ISABEL DÍAZ AYUSO  Y MADRID NETWORK

 

Durante 3 largos años, coincidiendo con la crisis económica, Esperanza Aguirre colocó a Díaz Ayuso en una de sus muchos chiringuitos y mamandurrias. Cobró mas de 180 mil euros. Entró a dedo y compatibilizó ese chollo trabajando para el PP de Madrid. Estamos investigando esta etapa de su trayectoria porque estamos convencidos que hay gato encerrado y mucho más. Por el momento estas son una selecta selección de las noticias publicadas.

 

LAS NOTICIAS

 

LOS 4.219 EUROS AL MES DE DÍAZ AYUSO EN EL CHIRINGUITO DE ESPERANZA AGUIRRE

 

EL QUE FUERA GERENTE DEL IMADE NIEGA CONOCER QUE ESE ORGANISMO SE USARA PARA DESVIAR FONDOS PARA CAMPAÑAS DEL PP

 

EL IMPUTADO 'ROSA' DE PÚNICA: EL YERNO DE RAPHAEL AYUDÓ AL PP A OCULTAR SU CAJA B

 

UNA TRAMA CON MIL TENTÁCULOS

 

AURELIO GARCÍA DE SOLA, EL IMPUTADO EN PÚNICA QUE CONECTA CON ISABEL DÍAZ AYUSO, AVALMADRID Y ESPERANZA AGUIRRE

 

PÚNICA. EL CHIRINGUITO DE LAMELA REVIENTA EL INTERROGATORIO DE LA AUDIENCIA NACIONAL

 

LOS PRÉSTAMOS FALLIDOS DE LA ENTIDAD MADRID NETWORK CREADA CON AGUIRRE SE HAN TRAGADO YA 20 MILLONES

 

AGUIRRE SEÑALA A BETETA POR EL PAGO DE 5 MILLONES A ASESORES

 

UNA EMPRESA DEL GOBIERNO DE AGUIRRE PAGÓ 5 MILLONES EN ASESORES Y ‘LOBBIES’

 

LOS PRÉSTAMOS FALLIDOS DE AGUIRRE ENTRAN EN BANCARROTA

 

MADRID NETWORK DIO A DOS EX ALTOS CARGOS DE AGUIRRE CRÉDITOS PREFERENTES

 

AGUIRRE COLOCÓ A UN PARIENTE DE SU MARIDO AL FRENTE DE MADRID NETWORK, LA EMPRESA QUE DESVIÓ MILLONES A ASESORES Y ALTOS CARGOS

 

 


 

LOS 4.219 EUROS AL MES DE DÍAZ AYUSO EN EL CHIRINGUITO DE ESPERANZA AGUIRRE

 

La próxima presidenta madrileña trabajó hasta el mes anterior a ser diputada en Madrid Network, entidad opaca regada de subvenciones y que acogía a jóvenes del PP

 

Madrid Network, creada durante la primera legislatura de Esperanza Aguirre como una entidad público-privada para fomentar la innovación, tuvo en nómina a variados asesores y consultores con sueldos de hasta 9.000 euros netos mensuales mientras recibía cuantiosas subvenciones públicas cuestionadas por los propios servicios jurídicos autonómicos. Entre esos asesores estuvo entre 2008 y 2011 la próxima presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que percibió 4.219 euros netos mensuales hasta que obtuvo un escaño en la Asamblea de Madrid. En paralelo, llevaba la cuenta de Twitter de Aguirre y la comunicación online del PP de la capital.

 

Los años previos a entrar como diputada madrileña en 2011 están poco detallados en los distintos currículums públicos de Díaz Ayuso, que solo mencionan su trabajo en “departamentos de comunicación de varias empresas y fundaciones”. Pese a afirmar esta semana que su nexo con Cristina Cifuentes y Esperanza Aguirre, cuyas imputaciones ha pedido Anticorrupción, es “el mismo que el de cualquier militante o afiliado del PP durante las épocas en las que ellas han sido presidentas”, la vinculación profesional de Díaz Ayuso está estrechamente ligada al PP de Madrid y a Aguirre desde hace al menos 13 años. En 2006, con 27 años, fue nombrada asesora (personal eventual, es decir, a dedo) de la Comunidad, donde permaneció dos años. Empezó en la Consejería de Justicia y después pasó a Presidencia con Esperanza Aguirre. Cuando abandonó la asesoría del Gobierno regional recaló en Madrid Network.

 

No es el único joven valor del Partido Popular que se refugió en esta entidad. En la misma época Madrid Network también contrató los servicios de quien años después sería alcalde de Boadilla del Monte (Madrid), Francisco Javier Úbeda, y de quien actualmente es su segundo teniente de alcalde en esa localidad, Jesús Egea. El primero percibía por su trabajo 2.808 euros mensuales; el segundo, 4.364, mediante transferencia. Según fuentes del Ayuntamiento de Boadilla, los dos trabajaban como consultores externos de la entidad. “Ambos fueron objeto de un proceso de selección con varias entrevistas con directivos”, añaden estas fuentes.

 

Madrid Network es la más opaca de las muchas fundaciones, empresas públicas y entidades que se crearon durante las dos legislaturas de Esperanza Aguirre al frente del Gobierno de Madrid. Formalmente es un ente de derecho privado, una forma jurídica que la exime de presentar cuentas en el Registro Mercantil y de someterse al escrutinio de los interventores públicos y de la Asamblea de Madrid. Ya no recibe subvenciones nominativas, pero en la época en que Díaz Ayuso y los numerosos asesores y consultores cobraban esos sueldos el Gobierno regional le destinaba partidas millonarias.

 

Díaz Ayuso cobró su último sueldo de Madrid Network en junio de 2011, según la documentación a la que tuvo acceso EL PAÍS. Iba en las listas del PP de Aguirre a la Asamblea de Madrid en el número 74, pero tras las elecciones de mayo, los populares consiguieron 72 escaños. Díaz Ayuso se quedó a las puertas y siguió en Madrid Network hasta que en julio, tras la renuncia de Engracia Hidalgo, consiguió el cargo público. Durante aquella campaña electoral se inventó la cuenta de Twitter de Pecas, el perro de Esperanza Aguirre.

 

En prensa y comunicación

 

El portavoz de Díaz Ayuso asegura que trabajaba en el área de prensa y comunicación de la entidad y que reportaba, entre otras, a la que entonces era la jefa de prensa de Madrid Network, Constanza Ribas. Contactada por este diario, Ribas no quiso comentar los cometidos de Díaz Ayuso. "Para su incorporación superó un proceso de selección con entrevistas personales", añadió el portavoz. Otros trabajadores consultados señalan que, o bien no sabían que la próxima presidenta había trabajado allí, o lo supieron, pero desconocen qué tareas realizaba.

 

Lo que sí se sabe es que en enero de 2011 la próxima presidenta madrileña se comunicaba con Alejandro de Pedro, imputado en el caso Púnica por el cobro supuestamente irregular de sus trabajos para mejorar la reputación en Internet de cargos públicos del PP, para pedirle “un favorcito”: una plantilla de página web para la entonces presidenta Aguirre, según consta en un informe de la UCO incorporado al sumario. Díaz Ayuso trabajaba para el PP regional, pero le pagaba el sueldo Madrid Network. Según su portavoz, las tareas de comunicación online del partido las hacía “de manera voluntaria” junto a un equipo de otros voluntarios.

 

La Consejería de Economía (dirigida por Antonio Beteta hasta junio de 2011 y después por Percival Manglano) trabajaba con personal que consideraba como propio, pero a los que en realidad pagaba el sueldo Madrid Network, según ha podido comprobar EL PAÍS. No los tenían en nómina, como tampoco lo estaba Díaz Ayuso, sino como autónomos a los que hacían transferencias mensuales con conceptos como “factura mes de la fecha” o “servicios profesionales”.

 

Es el caso, por ejemplo, de un periodista vinculado a altos cargos del PP, pero no afiliado al partido, que cobraba 3.271 euros mensuales de Madrid Network pero que en realidad era "asesor de comunicación del gabinete de prensa de la Consejería de Economía", como él mismo reconoce en su perfil público de LinkedIn.

 

Madrid Network tenía en nómina a asesores que cobraban entre 5.000 y 9.000 euros, según demuestran los extractos de la cuenta bancaria de esta organización del año 2011, a los que tuvo acceso este diario. Uno de ellos fue un abogado y profesor universitario, que percibía 5.579 euros netos mensuales por organizar eventos y presentaciones con empresas y autoridades de Alemania. "Otros consultores cobraban más que yo", asegura al teléfono. También reconoce que en realidad trabajaba para la Consejería de Economía. "Cuando el consejero viajaba a Alemania yo le hacía la agenda, le organizaba una cena con empresarios…".

 

El mayor sueldo en 2011 era el de un ingeniero, actual vicegerente de Investigación de una universidad pública de Madrid, que percibía 9.025 euros mensuales. El concepto de las transferencias que recibía de Madrid Network indicaba “Pago fra servicios mes”. Otro directivo tenía exactamente la misma retribución.

 

Madrid Network no respondió a las preguntas de este diario. La Consejería de Economía aseguró que las subvenciones que recibía la entidad eran "para promover actuaciones de innovación" y no quiso comentar los sueldos que pagaba a los asesores y consultores ni el hecho de que trabajadores de la Consejería estaban en realidad pagados por este ente. "Madrid Network es una asociación sin ánimo de lucro que no forma parte del sector público autonómico de la Comunidad de Madrid", añadió una portavoz.

 

Cinco millones en bufetes y asesores

 

Solo en 2011, Madrid Network pagó cinco millones en los servicios de 72 gabinetes, asociaciones y profesionales, según adelantó EL PAÍS en 2015. De ellos, el bufete que recibió la cantidad más abultada (646.073 euros) fue Equipo Económico, el gabinete de asesoramiento creado en 2006 por el exministro Cristóbal Montoro y que este abandonó en 2008. El contrato fue adjudicado cuando Antonio Beteta, consejero de Hacienda de Aguirre, era presidente de Madrid Network. A finales de 2011, cuando el PP ganó las generales, Montoro le nombró secretario de Estado de Administraciones Públicas. Otra de las empresas que recibieron contratos fue BAPP (349.200 euros), del consejero de Aguirre Manuel Lamela.

 

El año 2011 fue también el de la firma de un convenio por el que la Comunidad de Madrid cedía a Madrid Network la gestión de 80 millones de euros en créditos blandos a la innovación procedentes del entonces Ministerio de Ciencia. Entre los beneficiarios se colaron varios exaltos cargos de Aguirre, como el ya mencionado Lamela e Ildefonso de Miguel, antiguo gerente del Canal de Isabel II actualmente imputado en la causa de corrupción Lezo. Lamela nunca devolvió los 500.000 euros que percibió para su fallido proyecto de sanidad privada.

 

Pese a la cantidad de asesores y consultores que tenía en nómina, Madrid Network contrató a un bufete de abogados y a varias firmas consultoras únicamente para gestionar el convenio con el Ministerio de Ciencia. Solo a DJV Abogados, que no respondió a este diario, le pagaba 6.000 euros al mes (más IVA). Más de la mitad de los proyectos financiados fracasaron y se han perdido millones de euros de dinero público.

 

En 2011, un informe del Servicio Jurídico de la Consejería de Economía exigía aplicar la Ley de Subvenciones a las aportaciones a Madrid Network porque aseguraba que al ser una entidad de derecho privado y no haber participado en una selección, no se estaban respetando los principios de publicidad y concurrencia.

 

https://elpais.com/ccaa/2019/08/07/madrid/1565204837_897664.html

 

EL QUE FUERA GERENTE DEL IMADE NIEGA CONOCER QUE ESE ORGANISMO SE USARA PARA DESVIAR FONDOS PARA CAMPAÑAS DEL PP

 

Indica que no se enteraba de lo que firmaba y que sólo daba trámite a lo que le pedían los técnicos de esa empresa pública

 

El que fuera gerente adjunto del Instituto Madrileño de Desarrollo (IMADE) entre 2005 y 2011, Álvaro de Arenzana, ha señalado este lunes al juez de la Audiencia Nacional que instruye el caso Púnica que él como gerente adjunto de esa empresa pública entre 2005 y 2011 desconocía que fuera utilizado para desviar fondos para la financiación ilícita del PP de la Comunidad de Madrid.

 

Así lo han detallado a Europa Press fuentes presentes en la declaración del que exyerno de Raphael, del que han apuntado que habría respondido a las preguntas formuladas durante la comparecencia señalando que él como adjunto era un mandado y que además no formaba parte del consejo de administración de esa empresa.

 

Al hilo, y preguntado por varios contratos que incluían su rúbrica, Arenzana ha expuesto, según estas fuentes, que él realmente no se enteraba de lo que firmaba y que sólo daba trámite a lo que le ponían delante los técnicos de esa mercantil.

 

Cabe recordar que Arenzana comparecía en calidad de investigado ante el Juzgado Central de Instrucción número 6 en el marco de la pieza 9 de la causa Púnica, en la que se indaga sobre hechos referentes a la financiación ilícita del PP de la Comunidad de Madrid. En lo relacionado a este ex alto cargo, se le preguntaba tanto por el IMADE como por el Mercado Puerta de Toledo, organismos presuntamente utilizados para desviar dinero con el que crear un fondo para sufragar las campañas electorales del PP.

 

En su caso, si bien el gerente de IMADE y expresidente de Madrid Network Aurelio García de Sola habría descargado sobre su adjunto la responsabilidad, éste ahora ha recalcado que era el gerente el que transmitía las órdenes del consejo de administración y que él sólo daba urgencia a los asuntos para que todo fuera más ágil.

 

Pero hoy se han visionado con el imputado facturas que él conformaba, ante lo que Arenzana ha sostenido que quien desarrollaba todo era el departamento financiero. No obstante, en varias ocasiones ha incidido en que no se acordaba de nada de esa época y que con el PP no se reunió nunca, que por tanto no recibía instrucciones de la formación política y que jamás asistió a un mitin.

 

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, en las diligencias de principios de septiembre en las que le citaba, también ordenaba recabar de la Comunidad de Madrid la contabilidad de la empresa Mercado Puerta de Toledo S.A., correspondiente a los años 2006-2009, en formato electrónico. Y avisaba de que se deberían incluir tanto las cuentas anuales, presentadas en el registro Mercantil, como el informe de auditoría.

 

Los contratos de Imade y puerta de Toledo

 

También requería la relación de contratos con agencias de medios o de publicidad adjudicados por Mercado Puerta de Toledo durante el mismo periodo, y que se solicitara a la Secretaría General Técnica de la Consejería de Economía la relación de contratos adjudicados por las Entidades Públicas IMADE y Puerta de Toledo del 20006 a 2009 así como copia de las facturas abonadas en ejecución de dichos contratos.

 

Estas diligencias se acordaron por el magistrado después que fueran solicitadas por la Fiscalía tras la declaración en julio del exalcalde de Majadahonda Guillermo Ortega en calidad de testigo. En esa ocasión, reconoció contratos fraudulentos siendo él responsable del Mercado Puerta de Toledo.

 

Por eso, el magistrado también acordaba dar traslado de toda la documentación relacionada con esas dos empresas públicas a Ortega para que pueda analizarla y presentar escrito en que se detalle los contratos fraudulentos que, conforme a lo expuesto en su declaración, habría llevado a cabo en cumplimiento de las órdenes recibidas.

 

https://www.elconfidencialdigital.com/articulo/ultima-hora/fuera-gerente-imade-niega-conocer-organismo-usara-desviar-fondos-campanas-pp/20210125182124208002.html

 

EL IMPUTADO 'ROSA' DE PÚNICA: EL YERNO DE RAPHAEL AYUDÓ AL PP A OCULTAR SU CAJA B

 

El marido de la hija del cantante fue alto cargo de Aguirre al frente de Imade, un instituto que el PP usó para desviar dinero público y financiar sus campañas. El martes estaba citado, pero no acudió

 

Su nombre pasó desapercibido entre la treintena de nuevos imputados. Pero el caso Púnica también tiene su toque 'rosa'. Álvaro de Arenzana Jove, yerno del mítico cantante Raphael, estaba citado este martes pasado en la Audiencia Nacional para que declarara como investigado en la pieza que investiga la caja B del PP de Madrid. Arenzana, gerente adjunto del Instituto Madrileño de Desarrollo (Imade) entre 2005 y 2011, no se presentó ante el juez "por un problema en la citación", explican fuentes jurídicas. Pero tendrá que sentarse ante el magistrado Manuel García-Castellón para que explique si ayudó a los populares, desde su puesto de alto cargo en el Gobierno regional de Esperanza Aguirre, a doparse electoralmente con el desvío de fondos públicos. Arenzana, hijo de los condes de Fuente Nueva, está casado con Alejandra Martos, hija del artista y Natalia Figueroa. Actualmente trabaja en México para el grupo hotelero Vidanta. Antes estuvo en el departamento de contenidos globales de Telefónica Digital. Pero entre 2005 y 2012 trabajó para la Comunidad de Madrid como alto cargo. Primero en Imade, un instituto que dependía de la Consejería de Economía. Y después en Madrid Network, una empresa que se dedicaba a financiar a emprendedores y que recibía fondos públicos. De facto estaba controlada por el Ejecutivo de Aguirre. El juez imputó a De Arenzana porque cree que Imade sirvió como tapadera para recaudar dinero para las campañas electorales que ganó Aguirre.

 

Las palabras de juez García-Castellón son claras en su último auto, en el que también imputó a las expresidentas madrileñas Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes: "La investigación está revelando que Imade [creado por ley en 1984], destinatario de importantes ayudas comunitarias, sería usado, por los artífices y ejecutores del plan preconcebido para financiar al PP de Madrid, como potente instrumento de desvío de fondos públicos, aprovechando el abultado presupuesto que contó entre los años 2006 y siguientes, hasta su liquidación". El magistrado instructor reveló hace unos días que Aguirre presidió a principios de 2004 una reunión en la que se diseñó un plan, al que califica como "ardid", para desviar fondos públicos de las "partidas de publicidad de cada consejería del Gobierno al servicio del partido". La operativa consistía en adjudicar a dedo contratos amañados por servicios de publicidad y asesoría que, por su naturaleza intangible, eran más difíciles de fiscalizar. Ese dinero público acabó ilegalmente en el PP madrileño de Aguirre para financiar varias campañas. El juez revela que se saquearon las arcas de Imade cuando este instituto público estaba controlado por dos personas de la confianza del Ejecutivo del PP: el gerente Aurelio García de Sola y Arriaga (pariente del marido de Aguirre) y del gerente adjunto Álvaro de Arenzana. Los dos han sido imputados.

 

El consejo de administración de Imade estaba integrado, entre otros miembros, por varios consejeros del Ejecutivo de Aguirre, "muchos de ellos colaboradores en el desvío de fondos públicos planeado desde la reunión del 2004 en Presidencia", señala la Audiencia Nacional. El ente público estaba presidido por el consejero de Economía e Innovación Tecnológica (posteriormente este departamento pasaría a denominarse Consejería de Economía y Consumo y de Economía y Hacienda). El magistrado señala que la presidencia de Imade la ostentaron esos años Fernando Merry del Val y Antonio Germán Beteta (hoy concejal del PP en Alcorcón). Los investigadores recalcan que desde Imade y entre los años 2006 y 2010 "se amañarían contratos a favor" de varios proveedores electorales del PP de Madrid, "que colaboraron en el ocultamiento de los gastos de campaña a la Cámara de Cuentas o el Tribunal de Cuentas". El juez explica cómo se diseñó la operativa desde Imade para desviar fondos públicos. En primer lugar se adjudicó en agosto de 2006, por el procedimiento de urgencia, un contrato de asesoramiento a la empresa Swat (cuyo dueño también está imputado), "que encubrió su verdadera finalidad bajo el alegato de la necesidad de contar con asesoramiento para realizar las valoraciones de las ofertas presentadas en las licitaciones del Imade".

 

Es decir, con esta adjudicación, el Imade permitió que un empresario externo (el dueño de Swat) se sentará en la mesa de contratación del instituto público para valorar las ofertas técnicas de los contratos que se pretendían amañar para financiar luego la caja B del PP madrileño. "Una valoración que lo fue en todos los casos de forma arbitraria y en beneficio de los empresarios convenidos". Aurelio García de Sola y Álvaro de Arenzana "acomodaron los criterios de valoración que se introdujeron en los pliegos de prescripciones administrativas para que el precio no contase y fuesen los criterios que dependían de un juicio de valor, los que determinasen las adjudicaciones, primando la arbitrariedad en dicha valoración". Es decir, primaron la labor del dueño de Swat para que su opinión fuera determinante en la adjudicación de los contratos de publicidad que se querían amañar.

 

https://www.elconfidencial.com/espana/madrid/2019-09-21/punica-alvaro-arenzana-imade-raphael-pp_2244027/

 

 

UNA TRAMA CON MIL TENTÁCULOS

 

Los mismos protagonistas coinciden en el ‘caso Púnica’, el consejo de Avalmadrid y empresas financiadas por la Comunidad

 

Si los casos Púnica y Avalmadrid fueran las réplicas de un terremoto, los Gobiernos del PP en la Comunidad de Madrid serían su zona cero, el epicentro, allí donde comenzaron los temblores. Tras 24 años consecutivos de Ejecutivos de la formación conservadora, la fusión que ha habido en algunos casos entre la Administración pública, las empresas financiadas con fondos regionales, y el propio partido, se explica mejor a través de las biografías de algunos de los altos cargos y directivos regionales.

 

Francisco Lobo, exconsejero de Avalmadrid imputado en el caso Púnica desde el lunes, fue cesado el martes como alto cargo del Gobierno que ha unido a Isabel Díaz Ayuso (PP) e Ignacio Aguado (Ciudadanos). No es, sin embargo, la única persona con presencia en los tres asuntos que dominan la actualidad política.

 

Pedro Irigoyen, nombrado por la actual presidenta como director general de recursos humanos, es uno de los consejeros de Avalmadrid propuesto para sanción por el Banco de España —a raíz de la concesión de avales que considera deficientemente evaluados— y es mencionado en el último auto de la trama —donde no está imputado—.

 

Y Aurelio García de Sola y Arriaga, director del Instituto Madrileño de Desarrollo (Imade) y de Madrid Network en la etapa de Esperanza Aguirre como presidenta, fue imputado el lunes por el juez Manuel García Castellón en el caso Púnica... años después de lograr que Avalmadrid —de la que fue consejero— le concediera en 2015 y 2016 dos avales discutidos por con la máxima dureza por una auditoria externa encargada por la entidad.

 

"El informe del analista de la entidad desaconsejaba la primera opción debido a resultados de explotación negativos desde el inicio de la actividad en 2012; incertidumbre respecto a la viabilidad del negocio; falta de acuerdos con colaboradores que permitan afianzar el negocio; incertidumbre de la correspondencia de la inversión con la generación de resultados", detalla la auditoría. "Pese a todo, se aprueba", sigue. "La primera operación no debería haberse concedido, siendo la segunda una refinanciación ya necesaria", continúa. Y destaca: "El hecho de que finalmente se concediera pudo deberse a las vinculaciones existentes en el pasado con Avalmadrid, aunque ya no existían en el momento de concederse las operaciones".

 

El juez García Castellón retrata de otra forma en su investigación de la trama Púnica esa fusión que se dio en ocasiones entre Administración, empresas semipúblicas y partido.

 

Así, un total de ocho consejerías de la Comunidad de Madrid en la etapa investigada sobre la presunta financiación ilegal del PP madrileño se apoyaron en una cláusula "falaz" con el conocimiento de sus máximos responsables para desviar presuntamente más de cinco millones entre 2006 y 2008, según la documentación del caso, informa EP.

 

El juez especifica que ese método se aplicó en las entonces consejerías de Presidencia, Sanidad, Transportes, Mujer, Economía, Medio Ambiente, Hacienda, y Economía e Innovación Tecnológica. Además, apunta que también desvió indiciariamente un importante flujo de fondos desde entidades públicas como el Instituto Madrileño de Desarrollo (Imade), Gestión Desarrollo del Medio Ambiente (Gedesma), Áreas de Promoción Empresarial (Arpegio) y Campus de la Justicia, y desde otras administraciones locales.

 

La operación Púnica estalló en 2014. Cinco años después, la investigación sigue viva. Debe terminar en junio de 2020. Una muestra de la complejidad de una trama con mil tentáculos e intereses cruzados.

 

https://elpais.com/ccaa/2019/09/03/madrid/1567537717_931202.html

 

AURELIO GARCÍA DE SOLA, EL IMPUTADO EN PÚNICA QUE CONECTA CON ISABEL DÍAZ AYUSO, AVALMADRID Y ESPERANZA AGUIRRE

 

El juez García Castellón cree que el gerente del instituto público Imade, hoy reconvertido en empresario, utilizó esta entidad pública para financiar ilegalmente al Partido Popular de Aguirre, de la que es familiar

 

Más tarde fue presidente de Madrid Network, una empresa opaca de capital público montada por el PP y que contrató a Díaz Ayuso como asesora por 4.000 euros al mes

García de Sola también fue consejero de la investigada Avalmadrid, de la que consiguió financiación en contra del criterio de los técnicos, para montar su empresa cuando se quedó fuera de la política

 

Aurelio García de Sola y Arriaga e Isabel Díaz Ayuso tienen al menos tres cosas en común: Avalmadrid, la entidad semipública por las irregularidades en la concesión de crédito, la asociación opaca Madrid Network y la recién imputada Esperanza Aguirre, que amadrinó a ambos dirigentes del PP y los metió en política y en su gobierno.

 

De Sola tiene además una conexión adicional con la expresidenta de la Comunidad de Madrid desde este lunes: ambos acaban de ser imputados en el caso Púnica. El juez cree que García de Sola utilizó el instituto público Imade (Instituto Madrileño de Desarrollo, dependiente de la Consejería de Economía) -cuando era gerente- como tapadera para recaudar dinero para las campañas electorales de Esperanza Aguirre.

 

El funcionamiento consistía en adjudicar a dedo contratos amañados por servicios de publicidad y asesoría que, por su naturaleza intangible, eran más fáciles de camuflar. Ese dinero público acabaría ilegalmente en el PP madrileño de Aguirre, que ganó otras dos elecciones consecutivas. El juez apunta a un "saqueo" de las arcas del Imade durante la gerencia de Aurelio García de Sola, a quien Francisco Granados destapó como "pariente" de la propia Aguirre (concretamente, de su marido), en una declaración ante el mismo juez en febrero de 2018.

 

Imade es el organismo que controlaba Avalmadrid hasta 2010 (luego entra directamente la consejería de Economía), y García de Sola fue representante en el consejo de administración de Avalmadrid y de su Comisión Ejecutiva entre marzo de 2006 y febrero de 2011, según refleja la auditoría del ente. 2011 es precisamente el año en el que el padre de Isabel Díaz Ayuso solicita un aval por 400.000 euros. Cuando De Sola está todavía participando en Avalmadrid, los técnicos advierten de que no se le debe dar el aval a la empresa del padre de Ayuso (el informe está fechado el 2 de febrero). Sin embargo, el 15 de marzo se firma, cuando acaba de salir el consejero. Ni ha sido devuelto el crédito ni los bienes han sido embargados, como adelantó InfoLibre.

 

En Avalmadrid, García de Sola coincidió y trató con Eva Piera -ésta presidió el ente de 2006 a 2008-, que es la viceconsejera de Aguirre que puso en contacto a Díaz Ayuso (con la que compartía listas electorales) y a un directivo de la empresa Avalmadrid para que la presidenta obtuviera información sobre el aval y el crédito que estaba impagado. Eva Piera aparece en el auto de Púnica como firmante de una carta que valida la adjudicación irregular de un laboratorio, aunque ella estaba de viaje en esas fechas, señala el juez García Castellón.

 

Cuando García de Sola acaba su etapa en Imade -durante la cual se "amañaron" contratos, según el juez de Púnica, a favor del empresario Horacio Mercado y "empresas vinculadas a otros proveedores del PP de Madrid"- se hace con la presidencia de Madrid Network, en sustitución del consejero de Aguirre Antonio Beteta, el mismo político que medió para que Avalmadrid financiara al empresario Gerardo Díaz Ferrán cuando éste era ya insolvente.

 

Aurelio García de Sola dirige de enero de 2011 hasta octubre de 2012 esta empresa opaca supuestamente dedicada a emprendedores e i+D. Está inscrita como asociación pero se nutrió de dinero público para pagar sueldos desorbitados y dar crédito a conocidos, por ejemplo, al consejero Manuel Lamela, como publicó El País. Entre la extensa plantilla de contratados por Madrid Network se encuentra, desde 2008, Isabel Díaz Ayuso, que había entrado como asesora del gobierno de Aguirre en 2006 y que por otra parte cobraba 4.219 euros netos mensuales de esta asociación, según la información de El País. Esta relación acaba cuando se estrena como diputada de la Asamblea, en julio de 2011, de modo que García de Sola y Díaz Ayuso coinciden como presidente y empleada en esta asociación financiada con millones de euros públicos.

 

Las cuentas de Madrid Network son otro misterio. Se creó en 2007 con el apoyo de la patronal madrileña CEIM (liderada por el condenado Arturo Fernández, el empresario al que se le concedió el servicio de cafetería de la Asamblea y por lo que está imputada Cifuentes en Púnica) y la Cámara de Comercio. Llegó a gestionar 80 millones en avales de una ayuda del Ministerio de Ciencia durante la época Zapatero, entonces dirigido por Cristina Garmendia. Como está inscrita como asociación sin ánimo de lucro, sus cuentas no son públicas y la fiscalización depende de auditorías privadas e internas.

 

En octubre de 2012, con la llegada a la presidencia del gobierno de Madrid de Ignacio González, Aurelio García de Sola cae en desgracia y es cesado de Madrid Network. A partir de ahí inicia una andadura en el sector privado y en el mismo ámbito que Madrid Network. Monta Global Network, una "plataforma internacional de Negocio y Networking", pero volverá a recurrir al sector público, en este caso para conseguir financiación. Acude a pedir auxilio a su anterior empresa, Avalmadrid. En el año 2015 solicita un aval a la entidad semipública de la que fue consejero y que ahora preside su exempleada Rosario Rey (que acaba de ser cesada). García de Sola pide garantía por un total de 100.000 euros para poner en marcha The Heroes Club. Ante las dificultades para pagar, solicita al año siguiente otros 75.000.

 

Pese a que había sido consejero de Avalmadrid y gerente de la principal accionista (Imade), y contra el informe de los analistas, que ven la operación muy arriesgada, García de Sola recibe el aval. A final de 2018 tenía pendientes 41.000 euros de devolución. De hecho, una auditoría interna de Avalmadrid de 2019 destaca que ese aval "no debería haberse concedido y el hecho de que se concediera pudo deberse a las vinculaciones existentes en el pasado".

 

Ahora se dedica a su "plataforma" de emprendedores, tras estar al frente de Imade durante cinco años en los que, según escribe en su propia biografía, introdujo "el modelo de desarrollo económico de la triple hélice (administración, empresa y universidad) para posteriormente crear, impulsar y dirigir 12 clusters". El juez García Castellón cree que su labor al frente de Imade, sin embargo, se dedicó a vaciar de capital público al organismo, "usado por los artífices y ejecutores del plan preconcebido para financiar al Partido Popular de la Comunidad de Madrid".

 

eldiario.es ha intentado contactar con Aurelio García de Sola a través de sus empresas, pero no ha obtenido respuesta.

 

https://www.eldiario.es/madrid/aurelio-garcia-punica-avalmadrid-aguirre_1_1373785.html

 

PÚNICA. EL CHIRINGUITO DE LAMELA REVIENTA EL INTERROGATORIO DE LA AUDIENCIA NACIONAL

 

El dinero que le presto Madrid Network provoca un incidente entre los letrados de los imputados en la Operación Púnica

 

Medio millón de euros que Madrid Networks concedió a Lamela para que creara "Madrid medical destination”, proyecto del que nunca más se supo como tampoco del dinero.

 

Una cantidad que no ha devuelto y que nadie le ha requerido jamás. Lamela señaló a Aguirre el lunes pasado y ese préstamo no abonado le señala a él.

 

Uno de los letrados de la causa le preguntó al imputado Lamela por ese dinero y la bronca y la tensión llegaron a la sala de declaraciones de la Audiencia Nacional. En medio, el magistrado Manuel García Castellón pidiendo calma.

 

Al final la pregunta se retiró porque no es un asunto del caso Púnica, pero la Fiscalía insistió en mel asunto.Una situación deja claro las tensiones que se han desatado entre los imputados de la operación Púnica y sobre todo certifica el uso del dinero público que se hizo en la etapa de Aguirre.

 

Era una forma de hacer política, la lluvia de euros sobre los amigos. Un uso que está siendo investigado por la Justicia en algunos casos. En otros como Aval Madrid o Madrid Networks todavía no.

 

En esta empresa promovida por Aguirre tuvo sueldo la actual presidenta de la región, Isabel Díaz- Ayuso. Una nómina mensual de casi 4.200 euros.

 

https://cadenaser.com/emisora/2019/10/16/radio_madrid/1571224601_891870.html

 

LOS PRÉSTAMOS FALLIDOS DE LA ENTIDAD MADRID NETWORK CREADA CON AGUIRRE SE HAN TRAGADO YA 20 MILLONES

 

La Comunidad de Madrid trata de ocultar el fiasco de esta entidad público-privada que tuvo en nómina a Díaz Ayuso entre 2008 y 2011

 

Los fallidos negocios de innovación del entorno de la expresidenta madrileña Esperanza Aguirre van a costar al contribuyente al menos 20 millones de euros. Es la cantidad que la opaca entidad público-privada Madrid Network, creada en la primera legislatura de Aguirre, ya da por perdida después de que las empresas a las que financió con créditos blandos del Ministerio de Ciencia hayan dejado de pagar. La mayoría de negocios seleccionados para beneficiarse de esta financiación en 2011 fracasaron, entraron en liquidación y los avalistas y garantías que presentaron han resultado no existir. Todos son insolventes. Esta cifra es muy conservadora, puesto que solo considera lo que adeudaban en el último trimestre de 2018, según documentación a la que ha tenido acceso EL PAÍS. Actualmente la cantidad irrecuperable puede ser mayor.

 

El Gobierno regional trata de ocultar el fiasco de Madrid Network, que pagó un elevado sueldo a Isabel Díaz Ayuso entre 2008 y 2011, cuando esta trabajaba para el Partido Popular de Madrid. La ahora presidenta madrileña percibía 4.219 euros al mes de este ente que también empleaba a otras jóvenes promesas del PP antes de que dieran el salto a cargos públicos, como desveló este diario en 2019. Hasta entonces los distintos currículos de la presidenta obviaban qué había hecho en esos años. Díaz Ayuso cobró de Madrid Network, supuestamente por trabajar en el departamento de prensa ―es periodista de formación― hasta el mes anterior a entrar como diputada de la Asamblea de Madrid en junio de 2011. Aguirre también colocó a Santiago Abascalhoy líder de Vox y entonces afiliado al PP, en dos de las muchas fundaciones que dependían del Gobierno regional. Pablo Casado ha atacado en más de una ocasión al líder de Vox recordándole que cobró de “fundaciones, chiringuitos y mamandurrias de algún que otro Gobierno autonómico”.

 

Ahora el Gobierno regional se niega a informar sobre Madrid Network alegando que “es una entidad privada con personalidad jurídica propia”. Pero hasta hace pocos años los Gobiernos de Aguirre y de Cristina Cifuentes le destinaron subvenciones directas, incluida la época en la que Ayuso estuvo a sueldo de la entidad. Además de las subvenciones, la entidad gestiona 80 millones de dinero público que le fueron confiados por la propia Comunidad en 2011, de los que se ha quedado una parte en concepto de gestión. El Gobierno regional no quiere dar explicaciones sobre el estado actual de ese crédito y solo desvela que a principios de 2019 26 empresas habían dejado de pagar el crédito.

 

 

Madrid Network es la más opaca de las muchas fundaciones, empresas públicas y entidades que florecieron durante las dos legislaturas de Aguirre. Formalmente es un ente de derecho privado, lo que la exime de presentar cuentas en el Registro Mercantil y de someterse al escrutinio de los interventores públicos y de la Asamblea de Madrid. Pese a no estar auditada, Aguirre decidió cederle la gestión de 80 millones en créditos ventajosos (con un interés del 1,2% y cinco años de carencia) que el Ministerio de Ciencia destinó a la promoción de las empresas innovadoras madrileñas y que eligiera a quién se los iba a dar. Entre los beneficiarios se colaron varios empresarios relacionados con el PP y ex altos cargos del partido, como el polémico exconsejero de Sanidad Manuel Lamela e Ildefonso de Miguel, antiguo gerente del Canal de Isabel II que acabó imputado en el caso Lezo junto con Ignacio González.

 

La productora Secuoya, que tenía como consejero a Miguel Ángel Rodríguez ―secretario de Estado de Comunicación con José María Aznar y hoy jefe de Gabinete de Ayuso― también recibió un crédito de 800.000 euros para levantar la Ciudad de la Tele, un faraónico proyecto de producción audiovisual. El proyecto no se llevó a cabo y la empresa lo devolvió de forma “amistosa” en 2015, porque no se estaba “ejecutando correctamente”, según la memoria económica de los préstamos.

 

La auditoría: 67 millones sin justificar

 

Los sucesivos ministerios del PP y el PSOE encargados de auditar el destino de esos 80 millones tienen constancia desde 2017 de que la gestión de los créditos fue un desastre y de que buena parte de ese dinero probablemente jamás se recuperará. Un informe, al que ha accedido EL PAÍS, muestra que en 2017 el Ministerio de Economía y Competitividad encabezado por Luis de Guindos encargó una auditoría a la empresa pública Ingeniería de Sistemas para la Defensa de España (Isdefe). La conclusión fue demoledora: 67 de los 80 millones estaban sin justificar, la mayoría de proyectos financiados no se adecuaban “a las líneas de actividad recogidas en el convenio”, no hubo concurrencia ni se había “acreditado el desarrollo y funcionamiento de los centros desarrollados al amparo del mismo”.

El proyecto de Lamela, por ejemplo, que consistía en crear una empresa que atrajera turismo sanitario privado a Madrid, no tenía nada que ver con la innovación. Además se sirvió de una asociación sin ánimo de lucro para no aportar garantías en caso de impago. No ha devuelto el medio millón de euros que recibió.

 

El ministerio de Guindos guardó el informe de Isdefe en un cajón. El de Pedro Duque (PSOE) tampoco ha tomado medidas. Ambos además han negado que existiera una auditoría de los préstamos de Madrid Network cuando este diario les ha preguntado al amparo de la Ley de Transparencia. La última vez, en diciembre pasado, Ciencia ni siquiera respondió a la solicitud sobre el estado del análisis de los 80 millones de euros en créditos preferentes, que es preceptivo al tratarse de una partida de los Presupuestos Generales del Estado. Ahora un portavoz del Ministerio de Ciencia reconoce la existencia del informe de 2017 y asegura que en breve se va a emprender la auditoría “definitiva”.

 

El análisis de Isdefe afirma en sus conclusiones que el Gobierno madrileño “no ha aportado información documental” que justifique que se han publicado y resuelto las cinco convocatorias (de 2010 a 2014) a las que se presentaron los proyectos, tan solo que las publicó en su web. Además, le reprocha que solo presente como información económico-administrativa “las órdenes de movimiento de fondos”, que además no están bien referenciadas y en algunos casos mal selladas. Para demostrarlo incluye una tabla de anexos. Empresarios consultados por este diario relataron que a las convocatorias no se les daba publicidad. Al proceso de selección de proyectos se acudía por invitación o por ser asociado de Madrid Network.

 

Sin las ruedas de prensa pactadas

 

Aunque las empresas que recibían el préstamo debían celebrar una rueda de prensa al año visibilizando la colaboración del ministerio, Isdefe no tiene constancia de que tuviesen lugar. Ayuso trabajaba en el departamento de comunicación que supuestamente tendría que haber ayudado a organizar esos eventos y a promocionar centros que en muchos casos han resultado fantasmas. En realidad, la entonces periodista dedicaba parte de su tiempo a encargarse de la comunicación online del PP de la capital y de llevar la cuenta de Twitter de Aguirre. En aquella época manejaba también el perfil del perro de la expresidenta, Pecas, creado para la campaña electoral de 2011.

 

Aunque al menos 26 empresas no están abonando su crédito a Madrid Network, la Comunidad sí está devolviendo el crédito al Estado, asegura un portavoz del Ministerio de Ciencia, que hasta ahora ha recuperado 42 millones de euros. La entidad comenzó el mandato de Ayuso bajo el paraguas de la Consejería de Ciencia, en manos de Ciudadanos, pero de facto está en manos del liberal Javier Fernández-Lasquetty, responsable de Sanidad con Aguirre. “Como entidad privada, se relaciona con la consejería de innovación en lo relativo al ámbito material de las actuaciones de innovación y con la consejería competente en materia de política financiera en lo relativo a la devolución del préstamo concedido”, argumentan desde Hacienda.

La oposición, mientras tanto, cree que la transparencia en la gestión empeoró desde que Ciudadanos entró en el Gobierno en 2019 con Ayuso. Hay un “cerrojazo informativo”, creen, mayor que durante los mandatos de Cristina Cifuentes o Ángel Garrido. Más Madrid, por ejemplo, sostiene que lleva meses esperando un informe del fondo de capital riesgo Inicap, del que la Comunidad es principal accionista, y que está relacionado con Madrid Network, la entidad incapaz de justificar 67 de los 80 millones de euros que recibió del erario público.

 

https://elpais.com/espana/madrid/2021-04-21/los-prestamos-fallidos-del-chiringuito-madrid-network-se-han-tragado-ya-20-millones.html

 

 

AGUIRRE SEÑALA A BETETA POR EL PAGO DE 5 MILLONES A ASESORES

 

El ahora 'número dos' de Hacienda presidía en 2011 esta firma, creada por el Gobierno de

Aguirre y que adjudicó contratos a gabinetes ligados al PP

 

La expresidenta de la Comunidad de Madrid (2003-2012) y ahora candidata del Partido Popular al Ayuntamiento de la capital, Esperanza Aguirre, se ha desvinculado del gasto en 2011 de cinco millones en asesores (algunos ligados a su formación política) por la empresa Madrid Network, creada por su gobierno regional en 2007. "Yo no tengo ni idea, pregúntele a quien le tenga que preguntar", ha señalado esta mañana, para añadir a continuación: "Pregúntele a la Comunidad de Madrid o pregúntele al señor Beteta, que era el presidente".

 

Antonio Beteta, que ahora es secretario de Estado de Administraciones Públicas (designado por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro), era consejero regional de Hacienda y presidente de Madrid Network cuando se realizaron esos pagos a asesores desvelados hoy por EL PAÍS. Entre los 72 gabinetes, asociaciones y profesionales contratados por Madrid Network en 2011 se encuentra el bufete Equipo Económico; de hecho, fue el que más dinero recibió: 646.073 euros.

 

Este bufete lo creó el propio Montoro, aunque lo abandonó en 2008. Fuentes próximas a Beteta señalaron a EL PAÍS que él "jamás firmó una adjudicación", y ha apuntado al gerente, Aurelio García de Sola. Aguirre ha asegurado no tener "ni idea" de quién nombró a García de Sola. "Pregunte a quién le tenga que preguntar", ha replicado, antes de instar a preguntar al respecto a Beteta o a la Comunidad. Aguirre dejó la presidencia regional en septiembre de 2012 en manos de su vicepresidente, Ignacio González. Pero los contratos reseñados se adjudicaron cuando ella estaba al frente.

 

La tercera firma más beneficiado por estas adjudicaciones fue Business Assestment Plans & Projects, que recibió 349.200 euros. Este gabinete está presidido por Manuel Lamela, que fue consejero regional de Sanidad también con Aguirre, entre 2003 y 2007.

 

Madrid Network es una empresa participada por la Comunidad de Madrid y creada por el Gobierno de Aguirre en 2007 para fomentar la innovación tecnológica. Los contratos a asesores y 'lobbies' a los que ha tenido acceso EL PAÍS incluyen pagos por la celebración de desayunos de trabajo en el extranjero o la puesta en marcha de planes estratégicos de comunicación de comunicación para la internacionalización de la industria madrileña.

 

Se trata de una empresa de derecho privado y no está sujeta a los controles de las sociedades públicas, por lo que puede contratar sin concurso, aunque su presidente lo nombra el Gobierno regional. Todas las adjudicaciones, por tanto, están dentro de la ley aunque no tengan ningún filtro. Aguirre se ha escudado esta mañana en que "es una asociación privada en la que tiene una participación la Comunidad de Madrid" y "no consta en el presupuesto de la Comunidad".

 

https://elpais.com/ccaa/2015/05/12/madrid/1431431721_558506.html?rel=mas

 

 

UNA EMPRESA DEL GOBIERNO DE AGUIRRE PAGÓ 5 MILLONES EN ASESORES Y ‘LOBBIES’

 

Madrid Network destinó en 2011 más de 600.000 euros al exbufete de Montoro, Equipo Económico, y casi 350.000 a una compañía de Lamela

 

Madrid Network, una empresa participada por la Comunidad de Madrid y creada por el Gobierno de Esperanza Aguirre en 2007 para fomentar la innovación tecnológica, gastó en 2011 cinco millones en asesorías externas, contratación de ejecutivos y grupos de presión o lobbies, algunos ligados al PP. Los contratos, a los que ha tenido acceso EL PAÍS, incluyen pagos por la celebración de desayunos de trabajo en el extranjero o la puesta en marcha de planes estratégicos de comunicación para la internacionalización de la industria madrileña.

 

SUELDOS DE HASTA 176.000 EUROS

 

Las cuentas de Madrid Network registran también la contratación en 2011 de nuevos ejecutivos. El que más cobraba era el que desarrollaba las labores de “dirección y coordinación de los cluster [grupos de empresas] que integran la asociación (176.625 euros)”. Una comparación: el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, cobró el año pasado 89.643 euros brutos.

 

El segundo, en función de su sueldo, era “un adjunto a la presidencia” que desarrollaba “trabajos en beneficio de la empresa” (136.652 euros). El director de Innovación recibía una retribución de 124.065 euros anuales, mientras que el “coordinador de las tareas de comunicación y márketing” percibía 63.000. De la documentación se desprende que un directivo que realizaba labores de “apoyo del proceso de internacionalización de empresas del grupo de trabajo de infraestructuras de Madrid Network” recibió 43.899 euros.

 

La imagen de la empresa era muy importante para sus dirigentes. Por ejemplo, Espacio de Comunicación e Imagen es una sociedad limitada que recibió 278.668 euros “por la celebración de eventos entre enero y diciembre de 2011”. Su trabajo incluía la realización de vídeos, entre los que destacan muchos que hacen referencia a los actos a los que acudió la entonces presidenta regional, Esperanza Aguirre, en fábricas y centros tecnológicos. Cada trabajo costó 509 euros.

 

La empresa Project Portfolio Management Point recibió un contrato de 39.864 euros para “la puesta en marcha de una oficina de gestión de competencias en dirección de proyectos para la prestación de servicios horizontales a las empresas madrileñas”. Entregó dos trabajos.

 

Madrid Network es una empresa de derecho privado y no está sujeta a los controles de las sociedades públicas, por lo que puede contratar sin concurso, aunque su presidente lo nombra el Gobierno regional. Todas las adjudicaciones, por tanto, están dentro de la ley aunque no tengan ningún filtro. Los cinco millones de euros gastados en asesores de esta entidad contrastan con los 1,3 millones que costó el programa de asesoramiento de toda la Comunidad en 2011 o los 4,9 millones que tiene de presupuesto el Consejo Consultivo, órgano que realizó ese año 311 dictámenes. En 2014, la Generalitat gastó 53,5 millones en promoción exterior, de los que solo 1,2 millones fueron a pagar asesores y consultores. Fuentes de la patronal madrileña CEIM coinciden en que son “cifras demasiado elevadas para Madrid Network”.

 

En 2011, fueron 72 los gabinetes, asociaciones y profesionales contratados para desarrollar los trabajos reclamados por Madrid Network. De ellos, el bufete que más recibió (646.073 euros) fue Equipo Económico, el gabinete de asesoramiento que en 2006 creó el actual ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y que abandonó en 2008. Los pagos se realizaron en cuotas de 45.626 euros.

 

En el momento de la adjudicación, el presidente de Madrid Network era Antonio Beteta, consejero de Hacienda con Aguirre. A finales de 2011, cuando el PP ganó las elecciones generales, Montoro lo nombró secretario de Estado de Administraciones Públicas, puesto en el que sigue hoy.

 

Fuentes próximas a Beteta aseguran que “jamás firmó una adjudicación. Quien adjudicaba”, afirman, “era el gerente, que posteriormente fue vicepresidente y presidente de Madrid Network, Aurelio García de Sola. Beteta solo era un cargo político. Estaba centrado en su labor en la consejería”, indican.

 

EMPRESARIOS Y POLÍTICOS

 

Apoyo de la patronal a la plataforma. Madrid Network es una empresa impulsada por la Comunidad de Madrid, pero que cuenta con el apoyo de la Cámara de Comercio y de los empresarios agrupados en la CEIM (Confederación Empresarial de Madrid-CEOE).

 

700 asociados. La entidad está formada por 12 clusters (en los que se integran unas 700 empresas), que se dividen en cinco parques tecnológicos distribuidos por la región.

 

Objetivos. La empresa explica en su página web que la finalidad de pertenecer a su "red" es "compartir el conocimiento, buscar partners" para los negocios, "un mejor acceso a financiación y al mercado, logrando una mayor competitividad en el desarrollo de los proyectos" empresariales

 

Este periódico ha comprobado que los contratos con las empresas adjudicatarias estaban firmados en su mayoría tanto por García de Sola como por Alicia Hinojosa, en su “condición de apoderados mancomunados de Madrid Network”. Cuando EL PAÍS se puso en contacto con García de Sola para conocer su versión, el exgerente rechazó hacer declaraciones, alegando que no recordaba el asunto: “Ha pasado mucho tiempo”.

 

Por cuantía, la siguiente más beneficiada por las adjudicaciones fue Arcano Valores (483.800 euros). Arcano es una reconocida firma de asesoramiento financiero con oficinas en Madrid, Barcelona y Nueva York. En tercer lugar se halla el gabinete Business Assestment Plans & Projects, con 349.200 euros, que está presidido por Manuel Lamela Fernández, que también fue consejero de la Comunidad en el Gobierno de Aguirre, del área de Sanidad, entre 2003 y 2007.

 

Esta sociedad limitada tuvo, en 2011, 550.000 euros de ventas. Beteta y Lamela fueron consejeros de Aguirre en sucesivos ejecutivos, pero no coincidieron nunca en el Gobierno.

 

En concreto, la sociedad de Lamela recibió un contrato de 349.280 euros por el “soporte a la constitución y a la presentación de ofertas para proyectos y obras concretas en otros países del mundo, especialmente Latinoamérica y EE UU”, además de un “servicio de consultoría y asesoramiento profesional”, según refleja la documentación de la empresa. Esta hace referencia a trabajos relacionados, entre otros, con información o mediación en la construcción de un hospital en Piura (Perú), otro en Antofagasta (Chile), el metro en São Paulo (Brasil) o una cárcel en Uruguay. El capital social de la empresa es de 3.000 euros.

 

LOS ÚNICOS PROVEEDORES EXISTENTES EN EL MERCADO

 

En total, fueron 72 los gabinetes, clusters y empresas que facturaron con Madrid Network en 2011. Las adjudicaciones para la promoción de la empresa fueron de todo tipo (entre 646.000 y 10.000 euros). En algunos casos, no se examinaron varios proyectos antes de las adjudicaciones porque no había dos o más “proveedores con las mismas características”. Estas son algunas de las sociedades que lograron contratos:

 

Innogate to Europe cobró 166.075 euros por “gestión de la unidad de innovación internacional” y otros 185.260 por “adenda Innogate, gestión de actividades de utilidad innovación”. Se trata de un “equipo técnico internacional, especializado en la gestión de proyectos comunitarios y en la redacción de propuestas”.

 

One-Up SL recibió 100.800 euros por “la asistencia técnica en la gestión de proyectos del Ministerio de Ciencia e Innovación”. La sociedad está actualmente inactiva por “incumplimiento de la obligación de depositar cuentas”. El convenio con esta empresa señalaba que One-Up debía buscar proyectos de “apoyo a cluster y relaciones internacionales y puesta en marcha de proyectos de innovación, entre otras labores”.

 

Xpertia Solutions Integrales logró dos contratos en 2011 (50.310 y 14.000 euros) por “servicios de apoyo a la oficina de proyectos de Madrid Network” y “asesoramiento para obtención de fondos del convenio con el ministerio”. La sociedad está integrada por ingenieros de telecomunicaciones, y trabaja con las principales cadenas de televisión de país.

 

Intelectium Consulting logró un contrato de 141.000 euros por la “creación de una página web y acceso personalizado para empresa” y sus “honorarios Business Strategy”. La sociedad tuvo el año pasado ventas por valor de 322.000 euros. En su web se define así: “Intelectium Business Acceleration es una de las principales compañías especializadas en la aceleración de startups tecnológicas de España. No somos una aceleradora al uso. No hacemos calls dos veces al año, ni trabajamos con enfoques one size fits all, ni asignamos mentores a las startups”.

 

La Asociación Madrid Plataforma del Español-Cluster Español recibió 125.000 euros por “servicio a los socios”. Organizó jornadas, congresos, y seminarios “para el impulso de la economía y las industrias relacionadas con nuestra lengua”. En el mismo caso se encuentran otros contratos con diversos clusters.

 

https://elpais.com/politica/2015/05/11/actualidad/1431369922_405995.html

 

LOS PRÉSTAMOS FALLIDOS DE AGUIRRE ENTRAN EN BANCARROTA

 

Una de cada cuatro empresas a las que dio dinero público el ente Madrid Network están en liquidación y ya parece imposible recuperar al menos 14 millones de euros

 

Era 2011, en lo peor de la crisis, y los bancos no estaban por la labor de conceder créditos a empresas tecnológicas recién creadas. Por eso decenas de compañías se lanzaron a pedir los 80 millones de euros que el entonces Ministerio de Ciencia entregó a la Comunidad de Madrid, presidida por Esperanza Aguirre, para que fomentara con préstamos a muy bajo interés la innovación en la región. Aguirre, sin embargo, decidió no gestionar directamente esos millones, sino entregárselos a una opaca asociación de empresarios llamada Madrid Network, que decidió con cuánto y a quién se financiaba. Siete años después, la mayoría de proyectos han resultado fallidos y una de cada cuatro empresas beneficiarias están en liquidación, lo que hace casi imposible recuperar, al menos, 14 millones de euros.

 

En varios casos no solo están en concurso las compañías que recibieron los préstamos, sino también sus fiadores. Otras empresas beneficiarias con las que Madrid Network mantiene litigios para recuperar el dinero que no devuelven están en pre concurso de acreedores, la mayoría ya tienen embargos de varias administraciones y al menos dos han sido definidas por sendos juzgados como “en ignorado paradero”. Es decir, sus responsables están desaparecidos. Madrid Network ha ganado varias sentencias y está intentando embargar los bienes que encuentra, pero también ha sufrido algún revés en los tribunales, según ha comprobado EL PAÍS a partir de documentación interna y de varios fallos judiciales a los que ha tenido acceso.

 

En total, de los 35 proyectos que inicialmente consiguieron financiación en condiciones ventajosas, 24 han resultado fallidos y no han devuelto el dinero cuando debían. Entre ellos están las empresas de dos altos cargos del PP de Aguirre, que obtuvieron 3,5 millones en las adjudicaciones que hizo Madrid Network, según adelantó EL PAÍS en 2015. Uno de ellos, Ildefonso de Miguel, exgerente del Canal de Isabel II, está actualmente imputado en el caso Lezo por corrupción. Safeview y Saerco, las dos empresas vinculadas a él, han llegado a un acuerdo con Madrid Network para ir devolviendo el préstamo poco a poco. Antes de alcanzar ese pacto, Safeview había sido condenado en primera y segunda instancia. Llegó hasta el Supremo en casación, donde ha perdido en enero pasado. La empresa se ha declarado en preconcurso de acreedores. El juicio con Saerco se suspendió justo antes de celebrarse y se llegó también a un acuerdo.

 

La conexión con el Caso Lezo

 

En la gestión de 80 millones de dinero público en subvenciones a la innovación que hizo la Comunidad de Madrid en época de Esperanza Aguirre hay un nombre que se repite: Ildefonso de Miguel, gerente y mano derecha de Ignacio González en el Canal de Isabel II e imputado con él en el caso Lezo. Dos empresas relacionadas con De Miguel obtuvieron de Madrid Network –en un proceso de selección sin publicidad-- más de tres millones de euros en créditos ventajosos.

 

De otra de las empresas beneficiadas, Sumenertec, es administrador solidario el abogado de Ildefonso de Miguel, José Antonio Gómez Hernández. Esta empresa recibió tres millones de euros para un proyecto de I+D que no llegó a buen puerto. No ha cumplido el calendario de devolución del dinero. Gómez Hernández pertenece al despacho de abogados Azertia, señalado por presunto espionaje durante la instrucción de Lezo por el exalcalde de Leganés, Jesús Gómez. Gómez declaró que Azertia había encargado labores de espionaje sobre la expresidenta de Madrid Cristina Cifuentes. Gómez Hernández asegura que el crédito está respaldado por un inmueble. Madrid Network ha demandado tanto a la compañía como a la fiadora por impago.

 

El caso del otro alto cargo de Aguirre beneficiado por estos préstamos, Manuel Lamela, que fue consejero de Sanidad, aún no se ha resuelto. Su proyecto de sanidad privada, Madrid Medical Destination, sigue sin devolver el medio millón de euros que recibió, según recoge una memoria enviada por Madrid Network a la Comunidad de Madrid con fecha de 27 de diciembre pasado. Lamela y otros socios crearon la Asociación Madrid Centro Médico para gestionar ese proyecto, pero ahora el juzgado no la encuentra. No le pudo ni notificar la demanda, por lo que acordó la finalización del procedimiento. Lamela tiene una fundación (llamada Lafer, un acrónimo de su nombre) y una consultora llamada BAPP que hizo trabajos para Madrid Network por valor de 350.000 euros. Lamela no ha atendido a EL PAÍS. El año pasado un portavoz suyo aseguró que el exconsejero ya no era presidente de la asociación, pese a que seguía figurando en el Registro oficial como tal.

 

Las nueve empresas que están oficialmente en liquidación son Agora Proyectos y Sistemas, Tabarca Servicios de Salud, 28 Blackbio, Pross Soluciones Informáticas, Isofoton HCPV, Centro de Desarrollo e Innovación de Tecnologías de Seguridad (Cidites), Infoglobal, Flightech y Pacific Civic Group. Además, un juzgado acaba de determinar que Inaltel (antes llamada Urbotero) es “insolvente por inexistencia de bienes” tras hacer una averiguación patrimonial. Inaltel está en “situación procesal de rebeldía”, según un juzgado madrileño que la condenó en 2016.

 

En total, el dinero que recibieron estas empresas ascendió a 14,3 millones de euros. Según varios expertos consultados, la probabilidad de recuperar el dinero es escasa. Los responsables están ilocalizables. Las páginas web están cerradas, los teléfonos no corresponden a ningún usuario y los emails ya no están operativos.

 

Con 14 empresas más hay litigios para tratar de recuperar el dinero. Pero hay un caso llamativo, el de Alba Technolife, que recibió 530.000 euros para un proyecto llamado Mobyk. Madrid Network asegura en los escritos que remite a la Comunidad de Madrid que ha podido recuperar casi todo, 491.507,37 euros, y que sigue litigando. Por ahora, está perdiendo, según ha comprobado EL PAÍS, tanto en primera instancia como en apelación. De hecho, la Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a la asociación de empresarios a pagar las costas. Madrid Network ha ignorado los intentos de este diario para que ofreciera su versión. El responsable de Alba Technolife no ha podido ser localizado.

 

Tampoco con Pacific Civic Group, empresa a la que se concedió un préstamo de 1,6 millones para celebrar en España el festival YouFest, ha tenido suerte Madrid Network en su intento de recuperar todo el préstamo. La empresa ya está liquidada y Madrid Network ha demandado al fiador (por 2,5 millones de euros, entre principal, intereses y costas), pero sin éxito, ya que ha perdido en primera y segunda instancia y además ha sido condenado a pagar las costas. El presidente de la empresa, Daniel Eisen, aseguró a EL PAÍS que fue Madrid Network quien incumplió el contrato, lo que abocó al concurso de la sociedad. Los socios, asegura, perdieron el capital aportado “que era muy superior” al préstamo.

 

La Comunidad de Madrid, por su parte, asegura que a ella solo le corresponde “velar porque se cumpla el convenio” y “reclamar a Madrid Network la cuota anual”. Una portavoz añade que “hasta ahora cumple con el cuadro de amortización”. El funcionamiento del sistema es el siguiente: el beneficiario devuelve el crédito a Madrid Network, ésta a la Comunidad de Madrid y esta al Ministerio de Economía, ya que el dinero originalmente procedía de los Presupuestos Generales del Estado. Los créditos tenían una carencia de cinco años, por lo que se estarán devolviendo hasta 2027 y la pérdida de los fondos aún tardará en aparecer en los controles que ejercen la Comunidad de Madrid y el Gobierno. Este año la cuota que debe llegar al Tesoro Público es de algo más de nueve millones de euros, y de momento hay dinero de los proyectos exitosos para satisfacerla.

 

Dentro de unos años, la situación puede ser distinta. El Ministerio de Economía no ha hecho auditoría de este préstamo e insiste en que es la comunidad autónoma la que selecciona las empresas financiadas y hace el seguimiento de las ayudas. Sería, por tanto, Madrid quien en un futuro tendría que devolverle esos créditos con cargo a sus Presupuestos, asegura una fuente de Economía. La Comunidad de Madrid, por su parte, ha vuelto a subvencionar a Madrid Network, que no presenta cuentas ni es auditada por la Administración, con 225.000 euros en los presupuestos de 2018. En época de Esperanza Aguirre llegó a obtener cuatro millones de euros anuales de subvención directa.

 

https://elpais.com/politica/2018/05/12/actualidad/1526161233_485121.html

 

MADRID NETWORK DIO A DOS EX ALTOS CARGOS DE AGUIRRE CRÉDITOS PREFERENTES

 

La empresa benefició a firmas de Manuel Lamela e Ildefonso de Miguel

 

Les concedió nueve millones de euros en préstamos con dinero público destinado a I+D

 

Las empresas de dos exaltos cargos del Gobierno de Esperanza Aguirre se beneficiaron de créditos con dinero público a bajo interés concedidos a través de Madrid Network, una entidad de derecho privado impulsada por la Comunidad de Madrid, la patronal y la Cámara de Comercio madrileñas. El dinero procedía de una partida de 80 millones de euros del Ministerio de Ciencia e Innovación destinada a financiar proyectos de innovación. En total, les fueron concedidos nueve millones de euros.

 

El proyecto Madrid Medical Destination, de Manuel Lamela, exconsejero de Sanidad entre 2003 y 2007 con Esperanza Aguirre como presidenta, resultó beneficiario de un préstamo de 1,3 millones de euros con un interés del 1,2%. También dos empresas vinculadas a Ildefonso de Miguel, exgerente del Canal de Isabel II, entonces la mayor empresa pública de la región, obtuvieron préstamos por valor de otros ocho millones de euros. En los tres casos, las iniciativas resultaron "fallidas" al año siguiente y se rescindieron los contratos, según la documentación de Madrid Network a la que ha tenido acceso EL PAÍS. 

 

Denuncias millonarias cruzadas en los juzgados

 

Nueve de los 35 proyectos entre los que Madrid Network repartió el préstamo de dinero público del Ministerio de Ciencia fracasaron en el primer año; es decir, uno de cada cuatro, según documentación a la que ha tenido acceso EL PAÍS. Entre las iniciativas “fallidas” figuran las tres empresas vinculadas a ex altos cargos de Esperanza Aguirre que se beneficiaron de los créditos con condiciones ventajosas.

 

Madrid Network resolvió el contrato con Saerco y Safeview, las dos empresas vinculadas al exgerente del Canal de Isabel II, Ildefonso de Miguel. Estas sociedades solo llegaron a recibir el primer libramiento del préstamo: 1,3 millones de euros y 1,9 millones, respectivamente. Madrid Network presentó una demanda contra ambas. Fuentes de estas empresas aseguran que también ellas han demandado y que reclaman 11 millones por lucro cesante y daño emergente. Aseguran que Madrid Network no llegó a entregar el segundo plazo del préstamo y que eso les perjudicó.

 

Madrid Medical Destination, el proyecto de turismo sanitario privado de Manuel Lamela, exconsejero de Esperanza Aguirre, nunca llegó a ponerse en marcha. Madrid Network resolvió el contrato en noviembre de 2012. La empresa, como en el caso de las de De Miguel, solo llegó a recibir el primer desembolso, de 523.600 euros. Madrid Network también ha demandado a esta empresa, según fuentes de la Comunidad de Madrid.

 

La Consejería de Economía de Madrid dijo ayer que Madrid Network es “una entidad jurídica privada que no depende de la Comunidad de Madrid” y que será ella la que tenga que reclamar la devolución de los préstamos.

 

Una portavoz de la Fundación Lafer, de la que es presidente Lamela, aseguró que el exconsejero ya no es presidente de la Asociación Madrid Centro Médico, la entidad a la que se entregó el crédito.

 

Los 1,3 millones concedidos a Madrid Medical Destination, un negocio enfocado al turismo sanitario privado, se enmarcaron dentro del epígrafe “ayudas a empresas jóvenes e innovadoras”. El proyecto de Lamela consistía en atraer pacientes extranjeros a clínicas privadas de la región. Lamela preside desde 2009 la Fundación Lafer, que se define como una institución privada e independiente sin ánimo de lucro. En el consejo asesor de la fundación figuran Eduardo Zaplana, Josep Piqué y Arturo Fernández, entre otros.

 

La empresa Servicios Aeronáuticos Control y Navegación S. L. (Saerco), propiedad de la sociedad limitada Zubenelgenubi S. L., cuyo administrador único es Ildefonso de Miguel, consiguió un préstamo de 3,1 millones de euros para un proyecto llamado Towerless. Otra empresa vinculada a De Miguel, Safeview S. L., recibió otro crédito preferente por 4,9 millones de euros para un proyecto llamado Enitma.

 

Ildefonso de Miguel está considerado como un hombre muy próximo al presidente regional, Ignacio González. Era una de las personas que acompañaba a González durante el viaje a Colombia en el que fue grabado en vídeo. Fue espiado, y la cadena SER adelantó en 2009 el contenido de un dossier sobre su patrimonio privado.

 

La Comunidad de Madrid, entonces presidida por Esperanza Aguirre, encargó en 2011 a Madrid Network repartir entre empresas de la región un préstamo de 80 millones de euros procedente de los Presupuestos Generales del Estado. Resultaron beneficiados 35 proyectos empresariales.

 

El Ministerio de Ciencia e Innovación firmó en octubre de 2010 un convenio de colaboración con el Instituto de Desarrollo del Gobierno de Madrid (Imade) para favorecer el “desarrollo de la estrategia estatal de innovación en la Comunidad de Madrid”. Firmaban el convenio, que se hizo público un año más tarde en el Boletín Oficial, la entonces ministra, Cristina Garmendia, y la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre.

 

El Imade, una de las entidades madrileñas investigada en el caso Gürtel, fue clausurado en enero de 2011 y la gestión de los créditos pasó a Madrid Network mediante otro convenio de colaboración firmado entre la Consejería de Economía —el consejero era entonces Antonio Beteta— y Madrid Network —firman Aurelio García de Sola y Alicia Hinojosa— en mayo de 2011.

 

El ministerio se comprometía a financiar las actividades de innovación con un préstamo blando de 80 millones (32 en 2010, 32 en 2011 y 16 en 2012) con condiciones muy ventajosas: un interés del 1,232%, muy inferior al de mercado, un periodo de carencia de cinco años desde el año siguiente al de concesión del préstamo y un periodo de reembolso de 10 años adicionales. Es decir, con una amortización total de 15 años.

 

Los 35 proyectos se seleccionaron en tres oleadas durante el año 2011. Los tres proyectos relacionados con los dos exaltos cargos de Aguirre resultan seleccionados en la primera convocatoria, el 19 de septiembre de 2011. Pocos meses después, ninguno de ellos había avanzado, según documentación elaborada por Madrid Network, y se rescindieron los contratos.

 

https://elpais.com/politica/2015/05/12/actualidad/1431450933_168771.html

 

 

AGUIRRE COLOCÓ A UN PARIENTE DE SU MARIDO AL FRENTE DE MADRID NETWORK, LA EMPRESA QUE DESVIÓ MILLONES A ASESORES Y ALTOS CARGOS

 

La expresidenta se 'escondió en la ignorancia' para limpiar sus responsabilidades por lo sucedido y envió a los periodistas a preguntar "a Beteta, o a la Comunidad"

  

No es la primera vez que lo hace. Es de hecho una de sus especialidades. Nunca supo nada de Gürtel en Madrid, aunque consejeros y alcaldes de su máxima confianza han sido imputados. Nunca supo nada de la Púnica, aunque su 'ojo derecho', Francisco Granados está en la cárcel por ello... Ahora tampoco sabe nada del escándalo que se ha estado desvelando en torno a la empresa pública Madrid Network.

 

"No tengo ni idea" Una sociedad que, según ha publicado el diario El País, pagó cinco millones de euros a asesores externos y lobbis, muy especialmente a la antigua empresa del ministro Montoro, Equipo Económico, y que también desvió nueve millones de euros para empresas del exconsejero madrileño Manuel Lamela, o de Ildefonso de Miguel, exgerente del Canal de Isabel II, la empresa pública de aguas de Madrid.

 

Madrid Network es una empresa que creó la Comunidad de Madrid, ya con Aguirre de presidenta, para fomentar la innovación tecnológica. Una empresa participada y financiada con dinero público, cuyo presidente nombra el Gobierno autonómico. Aún así, cuando le preguntaron a Aguirre por los contratos que han provocado el escándalo, como siempre que sucede en estos casos, la expresidenta madrileña puso cara de póker antes de decir que "no tengo ni idea", y rematar a los periodistas, "pregunten a la Comunidad de Madrid o pregúntele al señor Beteta, que era el presidente".

 

García de Sola, un pariente al fondo

Se refiere Aguirre a Antonio Beteta, número dos actualmente de Cristóbal Montoro. Pero curiosamente olvidaba que cuando se repartió buena parte de esas 'ayudas' quien presidía Madrid Network no era Beteta, sino otra persona, Aurelio García de Sola Arriaga. Cuando se lo recordaron y le preguntaron quién había nombrado a García de Sola repitió la misma disculpa de la ignorancia sobre el asunto: "no tengo ni idea", dijo.

 

A pesar de los antecedentes que hemos apuntado y otros similares, esta vez el desconocimiento de Esperanza Aguirre resulta aún más sorprendente. Y es que García de Sola es pariente de su propio marido, Fernando Ramírez de Haro, conde de Bornos.

 

Un decenio a la sombra de Aguirre

Quizás ella no sepa quién nombró a Aurelio García de Sola, pero no hay más que ver el perfil de éste en Linkedin, para comprobar que desde octubre de 2005 su carrera profesional ha estado muy ligada a Esperanza Aguirre. O si se prefiere, al Gobierno de la Comunidad de Madrid.

 

Primero, García de Sola fue director general de una empresa pública clave, el Insituto Madrileño de Desarrollo (IMADE), al frente del que se mantuvo durante cinco años largos. Un periodo que le llevó después a la presidencia de Madrid Network, al parecer en un nombramiento al que Esperanza Aguirre, a pesar de su relación, dice haber sido completamente ajena.

 

Aún resulta más difícil aceptar la 'no relación' de la expresidenta con el nombramiento de García de Sola al frente de Madrid Network si se tiene en cuenta otro hecho. La salida de García de Sola de la empresa se produce justo cuando Aguirre deja la presidencia de Madrid. Aguirre salió de su cargo el 26 de septiembre de 2012. García Sola dejó el suyo en octubre de 2012 ¿Casualidades?

 

https://www.elplural.com/politica/aguirre-coloco-a-un-pariente-de-su-marido-al-frente-de-madrid-network-la-empresa-que-desvio-millones-a-asesores-y-altos-cargos_30482102

 

Volver

© Copyright. 1998 - 2021. www.losgenoveses.net, los herederos de www.aznar.net. Ningún derecho reservado. Aquí es todo de gratis y sin comisiones ( Página diseñada para ver con Explorer 9 o superior  a 1024 x 768 píxeles )