajo de Fin de Máster (TFM). Cifuentes se sienta en el banquillo junto a una exasesora de la Comunidad de Madrid y una profesora universitaria. Estos fueron los protagonistas del Caso Máster:

 

Cristina Cifuentes. Imputada por un delito de falsedad en documento oficial por instigar la elaboración del acta de su Trabajo Fin de Máster, después de que elDiario.es desvelase que obtuvo un posgrado en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) con notas falsificadas. Con su abandono de la política, en los últimos meses se ha dedicado a participar en tertulias de televisión de Mediaset, entre ellos el programa Todo es Mentira, que se emite en Cuatro y está presentado por Risto Mejide. También figura como abogada ejerciente en el registro del Colegio de Abogados de Madrid. La exlideresa del PP tiene una plaza en la Universidad Complutense. Se trata de un puesto que consiguió en 2001 con un tribunal que incluía a dos amigos personales y en el que se encuentra en excedencia desde 2018, según confirman desde la UCM. 

 

En el juicio que arranca este lunes la Fiscalía solicita para ella tres años y tres meses de prisión como inductora de la falsificación del acta "a sabiendas" de que acreditaba una defensa de TFM "que jamás se produjo" y que exhibió redes sociales "para evitar las nefastas consecuencias políticas a las que debería enfrentarse". Por su parte, la defensa de la Universidad Rey Juan Carlos aumenta la petición a cuatro años de cárcel por instigar la elaboración de un documento académico falso. Cifuentes mantiene su título de máster.

 

Enrique Álvarez Conde. La investigación judicial le situó en el centro de la trama, como el "urdidor" de un "plan preconcebido", centrado "en regalar títulos académicos" para crear "un clima favorable" entre relaciones políticas y profesionales. Este catedrático era el responsable del Instituto de Derecho Público, encargado de impartir el máster de Cifuentes. Falleció el 1 de abril de 2019 a causa de un cáncer de pulmón. Antes de su muerte, la Fiscalía también le señaló como coautor indirecto del delito y reclamó para él tres años y nueve meses de prisión.

 

María Teresa Feito. Exasesora de la Comunidad de Madrid y funcionaria de la URJC. Imputada, con una petición de tres años y tres meses de prisión por parte de la Fiscalía. Cuando esta redacción destapó el escándalo Feito sirvió de vínculo entre el Gobierno autonómico y la URJC, donde había dado clase y conservaba varios amigos. En el juicio se dilucidará si supuestamente presionó a la Universidad para elaborar esa coartada.

 

El Ministerio Público determinó en su escrito que actuó compinchada con Enrique Álvarez Conde, director del instituto que organizó el master, "y a sabiendas de que Cristina Cifuentes no había superado todas las asignaturas, no había hecho el trabajo fin de máster (TFM) y no había procedido a su defensa", decidieron que se confeccionaría un acta a la que se le daría "apariencia de verosimilitud".

 

Feito abandonó su puesto como asesora de la Consejería de Educación, después de que Cecilia Rosado, profesora que también está imputada en el caso, asegurase ante la jueza que le había amenazado. "Arreglad esto o la presidenta y el rector os matan", fueron las palabras de Feito, según el relato de Rosado. Esta mujer tiene plaza como docente de Filología Inglesa en la URJC en el departamento de Derecho Público II y Filología, tal y como figura en la web del centro. Fuentes del rectorado aseguran que actualmente “sigue en activo”. Esta redacción ha intentado contactar con Feito, sin haber recibido respuesta por el momento.

 

Cecilia Rosado. Profesora de la URJC. Imputada en la causa, aunque la Fiscalía solicita una pena inferior (21 meses de prisión) para ella porque reconoció los hechos y colaboró en la investigación. El Ministerio Público señala a Rosado como autora de la falsificación del acta, según detalla en su escrito la docente accedió a ello por la "fuerte jerarquía" existente entre ella y el catedrático Álvarez Conde y "ante el temor de las posibles consecuencias negativas para su trabajo, de no acatar lo que se le pedía". La profesora falsificó las firmas de sus compañeras Clara Souto y Alicia López de los Mozos. Continúa como docente en la URJC compartiendo departamento (Derecho Público I y Ciencia Política) con las otras dos profesoras que se vieron salpicadas también por el escándalo. Este curso está impartiendo asignaturas sobre Introducción al Derecho, Historia del Constitucionalismo Español e Instituciones Públicas y Privadas Españolas y Europeas (deontología), como recoge la web de la URJC.

 

 Pablo Chico de la Cámara. Director del departamento de Derecho Público I y Ciencia Política. Junto a Álvarez Conde fue el catedrático que acompañó al rector en la rueda de prensa que organizó la Universidad para desmentir la información de elDiario.es el mismo día que fue publicada. Este docente llegó a defender la actividad académica de Cristina Cifuentes por escrito. "Tengo constancia de que la estudiante Cristina Cifuentes Cuencas se personó al examen de la citada asignatura porque corregí yo el examen personalmente", explicó en un documento. Este curso está impartiendo una asignatura de Derecho Financiero y Tributario en el campus de Vicálvaro en varios grados. Según su perfil en la web del campus, también es responsable de materias relacionadas con fiscalidad y la litigación civil y mercantil en varios posgrados.

 

Alicia López de los Mozos. Profesora especializada en Derecho Constitucional, forma parte del departamento dirigido por Chico de la Cámara, según la información publicada en el portal online de la universidad. Este curso está impartiendo en el campus de Vicálvaro asignaturas relacionadas con su área de investigación y sobre deontología profesional. López de los Mozos fue la primera discípula de Álvarez Conde que se desmarcó de la coartada principal. El acta confeccionada para defender el título de Cifuentes la situaba como presidenta del tribunal, sin embargo, ella reconoció que no estuvo en la evaluación de la expresidenta de la Comunidad de Madrid. Junto a su compañera Cecilia Rosado, esta docente también estuvo imputada hasta que la jueza decidió archivar la mayor parte del caso tras la decisión del Supremo de rechazar la investigación sobre el posgrado de Pablo Casado. Ya no está siendo investigada.

 

Clara Souto. Profesora. Su nombre, fue el tercero que figuró en el acta de TFM que Cifuentes difundió para defender que había cursado el posgrado. Como el resto de sus compañeras, continúa en la URJC, compartiendo departamento con Chico de la Cámara, Rosado y López de los Mozos. Actualmente es docente de Derecho de la Comunicación e Introducción al Derecho Público, según la información recogida en la web de la universidad. Souto también estuvo imputada unos meses hasta que el Supremo emitió su decisión sobre el título de Casado.

 

Amalia Calonge. Funcionaria. La empleada de la URJC que cambió las notas de Cifuentes ha sido, junto a Álvarez Conde, la única trabajadora a la que el centro universitario ha abierto un expediente. Calonge tendrá que hacer frente a un año de suspensión de empleo y sueldo, aunque la sanción todavía no se ha ejecutado porque ha sido recurrida por la afectada. Su letrado explica que este procedimiento judicial se encuentra ya a la espera de sentencia. Su plaza está adscrita al equipo del gerente en el campus de Móstoles, según las fuentes consultadas. Actualmente, "está de baja", explican desde el Rectorado, aunque su abogado no ha confirmado esta información.

 

 Javier Ramos. Rector. Afronta el 2021 con un nuevo proceso electoral en el que se determinará su la comunidad universitaria apoya su primer mandato o eligen a otro candidato. El Casto Máster le estalló cuando llevaba poco más de un año en el cargo. En un primer momento avaló a Cifuentes y Álvarez Conde, aunque finalmente terminó llevando la investigación interna promovida por la Universidad a la Fiscalía. La confesión de López de los Mozos fue el punto de inflexión del cambio de actitud del máximo responsable del campus. Este lunes acudirá como testigo al juicio. Con él al frente, la URJC solo ha actuado contra Calonge y Álvarez Conde.

 

Raquel Ejerique e Ignacio Escolar. Continúan como investigados por un delito de "revelación de secretos" en otro juzgado de Plaza Castilla tras la querella interpuesta por Cifuentes, después de que estos periodistas desvelaran el escándalo académico que terminó con su carrera política.

 

https://www.eldiario.es/madrid/alvarez-conde-cifuentes-rector-ramos-pasado-protagonistas-caso-master_1_6772162.html

 

CIFUENTES SE SIENTA EN EL BANQUILLO POR EL FALSO MÁSTER QUE DINAMITÓ SU CARRERA Y DESCABEZÓ LA COMUNIDAD Y EL PP DE MADRID

 

Cifuentes se enfrenta a peticiones de cuatro años de cárcel por las maniobras para tapar el escándalo de su posgrado.

 

Las maniobras para intentar tapar el escándalo de su fraudulento máster llevarán al banquillo en una semana a Cristina Cifuentes. Tras aplazarse la pasada primavera por la pandemia del coronavirus, la vista en la que la expresidenta de la Comunidad de Madrid se enfrenta a una pena de hasta cuatro años de cárcel por un delito de falsedad en documento oficial se iniciará el próximo 18 de enero en la Audiencia Provincial de Madrid.

 

Esta primavera se cumplirán tres años desde que el caso destapado por elDiario.es acabó con la carrera de Cifuentes, una política que había intentado labrarse una imagen de "tolerancia cero" contra la corrupción tras suceder en el cargo a políticos de su mismo partido acorralados en diferentes sumarios como Ignacio González y Esperanza Aguirre. Al final ella misma se vio forzada a dimitir por el escándalo de los posgrados que la Universidad Rey Juan Carlos regalaba a alumnos VIP sin hacer nada o casi nada. Desde entonces, el PP regional —que sigue presidiendo la Comunidad, aunque ahora en coalición con Ciudadanos y con el liderazgo el más frágil de los últimos 25 años— sigue descabezado en manos de una gestora.

 

La solución provisional tras la caída de Cifuentes fue colocar al veterano Pío García Escudero al frente del partido desde mayo de 2018 para pilotar la transición a un nuevo liderazgo. No está previsto que haya un nuevo presidente o presidenta hasta finales de este año, cuando se celebre el próximo congreso regional. Ángel Garrido, la solución de emergencia para sustituir a Cifuentes al frente del Gobierno regional, saltó a Ciudadanos en vísperas de las autonómicas de 2019. E Isabel Díaz Ayuso, la apuesta personal de Pablo Casado para ocupar después ese puesto, se dejó 338.000 papeletas en las urnas y 18 diputados en aquellas elecciones, aunque últimamente ha empezado a remontar en las encuestas a costa de su socio de gobierno.

 

Al equilibrio parlamentario que Cifuentes mantuvo con Ciudadanos, el PP tuvo que sumar tras las últimas autonómicas el apoyo externo de Vox y abrirse a un gobierno de coalición que año y medio después está partido en dos mitades.

 

Acta falsificada

 

Cifuentes, que el 1 marzo de 2019 anunció a través de Instagram que se daba de baja del PP, participa hoy como tertuliana en varios programas de televisión del grupo Mediaset. La expresidenta regional se expone a una condena no por el fraude del máster en sí, que obtuvo sin haber aprobado todas las asignaturas, sin haber ido a clase y sin haber entregado el Trabajo Fin de Máster (TFM); sino por la falsificación del acta con la que intentó justificar que había defendido ese trabajo. Es decir, por lo que se le juzga no es por haber recibido el título de un máster sin hacerlo cuando ya era cargo público sino por la coartada que exhibió en varios medios y redes sociales y con la que intentó salvar su carrera política tras la exclusiva de elDiario.es que reveló que sus notas habían sido falsificadas.

 

La Fiscalía, que pide para ella tres años y tres meses de cárcel, la considera inductora de la falsificación del acta "a sabiendas" de que acreditaba una defensa de TFM "que jamás se produjo" y que exhibió públicamente "para evitar las nefastas consecuencias políticas a las que debería enfrentarse". La representación letrada de la Universidad Rey Juan Carlos eleva su petición a cuatro años de cárcel por instigar a falsear el documento que luego enseñó en las redes sociales.

 

El fiscal señala a la profesora Cecilia Rosado como autora de la falsificación del acta y pide para ella 21 meses de prisión, una pena inferior a la de la expresidenta porque esta sí reconoció los hechos y colaboró en la investigación. Para María Teresa Feito, exasesora de la Comunidad de Madrid que supuestamente presionó a la universidad para elaborar esa coartada, solicita otros tres años y tres meses de prisión.

 

Este proceso también se dirigía contra Enrique Álvarez Conde, responsable del Instituto de Derecho Público (IDP) que impartía el máster, fallecido en abril de 2019. Según el relato del fiscal, Cifuentes contactó con Feito por la influencia que esta asesora tenía en la universidad, de la que había sido profesora y donde conservaba varios amigos, "para que la misma hiciere las gestiones oportunas con la finalidad de resolver la crisis" que "había provocado" la publicación de la exclusiva de este periódico. Y Feito se puso en contacto con Álvarez Conde para confeccionar un acta falsa "a sabiendas de que Cristina Cifuentes, no había superado todas las asignaturas, no había hecho el TFM y no había procedido a su defensa".

 

Ese documento con "apariencia de verosimilitud" serviría para acreditar de cara a los medios de comunicación que la entonces presidenta regional había cursado el máster, según el fiscal. Durante la instrucción, Cifuentes alegó que hizo el trabajo y lo había defendido ante un tribunal, una versión que "no resultó creíble" a la instructora del caso, Carmen Rodríguez-Medel.

 

Regalo de títulos 

Por tanto, lo que se juzgará a partir del próximo 18 de enero serán las maniobras con las que la se intentó tapar el escándalo, no el supuesto sistema de regalo de títulos a personajes VIP que desveló este periódico. Los indicios que apuntaban a que en el Instituto de Derecho Público de la Rey Juan Carlos se regalaron títulos a dirigentes políticos y a otros alumnos "escogidos" que tenían una relación próxima con Álvarez Conde quedaron sin investigar tras la decisión de la jueza Rodríguez-Medel de dar carpetazo a gran parte de la causa en octubre de 2018.

 

La jueza tomó esa decisión tras la negativa del Tribunal Supremo a investigar al líder del PP, Pablo Casado, que también obtuvo un título en esa universidad sin conocer a sus profesores, sin ir a clase y sin hacer exámenes de un posgrado presencial. El Alto Tribunal rechazó admitir a trámite la exposición razonada en la que Rodríguez-Medel solicitaba la apertura de una investigación por los delitos de prevaricación y cohecho impropio en relación a esos estudios al no apreciar "indicios consistentes" de actuación delictiva por parte de Casado. Los jueces de la Sala de lo Penal, sí admitieron, no obstante, la existencia de "indicios" de que el líder del PP recibió un "trato de favor".

 

De forma paralela, en otro juzgado de Plaza de Castilla siguen imputados por un supuesto delito de revelación de secretos el director de elDiario.es, Ignacio Escolar, y la ex redactora jefa de Política Social, Raquel Ejerique. Ambos periodistas sacaron a la luz las irregularidades de la expresidenta regional en torno a este máster, lo que derivó en su dimisión y el final de su carrera política.

 

https://www.eldiario.es/politica/cifuentes-sienta-banquillo-falso-master-dinamito-carrera-politica-descabezo-comunidad-pp-madrid_1_6735946.html

 

 

CRISTINA CIFUENTES SE SENTARÁ EN EL BANQUILLO DE LOS ACUSADOS EN ENERO DE 2021

 

La expresidenta de la Comunidad de Madrid se enfrenta a tres años y tres meses de prisión por inducir a falsificar un acta de la Universidad Rey Juan Carlos.

 

La expresidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes se sentará en el banquillo de los acusados el próximo 18 de enero de 2021 acusada como inductora de la falsificación de un acta de la Universidad Rey Juan Carlos para demostrar que había cursado un máster que en realidad, y según la acusación, no había realizado.

 

Según confirman fuentes jurídicas a La Vanguardia, la Audiencia Provincial de Madrid ha fijado el juicio para varios días de enero, el 18, 22, 25 y 29 del primero mes del próximo año. La Sección 15 del tribunal  había fijado inicialmente la vista oral para mayo pero quedó en suspenso tras el decreto del estado de alarma.

 

La Fiscalía pide en sus conclusiones provisionales tres años y tres meses de cárcel para Cristina Cifuentes por un presunto delito de falsedad documental. En su escrito de acusación el Ministerio Público considera que la expresidenta indujo a esa falsificación a sabiendas de que acreditaba una defensa de trabajo de fin de máster que “jamás se produjo” y que exhibió en varios medios y redes sociales “para evitar las nefastas consecuencias políticas a las que debería enfrentarse”.

 

Por este asunto, que fue investigado por la titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, también estaba imputado Enrique Álvarez Conde, catedrático de la URJC y exdirector del Instituto de Derecho Público, como coautor indirecto del delito, quien en plena investigación falleció.

 

Acta confeccionada

 

Según el escrito del fiscal, cuando eldiario.es publicó que Cifuentes no tenía aprobadas todas las asignaturas del máster, la expresidenta se puso en contacto con una profesora en la Rey Juan Carlos durante años y tenía una buena relación con profesores, el rector y el catedrático Álvarez Conde.

 

Cifuentes quería que María Teresa Feito, exasesora de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid y funcionaria de la URJC, hiciera las gestiones oportunas “con la finalidad de resolver la crisis que la noticia había provocado”, a lo que la ésta accedió, añade la Fiscalía.

 

Así,de acuerdo con Álvarez Conde, “y a sabiendas de que Cristina Cifuentes no había superado todas las asignaturas, no había hecho el trabajo fin de máster (TFM) y no había procedido a su defensa”, decidieron que se confeccionaría un acta a la que se le daría “apariencia de verosimilitud”.

 

El objetivo era acreditar de cara a los medios de comunicación que la expresidenta había cursado el máster con normalidad y superado todos los trámites necesarios para la obtención del título académico correspondiente.

 

https://www.lavanguardia.com/politica/20200707/482180828778/cifuentes-juicio-master-audiencia-madrid.html

 

SUSPENDIDO EL JUICIO CONTRA CRISTINA CIFUENTES POR LA FALSIFICACIÓN DE SU MÁSTER

 

La Audiencia de Madrid aplaza la vista, en la que el fiscal pedía tres años de cárcel para la expresidenta de la comunidad autónoma, a consecuencia del coronavirus

 

La Audiencia Provincial de Madrid ha suspendido, debido a la situación sanitaria que atraviesa el país, el juicio contra la expresidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes, acusada de ser la inductora de la falsificación del acta que acredita que había defendido su máster, lo que jamás ocurrió.

 

Fuentes jurídicas han informado de la suspensión de la vista oral, que estaba prevista para los próximos días 11, 12, 13 y 14 de mayo. No obstante, no se ha fijado nueva fecha para su celebración. La Fiscalía pide tres años y tres meses de cárcel para Cristina Cifuentes por un presunto delito de falsedad documental así como para María Teresa Feito, exasesora de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid y funcionaria de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC).

 

Solicita también 21 meses de prisión como autora de la falsificación del acta para Cecilia Rosado, integrante del tribunal que supuestamente examinó a Cifuentes, una pena inferior a la de la expresidenta porque reconoció los hechos y colaboró en la investigación. Rosado fue nombrada directora del Máster en Derecho Autonómico y Local en octubre de 2011, impartido en el curso 2011-2012 por el Instituto de Derecho Público, asociado a la URJC.

 

En su escrito de acusación el Ministerio Público considera que Cifuentes indujo a esa falsificación a sabiendas de que acreditaba una defensa de trabajo de fin de máster que «jamás se produjo» y que exhibió en varios medios y redes sociales «para evitar las nefastas consecuencias políticas a las que debería enfrentarse».

 

Sin superar las asignaturas

Según el escrito del fiscal, cuando un medio de comunicación publicó que Cifuentes no tenía aprobadas todas las asignaturas del máster, la expresidenta se puso en contacto con Feito porque había sido profesora en la Rey Juan Carlos durante años y tenía una buena relación con profesores, el rector y el catedrático Enrique Álvarez Conde, que estaba acusado pero que falleció hace un año. Cifuentes quería que Feito hiciera las gestiones oportunas «con la finalidad de resolver la crisis que la noticia había provocado», a lo que esta accedió, añade la Fiscalía.

 

Así, de acuerdo con Álvarez Conde, «y a sabiendas de que Cristina Cifuentes no había superado todas las asignaturas, no había hecho el trabajo fin de máster (TFM) y no había procedido a su defensa», decidieron que se confeccionaría un acta a la que se le daría «apariencia de verosimilitud».

 

Todo ello, continúa el fiscal, para acreditar de cara a los medios de comunicación que la expresidenta había cursado el máster con normalidad y superado todos los trámites necesarios para la obtención del título académico correspondiente.

 

La Fiscalía destaca que Rosado hizo constar «mendazmente» que «reunidos el tribunal de evaluación con fecha 2/07/2012, acuerda otorgar al alumno la calificación global de notable (7,5)» y estampó en el acta su firma y otras dos imitando las de sendas profesoras. A continuación, creó un «e-mail» a nombre de Álvarez Conde y envió el acta al correo electrónico del rector, «que ignoraba las manipulaciones realizadas», según el Ministerio Público.

 

Ese mismo día, de forma «insistente» y «agobiante», María Teresa Feito llamó hasta en 21 ocasiones al teléfono personal de Cecilia Rosado «indicándole que aquella situación debería quedar resuelta como fuere y que, en caso contrario, la acusada Cristina Cifuentes les iba a cortar la cabeza».

 

https://www.hoy.es/nacional/suspendido-juicio-cristina-20200427135309-ntrc.html?ref=https:%2F%2Fwww.google.com

 

 

LA TERCERA JUEZA QUE INVESTIGA EL ORIGEN DE LA EXCLUSIVA DEL CASO MÁSTER SE INHIBE POR "AMISTAD" CON CIFUENTES

 

La causa, en la que están imputados los periodistas Ignacio Escolar y Raquel Ejerique, lleva 16 meses sin apenas avances en la investigación

 

La tercera jueza ha tenido que renunciar al caso porque es amiga personal de Cifuentes y trabajó con ella en su etapa de presidenta regional

 

La expresidenta está a la espera del juicio en el que se enfrenta a tres años de cárcel por la falsificación de acta de su Trabajo de Fin de Máster

 

La vía judicial que emprendió Cristina Cifuentes contra la exclusiva sobre su falso Máster continúa atascada en los juzgados 16 meses después. La querella que interpuso en abril de 2018 contra los periodistas de eldiario.es Ignacio Escolar y Raquel Ejerique ha pasado por las manos de tres jueces instructores. La última tampoco avanzará nada: se ha abstenido por la "amistad y el cariño" que la unen a la expresidenta madrileña.

 

La causa se inició con la querella que Cifuentes anunció a finales del mes de marzo de 2018 contra eldiario.es y que materializó semanas más tarde, solo unos pocos días antes de dimitir. En ella acusa a ambos periodistas de un delito agravado de revelación de secretos penado con hasta cinco años de cárcel. La Fiscalía se mostró favorable a investigar el origen de las informaciones que demostraron que la expresidenta no había cursado el Máster de Derecho Público del Estado Autonómico en la universidad pública Rey Juan Carlos.

 

La investigación, cuyos únicos avances han sido la declaración de algunos implicados y un informe policial que recoge los pantallazos publicados por eldiario.es, cayó hace unas semanas en manos de una tercera jueza de instrucción. Tampoco ella dará pasos nuevos. María Cristina Díaz Márquez emitió el pasado 4 de julio un auto, al que ha tenido acceso eldiario.es, en el que se abstiene de continuar al frente de la causa por la estrecha relación que le une a la querellante.

 

"Concurre en el Juez que suscribe la circunstancia de tener con la querellante relación de amistad y cariño mutuo desde hace muchos años", escribe Díaz Márquez, que detalla a continuación los cargos de libre designación, esos cuyos titulares se escogen "a dedo", que ha desempeñado por orden de Cifuentes.

 

La jueza, ahora titular del juzgado de instrucción número 29 de Madrid, fue nombrada en febrero de 2012 directora General de Política Interior en el Ministerio del Interior, poco después de que el PP accediese al Gobierno tras las elecciones de noviembre de 2011. Permaneció en ese cargo hasta que Cifuentes ganó las elecciones a la Comunidad de Madrid en 2015.

 

En julio de ese año pasó al Gobierno regional: "La querellante me ofreció personalmente un cargo discrecional dado el grado de confianza hacia mi persona y por la relación que teníamos", admite la jueza. Ese cargo fue el de directora general de Seguridad de la Comunidad de Madrid.

 

Solo unos meses después, Cifuentes le pidió que asumiera, además de la de Seguridad, la Dirección General de Justicia de Madrid. Lo hizo, sostiene la magistrada, "por la relación de amistad, respeto y confianza mutua" que ambas tenían. En febrero de 2017, añade la jueza, volvió a su cargo en el Gobierno de España "por motivos estrictamente personales", y permaneció en ese puesto "hasta el cambio de Gobierno con la moción de censura".

 

Díaz Márquez cita a continuación la Ley Orgánica del Poder Judicial, en concreto el apartado en el que se considera como causa de abstención de un juez la "amistad íntima o enemistad manifiesta con cualquiera de las partes", para concluir que debe apartarse de la investigación. Ahora la causa caerá en manos de otro juez, el cuarto.

 

La investigación continuará a pesar de que se han superado los plazos máximos dictados por la ley. La reforma del PP estableció un límite de seis meses para las investigaciones penales que en esta causa se han rebasado ampliamente, porque la Fiscalía no solicitó que ese plazo se ampliase. La exgerente de la URJC, imputada en el caso, se lo hizo saber al anterior juez. María Teresa Sánchez Magdaleno argumentó que debían anularse todas las diligencias ordenadas después de octubre de 2018, cuando caducó la investigación.

 

Sin embargo, el anterior juez, Jesús de Jesús Sánchez, rechazó cerrar el caso. Dijo que la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal no obligaba al archivo de la causa cuando se superaban los plazos porque "propiciaría la impunidad de hechos presuntamente constitutivos de delito, y lesionaría sin duda el derecho a la tutela judicial efectiva de los que afirman ser perjudicados por un presunto delito y reclaman la acción de la Justicia".

 

La petición de la exgerente no reclamaba el cierre del caso, sino simplemente que se anulase lo actuado fuera de plazo. Pero el juez no accedió al considerar que no se ha producido ningún menoscabo a los derechos de los imputados: "Ninguna infracción procesal se ha cometido y ninguna indefensión se ha causado".

 

Ahora será un cuarto juez el que tendrá que decidir sobre la causa que abrió Cifuentes para tratar de demostrar que su versión sobre el caso Máster era correcta –esa que se ha ido desmontando con cada paso de la investigación principal– y para cargar contra los dos periodistas que publicaron las informaciones, que siguen imputados. Por su parte, la expresidenta está a la espera de que se ponga fecha al juicio en el que se enfrenta a tres años y tres meses de cárcel, dos menos que los que ella reclama para Ignacio Escolar y Raquel Ejerique.

 

https://www.eldiario.es/politica/tercera-investiga-exclusiva-Master-Cifuentes_0_930557333.html

 

 

CIFUENTES SE SENTARÁ EN EL BANQUILLO POR EL 'CASO MÁSTER': LA AUDIENCIA PROVINCIAL DESESTIMA SU ÚLTIMO RECURSO

 

Los magistrados de la Sección 16 rechazan su recurso de apelación y el de otros dos investigados por la supuesta comisión de un delito de falsificación de documento público


El tribunal entiende que la expresidenta de la Comunidad de Madrid "exhibió públicamente el documento inveraz que había inducido a confeccionar, siendo plenamente consciente de su falsedad"

 

La Sección 16 de la Audiencia Provincial de Madrid ha desestimado el recurso de apelación formulado por Cristina Cifuentes, Enrique Álvarez Conde y Teresa Feito contra el auto de transformación de diligencias previas a procedimiento abreviado por la supuesta comisión de un delito de falsificación de documentos públicos en el marco de una de las piezas del denominado 'caso Máster', desvelado hace un año eldiario.es.

 

Este auto es el último contra el que cabía recurso, por lo tanto confirma la decisión del Juzgado de Instrucción nº 51, en el que se ha tramitado la investigación, que ya había dictado el auto de apertura de juicio oral. La cuarta acusada en esta causa, Cecilia Rosado, no había presentado por su parte recurso en esta ocasión.

 

Tras examinar detenidamente los motivos de la apelación, y entre otros fundamentos jurídicos, la Sala concluye por unanimidad que Cristina Cifuentes "exhibió públicamente el documento inveraz que había inducido a confeccionar, siendo plenamente consciente de su falsedad, pues era sabedora, como nadie, que no había llevado a cabo el trabajo de fin de máster, ni lo había defendido el mismo ante un tribunal universitario". Esta consideración determina el rechazo del recurso formulado por la supuesta conculcación del derecho a la presunción de inocencia de los interesados y, como consecuencia, ratifica la apertura de juicio.

 

Antes de esta argumentación, los magistrados avalan en su resolución la investigación de esta pieza dirigida por la titular del Juzgado de Instrucción al corroborar que "no queda rastro documental alguno del trabajo de fin de máster (de Cifuentes), ni en los archivos de la URJC (…) ni en los correos electrónicos, ni en formato papel, ni en ningún sitio, y no estamos hablando de un documento fechado en épocas pretéritas, sino apenas seis años antes de la investigación".

 

Presunción de inocencia

 

No obstante, los magistrados recuerdan en varias ocasiones en el apartado de los 'Fundamentos de Derecho' del documento que adoptan esta resolución sin perjuicio de la presunción de inocencia y de que, en todo caso, será durante la celebración de la vista oral, "con mayores garantías y con mayores y mejores elementos de prueba", cuando se determinen las posibles responsabilidades penales, si finalmente las hubiera.

 

Además, la Sala ha dictado otros dos autos correspondientes a sendos recursos de apelación formulados en su día por Enrique Álvarez Conde contra diversas resoluciones acordadas por la titular del Juzgado de Instrucción nº 51. Los magistrados de la Audiencia Provincial no se pronuncian sobre los mismos, ya que la responsabilidad criminal del investigado se ha declarado extinguida por parte del juzgado de origen tras su reciente fallecimiento.

 

https://m.eldiario.es/sociedad/Cristina-Cifuentes-Master-Audiencia-Provincial_0_887511372.html#click=https://t.co/zBGTzMvSLX

 

 

QUÉ HACEN Y CÓMO LES VA A LOS IMPLICADOS DEL CASO CIFUENTES UN AÑO DESPUÉS DEL ESCÁNDALO

 

La expresidenta de la Comunidad de Madrid dimitió, está imputada y mantiene su título de máster. Está en excedencia hasta 2020 de una plaza de funcionaria en la Complutense que tiene asignado un sueldo de más de 2.900 euros La funcionaria que le cambió las notas en la intranet se ha incorporado al Rectorado y se encarga ahora de redactar las convocatorias de oposiciones de la Universidad Rey Juan Carlos La profesora imputada por falsificación y la que confesó que puso notas falsas dan clase de Deontología en la URJC. El catedrático Enrique Álvarez Conde volverá a las aulas en septiembre a impartir Derecho con un salario de más de 4.000 euros

 

Un día como hoy a las 6:50 de la mañana, eldiario.es publicaba la primera de una serie de noticias que acabaron con la dimisión de la presidenta de la Comunidad de Madrid: Cristina Cifuentes obtuvo su título de máster en una universidad pública con notas falsificadas.

 

El Caso Máster duró 35 días y salpicó a otros políticos, como Pablo Casado, sobre el que la jueza abrió pieza separada, o la ministra socialista Carmen Montón, que dimitió en septiembre. Por el camino se imputó a una decena de profesores (hoy desimputados), a dos periodistas, un profesor como presunto filtrador y un informático. También se presentó una moción de censura y hubo una crisis en el PP de Rajoy, que protegió a Cifuentes hasta el final.

 

Un año después de aquel primer titular, el grueso del Caso Máster está cerrado después de que el Supremo rechazara investigar al aforado Casado, lo que propició que la jueza cerrara en bloque el caso de los títulos regalados. Queda abierto un caso de malversación del Instituto de Derecho Público que inició la Universidad Rey Juan Carlos, el caso de la falsificación del acta del Trabajo Fin de Máster (que no se perdió en una mudanza sino que se intentó construir), y la causa de Cifuentes contra dos periodistas de eldiario.es y un profesor de la URJC por "revelación de secretos". Así les ha ido y les va a los principales implicados del caso:

 

CRISTINA CIFUENTES. FUNCIONARIA EN EXCEDENCIA: La expresidenta dejó su cargo el 25 de abril de 2018, 35 días después de la publicación del primer titular. No se le conoce actividad laboral actualmente, aunque Cifuentes tiene un puesto público como funcionaria del subgrupo A1 y nivel 24 de la Universidad Complutense de Madrid que logró en 2001 con un tribunal que incluía a dos amigos personales. Cuando pidió el reingreso y se le asignó su plaza tras el caso máster, hubo manifestaciones de estudiantes en el campus. Entonces Cifuentes pidió una suspensión de empleo y sueldo y más tarde una excedencia que concluye en septiembre de 2020. Su puesto tiene asignado un salario de entre 36.972 y 43.708 euros, dependiendo de si trabaja por la tarde y tiene disponibilidad horaria. Aunque frecuenta redes sociales como Instagram, a través de la cual anunció que se daba de baja del PP el 1 de marzo, sus apariciones públicas son más escasas. Una de las últimas ha sido en la presentación de la película El Reino, cuyo argumento es la corrupción. Fue imputada por la obtención irregular de su máster, pero el caso se cerró. En la causa que sigue viva, la falsificación del acta del Trabajo Fin de Máster, está procesada. La Fiscalía pide para ella tres años y tres meses de prisión por instigar a falsear el documento que luego enseñó en las redes sociales.

 

ENRIQUE ÁLVAREZ CONDE. VUELVE A DAR CLASE DE DERECHO: El hombre a quien la jueza del Caso Máster consideró el "urdidor" ha estado ausente de la universidad desde que estalló el escándalo por una baja. Fue el único funcionario, junto a Amalia Calonge, al que se le abrió expediente en la universidad, aunque ni se le suspendió de empleo ni de sueldo. Esos expedientes se han paralizado a la espera de resolución judicial, explican fuentes de la Universidad Rey Juan Carlos, que recuerdan que estamos hablando de funcionarios a los que no se puede despedir sin más.

 

Está imputado por la falsificación del acta de TFM y en septiembre empezará a dar clase de Derecho. Aún no sabe de qué asignaturas ni dónde, aunque será el primero en elegir materias y campus por ser el catedrático más antiguo del departamento. Mantiene su despacho en Vicálvaro, pero el resto de las instalaciones que estaban bajo su mandato, las del Instituto de Derecho Público, ya no las podrá usar ya que se ha cerrado ese centro por las numerosas irregularidades. Su salario es de más de 4.000 euros mensuales, según las tablas salariales de la universidad pública URJC. Álvarez Conde sigue apareciendo como administrador único de una empresa privada que se dedica desde 2005 exactamente a lo mismo que el instituto público que dirigía en la universidad: la organización de cursos, seminarios y másteres del ámbito del Derecho. La universidad confirmó hace un año que no había pedido la preceptiva autorización para esta segunda actividad privada que le obligaría a prescindir de parte de su sueldo en la pública. En la URJC confirman que la situación hoy es exactamente la misma, es decir, sigue compatibilizando salario público con su actividad privada al margen de la ley, lo que supondría una infracción muy grave: "La universidad actuará una vez acabe la justicia", señalan fuentes del centro público, que recuerda que el caso de malversación e irregularidades se denunció y está en el Juzgado de instrucción 34.

 

PABLO CHICO DE LA CÁMARA. ES DIRECTOR DE DEPARTAMENTO: Es el profesor que compareció en la rueda de prensa junto al rector y Álvarez Conde y que aseguró que no sabía quién era Cifuentes cuando iba supuestamente a sus clases. La defendió hasta el final, incluso cuando una profesora ya había confesado todo: "Tengo constancia de que la estudiante Cristina Cifuentes Cuencas se personó al examen de la citada asignatura porque corregí yo el examen personalmente", explicó este catedrático por escrito. Sigue como profesor de Derecho Tributario en el campus de Vicálvaro, el centro donde estalló el escándalo. Sigue siendo jefe de Departamento de Derecho Público I y Ciencia Política, por lo que el catedrático cobra un plus de 370 euros al mes. Solo podría descabalgarle del puesto una moción aprobada por mayoría absoluta de los miembros del Consejo de Departamento, iniciativa que no se ha producido.

 

JAVIER RAMOS. RECTOR: El hombre que llevó a la universidad a su peor crisis tras haberse "equivocado" en avalar la mentira del máster de Cifuentes, como él mismo apuntó, sigue siendo rector, aunque cambió a dos vicerrectores tras el escándalo. Ha habido algunos intentos de presentar contra él una moción de censura que no han prosperado. Cobra unos 6.900 euros al mes, según el sueldo base y pluses (ser rector es 18.000 euros al año) aunque su salario completo no está publicado por la URJC. Ha paralizado los expedientes abiertos a Álvarez Conde y a la funcionaria Amalia Calonge "a la espera del proceso judicial", según fuentes universitarias. Rechaza hacer públicas las investigaciones internas que hizo su universidad sobre el máster de Cifuentes, Casado y Carmen Montón. Planea quitar el título de máster a los alumnos que hayan admitido que no hicieron ningún mérito para aprobar. De momento, la única afectada sería María Dolores Cancio, la becaria que confesó ante la jueza y tiró de la manta en el caso Casado. En el caso de que Cifuentes resultara condenada judicialmente por la falsificación se le retirará el título, según fuentes universitarias, ya que ella no entraría en la casuística ya que nunca ha admitido las irregularidades por las que inició el caso. La universidad aplaza posibles sanciones a los dos profesores imputados (Álvarez Conde y María Teresa Feito) a que haya una sentencia.

 

PEDRO GONZÁLEZ TREVIJANO. EL RECTOR CUANDO SUCEDIÓ TODO, HOY EN EL CONSTITUCIONAL. Fue quien dio privilegios a Enrique Álvarez Conde en la URJC como, por ejemplo, otorgarle CIF propio al Instituto de Derecho Público que Álvarez Conde dirigió sin apenas fiscalización de la universidad. Bajo su mandato se desarrolló toda la trama máster. En 2013, un año después de que consiguiera Cifuentes su título de posgrado, fue designado directamente por el gobierno de Rajoy como magistrado en el Tribunal Constitucional, cargo que ocupa actualmente. Nunca ha querido hacer declaraciones respecto al caso máster.

 

AMALIA CALONGE. CAMBIÓ LAS NOTAS A CIFUENTES Y AHORA REDACTA PLIEGOS DE OPOSICIÓN: La funcionaria que cambió las notas a Cifuentes fuera del curso en la intranet ha pasado a trabajar en "tareas de administración básicas", según la URJC. Calonge era, cuando estalló el caso, la jefa de la oficina de asociaciones estudiantiles y se encargaba también de su financiación. Se ha reincorporado a la unversidad hace un mes aproximadamente y ha pasado a depender directamente del Rectorado. Está bajo el mando del gerente general y su nueva ocupación tras haber estado imputada (ahora ya no lo está) por modificar notas irregularmente es redactar las convocatorias de oposiciones en la universidad pública. El sueldo asignado a su categoría es de 4.811 euros al mes.

 

CECILIA ROSADO. IMPUTADA POR FALSIFICACIÓN Y PROFESORA DE DEONTOLOGÍA: Imputada por falsificar el acta del Trabajo Fin de Máster de Cifuentes y las firmas de dos compañeras, la Fiscalía pide para ella 21 meses de prisión. Sigue como profesora contratada dentro del departamento de Pablo Chico de la Cámara. Este curso ha dado clase desde el primer semestre y seguirá el próximo año. Las asignaturas que imparte este curso son Introducción al Derecho Público en la carrera de Criminología, Deontología Profesional en Administración y Dirección de Empresas o la materia Instituciones públicas o privadas en Periodismo. Su sueldo (excluyendo posibles pluses) es de 2.136 euros. Además de redactar el acta falsa por orden de Álvarez Conde y tras recibir presiones de la asesora de Cifuentes, como profesora del máster le puso un notable a la expresidenta en una asignatura que había acabado cuando Cifuentes se matriculó. Antes compartía despacho con las otras dos profesoras en el campus, pero tras el escándalo han sido separadas en despachos diferentes.

 

ALICIA LÓPEZ DE LOS MOZOS. LA PROFESORA QUE CONFESÓ IMPARTE DERECHO: De las tres profesoras del acta falsa es la única funcionaria y la primera que confesó que el TFM de Cifuentes era un invento ante la inspección de la URJC. Ha seguido dando clase impartiendo asignaturas de Derecho Constitucional y también de Deontología Profesional en Administración y Dirección de Empresas. Su salario base con complementos de docencia e investigación es de 2.308 euros mensuales. Como profesora del posgrado puso dos sobresalientes a Cifuentes en asignaturas que habían acabado cuando la expresidenta se matriculó. Admitió haber puesto notas falsas a algunos alumnos. Fue imputada en el caso máster y en la falsificación del acta y, posteriormente, desimputada.

 

CLARA SOUTO. PUSO SOBRESALIENTE A CIFUENTES Y DA CLASE EN LA URJC: Es otra de las profesoras cuya firma fue falsificada en el acta y "discípula" de Enrique Álvarez Conde. Fue imputada y luego desimputada. Como profesora del posgrado puso sobresaliente a Cifuentes en la materia 'El reparto de competencias', la máxima calificación pese a que ni asistió a clase. Es docente este curso de asignaturas relacionadas con Igualdad y Derecho a la Comunicación y también será docente el próximo año. Es contratada doctora, como Cecilia Rosado, y cobra al menos 2.136 euros.

 

MARIA TERESA FEITO. ORGANIZADORA DE LA COARTADA Y AHORA PROFESORA DE INGLÉS: Era amiga personal de Cifuentes, según sus propias palabras, y dejó su cargo como asesora en la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid tras estallar el escándalo y conocerse su implicación en la gestión de la crisis. Está imputada por ser la organizadora de la coartada de Cifuentes: acudió al Rectorado el día en el que se publicó la noticia y presionó a la profesora Cecilia Rosado para que hiciera un acta falsa e incluso le instó a fabricar un Trabajo Fin de Máster, algo a lo que Rosado se negó, según su testimonio ante la jueza. Hace unas semanas ha pedido la reincorporación en la Universidad Rey Juan Carlos, donde es funcionaria como profesora de Filología Inglesa. La Fiscalía pide para ella tres años y tres meses de prisión por la falsificación del acta de TFM.

 

IGNACIO ESCOLAR Y RAQUEL EJERIQUE. PERIODISTAS IMPUTADOS: Tras la querella que puso contra nosotros Cristina Cifuentes estamos investigados por "revelación de secretos". Hemos declarado ante el juez y hemos sido interrogados por la Fiscalía. Seguimos imputados, un año después, y la expresidenta nos acusa de un delito agravado, castigado con hasta cinco años de prisión. Están investigados en el mismo caso un profesor y un informático de la universidad.

 

https://www.eldiario.es/sociedad/implicados-caso-Cifuentes-despues-estallara_0_879462197.html

 

 

UN INFORMÁTICO DE LA REY JUAN CARLOS, CUARTO IMPUTADO POR LA QUERELLA DE CIFUENTES CONTRA LOS PERIODISTAS DE ELDIARIO.ES

 

El informático de la universidad pública Javier Pérez es el cuarto investigado de esta pieza, junto a un profesor y los periodistas de eldiario.es Ignacio Escolar y Raquel Ejerique El caso lo inició Cifuentes, que se querelló en abril de 2018 por un delito de "revelación de secretos" tras la publicación de la exclusiva que acabó con su dimisión Pérez declarará por petición de la Fiscalía, que ha solicitado su testimonio para indagar en el origen de la información después de que Escolar y Ejerique se negasen a revelar sus fuentes

 

El juzgado de instrucción número 29 de Madrid ha sumado a un cuarto investigado por la querella que interpuso Cristina Cifuentes contra dos periodistas y un profesor universitario tras publicarse que había obtenido su máster con notas falsificadas. El último investigado es Javier Pérez, que forma parte del personal de administración y servicios (PAS) en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid donde trabaja como informático.

 

La citación del juez le llama a comparecer como investigado el próximo 29 de marzo tras acceder a una petición de la Fiscalía, a la que "interesa como única diligencia" esa declaración, según el escrito judicial, ya que quiere seguir ahondando en el origen de las informaciones publicadas por eldiario.es que acabaron con la dimisión de la expresidenta. Por ese motivo el juez de instrucción le ha llamado a declarar como investigado.

 

Esta investigación judicial es fruto de la querella por el delito de "revelación de secretos" que interpuso la expresidenta el 4 de abril de 2018 -el mismo día que El Confidencial reveló que dos de las tres firmas del acta del TFM de Cifuentes estaban falsificadas-. En esa querella, Cifuentes pedía condenar por un delito agravado de "revelación de secretos"al director de eldiario.es, Ignacio Escolar, y a la periodista que destapó el caso del falso máster de Cifuentes, Raquel Ejerique. El delito que la presidenta atribuye a los dos periodistas conlleva penas de hasta cinco años de prisión. La querella pide también la condena de un profesor universitario de la Universidad Rey Juan Carlos por el mismo delito.

 

Esta acción judicial fue la respuesta a la publicación de una serie de exclusivas sobre la vida académica de la expresidenta, unas informaciones que han sido objeto de otra investigación en el juzgado 51 de instrucción y que se conoció como Caso Máster. Por allí pasaron a declarar la propia Cifuentes, el director del máster (Enrique Álvarez Conde), alumnos y una decena de profesores del centro público. El caso se cerró porque el Tribunal Supremo dictaminó que Pablo Casado no debía ser investigado por lo penal, pese a hallar indicios de trato de favor en la concesión de su máster. Esa decisión del alto tribunal provocó que la jueza cerrara el caso para el resto de implicados, no solo para Casado, a pesar de que varios alumnos habían asegurado no haber hecho nada para merecer el título.

 

Casi un año después, la causa por la supuesta revelación de secretos sigue su curso y ahora incluye a otro investigado más a petición de Fiscalía. En julio de 2018 declaró el profesor al que se atribuye la presunta filtración según una portada de El Mundo y el 7 de septiembre acudieron a declarar ante el juez Raquel Ejerique e Ignacio Escolar, que se negaron a desvelar sus fuentes amparándose en el artículo 20 de la Constitución y pese a las persistentes preguntas de la Fiscalía y la acusación particular.

 

En su querella, Cifuentes asegura que los periodistas actuaron "cegados" por conseguir "una lucrativa exclusiva" y que en periodismo "no vale todo, como lo demuestra que el resto de periodistas y medios de comunicación no hayan desvelado ningún expediente académico por vías delictivas". La denuncia de la expresidenta alega que los periodistas de eldiario.es "continuaron difamando" con sus artículos y "manipulando una realidad que se tenía que acomodar a la gran calumnia de la falsificación de su título académico".

 

Cristina Cifuentes está actualmente procesada por instigar a la falsificación del acta del Trabajo Fin de Máster, por el que la Fiscalía le pide tres años y medio de prisión, junto al director del máster, una asesora y una profesora. Fruto de la investigación periodística, ha dimitido como presidenta de la Comunidad de Madrid, como diputada en la Asamblea Regional y ha abandonado sus cargos en el Partido Popular.

 

https://www.eldiario.es/sociedad/informatico-Rey-Juan-Carlos-Cifuentes_0_879112395.html

 

 

CIFUENTES NO RESPONDE A NINGUNA PREGUNTA SOBRE EL CASO MÁSTER

 

La expresidenta de la Comunidad de Madrid se ha acogido a su derecho a no declarar en el seno de la comisión de investigación de Universidades de la Asamblea

 

Cristina Cifuentes en la comisión de investigación de universidades de la Asamblea de Madrid

La expresidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha acudido este miércoles a la Asamblea de Madrid, concretamente, como respuesta a la citación de la comisión de investigación de universidades en el seno de la investigación sobre el caso Máster. Cifuentes, para quien la Fiscalía pide tres años y tres meses de prisión por un delito de falsedad en documento oficial, se ha acogido a su derecho a no declarar por recomendación de su abogado, argumentando que el asunto se encuentra bajo investigación judicial.

 

El diputado de Podemos Eduardo Rubiño ha instado a Cifuentes a dar respuestas tras toda la “maraña de mentiras” en la que se sumergió porque “me parece que con esas mentiras usted ha insultado a la inteligencia de mucha gente” porque “usted era la presidenta de todos los madrileños”.

 

Rubiño ha ironizado con que “tiene que tener usted muy mala suerte para que nadie encuentre ninguna prueba”, ninguna prueba oficial, de que ha cursado con normalidad y atendiendo a la normativa vigente dicho máster.

 

Asimismo, se ha preguntado cómo “puede seguir defendiendo que usted realizó ese máster” dada “la contundencia” de la Fiscalía.

 

Por su parte, el diputado del PSOE Juan José Moreno Navarro ha interpretado el “silencio” de Cifuentes como el “reconocimiento de culpa” o, “quizá remordimiento”.

 

A su juicio, “lo peor fue la reacción institucional”, con un “ejército” cuyo objetivo era “construir una mentira, una verdad alternativa”.

 

Asimismo, Moreno ha denunciado que "las coherencias persoanales hay que mostrarlas aquí", criticando así que se haya presentado como adalid de la transparencia mientras guarda silencio.

 

Por su parte, César Zafra le ha preguntado, aún sabiendo que no encontraría respuesta, si "se arrepiente de algo". "Una pena", ha sentenciado el diputado regional de Ciudadanos al toparse con el más absoluto de los silencios.

 

La comparecencia silenciosa de Cifuentes será la última de esta comisión de investigación. De hecho, se trata de una sesión extraordinaria que acoge únicamente dicha citación, después de que no salieran adelante las peticiones de asistencia para el presidente del PP, Pablo Casado, y la exministra de Sanidad, Carmen Montón (tras la abstención de PSOE y la posición en contra del PP).

 

https://www.elplural.com/politica/cifuentes-no-responde-a-ninguna-pregunta-sobre-el-caso-master_212149102

 

 

“CIFUENTES EXPRESIDENTA” RETUITEA UNA DURA CRÍTICA AL PP POR NO RECIBIRLA EN LA ASAMBLEA: “HAY QUE TENER CUAJO”

 

La ex presidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes ha reproducido este miércoles un mensaje a través de Twitter en el que una usuaria criticaba "el cuajo" del PP por no haberla acompañado a su llegada al Parlamento madrileño, donde estaba citada hoy para comparecer en la comisión de investigación de universidades. Cifuentes ha reenviado este mensaje a través de la cuenta que tenía en Twitter como presidenta de la Comunidad de Madrid, y que ahora ha renombrado como 'Cifuentes expresidenta'.v

 

“Los diputados del PP de Madrid se han ofrecido a recibir a Cifuentes a su llegada si ella “lo estima conveniente”…Hay que tener cuajo. Ha sido compañera durante años, y ¿ahora no se merece ni un saludo al llegar salvo que ella lo pida? Qué poca elegancia”, ha escrito la usuaria en la red social.

 

El grupo parlamentario popular se ofreció a recibir a Cifuentes a su llegada a la Asamblea de Madrid “si ella lo estimaba conveniente”, pero según fuentes del PP, Cifuentes declinó el ofrecimiento por parte de su partido, del que se dio de baja como militante la semana pasada.

 

La ex presidenta ha llegado al Parlamento madrileño sin pronunciar una palabra, con semblante muy serio, y escoltada tan solo por su abogada, el director general de Relaciones con la Asamblea, Jorge Rodrigo, y los servicios de seguridad de la Cámara.

 

Una vez dentro de la comisión, ha rechazado responder a las preguntas de los portavoces de la comisión, aludiendo a su condición de procesada en el caso. “No voy a efectuar declaración alguna ni tampoco voy a contestar a ninguna pregunta”, ha aseverado.

 

https://okdiario.com/espana/cifuentes-expresidenta-retuitea-dura-critica-pp-no-recibirla-asamblea-hay-que-tener-cuajo-3790549

 

 

LA COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN DEL CASO MÁSTER CITA A CIFUENTES Y LIBRA A CASADO Y MONTÓN POR LA ABSTENCIÓN DEL PSOE

 

La expresidenta de la Comunidad de Madrid tendrá que comparecer en la Asamblea de Madrid el próximo 6 de marzo a petición de Podemos y Ciudadanos  La abstención del PSOE ha hecho decaer las declaraciones de Pablo Casado y Carmen Montón. El PP ha votado en contra de citar a cualquiera de los políticos

 

La expresidenta de la Comunidad de Madrid tendrá que volver a la Asamblea casi un año después de su dimisión por el caso Máster. Podemos y Ciudadanos han forzado su comparecencia en la Comisión de Investigación de Universidades un día después de que la Fiscalía pidiera tres años y tres meses de prisión para ella por inducir a la falsificación del acta de su Trabajo Fin de Máster (TFM). Será el próximo 6 de marzo, en la sesión extraordinaria.

 

Se quedan fuera del cupo, sin embargo, el líder del PP, Pablo Casado, y la exministra Carmen Montón. El PSOE ha votado en la Mesa de la Comisión a favor de la citación de Cifuentes pero se ha abstenido en estos otros dos casos, de manera que la propuesta ha decaído dado que Podemos no está en la mesa y no vota, informan fuentes parlamentarias. El PP, por su parte, ha rechazado las tres comparecencias.

 

PP y PSOE lograron bloquear la semana pasada que los políticos se enfrentaran a las preguntas de los diputados y diputadas en relación al supuesto trato de favor que recibieron de la Universidad Rey Juan Carlos. Con este portazo ya parecía imposible que la expresidenta terminara declarando. La última sesión prevista estaba cerrada para el 4 de marzo y excluía a los tres. Pero el respaldo del PSOE permitió sacar adelante una sesión extraordinaria, al margen de las cuatro pactadas. Escasas, para la oposición, y consecuencia de las maniobras del PP para retrasar todo lo posible la formación de la comisión propuesta por Ciudadanos.

 

La semana pasada, Podemos y Ciudadanos propusieron al PSOE una "solución de compromiso" para acceder a sus comparecientes "prioritarios" –el consejero de Educación, el rector de la URJC y el exdirector de Madrid+d– a cambio de que apoyaran la citación de Pablo Casado, el único que no ha "asumido responsabilidades políticas" por el supuesto trato de favor de la URJC cuando cursó su máster. Pero los socialistas tampoco accedieron.

 

Este martes, el PSOE ha apoyado que Cifuentes vuelva a la Asamblea de Madrid en calidad de compareciente pero no que lo haga una de las suyas, Carmen Montón, y el líder del PP Pablo Casado. Las negociaciones se han mantenido hasta el último momento y a primera hora de la mañana la postura socialista aún no estaba totalmente definida.

 

El escrito de la Fiscalía conocido hace 24 horas ha empujado también la citación de Cifuentes, que es señalada por el Ministerio Público como inductora de la falsificación de un documento con el que intentó salvar su carrera política. La expresidenta habría esquivado todas las consecuencias penales por el polémico caso máster de no haber instigado esta acción para presentar un papel a los medios con el que justificar que su versión de que cursó el máster.

 

https://www.eldiario.es/madrid/Cifuentes-Master-Casado-Monton-PSOE_0_872463192.html

 

 

CIFUENTES, TRAS LA PETICIÓN DE LA FISCALÍA DE TRES AÑOS DE CÁRCEL POR EL CASO MÁSTER: "EL TIEMPO DARÁ Y QUITARÁ RAZONES"

 

La expresidenta de la Comunidad de Madrid agradece en una publicación de Instagram "los mensajes de apoyo y cariño" recibidos

 

El escrito de acusación que el fiscal ha enviado a la jueza del caso señala a Cifuentes como autora de un delito de falsificación en documento oficial

 

Ángel Garrido: "Esperaremos que resuelva la Justicia y que salga lo mejor posible para Cifuentes"

 

Cifuentes, tras la petición de la Fiscalía de tres años de cárcel por el caso máster: "El tiempo dará y quitará razones"

 

La expresidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes ha lanzado un mensaje en Instagram un día después de que la Fiscalía haya pedido tres años y tres meses de cárcel por falsificación documental en el conocido como 'caso máster' destacando que "el tiempo dará y quitará razones".

 

Primero ha comenzado su texto con una cita de la escritora francesa George Sand: "Lo verdadero es siempre sencillo, pero solemos llegar a ello por el camino más complicado". Después ha añadido que el "el tiempo dará y quitará las razones" y explica que tras las "noticias" de estos días, quiere dar las gracias por los "mensajes de apoyo y cariño".

 

"Tengo el buzón colapsado pero en cuanto pueda os iré contestando personalmente", señala, para concluir deseando un "estupendo miércoles" con un icono de un corazón.

 

La expresidenta madrileña no afronta ninguna acusación por haber obtenido el título sin esfuerzo académico alguno, pero tendrá que defenderse de la petición de tres años y tres meses de cárcel presentada por la Fiscalía de Madrid que la señala como inductora de la falsificación de un documento con el que trató se salvar su carrera política.

 

El escrito de acusación que el fiscal ha enviado a la jueza del caso, Carmen Rodríguez-Medel, señala a Cifuentes como autora de un delito de falsificación en documento oficial, en referencia al acta del Trabajo de Fin de Máster (TFM). En una contestación a un recurso de su defensa, al que ha tenido acceso eldiario.es, el Ministerio Fiscal sostiene que la expresidenta madrileña maniobró para salvar su "honorabilidad" y "reputación" ante la crisis generada por las informaciones sobre su máster.

 

Garrido: "Siempre he confiado en su inocencia"

 

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha aseverado este miércoles que "siempre" ha confiado en la inocencia de la expresidenta regional, y lo sigue haciendo tras la petición de la Fiscalía de Madrid: "Siempre he confiado en su inocencia y lo sigo haciendo. Precisamente la presunción de inocencia es uno de los baluartes de nuestro Estado de Derecho, por tanto, respeto a las actuaciones judiciales como siempre hemos dicho", ha expresado Garrido ante los medios de comunicación tras visitar las obras de la estación de Metro de Arroyofresno.

 

Garrido ha recordado que "Cristina Cifuentes ya no está en política ya" y que "toda la fase de responsabilidad política la cubrió dimitiendo de todos sus cargos". "Esperaremos que resuelva la Justicia y que salga lo mejor posible para Cifuentes".

 

"Creo que ella ya renunció por completo a toda la actividad política, renunció a todos sus cargos como presidenta de la Comunidad de Madrid y en el partido. Esto es así", ha añadido.

 

https://www.eldiario.es/politica/Cifuentes-peticion-Fiscalia-quitara-razones_0_872463055.html

 

DÍAZ AYUSO MIENTE AL DECIR QUE LA FISCALÍA HA PEDIDO MÁS PENA DE PRISIÓN PARA CIFUENTES QUE PARA LA ASESINA DE GABRIEL

 

La candidata del PP a la Comunidad de Madrid afirma que le "sorprende que la Fiscalía pida para la asesina del niño Gabriel tres años de prisión y para Cifuentes tres años y tres meses"

 

El dato está equivocado: la Fiscalía pidió para Ana Julia Quezada prisión permanente revisable, fue su defensa la que pidió tres años

 

La candidata a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha roto el espeso manto del silencio que inunda el PP tras la petición de prisión de la Fiscalía para Cristina Cifuentes por el caso Máster. "Me sorprende que para la asesina del niño Gabriel la Fiscalía pida tres años de prisión y para Cifuentes tres años y tres meses", ha dicho en un desayuno organizado por el Club Siglo XXI. La comparación empleada por la dirigente del PP para denunciar "el linchamiento injustificable" a la expresidenta es falsa, pues Díaz Ayuso alude a la petición de cárcel de la defensa de la asesina confesa de Gabriel, no de la Fiscalía, que pide para Ana Julia Quezada prisión permanente revisable. Fuentes cercanas a la cabeza de cartel aseguran a eldiario.es que la referencia a la Fiscalía "ha sido un lapsus".

 

La dirigente del PP ha cerrado filas en torno a Cifuentes, para quien trabajó en la Consejería de Presidencia. Este lunes, después de conocerse el escrito del Ministerio Público, ya manifestaba su respaldo a la expresidenta en un mensaje de Twitter: "Nadie ha sufrido un linchamiento política y personal como el que está soportando Cifuentes".

 

Díaz Ayuso se desmarca así del partido, que ya da por amortizada a la expresidenta. El PP rehúsa desde hace meses entrar a hablar del asunto por ser un "tema privado" y definen a Cifuentes como "una afiliada de base" que camina hacia el banquillo despojada de todos sus cargos.

 

La Fiscalía considera a Cifuentes inductora de la falsificación del acta "a sabiendas" de que acreditaba una defensa de Trabajo de Fin de Máster (TFM) "que jamás se produjo" y que exhibió en varios medios y redes sociales "para evitar las nefastas consecuencias políticas a las que debería enfrentarse". En una contestación a un recurso de su defensa, al que ha tenido acceso eldiario.es, el Ministerio Fiscal sostiene además que la expresidenta madrileña maniobró para salvar su "honorabilidad" y "reputación" ante la crisis generada por las informaciones sobre su máster.

 

https://www.eldiario.es/madrid/Isabel-Diaz-Ayuso-Gabriel-Cifuentes_0_872462930.html

 

LA FISCALÍA PIDE TRES AÑOS DE PRISIÓN PARA CRISTINA CIFUENTES POR EL ‘CASO MÁSTER’

 

El Ministerio Público considera a la expresidenta de Madrid inductora de la falsificación de un acta “a sabiendas” de que acreditaba una defensa de trabajo de fin de máster “que jamás se produjo”

 

La Fiscalía de Madrid da un paso clave en el caso máster. A través de un comunicado, el Ministerio Público ha anunciado este martes que ha pedido tres años y tres de meses de prisión para Cristina Cifuentes, expresidenta de la Comunidad de Madrid, por inducir a la falsificación del acta del trabajo de fin de máster (TFM) que exhibió en varios medios de comunicación y redes sociales tras estallar el escándalo. Un documento que mostró “para evitar las nefastas consecuencias políticas a las que debería enfrentarse”, según subraya la acusación pública, que ha presentado el escrito después de que la juez Carmen Rodríguez Medel procesara el pasado noviembre a la exjefa del Ejecutivo regional. La Universidad Rey Juan Carlos (URJC) ha solicitado, por su parte, una pena de cuatro años de cárcel.

 

Pese a que Cifuentes todavía mantiene que no se “presionó” a nadie y no “se ordenó la confección de ninguna falsedad”, el relato de la Fiscalía perfila una realidad muy distinta. El Ministerio Público describe cómo la expresidenta envió a una de sus asesoras (María Teresa Feito) a la universidad cuando eldiario.es destapó la trama “para que hiciera las gestiones oportunas”. De esta forma, con el beneplácito de la dirigente política, se creó una nueva acta con “apariencia de similitud”. “A sabiendas” de que la exdirigente del PP “jamás” había defendido el TFM, que nunca había hecho los trabajos y que no había superado las asignaturas necesarias para la obtención del título. Todo con un único objetivo: “Resolver la crisis que la noticia había provocado”, añade la Fiscalía.

 

Este escrito supone un nuevo varapalo para Cifuentes, que ya recibió un golpe a su línea de defensa el pasado 15 de febrero, cuando el catedrático Enrique Álvarez Conde, considerado el cerebro de la trama, compareció en la comisión de investigación creada en el seno de la Asamblea de Madrid. Por primera vez, el docente denunció que recibió “fuertes presiones” de la Comunidad y del rectorado de la URJC tras estallar el escándalo en marzo de 2018. También defendió su inocencia: “Siempre actué dentro de la más absoluta legalidad”. Pero la Fiscalía tampoco se cree esta versión.

 

El Ministerio Público reserva un papel clave en este entramado al catedrático, para el que pide tres años y nueve meses de cárcel como autor indirecto de un delito de falsedad documental. Según la acusación pública, después de ofrecer una rueda de prensa junto al rector de la universidad para tratar de salir al paso ante la presión pública, Álvarez Conde telefoneó a Cecilia Rosado, una de las profesoras que firma el acta del TFM falsificada, y le “dio instrucciones para confeccionar el documento que reflejase que Cifuentes había defendido el TFM el 2 de julio de 2012 ante el tribunal” formado por la propia Rosado y otras dos docentes: Clara Souto y Alicia López de los Mozos, que también fueron imputadas durante la instrucción.

 

La profesora Rosado, para la que se pide una pena de 21 meses, obedeció entonces debido a la “fuerte jerarquía” existente entre ella y el catedrático. “Y ante el temor de las posibles consecuencias negativas para su trabajo de no acatar lo que se le pedía”, prosigue el ministerio público en su escrito, que recuerda que, incluso, llegó a calificar a la expresidenta de Madrid con un notable (7,5) en ese acta, antes de falsificar las firmas de Souto y López de los Mozos. La Fiscalía también solicita tres años y tres meses de prisión para Feito, que llamó hasta en 21 ocasiones al teléfono personal de Rosado de forma “agobiante” e “incesante”, “indicándole que aquella situación debería quedar resuelta como fuere y que en caso contrario la acusada Cristina Cifuentes les iba a cortar la cabeza”.

 

El escándalo del máster supuso, junto con la publicación de un vídeo de 2011 en el que protagonizaba un supuesto hurto en un supermercado, el final de la carrera política de Cristina Cifuentes después de casi 30 años desempeñando cargos públicos y orgánicos en el PP. El pasado mayo, la popular renunció a su acta de diputada en la Asamblea de Madrid, con lo que perdió el aforamiento que le correspondía. Previamente había abandonado la presidencia de la Comunidad de Madrid y del PP madrileño.

 

Cifuentes se negaba hasta entonces a dejar su puesto, por más que las irregularidades del máster hubieran arrasado con la credibilidad de la universidad y del Instituto de Derecho Público (IDP), epicentro de la trama. La expresidenta consideraba que las irregularidades que habían salido a la luz con el caso máster son de tipo “administrativo” y responsabilidad de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC).

 

La juez Rodríguez-Medel revolucionó el proceso judicial el pasado octubre. Tras el rechazo del Tribunal Supremo a investigar a Pablo Casado por falta de indicios por su máster, la magistrada consideró que esa decisión debía extrapolarse entonces a todos los imputados en la causa que no se encontraban aforados. Eso supuso cerrar la principal línea de investigación, relativa a la existencia de una trama encabezada por Álvarez Conde que supuestamente regalaba los títulos. Solo se mantuvo abierta la instrucción por la presunta falsificación del acta del TFM de Cifuentes. Y este martes la Fiscalía ahonda en ella.

 

https://elpais.com/politica/2019/02/26/actualidad/1551181164_597424.html

 

LA URJC PIDE 4 AÑOS DE CÁRCEL PARA CIFUENTES POR FALSIFICACIÓN

 

El campus público entrega a la juez su escrito de conclusiones provisionales.

 

La institución universitaria solicita 4 años para la expresidenta madrileña como autora de un delito de falsificación en documento publico, falsificación que se ha perpetrado, presuntamente, al manipular el acta que le daba como aprobado el trabajo de Fin de Master.

 

Es la misma solicitud de pena de prisión que la Universidad Rey Juan Carlos pide para el resto de acusados, es decir el catedrático Enrique Álvarez Conde y dos trabajadoras del campus.

 

La Universidad incluye en este escrito de acusación la inhabilitación especial por seis años para que Cifuentes no pueda ejercer cargo o empleo público en ninguna administración. Cifuentes es funcionaria de la Universidad Complutense.

De hecho, días antes de solicitar su reincorporación a ese campus madrileño dio marcha atrás, a ante la ola de protestas de alumnos contra su reingreso.

 

https://cadenaser.com/emisora/2018/12/17/radio_madrid/1545062925_820206.html

 

 

LA AUDIENCIA DE MADRID CONFIRMA EL ARCHIVO PARCIAL DEL 'CASO MÁSTER' Y LA ACUSACIÓN A CIFUENTES POR FALSEDAD DOCUMENTAL

 

Los magistrados esgrimen que se rechaza "al haberse presentado fuera de plazo, debiendo confirmarse el auto recurrido". Contra esta resolución no cabe recurso

 

En la instrucción, Carmen Rodríguez Medel rechazó en un auto ampliar seis meses más el delito de falsedad documental y confirmó el archivo de la mayor parte de la causa

 

La Audiencia Provincial de Madrid ha rechazado el recurso de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC) contra el auto en el que la juez Carmen Rodríguez Medel confirmó el archivó parcial del caso máster y la acusación a Cristina Cifuentes por delito de falsedad documental por haberse presentado la impugnación fuera de plazo, ha informado Europa Press.

 

Así se determina en un auto del pasado 15 de diciembre, al que ha tenido acceso Europa Press, en el que no ha lugar a estimar el recurso de apelación interpuesto en nombre de la universidad contra auto de fecha 18 de octubre de 2018, dictado por el juzgado de instrucción número 51 de Madrid, de sobreseimiento provisional parcial de las presentes actuaciones. De este modo, los magistrados esgrimen que se rechaza "al haberse presentado fuera de plazo, debiendo confirmarse el auto recurrido". Contra esta resolución no cabe recurso.

 

En la instrucción, Carmen Rodríguez Medel rechazó en un auto ampliar seis meses más el delito de falsedad documental y confirmó el archivo de la mayor parte de la causa, rechazando así el recurso de reforma presentado por la URJC. Previamente, la jueza decidió el sobreseimiento de la causa en relación a los delitos de cohecho y prevaricación administrativa y centrarse solo en la falsedad documental. Ello motivó que se levantara la imputación sobre varios investigados.

 

El pasado noviembre, la magistrada dictó el auto de transformación de diligencias en procedimientos abreviado, paso previo al juicio que se celebrará contra Cifuentes, Enrique Álvarez Conde y Maite Feito.

 

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2019/01/18/la_audiencia_madrid_confirma_archivo_parcial_del_caso_master_acusacion_cifuentes_por_falsedad_documental_90911_1012.html

 

LA JUEZA DEL CASO MÁSTER PROCESA A CRISTINA CIFUENTES POR LA FALSIFICACIÓN DEL ACTA DEL TRABAJO DE FIN DE MÁSTER

 

Rodríguez-Medel concluye la instrucción y propone juzgar a la expresidenta madrileña por el papel con el que reaccionó a la exclusiva de eldiario.es

 

La instructora cree que Cristina Cifuentes "promovió" la falsa coartada sobre su máster y que mintió en sede judicial: "No resultó creíble"

 

Toma la misma decisión con la exasesora Maite Feito; el director del máster, Enrique Álvarez Conde, y la profesora que falsificó las firmas, Cecilia Rosado

 

La jueza Carmen Rodríguez-Medel propone juzgar a la expresidenta madrileña Cristina Cifuentes por la falsificación del acta del Trabajo de Fin de Máster. En un auto dictado este miércoles, Rodríguez-Medel da por concluida la instrucción y transforma las diligencias en procedimiento abreviado, el equivalente al procesamiento para delitos castigados con menos de nueve años de cárcel.

 

Rodríguez-Medel toma la misma decisión para el director del Instituto de Derecho Público, Enrique Álvarez Conde; la profesora Cecilia Rosado (presunta autora de la falsificación de las firmas) y Maite Feito, asesora del Gobierno de Cifuentes que supuestamente presionó para que se realizara la falsificación.

 

 

Por otra parte, la jueza archiva la falsa convalidación de las notas de Cifuentes a pesar de que reconoce que fue realizada por una "inexistente" Comisión de Garantías del citado Máster de Derecho Autonómico y Local, cursado en la universidad pública Rey Juan Carlos en el curso 2011/12.

 

En la resolución razonada de la jueza, ésta afirma que "no resultaron creíbles" las afirmaciones de Cifuentes en su declaración como imputada respecto a que "efectivamente hizo el trabajo y lo defendió ante un tribunal". "Hay indicios de que doña C.C no defendió el trabajo fin de máster en julio de 2012 y que, cuando se hizo pública la noticia con posibles irregularidades en su titulación, promovió que fueran ocultadas, haciendo exhibición pública del acta falsificada cuando le fue facilitada", asegura la jueza Rodríguez-Medel.

 

La magistrada se refiere a la tesis de la desaparición total de cualquier rastro del máster en posesión de la expresidenta. "Significativo es que no conserve copia del trabajo, ni de los sucesivos borradores, ni de cualquier correo electrónico en el que remitiera el mismo o lo sometiera para la corrección del profesor Álvarez Conde o cualquier correo electrónico de éste corrigiéndolo", se lee en el auto.

 

Cifuentes se atrevió a decirle a la jueza que cada vez que quería enviar algún papel a Álvarez Conde lo hacía físicamente porque no le gustaba el correo electrónico. "No parece verosímil que en 2012 obviaran esta forma de comunicación (tan ágil, sencilla, rápida y accesible) y fuera todo manual", continúa. Y algo más sobre las excusas de Cifuentes en el juzgado: "No resultan convincentes las alegaciones que hizo la investigada relativas a que por costumbre ella corrige en papel y en colores, cuando en el caso que nos ocupa las correcciones no las hacía ella, sino que teóricamente correspondía hacerlas al profesor".

 

Según el relato indiciario de hechos que expresa la jueza, cuando eldiario.es publicó que Cifuentes había aprobado con notas falsificadas, María Teresa Feito, "indiciariamente siguiendo instrucciones de doña Cristina Cifuentes, con la finalidad de ocultar los hechos descritos y para evitar juicios" a la entonces presidenta de Madrid, "instó a E.A.C (Enrique Álvarez Conde) para que "creara o diera instrucciones para crear los documentos necesarios para justificar" que Cifuentes "había superado el máster con normalidad y superado todos los trámites necesarios para disfrutar del título, incluida la defensa del trabajo fin de máster".

 

La asesora Feito exigió la fabricación de un trabajo

 

La jueza revela que la asesora del consejero de Educación Maite Feito llamó a la profesora Rosado "insistentemente" para la elaboración del acta falsa y "también para que redactara el trabajo en sí". Cecilia Rosado se negó a elaborar el trabajo, a lo que Feito reaccionó exigiéndole que al menos le facilitara "bibliografía necesaria para hacerlo por otros medios". Teresa Feito "anunció represalias en caso de que no se colaborara en la ocultación de las irregularidades", escribe la jueza.

 

Feito ha alegado que el día de la exclusiva de eldiario.es se encontraba en la Rey Juan Carlos, casualmente, para una reunión. La jueza lo rebate: "A la vista de todas las declaraciones prestadas, cabe indiciariamente concluir que el único motivo de que se encontrara en la URJC, en plena vorágine de la crisis vivida con ocasión de la publicación de la noticia por eldiario.es, era porque seguía instrucciones de doña Cristina Cifuentes para realizar los actos que fueran necesarios para facilitar una solución que no perjudicara los intereses" de la presidenta.

 

En un segundo capítulo, Álvarez Conde llamó a la profesora Cecilia Rosado "con ánimo de ocultar las irregularidades". Para ello, le "indicó que procediera a elaborar ese mismo día una supuesta acta de defensa del trabajo de fin de máster". Rosado reaccionó "inventándose la fecha, el título del trabajo y la composición del tribunal y lo remitió por correo electrónico" al rector, Javier Ramos, "en nombre" de Álvarez Conde.

 

Añade la jueza que para la "elaboración fraudulenta" del acta del Trabajo de Fin de Máster, Cecilia Rosado falsificó las firmas de Alicia López de los Mozos y Clara Souto, "con las que había hablado por teléfono ese día". En fase de instrucción las profesoras presentaron versiones contradictorias sobre si habían dado su permiso o no a Rosado para la falsificación de sus firmas. La magistrada no propone juzgarlas porque, entre otras cosas, no hay indicios de que participaran en la falsificación de las notas de Cifuentes.

 

https://www.eldiario.es/politica/Master-Cristina-Cifuentes-Trabajo-Fin_0_840616191.html

 

 

CIFUENTES NIEGA HABER PARTICIPADO EN LA "CONFECCIÓN IDEOLÓGICA O MATERIAL" DEL ACTA FALSIFICADA DE SU TFM

 

La expresidenta, que sigue imputada por falsedad documental, se opone al recurso de la universidad contra el archivo de gran parte del caso Máster


Dice que la falsificación del acta está "fuera" de su "responsabilidad" y niega haber pactado con los profesores las condiciones de realización del posgrado


Asegura que la URJC basa su pretensión de que se siga investigando en "meras conjeturas o suposiciones" y que su interpretación es "sesgada e interesada"

 

Cristina Cifuentes niega haber participado en la " confección ideológica o material" del acta falsificada del Trabajo de Fin de Máster (TFM) con la que intentó defenderse de las primeras informaciones que apuntaban a que había obtenido un título de forma irregular en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC). Así lo asegura en el escrito, al que ha tenido acceso eldiario.es, en el que se opone a que la universidad pública, que es acusación particular  en el caso Máster, recurra el archivo de casi la totalidad de esa causa decretado por la jueza Carmen Rodríguez-Medel.

 

Tras el carpetazo de Rodríguez-Medel, la causa que investigaba si se dieron títulos regalados a alumnos "escogidos" frente a otros "ordinarios", quedó reducida a una investigación contra cinco personas -Cifuentes entre ellas- y solo circunscrita a  la falsificación de la citada acta.  No obstante, la expresidenta niega también haber cometido el delito de falsificación por el que sigue imputada y dice que esa es una cuestión que queda  "fuera" de su "responsabilidad" porque "en ningún momento participó de la confección ideológica o material de ningún título".

 

 

La representación de Cifuentes califica de "inaceptable" que, en su recurso, la URJC adjudique a Cifuentes, sin pruebas, un conocimiento de la falsificación de ese documento. Y señala que, en todo caso, esa falsificación "nada tiene que ver con ningún concierto, ni presumible ni no presumible". También niega haber pactado las condiciones de realización académica del máster, que era otra de las cuestiones que pretendía investigar la jueza y que se quedarán sin esclarecer si no prosperan los recursos presentados.

 

En su escrito, Cifuentes también se refiere a  las  modificaciones de las notas de su expediente , realizadas por la funcionaria Amalia Calonge dos años después de que supuestamente aprobara ese título. Un hecho que tampoco se investigará salvo que se reabra el caso. Pues bien, a este respecto señala que esa "rectificación de notas" no puede vincularse a ninguna "instrucción" formulada por su parte.

 

Cifuentes, que hasta el archivo parcial estaba siendo investigada por los delitos de prevaricación administrativa y cohecho impropio, dice que en el escrito en el que pide que se reabra la causa, la URJC realiza una interpretación "sesgada e interesada" de los supuestos indicios existentes contra ella y asegura que basa su pretensión de que se continúe con la instrucción en "meras conjeturas o suposiciones".

 

La decisión de la jueza de dar carpetazo a gran parte del caso Máster llegó tras un primer  varapalo de la Fiscalía  y el posterior  archivo de las actuaciones  referidas al líder del PP, Pablo Casado, por parte del Tribunal Supremo.

 

https://m.eldiario.es/politica/Cifuentes-recurso-URJC-archivo-Master_0_825568594.html

 

 

LA FISCALÍA DE MADRID RECHAZA RECURRIR EL ARCHIVO DEL CASO MÁSTER

 

La jueza ha sobreseído toda la causa a excepción de la falsificación del acta del Trabajo de Fin de Máster de Cristina Cifuentes

 

La Audiencia de Madrid deberá resolver la decisión de la magistrada Rodríguez-Medel porque la Universidad Rey Juan Carlos sí ha recurrido

 

Los fiscales de Madrid respaldaron la instrucción de la jueza hasta que sus compañeros del Supremo rechazaron imputar a Casado

 

La Fiscalía de Madrid ha rechazado recurrir el auto por el que la jueza del caso Máster  archivó toda su investigación a excepción de la que afecta a la falsificación del acta del Trabajo de Fin de Máster (TFM) de Cristina Cifuentes, según han informado a eldiario.es fuentes del Ministerio Público.

 

Los representantes de la  Fiscalía de Madrid fueron avalando todas las decisiones de la jueza durante la instrucción y en agosto, Carmen Rodríguez-Medel elevó exposición razonada ante el Tribunal Supremo ante los indicios de delito recabados sobre el presidente del PP, Pablo Casado, sin que los fiscales se opusieran.

 

La Fiscalía del Tribunal Supremo se opuso a la imputación de Casado y la Sala Segunda terminó por rechazar esa posibilidad. La jueza preguntó primero a la Fiscalía de Madrid si debía entonces levantar la imputación a las compañeras de Casado que estaban imputadas y tenían un expediente idéntico, pero antes de que contestara dictó el auto de archivo citado.

 

Rodríguez-Medel afirma en su auto de archivo: "No resulta posible circunscribir la decisión del Alto Tribunal al aforado, ni apartarse esta instructora de su superior criterio en lo que es responsabilidad de esta magistrada-juez, a saber, los no aforados, cuando la argumentación le resulta de plena aplicación".

 

Los únicos investigados en este momento son la propia Cifuentes, el director del Instituto de Derecho Público, Enrique Álvarez Conde, las profesoras Cecilia Rosado y Alicia López de los Mozos, cuya firma aparece en el acta falsificada, y la asesora de la expresidenta María Teresa Feito, quien presionó presuntamente a las docentes para conseguir una coartada. Una vez el Tribunal Supremo ha zanjado que no hay cohecho ni prevaricación administrativa, la magistrada aclara que el único delito por el que se les investiga es el de falsificación documental.  

 

Aunque la Fiscalía no haya recurrido, la Audiencia Provincial de Madrid deberá pronunciarse sobre la decisión de Rodríguez-Medel ya que la Universidad Rey Juan Carlos, que ejerce la acusación particular,  sí ha presentado recurso contra el auto de la magistrada. En su escrito, la URJC  muestra su "disconformidad" con este archivo parcial y considera que las declaraciones en sede judicial de varios alumnos, donde reconocieron que no hicieron "nada" para obtener el título y que todo lo tramitaron "prácticamente en exclusiva" con Álvarez Conde reflejan indicios claros de prevaricación administrativa, informa Europa Press.

 

El recurso recuerda también que la resolución del Supremo relativa a Casado calificaba "indiciariamente" al catedrático Álvarez Conde de "urdidor del proceso" relativo a la captación de entrega de títulos académicos y la calificación arbitraria de créditos reconocidos debido a su "autoridad incuestionable" sobre la cúpula de las personas que IDP. La Fiscalía deberá adherirse u oponerse a este recurso.

 

El caso Máster se inició el pasado 21 de marzo cuando eldiario.es desveló que Cristina Cifuentes había obtenido un posgrado de derecho autonómico en la URJC con notas falsificadas. La entonces presidenta regional intentó justificar que sí había cursado esos estudios aportando cinco documentos como prueba. Uno de ellos era el acta de la defensa del TFM. Un papel de la universidad, pero sin sello oficial, escrito a mano y con la firma de las tres miembros del supuesto tribunal. Pues bien, dos de esas firmas estaban supuestamente "falsificadas". Este es el único documento que, actualmente, sigue siendo objeto de investigación.  

 

De forma paralela, en otro juzgado de Plaza de Castilla siguen imputados por un supuesto delito de revelación de secretos el director de eldiario.es, Ignacio Escolar, y la redactora jefa de Política Social, Raquel Ejerique. Ambos periodistas sacaron a la luz las irregularidades de la expresidenta regional en torno a este máster, lo que derivó  en su dimisión y el final de su carrera política.

 

https://m.eldiario.es/politica/Fiscalia-Madrid-rechaza-recurrir-Master_0_822768027.html

 

 

LA JUEZA AFEA AL SUPREMO QUE "ELEVE NOTABLEMENTE" LA EXIGENCIA DE INDICIOS PARA INVESTIGAR A CASADO

 

Carga contra la Fiscalía del Supremo por exigirle pruebas más propias "de una sentencia condenatoria" que de una investigación

 

"Se está elevando notablemente las exigencias habituales de la jurisprudencia para abrir una instrucción penal", escribe Rodríguez Medel

 

Afirma que con este nuevo listón habrá "una notable reducción de la carga de trabajo ordinaria que pesa sobre los Juzgados de Instrucción"

 

La jueza del caso Máster, Carmen Rodríguez-Medel, ha archivado el grueso de la investigación en un auto lleno de reproches al Tribunal Supremo. Afea a alto tribunal que, en el caso de Pablo Casado, "se está elevando notablemente las exigencias habituales de la jurisprudencia para abrir una instrucción penal y citar a cualquier persona a declarar como investigado".

 

La titular del juzgado de Instrucción número 51 de Madrid concluye que el criterio del Supremo, de no investigar al líder del PP, debe abocar al archivo de la causa completa. Ello, a pesar de que los jueces del alto tribunal reflejaban en su auto que los profesores sí tenían responsabilidad por el trato de favor dispensado a algunos alumnos privilegiados. La investigación continuará únicamente por el delito de falsedad documental, por el que está imputada Cristina Cifuentes.

 

En su auto, la jueza incluye varios reproches a la decisión del Supremo. El más reseñable es que considera que ese tribunal ha elevado el listón judicial para no imputar al presidente del PP. "Resulta imprescindible puntualizar que, al modesto entender de esta instructora, se está elevando notablemente las exigencias habituales de la jurisprudencia para abrir una instrucción penal y citar a cualquier persona a declarar como investigado", escribe Rodríguez-Medel.

 

Señala que, salvo cuando se caza a alguien cometiendo un delito in fraganti, los indicios de delito no aparecen "en el momento de abrir una investigación penal", lo hacen "a lo largo de la instrucción".

 

La jueza señala directamente al informe del fiscal del Supremo Luis Navajas -al que se refiere personalmente en multitud ocasiones-, cuyo escrito cargo duramente contra la investigación del caso Máster. "Con el debido respeto, la exigencia de indicio incontestable de responsabilidad penal parece más propio de una sentencia condenatoria", escribe, y añade que estos nuevos listones para abrir una investigación conllevarán "sin duda, una notable reducción de la carga de trabajo ordinaria que pesa sobre los Juzgados de Instrucción".

 

Considera además que no pueden exigirse "indicios incontestables" porque "ese adjetivo más parece propio de una prueba que de un indicio" y porque en la fase de la investigación, el imputado debe tener la oportunidad de "contestar" a esos indicios.

 

Concluye en esta parte de su auto que debe acatar "como no puede ser de otro modo, que se eleve el estándar de indicios para investigar", y analiza los indicios para concluir que debe archivar el caso. "Probar un hecho negativo (no hizo los trabajos, no hizo mérito académico, no hizo actividad alguna en el master) entraña sin duda dificultad", señala Rodríguez-Medel.

 

Recuerda la jueza que no hay evidencia de que se hicieran esos trabajos, pero que si aplica el listón de que los indicios deben ser "incontestables", no puede continuar la investigación porque puede que esos documentos se perdieran en "mudanzas" o por el simple "paso del tiempo".

 

Se refiere también a la actuación de los profesores que, según la Guardia Civil, calificaron a los alumnos VIP con escasos minutos de diferencia e incluso "a horas intempestivas" de la noche. La jueza consideró en un primer momento que esto indicaba que todas esas calificaciones de asignaturas distintas las había hecho una misma persona, pero indica ahora que el Supremo considera esos actos "inocuos".

 

Dedica una parte al caso de Cifuentes, cuyas notas fueron cambiadas en la intranet de la Universidad dos años después de cursar el máster. La jueza señala las contradicciones de los profesores y que la nota la cambió una persona "ajena a esa función" no son indicios suficientes, "no con el estándar" del fiscal Navajas.

 

https://www.eldiario.es/politica/Supremo-notablemente-exigencia-investigar-Casado_0_820318129.html

 

LA JUEZA ARCHIVA TODO EL CASO MÁSTER A EXCEPCIÓN DEL ACTA FALSIFICADA DE CIFUENTES TRAS LA DECISIÓN DEL SUPREMO

 

Argumenta que "no es posible circunscribir" a Casado la decisión del Supremo y que su resolución tumba toda la instrucción por cohecho y prevaricación

 

Continúan imputados por falsedad documental la expresidenta madrileña, su asesora Feito, Álvarez Conde y dos profesoras

 

La jueza del caso Máster, Carmen Rodríguez-Medel, ha archivado toda su investigación a excepción de la que afecta a la falsificación del acta del Trabajo de Fin de Máster (TFM) de Cristina Cifuentes. La magistrada argumenta su decisión en la resolución del Tribunal Supremo respecto de Pablo Casado al interpretar que ésta condiciona casi toda la instrucción que ha llevado a cabo.

 

"No resulta posible circunscribir la decisión del Alto Tribunal al aforado, ni apartarse esta instructora de su superior criterio en lo que es responsabilidad de esta magistrada-juez, a saber, los no aforados, cuando la argumentación le resulta de plena aplicación", recoge la magistrada en un auto.

 

Los únicos investigados en este momento son la propia Cifuentes, el director del Instituto de Derecho Público, Enrique Álvarez Conde, las profesoras Cecilia Rosado y Alicia López de los Mozos, cuya firma aparece en el acta falsificada, y la asesora de la expresidenta María Teresa Feito, quien presionó presuntamente a las docentes para conseguir una coartada.

 

Una vez el Tribunal Supremo ha zanjado que no hay cohecho ni prevaricación administrativa, la magistrada aclara que el único delito por el que investiga a los cinco citados es el de falsificación documental.

 

El caso Máster se inició el pasado 21 de marzo cuando eldiario.es desveló que Cristina Cifuentes había obtenido un posgrado de derecho autonómico en la URJC con notas falsificadas. La entonces presidenta regional intentó justificar que sí había cursado esos estudios aportando cinco documentos como prueba. Uno de ellos era el acta de la defensa del TFM. Un papel de la universidad, pero sin sello oficial, escrito a mano y con la firma de las tres miembros del supuesto tribunal. Pues bien, dos de esas firmas estaban supuestamente "falsificadas". Este es el único documento que, actualmente, sigue siendo objeto de investigación.

 

De forma paralela, en otro juzgado de Plaza de Castilla siguen imputados por un supuesto delito de revelación de secretos el director de eldiario.es, Ignacio Escolar, y la redactora jefa de Política Social, Raquel Ejerique. Ambos periodistas sacaron a la luz las irregularidades de la expresidenta regional en torno a este máster, lo que derivó en su dimisión y el final de su carrera política.

 

"Trato de favor"

 

En el auto en el que rechazó investigar a Casado, el Supremo subrayó que no existían indicios de que el líder del PP se pusiera de acuerdo con los profesores. De ahí de no vieran rastro de cooperación a la prevaricación en su actuación. Los magistrados llegaron a la conclusión de que sí había indicios de que Casado resultó beneficiado pero no de que él jugase un papel relevante en eso.

 

En contra de lo suscrito en la exposición razonada en la que instó al Supremo a investigar a Casado, la jueza asume ahora el criterio del Alto Tribunal en algunas de las cuestiones clave que la llevaron a iniciar esta investigación. Por ejemplo, mantiene que el hecho de que se permitiera al alumnado no asistir a clase a pesar de ser un máster presencial puede ser "un mero trato de favor" y no un indicio "consistente" de que nos encontramos ante un "regalo concertado" entre alumno y profesor.

 

En otra parte del auto, la jueza recuerda que ni el Alto Tribunal ni la Fiscalía, que también se mostró en contra de que se abriera una investigación por este asunto al presidente del PP, mencionaron en sus escritos las manifestaciones de una de las alumnas con expediente similar a Casado, que reconoció que por indicación del catedrático Álvarez-Conde no fue a clase y no hizo trabajo alguno en el máster, a pesar de lo cual obtuvo el título.

 

El hecho de que estas declaraciones no fueran mencionadas en ambos escritos "expresa o tácitamente" lleva a la magistrada a concluir que "no deben ser consideradas indicio alguno de una mecánica de comisión delictiva llevada a cabo entre una serie de alumnos –en los que concurrían unas mismas características– y el profesorado".

 

Tanto la Fiscalía como las partes personadas pueden presentar un recurso de reforma ante la propia magistrada, que en caso de nos prosperar se trasladaría a la Audiencia Provincial de Madrid.

 

https://www.eldiario.es/politica/archiva-Master-excepcion-falsificada-Cifuentes_0_820318086.html

 

CIFUENTES PIDE UNA EXCEDENCIA DE DOS AÑOS EN LA COMPLUTENSE

 

La expresidenta madrileña no ha llegado a volver a su puesto en Administración y Servicios

 

La expresidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha solicitado a la Universidad Complutense de Madrid, de la que es funcionaria, una "excedencia voluntaria por interés particular". Registró la solicitud el pasado agosto y se le concedió automáticamente, según confirman fuentes universitarias.

 

Desde que dimitió como presidenta regional, Cifuentes no ha vuelto a su puesto de Administración y Servicios tras gozar de una excedencia por servicios especiales -se otorga a todos los cargos políticos- desde los años 90, aunque solicitó su readmisión como es preceptivo.

 

Cifuentes (Madrid, 1964) entró por "turno libre" como técnico B de la administración ejerciendo como rector Gustavo Villapalos, al que le unía una gran amistad desde su época de estudiante de Derecho. En 1991 fue elegida diputada nacional, pero siguió en el campus al frente de un colegio mayor que admitía sólo a mujeres (1995-1999).

 

En 2001, disfrutando ya de una excedencia, Cifuentes ascendió a técnico A en unas oposiciones muy polémicas porque estaba al frente Dionisio Ramos, del que la expolítica había sido testigo de su boda, tal y como contó Plural.com. Ramos fue curiosamente compañero de Cifuentes en el máster de Derecho Autonómico que le ha costado una imputación y el cargo de presidenta de Madrid.

 

https://elpais.com/politica/2018/09/05/actualidad/1536136370_101620.html

 

 

EL GOBIERNO NO GUARDA LA AGENDA DE CIFUENTES QUE PIDE EL JUZGADO

 

La expresidenta asegura que defendió su trabajo de fin de máster el 2 de julio de 2012 pero la única prueba que ha aportado es un acta falsificada


La expresidenta de Madrid Cristina Cifuentes siempre ha mantenido —lo hizo también en su declaración ante la jueza que instruye el llamado caso máster— que defendió su trabajo de fin de máster (TFM), de forma presencial, el 2 de julio de 2012. Sin embargo, va a tener muy complicado aportar alguna prueba de ello, tal como había solicitado la jueza Carmen Rodríguez-Medel. La Delegación del Gobierno de Madrid asegura que no conserva la agenda de su anterior inquilina, según la respuesta que dio el Gobierno a EL PAÍS tras una solicitud amparada en la Ley de Transparencia. 

 

"Esta delegación no tiene conocimiento de la agenda [de Cifuentes]", asegura la Dirección General de la Administración Periférica del Estado en su contestación a este diario, fechada en abril pasado. La expresidenta de Madrid mantiene que fue al campus de la Universidad Rey Juan Carlos en 2012 pese a que ese día se celebraba en la capital la victoria de la selección española de fútbol en la Eurocopa y que ella ejercía en esa época como delegada del Gobierno, es decir, jefa de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

 

Cifuentes aseguró que no estuvo al frente del dispositivo de seguridad porque dependía de la Jefatura Superior de Policía. "El seguimiento no me correspondía a mí", dijo en el pleno de la Asamblea de Madrid. "Creo recordar que en ningún partido ni celebración de partidos", añadió, y precisó que, "en cualquier caso, se montaban a partir de cierta hora [ocho o nueve de la noche], y la defensa de este máster fue a primera hora de la tarde". El TFM no ha aparecido. Ni lo ha presentado la propia Cifuentes ni hay constancia de él en la universidad. El acta que mostró como prueba de haber defendido el trabajo resultó estar falsificada, según han declarado las profesoras que figuran como miembros del tribunal evaluador.


La titular del Juzgado de Instrucción número 51 solicitó hace unos días a la Delegación del Gobierno de Madrid que le mandara las citas de la agenda de Cifuentes, y le acaba de contestar que no conserva esos datos por tener antigüedad superior a los dos meses. Por lo tanto, el único organismo capaz de confirmar la coartada de la expresidenta ya ha constatado de manera oficial que no puede hacerlo. En la respuesta enviada a este diario, el Gobierno añade que no hay ninguna norma legal de carácter estatal que obligue a llevar una agenda de las actividades de los cargos públicos, aunque añade que se considera una buena práctica.

 

"La política de conservación de copias de seguridad del servidor de correo establece un periodo máximo de dos meses, por lo que la información solicitada no podrá ser recuperada, dada su antigüedad", escribe el representante del Ejecutivo en la Comunidad de Madrid, José Manuel Rodríguez Uribes, en su respuesta a la jueza. "Esta unidad no está en disposición de recuperar la información solicitada, habida cuenta de que su antigüedad es superior a los dos meses indicados en el punto anterior", añade Jorge Moreno, subdirector General de Explotación del Ministerio, en un oficio adelantado este viernes por la cadena Ser.

 

La instrucción del caso máster continúa la próxima semana con las declaraciones de Enrique Álvarez Conde, el catedrático de Derecho Constitucional que dirigía el Instituto de Derecho Público que dio el título a Cifuentes y a Pablo Casado, y de dos de las tres profesoras que firmaron el acta presuntamente falsificada del trabajo de fin de máster de la expresidenta madrileña. También está llamada a declarar Laura Nuño, subdirectora del instituto responsable del máster. Los cuatro están investigados (la antigua figura del imputado) en la causa.

 

https://elpais.com/politica/2018/09/07/actualidad/1536333860_539752.html

 

 

NUEVAS IMPUTACIONES EN EL CASO MÁSTER TRAS LA PRUEBA CALIGRÁFICA DE LA GUARDIA CIVIL

 

La jueza ha citado como investigadas a Laura Nuño y Clara Souto, dos de las profesoras que hasta ahora no habían sido imputadas. El 10 de septiembre también declararán en calidad de investigados, Enrique Álvarez Conde y Cecilia Rosado

 

La jueza Carmen Rodríguez-Medel que investiga el supuesto fraude del máster de Cristina Cifuentes en la Universidad Rey Juan Carlos ha decidido ampliar su investigación, de ahí que haya dictado una nueva ronda de comparecencias en la pieza que investiga la falsificación de documentos públicos. El próximo 10 de septiembre tendrán que declarar como imputados el catedrático y exdirector del Instituto de Derecho Público (IDP), Enrique Álvarez Conde, su número dos en el (IDP), Laura Nuño – que hasta ahora no estaba siendo investigada-, y las profesoras Cecilia Rosado y Clara Souto – que también ha sido imputada por primera vez-.

 

En el caso de Souto también ha sido citada como investigada en relación a la asignatura ‘El reparto de las competencias’, que ella misma impartió, supuestamente, a Cristina Cifuentes, y que pasó de una calificación de ‘no presentado’ a ‘notable’. La jueza también quiere que declare como investigada en relación con el acta de defensa del Trabajo Fin de Máster de la expresidenta, porque su firma también figuraba en el acta falsifica - Souto ya declaró por ese asunto como tesitgo-.

 

Así consta en la providencia que ha dictado la jueza del Caso Máster, a la que ha tenido acceso la SER, donde se explica que estas cuatro personas están siendo investigadas por los delitos de falsedad documental y prevaricación administrativa. La jueza ha tomado esta decisión después de recibir el resultado de una de las pruebas que encargó.

 

El pasado 18 de junio el departamento de Grafística del Laboratorio Central de Criminalística de la Guardia Civil recibió una petición de la jueza que investiga este caso para que analizase las firmas de los profesores que figuran en el acta del Trabajo Fin de Máster de seis alumnos, compañeros de clase de Cristina Cifuentes, que ya declararon como testigos.

 

El Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid ha recibido ya el informe de los peritos caligráficos, que tras un exhaustivo trabajo han detectado que las firmas que estamparon, en esas actas del TFM, los profesores Enrique Álvarez Conde, su número dos en el Instituto de Derecho Público (IDP), Laura Nuño y Cecilia Rosado eran suyas, “resultan totalmente coincidentes”, según consta en el informe pericial de la Guardia Civil al que ha tenido acceso la SER. Todas las firmas era auténticas, menos una, en el caso de la profesora Clara Souto los investigadores del departamento de grafística del Instituto Armando han concluido que de las cuatro actas de TFM que firmó, en dos de ellas, la firma no era suya, en otra sí y en la cuarta no han sido capaces de aclararlo.

 

Con esta nueva ronda de declaraciones, las tres personas que firmaron el polémico acta del Trabajo Fin de Máster de Cifuentes ya están imputadas (Alicia López de los Mozos, Cecilia Rosado y Clara Souto).

 

http://cadenaser.com/emisora/2018/08/23/radio_madrid/1535040415_614340.html

 

 

LAS ACUSACIONES DE LA JUEZA CONTRA CASADO ACORRALAN A CIFUENTES: "HAY UN PATRÓN DE CONDUCTA DELICTIVA"

 

La investigación que comenzó con el máster de Cristina Cifuentes ha llevado a Pablo Casado a las puertas del Supremo. La exposición razonada que ha enviado la jueza al alto tribunal reúne todos los indicios contra el presidente del PP, pero también dedica unos párrafos a la expresidenta madrileña. El texto complica el futuro judicial de Cifuentes porque considera que el año que ella cursó el posgrado también se regaló el título a un grupo de alumnos privilegiados.

 

El escrito que envió la jueza Carmen Rodríguez-Medel al Supremo  recorre en 54 páginas toda la investigación que ha llevado a cabo para determinar que Casado pudo cometer los delitos de cohecho impropio y prevaricación administrativa. Reserva parte de ese texto a la expresidenta regional, con quien se inició la investigación a raíz de la denuncia de una profesora de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC).

 

La jueza señala que el caso de Casado se centra en el "regalo del título académico del máster" a un grupo de alumnos escogidos, a quienes se calificó "sin realizar actividad académica alguna". En ese punto, Rodríguez-Medel informa al Supremo que esa práctica no se acotó al curso 2008-2009, sino que "se utilizó en otros años académicos".

 

Concretamente, explica que en el curso de Cifuentes (2011-2012) "al menos siete alumnos han reconocido en sede judicial que fueron calificados sin acudir a clase y sin someterse a ningún tipo de evaluación". La jueza ve en esa actuación "un patrón de conducta delictiva en sucesivas ediciones del máster".

 

Siete alumnos que no hicieron nada

 

La jueza abrió la investigación contra Casado "por si existiera continuidad delictiva" y ha concluido que la hubo. Los delitos que se dieron en el máster del presidente del PP se repitieron en el de Cifuentes, y de hecho dedica un párrafo para dar contexto a los magistrados del Supremo.

 

"Se ha acreditado indiciariamente que se falsificaron firmas de los profesores integrantes de la Comisión para la Convalidación", escribe Rodríguez-Medel, que conecta esa actuación con "la finalidad de convalidar asignaturas a más de ocho alumnos de la edición de este máster", el de la expresidenta regional.

 

Siete de esos alumnos han reconocido en sus declaraciones "que no hicieron más que matricularse en el mismo, sin mayor actividad académica de ningún tipo, a pesar de lo cual tienen todo expedito para recoger el título". La octava alumna que aparece en las actas de convalidación falsas es Cifuentes.

 

En su declaración insistió en que cursó el máster -aunque sin ir a clase- y que entregó trabajos. Pero no tiene forma de probarlo, porque afirma que no ha conservado las copias digitales y las que supuestamente tenía en papel se le han extraviado durante las mudanzas. No conserva emails, como sí tienen otros compañeros de clase, porque a la jueza le dijo que enviaba todos sus trabajos con un mensajero. "Me resultaba más cómodo", se justificó.

 

Álvarez Conde, "el urdidor" en ambos casos

 

Casado y Cifuentes compartieron mentor en el máster. El catedrático Enrique Álvarez Conde dirigía el Instituto de Derecho Público, organismo asociado a la URJC que impartía el máster. La jueza le coloca en la cúspide de la trama para regalar títulos y señala que todos los alumnos imputados en la pieza que investiga al presidente del PP tenían en común "su especial relación personal o profesional" con este profesor.

 

Tanto Cifuentes como Casado han dicho que solo se relacionaban con Álvarez Conde, a quien la jueza considera "el urdidor" del proceso que culminó con las convalidaciones masivas al presidente del PP y otras tres alumnas.

 

"Era, además, el beneficiado por este proceso, en el que todos ganaban: le permitía la supervivencia del máster (dado que con pocos alumnos se extinguía), le creaba un clima favorable en cuanto a sus relaciones políticas (...) y profesionales, y aumentaba el prestigio de su instituto", señala Rodríguez-Medel.

 

Unos párrafos más tarde la jueza cita la importancia que tiene Maite Feito en ambos casos. La define como "la persona de confianza de doña C.C -Cristina Cifuentes- que insta la falsificación del acta de defensa del trabajo fin de master el 21 de marzo de 2018".

 

Trabajos 'ad hoc' para Cifuentes

 

Añade que Feito también instó a una de las profesoras "a que prepare unos trabajos ad hoc para que la entonces Presidenta pueda acreditar haberlos hecho, llegando a solicitar, por último, bibliografía -se entiende para elaborar los trabajos con base en la misma- cuando recibe la negativa de la profesora Rosado a hacerle los trabajos".

 

La parte de la investigación contra Cifuentes es más profunda y complicada que la de Casado, porque este procedimiento también se adentra precisamente en esas maniobras para tratar de tapar el escándalo y evitar que afectase a la carrera política de la expresidenta madrileña.

 

Pero sin necesidad de ahondar en este punto, la exposición razonada que la jueza del caso Máster ha enviado al Supremo complica el futuro judicial de Cifuentes. Ambos eran cargos públicos, así que a ambos se les puede acusar de cohecho impropio. Además, siguieron los mismos pasos para obtener el título sin, dice la jueza, esfuerzo académico alguno, por lo que también se da el delito de prevaricación administrativa.

 

La expresidenta madrileña estará muy pendiente de la decisión que tome al alto tribunal en septiembre por si aprecia la existencia de estos delitos en un caso calcado al suyo.

 

https://m.eldiario.es/politica/acusaciones-Master-Casado-acorralan-Cifuentes_0_801420348.html

 

 

 

CIFUENTES, EN EL JUZGADO: "NO ENCUENTRO EL TRABAJO, CON VARIAS MUDANZAS EN SIETE AÑOS… NO QUIERE DECIR QUE NO LO TENGA"

 

eldiario.es accede al audio de la declaración de la expresidenta madrileña como imputada en el caso Máster

 

La imputada defiende que encontrar el TFM "no es una tarea tan fácil"; la jueza replica: "¿Ni siquiera en tres meses?"

 

Cifuentes, sobre la supuesta defensa del trabajo: "Fue algo muy rápido y un poco superficial"

 

Cristina Cifuentes se sentó el 23 de julio pasado ante la jueza Carmen Rodríguez-Medel como imputada y siguió defendiendo que cursó con total regularidad el máster de Derecho Local y Autonómico de la Universidad Rey Juan Carlos, que elaboró un Trabajo Fin de Máster y que incluso lo defendió ante lo que, no está segura, podría ser un tribunal. En el audio de esa declaración, al que ha tenido acceso eldiario.es, se oye a la magistrada preguntar si “desde marzo hasta ahora no ha revisado cajas” para encontrar el TFM, a lo que Cifuentes responde que sí, pero que no es una tarea “fácil” y que eso no quiere decir que en un futuro aparezca.

 

La Universidad Rey Juan Carlos tampoco encuentra el supuesto TFM de Cifuentes. La Universidad, sin embargo, elaboró un acta de la falsa defensa del trabajo. Las tres profesoras cuya firma aparece en ese documento han reconocido en sede judicial que nunca examinaron a Cifuentes y una de ellas asume que reprodujo las firmas de las otras dos para elaborar el acta con el que la expresidenta madrileña intentó desmentir la información de eldiario.es sobre su máster con notas falsificadas.

 

“¿Usted realizó ese trabajo?”, pregunta a Cifuentes el fiscal en un momento de la declaración. Y ella contesta rotundamente: “Sí”. “Yo no lo tengo físicamente, aunque es posible que esté. No ha sido posible encontrarlo, he tenido varias mudanzas en estos siete años y no he encontrado el trabajo, como tampoco encontré la matrícula, los impresos, la documentación relativa al máster… Es no quiere decir que no lo tenga, pero hoy por hoy no lo tengo y he dado autorización expresa a la Universidad para que, si lo tiene, lo haga público”, asegura Cifuentes en el audio.

 

Cristina Cifuentes declaró por espacio de una hora y diez minutos aproximadamente.  Para evitar a los medios de comunicación utilizó la escolta de la que todavía dispone y accedió en un un vehículo camuflado directamente al aparcamiento de los juzgados. El peso del interrogatorio lo llevó el fiscal, suplente por vacaciones de la titular en el caso, y la jueza Rodríguez-Medel. Ninguno de los abogados formuló pregunta alguna a la expresidenta madrileña.

 

Cuando llega el momento de que pregunte la jueza, ésta insiste en la ubicación del TFM y Cifuentes dice que ha revisado “muchas” cajas, tanto en la sede del Gobierno autonómico, en su trastero, en casa de un familia… “No es una tarea tan fácil”, añade. Y la Rodríguez-Medel insiste: “¿Ni siquiera para hacerla en tres meses?”.

 

El fiscal: "Hablemos de ese trabajo que nadie encuentra"

 

En un punto de la declaración, el fiscal plantea: "Hablemos de ese trabajo de fin de máster que usted no tiene y que nadie encuentra". Es entonces cuando Cifuentes asegura que lo elaboró sin ayuda de nadie y que su contenido no era "muy extenso". Según la tesis de la expresidenta, la materia le venía como anillo al dedo, ya que versaba sobre el reparto competencial entre las Fuerzas de Seguridad y en aquel momento, ella, como "jefa" de las distintas policías en Madrid, según el término que utiliza, tenía acceso a documentación y bibliografía.

 

La expresidenta también da, a lo largo de su declaración, una explicación sobre la supuesta defensa del TFM que  dista mucho de las exigencias universitarias a un acto así. Por primera vez, sitúa en la escena a un hombre, del que no sabe siquiera si integraba el supuesto tribunal. Incluso duda de que se tratara de un tribunal. “Bueno, ante un tribunal, después de todo lo que se ha publicado, ya uno cuestiona… defendí ante unas personas que supongo que fueron el tribunal, pero la verdad es que fue muy breve, de las líneas generales del trabajo”, responde a preguntas del fiscal.

 

El representante del Ministerio Público le pregunta si las personas que la examinaron fueron Cecilia Rosado, Clara Souto y Alicia López de los Mozos. Ella contesta que no lo sabe porque había pactado con el director del Instituto de Derecho Público, Enrique Álvarez Conde, antes de matricularse, que no era necesario que fuera a clase y que podría aprobar únicamente con trabajos.

 

“No recuerdo ahora mismo si había dos o tres personas. Creo recordar que una era un hombre, pero no sé si era miembro del tribunal o estaba allí… porque la verdad es que aquella lectura fue un acto bastante informal, no era la lectura de una tesis doctoral, ni de un… no, ni una oposición, no, era un trabajo final de máster, fue algo muy rápido y algo que le diría un poco superficial. Hice una breve exposición de las líneas generales del trabajo, posiblemente contestar alguna pequeña aclaración, pero fue un trámite, y muy breve además”.

 

https://www.eldiario.es/politica/Cifuentes-juzgado-encuento-trabajo-mudanzas_0_798270665.html

 

 

LA JUEZA PIDE A DELEGACIÓN DEL GOBIERNO LA AGENDA DE CIFUENTES EL DÍA DE LA SUPUESTA DEFENSA DEL TRABAJO FINAL DE MÁSTER

 

La expresidenta insistió en el juzgado que se presentó ante un tribunal de la Universidad Rey Juan Carlos el 2 de julio de 2012

 

La magistrada advierte de que si aparece la cita en la Universidad se compruebe que no fue introducida después de la exclusiva de eldiario.es

 

Las profesoras han confirmado que el acta está falsificada y que ellas nunca examinaron a la entonces delegada del Gobierno

 

La jueza Carmen Rodríguez-Medel ha ordenado a la Delegación del Gobierno en Madrid que le informe si consta en la "agenda electrónica" que Cristina Cifuentes tenía "un compromiso" en la Universidad Rey Juan Carlos el 2 de julio de 2012, fecha en la que ella defiende que acudió a defender el Trabajo de Final de Máster (TFM), la misma fecha que consta en el acta falsificada.

 

Las profesoras han confesado en sede judicial que el acta está falsificada y también cómo acordaron en una reunión la versión que iban a dar sobre la falsa comparecencia de Cifuentes ante el tribunal. A pesar de ello, Cifuentes insistió en su declaración judicial del pasado 23 de julio que ella estuvo en la universidad aquel día, aunque ahora la versión es que había un hombre en un tribunal de dos o tres personas y que  fue una defensa "informal" y breve.

 

La jueza quiere saber "si consta en la agenda elecrtrónica de la Delegación del Gobierno correspondiente al 2 de julio de 2012 que doña Cristina Cifuentes Cuencas tenía un compromiso en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y si se hace constar en la agenda el motivo de dicha cita (concretamente, si era para la defensa del trabajo de fin de máster)", recoge la providencia, a la que ha tenido acceso eldiario.es.

 

Cifuentes declaró el pasado lunes que sabe que fue a defender el TFM el 2 de julio de 2012 porque así pudo consultarlo en su agenda electrónica su jefa de Secretaría de la Presidencia madrileña, Cristina Abad, quien ya había ostentado un cargo similar a sus órdenes en la etapa de la Delegación del Gobierno. La jueza se mostró interesada en averiguar el paradero de Abad y ahora dicta la citada providencia.

 

Por si alguien hubiera tenido la tentación, la jueza Rodríguez-Medel advierte a la Delegación del Gobierno que, "en caso de que conste, que se compruebe si la cita ha sido incluida en el año 2012 o si, por el contrario, consta alguna modificación realizada en la misma a partir del 20 de marzo de 2018, esto es, el día en el que eldiario.es se puso en contacto con el equipo de Cifuentes para contrastar la  exclusiva que publicó al día siguiente sobre el máster obtenido por la entonces presidenta madrileña en una universidad pública con notas falsificadas.

 

https://www.eldiario.es/politica/Delegacion-Gobierno-Cifuentes-supuesta-defensa_0_796871456.html

 

CIFUENTES MANTIENE ANTE LA JUEZ QUE HIZO EL MÁSTER

 

La expresidenta madrileña ha comparecido esta tarde como imputada ante la magistrada que investiga su título en la Universidad ReyJuan Carlos

 

Cristina Cifuentes ha mantenido que hizo el máster en su declaración esta tarde ante la magistrada Carmen Rodríguez-Medel, según fuentes jurídicas. En su primera comparecencia pública desde que abandonase el cargo, la expresidenta de la Comunidad de Madrid ha entrado evitando a periodistas al juzgado de instrucción número 51 de plaza de Castilla de Madrid. Allí ha comparecido como imputada por el máster que obtuvo supuestamente en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC).

 

Un título que provocó su caída y por el que ya debía haber dado explicaciones el pasado 26 de junio, cuando alegó que padecía "fuertes migrañas" para no sentarse ante la instructora de una causa que adquiere mayor dimensión a medida que avanzan las pesquisas. Este lunes, Cifuentes ha insistido en que cursó el máster, que hizo todos los trabajos y que defendió presencialmente el Trabajo Fin de Máster (TFM) ante un tribunal, pero que no encuentra el documento porque debe haberlo perdido en alguna mudanza, según detallan fuentes jurídicas presentes en la declaración.

 

Rodríguez-Medel —que investiga los presuntos delitos de falsificación de documentos públicos y prevaricación administrativa— retoma con esta declaración un caso que comenzó con el foco centrado en la exdirigente del PP, pero que se ha ampliado ya a todo el Instituto de Derecho Público (IDP), donde se impartía el máster y que dirigía el catedrático Enrique Álvarez Conde. Sobre la funcionaria que modificó sus notas, la expresidenta de Madrid ha asegurado que apenas la conocía a través de su hermana.

 

De hecho, la magistrada ha abierto piezas separadas —una de ellas, centrada en el título concedido a Pablo Casado, nuevo presidente popular— y ha detectado convalidaciones de asignaturas concedidas sin solicitarse, actas de Trabajo Fin de Máster (TFM) que nunca se defendieron, firmas falsas, un estudiante que recogió el título pese a que abandonó el curso tras matricularle y alumnos a los que se les aprueba sin hacer nada.

 

La causa suma ya 14 imputados y Cifuentes ha intentado que su instrucción se traslade al Tribunal Supremo, aludiendo que Casado está aforado y que la juez ya preguntó por esa condición al Congreso. Pero la magistrada rechazó esa petición. Según argumentó Rodríguez-Medel, el nuevo presidente del PP no se encuentra imputado y, por tanto, el caso debe seguir en el Juzgado 51 de Plaza Castilla.

 

https://elpais.com/politica/2018/07/23/actualidad/1532331005_401049.html

 

EL PROFESOR ACUSADO POR CIFUENTES DICE QUE LE LLEGÓ LA INFORMACIÓN DEL MÁSTER EN UN SOBRE Y LO ENVIÓ A VARIOS MEDIOS

 

El profesor de la Universidad Rey Juan Carlos Salvador Perelló ha declarado este viernes ante el juez que le investiga a él y a dos periodistas de eldiario.es por la exclusiva sobre el máster de Cristina Cifuentes. Perelló ha admitido que reenvió a varios medios los documentos que recibió antes de forma anónima sobre un expediente académico y que lo hizo sin saber que se trataba del de la expresidenta madrileña, han informado fuentes jurídicas.

 

Perelló está imputado junto a la jefa de Política Social de eldiario.es, Raquel Ejerique, y el director del medio, Ignacio Escolar, como consecuencia de una querella de Cristina Cifuentes por un presunto delito de revelación de secretos, castigado con  hasta cinco años de cárcel.

 

El profesor ha dicho ante el juez Pedro Antonio Domínguez que los dos pantallazos que publicó eldiario.es aparecieron en su casillero (buzón) de la Universidad junto a un manuscrito anónimo en un sobre. Uno de los pantallazos recogía dos notas modificadas y otro se refería al pago de una cantidad y tasas.

 

Perelló ha declarado que al principio le pareció "una chorrada", pero que en su casa, con ayuda de un escáner, comprobó su veracidad y detectó que aludían a un expediente con irregularidades. En este sentido ha explicado que está acostumbrado a tratar con ese tipo de documentación en su puesto y que si dispone de un escáner es porque igulamente lo necesita para su trabajo.

 

En esos pantallazos no se identificaba al alumno referido y simplemente aparecía un código. Perelló ha añadido que conoce a muchos periodistas y que envió a varios medios el material, pero que solo eldiario.es investigó el hecho y descubrió lo que se escondía tras él, según las fuentes consultadas. También ha afirmado que si no acudió a la Fiscalía o al juzgado fue porque creyó que se trataba de una irregularidad, pero que en principio no apreció que se pudiera tratar de un delito.

 

Una buena parte de la declaración del profesor ha versado sobre la supuesta entrevista que le señalaba como autor de la supuesta filtración y que publicó Javier Negre en El Mundo. Perelló ha repetido en varias ocasiones que “jamás” ha concedido una entrevista sobre este tema a un medio de comunicación, tampoco al periodista referido. El profesor ha explicado que la publicación parte de una conversación que pactó previamente que fuera privada y que concedió porque el periodista se lo rogó "para subirse al carro del escándalo". Incluso así, ha dicho, el texto contiene “falsedades”.

 

La querella con la que Cristina Cifuentes quiere enviar a la cárcel al director de eldiario.es, Ignacio Escolar, y a la jefa de Política Social, Raquel Ejerique, toma como pruebas de sus supuestos delitos las notas que se han demostrado falsificadas y el acta del Trabajo de Fin de Máster (TFM) que la Universidad Rey Juan Carlos fabricó como coartada para la entonces presidenta de la Comunidad de Madrid.

 

Con estos mimbres, la representación de legal de Cifuentes arma un escrito en el que concluye que debe aplicarse a los periodistas el tipo agravado de un delito de descubrimiento y revelación de secretos cometido, además, de forma continuada. La acusación aduce también que los periodistas de eldiario.es actuaron "con fines lucrativos" y que, por todo ello, se les debería condenar a penas de entre dos años y medio y 5 de cárcel.

 

https://m.eldiario.es/politica/profesor-declara-pantallazos-aludian-Cifuentes_0_792321124.html

 

LA JUEZ ESPERA A CIFUENTES

 

Enrique Ricardo Medina asegura que, tras matricularse en 2011 en el máster de Derecho Público Autonómico, solo fue un par de días a clase. Que nunca presentó un trabajo. Que nunca hizo un examen. Y que, por supuesto, nunca se sentó delante de un tribunal para defender un Trabajo Fin de Máster (TFM) titulado Concordancias entre los riesgos laborales españoles y argentinos, pese a que un acta reza que así lo hizo el 15 de octubre de 2012. "Pero no", insiste ante la juez, que le pregunta entonces cómo es posible que, más de un lustro después, se pasara a recoger el diploma y no se sorprendiera de que lo hubiese obtenido. "Entendí que me lo habían convalidado", responde. Apenas unos segundos después de afirmar que tampoco pidió nunca ningún tipo de convalidación.

 

Las palabras de Medina, que ejerce actualmente como profesor en la URJC, se escucharon el pasado 21 de junio en el juzgado de instrucción número 51 de Madrid, adonde acudió para declarar como testigo ante la magistrada Carmen Rodríguez-Medel, que abrió una causa sobre las posibles irregulares en la concesión del máster a Cristina Cifuentes, expresidenta de la Comunidad de Madrid. Un caso que se centraba en la exdirigente del PP, pero que, a medida que avanzan las pesquisas, ha ampliado el foco a todo el Instituto de Derecho Público (IDP), donde se impartía el título y que dirigía el catedrático Enrique Álvarez Conde. Es más, primero se investigaba solo un delito de falsificación de documentos públicos y después se añadió el de prevaricación administrativa.

 

¿Es el caso Cifuentes solo una pieza más de un entramado más grande? Las preguntas de la juez apuntan en esa dirección. Según revelan los escritos y los interrogatorios de la magistrada a los imputados y testigos, a los que ha tenido acceso EL PAÍS, la instructora ha detectado más presuntas irregularidades: convalidaciones concedidas sin solicitarse, actas de TFM que nunca se defendieron, firmas falsas, un estudiante que obtuvo el título pese a que abandonó el curso, alumnos que aparecen aprobados sin "hacer ni el huevo", como dijo uno... Todos los principales protagonistas de la historia ya se han sentado en el último mes ante Rodríguez-Medel —aunque Álvarez Conde se negó a declarar—. Todos, excepto Cifuentes, que alegó que tenía "migrañas" el día que debía comparecer. La juez la ha citado de nuevo el 23 de julio.

 

Su testimonio servirá para avanzar en un caso que estalló el 21 de marzo, cuando eldiario.es publicó la primera información. Aquella mañana, el despacho del rector de la URJC, Javier Ramos, se convirtió en el "camarote de los hermanos Marx", según lo define un abogado de la causa. Por allí pasaron sus asesores, varios profesores, el director del máster y, también, un personaje clave en la historia: María Teresa Feito, asesora en ese momento de la Consejería de Educación. Feito admitió ante la juez que permaneció casi dos horas junto a la sala y que ese día y el anterior habló con varios de los docentes implicados. Ramos asegura que participó activamente en la gestión de la crisis, aunque ella lo niega. Y una profesora, Cecilia Rosado, afirma directamente que les presionó para que fabricaran documentos que avalaran que la expresidenta había cursado el máster: "Me dijo que si no enviábamos el acta del TFM, Cifuentes nos iba a matar".

 

Pero aquel día no solo se puso en jaque a la jefa del Ejecutivo autonómico, también provocaría que salieran a flote más presuntas irregularidades. Por ejemplo, ¿por qué se convalidó asignaturas con firmas falsas a los diez alumnos incluidos en la bautizada como lista VIP? Rodríguez-Medel trata de averiguar los motivos que pudieron llevar a Álvarez Conde a diseñar este sistema.

 

El máster que cursó Cifuentes se cerró en 2014 por falta de estudiantes. Unos años antes se lo había sacado Pablo Casado, actual candidato a presidir el PP y al que no se ha citado a declarar (está aforado). El diputado conservador pactó con Álvarez Conde unas condiciones muy ventajosas para obtenerlo: le convalidaron 18 de las 22 asignaturas, no tenía que ir a clase y aprobó las cuatro materias restantes con otros tantos trabajos que apenas sumaron 90 páginas en total y que entregó a unos docentes a los que, según dijo, nunca conoció. Aunque, tal y como reveló después EL PAÍS, fue Álvarez Conde quien le evaluó en tres de esas asignaturas y le calificó con sobresaliente.

 

"Era un máster deficitario", dijo a la juez el profesor Rodrigo Martín. El primer año, según relató, hubo pocos alumnos. El segundo, algunos más. Pero hubo otro en el que no se hizo. "La carencia [de estudiantes] era una constante hasta que cerró", añadió Martín. En ese sentido también se pronunció Rosado, que estuvo muy vinculada al Instituto y que afirma que para el catedrático el número de alumnos ha sido "una preocupación constante todo el tiempo".

 

"Labor de apostolado"

 

La juez llega a preguntar si Conde, principal señalado, hacía "labor de apostolado" del máster. "Él estaba muy preocupado y hablaba con unos y otros para dar a conocerlo", contesta Rosado, sobre una actividad que la URJC no incluye como parte de la carga lectiva del profesor y que se paga aparte. El sistema prevé incluso que, a más alumnos, más se recauda y más sube la tarifa que cobra el docente. Aunque, si faltaban estudiantes, las universidades los suprimían. Todo ello, en una época de crisis en la que los sindicatos calculan que, entre 2010 y 2015, los profesores universitarios perdieron un 30% de poder adquisitivo por los recortes.

 

Rodriguez-Medel suma ya 14 imputados y ha citado a más de una decena de testigos. Entre ellas, a Pilar Trinidad, jefa de inspección de Servicios de la Universidad y responsable de la información reservada abierta por la URJC. Ella describe una gestión administrativa del IDP caótica: "Todo lo que he visto de convalidaciones lo he visto en la prensa". Esperaba que se lo entregase la directora en funciones, Cecilia Rosado, pero asegura que esta se negó a colaborar.

 

Trinidad declaró incluso que "nunca" ha pasado por sus manos el acta del TFM que tantas portadas ha copado. "No se la pedí al rector porque esperaba que me la proporcionaran por los cauces oficiales...". Y encontró en los servicios de títulos propios otros "muchos correos en los que se solicita modificación de notas..."; además de detectar que tres personas se inscribieron en diciembre el año de Cifuentes, ella incluida, cuando algunas asignaturas ya se habían terminado de impartir. Pero falta por escuchar todavía a la expresidenta, que continúa en silencio desde que dejara su cargo con estas palabras: "La resistencia de las personas tiene un límite".

 

La fidelidad inquebrantable al "maestro"

 

El foco está colocado en las tres profesoras —Cecilia Rosado, Clara Souto y Alicia López de los Mozos— cuyas firmas aparecen en el acta del TFM de la Cifuentes. Sus declaraciones ante la juez dejan ver cómo estas discípulas de Álvarez Conde tienen interiorizado el escalafón de poder diseñado por su "maestro". "Me parecía un horror ir en contra de la versión de mis superiores", dijo Souto, la única de las tres que no está imputada y que afirmó que su compañera Rosado discutió en 2014 con su jefe y "pasó literalmente al ostracismo". Conde la cambió de despacho y la cesó "para cualquier función en el Instituto". "Yo tenía mucho miedo a romper la relación con él. En la universidad española nos conocemos todos y él era una persona muy relevante", asegura Rosado ante la juez: "Yo estaba muy asustada. Quería publicar. Y necesitaba que él no hablara mal de mí", relató, antes de admitir que fabricó el acta y que las otras dos docentes autorizaron a poner sus firmas —extremo que ambas niegan—. En ese contexto, cuando salta el escándalo, la llama y "empieza la presión absoluta", dice Rosado. "Yo me sentí siempre amenazada. Conde me dijo que quien se desmarcara [de la versión oficial tras estallar el caso] tendría que asumir las consecuencias", añadió López de los Mozos.

 

https://elpais.com/ccaa/2018/07/07/madrid/1530981936_755652.html

 

UNA PROFESORA DE CIFUENTES: “ME CALLÉ; VEÍA QUE PELIGRABA MI VIDA, MI CARRERA Y MIS HIJOS”

 

Clara Souto, vocal del acta del trabajo fin de máster, asegura que ese día estaba en Galicia

 

 “Me callé. Me parecía que era ir en contra del mundo. Veía que peligraba mi vida, mi carrera y mis hijos”. Así, con este desgarro, la profesora de la Universidad Rey Juan Carlos Clara Souto relató a la juez Carmen Rodríguez-Medel el pasado 10 de mayo su particular vía crucis por el caso Cifuentes. Su supuesta firma aparece en el acta del trabajo de fin de máster de la expresidenta madrileña, pero ella nega su autenticidad. “No fui capaz de enfrentarme. Me veía yendo en contra de mi catedrático, Enrique Álvarez Conde, que es una persona que le tenía confianza desde hacía 10 años y contra mis compañeras”.

 

La firma de Souto figura en la casilla de vocal del tribunal evaluador. Ella mantiene, sin embargo, que ese 2 de julio de 2012 estaba en Galicia a cargo de sus tres sobrinos al haber enfermado su hermana. “Yo lo único que sé es que yo no estuve el día que pone en ese documento”. La juez parece creerla porque Souto es la única de las tres firmantes del acta que no está imputada.

 

La profesora ha encontrado un recibo del 30 de junio que atestigua que ese día estaba en Galicia, pero ninguno del 2 de julio, la fecha de autos. Pese a los seis años transcurridos, recuerda “con certeza” el momento porque el día anterior “era la final de fútbol que ganó España y sé que estábamos en Galicia viéndolo”.

 

Además, la relación de Souto con el máster de Derecho Público fue muy lateral. Apenas dio cuatro horas de clase un sábado del curso 2011-2012. ¿Asistió ese día la delegada del gobierno? “ Yo en ese momento no tenía conocimiento de quién era Cristina Cifuentes. Era la primera vez que daba una masterlass. Estaba muy nerviosa porque me enfrentaba a alumnos más mayores de los de normalmente”.

 

 Souto, aún sin plaza fija y con dos hermanas trabajando como ella en el Instituto de Derecho Público (IDP), lleva años encadenando penas y ante la juez las revivió todas y se desahogó.Sus niños, hoy de dos años y medio, estuvieron delicados de salud y el pasado septiembre murió su padre. Pero asegura que nada ni nadie le ha bloqueado tanto como el caso Cifuentes.“Nunca en mi vida pensé que se me pudiese poner en una situación así”.

 

El acta presuntamente se falseó el 21 de marzo de 2018, el día que eldiario.es publicó la noticia. “Si mi catedrático, llevo 10 años con él, me dice que hay un problema con el máster de Derecho Público confío completamente y para solucionarlo puede contar conmigo”, relata Souto. Y prosigue estremecida: “Él nunca me ha puesto en una situación negativa como para desconfiar. Pensar que se estaba realizando….”.

 

Bajo esta premisa Souto dio su permiso a Álvarez Conde para usar su nombre mientras iba camino de la guardería con sus hijos. Luego, siempre según su relato, impartió clase hasta las dos, se marchó a un centro de estética, volvió a la guardería... Asegura que estuvo tan atareada que hasta las diez de la noche no entró en “shock” al verse protagonista de la historia que abría los telediarios.

 

“Hasta este momento tenía una relación buena de jerarquía” con Álvarez Conde, contó Souto a la juez, y por unas horas la mantuvo. Se vieron luego en casa de su “maestro” junto a sus compañeras. “Le pedí por favor que solucionase el problema, que me veía incapaz de salir públicamente y llevarle la contraria a él. (...) Le dije: me estás arruinando la vida y él en todo momento nos tranquilizaba”.

 

Pero su “maestro” quiso mantener la primera versión vertida a los medios -hubo un error técnico en las actas- y Souto tocó fondo la mañana que tenía que declarar en la universidad. “Me levanté absolutamente desquiciada, no había dormido, me había dado un ataque de ansiedad…”. La URJC aplazó la citación de Álvarez Conde y el catedrático Pablo Chico, pero no la de sus tres discípulas que de pronto se vieron declarando primero. “Lo que te parece es que todo va contra ti. Fui a la doctora, me dio una pastilla fuerte y la baja”. La única que habló fue su compañera Alicia López de los Mozos que negó haber firmado.

 

“Estoy tomando pastillas porque no soy capaz de superar esta situación. Sigo de baja. No puedo entender que te puedan hacer algo así. He venido porque necesito que se aclare esto”, confesó Souto a la juez. Sus contestaciones fueron largas y, cada poco tiempo, echaba mano de una botella de agua para calmar su desazón. No mantiene contacto con ninguno de los implicados, tan solo se cruzó un mensaje con Cecilia Rosado, su compañera, para desearse suerte cuando empezó la instruccción.

 

https://politica.elpais.com/politica/2018/07/04/actualidad/1530735721_353498.html

 

LA UCO SE LLEVA DOCUMENTOS DE LA REY JUAN CARLOS POR LA FILTRACIÓN DEL MÁSTER DE CIFUENTES

 

Agentes de la Guardia Civil se han presentado en dependencias del centro buscando datos sobre quién facilitó el expediente de la expresidenta. La Rey Juan Carlos despide a dos vicerrectores tras el caso de los másters de Casado y Cifuentes. Cifuentes se queda sin defensa en el master: nadie la ha visto y nadie la ha calificado.

 

Agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil se han llevado documentación de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) en relación con la filtración de datos del máster de Cristina Cifuentes. Los investigadores, concretamente, tratan de averiguar quién accedió a los datos académicos de la expresidenta de la Comunidad de Madrid que posteriormente se filtraron a la prensa.

 

Los movimientos de los guardias civiles obedecen a una petición que la Fiscalía había trasladado al Juzgado de Instrucción 29 de Madrid, adelanta El Independiente. Esta causa no está relacionada estrictamente con la investigación del presunto máster irregular del máster de Cifuentes, sino con la supuesta revelación de secretos.

 

Fuentes próximas a la investigación confirman a EL ESPAÑOL que los agentes se han personado esta tarde en dependencias de la Universidad en Móstoles y que, al cabo de unas horas, han abandonado el lugar con documentación relacionada con el caso.

 

La relación entre la Universidad Rey Juan Carlos y Cristina Cifuentes estuvo marcada por la presunta obtención irregular del máster de la expresidenta madrileña y que terminó con la renuncia de sus cargos y la apertura de una investigación judicial. Las pesquisas se centran en saber si se cometió falsificación y cohecho.

 

El centro universitario ya ha despedido a dos vicerrectores, José María Álvarez Monzoncillo y María Luz Peña Martín, por este caso.

 

En una pieza separada y que ocupa la intervención de la Guardia Civil de esta tarde se investiga quién filtró los datos del expediente de Cifuentes.

 

https://www.elespanol.com/espana/20180705/uco-documentos-rey-juan-carlos-filtracion-cifuentes/320218954_0.html

 

LA JUEZ CITA AL PRINCIPAL IMPLICADO DEL ‘CASO MÁSTER’ PARA UNA PRUEBA CALIGRÁFICA

 

La magistrada, tras las denuncias de falsificaciones de firma, quiere contrastar su letra con otros documentos ya incorporados a la causa, según informan fuentes jurídicas

 

La magistrada del juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, ha citado el próximo 10 de julio a las diez de la mañana al principal implicado en el caso máster, Enrique Álvarez Conde, para que haga una prueba caligráfica. Según informan fuentes jurídicas, la investigadora quiere tomar el "cuerpo de escritura" del director del Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) para contrastarlo con documentos ya incorporados a la causa. Varios profesores han denunciado que falsificaron sus firmas en las actas de las asignaturas.

 

Álvarez Conde, pieza clave en la instrucción, se negó a declarar la pasada semana ante la juez tras su citación como imputado. El catedrático expuso que "desconoce con precisión" los hechos que se le atribuyen y dijo que aún quedan "numerosas diligencias" por practicar y cuyo resultado debe de conocer antes de hablar. Un argumento que esgrimió pese a que el día que saltó el escándalo compareció en una rueda de prensa junto al rector y defendió la inexistencia de irregularidades en la concesión del título a la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. En ese momento, el director del máster atribuyó a "un error" técnico el cambio de las calificaciones de la exdirigente del PP.

 

Los profesores Laura Nuño, Alfredo Allué y Ángela Figueruelo ya afirmaron en abril que las firmas de los aprobados de tres asignaturas de Cifuentes son falsificadas. "La firma es absolutamente falsa. No aguanta un asalto en una pericia caligráfica. Es muy burdo. Mi z aparece igual a la de Enrique Álvarez Conde", dijo Allué. Por su parte, Álvarez Conde remitió el 10 de abril de 2018 un escrito al juzgado, incorporado al sumario de la causa, donde asegura que, "con el objetivo de agilizar el funcionamiento del grupo de investigadores y con base en la confianza generada por años de trabajo conjunto", en ocasiones pidió a la profesora Cecilia Rosado —también imputada— que "firmara por otros miembros" del grupo. "Siempre con la indicación de que estos estaban de acuerdo. Convencimiento al que yo había llegado, bien de modo directo tras hablar con ellos, bien entendiéndolo presunto, dada la menor relevancia del trámite y su consentimiento anterior en ocasiones similares", añadió el director del máster.

 

La juez investiga si el Instituto de Derecho Público, que dirigía Álvarez Conde, inflaba presuntamente el número de matriculados que aprobaban por algún motivo económico.

 

 

https://politica.elpais.com/politica/2018/07/05/actualidad/1530784052_964426.html

 

LA JUEZ DEL ‘CASO CIFUENTES’ INVESTIGA SI LA TRAMA FALSIFICÓ ACTAS DEL TRABAJO FIN DE MÁSTER DE OTROS TRES ALUMNOS

 

Los estudiantes aseguran que nunca defendieron un TFM ante un tribunal, pese a que existen documentos que así lo aseguran

 

La juez del caso Cifuentes, que investiga la obtención presuntamente irregular por parte de la expresidenta de Madrid de un máster en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), está indagando también si la trama falsificó las actas del Trabajo Fin de Máster (TFM) de otros tres alumnos que se matricularon en el mismo curso, pero que aseguran que nunca defendieron ningún trabajo ante un tribunal. Los nombres de estos tres exestudiantes —Inmaculada González, Susana Ángel Navarro y Ricardo Medina— aparecen en la bautizada como lista VIP de 10 personas a los que convalidaron asignaturas con firmas falsas y donde se incluye a la exdirigente del PP.

 

Tras interrogar a imputados y testigos, la titular del juzgado número 51 de Instrucción de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, cuenta con indicios de que el acta falsa que supuestamente acreditaba la defensa del TFM de Cristina Cifuentes no es la única y de que se fabricaron al menos otras tres. De hecho, durante las declaraciones como testigos de estos tres exestudiantes, a las que ha tenido acceso EL PAÍS, la juez les enseña sendos documentos donde consta supuestamente que defendieron ese trabajo ante un tribunal y el nombre de este. "Yo no recuerdo haber estado nunca ante un tribunal", exclama Susana Ángel cuando le muestran el folio: "¿Si [hice] un trabajo de 50 o 60 folios tipo tesina? No".

 

"Yo no he defendido ningún TFM", añade también González en su comparecencia, cuando asegura que "tampoco" le resulta familiar el nombre del trabajo que aparece en dicha acta. "¿Se inclina a pensar que ese acta es falsa?", le pregunta entonces la juez. "¿Quiere usted mi opinión? Es que yo no he hecho ningún trabajo", responde ella, en referencia a que no entiende cómo puede existir ese documento porque, según su versión, abandonó el máster tras matricularse y nunca asistió a clase ni se examinó. Ricardo Medina se pronuncia también en el mismo sentido. "No defendí un trabajo ante un tribunal", dijo, tras observar que existe un acta donde dice que lo hizo el 15 de octubre de 2012.

 

La juez investiga si el Instituto de Derecho Público, que dirigía el catedrático Enrique Álvarez Conde —principal implicado en la causa—, inflaba presuntamente el número de matriculados que aprobaban por algún motivo económico.

 

Más irregularidades

 

Rodríguez-Medel ha detectado otras irregularidades al examinar la documentación que le ha ido llegando de la universidad. Según los datos que ha recopilado, hay varios alumnos más que supuestamente defendieron el TFM sin tener todas las asignaturas aprobadas. Algo que ocurrió con Cifuentes y que es completamente irregular, según la normativa que regula los másteres en esta universidad. Es necesario presentar justificante conforme están aprobadas todas las materias antes de presentar ante un tribunal el trabajo de fin de máster.

 

A los estudiantes de la lista VIP también les aprobaron asignaturas sin saberlo y sin que fueran a clase o hicieran trabajos; y les convalidaron asignaturas sin pedirlo, según declararon ante la magistrada. El juzgado se ha encontrado con estos otros casos de anomalías en la gestión de los másteres del Instituto de Derecho Público después de que la URJC haya ido aportando expedientes de alumnos compañeros de la expresidenta. Irregularidades que la universidad no ha investigado, según se desprende del interrogatorio que hace la juez al rector, Javier Ramos, el pasado 21 de junio, y al que ha tenido acceso EL PAÍS. "¿Han comprobado ustedes si esto pasa con otros alumnos?", pregunta la magistrada sobre los alumnos que defendieron el TFM sin haberlo aprobado todo antes.

 

Ramos contesta que lo estaba investigando la inspectora de servicios hasta que la universidad dio traslado de la denuncia a la Fiscalía al detectar "procedimientos en el máster que no funcionaban". Poco después de recibir el acta falsa del TFM de Cifuentes, durante la tarde del día en que se conoció la noticia, el rector ordenó abrir una información reservada para investigar los hechos. Según la declaración de Ramos ante la juez, al llevar el caso a la fiscalía, esas pesquisas se suspendieron. "¿No tuvieron ustedes a bien seguir investigando?", vuelve a preguntar la juez.

 

Ramos contesta que el centro está aportando al juzgado toda la información de la que dispone, pero la juez le dice no entender por qué no se la han dado ya analizada a la fiscalía y por qué no han tratado de ver si la irregularidad detectada en un expediente se repite en otros. Pese a las repreguntas, la magistrada no consigue sacar al rector nada más que una afirmación cuando le insiste en si sospechaba que había más irregularidades. Finalmente, la magistrada le acaba diciendo que de ese trabajo ya se está encargando el juzgado, pese a que supone un "esfuerzo documental" de ir "expediente por expediente".

 

https://politica.elpais.com/politica/2018/07/04/actualidad/1530735815_721630.html

 

 

EL RESPONSABLE DEL MÁSTER DE CIFUENTES ADVIRTIÓ A LA JUEZA DE QUE NO IBA A DECLARAR SOBRE CASADO

 

Enrique Álvarez Conde está en el centro de la investigación del caso Máster. El catedrático que dirigía el Instituto de Derecho Público conecta los posgrados de Cristina Cifuentes y Pablo Casado, entre los que la Fiscalía y la jueza ven "continuidad delictiva". El día que estaba citado como imputado leyó un comunicado en el que dejaba claro que no iba a contestar sobre nada relacionado con la expresidenta madrileña, pero también advirtió de que no respondería sobre ninguna cuestión que afectase al ahora candidato a presidir el PP. Está citado para ello en agosto.

 

Así lo revela el vídeo de la declaración, al que ha tenido acceso eldiario.es. Álvarez Conde estaba llamado para declarar el pasado 25 de junio, un día antes que la presidenta madrileña, pero se negó a contestar a nada. En su lugar pidió permiso a la jueza Carmen Rodríguez Medel para leer un texto que llevaba escrito.

 

En él da varias razones para no declarar. Ese mismo día, fuentes jurídicas informaron de su negativa a contestar sobre Cifuentes, pero el vídeo revela que Álvarez Conde también advirtió a la jueza de que no hablaría sobre Pablo Casado. "No voy a prestar declaración en piezas separadas", dice en relación a la abierta sobre el vicesecretario del PP. Su argumento en que en la pieza principal se está preguntando a imputados y testigos sobre el máster de Casado.

 

Alvarez Conde estaba citado ese día para hablar de Cifuentes, pero afronta otra citación a comienzos de agosto sobre Casado, y ya deja clara su intención de no responder. Este profesor fue quien permitió a Casado sacarse el máster sin ir a clase y sin que el aspirante a presidir el PP tuviese que tratar con los profesores.

 

Además, Casado solo entregó cuatro trabajos, sin hablar con los profesores, que dejaba directamente en el despacho de Álvarez Conde. Todos fueron calificados con un sobresaliente. Las 18 asignaturas restantes las aprobó con convalidaciones.

 

"Desconozco los hechos que se me atribuyen"

 

"No voy a prestar declaración en el día de hoy, pero manifiesto mi voluntad de declarar en cuantas ocasiones se estimen necesarias", dice el catedrático al comienzo para justificar su silencio, aunque se compromete a colaborar en el "esclarecimiento de los hechos", pero más adelante. La razón primera es que no sabe de qué se le acusa: "Desconozco con precisión los concretos hechos que se me atribuyen". Además, señala que aún hay pendientes diligencias de investigación que quiere conocer antes de hablar.

 

En la segunda razón pasa al ataque contra la jueza. "Parece que se ha decidido sustanciar una especie de causa general contra las exigencias del proceso penal y llevar a cabo una investigación prospectiva absolutamente improcedente", lee Álvarez Conde. Así, pide que se resuelva primero su recurso contra el hecho de que la jueza haya decidido investigar todas las ediciones del máster desde 2008, cuando lo cursó Casado.

 

Álvarez Conde batalla desde el comienzo para que la investigación que se abrió por el título de Cifuentes no se extienda más allá. No quiere que se continúe indagando por qué se aprobaba cada año a alumnos que ni iban a clase ni hacían el Trabajo de Fin de Máster. Por ahora no lo ha conseguido, porque la jueza rechazó ese recurso y sigue investigando el resto de alumnos y promociones.

 

En esos cuatro minutos que dura su comunicado, el catedrático también esgrime como argumento que la jueza pretende investigar a un aforado, en referencia a Pablo Casado, y eso provocará que el caso vaya al Supremo, así que prefería esperar. Es la misma razón que dio en un principio Cristina Cifuentes para intentar retrasar su declaración. Sin embargo, en un auto la jueza contestó que aún no había terminado de investigar, así que el caso todavía no iba a elevarse al Supremo.

 

Así, con el rechazo al recurso de Álvarez Conde y con la advertencia de que no se desprenderá aún del caso, la jueza ha dejado al catedrático sin dos de las razones que esgrimió en su comparecencia para no declarar. Vuelve a estar citado para agosto, en esta ocasión para responder únicamente sobre Casado.

 

Aunque ya ha advertido que no quiere responder tampoco sobre ese caso, se ha quedado sin dos de sus razones para no hablar. Eso sí, podrá seguir manteniendo que no sabe de qué hechos concretos se le acusa o insistir en que se trata de una causa general.

 

https://m.eldiario.es/politica/responsable-Cifuentes-advirtio-declarar-Casado_0_789171841.html

 

 

LA ASESORA DE CIFUENTES, SEÑALADA ANTE LA JUEZ: PRESIONÓ A LAS PROFESORAS Y SIGUIÓ LA CRISIS EN EL DESPACHO DEL RECTOR

 

El papel de María Teresa Feito, la asesora del Gobierno de Cristina Cifuentes, en el caso máster fue mucho más allá de lo que ella ha reconocido hasta ahora, según se desprende de las declaraciones ante la jueza de imputados y testigos a las que ha tenido acceso EL PAÍS. Tanto el rector, Javier Ramos, como Cecilia Rosado, la profesora que presuntamente falsificó el acta del trabajo de fin de máster (TFM) de la expresidenta de Madrid, han relatado la presencia activa de la asesora durante la crisis e incluso presiones directas para solucionarla. "Me dijo que si no enviábamos el acta del TFM, Cifuentes nos iba a matar, no solo a nosotros sino también al rector", declaró Rosado.

 

El rector relató a la jueza que la noche anterior a que saltara el escándalo —publicado por eldiario.es el 21 de marzo a primera hora— se fue a dormir muy tranquilo porque pensaba que se trataba de "otra tontería más de la universidad". De hecho, llegó a su despacho bastante tarde, pasadas las nueve de la mañana. Cuando entró ya encontró allí a Maite Feito esperándole. Según su declaración, ella le tranquilizó diciéndole que "todo era correcto y que se trataba de un ataque contra la presidenta". Ni siquiera habían llegado a su despacho los responsables de comunicación y prensa de la universidad.

 

En paralelo, incluso un poco antes, Feito ya estaba llamando a Cecilia Rosado, la profesora imputada del máster de Cifuentes que firma como secretaria el acta presuntamente falsificada de defensa del TFM. "Me llamó sin parar todo el día", le contó Rosado a la jueza. A primera hora, el mensaje era bastante neutro. "El trabajo tiene que aparecer", asegura que le decía, pero a medida que avanzaba la mañana fue cambiando. "Hay que hacer el trabajo", llegó a ordenar, siempre según Rosado, que añadió: "Me pidió que le buscara bibliografía".

 

A medida que avanza la mañana, al rector le va quedando clara la magnitud del escándalo y empieza a discutir con su gabinete de crisis qué hacer, si dar explicaciones públicas en rueda de prensa o no. Según su declaración, Feito está casi toda la mañana en su despacho o en la antesala donde trabajan sus secretarias. De hecho, Feito llega a usar el ordenador de una de ellas para imprimir el correo que manda Pablo Chico de la Cámara, el profesor de la asignatura cuya nota fue cambiada posteriormente, en el que este declara que se había producido un error de transcripción en la nota y que se había corregido después.

 

Según Ramos, es Feito la que le pone sobre la mesa del despacho las declaraciones firmadas de Chico de la Cámara y de Álvarez Conde donde aseguran que los cambios de nota de Cifuentes están justificados. Otro colaborador del rector le advierte de que son firmas escaneadas y que los documentos no están fechados, lo que les restaba validez jurídica, y Ramos ordena a las secretarias que redacten formalmente los escritos y que su conductor los lleve a los domicilios de ambos profesores para que los firmen.

 

A la presencia de Maite Feito en el despacho del rector se suman otros contactos con el Gobierno de la Comunidad de Madrid, como llamadas de la directora de gabinete de Cifuentes, Marisa González, y del consejero de Educación, Rafael Van Grieken, según el relato del rector en el juzgado. Van Grieken, que es catedrático de la URJC, llama para saber si la universidad va a dar una rueda de prensa. Llama "en repetidas ocasiones", dice Ramos.

 

En el despacho del rector había cierto debate; no todo el mundo era partidario de dar explicaciones públicas, relata este ante la jueza. "Yo personalmente no lo tenía claro", dice. "Se demostró luego que fue un error", añade. Van Grieken le dice que ellos, la Comunidad de Madrid, no van a comparecer públicamente, lo que le forzaba a él a salir. "Eso influyó en que nosotros sí", reconoce.

 

"Yo no he sido convocada [a la reunión]. Ni participo"

 

En su declaración Feito lo niega casi todo, excepto el hecho de estar en el despacho del rector aquella mañana. Había tantos testigos —uno de los abogados llega a describir el tránsito de personas que entran y salen como "el camarote de los hermanos Marx"— que difícilmente podría esconderlo. Su explicación ante la jueza fue que permaneció "una hora y media o dos horas" junto al despacho del rector el día que saltó el escándalo. Pero no para participar en la preparación de la rueda de prensa o en la gestión de la crisis, sino para hablar de otro asunto con dos profesores.

 

La asesora reconoció a la magistrada que estuvo en una "antesala" de la habitación donde se estaba gestando la declaración oficial, que entró en ella para entregar papeles relacionados con el caso —un email de uno de los catedráticos implicados— y que, incluso, escuchó algunos detalles de la conversación. "Pero yo no sabía el tema que allí hablaban", repite en la declaración.

 

"[Vi que] estaban ensayando para hablar en la rueda de prensa. Pero ni sabía que iba a haber una rueda de prensa. No me quedé a ella", subrayó Feito durante su comparecencia el pasado 25 de junio en el juzgado de Instrucción número 51 de Madrid. Según su versión, permaneció casi dos horas junto a la sala, vio cómo entraba y salía de ella "mucha gente" y llegó a entrar. Repitió con tanta insistencia que no sabía de lo que hablaban que provocó la sorpresa de la magistrada, que le preguntó cómo era posible que no lo supiese si, incluso, entró dentro para darles un email del profesor Pablo Chico donde decía que había cambiado las notas de Cifuentes.

 

"Yo no he sido convocada [a la reunión]. Ni participo", afirma reiteradamente la asesora a la magistrada durante su declaración. Aunque, finalmente, ante las preguntas dirigidas de su abogado, sí dice que sabía que en esa sala estaban tratando el tema de la expresidenta, pero no los detalles. También reconoce ante la magistrada que el día anterior ya había hablado sobre el tema con Amalia Calonge, la persona que cambió las notas de Cifuentes; y que llamó a la jefa de Gabinete de la presidenta, Marisa González. También conversó esa jornada previa con el rector, Javier Ramos, pero dice que no comentaron nada del caso máster.

 

Feito negó ante la jueza las acusaciones de presiones de Rosado, y admitió que conversó con la profesora hasta cuatro veces. Pero que solo en una trataron el tema y en otra sobre Pablo Chico; del resto dijo no recordar el contenido. "Ella también me llama, por lo que no pueden ser [charlas] amenazantes. Creo que por la tarde solo hubo una o dos llamadas", dijo.

 

"Me ha dicho el rector que voy a salir en la tele"

 

Al despacho de Ramos también llegó, aunque después que Feito, Enrique Álvarez Conde, director del máster y principal implicado en la supuesta trama. Según detalla Feito, el catedrático irrumpió "con un tono muy simpático". "Me dijo: 'Me he puesto guapo, que me ha dicho el rector que voy a salir en la tele", asegura la asesora de Cifuentes.

 

Durante todo ese proceso de toma de decisiones en plena crisis, otra de las personas presentes en el despacho del rector es Amalia Calonge, la funcionaria amiga de Cifuentes que entró en el sistema informático a cambiar la nota de la presidenta en una asignatura y en el trabajo de fin de máster (TFM). La jueza, que previamente había preguntado al rector si le extrañó ver a Feito en su despacho ("no especialmente", dijo él), vuelve a preguntarle si le sorprende encontrar a Calonge. Él contesta que no, que estaba con Maite y que sabía que eran amigas.

 

Tras la rueda de prensa, Van Grieken sigue llamando insistentemente al rector, según reconoce este. Le pide toda la documentación que tenga la universidad sobre el máster que cursó la presidenta, especialmente el acta de defensa del trabajo de fin de máster. Pero en los servicios centrales enseguida comprueban que no tienen ese documento. Es entonces cuando Álvarez Conde "delante de varios testigos dijo que lo tenía y quedó en enviarlo". Ese documento, que posteriormente se demostraría como falsificado según el testimonio de varias de las supuestas firmantes, se lo manda Álvarez Conde al rector en un email por la tarde. Al momento se le reenvía a la secretaria de Van Grieken.

 

"No soy amiga de Cifuentes"

 

Feito también aprovecha su declaración ante la juez para marcar distancias con la expresidenta. "No tengo ninguna relación con Cristina Cifuentes. Rotundamente, no soy amiga de ella", afirma, antes de contar que trabajaba como asesora en el gabinete de la Consejería de Educación, Juventud y Deporte. A pesar de todo ello, según admite en su declaración, antes de que saltara el escándalo, le telefoneó Marisa González y la secretaria de la jefa del Ejecutivo autonómico para que les "acompañara a recoger el título" del máster. "¿Y por qué la llaman a usted [si no eran amigas]?", pregunta entonces la magistrada. "Porque, de los asesores, soy la única profesora de la Rey Juan Carlos", responde Feito.

 

https://politica.elpais.com/politica/2018/07/04/actualidad/1530721288_738352.html

 

 

EL RECTOR CONTÓ A LA JUEZA LAS PRESIONES DEL CONSEJERO DE EDUCACIÓN: "ME PIDIÓ EL ACTA DE CIFUENTES CON BASTANTE INSISTENCIA"

 

Javier Ramos, rector de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, hizo en su declaración un extenso -aunque poco detallado- relato de cómo vivió las horas posteriores a la publicación de la primera noticia sobre el máster de Cristina Cifuentes. Entre el caos de reuniones y llamadas que describió ante la jueza destacan las presiones que refirió del consejero madrileño de Educación, Rafael van Grieken. Le mencionó varias veces para dejar claro que le pidió "reiteradamente" que le enviase la documentación que la presidenta usó luego para defenderse.

 

Ramos declaró como testigo durante casi tres horas. En ese tiempo explicó ante la jueza que investiga el caso, Carmen Rodríguez-Medel, la crisis que se generó en la URJC tras la publicación de la exclusiva de eldiario.es. Lo hizo sin recordar muchos detalles, contestando a muchas preguntas con un "no lo sé" y llegando a desesperar a algunos letrados y a la propia jueza, que no entendían cómo no podía acordarse de lo ocurrido en un día tan crucial para la reputación de la Universidad. Así figura en el vídeo de la declaración al que ha tenido acceso eldiario.es.

 

En su relato emerge en varias ocasiones el nombre de Rafael van Grieken, actual consejero de Educación de la Comunidad de Madrid nombrado por Cristina Cifuentes. Ramos declaró que había recibido numerosas llamadas del consejero el día que se publicó la primera noticia, el 21 de marzo. Las primeras fueron para saber cómo iba a reaccionar la Universidad.

 

"Llama para interesarse de qué esta pasando y qué vamos a hacer", explicó Ramos, que también refiere varias llamadas con la jefa de Gabinete de Cifuentes, Marisa González. Con ella habla sobre si van a dar una rueda de prensa: "Yo no lo tenía claro, fue un error, se demostró luego". González le dejó claro que la presidenta no iba a comparecer en rueda de prensa. "Eso influyó en que nosotros teníamos que hacerla", añadió Ramos.

 

Insiste en que él nunca llama a Van Grieken, siempre es el consejero quien le llama a él. Vuelven a hablar tras la rueda de prensa. Van Grieken comenzó entonces a presionar al rector para que le enviase información y documentos, en concreto, el acta de defensa del Trabajo de Fin de Máster (TFM) que Cifuentes usó más tarde para defenderse en un vídeo.

 

Vídeo externo thumb

 

"Me pidió reiteradamente que se la enviara, diría que con bastante insistencia. Tanto es así que creo, lo miré, yo llamé en dos ocasiones a Álvarez Conde -responsable del máster-, y la secretaria del consejero llamaba insistentemente a mi secretaria con la solicitud de que le enviáramos ese acta", explicó Ramos. La jueza le preguntó si trasladó esa presión a Álvarez Conde: "Con cierta calma, las llamadas de Rafael van Grieken y de su secretaria fueron bastante numerosas, yo solo llamé en dos ocasiones a Álvarez Conde".

 

En este punto, Ramos niega que le pidiese al catedrático que elaborase el acta del TFM. También negó que Cifuentes o su entorno le presionara "para que reconstruyese el acta". "Estrictamente fueron -las llamadas para- que enviara el acta", añadió.

 

El papel de la asesora de Van Grieken

 

En la mañana "caótica" que se vivió en el rectorado del URJC, y más concretamente en el despacho de Ramos, este menciona en varias ocasiones a Maite Feito, asesora de Van Grieken y amiga personal de Cifuentes. Ella reconoció ante la jueza que se presentó en la Universidad, pero dijo que era por otro asunto y dijo que apenas intervino en el improvisado gabinete de crisis que se formó aquella mañana.

 

Ramos, sin embargo, le da más importancia al papel de Feito aquel día. "Recuerdo bien que María Teresa Feito ya estaba allí", en la puerta de su despacho, cuando él llegó. "Era asesora de la Consejería de Educación, profesora de mi Universidad, había un problema con un máster, pues tampoco me llamó mucho la atención", añadió.

 

Aseguró que no recuerda el literal de la conversación que mantuvieron, pero sí las ideas principales. "La idea era tranquilizar, que todo era correcto y que todo era un ataque contra la presidenta de la Comunidad de Madrid", explica Ramos que le dijo Feito. Fue esta asesora quien explicó al rector todos los detalles del máster y el contenido de la información de eldiario.es.

 

Vídeo externo thumb

 

En esa ajetreada mañana, Ramos explica que la gente sale y entra de su despacho, donde varios responsables de la URJC abordan la crisis. La jueza le preguntó en este punto si Feito era de una de esas personas que entraban y salían. "Seguramente, no lo recuerdo, pero con alta probabilidad", responde. En otro punto de la declaración, Ramos explica que Feito llegó a usar el ordenador de una de sus secretarias para imprimir los mails enviados por los profesores Álvarez Conde y Pablo Chico de la Cámara con su versión sobre lo ocurrido con el máster.

 

"La situación se pone muy tensa"

 

La declaración de Ramos describe una situación que a él le parece poco preocupante -"no le doy mayor importancia, como de vez en cuando salen noticias criticando cosas de la Universidad Rey Juan Carlos, no le doy mayor importancia"- pero que se torna en una auténtica crisis cuando es consciente de la trascendencia de la noticia: "La situación se pone muy tensa, desde mi ventana se ve cómo van llegando unidades móviles, pensaba que era anecdótica y se vuelve caótica". Refiere también varios mensajes de profesores preocupados que le hacen que se alarme.

 

Ramos explicó también que se presentó a la rueda de prensa creyendo que todo estaba correcto, pero que tras ella decidió abrir una investigación interna: "En algunas de las preguntas detecte inconsistencias". La jueza le reprochó más tarde que ni antes, ni después de la rueda de prensa, hablase con Alicia López de los Mozos o con Clara Souto. Solo se comunicó con Cecilia Rosado, algo que le tuvo que recordar la jueza porque el se equivocó en esas respuestas.

 

El rector desesperó a algunos abogados, que le reprocharon que tuviese una "memoria selectiva" para recordar algunos detalles concretos y no otros. La jueza también le reprochó que la URJC no investigase si hubo irregularidades con otros alumnos, como ha ido destapando la investigación.

 

https://m.eldiario.es/politica/presiones-consejero-Educacion-Cifuentes-insistencia_0_788822019.html

 

EL PP CUESTIONA LA DECISIÓN DE LA JUEZA DE ENVIAR UN MÉDICO FORENSE AL DOMICILIO DE CIFUENTES

 

La portavoz de la comisión de Justicia del Congreso, María Jesús Moro, ha cuestionado este miércoles la decisión de la jueza del caso Cifuentes de enviar un médico al domicilio de la expresidenta. La instructora adoptó esa decisión después de que la defensa de Cifuentes presentara un escrito alegando enfermedad para no declarar la misma mañana en que estaba citada como imputada.

 

"Creo que no ha sido lo normal. ¿No forma parte de esa sospecha de que se actúa en la vida pública dependiendo de que alguien sea de una ideología otra?", ha dicho esta tarde la portavoz del PP en la comisión de Justicia del Congreso, María Jesús Moro, planteando si la decisión de la jueza se produjo por ser quien es Cifuentes.

 

La responsable 'popular' ha introducido este comentario durante su intervención en la citada Comisión con motivo de la comparecencia de la aspirante a fiscal general del Estado, María José Segarra. Moro hacía en ese momento una reflexión sobre la independencia judicial.

 

La intervención de la portavoz del PP contrasta con el silencio que guardan los responsables del partido con la situación de Eduardo Zaplana, aquejado de leucemia y a quien Fiscalía y el juez de Valencia rechazan dejar en libertad provisional mientras se instruye el caso Erial, en el que está imputado por varios delitos, entre ellos blanqueo de capitales.

 

La representación legal de Cifuentes presentó en la misma mañana del lunes ante el juzgado un escrito con un justificante médico asegurando que la expresidenta sufría de migraña y que no podía declarar. La instructora, Carmen Rodríguez-Medel, decidió enviar un médico forense al domicilio de Cifuentes. La expresidenta estaba citada a las 9 de la mañana y la jueza ordenó para las 12:00 la visita. La abogada de Cifuentes solicitó estar presente.

 

El episodio de la incomparecencia venía precedido de una maniobra de la defensa de Cifuentes para retrasar su comparecencia. El día anterior, su defensa presentó un recurso solicitando que se aplazara porque la causa debía ir a parar al Tribunal Supremo por la presunta implicación de Pablo Casado, aforado, en otra pieza de la causa.

 

La abogada insistió el mismo lunes ante el resto de los abogados en la presentación del escrito para cerciorarse de que la jueza lo había leído. Eso motivó que Rodríguez-Medel rechazara 'in voce' ese aplazamiento y después dictara un auto que autorizó a difundir a través del gabinete de prensa del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

 

https://m.eldiario.es/politica/PP-cuestiona-forense-Cifuentes-constatar_0_786722302.html

 

UNA PROFESORA DEL MÁSTER DE CIFUENTES CREE QUE LOS ALUMNOS VIP SÍ INTENTARON CONSEGUIR EL TÍTULO

 

Una de las profesoras del máster de Cristina Cifuentes ha puesto en duda la declaración de los alumnos VIP, esos que no fueron a clase y no se matricularon en los exámenes, pero acabaron aprobando todas las asignaturas. Ellos dijeron que no intentaron aprobar el máster, que lo abandonaron tras matricularse, pero una de las profesoras que ha declarado este martes cree que no están diciendo la verdad.

 

Esther González Hernández estaba citada como investigada, al igual que el resto de docentes del Máster de Derecho Público. Ante la jueza Carmen Rodríguez Medel ha dicho que puede que los alumnos que dijeron que no trataron de sacarse el máster están mintiendo, según informan fuentes judiciales.

 

Esta profesora ha argumentado que hay documentos que prueban que pagaron la tasa de seis euros para defender el Trabajo de Fin de Máster (TFM). Ese documento "no se genera automáticamente", por lo que demuestra, según esta docente, que intentaron cumplir el último requisito para obtener el título de posgrado, aunque todos lo han negado.

 

Tanto esta profesora como otros dos docentes que han declarado -Jesús Primitivo González y Elena Pérez Martín- han declarado que en las actas se encontraron con alumnos aprobados que ellos no habían calificado. Ellos examinaron y pusieron nota a unos 10, y en las acta finales aparecían el doble de alumnos aprobados.

 

Entre esos alumnos está el exconcejal del PP Pedro Calvo, que durante su declaración dijo que únicamente se había matriculado en el máster, pero que jamás fue a clase. Dijo haberse sorprendido al ver que tenía calificaciones de sobresaliente en asignaturas que no había cursado. La misma versión que mantuvieron algunos de sus compañeros, todos citados como testigos.

 

La jueza investiga si también se falsificaron documentos de otros alumnos de la misma promoción de Cristina Cifuentes. En concreto, de estos compañeros de que se beneficiaron de convalidaciones en tres asignaturas y que ante la magistrada dijeron que ni fueron a clase, ni hicieron exámenes, ni pidieron esas convalidaciones. Algunos se sorprendieron al ver que les había aprobado asignaturas que no cursaron o que hay actas de los Trabajos de Fin de Máster que no defendieron.

 

En una providencia a la que ha tenido acceso eldiario.es, la jueza Carmen Rodríguez Medel ordena que,   después de sus declaraciones, la investigación por falsedad documental se amplíe a las actas de defensa del Trabajo de Fin de Máster (TFM) de esos alumnos. En concreto, de Coral del Mar, Juan José Calvo, Susana Navarro, Inmaculada González-Molina y Enrique Medina.

 

La jueza ha enviado las actas de los trabajos de estos alumnos a la Guardia Civil para que los agentes practiquen una prueba caligráfica. En el escrito se refleja que esos alumnos declararon ante ella que no defendieron su TFM, por lo que no debería existir acta de esa defensa, o que "los integrantes del tribunal no se corresponden con los que obran en el acta".

 

La jueza, además de ampliar la investigación por falsedad, plantea a la Fiscalía que se pronuncie sobre si debe imputar a uno de los alumnos. Según refleja, está constatado que Enrique Medina "recogió el título del master y que no consta convalidación de créditos de las asignaturas del mismo". "Dese traslado al Ministerio Fiscal para que informe sobre si entiende procedente la citación del Sr. Medina en condición de investigado", señala la jueza.

 

Además de los profesores, este martes también han declarado dos informáticos de la URJC. Ambos se han referido a aspectos técnicos de la plataforma que permitía modificar notas, y han dicho que el año en que se impartió el máster el sistema informático no recogía quién había elaborado el acta digital de notas.

 

https://m.eldiario.es/politica/profesora-alumnos-VIP-intentaron-conseguir_0_786371643.html#click=https://t.co/uSiWNJ0Sfx

 

 

CIFUENTES PIDE HASTA CINCO AÑOS DE CÁRCEL PARA RAQUEL EJERIQUE E IGNACIO ESCOLAR

 

Acusa en su querella a los periodistas de eldiario.es de un delito agravado de revelación de secretos por sus informaciones sobre el máster

 

La expresidenta sigue negando que el acta estuviera falsificada y que el rector y el director del máster mintieran en su comparecencia ante la prensa

 

Cifuentes dice que no pretende coartar la libertad de información sino defenderse de unos periodistas "cegados" por un "afán lucrativo"

 

La querella con la que Cristina Cifuentes quiere enviar a la cárcel al director de eldiario.es, Ignacio Escolar, y a la jefa de Política Social, Raquel Ejerique, toma como pruebas de sus supuestos delitos las notas que se han demostrado falsificadas y el acta del Trabajo de Fin de Máster (TFM) que la Universidad Rey Juan Carlos fabricó como coartada para la entonces presidenta de la Comunidad de Madrid.

 

Con estos mimbres, la representación de legal de Cifuentes arma un escrito en el que concluye que debe aplicarse a los periodistas el tipo agravado de un delito de descubrimiento y revelación de secretos cometido, además, de forma continuada. La acusación aduce también que los periodistas de eldiario.es actuaron "con fines lucrativos" y que, por todo ello, se les debería condenar a penas de entre dos años y medio y 5 de cárcel.

 

La letrada Julia Covadonga firma la querella el 4 de abril de 2018, el mismo día que  El Confidencial reveló que dos de las tres firmas del acta del TFM de Cifuentes estaban falsificadas. Para entonces, la presidenta de Madrid sabía que le habían fabricado el acta y que el rector, Javier Ramos, y el director del Instituto de Derecho Público, Enrique Álvarez Conde, habían mentido durante una comparecencia pública a las horas de la exclusiva de eldiario.es sobre el máster, el mismo 21 de marzo anterior.

 

A pesar de ello, la querella contra los periodistas insiste en que Cifuentes "cursó el Máster Universitario de Derecho Público del Estado Autonómico" en la universidad pública Rey Juan Carlos durante el curso 2011/2012, "aprobando todas las asignaturas con los criterios de calificación y evaluación que para cada una de ellas establecía el profesor correspondiente, incluido el Trabajo de Fin de Máster".

 

La querella que ha provocado la imputación de los periodistas de eldiario.es insiste en hechos ya demostrados falsos: "La totalidad de los créditos fueron superados durante el mencionado año académico, como consta en el certificado de notas emitido por la propia URJC".

 

Como si nada hubiera ocurrido después de la exclusiva de eldiario.es, la querella se retrotrae al momento en que Cifuentes todavía defendía que sus dos "no presentado" convertidos en "notable" se debían a "un error en la transcripción de dichas notas al sistema informático".

 

La letrada opta por citar uno de los hechos que condenó políticamente a Cifuentes: la  desafiante intervención en redes sociales advirtiendo de que iba a seguir siendo la presidenta de la Comunidad de Madrid. "La propia señora Cifuentes mostró dichos documentos y dio las explicaciones pertinentes en un mensaje en directo a través de las redes sociales Instagram, Periscope, Facebook, etc… la noche del 21 de marzo, mismo día en el que se publicó el primero de los artículos", insiste la letrada.

 

A pesar de ello, los periodistas de eldiario.es "continuaron difamando" con sus artículos y "manipulando una realidad que se tenía que acomodar a la gran calumnia de la falsificación de su título académico", continúa la querella. Para la letrada, los datos académicos de la presidenta de la Comunidad de Madrid, tales como las calificaciones o el pago de tasas, tienen un "carácter personal" y carecen del "interés general" que justificaría su difusión de acuerdo al ejercicio de la libertad de información.

 

"En periodismo no vale todo"

 

La querella asegura que los periodistas actuaron "cegados" por conseguir "una lucrativa exclusiva” y que en periodismo “no vale todo, como lo demuestra que el resto de periodistas y medios de comunicación no hayan desvelado ningún expediente académico por vías delictivas”.

 

La comparecencia del rector Ramos y de Álvarez Conde el 21 de marzo sirvió, dice, para dar "las explicaciones pertinentes sobre los hechos" y la querella cita un textual de los comparecientes: "La señora Cifuentes fue tratada como cualquier alumno y alumna de esta universidad".

 

La querellante se indigna por el hecho de que eldiario.es no tuviera "en cuenta la información oficial de la URJC" y siguiera "publicando artículos que, además de rematadamente falsos en cuanto a su contenido y repletos de manipulaciones de la realidad con un único y exclusivo fin difamatorio, seguían alardeando de haber accedido, y seguir accediendo, a los datos de carácter personal y reservado de la señora Cifuentes".

 

Ramos ha declarado ante la jueza del caso máster que cuando compareció ante los medios pensaba que los documentos eran verdaderos. Álvarez Conde no necesitó ni ir al juzgado, donde también ha comparecido, y en una entrevista concedida a Onda Cero dos días después de que Cifuentes presentara su querella reconoció haber impartido  instrucciones para que se falsificara el acta del TFM por orden del rector.

 

eldiario.es quiere "desprestigiar" a la URJC

 

Una decena de personas están imputadas a día de hoy en el caso máster, entre ellas la profesora que falsificó la firma de sus dos compañeras de tribunal. Sin embargo, para Cifuentes, es eldiario.es quien está "imputando a todos los profesores delitos de prevaricación y falsedad". "Parece un sistemático intento de descalificación y desprestigio de la URJC y del sistema educativo de dicha universidad", añade sobre el trabajo periodístico de este medio.

 

A pesar de estas afirmaciones, el escrito asegura que "no se trata de callar a nadie", en referencia al artículo del director de eldiario.es bajo el título Cifuentes no nos va a callar, publicado al conocerse la presentación de la querella. Es más, según la letrada, la querella no va contra el medio, a pesar de estar presentada contra su director y contra la autora de la información "sino contra quienes, entendemos, han allanado y vulnerado la legislación en materia de protección de datos de carácter personal". "No se trata de un ataque contra la libertad de información ni contra el mensajero, sino más bien se trata de proteger derechos fundamentales de los que es titular, en este caso, mi representada", añaden.

 

Escolar y Ejerique acudieron este jueves a la cita en el juzgado para recoger la querella presentada por Cifuentes y admitida a trámite por el titular del Juzgado de Instrucción número 29 de Madrid, Pedro Antonio Domínguez. Ninguno de los dos pretendía, deja entrever la querella, cumplir con su obligación de informar, sino "lucrarse".

 

De pasada, el escrito habla de otra iniciativa contra los periodistas, una segunda querella por injurias y calumnias que Cifuentes no ha presentado cuando ya se han cumplido tres meses de la exclusiva de eldiario.es. El escrito propone, por ahora,  interrogar a los acusados, los dos periodistas más un profesor de la universidad al que identifica como la supuesta fuente, así como una pericial para conocer la "identidad del responsable del acceso" al expediente académico de Cifuentes en la base de datos de la URJC para entregárselo a los periodistas.

 

https://www.eldiario.es/politica/Cifuentes-falsificada-Rey-Juan-Carlos_0_787072436.html

 

LAS MENTIRAS DE CRISTINA CIFUENTES EN SU QUERELLA CONTRA ELDIARIO.ES

 

Cristina Cifuentes mintió ante la Asamblea de Madrid, mintió ante los periodistas, mintió ante todos los ciudadanos y ha vuelto a mentir en la querella con la que pide cárcel contra Raquel Ejerique y contra mí

 

La ex presidenta madrileña centra su querella contra eldiario.es en el acta falsificada y las mentiras de la Rey Juan Carlos

 

"Cristina Cifuentes cursó el máster Universitario de Derecho Público del Estado Autonómico durante el ciclo académico 2011/2012 en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, aprobando todas las asignaturas del mismo de acuerdo con los criterios de calificación y evaluación que para cada una de ellas establecía el profesor correspondiente, incluido el Trabajo de Fin de Máster".

 

Falso. Cristina Cifuentes no aprobó todas las asignaturas de su máster en la URJC ni mucho menos presentó su TFM, como está más que acreditado ya. La expresidenta de Madrid se matriculó fuera de plazo. No fue nunca a clase. No se presentó a los exámenes. No hizo su trabajo de fin de máster y tampoco lo defendió ante ningún tribunal. Por eso Cristina Cifuentes está imputada ante los tribunales, al igual que los profesores que le regalaron este título oficial sin cumplir con los requisitos que se exigen a cualquier alumno normal.

 

Estas son las mentiras más flagrantes, aunque no las únicas, que aparecen en los 31 folios de la querella que la expresidenta de Madrid presentó en los juzgados el 4 de abril de 2018, un documento al que eldiario.es ha tenido acceso hoy, tras nuestra visita al juzgado de instrucción número 29 de Madrid. Es un escrito firmado por la abogada de Cifuentes, que lo presenta en nombre de la expresidenta de Madrid. Los párrafos de la querella están en negrita. Entre líneas, mis respuestas a cada una de las mentiras que Cifuentes ha presentado ante los tribunales para pedir una severa condena de cárcel contra Ejerique y contra mí.

 

"La totalidad de los créditos fueron superados durante el año académico, tal y como consta en el certificado de notas emitido por la propia URJC. Sin embargo, por un error en la transcripción de dichas notas al sistema informático, fue necesario modificar dos de ellas".

 

Falso. Esas dos asignaturas aparecían con la calificación de “no presentado” porque, efectivamente, eso es lo que pasó: que Cifuentes no se presentó.

 

"Las notas referentes a estas asignaturas fueron corregidas por la propia URJC, tras la constatación, por su parte, de la existencia del error mencionado, del que se tuvo constancia cuando mi representada solicitó la expedición de su Título de Máster, el 23 de octubre de 2014".

 

Falso. No fue la URJC quien cambió las notas. Lo hizo por su cuenta una funcionaria conocida por Cifuentes, Amalia Calonge, que entró en el sistema informático de la Universidad y cambió las notas sin ser ella la persona que debería haber hecho esta gestión y cuando no había motivo alguno para esa nueva calificación. Por eso Calonge, igual que Cifuentes, está imputada hoy.

 

"El día 21 de marzo de 2018, la querellada, Dña. Raquel Pérez Ejerique, publicó en eldiario.es una noticia que titulaba del siguiente modo: "Cristina Cifuentes obtuvo su título de máster en una universidad pública con notas falsificadas" (...) Como consecuencia de la repercusión mediática del artículo de eldiario.es, tiene lugar la comparecencia en rueda de prensa del rector de la URJC, D. Javier Ramos, el profesor de la asignatura cuya nota aparece como modificada en la captura de pantalla publicada, D. Pablo Chico de la Cámara, y el director del Trabajo de Fin de Máster de mi representada, D. Enrique Álvarez Conde".

 

Pablo Chico de la Cámara también está imputado. Igual que Álvarez Conde, acusados de varios delitos de prevaricación y falsedad documental. De los tres que hablaron ese día, solo se libra el rector.

 

"En esta comparecencia se dan las explicaciones pertinentes sobre los hechos a los que se hace referencia el artículo de la Sra. Pérez Ejerique, afirmando que mi representada fue “tratada como cualquier alumno y alumna de esta Universidad".

 

Falso. Ni Cifuentes fue tratada como una alumna más ni se dieron las explicaciones pertinentes en esta rueda de prensa, donde los portavoces de la Universidad no pararon de mentir, como después se demostró.

 

"Sin embargo, estas explicaciones parecen no haber sido tenidas en cuenta por los querellados, que lejos de haber asumido la información oficial de la URJC, continuaron publicando artículos que, además de rematadamente falsos en cuanto a su contenido y repletos de manipulaciones de la realidad con un único y exclusivo fin difamatorio, seguían alardeando de haber accedido y seguir accediendo a los datos de carácter personal y reservado de la señora Cifuentes".

 

Por supuesto que no asumimos “la información oficial de la URJC”. No porque tuviésemos “afán difamatorio” alguno, sino porque nuestro trabajo consiste en buscar la verdad y en aquella rueda de prensa se mintió casi tanto como se habló. Tampoco “alardeamos” de acceder a datos personales de Cifuentes. Simplemente explicamos que nuestra documentación demostraba que la Universidad estaba mintiendo y que nosotros no.

 

"La señora Cifuentes se vio obligada a hacer públicos otros datos que corresponden a su esfera también personal, además de los ya publicados por la querellada, y que son los siguientes: (...) Acta del trabajo de fin de máster: “el sistema del reparto competencias en materia de seguridad ciudadana”, con la calificación de 7,5 puntos, de fecha 2 de julio de 2012, suscrita por las tres componentes del Tribunal...".

 

Cifuentes se refiere en su querella al acta del TFM que Cecilia Rosado fabricó, presionada por Enrique Álvarez Conde. Es un documento falsificado, como ha quedado acreditado ya. Entre otras cosas, porque las profesoras cuya firma aparece en ese papel han confesado la verdad.

 

Lo que hizo la entonces presidenta de Madrid fue mostrar un documento falso, a sabiendas de que no decía la verdad –ella mejor que nadie sabe que no presentó su trabajo–. Y más tarde usó ese documento falsificado para presentar esta querella pidiendo cárcel contra dos periodistas por contar la verdad.

 

"Finalmente, una vez que la Sra. Cifuentes reunió los documentos necesarios para desmentir el artículo de la Sra. Pérez Ejerique, se procedió a mandar un comunicado de prensa en el que se explicaba lo sucedido, y al que se adjuntaban los documentos recabados por mi representada. Igualmente, la propia Sra. Cifuentes mostró dichos documentos y dio las explicaciones pertinentes en un mensaje en directo a través de las redes sociales Instagram, Periscope, Facebook etc. la noche del 21 de marzo".

 

La abogada de Cifuentes se refiere en su querella a este famoso vídeo donde nuevamente mintió. Y sí, lo difundió a través de sus redes sociales, donde se convirtió en viral, para escarnio de Cifuentes, porque pronto quedaron acreditadas sus mentiras. Hace unas semanas, la expresidenta lo borró.

 

"Sin embargo, esta información tampoco fue tenida en cuenta por los querellados que, como se ha dicho, continuaron difamando a mi representada a través de sus artículos y manipulando, al hilo de lo que esta iba presentando, una realidad que se tenía que acomodar a la gran calumnia de la falsificación de su título académico. Todo ello es una grave intromisión en la esfera de la protección de datos de carácter personal y reservados, amén de una manipulación de la realidad con finalidad difamatoria y enteramente calumniosa".

 

Falso. eldiario.es “no tuvo en cuenta” las mentiras de Cifuentes porque teníamos fuentes y documentos que demostraban que no estaba diciendo la verdad. Porque sabíamos que nunca la habían visto por clase. Porque sabíamos que no había ido a los exámenes. Porque teníamos claro que había obtenido el título con notas falsificadas. Todo esto es periodismo, no una intromisión en su privacidad ni mucho menos una manipulación de la realidad.

 

"Ante las informaciones surgidas a raíz de los constantes artículos difamando a mi representada, la propia URJC anunció que se llevaría a cabo una investigación sobre la materia (...) con el fin de aclarar los hechos y detectar posibles errores o irregularidades que, bajo ningún concepto, habrían sido comeditos por mi representada. A pesar de todo, los querellados adjudicaron por escrito a la investigación oficial de la Inspección de Servicios de la URJC un objeto distinto a la depuración de las infracciones administrativas".

 

Falso. La investigación interna que puso en marcha la URJC también tenía como objeto investigar las irregularidades en el máster de Cifuentes, no solo investigar de dónde había salido la información. Prueba de ello es que Calonge acabó sancionada y que la propia Universidad denunció ante la Fiscalía los presuntos delitos que se encontró, una denuncia que ha derivado en la investigación judicial que hoy tiene a Cifuentes como imputada.

 

"No se trata, por supuesto, de un legítimo ejercicio de la libertad de información del artículo 20 de la Constitución Española, ni por nuestra parte de “callar a nadie”. Se trata de una flagrante y evidente violación del ordenamiento jurídico y del artículo 18 de la Constitución Española por la vía de acceder, tratar y hacer públicos datos personales, informatizados y contenidos en un expediente académico, resultando irrelevante la identidad del alumno al que se refieren y, por supuesto, mi representada era una más".

 

Falso. Claro que esta querella es un intento de callar a eldiario.es. Y por supuesto que las informaciones que hemos publicado están amparados por el derecho constitucional a la información, que prevalece sobre el derecho a la privacidad cuando se trata de noticias de claro interés general, como ha sentenciado en numerosas ocasiones el Tribunal Supremo y el Constitucional.

 

Tampoco es cierto que Cifuentes fuera “una más”. En el momento en que ocurrieron estos hechos era diputada en la Asamblea de Madrid y, más tarde, delegada del Gobierno y candidata in pectore a la presidencia de la Comunidad. Su identidad no es “irrelevante” porque los representantes públicos están sometidos a un escrutinio y a un nivel de crítica mayor que el resto de los ciudadanos, como también han sentenciado en numerosas ocasiones el Supremo y el Constitucional.

 

"Es de destacar que esta representación no dirige, ni mucho menos, la acción penal contra el medio de comunicación sino contra quienes, entendemos; han allanado y vulnerado la legislación en materia de protección de datos de carácter personal y, por supuesto, el artículo 197 del CP por la vía de acceder, difundir y revelar datos absolutamente personales con el objeto de perjudicar a un tercero (concretamente a Dña. Cristina Cifuentes Cuencas). En definitiva, no se trata de un ataque contra la libertad de información ni contra el mensajero, sino más bien se trata de proteger derechos fundamentales de los que es titular, en este caso, mi representada".

 

Falso. Claro que esta querella es un ataque contra la libertad de información y contra el mensajero, contra eldiario.es. ¿Que habría dicho Cifuentes sobre cualquier otro político de otro partido que pidiera varios años de cárcel contra dos periodistas por publicar información rigurosa, contrastada y veraz?

 

"Asimismo el día 26 de marzo; tras el anuncio por parte de la querellante del del ejercicio de acciones legales contra la Sra. Raquel Pérez Ejerique y el Sr. Escolar García, este último publicó un tweet, que aportamos como Documento número 10 y en el que declara: tenemos aún más pruebas que aportar”. Esta representación no puede dejar de entender esta afirmación como la demostración de la continuidad delictiva en la perpetración del delito del artículo 197 del Código Penal por parte del Sr. Escolar García".

 

 

Falso. Ese tuit lo único que demuestra es que, ante las querellas anunciadas por Cifuentes, en eldiario.es decidimos no rendirnos y seguir publicando información. Si nuestro delito era el periodismo, por supuesto que pensábamos reiterar.

 

“A raíz del artículo publicado por la. Sra. Pérez Ejerique y desoyendo las explicaciones dadas tanto por la Sra. Cifuentes como por la propia URJC, que son los actores principales de la noticia, se han ido publicando sucesivos artículos por parte de los querellados, en los que se le sigue adjudicando a mi representada una actuación irregular e incluso delictiva. Reiteramos, sin prueba alguna para ello. Se calumnia así, por parte de los querellados, por medio de la manipulación de una realidad perfectamente explicada por las autoridades académicas, que son las que poseen todos los datos y las que calificaron a mi representada”.

 

Falso. Claro que teníamos pruebas de nuestras informaciones. Por eso, por las noticias y la documentación que desvelamos, Cristina Cifuentes perdió el apoyo de la mayoría del parlamento madrileño y acabó presentando su dimisión. Por eso está imputada hoy.

 

“No se olvide que igualmente a los profesores se les coloca, por parte de los querellados, en la segura comisión de delitos de prevaricación y de falsedad documental”.

 

Cierto. De hecho, eso son los delitos por los que todos los profesores de Cristina Cifuentes van a tener que responder ante la Justicia.

 

"Y al hilo de esto último, nos parece de extraordinaria gravedad que tras las declaraciones, tanto en rueda prensa como por medio del Acta firmada por el Tribunal que evaluó el Trabajo de Fin de Máster de mi representada, por doquier se les estén imputando a todos los profesores delitos de prevaricación y falsedad. Esto último es inadmisible si es que no se sostiene con pruebas y no con especulaciones, conjeturas o manipulaciones interesadas de la realidad. Pareciera mucho más un sistemático intento de descalificación y desprestigio de la URJC y del sistema educativo de dicha Universidad".

 

La abogada de Cifuentes se refiere aquí otra vez al famoso acta de su trabajo de fin de máster que poco después supimos que había sido falsificada el mismo día en que publicamos nuestra primera información. Y sí, las personas que participaron en la falsificación de ese documento cometieron un presunto delito de falsedad en documento público. Están imputadas hoy, pero por la justicia. No por eldiario.es.

 

"En realidad, la gravedad de las acusaciones merece otra querella criminal por calumnias que ya hemos anunciado y que se interpondrá tras el correspondiente acto de conciliación, si es que este resulta frustrado".

 

Falso. Cifuentes anunció una segunda querella por calumnias que no ha presentado y que dudo presente jamás, a pesar de que también la anuncia aquí. Ejerique y yo fuimos ya al acto de conciliación, hace semanas. Allí nos reiteramos en la veracidad de toda nuestra información. Pese a ello, dudo que Cifuentes presente esta segunda querella por una razón sencilla de explicar: porque sabe con total seguridad que la perderá. De hecho, la única razón por la que esta otra querella, la que analizo hoy, sigue en marcha es porque la estrategia de Cifuentes es otra hoy. Quiere que las pruebas de nuestras informaciones queden declaradas nulas con otra sentencia que declare que fueron obtenidas ilegalmente para así, con este supuesto defecto de forma, intentar frenar su otro proceso penal.

 

"Debe decirse que la noticia tuvo tanto alcance que fue recogida por todos los medios durante días causando un grave perjuicio tanto personal como profesional y de todo orden a mi representada, y ello como consecuencia de las especulaciones, manipulaciones y falsedades que los querellados vienen publicando sobre la misma".

 

Falso. La razón por la que las noticias de eldiario.es tuvieron tanta repercusión en otros medios –contra los que Cifuentes no se ha querido querellar– es porque nuestra información era veraz y sus explicaciones no.

 

"La publicación de datos de carácter personal de mi representada no puede encontrar su justificación en el derecho a la libertad de información, ni mucho menos en el interés general, pues no existe interés general en conocer datos académicos de carácter personal, como son las calificaciones o el pago de tasas, de nadie".

 

Falso. La documentación académica que publicamos sobre Cristina Cifuentes claro que era de interés informativo. No porque hubiera sacado peores o mejores notas, sino porque demostraban la presunta comisión de varios delitos por parte de varios funcionarios, como hoy investiga la Justicia, que ha dado crédito más que sobrado a la relevancia de nuestra información. Y también porque probaban un claro trato de favor a una de las políticas más poderosas de España en una Universidad pública.

 

"Además, el mismo día 26 de marzo, el querellado Ignacio Escolar publica un artículo que demuestra la finalidad de la totalidad de la campaña difamatoria contra mi representada, y que titula: 'Cifuentes no nos vas a callar'. Con este artículo, el Sr. Escolar García revela su pretensión de lucro a través del daño causado a mi representada, tratando de conseguir socios. (...) Obviamente, como ya se ha dicho, este artículo demuestra la finalidad que ha tenido la campaña difamatoria contra mi representada".

 

Falso. Ni fue una campaña difamatoria ni nuestro objetivo era el lucro, sino publicar información contrastada y veraz. La razón por la que la abogada de Cifuentes desarrolla este peregrino argumento en su querella es porque el delito de revelación de secretos tiene una versión agravada, con una condena de cárcel aún mayor –hasta siete años en algunos supuestos– si existe ánimo de lucro.

 

"En el periodismo, como en tantas otras profesiones, no vale todo, como lo demuestra que el resto de periodistas y medios de comunicación no hayan desvelado ningún expediente académico por vías delictivas".

 

Falso. eldiario.es no accedió al expediente académico de Cristina Cifuentes por vías delictivas. Nuestra investigación, frente a esta querella, cuenta igualmente con el respaldo de las  principales asociaciones de prensa tanto españolas como europeas.

 

Y en la política, como en tantas otras profesiones, tampoco vale todo. No vale mentir así. No vale presentar una querella con papeles falsificados para pedir cárcel contra dos periodistas. Cárcel por contar la verdad.

 

https://www.eldiario.es/escolar/mentiras-Cristina-Cifuentes-querella-eldiarioes_6_787131305.html

 

CIFUENTES DEJA PLANTADA POR "MOTIVOS DE SALUD" A LA JUEZA, QUE MANDA UN FORENSE A SU CASA

 

La expresidenta madrileña estaba citada por la jueza a las 9.00h, pero su defensa ha presentado un escrito en el que alega motivos de salud para no acudir

 

La magistrada ha ordenado que un forense visite a Cifuentes a las 11h en su domicilio

 

Cristina Cifuentes no se ha presentado a su citación como imputada por el Caso Máster por "motivos de salud", informan fuentes jurídicas. Aunque la expresidenta de la Comunidad de Madrid estaba citada este martes a las 9.00h, su defensa ha presentado un escrito en el que alega estas razones para no presentarse ante la jueza Carmen Rodríguez Medel. Cifuentes ha vuelto a ser citada para declarar en la segunda quincena de julio, según ha podido saber eldiario.es.

 

La reacción de la magistrada ante este imprevisto ha sido ordenar que un forense visite a Cifuentes en su domicilio a las 11h. Este profesional acudirá a la casa de la imputada en compañía de la abogada que representa a la exlíder del PP madrileño.

 

https://www.eldiario.es/politica/Cristina-Cifuentes-presenta-declarar-master_0_786371419.html

 

CRISTINA CIFUENTES DECLARA CERCADA POR LAS EVIDENCIAS DEL CASO MÁSTER

 

La jueza investiga si también se falsearon documentos para algunos compañeros del máster de Cifuentes

La jueza que investiga el falso máster de Cristina Cifuentes quiere saber si también se falsificaron documentos de otros alumnos de la misma promoción. En concreto, de los compañeros de promoción que se beneficiaron de convalidaciones en tres asignaturas y que ante la magistrada dijeron que ni fueron a clase, ni hicieron exámenes, ni pidieron esas convalidaciones. Algunos se sorprendieron al ver que les había aprobado asignaturas que no cursaron o que hay actas de los Trabajos de Fin de Máster que no defendieron.

 

En una providencia a la que ha tenido acceso eldiario.es, la jueza Carmen Rodríguez Medel ordena que, después de las declaraciones de esos alumnos, la investigación por falsedad documental se amplíe a las actas de defensa del Trabajo de Fin de Máster (TFM) de esos alumnos. En concreto, de Coral del Mar, Juan José Calvo, Susana Navarro, Inmaculada González-Molina y Enrique Medina.

 

La jueza ha enviado las actas de los trabajos de estos alumnos a la Guardia Civil para que los agentes practiquen una prueba caligráfica. En el escrito se refleja que esos alumnos declararon ante ella que no defendieron su TFM, por lo que no debería existir acta de esa defensa, o que "los integrantes del tribunal no se corresponden con los que obran en el acta".

 

Esos alumnos declararon el pasado jueves, todos en calidad de testigo. Todos le dijeron lo mismo a la jueza: que se matricularon pero no cursaron el máster. Cada uno ha dado sus razones, pero todos han coincidido en que no acudieron a clase, no se presentaron a los exámenes y no tuvieron trato con los profesores. Ninguno pidió que le convalidasen asignaturas, por lo que no tienen explicación a por qué figuran en una lista de 10 alumnos VIP beneficiados por un trámite que se llevó a cabo con firmas falsas.

 

Entre esas firmas están las de Enrique Álvarez Conde -que este lunes se ha negado a declarar-, responsable del Instituto que impartía el máster, y las profesoras Cecilia Rosado y Clara Souto. Otros profesores, como Alfredo Allúe o Ángela Fiegueruelo han denunciado que ellos no firmaron ese acta. De hecho, Figueruelo interpuso una denuncia que fue la que originó esta investigación.

 

La jueza, además de ampliar la investigación por falsedad, plantea a la Fiscalía que se pronuncie sobre si debe imputar a uno de los alumnos. Según refleja, está constatado que Enrique Medina "recogió el título del master y que no consta convalidación de créditos de las asignaturas del mismo". "Dese traslado al Ministerio Fiscal para que informe sobre si entiende procedente la citación del Sr. Medina en condición de investigado", señala la jueza.

 

Además, y para que arroje luz sobre lo ocurrido, la jueza ha citado como testigo al vicerrector de la URJC José María Álvarez Monzoncillo, responsable de los posgrados de la Universidad. Tendrá que declarar el próximo día 30 de julio

 

Este mismo lunes ha salido el nombre de Álvarez Monzoncillo durante la declaración de una imputada en el caso, la exasesora del Gobierno regional Maite Feito. Ante la jueza ha explicado todos los contactos que mantuvo las horas previas a que eldiario.es publicase la información sobre el máster de Cifuentes, y también las posteriores. Contactó con todos los implicados en el caso, aunque niega que les presionase para obtener una coartada para la expresidenta.

 

Entre sus movimientos se encuentra una visita a la Universidad el mismo día del escándalo. En su declaración ha negado que acudiese por el tema del más, sino que tenía una cita con Álvarez Monzoncillo para hablar de una ponencia conjunta. No pudieron tener ese encuentro porque Álvarez Monzoncillo fue citado a una reunión para abordar la crisis de máster de Cifuentes.

 

https://m.eldiario.es/politica/investiga-falsearon-documentos-companeros-Cifuentes_0_786022371.html

 

LA EXPRESIDENTA REGIONAL HA TRATADO SIN ÉXITO DE QUE LA JUEZA QUE LA IMPUTÓ DEJASE LA INVESTIGACIÓN EN MANOS DEL TRIBUNAL SUPREMO

 

Las pesquisas se han ampliado hasta abarcar el engranaje que se puso en marcha para tratar de salvar la carrera política de Cifuentes

 

Una asesora de su Gobierno reconoce que contactó con los profesores del máster el día que estalló el escándalo

 

Cristina Cifuentes se sienta este martes como imputada delante de la jueza del caso Máster. Tres meses después de que eldiario.es destapase el escándalo que acabó con su carrera política, la expresidenta madrileña acudirá a los juzgados de Plaza Castilla a declarar en una investigación que ha acumulado multitud de evidencias que prueban la falsedad del posgrado de Cifuentes. También tendrá que responder por los movimientos que se produjeron para tratar de conseguirle una coartada con la que salir al paso de la información sobre el máster.

 

El caso acumula 14 imputados, muchos de los cuales han pasado ya por el Juzgado de Instrucción Número 51 de Madrid. Su titular, la jueza Carmen Rodríguez Medel, tiró del hilo de la denuncia de una de las profesoras del máster hasta tejer un caso que abarca todas las promociones del posgrado que impartía el Instituto de Derecho Público, dependiente de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) de Madrid. Tanto, que el caso ha llegado a afectar a Pablo Casado, en plena carrera por suceder a Mariano Rajoy al frente del PP.

 

 

La coartada de Cifuentes, imputada por cohecho y falsificación documental, se fue desmontando desde el principio, cuando se demostró que el acta de su Trabajo de Fin de Máster (TFM) era falsa. O cuando la Universidad dijo que no había rastro de ese trabajo ni del tribunal que la evaluó. Este lunes un profesor, el que hasta ahora defendía que la expresidenta había ido a clase y sus notas eran verdaderas, ha terminado por hundir la defensa de Cifuentes.

 

El profesor que la avaló cambia de versión

 

Rodrigo Martín ha declarado también como imputado y ha renegado de las declaraciones que hizo a la Cadena SER cuando estalló el caso. Dijo en un primer momento que Cifuentes había ido a su clase y que sus calificaciones se correspondían con el trabajo que había hecho como alumna: "Si tiene un 9 es porque hizo las prácticas y porque hizo el examen. Si no, habría sido suspendida o no calificada".

 

Ante la jueza ha cambiado de versión. Ha dicho que no se ratifica en esas declaraciones, que ha atribuido a la insistencia de los medios por recabar su versión. Ya nadie defiende que Cifuentes hiciese trabajo alguno para lograr el título del Máster de Derecho Autonómico de la URJC.

 

Pero el caso no se centra únicamente en si Cifuentes cursó o no el máster, sino que se ha ampliado a todo el engranaje que se puso en marcha para tratar de tapar el escándalo. Este lunes estaba citado Enrique Álvarez Conde, el antiguo responsable del máster que admitió que había encargado "una reconstrucción" del acta del TFM el día en que eldiario.es publicó la primera noticia del caso.

 

Álvarez Conde no ha querido declarar, pero sí lo hicieron las profesoras a su cargo cuyas firmas aparecen en ese acta falsa y que han descrito las presiones que sufrieron para tratar de salvar la carrera política de Cifuentes. La primera fue Cecilia Rosado, que explicó que una asesora del Gobierno regional la amenazó el mismo día del escándalo: "Arreglad esto o la presidenta y el rector os matan". Rosado fue quien finalmente falsificó las firmas de las otras dos profesoras en el acta del TFM. Estaba citada de nuevo este lunes, pero no ha querido declarar.

 

Feito admite contactos pero niega presiones

 

Esa asesora es Maite Feito, que acudió en persona a la Universidad el día que se destapó el escándalo del máster. Ante la jueza ha relatado una serie de contactos con los principales implicados en el caso, aunque ha negado que les presionase para procurarle una coartada a la expresidenta. Ha admitido que habló con la funcionaria que modificó las notas, con la jefa de Gabinete de Cifuentes, con el rector de la URJC, con el director del máster, con el responsable de posgrados de la Universidad y con la profesora Cecilia Rosado.

 

En ningún caso esos contactos, ha dicho, fueron parte de una encomienda para que intentase acabar con el escándalo del máster. Simplemente se interesó por qué estaba ocurriendo porque ella había trabajado en la Rey Juan Carlos.

 

Este lunes, otra profesora, Alicia López de los Mozos, ha relatado que Rosado le trasladó la presión cuando le dijo que o mentía y reconocía haber estampado su firma o ella contaría que le había dado autorización para que se la falsificara. López de los Mozos también está imputada por calificar a alumnos del máster que no fueron a clase ni hicieron los exámenes.

 

El caso ha arrastrado también al juzgado al rector de la URJC, aunque en su caso como testigo. Javier Ramos envió primero un escrito al juzgado en el que hacía constar las insistentes llamadas que recibió del consejero de Educación de Cifuentes, Rafael van Grieken. El día de su declaración también habló de otras llamadas, las que recibió de la entonces mano derecha de Cifuentes, Marisa González. Habló con ella tres veces antes de comparecer.

 

Cifuentes fracasa al intentar llevar el caso al Supremo

 

Con ese escenario de falsificaciones y presiones ya descrito por los principales imputados y testigos llega el turno de la protagonista del caso. Cifuentes comparece ya retirada de la política. El caso le obligó primero a dimitir como presidenta de la Comunidad de Madrid, y luego a dejar la presidencia del PP de Madrid -que se comprometió a regenerar tras los años de escándalos de corrupción- y ha abandonar su acta de diputada.

 

Con la pérdida del aforamiento llegó la imputación. Cifuentes tiene que comparecer este martes como investigada, aunque ha intentado sin éxito que la jueza se desprendiese del caso. La investigación de la magistrada se ha remontado hasta la promoción del máster que cursó Pablo Casado y ha abierto una investigación específica sobre el posgrado del diputado del PP. Casado está aforado ante el Supremo, la razón que esgrimen los abogados de Cifuentes para pedir que sea investigada por ese tribunal.

 

En un escrito enviado al juzgado sostienen que la investigación no se puede fragmentar en tribunales distintos, y como la jueza avanza hacia una posible exposición razonada al Supremo para que investigue a Casado, es este tribunal el que debe asumir todo el caso. La maniobra no le ha servido a Cifuentes para evitar la declaración. La jueza ha rechazado a última hora del lunes enviar la causa al Supremo. Así, la expresidenta debe presentarse a las 9.00 horas en los juzgados de Plaza Castilla a declarar por el máster que nunca cursó y de cuyas consecuencias trató de zafarse sin éxito.

 

https://www.eldiario.es/politica/Cristina-Cifuentes-declara-evidencias-Master_0_786022094.html

 

LÓPEZ DE LOS MOZOS DECLARA QUE LA PROFESORA QUE FALSIFICÓ LAS FIRMAS DEL ACTA DE CIFUENTES TAMBIÉN LA AMENAZÓ

 

La profesora de la Universidad Rey Juan Carlos Alicia López de los Mozos, imputada en el caso Cifuentes, ha extendido este lunes las acusaciones sobre la presión para falsificar el acta con el que la ex presidenta pretendió exculparse a una de sus compañeras, Cecilia Rosado. Esta docente también está imputada, acusada de haber falsificado las firmas de sus compañeras y esta mañana se ha acogido a su derecho a no declarar.

 

La declaración de López de los Mozos apenas ha durado veinte minutos. De hecho, esta era su tercera comparecencia; la primera se produjo ante la Policía Judicial cuando el caso todavía no estaba en un juzgado y lo dirigía la Fiscalía. Como en las anteriores declaraciones, López de los Mozos ha reconocido que su firma está falsificada en el acta del Tribunal de Fin de Máster (TFM) y las presiones que recibió por parte de Enrique Álvarez Conde, el director del Instituto de Derecho Público de la Rey Juan Carlos.

 

Esta mañana, además, ha dicho que su compañera Rosado le amenazó con que o mentía y reconocía haber estampado su firma o ella contaría que le había dado autorización para que se la falsificara, según han informado a eldiario.es fuentes presentes en la declaración. López de los Mozos ha reiterado que antes de ser llamada a declarar prestó testimonio ante notario de los hechos que luego ha relatado en sede judicial.

 

En su anterior declaración, López de los Mozos entró como testigo y salió como imputada. La jueza Carmen Rodríguez-Medel concluyó de su declaración que había reconocido haber falsificado las notas de otros alumnos distintos a Cifuentes. En esta declaración ha vuelto a hablar de la reunión en el despacho de un abogado madrileño, junto a sus compañeras y Álvarez Conde, en el que el letrado y el director del Instituto expusieron que había que construir la coartada del falso examen a Cifuentes.

 

En su anterior declaración, Rosado dijo haber sufrido a su vez presiones de una asesora de la Comunidad de Madrid, Maite Feito, que esta tarde declara como imputada. Según dijo Rosado ante la jueza, Feito le trasladó: “O arregláis esto o el rector y la presidenta os matan”.

 

https://m.eldiario.es/politica/profesora-Lopez-Mozos-companera-falsifico_0_786021515.html

 

 

EL RESPONSABLE DEL INSTITUTO DEL MÁSTER DE CIFUENTES SE NIEGA A DECLARAR ANTE LA JUEZA

 

Enrique Álvarez Conde, que dirigió el Instituto de Derecho Público que impartió el máster de Cristina Cifuentes, se ha negado este lunes a declarar ante la jueza que investiga el caso. Estaba citado como imputado, pero se ha limitado a leer un escrito en el que dice que no va a contestar a nada hasta que no se resuelva un recurso que interpuso para limitar la investigación y hasta que la jueza no decida si manda la investigación al Tribunal Supremo.

 

Álvarez Conde estaba citado como investigado por la titular del Juzgado Número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, después de admitir que había encargado el acta sobre el Trabajo de Fin de Máster de Cifuentes, que fue elaborado por una de las profesoras falsificando el acta de las otras dos. La que falsificó las firmas de ese acta, Cecilia Rosado, relató ante la jueza presiones del propio Álvarez Conde para que buscase una coartada a la expresidenta el mismo día que se destapó el escándalo.

 

La declaración de Álvarez Conde era una de las más esperadas, pero el catedrático no ha querido hablar. Fuentes presentes en el interrogatorio han explicado que se ha limitado a leer un texto en el que asegura que lo aclarará todo más adelante, cuando se resuelva, en primer lugar, el recurso que presentó para que el caso se limitase al máster de Cifuentes, y no se extienda a otras promociones y alumnos como ha hecho la jueza.

 

El que fuera tutor del máster de Cifuentes también ha dicho que no sabe de qué se le acusa exactamente, por lo que se enfrenta a un proceso sin garantías.

 

La declaración de Cifuentes no se suspende

 

Además, Álvarez Conde también quiere esperar a la jueza resuelva sobre si envía el caso al Tribunal Supremo. La magistrada Rodríguez-Medel le ha trasladado a la Fiscalía la petición de Cifuentes de que la investigación sobre su máster pase al Tribunal Supremo. La jueza pide al Ministerio Público que se pronuncie, pero advierte de que este trámite no suspende la declaración de la expresidenta madrileña de este martes.

 

Cifuentes está citada este martes como imputada en la causa sobre su máster falso, pero la expresidenta quiere que la jueza se desprenda de la investigación y la deje en manos del Supremo. Ha enviado un escrito en el que expone que en la instrucción se abrió pieza separada para investigar "la obtención del mismo título de máster por otro de los alumnos" del citado Instituto mencionando a Pablo Casado. De ello, según la abogada, "se desprendía la consideración de una actividad delictiva continuada por parte de dicho IDP".

 

La jueza decidió abrir una pieza separada sobre Casado en la que investiga si durante su promoción se produjo también un trato de favor a alumnos. Casado, ahora candidato a presidir el PP, aprobó con 18 de 22 asignaturas convalidadas, sin ir a clase y entregando trabajos.

 

La defensa de Cifuentes dice que tiene constancia de que la jueza ha pedido al Congreso que certifique la condición de diputado de Casado, y por tanto su aforamiento ante el Tribunal Supremo. Por eso, los abogados de la expresidenta dicen que al tratarse de un solo delito continuado debe juzgarse a todos los investigados de forma conjunta.

 

Además, incide el escrito en que a Casado "se le relaciona con una participación que no es escindible de las conductas atribuidas a los docentes, ni la de estos puede aislarse de la que se le imputa" a Cifuentes, por lo que "la jurisdicción especial debe arrasar a todos los investigados".

 

La jueza abrió varias piezas separadas, por lo que si considera que debe enviar la investigación al Supremo, podría optar por mandar solo la pieza relativa al diputado del PP. Antes de tomar una decisión, Rodríguez Medel ha pedido opinión a la Fiscalía, pero dejando claro que no piensa suspender la declaración de Cifuentes.

 

https://m.eldiario.es/politica/responsable-instituto-master-Cifuentes-declarar_0_786021898.html

 

CIFUENTES PIERDE LA ÚLTIMA COARTADA AL DESDECIRSE EL PROFESOR QUE DEFENDÍA QUE FUE A CLASE Y SUS NOTAS ERAN VERDADERAS

 

El único testimonio a favor de que Cristina Cifuentes fue una alumna del máster de Derecho Autonómico acaba de desvanecerse. El profesor Rodrigo Martín, quien defendió la asistencia a clase de la expresidente en la Cadena SER, se ha desdicho ante la jueza del caso. Según fuentes presentes en la declaración, Martín ha afirmado que no se ratifica en aquellas declaraciones y ha culpado a la insistencia de los medios por recabar una versión.

 

En la citada entrevista fue preguntado acerca de si Cifuentes asistió a su asignatura. “En mi caso, sí”, respondió Martín. Y añadió: “El sistema que teníamos eran prácticas periódicas cada quince días y luego un examen final que creo recordar que era un caso práctico. Si tiene un 9 es porque hizo las prácticas y porque hizo el examen. Si no, habría sido suspendida o no calificada”.

 

Martín ha declarado en calidad de investigado, al igual que Susana Galera, una de las primeras profesoras que salió a criticar la actuación de la universidad y de la ex presidenta en este asunto.

 

Antes, la profesora Alicia López de los Mozos acusó a su compañera Cecilia Rosado de haberla amenazado si no salía a decir que una de las tres firmas del TFM de Cifuentes era suya. Según ha explicado a la jueza, Rosado le dijo que o lo hacía o contaría que había falsificado la rúbrica con su autorización.

 

Por su parte, el director del Instituto de Derecho Público, Enrique Álvarez Conde, se ha negado a declarar hasta que se resuelva el recurso que presentó contra la ampliación del Caso Cifuentes a otras irregularidades en la Universidad Rey Juan Carlos y el que ha presentado esta mañana en el juzgado la defensa de la ex presidenta para que el caso vaya al Supremo.

 

https://m.eldiario.es/politica/Cifuentes-coartada-desdecirse-profesor-verdaderas_0_786021945.html

 

CIFUENTES IRRUMPE EN EL 'CASO MÁSTER' PARA PEDIR QUE TODA LA INVESTIGACIÓN PASE AL SUPREMO

 

Bajo la estela de Pablo Casado, el primer escrito de la expresidenta de Madrid al Juzgado plantea una supuesta "falta de competencia".

 

La defensa de Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid hasta el pasado 25 de abril, cuando dimitió, ha presentado un escrito en el Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid en el que plantea la "falta de competencia" de este órgano para investigar los másteres expedidos por el Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos.

 

Cifuentes, que está citada a declarar como investigada el próximo martes bajo los cargos de falsedad documental y cohecho impropio, advierte a la jueza Carmen Rodríguez-Medel del "riesgo cierto de nulidad de pleno derecho" de la instrucción si continúa practicando diligencias con una supuesta "falta de competencia objetiva o funcionar" que, según su defensa, derivaría del hecho de que "se prevé la imputación" (sic) del diputado del PP Pablo Casado, aforado ante el Tribunal Supremo. Sería este órgano, a su parecer, el que debería asumir toda la causa.

 

Pese a que la instructora ha acordado nuevas pesquisas respecto a Casado para aclarar si la normativa le obligaba o no a realizar un trabajo de fin de máster (no ha elevado, por tanto, ninguna exposición razonada al Tribunal Supremo) y pese al criterio restrictivo de la Sala Penal sobre la incorporación de investigados no aforados a las causas contra aforados, la defensa de la expresidenta de Madrid considera que "es preciso analizar la conveniencia y la legalidad de un enjuiciamiento separado de los distintos hechos que son objeto de investigación".

 

El escrito recuerda que Rodríguez-Medel decidió abrir varias piezas separada, "de lo que se desprendería la consideración de una actividad delictiva continuada". Dos de esas piezas afectan al diputado y dirigente del PP.

 

"Al aforado [Pablo Casado] se le relaciona con una participación que no es escindible de las conductas atribuidas a los docentes, ni la de estos puede aislarse de la que se le imputa a Cristina Cifuentes", por lo que la "jurisdicción especial" (sic) "deberá arrastrar a todos los investigados", afirma.

 

Según la defensa de Cifuentes, la petición de la instructora al Congreso para que acredite la condición de diputado nacional de Casado "hace vislumbrar razonablemente la remisión de la causa al Tribunal Supremo", órgano al que propone que pase toda la causa "para no romper su continencia y para evitar pronunciamientos contradictorios que pudieran llegar a darse: unos emanados de la jurisdicción ordinaria para los imputados comunes y otros de la jurisdicción del Tribunal Supremo para los investigados aforados".

 

Ello también sería aconsejable, añade, "para la mejor valoración de todos los elementos circunstantes (sic) y una mayor agilidad en la investigación global" y "para respetar la realidad jurídica, ya apreciada por el Juzgado, de la continuidad delictiva".

 

https://www.elespanol.com/espana/tribunales/20180622/cifuentes-irrumpe-caso-master-pedir-investigacion-supremo/316969370_0.html

 

EL RECTOR CONFIESA QUE HABLÓ TRES VECES CON LA MANO DERECHA DE CIFUENTES ANTES DE COMPARECER

 

Javier Ramos llegó a poner a la jefa de gabinete de la presidenta en manos libres mientras celebraba una reunión de crisis con sus colaboradores

 

Marisa González le informó de que Cifuentes no iba a comparecer en rueda de prensa horas antes de que él saliera a defender públicamente el máster

 

Ramos declara ante la jueza que la noche anterior a la publicación de eldiario.es y después de conocer su contenido se fue a dormir "muy tranquilo"

 

El rector de la Universidad Rey Juan Carlos, Javier Ramos, ha declarado este jueves ante la jueza del caso Cifuentes durante más de tres horas. En su relato del tiempo que pasó entre la publicación de la exclusiva de eldiario.es y la defensa en rueda de prensa del máster de la entonces presidenta de Madrid ha confesado cómo el entorno de Cifuentes participó en todo momento en la preparación de la versión que se iba a dar. Y ha añadido un nuevo nombre en sus contactos aquel día, el de Marisa González, jefa de gabinete y mano derecha de la entonces presidenta.

 

Tres personas del entorno de Cifuentes se dedicaron con intensidad a participar en la construcción de esa versión. Como adelantó eldiario.es, la asesora de la Consejería de Educación Maite Feito se desplazó en persona a la universidad desde primera hora. Según la versión que ella ofreció a este medio, lo hizo para participar en una charla sobre feminismo. Pero el rector ha dicho este jueves en el juzgado que participó desde las nueve de la mañana en una reunión y que a él no le extrañó su presencia porque era "asesora de la Consejería". "Esto es un ataque contra la presidenta", ha asegurado Ramos que le trasladó Feito.

 

La jueza, Carmen Rodríguez- Medel, se ha interesado por si habló con Feito el día anterior a la publicación de eldiario.es, el 20 de marzo, cuando este medio contactó con el entorno de la presidenta y la Universidad para contrastar la información. Ramos ha asegurado que no lo hizo porque su móvil no registra intercambio de llamadas con Feito ese día 20. Con sorpresa de la jueza ha intentado explicar que tampoco puede comprobar si lo hizo por correo porque su "outlook" borra los contactos cada cierto tiempo, precisan las fuentes consultadas.

 

En cualquier caso, Ramos ha admitido que conoció lo que iba a publicar al día siguiente eldiario.es, pero que se fue a dormir "muy tranquilo" porque le pareció "otra tontería más" acerca de la universidad.

 

Asimismo, el rector ha reconocido un intercambio intenso de llamadas con el consejero de Educación de Cifuentes, Rafael Van Grieken. Este se interesó por si el rector iba a dar una rueda de prensa reaccionando a la exclusiva de eldiario.es, siempre según la versión ofrecia hoy por Ramos ante la jueza.

 

Ramos ha desvelado una tercera intervención, la de Marisa González, jefa de Gabinete de Cifuentes y auténtica mano derecha de la presidenta. Según el rector, llegó a poner la llamada de Marisa González en manos libres a sus colaboradores. En esa conversación, González le informó de que la presidenta no iba a salir en rueda de prensa.

 

Aún quedaban horas para que comparecieran el rector y el director del Instituto de Derecho Público, Enrique Álvarez Conde, a defender ante los medios el máster de la presidenta. Con Marisa González habló en al menos tres ocasiones, según ha relatado.

 

Fuentes jurídicas presentes en la declaración aseguran que ésta ha estado plagada de contradicciones por parte de Ramos, como cuando se le ha recordado que en rueda de prensa dijo haber hablado antes con las tres profesoras del falso tribunal que examinó a Cifuentes. En un momento de su testimonio ha dicho que habló con Clara Souto, quien no falsificó su firma, pero al corregirle la jueza y proponerle el nombre de Cecilia Rosado, autora de la falsificación, Ramos ha rectificado y ha admitido que sí, que fue con Rosado con quien habló. Ramos ha atribuido este error a los "nervios" que le causaron su primera participación en una rueda de prensa.

 

La jueza pregunta por Casado

 

La jueza ha introducido el tema del máster de Pablo Casado en un momento de la declaración del actual rector. Éste ha dicho que si se hubiera aplicado el Real Decreto de 2007, el máster del responsable político hubiera sido "irregular" porque no hizo una defensa ante tribunal del mismo. Sin embargo, Ramos no ha sido taxativo sobre si el Real Decreto que se debió aplicar en el caso de Casado fue ese o el de 2005, que no incluía la citada exigencia.

 

Asimismo, Ramos ha adjudicado al profesor Pablo Chico de la Cámara la orden impartida a la funcionaria Amalia Calonge para rectificar las notas de Cifuentes y ha reconocido que no existe en la universidad un protocolo escrito o verbal para la rectificación de las actas.

 

https://m.eldiario.es/politica/Rey-Juan-Carlos-Cifuentes-comparecer_0_784622700.html

 

RAQUEL EJERIQUE E IGNACIO ESCOLAR, IMPUTADOS POR "DESCUBRIMIENTO DE SECRETOS" TRAS DESTAPAR EL CASO CIFUENTES

 

El director de eldiario.es, Ignacio Escolar, y la jefa de Política Social, Raquel Ejerique, han sido citados por el Juzgado de Instrucción número 29 para darles traslado de la querella presentada por Cristina Cifuentes contra ellos por desvelar el caso de su máster.

 

En una providencia, el magistrado Pedro Antonio Domínguez cita a ambos periodistas "en calidad de querellados" para el próximo 28 de junio a las 10:00 horas "al objeto de dar traslado de escrito de querella" presentado por la representación legal de Cifuentes.

 

La comunicación de la querella significa que el magistrado ha admitido a trámite la misma y que, previsiblemente, los periodistas serán llamados a declarar próximamente en calidad de querellados, una modalidad de investigado que obliga a comparecer con la garantía de la asistencia de un abogado y la posibilidad de guardar silencio. 

 

También ha sido citado el profesor de la URJC Salvador Perelló, acusado igualmente de descubrimiento de secretos y que el diario El Mundo señaló como supuesta fuente de eldiario.es.

 

El magistrado Pedro Antonio Domínguez ha adoptado esta decisión después de consultar a la Fiscalía y que ésta no aprecie relevancia penal en la actuación de los periodistas. Con todo, la Fiscalía quiere conocer quién accedió al sistema de la universidad, quién es el autor del pantallazo de los datos universitarios, así como la identidad de la persona o personas que facilitó los datos a eldiario.es.

 

El Código Penal prevé penas de entre uno a siete años para quien incurra en un delito de descubrimiento o revelación de secretos. La jurisprudencia existente ha eximido hasta ahora a los periodistas de este delito por realizar su trabajo y lo atribuye, en su caso, a los funcionarios que hayan facilitado la Administración. El Tribunal Constitucional establece que, siempre que la información sea relevante, prima la libertad de información sobre el derecho a la intimidad.

 

https://m.eldiario.es/politica/Raquel-Ejerique-Ignacio-Escolar-Cifuentes_0_784621980.html

 

LOS ALUMNOS VIP DEL MÁSTER DE CIFUENTES DECLARAN QUE NUNCA PIDIERON LAS CONVALIDACIONES

 

Han declarado ante la jueza que no cursaron el máster y que desconocen por qué aparece en la lista de alumnos a los que convalidaron asignaturas

 

Esos 10 alumnos obtuvieron convalidaciones en tres asignaturas con actas que tenían las firmas falsificadas

 

“Me matriculé en el máster, pero no fui nunca a clase ni cursé asignatura, no hice ni el huevo”, ha dicho Pedro Calvo, uno de los alumnos

 

Una larga lista de alumnos tuvieron un trato VIP en el máster de Derecho Público del Estado Autonómico que cursó la expresidenta madrielaña Cristina Cifuentes, y que ha acabado investigado por una jueza de Madrid. Algunos de ellos se beneficiaron de convalidaciones en tres asignaturas con actas falsificadas, aunque afirman que no las pidieron. Según han explicado en el juzgado, no fueron a clase ni se presentaron a los exámenes.

 

El pasado mes de abril, cuando ya se había destapado el falso máster de Cifuentes, eldiario.es publicó una lista de 10 alumnos, algunos vinculados con el PP, que habían aprobado tres asignaturas del posgrado de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) con actas cuyas firmas habían sido falsificadas. Cuando este medio contactó con ellos, algunos se sorprendieron porque no habían cursado el máster.

 

Esa es la misma versión que ha dado hoy a la titular del juzgado número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez Medel, que les había citado como testigos. Entre los que han declarado ante la jueza, Pedro Calvo, exconcejal madrileño, Dionisio Ramos, exgerente de la Universidad Complutense, José Antonio Gurpegui Palacios, catedrático en la Universidad de Alcalá, Inmaculada González de Molina Martínez, exresponsable de prensa de Instituciones Penitenciarias, y el empresario  Ricardo Enrique Medina Mailho.

 

Todos le han dicho lo mismo a la jueza: que se matricularon pero no cursaron el máster. Cada uno ha dado sus razones, pero todos han coincidido en que no acudieron a clase, no se presentaron a los exámenes y no tuvieron trato con los profesores. Ninguno pidió que le convalidasen asignaturas, por lo que no tienen explicación a por qué figuran en una lista de 10 alumnos VIP beneficiados por un trámite que se llevó a cabo con firmas falsas.

 

Entre esas firmas están las de Enrique Álvarez Conde, responsable del Instituto que impartía el máster, y las profesoras Cecilia Rosado y Clara Souto. Otros profesores, como Alfredo Allúe o Ángela Fiegueruelo han denunciado que ellos no firmaron ese acta. De hecho, Figueruelo interpuso una denuncia que fue la que originó esta investigación.

 

Pedro Calvo: "Nunca solicité las convalidaciones"

 

El exconcejal de Madrid Pedro Calvo es el único que se ha parado a las puertas de la sala de declaraciones para relatar lo que le había contado a la jueza. "Me matriculé en el máster, pero no fui nunca a clase ni cursé asignatura, no hice ni el huevo", ha asegurado.

 

Calvo ha dicho que su intención era cursar el posgrado para obtener los créditos necesarios para luego poder hacer el doctorado. “Pensé que iba a tener tiempo, pero hubo un cambio de gobierno en 2011 y me quedé un año más en el Ayuntamiento de Madrid como concejal. No tenía tiempo para hacer el máster” ha añadido.

 

Según ha relatado ante la jueza, pagó el coste íntegro de la matrícula (1.500 euros), pero nunca obtuvo el título. Además, ha mostrado su sorpresa por aparecer en una lista de alumnos a los que se les convalidaron de golpe tres asignaturas del máster. Es más, le ha sorprendido también la calificación que obtuvo en asignaturas que no cursó.

 

“No tengo el título ni nunca lo he usado. Nunca solicité las convalidaciones, hoy he visto mis calificaciones, he visto que obtuve varios sobresalientes”, algo que ha considerado “inaudito”.

 

Calvo ha dicho que algunos abogados le han reclamado una explicación, pero que ha dicho que él no puede darla, que eso corresponde a la Universidad. Además, ha añadido que no tiene trato con el responsable del Instituto de Derecho Público, Enrique Álvarez Conde, desde hace más de siete años.

 

“Es indignante que tenga que venir como testigo”, se ha quejado Calvo, que ha añadido que esta circunstancia vuelve a hacerle daño en su “prestigio y honor”.

 

https://m.eldiario.es/politica/Pedro-Calvo-companero-Cifuentes-convalidaciones_0_784621714.html

 

LA JUEZ QUE INVESTIGA EL CASO DEL MÁSTER DE CIFUENTES IMPUTA A UN ALTO CARGO DE RAJOY

 

Manuel Arenilla, ex consejero del Gobierno de La Rioja (1995-2002), dirige un organismo adscrito al Ministerio de Hacienda desde marzo de 2012 / La instructora imputa a éste y tres docentes más y eleva a 14 el número de investigados en esta causa

 

La juez que investiga las irregularidades en torno al máster de Cristina Cifuentes ha imputado a otros cuatro profesores que impartieron clase el año en que lo cursó la ex presidenta de la Comunidad de Madrid y realizaron la calificación de las asignaturas, ocupando uno de ellos un puesto de libre designación en un organismo dependiente del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas desde hace más de seis años.

 

En una providencia fechada el pasado 31 de mayo, a la que ha tenido acceso El Independiente, la titular del Juzgado de Instrucción 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, ha llamado al procedimiento en calidad de investigados a Manuel Arenilla, Jesús Primitivo Rodríguez, Esther González y Elena María Pérez y los cita a declarar el próximo 26 de junio por la posible comisión de delitos de prevaricación administrativa y cohecho impropio. Ese día también tendrá que comparecer como imputada Cristina Cifuentes, acusada de cohecho y falsificación de documento público.

 

Los cuatro nuevos investigados, que elevan a 14 el número de imputados que suma ya la causa en menos de dos meses de instrucción, formaron parte del elenco docente que impartió materias en el máster ‘Derecho Público del Estado Autonómico’ que la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) impartió en el curso 2011/12. Sólo Jesús Primitivo Rodríguez, adscrito al departamento de Derecho Privado y Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, sigue actualmente dando clases en esta universidad madrileña.

 

El 'caso máster' suma ya 10 imputados: la juez investiga a dos profesores más y a otro alumno

 

El caso que instruye un juzgado madrileño por las presuntas irregularidades en el máster de Cristina Cifuentes suma ya una decena de imputados tras engrosar la lista dos profesores más[...]

 

Manuel Arenilla fue uno de los tres profesores que le dio a Cifuentes un 5. En concreto, este doctor en Ciencias Políticas y de la Administración por la Universidad Complutense de Madrid y administrador civil del Estado en excedencia impartió la asignatura ‘Los servicios públicos autonómicos y locales en la Función Pública’, programada en el segundo semestre y de carácter semipresencial.

 

Ex consejero de Desarrollo Económico y Administraciones Públicas en el Gobierno de La Rioja entre 1995 y 2002, Arenilla dirige el Instituto Nacional de Administración Pública -dependiente del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas- desde marzo de 2012, meses después de que Mariano Rajoy llegara al Ejecutivo tras ganar las elecciones generales celebradas el 20 de noviembre de 2011. Previsiblemente cesará tras la llegada a este departamento ministerial de la socialista María Jesús Montero.

 

Manuel Arenilla, ex consejero del Gobierno de La Rioja, dirige un organismo adscrito al Ministerio de Hacienda desde marzo de 2012

 

A preguntas de este diario, Manuel Arenilla confirmó que ha sido citado a comparecer en el juzgado acompañado de abogado el próximo día 26 y que aún no sabe de qué se le acusa. El profesor negó la existencia de incidencias y remitió a las condiciones que se detallaban en la guía docente de su asignatura.

 

Por su parte, Jesús Primitivo Rodríguez fue el coordinador de la asignatura ‘Los derechos y libertades en el ámbito autonómico y local’, que impartió en el primer semestre junto a Cecilia Rosado -ya imputada en el caso- y en la que la ex dirigente del PP de Madrid obtuvo un notable (8).

 

También tendrá que prestar declaración en calidad de investigada Esther González, subdirectora general de Publicaciones y Documentación del Centro de Estudios Políticos y Constitucionales -dependiente del Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad- desde el pasado mes de enero. Doctora en Derecho y profesora titular de Derecho Constitucional, impartió ‘Intervención y cooperación en el Estado autonómico y local’ y calificó con un sobresaliente (9) a Cifuentes.

 

En la guía docente de dicha asignatura, la profesora González fijó en un 80 % el mínimo de asistencia a clase para poder superar la materia. La ex presidenta de la Comunidad de Madrid reconoció antes de dimitir que no acudía a las sesiones teóricas debido a las ocupaciones profesionales que tenía entonces -delegada del Gobierno en la región- y que así lo acordó con los docentes.

 

Dos de las nuevas profesoras imputadas exigían asistir al 80 % de las clases para poder superar sus asignaturas

 

Completan la nómina de profesores imputados Elena María Pérez, actualmente jefa de estudios de la Escuela Diplomática de Madrid -organismo adscrito al Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación- y con plaza como profesora titular de Derecho Internacional Privado en la URJC.

 

Pérez se encargó de impartir en el segundo semestre ‘La inmigración en el ámbito de las competencias estatales, autonómicas y locales, materia que consta con un 6 en el expediente académico de Cifuentes. En esta asignatura también era obligatorio asistir a clase al menos al 80 % de las sesiones.

 

Diez docentes investigados

Son ya 10 los profesores de la Universidad Rey Juan Carlos que ya han sido imputadas por la juez Rodríguez-Medel, que investiga la posible comisión de delitos de falsificación de documento público, prevaricación y cohecho. Entre los principales imputados se encuentra el catedrático Enrique Álvarez Conde, director del Instituto de Derecho Público de la URJC desde su constitución a finales de 2011 y suspendido cautelarmente tras estallar el escándalo.

 

https://www.elindependiente.com/politica/2018/06/14/juez-investiga-caso-master-cifuentes-imputa-alto-cargo-rajoy/

 

DECLARACIÓN DE UNA DE LAS PROFESORAS DEL MÁSTER DE CIFUENTES: "EL DIRECTOR ME HIZO SENTIR ASUSTADA, VIOLENTADA Y PRESIONADA"

 

Alicia López de los Mozos explicó a la Policía que Álvarez Conde le advirtió el mismo día de la exclusiva de eldiario.es: “Te tengo que meter en esto”

 

Perdió cinco kilos tras la falsificación de su firma y cuando se lo trasladó a su “mentor” éste le respondió que “así estaría más guapa”

 

El director del Instituto de Estudios Públicos instó a acordar una coartada con el sitio exacto donde se examinó Cifuentes y que ésta vestía “ropa clara”

 

10 de abril de 2018. A las 10:20 de la mañana arranca en secreto la declaración de la profesora Alicia López de los Mozos ante el inspector jefe que manda la Unidad Adscrita a la Fiscalía de Madrid. Han transcurrido 20 días desde que eldiario.es desvelara que Cristina Cifuentes atesora un máster conseguido con notas falsificadas. La investigación interna de la Universidad por fin deja paso a la policial y judicial.

 

A los pocos minutos llegan las preguntas sobre en qué circunstancias fue falsificada su firma en el acta que la presidenta exhibió para demostrar que se había examinado del Trabajo de Fin de Máster. López de los Mozos dice que el director del Instituto de Estudios Públicos de la Universidad Rey Juan Carlos, Enrique Álvarez Conde, es su mentor, que mantenía con él “una buena relación”, que le tenía “aprecio”. Pero que todo cambió el 21 de marzo de 2018. “Que a lo largo de todo este procedimiento se ha sentido intimidada, asustada, violentada y presionada” por él, anota el policía instructor de las diligencias en el acta de aquella declaración, a la que ahora ha tenido acceso eldiario.es.

 

López de los Mozos tiene 39 años. Colabora desde hace 14 en la Universidad Rey Juan Carlos. Comenzó como becaria predoctoral, pasó a ayudante no doctora, después se doctoró, fue contratada como profesora y finalmente obtuvo la plaza como docente titular. En este proceso, a partir de 2009, dio clases en el Máster de Derecho Público del Estado Autonómico. Impartía asignaturas y evaluaba los Trabajos de Fin de Máster (TFM).

 

“La declarante no recuerda que la señora Cristina Cifuentes acudiese a sus clases, que de haber acudido a su clase se hubiera acordado porque era una persona pública y conocida a través de los medios por la dicente”, escribe el policía ese 10 de abril mientras escucha a la profesora. A continuación, el inspector jefe le muestra el acta falsificada del TFM. Alicia López de los Mozos es rotunda. “Manifiesta que la firma que obra en ella en su nombre no es la suya, ni se parece a la suya, que ha sido falsificada”, escribe el agente. 

 

López de los Mozos fue la presidenta de un tribunal que nunca existió. La declaración ante la Policía permite reproducir cómo su firma falsificada acabó en el acta que Cristina Cifuentes exhibió en redes sociales en la noche del 21 al 22 de marzo mientras recitaba: "A quienes queréis que me vaya: no me voy, me quedo, voy a seguir siendo vuestra presidenta".

 

Para ello hay que retrotaerse a la mañana del día 21. eldiario.es abre con el titular sobre el máster y las notas falsificadas de Cifuentes. López de los Mozos no lo ha visto y telefonea a Álvarez Conde para “un asunto de carácter laboral”, según declara ante la Policía. Encuentra a su jefe muy ocupado, no puede atenderla, le dice que consulte eldiario.es y le cuelga sin despedirse. Ella lee la información e intenta volver a hablar con él. Le resulta imposible hasta las 11 o 12 de la mañana, según recuerda.

 

Cuando por fin le coge el teléfono, la afirmación de Álvarez Conde le inquieta. “Te tengo que meter en esto”, le dice el director del Instituto de Derecho Público. Ella responde que busque a otros; él accede, pero le advierte de que si no lo consigue, ella, su pupila, deberá sacrificarse. Esa afirmación se convierte casi en un eufemismo una hora después. López de los Mozos ve por televisión la rueda de prensa de Álvarez Conde y del rector, Javier Ramos. Éste cuenta a los periodistas que no hay caso Cifuentes, que ha hablado con los miembros del tribunal y el TFM existe. “La declarante manifiesta que nunca ha hablado con el rector de la Universidad”, recoge la declaración ante la Policía.

 

El siguiente episodio se produce por la tarde. Sobre las 15:00 horas logra hablar con Álvarez Conde y éste le dice que se ponga en contacto con su supuesta compañera de tribunal, Cecilia Rosado. Ésta le pide por teléfono que le envíe su firma. Alicia asegura a la Policía que entonces se niega, pero que vuelve a contactar con su compañera más tarde, esta vez por videollamada, y que accede a mostrarle su firma, pero que no le da permiso para utilizarla, siempre según su versión. A la Policía le dice que no sabe quién falsificó el acta finalmente, pero que “intuye” que pudo ser Cecilia por el cariz de la conversación y porque “el tipo de grafía” de la falsificación “concuerda” con la de su compañera.

 

En los días sucesivos, López de los Mozos se dedica a pedir a Álvarez Conde que la saque del engaño, que diga la verdad. El director del Instituto de Estudios Públicos le contesta que esté tranquila y calle, “que si una se desmarcaba, iban a ir a por ella". El acta de la declaración recoge la siguiente afirmación: “En una conversación la declarante le mostró la terrible presión que estaba sufriendo y que le había hecho perder 5 kilos de peso, a lo que éste le dijo que no se preocupara, que así estaría más guapa”.

 

López de los Mozos habla en aquellos días con otra de las profesoras que ha sido implicada por Álvarez Conde, Clara Souto. Se trata de la única de las tres falsas examinadoras que no está imputada a día de hoy. Souto confirma que ella tampoco había examinado a Cifuentes. “Clara le manifestó que Enrique les había hundido, que cómo les ha podido hacer eso”, aparece en la declaración de Alicia.

 

Asegura tener grabado a Álvarez Conde

 

Ante la Policía, tal y como adelantó eldiario.es el mismo día de su declaración, López de los Mozos asegura que “procedió a grabar las conversaciones telefónicas que mantuvo con Enrique y que vienen a corroborar las manifestaciones” que realiza ante los agentes. Añade que no las quiere entregar en ese momento y que “valorará aportarlas a la Fiscalía de ser requerida para ello”.

 

El estado de nerviosismo de la profesora no convencía al director, así que éste la llamaba continuamente para que mantuviera la calma, incluso le prometió que iba a contactar con eldiario.es “para conseguir que la dejaran en paz”, algo que nunca se produjo.

 

En una de esas llamadas quedan para verse en Madrid. El 2 de abril, a media tarde, se encuentran, en una cafetería de Madrid, la profesora y su marido con Álvarez Conde y la mujer de éste, la catedrática de Derecho Constitucional de la Universidad Miguel Hernández de Elche Rosario Tur. La Policía ha recuperado imágenes de ese encuentro a través de las cámaras de seguridad. El catedrático le dice a su pupila que “había tantas cosas por arriba que no le podía decir”.

 

Quedan en verse al día siguiente en el despacho de un abogado madrileño. Antes de esos encuentros, López de los Mozos ya había acudido a un notario para dejar constancia de su auténtica versión. En el despacho del letrado, sin embargo, Álvarez Conde y su abogado le insisten en que tienen que pactar una versión que incluya detalle, como el lugar exacto de la universidad donde Cifuentes habría ido a defender el TFM y hasta que “vestía ropa con colores claros”.

 

López de los Mozos decide contar su versión ante la inspección de la universidad. Se lo comunica antes a sus compañeras Cecilia Rosado y Clara Souto. También a Álvarez Conde. Este modifica su actitud y la anima a que exponga “su verdad”, aunque no coincida con la suya, y la desea suerte. 

 

Alicia López de los Mozos declaró como testigo un mes después, el pasado 10 de mayo, ante la jueza que se ha hecho cargo del caso Cifuentes, Carmen Rodríguez-Medel. Entró en el juzgado como testigo y salió como imputada. De su declaración, la magistrada concluyó que había admitido haber falsificado notas del máster.

 

https://m.eldiario.es/politica/Declaracion-profesoras-Cifuentes-violentada-presionada_0_776923401.html

 

 

EL NUEVO PRESIDENTE DE MADRID: "YO SÍ CREO QUE CRISTINA CIFUENTES HIZO EL MÁSTER”

 

Ángel Garrido quiere mantener su "buena relación" con Ciudadanos y ha criticado la consulta de Iglesias y Montero

 

El recién investido presidente de la Comunidad de Madrid en sustitución de Cristina Cifuentes, Ángel Garrido, ha sido entrevistado en Onda Cero. El líder del Ejecutivo regional sí cree que su predecesora haya hecho el máster. Garrido ha hablado de la buena relación entre el Partido Popular y Ciudadanos y se ha posicionado con respecto al chalet de Irene Montero y Pablo Iglesias.

 

El presidente de la Comunidad de Madrid ha asegurado que “hablo mucho con Cristina Cifuentes” y que “es una gran amiga y una gran persona”. Según subraya, “no sé quién acabó con la carrera política” de la expresidenta regional, “pero amigo no era”: “Es escandaloso que alguien haya guardado unas imágenes durante años que había que haber destruido por ley […]. Habría que averiguar quién ha guardado esas imágenes y debería pagar las consecuencias”.

 

Ángel Garrido opina que el caso del máster aún no está cerrado porque “está judicializado, pero sí que está cerrado políticamente porque se ha saldado con la dimisión de Cifuentes”.

 

 

https://www.elplural.com/politica/2018/05/21/angel-garrido-master-cristina-cifuentes

 

CUATRO NUEVOS IMPUTADOS EN EL CASO CIFUENTES: PABLO CHICO DE LA CÁMARA, OTROS DOS PROFESORES Y UN ALUMNO

 

Los docentes Chico de la Cámara, Susana Galera, Rodrigo Martín y el supuesto alumno Álvaro Morente declararán como investigados el 25 de junio

 

Pablo Chico de la Cámara es el profesor que ordenó a una funcionaria modificar en el sistema las notas de Cifuentes dos años después del máster

 

El caso Cifuentes ya suma diez imputados, con la expresidenta de Madrid a la cabeza

 

La jueza Carmen Rodríguez-Medel ha citado como investigados a otros tres profesores del máster que cursó Cristina Cifuentes y a un alumno del mismo. Se trata de los profesores Pablo Chico de la Cámara, Susana Galera, Rodrígo Martín y el alumno Álvaro Morente, han informado fuentes jurídicas.

 

Los cuatro declararán como imputados el próximo 25 de junio. En principio se les atribuye indiciariamente un delito de falsedad documental, con independencia que se pueda ampliar esa acusación tras su declaración, precisan las mismas fuentes.

 

Chico de la Cámara fue el profesor que dio la orden a la funcionaria Amalia Calonge de modificar una de las notas de Cifuentes dos años después de que cursara el máster y atribuyó la decisión a que había habido un error de transcripción.  En una carta que Cifuentes mostró en la Asamblea, Chico de la Cámara aseguraba que había corregido "personalmente" el examen de la expresidenta.

 

Álvaro Morente es uno de los diez alumnos del máster de Cifuentes que aparece en las actas de convalidaciones falsificadas. Morente no ha dejado rastro de vínculos con la universidad, más allá de haber realizado en la Rey Juan Carlos un doctorado. Ni siquiera figura en alguno de los listados del curso y eldiario.es no pudo obtener ningún dato sobre él cuando indagó en la lista de compañeros de la expresidenta.

 

Morente estudió periodismo en la Universidad Rey Juan Carlos, donde cursó el doctorado entre 2011 y 2013, coincidiendo con el curso del máster de Cifuentes. En esa universidad cursó hasta 2017 un máster sin relación con el Instituto investigado y actualmente trabaja en empresas sin aparente relación con el caso.

 

Por su parte, la profesora Susana Galera es autora de una carta abierta a Cifuentes, publicada en eldiario.es, en la que defendía el trabajo de los alumnos del máster que habían asistido a clase y cumplido con todas las obligaciones que requería, a diferencia de la expresidenta. Galera denunció anomalías ante la inspección de la URJC, pero aún no ha sido llamada a declarar por el órgano fiscalizador de la propia universidad.

 

El otro profesor del máster imputado ahora, Rodrigo Martín, ha defendido que Cifuentes sí asistió a su asignatura. "En mi caso sí. El sistema que teníamos eran prácticas periódicas cada 15 días y luego un examen final que creo recordar que era un caso práctico. Si tiene un 9 es porque hizo las prácticas y porque hizo el examen. Si no, habría sido suspendida o no calificada", declaró a la Cadena Ser.

 

Con estas cuatro imputaciones ya son diez las personas investigadas en el caso Cifuentes. Además de la propia expresidenta, figuran como imputados el exdirector del Instituto de Estudios Jurídicos Enrique Álvarez Conde; las profesoras y miembros del supuesto Tribunal de Fin de Máster, Cecilia Rosado y Alicia López de los Mozos;  la funcionaria de la URJC, Amalia Calonge; y la exasesora del Gobierno de la Comunidad de Madrid y amiga de Cifuentes, Maite Feito.  Todos los imputados declararán el próximo 25 de junio excepto Cristina Cifuentes, que lo hará al día siguiente.

 

La causa consta en estos momentos de cuatro piezas. En una providencia dictada el pasado lunes, la magistrada Rodríguez-Medel abrió dos nuevas. Una de ellas para aclarar las circunstancias del máster del vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado. A la cuarta pieza separada incorporará toda la documentación que le remita la URJC sobre todos los expedientes de los alumnos que cursaron el mismo máster que Cifuentes en los diferentes cursos .

 

https://m.eldiario.es/politica/Cifuentes-imputa-profesores-alumno-master_0_772373166.html

 

LA JUEZA INVESTIGA LAS LLAMADAS ENTRE LA ASESORA DE CIFUENTES Y LOS RESPONSABLES DEL MÁSTER

 

Maite Feito, exasesora de Educación, telefoneó insistentemente a Cecilia Rosado, una de las profesoras, para que "buscara" y después "hiciera" el trabajo.

 

La jueza que investiga si se ha cometido un delito de falsedad documental en relación con el título de máster otorgado por la Universidad Rey Juan Carlos a Cristina Cifuentes quiere saber cuál fue el tráfico de llamadas entre los profesores Enrique Álvarez-Conde, Cecilia Rosado y Alicia López de los Mozos con Maite Feito, la asesora del Gobierno madrileño y a su vez amiga de Cristina Cifuentes que habría presionado para que se buscara una solución cuando estalló el escándalo.

 

Según declaró Cecilia Rosado en el Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Feito la llamó y envió mensajes de forma insistente para pedirle, primero, que "buscara" y, más tarde, que "hiciera" el trabajo de fin de máster de la expresidenta madrileña. La pasada semana, después de trascender la declaración de la profesora Rosado, Feito presentó su dimisión como asesora de la Consejería de Educación del Gobierno madrileño.

 

La instructora ha acordado pedir la opinión de la fiscal del caso sobre "la conveniencia de recabar los datos de tráfico telefónicos de los investigados Enrique Álvarez-Conde, Cecilia Rosado, Alicia López de los Mozos y María Teresa Feito durante el día 21 de marzo de 2018, con identificación del titular del teléfono de la llamada entrante ysaliente en cada caso", según una resolución a la que ha tenido acceso EL ESPAÑOL.

 

La magistrada también ha encomendado a la Policía Judicial realización de un dictamen pericial para que, en relación con el máster Derecho Público del Estado Autonómico durante el curso 2011-2012 y a la vista de la aplicación informática de gestión académica utilizada para la evaluación de dicho máster, informe a al Juzgado sobre los usuarios que calificaron las diferentes asignaturas y en qué fecha, así como la correspondencia del usuario informático con las personas físicas que hicieron estas tareas en la URJC.

 

Otro de los aspectos del informe pericial será la determinación de qué usuarios de la aplicación informática modificaron las calificaciones de los alumnos y en qué fecha. Con esta investigación se pretende aclarar quién se encargó de alterar tanto el acta de Cifuentes como las de otros alumnos que también pudieron haber aprobado el máster sin haberlo cursado.

 

Asimismo, los peritos policiales deberá identificar al administrador del programa que dio de alta y de baja al usuario 'acalonge', que debe corresponderse con el nombre de Amalia Calonge, la funcionaria que presuntamente habría modificado la calificación de Cristina Cifuentes en su acta al recibir instrucciones para ello.

 

Las nuevas diligencias, entre las que se encuentra la reclamación a la Universidad Rey Juan Carlos del expediente académico de Pablo Casado, vicesecretario de comunicación del Partido Popular que también cursó dicho máster bajo la dirección de Enrique Álvarez Conde, llegan después de que varios testigos hayan comparecido este lunes ante la instructora..

 

Entre quienes han prestado declaración se encuentran el director de Eldiario.es, que destapó el caso, Ignacio Escolar; la exgerente de la Universidad Rey Juan Carlos, Teresa Sánchez Magdaleno, y una decena de alumnos que sí cursaron el máster y se han quejado de que haya gente que haya podido recibir un trato de favor.

 

En los próximos días la magistrada recibirá declaración a otros funcionarios de la universidad pública madrileña.

 

https://www.elespanol.com/espana/tribunales/20180514/jueza-investiga-llamadas-asesora-cifuentes-responsables-master/307220507_0.html

 

 

LA JUEZA DEL CASO CIFUENTES ABRE UNA INVESTIGACIÓN SOBRE EL MÁSTER DE PABLO CASADO

 

La jueza Rodríguez-Medel abre una pieza separada sobre el caso del vicesecretario de Comunicación del PP a los tres días de imputar a la expresidenta

 

El político reconoció que había obtenido el máster sin ir a clase y cursando tan solo cuatro de las 22 asignaturas gracias a las convalidaciones

 

La magistrada revisa los expedientes de todos los alumnos del máster en sus distintas ediciones en otra pieza adicional del caso Cifuentes

 

La jueza que instruye el caso Cifuentes, Carmen Rodríguez-Medel, acaba de abrir una investigación específica para esclarecer el modo en el que Pablo Casado, vicesecretario de Comunicación del PP, obtuvo el mismo máster que la expresidenta madrileña pero en un curso distinto. Así consta en una providencia a la que ha tenido acceso eldiario.es por la que la jueza ordena abrir una nueva pieza separada a tal efecto.

 

La magistrada ha adoptado esta decisión "vistas las manifestaciones efectuadas" por el director de eldiario.es, Ignacio Escolar, durante su comparecencia de este lunes en calidad de testigo, recoge la citada providencia.

 

En el transcurso de la testifical, Rodríguez-Medel se interesó por las investigaciones que eldiario.es pudiera haber realizado sobre otros másters del mismo instituto universitario de la URJC. El periodista le trasladó las informaciones sobre Pablo Casado y fue entonces cuando la jueza solicitó más detalles, que el director de eldiario.es expuso ciñéndose al contenido de las noticias ya publicadas por este medio.

 

La jueza pone en marcha otra investigación por si pudiera haber "continuidad delictiva" y para dilucidar si el trato de favor y la falsedad documental que investiga en el caso de Cifuentes pudieron darse también en la promoción de Pablo Casado. La persona que figuró como tutor en ambos casos es el profesor Enrique Conde, que ya está imputado en la investigación sobre Cifuentes, y puede acabar investigado también en esta segunda pieza.

 

El vicesecretario de Comunicación del PP aprobó el máster de Derecho Público del Estado Autonómico  sin asistir a clase y cursando tan solo cuatro de las 22 asignaturas gracias a las convalidaciones. Cuatro trabajos de alrededor de 90 folios en total le bastaron para aprobar las asignaturas no convalidadas.

 

Casado, que era diputado autonómico en Madrid durante aquellas fechas, ha admitido que  ni siquiera llegó a entablar contacto con los profesores del máster ni supo quiénes eran. Solo habló con el director del Instituto de Derecho Público, Enrique Álvarez Conde, de quien obtuvo la "flexibilidad" que necesitaba para realizar el máster. Álvarez Conde está imputado en el caso Cifuentes por participar en la falsificación del título de la expresidenta madrileña.

 

La jueza revisará la documentación en esa pieza separada y puede llamar a testigos e imputados, no así a Casado, quien por su condición de diputado está aforado y solo puede ser investigado por el Supremo. En el caso de que aparezcan indicios contra el político, Rodríguez-Medel deberá elevar exposición razonada al Alto Tribunal.

 

Todos los cursos y alumnos, bajo el foco de la jueza

 

Tras los primeros compases de la investigación, la jueza Rodríguez-Medel ya tiene puesto el foco sobre todos los cursos del máster que cursaron Cifuentes y Casado en la Universidad Rey Juan Carlos. La jueza ha abierto otra pieza adicional, distinta de las que investigarán los casos de los dos políticos, y en la que revisará todos y cada uno de los expedientes desde el curso 2009-2010 hasta la extinción del máster.

 

En este sentido, la jueza se ha dirigido a la Universidad para que en el plazo de 7 días le entreguen "el expediente en línea (líneas de acta) de todos los alumnos con la correspondiente calificación, la documentación relativa a las eventuales convalidaciones efectuadas y donde conste si las asignaturas fueron modificadas". Con toda esa documentación, la magistrada abrirá una pieza separada del caso Cifuentes.

 

La magistrada Rodríguez-Medel ha revolucionado el caso Cifuentes en apenas unos días, después de que la Fiscalía apenas ordenara un interrogatorio a una de las profesoras del tribunal que supuestamente examinó a Cifuentes del Trabajo de Fin de Máster (TFM). La magistrada instruye el caso a raíz de una denuncia de la cátedratica Ángela Figueruelo, una de las profesoras afectadas por las falsificaciones de las calificaciones a la expresidenta madrileña.

 

Rodríguez-Medel interrogó el pasado jueves a la profesora Cecilia Rosado, acusada de falsificar las firmas de las otras dos integrantes del tribunal. Rosado denunció que una asesora del Gobierno de la Comunidad de Madrid y amiga de Cifuentes, Maite Feito,  la coaccionó para que "arreglara" el asunto del máster después de que eldiario.es desvelara que la expresidenta lo había obtenido con notas falsificadas. Al día siguiente, la jueza Rodríguez-Medel imputó a Cifuentes por falsedad documental y cohecho.

 

Para el próximo 6 de junio están citados los nueve alumnos que se beneficiaron de la convalidación de notas en tres asignaturas. El 26 comparecerá la propia Cifuentes, aunque, en su caso, como imputada. Todos figuran en los documentos que publicó eldiario.es y que hoy su director ha entregado a la jueza: actas con firmas falsificadas que les convalidaban tres asignaturas para facilitar que obtuviesen el título.

 

De hecho, la investigación ya ha demostrado que al menos otro alumno obtuvo el máster sin haberlo cursado. Varios ya relataron a eldiario.es que no habían acudido a las clases ni habían presentado el Trabajo de Fin de Máster, pero, a pesar de ello, tenían el título.

 

La declaración de una de las profesoras lo confirmó. Alicia López de los Mozos entró el pasado jueves como testigo en los juzgados y salió como imputada por prevaricación administrativa. La profesora admitió ante la jueza que había calificado a alumnos que no habían cursado el máster, dándoles un trato de favor frente a quienes sí habían acudido a las clases.

 

Segunda jornada de declaraciones

 

La jueza recabó este lunes el testimonio de cinco alumnos que cursaron el mismo máster que Cifuentes. Ellos sí fueron a clase, presentaron el Trabajo de Fin de Máster y gracias a eso obtuvieron su título. Así lo ha explicado una de esas estudiantes a la salida del juzgado.

 

Los cinco alumnos han coincido en la puerta de la sala de declaraciones. Todos se han reconocido y han charlado acerca de la citación. Uno de ellos ha sacado su TFM durante la charla: "Lo he traído por si me lo piden". El de la expresidenta madrileña sigue sin aparecer.

 

La mayoría de los que han declarado no ha querido hablar después de pasar ante la jueza, pero una de las alumnas sí ha detallado en qué ha consistido su declaración. Según ha explicado, ha sabido ahora que había una veintena de matriculados, porque a clase iban unos 11 o 12. La asistencia era obligatoria, aunque no recuerda si los profesores pasaban lista.

 

La alumna ha dicho desconocer que Cifuentes cursó el mismo máster. Ha declarado que nunca la vio por clase y que se enteró de que hicieron el mismo posgrado cuando le citaron del juzgado para declarar. "No era un máster regalado", ha dicho y ha explicado que ella tuvo que ir a clase, hacer trabajos y presentar el TFM.

 

Las siguientes citaciones serán el próximo 6 de junio. Ese día acudirá al juzgado como imputado Enrique Álvarez Conde y la jueza escuchará como testigos a los otros nueve alumnos que, como Cifuentes, gozaron de un trato privilegiado para aprobar el máster, entre los que había políticos del PP y cargos de confianza del Gobierno regional. Habrá que esperar a que avancen las pesquisas de la jueza para ver si cuando se adentre en la investigación de otras promociones, extiende las citaciones a alumnos de otros años.

 

https://www.eldiario.es/politica/jueza-investiga-promociones-master-Cifuentes_0_771323156.html

 

IMPUTAN A LA ASESORA DE LA COMUNIDAD DE MADRID QUE PRESIONÓ PARA QUE APARECIERA EL MÁSTER DE CIFUENTES

 

El juzgado de instrucción número 51 ha decidido citar como investigada a la asesora de la Comunidad de Madrid, María Teresa Feito, por presionar a una de las profesoras imputadas para que apareciera el Trabajo de Fin de Máster de la ex presidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes. Feito deberá declarar ante la juez el próximo 25 de junio, un día antes que la propia Cifuentes. Se desconoce aún el delito por el que se investiga a la ex asesora pero la juez ha observado irregularidades que se están comprobando.

 

Teresa Feito había dimitido recientemente "por motivos personales". Una dimisión que se conoció poco después de que trascendiera la declaración de una de las profesoras investigadas en el caso y secretaria del tribunal encargado de examinar a Cifuentes, Cecilia Rosado.

 

Rosado declaró el pasado viernes ante la juez María del Carmen Rodríguez-Medel que había sufrido amenazas por parte de Feito de que "o se arreglaba esto o el rector y Cifuentes os van a matar", en referencia al Trabajo de Fin de Máster de la ex presidenta. Declaró la profesora que Feito la "acosó" a mensajes.

 

La juez ha determinado que se examinen los movimientos de la ex asesora de la Comunidad el 21 de marzo, el día en que eldiario.es destapó las irregularidades en el máster de Cristina Cifuentes. Ese día, Feito reconoció que estuvo en la Universidad Rey Juan Carlos como admitió el propio rector del centro Javier Ramos. Ramos aseguró en una entrevista a Efe que Feito acudió a "interesarse por el tema del máster" pero, a su juicio, "identificarlo como presión siempre es muy complicado".

 

María Teresa Feito llegó a la consejería de Educación e Investigación que dirige, Rafael Van Grieken, al comienzo de la legislatura. Lo hizo como puesto de designación directa. "Un puesto de confianza", manifestaron fuentes internas de Educación. Se desconoce si fue recomendada por la propia Cifuentes habida cuenta que muchos medios han publicado que tenían una relación de amistad.

 

Sus compañeros dicen de ella que era "muy currante y competente". Como asesora del gabinete, sus funciones eran elaborar informes, discursos y coordinar direcciones generales entre otras. "Cumplía muy bien su trabajo", dicen de ella durante los tres años que se ha mantenido como asesora de la consejería.

 

Se eleva a seis el número de investigados por el 'caso máster'. Están imputadas las citadas Feito y Rosado; la ex presidenta madrileña Cristina Cifuentes; la funcionaria presuntamente responsable de cambiar las notas de Cifuentes, Amalia Calonge; la presidenta del tribunal que supuestamente evaluó el TFM de la ex presidenta, Alicia López Mozos y el director del Instituto Público y responsable del propio máster, Enrique Álvarez Conde. Álvarez Conde deberá declarar ante el juzgado el próximo 6 de junio.

 

http://www.elmundo.es/madrid/2018/05/15/5af9d9f846163fdd708b4653.html

 

POLÍTICOS DEL PP Y CARGOS DE CONFIANZA DEL GOBIERNO APROBARON ASIGNATURAS DEL MÁSTER DE CIFUENTES CON ACTAS FALSIFICADAS

 

Los alumnos que aprobaron tres asignaturas con actas falsificadas en el máster de Cifuentes son siempre los mismos y la gran mayoría de ellos tiene nexos directos con el PP o con la URJC

 

Además de Cristina Cifuentes, en esas actas figuran el entonces teniente de alcalde de Madrid Pedro Calvo, el exgerente de la Complutense Dionisio Ramos, el entonces gerente de la Agencia EFE, una jefa de prensa contratada por el Ministerio del Interior y varias personas vinculadas al Instituto de Derecho Público de Enrique Álvarez Conde

 

Varios de estos alumnos guardan silencio. Otros aseguran que no terminaron el curso e incluso niegan tener el título: "Ni fui nunca al máster ni hice exámenes ni conozco a ningún profesor"

 

No todos los 21 inscritos en el máster de Derecho Público del Estado Autonómico de la Universidad Rey Juan Carlos tuvieron los mismos deberes y obligaciones en la promoción 2011/2012 en la que estuvo inscrita la presidenta madrileña, Cristina Cifuentes. Había dos tipos de alumnos en ese máster. Aquellos que acudían a clase regularmente, realizaban los trabajos y se presentaban a los exámenes y otros con un tratamiento distinto que recibieron aprobados generales en varias de las materias gracias a convalidaciones realizadas a través de actas falsas, con firmas falsificadas.

 

En ese segundo grupo de alumnos estaba Cifuentes, en aquel tiempo delegada del Gobierno en Madrid, junto a otros nombres insignes del pasado reciente del PP regional, cargos relacionados con el partido y varias personas vinculadas al Instituto de Derecho Público de Enrique Álvarez Conde.

 

Además de la presidenta madrileña, el nombre más conocido entre los aprobados por convalidación en esas tres materias es el de Pedro Calvo, entonces teniente de alcalde de Madrid y número tres de Alberto Ruiz-Gallardón.

 

Pedro Calvo y Cristina Cifuentes se conocen desde hace más de tres décadas. La hoy presidenta de Madrid empezó su carrera política como asesora de Gallardón en la Asamblea de Madrid con AP –unos años en los que llegó a trabajar en la economía sumergida sin cotizar–. En 1991, Cifuentes logró el escaño, en la misma lista autonómica liderada por Gallardón donde también Pedro Calvo fue elegido diputado por primera vez. Antes de compartir máster, Cifuentes y Calvo convivieron en el grupo parlamentario durante tres legislaturas.

 

Pedro Calvo no ha querido hacer declaraciones a eldiario.es, que ha intentado ponerse en contacto con él desde hace varias semanas. Fuentes cercanas al exconcejal aseguran que ya no tiene responsabilidades políticas –dimitió tras las muertes del Madrid Arena– y que por eso prefiere no responder. Las mismas fuentes afirman que no llegó a terminar el curso y que tampoco fue a clase.

 

También figura en esa lista de diez nombres otra persona muy cercana a Cristina Cifuentes, Dionisio Ramos. Fue durante años la mano derecha de Gustavo Villapalos, el rector de la Universidad Complutense al que Gallardón después nombró consejero de Educación. Con Villapalos como consejero, se puso en marcha la URJC, donde Cristina Cifuentes formó parte del primer consejo de administración.

 

Dionisio Ramos también es amigo de Cifuentes desde hace décadas, desde que ambos participaron en el equipo que aupó a Villapalos primero como decano de Derecho de la Complutense, después como rector y más tarde como consejero de Educación. Cifuentes fue testigo de la boda de Ramos, en 1993. A pesar de esta cercanía entre ambos, Dionisio Ramos presidió en 2001 el tribunal de oposición donde Cifuentes aprobó su actual plaza como funcionaria.

 

Siempre en la sombra, jugó un papel relevante en el episodio del tamayazo, la traición de dos diputados del PSOE, Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez, que dio la presidencia de la Comunidad a Esperanza Aguirre en 2003. Diez años más tarde, en 2013 Infolibre desveló un documento que revelaba la labor de intermediario entre el que fuera líder de la corriente socialista Renovadores por la Base, José Luis Balbás, y el exsecretario general del PP Ricardo Romero de Tejada, muñidores de la operación para evitar la presidencia del candidato del PSOE, Rafael Simancas.

 

eldiario.es lleva semanas intentando ponerse en contacto con Dionisio Ramos para recabar su versión sobre este curso. No ha habido respuesta. En  su perfil público de Linkedin sí figura este título universitario, aunque aprobado en 2013, un año después.

 

En las tres actas falsificadas, que permitieron a estos alumnos aprobar tres asignaturas del curso sin necesidad de asistir a clase o examinarse como los demás, también aparece el nombre de José Ignacio Sanz Cerezuela, exgerente entre 2012 y 2014 de la Agencia EFE, una empresa pública donde fue nombrado tras la llegada al poder de Mariano Rajoy, y exdirectivo del periódico ABC. Él sostiene que no tiene constancia de esta convalidación.“Yo no pedí ninguna convalidación y solo se realizan cuando se solicitan [por el alumno]”, asegura.

 

Sanz defiende que pagó la matrícula, que fue a clase en el campus de Vicálvaro y que presentó un trabajo fin de máster sobre las televisiones autonómicas. Defiende que cursó todas las asignaturas y asistió a todos los exámenes. Desconoce por qué figuran sus datos en el listado de las convalidaciones. "El que lo haya puesto, lo sabrá", advierte.

 

La propia Cifuentes ha repetido desde que estalló el escándalo que su caso no era único y lamentado que no saliesen a la luz los nombres de otras personas que se inscribieron en el mismo grado y recibieron, según ella, idéntico trato. Pese a figurar en las actas de convalidaciones de tres materias, varios de los alumnos no lograron nunca el título de la Rey Juan Carlos.

 

El mecanismo para aprobar una asignatura por medio de una convalidación exime de cursar y abonar la mayoría de las tasas de esos créditos. Se usa en aquellos casos en los que el estudiante ya ha aprobado una materia equivalente en otra titulación y puede acreditarlo con un documento oficial. El procedimiento para dar por aprobadas esas tres asignaturas a esa decena de alumnos –siempre los mismos– en la Rey Juan Carlos está plagado de irregularidades, como evidencian los documentos en poder de eldiario.es.

 

La Comisión de Garantía de Calidad del Máster que debía ratificar las convalidaciones no existió. O al menos, no en la composición que figura en las actas oficiales, firmadas el 24 de mayo de 2012, en vísperas de que expirase el plazo para cursar todas las materias y empezar con el trabajo de fin de máster.

 

Al final de esas tres actas, a las que ha tenido acceso esta redacción, figuran cinco firmas de profesores y la del director del Instituto de Derecho Público de la URJC, Enrique Álvarez Conde, el mismo catedrático que se atribuyó la orden a "sus discípulas" para "reconstruir" el acta del supuesto tribunal que evaluó el trabajo de fin de máster de Cifuentes. Tres de los docentes que figuran en los nuevos documentos –con sello y membrete de la universidad– para convalidar esas tres asignaturas no reconocen como suyas esas rúbricas. Y dos de ellos, Ángela Figueruela y Alfredo Allué, han negado a eldiario.es que hubieran tenido ninguna participación en la convalidación de esas materias. La tercera, Laura Nuño, alegó el lunes que no lo recordaba y este martes ha presentado su dimisión, a raíz de las informaciones de eldiario.es

 

Un  informe realizado por la perito calígrafo judicial Rosario Casas certifica que las rúbricas han sido falsificadas. A diferencia de lo que sucedió con la supuesta acta fabricada en la Rey Juan Carlos el pasado 21 de marzo para tratar de desmentir a eldiario.es sobre el trabajo de fin de máster, los nuevos papeles -también con firmas falsas- que sirvieron para acreditar las convalidaciones se cumplimentaron en mayo de 2012, cuando estaba a punto de acabar el curso.

 

Varios de los alumnos que figuran en estas actas falsas han reconocido a esta redacción que ni pidieron ni presentaron documentos para que la Universidad les aprobase estas materias de cuya convalidación en algunos casos ni siquiera tenían noticia. Es el caso del catedrático de Filología Inglesa de la Universidad de Alcalá José Antonio Gurpequi Palacios. Asegura por teléfono que él no cumplió más trámite en el máster de Derecho Público que matricularse y pagar su importe, "unos 1.500 euros". Que a partir de ese momento durante el otoño de 2011 se desentendió y no acudió a una sola clase. Que no lo acabó y tampoco se presentó a recoger el título. "Yo no he hecho ningún trámite para convalidar asignaturas, no fui nunca al máster, no conozco a los profesores y no realicé los exámenes. Así que me extraña mucho eso que me estás contando", aseguró el domingo por teléfono a un periodista de eldiario.es.

 

El lunes tras ponerse en contacto con la universidad Rey Juan Carlos comprobó que tenía aprobadas "varias asignaturas". "No lo entiendo porque de verdad que no he cursado ese máster, me matriculé y luego me arrepentí y ya no hice nada. Me he sentido aliviado al saber que por lo menos no lo tengo como aprobado y son solo esas asignaturas", explicó el lunes a mediodía también en conversación telefónica este catedrático que no oculta su relación de amistad con algún miembro de la universidad.

 

Entre la convalidación general consta también la abogada Susana Ángel que durante años fue la número dos de Pedro Núñez Morgades –un histórico dirigente del PP que ha sido delegado del Gobierno en Madrid bajo la presidencia de José María Aznar– en la Fundación Legalitas, de la que hoy está desvinculada. Susana Ángel no ha devuelto las llamadas a esta redacción.

 

Otra de las alumnas, Inmaculada González de Molina Martínez, es responsable de prensa de Instituciones Penitenciarias, que depende del Ministerio del Interior, y fue nombrada en 2012, tras la victoria electoral de Mariano Rajoy. Esta periodista se ha mostrado asombrada de aparecer en el listado de las convalidaciones. "Me apunté a un máster en la URJC pero no pude hacerlo, por lo tanto, no tengo ningún título de esa universidad". Interrogada sobre el asunto de las convalidaciones asegura: "Yo no pedí nada".

 

Elena Gismero Mendieta, inscrita también en el máster, no ha querido justificar o explicar por qué aparece su nombre en este grupo de alumnos: "¿Cómo habéis conseguido mi número? Lo relevante es cómo habéis conseguido mi número y cómo habéis conseguido esos papeles", fue toda su contestación sobre el tema.

 

Gismero aparece ahora como trabajadora de la empresa Tragsatec, filial del grupo público Tragsa (perteneciente a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales), una empresa con fuertes vínculos con las administraciones. En su currículo público no figura el máster oficial en Derecho Autonómico de la Universidad Rey Juan Carlos. "No te voy a decir nada", ha concluído Gismero cuando se le planteó si había completado el curso.

 

El alumno Ricardo Enrique Medina Mailho ha descolgado el teléfono y confirmado su identidad pero en cuanto han empezado las preguntas sobre el máster se ha mantenido en silencio y no ha respondido a nada. Medina Mailho está vinculado a la empresa Cualtis, una entidad "nacida a partir de la Sociedad de Prevención de Riesgos Laborales de Ibermutuamur, mutua de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de la Seguridad Social", según explica su propia página web.

 

El décimo alumno es todo un misterio. Álvaro Morente Hidalgo figura en las convalidaciones de esas tres asignaturas, como todo el resto, con firmas falsas. eldiario.es no ha podido obtener ningún dato sobre él y en algunos de los listados del curso no figura.

 

https://m.eldiario.es/politica/Cifuentes-tratamiento-VIP-asignaturas-falsificadas_0_759424984.html

 

LAS ASOCIACIONES DE ESTUDIANTES CONVOCAN UNA MARCHA PARA EXIGIR QUE CIFUENTES NO VUELVA A SU PUESTO EN LA COMPLUTENSE

 

Distintas organizaciones llaman a toda la comunidad universitaria a protestar este miércoles por que Cifuentes, "que ha robado de la universidad pública" pretenda "volver ahora después de 25 años a cobrar de ella" Afirman haberse enterado de su reincorporación por la prensa, que pidió el pasado jueves. La expresidenta figura automáticamente en el directorio de la Gerencia del Rectorado y tiene un salario, pero no puesto asignado

 

Distintas organizaciones llaman a toda la comunidad universitaria a protestar este miércoles por que Cifuentes, "que ha robado de la universidad pública" pretenda "volver ahora después de 25 años a cobrar de ella"

 

Afirman haberse enterado de su reincorporación por la prensa, que pidió el pasado jueves. La expresidenta figura automáticamente en el directorio de la Gerencia del Rectorado y tiene un salario, pero no puesto asignado

 

Distintas asociaciones universitarias han convocado este miércoles una marcha para exigir que Cristina Cifuentes no vuelva a su puesto de funcionaria en la Universidad Complutense de Madrid. El llamamiento colectivo, reflejado en un comunicado que se está moviendo por redes sociales bajo el hashtag #CifuentesFueraDeLaComplu, va dirigido a toda la comunidad universitaria para que pidan "que Cifuentes no ocupe ningún cargo en nuestra universidad".

 

La expresidenta aparece desde este jueves en el directorio del centro como parte de Gerencia del Rectorado. Aunque todavía no tiene un puesto específico asignado, la solicitud para reincorporarse es de efecto inmediato sobre el salario y ya empieza a acumular jornadas laborales para su próxima nómina. Los estudiantes declaran haberse enterado de este regreso por la prensa. Apuntan en la nota que esa ocupación la obtuvo "gracias a su amistad con miembros del tribunal", en referencia a que el aprobado en las oposiciones de promoción interna se lo dio, como publicó eldiario.es, un tribunal en el que estaban al menos dos amigos suyos, dos de ellos implicados en el Tamayazo y en Gürtel respectivamente.

 

Raúl Fernandez, delegado por Madrid del Frente de Estudiantes -una de las organizaciones que se ha sumado a la convocatoria- explica a este diario que entre sus motivos está que no es de agrado para el estudiantado de la Complutense, "al igual que no lo fue para la URJC enterarse de todos los chanchullos alrededor de su máster", saber que "una persona que ha dañado tanto la imagen de la educación pública venga ahora a nuestra universidad".

 

La universidad ha explicitado a través de sus redes que este proceso lo tramita Gerencia, pero también expresan que se sienten "desamparados" por el rectorado, en concreto por el rector Carlos Andradas, por "no posicionarse". Desde el Frente les pidieron formalmente que lo hicieran porque les parece "ventajista" que hace "escasas tres semanas estuviesen haciendo actos en defensa de la educación pública con otros exrecores y ante esta situación, que parece impuesta por gerencia, no digan nada".

 

"Nuestra idea es que al menos puedan sacar algo para decirnos qué opinan ellos acerca de que nadie de la comunidad educativa, ni sindicatos ni profesores ni estudiantes ni instituciones puedan hacer absolutamente nada para evitar que Cifuentes entre en nuestras p