HOSPITAL DE EMERGENCIAS ENFERMERA ZENDAL


NOTICIAS. 08.09.21

ÍNDICE

AYUSO GASTA CASI 400.000 EUROS EN LA SALA DE PRENSA DEL ZENDAL CON UN CONTRATO A DEDO

LA UCI DEL ISABEL ZENDAL SOLO HA UTILIZADO CINCO INTENSIVISTAS Y TODOS ROTATORIOS

EL HOTEL QUE PUSO AYUSO PARA SANITARIOS DEL ZENDAL LO UTILIZARON SÓLO 20 PROFESIONALES

SANITARIOS PONEN 'EN ALQUILER' EL HOSPITAL ISABEL ZENDAL "PARA RECUPERAR EL DINERO ROBADO A LA SANIDAD MADRILEÑA"

EL HOSPITAL DE PANDEMIAS DE AYUSO FUNCIONA A GOLPE DE CONTRATO DE EMERGENCIA CASI OCHO MESES DESPUÉS

LOS HOTELES MEDICALIZADOS DE MADRID: 4.524 PACIENTES, 1.242 PROFESIONALES Y 1,8 MILLONES DE EUROS

AYUSO DA CUATRO MILLONES MÁS A FERROVIAL POR LA LIMPIEZA Y EL MANTENIMIENTO DEL ZENDAL

EL ZENDAL FRENA EN SECO LA SALIDA DE MÉDICOS POR LA NUEVA OLA: SE DUPLICAN LOS INGRESOS

EL ISABEL ZENDAL TRASLADÓ AL 24,6% DE SUS ENFERMOS CRÍTICOS A OTROS HOSPITALES DE MADRID

AYUSO RENUEVA EL CONTRATO QUE DIO A DEDO A LA EMPRESA DE UNA EXCONCEJALA DEL PP PARA VIGILAR EL ZENDAL

AYUSO VUELVE A ADJUDICAR A DEDO EL CONTRATO DE SEGURIDAD DEL ZENDAL POR 1,3 MILLONES A LA EMPRESA DE UNA EXCONCEJALA DEL PP

LOS DOCUMENTOS DEL ZENDAL: ESTAS SON LAS 65 EMPRESAS QUE HAN HECHO NEGOCIO CON EL 'HOSPITAL MILAGRO' DE AYUSO

 

LA FACTURA DEL ZENDAL SIGUE SUBIENDO: 20,8 MILLONES EN 70 CONTRATOS A DEDO

EL GOBIERNO NO HA 'PROHIBIDO' LA VISITA DE UN COMISARIO AL HOSPITAL ZENDAL

LAS ENFERMERAS, CONTRA EL PLAN DE VACUNACIÓN DE AYUSO: MENOS ZENDAL Y MÁS EN CENTROS DE ATENCIÓN PRIMARIA

EL ZENDAL, UN HOSPITAL DE PANDEMIAS SIN CAPACIDAD PARA HACER FRENTE A UN ATAQUE DE ANSIEDAD

AYUSO ADJUDICA A EL CORTE INGLÉS UN CONTRATO DE EMERGENCIA PARA EL MOBILIARIO DEL ZENDAL
 

LA ASAMBLEA PIDE EL CESE DE LA GERENTE DEL HOSPITAL DE ALCALÁ DE HENARES QUE PROPUSO QUITAR EL MÓVIL A LOS PACIENTES

MÁS GASTOS EN EL ZENDAL: AYUSO ADJUDICA DOS CONTRATOS POR CERCA DE 900.000 EUROS

AYUSO PASA DE OFRECER EL ZENDAL PARA ALMACENAR VACUNAS A PAGAR POR SU ALMACENAMIENTO 261.949,06 EUROS

LA COMUNIDAD DE MADRID JUSTIFICA QUE EL AUMENTO DEL GASTO DE OBRA EN EL ZENDAL RESPONDÍA A CIRCUNSTANCIAS "SOBREVENIDAS"

EL ‘IDEÓLOGO’ DEL HOSPITAL ZENDAL FICHA POR CARBUROS METÁLICOS, EMPRESA QUE SOLO EN IFEMA RECIBIÓ MÁS DE 2 MILLONES DE EUROS

DIMITE EL ‘IDEÓLOGO’ DEL HOSPITAL ISABEL ZENDAL DEL GOBIERNO DE ISABEL DÍAZ AYUSO

LOS MÉDICOS 'INSATISFECHOS' DEL ZENDAL PODRÁN MARCHARSE SIEMPRE QUE EL HOSPITAL CUENTE CON UN RELEVO

LA VIDA EN EL ZENDAL, EL HOSPITAL DE AYUSO QUE IBA A "ASOMBRAR AL MUNDO"

LOS ENFERMOS, REHENES

¿SABOTAJES EN EL ZENDAL? AYUSO PAGA 808.000 EUROS A UNA EMPRESA DE UNA EXCONCEJALA DEL PP POR VIGILAR EL HOSPITAL

LA GERENTE QUE PIDE PROHIBIR EL MÓVIL PARA QUE NADIE RECHACE IR AL ZENDAL FUE NÚMERO DOS DE SANIDAD CON COSPEDAL

"DESCEREBRADA CON MALDAD": DURO ESCRITO A LA FISCALÍA PARA QUE INVESTIGUE LO SUCEDIDO EN LA SANIDAD DE MADRID

LOS SINDICATOS EXIGEN A AYUSO UNA RESPUESTA TRAS LA ORDEN DE QUITAR EL MÓVIL A PACIENTES POR EL ZENDAL

EL COORDINADOR DEL HOSPITAL ISABEL ZENDAL: “EL TRASLADO DE PROFESIONALES TIENE UN COMPONENTE POLÍTICO Y CRITERIOS TÉCNICOS. ME LOS PIDIERON Y LOS DI”

LA POLICÍA TOMA DECLARACIONES Y REVISA CÁMARAS EN LA INVESTIGACIÓN DEL ZENDAL

AYUSO ACUSA A SINDICATOS "ALLEGADOS" A LA IZQUIERDA DE LOS SABOTAJES EN EL ZENDAL

LA COMUNIDAD DE MADRID DENUNCIA EL ROBO DE “COSAS IMPRESCINDIBLES PARA SALVAR VIDAS” EN EL ZENDAL

LA VIDA EN EL ZENDAL, EL HOSPITAL DE AYUSO QUE IBA A "ASOMBRAR AL MUNDO"

¿SABOTAJES EN EL ZENDAL? AYUSO PAGA 808.000 EUROS A UNA EMPRESA DE UNA EXCONCEJALA DEL PP POR VIGILAR EL HOSPITAL

LA GERENTE QUE QUITA EL MÓVIL A LOS PACIENTES PARA LLEVARLOS AL ZENDAL HA ADJUDICADO ‘A DEDO’ 120.000 EUROS A UNA EMPRESA BENEFICIADA POR EL PP DE MADRID

LA GERENTE QUE PIDE PROHIBIR EL MÓVIL PARA QUE NADIE RECHACE IR AL ZENDAL FUE NÚMERO DOS DE SANIDAD CON COSPEDAL

AYUSO INSINÚA QUE MÁS MADRID ESTÁ TRAS EL “BOICOT” DEL ZENDAL Y EL ROBO DE MEDICAMENTOS

PIDEN AL DEFENSOR DEL PUEBLO REVISAR LA GESTIÓN DE AYUSO: DEL COSTE DEL ZENDAL A LA VACUNACIÓN

HOSPITAL DE PANDEMIAS: LA COMUNIDAD DE MADRID PONE TRABAS A LOS SINDICATOS PARA ACCEDER AL ZENDAL

LOS SINDICATOS CONSIDERAN UN “CASTIGO” VETAR CONTRATOS POR NO IR AL ZENDAL

'EL MUNDO' Y EL ZENDAL: DEL MEJOR HOSPITAL DEL MUNDO A UNA OLA DE "SABOTAJES"

FUERTES DIVISIONES EN EL GOBIERNO DE AYUSO Y EN EL PARTIDO POPULAR ANTE EL ‘DERROCHE’ DEL HOSPITAL ISABEL ZENDAL

MÁS MADRID INTERPONE UNA DENUNCIA POR LAS "NUMEROSAS DEFICIENCIAS" DEL HOSPITAL ZENDAL

"EL HOSPITAL ISABEL ZENDAL ES DESVESTIR UN SANTO PARA VESTIR A OTRO"

LAS ENFERMERAS DEL ZENDAL DESCRIBEN EL CAOS DESDE DENTRO: "HAY ERRORES QUE SON DE PRIMERO DE PANDEMIAS"

EL HOSPITAL ZENDAL NO TIENE CÁMARAS MORTUORIAS Y UN CELADOR CUSTODIA LOS CUERPOS DE LOS FALLECIDOS

EL HOSPITAL ENFERMERA ISABEL ZENDAL NO HAY QUIEN SE LO COMA

LOS SINDICATOS ESTUDIAN LLEVAR A LOS TRIBUNALES EL 'ROBO' DE SANITARIOS PARA EL HOSPITAL DE PANDEMIAS DE AYUSO

UNA ENFERMERA PRESENTA MILES DE FIRMAS CONTRA EL TRASLADO FORZOSO DE PERSONAL SANITARIO AL ZENDAL

EL RESPONSABLE DEL ZENDAL DESACREDITA A AYUSO Y RECONOCE LOS PROBLEMAS DE AGUA CALIENTE

POR QUÉ LOS SANITARIOS DE MADRID NO QUIEREN IR AL ZENDAL: “UN HOSPITAL SIN EXPERIENCIA NO ES EL MEJOR HOSPITAL”

ASÍ ES LA COCINA DONDE SE PREPARA LA POLÉMICA COMIDA DEL ZENDAL

EL GOBIERNO DE AYUSO BUSCA VOLUNTARIOS ENTRE LOS MIR PARA SUPLIR LA FALTA DE MÉDICOS EN EL ZENDAL

SANITARIOS DEL ZENDAL DENUNCIAN LAS PÉSIMAS CONDICIONES DE TRABAJO PESE A LAS AMENAZAS

LOS SINDICATOS CONSIDERAN UN “CASTIGO” VETAR CONTRATOS POR NO IR AL ZENDAL

AYUSO ACHACA EL PROBLEMA CON EL AGUA CALIENTE DEL ZENDAL A QUE LA MUJER DEL VÍDEO NO SABÍA UTILIZAR EL GRIFO

AYUSO PIDE A PACIENTES Y SANITARIOS QUE CONFÍEN EN EL HOSPITAL ZENDAL ANTE "LA CAMPAÑA DE DESPRESTIGIO" DE PERIODISTAS Y "ACTIVISTAS"

AYUSO ACUSA A LOS CRÍTICOS CON EL HOSPITAL ZENDAL DE LLEVAR A LOS PACIENTES A LA "DEPRESIÓN"

EMERGENCIA SANITARIA EN MADRID: EL ZENDAL, "UN HOSPITAL DE HOSPITALES" QUE CRECE ENTRE EL CAOS Y LA INEFICACIA

LA COMUNIDAD DE MADRID DA LA ORDEN DE NO VOLVER A CONTRATAR A NINGÚN PROFESIONAL QUE RECHACE IR AL ISABEL ZENDAL

EL ZENDAL, EL HOSPITAL QUE IBA "A MARAVILLAR AL MUNDO", PERO DONDE "ES IMPOSIBLE DUCHARSE"

MÁS GASTO EN EL ISABEL ZENDAL: AYUSO ADJUDICA NUEVOS CONTRATOS POR CASI 5 MILLONES

EL HOSPITAL DE PANDEMIAS DE AYUSO ATIENDE A MENOS DEL 5% DE LOS CASOS

LOS MÉDICOS TEMEN DESTINAR PACIENTES AL ZENDAL MIENTRAS EMPRESAS PRIVADAS SE ADJUDICAN CONTRATOS MILLONARIOS

AYUSO DA 150.000 EUROS A UNA EMPRESA PRIVADA PARA GUARDAR LAS PRIMERAS VACUNAS, TRAS OFRECER EL ZENDAL

AYUSO GASTA OTROS 65 MILLONES EN EL ZENDAL POR "CIRCUNSTANCIAS IMPREVISIBLES"

LAS FACTURAS POR LAS OBRAS DEL ISABEL ZENDAL SUPERAN YA LOS 135 MILLONES

EL "NEGOCIO" DEL ZENDAL: MIENTRAS EL RESTO DE HOSPITALES PIDEN SANITARIOS, EL DE AYUSO ATIENDE A 77 PACIENTES CON MÁS DE 600 PROFESIONALES

LAS CARENCIAS DEL ZENDAL RALENTIZAN LA ASISTENCIA DE LOS PACIENTES GRAVES

EL HOSPITAL ZENDAL ACOGE ACTUALMENTE A UN TOTAL DE 77 PACIENTES CON MÁS DE 600 PROFESIONALES

UN ENFERMERO DIMITE DEL HOSPITAL ZENDAL TRAS UN TRASLADO FORZOSO: "TODO ESTÁ MAL"

NATURGY SE ADJUDICA EL SUMINISTRO ELÉCTRICO DEL HOSPITAL ISABEL ZENDAL PARA CERRAR EL AÑO

LA FISCALÍA SE QUERELLA CONTRA UNA EXDIRECTORA DE LA CONSEJERÍA DE SANIDAD

LA COMUNIDAD DE MADRID ADJUDICA A FERROVIAL EL MANTENIMIENTO DEL HOSPITAL ISABEL ZENDAL SIN CONCURSO PÚBLICO

AYUSO INYECTA OTROS 25 MILLONES A SU HOSPITAL DE PANDEMIAS: UN MILLÓN POR CADA PACIENTE ACTUAL

LA COMUNIDAD ADJUDICA A DEDO OTROS CUATRO CONTRATOS PARA EL HOSPITAL ZENDAL

LA COMUNIDAD DE MADRID PIDE NO TRASLADAR AL ZENDAL A PACIENTES CON RIESGO DE ACABAR EN LA UCI: SOLO LEVES Y TERMINALES

MALESTAR EN EL HOSPITAL DE LA PAZ: SUS RADIÓLOGOS INTERPRETARÁN 'A DISTANCIA' LAS PRUEBAS DEL ISABEL ZENDAL

EL SINDICATO DE ENFERMERÍA SATSE ANUNCIA UN REQUERIMIENTO JUDICIAL POR "VULNERACIÓN DE LA LEGISLACIÓN" EN LOS TRASLADOS AL ZENDAL

LOS TRASLADOS AL ZENDAL OBLIGAN A REDUCIR EL DISPOSITIVO DE GUARDIA DEL RAMÓN Y CAJAL UN 20%

LA COMUNIDAD DE MADRID RECONOCE POR PRIMERA VEZ RETRASOS Y SOBRECOSTES EN EL ZENDAL

EL GOBIERNO DE AYUSO DESCARTA APLICAR LAS CLÁUSULAS DE PENALIZACIÓN A LAS CONSTRUCTORAS POR LOS RETRASOS EN EL HOSPITAL ZENDAL Y LOS ACHACA A LA LLUVIA

EL PP PREFIERE EL ZENDAL QUE GASTAR EN "MAMARRACHERÍAS" DE CAMPAÑAS DE IGUALDAD

MADRID YA HA MANDADO LAS CARTAS PARA EL TRASLADO FORZOSO DE SANITARIOS AL ZENDAL

EL ISABEL ZENDAL SOLO PODRÁ USAR ENTRE TRES Y CUATRO CAMAS DE UCI EN SUS PRIMEROS PASOS

GRAVE RIESGO PARA LOS PACIENTES: LA AUSENCIA DE HABITACIONES EN HOSPITALES COMO EL DE AYUSO AUMENTA LAS INFECCIONES POR BACTERIAS, LEVADURAS Y HONGOS

AYUSO RECONOCE LO DESVELADO POR AGUADO: EL HOSPITAL ISABEL ZENDAL NO ABRIRÁ SIEMPRE PARA PACIENTES

AYUSO NO VE PROBLEMAS EN QUE NO HAYA PUERTAS NI HABITACIONES EN SU NUEVO HOSPITAL: "NO HACE FALTA ESTAR ABRIENDO Y CERRANDO"

EL ISABEL ZENDAL SOLO PODRÁ USAR ENTRE TRES Y CUATRO CAMAS DE UCI EN SUS PRIMEROS PASOS

ALMEIDA, EN LA INAUGURACIÓN DEL ISABEL ZENDAL: “TODAS LAS PREGUNTAS TIENEN MALA LECHE”

EL HOSPITAL ISABEL ZENDAL ES UNA RUINA: AYUSO INAUGURA EL CENTRO 18.000 MUERTOS DESPUÉS, CON SOBRECOSTE, SIN MÉDICOS NI QUIRÓFANOS

AYUSO INAUGURA EL HOSPITAL ISABEL ZENDAL “PARA TODA ESPAÑA” Y CASADO PREGUNTA POR UNOS QUIRÓFANOS QUE NO EXISTEN

EL HOSPITAL DE PANDEMIAS DE AYUSO SE INAUGURA VACÍO Y CON LOS SANITARIOS FUERA PROTESTANDO: “¡MENOS HOSPITALES Y MÁS PROFESIONALES!”

LA “APERTURA” FANTASMA DEL HOSPITAL DE PANDEMIAS: SIN MÉDICOS, SIN PACIENTES Y SIN QUE SE SEPA EL TOTAL DE LA FACTURA

LOS CENTROS SEMIPRIVATIZADOS DE AGUIRRE TIENEN ESPACIOS VACÍOS PARA ASUMIR CASI LA MITAD DE CAMAS DEL HOSPITAL DE PANDEMIAS DE AYUSO

LO QUE SE SABE, Y LO QUE NO, DEL NUEVO HOSPITAL DE EMERGENCIAS ISABEL ZENDAL

LOS SEIS ESCÁNDALOS QUE EMPAÑAN EL FARAÓNICO HOSPITAL DE PANDEMIAS DE DÍAZ AYUSO

HOSPITAL ISABEL ZENDAL: 111 VOLUNTARIOS Y 558 VACANTES SIN CUBRIR A SEIS DÍAS DE LA APERTURA
 
LA APERTURA DEL ISABEL ZENDAL APAGA IFEMA Y DEJA EN 'COMA INDUCIDO' UNA INVERSIÓN SANITARIA DE MÁS DE 2,5 MILLONES
 
AYUSO JUSTIFICA EL CONTRATO A DEDO A LA FAMILIA DE UNA CONCEJAL DEL PP: “NO SABEMOS SI ES UN AMIGO DE UN PRIMO"

SANIDAD HA DADO OTROS NUEVE CONTRATOS A DEDO A LA EMPRESA DE SEGURIDAD QUE VIGILARÁ EL HOSPITAL DE PANDEMIAS

AYUSO ADJUDICA A DEDO LA SEGURIDAD DEL ISABEL ZENDAL A LA EMPRESA DE UNA EXCONCEJALA DEL PP EN ALCORCÓN

LOS EXPERTOS DESMONTAN EL "MILAGRO DE AYUSO": CINCO CLAVES

AYUSO OFRECE EL HOSPITAL ISABEL ZENDAL COMO ALMACÉN PARA LAS VACUNAS DE COVID-19

SANITARIOS DE HOSPITALES PÚBLICOS PROTESTAN CONTRA EL TRASLADO DE PERSONAL AL ISABEL ZENDAL

EL HOSPITAL DE PANDEMIAS ECHARÁ A ANDAR CON CASI 700 PROFESIONALES SANITARIOS ARREBATADOS A OTROS CENTROS

AYUSO: "SÉ DE BUENA TINTA QUE MUCHOS SANITARIOS ESTÁN DESEANDO TRABAJAR EN EL HOSPITAL DE PANDEMIAS”

EL HOSPITAL DE CAMPAÑA DE AYUSO: 50 MILLONES DE SOBRECOSTES Y SOLO 48 CAMAS UCI NUEVAS

ANTONIO ZAPATERO EXCUSA EL SOBRECOSTE DEL NUEVO HOSPITAL CON "MEJORAS NOTABLES EN SU TAMAÑO"

HOSPITAL DE EMERGENCIAS DE MADRID: LA OPOSICIÓN DENUNCIA LAS "OBRAS TEMERARIAS" DEL HOSPITAL DE AYUSO: "LAS PRISAS ENCAJAN MAL CON LA SEGURIDAD LABORAL"

HOSPITAL DE EMERGENCIAS DE MADRID: MADRID RECONOCE QUE EL HOSPITAL ISABEL ZENDAL ACUMULA UN SOBRECOSTE DEL DOBLE DE LO PRESUPUESTADO

DÍAZ AYUSO NO ACLARA CUÁNTOS SANITARIOS TENDRÁ EL HOSPITAL DE PANDEMIAS PERO ASEGURA QUE TODOS QUERRÁN IR ALLÍ

AYUSO: "SÉ DE BUENA TINTA QUE MUCHOS SANITARIOS ESTÁN DESEANDO TRABAJAR EN EL HOSPITAL DE PANDEMIAS”

LA CARRERA DE AYUSO POR INAUGURAR EL HOSPITAL DE VALDEBEBAS: APERTURA A TROZOS, SOBRECOSTES Y DENUNCIAS POR LAS CONDICIONES LABORALES

AYUSO RECURRIRÁ AL TRASLADO FORZOSO DE SANITARIOS CONTRATADOS POR EL COVID-19 PARA LLENAR LA PLANTILLA DE SU NUEVO HOSPITAL DE PANDEMIAS

DENUNCIAN "GRAVES IRREGULARIDADES" EN EL NUEVO HOSPITAL DE AYUSO: "QUIEREN HACERSE LA FOTO" Y "NO TODO VALE"

EL NUEVO HOSPITAL DE PANDEMIAS PROMOVIDO POR AYUSO ACUMULA UN SOBRECOSTE DE MÁS DE 46 MILLONES DE EUROS

EL HOSPITAL DE AYUSO POR DENTRO: LAS IMPACTANTES IMÁGENES DE LA OBRA QUE ACUMULA UN SOBRECOSTE DE MÁS DE 46 MILLONES DE EUROS

INDIGNACIÓN CON UN ALTO CARGO DE LA SANIDAD DE MADRID POR SU RESPUESTA A ESTE TUIT

LA PREGUNTA DEL MILLÓN: ¿DE DÓNDE SALDRÁN LOS MÉDICOS DEL NUEVO HOSPITAL DE AYUSO?

MADRID INCUMPLE LOS PLAZOS DE SU HOSPITAL DE EMERGENCIAS Y NO LO TENDRÁ LISTO A TIEMPO

MILES DE SANITARIOS SE NIEGAN A IR A TRABAJAR AL HOSPITAL DE VALDEBEBAS

EL CONSEJERO DE SANIDAD MADRILEÑO CONFIRMA QUE NO HABRÁ CONTRATACIONES PARA EL NUEVO HOSPITAL DE VALDEBEBAS

AYUSO: "YO NO SOY LA RESPONSABLE DE LOS RECURSOS HUMANOS DE LA CONSEJERÍA DE SANIDAD”

EL NUEVO HOSPITAL DE PANDEMIAS NECESITARÍA 3.000 NUEVOS SANITARIOS PARA NO RECURRIR A PROFESIONALES DE OTROS CENTROS YA INFRADOTADOS

EL SECRETO DEL NUEVO HOSPITAL EXPRÉS DE AYUSO

DENUNCIAN ANTE INTERVENCIÓN GENERAL LA CONSTRUCCIÓN DE HOSPITAL VALDEBEBAS

CUATRO FIRMAS DE ARQUITECTURA TRABAJAN EN EL HOSPITAL DE 50 MILLONES DE AYUSO

AYUSO GASTARÁ MÁS DE 50 MILLONES PARA QUE 14 EMPRESAS LEVANTEN EL CUESTIONADO HOSPITAL PARA EPIDEMIAS

DRAGADOS, SACYR, FERROVIAL… LAS 14 EMPRESAS TRAS EL HOSPITAL PARA PANDEMIAS DE AYUSO

EL GOBIERNO DE AYUSO OCULTA INFORMES Y ADJUDICACIONES DEL NUEVO HOSPITAL DE EMERGENCIA QUE COSTARÁ 50 MILLONES A LOS MADRILEÑOS

 


AYUSO GASTA CASI 400.000 EUROS EN LA SALA DE PRENSA DEL ZENDAL CON UN CONTRATO A DEDO

El Gobierno de la Comunidad de Madrid también destinó 323.958,14 euros para dotar a una "sala de crisis" aunque se desconoce, al igual que con la de prensa, en qué consiste ese equipamiento y qué justifica la urgencia de los contratos

El hospital Enfermera Isabel Zendal, el proyecto que Isabel Díaz Ayuso convirtió en su gran hito de su gestión durante la pandemia, se ha convertido en un pozo sin fondo de gasto público. A día de hoy se desconoce el coste real de la infraestructura que la presidenta madrileña mandó a construir en tiempo récord, a la vez que se negaba a contratar a más sanitarios para su puesta en funcionamiento. Médicos, enfermeros y demás personal para este hospital (sin quirófanos) salieron del resto de centros hospitalarios a la vez que el edificio costaba a las arcas públicas el triple de lo presupuestado. Se licitó por 51 millones de euros y la Comunidad ha gastado más de 150 millones. No había dinero para los profesionales, aunque sí para otros múltiples y cuantiosos gastos como va publicando a cuentagotas el portal de contratación de la Comunidad de Madrid. Es el caso de los casi 700.000 euros de dinero público que Ayuso destinó a "equipamiento" para una sala de prensa y otra sala de "crisis".

A través de un contrato de emergencia, sin concurso público ni publicidad, la presidenta madrileña ha gastado 369.759,83 euros para "suministro de equipamiento de la sala de prensa" del Zendal. El beneficiario de este contrato a dedo fue El Corte Inglés, que se ha llevado otros tantos miles de euros por los equipos informáticos de la infraestructura. El Gobierno regional gastó esa cantidad en tres lotes cuyo coste asciende a 96.731,94 por uno, 27.158,80 por otro y 245.869,09 por el último. El contrato se adjudicó en noviembre de 2020, poco antes de inaugurarse el edificio, aunque no ha sido hasta hace unas semanas que el Gobierno regional lo ha publicado en el portal de contratación.

Es también el caso de los otros 323.958,14 euros que Ayuso gastó para equipar una "sala de crisis" del Zendal, un hospital sin quirófanos. En este caso, la empresa agraciada por este contrato –otra vez a dedo– fue RPG informática, afincada en Pozuelo de Alarcón y que en otras ocasiones también ha recibido contratos a dedo de la administración regional. A este contrato hay que sumar otro menor por importe de 17.549 euros para las cortinas de la sala "de crisis" que fue adjudicado también a El Corte Inglés.

Desde el Gobierno regional no explican en qué ha consistido ese "equipamiento" para estas dos salas, aunque aseguran que son espacios "polivalentes" como tienen otros hospitales "para celebrar sesiones y reuniones de distinta índole". En el caso de la sala denominada "de crisis", es una sala "polivalente" –aseguran desde la Consejería de Sanidad– que ya ha sido utilizada por ejemplo para celebrar un Congreso Internacional sobre Covid que inauguró la propia Ayuso el pasado mes de julio.

Además, explican estas mismas fuentes, se ha celebrado el primer encuentro de alternativas asistenciales a la pandemia, "celebrada con profesionales de distintas especialidades y de diferentes comunidades autónomas. Finalmente, también se ha utilizado para algo que nada tiene que ver con la Covid o la salud: una reunión de la Federación Madrileña de Municipios. "El SUMMA está trasladando recursos para habilitar un nuevo centro coordinador, y también utilizará la sala de crisis", inciden desde Sanidad.

Sobre por qué el Gobierno regional recurrió a contratos sin concurso público ni publicidad, en el Gobierno regional se justifica argumentando que se tramitaron por emergencia "dentro del conjunto de la obra del hospital". "Se trata de obras que forman parte de la actuación globalmente considerada, la construcción del Hospital de Emergencias, y, en consecuencia, se encontraban bajo la cobertura de la declaración de emergencia acordada", insisten.

 La portavoz de Más Madrid, Mónica García, califica el contrato de emergencia de "abusivo". Considera además que el Zendal ha estado "siempre rodeado de escándalos y sobrecostes" porque fue creado "pensando en la estrategia comunicativa de Ayuso y no en los pacientes Covid" y ve corrupción en la construcción del hospital. "Desde Más Madrid vamos a investigar a fondo los papeles clasificados de la COVID 19 en Madrid y mucho nos tememos que nos vamos a encontrar con la esencia más corrupta del PP", asegura García.

El complejo que según repitió el Gobierno madrileño "iba a asombrar al mundo", costar 50 millones de euros y construirse en seis meses, va ya por más de 140 millones. Nunca se contrató a un solo sanitario destinado a este hospital. Solo la seguridad por un año ha costado 1,8 millones, un contrato adjudicado también a dedo a una empresa privada propiedad de una exconcejala del PP en Alcorcón.

 

https://www.eldiario.es/madrid/ayuso-gasta-400-000-euros-sala-prensa-zendal-contrato-dedo_1_8277878.html

 

LA UCI DEL ISABEL ZENDAL SOLO HA UTILIZADO CINCO INTENSIVISTAS Y TODOS ROTATORIOS

El centro de emergencias ha formado su plantilla con 1.538 trabajadores de hospitales públicos de la comunidad entre su apertura, en diciembre de 2020, y el pasado julio

El Zendal se inauguró el pasado 1 de diciembre. Empezó a tener pacientes diez días después, derivados desde otros hospitales. Al igual que su plantilla, que nunca fue propia: enfermeras, celadores, auxiliares y médicos han llegado desde La Paz, el Gregorio Marañón o el 12 de Octubre. Desde que empezó a rodar y hasta este lunes, según datos facilitados por el centro, ha atendido 7.995, de ellos, 358 han pasado por su unidad de cuidados intensivos, el área que más problemas tuvo a la hora de ser dotado de especialistas. La situación en las UCI de los hospitales públicos, que llevan en una suerte de ola continua desde el verano de 2020, ha hecho siempre difícil el traslado de la gran mayoría de sus intensivistas. Ahora, la respuesta de la Comunidad a una pregunta en la Asamblea de la diputada de IU en el grupo de Podemos, Vanessa Lillo, pone datos a ese problema ya conocido: desde su apertura y hasta el 20 de julio, por la unidad de críticos del Zendal han pasado cinco intensivistas, de forma rotatoria, y 36 facultativos de Anestesiología y Reanimación.

Lo “óptimo” y lo “normal”, afirma Joaquín Estévez, exgerente de hospitales y presidente de la Fundación Sedisa (Sociedad Española de Directivos de la Salud), “es que haya un especialista en Medicina Intensiva por cada cuatro camas, por turno”, y en Enfermería, “una por cada dos o tres pacientes, aunque en casi ningún sitio se cumple, pero ha de haber al menos una por cada tres”. Los equipos de Anestesia, “se ocupan de las unidades de reanimación, la esfera prequirúrgica y postquirúrgica y los intensivistas de los enfermos críticos”, añade. Con esas ratios, y con la capacidad del Zendal —según los últimos datos de la Consejería de Sanidad, de mayo, 34 plazas de UCI—, debería haber habido, en máxima ocupación, al menos ocho especialistas de este ámbito.

Estévez recuerda en este sentido que esta delimitación de funciones ocurre en España porque Medicina Intensiva está reconocida como especialidad, algo que no sucede en muchos otros países europeos, y algo que, valida la experiencia, específica, de los intensivistas en la atención a críticos. Pero recuerda también que es algo que no ha sucedido en Madrid, como en otras autonomías, desde que llegó el virus. Sobre todo, en la primera ola, los equipos de Anestesia se unieron como refuerzo urgente y necesario a los de Intensiva para poder asumir el volumen de pacientes que llegaba a los hospitales.

Un estudio sobre esa primera ola del conocido como grupo Covid —médicos de 62 hospitales públicos y privados de la Comunidad que comparten de forma periódica datos en Twitter sobre la ocupación de los centros por enfermos de coronavirus—, explica que “la ocupación de camas de UCI alcanzó casi el 300% el 6 de abril [de 2020]. Para hacer frente al enorme aumento de casos que necesitan cuidados intensivos, las unidades de cuidados postanestesia, las UCI pediátricas y las unidades de cuidados cardíacos / coronarios se reutilizaron para pacientes adultos con covid-19 y se colocaron UCI provisionales en quirófanos y unidades de cuidados respiratorios intermedios. Del 28 de marzo al 7 de abril [del pasado año], la carga de casos de covid-19 interrumpió casi todas las actividades hospitalarias quirúrgicas y médicas no relacionadas con covid”.

En ese contexto, recuerda Estévez, “todas las manos eran pocas” para intentar sacar adelante a los pacientes más graves. En cualquier caso, al estar paralizada prácticamente toda la actividad no urgente u oncológica, los facultativos de esas áreas podían seguir apoyando a quienes atendían a los pacientes más graves.

Después, en las posteriores olas, y aunque en ninguna se llegó al número y a la rapidez con que se colapsaron en un primer momento —el pico fue el 5 de abril, con 1.520 críticos, para una capacidad de 522 plazas, entre el sistema público y el privado—, las UCI han seguido trabajando bajo la presión de la covid de forma constante, con un único pequeño paréntesis a principios del verano pasado.

Mientras, los centros han intentado recuperar en la medida de lo posible la actividad paralizada durante lo más grave de la pandemia. Y en esa medida, los anestesiólogos han ido volviendo de forma intermitente a sus unidades. Nunca del todo. A pesar de este contexto generalizado y excepcional en todo el sistema madrileño de salud, en ningún hospital la proporción de Anestesia e Intensiva en las UCI está ni ha estado tan descompensada como en el Zendal.

Vanesa Lillo, la diputada que solicitó ese desglose de profesionales en el centro de emergencias, dice que se ha estado llevando al Zendal a personal de otros hospitales, “mientras se veían noticias del colapso [de esos otros hospitales]”. En algunos casos, recuerda, se superan los 200 profesionales. Por ejemplo, en La Paz, el hospital que más trabajadores sanitarios cedió, 235. Después, el Marañón, con 162, el Ramón y Cajal, con 152, el 12 de Octubre, con la misma cifra, y 136 el Clínico San Carlos.

“¿Cómo afecta eso a su funcionamiento normal? ¿Qué gestión se está haciendo?”, pregunta de forma retórica Lillo. “Son las consecuencias de hacer un hospital sin profesionales, y de que si tiene pacientes graves los trasladen a hospitales de verdad, porque no hay medios para atenderlos. ¿De qué sirve entonces? Es un ejemplo del caos sanitario de Madrid: desvestir a un santo para vestir a otro”, dice. Y reflexiona sobre esa falta de intensivistas. Cree que está “estrechamente relacionada” con la derivación que se ha hecho desde el Zendal a otros hospitales en varios momentos desde su apertura.

El centro de emergencias, levantado, según la Comunidad, para acoger a todos los pacientes de coronavirus de la región —la presidenta Isabel Díaz Ayuso dijo el día de su apertura que era “el hospital para toda España”– y sobre todo descargar al resto de UCIs de Madrid, ha absorbido alrededor del 35% de los ingresos de los enfermos totales, y, desde el principio, tuvo dificultades para atender a los pacientes críticos, que no estuvieron contemplados en los primeros días de la apertura. Después, durante algunos de los peores picos de los últimos meses, tuvo que derivar pacientes críticos a otros hospitales.

Un hospital para pandemias más mediático que necesario

Los únicos datos que existen sobre esos traslados fueron los obtenidos por este diario a través del Portal de Transparencia, el pasado junio. Entonces, la Comunidad cifró en 227 los críticos que el Zendal había atendido entre finales de diciembre y el 13 de mayo, de ellos, uno de cada cuatro tuvo que ser llevado a otro hospital.

Esos 56 enfermos a los que se movió fue una cifra considerada como “muy alta” por una docena de intensivistas a los que este diario consultó. A pesar de que desde que comenzó la crisis sanitaria, los movimientos entre estas áreas se han ido produciendo —ocurrió sobre todo en la primera ola y generalmente en aquellos centros con menor capacidad—, en ningún caso con la frecuencia con la que se han realizado en el Zendal, que empezó a funcionar cuando ya había pasado la primera y la segunda ola.

19 de aquellos traslados fueron por la necesidad de una máquina de ECMO, que oxigena la sangre del paciente y respira por él y que solo tienen los hospitales de alta complejidad de la región. Por esto se llevó a 10 enfermos al Puerta de Hierro y nueve al 12 de Octubre, los dos de referencia en esta práctica, según informó en su momento una portavoz del departamento de comunicación del centro de emergencias. La unidad de Intensiva de otros hospitales más pequeños, como el de Fuenlabrada, por ejemplo, requirió tres en lo que llevaba de pandemia por este motivo, según informó uno de sus especialistas.

Los otros 37 enfermos fueron derivados “porque precisaban atención por otras especialidades” o “por falta de camas [no tiene un número fijo de plazas aunque su capacidad máxima ha sido de 34]”, tal y como explicó la misma portavoz. Su departamento negó en aquel momento que los traslados se hubieran debido a falta de personal para atender a pacientes graves, algo que aseguraban dos sanitarios que habían trabajado allí y algo que han corroborado después otros dos especialistas más, con una repetida negativa a dar sus nombres “para evitar problemas en el trabajo”, por “miedo a represalias” e, incluso, por “miedo a perder el trabajo”.

El problema desde el origen de los recursos humanos

El pasado febrero, en una entrevista realizada por este periódico, Fernando Prados, el coordinador del Zendal, reconoció que había “un problema” con los recursos humanos del centro. No solo con los de UCI, sino con la plantilla en general, que, según esa respuesta de la Asamblea a Lillo, ha alcanzado los 1.538. El ámbito que más traslados de personal requirió fue el de Enfermería, con 665; después, las auxiliares, con 480; tras ellas, los celadores, 99. En cuanto a facultativos especialistas, el número total ha sido de 154. El mayor número pertenece a Medicina Interna, con 51; en segundo lugar, Anestesia, con 36; y después Cardiología, con 13, y Neumología, con 12. Actualmente, informa una portavoz del centro, hay 1.172 trabajadores en el Zendal, entre todas las categorías.

Para llegar a esos números, ha habido tirantez entre la Comunidad, los hospitales y los profesionales. “Hay un problema, sí. Y un problema de base, no cabe duda. Y está claro que va a generar problemas con los servicios, pero el sistema profesional sanitario es muy complejo, más o menos necesitas 11 años para empezar a trabajar, con lo cual, si te viene una pandemia y no te avisan 11 años antes, no vas a tener médicos suficientes para atenderla”, dijo en aquella entrevista Prados.

Aquello derivó en una serie de decisiones por parte de la Comunidad que provocaron tensiones entre los profesionales, entre los jefes de servicio de los hospitales y entre todos ellos con el Gobierno regional. La Consejería de Sanidad acabó dando la orden de que no se volviese a contratar a ningún profesional que se negase a ir al centro de emergencias.

“Estábamos viendo que había profesionales que si renunciaban a venir, como no hay más en la bolsa, podían ser contratados de nuevo en otro hospital y se libraban de venir al Zendal, por decirlo así”, arguyó entonces Prados, que afirmó que la negativa del personal sanitario a moverse de sus servicios era por “comodidad” y reconoció también que en la decisión de trasladar como fuera a los profesionales había un componente técnico, pero también uno político. Ahora, la perspectiva de Prados no ha podido ser recogida. A la repetida petición de hablar con él o con el jefe de servicio de UCI, el centro no ha contestado.

https://elpais.com/espana/madrid/2021-08-31/la-uci-del-isabel-zendal-solo-ha-utilizado-cinco-intensivistas-y-todos-rotatorios.html

 

EL HOTEL QUE PUSO AYUSO PARA SANITARIOS DEL ZENDAL LO UTILIZARON SÓLO 20 PROFESIONALES

De las 154 habitaciones del hotel AC Madrid Feria se usaron 19 y la Consejería de Sanidad dice que los casi 168.000 euros presupuestados inicialmente se han quedado al final en un coste de 32.094 euros en conceptos de limpieza, lavandería y restauración

El 25 de enero la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, escribía en su cuenta de Twitter: "Esta mañana anunciamos que los sanitarios del Hospital Enfermera Isabel Zendal contarán con un hotel para poder descansar cerca de su lugar de trabajo. Todos aquellos que lo necesiten podrán hacer uso de las instalaciones del AC Madrid Feria a partir del viernes".

El hotel estuvo abierto desde el 29 de enero y hasta el 31 de marzo. Estaba a unos cinco kilómetros del hospital Enfermera Isabel Zendal y contaba con 154 habitaciones dobles de uso individual. Inma Martín, delegada de Sanidad de UGT, quiso saber cuántos profesionales habían podido utilizar el servicio y escribió al Portal de Transparencia para conocer el alcance de la medida que había anunciado la presidenta Ayuso. La respuesta firmada por el director general de Humanización y Atención al Paciente, Alberto Tomé González, fue que solo 20 trabajadores del Zendal habían utilizado en total 19 habitaciones del hotel

"Es una gestión donde se busca más la propaganda, se buscan los titulares y dar publicidad en este caso a su buque insignia, el hospital Zendal, sin que importe realmente el alcance y la utilidad de la medida que se adopta, el coste económico que suponga ni la calidad real del servicio", añade Martín que no entiende que de 1.500 trabajadores que fueron desplazados al Zendal solo 20 se beneficiaran de la medida. "Una de dos, o había una planificación inadecuada del servicio y esta medida no era necesaria o no era tan fácil acceder a ella como dijeron al principio", reflexiona.

El coste inicial de los contratos de emergencia de limpieza, restauración y lenceria fueron 167.947,66 euros pero como solo se utilizaron finalmente 19 habitaciones de las 154 que había, fuentes de la Consejería de Sanidad precisan que el coste final han sido 32.094,44 euros entre las empresas Clece de limpieza, Alliance Vending en restauración y Lavanderías Tritón en servicio de lencería.

La delegada sindical echa cuentas y compara el precio final con lo que se ofrecía a los profesionales. "Los 32.000 mil euros que dice la Consejería que se gastaron entre 20 profesionales serían unos 1.600 por cada trabajador. Eso, como dicen ellos, gastados en ensaladas, sándwiches, lavandería y limpieza de habitaciones me parece un poco excesivo para la calidad real del servicio".

En la respuesta recibida del Portal de Transparencia también figura que los requisitos para acceder a aquellas habitaciones de hotel no eran solo ser profesionales en el Zendal, según la respuesta del Portal de Transparencia había que "ser profesional del SERMAS en contacto directo con pacientes Covid19, que se encuentren conviviendo con personas de riesgo y personal que preste sus servicios en otro hospital distinto al de su puesto de trabajo habitual, siempre y cuando esto suponga un cambio de localidad".

La Consejería de Sanidad no ha podido precisar aún cuántos días usaron las instalaciones del hotel esos 20 profesionales o si hubo algún día en el que todas las habitaciones estuvieran vacías.

 

https://cadenaser.com/emisora/2021/08/08/radio_madrid/1628425808_737718.html

 

SANITARIOS PONEN 'EN ALQUILER' EL HOSPITAL ISABEL ZENDAL "PARA RECUPERAR EL DINERO ROBADO A LA SANIDAD MADRILEÑA"

Un grupo de sanitarios ha publicado un anuncio en Fotocasa a modo de crítica ofreciendo "4 naves industriales de última tecnología en un terreno de 80.000 metros cuadrados"

Un grupo de sanitarios del Isabel Zendal de Madrid ha publicado un anuncio en el portal inmobiliario Fotocasa 'alquilando' las instalaciones del recinto porque, según señalan, no cumple con los requisitos de centro sanitario. "Hemos puesto en alquiler el Zendal por si empresas como @AmazonNewsES les interesa para almacenar sus productos, ya que como hospital no sirve. No ayuda a descongestionar el resto de hospitales del SERMAS y a nosotras no paran de marearnos", señalan en su cuenta de Twitter.

En el anuncio, ofertan "4 naves industriales de última tecnología (los mejores de Europa) en un terreno de 80.000 metros cuadrados", así como "techos altos de 12 metros" y "protección contra incendios con 3 bombas principales". Aclaran, además, que "el alquiler de las naves no incluye el personal forzoso" y que con la renta pretenden "recuperar el dinero robado a la sanidad madrileña".

El 8 de junio de 2020 Isabel Díaz Ayuso anunció la construcción de un hospital de pandemias que se levantó en "tiempo récord" por 50 millones de euros. Después de haber convertido al hospital improvisado de emergencias de Ifema en el mayor escenario de propaganda durante la primera ola –cuando Madrid tuvo un exceso de mortalidad del 140%–, Ayuso quería uno que fuera permanente en la capital y buscó un enclave muy próximo al de la Feria de Madrid, ubicado en el entorno empresarial de Valdebebas, un páramo de oficinas y edificios a medio construir en el noreste de Madrid donde Esperanza Aguirre proyectó el fracasado proyecto de la Ciudad de la Justicia.

El anuncio indignó a todo el sector sanitario. Siete meses después de su inauguración, Ayuso busca una salida para esa infraestructura que ha costado tres veces más de lo presupuestado y que ha convertido en el hito de su gestión, después de haber sido incapaz de sacar adelante en dos años unos presupuestos y solo haber aprobado un proyecto legislativo, la enésima reforma de la ley del Suelo.

Las reclamaciones de los sanitarios en junio de hace un año –y que se mantienen un año después– eran el refuerzo de las plantillas después de cuatro meses exhaustos en los que la sanidad madrileña colapsó y las listas de espera no dejaron de crecer ante la paralización de operaciones quirúrgicas, pruebas diagnósticas y primeras consultas con el especialista. Los pacientes que aguardan seis meses para una cirugía han crecido un 3.500% desde que empezó la pandemia. También la Atención Primaria reclamaba más profesionales –y lo sigue haciendo– ante el nuevo reto que tenían por delante de convertirse en rastreadores y retomar la actividad tras meses dedicados a Ifema.

La presidenta de la Comunidad de Madrid no solo hizo caso omiso a esas peticiones, sino que tres meses después –cuando el hospital Enfermera Isabel Zendal empezaba a ser ya una realidad con unos sobrecostes que casi triplican el presupuesto inicial–, reconoció en una entrevista en Telemadrid –en una más de las polémicas por las que Ayuso ha decidido tomar el control de la televisión pública– que entre sus planes no estaba contratar nuevos sanitarios para el nuevo centro sanitario, sino que lo nutriría de profesionales del resto de hospitales.

 

https://www.eldiario.es/rastreador/sanitarios-ponen-alquiler-hospital-isabel-zendal-recuperar-dinero-robado-sanidad-madrilena_132_8188592.html

EL HOSPITAL DE PANDEMIAS DE AYUSO FUNCIONA A GOLPE DE CONTRATO DE EMERGENCIA CASI OCHO MESES DESPUÉS

El Ejecutivo madrileño desembolsa, al menos, 10,5 millones de euros en la renovación de los principales contratos de servicios adjudicados a dedo

Casi la mitad del montante, unos 4,6 millones, van a parar a Ferrovial por la limpieza, desinfección o el mantenimiento del hospital de emergencias

Mientras desde el Gobierno señalan que en seis meses es imposible sacar una adjudicación por el procedimiento ordinario, la Consejería de Sanidad apunta que la caída del estado de alarma no impide seguir usando la tramitación de emergencia

El Hospital Enfermera Isabel Zendal sigue funcionando a golpe de emergencia. A pesar de que ya han pasado más de siete meses de su inauguración y ocho desde que se concedieron los primeros contratos, el Gobierno de la Comunidad de Madrid ha decidido continuar agarrándose a esta fórmula extraordinaria, sin publicidad, para que el centro estrella de Isabel Díaz Ayuso pueda continuar operando con normalidad. En las últimas semanas, el Ejecutivo regional ha vuelto a encargar por la vía de emergencia los principales trabajos en materia de suministros y servicios, desde la seguridad hasta el mantenimiento de las instalaciones o la alimentación, a todas aquellas firmas que llevan encargándose de estas labores desde el pasado mes de diciembre. El importe total de los nuevos contratos, que recaen en compañías como Eurest o Ariete Seguridad, entre otras, asciende por el momento a 10,5 millones de euros.

De todas estas adjudicaciones llevadas a cabo desde la celebración de los comicios del 4M, la empresa más beneficiada en el momento en el que se redactó esta información fue Ferrovial, que ya solo por los trabajos de construcción del hospital ingresó en su momento algo más de 25 millones de euros. El Gobierno madrileño ha decidido que la filial de servicios de la multinacional dedicada al sector de las infraestructuras continúe encargándose, por 4,6 millones de euros en total, de los trabajos de limpieza, desinfección y mantenimiento de las instalaciones. Unas labores que ya lleva haciendo durante los seis últimos meses y que ahora se prolongarán, según la documentación consultada por este diario en el Portal de la Contratación Pública, hasta que finalice el año.

Los precios acordados con la compañía son similares a los de hace más de medio año. Si el contrato tiene un valor más elevado es, básicamente, por el incremento de la superficie a la hora de desarrollar los trabajos y por el aumento de la duración. También se ha registrado un aumento en relación con la licitación de Eurest, a quien el Ejecutivo regional ha encargado que continúe ofreciendo la alimentación y vending en el centro hospitalario. Por este servicio, la Comunidad de Madrid pagó durante los seis primeros meses de vida del Zendal 1,16 millones, mientras que ahora abonará por lo que resta de año 2,16 millones. Si se hace la traducción teniendo en cuenta la duración de ambos contratos, el coste de los trabajos ha subido de 7.738 euros diarios a 10.585. En este sentido, hay que tener en cuenta que el número de camas abiertas también ha crecido respecto a diciembre.

La seguridad, la lavandería, la gestión de residuos peligrosos y el mantenimiento del equipamiento electromédico de la instalación sanitaria han sido las otras cuatro renovaciones de servicios que se han producido por la vía de la emergencia. De lo primero se seguirá encargando por 1,32 millones y hasta que finalice el año Ariete Seguridad, la firma vinculada a una exconcejala del PP en Alcorcón, mientras que Ilunión continuará lavando la ropa hospitalaria por 382.868 euros. Los residuos peligrosos y la puesta a punto de las máquinas hospitalarias estarán, de nuevo, en manos de Cespa e Ibérica de Mantenimiento, respectivamente. Entre ambas se embolsarán por seguir haciendo estos trabajos 1,18 millones de euros extra.

"En seis meses" es "imposible" adjudicar

En cuanto a los suministros, destacan los de gases medicinales. Por la vía de la emergencia, estos vuelven a caer nuevamente en tres gigantes de un sector enormemente concentrado en nuestro país –existen cinco grandes grupos, según la Asociación de Fabricantes de Gases Industriales y Medicinales (Afgim)–. Air Liquide, Nippon Gases y Sociedad Española de Carburos Metálicos, que ya jugaron un papel relevante en la puesta en marcha del hospital de campaña de Ifema –el hospital milagro de Ayuso hasta la construcción del nuevo hospital milagro de Ayuso–, proporcionarán hasta el próximo 31 de diciembre unos 800.000 metros cúbicos de oxígeno líquido y aire medicinal y casi cuatro millares de botellas de gas comprimido, lo que les permitirá ingresar en sus cuentas otros 592.168 euros.

No han sido las únicas renovaciones que se han producido desde la cita con las urnas. A finales de junio, el Ejecutivo regional también dio luz verde por la vía de emergencia a la licitación centrada en el soporte tecnológico para el Zendal. Hasta finales de septiembre, estos trabajos serán de Accenture por 322.126 euros. El Gobierno, que a finales del año pasado aseguró que dichos contratos se adjudicaban por esta vía de forma provisional para poder sacar los concursos definitivos, se defiende diciendo que "en seis meses" es "imposible sacar los pliegos, que se presenten las empresas y adjudicarlos". Por el momento, no consta en el Portal de la Contratación que se haya iniciado ningún expediente para la adjudicación de estos servicios y suministros por el procedimiento ordinario.

La caída del estado de alarma "no impide el uso de la emergencia"

"No me gustan tantos contratos de emergencia, pero tenemos un proceso muy garantista, algo que está muy bien pero que no está pensado para situaciones de emergencia", señalaba en rueda de prensa a comienzos de junio el portavoz del Ejecutivo regional, Enrique Ossorio. Las declaraciones del dirigente conservador se produjeron justo un mes después de la caída del último estado de alarma. Una vuelta a la normalidad que, sin embargo, no ha frenado el uso de esta vía para la adjudicación de licitaciones. Desde que se puso fin a la situación de excepcionalidad el pasado 9 de mayo, hace algo más de dos meses, el Ejecutivo regional ha desembolsado al menos 21,8 millones de euros recurriendo a este procedimiento de contratación, según los datos recopilados por este diario.

En la lista, más allá del Zendal, hay adjudicaciones de todo tipo. Por ejemplo, 1,3 millones de euros para Cruz Roja por los trabajos de apoyo a la vacunación contra el coronavirus en la comunidad autónoma o 2,73 millones de euros para la UTE –unión temporal de empresas– que conforman Indra y Telefónica para la atención telefónica a usuarios en la campaña de inmunización o el seguimiento de los contactos. También hay obras en centros hospitalarios para adaptarlos al escenario actual de covid, compras de material sanitario o para poner en marcha el sistema de certificado verde digital, un encargo valorado en algo más de 200.000 euros que ha recaído en la tecnológica Indra.

Desde la Consejería de Sanidad recuerdan que "el decaimiento de un estado de alarma no impide el empleo de la tramitación de emergencia prevista en la legislación vigente". "El Gobierno no ha declarado, de acuerdo con la evidencia científica disponible, la finalización de la crisis sanitaria", recuerdan desde el departamento que dirige Enrique Ruíz Escudero, desde donde señalan que la orden regional de medidas preventivas para hacer frente a la crisis tras el final del estado de alarma justifica que las entidades del sector público madrileño puedan "actuar de manera inmediata" para hacer frente a la pandemia, "pudiendo ser de aplicación la tramitación de emergencia a los contratos para prevenir o remediar los daños" derivados del coronavirus. 

Madrid, a la cabeza en contratación de emergencia en pandemia

La Oficina Independiente de Regulación y Supervisión de la Contratación, órgano integrado en el Ministerio de Hacienda, ha situado a la Comunidad de Madrid como la región que más ha recurrido durante la crisis sanitaria al procedimiento de emergencia. Solo entre marzo y finales de diciembre del año pasado, la Oirescon cifra en tres millares el número de licitaciones de este tipo, con un presupuesto base que alcanzaba los 720,2 millones de euros –680 millones si se excluye la administración local–. En Cataluña, se situó en los 658,7 millones de euros, a pesar de que la cantidad de contratos tramitados por el procedimiento de emergencia fue mucho mayor –7.904–.

A comienzos de junio, el catedrático de Derecho Administrativo en la Universidad de Zaragoza y colaborador del Observatorio de Contratación Pública, José María Gimeno, señalaba en conversación con infoLibre que las administraciones están haciendo un uso "demasiado intenso" de este tipo de tramitación. Aunque estemos en una pandemia, explicaba, esta vía no puede convertirse en "ordinaria". En este sentido, apuntaba que esta herramienta está pensada para aquellas situaciones en las que se tienen "unas necesidades sobrevenidas no planificadas" y unas prioridades que son "incompatibles" con los "plazos" habituales de contratación. Sin embargo, avisaba que tras meses de crisis sanitaria, ya existe "posibilidad de planificar a medio y largo plazo".

 

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2021/07/24/el_zendal_continua_funcionando_golpe_emergencia_casi_ocho_meses_despues_inauguracion_122954_1012.html

 

LOS HOTELES MEDICALIZADOS DE MADRID: 4.524 PACIENTES, 1.242 PROFESIONALES Y 1,8 MILLONES DE EUROS

Clece, la empresa de Florentino Pérez, fue la que más ingresó por el contrato de limpieza, 835.799,28 euros

La entrada del hotel Miguel Ángel, en Madrid, uno de los 14 que fueron sanitarizados durante la primera ola de covid, en abril de 2020.

Medicalizar hoteles para alojar enfermos leves fue una de las respuestas que tuvo Madrid para paliar el colapso hospitalario en los momentos más duros de la pandemia. Por ese procedimiento, llegaron a utilizarse 14 hoteles. Más de un año después, una respuesta por Transparencia pone cifras a aquel protocolo. Se atendieron a 4.524 contagiados del virus o sus contactos; trabajaron 1.242 profesionales, sanitarios y no sanitarios, a jornada completa o parcial; el gasto ejecutado hasta el momento asciende a 1,8 millones de euros; y su máximo pico de ocupación ocurrió el 4 de abril de 2020, cuando se alojaron 837 personas en el mismo día.

El Ayre Gran Hotel Colón fue el primero en despejar sus habitaciones y prepararse como espacio sanitarizado para la recuperación de pacientes de coronavirus, el aislamiento de los positivos o las cuarentenas de los contactos estrechos de los contagiados. Abrió el 19 de marzo de 2020, en el momento más crítico de la pandemia. En aquella semana, los enfermos ya habían desbordado la atención primaria y habían llegado como un tsunami a los hospitales: urgencias, plantas de agudos y unidades de cuidados intensivos hacían frente a una avalancha de pacientes que no cesaba y cualquier salida que pudiera darse a los enfermos menos graves era un alivio para los centros. Se activaron 13 hoteles más.

La mayoría no hizo falta durante un largo periodo de tiempo. De media, estuvieron operativos entre 21 y 54 días. Prácticamente todos se abrieron con menos de un mes de diferencia, entre el 19 de marzo y el 7 de abril, y cerraron entre finales de ese mismo mes y mediados de mayo, cuando la primera ola empezaba a descender de manera estable. Hubo tres excepciones, el NH Leganés, que se abrió del 25 de septiembre hasta el 31 de diciembre de 2020; el Vía Castellana, que se activó en dos ocasiones, durante la primavera de 2020 y de nuevo el 1 de octubre hasta el 30 de noviembre; y el Ayre, el primero en prestar ese servicio, que fue también el último en cerrar, lo hizo el pasado 4 de junio, 442 días después.

Un profesional por cada 25-30 camas

Para hacer frente a esa atención, 14 hospitales tuvieron que ceder personal. Según la respuesta de Transparencia, “la distribución de profesionales se ha realizado con el objetivo de racionalizar los recursos humanos disponibles en cada momento teniendo en cuenta la situación epidemiológica y la ocupación de los hoteles”. Se estableció, de manera generalizada, un criterio para “garantizar la asistencia permanente tanto médica como de cuidados de enfermería las 24 horas del día, siete días a la semana”.

Como media en la ratio de profesional por paciente, la Comunidad fijó una enfermera y una técnica en cuidados auxiliares de Enfermería “por cada 25-30 camas en turnos de mañana y tarde, asegurando la presencia de una profesional de cada categoría en turno de noche”. Y, como con estas especialistas, se hizo con los facultativos: “Tanto en jornada de mañana como de tarde, así como las guardias de noche o de 24 horas, en caso de festivos o fin de semana”.

Muchas de estas profesionales, sobre todo de Enfermería, llegaron desde otras comunidades ante la petición de la Comunidad, que no contaba con recursos humanos suficientes para hacer frente al volumen de pacientes que requerían atención. Enfermeras y técnicas se desplazaron desde sus autonomías para formar parte temporalmente de la plantilla de diversos hospitales, de los que dependían los hoteles.

El centro que más sanitarios cedió fue el Gregorio Marañón, 214; después, el 12 de Octubre, 185, y La Paz, 119. En total, 1.242 profesionales trabajaron en los hoteles sanitarizados que, en el caso del Occidental Aranjuez, estuvo también a disposición del personal. En esa cifra, detalla la respuesta de la Comunidad, se incluyen tanto especialistas consultores como personal voluntario de diversas actividades, “siendo en su gran mayoría personal procedente de los hospitales de referencia de cada hotel”.

3.124 camas y 43.229 estancias

El Marriott Auditorium, que dependía del hospital Príncipe de Asturias; el Praga, del del Sureste; y el City House Florida Norte, de la Fundación Jiménez Díaz, fueron los que más camas tuvieron a disposición, con 750, 400 y 300, respectivamente. Los que menos habilitaron fueron Las Provincias, que dependía del hospital de Fuenlabrada (60); el Catalonia Plaza Mayor, del 12 de Octubre (82) —aunque también de este centro dependió el Vértice, con 236 camas—; y el NH Parla, del Infanta Cristina (88). En total, hubo 3.124 plazas a disposición de pacientes o contactos.

Por ellas pasaron 4.524 personas, que contabilizaron 43.229 estancias —es decir, una noche más una comida, que puede ser almuerzo o cena—, a una media de 9,5 días por paciente. Donde más hubo, con mucha diferencia respecto al resto, fue en el Ayre Gran Hotel Colón, el que correspondía al Gregorio Marañón, con 2.077 pacientes, un 45,9% del total, por el número de días que permaneció abierto. Como también contabiliza la mayoría de las estancias, 18.811. Tras ese alojamiento, los que más noches contabilizaron fueron el Vía Castellana, que dependía de La Paz, con 4.061; y el Miguel Ángel, con el Clínico San Carlos como hospital de referencia, con 4.330.

Clece: limpieza por 850.000 euros

La contratación de empresas, desde que llegó la pandemia, ha seguido la misma fórmula: la vía de emergencia. Un procedimiento que habitualmente es excepcional, fue, y aún sigue siendo, la manera de responder a la crisis sanitaria. Desde el hospital de campaña de Ifema, el centro de emergencias Isabel Zendal, hasta los rastreadores o las mascarillas siguieron esta forma. Desde marzo de 2020, y hasta el pasado enero, el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso otorgó a dedo 4.196 contratos por 816 millones de euros, cerca del 5% de su presupuesto anual, según el cálculo que este diario hizo con la información publicada en la web del Gobierno regional, que no cuenta con todos los datos.

Para los hoteles medicalizados, la respuesta de Transparencia desglosa la limpieza, la restauración, la gestión de residuos y la lavandería. El importe total, como gasto ejecutado, hasta el momento, es de 1.803.428,02 euros por contratos por un periodo de 60 días, excepto los últimos del Ayre Gran Colón, entre el 19 de julio y el 31 de agosto de 2020, que tienen una duración de 44 días.

Fue Clece, empresa de servicios que pertenece a la constructora ACS, cuyo presidente es Florentino Pérez, la que más ingresó, por la limpieza: 835.799,28 euros, más 12.390,40 euros por un servicio de desinfección. Después, Serunion, por la restauración, con ingresos por 587.454,07 euros. La gestión de los residuos, que costó 273.128,79 euros, se repartió entre SRCL Consenur (142.777,90 euros) y Cespa (130.350,89 euros). La lavandería, contratada con Ilunion, fue el servicio que menos costó, 81.652,82 euros.

 

https://elpais.com/espana/madrid/2021-07-21/los-hoteles-medicalizados-de-madrid-4524-pacientes-1242-profesionales-y-18-millones-de-euros.html

 

AYUSO DA CUATRO MILLONES MÁS A FERROVIAL POR LA LIMPIEZA Y EL MANTENIMIENTO DEL ZENDAL

La multinacional se lleva dos contratos más sin concurso público, para seguir gestionando los servicios de limpieza y mantenimiento en el hospital de pandemias.

Por la vía de urgencia y sin concurso público. Ferrovial continúa haciendo caja con la gestión de algunos servicios en el Hospital Enfermera Isabel Zendal, la apuesta de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, para frenar la pandemia. Según dos contratos, publicados recientemente en el portal de transparencia de la Comunidad de Madrid, el gigante de la construcción renueva su presencia en los servicios de limpieza y mantenimiento al precio de más de 4 millones de euros.

Así, un contrato del 28 de junio asigna a esta multinacional 1.475.278,94 para el servicio de mantenimiento del edificio e instalaciones por casi 8 meses. Con este pliego renueva esta labor que ya realiza desde diciembre de 2020, cuando recibió la adjudicación de un contrato por 1.125.212,75 para seis meses.

Del otro lado, el 15 de julio la Consejería de Sanidad adjudicaba a Ferrovial la renovación en la gestión del servicio de limpieza, desinfección, desinsectación y desratización para el hospital de pandemias, por un montante de 3.130.662,57 para siete meses. El pasado 11 de enero conseguía el primer contrato para tal labor, por un total de 2.185.269,49.

La administración de Díaz Ayuso entrega cuatro millones más a Ferrovial, empresa que ya acumula casi ocho millones por su gestión en el hospital de pandemias

Así, la administración de Díaz Ayuso entrega cuatro millones más a la empresa de Rafael del Pino, sumando casi ocho millones por la gestión en el hospital de pandemias, que abrió sus puertas el pasado diciembre de 2020. Un hospital con un sobrecoste reconocido del 50%, planeado por 50 millones de euros y que ya acumula más de 100 millones en su factura.

Del Pino es un multimillonario que ocupa el número cuatro en la lista Forbes en España, con un patrimonio de 3.000 millones de dólares. Esta empresa de construcción lleva ya tiempo en el sector sanitario y acumulando servicios concedidos por distintas administraciones del Partido Popular en Madrid. Así, en 2019 anunciaba la consecución de seis contratos para la limpieza en seis hospitales por valor de 80 millones de euros.

 

https://www.elsaltodiario.com/coronavirus/ayuso-cuatro-millones-mas-ferrovial-limpieza-mantenimiento-zendal

 

EL ZENDAL FRENA EN SECO LA SALIDA DE MÉDICOS POR LA NUEVA OLA: SE DUPLICAN LOS INGRESOS

El hospital llevaba semanas reduciendo su personal ante la caída de enfermos, pero el último repunte ha provocado que la consejería ordene dar marcha atrás

La nueva ola de contagios no tiene nada que ver con las anteriores. Aunque la incidencia acumulada está creciendo, el avance de la vacunación sobre el público más vulnerable se nota y los ingresos están lejos de igualar cotas previas, también los fallecimientos. Esto había hecho que en las últimas semanas el Hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal (HEEIZ), de la Comunidad de Madrid, hubiese continuado con su 'operación salida' para devolver a los médicos a sus centros de origen, pasando de 133 a 50, el 37%. Sin embargo, el repunte de ingresos estos días ha hecho que la Consejería de Sanidad dé un frenazo en seco para volver a reclamar a quienes se habían marchado. En la última semana, ha pasado de 79 a 179 pacientes y ya hay ocho facultativos que han tenido que volver. Las controvertidas instalaciones, creadas para hacer frente a la pandemia, iban ya rumbo a su nueva realidad. Con prudencia, las autoridades apuntaban que se reconvertiría en vacunódromo masivo, primero, y luego albergaría otros usos ajenos al covid-19 cuando este acabara. Ahora, la llegada de esta nueva ola de ingresos hace que el Gobierno regional frene sus planes y opte por volver a ampliar una plantilla que no es propia y que está formada por sanitarios que venían de otros puntos del territorio madrileño.

En una semana, la comunidad ha doblado la incidencia acumulada en 14 días: de 157,7 casos a 339,95. Los hospitales han pasado de tener ocupado el 2,54% de las camas al 3,48%. Los datos de este repunte no tienen una incidencia significativa, al menos de momento, en las unidades de cuidados intensivos (UCI), donde la región ha pasado de tener ocupado el 10,43% al 9,98%, según los datos del Ministerio de Sanidad actualizados a 15 de julio, que sitúan Madrid por debajo de la media salvo en intensivos. Hasta que la consejería ha comenzado a recuperar sanitarios para el Zendal, 83 médicos habían ido saliendo del centro desde el pasado mes de marzo, cuando distintas fuentes sanitarias coinciden en señalar los primeros pasos para ir reduciendo la presencia de estos profesionales en las instalaciones. Los repuntes de la cuarta ola frenaron esa 'desescalada', pero finalmente había seguido dándose gradualmente hasta llegar a ese 37%. Esa tendencia ya se ha revertido, pero previsiblemente volverá a activarse próximamente. Fuentes de la Consejería de Sanidad apuntan que entre quienes se han ido del hospital de pandemias hay dos tipos de casos: aquellos que han solicitado salir de allí y quienes han sido reclamados por sus hospitales de origen. Muchos de los sanitarios que han estado y están en el Zendal fueron forzados a integrarse en sus filas y han salido de allí en cuanto han podido.

No son los únicos trabajadores cuyo número se había visto reducido en el enclave, ya que el total de empleados del HEEIZ ha pasado de 1.398 a 1.150 en estos momentos. La bajada total es de 248 personas, una cifra importante, pero en una proporción mucho menor que la reducción que habían experimentado entre los facultativos. La razón reside en que el centro, pese a la escasez de enfermos de covid, no ha dejado de funcionar, sino que ha reconducido sus funciones en los últimos meses. Conforme se ha ido vaciando de contagiados de coronavirus, ha ido incrementando su labor como punto de vacunación masiva de la Comunidad de Madrid, llegando a vacunar a más de 40.000 personas en un fin de semana y más de 900.000 desde que comenzó a administrar dosis. En este nuevo rol, siguen teniendo amplia presencia las enfermeras, las auxiliares e incluso los celadores, pero no tanto los médicos. Estos habían visto cómo el número de pacientes se había desplomado y habían pasado de tener cerca de 600 enfermos atendidos a tan solo 79, un dato que ahora ha crecido a más del doble. De esos 179 que se encuentran en el Zendal, 144 están en hospitalización, 17 en las unidades de cuidados respiratorios intermedios (UCRI), seis en la unidad de cuidados intensivos (UCI) y 12 en rehabilitación. En estas labores, además de los médicos, actúan también 349 enfermeras y auxiliares. Entre los profesionales que fueron desplazados al icónico hospital, muchos de ellos están contratados bajo los llamados 'contratos covid', pensados exclusivamente para el refuerzo frente al coronavirus. Estos llegaron en un primer momento a alguno de los centros de la región y luego fueron llevados al Zendal a finales de 2020 bajo una orden que preveía represalias en el futuro si no aceptaban el traslado. "Tenía claro que en cuanto pudiese me volvía" Uno de los médicos que entraron por las puertas del centro el 30 de diciembre, tras haber sido avisado un día antes, fue Jacobo, proveniente del Hospital de Coslada. Relata que poco a poco empezaron a ser demasiados facultativos para los enfermos que había y que la dirección comenzó a preguntar a aquellos que llevaban desde el inicio si deseaban regresar a sus puestos previos. "Desde que llegué, yo lo he hecho lo mejor que supe, pero tenía claro que en cuanto pudiese me volvía", asegura en conversación telefónica, en la que cuenta que ya está de vuelta en su centro anterior y que alguno de sus compañeros ha tenido que regresar ya al Zendal. Él, de 32 años, explica que no estaba de acuerdo con la forma en que se había movilizado el personal del centro, en referencia a las cláusulas que forzaban a los sanitarios a aceptarlo. "Al principio, vimos que todo era como muy de improvisación, sin saber muy bien qué teníamos que hacer. Se juntó un poco todo. Éramos un montón de gente joven que no se conocía y que se tenía que coordinar. Había una descoordinación...", relata Jacobo, especializado en Medicina Interna, que reconoce que se ha ido perfeccionando la forma de trabajar con el paso de los meses, mejorando la organización pese a las dificultades.

Jacobo se encuentra entre los 11.000 sanitarios con 'contratos covid' que han sido renovados hasta final de 2021. Javier (nombre ficticio) es otro de los profesionales sanitarios, auxiliar de enfermería, que ha estado durante meses en el hospital ubicado en el barrio madrileño de Valdebebas. Se incorporó poco después de abrir sus puertas y supuso desde un principio un problema en su día a día, ya que le obligaba a un desplazamiento de alrededor de dos horas con el que antes no contaba y sin saber por cuánto tiempo sería. "Han estado cambiándonos de horarios y de planilla todo el rato. Era imposible planificar nada", señala este trabajador, que prefiere que no se precisen más datos sobre él. Ana también es auxiliar y ha pasado de atender a los pacientes de UCRI y UCI a engrosar ahora el equipo de vacunación. Ella dice estar "encantada", aunque hay aspectos mejorables, como la coordinación para establecer los calendarios. "Cuando entramos, estaba todo por montar y fue el caos del momento. Se podía haber hecho mejor, pero ha sido muy bueno y muy positivo", afirma esta profesional, que se resigna a que su futuro próximo estará marcado por la inestabilidad porque, "con la pandemia, nunca se sabe".

Los planes del Zendal

Tras haberlo reconvertido en vacunódromo masivo, la consejería tiene previsto rediseñar el uso del centro, que costó más de 100 millones de euros, para seguir sacándole partido en el futuro una vez la epidemia remita por completo. Fuentes del área que dirige Enrique Ruiz Escudero explican que prevén la instalación de un centro de coordinación del Servicio de Urgencia Médica de la Comunidad de Madrid (Summa), así como un nuevo laboratorio regional de salud pública. En paralelo, su idea es que continúe sirviendo como almacén principal del Servicio Madrileño de Salud (Sermas) y que permita apoyar la hospitalización de los pacientes que se vean afectados por las obras del Hospital de La Paz. En los últimos días, la propia Isabel Díaz Ayuso ofreció el Zendal a Pedro Sánchez para que lo tenga disponible ante hipotéticas situaciones de emergencia sanitaria en el futuro.

 

https://www.elconfidencial.com/espana/madrid/2021-07-19/zendal-vacio-sin-medicos-aumento-contagios_3175968/

 

EL ISABEL ZENDAL TRASLADÓ AL 24,6% DE SUS ENFERMOS CRÍTICOS A OTROS HOSPITALES DE MADRID

El centro de emergencias derivó a otras UCI del sistema público a 56 pacientes graves entre finales de diciembre y el 13 de mayo

Entre finales de diciembre y el 13 de mayo, el Isabel Zendal tuvo 227 pacientes críticos, el 24,6% tuvieron que ser trasladados desde su UCI a unidades de otros hospitales de Madrid, según la información obtenida a través del Portal de Transparencia. Esta cifra de derivaciones, 56, ha sido considerada como muy alta por una docena de intensivistas consultados por este periódico. Desde que comenzó la pandemia, los movimientos entre estas áreas donde se trata a los pacientes más graves, los que no pueden respirar por sí mismos, se han ido produciendo. Ocurrió sobre todo en la primera ola y mayoritariamente en aquellos centros con menor capacidad, en ningún caso con la frecuencia con la que se han realizado en el Zendal, que se inauguró el 1 de diciembre y empezó a acoger enfermos graves a mediados de aquel mes, cuando ya habían pasado la primera y la segunda.

De esos 56 traslados, 19 fueron por la necesidad de una máquina de ECMO [en su traducción al castellano, oxigenación por membrana extracorpórea], que oxigena la sangre del paciente y respira por él y que solo tienen los hospitales de alta complejidad de la región. Por esta razón fueron trasladados 10 enfermos al Puerta de Hierro y nueve al 12 de Octubre, los dos de referencia en esta práctica, según informa una portavoz del departamento de comunicación del centro de emergencias. La unidad de Intensiva de Fuenlabrada, por ejemplo, ha requerido tres en toda la pandemia, por este motivo, cifra uno de sus especialistas.

Los otros 37 enfermos fueron derivados “porque precisaban atención por otras especialidades” o “por falta de camas [el Zendal ronda las 26, porque no tiene un número fijo de plazas]”, especifica la misma portavoz, cuyo departamento niega que los traslados se efectuaran por falta de personal para atender a pacientes graves, hecho que confirman dos sanitarios que han trabajado en el Zendal.

A este movimiento de pacientes críticos entre las UCI de Madrid se le conoce como “Corredor UCI”. Tenía, y tiene, un objetivo: convertir todas las unidades de Intensiva de Madrid en una sola para conseguir dar atención a todos los pacientes. Los motivos por los que se piden, y se hacen, son básicamente dos, y no todos los hospitales los han necesitado por igual.

¿Por qué se trasladan pacientes?

Uno de ellos es la necesidad de esa máquina de ECMO, que muchos servicios de UCI han requerido a lo largo de la crisis sanitaria. Otros hospitales, los de mayor tamaño, con más capacidad para asumir críticos, no han necesitado hacer ninguna derivación, como el Gregorio Marañón. Y algunos, los más pequeños, las necesitaron muy pronto y de forma más continua, sobre todo en la primera ola, por la cantidad de enfermos que llegaron.

Las UCI de Madrid alcanzaron a tener su pico, el 5 de abril, 1.520 pacientes graves ingresados para un total de 468 camas en hospitales públicos y 141 en privados. Aún así, hubo hospitales de menor tamaño, como el Infanta Sofía de San Sebastián de los Reyes, que no han llegado a la decena de traslados en toda la pandemia, según cifra uno de sus profesionales sanitarios.

Los intensivistas consultados, que prefieren mantener el anonimato, explican por qué la cifra del Zendal es muy alta. “No se puede comparar hacer traslados hace un año que ahora, aquel momento fue de colapso absoluto, era la guerra, nada que ver con diciembre, aunque las UCI han estado casi en ola continua desde agosto pasado hasta hace dos semanas, la situación ya no era la misma”, dice uno de ellos.

Otro facultativo apunta que “lo primero que hay que entender es que los traslados se hacen por un buen motivo, que es dar la mejor atención posible a los pacientes, los que estén hechos, bien hechos están”. Sin embargo, añade, “la cuestión es por qué un hospital necesita hacer tantos, y es porque hay algo que no funciona bien”. Un tercer médico pone un ejemplo: “Si en el pico más alto llegaron a tener 500 pacientes y más o menos un 10% necesita cama de UCI y solo tenían personal para 20 o 30, el resto había que derivarlos para poder dar una adecuada atención”.

 

https://elpais.com/espana/madrid/2021-06-10/el-zendal-traslado-al-246-de-sus-enfermos-criticos-a-otros-hospitales-de-madrid.html

 

AYUSO RENUEVA EL CONTRATO QUE DIO A DEDO A LA EMPRESA DE UNA EXCONCEJALA DEL PP PARA VIGILAR EL ZENDAL

Ariete Seguridad se encargará de la custodia del hospital de emergencias hasta final de año por 1,3 millones de euros, que se suman a los 800.000 euros que ha recibido hasta ahora

La Comunidad de Madrid vuelve a confiar en la empresa familiar de Silvia Cruz Martín, exconcejala del PP en Alcorcón, para vigilar el Hospital Enfermera Isabel Zendal. Esta firma, Ariete Seguridad, se hizo con el contrato a mediados de noviembre. Fue sin concurso público, por la vía de emergencia, que habilita a la Consejería de Sanidad a firmar discrecionalmente con la empresa que crea conveniente -para el primero de estos contratos ni siquiera se pidieron presupuestos alternativos, como reconoció a la SER un portavoz del departamento que dirige Enrique Ruiz Escudero-.

Ahora ese contrato se renueva por otros siete meses y medio. Ariete Seguridad seguirá cobrando lo mismo -17,99 euros brutos por vigilante y hora-, pero como se aumenta la dotación de personal, también se incrementa el importe del contrato. Si en su primera versión alcanzaba los 808.000 euros por seis meses de trabajo -IVA incluido-, ahora supera los 1,3 millones de euros por otros siete meses y medio -también con impuestos-. En total, una adjudicación de más de 2,1 millones de euros sin concurrencia de otras empresas.

Hace un año que el gobierno regional decidió construir un hospital de pandemias para aumentar la capacidad del sistema sanitario por el COVID-19. Se tramitó a través del mecanismo de contratación excepcional que contempla la legislación para situaciones de emergencia, pero doce meses después cualquier suministro o servicio que requiere ese hospital sigue contratándose por esta vía. Incluso se renuevan algunos de esos contratos sin publicidad, ni competencia -como en este caso-, a pesar de que la vigilancia de las instalaciones es una necesidad estructural en cualquier centro sanitario.

La Consejería de Sanidad argumenta que “la enorme carga de trabajo de los servicios centrales del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS)” ha impedido la contratación por vía ordinaria. Lo dice en la resolución en la que amplía el plazo de ejecución del contrato. Cita como causas el temporal Filomena, la puesta en marcha de la vacunación, la dotación del propio Isabel Zendal o la adecuación de sus espacios para la asistencia sanitaria -la Consejería ha tenido que aprobar recientemente el gasto de otros 2 millones de euros para acondicionar el pabellón 3 como unidad de hospitalización-.

El alto cargo que firma la prórroga es el viceconsejero de Asistencia Sanitaria, Juan Jorge González Armengol, que ya tuvo que responder por este contrato ante la Asamblea de Madrid en la legislatura que acaba de concluir. Fue a comienzos de marzo, cuando ya advirtió a los diputados de que la tramitación por vía ordinaria iba con retraso. “Probablemente no lleguemos”, reconoció González Armengol, que estimaba que la Consejería necesitaría “al menos seis meses” para completarla.

El viceconsejero también negó cualquier trato de favor en la adjudicación a dedo: “Yo no sabía ni siquiera el nombre de la empresa cuando firmé la resolución, ni tenía el conocimiento de que fuera de tal o cual persona”. La oposición consideró esas explicaciones insuficientes y González Armengol salió de sede parlamentaria con unas cuantas banderillas. “Tiene patas arriba la justificación de la contratación”, le espetó la entonces diputada María del Carmen López, del PSOE. Alodia Pérez, de Más Madrid, le afeó que contratara “a dedo y con afines al Gobierno”. Un comportamiento “poco estético”, según le dijo Carolina Alonso, de Unidas Podemos. Incluso el socio preferente, Vox, le preguntó si era capaz de afirmar que había cumplido con el principio de igualdad de trato. Fue la diputada Ana Cuartero, que terminó respondiéndose a sí misma: “la verdad es que no tiene buena pinta”, le dijo.

Silvia Cruz llegó a la política local de Alcorcón en 2011, de la mano del popular David Pérez, actual consejero de Vivienda en funciones de la Comunidad de Madrid. Ese año Pérez ganó las elecciones en Alcorcón y se convirtió en alcalde de la localidad. A Cruz le asignó las funciones de concejala de Servicios Sociales. Ambos repitieron la hazaña cuatro años después y ella se convirtió en la ‘número dosʼ de Pérez en el equipo de gobierno municipal, pero la ahora directiva no llegó a completar el mandato. Renunció en el verano de 2017 por “motivos personales” que algunas fuentes vincularon directamente con la marcha de la empresa familiar, Ariete Seguridad. El entorno de Cruz niega que actualmente mantenga algún vínculo con los populares madrileños.

 

https://cadenaser.com/emisora/2021/06/09/radio_madrid/1623220766_932473.html

AYUSO VUELVE A ADJUDICAR A DEDO EL CONTRATO DE SEGURIDAD DEL ZENDAL POR 1,3 MILLONES A LA EMPRESA DE UNA EXCONCEJALA DEL PP

El portavoz del Gobierno, Enrique Ossorio, ha defendido en rueda de prensa que "el procedimiento normal de contratación es una frustración"

La Comunidad de Madrid que preside Isabel Díaz Ayuso ha adjudicado de nuevo a dedo un contrato para la seguridad del hospital Zendal a la empresa en la que una exconcejala de Alcorcón por el PP Silvia Cruz Martín figura como administradora única, ha adelantado la Cadena Ser y confirmado elDiario.es. Si el primer contrato se adjudicó por 808.000 euros para una duración de seis meses, el importe asciende ahora a 1,3 millones por un periodo de siete meses y medio.

 Ariete Seguridad S.A. se ha llevado por tanto dos contratos de la Comunidad de Madrid por en total 2,1 millones de euros. La empresa es propiedad de la familia de la también ex teniente de alcalde de Alcorcón en el Gobierno en el que David Pérez –actual consejero de Vivienda y administración local– fue alcalde de la localidad.

Para el primer contrato, el Gobierno regional justificó que se había contratado "a una empresa que ya ofrece este servicio en hospitales de la red pública" y argumentaron que se debía a las prisas para su inauguración. Pese a que el hospital ya lleva más de seis meses funcionando, el Ejecutivo de Ayuso ha vuelto a recurrir al contrato de emergencia –sin concurrencia pública– para adjudicar el contrato a la misma empresa.

El portavoz del Gobierno regional en funciones, Enrique Ossorio, justifica ahora la nueva concesión sin publicidad alegando que "se han atravesado momentos muy complicados durante la pandemia" y que hasta él ha tenido que recurrir a estos contratos como consejero de Educación. "Si vas al procedimiento normal de contratación tardas más de seis meses, eso es una frustración", ha defendido el portavoz.

"En este caso concreto el contrato que se dio fue para seis meses. Mi experiencia dice que en seis meses es absolutamente imposible sacar los pliegos, sacar la licitación, que se presenten las empresas y adjudicarlo. Es totalmente imposible", ha insistido. Ossorio también ha asegurado que aunque se hubiera tramitado por urgencia "tampoco habría salido" porque solo "acorta los plazos".

También el consejero de Sanidad en funciones, Enrique Ruiz Escudero, ha justificado este miércoles que la Comunidad de Madrid haya realizado contratos de emergencias para hacer frente a la "avalancha de trabajo" que ha generado la pandemia de Covid-19. El titular de Sanidad ha defendido además que "no se ha adjudicado a dedo" y lo que ha ocurrido es que "se ha prolongado el servicio que estaba prestando esta empresa". "Fruto de la pandemia, los órganos de contratación se han visto sometidos a una presión descomunal", ha afirmado Escudero en un acto celebrado en el Hospital Gregorio Marañón.

 

https://www.eldiario.es/madrid/ayuso-vuelve-adjudicar-dedo-contrato-seguridad-zendal-1-3-millones-empresa-exconcejala-pp_1_8019761.html

 

LOS DOCUMENTOS DEL ZENDAL: ESTAS SON LAS 65 EMPRESAS QUE HAN HECHO NEGOCIO CON EL 'HOSPITAL MILAGRO' DE AYUSO

Cuatro meses después de la inauguración de las instalaciones, infoLibre analiza todas las adjudicaciones, que ya suman un desembolso que se acerca a los 160 millones de euros

Ferrovial es la que más se ha embolsado con el centro: 29,3 millones de euros, de los que 25,7 millones fueron por la construcción y 3,6 millones por suministros y servicios

El 84,6% del desembolso hasta la fecha tiene que ver con la construcción de las instalaciones, frente al 2,1% que se corresponde con los trabajos de cuatro estudios de arquitectura y el 13,3% de la compra de material, puesta en marcha de soluciones tecnológicas o servicios como la limpieza y la seguridad

Publicamos esta información en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información que recibes depende de ti.

Los primeros rayos de sol iluminan una escena en la que ella es la principal protagonista. La presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata conservadora a las elecciones del 4M, Isabel Díaz Ayuso, se ata los cordones de sus zapatillas deportivas, se abrocha bien la chaqueta y calienta los músculos. Con todo listo, comienza su particular carrera –electoral– hacia una Real Casa de Correos que se ha convertido en su oficina en los dos últimos años. Un recorrido que le lleva, a pesar de estar realmente a una veintena de kilómetros del centro de la capital, por la que ha sido una de las principales apuestas en gestión sanitaria del actual Ejecutivo regional y pilar de la propaganda que emana desde hace meses de la Puerta del Sol: el Enfermera Isabel Zendal. Un hospital que, como era de esperar, está ganando protagonismo en la campaña electoral y cuya factura, cuatro meses después de su inaguración, se acerca a los 160 millones de euros.

El levantamiento del centro sanitario, que desde su apertura ha atendido casi cuatro millares de ingresos, ha supuesto una vía de negocio importante para decenas de empresas. En concreto, según los datos recopilados por infoLibre en base a los documentos que el Ejecutivo regional ha ido haciendo públicos en los últimos meses, para 65 firmas de todo tipo. La parte más importante del pastel se la han comido las constructoras. Algo más de ocho de cada diez euros –el 84,8% de la factura actual– se han desembolsado por las obras de la infraestructura: 133,4 millones de euros. A esto hay que añadir otros 3,4 millones de euros para aquellos estudios de arquitectura que se han encargado de la elaboración de los proyectos. Y en cuanto a los suministros y la prestación de servicios de todo tipo, la factura se sitúa en los 20,79 millones de euros. En total, el coste del Zendal se sitúa, por el momento, en los 157,6 millones de euros.

Siete constructoras

El 8 de junio de 2020, con la región recién llegada a la Fase 2 de la desescalada, la presidenta madrileña se encargó de desvelar que ese proyecto de hospital de emergencias al que había hecho mención en alguna entrevista se levantaría finalmente en Valdebebas. "Madrid sigue trabajando con certidumbre y pasos hacia adelante, pero tenemos que prevenirnos ante cualquier adversidad e imprevisto, bien por el covid-19 o por otras epidemias para el futuro", dijo la dirigente conservadora en el acto de colocación de la primera piedra de la ampliación de Ifema. Cuatro meses después, en su reunión del 7 de octubre, el Consejo de Gobierno autorizó un gasto de 48,57 millones para dichas obras. Ese era el presupuesto inicial. Sin embargo, la introducción de una serie de mejoras terminó por disparar el coste hasta los 133,4 millones. Casi el triple.

El pedazo de la construcción, el trozo más grande de todo el pastel del Zendal, se lo han repartido entre siete constructoras diferentes, que se encuentran entre las más potentes del país. San José, encargada de levantar uno de los módulos del centro en el que actualmente se centra parte de la vacunación, fue la que más ingresó por sus trabajos: 28,1 millones de euros. Le siguen Ferrovial y Dragados, con 25,7 y 25,4 millones, respectivamente. La Unión Temporal de Empresas (UTE) integrada por los grupos Joca y Urvios, por su parte, se embolsó 18,3 millones, de los que la inmensa mayoría fueron por la puesta en marcha del Centro de Usos Múltiples –el edificio principal en el que se ubican la sala de prensa o la de coordinación de crisis sanitarias, entre otras– y 1,6 millones para el acondicionamiento de espacios para la puesta en uso de la nueva sede del Servicio de Coordinación de Urgencias del Summa 112.

Sacyr y Viales y Obras Públicas, que se han embolsado 14,9 y 13,1 millones de euros, respectivamente, completan la lista de beneficiados del expediente principal del Zendal. No obstante, no es el único que gira alrededor de la construcción. Las obras de urbanización cayeron en manos de Fatecsa. En un primer momento, el coste de estos trabajos se cifró en 3,8 millones de euros. Sin embargo, como ha ocurrido con toda la construcción, han sido necesarias algunas ampliaciones de las labores que han terminado por duplicar el gasto. Al final, el desembolso por esta cuestión se ha situado en los 7,9 millones de euros.

Cuatro estudios de arquitectos

El Enfermera Isabel Zendal echó a andar a comienzos de diciembre. Fue una inauguración a bombo y platillo, retransmitida en directo y en la que la presidenta regional estuvo arropada por los pesos pesados de su partido mientras decenas de sanitarios se concentraban a las puertas para protestar contra los traslados forzosos de otros centros a las nuevas instalaciones de Valdebebas. Casi desde el primer anuncio, el Gobierno madrileño ha tratado de vender el levantamiento del nuevo centro como una hazaña que maravillaría al mundo entero. Por eso, no ha dudado en resaltar una y otra vez las diferencias entre este hospital y el que se puso en marcha en Wuhan (China) durante la primera ola de la pandemia. Una de ellas, el tamaño. Mientras que las instalaciones chinas ocupaban 25.000 metros cuadrados, las madrileñas rondaban los 80.000, tres veces más.

El proyecto ha contado con la participación de cuatro estudios de arquitectos diferentes. De ellos, el que más negocio ha hecho con la infraestructura fue Estudio Chile 15, que según la información que consta en el Portal de la Contratación de la Comunidad de Madrid se embolsó 1,8 millones de euros por una parte de los estudios y la dirección facultativa. Le sigue, a mucha distancia, Eacsn. Esta firma se encargó, en concreto, del módulo B2. En un primer momento, dichos trabajos se presupuestaron en unos 196.000 euros. Sin embargo, el encargo tuvo que ampliarse. "Una vez comenzadas las obras, se han puesto de manifiesto determinadas necesidades que no estaban previstas en el anteproyecto redactado", explicaba el Ejecutivo regional en una adenda fechada en octubre de 2020. Labores adicionales que acabaron por subir la factura hasta los 615.013 euros.

Aidhos, por su parte, se hizo cargo de todo aquello vinculado al módulo C, una adjudicación cifrada en 454.466 euros. Sin embargo, no ha sido su única tarea en el megacomplejo sanitario. A comienzos de marzo, el viceconsejero de Asistencia Sanitaria, Juan González Armengol, firmó una nueva resolución para cubrir "otras necesidades imprescindibles" en lo referente al Servicio de Coordinación de Urgencias del Summa 112. La firma de arquitectos se encargará de la redacción del proyecto y la dirección, cobrando por ello otros 105.838 euros. En total, por ambos encargos, la factura se coloca en los 560.305 euros.

De los cuatro estudios, el que menos se ha embolsado por sus trabajos ha sido Árgola: 415.968 euros por las labores centradas en el módulo B1 del Enfermera Isabel Zendal. No es la primera vez que el Ejecutivo regional recurre a esta firma para sus proyectos hospitalarios. Esta empresa, que tiene entre sus especialidades las infraestructuras sanitarias, también ha trabajado en el Gregorio Marañón. Lo mismo sucede con Eacsn o Aidhos. La primera, según refleja en su propia página web, se hizo cargo del proyecto y dirección de arquitectura del Infanta Cristina o el Hospital del Henares. La segunda, del Puerta de Hierro de Majadahonda.

Medio centenar de empresas de suministro y servicios

El resto de contratos que se conocen hasta la fecha tienen que ver con los servicios y el suministro de material de todo tipo. En total, 20,79 millones de euros que se han repartido entre 55 empresas diferentes, una de ellas repetida en las categorías anteriores. De todo este pastel, el que se ha llevado el pedazo más grande ha sido, de nuevo, Ferrovial: 3,57 millones de euros por el suministro de bancos de vestuario y los servicios de limpieza y desinsectación y el de mantenimiento del edificio e instalaciones. Le sigue El Corte Inglés, que se ha embolsado 2,9 millones por, entre otras cosas, la venta de diferente equipamiento, mobiliario y soluciones tecnológicas –esto último a través de Informática El Corte Inglés–. Cierra el podio General Electric, que ha cobrado 1,6 millones por ecógrafos, portátiles RX o respiradores.

También por la venta de estos equipos de ventilación se ha embolsado un millón de euros Getinge, frente al millón y medio con el que se ha hecho Hillrom por las de camas. En esa frontera se mueve también Eurest Colectividades. A esta compañía se le ha adjudicado el servicio de alimentación y vending del hospital milagro de Ayuso, que se prolongará –por el momento– hasta comienzos de mayo. Seis meses por los que la firma ingresará 1,1 millones de euros.

Una factura superior al medio millón de euros le han pasado al Ejecutivo regional por sus servicios otra media decena de compañías: Ibérica Mantenimiento, Arjo, Comercial Hostelera, Ariete Seguridad e Ilunión. De todos ellos, los más importantes son los dos últimos contratos. A la primera, vinculada a una exconcejala del PP en el Ayuntamiento de Alcorcón, se le ha encargado la seguridad del hospital por 808.000 euros, mientras que la segunda se centra en el servicio de lavandería por 907.000 euros.

Otras 16 firmas han ingresado más de 100.000 euros por sus trabajos ligados al Zendal. Son, en concreto, Global Dominion, Sociedad Española de Carburos Metálicos, Nippom Gases España, Salvador Navarro, Bechtle Direct, Siemens, DXC Technology, Telefónica, Inmoclinic, Tecnologías Plexus, Neabranding, RPG, Helianthus, Cespa Gestión de Residuos, Draguer y Metro (C. Investments). Algunas de ellas, como la multinacional española de telecomunicaciones, por la implantación de las soluciones tecnológicas en el centro. Otras, como Carburos Metálicos o Nippom, por el suministro de gases medicinales. De todos, el más jugoso es el que se llevó la última firma por el suministro de carros médicos: 499.765 euros.

Por debajo de la anterior barrera, los contratos analizados por este diario sitúan a 28 compañías. De ellas, la factura supera los 25.000 euros en una quincena: Intersurgical España, Suministros Energéticos Madrid, Inetum, Kyocera Document, Gestión de Proyectos y Tecnología Médica, Distrauma, Fresenius, Air Liquide, Instrumentación y Componentes, Cardiva, Accenture, Agfa Healthcare, Radiología SA, Conurma Ingenieros y Comercial Española de Equipamiento e Instalaciones. Esta última, por ejemplo, ha ingresado 97.399 euros por suministrar equipamiento auxiliar de cocina.

Algo más modestos fueron los contratos con los que se hicieron AJL, P. Fernández, Ingeniería y Prevención de Riesgos, Cahnos, Ambú, Matachana, Biomag, Hasn&Rüth, I+P Ingeniería, Hospital Hispania, Anatómicos Madrid, KRZ o Severiano Servicio Móvil. Dentro de este grupo hay adjudicaciones de todo tipo y de todo valor. Por ejemplo, hay una de 18.143 euros por la compra de una reenvasadora de medicamentos. Otras para la adquisición de sillas de ruedas, duchas, broncoscopios o electrocardiógrafos. Los más baratos, los de las tres primeras firmas para el suministro de presurizadores de suero, de un videolaringoscopio o los servicios de coordinación de seguridad y salud para el proyecto de instalación de los elementos informáticos y de comunicaciones. Todos ellos, por debajo de los 2.000 euros.

 

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2021/04/20/los_documentos_del_zendal_estas_son_las_empresas_que_han_hecho_negocio_con_hospital_milagro_ayuso_119435_1012.html

 

 

LA FACTURA DEL ZENDAL SIGUE SUBIENDO: 20,8 MILLONES EN 70 CONTRATOS A DEDO

  

La Comunidad de Madrid sigue recurriendo a la fórmula de la contratación por la vía de emergencia, que debería ser excepcional, para responder a la crisis sanitaria.

La puesta en marcha y funcionamiento del hospital Enfermera Isabel Zendal, inaugurado a finales del año pasado, no han sido una excepción.

Según la información hecha pública hasta el momento en el portal de la contratación de la región, el centro acumula ya 70 contratos a dedo –sin concurso- para el equipamiento médico y otros servicios y suministros, que suman un importe total de 20,8 millones de euros.

Una cifra que se suma a los 131,9 de las obras de construcción, que se firmaron con 14 empresas –entre ellas grandes constructoras como Sacyr, Dragados o Ferrovial– y a los 4,3 millones del proyecto arquitectónico y la dirección técnica. De modo que la cifra global ascendería a 157 millones de euros, una cifra que dista de los 50 millones inicialmente previstos.

 

El último de los contratos publicados ha sido el servicio de limpieza del Módulo 3 del hospital, por cerca de 200.000 euros, que ha caído en manos de Ferrovial, una de las compañías que más se repiten en el reparto de estas adjudicaciones, cuatro en total, con un importe conjunto de 3,6 millones de euros. Además de la limpieza, se ha encargado del mantenimiento del edificio e instalaciones y del suministro de bancos de vestuario.

 

El Corte Inglés es otra de las empresas cuyo nombre se repite más en las adjudicaciones. Ha implantado el servicio de información de UCI, suministrado mobiliario, el equipamiento de la sala de prensa y las soluciones de comunicaciones del hospital –este último, junto con otras empresas como Telefónica-. En total suma contratos por importe de 2,9 millones de euros.

 
La seguridad para una empresa de una exconcejala del PP

 

Otros contratos han sido menos cuantiosos, pero sí más polémicos. Es el caso del que rige la seguridad del complejo. La vigilancia del hospital se encargó a Ariete Seguridad, una compañía propiedad de la familia de Silvia Cruz Martín, que fue primera teniente de alcalde de Alcorcón hasta 2017, cuando dimitió. La compañía recibirá por este servicio 808.198,59 euros, impuestos incluidos. No es la primera vez que esta compañía se hace con la seguridad de un centro hospitalario de la Comunidad. De hecho, hace un año se le adjudicó la vigilancia del antiguo y abandonado Puerta de Hierro.


Por otra parte, el servicio de alimentación y vending fue a parar, por 1,2 millones de euros, a la multinacional del sector de la restauración Eurest (perteneciente al grupo británico Compass), que ha presentado un ERE que afectará a 411 trabajadores. En enero, algunos de los pacientes ingresados en el hospital subieron a las redes sociales imágenes criticando el servicio de comida y bebida distribuido a los pacientes.

 

 

 

Empresa

Servicio

Importe

FERROVIAL SERVICIOS, S.A.

Contratación del servicio de limpieza, desinfección, desinsectación y desratización

2.185.269,49

HILLROM

Suministro de camas

1.563.405

INFORMÁTICA EL CORTE INGLÉS, S.A.

Servicios de diseño, establecimiento de normativa, certificación, dotación, instalación, configuración, puesta en marcha e implantación de las soluciones de comunicaciones y todas las concernientes a la habilitación de los puestos de empleados públicos

1.188.088,92

EUREST COLECTIVIDADES S.L.U.

Contratación del servicio de alimentación y vending

1.160.847,77

FERROVIAL SERVICIOS S.A.

Servicio de mantenimiento edificio e instalaciones

1.125.212,75

ILUNION LAVANDERIAS, S.A.

Contratación del servicio de lavandería

907.241,11

GENERAL ELECTRIC HEALTHCARE ESPAÑA, S.A.U.

Tramitación de emergencia del contrato de Suministro de respiradores

862.090

Ariete Seguridad, S.A.

Tramitación de emergencia Servicio de vigilancia y seguridad

808.198,59

COMERCIAL HOSTELERA DEL NORTE EQUIPAMIENTOS S.A.

Suministro equipamiento gestion comidas – retermalizacion, carros y bandejas de comida

788.434,13

GETINGE GROUP SPAIN, S.L.U.

Tramitación de emergencia del contrato de Suministro de respiradores

720.000

INFORMÁTICA EL CORTE INGLÉS, S.A.

Implantación del sistema de información de UCI

559.746

IBERICA DE MANTENIMIENTO, S.A.

Servicio de mantenimiento equipamiento electromédico

521.875,12

METRO (C.INVESTMENTS)

Suministro de carros

499.765,13

DRAGER MEDICAL HISPANIA, S.A.

contrato de Suministro de respiradores

467.007,98

EL CORTE INGLÉS

Suministro de mobiliario

466.415,12

CESPA GESTION DE RESIDUOS S.A.

Contratación del servicio de gestión de residuos peligrosos y no peligrosos

436.787,34

General Electric Heathcare

Tramitación de emergencia del suministro de TAC

390.000

EL CORTE INGLÉS

Suministro de equipamiento sala de prensa

369.759,83

RPG INGENIERÍA AUDIOVISUAL S.A

Suministro de equipamiento sala de crisis

323.958,14

INFORMÁTICA EL CORTE INGLÉS, S.A.

Servicios de diseño, establecimiento de normativa, certificación, dotación, instalación, configuración, puesta en marcha e implantación de las soluciones de comunicaciones y todas las concernientes a la habilitación de los puestos de empleados públicos

323.310,09

ARJO

Suministro de mesillas

322.808,64

GETINGE GROUP SPAIN S.L.U.

Contratación de emergencia del «Suministro de respiradores

306.000

NEABRANDING

Suministro de señalética incluida instalación

265.235,82

TECNOLOGÍAS PLEXUS S.L.

Servicios de diseño, establecimiento de normativa, certificación, dotación, instalación, configuración, puesta en marcha e implantación de las soluciones de comunicaciones y todas las concernientes a la habilitación de los puestos de empleados públicos

260.218,43

INMOCLINIC

Tramitación de emergencia para el Suministro de sillones de paciente

248.001,60

TELEFÓNICA DE ESPAÑA, S.A. UNIPERSONAL

Servicios de diseño, establecimiento de normativa, certificación, dotación, instalación, configuración, puesta en marcha e implantación de las soluciones de comunicaciones y todas las concernientes a la habilitación de los puestos de empleados públicos

245.671,48

HELIANTHUS MEDICAL

Suministro de alto flujo

239.915,56

DXC TECHNOLOGY SERVICIOS ESPAÑA, S.L.

Implantación del sistema de información de historia clínica electrónica

232.659,43

SIEMENS

Suministro de Point Of Care

203.691,40

GENERAL ELECTRIC

Suministro de ecógrafos

192.400

FERROVIAL SERVICIOS, S.A.

Servicio de limpieza, desinfección, desinsectación y desratización del Hospital Enfermera Isabel Zendal Modulo 3

191.184,78

GENERAL ELECTRIC

Suministro de portátiles Rx

172.000

BECHTLE DIRECT, S.L.

Servicios de diseño, establecimiento de normativa, certificación, dotación, instalación, configuración, puesta en marcha e implantación de las soluciones de comunicaciones y todas las concernientes a la habilitación de los puestos de empleados públicos

166.272,56

SALVADOR NAVARRO

Tramitación de emergencia para la contratación de suministros para la adquisición de biombos

164.350,19

NIPPON GASES ESPAÑA, S.L.U.

Suministro gases medicinales – botellas gas comprimido

159.040,75

SOCIEDAD ESPAÑOLA DE CARBUROS METALICOS, S.A.

Suministro gases medicinales – oxigeno liquido

158.859,76

HELIANTUS

contrato de suministro de tensiómetros automáticos

131.600

ARJO

Suministro de desinfectacuñas

106.244,05

COMERCIAL ESPAÑOLA DE EQUIPAMIENTO E INSTALACIONES, S.L.

Suministro equipamiento auxiliar de cocina

97.399,57

CONURMA INGENIEROS CONSULTORES S.L.

Servicio de redacción, implantación y mantenimiento del plan de autoprotección

93.109,50

Radiología, S.A.

Tramitación de emergencia del contrato de suministro de Sala RX

90.054,86

GLOBAL DOMINION ACCESS, S.A.

Implantación del sistema de información de farmacia hospitalaria

77.836,26

ACCENTURE, S.L

Soporte TIC a las aplicaciones para campañas de antigénicos y vacunación covid y soporte TIC

77.440

Ferrovial Servicios, S.A.

Tramitación de emergencia del contrato de suministro adquisición de bancos de vestuario

72.435,74

CARDIVA

Suministro de desfibriladores

72.237

ARJO

Suministro de gruas

71.923,50

AGFA HEALTHCARE SPAIN, S.A.U.

Implantación del sistema de información de gestión de imagen médica

64.130

INSTRUMENTACIÓN Y COMPONENTES

Suministro de electrocardiografos

63.045

GLOBAL DOMINION ACCESS, S.A.

Implantación del sistema de información de dietética y nutrición

61.971,14

AIR LIQUIDE HEALTHCARE ESPAÑA S.L.

Suministro gases medicinales – aire medicinal

54.184

FRESENIUS MEDICAL CARE ESPAÑA S.A.

Suministro de hemofiltros

51.700

ARJO

Suministro de sistemas de prevención de trombosis, colchones y almohadas

42.296,76

DISTRAUMA

Suministro de espirómetros

39.476,25

GESTIÓN DE PROYECTOS Y TECOLOGÍA MÉDICA S.L.

Tramitación de emergencia Planificación, reorganización y análisis del grado de obsolescencia y los contratos de mantenimiento de los respiradores, monitores de UCI y sistemas de anestesia disponibles en los Hospitales Públicos de la Comunidad de Madrid incluyendo el Nuevo Hospital de Emergencias Isabel Zendal

36.239,50

DRAGUER MEDICAL HISPANIA S.A.

Suministro de centrales de monitorización

31.350,42

KYOCERA DOCUMENT SOLUTIONS ESPAÑA, S.A.,

Servicios de diseño, establecimiento de normativa, certificación, dotación, instalación, configuración, puesta en marcha e implantación de las soluciones de comunicaciones y todas las concernientes a la habilitación de los puestos de empleados públicos

29.696,51

INETUM ESPAÑA, S.A.

Suministro de equipamiento AXON de CAPSULE

26.884,69

SUMINISTROS ENERGETICOS MADRID, S.A.

Contratación del suministro de gasoleo tipo C

25.529,73

INTERSURGICAL ESPAÑA, S.L.

Adquisición de material sanitario de primera necesidad

25.006,75

C.INVESTMENTS

Suministro de mesa quirúrgica

22.990

SEVERIANO SERVICIO MOVIL S.A.U.

PUESTA A DISPOSICIÓN DE VEHÍCULO Y CONDUCTOR PARA EL TRANSPORTE DE MERCANCÍA ENTRE EL H.U. LA PAZ Y EL HOSPITAL ENFERMERA ISABEL ZENDAL

                              18.149

KRZ

Suministro de reenvasadora de medicamentos

18.143,95

AGFA HEALTHCARE SPAIN, S.A.U.

SUMINISTRO DE ESTACIONES DE DIAGNÓSTICO DE IMAGEN MÉDICA

18.101,60

ANATÓMICOS MADRID, S.L.

Suministro de calzado sanitario

14.641

HOSPITAL HISPANIA

Suministro de electroencefalograma

12.705

I+P INGENIERÍA Y PPRR S.L.

COORDINACIÓN DE SS. EN FASE DE EJECIUCIÓN DE OBRAS DE ACONDICIONAMIENTO INTERIOR DE VARIOS ESPACIOS DEL EDIFICIO DE USOS MÚLTIMPLES SANITARIOS DEL HOSPITAL DE EMERGENCIAS DENOMINADO ENFERMERA ISABEL ZENDAL PARA SEDE DEL L.R.S.P

11.343,75

GETINGE

Suministro de lámparas

11.292,80

HANS&RÜTH

Suministro de básculas

7.531,04

BIOMAG

suministro de sillas de ruedas y de ducha

5.870

MATACHANA

Suministro de autoclave

4.840

AMBÚ

Suministro de broncoscopios

4.537,50

CAHNOS

contrato de Suministro de Transfer

4.144,73

DISTRAUMA

Suministro de posicionadores de prono

2.226,42

INGENIERIA Y PREVENCIÓN DE RIESGOS, S.L.,

Servicios de diseño, establecimiento de normativa, certificación, dotación, instalación, configuración, puesta en marcha e implantación de las soluciones de comunicaciones y todas las concernientes a la habilitación de los puestos de empleados públicos

1.573

P.FERNÁNDEZ

Suministro de presurizadores de suero

1.355,20

AJL

Contrato de suministro de videolaringoscopio

1.021,03

 

https://www.elboletin.com/la-factura-del-zendal-sigue-subiendo-208-millones-en-70-contratos-a-dedo-para-servicios-y-suministros/

 

 

EL GOBIERNO NO HA 'PROHIBIDO' LA VISITA DE UN COMISARIO AL HOSPITAL ZENDAL

 

El jueves 25 de marzo el gobierno de la Comunidad de Madrid acusó a Pedro Sánchez de vetar (“prohíbe” fue la palabra utilizada) una visita que el vicepresidente de la Comisión Europea, Margaritis Schinas, iba a realizar al Hospital Isabel Zendal. Sin embargo, la propia Comisión Europea aclaraba, horas después, que no había ninguna visita confirmada aún. Te contamos lo que sabemos.

 

Una breve nota enviada por Whatsapp a la prensa desde el equipo de Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, afirmaba que “Sánchez prohíbe al Vicepresidente de la Comisión Europea, Margaritis Schinas, visitar el hospital Zendal el lunes, aunque específicamente el propio Schinas lo había pedido”. Según la misma nota, el director en funciones de la Oficina de la Comisión Europea en España acababa de informarles de que el motivo era que “el Gobierno ha decidido llevarlo a un centro de vacunación distinto al Zendal, fuera de la Comunidad de Madrid”. En un tuit, el Partido Popular (PP) respaldó esa versión.

 

Horas más tarde, el equipo de prensa de la Representación de la Comisión Europea en España publicaba un hilo de tuits que matizaba esa versión y que hablaba de “práctica habitual” y “debida participación de los gobiernos nacionales” de cara a la organización de una visita. La institución decía dar esas explicaciones por “las informaciones aparecidas en las últimas horas en algunos medios”.

 

La Representación de la Comisión Europea en España afirma en sus tuits que, en el caso de la visita de Schinas, prevista para el 29 de marzo, se habían barajado “diferentes opciones sin que ninguna fuera confirmada por la oficina del vicepresidente”. Nos hemos puesto en contacto con la entidad y también con el Gabinete del Vicepresidente Margaritis Schinas, en Bruselas, por si querían ampliar esta información. Ambos nos remiten a la postura expresada en ese hilo.

 

En el diseño de una visita oficial de altos representantes políticos a otro estado (o a una Comunidad Autónoma o ciudad) es habitual que los gabinetes y equipos de protocolo implicados propongan distintas opciones de circuito, cada uno enfocándose en los puntos que desea destacar. El objetivo es que las partes se pongan de acuerdo sobre la mejor agenda y logística. En el caso de la visita de un representante extranjero, su interlocutor natural es el Gobierno central.

 

La afirmación inicial de la supuesta prohibición causó tal impacto que la etiqueta “Zendal” se hizo trending topic (tendencia en Twitter) con más de 30.000 publicaciones que incluían el término. Este tuit alcanzó más de 6.300 retuits y más de 16.000 “likes”. La aclaración de la Comisión Europea, sin embargo, apenas tuvo repercusión en la red social con 41 retuits y 42 “likes”. Algunos medios empezaron a hacerse eco de la aclaración, pero el impacto no fue el mismo. Esto suele suceder con los bulos: llega más lejos la mentira que el desmentido, como revela este estudio.

 

Esta polémica se suma a la ocurrida hace unos días, cuando saltó el bulo de que la candidata de Más Madrid pretendía cerrar el Hospital Zendal, una apuesta del Gobierno de Isabel Ayuso. También lo desmentimos en VerificaRTVE, como puedes ver en el recopilatorio de bulos del 4M.

 

https://www.rtve.es/noticias/20210326/gobierno-no-prohibido-visita-comisario-hospital-zendal/2083882.shtml

 

 

LAS ENFERMERAS, CONTRA EL PLAN DE VACUNACIÓN DE AYUSO: MENOS ZENDAL Y MÁS EN CENTROS DE ATENCIÓN PRIMARIA

 

Varias asociaciones científicas y sanitarias presentan una alternativa de vacunación a la de la Comunidad de Madrid: uso de espacios públicos próximos a la ciudadanía, más horas y refuerzos. El objetivo es tener un plan de vacunación más rápido y eficaz que el actual para evitar largos desplazamientos y otros problemas que están sufriendo los madrileños.

      

Asociaciones científicas y de sanitarios han presentado un plan alternativo de vacunación al de la Comunidad de Madrid. El objetivo de esta iniciativa es poner la Atención Primaria en el centro de la estrategia, en contraste de lo que ha organizado la Consejería de Sanidad del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso. Los sanitarios reprueban que se hayan centralizado las inoculaciones a varios grupos en espacios como el estadio Wanda Metropolitano, el hospital Isabel Zendal o, a partir del viernes, en el WiZink Center. Las críticas van por dos lados: por las dificultades que está sufriendo la población para acceder a estos espacios y por el abandono de lo público en sustitución de espacios privados.

 

La propuesta se ha lanzado con el ayuntamiento de Getafe, el sitio en el que se ha presentado. El plan se aplicar en toda la región aunque se ha hecho un "plan operativo" basándose en los datos de esta ciudad y definiéndolo con los recursos disponibles. El objetivo es que la vacunación se haga en los centros de Atención Primaria y, si hiciera falta, en espacios públicos cercanos a los centros para mejorar la gestión como pueden ser centros de mayores, cívicos, colegios en horario no lectivo, bibliotecas, centros municipales de salud o polideportivos. El objetivo de todo esto es que las personas no se vean afectadas por desplazamientos que pueden llegar a superar la hora. Por ejemplo, desde Getafe centro hasta el hospital Isabel Zendal se tarda en transporte público entre una hora y una hora y media de ida y otra de vuelta. Es decir, una persona tendría que dedicar entre dos horas y tres horas para llegar al punto de vacunación, más el tiempo que pase en el centro. Durante la última semana se han visto largas colas tanto en el Wanda como en el Zendal.

 

Aunque el principal problema no es el tiempo como tal. Más allá de eso es que hay personas citadas para ir al Zendal que tienen problemas de movilidad. Una conversación desvelada este martes mostraba esta problemática: una señora de Colmenar de Oreja, recién operada de un pie, fue citada en el hospital de emergencias. Pero no podía recorrer 65 kilómetros en transporte público para recibir el pinchazo así que no se pudo vacunar porque la Administración no puso ninguna solución. Algo que no hubiera pasado si la vacunaran en el pueblo en el que reside.

 

Alberto pudo ir al Zendal a recibir la vacuna porque una familiar le pudo llevar en coche a última hora


Alberto, por ejemplo, pudo acudir al Zendal desde Morata de Tajuña porque a una de las hijas de su prima le dieron permiso en el trabajo para llevarle en coche. Es viudo, sufre de artitris y tiene problemas de visión. Si no hubiera sido por esta familiar, también habría perdido una oportunidad de inmunizarse contra la covid. Pero igualmente la familia vivió momentos de alta tensión porque Alberto deseaba recibir el pinchazo "de la vacuna que fuera". "Yo pedí permiso en el bar en el que trabajo para llevarle pero no me lo dieron. No tenemos mucha familia y al final conseguimos encontrar la forma casi a última hora", explica a Público su hija.

 

Por esto las enfermeras defienden otra planificación. "Siempre pensando en la necesidad de vacunar al máximo número de personas posibles, hay que acercar las estructuras a la población", explican en el documento firmando por la Asociación Madrileña de Enfermería (AME), la Plataforma Centros de Salud de Madrid, la Asociación Madrileña de Salud Pública (AMaSaP) y la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (Afem).

 

Por otro lado, la propuesta contempla un incremento de las horas que se está dedicando a la inmunización. Para ello se plantean que se amplíen los horarios de vacunación y que se abran los centros de salud durante los fines de semana durante 12 horas. Hasta este miércoles el Gobierno de Ayuso no había anunciado que se empezaría a inocular durante los sábado y domingo pero hasta el pasado fin de semana no se han aprovechado al 100%. El cierre de los centros durante los festivos de Semana Santa y el parón de la inmunización a mayores de 80 años, pese a que la Comunidad de Madrid contaba con dosis, fue muy polémico y criticado por los sanitarios.

 

La nueva idea de utilizar diez hospitales de la región como apoyo para vacunar tampoco convence a los sanitarios. "Los hospitales tienen que afrontar largas listas de espera. Tienen mucho trabajo con la pandemia. Se puede hacer de otra forma", defiende la presidenta de AME, Alda Recas. Hay más problemas con este plan porque el Ayuntamiento de Alcalá de Henares ha denunciado que se ha dejado fuera al Hospital Universitario Príncipe de Asturias por lo que toda la población del Corredor del Henares tendrá que desplazarse hasta el Wanda o el Zendal. Además, los hospitales de la Comunidad de Madrid vuelven a tener que afrontar un incremento de ingresos hospitalarios por la llegada de la cuarta ola. Según los datos de Sanidad del miércoles, un 38% de las camas de UCI y un 14% de las hospitalarias ya están ocupadas por pacientes con covid-19.

 

Además, los sanitarios defienden que las enfermeras de los centros de salud de la población pueden ser los que mejor resuelvan las dudas de las personas. Tras los últimos cambios con la estrategia sobre AstraZeneca ha crecido la inseguridad entre algunas personas y desde Atención Primaria se sostiene que son los trabajadores conocidos y cercanos los que mejor pueden atender las inquietudes que tenga cada citado.

 

Más horas y más refuerzos para vacunar

 

Pero, además, los sanitarios también plantean que se duplique el tiempo destinado a vacunar pasando de 4 horas a 10 horas. "Esto supondría un incremento de 36 horas, para un solo equipo, por lo que habría que multiplicar esta cifra por el número de equipos que se implantaran, según las necesidades", explican. Aunque para esto es necesario contratar más enfermeras y una ampliación horaria voluntaria para las plantillas de los centros de salud así como recurrir a convenios de colaboración, por ejemplo, con ayuntamientos para contar con enfermeras escolares, personal sanitarios o más administrativos.

 

Aunque tampoco han olvidado destacar durante la presentación aspectos que hasta ahora están generando problemas como la necesidad de contar un protocolo que establezca qué hacer con las vacunas que sobren para que no se pierdan dosis y facilitar el acceso a las vacunas a la población más vulnerable teniendo en cuenta a los mayores sin apoyo pero también a las personas sin tarjeta sanitaria o personas sin hogar.

 

Los portavoces también han criticado la "improvisación" del Gobierno autonómico en todo lo relativo a la vacunación. Desde el primer momento en el que se enteraron que empezaba la inmunización a mayores de 80 años el día antes a enterarse por notas de prensa que no se iba a inocular en los centros de salud durante la Semana Santa. "Desde el principio se ha apostado por alquilar un Wanda o Wizink Center. Hasta ayer no llegaron los listados para ampliar turnos pero no sabemos la organización ni cuánto se va a remunerar por las horas extra para vacunar", explicó en rueda de prensa Mar Noguerol, una de las sanitarias que ha participado en el desarrollo del plan.

 

https://www.publico.es/sociedad/enfermeras-plan-vacunacion-ayuso-zendal-centros-atencion-primaria.html

 

EL ZENDAL, UN HOSPITAL DE PANDEMIAS SIN CAPACIDAD PARA HACER FRENTE A UN ATAQUE DE ANSIEDAD

 

Ocurrió el 30 de marzo. Una abuela se siente indispuesta tras la vacunación y muestra síntomas de un ataque de ansiedad. Su nieta pide ayuda y el personal de enfermería dice que al ser "un centro de vacunación, no hay médico para atenderla".

      

Un hospital de pandemias sin capacidad para dar respuesta a un ataque de ansiedad. Por sorprendente que parezca, la gran apuesta de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, para luchar contra el coronavirus no dispone de personal médico para hacer frente a este tipo de emergencias. Así lo pudieron constatar Marta −nombre ficticio, ya que es sanitaria y teme que pueda haber represalias− y su abuela, de 78 años.

 

Según informa El Salto, Marta se vio obligada a llamar a una ambulancia que trasladara a su abuela hasta el Hospital HLA Universitario Moncloa porque, tal y como le expresaron desde el Zendal, al ser "un centro de vacunación, no había médico para atenderla".

 

La abuela de Marta, como tantas otras personas mayores, tuvo que hacer frente el pasado martes 30 de marzo a una larga cola de entrada y a aglomeraciones en el interior del macrocentro hospitalario. Tras recibir la dosis, la mujer dijo no sentirse bien, con lo que parecía un conato de ataque de ansiedad. De tal forma que su nieta Marta tuvo a bien requerir al personal de enfermería un trankimazín para su abuela.

 

Las enfermeras le dijeron que irían a buscar al médico antes. Pero la sorpresa fue mayúscula cuando, después de 10 minutos, le dijeron a Marta que no había médicos, sugiriendo que trasladara a su abuela al Hospital La Paz o al centro de salud. Fue entonces cuando decidió llamar a una ambulancia para que la condujera a su abuela hasta el Hospital HLA Universitario Moncloa.

 

Pero lo cierto es que la dramática peripecia por la que tuvieron que pasar Marta y su abuela no resulta tan sorprendente si nos atenemos a los precedentes. Pese a su corta vida, el hospital de emergencias nacido por el empeño personal de Ayuso presentaba apenas un mes después de su inauguración numerosas deficiencias: varias personas ingresadas aquellos días en el centro testimoniaron a través de un vídeo recogido por la cadena Ser cortes de luz y de agua, así como un servicio de limpieza y comida de calidad más que discutible.

 

https://www.publico.es/sociedad/zendal-hospital-pandemias-capacidad-frente-ataque-ansiedad.html

 

AYUSO ADJUDICA A EL CORTE INGLÉS UN CONTRATO DE EMERGENCIA PARA EL MOBILIARIO DEL ZENDAL

 

La Comunidad de Madrid pagará cerca de 470.000 euros por el equipamiento instalado en el hospital levantado por la pandemia

 

La Comunidad de Madrid ha adjudicado a El Corte Inglés un contrato de emergencia para el mobiliario del hospital de emergencias Enfermera Isabel Zendal, inaugurado el pasado mes de diciembre. En concreto, fue a finales del mes septiembre cuando se dio luz verde a la licitación, dos meses antes de la apertura oficial del hospital.

 

Se trata de una licitación del Servicio Madrileño de Salud por 466.415 euros (IVA incluido) que, por ser de urgencia, no salió a concurso público. De esa cifra, el gasto total sin impuestos asciende a 385.467 euros. Así, aunque el contrato se firmó en septiembre, se publicó hace una semana en el Portal de Contratación Pública de la Comunidad de Madrid.

 

"Vista la memoria justificativa, emitida por la Dirección General de Infraestructuras Sanitarias, de fecha 23/10/2020 ante la situación actual en España, de infección por coronavirus, en cumplimiento de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y el Ministerio de Sanidad y la situación epidemiológica actual de la Comunidad, a fin de posibilitar una atención sanitaria adecuada a la población, se hace necesario acudir a la tramitación de emergencia prevista en el artículo 120 de la Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público, para la adquisición centralizada de mobiliario", justifica el contrato del suministro, firmado por el viceconsejero de Asistencia Sanitaria.

 

 

El Corte Inglés cuenta, de hecho, con un área dedicada a mobiliario, material y equipamiento en su división de Empresas. A través de la misma, ofrece desde camas con sistemas de movilización hasta carros de medicación, pasando por lámparas de exploración o muebles como mesas o sillas.

 

Cataluña también recurrió a El Corte Inglés

De hecho, no es este el único contrato de mobiliario que se ha adjudicado de emergencia El Corte Inglés desde que comenzó la pandemia. No en vano, la Generalitat de Cataluña recurrió a los grandes almacenes que preside Marta Álvarez para amueblar las oficinas de sus rastreadores a mediados de diciembre.

 

En ese caso, con un presupuesto de unos 47.000 euros (IVA incluido), la Generalitat insistió en que propuso como adjudicataria a El Corte Inglés por ser "la única que está en disposición de ofrecer el mobiliario que se necesita, de acuerdo con todos los requerimientos técnicos y dentro de los plazos de entrega estipulados".

 

Una licitación de urgencia para el suministro e instalación de mobiliario de oficina para la adecuación de espacios de trabajo "con motivo de la incorporación de personal para el programa de salud pública para la realización de las encuestas de casos y la recogida de contactos con motivo de la emergencia sanitaria provocada por la covid-19".

 

Refuerzo de ventas

Con todo, se trata de un refuerzo importante para las ventas de El Corte Inglés que, fuertemente dañada por la pandemia, en estos momentos se encuentra negociando el primer ERE en la historia de la compañía, con el asesoramiento de Sagardoy Abogados.

 

Por el momento, El Corte Inglés ha propuesto que el ERE no afecte a los mayores de 50 años, así como tampoco a los empleados eventuales y con contratos de relevo, y aquellos que trabajan en días sueltos. En principio, la medida afectará a unos 3.300 empleados.

 

La compañía que dirige Víctor del Pozo insistió a los sindicatos que "no es un plan de rejuvenecimiento" de la plantilla, sino de reducción de la misma y reorganización de la empresa.

 

https://www.vozpopuli.com/economia_y_finanzas/el-corte-ingles-zendal.html

 

EL GOBIERNO DE AYUSO GASTA MÁS DE DOS MILLONES DE EUROS PARA CAMAS Y CARROS PARA EL ZENDAL

 

Las empresas beneficiadas por sendos procedimientos de emergencia son Hillroom y Metro

 

El Hospital Enfermera Isabel Zendal sigue acumulando contratos por procedimiento de emergencia y sin publicidad. Al margen del precio de su puesta en marcha, que este periódico ha cifrado en más de 150 millones de euros -triplicando así el presupuesto original de 50 millones-, el centro hospitalario convertido en protagonista en la lucha contra la covid-19 por el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso sigue siendo el principal receptor de contratos sin concurso público en la Comunidad de Madrid, llegando a abrir divisiones internas en el Ejecutivo madrileño.

 

Tal y como ha podido saber ElPlural.com, la consejería de Sanidad ha adjudicado dos nuevos contratos públicos, en este caso para la adquisición de camas y de carros para el mencionado hospital. El primero de ellos ha sido adjudicado a la empresa Hillroom, por un valor de 1.563.405 euros. Los carros correrán a cuenta de Metro (C.Investments), que ganará con la transacción un montante de 499.765,13 euros.

 

Sendas adjudicaciones, publicadas el pasado 4 de marzo y ratificadas con la firma del viceconsejero de Asistencia Sanitaria de la Comunidad de Madrid, Juan González Armengol, supondrán de forma total un coste de 2.063.170,13 euros al erario madrileño. Un nuevo agujero a las arcas públicas que demuestra que la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, continúa fija en sus ideas de convertir el Zendal en un hospital referencia, pese a las críticas de la oposición, de los sanitarios e incluso de ciertos sectores del PP.

 

Y es que, como ha venido publicando este diario, el ‘sector clásico’ del PP empieza a poner sobre la mesa que este ‘derroche económico’ va en contra de la reducción presupuestaria en sanidad de la que ha hecho gala el PP madrileño durante su largo mandato. Sin ir más lejos, el hoy consejero de Hacienda del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, Javier Fernández-Lasquetty, en su etapa como consejero de Sanidad con Esperanza Aguirre, no ocultaba su opinión favorable a reducir el gasto en infraestructuras y personal sanitario -llegando incluso a defender la privatización de la sanidad y que los médicos dejasen de ser funcionarios-.

 

Esa línea clásica confronta con el gasto desmesurado (e ineficaz según los sanitarios) en centros como el Zendal, que internamente en el PP de Madrid no pocos atribuyen a Alejo Miranda (director general de Infraestructuras Sanitarias del Gobierno de Ayuso) y a Luis Mosquera (hasta ahora subdirector general de Alta Tecnología Sanitaria).

 

Un Mosquera que el pasado 15 de febrero presentaba su dimisión, días antes de que, tal y como adelantó ElPlural.com, fichara por Carburos Metálicos, una de las firmas que más adjudicaciones ha recibido desde el inicio de la pandemia de forma “urgente” y mediante proceso de “emergencia”.

 

https://www.elplural.com/autonomias/gobierno-ayuso-adjudica-contratos-2-millones-euros-camas-carros-zendal_261422102

 

 

LA ASAMBLEA PIDE EL CESE DE LA GERENTE DEL HOSPITAL DE ALCALÁ DE HENARES QUE PROPUSO QUITAR EL MÓVIL A LOS PACIENTES

 

 Los grupos en la cámara han calificado de "insensible" y de "falta de respeto" la actitud de la gerente Dolores Rubio por sugerir quitar el teléfono a los pacientes para que no rechazaran ser trasladados al Hospital Enfermera Isabel Zendal.

      

El Pleno de la Asamblea de Madrid ha aprobado una proposición no de ley del PSOE, que contó con el apoyo de Más Madrid, Unidas Podemos y Ciudadanos, la abstención de Vox y el rechazo del PP, en la que se insta al Consejo de Gobierno a cesar a la directora-gerente del Hospital Universitario Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares, Dolores Rubio, por sugerir, en una reunión con directivos del citado centro médico, quitar el teléfono a los pacientes para que no rechazaran ser trasladados al Hospital Enfermera Isabel Zendal.

 

El diputado del PP Eduardo Raboso dijo que "la señora Rubio es una gran profesional y una bellísima persona" y señaló que "lo que pretende el PSOE es la validación de la Cámara para linchar públicamente a una mujer ejemplar basándose en una grabación cocinada". También denunció la posición de Ciudadanos respecto a este asunto.

 

La diputada de Vox Gádor Joya dijo que la gerente debería haber presentado su dimisión porque es "inaceptable" lo sucedido, y afirmó que su grupo se abstiene porque no le parece bien que se filtren "conversaciones privadas", y consideró que se debería abrir una investigación por ello.

 

La secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón (i); el presidente del Partido Popular, Pablo Casado (2i); la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (2d); el alcalde de Madrid José Luis Martínez Almeida (d) y el consejero de Sanidad de

Una gerente pide quitar los móviles a los pacientes para incomunicarles y que no rechacen el traslado al Zendal

 

El diputado del PSOE José Manuel Freire pidió el cese de esta directora gerente por su "falta de respeto" y "sensibilidad" a los pacientes al plantear "presiones inaceptables".

 

Consideró "una actitud contraria a la ley" la de esta gerente hospitalaria y destacó que supone una "concepción deshumanizada de la atención sanitaria y pérdida de referentes morales".

 

La diputada de Unidas Podemos Vanessa Lillo calificó de "intolerable" lo sucedido y la parlamentaria de Más Madrid Mónica García consideró que abandonar su cargo debería haber sido "una decisión de la propia gerente por sus declaraciones inaceptables". Por último, el diputado de Cs Enrique Veloso calificó de "lamentable" lo sucedido.

 

https://www.publico.es/sociedad/asamblea-pide-cese-gerente-del.html

 

MÁS GASTOS EN EL ZENDAL: AYUSO ADJUDICA DOS CONTRATOS POR CERCA DE 900.000 EUROS

 

El hospital de pandemias de la Comunidad de Madrid acumula un sobrecoste que asciende ya a 150 millones de euros, el triple de lo presupuestado inicialmente

 

El gasto del Hospital de emergencias Enfermera Isabel Zendal sigue aumentando. Tal y como ha podido comprobar ElPlural.com, el Gobierno de la Comunidad de Madrid, presidido por la popular Isabel Díaz Ayuso, ha adjudicado dos contratos por un valor total de 885.833,7 euros.

 

Las empresas beneficiadas por esta adjudicación (ambos contratos se han licitado sin procedimientos de publicidad) son Comercial Hostelera del Norte Equipamientos S.A y Comercial Española de Equipamientos e Instalaciones S.L. En concreto, la primera sociedad recibirá 788.434,13 euros por el suministro de equipamiento para la gestión de comidas del Zendal, mientras que la segunda percibirá 97.399,57 euros por el suministro de equipamiento auxiliar de cocina.

 

Unas nuevas adjudicaciones que vuelven a poner el foco en el Zendal, una apuesta personal de la propia Ayuso. De hecho, el pasado 1 de diciembre, durante la inauguración del centro, la presidenta madrileña señaló que su aspiración era “asombrar al mundo”. Sin embargo, menos de cuatro meses después de su puesta en marcha, el proyecto dista lejos de su objetivo, y todo ello pese a acumular un sobrecoste que este medio ha calculado que ya asciende a 150 millones de euros, es decir, el triple de lo presupuestado inicialmente (alrededor de 50 millones de euros).

 

Divisiones ante el ‘derroche’ económico

 

Un sobrecoste que no solo ha provocado la crítica de los sanitarios y los partidos políticos de la oposición (PSOE, Más Madrid, Podemos e IU), sino que ha generado hasta hondas divisiones en el Gobierno que preside Ayuso. Unas desavenencias que se han producido por los recelos que hay en Ciudadanos respecto a las contrataciones realizadas.

 

Asimismo, a este temor de Cs hay que sumarle la existencia de un importante sector del PP madrileño, con Javier Fernández-Lasquetty a la cabeza (actual consejero de Hacienda del gobierno de la región), que tildan de ‘innecesario’ el aumento del coste en Sanidad para realizar proyectos como el Zendal.

 

Esa línea clásica confronta con el gasto desmesurado (e ineficaz según los sanitarios) en centros como el Zendal, que internamente en el PP de Madrid no pocos atribuyen a Alejo Miranda (director general de Infraestructuras Sanitarias del Gobierno de Ayuso) y a Luis Mosquera (hasta ahora subdirector general de Alta Tecnología Sanitaria).

 

Un Mosquera que el pasado 15 de febrero presentaba su dimisión, poco tiempo después de que ElPlural.com desvelase en exclusiva las fuertes divisiones existentes en el Ejecutivo madrileño y en el Partido Popular ante el ‘derroche’ del Hospital Isabel Zendal.

 

https://www.elplural.com/politica/espana/gastos-zendal-ayuso-adjudica-contratos-900000-euros_260736102

 

 

AYUSO PASA DE OFRECER EL ZENDAL PARA ALMACENAR VACUNAS A PAGAR POR SU ALMACENAMIENTO 261.949,06 EUROS

Se encargarán de ello Logista Pharma y DHL después de que el Ejecutivo de Madrid lo haya encargado de urgencia

El pasado 12 de noviembre, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ofreció el centro de emergencias Isabel Zendal como lugar para albergar las dosis de toda España. “Por sus condiciones únicas y su ubicación junto al principal aeropuerto del país, ofrecemos el gran almacén del Hospital Isabel Zendal para albergar la vacuna. Es un hospital al servicio de España”, afirmó la presidenta primero en la Asamblea de Madrid y después en Twitter.

De aquella promesa, tres meses después no queda nada. Finalmente, el servicio ha sido externalizado a Logista Pharma y DHL por un total de 261.949,06 euros. No se utilizará de este modo el polémico hospital que ya acumula un sobrecoste tres veces mayor al precio inicial presupuestado.

Como hace en muchas otras ocasiones, “por tratarse de una emergencia de carácter inaplazable, se ha solicitado un único presupuesto y se ha encargado de urgencia” por parte de la Comunidad de Madrid. El primero a Logista Pharma, el 23 de diciembre, por 156.204,47 euros y para la medicación de Pfizer. Para esa misma empresa fue el segundo, del 4 de febrero, por 20.085,88 euros y para el fármaco de Moderna. El tercero, a DHL Exel Supply Chain para las dosis de AstraZeneca, el 8 de febrero, por 85.658,71 euros, detalla el diario 'ElPaís'.

78 millones de euros
Esta noticia coincide con la defensa que la interventora general de la Comunidad de Madrid,​ Marta García Miranda, ha realizado para justificar que la elevación del gasto inicial de las obras del hospital Zendal se debe a "circunstancias sobrevenidas e imprevisibles".

Así lo ha trasladado la interventora durante su comparecencia en la Comisión de Presupuestos de la Asamblea de Madrid, donde ha explicado que el 17 de diciembre de 2020 se envía a Intervención un segundo grupo de expedientes en ejecución del viceconsejero de Asistencia Sanitaria.

El objeto de autorización para el gasto necesario para la ejecución del incremento de la obra y según se justifica en las declaraciones de emergencias "respondían a circunstancias sobrevenidas e imprevisibles acaecidas durante la ejecución de las obras". "El importe: 78 millones de euros", ha dicho.

https://www.elplural.com/autonomias/ayuso-pasa-ofrecer-zendal-almacenar-vacunas-pagar-almacenamiento-26194906-euros_259936102


LA COMUNIDAD DE MADRID JUSTIFICA QUE EL AUMENTO DEL GASTO DE OBRA EN EL ZENDAL RESPONDÍA A CIRCUNSTANCIAS "SOBREVENIDAS"

La interventora general de la Comunidad de Madrid, Marta García Miranda, ha expuesto este miércoles que según se justifica en las correspondientes declaraciones de emergencias del Hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal la elevación del gasto inicial de las obras del hospital se debe a "circunstancias sobrevenidas e imprevisibles".

Así lo ha trasladado la interventora durante su comparecencia en la Comisión de Presupuestos de la Asamblea de Madrid, donde ha explicado que el 17 de diciembre de 2020 se envía a Intervención un segundo grupo de expedientes en ejecución del viceconsejero de Asistencia Sanitaria.

El objeto de autorización para el gasto necesario para la ejecución del incremento de la obra y según se justifica en las declaraciones de emergencias "respondían a circunstancias sobrevenidas e imprevisibles acaecidas durante la ejecución de las obras". "El importe: 78 millones de euros", ha dicho.

Las comprobaciones que hicieron en la Intervención de ese gasto reflejan que fue "adecuado a la naturaleza del gasto y suficiente la justificación de gasto que se encargó".

"Se verificó el cumplimiento del inicio de las obras en el plazo que exige la ley de contratos y el cumplimiento del trámite de dar cuenta al Consejo de Gobierno y dar publicación en el Portal de Contratación", ha defendido.

https://www.elconfidencialdigital.com/articulo/ultima-hora/comunidad-madrid-justifica-aumento-gasto-obra-zendal-respondia-circunstancias-sobrevenidas/20210217172201215357.html


EL ‘IDEÓLOGO’ DEL HOSPITAL ZENDAL FICHA POR CARBUROS METÁLICOS, EMPRESA QUE SOLO EN IFEMA RECIBIÓ MÁS DE 2 MILLONES DE EUROS

Tras su dimisión del Gobierno de Ayuso, Luis Mosquera desemboca en una firma que ha obtenido numerosos contratos adjudicados por procedimientos sin publicidad debido al coronavirus

Tras su dimisión del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Luis Mosquera, hasta ahora subdirector general de Alta Tecnología Sanitaria -puesto ligado al Servicio Madrileño de Salud y dependiente de la Dirección General de Infraestructuras Sanitarias- desemboca en la empresa privada.

En concreto, el que es conocido por ser uno de los más importantes ‘ideólogos’ del Hospital Enfermera Isabel Zendal, ha fichado por Carburos Metálicos, una de las firmas que más adjudicaciones ha recibido desde el inicio de la pandemia de forma “urgente” y mediante proceso de “emergencia”.

Adjudicaciones en el Ifema, en el Zendal y en muchos hospitales
Sin ir más lejos, solo en el Ifema (hospital de campaña clausurado tras el fin de la primera ola de coronavirus) la compañía recibió hasta 1.760.181,91 millones de euros para crear la hoy inutilizada infraestructura de gases medicinales mediante tuberías y tanques de almacenamiento en el recinto ferial. La duración de aquel contrato fue de 11 días. Además, el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso pagó otros 268.344 euros en concepto de suministro de oxígeno líquido medicinal y oxigeno comprimido para el Ifema

También mediante “emergencia en la tramitación”, Carburos Metálicos ha sido adjudicataria de del suministro de gases medicinales –oxigeno liquido- para el polémico hospital Enfermera Isabel Zendal. El importe en esta ocasión es de 158.859,76 euros y la duración del contrato se extiende del 12 de noviembre de 2020 al 11 de mayo de 2021.

Además de otras adjudicaciones menores, Carburos Metálicos, en su mayoría mediante contratos adjudicados por procedimientos sin publicidad, ha trabajado estos meses en Hospital La Paz (117.370 euros, 152.884,99 euros, 25.822,37 euros y 20.007,99 euros); Infanta Leonor (31.355,94 euros, 145.737,75 euros); Clínico San Carlos (18.944,11 euros); Gregorio Marañón (170.545,27 euros); y Ramón y Cajal (1.195.000 euros , 399.883,07 euros y 1.189.930,33 euros).

Fichaje tras la Sanidad pública
El fichaje de Luis Mosquera ha sido anunciado este miércoles por Redacción Médica, medio que ha especificado que se centrará en su nueva etapa en desarrollar e implementar las políticas de producto y servicio, recogidas en el Plan estratégico de la compañía.

Un nombramiento que sorprende tanto en el sector como el que en su día se produjo de Ricardo Herranz Quintana a Gestihealth Consulting o el de Horacio Pijuán al Grupo Empresarial Electromédico (GEE) tras su paso por el Servicio Andaluz de Salud (SAS).

Su última etapa, tal y como informó ElPlural.com, estuvo marcada por las fuertes divisiones existentes en el Ejecutivo madrileño y en el Partido Popular ante el ‘derroche’ del Hospital Isabel Zendal. Cabe recordar que el Ejecutivo autonómico ha invertido el triple de lo presupuestado inicialmente en este centro que no deja de acumular gastos y generar noticias negativas debido a sus deficiencias y falta de personal sanitario.

Presidente de la Asociación Española de Ingeniería Hospitalaria (AEIH), cargo que ostenta desde 2006, junto a Alejo Miranda -director general de Infraestructuras Sanitarias del Gobierno de Ayuso-, Mosquera era el máximo responsable de llevar a cabo la publicación de los nuevos procedimientos de servicios de mantenimiento de electromedicina, alguno de los cuales sigue sin ser renovado desde hace más de 8 años, y que tal y como ha denunciado ElPlural.com, han permitido que empresas como el Grupo Empresarial Electromédico (GEE) reciban por parte del Gobierno de la Comunidad de Madrid más 7,8 millones de euros anuales de forma opaca mediante prórrogas sin concurso público.

https://www.elplural.com/autonomias/ideologo-hospital-zendal-ficha-carburos-metalicos-empresa-ifema-recibio-2-millones-euros_259933102


DIMITE EL ‘IDEÓLOGO’ DEL HOSPITAL ISABEL ZENDAL DEL GOBIERNO DE ISABEL DÍAZ AYUSO

La dimisión de Luis Mosquera evidencia las fuertes divisiones existentes en el Ejecutivo de Madrid ante el ‘derroche’ del polémico centro

Luis Mosquera, hasta ahora subdirector general de Alta Tecnología Sanitaria -puesto ligado al Servicio Madrileño de Salud y dependiente de la Dirección General de Infraestructuras Sanitarias- y conocido por ser uno de los más importantes ‘ideólogos’ del Hospital Enfermera Isabel Zendal, ha dimitido de su puesto en el Gobierno presidido por Isabel Díaz Ayuso.

Esta dimisión se produce poco después de que ElPlural.com desvelase en exclusiva las fuertes divisiones existentes en el Ejecutivo madrileño y en el Partido Popular ante el ‘derroche’ del Hospital Isabel Zendal.

Divisiones ante el derroche
Cabe recordar que el coste del polémico hospital de pandemias Enfermera Isabel Zendal de Valdebebas ya ha superado los 150 millones de euros. El Ejecutivo autonómico ha invertido el triple de lo presupuestado inicialmente en este centro que no deja de acumular gastos y generar noticias negativas debido a sus deficiencias y falta de personal sanitario.

Este ‘derroche’ económico ha provocado hondas divisiones en el Gobierno que preside Isabel Díaz Ayuso. No solo por el temor de Ciudadanos respecto a las contrataciones realizadas, sino porque un importante sector del Partido Popular de Madrid califica como ‘innecesario’ el aumento del coste en Sanidad para realizar proyectos como el Zendal. Entre ese ‘sector clásico’ del PP de Madrid -que históricamente siempre apostó por la reducción hasta el extremo del gasto público en Sanidad- destaca el hoy consejero de Hacienda del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, Javier Fernández-Lasquetty, quien en su etapa como consejero de Sanidad con Esperanza Aguirre no ocultó su opinión favorable a reducir el gasto en infraestructuras y personal sanitario -llegando incluso a defender la privatización de la sanidad y que los médicos dejasen de ser funcionarios-.

La dimisión y las debilidades del Zendal
Esa línea clásica confronta con el gasto desmesurado (e ineficaz según los sanitarios) en centros como el Zendal, que internamente en el PP de Madrid no pocos atribuyen a Alejo Miranda (director general de Infraestructuras Sanitarias del Gobierno de Ayuso) y a Luis Mosquera (hasta ahora subdirector general de Alta Tecnología Sanitaria).

Con su dimisión, Luis Mosquera -que fue nombrado en su cargo en febrero de 2020 y que desarrolla también desde 2006 las funciones como presidente de la Asociación Española de Ingeniería Hospitalaria (AEIH)- evidencia las debilidades del proyecto del hospital Zendal que por su sobrecoste y funcionamiento ineficaz buena parte del Partido Popular considera que debilita a Isabel Díaz Ayuso.

A este respecto, conviene resaltar que en declaraciones a Redacción Médica, el alto cargo de Ayuso defendía gastar aún más dinero público en el centro ubicado en Valdebebas para preparar las salas de curas como pequeños quirófanos con uso quirúrgico. En este sentido, Mosquera reconocía que estas intervenciones podrían ampliar el presupuesto aunque “la inversión de un hospital frente al coste de explotación no representa ni el 5 por ciento”.

Nuevos procedimientos
Junto con Alejo Miranda, Mosquera era el máximo responsable de llevar a cabo la publicación de los nuevos procedimientos de servicios de mantenimiento de electromedicina, alguno de los cuales sigue sin ser renovado desde hace más de 8 años, y que tal y como ha denunciado ElPlural.com han permitido que empresas como el Grupo Empresarial Electromédico (GEE) reciban por parte del Gobierno de la Comunidad de Madrid más 7,8 millones de euros anuales de forma opaca mediante prórrogas sin concurso público.

Este periódico ha cifrado en más de 86 millones de euros opacos la cantidad que gracias a encadenar numerosos contratos y prórrogas el Grupo Empresarial Electrómedico habría recibido con gobiernos del PP.

https://www.elplural.com/autonomias/dimite-ideologo-hospital-isabel-zendal-gobierno-isabel-diaz-ayuso_259696102



Los médicos 'insatisfechos' del Zendal podrán marcharse siempre que el hospital cuente con un relevo
La Consejería de Sanidad ha tomado tal decisión tras "la disconformidad de algunos especialistas"


El Gobierno de la Comunidad de Madrid permitirá que los médicos del Hospital Isabel Zendal puedan marcharse, siempre y cuando haya un relevo que lo pueda suplir.

Según ha revelado El País, la Consejería de Sanidad ha decidido tomar tal decisión y, en una nota enviada a los facultativos, han ofrecido tal posibilidad a partir del próximo 1 de marzo y cuando el centro hospitalario cuente con "alguna opción de recambio".

Es el primer paso de flexibilización del Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso, tras trasladar a los sanitarios, de forma forzosa, al nuevo hospital de pandemias de Valdebebas.

La Dirección General de Recursos Humanos y Relaciones Laborales ha comunicado tal decisión, tras comprobar "la disconformidad de algunos especialistas", pero bajo los requisitos marcados en el escrito compartido.

A pesar del nuevo anuncio, la Comunidad de Madrid no facilita el traslado a todos los médicos que lo deseen. En el caso de que solamente hubiese en el centro de origen un especialista de este tipo podrá desplazarse un sanitario de otra rama, siempre y cuando sea acordado entre ambas partes, además del visto bueno del jefe de servicio de las gerencias de los dos centros, las direcciones médicas y los responsables de recursos humanos.

Todas estas rotaciones se podrán solicitar desde el próximo 1 de marzo y podrán ser transmitidas hasta el próximo 31 de junio, cuando se finalizarán las rotaciones del personal del Zendal.

La Gerencia del hospital de pandemias permitirá que aquellos sanitarios que lleven más tiempo en el Zendal sean los primeros en decidir, siempre y cuando no haya sido contratado mediante un contrato Covid para reforzar el sistema sanitario público durante la pandemia del coronavirus.

https://www.elplural.com/autonomias/medicos-insatisfechos-zendal-marcharse-hospital-cuente-relevo_259526102

La vida en el Zendal, el hospital de Ayuso que iba a "asombrar al mundo"


Pacientes que han ingresado en el centro de pandemias que ha levantado en tiempo récord la Comunidad de Madrid lamentan las penurias que pasaron en un hospital en el que el personal sanitario se resiste a trabajar por sus carencias. La presidenta madrileña denuncia en los juzgados actos de sabotaje, de los que culpa a los trabajadoresAyuso intenta atraer sanitarios al Zendal premiándolos con más puntos en futuros procesos de selección

Daniel, 49 años, entró el pasado 15 de enero en las urgencias del hospital Ramón y Cajal con el cuadro clásico que se ha repetido en los hospitales de todo el mundo desde hace once meses: fiebre, mucha tos y cansancio generalizado. El diagnóstico no tardó en confirmarse: positivo por COVID-19 con PCR. Fue entonces cuando desde el centro madrileño situado en el distrito Fuencarral-El Pardo, al noroeste de la capital, le informaron de que era un paciente "óptimo" para ingresar en el nuevo hospital de emergencias Enfermera Isabel Zendal.

El complejo que según repitió el Gobierno madrileño "iba a asombrar al mundo", costar 50 millones de euros y construirse en seis meses, va ya por más de 100 millones. Ha abierto varios módulos mientras el personal sanitario insiste en que no es un hospital. Al menos, no un hospital al uso porque el edificio, donde las subcontratas trabajaron día y noche durante medio año, tiene carencias básicas: no tiene habitaciones ni quirófanos ni urgencias ni instalaciones básicas que sí pueden encontrarse en un hospital. Cuatro baños se comparten entre 60 pacientes. Tampoco tiene cocina por lo que la comida llega precocinada por carretera. Hasta el agua escasea para pacientes que en muchos casos pierden las fuerzas de tanto toser.

Tampoco tenía personal, pero se está reclutando desde otros centros: a los profesionales de la sanidad madrileña la Consejería los está llevando a rastras a un complejo que desde el primer minuto generó desconfianza entre la plantilla de los Servicio de Salud de la Comunidad. Tampoco los pacientes estaban muy por la labor de ser ingresados en el Zendal, después de todo lo que se ha escrito sobre el centro, pero el descontrol del virus hace que haya llegado casi a la mitad de su capacidad. Medio millar de personas como Daniel, que pasó allí una semana, a partir de la segunda quincena de enero.

"Mi experiencia no fue nada buena", lamenta Daniel, en conversación con elDiario.es. "Desde el hospital no me preguntaron ni me dieron la opción de quedarme en el Ramón y Cajal, me dijeron que no me veían muy grave [esta es una de las condiciones que fijan los protocolos internos para poder ingresar a alguien en el nuevo centro] y que me llevaban al Zendal y yo entendí que si lo habían decidido era porque era mejor dejar las camas para personas que estuvieran peor que yo", relata. "Si hubiera sabido lo que me esperaba, a lo mejor habría protestado", añade.

A las pocas horas de ingresar en el Zendal, su situación empeoró: "La tos fue a más y empecé a tener dificultades para respirar, me encontraba muy mal". "Recuerdo que estaba en el baño y empecé a toser mucho. Tosí tanto que se me debieron cerrar los pulmones y de vuelta a la cama me desmayé y perdí el conocimiento. Me desperté con una enfermera intentando ayudarme y entonces pedí que me viera un médico porque me sentía muy mal, pero ese médico nunca apareció", relata. Tampoco logró que le llevasen agua porque las botellas se habían terminado: "Me notaba totalmente deshidratado pero me dijeron que no había agua, que no había llegado el camión del reparto de botellas. Yo no entendía por qué no me rellenaban la que ya tenía en el baño, y tuve que pasar toda la noche sin poder beber y con mucha tos. Otros días decidí racionarla para que una botella me durase toda la jornada".

Esa primera noche de Daniel en el Zendal en la que perdió el conocimiento era sábado. Los fines de semana, según relata, no hay médicos en el hospital. Lo comprobó también la semana siguiente cuando el viernes le dijeron que estaba preparado para irse a casa pero el sábado no había nadie para firmar su alta. "Solo había enfermeros y auxiliares muy jóvenes, que le ponían voluntad, pero que a veces carecían de los conocimientos y la experiencia", asegura. Uno de las mayores problemas desde el inicio de este centro ha sido precisamente la falta de facultativos. El polémico hospital encontró desde antes incluso de su inauguración grandes dificultades para dotarse de personal: Ayuso se negó a contratar a nuevos profesionales porque el plan era reclutarlos de otros hospitales puesto que el Zendal no se plantea como una infraestructura abierta de forma permanente sino como un parche para hacer frente a los picos de la pandemia.

Los sindicatos calculan que para mantener abierto un centro de su tamaño se precisarían 6.000 trabajadores para cubrir todos los turnos el día que estén ocupadas las 1.000 camas. Actualmente hay la mitad. El personal va saliendo del resto de hospitales que ya tenían las plantilla muy mermadas tras años de recortes y privatizaciones.

Al principio, el Gobierno regional optó por pedir "voluntarios" entre los profesionales para acudir al centro. Ayuso había dicho que no conocía ningún médico que no fuese a querer estar en el Zendal, pero la operación de reclutamiento de la Consejería de Sanidad apuntó a solo 106 personas en la primera lista. Entonces la Comunidad decidió que se utilizaría al personal contratado para el refuerzo de la COVID programando traslados forzosos que han provocado las quejas de los sanitarios. Se enviaron órdenes internas a todos los hospitales de la región desde el pasado 5 de enero para que no se contratase a ningún sanitario del refuerzo por la COVID que hubiese renunciado a ser derivado al Zendal.

Esta semana, la Consejería de Sanidad ha pasado del palo a la zanahoria: ha emitido una resolución para premiar a los sanitarios que trabajasen en el Zendal en futuros procesos de selección, dándoles mayor puntuación que al resto.

Confusión en la medicación
Actualmente, 1.295 sanitarios trabajan en el nuevo centro que solo trata a pacientes con coronavirus. Cuando Daniel ingresó hace ahora tres semanas, eran muchos menos. La presión hospitalaria ha crecido proporcionalmente al número de contagios en la región y los hospitales normales se han acercado al colapso generalizado, hasta el punto de que el Gobierno de Madrid ha dictado una orden para intervenir la sanidad privada.

"El Zendal es un sitio en el que se pasan muchas incomodidades, que entiendo que es lo que hay, pero para lo mal que estás, acaba siendo duro", cuenta Daniel. Una de las cosas que recuerda este madrileño de su estancia en el nuevo centro es la confusión de los sanitarios al suministrar los medicamentos. "Hasta en tres ocasiones me inyectaron por vía o me dieron medicamentos que no me correspondían". Según explica, a cada cama le corresponde un número, que es el que sirve a los facultativos para saber qué tratamiento deben recibir los pacientes: "Lo que ocurre es que están puestos de tal manera que induce a error. Los últimos días cuando ya estaba bastante mejor me di cuenta de que me habían puesto mal las medicinas y yo mismo alerté a la enfermera, pero a veces me lo daban igual". "Dos días me quedé sin comer por esa misma equivocación porque pensaban que ya lo habían servido".

El relato de este madrileño es muy similar al de Laura, vecina de Vallecas de 42 años, o el de Roberto, de 53. Ambos también pasaron por el centro situado en Valdebebas, al norte de la ciudad, y coinciden en que "no es un entorno agradable". La publicista tuvo una experiencia muy similar a la de los diferentes pacientes del Zendal con los que ha podido hablar elDiario.es. A las penurias de Daniel, Laura y Roberto se suma la imposibilidad de dormir durante el día por el ruido –de los respiradores o el "sonido como de máquinas"– y por la luz, dado que el complejo está diseñado para que "toda la luz se encienda o se apague a la vez".

"De hecho, cuando se enciende el ruido es atronador porque se oye como si le dieran a todos los plomos a la vez; una noche nos despertaron a las tantas de la mañana porque querían encender algo y se iluminó todo ", relata Daniel. Todos recuerdan también las "intensas" luces led que les alumbraban directamente en la cara y que les "impedían descansar". El complejo es una nave diáfana donde no hay habitaciones, sino que los que se encuentran en planta comparten espacios abiertos.


El hospital Zendal.
La suciedad de los baños es otro de las cosas que también recuerdan bien. "Tenemos cuatro aseos para 60 personas y si no pasan a limpiar con mucha frecuencia eso enseguida es un problema importante, ten en cuenta que hay personas que tienen muchas dificultades de movilidad por cómo estás en los peores días", explica Laura. O la comida, que llega de catering y se "recalienta a 90 grados". "Me llegaron a dar una que llevaba más de 20 días hecha".

La acusación a los trabajadores
Mientras los medios de comunicación airean las malas experiencias de los pacientes, la presidenta madrileña asegura que lo que pasa realmente con el hospital es culpa de una "campaña de desprestigio". La situación ha llegado hasta tal punto que Ayuso ha pasado a la ofensiva presentando una denuncia por "sabotaje". Señala directamente a algunos trabajadores. Según su relato, que replica la gerencia del hospital, se han producido robos de material valorado en 4.000 euros. La presidenta de Madrid señalaba este jueves durante el Pleno en la Asamblea Regional a la izquierda madrileña y, en concreto, a Más Madrid, a quienes acusó de ser los instigadores de los supuestos delitos.

Los presuntos sabotajes habrían comenzado, según ese relato, la semana del 18 de enero. Así figura en la denuncia que ha adelantado la Cadena SER, y en ella se señala directamente a los trabajadores.

Los pacientes consultados no quieren oír hablar de "sabotajes". "Todas las carencias y los problemas del centro tienen poco que ver con lo que cuenta la presidenta", dice Daniel que estuvo ingresado hasta el 23 de enero. Los sindicatos también han puesto el grito en el cielo por estas acusaciones que señalan directamente a los sanitarios.

Pero la presidenta ha sacado toda su artillería contra trabajadores públicos y oposición. Da igual que ese día circulase por todos los medios de comunicación un audio de la gerente del hospital de Alcalá de Henares, Dolores Rubio –vinculada desde hace 15 años al PP y con cargo en algunos órganos del partido– en el que la directiva del complejo abogaba por quitarles el teléfono a los pacientes para que no pudieran hablar con sus familiares y negarse a ir al Zendal. El vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado, pidió la dimisión de Rubio. Ayuso la respalda y la gerente seguirá en el cargo. La presidenta, entretanto, alimenta la teoría del sabotaje contra ese hospital que no acaba de asombrar al mundo.

https://www.eldiario.es/madrid/vida-zendal_1_7197288.html

Los enfermos, rehenes

La gerente del hospital de Alcalá de Henares que quiso quitar el móvil a los pacientes de covid debería dimitir

Concentración convocada este viernes por el sindicato de sanidad Mats para exigir la dimisión la gerente del Hospital Universitario Príncipe de Asturias, Dolores Rubio.FERNANDO VILLAR / EFE
Las palabras de la gerente del hospital de Alcalá de Henares en las que apela a quitar el móvil a los pacientes de covid y evitar el contacto con sus familias para facilitar su traslado al hospital Zendal constituyen un atropello humano, sanitario y, sobre todo y lo más grave, político. En una reunión grabada por alguno de los asistentes y divulgada por la cadena SER, Dolores Rubio defiende prohibirles el teléfono, cortar los contactos con las familias y emprender su traslado sin escuchar su opinión. Como médica que es y, sobre todo, como gestora de un complejo sanitario como el Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares, Rubio debe saber que la Ley de Autonomía del Paciente de 2002 reconoce que transmitirle la información clínica es obligatorio en el marco del respeto a su autonomía, a su voluntad, a su dignidad y a su intimidad. El previo consentimiento del enfermo tras recibir la información adecuada es requisito legal para cualquier actuación, así como el derecho del enfermo a decidir libremente entre las opciones clínicas disponibles, también recogido en la ley. La información, además, debe hacerse llegar a los familiares que el paciente haya dispuesto. Cualquiera de estos preceptos legales choca con el espíritu de las palabras de la gerente del hospital, que ha puesto por delante la consigna política de enviar pacientes al Zendal frente a la voluntad de los enfermos o de sus familiares.

Si el Gobierno de Madrid ha llegado a obligar al traslado de sanitarios al hospital levantado para hacer frente a la pandemia, e incluso ha amenazado con no renovar contrato a los que se nieguen, las declaraciones de Rubio refuerzan la idea de una gestión en la que los intereses políticos inmediatos están por encima de las recomendaciones médicas. El hospital en cuestión, con un coste muy superior a los 50 millones presupuestados, ha sido la apuesta estratégica de un Gobierno de Madrid que ha hecho bandera de la oposición al Gobierno de Pedro Sánchez mientras descuidaba tareas necesarias para combatir la emergencia sanitaria, como la contratación de rastreadores, el refuerzo de las plantillas, la optimización de recursos en los hospitales existentes o las restricciones.

La gerente del hospital, vinculada al PP y con una larga experiencia en gestión sanitaria, demuestra haber tomado a los pacientes como rehenes de esa política capaz de sacrificar sus derechos en aras de la propaganda. La clase sanitaria se ha distinguido, entre otras cosas, por su capacidad de facilitar la relación de enfermos y familiares en una pandemia que les condenaba a una dolorosa separación. Las palabras de Rubio, por tanto, no solo degradan los derechos de los pacientes, sino que no tienen ninguna cabida en esa andadura que ha humanizado la realidad de esta enfermedad. Rubio debe dimitir. Y la Comunidad de Madrid tiene que repensar su papel.

https://elpais.com/opinion/2021-02-05/los-enfermos-rehenes.html



¿Sabotajes en el Zendal? Ayuso paga 808.000 euros a una empresa de una exconcejala del PP por vigilar el hospital


La empresa que vigila el centro ha facturado más de 5,82 millones en el último lustro por sus contratos con la Comunidad de Madrid

A lo largo de toda esta semana, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha insistido en que lo que está sucediendo en el Hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal es "una vergüenza nacional" a raíz de sufrir supuestos "sabotajes impresentables" que, según dice, -sin ofrecer ningún tipo de pruebas- se estarían produciendo por actuaciones ligadas a grupos de izquierda.

La cuestión estriba en que el Hospital Zendal cuenta con una importante partida económica destinada a seguridad y a evitar, entre otras cuestiones, que el centro pueda ser 'saboteado'. Ciertamente, vigilar el Zendal no sale precisamente barato a los madrileños. Según la documentación a la que ha tenido acceso este periódico, solo su vigilancia y seguridad hasta el próximo 17 de mayo supondrá 808.198,59 euros.

La empresa encargada es Ariete Seguridad, una compañía que tiene como administradora única a la exconcejal del PP en el Ayuntamiento de Alcorcón Silvia Cruz entre los años 2011 y 2017, momento en el que abandonó el cargo cuando ocupaba el puesto de primera teniente de alcalde.

Dos anualidades
En concreto, Ariete se encarga de la vigilancia desde el pasado 17 de noviembre y lo hará hasta el próximo mes de mayo. Por ello, la firma de la exconcejala del PP ha recibido dos anualidades: en 2020 recibió 199.829,32 euros y en 2021 608.369,27 euros.

En contraprestación, la empresa supuestamente pone a disposición para la vigilancia del hospital al menos a un jefe de equipo y nueve vigilantes de seguridad de lunes a domingo. Todos ellos sin arma, aunque sí están dotados con teléfonos móviles o linternas halógenas.

Fue el 13 de noviembre de 2020 cuando el Gobierno de Ayuso firmó la resolución por la que se adjudicaba mediante procedimiento de emergencia la contratación de la prestación del servicio de vigilancia y seguridad en el Hospital Enfermera Isabel Zendal. Tal y como explicó ElPlural.com, no es la primera vez que durante la crisis sanitaria Ariete se lleva una licitación por este mismo procedimiento.

De emergencia o no, según consta en el Portal de la Contratación de la Comunidad de Madrid, en total Ariete Seguridad se ha hecho durante los últimos cinco años con 82 licitaciones. Las más importantes son las relativas a la vigilancia y seguridad de varios hospitales de la red del Sermas. En total, se ha hecho en este periodo con catorce de este tipo, incluyendo la del Isabel Zendal, lo que le ha permitido embolsarse 5,41 millones de euros.

https://www.elplural.com/autonomias/sabotajes-zendal-ayuso-paga-808000-euros-empresa-exconcejala-pp-vigilar-hospital_259024102

La gerente que pide prohibir el móvil para que nadie rechace ir al Zendal fue número dos de Sanidad con Cospedal

La escandalosa grabación de María Dolores Rubio ha saltado a Castilla-La Mancha, donde la ahora responsable del hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares llegó a ser directora general de Salud Pública con el Partido Popular.
 

Preguntado Francisco Núñez sobre si está de acuerdo con estas prácticas o si defiende el modelo sanitario de Madrid, el líder autonómico del PP ha preferido echar balones fuera y no pronunciarse.

Quien fuera directora general de Salud Pública y mano derecha de José Ignacio Echániz en la Consejería de Sanidad durante el Gobierno de Cospedal en Castilla-La Mancha, María Dolores Rubio, se ha convertido este jueves en protagonista de un nuevo escándalo, tras proponer quitar el móvil a los pacientes del hospital del que es gerente, el Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares (Madrid), para evitar el rechazo al traslado al Zendal.

Una propuesta que hacía en el trascurso de una reunión del equipo médico del hospital alcalaíno hace un par de semanas y de la cual hoy la SER ha hecho pública una grabación. En ella, se escucha a Rubio sugerir que, para forzar los traslados al hospital Zendal, se podrían interrumpir los contactos entre los pacientes y sus familias.

De este modo, plantea retirar los dispositivos y comunicar a los familiares los traslados una vez que los pacientes se encuentren ya "saliendo del hospital", lo cual permitiría sortear el rechazo al traslado. "¿Por qué tienen que llamar a la familia? ¿Por qué tienen que tener un móvil?", se escucha a Rubio, quien insiste en que el paciente no necesita "ni a mamá ni a papá ni a la vecina de enfrente" para tomar la decisión.

Manifestaciones que han generado enorme revuelo, tanto dentro de la Comunidad de Madrid, donde su vicepresidente, Ignacio Aguado, ha pedido la dimisión de Rubio, como en Castilla-La Mancha, donde estuvo al frente de la Dirección General de Salud Pública con el Gobierno del PP.

Así, desde el PSOE castellanomanchego han mostrado "gran indignación" tras conocerse difundirse esta grabación de Rubio.

El secretario de Organización socialista, Sergio Gutiérrez, ha calificado de "grave" esta situación, "no solo por lo que moralmente nos puede revolver el estómago", sino porque quien es hoy la directora de este centro fue la número 2 de la Consejería de Sanidad con Cospedal, tras la salida de María Seguí en febrero de 2012 para ponerse al frente de la Dirección General de Tráfico.

Según Gutiérrez, "si hubiera ganado Cospedal sería la que hoy estaría dirigiendo la lucha contra la pandemia en Castilla-La Mancha, la directora general de Salud Pública, Dolores Rubio", ha apostillado.

Un contexto en el que ha preguntado al líder de los 'populares' en la región, Francisco Núñez, si "está de acuerdo con estas prácticas" y si "seguiría manteniendo, como ha dicho, la misma política sanitaria que el PP de Cospedal".

En este sentido, Gutiérrez ha preguntado a Núñez si "¿seguiría manteniendo a Echániz en las listas por Guadalajara?, ¿seguiría manteniendo a María Dolores Rubio como directora del Hospital de Alcalá de Henares?", al tiempo que le ha planteado si ese es el modelo que querría para Castilla-La Mancha, "el de Madrid, con tantas veces que lo ha afirmado".

"Imagínense ustedes que sus padres, sus abuelos, son ingresados en un hospital público y les roban el móvil para que no se puedan poner en contacto con ustedes para no decidir trasladarse a un hospital, el Zendal, que hace aguas también por todos lados" y que por no tener, "no tiene ni comida digna".

Así se ha cuestionado si esa es la política "humanitaria del PP", por lo que pide a Núñez que se pronuncie sobre los hechos, "sobre las cosas concretas", puesto que "en una pandemia no vale filosofía barata, vale pronunciarse y proponer cosas concretas", ha concluido.

SIN PERSONAL POR LOS TRASLADOS

Pero más allá de la sugerencia de Rubio de dejar a los pacientes sin móviles, en la grabación también se escucha a la gerente del Hospital Príncipe de Asturias señalar cómo se encuentran en "una espiral negativa", al haber tenido que trasladar al Zendal "personal, sobre todo de enfermería", mientras que los pacientes "no quieren ir allí", de modo que el que pierde es el centro alcalaíno, resintiéndose la atención hospitalaria.

Algo de lo que lleva advirtiendo desde hace meses el personal sanitario de Madrid, que a pesar de resistirse a ser trasladados al hospital de pandemias, ven cómo son amenazados con no volverles a contratar si rechazan el cambio.

Una práctica que está llevando a que el resto de hospitales esté viendo mermado su personal, aunque tengan el mismo número de pacientes.

Una situación que es precisamente la que se ha querido evitar en Castilla-La Mancha, donde los 'populares' no han dejado de reclamar la apertura para la atención a pacientes covid del nuevo Hospital Universitario de Toledo o la puesta en marcha de hospitales de campaña. Medidas que, como se ha señalado en numerosas ocasiones por parte del consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, significaría debilitar el sistema sanitario regional, tanto en personal como en tecnología.

Pero el presidente regional del Partido Popular ha preferido no responder a estas cuestiones, sino que ha optado por echar balones fuera. Así, preguntado por esta cuestión durante la atención a los medios de comunicación que ha ofrecido este jueves en Cuenca, Núñez ha señalado que "hasta el momento" las "únicas malas prácticas" que se han conocido en Castilla-La Mancha se han producido en la Diputación de Albacete, con la vacunación irregular de varias personas de una residencia de mayores dependiente de esta institución, un asunto que ya está siendo investigado.

"En la Diputación de Albacete gobierna el PSOE, que en Castilla-La Mancha está dirigido por Emiliano García-Page", que es presidente de la Junta de Comunidades y secretario general del PSOE en la comunidad autónoma, ha señalado Núñez.

Así, ha incidido en que "quien tiene que dar explicaciones es el PSOE de Castilla-La Mancha de las malas prácticas que se están conociendo en administraciones públicas gobernadas por el PSOE, que todo depende de raíz directa de García-Page, que es el secretario general del PSOE en la región".

De la exdirectora general de Salud Pública durante el mandato de Cospedal y su propuesta de quitar el móvil a los pacientes para evitar el rechazo a los traslados al hospital de pandemias, ha considerado que no tenía nada que decir.

https://www.periodicoclm.es/articulo/politica/gerente-pide-prohibir-movil-pacientes-rechacen-ir-zendal-fue-numero-sanidad-cospedal/20210204165249011865.html


"DESCEREBRADA CON MALDAD": DURO ESCRITO A LA FISCALÍA PARA QUE INVESTIGUE LO SUCEDIDO EN LA SANIDAD DE MADRID

La Asociación Defensor del Paciente insta a tomar medidas contra Dolores Rubio por pretender una "irrupción del derecho de comunicación de los pacientes ingresados"

Tras transcender el audio de la gerente del Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares, Dolores Rubio, en el que pide a sus trabajadores en una reunión del equipo médico que se quiten los teléfonos móviles a los pacientes para que no puedan negarse a ir al Hospital Isabel Zendal, han sido varios los colectivos que piden su dimisión. En concreto, la Asociación Defensor del Paciente ha instado a la fiscal provincial de Madrid, Pilar Rodríguez, a tomar medidas al respecto.

Así, la Asociación insta a tomar medidas contra Rubio por pretender una “irrupción del derecho de comunicación de los pacientes ingresados” retirándoles los móviles. La presidenta, Carmen Flores, lo ha hecho en un escrito dirigido a la fiscal provincial en el que tacha la idea de la gerente del hospital de “descerebrada”, a la vez que pone de manifiesto que “la maldad de sus palabras es propias de una dictadura”.

Además, critica la actitud de la gerente del Hospital Príncipe de Asturias de “utilizar a los pacientes como si fueran niños pequeños que no pueden decidir”. Por ello, tras calificar el asunto como “muy grave”, hace la petición a la responsable provincial de “tomar medidas contra esta irrupción”.

“Alguien así no puede dirigir un hospital de enfermos que además están solos y supeditados a la falta de libertad de movimiento por su patología”, se remarca en el escrito para explicar que la intervención de la fiscal “es fundamental porque son enfermos indefensos y porque la única motivación es la de no dejarles ejercer su derecho de no ir donde no quieran y de estar comunicados con sus familiares”.

Tal como se ha revelado en el audio difundido por la Cadena SER, la gerente pregunta, ante su personal, el motivo por el “los pacientes tienen que tener un móvil”. “¿Por qué tienen que llamar a su familia? El traslado se les comunicará cuando ya estén saliendo del hospital. En una embajada no te dejan pasar con teléfono”, continuó Rubio.

No obstante, Dolores Rubio también asegura que hay que mandar a los pacientes al nuevo y polémico Hospital Isabel Zendal: “Nos quitan al personal, el personal está en el Zendal… Es que vamos a entrar en una espiral. No tenemos profesionales porque están allí pero no les mandamos pacientes y nos quejamos de que no tenemos profesionales”.

https://www.elplural.com/autonomias/descerebrada-maldad-durisimo-escrito-fiscalia-tome-asuntos-sucedido-sanidad-madrid_258928102

LOS SINDICATOS EXIGEN A AYUSO UNA RESPUESTA TRAS LA ORDEN DE QUITAR EL MÓVIL A PACIENTES POR EL ZENDAL

Denuncian que se coarta la "libre elección" de los pacientes, y su "derecho a comunicarse con sus familiares"
C.G.

Los sindicatos con representación en la Sanidad madrileña han denunciado, en un comunicado conjunto, el "atentado" contra los pacientes, tras conocerse la grabación de la gerente del Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares, que pedía quitar los móviles a los pacientes para que no puedan comunicarse con sus familiares y rechazar ir al Hospital Isabel Zendal.

CSIF, SATSE, CCOO, AMYTR, UGT y USAE expresan su "absoluto rechazo" a que se coarte la "libre elección" de los pacientes, su "derecho a comunicarse con sus familiares" y a "su libre elección" de centro hospitalario.

Exigen una respuesta de la Consejería

"Estos hechos no pueden pasar sin respuesta por parte de la Consejería", añade el comunicado conjunto, que llega tras conocerse que la gerente del Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares, Dolores Rubio, ha pedido a sus trabajadores en una reunión del equipo médico que quiten los móviles a los pacientes para que no puedan negarse a ir al Hospital Isabel Zendal.

Según un audio al que ha tenido acceso la Cadena SER, la gerente pregunta a su equipo por qué "los pacientes tienen que tener un móvil" y "por qué tienen que llamar a la familia", ya que "el traslado se les comunicará cuando ya estén saliendo del hospital. En una embajada no te dejan pasar con teléfono".

"Nos quitan al personal, el personal está en el Zendal... Es que vamos a entrar en una espiral. No tenemos profesionales porque están allí pero no les mandamos pacientes y nos quejamos de que no tenemos profesionales", dice la gerente del Príncipe de Asturias.

La gerente apunta a "boicoteadores" contra el Zendal

Dolores Rubio insinúa que dentro del propio Hospital Príncipe de Asturias podría haber boicoteadores: "Habrá que empezar a trabajar el punto de vista de los informadores que cogen el teléfono y habrá que ver a quién tenemos al teléfono porque a lo mejor tenemos al boicoteador dentro. Alguien está boicoteando esto".

"Alguien está boicoteando esto porque si el paciente dice que sí, ya llevamos unos cuantos, y al cabo de cinco minutos entra un auxiliar o entra no sé quién y resulta que el señor ya dice que no. A ver qué está pasando", asegura la gerente. Esta acusación ha sido rechazada por los sindicatos en su comunicado conjunto.

https://www.elplural.com/politica/sindicatos-exigen-ayuso-respuesta-orden-quitar-movil-pacientes-zendal_258925102


EL COORDINADOR DEL HOSPITAL ISABEL ZENDAL: “EL TRASLADO DE PROFESIONALES TIENE UN COMPONENTE POLÍTICO Y CRITERIOS TÉCNICOS. ME LOS PIDIERON Y LOS DI”

Fernando Prados defiende que en medio de la pandemia el personal debe trabajar donde se le necesita

Fernando Prados acumula en el currículum media decena de puestos en menos de dos años. Hasta septiembre de 2019 fue viceconsejero de Sanidad. Después, consejero técnico del Ayuntamiento de Madrid, pero solo unos meses porque el coronavirus llegó y se puso al frente del hospital de campaña que la Comunidad abrió en el recinto ferial de Ifema. En agosto, se marchó a un despacho cerca de la Casa de Campo, como subdirector de coordinación de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de la capital. También fue solo por unos meses. En mitad de la segunda ola de covid, la presidenta Isabel Díaz Ayuso eligió a este médico especialista en emergencias, con dos décadas de experiencia en el Samur, para que coordinara el Isabel Zendal. Y allí, este pasado jueves, este madrileño de 54 años habló, entre otras cuestiones, —y en un recorrido de más de tres horas por ese centro de emergencias—, del ruido mediático, de la politización de esa instalación y de los traslados forzosos de los profesionales desde sus hospitales hasta Valdebebas. “El quinto infierno”, reconoce.

Pregunta. ¿Cómo ha evolucionado el Zendal desde que se inauguró el 1 de diciembre?

Respuesta. Ha seguido la misma curva de ingresos que el resto de hospitales de Madrid. Nosotros nos abastecemos del resto de centros, por lo que nuestra curva es la misma que la de los demás.

P. En pacientes y en personal, también. ¿Cómo ve lo ocurrido con los profesionales?

R. Hay un problema, sí. Y un problema de base, no cabe duda. Y está claro que va a generar problemas con los servicios, pero el sistema profesional sanitario es muy complejo, más o menos necesitas 11 años para empezar a trabajar, con lo cual, si te viene una pandemia y no te avisan 11 años antes, no vas a tener médicos suficientes para atenderla.

P. La cuestión es la decisión de trasladar a personal de otros hospitales hasta aquí de forma forzosa.

R. Si tú vives en una casa de 20x20 con seis personas y te llevas la mitad de la comida y la mitad de la gente a otro sitio, repartes. Hay problemas con los servicios porque faltan profesionales, y aquí también. Ellos tienen los mismos problemas que tengo yo y yo estoy tratando pacientes como tratan ellos.

P. La falta de personal en esos servicios se ha visto agravada por la apertura del Zendal. Es decir, el nuevo hospital ha provocado esos problemas de más en el resto.

R. Los pacientes van a ser los mismos, yo hago el sitio más grande para que entren más: lo que estoy dándoles es más espacio. En los hospitales no tienen sitio para meterlos, ya lo tienen lleno y no se puede trabajar, porque está hecho con las camas que tiene. Si le metes una cama más, ya empiezan los problemas. Yo lo que he hecho es cogerme el excedente de profesionales que había, que es mucho, porque se ha contratado a más de 11.000 nuevos.

P. No todos son nuevos, alrededor de 3.000 son gente que ya trabajaba en los hospitales.

R. No.

P. Son datos mensuales de la plantilla del sistema madrileño de salud de la Consejería de Sanidad.

R. 10.000, 9.000, 8.000, los que sean. La única solución es que pasen 11 años, pero ahora mismo no me puedo inventar los médicos.

P. Con esa falta de especialistas, ¿Por qué la orden de no volver a contratar a los profesionales que rechazaran ser trasladados de forma forzosa al Zendal? ¿Lo vio como un castigo?

R. Yo que castiguen a nadie no lo voy a ver nunca bien por principios. Estábamos viendo que había profesionales que si renunciaban a venir, como no hay más en la bolsa, podían ser contratados de nuevo en otro hospital y se libraban de venir al Zendal, por decirlo así. Mientras que otros que no hacían eso, sí estaban viniendo. Viendo que eso pasaba, se quitó esa fórmula para que no afecte a otros. Esos están desfavoreciendo al que no le tocaba venir, que tampoco quiere venir, pero por profesionalidad no va a dejar de venir. Pero lo que me importan son los pacientes y necesito personal para los pacientes, me encantaría que se hubieran puesto de acuerdo Recursos Humanos y los sindicatos y esto hubiese sido una balsa de aceite, pero era absolutamente esencial para tener aquí gente.

En vez de ir a la Casa de Campo, donde tengo mi despacho que tardo diez minutos escasos, me vengo aquí al quinto infierno, porque es mi profesión.

P. ¿Por qué cree que los profesionales no querían abandonar sus servicios?

R. Eso es comodidad. Pero estamos en pandemia. ¿Sabes dónde estaba yo? En el Ayuntamiento. Y puedes mirar lo que ganaba, aquí pierdo un tercio de lo que gano allí y evidentemente me he venido porque estamos en una pandemia. En vez de ir a la Casa de Campo, donde tengo mi despacho que tardo diez minutos escasos, me vengo aquí al quinto infierno, porque es mi profesión.

P. ¿Cree que es solo por eso?

R. O no, por lo que sea. Porque viviera cerca o le gustara más el trabajo. Hay personas que prefieren trabajar en otro sitio, a mí también me gustaría trabajar en otro sitio, pero las necesidades de la pandemia es que vengan a trabajar aquí. Esto pasará y dejaremos de atender pacientes covid y, además de haber trabajado en un monográfico de covid, podrán trabajar en cualquier otro centro. Donde se hace falta es aquí. Esto es una mierda, puedes decir, pero el que ha decidido que esto se tiene que poner en marcha, lo decidió. Y quien no crea, no le queda más remedio que apechugar con que este es el sistema que se ha decidido.

P. ¿Fue una decisión con componente político?

R. Es verdad que lo tiene, pero también con criterios técnicos, a mí me los pidieron y los di.

P. ¿Y ahora la puntuación adicional que se va a otorgar en la carrera profesional de quienes vengan, le parece un agravio comparativo con el resto de profesionales del resto de centros?

R. Sí, exactamente el mismo que se da a servicios de Intensivos y no a Anestesia, o se le da a Urgencias y no a Interna.

P. ¿Por qué ocurre esto?

R. Se ha puesto un monográfico para covid como política dentro de la consejería y están apoyando una iniciativa que se ha hecho desde la propia consejería. Pasa en otros centros, hay veces que se premia porque la Comunidad tiene especial interés en hacer una campaña de prevención de algo y los profesionales que atienden ese tipo de situación pueden ser premiados. Es una puntuación para su vida laboral y nada más, eso es lo de más que están obteniendo. Estás premiando algo que la consejería necesita que se haga.

En la sanidad no es malo que intervenga la política, lo malo es politizar la sanidad. Hay que tomar medidas y estas tienen criterios políticos, obviamente basados en técnicos. Eso pasa en sanidad, justicia, cultura o educación

P. Vuelve a entrar la política.

R. Absolutamente todo tiene que ver con política. En la sanidad no es malo que intervenga la política, lo malo es politizar la sanidad. Hay que tomar medidas y las medidas tienen criterios políticos, obviamente basados en técnicos, pero al final criterios técnicos hay de todas las tendencias y, evidentemente, el criterio político es al final el que decide por dónde vamos. Eso pasa en sanidad, justicia, cultura o educación. Las normas hay que hacerlas y se hacen con criterios políticos.

P. ¿Ha habido demasiada política alrededor del Zendal? ¿Si la presidenta Isabel Díaz Ayuso hubiese tratado el centro de forma distinta hubiese habido otra reacción?

R. Ella es así. Pero tanta respuesta tan salvaje sobre si iba a funcionar o no, que fue algo que predijo ella y dos más.

P. Las críticas iniciales de los expertos no iban sobre si iba a funcionar, sino sobre si esto era lo más óptimo que podía hacer la Comunidad con los recursos que tenía.

R. Sí, eso es verdad, lo que pasa es que la política está desmadrada. Y eso está afectando mucho al trabajo de la gente.

Las reticencias también de los pacientes

Esta pasada semana, la cadena SER reveló un audio en el que la gerente del hospital Príncipe de Asturias, en Alcalá de Henares, en una reunión con otros cargos del hospital, aludía a la necesidad de trasladar pacientes al Isabel Zendal por la falta de profesionales provocada precisamente por las derivaciones a ese mismo centro de emergencias. Culpaba a las familias de los enfermos por influirles en la decisión, apuntaba hacia la plantilla por una especie de contubernio para convencer a los pacientes de negarse a ir y pedía que se les quitara el móvil para que no pudieran llamar a sus familiares.

Reconoce también que están teniendo “problemas” en las urgencias: “Vemos que pacientes con un perfil ideal para curarse aquí no quieren venir y de algunos hospitales no están viniendo el número de pacientes que tienen que venir”. También asegura que cuando los enfermos llegan allí, “ven que el servicio es el mismo y que no hay ningún problema”

https://elpais.com/espana/madrid/2021-02-06/el-traslado-de-profesionales-tiene-un-componente-politico-y-tambien-criterios-tecnicos-a-mi-me-los-pidieron-y-los-di.html


LA POLICÍA TOMA DECLARACIONES Y REVISA CÁMARAS EN LA INVESTIGACIÓN DEL ZENDAL

Se reforzará la vigilancia y la seguridad en las instalaciones para evitar que se vuelvan a cometer estos hechos delictivos.

Sigue la investigación de lo ocurrido en el hospital recién estrenado por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. La Policía Nacional investiga la denuncia presentada por la Consejería de Sanidad por los presuntos robos y sabotajes que sufre el hospital de Emergencias Isabel Zendal y tiene previsto visionar las cámaras y tomar declaraciones a los responsables del centro y a los trabajadores.

La denuncia fue presentada el miércoles en la Comisaría de Hortaleza por representante del Gobierno regional y la investigación está siendo realizada por la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) junto con la Policía Judicial de Hortaleza, según han informado este viernes a Efe fuentes policiales.

En primer lugar los agentes van a revisar las cámaras de seguridad del centro y tomar declaración a los responsables del hospital y a los trabajadores para conocer la localización de los elementos sustraídos y quién tiene acceso a ellos. De forma paralela, también se reforzará la vigilancia y la seguridad en las instalaciones para evitar que se vuelvan a cometer estos hechos delictivos. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ofreció este jueves en la Asamblea de Madrid detalles sobre los robos que han denunciado en el hospital.

Los MIR como alternativa: se demandan voluntarios en el hospital Isabel Zendal
"Fonendoscopios que han desaparecido, hurtos, roturas, puertas interruptores rotos, cajas de medicamentos, que curiosamente, desaparecen en el hospital y aparecen en sus medios afines al momento", desveló. Ayuso acusó de "boicotear" y "robar medicamentos" a sindicatos "allegados" y "cercanos" a Más Madrid.

Para la presidenta regional, estos trabajadores "cercanos" a la izquierda son los responsables de los actos de "sabotaje" detectados en los pabellones del hospital como cables desenchufados, tuberías obstruidas, sistemas de ventilación desconectados, interruptores partidos y robos de piezas, entre otros.

"No hay un medicamento y justo es el que han robado, lo conocen ustedes primero, falta el agua caliente que han desconectado curiosamente o empiezan con los empapadores a atascar los baños", resaltó Ayuso. Por el momento, los investigadores también están haciendo un inventario del material sustraído y de las dependencias donde se han detectado desperfectos.

https://www.lainformacion.com/espana/madrid/policia-toma-declaraciones-revisa-camaras-investigacion-zendal/2828508/

AYUSO ACUSA A SINDICATOS "ALLEGADOS" A LA IZQUIERDA DE LOS SABOTAJES EN EL ZENDAL

Además, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha declarado en la sesión plenaria de la asamblea autonómica que "falta el agua caliente que han desconectado curiosamente".

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha acusado este jueves a sindicatos "allegados" y "cercanos" a Más Madrid de "boicotear" y "robar medicamentos" en el hospital de Emergencias Isabel Zendal. "Fonendoscopios que han desaparecido, hurtos, roturas, puertas, interruptores rotos, cajas de medicamentos que, curiosamente, desaparecen en el hospital y aparecen en sus medios afines al momento", ha dicho Ayuso en el pleno de la Asamblea de Madrid, en declaraciones recogidas por Efe.

Ayuso ha responsabilizado a trabajadores "cercanos" a la izquierda de los actos de "sabotaje" detectados en los pabellones del hospital como cables desenchufados, tuberías obstruidas, sistemas de ventilación desconectados, interruptores partidos y robos de piezas, entre otros. "No hay un medicamento y justo es el que han robado, lo conocen ustedes primero, falta el agua caliente que han desconectado curiosamente o empiezan con los empapadores a atascar los baños", ha dicho Ayuso, que ha reprochado a los partidos de la izquierda que no hayan condenado los ataques.

Ante las críticas de Más Madrid y Unidas Podemos por el "sabotaje" que su Gobierno está haciendo a la sanidad pública, Ayuso ha respondido que "los medios públicos están pasando un momento muy complicado pero lo pasan peor cuando sus sindicatos afines afiliados a su partido lo destrozan todo". "En el hospital, en los medios de comunicación públicos que lo secan todo y no dejan trabajar libremente a los periodistas, a los medios o a los profesores", ha relatado la presidenta madrileña. "Ustedes viven de los públicos y van a seguir destrozando lo público porque lo necesitan", ha expresado.

Ofrece el hospital para toda España

Por otra parte, Ayuso ha ofrecido este jueves "a toda España" el hospital de Emergencias Isabel Zendal para acoger a pacientes de otras comunidades, en el caso de que necesiten ayuda sanitaria. "Se lo ofrecemos a todos, a toda España, a Castilla y León, Castilla-La Mancha y a todas las comunidades que lo necesiten", ha afirmado Ayuso en el pleno de la Asamblea.

La Consejería de Sanidad de Castilla y León ha iniciado conversaciones con los responsables sanitarios de las comunidades limítrofes de Cantabria, País Vasco y Madrid para saber si, en una situación de extrema necesidad, pueden acoger pacientes de esta Comunidad. "Es un orgullo de la sanidad pública madrileña, y que sus cercanos boicotean un día sí y otro día también de una manera mezquina, olvidando que lo que hay dentro son pacientes, personas que se están curando", ha mencionado Ayuso sobre los actos de "sabotaje" detectados en los pabellones del hospital como "cables desenchufados, tuberías obstruidas, sistemas de ventilación desconectados, interruptores partidos y robos de piezas", entre otros.

Ayuso ha tildado de "vergüenza nacional" estos "ataques" y las críticas de la izquierda a este nuevo centro, ya que "si no fuera por este hospital la sanidad estaría bloqueada, que es lo que a ustedes les gustaría". "Ya hay 1.123 vidas que han pasado por el Isabel Zendal", ha zanjado.

https://www.lainformacion.com/espana/madrid/ayuso-acusa-sanitarios-cercanos-izquierda-sabotajes-hospital-zendal/2828389/

LA COMUNIDAD DE MADRID DENUNCIA EL ROBO DE “COSAS IMPRESCINDIBLES PARA SALVAR VIDAS” EN EL ZENDAL

El Gobierno regional declara la “sustracción de material médico fungible” y “posibles sabotajes en las instalaciones” del hospital, sin señalar a sospechosos concretos, pero sí a personal del centro

“Son cosas imprescindibles para salvar la vida de un paciente”. Así comenzaba a detallar este jueves Raquel Heras Fernández, la supervisora de gestión de productos, equipamiento y tecnología sanitaria del hospital Isabel Zendal, el listado de material médico que se ha echado en falta en las últimas semanas dentro del recinto. “Laringoscopios, ambús y pinzas Magill”, enumeraba a este periódico en el hospital. Son herramientas que se encuentran habitualmente en los carros de parada y en los controles de enfermería y que son “imprescindibles”, asegura, para tratar con los enfermos. “Sí, hemos denunciado, claro”, decía. Esa denuncia presentada por el Gobierno regional, adelantada por la cadena SER, declara la “sustracción de material médico fungible” y “una serie de posibles sabotajes en las instalaciones”. No señala a sospechosos concretos, pero sí de manera genérica a personal del centro. En medio de la conversación, la supervisora recibe una llamada de teléfono para avisarle de que un equipo de policía ha llegado al centro para investigar los hechos.

“No ha sido económico, ha sido para fastidiar”, afirma tajante la supervisora. “Hay que ir dejando a un lado la parte política porque nosotros somos sanitarios, no políticos. Lo que nos están haciendo es de juzgado de guardia”. Está convencida de que tiene que ver con la polémica levantada alrededor del Zendal. “¿Tenemos defectos? Sí, como en todos los hospitales y en todos sitios hay problemas, pero trabajamos para sacar adelante a los pacientes covid”. Ni Heras ni Fernando Prados, el coordinador general del centro, apuntan a sospechosos concretos, aunque señalan a profesionales sanitarios. “No sabemos qué tipo de profesional ha sido, aquí hay muchos de distintas categorías. Pero tiene que ser alguien de aquí”, añadía la supervisora, trabajadora voluntaria desplazada del hospital 12 de Octubre.

Prados califica de “desagradable” lo ocurrido: “Un día me avisaron de que había un termo desconectado y por eso no había agua caliente. Al día siguiente, fueron tres. Al rato me dicen que falta dexametasona, en farmacia me dicen que es “imposible” y, cuando revisamos la medicación que acababa de ser repuesta, esa misma mañana, efectivamente faltaba”. Ese relato de Prados está concretado en la denuncia, interpuesta a las 12.25 del pasado 3 de febrero por el coordinador de gestión del Zendal.

En ella se lee que los hechos, “que pudieran resultar graves”, se producen desde el 18 de enero. A lo largo de la semana del 25 de ese mes desaparecieron, según se lee en el documento, dos ambús de carro de parada —un dispositivo manual para ventilar con presión positiva a los pacientes con dificultades para respirar— con un valor de unos 130 euros cada uno; tres laringoscopios de carro de parada —una herramienta para abrir las vías aéreas de los pacientes y poder intubar—, de alrededor de 175 euros cada uno; tres conexiones de oxígeno de ventiladores a pared, por valor de 400 euros; un ordenador portátil del despacho médico; “una pantalla de broncoscopio Ambú, con su fuente de alimentación del almacén para ver el pulmón por dentro, con un valor estimado de 500 o 600 euros”; una fuente de alimentación de pantalla de broncoscopio, del almacén, “del cual no se puede estimar el valor en estos momentos”; y un Airvo2, un sistema de alto flujo, sin el soporte, para ventilar a los pacientes, y con un precio aproximado de 4.000 euros.

A las zonas donde se encontraba ese material tienen acceso, siempre según la denuncia, “de forma habitual el personal sanitario (médicos, enfermeras y auxiliares de enfermería) y personal de limpieza y de modo puntual los celadores y el personal de mantenimiento”, en el caso de las zonas próximas a los pacientes. Y en el caso del almacén, “el personal sanitario y la empresa Servicio Móvil encargada de la reposición de material sanitario y de modo puntual el personal de limpieza”. Fue el neumólogo Pedro Landete, responsable de la unidad de cuidados intermedios del centro, quien en un informe recogió todo lo que faltaba y lo entregó a la dirección.

Heras, la supervisora de gestión de producto sanitario, también elaboró un informe el jueves 28 de enero, en el que detalló la desaparición de 10 laringoscopios, 10 ambús y 7 pinzas Magill —”que sirven para quitar cuerpos extraños y poder colocar el tubo al paciente”—, todo con un valor aproximado de 3.610 euros. En el Zendal “solo existen cámaras de seguridad en el pasillo general de la planta 1, lugar en el cual se encuentran los servicios generales, incluido el almacén general, en el cual no se ha detectado la sustracción de efecto alguno”, apunta la denuncia, por lo que no hay posibilidad de tener imágenes de los hechos.

Los posibles sabotajes

Además de la sustracción de material médico, el documento policial también recoge “daños perpetrados sobre las instalaciones” desde el 18 de enero. “Desenchufar termos eléctricos del agua caliente de las que hacen uso los pacientes y el personal sanitario”, también la “intrusión en la sala Rack” (en la que se encuentran las conexiones que dan suministro a la red informática) y desconexión del enchufe de latiguillos dejando un módulo sin conexión a internet durante una hora u hora y media, lo que supone que los médicos no tengan conexión con los aparatos que miden la telemetría de las constantes vitales de los pacientes y que no haya conexión al resto de ordenadores”.

A todo esto, se añade “arrojar todo tipo de material al inodoro, lo que supone dejar sin uso el inodoro al dejar atascado el desagüe”; o “activar la alarma de evacuación durante la madrugada en el cuarto de celadores del pabellón pasillo norte, lo que supone un grave trastorno a los pacientes, todo tipo de personal y generar un estado de preocupación, incluso de pánico, al activarse una grabación por la megafonía, indicando los pasos para abandonar las instalaciones”. Ahora, aludía este jueves Fernando Prados, “la policía, sin interferir en la actividad del hospital, hará su trabajo”.

https://elpais.com/espana/madrid/2021-02-05/la-denuncia-de-la-comunidad-por-robo-de-material-en-el-zendal-declara-una-lista-de-cosas-imprescindibles-para-salvar-vidas.html

LA VIDA EN EL ZENDAL, EL HOSPITAL DE AYUSO QUE IBA A "ASOMBRAR AL MUNDO"

Pacientes que han ingresado en el centro de pandemias que ha levantado en tiempo récord la Comunidad de Madrid lamentan las penurias que pasaron en un hospital en el que el personal sanitario se resiste a trabajar por sus carencias. La presidenta madrileña denuncia en los juzgados actos de sabotaje, de los que culpa a los trabajadores

Daniel, 49 años, entró el pasado 15 de enero en las urgencias del hospital Ramón y Cajal con el cuadro clásico que se ha repetido en los hospitales de todo el mundo desde hace once meses: fiebre, mucha tos y cansancio generalizado. El diagnóstico no tardó en confirmarse: positivo por COVID-19 con PCR. Fue entonces cuando desde el centro madrileño situado en el distrito Fuencarral-El Pardo, al noroeste de la capital, le informaron de que era un paciente "óptimo" para ingresar en el nuevo hospital de emergencias Enfermera Isabel Zendal.

El complejo que según repitió el Gobierno madrileño "iba a asombrar al mundo", costar 50 millones de euros y construirse en seis meses, va ya por más de 100 millones. Ha abierto varios módulos mientras el personal sanitario insiste en que no es un hospital. Al menos, no un hospital al uso porque el edificio, donde las subcontratas trabajaron día y noche durante medio año, tiene carencias básicas: no tiene habitaciones ni quirófanos ni urgencias ni instalaciones básicas que sí pueden encontrarse en un hospital. Cuatro baños se comparten entre 60 pacientes. Tampoco tiene cocina por lo que la comida llega precocinada por carretera. Hasta el agua escasea para pacientes que en muchos casos pierden las fuerzas de tanto toser.

Tampoco tenía personal, pero se está reclutando desde otros centros: a los profesionales de la sanidad madrileña la Consejería los está llevando a rastras a un complejo que desde el primer minuto generó desconfianza entre la plantilla de los Servicio de Salud de la Comunidad. Tampoco los pacientes estaban muy por la labor de ser ingresados en el Zendal, después de todo lo que se ha escrito sobre el centro, pero el descontrol del virus hace que haya llegado casi a la mitad de su capacidad. Medio millar de personas como Daniel, que pasó allí una semana, a partir de la segunda quincena de enero.

"Mi experiencia no fue nada buena", lamenta Daniel, en conversación con elDiario.es. "Desde el hospital no me preguntaron ni me dieron la opción de quedarme en el Ramón y Cajal, me dijeron que no me veían muy grave [esta es una de las condiciones que fijan los protocolos internos para poder ingresar a alguien en el nuevo centro] y que me llevaban al Zendal y yo entendí que si lo habían decidido era porque era mejor dejar las camas para personas que estuvieran peor que yo", relata. "Si hubiera sabido lo que me esperaba, a lo mejor habría protestado", añade.

A las pocas horas de ingresar en el Zendal, su situación empeoró: "La tos fue a más y empecé a tener dificultades para respirar, me encontraba muy mal". "Recuerdo que estaba en el baño y empecé a toser mucho. Tosí tanto que se me debieron cerrar los pulmones y de vuelta a la cama me desmayé y perdí el conocimiento. Me desperté con una enfermera intentando ayudarme y entonces pedí que me viera un médico porque me sentía muy mal, pero ese médico nunca apareció", relata. Tampoco logró que le llevasen agua porque las botellas se habían terminado: "Me notaba totalmente deshidratado pero me dijeron que no había agua, que no había llegado el camión del reparto de botellas. Yo no entendía por qué no me rellenaban la que ya tenía en el baño, y tuve que pasar toda la noche sin poder beber y con mucha tos. Otros días decidí racionarla para que una botella me durase toda la jornada".

Esa primera noche de Daniel en el Zendal en la que perdió el conocimiento era sábado. Los fines de semana, según relata, no hay médicos en el hospital. Lo comprobó también la semana siguiente cuando el viernes le dijeron que estaba preparado para irse a casa pero el sábado no había nadie para firmar su alta. "Solo había enfermeros y auxiliares muy jóvenes, que le ponían voluntad, pero que a veces carecían de los conocimientos y la experiencia", asegura. Uno de las mayores problemas desde el inicio de este centro ha sido precisamente la falta de facultativos. El polémico hospital encontró desde antes incluso de su inauguración grandes dificultades para dotarse de personal: Ayuso se negó a contratar a nuevos profesionales porque el plan era reclutarlos de otros hospitales puesto que el Zendal no se plantea como una infraestructura abierta de forma permanente sino como un parche para hacer frente a los picos de la pandemia.

Los sindicatos calculan que para mantener abierto un centro de su tamaño se precisarían 6.000 trabajadores para cubrir todos los turnos el día que estén ocupadas las 1.000 camas. Actualmente hay la mitad. El personal va saliendo del resto de hospitales que ya tenían las plantilla muy mermadas tras años de recortes y privatizaciones.

Al principio, el Gobierno regional optó por pedir "voluntarios" entre los profesionales para acudir al centro. Ayuso había dicho que no conocía ningún médico que no fuese a querer estar en el Zendal, pero la operación de reclutamiento de la Consejería de Sanidad apuntó a solo 106 personas en la primera lista. Entonces la Comunidad decidió que se utilizaría al personal contratado para el refuerzo de la COVID programando traslados forzosos que han provocado las quejas de los sanitarios. Se enviaron órdenes internas a todos los hospitales de la región desde el pasado 5 de enero para que no se contratase a ningún sanitario del refuerzo por la COVID que hubiese renunciado a ser derivado al Zendal.

Esta semana, la Consejería de Sanidad ha pasado del palo a la zanahoria: ha emitido una resolución para premiar a los sanitarios que trabajasen en el Zendal en futuros procesos de selección, dándoles mayor puntuación que al resto.

Confusión en la medicación

Actualmente, 1.295 sanitarios trabajan en el nuevo centro que solo trata a pacientes con coronavirus. Cuando Daniel ingresó hace ahora tres semanas, eran muchos menos. La presión hospitalaria ha crecido proporcionalmente al número de contagios en la región y los hospitales normales se han acercado al colapso generalizado, hasta el punto de que el Gobierno de Madrid ha dictado una orden para intervenir la sanidad privada.

"El Zendal es un sitio en el que se pasan muchas incomodidades, que entiendo que es lo que hay, pero para lo mal que estás, acaba siendo duro", cuenta Daniel. Una de las cosas que recuerda este madrileño de su estancia en el nuevo centro es la confusión de los sanitarios al suministrar los medicamentos. "Hasta en tres ocasiones me inyectaron por vía o me dieron medicamentos que no me correspondían". Según explica, a cada cama le corresponde un número, que es el que sirve a los facultativos para saber qué tratamiento deben recibir los pacientes: "Lo que ocurre es que están puestos de tal manera que induce a error. Los últimos días cuando ya estaba bastante mejor me di cuenta de que me habían puesto mal las medicinas y yo mismo alerté a la enfermera, pero a veces me lo daban igual". "Dos días me quedé sin comer por esa misma equivocación porque pensaban que ya lo habían servido".

El relato de este madrileño es muy similar al de Laura, vecina de Vallecas de 42 años, o el de Roberto, de 53. Ambos también pasaron por el centro situado en Valdebebas, al norte de la ciudad, y coinciden en que "no es un entorno agradable". La publicista tuvo una experiencia muy similar a la de los diferentes pacientes del Zendal con los que ha podido hablar elDiario.es. A las penurias de Daniel, Laura y Roberto se suma la imposibilidad de dormir durante el día por el ruido –de los respiradores o el "sonido como de máquinas"– y por la luz, dado que el complejo está diseñado para que "toda la luz se encienda o se apague a la vez".

"De hecho, cuando se enciende el ruido es atronador porque se oye como si le dieran a todos los plomos a la vez; una noche nos despertaron a las tantas de la mañana porque querían encender algo y se iluminó todo ", relata Daniel. Todos recuerdan también las "intensas" luces led que les alumbraban directamente en la cara y que les "impedían descansar". El complejo es una nave diáfana donde no hay habitaciones, sino que los que se encuentran en planta comparten espacios abiertos.

El hospital Zendal.
La suciedad de los baños es otro de las cosas que también recuerdan bien. "Tenemos cuatro aseos para 60 personas y si no pasan a limpiar con mucha frecuencia eso enseguida es un problema importante, ten en cuenta que hay personas que tienen muchas dificultades de movilidad por cómo estás en los peores días", explica Laura. O la comida, que llega de catering y se "recalienta a 90 grados". "Me llegaron a dar una que llevaba más de 20 días hecha".

La acusación a los trabajadores

Mientras los medios de comunicación airean las malas experiencias de los pacientes, la presidenta madrileña asegura que lo que pasa realmente con el hospital es culpa de una "campaña de desprestigio". La situación ha llegado hasta tal punto que Ayuso ha pasado a la ofensiva presentando una denuncia por "sabotaje". Señala directamente a algunos trabajadores. Según su relato, que replica la gerencia del hospital, se han producido robos de material valorado en 4.000 euros. La presidenta de Madrid señalaba este jueves durante el Pleno en la Asamblea Regional a la izquierda madrileña y, en concreto, a Más Madrid, a quienes acusó de ser los instigadores de los supuestos delitos.

Los presuntos sabotajes habrían comenzado, según ese relato, la semana del 18 de enero. Así figura en la denuncia que ha adelantado la Cadena SER, y en ella se señala directamente a los trabajadores.

Los pacientes consultados no quieren oír hablar de "sabotajes". "Todas las carencias y los problemas del centro tienen poco que ver con lo que cuenta la presidenta", dice Daniel que estuvo ingresado hasta el 23 de enero. Los sindicatos también han puesto el grito en el cielo por estas acusaciones que señalan directamente a los sanitarios.

Pero la presidenta ha sacado toda su artillería contra trabajadores públicos y oposición. Da igual que ese día circulase por todos los medios de comunicación un audio de la gerente del hospital de Alcalá de Henares, Dolores Rubio –vinculada desde hace 15 años al PP y con cargo en algunos órganos del partido– en el que la directiva del complejo abogaba por quitarles el teléfono a los pacientes para que no pudieran hablar con sus familiares y negarse a ir al Zendal. El vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado, pidió la dimisión de Rubio. Ayuso la respalda y la gerente seguirá en el cargo. La presidenta, entretanto, alimenta la teoría del sabotaje contra ese hospital que no acaba de asombrar al mundo.

https://www.eldiario.es/madrid/vida-zendal_1_7197288.html

¿SABOTAJES EN EL ZENDAL? AYUSO PAGA 808.000 EUROS A UNA EMPRESA DE UNA EXCONCEJALA DEL PP POR VIGILAR EL HOSPITAL

La empresa que vigila el centro ha facturado más de 5,82 millones en el último lustro por sus contratos con la Comunidad de Madrid

A lo largo de toda esta semana, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha insistido en que lo que está sucediendo en el Hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal es "una vergüenza nacional" a raíz de sufrir supuestos "sabotajes impresentables" que, según dice, -sin ofrecer ningún tipo de pruebas- se estarían produciendo por actuaciones ligadas a grupos de izquierda.

La cuestión estriba en que el Hospital Zendal cuenta con una importante partida económica destinada a seguridad y a evitar, entre otras cuestiones, que el centro pueda ser 'saboteado'. Ciertamente, vigilar el Zendal no sale precisamente barato a los madrileños. Según la documentación a la que ha tenido acceso este periódico, solo su vigilancia y seguridad hasta el próximo 17 de mayo supondrá 808.198,59 euros.

La empresa encargada es Ariete Seguridad, una compañía que tiene como administradora única a la exconcejal del PP en el Ayuntamiento de Alcorcón Silvia Cruz entre los años 2011 y 2017, momento en el que abandonó el cargo cuando ocupaba el puesto de primera teniente de alcalde.

Dos anualidades
En concreto, Ariete se encarga de la vigilancia desde el pasado 17 de noviembre y lo hará hasta el próximo mes de mayo. Por ello, la firma de la exconcejala del PP ha recibido dos anualidades: en 2020 recibió 199.829,32 euros y en 2021 608.369,27 euros.

En contraprestación, la empresa supuestamente pone a disposición para la vigilancia del hospital al menos a un jefe de equipo y nueve vigilantes de seguridad de lunes a domingo. Todos ellos sin arma, aunque sí están dotados con teléfonos móviles o linternas halógenas.

Fue el 13 de noviembre de 2020 cuando el Gobierno de Ayuso firmó la resolución por la que se adjudicaba mediante procedimiento de emergencia la contratación de la prestación del servicio de vigilancia y seguridad en el Hospital Enfermera Isabel Zendal. Tal y como explicó ElPlural.com, no es la primera vez que durante la crisis sanitaria Ariete se lleva una licitación por este mismo procedimiento.

De emergencia o no, según consta en el Portal de la Contratación de la Comunidad de Madrid, en total Ariete Seguridad se ha hecho durante los últimos cinco años con 82 licitaciones. Las más importantes son las relativas a la vigilancia y seguridad de varios hospitales de la red del Sermas. En total, se ha hecho en este periodo con catorce de este tipo, incluyendo la del Isabel Zendal, lo que le ha permitido embolsarse 5,41 millones de euros.

https://www.elplural.com/autonomias/sabotajes-zendal-ayuso-paga-808000-euros-empresa-exconcejala-pp-vigilar-hospital_259024102


LA GERENTE QUE QUITA EL MÓVIL A LOS PACIENTES PARA LLEVARLOS AL ZENDAL HA ADJUDICADO ‘A DEDO’ 120.000 EUROS A UNA EMPRESA BENEFICIADA POR EL PP DE MADRID

El Grupo GEE, beneficiado también en el hospital Zendal, ha recibido más de 86 millones opacos bajo gobiernos del Partido Popular

El Hospital Universitario Príncipe de Asturias ha realizado adjudicaciones directas sin concurso público por valor de 730.747 euros al Grupo Empresarial Electromédico (GEE) desde el 1 de febrero de 2020 (fecha en la que expiró el contrato entre la compañía de electromedicina y el hospital ubicado en la localidad madrileña de Alcalá de Henares).

En los últimos dos meses, estas adjudicaciones indirectas sin concurso público se han producido bajo la gerencia de Dolores Rubio por un valor de más de 120.000 euros. Se trata de la dirigente que ha pedido a sus trabajadores que quiten los móviles a los pacientes para que no puedan negarse a ir al Hospital Enfermera Isabel Zendal.

Dolores Rubio, que asesora al Partido Popular desde hace 14 años y ocupó el puesto de directora general de Salud Pública de Castilla-La Mancha bajo el mandato de María Dolores de Cospedal, fue designada a finales de noviembre como gerente del Príncipe de Asturias.

Esta firma lleva lustros monopolizando los servicios de electromedicina gracias a un complejo sistema de infinitas prórrogas sin concurso público que se aplican en los principales hospitales de la región. ElPlural.com ha llegado a cifrar en más de 86 millones de euros opacos la cantidad que gracias a encadenar numerosos contratos y prórrogas el Grupo Empresarial Electrómedico habría recibido con gobiernos del PP.

Además, el GEE también habría recibido adjudicaciones directas por parte del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso para el hospital de campaña de Ifema y el Zendal.

Este medio ha desvelado que en siete hospitales de la Comunidad de Madrid se habrían producido estas prácticas facturándose millonarias cantidades: 30 millones de euros en La Paz, más de 22 en el Clínico San Carlos, 16 en el Severo Ochoa, 14 en el Ramón y Cajal, 3 millones en el Niño Jesús, 900.000 euros en el Universitario de Getafe, 5 millones en el Gregorio Marañón y cientos de miles de euros en el Carlos III.

A los hospitales anteriormente mencionados, también habría que añadir ahora el Hospital Universitario Príncipe de Asturias y el Hospital Puerta de Hierro -en base a la documentación que obra en manos de este periódico-.

En reiteradas ocasiones, ElPlural.com se ha puesto en contacto tanto con el Grupo GEE como con la consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid para ofrecer la posibilidad de dar explicaciones sobre este entramado tan costoso para el erario madrileño. Ofrecimiento que ha sido rechazado pese a la denuncia pública que los grupos de la oposición en Madrid también realizaron sobre estas prórrogas sin concurso público.

El audio de la vergüenza
En el audio de la vergüenza que se ha difundido esta semana, se escucha a Dolores Rubio pedir a sus trabajadores que quiten los móviles a los pacientes para que no puedan negarse a ir al Zendal.

“Se prohíben los teléfonos, no se llama, se deja de llamar a la familia. ¿Por qué tiene que llamar a la familia y por qué tiene que tener un móvil?. El traslado se les comunicará cuando ya estén saliendo del hospital. En una embajada no te dejan pasar con teléfono”.

“No será cesada”
Pese a las peticiones del conjunto de la oposición (a excepción de Vox), como del propio vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, tanto la Consejería de Sanidad como el viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19, Antonio Zapatero, han manifestado que Dolores Rubio "no será cesada" por una "conversación privada”.

De momento, la Consejería de Sanidad no se ha manifestado respecto a esta noticia que complica aún más el futuro de Rubio como gerente del Hospital Universitario Príncipe de Asturias.

Versión del hospital
Tras publicar esta información, el Hospital Universitario Príncipe de Asturias se ha puesto en contacto con ElPlural.com para ofrecer la siguiente versión:

-"El Hospital Príncipe de Asturias tiene actualmente un contrato en vigor dentro del marco legal firmado el 17 de enero de 2020 con la empresa Ibérica de Mantenimiento para prestar servicios de electromedicina, que son servicios esenciales e imprescindibles para el buen funcionamiento del hospital".

- "Se está a la espera de la publicación del correspondiente concurso público en el que están trabajando los técnicos de la Dirección General competente de la propia Consejería de Sanidad y que será publicado en el BOCM".

https://www.elplural.com/autonomias/gerente-quita-movil-pacientes-llevarlos-zendal-adjudicado-a-dedo-12000-euros-empresa-beneficiada-pp-madrid_259038102


LA GERENTE QUE PIDE PROHIBIR EL MÓVIL PARA QUE NADIE RECHACE IR AL ZENDAL FUE NÚMERO DOS DE SANIDAD CON COSPEDAL

La escandalosa grabación de María Dolores Rubio ha saltado a Castilla-La Mancha, donde la ahora responsable del hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares llegó a ser directora general de Salud Pública con el Partido Popular.

Preguntado Francisco Núñez sobre si está de acuerdo con estas prácticas o si defiende el modelo sanitario de Madrid, el líder autonómico del PP ha preferido echar balones fuera y no pronunciarse.

Quien fuera directora general de Salud Pública y mano derecha de José Ignacio Echániz en la Consejería de Sanidad durante el Gobierno de Cospedal en Castilla-La Mancha, María Dolores Rubio, se ha convertido este jueves en protagonista de un nuevo escándalo, tras proponer quitar el móvil a los pacientes del hospital del que es gerente, el Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares (Madrid), para evitar el rechazo al traslado al Zendal.

Una propuesta que hacía en el trascurso de una reunión del equipo médico del hospital alcalaíno hace un par de semanas y de la cual hoy la SER ha hecho pública una grabación. En ella, se escucha a Rubio sugerir que, para forzar los traslados al hospital Zendal, se podrían interrumpir los contactos entre los pacientes y sus familias.

De este modo, plantea retirar los dispositivos y comunicar a los familiares los traslados una vez que los pacientes se encuentren ya "saliendo del hospital", lo cual permitiría sortear el rechazo al traslado. "¿Por qué tienen que llamar a la familia? ¿Por qué tienen que tener un móvil?", se escucha a Rubio, quien insiste en que el paciente no necesita "ni a mamá ni a papá ni a la vecina de enfrente" para tomar la decisión.

Manifestaciones que han generado enorme revuelo, tanto dentro de la Comunidad de Madrid, donde su vicepresidente, Ignacio Aguado, ha pedido la dimisión de Rubio, como en Castilla-La Mancha, donde estuvo al frente de la Dirección General de Salud Pública con el Gobierno del PP.

Así, desde el PSOE castellanomanchego han mostrado "gran indignación" tras conocerse difundirse esta grabación de Rubio.

El secretario de Organización socialista, Sergio Gutiérrez, ha calificado de "grave" esta situación, "no solo por lo que moralmente nos puede revolver el estómago", sino porque quien es hoy la directora de este centro fue la número 2 de la Consejería de Sanidad con Cospedal, tras la salida de María Seguí en febrero de 2012 para ponerse al frente de la Dirección General de Tráfico.

Según Gutiérrez, "si hubiera ganado Cospedal sería la que hoy estaría dirigiendo la lucha contra la pandemia en Castilla-La Mancha, la directora general de Salud Pública, Dolores Rubio", ha apostillado.

Un contexto en el que ha preguntado al líder de los 'populares' en la región, Francisco Núñez, si "está de acuerdo con estas prácticas" y si "seguiría manteniendo, como ha dicho, la misma política sanitaria que el PP de Cospedal".

En este sentido, Gutiérrez ha preguntado a Núñez si "¿seguiría manteniendo a Echániz en las listas por Guadalajara?, ¿seguiría manteniendo a María Dolores Rubio como directora del Hospital de Alcalá de Henares?", al tiempo que le ha planteado si ese es el modelo que querría para Castilla-La Mancha, "el de Madrid, con tantas veces que lo ha afirmado".

"Imagínense ustedes que sus padres, sus abuelos, son ingresados en un hospital público y les roban el móvil para que no se puedan poner en contacto con ustedes para no decidir trasladarse a un hospital, el Zendal, que hace aguas también por todos lados" y que por no tener, "no tiene ni comida digna".

Así se ha cuestionado si esa es la política "humanitaria del PP", por lo que pide a Núñez que se pronuncie sobre los hechos, "sobre las cosas concretas", puesto que "en una pandemia no vale filosofía barata, vale pronunciarse y proponer cosas concretas", ha concluido.

SIN PERSONAL POR LOS TRASLADOS

Pero más allá de la sugerencia de Rubio de dejar a los pacientes sin móviles, en la grabación también se escucha a la gerente del Hospital Príncipe de Asturias señalar cómo se encuentran en "una espiral negativa", al haber tenido que trasladar al Zendal "personal, sobre todo de enfermería", mientras que los pacientes "no quieren ir allí", de modo que el que pierde es el centro alcalaíno, resintiéndose la atención hospitalaria.

Algo de lo que lleva advirtiendo desde hace meses el personal sanitario de Madrid, que a pesar de resistirse a ser trasladados al hospital de pandemias, ven cómo son amenazados con no volverles a contratar si rechazan el cambio.

Una práctica que está llevando a que el resto de hospitales esté viendo mermado su personal, aunque tengan el mismo número de pacientes.

Una situación que es precisamente la que se ha querido evitar en Castilla-La Mancha, donde los 'populares' no han dejado de reclamar la apertura para la atención a pacientes covid del nuevo Hospital Universitario de Toledo o la puesta en marcha de hospitales de campaña. Medidas que, como se ha señalado en numerosas ocasiones por parte del consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, significaría debilitar el sistema sanitario regional, tanto en personal como en tecnología.

Pero el presidente regional del Partido Popular ha preferido no responder a estas cuestiones, sino que ha optado por echar balones fuera. Así, preguntado por esta cuestión durante la atención a los medios de comunicación que ha ofrecido este jueves en Cuenca, Núñez ha señalado que "hasta el momento" las "únicas malas prácticas" que se han conocido en Castilla-La Mancha se han producido en la Diputación de Albacete, con la vacunación irregular de varias personas de una residencia de mayores dependiente de esta institución, un asunto que ya está siendo investigado.

"En la Diputación de Albacete gobierna el PSOE, que en Castilla-La Mancha está dirigido por Emiliano García-Page", que es presidente de la Junta de Comunidades y secretario general del PSOE en la comunidad autónoma, ha señalado Núñez.

Así, ha incidido en que "quien tiene que dar explicaciones es el PSOE de Castilla-La Mancha de las malas prácticas que se están conociendo en administraciones públicas gobernadas por el PSOE, que todo depende de raíz directa de García-Page, que es el secretario general del PSOE en la región".

De la exdirectora general de Salud Pública durante el mandato de Cospedal y su propuesta de quitar el móvil a los pacientes para evitar el rechazo a los traslados al hospital de pandemias, ha considerado que no tenía nada que decir.

https://www.periodicoclm.es/articulo/politica/gerente-pide-prohibir-movil-pacientes-rechacen-ir-zendal-fue-numero-sanidad-cospedal/20210204165249011865.html

AYUSO INSINÚA QUE MÁS MADRID ESTÁ TRAS EL “BOICOT” DEL ZENDAL Y EL ROBO DE MEDICAMENTOS

La presidenta regional reprocha a Perpinyá que “muchos de sus allegados están boicoteando el hospital”

El presunto boicot que denuncia Isabel Díaz Ayuso al Hospital Isabel Zendal también ha estado presente en el enfrentamiento de la presidenta regional con el portavoz de Más Madrid, Pablo Gómez Perpinyá. La jefa del Ejecutivo madrileño ha insinuado que es la formación que fundó Iñigo Errejón está detrás del robo de medicamentos.

Antes de estas graves insinuaciones de Ayuso, Pablo Gómez Perpinyá ha reprochado que la comunidad es más que “tapas y terrazas”, tal y como la presenta la jefa del Ejecutivo, a quien le ha espetado que “esto no es un 100 montaditos”. “Son cientos los bares afectados sin ayudas que otras autonomías si han dado a la hostelería”, ha apuntado.

El portavoz de Más Madrid ha señalado que “las empresas quebradas han superado los 20 puntos” en la Comunidad de Madrid, pero no ha olvidado la polémica que ha publicado este jueves la Cadena SER. Perpinyá ha pedido la dimisión de la gerente del Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares que pedía retirar los móviles a los pacientes para que no se resistieran a ser enviados al Zendal. “El M. Rajoy de hoy es, probablemente, la I. Ayuso de mañana”, ha concluido.

Tras las palabras de Perpinyá, Ayuso encendía su micrófono para dar la réplica al diputado de Más Madrid. Una dura intervención que la presidenta madrileña aderezó con insinuaciones sobre la autoría del boicot al Zendal. Antes de este episodio, la jefa del Ejecutivo madrileño ha acusado a Más Madrid de busca “pobreza y miseria” para la ciudadanía”.

“Quieren adueñarse de los sentimientos de esas personas. Quieren cerrarlo todo”, ha censurado Ayuso en alusión a la estrategia que está adoptando la Comunidad de Madrid en lo tocante a las restricciones.

En este punto, Ayuso ha reprochado a Más Madrid su actitud de “campaña constante contra todo” lo que propone el Gobierno autonómico. “Les ofrezco el Isabel Zendal. Muchos de sus allegados están robando y boicoteando el hospital”, ha insinuado la presidenta de la región.

https://www.elplural.com/autonomias/video-ayuso-insinua-madrid-boicot-zendal-robo-medicamentos_258895102

PIDEN AL DEFENSOR DEL PUEBLO REVISAR LA GESTIÓN DE AYUSO: DEL COSTE DEL ZENDAL A LA VACUNACIÓN

Sindicatos, colectivos sanitarios y asociaciones vecinales han llevado ante el Defensor del Pueblo sus críticas por la gestión del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso de la pandemia del covid-19. “Estamos sufriendo sin duda el mayor ataque a nuestra salud, tanto individual como colectiva de toda nuestra historia reciente”, afirman estas organizaciones, que han pedido la “intervención” de este órgano para revisar, entre otras cosas, el “coste y funcionamiento” del hospital Isabel Zendal, así como “la contratación de entidades privadas” para la campaña de vacunación.

Tal y como exponen en un comunicado, el coronavirus está provocando en la región “un número muy elevado de muertes por causa directa del virus, y otras más como consecuencia de la falta de seguimiento correcto de otros procesos de enfermedad que las ciudadanas y ciudadanos padecemos y que no se atienden con la debida prontitud”. Ante esto reclaman que se actúe “con celeridad, eficacia y tomando siempre medidas en aras del interés general, que ahora no es otro que preservar nuestra salud”.

“Una mayoría de la ciudadanía madrileña pensamos que el Gobierno de Ayuso no está gestionando la pandemia con esos criterios”, afirman estas organizaciones. En su opinión, la crisis sanitaria “está sirviendo como argumento para derivar al sector privado los recursos económicos extraordinarios que los estados están aportando para intentar acabar con esta tragedia colectiva”.

Una “derivación de dinero público al sector privado” que está debilitando a los centros sanitarios. Y lo está haciendo, denuncian, “mediante la realización de obras absolutamente innecesarias y muy costosas, con el “ejemplo más evidente” del Isabel Zendal. La otra de las maneras “es hacer dejación de las funciones que tienen que realizar los centros sanitarios y remitir esas actividades al sector privado”. “Aquí tenemos como ejemplo muy grave la puesta en marcha del Plan de Vacunación”, detallan.

“Si la construcción del Zendal, sanitariamente hablando, es indefendible habiendo camas cerradas en nuestros hospitales públicos, la negligencia y dejación de funciones en relación a la vacunación es más grave aún”, aseguran, “ya que supone que el Gobierno de Ayuso y Aguado deja en manos privadas la ejecución de la medida más trascendental para conseguir la inmunización de la población, perdiendo el control de la campaña”.

Por todo esto, sindicatos y colectivos sanitarios solicitan que el Defensor del Pueblo intervenga “para revisar la gestión de la pandemia que está realizando el gobierno regional”. En concreto, detallan, en lo relativo “al coste y funcionamiento” del hospital de pandemias, sobre “la derivación obligada de pacientes y personal sanitario” desde otros centros, la contratación de entidades privadas para la vacunación, además de la contratación “insuficiente” de personal sanitario y no sanitario para el funcionamiento de la Atención Primaria.

También la intervención en la supervisión del destino de los fondos especiales que el Gobierno de España ha transferido a la Comunidad para el combate del covid, “instando” al Ejecutivo de Pedro Sánchez “a que proceda a controlar el dinero que se entrega” a esta región.

Entre las reivindicaciones de estas organizaciones está que la campaña de vacunación la realicen los profesionales de la Sanidad Pública Madrileña y no entidades privadas, o que la Consejería de Sanidad “habilite los recursos humanos imprescindibles” para que los centros de salud “puedan desempeñar su labor presencialmente y con garantías de calidad”.

https://www.elboletin.com/noticia/205101/sanidad/piden-al-defensor-del-pueblo-revisar-la-gestion-de-ayuso:-del-coste-del-zendal-a-la-vacunacion.html

HOSPITAL DE PANDEMIAS: LA COMUNIDAD DE MADRID MADRID PONE TRABAS A LOS SINDICATOS PARA ACCEDER AL ZENDAL

Los sindicatos siguen sin poder acceder a las instalaciones del Hospital de Emergencias Isabel Zendal. Las organizaciones llevan solicitando poder entrar al complejo desde que comenzaron las denuncias por las pésimas condiciones del recinto, sin embargo, todavía no han podido hacerlo.

Público se ha puesto en contacto con las organizaciones de trabajadores para obtener información a cerca de los supuestos sabotajes que se están llevando a cabo en el Zendal según la Comunidad de Madrid y que la Administración denunciará ante la Policía. Sin embargo, ninguno de los sindicatos consultados ha podido confirmar que exista este presunto boicot, ya que sus representantes no han podido acceder todavía a las instalaciones.

Fuentes de Comisiones Obreras (CCOO) señalan que no les consta que se hayan producido estos desperfectos provocados puesto que la organización no cuenta con ningún delegado sindical en el centro. Según ha publicado el diario El Mundo, la presunta conspiración se estaría llevando a cabo malbaratando los sistemas mediante la rotura de puertas e interruptores y la desconexión y corte de cables y de sistemas de ventilación.

Al sindicato Unión General de Trabajadores (UGT) le parece que el verdadero boicot se está jugando en contra de los profesionales sanitarios. Para UGT es "intolerable que se deje en el aire que los trabajadores tienen algo que ver" con este presunto complot.

"Todo lo que ha habido hasta ahora han sido dificultades para que podamos ejercer nuestra labor", lamenta UGT

Además, UGT también denuncia que por el momento, sus representantes no ha podido acceder al recinto, aunque auguran poder hacerlo pronto: "Hemos llegado a un acuerdo en los últimos días para poder ejercer nuestras funciones de defensa de los trabajadores y de vigilancia mediante un delegado sindical, pero todavía no hemos podido empezar", señalan fuentes del sindicato. "Todo lo que ha habido hasta ahora han sido dificultades para que podamos ejercer nuestra labor", lamentan.

Por su parte, a las profesionales con las que ha podido contactar el Sindicato de Enfermería (Satse) "no les constan" los sabotajes. Aunque inciden en que esta tampoco puede ser una prueba irrefutable de lo que está pasando dentro del Zendal, si no el testimonio de varias enfermeras, ya que la organización tampoco ha accedido al Hospital de Emergencias de Valdebebas.

La Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts) también ha señalado a este medio que ninguno de sus representantes ha accedido por el momento al hospital. Además, afean a la Consejería de Sanidad del Ejecutivo de Ayuso que pretendiese hasta la semana pasada permitir la entrada al recinto sólo con previo aviso a la dirección del centro, según informaron la semana pasada. "Serían visitas guiadas y no una labor sindical", critican.

Un hospital bajo sospecha

Desde que se anunció su construcción, todo lo que ha girado en torno al hospital de pandemias ha sido polémico. En un primer momento, la Comunidad de Madrid explicó que estaría listo el 31 de octubre. No estuvo terminado a tiempo y las prisas de las empresas por entregar el hospital en el plazo marcado por el Gobierno regional acabaron con la vida de un trabajador.

Durante estos meses también se han acumulado en Inspección de Trabajo varias denuncias por inseguridad laboral, incumplimiento del convenio y exceso de horas. Los sanitarios han organizado varias protestas contra la apertura del complejo hospitalario, una de ellas el mismo día de su inauguración, en la que afearon a la presidenta de la Comunidad de Madrid su "acto de propaganda". A esta le siguieron las concentraciones contra los traslados forzosos, que se siguen llevando a cabo a día de hoy bajo amenazas.

Además de estas cuestiones, el hospital solo atiende a pacientes que son candidatos a recibir cuidados paliativos o a aquellos de bajo riesgo, pero no a enfermos críticos que puedan precisar de UCI, ya que estos son traslados a otros centros. Y es que el Zendal no tiene quirófanos y tampoco cámaras mortuorias, como desveló Público en exclusiva.

El gasto en las obras del Isabel Zendal ronda los 135 millones, casi el triple de lo presupuestado inicialmente y las empresas privadas se siguen adjudicando contratos millonarios. Y es que Ayuso ya ha repartido a dedo casi cinco millones en contratos a Ferrovial y otras tres corporaciones.

https://www.publico.es/politica/hospital-pandemias-comunidad-madrid-pone-trabas-sindicatos-acceder-zendal.html

LOS SINDICATOS CONSIDERAN UN “CASTIGO” VETAR CONTRATOS POR NO IR AL ZENDAL

La normativa actual permite trasladar a los profesionales según las necesidades de la Administración, pero con un requisito, que se garantice la asistencia en los centros de origen de esos especialistas

La orden que ha dado la Comunidad de Madrid a todos los hospitales de la región para que no contraten a ningún profesional de los que tienen en la plantilla de refuerzo por la covid que hubiese renunciado por ser derivado al centro de emergencias Isabel Zendal se escurre dentro de la normativa vigente. Abogados y sindicatos dudan sobre cuánto se ajusta a los acuerdos y las leyes que rigen actualmente esta instrucción dictada el 30 de diciembre. Sí coinciden en que esto es una “política de castigo”. Este lunes, varias organizaciones sindicales pidieron reunirse urgentemente con la Dirección General de Recursos Humanos del Sistema Madrileño de Salud. La Dirección contestó casi de inmediato. Será este martes.

Los servicios jurídicos de Satse, Amyts, CC OO, UGT y Csit, los sindicatos presentes en la denominada Mesa Sectorial de Sanidad de la comunidad, están estudiando el mandato del Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso. Mientras, esperan la reunión con la Consejería de Sanidad. “En cualquier caso, esto se mete en materia discriminatoria, vulneración de los acuerdos con los sanitarios, maltrato y penalización”, dice Clara Tomás, abogada laboralista del Colegio de Abogados de Madrid. Que también explica que hay que diferenciar entre “aquellos profesionales que están en las bolsas de empleo con un nombramiento en vigor y aquellos que están siendo llamados ahora”.

Para los que accedan ahora a un contrato, la comunidad puede ofrecerles “el Zendal o nada, son lentejas, si quieren van allí y si no no aceptan el contrato”, ahonda Tomás. “Para los que ya están trabajando en un centro, con nombramiento activo, lo del traslado forzoso y la penalización es diferente. E implica saltarse todos los acuerdos firmados entre sindicatos y la Comunidad de Madrid previamente”. La situación, dice, “es complicada”.

Por un lado, esta orden no se ajusta al acuerdo al que los sindicatos llegaron con la Comunidad en 2016 sobre selección del personal, que fija una penalización que consiste en pasar a ocupar el último lugar en la bolsa de empleo temporal correspondiente durante un año en caso de rechazar un contrato, pero no recoge “no volver a contratar”. Y solo es para el personal que pertenece a esas bolsas. El Zendal, al ser una nueva infraestructura, nunca ha estado dentro de las opciones elegibles que tienen estas bolsas, que además no existen para todas las categorías —de hecho, la mayoría de las especialidades médicas de la hospitalaria no cuentan con una—, y que son a través de las que los profesionales eligen los lugares donde quieren trabajar y de donde los centros van contratando personal.

Por otro lado, la instrucción no cumple uno de los requisitos de la orden ministerial del pasado otoño [el Real Decreto Ley 29/2020], que, entre otras cuestiones, permite la movilidad de los especialistas entre distintos servicios y centros según las necesidades, pero especifica que esto “se regula con carácter excepcional y transitorio” y “siempre que quede garantizada la asistencia a sus unidades de origen”. Sin embargo, el Ejecutivo de Díaz Ayuso insiste en que el Zendal no es un centro de campaña sino “un nuevo hospital”, es decir, según sus propias declaraciones no tiene carácter transitorio sino a largo plazo, estable. Y, sobre todo, en ningún caso queda garantizada esa asistencia en los lugares de origen. Porque no se sustituye a quienes se envía al centro de Valdebebas. “Vulnera la finalidad de la norma, al estar desarmando de personas otros centros de atención hospitalaria que ya sufren mucho estrés por falta de personal”, explica el abogado laboralista Íñigo Molina.

Este lunes, la Plataforma Independiente de técnicos sanitarios compartía en su cuenta de Twitter una publicación: “Se necesitan TCAEs y enfermeras en el Hospital Universitario La Paz para cubrir al personal que se han ido al Hospital Isabel Zendal. Si conoces a alguien que esté disponible menciona o comparte”. También a los antiguos alumnos de la Facultad de Enfermería de la Universidad Francisco de Vitoria ha llegado esa oferta de empleo por e-mail.

La presión de la tercera ola

Los hospitales madrileños, inmersos en plena tercera ola, sufren una presión asistencial creciente y a un ritmo acelerado, sobre todo en la última semana, y nunca, desde que llegó la pandemia, han tenido recursos sobrantes. Este lunes, la comunidad superaba el pico de la segunda ola. Tiene 3.371 pacientes ingresados en planta y 525 en sus UCI. Solo desde el viernes han ingresado 1.709 nuevos enfermos en las plantas de agudos y las UCI ya superan el 100% de ocupación en sus unidades estructurales —es decir, sin contar con otras áreas como unidades de reanimación tras la anestesia o quirófanos—.

El momento de emergencia, dice Molina, no se adapta a las necesidades del Zendal: “La legislación del ministerio está pensada para cubrir necesidades urgentes y excepcionales, no para cubrir la dotación de personal necesario para un nuevo centro y menos aquellos puestos que son estructurales, es decir, que tiene usos permanentes. Esto es usar una norma de emergencia para cubrir necesidades ordinarias que además se sabían con meses de antelación”.

Exactamente siete meses antes, porque en mayo la Comunidad ya sabía que iba a levantar el centro de emergencias y unas semanas después arrancaron las obras. La mañana de este lunes, en una comparecencia sin preguntas permitidas para los medios de comunicación desde el Zendal, la presidenta Isabel Díaz Ayuso lo ha recordado: “Otras comunidades los están levantando en tiempo récord [en referencia a Valencia]. Nosotros lo teníamos planificado, con tiempo y previsión”.

Pero en esa “previsión” los recursos humanos fueron lo último que se cerró. No fue hasta noviembre cuando la Consejería de Sanidad informó de dónde saldría la plantilla del Zendal: del resto de los hospitales públicos de la comunidad. El documento de la comunidad estableció que los recursos humanos del Isabel Zendal se completarían “en primer lugar, mediante solicitud voluntaria de aquellos profesionales fijos e interinos, de las Instituciones Sanitarias del Servicio Madrileño de Salud, que quieran incorporarse con carácter temporal a este nuevo hospital”, y, en segundo lugar, “mediante la adscripción directa de los efectivos contratados durante el año 2020 por covid-19, en el caso de que no existan suficientes profesionales voluntarios y no se cubran la totalidad de los efectivos necesarios”. No los hubo, y comenzaron los “traslados forzosos” de esos contratos covid.

Y ahora, desde hace varios días, ese acuerdo tampoco se está cumpliendo. Una decena de profesionales sanitarios aseguran que en sus contratos no aparece ese epígrafe de “contrato covid” y aún así han sido movilizados al Zendal bajo “amenaza” de quedarse sin trabajo.

https://elpais.com/espana/madrid/2021-01-18/los-sindicatos-califican-de-politica-de-castigo-la-orden-sobre-los-profesionales-que-rechazan-ir-al-zendal.html


'EL MUNDO' Y EL ZENDAL: DEL MEJOR HOSPITAL DEL MUNDO A UNA OLA DE "SABOTAJES"

El responsable del hospital aseguró que se habían producido "deficiencias que se están corrigiendo"

El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha denunciado a través de un artículo de El Mundo que el Hospital Enfermera Isabel Zendal está sufriendo una oleada de "sabotajes" diarios desde hace tres semanas.

Según recoge el medio de comunicación, "el hospital está recabando toda la información para poner una denuncia en la Policía". Algo que ha reconocido el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, en una entrevista en Telemadrid, asegurando que se tratan de incidencias "intencionadas" de "una gravedad tremenda".

Las constantes declaraciones de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en las que aseguraba que el Zendal "es el mejor hospital de pandemias del mundo", han cambiado su tendencia y ahora se trata de utilizar los problemas técnicos vividos en el nuevo centro hospitalario como herramienta política.

El Ejecutivo regional señala que el nuevo hospital está sufriendo "una ola de sabotajes", unos días después de que el responsable del Zendal desacreditara a Ayuso y reconociera algunas deficiencias en las instalaciones.

"Los problemas son los que surgen en cualquier infraestructura, el ritmo de incremento de pacientes ha podido superar el ritmo de la instalación de todos los accesorios disponibles y temas como el agua caliente son deficiencias que se están corrigiendo", señaló el director General de Infraestructuras Sanitarias, Alejo Miranda Larra.

Las deficiencias producidas en el Hospital Isabel Zendal han sido utilizadas por el Gobierno regional para defender sus instalaciones y excusarse de los problemas que se podrían haber causado por su rápida construcción.

"Se va a poner una denuncia porque entendemos que es una situación que no puede seguir repitiéndose, y ya son demasiadas casualidades con problemas que no tendrían que ocurrir en un hospital que acaba de empezar a funcionar donde se ha revisado todo de manera muy minuciosa", ha asegurado Enrique Ruiz Escudero.

No es la primera vez que el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso trata de ocultar deficiencias en el centro hospitalario. La líder regional criticó a los medios de comunicación que estaban revelando los fallos en el Zendal ya que aseguraba que "hay una campaña política de desprestigio".

"No hay derecho a que muchos pacientes lleguen sugestionados al Hospital Isabel Zendal por la campaña de desprestigio que algunos han desatado. El Zendal es el centro más seguro para pacientes y profesionales sanitarios y el mejor hospital de España en la lucha contra el virus", señaló, tras criticando a los medios por difundir algunas de las deficiencias del nuevo hospital.

El nuevo centro hospitalario ha sido objeto de críticas tras sus problemas con el agua, las papeleras improvisadas con cajas de cartón, por ofrecer de comida "guisantes con moho" y por haber obligado a sanitarios a trabajar de forma forzosa. Una decisión que aunque ha levantado polémica, el Ejecutivo regional ha tratado de solventarla con la creación de puntos de contratación para estos trabajadores.

https://www.elplural.com/autonomias/mundo-zendal-hospital-mundo-ola-sabotajes_258707102

 

 

 

FUERTES DIVISIONES EN EL GOBIERNO DE AYUSO Y EN EL PARTIDO POPULAR ANTE EL ‘DERROCHE’ DEL HOSPITAL ISABEL ZENDAL

Cuestionan el papel de los ‘ideólogos’ del polémico hospital tras verse obligados a tomar el control de la sanidad privada

Este mes de enero se hacía público que el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso tramitaba cinco nuevos contratos, por valor de 4,7 millones de euros, con los que la Consejería de Sanidad intentaba cubrir los servicios esenciales del polémico hospital de pandemias Enfermera Isabel Zendal de Valdebebas. Estas cinco nuevas contrataciones elevaban el coste reconocido del centro en 150 millones de euros.

Por el momento, el Ejecutivo autonómico ha invertido el triple de lo presupuestado inicialmente en un hospital que no deja de acumular gastos y generar noticias negativas por sus deficiencias y falta de personal sanitario.

Este ‘derroche’ económico estaría provocando hondas divisiones en el Gobierno que preside Isabel Díaz Ayuso. No solo por el temor de Ciudadanos respecto a las contrataciones realizadas, sino porque un sector del Partido Popular de Madrid empieza a calificar como innecesario aumentar el coste en Sanidad para realizar proyectos como el Zendal.

Sensación que se ha agravado tras conocerse que la Comunidad de Madrid se ha visto obligada a retomar el mando único sanitario en la región, tomando el control también de la sanidad privada. De este modo, pagarán por cada paciente que sea tratado por coronavirus 734 euros al día para aquellos que ingresen en planta y 2.084 por día para los que lo hagan en la UCI.

Esta sensación de hartazgo respecto al Zendal se produce principalmente en el que se podría denominar como ‘sector clásico’ del PP de Madrid, que históricamente siempre apostó por la reducción hasta el extremo del gasto púbico en Sanidad. Sin ir más lejos, el hoy consejero de Hacienda del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, Javier Fernández-Lasquetty, en su etapa como consejero de Sanidad con Esperanza Aguirre no ocultaba su opinión favorable a reducir el gasto en infraestructuras y personal sanitario -llegando incluso a defender la privatización de la sanidad y que los médicos dejasen de ser funcionarios-.

Alejo Miranda y Luis Mosquera
Esa línea clásica confronta con el gasto desmesurado (e ineficaz según los sanitarios) en centros como el Zendal, que internamente en el PP de Madrid no pocos atribuyen a Alejo Miranda (director general de Infraestructuras Sanitarias del Gobierno de Ayuso) y a Luis Mosquera (subdirector general de Alta Tecnología Sanitaria, un puesto ligado al Servicio Madrileño de Salud y dependiente de la Dirección General de Infraestructuras Sanitarias).

Luis Mosquera, -que fue nombrado en su cargo en febrero de 2020 y que desarrolla también desde 2006 las funciones como presidente de la Asociación Española de Ingeniería Hospitalaria (AEIH)-, ha defendido con ahínco el proyecto del hospital Zendal pese a su sobrecoste. Es, junto con Alejo Miranda, uno de sus ‘ideólogos’.

Incluso, en declaraciones a Redacción Médica, el alto cargo de Ayuso defendía gastar aún más dinero público en el centro ubicado en Valdebebas para preparar las salas de curas como pequeños quirófanos con uso quirúrgico. En este sentido, Mosquera reconocía que estas intervenciones podrían ampliar el presupuesto aunque “la inversión de un hospital frente al coste de explotación no representa ni el 5 por ciento”.

Además, en la misma entrevista, Mosquera sacaba pecho de haber renovado en plena pandemia tecnología sanitaria en Madrid: “Los equipos duran mucho más y, la inversión equipos que se ha hecho durante la pandemia, ha servido para renovar nuestra tecnología sanitaria”.

Nuevos procedimientos
Precisamente, Mosquera es junto con Alejo Miranda el máximo responsable de llevar a cabo la publicación de los nuevos procedimientos de servicios de mantenimiento de electromedicina, alguno de los cuales queda pendiente desde hace más de 8 años, y que tal y como ha denunciado ElPlural.com han permitido que empresas como el Grupo Empresarial Electromédico (GEE) reciban por parte del Gobierno de la Comunidad de Madrid más 7,8 millones de euros anuales de forma opaca mediante prórrogas sin concurso público.

Este periódico ha cifrado en más de 86 millones de euros opacos la cantidad que gracias a encadenar numerosos contratos y prórrogas el Grupo Empresarial Electrómedico habría recibido con gobiernos del PP.

https://www.elplural.com/autonomias/fuertes-divisiones-gobierno-ayuso-partido-popular-derroche-hospital-isabel-zendal_258397102


MÁS MADRID INTERPONE UNA DENUNCIA POR LAS "NUMEROSAS DEFICIENCIAS" DEL HOSPITAL ZENDAL

La formación política denuncia "el presunto incumplimiento de la normativa reguladora estatal y autonómica sobre autorización de centros y servicios sanitarios".

El partido Más Madrid ha interpuesto este miércoles una denuncia ante la Inspección Sanitaria madrileña contra el hospital de emergencias Isabel Zendal y el Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) por el presunto incumplimiento de la normativa reguladora estatal y autonómica sobre autorización de centros y servicios sanitarios.

La denuncia, presentada por la diputada y portavoz regional de Más Madrid, Mónica García, recoge las "numerosas deficiencias estructurales y de
dotación tanto no sanitarias como sanitarias" del centro y exige la apertura de un expediente informativo por parte de la Dirección General de Inspección y Ordenación Sanitaria, dependiente de la Consejería de Sanidad.

Más Madrid pide que "si detectaran deficiencias graves se suspendiera cautelarmente la actividad" del hospital

También pide que "se exijan las responsabilidades establecidas legalmente a las partes denunciadas con la incoación de los correspondientes procedimientos sancionadores y, si detectaran deficiencias graves se suspendiera cautelarmente su actividad".

Mónica García asegura en un vídeo remitido a la prensa que la denuncia ha sido presentada después que la semana pasada PP, Vox y Ciudadanos se opusieran en el Pleno de la Asamblea de Madrid a realizar una evaluación independiente del Zendal.

Además, ha dicho García que tras una visita de Más Madrid al hospital el viernes pasado "no quedaron claras informaciones de pacientes y profesionales sanitarios sobre el funcionamiento" del centro hospitalario, ante lo cual añade que "no podemos quedarnos de brazos cruzados" y que investigarán "hasta el fondo".

"Sospechamos que se están vulnerando reales decretos y leyes", ha explicado García tras registrar la denuncia, y ha afirmado que Más Madrid entiende este hospital como "una apuesta política de (la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz) Ayuso".

Vista de la concentración en el Hospital de Emergencias Isabel Zendal este domingo convocada por convocada por la plataforma Sanitarios Necesarios Madrid (Sanitarixs Necesarixs) para exigir el freno al desmantelamiento de plantilla y recursos de los hospi

La portavoz ha asegurado que el Zendal no está evitando que el resto de hospitales se colapsen, como dijo la víspera el alcalde, José Luis Martínez Almeida, y que los pacientes de la pandemia "están siendo tratados en un 91% en hospitales públicos". El Zendal, según García, "ha venido solo para desahogar las ansias políticas de Ayuso de demostrar que hace algo por la Sanidad".

Más Madrid denuncia "numerosas" deficiencias "estructurales y de dotación" desde que comenzó a funcionar el Zendal, como déficit de personal cualificado, insuficiencia y falta de dotación de carros de paradas, disfunción del suministro de gases medicinales, no funcionamiento o inadecuación de los aseos, alteración del suministro de agua corriente, falta de intimidad de los pacientes.

Según Más Madrid, todas estas deficiencias hacen sospechar que no se han cumplido adecuadamente los requisitos establecidos para la autorización de instalación y de funcionamiento del centro establecidos por la Administración.

Vulneración de los derechos del paciente

La denuncia señala además "posibles vulneraciones de derechos del paciente relativos a su autonomía, intimidad y proceso del fin de la vida derivados de la concepción arquitectónica del hospital".

Estos términos tienen que ver con que el nuevo hospital carece de habitaciones individuales y los pacientes no críticos deben compartir espacio con otros, lo que afecta a su intimidad y su autonomía. Con respecto, a la intimidad también se ha denunciado que el centro que tan solo cuenta con dos baños, con dos retretes cada uno, para 48 pacientes.

Con respecto a las vulneraciones del proceso del fin de la vida, el pasado domingo, Público reveló en exclusiva que el hospital no cuenta cámaras mortuorias y que un celador es el encargado de custodiar los cuerpos de los fallecidos hasta los recoge la empresa funeraria.

La denuncia dice tener "vocación de avisar y prevenir a la autoridad sanitaria sobre la preocupación por la posible ocurrencia de siniestros y responsabilidades personales y patrimoniales derivadas de la inadecuada prevención y gestión de riesgos sanitarios que todas las deficiencias detectadas pudieran producir y sobre las que se exhorta a su corrección".

Acceso a los expedientes administrativos

Más Madrid requiere en su denuncia el "acceso a los respectivos expedientes administrativos de autorización de instalación y de autorización de funcionamiento del Hospital" y de todos los servicios que constituyan su oferta asistencial.

Entre esta documentación, Más Madrid pide acceso a los protocolos y actas de inspección de las comprobaciones realizadas en el Hospital en los procedimientos para autorizar el funcionamiento del Hospital Enfermera Isabel Zendal.

El Zendal, inaugurado en diciembre pasado, siempre ha estado rodeado de polémica por la necesidad o no de su construcción, por el dinero invertido en la edificación, por sus insuficiencias o por los traslados obligatorios de personal sanitario desde otros hospitales públicos. Ayuso, por su parte, lamentaba hace unos días la campaña "deleznable" de desprestigio contra el Zendal, el "mejor hospital para el coronavirus de España".

https://www.publico.es/sociedad/hospital-epidemias-madrid-denuncia-inspeccion-sanitaria-posible-incumplimiento-normativas-zendal.html

"EL HOSPITAL ISABEL ZENDAL ES DESVESTIR UN SANTO PARA VESTIR A OTRO"

Pero Farias no es solo escritora. Desde que se licenció en Medicina ha dedicado su vida a la cooperación; primero en Greenpeace, después en Médicos Sin Fronteras

"No te miran como si fueras menos por ser mujer. Simplemente es que no estás. De ahí viene la historia de la novela. No te desplazan, desapareces. Y quise contar cómo puedes llegar a disfrutar el hecho de ser invisible. Me lo tomo con humor porque yo tengo el privilegio de poder entrar y salir con mi billete de vuelta, pero si ese fuera mi único espacio no le vería ningún tipo de magia. En todos los países árabes eres otra especie". Paula Farias (Madrid, 1968) ha escrito 'Fantasmas azules' (Alianza de Novelas), un libro en el que habla de mujeres en Afganistán; su segunda novela después de 'Dejarse llover', que le sirvió de base a Fernando León de Aranoa para su película 'Un día perfecto'.

P. ¿Qué papel desempeñó MSF en la primera ola?

P. Nos ofrecimos a un montón de hospitales, y básicamente les dimos unas gafas nuevas. Ahora lo hace todo el mundo por defecto; pero a veces, cuando tienes el problema encima, hay que dar un paso atrás para ver mejor. Por ejemplo, montar camas en la cafetería, en un polideportivo; lo que nosotros llamamos 'soluciones de fortuna'. En esos primeros días era muy necesario cambiar de chip, que a lo mejor no se trataba de hacer más horas sino de hacerlo diferente. Ese fue nuestro esfuerzo. Costó mucho y sobre todo unos días claves para convencer de que había otra forma de trabajar. En Alcorcón y en Leganés montamos los pabellones pero hicimos en muchos otros hospitales un mapeo para ver la cabida de camas.

P. ¿A quién entregaban esas gafas? ¿Médicos, políticos, gestores?

R. Lo intentamos a todos los niveles, de lo más alto a los jefes de urgencias. Digamos que tuvimos variadas respuestas. Algunos bien, a otros les costó mucho y algunos directamente no quisieron escuchar.

P. ¿Y esos qué argumentan? R. Bueno, que lo tenían todo muy claro y no tenían ningún problema. Tantas veces hemos escuchado eso de que estaba todo bajo control… Yo coordiné Madrid, pero teníamos equipos en toda España. Qué te voy a contar...

P. ¿Usted habría convertido Ifema en un hospital y habría construido el Isabel Zendal?

R. Son dos cosas diferentes. El hospital de Ifema era una buena idea, pero se tenía que haber construido antes, porque llegó muy tarde. Se empeñaron en ponerlo muy bonito, pero no era el momento, porque ya se estaba muriendo la gente en urgencias. Hacía falta una solución de fortuna.

P. ¿Eso qué es?

R. Por ejemplo, en Ifema no hacía falta tenerlo tan panelizado, con el oxígeno canalizado. Pones camas, la botella de oxígeno atada a la cama con cinta americana y con un tubo y listo. Queda cutre, pero es lo que hacía falta. Se optó por una excelencia que no procedía. Un paciente necesita un catre y una bombona de oxígeno, no parafernalia. Lo que no suma, sobra.

El Zendal estaría muy bien si tuviera recursos, pero al final es desvestir a un santo para vestir a otro. Es el problema crónico de la sanidad, que faltan recursos, médicos, reposo… No se trata de poner más camas, sino más personas. No se trata de colocar las piezas en el tablero, necesitas más piezas.

https://www.elconfidencial.com/espana/coronavirus/2021-01-30/entrevista-paula-farias-medicos-sin-fronteras-hospital-covid_2928615/


LAS ENFERMERAS DEL ZENDAL DESCRIBEN EL CAOS DESDE DENTRO: "HAY ERRORES QUE SON DE PRIMERO DE PANDEMIAS"

Las trabajadoras del hospital describen la situación como desastrosa y denuncian que falta medicación y material

María (nombre falso) se ha pasado los primeros nueve meses de la pandemia de COVID-19 en las urgencias de un gran hospital, pero la Comunidad de Madrid, como a otros cientos de sanitarios, ha decidido trasladarla al Isabel Zendal bajo pena de no volver a contratarla durante un año. Sus primeras impresiones en el área de hospitalización de lo que Isabel Díaz Ayuso definió como “uno de los mejores hospitales del mundo" han sido nefastas. Asegura, de hecho, que se encontró “un desastre”.

“La calidad asistencial deja mucho que desear. Faltan protocolos, procedimientos, conocimientos, organización y personas al mando que hayan organizado todo esto”, explica. “Es un caos. Siempre falta material. Cuando no son guantes es alcohol o pijamas para los pacientes. Y las basuras son enanas [muy distintas al estándar hospitalario], por lo que se ha tenido que improvisar con cajas de cartón”.

Otro de los aspectos que más quejas suscita entre las personas hospitalizadas es el de los baños: “Hay dos, con dos retretes cada uno, para 48 pacientes. No hay ninguna intimidad y muchos vienen a decirnos que han intentado ducharse un par de veces, pero que estaban tan sucios que lo han desestimado. Otro me preguntó que si iba a poder darle otro camisón porque llevaba cuatro días con el mismo y estaba lleno de manchas de sangre”.

La desorganización es tal que, por la noche, para apagar las luces, se ha visto obligada a ir bajando fusibles sin saber qué estaba apagando exactamente. “Algunos controles de enfermería aún no tienen techo, así que nos quedamos a oscuras. Igual que algunos baños del personal. Yo tuve que hacer pis alumbrándome con la linterna del móvil, por ejemplo”.

Testimonios de las enfermeras del Zendal: "Llegamos a estar a 14 grados trabajando"

Tampoco ayuda, en su opinión, la política de recursos humanos: “El nivel de enfermería es muy bajo y eso repercute en los cuidados”, lamenta. “Me dan un parte muy pobre en detalles, limitándose a decir si el paciente lleva oxígeno y cuál es su saturación. Todos tienen neumonía, pero esto no es medicina de guerra. En enero de 2021, y con el bagaje de estos meses, ya no deberíamos aspirar solo a que el paciente no se muera ahogado”.

Los motivos, desde su punto de vista, son evidentes: “La mayoría de las enfermeras contratadas para reforzar la atención durante la pandemia tienen entre 22 y 26 años. Gente que se incorporó en marzo, estando de prácticas, y que se ha quedado. ¡Yo he coincidido con un enfermero que nunca se había puesto un EPI! El problema es que no los mezclas con gente con experiencia y la atención se ve afectada en el manejo del paciente y la capacidad de respuesta”.

María, que es una enfermera curtida, también denuncia las carencias de quienes deberían velar por que todo funcione correctamente: “Algunas supervisoras están muy perdidas y a veces no están a la altura de los problemas que se van presentando”. Desde la dirección minimizan esos desajustes: "El profesional cuando llega tiene que ponerse al día", justifica Fernando Prados Roa, el coordinador del centro, y al que la SER ha trasladado estas quejas. "No habría habido ninguna diferencia —asegura— si ese profesional hubiera llegado nuevo al Gregorio Marañón o La Paz".

María también relata, de hecho, que en su primer día la supervisora le acompañó al puesto de trabajo atravesando los circuitos —limpio y sucio— sin ninguna consideración, de manera que algunas responsables de la coordinación ni siquiera están respetando la separación por colores —azul o amarillo—diseñada para reducir el riesgo de contagios. Un protocolo de seguridad que tampoco se cumple en las salas de personal —“son ridículos, apenas caben cuatro personas”— o en los cuartos de medicación, donde falta mobiliario.

“Dentro del control de enfermería, por su distribución, también resulta imposible mantener los circuitos. No sé quién lo ha diseñado, pero se nota que no han contado con la opinión de un sanitario”, explica. “La supervisora me dijo que hay que considerar que todo es sucio. Pero, entonces, ¿qué pasa con la seguridad del trabajador?”, se pregunta. “Y al volver a casa oigo en la tele que es el mejor hospital de España, pero hay errores que son de primero de pandemia”. Prados Roa niega la mayor. "Los circuitos están perfectamente definidos. Si no se cumplen, es porque la gente no querrá cumplirlos", insiste.

Varios pacientes del Zendal ya han compartido en redes sociales imágenes que evidencian las malas condiciones del centro, algo de lo que son conscientes sus propios responsables, y que intentan censurar: “A un señor le trajeron guisantes con moho, lo grabó y lo subió a internet. Pues bueno, luego la supervisora le dijo al personal que tenía que vigilar que esas cosas no pasaran”.

María puntualiza, eso sí, que su experiencia en hospitalización y cuidados intermedios ha sido radicalmente distinta. En el servicio considerado como pre-UCI, según cuenta, también hay algunos fallos, pero con personal de más nivel y supervisoras experimentadas. La situación, de todas formas, es tan extrema que se plantea renunciar: “Lo he dado todo para seguir trabajando como enfermera, pero no me parece ético trabajar en estas condiciones. No quiero formar parte de eso, seguir sacando las castañas del fuego de cualquier manera. Me planteo cambiar de CCAA e ir donde me sienta más valorada y no me sienta un recurso de usa y tirar. Pasar a la sanidad privada sería mi segunda opción porque soy una defensora férrea de la sanidad pública”.

“Falta material que es básico en otra UCI”

Los problemas se reproducen también en el punto más sensible del hospital, la UCI, que a plena capacidad puede llegar a las 16 camas. Allí la condición de los pacientes, en estado crítico, obliga a que todo funcione con la coordinación de los engranajes de un reloj suizo, pero no siempre es así. "Cuando llegamos, no teníamos ni los protocolos más básicos", lamenta Irene —nombre también ficticio—, y que ejerce como enfermera en la UCI del Zendal desde hace ya más de un mes. "Lo más básico —pone como ejemplo— puede ser pedir sangre para un paciente que la necesita". Para la dirección son "problemas lógicos que pasan en todas las UCI", como que el material que no esté en su sitio por un error o despiste.

La unidad de críticos del hospital de emergencias es de nueva generación. Sus puertas se abren con solo acercar la mano, sin necesidad de contacto, para evitar contagios. Con el mismo fin tiene doble puerta y capacidad de generar presión negativa, que evita que el trasiego de profesionales pueda provocar una contaminación. Todo eso lo tiene, sí, pero le falta dotación "que es básica en otras UCI", puntualiza Irene. Desde un sistema para evitar úlceras en pacientes que presentan diarrea, a tiras específicas para sujetar el tubo a esos enfermos que no pueden respirar por sí mismos: "Se lo sujetamos con vendas", describe esta sanitaria.

"Se hace así en muchos sitios", replica Prados Roa. "No reúne el consenso de que su utilización sea absolutamente esencial para mantener la intubación", prosigue este directivo que ya estuvo también en el equipo gestor de IFEMA. Asegura que ha bajado en persona a preguntar qué hace falta y que le han dicho que no necesitan suministros. Prados Roa no oculta su malestar: "Cuando alguien dice que no ha encontrado algo de ese nivel de importancia está claro que está buscando algún tipo de problema para poderlo contar". "No parece la situación más dramática que se haya producido en la sanidad española en los últimos veinte años", zanja.

No lo ve igual Irene: "A la hora de intubar tenemos que calcular el neumotaponamiento a ojo, cuando lo habitual es tener un 'neumo' que te marca la presión que el tubo está ejerciendo en las paredes de la tráquea", explica. De esa presión -nos dice- depende que exista un vacío entre el respirador y los pulmones del paciente para una correcta ventilación mecánica.

También les trae de cabeza el sistema informático del hospital, el HCIS. No hay uno específico para la UCI, donde los pacientes están en monitorización constante. Eso obliga a la plantilla a introducir cada parámetro a mano en el historial del paciente. "Así, cada vez que se toma", se queja. Problemas -insiste- que siguen sin solución.

“Si pasa algo, los pacientes están muy vendidos”

Natalia (que también usa un nombre falso) tiene 24 años y es enfermera desde hace tres. “He pasado por la atención primaria y por casi todos los hospitales de Madrid. El Gregorio Marañón, La Paz… ¡Ya llevo 20 contratos!”, cuenta.

Esta enfermera coincide con María en que jamás había visto una situación tan desastrosa como la del Zendal: “Puedo entender que es un hospital nuevo y que al principio esté todo un poco desorganizado, pero lo que me he encontrado es una dejadez absoluta, tanto para el personal como para los pacientes. ¡Me da vergüenza! La mayoría somos gente que acabamos de empezar y los supervisores están desbordados. Es muy frustrante”.

Las carencias del hospital, en su opinión, repercuten directamente en los pacientes: “Continuamente nos falta medicación y para algo tan sencillo como un omeprazol tengo que mandar un correo electrónico a Farmacia con un número de cama y un número de historia. Me siento super insegura porque si pasa algo, la mayoría de los pacientes están muy vendidos”.

Denuncia que, al tener con un techo tan alto, hace unos días los termómetros marcaban 14 grados y los pacientes “se estaban congelando”. También se queja de que el carro de la comida de los pacientes suele llegar frío, tarde y con menos raciones de las debidas. “Lo cuento por responsabilidad, pero ¿cómo haces una foto de la medicación o la comida que falta? Son muchas pequeñas cosas”.

Natalia también destaca la falta de intimidad: “Muchos pacientes tienen disnea [se fatigan al realizar pequeños esfuerzos] y les pedimos que, en vez de ir al baño, lo hagan en una cuña, sin moverse de la cama. Pero están todos juntos, uno al lado del otro, y muchos no pueden porque les da vergüenza. Están descongestionando otros hospitales, pero ¿a costa de qué?”.

“Cuando los pacientes se quejan, les animamos a que pongan reclamaciones. Somos los primeros interesados en que esto se sepa”, explica. Ellas, al menos una parte de ellas, lo hicieron a su manera. Fue el pasado lunes, cuando Ayuso acudió por sorpresa a hacer una declaración al Zendal. No había ni prensa, ni preguntas, así que la presidenta se despachó a gusto. Desde allí dijo aquello de que ese era "el mejor hospital de España en la lucha contra el COVID". A Almudena -tampoco es su nombre real- le da la risa y confirma a la SER que una parte de la plantilla recibió a Ayuso con abucheos. Ella está recién titulada, pero empezó a luchar contra el virus cuando todavía era estudiante. "Reconozco que fui una de las que empezó -asegura-, pero es que no me pude contener".

Con datos del viernes, el hospital de emergencias de la Comunidad de Madrid, atiende a 415 pacientes, 10 de ellos en su UCI. Es el que más casos COVID trata, pero su capacidad de descongestionar la red hospitalaria es muy limitada: apenas trata al 10% de los pacientes agudos con coronavirus en la región y a solo un 1% de los críticos.

https://cadenaser.com/emisora/2021/01/25/radio_madrid/1611554919_516395.html


EL HOSPITAL ZENDAL NO TIENE CÁMARAS MORTUORIAS Y UN CELADOR CUSTODIA LOS CUERPOS DE LOS FALLECIDOS

En el hospital de emergencias Isabel Zendal han fallecido seis personas desde que abrió el pasado 11 de diciembre. Se ha firmado un protocolo con Justicia para mantener los cuerpos en las camas mortuorias del Instituto de Medicina Legal.

El hospital de emergencias Isabel Zendal no tiene cámaras mortuorias. Los cuerpos de los fallecidos los custodia un celador en una sala del hospital hasta que llega el coche de la funeraria. Fuentes del propio centro han confirmado a Público la información y han explicado que hasta el pasado viernes 22 de enero habían fallecido seis personas allí.

Estas fuentes también avanzan que los cuerpos de los fallecidos se van a mantener a partir de ahora en "las camas mortuorias del edificio de Justicia hasta la llegada de la funeraria". Este edificio se encuentra muy cerca del hospital ya que el Zendal se ha construido en Valdebebas y en la parcela contigua está el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses. Para esto se ha elaborado un protocolo con la Consejería de Justicia de la Comunidad de Madrid.

Una sanitaria del Zendal explicó a Público que la falta de cámaras mortuorias era "lo que más le llamaba la atención" del hospital entre todas las carencias. "Se tiene que quedar un celador las horas que sean necesarias hasta que venga la funeraria. ¿Qué hubiera pasado si cuando nevó por el temporal hubiera muerto alguien? Esto se quedó totalmente aislado. Hay compañeros que se tuvieron que quedar aquí 48 horas. ¿Hubieran tirado el cadáver a la nieve para que se conserve o iban a dejar que se descompusiera?", comenta la trabajadora.

Por suerte no pasó y hasta el momento ha habido seis fallecidos pese a que los pacientes graves se suelen trasladar a otros hospitales por la falta de medios para tratarlos en el Zendal. Según los datos de la Comunidad de Madrid, en este hospital se han atendido hasta 800 pacientes desde que recibió a su primer enfermo el pasado 11 de diciembre.

A varios trabajadores de hospitales les sorprende también que no cuenten con algo tan básico. Según explican, los hospitales cuentan con pequeñas estancias necesarias como sala de autopsias o la habitación de las cámaras mortuorias. De hecho, recuerdan que en momentos excepcionales como el de la primera ola se hacen muy necesarias. En la Comunidad de Madrid las funerarias colapsaron y había que esperar mucho más tiempo del normal para que los coches recogieran los cuerpos.

Aunque a los sanitarios les llame la atención que el hospital no tenga cámaras mortuorias, tampoco sorprende del todo porque no es la primera ausencia clara. Como indica Alma Blanco Cazorla, enfermera de UCI del 12 de Octubre y delegada del sindicato MATS: "Si no hay ni quirófanos, pues tampoco tiene cámaras mortuorias". El mismo día de la inauguración del Zendal se conoció que el hospital no cuenta ni con quirófanos, aunque se han ido conociendo más problemáticas como los cortes de luz o agua.

El Zendal desde un principio fue criticado por los profesionales sanitarios por ser innecesario pero esto se ha agravado por todo el coste que está suponiendo para las arcas públicas. Desde su inicio ha acumulado sobrecostes. Del presupuesto inicial de poco más de 50 millones para su construcción se ha pasado hasta los 135 millones. Además, se acumulan los contratos con empresas privadas para la externalización de servicios básicos del hospital. La última tanda de contratos, avanzada por este medio, llegó a los casi cinco millones entre Ferrovial y otras tres empresas.

https://www.publico.es/sociedad/hospital-isabel-zendal-hospital-zendal-no-camaras-mortuorias-celador-custodia-cuerpos-fallecidos.html

EL HOSPITAL ENFERMERA ISABEL ZENDAL NO HAY QUIEN SE LO COMA

Pacientes del centro cuentan cómo es por dentro: mala alimentación, poca intimidad, ruido y focos en lugar de ventanas.

Casi todo lo que rodea al Hospital Enfermera Isabel Zendal está envuelto en un halo de polémica. El centro no pone de acuerdo a casi nadie y solo hay un aspecto que suscita cierta consenso: la mala calidad de la comida, algo que reconoce incluso el Gobierno de la Comunidad de Madrid. El servicio de alimentación está en el centro de la tormenta que arrecia contra la obra de Isabel Díaz Ayuso.

La disección que hacen a este diario pacientes —y sus familiares y amigos— y trabajadores del centro arroja más sombras que luces. A los problemas con los menús se suma la poca intimidad de los enfermos, el ruido constante del sistema de recirculación de aire y la poca luz natural que se cuela en los pabellones, que están alumbrados con grandes focos que no se apagan hasta bien pasada la medianoche.

Los enfermos que salieron este miércoles por la puerta principal, con la sonrisa del alta pintada en la cara, se debatieron entre la crítica y el agradecimiento cuando se les preguntó por sus días ingresados. “Mi experiencia aquí con el personal sanitario ha sido buenísima. Son personas encantadoras, pendientes constantemente de nosotros. Pero la alimentación... Es siempre lo mismo. A base de patatas, de zanahoria… En fin, comida no muy buena ni muy elaborada”, cuenta uno de ellos, madrileño de 57 años, que rehúsa dar su nombre.

Este trabajador de la construcción estuvo casi una semana hospitalizado en el Zendal. “La evolución ha sido buena. No tenía la neumonía bilateral muy marcada y con los cuidados constantes de los sanitarios me he recuperado rápido y bien. Pero insisto en que la comida es lo que más me ha incomodado”, zanja. La alimentación en el hospital de pandemias, el calco de Ifema al lado de Ifema, se hizo en viral en redes gracias a usuarias como @Tati_Denal.

Esta madrileña, que prefiere no dar su nombre por temor a un linchamiento mediático, lamenta la situación en que se encuentra su marido, técnico de laboratorio de 36 años, quien evoluciona bien de la covid-19. Llegó al Zendal ocho horas después de que el médico le explicara en su centro de referencia, el Hospital 12 de Octubre, que los pacientes leves como él tenían que ser derivados a Valdebebas. El problema es que pasó la noche en urgencias porque no había ambulancias disponibles para recorrer los 26 kilómetros que separan el Zendal del 12 de Octubre con un infectado leve de coronavirus.

“Los guisantes famosos fueron como la carta de bienvenida. Según llegó, le instalaron, le llevaron la comida y dijo: ‘Ay, dios, pero qué es esto’. No quería ir allí y le pusieron esa comida. Se preguntó si querían matarle. Y el vídeo surgió porque lo envió él a la familia con un ‘mirad lo que me han puesto’. Claro, me indigné tanto que dije hasta aquí hemos llegado. La gente tiene que saber esto. Y lo puse en redes, porque él ni tiene Twitter: pasa de esas cosas de redes”, cuenta @Tati_Denal.

Entre los sanitarios la sensación va por barrios. Una enfermera que cruza, ensimismada, la explanada que lleva a la puerta principal se topa con el muro que suponen los vigilantes de seguridad. Porque el Zendal no es un hospital como los demás. El paso está prohibido a quien no esté enfermo o tenga placa de empleado por alto riesgo de contagio.

- ¿Dónde va?

- Soy enfermera, trabajo aquí. Voy a seguridad laboral.

- ¿Pero tiene la placa?

Y la trabajadora saca el salvoconducto que le permite entrar a un milagro de la ingeniería que ha costado 100 millones de euros, el doble de lo previsto en un principio, y que ella misma define escuetamente como “un caos” antes de perderse en el trasiego de enfermos y compañeros. Pero no todo son malas caras. Una doctora con prisa zanja en el mismo lugar: “Mi hospital me parece maravilloso. No tengo nada malo que decir de él. Los periodistas sois quienes lo ponéis a parir”.

Lo cierto es que los primeros que no vieron con buenos ojos el Zendal fueron los propios sanitarios. Tanto la Asociación de Médicos y Titulados Superiores como la Asociación Madrileña de Enfermería cuestionaron su idoneidad por el esfuerzo de recursos que se está tragando y que podrían haberse destinado, explicaron, a dotar con más personal y medios el resto de hospitales y centros de salud.

Y es que a esos 100 millones de su construcción hay que sumar los 8.528.495 euros que cuestan los servicios esenciales del hospital solo entre diciembre y mayo, el lapso por el que la Comunidad y las empresas que se encargan de mantener con vida el Zendal han firmado los contratos.

Más de 900.000 euros en lavandería (Ilunion Lavanderías S.A.). Más de 1.100.000 en el mantenimiento general (Ferrovial S.A.). Más de 800.000 en la seguridad privada (Ariete Seguridad S.A). Casi 560.000 en el sistema de información de UCI (Informática El Corte Inglés S.A.). Más de 2.100.000 euros en la limpieza (Ferrovial S.A.). Y más de 1.100.000 en la comida (Eurest Colectividades S.L.). Pero hay más.

“Lo que me parece flipante son los sobrecostes que ha habido para lo que luego te encuentras. Mi marido, por ejemplo, está teniendo problemas de migrañas. Y resulta que apenas hay luz natural. Están con focos desde las 8 de la mañana hasta la 01.30 de la noche. Y lo primero que pidió fue un antifaz para dormir. No hay interruptores y las enfermeras tienen que llamar a mantenimiento para que bajen los plomos y apagar la luz, pero si haces eso dejas a oscuras el baño. Y ya me dirás si alguien tiene que ir a mear a las 3 de la mañana… tiene que ir con linterna. La prioridad debería haber sido contratar más sanitarios y darles más recursos. Pero bueno, que si hace falta un hospital se hace”, cuenta @Tati_Denal.

Con los más de 8,5 millones que cuestan 6 meses de servicios en el Zendal se podrían haber contratado 646 enfermeros. El sueldo anual de estos profesionales en Madrid, incluyendo extras, es de 26.393 euros según la ley de presupuestos y la normativa autonómica sobre gestión de nóminas. Y también podían haber llegado 387 nuevos médicos internistas con alguna especialidad, cuyo salario medio anual en Madrid es de 44.000 euros sin incluir guardias, trienios, sexenios y otros complementos, según el informe de salarios médicos de España de Medscape.

Hasta el Enfermera Isabel Zendal, no obstante, se acercan sanitarios de otros hospitales de la Comunidad de Madrid para comprobar en primera persona cómo se atiende a los enfermos. “Funciona bien. Está bien dotado. Y puede mejorar, claro, como todo en la vida”, explica una enfermera. La Comunidad de Madrid ordenó no volver a contratar a ningún profesional que rechace ir al Zendal. De modo que es comprensible el interés de quienes aún no trabajan allí pero pueden terminar haciéndolo.

Y es que, según la Comunidad, la selección de profesionales para prestar servicios en el centro se realiza con efectivos que ya prestan servicios en otros hospitales del Servicio Madrileño de Salud. No han pensado en contratar ad hoc. Aunque la consejería aclara que “si se precisa la contratación de personal, se realizará con arreglo a los sistemas de selección de personal temporal acordados en la Mesa Sectorial de Sanidad”.

No hay interruptores y tienen que bajar los plomos y apagar la luz, pero si haces eso dejas a oscuras el baño. Y si alguien tiene que ir a mear a las 3 de la mañana...La usuario de Twitter @Tati_Denal

“A mi marido el hospital le parece un Ifema. Dice que para eso podían haber dejado Ifema. Eso sí, se quita el sombrero por los profesionales, porque dice que no dan a basto y cuando llegan no saben ni dónde están las cosas. Yo le pregunto por el médico y me dice: ‘Si hay 4 para 400 personas. Pasan, toman nota y si no hay nada raro no pasan otra vez’. Me hace mucha gracia cuando dicen que se hacen bulos desde dentro. ¿Alguien piensa que un enfermo está pensando en eso? Los familiares estamos en intentar enterarnos de cómo están”.

F. Pérez tuvo un amigo ingresado en el Zendal. Y su estancia en el hospital del momento en España se convirtió en un asunto de primer orden para los suyos: “Dice que tuvo buena atención. Incluso cuando le dieron el alta le ofrecieron hablar con el director por si tenía observaciones que hacer. Pero se quejó mucho del ruido que provocan las máquinas que hacen circular el aire día y noche; de la falta de intimidad, pues no había cortinas entre los pacientes y de que solo hubiera 2 baños para 41 camas. También de la comida: decía que era la típica de hospital”.

“Yo busqué un teléfono al que llamar para preguntar en caso de que pasaran muchas horas y no supiera nada de mi marido. Pero no hay teléfono si buscas en Google. Es más, cuando hemos puesto la reclamación en Sanidad, en la web cuando vas a rellenar el formulario tienes que elegir el centro al que quieres reclamar, pero el Zendal no aparece ni en la lista. Tienes que marcar otros y luego escribirlo”, lamenta @Tati_Denal.

La lluvia que cae sobre Madrid estos días apaga el blanco que dejó Filomena, también en Valdebebas, donde la Comunidad y el Ayuntamiento se esforzaron por mantener en marcha el servicio especial de la Empresa Municipal de Transportes que conecta el Zendal con Ifema. Uno de los conductores cuenta que ha cogido a cuatro personas en un servicio: “Supongo que serán trabajadores del hospital. No sé si merece la pena el servicio o no, eso lo deciden los gestores. Pero una línea, hasta que coge solera, tarda” zanja.

Cerca de la parada de bus, una auxiliar de enfermería apura un cigarrillo antes de entrar a trabajar. Cuando se le pregunta por la falta de medios y de coordinación que denuncian algunos compañeros se le escapa un suspiro: “A ver, estamos todos empezando. Los controles los vamos abriendo uno a uno y, claro, los enfermeros y auxiliares nos ponemos manos a la obra a colocar el material. ¿Faltan medios?... A ver, sí, como en todos los hospitales. La administración ya sabemos cómo funciona. En la Princesa, el hospital del que vengo, las camas, por ejemplo, son viejísimas. Pero a mí lo que me preocupa es que tengo dos mujeres de 40 años sin patologías previas candidatas a UCI”.

La situación de algunos pacientes provocó las lágrimas de una sanitaria que contó en un audio al que ha tenido acceso este diario la “catastrófica” apertura de un nuevo pabellón para atender a los enfermos por el maldito bicho. La joven denunció que nadie se ocupó ni de dirigirles ni de enseñarles dónde estaba el material. Y eso que, narró, “no dejaban de llegar pacientes”.

“Algunos con 40 de fiebre, tensiones de 20/12, desaturados... No teníamos ventimask, no teníamos reservorio, ni medicación. Llamábamos para preguntar dónde podíamos conseguir las cosas y nadie nos contestaba. Se paseaba por allí el gerente y decía ‘Yo soy el gerente, no tengo ni idea’. El carro de paradas vacío… A nadie le han explicado nada. Fatal. Los pacientes están cama con cama, no tienen un triste biombo ni una triste cortina. No tienen nada de intimidad”, contó esta joven.

Desde que llegaron los primeros pacientes, el pasado 11 de diciembre, hasta este lunes, un total de 718 personas han pasado por el Enfermera Isabel Zendal. Y, de ellos, 33 han recibido el alta. La propia Ayuso empezó la semana elogiando su obra in situ para defenderla de una supuesta campaña mediática de deslegitimación.

Capellanes voluntarios que ya ven negocio en el hospital

Puede que algunos sanitarios y pacientes no encuentren la medicación a la primera o incluso tengan que ir casi sin luz al baño. Pero sí encontrarán capellanes, pues la archidiócesis de Madrid ha desembarcado en el Zendal a dos religiosos para dar consuelo espiritual a los enfermos.

“Se ha puesto en marcha, desde su apertura, el Servicio de Atención Espiritual y Religiosa Católica para acompañar a las personas que lo deseen en sus necesidades espirituales y religiosas. El momento de la cercanía de la enfermedad, y más en esta pandemia, produce ansiedad, miedos, temores e invita a plantearse el sentido de la vida. Y, como Iglesia, siempre hemos querido estar cercanos y disponibles para las personas que sufren”, explican fuentes de la Delegación Diocesana de Pastoral de la Salud.

“El equipo ahora mismo está formado por dos capellanes que atienden de forma voluntaria con presencia diaria para acompañar espiritualmente. Son voluntarios y, hasta el momento, no han recibido remuneración económica por este trabajo. En un futuro, como el hospital está previsto que permanezca de forma estable, estará sujeto al convenio suscrito entre la Provincia Eclesiástica de Madrid y la Comunidad de Madrid, como el resto de hospitales de titularidad pública”, zanjan estas fuentes.

Ese convenio fija que los capellanes a tiempo completo reciban de la Comunidad de Madrid una subvención de 14.967 euros anuales. Y que los religiosos que desempeñen a tiempo parcial se lleven 7.547 euros al año. En total, la Comunidad se deja al año casi 1.000.000 de euros en sufragar los oficios religiosos católicos en los hospitales de la región. No llega a un ‘Zendal’.

https://www.huffingtonpost.es/


LOS SINDICATOS ESTUDIAN LLEVAR A LOS TRIBUNALES EL 'ROBO' DE SANITARIOS PARA EL HOSPITAL DE PANDEMIAS DE AYUSO

El Real Decreto 29/2020 facilita llevar a cabo estos desplazamientos, pero siempre de forma "excepcional y transitoria" y solo si la "asistencia sanitaria" queda garantizada en los centros de origen

Desde CCOO calculan que los hospitales de la red pública ya han perdido a unos seis centenares de sanitarios por los traslados forzosos

Es solo cuestión de tiempo que María –nombre ficticio– tenga que enfrentarse a la disyuntiva de dejar el hospital en el que lleva meses dejándose la piel para trasladarse al Enfermera Isabel Zendal o renunciar a su puesto de trabajo. “Soy la siguiente en la lista para Interna”, cuenta. La intensivista, que desempeña sus funciones en un centro de referencia de la región, fue una de las muchas profesionales del sector que, una vez llegada la pandemia, se agarró como un clavo ardiendo a los contratos de refuerzo covid. “Era más largo de lo habitual, lo que ofrecía algo más de certidumbre”, explica al otro lado del teléfono. El problema, continúa, es que al final lo que se estaba firmando era “un cheque en blanco” que los ha terminado convirtiendo en mercancía a la que recurrir para llenar de profesionales el nuevo centro de Valdebebas. Si se niegan, están fuera. Y las herramientas de presión a su disposición para evitarlo son escasas. “Nos planteamos no renovar en bloque”, dice. Algunos lo hicieron y cogieron la puerta de la privada. Otros, sin embargo, acabaron pasando por el aro. Porque en un sector en el que también existe la precariedad, al final lo que más pesa en ocasiones es llevar un sueldo a casa.

El caso de esta intensivista, que como tantas otras prefiere mantenerse en el anonimato, ejemplifica la situación a la que buena parte del personal sanitario contratado por el Ejecutivo regional como refuerzo durante la pandemia está teniendo que hacer frente desde que se abrieron las puertas, el pasado diciembre, del centro convertido en la joya de la corona de la gestión de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso. Un “castigo” que los sindicatos llevan meses intentando frenar. Eso sí, sin mucho éxito hasta el momento. A pesar de todas las reuniones mantenidas con los altos cargos de la Consejería de Sanidad, la administración autonómica no da su brazo a torcer. Ni se van a suspender los traslados forzosos al centro, ni se va a dejar de penalizar a los profesionales que rechacen ir hasta Valdebebas ni, por supuesto, va a contratarse a más personal, ya sea para cubrir los agujeros que dejan estos sanitarios en sus hospitales de origen o para construir una plantilla propia alrededor de la nueva infraestructura sanitaria. “Ya nos han dejado claro que no va a dedicar ni un euro más a recursos humanos”, explican fuentes sindicales en conversación con este diario.

A lo largo de esta semana, los cinco sindicatos con más músculo en la región se han reunido hasta en dos ocasiones con los altos cargos del departamento que dirige Enrique Ruiz Escudero. El primer encuentro de la Mesa Sectorial se produjo el pasado martes. Y de él ya salieron con mal sabor de boca. No hubo movimiento, ni a uno ni al otro lado de la mesa, tal y como dejaron claro en un escueto comunicado de apenas un párrafo. Sin embargo, quisieron esperar para ver lo que podía salir de un nuevo cónclave cuarenta y ocho horas más tarde. La reunión se fijó para el mediodía por videoconferencia. En ella participaron los directores generales de Recursos Humanos, Infraestructuras y Económico y la persona al mando del Zendal, Fernando Prados. Las conclusiones no se conocieron hasta cuatro horas y media después. Y el comunicado conjunto de los sindicatos, algo más duro que los anteriores, ya dejaba entrever que Sanidad se mantenía enrocada: “Consideramos que estos asuntos ya han sido tratados durante suficiente tiempo, la negociación se ha vuelto inviable y en los próximos días evaluaremos los siguientes pasos a dar”.

Por el momento, las asesorías jurídicas de los cinco sindicatos están en contacto permanente mientras analizan con detenimiento toda la estructura jurídica alrededor de este centro y de los traslados forzosos de profesionales hacia él, buscando todos los recovecos normativos que les permitan paralizar estos movimientos obligatorios por la vía de los tribunales. “Se está estudiando cómo podemos llevar a cabo esta ofensiva legal”, cuentan desde CCOO. Desde Amyts explican que la de las demandas es una de las principales bazas de ataque que tienen sobre la mesa en estos momentos, aunque señalan que no pueden dar muchos más detalles hasta que los abogados tengan listo el informe jurídico en el que se está trabajando, que tardará un tiempo dada la “complejidad” del asunto. “Es una posibilidad para intentar hacer entrar en razón a la administración. Cuando hay dos partes que no se ponen de acuerdo, al final tiene que intervenir una tercera”, dicen desde UGT. Aunque desde el sindicato reconocen que este tipo de acciones tienen que ser la última arma en una negociación, el inmovilismo de la administración ha puesto a los juristas de los cinco colectivos a trabajar intensamente.

¿"Asistencia sanitaria" garantizada?

Desde los sindicatos no aportan muchos datos de por dónde puede ir la argumentación jurídica. “No queremos dar mucha información para evitar que el Gobierno pudiera adelantarse a nuestros pasos”, dicen. Pero ofrecen algunas pistas. Por ejemplo, Julián Ordoñez, de UGT, habla de la necesidad de que cualquier centro hospitalario que abra sus puertas cuente con sus propios recursos. “Debe tener una plantilla orgánica, que es algo que en este caso no existe”, recalca. “Cuando se da de alta y se registra, se exige que se deje claro quién va a conformar este equipo, qué titulaciones tienen…”, insiste el presidente de Amyts, Julián Ezquerra. En la misma línea se pronuncia Clara Tomás, abogada laboralista de la Asociación Libre de Abogadas y Abogados (ALA), quien señala que no importa si se trata de un centro con carácter autónomo o si está ligado a otro de referencia del Servicio Madrileño de Salud. “Toda dotación pública debe contar con una relación de puestos de trabajo y con una dotación presupuestaria. Aunque no fuera un hospital más y funcionara, por ejemplo, como una ampliación del Gregorio Marañón”, dice al otro lado del teléfono.

También ponen el foco en el Real Decreto Ley 29/2020 del pasado mes de septiembre sobre medidas urgentes en materia de recursos humanos en el Sistema Nacional de Salud, en el que se apoya la administración madrileña para recurrir a los traslados forzosos. Es cierto que este texto facilita la movilidad de profesionales sanitarios entre diferentes servicios y centros en función de las necesidades, pero deja claro que tal movimiento será de forma “excepcional y transitoria” y siempre que la “asistencia sanitaria” quede “garantizada” en sus “centros de origen”. Hay dudas sobre que el primero de los dos requisitos se esté cumpliendo, en tanto que el Zendal no es, ni mucho menos, un hospital de campaña con un carácter temporal. De hecho, el Ejecutivo madrileño, desde que arrancó su construcción, ha insistido por activa y por pasiva en que las instalaciones permanecerán de forma estable. “Con la tecnología más avanzada, servirá en catástrofes, epidemias, listas de espera… Descongestionar hospitales”, señalaba la presidenta madrileña en sus redes sociales el mismo día de la apertura, a bombo y platillo, de las instalaciones.

Y, del mismo modo que habrá que analizar esto, también deberá estudiarse, apunta Ezquerra, si la asistencia sanitaria queda garantizada en unos centros de origen que cada vez se encuentran más saturados durante la tercera ola de la pandemia, con una ocupación de pacientes con coronavirus en las UCI estructurales que ya sobrepasa el 100% en la región –46% si se tienen en cuenta aquellas camas con otras funciones pero que pueden readaptarse para críticos–. En este sentido, desde CCOO ya avisaron esta semana que las plantillas de los hospitales de la red pública se encuentran cada vez más mermadas. En este sentido, señalan que ya se han perdido cientos de profesionales por los traslados forzosos al centro de Valdebebas, a los que se suman unos 1.600 sanitarios de baja por coronavirus y “una cifra indeterminada” de trabajadores “con incapacidad temporal por otras enfermedades” durante la tercera ola. Un agujero que, avisan, “está poniendo en jaque algunos servicios muy saturados”. Por eso, señalan que la única “posibilidad de equilibrio” pasa por contratar “una plantilla propia” para el Zendal.

Casi una treintena de renuncias en el Puerta de Hierro

A mediados de semana se encontraban trabajando en el hospital de pandemias, que ya cuenta con algo más de seis centenares de camas abiertas, un millar de personas, de los cuales 864 son del Servicio Madrileño de Salud y el resto corresponden a empleados de empresas externas para cuestiones como la limpieza o la informática, según los datos que facilitó el departamento de Enrique Ruiz Escudero en la última reunión de la Mesa Sectorial. De ellos, los sindicatos calculan que algo más de 600 sanitarios han llegado de forma forzosa procedentes del resto de centros de la región. En algunos casos, en masa. Según las cifras recopiladas por los delegados de CCOO, el Hospital La Paz ha perdido ya un centenar de profesionales a favor del Zendal, a los que se sumaría otros 134 que se encuentran de baja por coronavirus. Es casi la misma cifra que recogen en el caso del Doce de Octubre –93– y el Ramón y Cajal –99–, el hospital con mayor presión por coronavirus junto con el centro de pandemias: a comienzos de semana, en sus instalaciones había dos centenares de positivos y algo más de una treintena en las unidades de cuidados críticos.

Más complicado es tener una imagen completa de la cantidad de sanitarios que se han perdido ya por haber renunciado a su contrato para no desplazarse al Zendal. “En este momento no dispongo de esos datos”, respondió el titular de Sanidad este viernes en rueda de prensa. Pero estas negativas se están produciendo. Desde CCOO calculan que en el Hospital Puerta de Hierro, donde han perdido ya 27 profesionales a favor de las instalaciones de Valdebebas, el número de profesionales que han decidido dejarlo todo e irse a su casa se acerca a la treintena. Y ello a pesar de la penalización a la que se enfrentan: la Consejería de Sanidad, a través de la Dirección General de Recursos Humanos, acordó vía instrucción remitida a los hospitales que no se pueda contratar de nuevo en el mismo centro, por cualquier otro motivo, a un profesional que rechace la adscripción temporal para desarrollar su labor en el Zendal. Una cuestión en la que se ha vuelto a insistir por correo electrónico en varios centros de la región en los últimos días y que los sindicatos consideran un “castigo”.

La dificultad de presionar en el corto plazo

Tomás expone que la situación es “complicada”. Tiene claro que todos aquellos profesionales que salieran de la Bolsa de Empleo y tengan ahora un cargo activo previo a los contratos covid, como por ejemplo para cubrir una baja por maternidad, no se les podría obligar a nada. Otra cosa sería, y habría que estar atento a ello, si se les anticipase el fin de sus labores para devolverlos a la Bolsa de Empleo y así ofrecerles un contrato de refuerzo por la pandemia con envío directo a Valdebebas. “Ahí habría opción a impugnar por vulneración de derechos fundamentales”, considera. Sin embargo, a su juicio, aquellos que ya están fichados con un contrato covid lo tienen más complicado, lo que no quiere decir, aclara, que no puedan impugnar sus traslados. “Por ejemplo, si se han saltado los criterios establecidos para llevar a cabo estos movimientos”, dice. Sin embargo, para eso el trabajo tiene que hacerse de forma individualizada, porque cada caso es un mundo, por lo que puede traducirse en un aluvión de impugnaciones. En este sentido, los sindicatos ya han pedido que todo aquello relacionado con estos traslados se dé por escrito a los sanitarios.

Los sindicatos son conscientes de que la vía judicial no es un método de presión inmediato y que los procedimientos se demorarán en el tiempo. Por eso, están tratando de buscar otro tipo de acciones que puedan ser contundentes en el corto plazo. Sin embargo, su margen de maniobra es muy limitado teniendo en cuenta el estado de la pandemia en la región actualmente. “No podemos organizar una huelga en estos momentos, estando los hospitales como están. Ahora mismo, hay que atender a la gente y descansar lo que se pueda”, apuntan desde CCOO. Es un punto de vista que comparten desde UGT y Amyts. “Somos responsables y consecuentes con que existe una crisis sanitaria brutal y que medidas de este tipo, a día de hoy, nunca se sabe dentro de unas semanas, no podemos adoptarlas. Porque, además, es muy difícil que un parón cale ahora mismo o sea visto con buenos ojos tanto por los profesionales sanitarios como por la población”, explica Ezquerra.

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2021/01/24/cien_traslados_forzosos_paz_el_octubre_los_sindicatos_estudian_llevar_los_tribunales_robo_sanitarios_para_zendal_115793_1012.html

UNA ENFERMERA PRESENTA MILES DE FIRMAS CONTRA EL TRASLADO FORZOSO DE PERSONAL SANITARIO AL ZENDAL

Denuncia que la amenazaron con ser "penalizada con un año en la bolsa" sin poder ser contratada si se negaba

El nuevo hospital de pandemias de Isabel Díaz Ayuso, el Enfermera Isabel Zendal, ya ha cumplido sus primeras semanas de funcionamiento, pero no lo ha hecho exento de polémica. Las últimas informaciones apuntan a que el Gobierno de la Comunidad de Madrid habría dado orden de no contratar al personal sanitario que se negara a acudir forzosamente al centro sanitario sito en Valdebebas.

En este sentido, una enfermera de Urgencias del Hospital Universitario Puerta de Hierro Inmaculada Pardo presentó este jueves en el registro de la Consejería de Sanidad más de 96.000 firmas contra los traslados forzosos al Hospital Enfermera Isabel Zendal.

Se trata de las firmas recogidas en la plataforma Change.org desde el pasado domingo.

Fue el 7 de enero cuando la administración de su hospital contactó con ella para que, al día siguiente, acudiera al Zendal a las ocho de la mañana en lugar de a su centro habitual. En esa misma llamada, le informaron de que sería “penalizada con un año en la bolsa", sin poder ser contratada por ningún hospital del Servicio Madrileño de Salud.

No obstante, el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, no considera que sea una "represalia" no contratar al personal sanitario que rechaza ir al Hospital Enfermera Isabel Zendal. "Creo que hay que entender el momento en el que estamos", señaló en una entrevista en TVE.

Aguado sostuvo que la decisión de contratar o no hacerlo así como la política de gestión de Recursos Humanos la adopta la Consejería de Sanidad y "es evidente que en situaciones como las actuales" se necesita "la máxima movilidad posible del personal sanitario". "Es una decisión que ha adoptado la propia gestión de la Consejería de Sanidad y que yo respaldo, evidentemente”, insistió.

https://www.elplural.com/sociedad/enfermera-presenta-miles-firmas-traslado-forzoso-personal-sanitario-zendal_257876102

EL RESPONSABLE DEL ZENDAL DESACREDITA A AYUSO Y RECONOCE LOS PROBLEMAS DE AGUA CALIENTE

Alejo Miranda de Larra ha desvelado que "son deficiencias que se están corrigiendo"

El director General de Infraestructuras Sanitarias de la Comunidad de Madrid ha desacreditado las palabras de la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, en relación a los problemas de agua caliente del Hospital Isabel Zendal.

Alejo Miranda de Larra ha dado una versión diferente a la que Ayuso había ofrecido sobre las deficiencias del nuevo centro hospitalario de la región.

La presidenta de la Comunidad de Madrid aseguró que el problema con el agua caliente en el Zendal era que "una persona no supo darle al agua caliente", pero el responsable de Infraestructuras Sanitarias de la región ha desmentido su versión.

En una reunión con los sindicatos sanitarios celebrada este jueves, Alejo Miranda de Larra dio su versión sobre los problemas relacionados con las deficiencias que se estaban encontrando en el nuevo centro hospitalario.

"Los problemas son los que surgen en cualquier infraestructura, el ritmo de incremento de pacientes ha podido superar el ritmo de la instalación de todos los accesorios disponibles y temas como el agua caliente son deficiencias que se están corrigiendo", ha reconocido.

Hace unos días el Coordinador General del Hospital Isabel Zendal, Fernando Prados, reveló el pasado 11 de enero que habían atendido a "más de 400 pacientes de los 7.205 ingresados en la región", lo que significaba un 4,9% de los pacientes Covid ingresados en los hospitales madrileños.

https://www.elplural.com/autonomias/responsable-zendal-desacredita-ayuso-reconoce-problemas-agua-caliente_257872102

POR QUÉ LOS SANITARIOS DE MADRID NO QUIEREN IR AL ZENDAL: “UN HOSPITAL SIN EXPERIENCIA NO ES EL MEJOR HOSPITAL”

El abandono de los servicios en sus hospitales, la falta de medios y de equipos rodados en esa nueva infraestructura y el “maltrato” y las formas con las que se están realizando los traslados son los principales motivos

La plantilla del centro de emergencias Isabel Zendal resultó polémica desde el primer momento. Primero, porque el Gobierno regional no contó durante meses cuál sería la dotación necesaria de sanitarios y su especialidad. Después, porque se habló de que acudirían voluntarios. A continuación, traslados obligatorios. El último episodio es el de la decisión de no volver a contratar a quienes rechacen dicho traslado. Cuando se aclaró que el Zendal necesitaría un total de 669 profesionales y se inició la incorporación de voluntarios, las primeras cifras quedaron muy por debajo: se apuntaron 106 a fecha del pasado 21 de diciembre. Comenzaron entonces las derivaciones: el 27 de diciembre, entre voluntarios y forzosos, había un total de 320. Sanidad anunció que la cifra se incrementaría a 550 en pocos días. Y en esos días, arrancó la comunicación de que los que no acudieran a la llamada no volverían a ser contratados en la Comunidad de Madrid.

Profesionales que han rechazado la llamada, otros que la esperan y otros que trabajan ya en el Zendal explican las razones por las que no quieren ir al nuevo centro; sanitarios, de Medicina y Enfermería, de diversos hospitales públicos de Madrid. Todos coinciden en tres cuestiones. La derivación implica abandonar sus servicios, a sus compañeros y a sus pacientes, en plena tercera ola y con plantillas ya mermadas; la falta de medios y de equipos rodados en esa nueva infraestructura; y el trato —“maltrato”, repiten— y las formas con las que se están realizando este movimiento de especialistas.

No todos quieren quieren que aparezcan sus nombres ni sus historias. “Off the récord”, piden muchos. “También esto da una idea de cómo estamos”, dice una enfermera que está segura de que el turno del “traslado forzoso” le tocará pronto. Tienen miedo a represalias por parte de las gerencias de sus centros, aunque, en general, tienen el apoyo de sus compañeros y los jefes de sus servicios. “Pero desde arriba es otra cosa, mira la lista negra que parecen que intentar hacer con los que dicen que no quieren ir al Zendal y renuncian a su contrato”, dice otro especialista de Enfermería de un centro al sur de Madrid. Se refiere al correo electrónico que la Dirección General de Recursos Humanos del Sistema Madrileño de Salud envió la pasada semana a los hospitales para comprobar que se estaba cumpliendo la orden dada el 30 de diciembre, y repetida el 5 de enero, sobre no volver a contratar a ningún profesional de los que tienen en la plantilla de refuerzo por la covid que hubiese renunciado a dicho contrato tras ser derivado al centro de emergencias Isabel Zendal.

Desde allí, este lunes, la presidenta de la Comunidad Isabel Díaz Ayuso repitió en varias ocasiones en una comparecencia sin preguntas permitidas que ese era “el mejor hospital de España”. No habló con el personal ni con los pacientes, 313 ya este martes [según los datos del grupo covid-19, que publica dos informes semanales de la ocupación hospitalaria], el que más acumula de la región, que ya alcanza los 804 de incidencia acumulada. “El mejor formado para esta situación, se ha construido en base a la experiencia y ha aprendido de Ifema [el hospital de campaña que la Comunidad montó en la primera ola en el recinto ferial]. Es el más seguro para sus profesionales y sus pacientes, este hospital de hospitales da servicio a todos los demás y hace que la carga de los profesionales sea menor [en el resto de centros]”, dijo en una retransmisión por streaming.

En plena tercera ola, con los contagios subiendo de forma acelerada, los ingresos multiplicándose y las UCI operando al 105% de su capacidad máxima, los hospitales han tenido que activar desde hace días sus planes de elasticidad, es decir, se ven obligados a empezar a paralizar parte de su actividad habitual para que las unidades de cuidados intensivos, donde se trata a los pacientes más graves, puedan expandirse. Tienen 3.425 enfermos ingresados en planta y 554 críticos en sus unidades de intensivos. En ese contexto aparece la primera razón de los profesionales para negarse al traslado.

“Somos más útiles en los lugares donde llevamos meses remando”

“No es solo no querer ir al Zendal, es que no queremos dejar los sitios donde estamos, somos más útiles en los lugares donde llevamos meses remando”, dice Silvia Moreno, médica de primaria con guardias en las Urgencias del Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares. “Nadie puede decir que este es el mejor hospital de España. Es un hospital nuevo, y como hospital nuevo, actualmente es el peor. En realidad ni siquiera es un hospital, no es costoefectivo y carece de muchos servicios”, ahonda esta residente de cuarto año, que también recuerda que un centro con apenas un mes de funcionamiento, “sin plantilla fija” y “sin experiencia en covid”, como equipo, “no es de ninguna manera mejor que los grandes hospitales de Madrid que han tratado a miles y miles de pacientes covid”. Asegura que “si los médicos supieran que ahí iban a salvar más vidas que en los equipos donde están trabajando, ya se habrían ido corriendo”.

Jaime Borrego, internista en el Severo Ochoa, apunta que, sobre todo, los traslados obligados se están produciendo entre el personal de Enfermería. De su hospital, solo un médico ha tenido una de esas derivaciones forzosas: “No es una cosa del otro mundo. Pero no pasa en todos los centros y en el caso de Enfermería es una barbaridad. Las enfermeras son parte del equipo sin las que no puede funcionar un hospital”.

“No cuenta con todas las especialidades ni con los suficientes recursos”

Desde la Unidad de Reanimación del Gregorio Marañón, la enfermera Pilar Grande recuerda la segunda razón, los medios: “No cuenta con todas las especialidades ni con los suficientes recursos cuando un paciente se te pone malo. Los pacientes de covid son multidisciplinares, complejísimos, afecta a casi todas las especialidades médicas”. “Y cuando empeoran”, explica esta sanitaria del movimiento Sanitarios Necesarios, “el tiempo de respuesta que necesitan es inmediato”.

El Zendal tiene una capacidad de 1.008 camas de hospitalización, 16 plazas de UCI y 32 de cuidados intermedios; pero no cuenta con otras áreas que sustentan el concepto de hospital —como las de docencia e investigación, urgencias o gabinetes de exploración diagnóstica y tratamiento para casi todas las especialidades, médicas y quirúrgicas—, muchas de ellas necesarias cuando los pacientes evolucionan mal. El día de la inauguración, el 1 de diciembre, Pablo Casado, invitado a la apertura, preguntó a Ayuso por lo quirófanos. Ella se quedó callada y fue el director general de Infraestructuras Sanitarias, Alejo Joaquín Miranda de Larra, quien salió al paso: “Aquí hay salas de procedimientos, lo que llamamos sala de curas, donde se pueden hacer traqueotomías y cualquier tipo de intervención como se hicieron en Ifema”.

En esa misma comparecencia del lunes desde el Zendal, Díaz Ayuso dijo que el centro iba “mejorando con los días”: “Necesita alivio, apoyo y comprensión”. Pero esta serie de dificultades, afirman varios especialistas consultados “no son cuestiones que se puedan ir mejorando con los días”, creen que es una mala organización y planificación que repercute en la asistencia y el manejo de los pacientes empeorando su pronóstico.

Hacer frente a situaciones como esas, alega Rubén Herrera, enfermero en Alcalá de Henares y miembro de Mats (Movimiento Asambleario de Trabajadores de la Sanidad Pública), provoca situaciones de “estrés absoluto” para los profesionales: “Más para quien va forzado, salen llorando, sin organización, desde el punto de vista profesional da miedo. Sin hablar de las formas en las que se comunica, medio día antes, el mismo día… Es una falta de respeto para los sanitarios”. En Madrid, recuerda Javier Ortega, cirujano general en el Hospital del Tajo tras muchos años en La Paz, “nunca ha habido traslados forzosos de sanitarios y mover en la forma en que se hace al personal no muestra ningún respeto por su trabajo”.

Asegura Ortega que el hecho de que desde la Comunidad se nombre al Zendal como “el mejor hospital de España”, “duele y es un insulto para los miles de profesionales y hospitales con experiencia que llevan meses trabajando, con equipos integrados, que se conocen y con todos los medios a su alcance para cualquier imprevisto, para el que tienes que reaccionar al segundo”. Ahora, dice el cirujano, delegado de Amyts en su centro, la orden de la Comunidad de Madrid complica la situación: “Estamos con el culo al aire, todas las autonomías están en mitad de la tercera ola, todas necesitan sus médicos y nosotros vamos a perder médicos porque rechacen el traslado al Zendal. Pues se irán a Toledo, a Segovia o a cualquier otro sitio, porque los recibirán con los brazos abiertos”.

Un centro sin los recursos necesarios

La retahíla de problemas que cuentan quienes trabajan allí es larga. Una de esas médicas narra que “el jueves llegaron tres niños y se prohibió derivarlos a La Paz: “Yo rezaba, literalmente, porque no empezaran con disnea”. No había profesionales experimentados para ellos. Cuando abrieron el pabellón 1, el viernes, lo hicieron con el carro de paradas vacío, sin medicación, comparten, al menos hasta la mañana de este martes, carro con el pabellón 2. En ese área recién abierta tampoco funciona correctamente el flujo de gases, por lo que, cuando un paciente necesita oxígeno, hay que mudarlo al pabellón 2. De repente, en un control de Enfermería no había morfina. Un paciente entró en parada cardiorrespiratoria porque el ratio de enfermeras “está al límite”: “El enfermo se levantó porque quería ir al baño y entró en parada”. Ese mismo sábado había dos médicos y otro de refuerzo para 250 pacientes. Este lunes no hubo dexametasona durante toda la mañana, el fármaco más usado por los profesionales y el único, hasta ahora, que ha demostrado reducir la mortalidad entre los pacientes muy graves, los que necesitan de una UCI, y también entre los que necesitan oxígeno, sin que tengan que requerir de ventilación invasiva. “Un hospital solo de covid sin dexametasona, aunque sea un rato, porque no es siempre... Solo puede deberse a una falta de previsión”, dice esta facultativa.

La presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, afirmó el lunes que el centro iba “mejorando con los días”: “Necesita alivio, apoyo y comprensión”. Pero las dificultades, afirman varios especialistas consultados, no son “cuestiones que se puedan ir mejorando”, creen que es “una mala organización y planificación”.

Hay otras dificultades, dice la facultativa del Zendal, que se han solucionado: “Por ejemplo, que ya hay un baño para cada 40 pacientes y que lo limpien más de una vez al día. También ha habido una reunión con el catering porque la comida era horrible. También se ha conseguido que paren el ruido de la obra por la noche porque los pacientes no podían dormir”. Para el personal, añade, se ha conseguido una “habitación con calefacción para dormir que no había, que se limpie la habitación, que pongan mas tomas para los ordenadores que apenas había, también hemos conseguido torundas para las PCR que no había, y que funcione el TAC con contraste [un aparato imprescindible para tratar a los enfermos de coronavirus]”.

https://elpais.com/espana/madrid/2021-01-19/por-que-los-sanitarios-de-madrid-no-quieren-ir-al-zendal-un-hospital-sin-experiencia-no-es-el-mejor-hospital.html

ASÍ ES LA COCINA DONDE SE PREPARA LA POLÉMICA COMIDA DEL ZENDAL

La empresa Eurest, bajo el foco de la Comunidad de Madrid por un plato de guisantes mohosos, tiene otro frente abierto contra los sindicatos por iniciar un “ERE ilegal”

La cocina del hospital público más nuevo de Madrid, el Isabel Zendal, no aparece en los planos del edificio. Está escondida a tres kilómetros, dentro del recinto ferial de Ifema, en una nave enorme próxima a los pabellones hoy desiertos a causa de la pandemia. Este miércoles por la mañana ocho cocineros trabajaban en los fogones, preparando 700 menús para el Zendal y otros 700 para el hospital Gómez Ulla. De aquí salieron los guisantes con moho que este sábado fueron servidos al menos a un paciente del Zendal. Un vídeo de la comida dañada causó indignación en Twitter y la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha abierto una investigación a la empresa. Según le dijeron fuentes de este departamento al medio digital Vozpópuli, están considerando rescindir el contrato a Eurest, el gigante del cátering en España.

Pero este miércoles no había señales de ninguna inspección cuando apareció por allí María Luisa Soler, alias Maui, una tenaz sindicalista de 63 años que se presentó sin cita para averiguar lo sucedido. Maui es la representante de UGT-Madrid en el sector de la restauración social y sabe bien que los gigantes del sector no suelen abrir las puertas cuando pides permiso. Por el camino al pabellón de las cocinas, esquivando los restos de nieve, Maui se queja de que el sindicalismo es mucho más complicado ahora que cuando ella empezó en los años ochenta. Los trabajadores están muertos de miedo y no se atreven a denunciar por temor a perder su trabajo. Las empresas gigantes como Eurest, dice, son muy opacas y esconden información con excusas que valen para todo, como alegar que la información está protegida por la Ley de Protección de Datos. “Los trabajadores hemos perdido mucho”, se lamenta.

Está indignada con Eurest porque un directivo de la compañía anunció el 4 de enero al comité de empresa el inicio de un proceso de despido colectivo a pesar de que es ilegal porque están acogidos a un ERTE. La empresa pertenece al grupo Compass, que en su web se presenta como “el líder mundial” de su sector y dice que tiene 13.000 empleados en España. Dan comida a hospitales, residencias, colegios y oficinas de grandes empresas. El Zendal es uno de sus 1.500 clientes. “Acaban de ser contratados por la Comunidad de Madrid para dar la comida del Zendal y quieren despedir a la gente”, dice enfadada Maui. Extrañamente la Comunidad le paga a Eurest mucho menos por este contrato que por otro en primavera para dar de comer en el hospital de campaña de Ifema. Entonces el servicio fue presupuestado en cuatro millones de euros para una duración prevista de tres meses. Ahora la Comunidad pagará un millón por seis meses.

A las quejas laborales se han unido ahora las imágenes de los guisantes cubiertos de esa extraña capa blanquecina, que fueron publicadas en Twitter. Maui, que es cocinera en otra gran empresa, piensa que es el colmo. “Tenemos que saber si están envenenando a la gente o qué”, dice antes de entrar.

Es fácil acceder al edificio porque no hay vigilancia de ningún tipo y los trabajadores que salen en un camión de reparto junto al almacén ayudan indicando cuál es la puerta de la cocina. El edificio se conoce como “las cocinas centrales de Ifema”. Cuando el recinto ferial funcionaba a todo gas, más de un centenar de cocineros preparaban comidas para los visitantes. Ahora la mayoría está en ERTE y aquí solo unos pocos preparan comida para llevar a los hospitales.

Un cocinero que la recibe en un pasillo le da una escueta información sobre cuántos trabajadores son, sus turnos, condiciones. Son datos que Maui dice que la empresa le oculta. Ella quiere saber si la empresa actúa irregularmente. Una posibilidad es que haya puesto en Erte a los trabajadores habituales y haya contratado a nuevos empleados para servir al Zendal. El hermetismo de la empresa le hace sospechar que esconden algo. El cocinero le dice a Maui que lo mejor es que espere al descanso de las 11.30 para charlar en grupo con todo el equipo. Luego se va un momento y cuando vuelve, su actitud es otra. “Debéis iros y volver otro día con cita”, explica.

Maui se frustra. No ve por ningún lado el calendario con los turnos de los trabajadores que dice que por ley debe tener todo centro de trabajo. Tampoco puede acceder hasta las cocinas aunque sí ve desde cristales a los trabajadores preparando carne y un guiso. Le extraña que haya tan poca actividad en un centro que debe dar de comer a dos hospitales. “Es que a lo mejor tienen a los trabajadores escondidos en un cuarto”.

Solo cinco minutos después aparece la jefa de recursos humanos de las cocinas, Noelia Pedraza. Insiste en lo mismo. Hay que volver con cita. Soler aprovecha para preguntar por la comida mohosa y Pedraza le echa la culpa al Zendal. La comida hecha en Ifema es sana, asegura. Fue preparada con autoclave, una máquina que permite esterilizar la comida tratándola por encima de los 100 grados de temperatura. Tras eso las porciones envasadas aguantan 30 días. Según Pedraza esos guisantes llevaban siete días en manos del Zendal. Algo harían mal las enfermeras, asegura. “Es injusto. Los trabajadores lo están pasando mal”, dice señalando a las cocinas.

Hay trabajadores de Eurest que piensan que la comida se puso mala por culpa de los cortes de luz que ha sufrido el Zendal en sus primeros días, según han denunciado los pacientes en redes sociales. Otras veces el plástico protector se rompe, entra aire, y la comida se estropea. Eurest no ha contestado a una solicitud de este periódico sobre la investigación de higiene y el ERE. Según le dice un portavoz de la Comunidad a este periódico, la dirección del hospital se ha reunido con la empresa. Asegura que solo se sirvió una ración de comida estropeada, hecho que ocurrió el miércoles de la semana pasada.

La misión de la sindicalista acaba con más información sobre el desastre de los guisantes que sobre el conflicto laboral en ciernes, que era su principal interés. “Todo me ha parecido muy oscuro y secreto”, dice. Se marcha pero no va a dar tregua.

https://elpais.com/espana/madrid/2021-01-20/asi-es-la-cocina-donde-se-prepara-la-polemica-comida-del-zendal.html

EL GOBIERNO DE AYUSO BUSCA VOLUNTARIOS ENTRE LOS MIR PARA SUPLIR LA FALTA DE MÉDICOS EN EL ZENDAL

La Consejería de Sanidad está "ultimando una regulación" para que los residentes puedan ser trasladados al nuevo centro durante dos meses y alega que es una convocatoria "voluntaria" pese a la orden que impide contratar a sanitarios que se hayan negado a trabajar en el hospital de emergencias

La Comunidad de Madrid que preside Isabel Díaz Ayuso busca voluntarios entre los Médicos Internos Residentes (MIR) –médicos que aún no han terminado la especialidad– para suplir la falta de sanitarios en el hospital Enfermera Isabel Zendal. La Consejería de Sanidad confirma a elDiario.es que está "ultimando una regulación" para que haya "rotaciones voluntarias" de residentes que quieran ir al nuevo centro de emergencias. El polémico hospital, que según la presidenta madrileña iba a "asombrar al mundo", ha encontrado desde antes incluso de su inauguración grandes dificultades para dotarse de personal por la negativa de la mayoría del personal sanitario de la región a ser trasladado al hospital de pandemias. "Los residentes lo harían de una manera programada dentro de su ciclo formativo", explican desde el departamento que dirige el consejero Enrique Ruiz Escudero sobre el proyecto para tratar de suplir el déficit de plantilla con médicos MIR. "Vamos a regularlo a través de las comisiones de Docencia, aunque todavía no está activado", añaden estas mismas fuentes.

Pero aunque desde la Consejería aseguran que el proceso todavía no está activado, varios hospitales de la región ya están enviando a sus residentes comunicaciones para que puedan acceder a esta posibilidad. Esta redacción ha tenido acceso al email enviado por el jefe de estudios MIR del hospital de la Princesa, Fernando Ramasco Rueda, en el que comunica a los médicos en formación que desde la Comunidad de Madrid "solicitan la posibilidad" de realizar esa rotación para el Zendal que sería, dice, siempre "voluntaria" por un periodo máximo de tiempo de "uno a dos meses". "Puede ser una oportunidad enriquecedora dentro de vuestra formación tanto en varios aspectos clínicos relacionados con numerosas especialidades, como así puede ser una experiencia vital como médico", explica.

La Comunidad de Madrid incide en la voluntariedad de estos traslados que tendrían una duración de unos dos meses, pero los residentes consultados por elDiario.es tienen muy presente la orden que la Consejería de Sanidad envió a todos los hospitales de la región para que no contraten a ningún sanitario del refuerzo por la COVID que hubiese renunciado a ser derivado al nuevo centro. "Si decimos que no, eso puede ser contraproducente para poder acceder a futuros trabajos, es evidente", lamenta una residente que prefiere guardar el anonimato.

El hospital que el Gobierno madrileño exhibe como un logro de su capacidad de gestión, al ser construido en medio año, se levantó sin tener en cuenta el personal que necesita y la propia presidenta ha tratado de despejar siempre las preguntas sobre de dónde iban a salir los profesionales sanitarios para trabajar en un centro que por su tamaño precisaría de 6.000 trabajadores, según los cálculos de los sindicatos, si un día se abriesen las 1.000 camas programadas. El plan de esta semana era abrir 350 hasta completar 590. La fórmula elegida por la Consejería de Sanidad hasta ahora pasaba por recolocar a profesionales de otros centros pese a que muchos están ya saturados por las necesidades extraordinarias para hacer frente a la pandemia. Y la legión de médicos voluntarios que según Ayuso iban a ofrecerse para trabajar en el nuevo hospital no ha aparecido.

La presidenta denunciaba este lunes una "campaña de desprestigio" de periodistas y "activistas políticos" después de que se hubiese publicado la orden interna de la Consejería de Sanidad para que no se renovasen los contratos a los sanitarios de otros centros que no quieran trabajar en el Zendal. La orden ha sido criticada de forma conjunta por todos los sindicatos médicos. "Las redes sociales tienen que dejar de machacar a los pacientes y los sanitarios que vienen aquí", dijo la presidenta madrileña en una visita improvisada al nuevo centro de emergencias.

Lo cierto es el Gobierno regional ha encontrado muchas resistencias por parte del personal de la Comunidad de Madrid para ser trasladado al nuevo centro que se levantó en tiempo récord y que no cuenta con quirófanos y carece de infraestructuras básicas con las que sí cuenta la red de hospitales de la región. La presidenta madrileña declaró unas semanas antes de su inauguración el 1 de diciembre que "cualquier sanitario estaría encantado de trabajar en el Zendal", pero la realidad pronto desmintió a Ayuso cuando la Consejería de Sanidad lanzó un proceso para que los propios profesionales se apuntasen de forma voluntaria. Solo logró que lo hicieran 106. Ante el fracaso de la convocatoria, el Gobierno regional comunicó entonces que haría traslados forzosos tirando del personal de refuerzo contratado por la COVID. Actualmente, ya hay más de mil sanitarios que trabajan en el centro, la gran mayoría –el 90%– sin haberlo elegido.

El Gobierno regional abría este fin de semana un nuevo pabellón que cuenta con 360 camas, que se suman a las 240 que se habilitaron en su inauguración. Los contagios están disparados en la región y los hospitales se asoman al colapso tanto en planta como en las UCI. Ante este escenario que el Gobierno regional reconoce que crecerá en los próximos días, la Consejería informó de que abriría más camas en el hospital de emergencias y para ello también necesita más personal, que sacan del resto de hospitales aunque desde la Consejería insistan en que el Zendal supone un apoyo para el resto de la red.

Desde el Ejecutivo de Ayuso se han negando en redondo desde el primer momento a hacer nuevas contrataciones para dotar de personal a este centro. Los llamados "voluntarios" saldrán del grupo de los residentes que sin una formación todavía concluida, tendrán que decidir si quieren ser trasladados al Zendal. Su elección podrá condicionar futuras contrataciones por parte de la Comunidad de Madrid según la orden interna que ha mandado al resto de hospitales la Consejería de Sanidad esta misma semana.

https://www.eldiario.es/madrid/gobierno-ayuso-busca-voluntarios-mir-suplir-falta-medicos-zendal_1_6975262.html


SANITARIOS DEL ZENDAL DENUNCIAN LAS PÉSIMAS CONDICIONES DE TRABAJO PESE A LAS AMENAZAS

"Es todo un caos. La Comunidad de Madrid no lo va a reconocer, pero no se está cuidando bien a los pacientes. Esto es lo más grave. Más allá de las presiones, de la falta de material o de la ausencia total de coordinación, lo importante es que no hay capacidad ni recursos para atender de forma adecuada a los enfermos covid". Este es el resumen de una enfermera que ha sido trasladada forzosamente al Isabel Zendal. Fue al hospital de emergencias por miedo a que la echaran al tener un contrato de refuerzo covid. Ahora hasta se arrepiente: "Se sufre mucho cuando se trabaja en estas condiciones. Muchas trabajadoras estamos con ansiedad. Estoy pensando en renunciar pero todos tenemos miedo de que no nos vuelvan a contratar". No se atreve a decir su nombre por miedo a las represalias de la dirección del Zendal y de la Comunidad de Madrid. No es un caso único, es lo que están sufriendo buena parte de sanitarios que tienen contratos temporales y las condiciones de trabajo más precarias.

Según varios afectados, la Dirección del hospital avisa a los sanitarios de que no graben vídeos ni informen a los medios de comunicación de las condiciones en las que se trabaja. Además, han identificado a enfermeras que sí lo han hecho y notifican estos casos a la Comunidad de Madrid. Alma Blanco Cazorla, enfermera de UCI del 12 de octubre y delegada del MATS, denuncia esto mismo: "El Zendal es un agujero negro del que no podemos ver nada. El personal está sufriendo ansiedad por cómo están tratando a los pacientes. Les han dicho que se olviden de cómo les gustaría tratar a los pacientes porque es medicina de guerra. Eso valía para la primera ola, no para ahora. Pero los trabajadores tienen miedo a denunciar y hablar".

Pero, aunque sea de forma anónima, Público ha podido contactar con cinco trabajadores que han estado en el Zendal y todos comparten el caos absulto en el que está inmerso el hospital. "Hay muchas personas que no han trabajado con pacientes covid o que acaban de empezar a trabajar. Hay trabajadoras que no saben disolver un remdesivir que es una medicación básica para la covid. En esta situación es normal que se agobien y lloran pero es normal porque es un descontrol. Los supervisores, como si no existieran. No tenemos ni las planillas de febrero. Vamos al día. No hay comunicación entre turnos con el riesgo que eso supone para los pacientes", relata una sanitaria a este medio.

"Se va siempre tarde, mal y a rastras. No hay personal para tantos pacientes ni control alguno"
Otro trabajador añade que hay muchos problemas durante los fines de semana por la falta de personal. Por ejemplo, solo hay un técnico abasteciendo a Farmacia sin ningún farmacéutico: "Ese técnico asume responsabilidades que no les toca. Esa persona pone los pedidos, los valida y los carga. No es asumible. Hay muy poco personal para los pacientes que están entrando. En fin de semana, 70 al día. Para una enfermera la ratio puede ser hasta mayor de 25 pacientes. Se va siempre tarde, mal y a rastras. La medicación sube tarde porque hay una persona saturada que se tiene que encargar de ello y se administra tarde por lo mismo". Según los datos de la Comunidad de Madrid, el centro atiende ya a 420 pacientes que han sido trasladados desde otros hospitales.

Un celador que estuvo trabajando allí del 28 de diciembre al 3 de enero por una sustitución también recuerda el caos absoluto y la "falta de protocolos". "La sensación es de un hospital que no está terminado porque carece de instalaciones, servicio y material básico", explica a este medio. La falta de organización va desde la "improvisación" ante cualquier trabajo que hacer, la carencia de medicación cuando iba a recogerla y "no había suficiente" o incluso encontrarse que un día eran siete celadores y al siguiente cinco. "Los compañeros hacen su trabajo como pueden pero con esos medios y esas condiciones es frustrante porque no se puede. Te ves impotente y eso repercute en la atención al paciente", añade.

"No hay organización por lo que no hay espacios limpios o sucios de covid"
Los sanitarios recuerdan también que no hay cafetería. Según cuentan, durante la nevada por Filemona los trabajadores tuvieron que comer sándwiches de la máquina. Solo hay un cátering y toda la comida llega de una central. En el hospital solo se calienta. La calidad de la comida, además, se puso en duda tras las denuncias que le hicieron llegar dos familiares de pacientes al periodista Antonio Maestre.

Otro problema gravísimo es que no hay control entre zonas limpias y sucias. "Los pacientes pasean al lado de los controles sin mascarillas. Cuando entras pasas por una zona que está entre las camas y el baño y hay pacientes sin mascarillas. No hay control ninguno. Hay trabajadores que lo hacen bien pero otros se van con el EPI puesto a control o a firmar papeles sin quitárselo y así puedes contagiar al resto de trabajadores que no tiene puesto el EPI", explica el sanitario.

A estas denuncias, Alma Blanco añade que varios trabajadores les han confirmado que no tienen taquillas y que les falta material muy básico para trabajar. Según estas declaraciones, no tienen sondas de aspiración que son necesarias para los pacientes que están intubados y tiene mocos. "Es la única forma de quitar los mocos. Si no se tiene, hay un gran riesgo de que el paciente se ahogue. Si se hacen tapones, el paciente muere", explica la enfermera de UCI. Además, hay carros de parada vacíos. Estos son otros de los materiales básicos de un hospital: un conjunto de cajones y bandejas con medicamentos y dispositivos elementales para una respuesta rápida ante emergencias médicas como un paro cardíaco.

Alda Recas, portavoz de la Asociación Madrileña de Enfermería, denuncia lo mismo: "Está medio vacío. La seguridad de los pacientes está en entredicho porque las estructuras no son las adecuadas. Si esto se suma a las presiones que están recibiendo los sanitarios, es una auténtica vergüenza. Las enfermeras se van a otras comunidades porque son maltratadas. No pueden castigar a una persona por no ir aun lugar que no es seguro para los pacientes".

Amenazas y traslados forzosos

Blanco explica que se podrían identificar tres grupos de trabajadores: los "voluntarios" que están viviendo esto como un hecho "histórico", personas trasladadas que han asumido que se tienen que "aguantar" y personas trasladadas que han denunciado las condiciones de trabajo. "Estos últimos están señalados. Viven con ansiedad. Tienen mucho miedo a represalias", insiste.

"Me he quedado en mi puesto de trabajo pero después de todo lo más posible es que no me renueven"
Estos casos se acumulan así a los trabajadores que luchan contra los traslados forozosos. Una sanitaria del hospital El Escorial explica a Público que, tras firmar un contrato eventual y no covid el pasado 31 de diciembre, el día 14 de enero le dijeron que a los cuatro días se tenía que ir al Zendal. "Fui a Recursos Humanos y pedí que me lo dieran por escrito. Le dije a mi jefe que no iba ir al Zendal porque ese no es mi puesto de trabajo. El lunes fui a mi hospital y me dijo que no me podía asignar pacientes porque no estaba programada en el hospital. Yo insistí que en mi contrato pone que voy a prestar servicios en el hospital que estoy contratada. Hablé también con la directora de Enfermería. Al final me quedé pero después de esto lo más posible es que no me renueven", explica a este medio.

La sanitaria se enfrenta a una situación difícil entre las amenazas de la Comunidad de Madrid de no volver a contratar a los trabajadores que rechacen ir al Zendal y las dificultades que le supondría aceptar eso. "Ni siquiera tengo un contrato covid. A mí me llamaron directamente del hospital y si hubiera sabido esto no hubiera aceptado en contrato. No puedes dedicar un 25% del tiempo de la jornada al desplazamiento. La conciliación familiar se hace mposible", explica.

Ayuso niega todo y denuncia una "campaña de desprestigio"

Esta enfermera tiene el escrito por el que ordenaron su traslado aunque finalmente no se produjera, pero Jesús García, portavoz del Sindicato de Enfermería (Satse), explica que la mayoría de traslados tienen lugar tras una comunicación verbal. "No sé la seguridad jurídica que tiene esto. Debería haber una resolución escrita y motivada porque puede haber incluso problemas si hay un accidente de trabajo", explica a Público.

Los sindicatos Satse, Comisiones Obreras (CCOO), Unión General del Trabajo (UGT), Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts) y Coalición Sindical Independiente de Trabajadores de Madrid (CSIT-UP) tuvieron una reunión extraordinaria este martes con la Comunidad de Madrid para tratar los traslados forzosos. "Después de dos horas de reunión, nos ratificamos en pedir la dotación de plantilla propia para el Zendal. No hay avances significativos en los planteamientos realizados", comunicaron los sindicatos en un texto conjunto.

De hecho, García insiste en que la instrucción dada de no contratar a sanitarios que rechacen ir al Zendal va incluso en contra de la sanción que se pone a los trabajadores cuando están en bolsa y rechazan un hospital. "La sanción actual es que pasan al ser el último de la lista pero no que no te puedan llamar a ningún contrato", lamenta.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el resto de políticos del Gobierno regional aseguran que todas estas denuncias son falsas. En declaraciones a los medios, desde el propio Zendal, ha insistido en que este es "el mejor hospital de España en la lucha contra la Covid-19, el mejor formado para esta situación". Niega que se estén trabajando en estas condiciones y se limita a contestar a las denuncias asegurando que hay "una campaña de desprestigio".

https://www.publico.es/sociedad/hospital-isabel-zendal-sanitarios-zendal-denuncian-pesimas-condiciones-pese-amenazas.html

LOS SINDICATOS CONSIDERAN UN “CASTIGO” VETAR CONTRATOS POR NO IR AL ZENDAL

La normativa actual permite trasladar a los profesionales según las necesidades de la Administración, pero con un requisito, que se garantice la asistencia en los centros de origen de esos especialistas

La orden que ha dado la Comunidad de Madrid a todos los hospitales de la región para que no contraten a ningún profesional de los que tienen en la plantilla de refuerzo por la covid que hubiese renunciado por ser derivado al centro de emergencias Isabel Zendal se escurre dentro de la normativa vigente. Abogados y sindicatos dudan sobre cuánto se ajusta a los acuerdos y las leyes que rigen actualmente esta instrucción dictada el 30 de diciembre. Sí coinciden en que esto es una “política de castigo”. Este lunes, varias organizaciones sindicales pidieron reunirse urgentemente con la Dirección General de Recursos Humanos del Sistema Madrileño de Salud. La Dirección contestó casi de inmediato. Será este martes.

Los servicios jurídicos de Satse, Amyts, CC OO, UGT y Csit, los sindicatos presentes en la denominada Mesa Sectorial de Sanidad de la comunidad, están estudiando el mandato del Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso. Mientras, esperan la reunión con la Consejería de Sanidad. “En cualquier caso, esto se mete en materia discriminatoria, vulneración de los acuerdos con los sanitarios, maltrato y penalización”, dice Clara Tomás, abogada laboralista del Colegio de Abogados de Madrid. Que también explica que hay que diferenciar entre “aquellos profesionales que están en las bolsas de empleo con un nombramiento en vigor y aquellos que están siendo llamados ahora”.

Para los que accedan ahora a un contrato, la comunidad puede ofrecerles “el Zendal o nada, son lentejas, si quieren van allí y si no no aceptan el contrato”, ahonda Tomás. “Para los que ya están trabajando en un centro, con nombramiento activo, lo del traslado forzoso y la penalización es diferente. E implica saltarse todos los acuerdos firmados entre sindicatos y la Comunidad de Madrid previamente”. La situación, dice, “es complicada”.

Por un lado, esta orden no se ajusta al acuerdo al que los sindicatos llegaron con la Comunidad en 2016 sobre selección del personal, que fija una penalización que consiste en pasar a ocupar el último lugar en la bolsa de empleo temporal correspondiente durante un año en caso de rechazar un contrato, pero no recoge “no volver a contratar”. Y solo es para el personal que pertenece a esas bolsas. El Zendal, al ser una nueva infraestructura, nunca ha estado dentro de las opciones elegibles que tienen estas bolsas, que además no existen para todas las categorías —de hecho, la mayoría de las especialidades médicas de la hospitalaria no cuentan con una—, y que son a través de las que los profesionales eligen los lugares donde quieren trabajar y de donde los centros van contratando personal.

Por otro lado, la instrucción no cumple uno de los requisitos de la orden ministerial del pasado otoño [el Real Decreto Ley 29/2020], que, entre otras cuestiones, permite la movilidad de los especialistas entre distintos servicios y centros según las necesidades, pero especifica que esto “se regula con carácter excepcional y transitorio” y “siempre que quede garantizada la asistencia a sus unidades de origen”. Sin embargo, el Ejecutivo de Díaz Ayuso insiste en que el Zendal no es un centro de campaña sino “un nuevo hospital”, es decir, según sus propias declaraciones no tiene carácter transitorio sino a largo plazo, estable. Y, sobre todo, en ningún caso queda garantizada esa asistencia en los lugares de origen. Porque no se sustituye a quienes se envía al centro de Valdebebas. “Vulnera la finalidad de la norma, al estar desarmando de personas otros centros de atención hospitalaria que ya sufren mucho estrés por falta de personal”, explica el abogado laboralista Íñigo Molina.

Este lunes, la Plataforma Independiente de técnicos sanitarios compartía en su cuenta de Twitter una publicación: “Se necesitan TCAEs y enfermeras en el Hospital Universitario La Paz para cubrir al personal que se han ido al Hospital Isabel Zendal. Si conoces a alguien que esté disponible menciona o comparte”. También a los antiguos alumnos de la Facultad de Enfermería de la Universidad Francisco de Vitoria ha llegado esa oferta de empleo por e-mail.

La presión de la tercera ola

Los hospitales madrileños, inmersos en plena tercera ola, sufren una presión asistencial creciente y a un ritmo acelerado, sobre todo en la última semana, y nunca, desde que llegó la pandemia, han tenido recursos sobrantes. Este lunes, la comunidad superaba el pico de la segunda ola. Tiene 3.371 pacientes ingresados en planta y 525 en sus UCI. Solo desde el viernes han ingresado 1.709 nuevos enfermos en las plantas de agudos y las UCI ya superan el 100% de ocupación en sus unidades estructurales —es decir, sin contar con otras áreas como unidades de reanimación tras la anestesia o quirófanos—.

El momento de emergencia, dice Molina, no se adapta a las necesidades del Zendal: “La legislación del ministerio está pensada para cubrir necesidades urgentes y excepcionales, no para cubrir la dotación de personal necesario para un nuevo centro y menos aquellos puestos que son estructurales, es decir, que tiene usos permanentes. Esto es usar una norma de emergencia para cubrir necesidades ordinarias que además se sabían con meses de antelación”.

Exactamente siete meses antes, porque en mayo la Comunidad ya sabía que iba a levantar el centro de emergencias y unas semanas después arrancaron las obras. La mañana de este lunes, en una comparecencia sin preguntas permitidas para los medios de comunicación desde el Zendal, la presidenta Isabel Díaz Ayuso lo ha recordado: “Otras comunidades los están levantando en tiempo récord [en referencia a Valencia]. Nosotros lo teníamos planificado, con tiempo y previsión”.

Pero en esa “previsión” los recursos humanos fueron lo último que se cerró. No fue hasta noviembre cuando la Consejería de Sanidad informó de dónde saldría la plantilla del Zendal: del resto de los hospitales públicos de la comunidad. El documento de la comunidad estableció que los recursos humanos del Isabel Zendal se completarían “en primer lugar, mediante solicitud voluntaria de aquellos profesionales fijos e interinos, de las Instituciones Sanitarias del Servicio Madrileño de Salud, que quieran incorporarse con carácter temporal a este nuevo hospital”, y, en segundo lugar, “mediante la adscripción directa de los efectivos contratados durante el año 2020 por covid-19, en el caso de que no existan suficientes profesionales voluntarios y no se cubran la totalidad de los efectivos necesarios”. No los hubo, y comenzaron los “traslados forzosos” de esos contratos covid.

Y ahora, desde hace varios días, ese acuerdo tampoco se está cumpliendo. Una decena de profesionales sanitarios aseguran que en sus contratos no aparece ese epígrafe de “contrato covid” y aún así han sido movilizados al Zendal bajo “amenaza” de quedarse sin trabajo.

https://elpais.com/espana/madrid/2021-01-18/los-sindicatos-califican-de-politica-de-castigo-la-orden-sobre-los-profesionales-que-rechazan-ir-al-zendal.html

AYUSO ACHACA EL PROBLEMA CON EL AGUA CALIENTE DEL ZENDAL A QUE LA MUJER DEL VÍDEO NO SABÍA UTILIZAR EL GRIFO

La presidenta de la Comunidad de Madrid señala una campaña de críticas injustas al nuevo hospital y carga contra la noticia de la SER en la que se mostraba que algunos pacientes tenían problemas para ducharse por falta de agua caliente

Isabel Díaz Ayuso rechaza que haya problemas con el agua caliente en el Hospital Isabel Zendal y señala una campaña de críticas "injustas" e "insensatas" contra el centro. La semana pasada, la SER mostró testimonios de pacientes que denunciaban que era "imposible ducharse" en el Zendal y, entre ellos, el vídeo grabado por una mujer en el que se quejaba de que no se puede utilizar el agua caliente en los lavabos. La presidenta de la Comunidad ha señalado este martes que lo que pasó es que esta mujer "no supo darle al agua caliente", a pesar de que en el vídeo se veía un cartel que pedía a los pacientes que no la utilizaran. La dirección del propio hospital admitió después que tuvo problemas con los termos de agua caliente.

"Si cada vez que hay un problema con el agua caliente, como pasó el otro día porque una persona no supo darle al agua caliente, ya somos noticia", ha indicado, "ya somos noticia, lo único que vamos a conseguir es desanimar al paciente, preocupar a sus familias y al personal sanitario". En Twitter, la presidenta indicaba este lunes que el Zendal es "el hospital más seguro de España" para el COVID. La misma afirmación figuraba en la cuenta de la Comunidad de Madrid tras la reunión de la presidenta con su equipo directivo y médico.

La valoración de centro más seguro ha recibido la crítica de la ex directora de Salud, Yolanda Fuentes, quien dimitió hace unos meses de su cargo. "¿Esta frase es necesaria, el más seguro? ¿En qué lugar nos dejas al resto de hospitales y profesionales del país? ¿Dónde dejaron la prudencia y el respeto?", escribía Fuentes en la red social.

https://cadenaser.com/emisora/2021/01/19/radio_madrid/1611061896_260778.html

AYUSO PIDE A PACIENTES Y SANITARIOS QUE CONFÍEN EN EL HOSPITAL ZENDAL ANTE "LA CAMPAÑA DE DESPRESTIGIO" DE PERIODISTAS Y "ACTIVISTAS"

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, exige al Gobierno que suspenda los vuelos de Brasil y Sudáfrica "hasta esclarecer la situación de sus cepas"

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha improvisado este lunes una visita junto al consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, al hospital Enfermera Isabel Zendal, con el objetivo de tratar de salir del paso de las informaciones que desvelaban este fin de semana que el Gobierno regional ha dado orden a todos los hospitales de la región para que no contraten a ningún sanitario del refuerzo por la Covid que hubiese renunciado a ser derivado al nuevo centro. Una suerte de amenaza para los sanitarios que en muchos casos están iniciando su carrera profesional.

Ante estas informaciones que ha confirmado la propia Consejería de Sanidad, Ayuso se ponía este lunes ante los micrófonos para denunciar "una campaña de desprestigio" que, ha dicho, lo "empaña todo" porque el Zendal es el hospital más seguro para pacientes y sanitarios, pese a que según ella misma reconoció no cuenta con quirófanos si hubiera cualquier emergencia.

La presidenta madrileña ha pedido tanto a pacientes como sanitarios que "confíen" en el Zendal ante la campaña "deleznable" de "periodistas y activistas políticos". "Vienen sanitarios y pacientes preocupados y no hay derecho", ha dicho Ayuso, que ha pedido también a familiares "confiar". "Las redes sociales tienen que dejar de machacar en las a los pacientes y los sanitarios que vienen aquí", ha insistido, que ha dicho que "se está politizando todo".

"La campaña de desprestigio, sobre todo la campaña política, que está soportando este hospital lo está empañando todo. Esta campaña deleznable empezó hace muchos meses, dos meses incluso antes de la inauguración del propio centro. Perfectamente orquestada sobre todo en redes sociales para llegar a algunos medios y con ello hacer activismo político", ha asegurado Ayuso.

La presidenta regional ha insistido en que el Zendal es el hospital más seguro para pacientes y también para los sanitarios, "para que no se contagien" y ha dicho que está ayudando en su función de descongestionar el resto de centros sanitarios pese a que para su funcionamiento se haya quitado el refuerzo de personal del resto de hospitales.

"Es el hospital más seguro que hay ahora mismo en España para sus profesionales y para sus pacientes. Estas instalaciones están perfectamente preparadas para evitar el contagio entre los sanitarios, que es lo mismo que ocurrió en Ifema", ha declarado.

Exige que se suspendan los vuelos de Brasil y Sudáfrica

La dirigente del PP también ha aprovechado su visita al Zendal para trasladar su apoyo a la Junta de Castilla y León, presidida por su compañero de partido Alfonso Fernández Mañueco, tras pedir adelantar el toque de queda a las 20 horas y encontrarse con la oposición del Gobierno central. "Si el Gobierno de España va a seguir sin actuar lo que rogamos es que, por lo menos, no entren a molestar", ha dicho desde el Hospital Enfermera Isabel Zendal.

Según Ayuso, lo que no puede hacer el Gobierno central es "estar desaparecido por completo en la lucha contra la epidemia para después aparecer y arremeter contra administraciones inferiores". "Lo hizo primero con Madrid y ahora lo está haciendo con Castilla y León", ha lamentado.

La presidenta madrileña también ha exigido al Gobierno central que se suspendan los vuelos con Sudáfrica y Brasil "hasta esclarecer la situación de sus cepas" de coronavirus. "El Gobierno actuó tarde cuando decidió cerrar los vuelos con Reino Unido, cuando se sabía que esa cepa era muy peligrosa, y ahora mismo está de manera explosiva por toda España".

"Ahora estamos conociendo datos sobre Sudáfrica y sobre Brasil, otros países que tienen cepas todavía más agresivas que las de Reino Unido. Por lo tanto, vamos a pedir al Gobierno de España que sopese cancelar los vuelos con estos países hasta esclarecer la situación de sus cepas", ha manifestado. Según ha remarcado, el objetivo es "evitar que otra vuelve a entra el virus por Madrid Barajas y otra vez volver a empezar".

https://www.eldiario.es/madrid/ayuso-pide-pacientes-sanitarios-confien-hospital-zendal-campana-desprestigio-periodistas-activistas_1_6830116.html

AYUSO ACUSA A LOS CRÍTICOS CON EL HOSPITAL ZENDAL DE LLEVAR A LOS PACIENTES A LA "DEPRESIÓN"

La máxima responsable de la Comunidad de Madrid ha cargado contra lo que considera una campaña de difamación contra el hospital creado para combatir la pandemia en la capital

El Hospital Isabel Zendal ha sido desde que se anunciara su edificación un foco de críticas contra el Gobierno de la Comunidad de Madrid. Este lunes, Isabel Díaz Ayuso ha puesto el foco en quienes han cargado contra el proyecto y todavía hoy lo hacen al considerar que era algo innecesario y que a este se dedicaron una cantidad de recursos que podían haber sido destinados a la contratación de sanitarios. La presidenta les ha acusado de poner en marcha una "campaña de desprestigio" que termina repercutiendo en los propios pacientes de covid que tratan de curarse.

"Que dejen de machacar psicológicamente a la gente que trabaja aquí o que está aquí hospitalizada. Cada problema se magnifica en las redes sociales y aquí los pacientes se pasan el día consumiéndolas y terminan en un estado de ánimo de depresión. No se puede consentir algo así", ha asegurado la máxima responsable del Ejecutivo regional sobre uno de los proyectos estrella de la CAM en los últimos meses que ha recibido una fuerte contestación por parte de sindicatos del sector y de los partidos de la oposición.

Díaz Ayuso ha enfatizado que lo que ha conseguido esa "campaña" es que "todo está politizado" en torno a estas nuevas instalaciones. "Una campaña deleznable que empezó dos meses antes de inaugurarse el propio centro", ha incidido la presidenta, que ha asegurado que "cada problema cotidiano en un hospital, aquí es todo una polémica". Ha defendido que es un hospital que "crece con los días" y que se construyó en solo tres meses para resultar en "el mejor hospital de pandemias de España". Asimismo, ha vuelto a animar a los sanitarios a que "nos ayuden, colaboren y vengan a aprender y a trabajar en este hospital".

Lo cierto es que, desde su nacimiento, el Zendal ha estado envuelto en críticas y dudas sobre su viabilidad y la necesidad de elevar un nuevo centro. La CAM defendió en todo momento el proyecto, pero admitió que no se contrataría nuevo personal sanitario para este, sino que habría un traslado desde otros centros. En un primer momento, arrancó con un total de 116 personas voluntarias que se desplazarían a este, aunque la Consejería de Sanidad informó de que se irían activando para el mismo algunas de las contrataciones previstas específicamente para el coronavirus. La inauguración del mismo llegó el 1 de diciembre, cuando la tercera ola comenzaba a intuirse.

"Perseguir sanitarios"

En los últimos días, se conoció que la Comunidad ha ordenado que no se permita renovar los contratos de los profesionales que se hubieran incorporado como refuerzo para la pandemia y que hayan rechazado el traslado al Zendal. La orden fue enviada entre los días 30 de diciembre y 5 de enero. La medida ya ha sido contestada por la oposición y el PSOE les ha acusado de "perseguir sanitarios" y ha avanzado que estudia un recurso ante la misma.

Según ha explicado la propia Díaz Ayuso, el hospital ya ha atendido a 718 pacientes de coronavirus y sigue ampliando su capacidad. En estos momentos alberga a 375 y ya ha registrado a 333 que se han curado en sus instalaciones. La presidenta ha reiterado que el centro permite descongestionar al resto del sistema de salud madrileño para hacer frente a la epidemia en un contexto en el que el 18,3% de las camas de la comunidad están ocupadas por enfermos de covid, una cifra que asciende al 37,78 en el caso de las unidades de cuidados intensivos (UCI). Ambos datos están por encima de la media nacional.

En otro orden de cosas, la líder del Ejecutivo de la Puerta del Sol ha pedido a Moncloa que estudie cancelar los vuelos con Brasil y Sudáfrica ante la expansión de nuevas cepas de covid y ha considerado que ya llegaron tarde al suspender las conexiones con Reino Unido cuando se conoció su variante del virus. "Vamos a pedir al Gobierno de España que sopese cancelar los vuelos con estos países hasta esclarecer la situación de sus cepas".

https://www.elconfidencial.com/espana/madrid/2021-01-18/ayuso-zendal-oposicion-pacientes-depresion_2911359/

EMERGENCIA SANITARIA EN MADRID: EL ZENDAL, "UN HOSPITAL DE HOSPITALES" QUE CRECE ENTRE EL CAOS Y LA INEFICACIA

La tercera ola del coronavirus vuelve a poner a prueba al sistema sanitario, especialmente en los territorios más afectados por la pandemia. Es el caso de la Comunidad autónoma de Madrid, que con una incidencia de casi 699 casos por cada 100.000 habitantes se ha visto obligada a aplazar intervenciones quirúrgicas no urgentes en muchos hospitales, una situación que va a darse, al menos, hasta marzo.

La presión hospitalaria en Madrid ha crecido notablemente en lo que va de 2021. El pasado 31 de diciembre el 11,54% de las camas de los hospitales madrileños estaban ocupadas por pacientes con covid, 25,65% en el caso de la UCI. El último día de 2020 había 1.830 pacientes con covid ingresados en algún hospital de Madrid. Dos semanas después, esas cifras se han disparado: el porcentaje de camas ocupadas supera el 18% y el de las plazas de UCI roza el 38%. Los pacientes ingresados este viernes eran en concreto 3.116.

Este repunte de la presión hospitalaria se produce en una semana en el que el Hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal vuelve a estar en el ojo del huracán. El centro sanitario de nuevo cuño –fue inaugurado el pasado 1 de diciembre aunque no recibió pacientes hasta el día 11 de ese mes– acumula controversia tras controversia desde que fue anunciado en la primavera de 2020, en pleno confinamiento domiciliario por la pandemia. Y no es ese su único problema: polémicas aparte, tampoco está cumpliendo con eficacia la función para la que fue creado a tenor del incremento de la presión hospitalaria en Madrid y de la amenaza de un nuevo desbordamiento de los servicios sanitarios.

La última polémica la recogió el pasado miécoles Público, en una información de Beatriz Asuar Gallego en la que se aseguraba que, en una nueva tanda de adjudicaciones, el Gobierno presidido por Ayuso ha adjudicado a dedo casi cinco millones de euros en contratos del Zendal a Ferrovial y otras tres empresas por los servicios de limpieza, alimentación y gestión de residuos peligrosos. Y no es la primera vez: el Zendal ha ido creciendo a costa de contratos con empresas privadas.

Curiosamente, estas últimas adjudicaciones han coincidido con la denuncia de varios pacientes por el lamentable estado de la infraestructura. Pese a su corta vida, el hospital de emergencias nacido por el empeño personal de Ayuso presenta apenas un mes después de su inauguración numerosas deficiencias: varias personas ingresadas estos días en el centro han testimoniado a través de un vídeo recogido por la cadena Ser cortes de luz y de agua, así como un servicio de limpieza y comida de calidad más que discutible. Las denunciantes aseguran que cuando hay agua no sale caliente, que los baños están "anegados", que no hay limpieza y que estuvieron 13 horas sin comer nada, entre la cena y el desayuno. Aseguran también que muchos enfermos de neumonía fueron forzados a ir "allí o a casa".

En las redes sociales se pueden ver imágenes de una cena repartida esta semana a los pacientes del Zendal. El menú no resulta muy apetecible.

Ayuso no ha dudado en contraatacar y ha tildado de "bulos" estas denuncias. La presidenta de la Comunidad de Madrid aseguraba este pasado jueves que los pacientes del Zendal salen "muy satisfechos" y lamentaba la imagen "distorsionada" que se traslada de este centro hospitalario. "El Zendal es un hospital que ha estado en el foco político desde su comienzo. No se conoce en la historia un hospital público tan criticado, cuando está puesto a disposición de los verdaderos protagonistas, que son los pacientes", apuntaba Ayuso.

Ayuso hacía hincapié en que el Zendal es un "hospital de hospitales, que está cuidando de los demás", y añadía que está logrando que el resto de centros se descongestione. Ese mismo mensaje ya fue lanzado el pasado 30 de diciembre por el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero.

Sin embargo, la realidad niega categóricamente las afirmaciones de Ayuso y Escudero. Considerado por el Gobierno madrileño la joya de la corona del sistema sanitario en la lucha contra el coronavirus, lo cierto es que el Zendal no está cumpliendo ni de lejos esa función de descongestión para la que está llamado. Las cifras cantan: aunque en las dos últimas semanas han aumentado los traslados de pacientes con covid, el Zendal albergaba el pasado viernes a 250 pacientes de los 3.116 que estaban ingresado por coronavirus en la red de hospitales de la Comunidad de Madrid, en torno a un 8% del total. Eso sí, es el hospital con más pacientes covid de toda la comunidad de Madrid.

De hecho, el alarmante repunte de casos de covid-19 ha vuelto a colapsar el servicio de Urgencias en Madrid. El jueves, Público, en una información firmada por Lucía Velázquez, difundió un vídeo en el que se podía apreciar como una de las salas de Urgencias del Hospital de La Paz de Madrid dedicada a la atención de pacientes con coronavirus estaba casi al doble de su capacidad: 12 camas paras 21 pacientes.

Ante esta escenario, el Gobierno de Ayuso anunció este mismo viernes la inminente apertura de un segundo módulo en el Zendal para atender a pacientes covid, de momento con 90 camas más, si bien el módulo en cuestión dispone de un total de 348 plazas. "Se irán abriendo conforme sean necesarias, igual que ocurrió con el primer módulo, dijo el viernes el viceconsejero de Salud Pública, Antonio Zapatero. Esta apertura por fases cuando la pandemia vuelve a pegar fuerte en Madrid sorprende. Los críticos con la gestión de Ayuso lo relacionan con la falta de medios que acusa el hospital de emergencias.

Una ristra de polémicas

A todo estoy hay que sumar las polémicas anteriores que han hecho de este hospital un foco permanente de conflicto. Ayuso tiene en parte razón cuando afirma que el Zendal es un hospital que ha estado en la picota desde su comienzo, pero no por las razones que ella cree –el victimismo político del que permanentemente hace gala–, sino porque el proyecto nació torcido desde el principio, cuajado de despropósitos.

En lo peor de la pandemia Ayuso impulsó el hospital de emergencias sin consenso con la oposición ni con los profesionales sanitarios, muy críticos desde el inicio con una infraestructura que consideraban innecesaria y de dudosa utilidad pues aducían que había muchas otras infrautilizadas que podrían haber sido rehabilitadas para hacer frente al coronavirus. Ello hubiera supuesto un importante ahorro de dinero a las arcas públicas madrileñas: el Zendal acumuló enormes sobrecostes durante su construcción en un tiempo récord y el presupuesto inicial, de poco más de 50 millones, fue engordando contrato a contrato con el paso de las semanas hasta rondar los 135 millones de euros.

A todo ello hay que sumar que la mayoría de los profesionales sanitarios que trabajan en el Zendal fueron trasladados de manera forzosa a costa de mermar las plantillas en otros centros hospitalarios, lo que no ayuda precisamente a descongestionar el resto de hospitales.

Otro foco de conflicto estuvo en la seguridad laboral de los obreros que trabajaron durante la construcción del Zendal. La muerte de dos trabajadores en octubre destapó la denuncia de trabajadores y sindicatos sobre el ritmo de trabajo "excesivo" para intentar tener a tiempo el hospital Isabel Zendal. CCOO presentó hasta dos denuncias en Inspección de Trabajo tras detectar graves irregularidades en la obra que afectaban a la seguridad de los empleados. El asunto llegó incluso a la Asamblea de Madrid, donde oposición y Gobierno protagonizaron una enconado rifirrafe. Y todo para que el hospital se inaugurara con retraso de todas maneras.

Pero lo más sonado es lo que se refiere a la calidad del servicio. El gerente del hospital, Fernando Prados, defendía el viernes en Telemadrid que el "centro está pensado para el futuro". "No siempre estaremos en una pandemia, eso va a hacer que sea utilizado para otras actividades y para eso era esencial que pudiera ser modular y versátil", explicaba Prados en la televisión autonómica madrileña. Lo cierto es que es un hospital sin habitaciones, sin privacidad y con carencias que aún se ven algo más de un mes después de su inauguración a bombo y platillo.

https://www.publico.es/sociedad/emergencia-sanitaria-madrid-zendal-hospital-hospitales-crece-caos-ineficacia.html

LA COMUNIDAD DE MADRID DA LA ORDEN DE NO VOLVER A CONTRATAR A NINGÚN PROFESIONAL QUE RECHACE IR AL ISABEL ZENDAL

La Dirección General de Recursos Humanos del Servicio Madrileño de Salud envió dos correos, el 30 de diciembre y el 5 de enero, y otro esta semana para comprobar que los centros cumplían la instrucción

La Comunidad de Madrid ha dado orden a todos los hospitales de la región para que no contraten a ningún profesional de los que tienen en la plantilla de refuerzo por la covid que hubiese renunciado a ser derivado al centro de emergencias Isabel Zendal. Lo dictó el 30 de diciembre e insistió en ello el 5 de enero. Y esta misma semana ha enviado un nuevo correo electrónico para comprobar que la decisión se está cumpliendo. “En relación a las instrucciones enviadas los pasados días 30/12/2020 y 5/01/2021, que se adjuntan, sobre las renuncias a las contrataciones covid y las incidencias de las adscripciones directas al Hospital Enfermera Isabel Zendal (HEIZ), se requiere la siguiente información: confirmación de no haber contratado a ningún profesional, con nombramientos covid, tras haber renunciado a dicho nombramiento y en caso contrario identificar y enviar informe justificativo del incumplimiento de las instrucciones enviadas —categoría, nombre y apellidos, fecha de la renuncia al nombramiento covid, fecha nuevo nombramiento, motivo nuevo nombramiento—”, se lee en el mail.

Continúa: “En ese sentido se reitera que ningún profesional podrá ser contratado nuevamente por otro motivo si previamente ha renunciado a su nombramiento covid, salvo que el motivo de la renuncia sea una mejora de empleo. Así mismo se recuerda que los profesionales que renuncien por su adscripción al Hospital de Emergencia Enfermera Isabel Zendal, no podrán continuar prestando servicio en el centro de origen. Igualmente se recuerda que todas las incidencias antes detalladas deberán incorporarse, por cada centro, en la bolsa de empleo correspondiente”. Y se despide: “Un saludo”. Firma: “Secretaría de la Dirección General de Recursos Humanos y Relaciones Laborales”.

El Zendal, inaugurado el 1 de diciembre y que recibió a los primeros pacientes 10 días después, primero estuvo destinado a enfermos “estables”, con “autonomía” para el “aseo y el baño” y que, en principio, no necesitaran de una unidad de cuidados intensivos. Esas fueron las órdenes de la Comunidad a los servicios de urgencias, que son los que derivan, si el paciente lo acepta —porque ingresar en el Zendal es voluntario, el paciente tiene que aceptar ese traslado—. Cuatro días después, el Gobierno de Madrid cambió el protocolo y amplió la posibilidad de hospitalización a enfermos “candidatos a ingresar en la UCI si presentan mala evolución”.

Bajo todas esas órdenes cambiantes siempre ha subyacido el mismo problema: el personal. Los recursos humanos de ese nuevo centro no son propios, sino los del resto de hospitales de la red pública de Madrid. Y no todos. Solo los que tienen contrato covid, es decir, todos aquellos que la Comunidad ha incluido en su plantilla bajo ese epígrafe para reforzar la estructura del sistema durante la pandemia. La inmensa mayoría de ellos no son nuevo personal, sino especialistas que ya tenían otros contratos en sus centros (como sustituciones por enfermedad o por permisos de maternidad) y que han sido incluidos en ese nuevo paquete de nóminas que el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso llama “contratos covid”.

Esa derivación de personal supone restar recursos a otros hospitales y sobrecargar, aún más, los servicios inmersos ya en una tercera ola que, solo en la Comunidad de Madrid y desde que arrancó 2021, registra 50.646 nuevos contagios, 404 fallecidos, 4.294 pacientes que han necesitado un ingreso y 464 que lo han requerido en una unidad de cuidados intensivos. La incidencia acumulada roza ya los 700 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días y la tasa de positividad de sus pruebas diagnósticas se ha duplicado en estos últimos 15 días, del 10,54% al 20,5%. La Sociedad de Medicina Intensiva de Madrid (Somiama), alertó ya este jueves de la situación, “muy preocupante”, en la que se encuentran. Tienen las unidades superando el 90% de ocupación.

Con la actual situación, llevar profesionales al Zendal va a tensar aún más a los centros, algo que ya en octubre, cuando se supo de dónde saldría la plantilla del nuevo hospital, supuso una protesta por parte de especialistas y sindicatos. Miles de profesionales del Sistema Madrileño de Salud firmaron entonces una carta contra “los traslados forzosos”. Y tanto la Asociación de Médicos y Titulados Superiores (Amyts) como UGT y el sindicato de Enfermería Satse coincidían entonces en que era “imposible” atender 1.000 camas más con el mismo personal. “Entendemos que, si se derivan pacientes covid, en su lugar entrarán otros, necesitando la misma plantilla y, por tanto, su obligada sustitución. Es necesario dotar al hospital de personal propio y que, en caso de desplazar personal de los actuales hospitales, se sustituyan todos y cada uno de ellos. Nuevo hospital, nuevas camas”, dijo en otoño Julián Ezquerra, de Amyts.

Sin embargo, la decisión de la Consejería de Sanidad —que no ha respondido a las preguntas sobre el contenido de los mails en los que se daba la orden de no contratar a los sanitarios que rechacen ir al Zendal—, no cambió. Médicos y enfermeras entonces, y ahora, saben que la situación en la que se encuentran —precaria, uno de cada dos médicos en Madrid no tiene un contrato estable— no facilita la posibilidad de elegir. Aún así, hay profesionales que ya han renunciado a ese contrato una vez que les avisaron de que serían derivados al Zendal. Muchos otros se han marchado. Como Alonso S., un pediatra que solo da la inicial de su apellido por miedo a represalias, que se muda en unos días a otra comunidad donde le han ofrecido un contrato “estable y bien remunerado”.

“Dada la situación con los contratos covid, la temporalidad y la amenaza constante de mandarnos al hospital Isabel Zendal, yo decidí no renovar el contrato el 31 de diciembre y comenzar mi trabajo en otro sitio”. Su jefe le pidió que se quedara 15 días más, en enero, para no “dejarlos tirados”. Él aceptó y cuando fue a firmar esa renovación por dos semanas y a la vez la renuncia “para así cumplir los 15 días de preaviso” una persona de Recursos Humanos, le dijo, “literalmente”: “Hijo, antes de que firmes la renuncia tienes que saber esto. El 30 de diciembre nos llegó una circular de la Consejería prohibiendo contratar a todos aquellos sanitarios que hayan renunciado a un contrato covid salvo que sea por otro contrato covid. Lo están haciendo para que no podáis negaros a ir al Zendal”.

Para Alonso, este procedimiento de la Comunidad los “condena” a la temporalidad que supone uno de esos contratos de refuerzo: “Que nos echen el 30 de junio y por encima de eso, están coaccionándonos para que no podamos dejar el trabajo con la amenaza real de que no nos van a contratar en ningún otro lugar de la Comunidad de Madrid”. Dice que su especialidad, de la que siempre faltan manos, puede estar más o menos a salvo en cualquier otro sitio, pero que “afecta sobremanera a auxiliares, celadores, enfermeras y otros médicos y médicas, que están condenados a mantener sus contratos covid si no quieren no volver a encontrar trabajo en la Comunidad de Madrid”.

Víctor Jiménez, vicepresidente de la Asociación Madrileña de Enfermería, cree que esto es una forma de “coacción escandalosa” que no solo castiga a los profesionales sino a la sanidad pública: “Porque una presidenta o un gobierno quieren que un proyecto hospitalario suyo luzca en todo su esplendor el resto de la sanidad pública se ve perjudicada. Es un deterioro de un sistema mayor del que ya tiene que no nos podemos permitir, menos en mitad de una pandemia”.

https://elpais.com/espana/madrid/2021-01-16/la-comunidad-de-madrid-da-la-orden-de-no-volver-contratar-a-ningun-profesional-que-rechace-ir-al-isabel-zendal.html

EL ZENDAL, EL HOSPITAL QUE IBA "A MARAVILLAR AL MUNDO", PERO DONDE "ES IMPOSIBLE DUCHARSE"

Dos pacientes de COVID-19 aseguran que durante su estancia en Valdebebas han sufrido cortes de luz y agua, además de problemas con la limpieza y la comida, que achacan a una escasez de personal.

El coordinador general del centro, Fernando Prados Roa, reconoce "problemas puntuales", como consecuencia del temporal Filomena y de una ampliación de los espacios habilitados para pacientes

Carolina Redondo y Carmen Jiménez llegaron casi a la vez al Hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal, el 4 y el 5 de enero, respectivamente. A las dos las derivaron desde el mismo centro, desde Getafe, y ambas relatan una escena similar. “Me dijeron que había una neumonía bilateral y que tenía dos opciones, o venir al Zendal, o irme a mi casa”, denuncia Carmen. Ella, como su compañera de unidad, prefería quedarse en su hospital de referencia y así se lo dijeron expresamente a los profesionales que les comunicaron el traslado a Valdebebas. “Me dijeron que era sí o sí Zendal, obligada, porque estaban obligados ellos también a mandarnos allí”, añade Carolina. Según los protocolos de la Consejería de Sanidad, la derivación a esa instalación es siempre voluntaria. Un portavoz del centro getafense niega que se hayan incumplido. Ellas -asegura- "aceptan el traslado dejando registro, sin que existan reticencias por su parte."

El hospital que iba a “maravillar al mundo” -en palabras de la presidenta Ayuso-, a ellas les ha espantado. “Hoy -por este miércoles- estamos sin agua y sin luz”, cuenta Carmen. De hecho, la conversación con ambas se produce desde el teléfono de esta última porque Carolina está ya casi sin batería. La electricidad vuelve a los enchufes de sus cabeceros en mitad de su conversación con la SER, pero aseguran que llevaban seis horas sin suministro, aunque en ningún caso -aclaran- ha afectado al instrumental médico.

"No nos hemos podido lavar ni los dientes"

El aseo es uno de los principales motivos de queja. Denuncian que los baños -compartidos- están “anegados”. Este miércoles no tenían agua corriente. “No nos hemos podido lavar ni los dientes, ni las manos”, lamenta Carmen. Del espejo cuelgan carteles que piden no usar el agua caliente, aunque aseguran que hace días que no hay. “Anteayer me intenté duchar con agua fría como pude”, relata esta mujer. “Yo, con el agua a medias, me duché el sábado”, añade Carolina. Ellas son autónomas, pero -según denuncian- no todo el mundo está en la misma situación. “Ves críos con veinte años, o personas con ochenta, que no se pueden valer por sí mismos, y es que se te cae el alma a los pies”, recalca esta última.

Ambas pacientes achacan la “nula limpieza” a la escasez de manos. “Doblan y triplican turnos y no tienen medios para nada”, apunta Carolina, que asegura que son los propios profesionales los que les invitan a presentar quejas para que quede constancia de la situación. Las dos insisten mucho en que la atención sanitaria es “estupenda”, en palabras de Carmen, que no quiere parecer ingrata. Su queja se dirige a los gestores: “Los que deberían velar por el buen funcionamiento de la instalación han desaparecido”, reprocha Carolina. La falta de personal afecta también -aseguran- a la frecuencia de las comidas: “Ayer nos dieron de cenar a las ocho y media y no nos han dado el desayuno hasta trece horas después”. La limpieza, la cocina, la lavandería y la recogida de residuos en este centro está externalizado a empresas privadas.

Desde la dirección del Zendal reconocen "problemas puntuales", según indica su coordinador general, Fernando Prados Roa. Asegura que hubo un incidente con un desayuno, "que se retrasó mucho", por un problema de personal y que ya está -insiste- en vías de solución. También confirma el problema con el agua caliente, aunque reduce su duración a "unas horas". El termo de ese módulo -el 2C- se desconectó, según explica Prados Roa, y tardó en volver a estar plenamente operativo. La incidencia eléctrica, en ese mismo módulo, la achaca a unos trabajos para ampliar el área de cuidados intermedios. Por último, también confirma los problemas en la limpieza, que este responsable del hospital vincula a los efectos del temporal Filomena: "Es posible que hubiera algunos problemas de organización en una situación que no era la habitual".
Todos, insiste, están ya solucionados y no deben ser motivo de preocupación para los pacientes o sus familiares.

El hospital de emergencias fue concebido como un centro monográfico para tratar el COVID-19. Los responsables de la Comunidad de Madrid han repetido hasta la saciedad que su objetivo es “aliviar” de pacientes infecciosos al resto de hospitales de la región para que estos puedan mantener su actividad normal. Un mes después de su puesta en marcha esa meta está aún lejos.

El Zendal, según su máximo responsable, atendía anoche a 226 pacientes, en torno a un 7% de los hospitalizados por COVID en toda la región. Su capacidad máxima supera ligeramente las mil camas, aunque a día de hoy solo tiene instaladas 290.

Entre esos pacientes ya no va a estar Carolina. Le han dado el alta mientras se redactaba esta información. Espera a que la UME pase a recogerla para llevarla a casa. A Carmen le han dicho que se la darán en las próximas horas. Por fin podrán abrir el grifo y darse una ducha en condiciones.

https://cadenaser.com/emisora/2021/01/14/radio_madrid/1610606454_705952.html


MÁS GASTO EN EL ISABEL ZENDAL: AYUSO ADJUDICA NUEVOS CONTRATOS POR CASI 5 MILLONES

La Comunidad de Madrid informa de más adjudicaciones sin publicidad para el hospital de pandemias a empresas como Ferrovial o Ilunion.

Aumenta la factura del hospital de pandemias Isabel Zendal de Madrid. La Comunidad, a través del Portal de Contratación, recoge nuevas adjudicaciones por valor de casi 5 millones de euros para dotar de servicios al centro levantado en Valdebebas. En concreto, los contratos dados por procedimientos sin publicidad ascienden a 4,7 millones.

Según se puede ver en el mencionado portal, el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso ha adjudicado a Ferrovial el servicio de limpieza, desinfección, desinsectación y desratización para el Isabel Zendal por 2.185.269,49 euros. El inicio de ejecución arrancó el pasado 28 de noviembre y su duración está estimada hasta el 28 de mayo, lo que se traduce en 182 días, tal y como se detalla en el mencionado contrato.

Asimismo, la Comunidad ha dado a Ilunion el servicio de lavandería para el hospital de Emergencias. El importe, IVA incluido, supera los 900.000 euros (907.241,11 euros). En este caso, la adjudicación máxima estimada es de 6 meses, desde el 01 de diciembre al 31 de mayo.

La compañía CESPA, por su parte, se ocupará de la gestión de residuos peligrosos y no peligrosos del centro hospitalario por 436.787,34 euros, también hasta el 31 de mayo.

El Ejecutivo regional ha dado, además, a Eurest del servicio de alimentación y vending para el hospital de pandemias. La ‘factura’ en este caso es de 1.160.847,77 euros durante 6 meses. Estará vigente hasta el 9 de mayo.

Por último, el Portal de Contratación da cuenta del suministro de calzado sanitario, de lo que se ocupará Anatómicos Madrid, por 14.641 euros.

Poco a poco, gota a gota, se van conociendo cada vez más adjudicaciones para que el Isabel Zendal funcione como cualquier otro centro, con la consiguiente subida en la factura para la Comunidad.

https://www.elboletin.com/noticia/203783/sanidad/mas-gasto-en-el-isabel-zendal:-ayuso-adjudica-nuevos-contratos-por-casi-5-millones.html

EL HOSPITAL DE PANDEMIAS DE AYUSO ATIENDE A MENOS DEL 5% DE LOS CASOS

El coordinador general del Isabel Zendal ha asegurado que han atendido a más de 400 pacientes de los 7.205 ingresados en la región

El hospital de pandemias de Isabel Díaz Ayuso construido en Valdebebas solamente ha atendido a menos del 5% de las personas hospitalizadas, positivas en coronavirus, en la Comunidad de Madrid.

El coordinador general del Hospital Isabel Zendal, Fernando Prados, ha asegurado en una entrevista en iSanidad que “hemos atendido a más de 400 pacientes que tendrían que haber sido atendidos en otros hospitales”.

Según el último informe publicado por la Consejería de Sanidad, 166 personas se encuentran ingresadas en el nuevo centro hospitalario. Pero, tras las afirmaciones del coordinador general, desde la inauguración del hospital, solo el 4,9% de los ingresados han acudido al hospital de pandemias.

Tal y como reflejan los informes del Gobierno de la Comunidad de Madrid, desde el día de la inauguración del centro hospitalario hasta el último archivo epidemiológico, 7205 personas contagiadas de coronavirus han sido ingresadas en hospitales del SERMAS, de los cuáles 841 han sido hospitalizados en UCI. Una cifra muy superior a los 400 pacientes ingresados en la planta de la nueva área sanitaria.

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha explicado en sus últimas comparecencias que el Hospital Isabel Zendal es la parte positiva de esta nueva oleada, ya que todos los contagios se trasladarían al nuevo hospital y el resto de centros de la Comunidad de Madrid verían descongestionadas sus plantas.

La diputada de Más Madrid, Mónica García, asegura en declaraciones a ElPlural.com que el Zendal “es un hotel medicalizado de 150 millones de euros que no resuelve nada porque los hospitales están anegados. Es un parchecito millonario”.

Del mismo modo, Vanessa Lillo, diputada de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid, tachaba las declaraciones de Escudero al defender el Hospital Isabel Zendal: "Parece que nos tenemos que alegrar de que en el Zendal haya pacientes covid ingresados, están fallando las medidas para evitar que haya ingresos covid", aseguraba en exlusiva a este medio.

Además, también aludía al bajo porcentaje de pacientes que este centro acoge, asegurando que "tiene su lógica dentro de todo lo que llevamos denunciando este tiempo" dadas las condiciones y problemas que se están dando en él: falta de quirófanos, camas UCI insuficientes y traslado de pacientes graves a otros hospitales por falta de recursos para atenderles.

Por el momento el Ejecutivo regional solamente ha destinado a 400 pacientes al nuevo hospital de pandemias, algo que Fernando Prados tilda como una “situación de seminormalidad”.

El coordinador general del Zendal ha asegurado que al hospital “se trasladan todos los pacientes que sean diagnosticados en urgencia de Covid”. Pero también asegura que no trasladan a “aquellas personas que tengan problemas de agitación, que no puedan valerse por sí mismas o que puedan provocar un problema de convivencia conjunta”.

“En nuestro hospital los pacientes duermen juntos, en camas separadas, pero a una distancia corta. Lo hacen en espacios donde seis u ocho personas se están vendo”, ha justificado Fernando Prados al medio digital.

https://www.elplural.com/sociedad/hospital-pandemias-ayuso-atiende-5-casos_257046102


LOS MÉDICOS TEMEN DESTINAR PACIENTES AL ZENDAL MIENTRAS EMPRESAS PRIVADAS SE ADJUDICAN CONTRATOS MILLONARIOS

Después de un mes de su inauguración, los pacientes tienen reticencias a ser derivados al hospital de pandemias de la Comunidad de Madrid, y se hacen valer de su derecho para negarse a ello. Al mismo tiempo, importantes empresas hacen negocio con el "almacén" de pacientes al recibir adjudicaciones millonarias.

El Hospital Enfermera Isabel Zendal no deja de cosechar sobrecostes. La última actualización ya alcanza los 135 millones de euros, triplicando la cantidad presupuestada. Lo que en un principio podría servir como almacén de la vacuna contra el coronavirus para todo el país, tal y como anunció Isabel Díaz Ayuso, terminó por no ser suficiente siquiera para guardar las dosis de la Comunidad de Madrid, pues su distribución ha sido adjudicada a una empresa privada, tal y como confirmó el propio Consejero de Sanidad, Enrique Ruíz Escudero, que aunque no aportó el nombre de la compañía algunas informaciones al respecto apuntan al Grupo Logista.

Sea como fuere, el hospital fue confeccionado como un reservorio de los pacientes menos graves de Covid, o un "almacén" de enfermos, tal y como lo describen algunos profesionales. Inaugurado el 1 de diciembre en medio de un despliegue mediático que también pudo observar las quejas de sanitarios y usuarios por la apertura de este centro hospitalario, a día 30 de diciembre tan solo se encuentran 77 personas ingresadas en sus instalaciones, de las cuales cinco están en la UCI, según datos de la Comunidad de Madrid. Estas mismas fuentes aseguran que el número de profesionales en el Zendal asciende a los 611, de los que 504 son sanitarios y 107 de servicios, sin especificar cuántos de estos traslados han sido forzosos y cuántos otros voluntarios.

Aún quedan por determinar las calidades del nuevo hospital, pues no han sido pocas las voces que se han mostrado en contra del Zendal, tanto por la falta de quirófanos, necesarios si se complica cualquier otra patología que pueda tener un paciente Covid, como por la nula intimidad entre los ingresados y la mínima existencia de aseos. La Mesa en defensa de la sanidad pública (MEDSP) advierte "con claridad que el hospital no reúne las condiciones". Así se explican: "Lo hacemos para que los madrileños puedan decidir con máximo conocimiento si les quieren trasladar a este hospital de artificio". Y continúan: "Sabemos fehacientemente que el Hospital Isabel Zendal, innecesariamente construido, no reúne condiciones en recursos humanos ni técnicos suficientes para lo que se pretende, además de carecer de privacidad para el paciente, así como de seguridad para su aislamiento, de ser necesaria. Se observa sólo viendo el modelo tipo feria que se evidencia. Está claro que tiene deficiencias de humanización para los pacientes".

Con estas premisas, parecería normal que cualquier paciente al que le dijeran que va a ser trasladado al Zendal se quisiera negar, y es importante saber que puede hacerlo, pues si no sería destinado a un complejo hospitalario en el que no se pueden realizar ni siquiera analíticas. La normativa recoge que cualquier usuario tiene derecho a ser atendido en el hospital en el que se encuentre, todo ello regulado en el Decreto 51/2010 de 29 de junio, que trata el ejercicio de la libre elección por el paciente del hospital y médico de atención especializada que prefiera.

Por otra parte, tal y como recoge la Guía de actuación de contingencia. Sección de urgencias. Comités de emergencia en hospitales, los pacientes que sufren Covid pueden ser catalogados en diferentes niveles, atendiendo a las necesidades de cuidados que puedan precisar. De esta forma, aquellos ubicados en el nivel 4 son los que "inicial e idealmente" se configurar como "candidatos" al traslado al Zendal.

¿Cuáles son las características de los pacientes de este nivel? Según el documento, "pacientes que presentan bajo riesgo para ingreso en la UCI por estabilidad clínica, al margen de las alteraciones analíticas y/o radiológicas". En ese sentido, dos subgrupos se enmarcan dentro del nivel: aquellos pacientes con buena saturación basal, y aquellos que tienen una enfermedad terminal de órgano y una expectativa de vida inferior a un año.

El propio documento especifica los criterios de derivación que debe cumplir el paciente: ser mayor de edad; diagnosticado por infección de SARS-CoV-2 mediante PCR y test de antígenos; constancia de la indicación de ingreso hospitalario; encontrarse en el nivel 4, anteriormente explicado; ser autónomo para el aseo y baño; no padecer delirium en el momento del ingreso; tampoco la necesidad de algún tipo de aislamiento respiratorio o de contacto por gérmenes distintos al Covid, como puede ser la tuberculosis; y no encontrarse en un periodo de gestación.

El hospital sin poder atender a un paciente que empeora

Pero la realidad parece ser otra. Charo Alonso, administrativa de admisión de urgencias en el hospital Gregorio Marañón, confirma que los traslados al Zendal desde los hospitales se realizan "casi por compromiso". "El Zendal nos avisa todos los días del espacio que tienen para pacientes de nuestro hospital, y da la sensación de que hay que buscar a pacientes obligatoriamente que puedan ir para allá, pero no es fácil porque casi todos los nuevos ingresos están en la UCI", explica a este medio. En el caso del hospital en el que presta servicio, tan solo uno o dos enfermos de Covid son destinados al Zendal de manera diaria, "aunque los médicos tienen reticencias porque son pacientes que pueden estar estables y en poco tiempo empeorar, así que no se arriesgan a llevarlos", añade.

Tal y como denuncian desde la MEDSP, "las condiciones de este hospital no sirven en ningún caso no sólo para los pacientes graves, sino para los que se puedan agravar estando en él, pues tendrían que ser enviados por vía de urgencia a otros". Y así sucedió: el 22 de diciembre un paciente hospitalizado en el Zendal tuvo que ser derivado al Gregorio Marañón ya que su estado empeoraba. El colectivo en defensa de la sanidad pública alega al respecto que "van poniendo las alfombras, como en las ferias, al paso de los que van llegando; es una gestión aberrante y peligrosa".

Alma Blanco, enfermera en la UCI del Hospital 12 de Octubre, afirma a Público que no conoce a nadie que esté contento con el Zendal, de ninguna área médica, especifica. "Hay una idea de rechazo al hospital, pero también de resignación, porque otra vez han construido para favorecer a sus amigos empresarios, por lo que los ánimos son de indignación y rechazo absoluto. Es importante valorar esto porque con los anteriores hospitales construidos por Esperanza Aguirre, que al final acabaron siendo de gestión privada, el ambiente entre la ciudadanía era positivo porque sí eran necesarios, no como el Zendal", en sus propios términos.

Las empresas privadas: contratos millonarios

"Tenemos claro que lo único que han hecho es negocio con las empresas privadas, y además nos duele especialmente que se haya utilizado algo tan doloroso para nosotras, que hemos pasado y seguimos pasando la pandemia trabajando en un hospital. No es algo con lo que jugar. Aquí se ha muerto mucha gente", afirma Blanco. Esta enfermera, que alude a la contratación de servicios privados en un hospital que tildan de "innecesario", conoce bien lo que se esconde detrás de este tipo de construcciones.

Un repaso rápido deja cuatro grandes nombres propios de empresas que se beneficiarán del Zendal. La Comunidad de Madrid adjudicó a Ferrovial el mantenimiento del centro hospitalario sin concurso público y por 1.125.212 euros que recibirá la compañía por prestar sus servicios durante seis meses, pues el 5 de mayo de 2021 se extingue la concesión. Naturgy se hará cargo del suministro eléctrico del hospital de pandemias, tal y como llaman al Zendal, hasta agosto de 2021, aunque ninguna de las partes, ni Comunidad de Madrid ni la empresa eléctrica, han declarado de cuánto dinero se trata.

Informática El Corte Inglés también ha sacado su tajada. Esta empresa es la encargada de poner en marcha el sistema informático del Zendal. Los contratos, negociados sin publicidad, han sido "firmados con la división de Groupe Français d'Informatique (Gfi), que se encuentra ubicada en la misma sede del grupo de grandes almacenes", afirman en La Información. Según recoge el Gobierno de la Comunidad de Madrid en su portal de contratación pública, los acuerdos recogen la instalación de un "contact center" y todo el sistema informático del complejo hospitalario. La dotación, instalación y configuración de la electrónica de red del hospital de pandemias ha costado a la Comunidad 1.188.088 euros. La instalación del "contact center" que aglutinará a 120 trabajadores, se sitúa en los 323.310 euros. En total, un millón y medio de euros de dinero público que ha ido a parar a Informática El Corte Inglés.

Esta gran cadena de almacenes ya tenía en su haber algunas excepciones por parte del Ejecutivo regional que le beneficiaban. Así quedó comprobado cuando el confinamiento perimetral afectó al área de salud de General Moscardó, en el barrio de Tetuán. El área en el que se restringía la movilidad afectaba a El Corte Inglés de Nuevos Ministerios, por lo que el Gobierno de la Comunidad de Madrid matizó el alcance de estas zonas en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM). Pero no era la primera vez que ocurría. El Corte Inglés ubicado en Sanchinarro tampoco fue incluido en el área confinada que le correspondía ya que el centro comercial está lejos del núcleo poblacional.

“Los pacientes leves de marzo son los graves de ahora”

Blanco, por su parte, advierte: "Ruiz Escudero decía que sobraba personal porque la situación en los hospitales está mejor, pero que no se engañe porque solo estamos atendiendo a pacientes Covid. Nunca se ha llegado a retomar la actividad natural del hospital. Aunque es verdad que se ha reducido el número de pacientes en la UCI, no estamos tratando ninguna otra patología. Lo que ha pasado es que ha bajado la carga en la UCI porque no atendemos a las personas que lo necesitan y están engrosando unas listas de espera infinitas".

Esta misma enfermera es quien pone punto y final al relato al alegar que "hay gente que en marzo tenía un bultito en el pecho, no se le atendió como es debido, y ahora ha desarrollado un cáncer metastásico. Los pacientes leves de marzo ahora son graves, incluso hay gente que ha llegado a morir, como le ocurrió a un hombre que necesitaba un bypass, no se le puso por la saturación que teníamos y falleció de forma fulminante por un infarto".

https://www.publico.es/sociedad/isabel-diaz-ayuso-medicos-temen-destinar-pacientes-zendal-empresas-privadas-adjudican-contratos-millonarios.html

AYUSO DA 150.000 EUROS A UNA EMPRESA PRIVADA PARA GUARDAR LAS PRIMERAS VACUNAS, TRAS OFRECER EL ZENDAL

Madrid ya presentó su “nuevo hospital público” como un enclave idóneo para el almacenamiento y, así, “estar al servicio de España”

A través de un comunicado, el Gobierno de la Comunidad de Madrid anunció la adjudicación por la vía de emergencia del contrato de servicio de logística para el almacenamiento, preparación y distribución de las 250.000 dosis de la vacuna. Para ello, ha destinado 156.204 euros, entre los que se incluye dos equipos de ultracongelación, tras ofrecer el Zendal “a España”.

El martes se informó al Consejo de Gobierno de la adjudicación de este contrato, que se ha tramitado por la vía de emergencia y explican que la empresa elegida cuenta con “una amplia y acreditada experiencia en la distribución de vacunas”. El mismo día, Ignacio Aguado anunciaba que la Comunidad de Madrid iba a guardar una remesa de la vacuna por si se produjeran fallas en el proceso de distribución, como ocurrió el pasado lunes.

“El servicio logístico para la conservación y distribución de las vacunas se precisa para facilitar el correcto desarrollo del proceso de vacunación, de manera que se asegure su almacenamiento y distribución en condiciones óptimas” durante todo el proceso. Al menos así lo explican en el comunicado que emitió el miércoles por la noche el Ejecutivo madrileño.

La vacuna de Pfizer BioNTech necesita -70ºC para su almacenamiento de larga duración, aunque puede transportarse a entre 2ºC y 8ºC si se va a utilizar en un periodo de cinco días o menos. Esta notificación confronta con el ofrecimiento de la presidenta de la Comunidad de Madrid en noviembre, donde ponía a “disposición de España” el Hospital Zendal para la conservación y el almacenamiento de la vacuna de Pfizer.

Ayuso ofreció el Zendal
La jefa del Ejecutivo regional, el 12 de noviembre, ofrecía al Gobierno de Pedro Sánchez el Hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal, que aún no había abierto sus puertas. “Vamos a ofrecer este hospital como almacén principal de la vacuna que viene a España”, subrayó en sede parlamentaria la presidenta.

Sin embargo, más de un mes después, el Gobierno regional ha optado por adjudicar esta labor a una empresa. Ayuso vendió en su momento su faraónico hospital como almacén para la vacuna debido a su cercanía con el Aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas, pero sus palabras se las ha llevado el viento y el centro no “servirá a España” en este sentido.

https://www.elplural.com/autonomias/ayuso-150000-euros-empresa-privada-guardar-primeras-vacunas-ofrecer-zendal_256287102


AYUSO GASTA OTROS 65 MILLONES EN EL ZENDAL POR "CIRCUNSTANCIAS IMPREVISIBLES"

La factura del centro supera el triple de lo presupuestado

El gobierno de Isabel Díaz Ayuso da luz verde a una inversión de 65.870.081 euros para el hospital de pandemias Isabel Zendal, cuya factura supera el triple de lo presupuestado en un principio.

La inversión de la obra estrella de la presidenta de la Comunidad de Madrid ronda ya los 135 millones de euros, a los que hay que sumar ahora esta cantidad de más de 65 millones.

En estos últimos gastos el gobierno de la capital engloba los gastos de las obras con las que no contaba en un principio como son, por ejemplo, los 4.862.446,70 euros que se van a gastar en las instalaciones de climatización "no previstas del pabellón 3". Esta y las demás obras (que afectan a un total de tres pabellones, así como al centro logístico y a las instalaciones centrales del hospital) obedecen a circunstancias "sobrevenidas e imprevisibles", según han adelantado fuentes de la Consejería de Sanidad a la Cadena Ser.

Estas mismas fuentes reconocen al medio citado que el gobierno de la Comunidad se plentea afrontar más gastos, además de los aproximadamente 135 millones que llevan ya gastados en el centro.

Más sobrecostes
Sin embargo, el sobrecoste del hospital de pandemias era ya conocido desde el mes de octubre, cuando ElPlural.com informó de que la obra superaría los 97 millones de euros, cuando su partida inicial se situaba en algo más de 50 millones.

Por aquel entonces, y antes, incluso, de que las obras estuviesen finalizadas, el coste del hospital prácticamente ya duplicaba el presupuesto inicial.

La exclusiva fue motivo de debate en un pleno de la Asamblea de la Comunidad de Madrid, cuando la diputada de Más Madrid, Mónica García, dijo que se trataba de un hospital "innecesario, sin sanitarios y que lo único que ofrecen es ladrillo a los madrileños".

En su defensa acerca de los sobrecostes a los que también hizo referencia la diputada de Unidas Podemos en la Asamblea, Isa Serra, la presidenta regional se defendió aludiendo que "para sobrecostes los de los "coches oficiales del Gobierno de la Moncloa”.

https://www.elplural.com/politica/espana/madrid-destinara-65-millones-hospital-zendal-cuya-factura-supera-triple-presupuestado_256396102

LAS FACTURAS POR LAS OBRAS DEL ISABEL ZENDAL SUPERAN YA LOS 135 MILLONES

El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso acaba de autorizar el gasto de otros 65 millones de euros para pagar el coste de imprevistos durante el proyecto

Desde su inauguración se ha atendido a 153 pacientes - actualmente hay 77 personas ingresadas-

La factura del Hospital Enfermera Isabel Zendal no deja de crecer con el paso de las semanas. Aún no ha culminado el proyecto estrella de Isabel Díaz Ayuso y la inversión ronda ya los 135 millones de euros, es decir, el triple de lo presupuestado inicialmente. El Consejo de Gobierno acaba de dar luz verde al gasto de otros 65.870.081 euros, que se suman a los 70 millones de euros que ya habían autorizado hasta la fecha, según han confirmado a la SER fuentes de la Consejería de Sanidad.

En la larga lista de facturas, ahora tienen que sumar el gasto que han tenido que autorizar para pagar las obras adicionales con las que no contaban de inicio, por ejemplo, los 4.862.446,70 euros que se van a gastar “en las instalaciones de climatización no previstas del pabellón 3”. A ese coste hay que sumar los otros 58 millones de euros que van a tener que pagar para ampliar las obras “por circunstancias sobrevenidas e imprevisibles”, según se explica en el Consejo de Gobierno, que han ocurrido durante la ejecución del proyecto, esos contratiempos de planificación afectan a los tres pabellones, también al centro logístico y a las instalaciones centrales del hospital Isabel Zendal. En total son 7 contratos, el último de ellos hace referencia al “gasto correspondiente a la tramitación de emergencia de las obras imprescindibles adicionales a las del hospital de emergencias de la Comunidad de Madrid, como consecuencia de nuevas necesidades que afectan al lote C, centro usos múltiples, por un importe de 3.303.979,63 euros (IVA incluido)”.

La Comunidad de Madrid reconoce por primera vez retrasos y sobrecostes en el Zendal

Las fuentes consultadas en la Consejería de Sanidad aclaran que este importe no es el coste final del Hospital Isabel Zendal porque, de hecho, el Gobierno madrileño aún tiene pendiente aprobar más gastos relacionados con las obras de este centro sanitario. No hay que olvidar que, al margen de los contratos de emergencia en los que se amparan ahora todas las administraciones para adjudicar a dedo los servicios de urgencia por la COVID-19, todos los contratos que superen los 3 millones de euros siempre deben pasar antes por el Consejo de Gobierno.

El Consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, defiende que este hospital está cumpliendo su cometido porque "ayudar al resto de hospitales a reducir su carga asistencial de pacientes con coranavirus". Hasta la fecha, se han atendido a 153 pacientes - en estos momentos hay 77 ingresados-, han dado a de alta a 76 personas y ahora mismo hay 611 profesionales trabajando allí.

https://cadenaser.com/emisora/2020/12/30/radio_madrid/1609335516_047270.html

EL "NEGOCIO" DEL ZENDAL: MIENTRAS EL RESTO DE HOSPITALES PIDEN SANITARIOS, EL DE AYUSO ATIENDE A 77 PACIENTES CON MÁS DE 600 PROFESIONALES

La Asociación Madrileña de Enfermería (AME) acusa a Ayuso y Aguado de preferir hacer "negocio" con empresas

El Hospital Enfermera Isabel Zendal se encuentra actualmente entre los cinco centros de la red pública sanitaria de la Comunidad de Madrid con mayor número de pacientes coronavirus ingresados, un total de 77, de los cuales 72 están en cama de hospitalización y cinco en UCI.

Según ha desgranado el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, en rueda de prensa en el centro hospitalario, por este hospital ya han sido atendidos 153 enfermos, de los que 76 han sido dados de alta.

En este momento, en el hospital inaugurado por Isabel Díaz Ayuso trabajan un total de 611 profesionales, de los cuales 504 son sanitarios y 107 de servicios. Además, 117 se han incorporado hoy a su puesto de trabajo.

De los 504 profesionales sanitarios que componen actualmente su plantilla, solo 196 han solicitado trabajar en él. Con la capacidad técnica del centro y los recursos materiales y profesionales, tiene operativas las 240 camas de hospitalización del pabellón 2, distribuidas en cinco controles de enfermería en 48 camas.

Tan solo 12 de las 16 camas de UCI están disponibles
Además, de las 240 camas de hospitalización están operativas 12 camas de UCI de las 16 con las que cuenta el hospital, 18 de cuidados intermedios de las 32 instaladas, lo que representa una capacidad actual de ingreso de 270 pacientes.

"Este hospital está pensado para tratar pandemias y que los pacientes infectados por Covid que están en otros hospitales puedan ser derivados aquí para mantener todo al máximo nivel de la actividad no Covid", ha expuesto.

El consejero también ha aprovechado para agradecer su labor a todos los profesionales sanitarios que han hecho posible este hospital, "un hito sanitario en España que va a potenciar y reforzar la red hospitalaria".

Asimismo, esta noticia ya ha recibido sus primeras críticas por parte de sectores profesionales de la Sanidad. La Asociación Madrileña de Enfermía Independiente (AME) ha señalado que los enfermos ingresados que están actualemente en el Zendal solo ocuparían "una o dos plantas". Del mismo modo, denuncia que Isabel Díaz Ayuso e Ignacio Aguado estén haciendo "negocio para empresitas".

https://www.elplural.com/autonomias/hospital-isabel-zendal-atiende-77-pacientes-600-profesionales-12-camas-uci-ocupadas_256352102


LAS CARENCIAS DEL ZENDAL RALENTIZAN LA ASISTENCIA DE LOS PACIENTES GRAVES

La falta de laboratorio, de radiólogos y un escáner que no funciona de forma correcta afecta a la asistencia de los enfermos

Ni laboratorio ni radiólogo ni un escáner del todo operativo. El Isabel Zendal todavía no cuenta, entre otras, con estas tres cuestiones esenciales a la hora de poder tratar a los enfermos más graves de coronavirus. Tampoco puede ser el lugar donde reunir a todos los pacientes de covid, ni leves ni críticos. En ningún caso tiene capacidad para albergar a todos los enfermos actuales —1.443 en agudos y 299 en camas de UCI de hospitales públicos y privados de toda la región con datos del 24 de diciembre, los últimos disponibles— y en el caso de los primeros, además, su ingreso allí es voluntario, son los pacientes quienes deciden si quieren o no ser trasladados. “Es un caos”, resume Belén Sánchez, internista del nuevo centro de emergencias desde el lunes.

Lleva abierto 26 días, 15 operativo. “Y hay cosas que nos preocupan mucho, muchísimo”, dice Sánchez. Entre esas cosas, la falta de radiólogos y de laboratorio, más aún desde que el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso amplió el perfil de pacientes susceptibles de ingresar en el Zendal. El primer protocolo fijaba enfermos leves. “Inicial e idealmente los de nivel 4”, “con bajo riesgo para ingreso en la UCI por estabilidad clínica”, marcaba el documento entregado a los servicios de Urgencias de la red hospitalaria de la Comunidad, desde donde se derivan los enfermos. Unos días después, el 15 de diciembre, se incluyó también a los de nivel 2, es decir, a aquel enfermo “candidato a ingresar en la UCI si presenta mala evolución. En el momento de la valoración tiene altos requerimientos de oxigenoterapia, así como factores analíticos y radiológicos de mal pronóstico. Requiere una monitorización estrecha y una posible intensificación del tratamiento”.

—“Al abrir la veda a los más graves”, dice la internista, “hay recursos que faltan”. Desde hace meses, los especialistas que trabajan con estos enfermos han apuntado a las “complicaciones” que presentan, la gravedad que puede alcanzar la patología y la rapidez con la que evoluciona. En el Zendal, los sanitarios disponen de un gasómetro un aparato para medir los gases disueltos en sangre—, “que te ofrece unos cuantos valores con los que te puedes manejar”, explica Sánchez: “Pero no hay laboratorio, por lo que si quieres una analítica decente en un paciente que se desestabiliza, hay que sacarla, solicitar un transporte sanitario de urgencia, que ese transporte venga a recogerla, que se la lleve a La Paz y que la analicen allí. Y eso no es rápido”.

Todos saben, añade, que cuando un paciente de covid “se pone malo, se pone malo enseguida, es cuestión de minutos, tienes poco tiempo para responder”. A ella aún no se le ha desestabilizado ninguno, pero si ocurre, “como lo hizo el pasado lunes por la tarde, acaban trasladando al paciente a La Paz”. Con los que presentan un cuadro clínico más estable, dice, “el problema no es tan grave”, porque de forma rutinaria, por las mañanas y por las tardes, se realizan y recogen las analíticas de estos enfermos, el transporte diario las recoge, las lleva, en ese gran hospital se analizan y se devuelven los resultados. “Pero para uno que te haga parada, algo que pasaba muchísimo en la primera ola, es una aberración no poder tener una analítica urgente”.

Un TAC que no funciona correctamente

Que el infusor de contraste del TAC no funcione también se lo parece. Entre las principales complicaciones que hacen los críticos de covid están los trombos, pulmonares o cerebrales, para descartarlo es necesario hacer un escáner con contraste intravenoso, es decir, se inyecta al paciente una sustancia para poder ver qué está ocurriendo en sus venas y arterias. “Si se desestabiliza un paciente, tenemos que descartar que lo que esté ocurriendo sea un trombo, y si no tenemos ese infusor de contraste, lo que tenemos es un problema, porque no podemos descartarlo”. Si ocurre, hay que trasladar a ese paciente a La Paz. Y eso es alargar el tiempo. “15 minutos en un ictus puede marcar que el paciente mueva o no la mitad de su cuerpo el resto de su vida, por ejemplo. O la muerte”, reflexiona Sánchez. “Con la entrada de críticos, la probabilidad de que esto ocurra sube, y es un riesgo, esta es mi mayor preocupación”, lamenta la internista.

“El desastre es importante”, incide Ernesto Martínez, un enfermero de críticos que entró a trabajar al Zendal el 22 por la mañana y dimitió a las pocas horas “por ese desastre”. Además de repetir parte del relato de la internista, Martínez apunta al “tema de los quirófanos”. “Como ya se sabe, no tienen, y como ya se sabe también, los pacientes de covid no se complican nunca y ninguno requiere ninguna intervención quirúrgica, nótese la ironía”, dice este especialista de Enfermería. “El traslado que requiere uno de estos enfermos en caso de ser necesaria una operación tiene como mínimo un retardo de media hora, y eso, para mí, es poner en riesgo la seguridad del paciente”.

Martínez añade una cuestión sobre el personal, que cuenta con 106 profesionales voluntarios y alrededor de 130 trasladados de forma forzosa, como él, desde sus hospitales: “Entre los voluntarios hay enfermeros de críticos con muchísima experiencia, muchas tablas, pero el criterio que se ha seguido para hacer estos traslados forzosos [por orden de antigüedad, es decir, van moviendo de los hospitales a quienes llevan menos tiempo] hace que haya mucha gente con menos experiencia, y eso también es arriesgar la seguridad del paciente”. Asegura que si él fuese un crítico de covid, preferiría que lo tratase uno de los profesionales voluntarios que alguien con sus años de carrera: “Esto es así. Estamos hablando de un servicio como la UCI, con pacientes muy graves, y en parte esto fue lo que me hizo renunciar, no quería cargar con el peso de que alguien muriera por no saber hacer algo”.

https://elpais.com/espana/madrid/2020-12-25/las-carencias-del-zendal-ralentizan-la-asistencia-de-los-pacientes-graves.html

EL HOSPITAL ZENDAL ACOGE ACTUALMENTE A UN TOTAL DE 77 PACIENTES CON MÁS DE 600 PROFESIONALES

El Hospital Enfermera Isabel Zendal se encuentra actualmente entre los cinco centros de la red pública sanitaria de la Comunidad de Madrid con mayor número de pacientes Covid-19 ingresados, un total de 77, de los cuales 72 están en cama de hospitalización y cinco en UCI.

Según ha desgranado el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, en rueda de prensa en el centro hospitalario, por este hospital ya han sido atendidos 153 enfermos, de los que 76 han sido dados de alta.

En este momento, trabajan en el hospital un total de 611 profesionales, de los cuales 504 son sanitarios y 107 de servicios. Además, 117 se han incorporado hoy a su puesto de trabajo.

De los 504 profesionales sanitarios que componen actualmente su plantilla, 196 han solicitado trabajar en él. Con la capacidad técnica del centro y los recursos materiales y profesionales, tiene operativas las 240 camas de hospitalización del pabellón 2, distribuidas en cinco controles de enfermería en 48 camas.

Además, de las 240 camas de hospitalización están operativas 12 camas de UCI de las 16 con las que cuenta el hospital, 18 de cuidados intermedios de las 32 instaladas, lo que representa una capacidad actual de ingreso de 270 pacientes.

https://www.lavanguardia.com/local/madrid/20201230/6157284/hospital-zendal-acoge-actualmente-total-77-pacientes-mas-600-profesionales.html

UN ENFERMERO DIMITE DEL HOSPITAL ZENDAL TRAS UN TRASLADO FORZOSO: "TODO ESTÁ MAL"

El sanitario ha descrito un sinfín de irregularidades: “Conforme llegué, vi que todo estaba mal y que se vulneraba la seguridad del paciente"

Ernesto Marín era un enfermero del nuevo hospital de pandemias Enfermera Isabel Zendal. Y decimos era porque ha durado un día. Marín, quien mostró públicamente su enfado a través d eso cuenta oficial de Twitter por un traslado forzoso al nuevo centro sanitario encargado por Isabel Díaz Ayuso, ha dimitido.

“Conforme llegué, vi que todo estaba mal y que se vulneraba la seguridad del paciente. No estaba de acuerdo y he dimitido”. Así de tajante se ha mostrado en el programa de Cuatro Todo es mentira, donde además, el sanitario ha descrito un sinfín de irregularidades.

"Solo hay tres intensivistas y es imposible unificar criterios, eso repercute en la calidad asistencial del paciente. Además, no tiene laboratorio ni radiólogo (...) tampoco no hay quirófanos”, ha explicado

A todo esto, añadió que varios trabajadores que han sido llevados allí forzosamente teniendo que dejar sus plazas en otros hospitales tienen “poca experiencia en cuidados críticos”. “En un paciente que se complique realmente, esa experiencia puede no ser suficiente para salvar su vida”, asevera antes de decir que el Isabel Zendal es “un despropósito al que alguien ha llamado hospital”.

https://www.elplural.com/sociedad/enfermero-dimite-hospital-zendal-traslado-forzoso_255922102

NATURGY SE ADJUDICA EL SUMINISTRO ELÉCTRICO DEL HOSPITAL ISABEL ZENDAL PARA CERRAR EL AÑO

Naturgy se ha adjudicado el suministro eléctrico del recién inaugurado Hospital de Emergencias Isabel Zendal de Madrid, más conocido como el Hospital de Pandemias, informó la energética.

En concreto, el grupo presidido por Francisco Reynés proveerá en este contrato un 100% de la energía suministrada con redención de garantías de origen (GDO's) y la adjudicación se extiende hasta agosto de 2021, incluyendo una posible prórroga por seis meses adicionales.

La energética ha conseguido hacerse con este contrato al ser incorporado a uno de los lotes adjudicados actualmente a la compañía. Este nuevo suministro alcanza un volumen anual de 6 gigavatios hora (GWh).

El centro, ubicado en la Ciudad de la Justicia de Madrid, cuenta con 40.000 metros cuadrados y dispone de más de 1.000 camas en 20 unidades de hospitalización, así como un total de 48 puestos de UCI y Cuidados Intermedios.

Esta adjudicación se une a las licitaciones conseguidas por Naturgy en el último año entre las que destacan los contratos con Correos, Telefónica, la Agencia Estatal de Administración Tributaria, la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, Hotusa o los metros de Barcelona, Bilbao y Málaga, los tranvías de Murcia y Zaragoza, así como el suministro al Congreso de los Diputados, la Universidad Autónoma de Madrid o el Consejo Superior de Deportes.

La empresa señaló que estos contratos se enmarcan en su nueva política comercial, que busca optimizar su cartera de clientes, tanto de energía como de servicios.

En la actualidad, Naturgy cuenta en España con más de siete millones de clientes que tienen más de 11 millones de contratos de gas, electricidad y servicios, desde el consumidor doméstico hasta el terciario e industrial.

https://www.eleconomista.es/empresas-finanzas/noticias/10964528/12/20/Naturgy-se-adjudica-el-suministro-electrico-del-Hospital-Isabel-Zendal-para-cerrar-el-ano.html

LA FISCALÍA SE QUERELLA CONTRA UNA EXDIRECTORA DE LA CONSEJERÍA DE SANIDAD

El Ministerio Público le imputa un perjuicio económico de diez millones de euros a las arcas regionales por la construcción del hospital Puerta de Hierro

La Fiscalía Anticorrupción ha presentado una querella contra Elena de Mingo, la directora general de Planificación, Infraestructuras y Equipamientos Sanitarios, dependiente de la Consejería de Sanidad, entre abril de 2008 y julio de 2011, según informó ayer el Ministerio Público. Le acusa en principio de haber causado un perjuicio patrimonial de 10 millones de euros, al haber aumentado el coste de las obras del hospital Puerta de Hierro en Majadahonda. La querella, presentada en el decanato de plaza de Castilla el pasado 20 de noviembre, ha recaído en el Juzgado de Instrucción número 53, que ha abierto diligencias previas para investigar el posible delito.

Las Diligencias de Investigación 34/2018 tramitadas por la Fiscalía Anticorrupción han sacado a la luz que existen indicios racionales de delito. Según la querella, se puede concluir que la directora general prescindió del más mínimo procedimiento administrativo y en el pliego de cláusulas administrativas para modificar de hecho el contrato de concesión de obra pública para “la redacción del proyecto, construcción y explotación del Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda”. Este fue adjudicado por el entonces consejero de Sanidad y Consumo de la Comunidad de Madrid, Juan José Güemes, durante el Gobierno regional que presidió Esperanza Aguirre. Güemes firmó la Orden de 18 de marzo de 2005, a la agrupación de empresas formada por Dragados S.A., Bovis Lend Lease, S.A. y Sufi, S.A., que constituyeron la mercantil Hospital Majadahonda, S.A, siempre según el escrito del Ministerio Público.

Dicha modificación dio cumplimiento y ejecutividad a la Orden de Cambio 44 de 28 de mayo de 2008 en virtud de la cual 135 habitaciones del citado hospital de Majadahonda pasaron de ser dobles a individuales. Como justificante de dicho acuerdo, se invocó la resolución de 5 de mayo de 2008 de esa misma dirección general, dictada a requerimiento de la Presidenta de la Comunidad de Madrid en la fecha de los hechos. Sin embargo, esa resolución no existió, tal y como se ha comprobado a través de los oportunos requerimientos efectuados por el Ministerio Fiscal a la Consejería de Sanidad.

La Fiscalía Anticorrupción mantiene que, sin perjuicio de la ilegalidad radical de la reducción de las 135 camas hospitalarias llevada a efecto sin poner en marcha cualquier procedimiento administrativo, se debió de haber reestablecido el equilibrio económico del contrato de concesión a favor de la Administración. Es decir, se debía haber aprobado un modificado de obra, con el objeto de evitar el impacto negativo en los caudales públicos. Sin embargo, a fecha de hoy no existe una resolución firme a través de la cual dicho restablecimiento se haya llevado a efecto. Todo esto permite concluir a la Fiscalía que la Administración regional ha abonado mayores costes por servicios nunca prestados. Se produjo, por tanto, “el correspondiente menoscabo a los caudales públicos de la Comunidad Autónoma, en una cantidad superior a los 10 millones de euros”.

https://elpais.com/espana/madrid/2020-12-18/la-fiscalia-se-querella-contra-una-exdirectora-de-la-consejeria-de-sanidad.html


LA COMUNIDAD DE MADRID ADJUDICA A FERROVIAL EL MANTENIMIENTO DEL HOSPITAL ISABEL ZENDAL SIN CONCURSO PÚBLICO

La tramitación del contrato, por importe de 1.125.212 euros IVA incluido se ha hecho por la vía de emergencia. El periodo de ejecución empieza el 6 de noviembre y tiene una duración máxima estimada hasta el 5 de mayo de 2021.

La Consejería de Sanidad ha adjudicado a la empresa Ferrovial Servicios S.A.U. el contrato de mantenimiento del edificio e instalaciones del Hospital Enfermera Isabel Zendal, por importe de 1,12 millones euros durante seis meses, que ha sido tramitado por la vía de emergencia por lo que no ha habido concurso público.

En la concesión, publicada el 17 de diciembre en el Portal de contratación de la Comunidad de Madrid, se describe la prestación como "servicio de mantenimiento y conservación de los edificios e instalaciones que integran el Hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal y/o locales adscritos al Hospital cuyo mantenimiento dependa de este".

La tramitación del contrato, por importe de 1.125.212 euros IVA incluido se ha hecho por la vía de emergencia, y el periodo de ejecución del mismo empieza el 6 de noviembre y tiene una duración máxima estimada hasta el 5 de mayo de 2021.

La prestación incluye "mano de obra, materiales, equipos y medios auxiliares necesarios para la ejecución del servicio, conforme a los requerimientos y condiciones que se estipulan en la Memoria elaborada por la Dirección General de Infraestructuras Sanitarias" del Servicio Madrileño de Salud (Sermas) de 15 de octubre de 2020.

Estos requerimientos fueron comunicados en la solicitud de oferta, así como la oferta técnica y económica presentada por la empresa adjudicataria fechada el pasado 22 de octubre, según recoge la resolución firmada por el 13 de noviembre por el viceconsejero de Asistencia Sanitaria, Juan González Armengol.

Ferrovial participó en la construcción del nuevo hospital de pandemias, junto a empresas como San José, Dragados, Sacyr, Viales y Obras, la UTE JOCA-Urvios, y Factesa Obras, entre otras.

https://www.publico.es/politica/comunidad-madrid-adjudica-ferrovial-mantenimiento.html


AYUSO INYECTA OTROS 25 MILLONES A SU HOSPITAL DE PANDEMIAS: UN MILLÓN POR CADA PACIENTE ACTUAL

El sobrecoste del Zendal supera con creces el 200%: de los 52 millones iniciales a 125

El nuevo hospital encargado por Isabel Díaz Ayuso, el Enfermera Isabel Zendal, ya supera con creces el 200% de sobrecoste. Se dispusieron inicialmente 52 millones de euros para su construcción y se gastaron finalmente casi 100 millones (unos 97). A estos montantes, ahora, hay que sumarle más de 25,6 millones por distintas actuaciones realizadas con carácter de emergencia para que el centro sanitario pudiera arrancar su actividad, Teniendo en cuenta que a día de hoy alberga 25 pacientes, el ratio es de un millón más por cada uno de los ingresados.

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid informó este miércoles de la nueva inversión. La mayor parte de la misma han sido 23 millones que se han destinado al Instituto de Medicina Legal (IML), el único edificio construido del Campus de la Justicia, conocido popularmente como el donut de Valdebebas, que hará las veces de morgue del nuevo hospital.

“Las actuaciones adicionales a ejecutar en el nuevo centro, que han supuesto una inversión de 23.062.421,07 euros, se deben a la puesta en funcionamiento del Instituto de Medicina Legal (IML) que quedará integrado en el complejo hospitalario aportándole los servicios de morgue, depósito de cadáveres y servicio de autopsias”, reza el comunicado.

“Recibirá del mismo las acometidas y suministros de todos los servicios e instalaciones, desde las calderas y centrales de producción de climatización, agua o electricidad de media tensión, entre otros, hasta la construcción de aljibes con un volumen total de 2.000 metros cúbicos y una nueva central de tratamiento de residuos con acceso rodado para camiones”, añade.

A los 23 millones d ella morgue habría que sumar otros cuatro contratos cuya cifra es de 2,5 en total: mantenimiento del edificio y las instalaciones (1,3), implantación del sistema de información UCI del hospital por más de medio millón de euros (559.746 euros); el contrato del servicio de mantenimiento del equipamiento electromédico, que ha supuesto otro medio millón (521.875,12 euros); y los suministros de gases medicinales por un importe de 372.084,51 euros.

El pasado 11 de diciembre el Isabel Zendal ingresó a su primera paciente, 10 días después de que Ayuso lo inaugurara.

La Comunidad de Madrid anunció a bombo y platillo que los tres pabellones de los que consta el hospital albergarían 1.008 camas de hospitalización convencional y 48 camas UCI y de cuidados intermedios.

Sin embargo, hasta ahora solo se han abierto en el pabellón número 2 del orden de 240 camas, 16 plazas de cuidados intensivos (UCI) y 32 de cuidados intermedios.

https://www.elplural.com/autonomias/ayuso-inyecta-25-millones-hospital-pandemias-millon-paciente-actual_255597102


LA COMUNIDAD ADJUDICA A DEDO OTROS CUATRO CONTRATOS PARA EL HOSPITAL ZENDAL

El Portal de Contratación recoge la tramitación por vía de emergencia de varias adjudicaciones en torno al hospital de pandemias Isabel Zendal.

Nuevos contratos a dedo para el hospital de pandemias Isabel Zendal. Tras la seguridad y el grueso de las comunicaciones, el Portal de Contratación de la Comunidad de Madrid recoge la tramitación por vía de emergencia –sin publicidad- de varias adjudicaciones para el nuevo centro levantando en Valdebebas, que este viernes recibió su primera paciente. En concreto, el valor de estos contratos supera los 430.000 euros.

El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, mediante una resolución del Viceconsejero de Asistencia Sanitaria, Juan González Armengol, da luz verde a la tramitación de la “Implantación del sistema de información de gestión de imagen médica” en el Zendal a favor de AGFA HEALTHCARE SPAIN por un importe de 64.130 euros (IVA incluido). El plazo de ejecución “estimado” será de un mes desde el 16 de noviembre.

A esto hay que añadir que, con fecha 3 y 4 de noviembre, la Dirección General de Sistemas de Información y Equipamientos Sanitarios “ha dado conformidad a la oferta” de GLOBAL DOMINION ACCESS para la “Implantación del sistema de información de dietética y nutrición” en el nuevo hospital de pandemias. El plazo de ejecución, al igual que el anterior, es de un mes desde el 16 de noviembre. Su importe, impuestos incluidos, es de 61.971,14 euros.

Esta misma empresa se ha hecho con la “Implantación del sistema de información de farmacia hospitalaria” en el hospital Isabel Zendal por 77.836,26 euros.

Por último, la Comunidad da cuenta del visto bueno a la adjudicación a DXC TECHNOLOGY SERVICIOS ESPAÑA de la “Implantación del sistema de información de historia clínica electrónica” en el nuevo centro de Valdebebas. La ejecución que se contempla también es de un plazo de un mes desde el 16 de noviembre y el importe económico estimado es de 232.659,43 euros IVA incluido.

https://www.elboletin.com/noticia/202462/sanidad/la-comunidad-adjudica-a-dedo-otros-cuatro-contratos-para-el-hospital-zendal.html


LA COMUNIDAD DE MADRID PIDE NO TRASLADAR AL ZENDAL A PACIENTES CON RIESGO DE ACABAR EN LA UCI: SOLO LEVES Y TERMINALES

El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso presume de que el nuevo hospital de emergencias cuenta con unas 50 camas de cuidados intensivos pero no está entre sus planes utilizarlas, según reflejan los documentos internos de derivación de pacientes enviados por la Consejería de Sanidad al resto de hospitales

La Comunidad de Madrid ha pedido a todos los gerentes hospitalarios que deriven al nuevo hospital de emergencias Enfermera Isabel Zendal a los pacientes que no impliquen riesgo de acabar en una UCI. Eso incluye a los enfermos más leves, con "bajo riesgo" de acabar en una unidad de cuidados intensivos, pero también a los enfermos con menos probabilidades de superar el coronavirus: los que "tienen una enfermedad terminal de órgano y una expectativa de vida inferior a un año" y los que presenten "altos requerimiento de oxigenoterapia, así como factores analíticos y radiográficos de mal pronóstico", es decir, que tengan pocas posibilidades de superar la enfermedad. Tanto los leves como el resto tienen en común una cosa: no necesitarán una unidad de cuidados intensivos, pese a que el Gobierno regional anunció a bombo y platillo que contaría con unas 50 "con la última tecnología" para el nuevo centro.

La Gerencia Asistencial hospitalaria de la Consejería de Sanidad envió el pasado 2 de diciembre un documento con información dirigida a los gerentes de los hospitales de la región ante la "inminente" apertura del hospital de emergencias Enfermera Isabel Zendal. Fue una nota "informativa", aseguran desde el departamento que dirige el consejero Enrique Ruiz-Escudero, que llegó a los centros de la red de Madrid un día después de que Isabel Díaz Ayuso inaugurase este nuevo centro sin quirófanos, que ha costado al menos 100 millones de euros. En el escrito, al que ha tenido acceso elDiario.es, la Consejería especifica en un anexo "los criterios de derivación" de pacientes al Zendal desde los servicios de urgencias y clasifica a los enfermos en cinco niveles. Este protocolo de derivación marca como "candidatos a traslado al HEEIZ [Hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal]" a los pacientes "de los niveles 3 y 4".

Todos estos pacientes tienen en común que –probablemente– no terminarán en una UCI. Los del nivel 3 porque "NO son candidatos" para ello al no poder ser entubados y su situación ser grave y los del 4 porque tienen pocas posibilidades de hacerlo ya que son pacientes leves a los que no se les pronostica ninguna complicación. En el caso de los pacientes de nivel 3, especifica el documento, recibirán atención "paliativa" si hubiera "complicaciones". Son los enfermos del nivel 1 y 2 los quedarían excluidos de ser derivados al ser pacientes con "criterios de valoración inmediata para la UCI" (nivel 1) o "candidatos a ingresar en la UCI, si presenta mala evolución" (nivel 2). Es decir, acabarán muy posiblemente ingresado en una unidad de cuidado intensivo aunque no será el Zendal, pese a ser el hospital de referencia construido por la Comunidad de Madrid para tratar a los enfermos de coronavirus.

Como se supo el día de su inauguración, el hospital de emergencias carece de quirófanos en el caso de que los pacientes que requieren de una UCI los necesitaran. Lo que queda patente con este protocolo, que llegó a las gerencias de todos los hospitales de la red madrileña, es que el Gobierno regional no tiene entre sus intenciones utilizar las 50 UCI que anunció que tendría el Zendal –16 de cuidados intensivos y 32 de cuidados intermedios–. El nuevo hospital de emergencias que se ha construido para tratar a enfermos de COVID-19 solo servirá para tratar a pacientes leves y también para trasladar a los pacientes con enfermedades terminales o con un mal pronóstico.

La Consejería de Sanidad insiste a este diario en que los pacientes candidatos a ser derivados al Zendal son los que presentan "bajo riesgo para ingreso en la UCI" por su "estabilidad clínica". Eso incluye también a los enfermos terminales que en el caso de ser trasladados será porque solo precisarán de ser "tratados por COVID y no por su enfermedad", asegura un portavoz de la Consejería. Los expertos, no obstante, alertan de los peligros de derivar a este tipo de pacientes a un hospital con las características del Zendal sin separación entre pacientes, ya que pueden acabar exponiéndose a otras enfermedades y bacterias que podrían agravar su situación, asegura Lluís Cabré, ex jefe servicio UCI en el Hospital de Barcelona y uno de los autores de la guía que el Grupo de Bioética de la Sociedad Española de Medicina Intensiva.

La diputada de Más Madrid y médico anestesista, Mónica García, pone el acento en este tipo de pacientes que el Gobierno regional pretende trasladar al Zendal. "De confirmarse el protocolo, podemos decir que estamos ante otro protocolo de la vergüenza. Pretenden llevarse al Zendal a pacientes leves junto con pacientes con mal pronóstico que seguramente necesiten paliativos. El Zendal no es el lugar apropiado para llevarse a estos pacientes y darles los cuidados y la intimidad que necesitan", lamenta García.

Traslados "voluntarios"
En cualquier caso, los pacientes que se trasladen al Zendal tendrán que dar su consentimiento a diferencia de lo que ocurre en otros hospitales. Según explicó el viceconsejero de Salud Pública y plan COVID-19, Antonio Zapatero, que ya dirigió el recinto de Ifema que el Gobierno de Madrid habilitó también como hospital "milagro" en la primera ola, en este hospital serán los enfermos o sus familiares los que decidan si quieren ser ingresados en él o si se quedan en el hospital de referencia al que hayan acudido a través del servicio de urgencias. (En el Zendal tampoco hay de eso).

El Gobierno regional preparó para ello unos folletos que reparte a los candidatos considerados "idóneos" en el que ofrecen entre otras ventajas conexión "wifi gratuita" (con la que no cuentan el resto de hospitales) y unas instalaciones para "pasear". "Lo que supone", continúa ese escrito que trata de recabar pacientes, "un cambio sobre el modelo asistencial tradicional donde los pacientes afectados por la COVID-19, suelen permanecer aislados en sus habitaciones". Otra de las ventajas del Zendal que esgrimen los panfletos es que "cuenta con la tecnología más avanzada para que las personas que en él ingresen reciban una atención efectiva a través de unos cuidados de calidad, cercanos, integrales y humanizados", aunque no está entre las previsiones utilizar las UCIs que se han instalado.

Pero pese a la trompetería propagandística que ha acompañado al hospital desde mucho antes de que se colocase la primera piedra, la Comunidad de Madrid abrirá por el momento solo 48 camas. Había anunciado que serían 240 en esta primera fase pero la Consejería de Sanidad ha encontrado mucha resistencia a la hora de encontrar sanitarios dispuestos a trasladarse de forma voluntaria al nuevo centro. Los técnicos calculan que si fuera un hospital de verdad con todas su infraestructuras y sus turnos, necesitaría 6.000 personas, pero de momento, las primeras camas se abrirán con los 116 sanitarios que de forma voluntaria han decidido trasladarse a trabajar al nuevo hospital. Las autoridades también advierten de que si se necesitasen ocupar nuevas camas los traslados de sanitarios se harán de forma ya forzosa desde el resto de hospitales de la red.

https://www.eldiario.es/madrid/comunidad-madrid-pide-trasladen-hospital-zendal-pacientes-riesgo-acabar-uci-leves-terminales_1_6504161.html

MALESTAR EN EL HOSPITAL DE LA PAZ: SUS RADIÓLOGOS INTERPRETARÁN 'A DISTANCIA' LAS PRUEBAS DEL ISABEL ZENDAL

Según ha sabido NIUS, las pruebas radiológicas que se hagan durante las noches, los festivos y los fines de semana en el nuevo hospital de pandemias serán interpretadas de forma remota por médicos de La Paz

Fuentes del servicio de radiología de La Paz opinan que esta decisión es "una imposición conceptualmente difícil de asumir"

Según una misiva interna a la que ha tenido acceso NIUS, no habrá radiólogos en el nuevo Hospital Isabel Zendal de Madrid durante las noches, en fines de semana y los festivos. Las pruebas radiológicas que se hagan en esos momentos serán interpretadas de forma remota desde el Hospital de La Paz.

El Servicio de Radiología del nuevo hospital de pandemias ha sido adjudicado a La Paz, y aunque módulo donde está instalado se abrirá sólo en caso de un gran afluencia de enfermos, desde el servicio de Radiología de La Paz han querido prevenir de esta eventualidad a los médicos que estén de guardia.

El módulo consta de una sala de radiología convencional con dos detectores, un TAC, cuatro equipos portátiles de radiología y ecógrafos itinerantes. Las imágenes radiológicas serán compartidas a través de un programa informático en un servidor (PACS) al que se tendrá acceso desde el Hospital de la Paz.

De lunes a viernes habrá dos radiólogos de La Paz en el Zendal, uno de mañana y otro de tarde. El resto del tiempo habrá técnicos y personal de enfermería en el TAC, y todas las pruebas que se realicen serán valoradas desde La Paz. El precedente de Ifema tranquiliza en parte a los responsables sanitarios de La Paz porque entonces las exploraciones radiológicas eran poco frecuentes a diario y casi excepcionales en fines de semana.

"Esperemos que aquí sea igual", apuntan desde el Hospital de La Paz. Consideran que esta interpretación a distancia de las imágenes radiológicas es "conceptualmente difícil de asumir". "Es una necesidad y una imposición", afirman de forma tajante.

Según ha podido saber NIUS, el nuevo hospital además sólo acogerá pacientes voluntarios, que estén estables y tengan capacidad para moverse al baño y el aseo.

https://www.niusdiario.es/sociedad/sanidad/pruebas-radiologicas-nocturnas-fin-semana-interpretaran-remota-hospital-paz_18_3057345313.html

EL SINDICATO DE ENFERMERÍA SATSE ANUNCIA UN REQUERIMIENTO JUDICIAL POR "VULNERACIÓN DE LA LEGISLACIÓN" EN LOS TRASLADOS AL ZENDAL

"Los profesionales del SERMAS no consideran que el Hospital Enfermera Isabel Zendal solucione los problemas asistenciales que sufre Madrid sino más bien lo contrario", señala la organización sindical Los sanitarios denuncian además "la última forma de presión hacia los profesionales es su penalización en caso de renuncia a ser trasladados"

El sindicato de enfermería Satse Madrid ha anunciado que este lunes presentará un requerimiento judicial por "vulneración de la legislación" en los traslados al Isabel Zendal, instando a la Administración "a anular todas las actuaciones administrativas llevadas a cabo hasta el momento", como "paso previo a la interposición de una demanda".

Así lo ha avanzado la organización sindical en un comunicado, donde ha denunciado además que "la última forma de presión hacia los profesionales es su penalización en caso de renuncia a ser trasladados", informa Europa Press.

Según ha explicado, "ahora la Administración considera que de renunciarse al traslado forzoso, que Satse Madrid considera irregular por no ajustarse a la legalidad vigente, se penalizará al profesional con un año sin poder trabajar en la Sanidad Pública Madrileña lo que es, claramente, una vulneración de sus derechos como trabajador".

Por otro lado, ha indicado que los profesionales sanitarios siguen firmando los escritos de renuncia a ser trasladados forzosamente al Hospital Enfermera Isabel Zendal, y que son ya 15.237 los sanitarios del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS), tanto fijos como no fijos, los que han suscrito el escrito promovido por Satse Madrid.

"Los profesionales del SERMAS no consideran que el Hospital Enfermera Isabel Zendal solucione los problemas asistenciales que sufre Madrid sino más bien lo contrario, afirman que detraerá personal de hospitales, que sufren una falta evidente de profesionales, especialmente enfermeras y fisioterapeutas, y que, además, no serán cubiertos por nuevos contratos", señala la organización sindical.

"Si de verdad quieren aligerar la presión asistencial en los hospitales, que según el propio Gobierno regional ha disminuido sustancialmente en las últimas semanas, lo que tienen que hacer es fidelizar a enfermeras, enfermeras especialistas y fisioterapeutas con mejores condiciones laborales, mejores retribuciones, facilitando la conciliación y no lo que hacen: Castigar con un año la negativa a ser trasladados a un centro sanitario de dudosa o nula eficacia sanitaria en estos momentos", sostiene Satse.

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2020/12/14/satse_anuncia_requerimiento_judicial_por_vulneracion_legislacion_los_traslados_isabel_zendal_114421_1012.html

LOS TRASLADOS AL ZENDAL OBLIGAN A REDUCIR EL DISPOSITIVO DE GUARDIA DEL RAMÓN Y CAJAL UN 20%

El hospital ha comunicado a los trabajadores que dos compañeros se trasladan al hospital de pandemias y que sus puestos no se cubrirán. Los sanitarios que se quedan aumentarán su carga de trabajo

Desde este jueves, los dispositivos de guardia del Hospital Ramón y Cajal se han reducido en un 20% por el traslado de sanitarios al Hospital Isabel Zendal. La coordinación de urgencias del centro ha notificado a través de un comunicado a sus trabajadores que dos de sus compañeros se marchan al hospital de pandemias y que, por lo tanto, se reduce el número de personal de guardia de cinco a cuatro sanitarios.

El personal sanitario de urgencias del Hospital Ramón y Cajal tendrá que aumentar su carga de trabajo para cubrir los dos puestos que los sanitarios trasladados al Zendal dejan vacantes. De momento no hay ninguna previsión de que la Consejería de Sanidad cubra sus turnos.

El propio hospital, a través del comunicado de la coordinadora de urgencias, se ha disculpado con el personal sanitario. Al final del comunicado, al que ha tenido acceso la Cadena SER, la coordinadora escribe: "lamentamos las molestias".

La Consejería de Sanidad no se pronuncia al respecto de este hecho en concreto. La única respuesta que transmiten fuentes de Sanidad a la SER es que "los traslados se realizarán de forma progresiva y según necesidades asistenciales de toda la red", por lo que interpreta que el Hospital Ramón y Cajal no necesita a esos dos sanitarios.

Además, desde la Consejería de Sanidad transmiten que "los traslados proceden de los contratos de refuerzo que se han realizado por COVID y que se prorrogan hasta el 30 de junio". A la pregunta de si esta situación se da en más hospitales y si se acabarán cubriendo estas vacantes, la Consejería no responde. Desde el Hospital Ramón y Cajal responden a la cuestión exactamente con el mismo mensaje.

https://cadenaser.com/emisora/2020/12/11/radio_madrid/1607666414_005375.html


LA COMUNIDAD DE MADRID RECONOCE POR PRIMERA VEZ RETRASOS Y SOBRECOSTES EN EL ZENDAL

La Consejería de Sanidad y Madrid Digital han tenido que prorrogar algunos de los contratos ligados a la construcción del nuevo hospital de emergencias hasta el 31 de diciembre "como consecuencia del retraso producido en la entrega de la obra civil por parte de las constructoras"

El Hospital Enfermera Isabel Zendal no se terminó el 31 de octubre, ni se ha construido en cien días, como repite insistentemente la maquinaria propagandística de la Comunidad de Madrid. Ni siquiera estaba terminado cuando se inauguró oficialmente el pasado 1 de diciembre, como desveló la Cadena SER. El trasiego de operarios y maquinaria pesada durante esos días era un indicio de peso, pero el Ejecutivo regional ha seguido negándolo hasta la fecha.

La Consejería de Sanidad ha sostenido hasta ahora que “la obra civil terminó el 31 de octubre” y que a partir de ese día comenzó lo que llama “plan de montaje y puesta en funcionamiento: instalación de equipos médicos, camas, montaje de calderas, jardinería…”. Eso decían sus responsables, pero la documentación oficial refleja una realidad distinta: los trabajos siguen, a pesar de que el gobierno regional quiere trasladar a los primeros pacientes esta misma semana a esas instalaciones.

La Comunidad de Madrid ha tenido que prorrogar dos grupos de contratos. Por un lado, los ligados a la instalación y puesta en marcha de las comunicaciones del centro, que ha licitado Madrid Digital -la agencia pública para la digitalización de la Administración-. También, aquellos que están ligados a la prevención de accidentes en las obras y a la asistencia técnica de una firma de ingeniería. De estos últimos se encarga la Consejería de Sanidad.

Madrid Digital, que ha tenido que tramitar ya dos prórrogas -la primera hasta el 30 de noviembre y una segunda hasta final de año- da explicaciones que no dejan lugar a dudas sobre el detonante. “Como consecuencia del retraso producido en la entrega de la obra civil por parte de las constructoras, no se pueden concluir los trabajos contemplados en el objeto del contrato en la fecha prevista”, reconoce. Unas tareas que -según detalla- se han de prolongar “a lo largo del mes de diciembre”.

Un portavoz de la Consejería de Sanidad admite por primera vez un ligero retraso sobre la fecha de entrega: "A pesar de que la obra civil estuvo finalizada el 31 de octubre, las empresas solicitaron el pasado 29 de octubre una ampliación de plazo de 15 días como consecuencia de las fuertes precipitaciones que generaron grandes encharcamientos y filtraciones que impedían algunos trabajos", justifica. Según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que tiene una estación muy cerca -en el Aeropuerto de Barajas-, este pasado mes de octubre ha sido más seco de lo habitual -39,8 mm repartidos en siete días, frente a los 51 mm espaciados en seis jornadas que marca la media climatológica-.

La fecha de entrega de las obras no es un asunto baladí. Está en juego la estrategia de comunicación del gobierno regional, con la presidenta Ayuso a la cabeza, que sigue empecinado en asegurar que ha levantado un hospital en tres meses, cuando las cuentas hace tiempo que no salen. También, la palabra del consejero de Sanidad, del popular Enrique Ruiz Escudero, que el pasado 2 de noviembre aseguró en una entrevista en esRadio “el sábado -31 de octubre- nos entregaron la obra”, aunque ahora su departamento asegura a la SER que hasta el día 16 de noviembre no se hizo "el acta de ocupación". Y, por último, dinero: los contratos con las constructoras contemplan penalizaciones si no tenían listo todo el complejo para ese día. La Consejería descarta activar esas cláusulas porque "el retraso se debió a causas sobrevenidas -las lluvias- no imputables a la empresa".

UN HOSPITAL QUE LLEGA CON RETRASO Y SOBRECOSTES

El Enfermera Isabel Zendal iba a costar menos de 50 millones de euros cuando comenzaron los trabajos -en julio-, pero fuentes de la Consejería de Sanidad ya lo sitúan en torno a los 100 millones. Es solo una estimación porque el gobierno regional ha inaugurado la infraestructura sin decir abiertamente por cuánto le ha salido a los contribuyentes.

El día de la inauguración, el pasado 1 de diciembre, el director general de Infraestructuras Sanitarias, Alejo Miranda, hizo auténticas filigranas dialécticas para evitar dar una cifra: “El hospital ha costado y va a costar -usó los dos tiempos verbales- lo mismo por lo que se ha contratado”. El considerado padre de la criatura despachó el asunto de los sobrecostes negando la mayor -en el argot de la Puerta del Sol son mejoras introducidas a posteriori- y remitió a la prensa al Portal de Contratación de la Comunidad de Madrid: “Ustedes ya han hecho sus indagaciones -acerca de los sobrecostes-”, zanjó Miranda.

Las actualizaciones de los contratos que ya están disponibles en esa web sitúan el coste oficial rozando el listón de los 70 millones de euros -69.251.167,80 euros y sumando-. Entre esos importes figuran los costes de prorrogar varios de los contratos, como consecuencia directa del retraso en las obras. Al menos 130.000 euros que no encajan en la definición de mejoras introducidas a posteriori.

https://cadenaser.com/emisora/2020/12/08/radio_madrid/1607415505_384692.html


EL GOBIERNO DE AYUSO DESCARTA APLICAR LAS CLÁUSULAS DE PENALIZACIÓN A LAS CONSTRUCTORAS POR LOS RETRASOS EN EL HOSPITAL ZENDAL Y LOS ACHACA A LA LLUVIA

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid admite por primera vez retrasos en las obras del hospital de pandemias Enfermera Isabel Zendal y reconoce que las instalaciones no están aún terminadas, aunque defiende que lo que queda por terminar no impide que lleguen pacientes

— Ayuso busca hacer "historia" con un hospital que no tiene quirófanos


La Comunidad de Madrid que preside Isabel Díaz Ayuso admite por primera vez los retrasos en las obras del hospital de pandemias Enfermera Isabel Zendal que se inauguró el 1 de diciembre, cuatro semanas después de lo previsto. Desde la Consejería de Sanidad reconocen estos retrasos después de haber asegurado en un primer momento que la obra había sido entregada el 31 de octubre por las constructoras, aunque achacan la demora a las lluvias y por esa razón no penalizará a las empresas como figura en los pliegos del contrato, adelantó la Cadena Ser y ha confirmado elDiario.es.

Publicidad

Según explica un portavoz de la Consejería, las mismas constructoras pidieron el 29 de octubre una ampliación de plazo de 15 días "como consecuencia de las fuertes precipitaciones que generaron grandes encharcamientos y filtraciones". Estas filtraciones, asegura, "impidieron algunos trabajos de terminación que debían realizarse una vez las humedades hubieran desaparecido": principalmente la colocación de los rollos de PVC con los que se cubre el suelo de los pabellones que de haberse colocado con humedad "podría acabar por levantarse al poco tiempo, como exponen los técnicos y propia la Dirección de Obra y remates exteriores y jardinería", defienden desde Sanidad.

El empeño de Ayuso por hacer la infraestructura en tiempo récord y que finalizara el 31 de octubre se fijó en las cláusulas del contrato con las empresas adjudicatarias. Los pliegos estipulan que cualquier retraso más allá de esa fecha "podía tener penalidades". Desde la Consejería de Sanidad aseguran ahora que al haber sido las lluvias el motivo de los retrasos no "no están previstas penalizaciones". Las obras que se habían presupuestado por 51 millones, ya acumulan sobrecostes del doble de ese importe y costarán más de 100 millones.

"Terminado ese plazo de 15 días por los trabajos causados por las lluvias, causas sobrevenidas no imputables a las empresas, el 16 de noviembre se hizo el acta de ocupación, por lo que no están previstas penalizaciones", aseguran fuentes de la Consejería.

Estas mismas fuentes insisten en que la solicitud de ampliar el plazo a 15 días también la realizaron los arquitectos. "Estudiada la solicitud por los técnicos, se dio conformidad a la ampliación solicitada para terminar los repasos, remates y unidades afectadas por las humedades", insisten.

Pero la realidad a día de hoy es que la obra continúa sin estar terminada, como desveló la Cadena Ser y confirman en la Consejería de Sanidad. El día de la inauguración el 1 de diciembre los obreros continuaban trabajando en las instalaciones como pudo comprobar elDiario.es. La Ser además publicó unas fotografías de varias zonas aún a medio terminar. Desde la Consejería aseguran que esas zonas son del "laboratorio de Salud Pública" que no es necesario ahora para atender pacientes que se espera que lleguen esta misma semana. Los primeros sanitarios aterrizaron el pasado jueves.

https://www.eldiario.es/madrid/gobierno-ayuso-descarta-aplicar-clausulas-penalizacion-constructoras-retrasos-zendal-achaca-lluvia_1_6490690.html

EL PP PREFIERE EL ZENDAL QUE GASTAR EN "MAMARRACHERÍAS" DE CAMPAÑAS DE IGUALDAD

Alfonso Serrano, ha defendido la inversión realizada en el hospital de emergencias Isabel Zendal, aún teniendo en cuenta su sobrecoste, que ha considerado preferible a "mamarracherias" como las campañas del Ministerio de Igualdad en contra del "color rosa"

El portavoz popular en la Asamblea, Alfonso Serrano, ha defendido hoy la inversión realizada en el hospital de emergencias Isabel Zendal, aún teniendo en cuenta su sobrecoste, que ha considerado preferible a "mamarracherias" como las campañas del Ministerio de Igualdad en contra del "color rosa".

En la rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces, Serrano ha explicado que el coste final del hospital de pandemias -de 50 pasó a 100 millones de euros- se ha debido a la redefinición del proyecto inicial, haciéndolo "mucho más ambicioso".

"¿Este coste es mucho o poco? Pues evidentemente es una tercera parte de lo que se gasta el independentismo catalán en TV3 y luego nos dice a los madrileños que hay que subir los impuestos, y casi la cuarta parte de lo que se gasta el Ministerio de Igualdad en cuestionar los juguetes que les regalamos a los niños o en hacer una campaña contra el color roda", ha considerado.

El portavoz popular ha dicho preferir invertir el presupuesto en infraestructuras sanitarias públicas que en "mamarracherías" como pueden ser dichas cuestiones. Por otro lado ha juzgado "insultante" el uso del término "forzoso" cuando se habla del traslado de profesionales sanitarios al Zendal, ya que éstos obedecen -ha dicho- a las necesidades del servicio que considera el Servicio Madrileño de Salud (Sermas).

Tras señalar que en el próximo pleno presentarán una iniciativa para que todos los grupos se manifiesten en favor del modelo fiscal de la región, ha considerado sorprendente que se cuestione la construcción de un hospital: "Algo inaudito y sin duda se estudiará en los libros de teoría política".

En tono irónico, la diputada de Unidas Podemos Soledad Sánchez ha confiado en que los pacientes que llegarán al Zendal a finales de este semana no sean "obligados también" a ir ese centro, y ha defendido que esta inversión debería haberse dedicado a reforzar la Atención Primaria o los servicios de Urgencias. "Una prueba más del cúmulo de despropósitos" del Gobierno regional.

El portavoz de Más Madrid, Pablo Gómez Perpiyá, ha tachado de "siniestro" que en torno a 300 sanitarios sean obligados a acudir al "almacén Zendal" como si fueran "ganado", y ha "recomendado" a la consejera de Presidencia, Eugenia Carballedo, que "se lave la boca" antes de cuestionar el orgullo de los sanitarios de la región, después de decir que para ella sería "un orgullo trabajar" allí.

A su vez, el portavoz del PSOE, Ángel Gabilondo, ha expresado su deseo de que la plantilla del hospital de emergencias sea "estable y fija" para un buen desarrollo de sus tareas, y ha dudado del supuesto entusiasmo y alegría que dijo el Gobierno regional que tenían los sanitarios por incorporarse a dicho centro.

https://cadenaser.com/emisora/2020/12/09/radio_madrid/1607533125_824871.html


MADRID YA HA MANDADO LAS CARTAS PARA EL TRASLADO FORZOSO DE SANITARIOS AL ZENDAL

La campaña de captación de Ayuso ha fracasado: tan solo 106 se presentaron voluntarios de los 669 que se requieren

El pasado martes fue inaugurado el nuevo hospital de pandemia Enfermera Isabel Zendal. Pese a registrar un sobrecoste del 190% (fueron licitados unos 52 millones y ya van gastados del orden de 97), aún no ha recibido a los primeros pacientes y ni tiene completada la plantilla. Si se cumple lo anunciado por el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, este miércoles deberían llegar los primeros enfermos. Sin embargo, las previsiones sobre el personal sanitario que los atenderá aún suscitan dudas.

Y es que, los departamentos de Recursos Humanos de los 14 hospitales públicos de la región han comenzado a recibir cartas para el traslado forzoso de trabajadores tras el fracaso de la campaña de captación voluntaria. Cabe recordar que la propia Ayuso aseguró que todos los profesionales desearían trabajar en el Zendal, pero nada más lejos de la realidad.

Tan solo se han presentado como voluntarios 106 entre fijo e interinos, cuando para poner en funcionamiento el primero de los pabellones se requieren uno 669 sanitarios. Según la Cadena SER, la consejería de Sanidad ha informado del traslado forzoso de 297 profesionales, siendo el 12 de Octubre el que más aporte, con 52.

Solo dispondrá de “3-4” camas
El coordinador de las UCI madrileñas y jefe de servicio de ese área en el Clínico San Carlos, Miguel Sánchez, envió el pasado lunes un correo electrónico pidiendo colaboración a los intensivistas con el Isabel Zendal, que en principio "solo abrirá con 3-4 camas para enfermos que se compliquen inesperadamente”.

“Un coordinador responsable con dos intensivistas por las mañanas y una ‘bolsa’ de intensivistas para las guardias (surgidos de todos los Servicios de Medicina Intensiva públicos y privados)”. Así, continuaba el email, se garantiza que lo que han aprendido en sus unidades “se aplica a los pacientes del nuevo hospital”.

Y se despedía: “Allí donde estén los enfermos críticos debemos estar nosotros”.

El sobrecoste del Zendal
Además de los precedentes, que siembran serias dudas, lo cierto es que ya hay un asunto que chirría en el Zendal: el sobrecoste.

Según pudo constatar ElPlural.com. el centro sanitario mandado construir por Ayuso acumula un sobrecoste del 190%, puesto que se presupuestaron inicialmente 52 millones y ya van gastados 97.

El elevadísimo sobrecoste se habría generado a raíz de la necesidad de incrementar el alcance del proyecto y la extensión de la climatización al conjunto del hospital. También se han tenido que adaptar necesidades de obra que inicialmente no se ajustaban a la realidad (volúmenes de tuberías, red eléctrica, saneamiento, etc.) y que, además, tenían estimado un coste muy por debajo del precio real de mercado.

https://www.elplural.com/autonomias/madrid-mandado-cartas-traslado-forzoso-sanitarios-zendal_254869102

EL ISABEL ZENDAL SOLO PODRÁ USAR ENTRE TRES Y CUATRO CAMAS DE UCI EN SUS PRIMEROS PASOS

La Comunidad afronta el obstáculo de dotar el hospital de pandemias con especialistas reticentes al traslado

El Hospital Enfermera Isabel Zendal abrió ayer. Lo hizo solo institucionalmente. No cuenta aún con pacientes ni con sanitarios. Los enfermos empezarán a llegar tras este próximo puente y solo podrán hacerlo si para entonces médicos, enfermeras, auxiliares, celadores y resto de personal ya están ocupando sus puestos. La plantilla de este complejo de 80.000 metros cuadrados y al menos 100 millones de presupuesto ha sido el mayor interrogante desde que se anunció el comienzo de las obras, el 7 de julio. Uno de los principales problemas está ahora en el personal de UCI. Solo abrirán entre tres y cuatro en los primeros días.

Este, el Zendal, no es un hospital al uso. No existen precedentes de este formato, una evolución del que el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso montó en el recinto ferial de Ifema para la primera ola de la pandemia. “Ifema 2″, repetía ayer Alejo Miranda, el encargado del montaje, responsable de Infraestructuras Hospitalarias. No tener las características de un hospital —no tiene habitaciones, es diáfano organizado por agrupaciones de 48 camas en torno a controles de Enfermería y no cuenta con otras áreas que sustentan el concepto de hospital, como las de docencia e investigación, urgencias o gabinetes de exploración diagnóstica y tratamiento para casi todas las especialidades, médicas y quirúrgicas— hacen que la aproximación a un cálculo de su plantilla sea, efectivamente, una aproximación.

La planificación de los recursos humanos “en cantidad y calidad adecuadas” es “lo más difícil y lo más importante”, dice José Antonio Moreno, cirujano, exgerente de varios hospitales como el Gregorio Marañón, jefe de estudios de la Escuela de Servicios Sanitarios y Sociales de Canarias y presidente de Gihsa, consultora especializada en sanidad. “Es la clave del éxito de la puesta en funcionamiento del hospital y esto requiere competencia de los responsables de la selección y dotación”, asegura.

Hace un cálculo, basándose en los números manejados para un hospital como el Gregorio Marañón, el 12 de Octubre o La Paz, de dimensiones similares a la máxima capacidad a la que podría operar el Zendal, con 1.056 camas y apuntando que hay dos procedimientos para dimensionar los recursos humanos, “en función de los recursos materiales y en función de la actividad realizada, cuando el centro está en funcionamiento”.

En este caso, solo se conocen los primeros: “Actualmente un hospital de Madrid con entre 900 y 1.000 camas tiene 897 médicos, para 240 camas de hospitalización de cuidados normales se precisan 214 médicos”. También hace el cómputo para la plantilla de Enfermería, para la que ha de tenerse en cuenta “el número de camas, su índice de ocupación, el consumo de tiempo de enfermería por paciente y día, la relación porcentual por categoría y el porcentaje de distribución por turnos”. Así, el Zendal, para el primer módulo, requeriría “84 enfermeras y 70 auxiliares de enfermería”.

Plantilla incompleta: 106 voluntarios

El cómputo de la Consejería fue distinto y se desconoce el criterio técnico que usó para fijar el número: 669 profesionales de distintas categorías para ese pabellón 2, con 240 camas de agudos, 16 de UCI y 32 de cuidados intermedios. 103 facultativos, 247 enfermeras y 179 auxiliares, entre los perfiles sanitarios. Pero esa plantilla aún no está completa. El coordinador general del Zendal Fernando Prados respondía así ayer en la rueda de prensa tras la inauguración: “Según la necesidad de traslado, de la especialidad y de los perfiles [de los pacientes], los profesionales que tendremos serán cambiantes”. También a ese futuro incierto que “depende de la evolución de la pandemia” es al que siempre se remite el consejero de Sanidad Enrique Ruiz Escudero y el viceconsejero Antonio Zapatero cuando son preguntados sobre cuántas personas conformarán finalmente el nuevo equipo.

Tras un periodo de voluntariedad en el que quienes quisieran formar parte del nuevo equipo podían hacerlo, el resultado, de una plantilla hospitalaria con 11.836 profesionales, es de 106 perfiles. Profesionales y sindicatos llevan meses quejándose no solo de la creación sino del traslado que supondrá para ellos el Zendal y la situación en la que ya se encuentran en sus centros —algunos, como el Infanta Sofía o el Infanta Leonor con UCI cerradas y áreas enteras sin dotar—, que derivó ayer en una protesta de alrededor de un centenar de sanitarios durante la inauguración del nuevo hospital.

Los 106 voluntarios son, por ahora, insuficientes para cubrir la atención de esas primeras camas, en caso de que se llenaran, según el conteo de la propia Comunidad. Para las de cuidados intensivos, la cuestión es aún más complicada. Estas unidades, colapsadas durante la primera y la segunda ola, todavía operando por encima del 70% —es decir, que siete de cada diez pacientes ingresados en críticos son de covid, pero hay otros pacientes graves con otras patologías que también necesitan una UCI—, sin apenas descanso desde marzo, son, junto a Enfermería, las que más acusan la falta de profesionales. En numerosas ocasiones, intensivistas, directores médicos y otros sanitarios, han repetido que una cama de críticos sin una mano especializada en críticos no sirve de nada.

Las camas de críticos que abrirá el Zendal será “para enfermos que se compliquen inesperadamente”

Miguel Sánchez, el coordinador de las UCI madrileñas y jefe de servicio de ese área en el Clínico San Carlos, decía el pasado octubre: “Por mucho que des de sí no puedes tener a 40 enfermos por profesional. Pero seguimos sin las suficientes manos, y no hay más intensivistas ni más enfermeras; y el resto de profesionales que no son de Intensiva lo han pasado muy mal enfrentándose a situaciones que no habían vivido nunca”. También Sánchez, el lunes, envió un correo electrónico al resto de intensivistas de la comunidad para pedir colaboración en la dotación del Zendal que, en principio, “solo abrirá con 3-4 camas para enfermos que se compliquen inesperadamente”.

Explicaba en ese mail la organización que se proponía: “Un coordinador responsable con dos intensivistas por las mañanas y una “bolsa” de intensivistas para las guardias (surgidos de todos los Servicios de Medicina Intensiva públicos y privados)”. Así, continuaba, se garantiza que lo que han aprendido en sus unidades “se aplica a los pacientes del nuevo hospital”. Y se despedía: “Allí donde estén los enfermos críticos debemos estar nosotros”. Por el momento, el Zendal no alberga ni críticos ni leves, y el futuro inmediato de varias centenas de profesionales está en el aire.

CIENTOS DE "TRASLADOS FORZOSOS"

Mientras Díaz Ayuso inauguraba ayer, las secciones de Sanidad de las organizaciones sindicales mantenían una reunión con los responsables de Recursos Humanos de la Comunidad para tratar, entre otros temas, el de esta plantilla. Se supo entonces el desglose por categorías de los primeros voluntarios: 10 facultativos [cuyas especialidades no se concretaron], cuatro urgenciólogos, 33 enfermeras y 29 auxiliares, cinco fisioterapeutas, cuatro técnicos de laboratorio y cuatro de radiología, un auxiliar de Farmacia, nueve administrativos, cinco celadores y dos trabajadores sociales.

¿El resto? Ahora toca mover a aquellos que se denominan “refuerzo covid”, los que han sido contratados para la pandemia o se les han mejorado las condiciones durante estos meses. Los sindicatos informan de que “serán traslados forzosos repartidos de forma proporcional por hospitales y se hará mediante comisiones de servicio, de forma progresiva”. Si hay voluntarios entre esos “refuerzos covid”, serán los primeros, después, los demás, “por tiempo trabajado de menor a mayor, contando tiempo trabajado en el centro, con cualquier tipo de contrato”.

https://elpais.com/espana/madrid/2020-12-01/el-isabel-zendal-solo-podra-usar-entre-tres-y-cuatro-camas-de-uci-en-sus-primeros-pasos.html

GRAVE RIESGO PARA LOS PACIENTES: LA AUSENCIA DE HABITACIONES EN HOSPITALES COMO EL DE AYUSO AUMENTA LAS INFECCIONES POR BACTERIAS, LEVADURAS Y HONGOS

No tener puertas prolonga el tiempo promedio de internación más de una semana

Este martes, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, inauguraba el hospital Enfermera Isabel Zendal, el primero de emergencias de uso permanente de estas dimensiones, cuya apertura ha generado una enorme polémica entre otras cuestiones por la ausencia en el recinto de habitaciones cerradas. Algo que podría provocar con más facilidad la adquisición de nuevos organismos infecciosos de unos pacientes a otros.

Un hospital sin habitaciones como defiende Ayuso

Han sido muchos los profesionales sanitarios que han mostrado su rechazo, asegurando que es un centro “innecesario” mientras hay plantas enteras en otros hospitales madrileños cerradas. De hecho, en su inauguración acudieron al recinto cerca de un centenar de sanitarios para protestar, a los que Ayuso esquivó entrando por la puerta de atrás.

Precisamente, laSexta preguntó a los trabajadores si las habitaciones ya estaban listas. Su respuesta fue reveladora: ″¿Qué habitaciones? ¡Habitaciones no hay! Esto es un solar lleno de camas. ¡Aquí no hay habitaciones! Esto no es un hospital, esto es el Ifema pero aquí montado”, aseguró un médico. Otro afirmó que “mañana no está la cosa” todavía como para que entren pacientes. “Esto no está ni empezado”, sentenció otro.

La ausencia de habitaciones por la que protestaban los mencionados médicos fue replicada por la propia Isabel Díaz Ayuso en el acto de inauguración organizado por su Gobierno regional. “Hay muchas veces que no hace falta estar todo el rato abriendo y cerrando puertas. Y si ves a la mínima que ocurre algo, es cuando vas”.

De este modo, la presidenta de la Comunidad de Madrid defendía la ausencia de habitaciones cerradas optando por grandes espacios abiertos. Algo que sanitariamente puede ocasionar negativas consecuencias.

El estudio que explica riesgos en hospitales como el Zendal

Un estudio realizado en Canadá ya advirtió en 2011 que los pacientes internados en unidades de terapia intensiva (UTI) con habitaciones privadas adquieren menos de la mitad de las infecciones que aquellos hospitalizados en salas con varias camas, tal y como ocurrirá en el hospital Enfermera Isabel Zendal.

Según este estudio, recogido por la agencia Reuters y publicado en su día por Público utilizando como fuente el Archives of Internal Medicine, uno de cada tres pacientes de UTI contraerá una nueva infección en el hospital, lo que prolonga el tiempo promedio de internación más de una semana.

"Pudimos estudiar el efecto de las habitaciones privadas en la tasa de adquisición de infecciones porque pudimos comparar dos hospitales cercanos a la universidad, con menos de 1,5 kilómetros de distancia entre sí, en la misma zona", precisó Dana Teltsch, de la McGill University, ubicada en Quebec.

Todo ello después de que el equipo de Teltsch analizara datos de 19.343 internaciones entre el año 2000 y el 2005 de dos hospitales de Montreal, comparando las tasas de infección de un hospital con habitaciones compartidas y otro con habitaciones individuales. Ambos hospitales -que compartían muchos factores- registraron un total de 6.597 infecciones porbacterias, levaduras y hongos en cinco años.

En el caso de las tres bacterias a las que estaba orientado el control de infecciones -Staphylococcus aureus resistente a lameticilina (SARM), Enterococcus resistente a la vancomicina (ERV) y Clostridium difficile- el riesgo combinado de que un paciente adquiriera una infección era un 54 por ciento mayor en el hospital que tenía habitaciones compartidas.

Pero eso no es todo: el paciente promedio en una habitación privada permaneció ingresado un 10 por ciento menos días que el ingresado en el hospital con habitaciones compartidas.

"Las habitaciones privadas permitieron mejorar la higiene", opinó a este respecto Teltsch. Algo que estaría motivado porque en las habitaciones privadas, por ejemplo, influirían en la frecuencia del lavado de manos y facilitarían la limpieza.

https://www.elplural.com/autonomias/grave-riesgo-pacientes-ausencia-habitaciones-hospitales-ayuso-aumenta-infecciones-bacterias-levaduras-hongos_254540102

AYUSO RECONOCE LO DESVELADO POR AGUADO: EL HOSPITAL ISABEL ZENDAL NO ABRIRÁ SIEMPRE PARA PACIENTES

Se trata de un hospital pensado exclusivamente para emergencias

La inauguración del Hospital Enfermera Isabel Zendal ha estado marcada por más sombras que luces. El nuevo hospital de pandemias levantado bajo la orden de Isabel Díaz Ayuso ha acumulado un sobrecoste de cerca de 50 millones, llegando a costar a las arcas públicas unos 100 millones de euros, cantidad muy lejana de los 50 que inicialmente se habían presupuestado.

Esta no ha sido la única polémica que ha rondado a esta nueva construcción con la que Ayuso pretende sorprender al mundo. El acto de inauguración fue recibido por un centenar de sanitarios manifestándose frente a la entrada principal en defensa de la sanidad pública, a los que la presidenta esquivó entrando por la puerta trasera. En guerra se han puesto también los profesionales sanitarios madrileños con la idea de ser trasladados a este polémico centro hospitalario. Hasta el momento, el ejecutivo autonómico solamente ha conseguido atraer a 116 trabajadores, un número que deja clara evidencia de la carencia de personal, ya que se estiman en 669 las plazas necesarias para un pleno funcionamiento.

Lejos de quedarse ahí, la polémica ha vuelto a salpicar al Hospital Isabel Zendal. Y ha sido de mano del vicepresidente de la Comunidad, Ignacio Aguado, que con estas declaraciones deja en evidencia a la presidenta en defensa constante de su construcción. Aguado ha explicado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno que se trata de un hospital pensado exclusivamente para emergencias: “No nace con vocación de estar permanentemente abierto, sino que nace pensando en activarse solo en situaciones de emergencia. Por eso no va a tener una plantilla estable”.

El vicepresidente madrileño ha subrayado que está pensado para adecuarse a las necesidades de cada momento y “por eso se diseña como se diseña”, haciendo una clara referencia a la ausencia de quirófanos, aunque en un primer momento Ayuso asegurase que sí tenía. En este sentido, tuvo que ser el director general de Infraestructuras Sanitarias, Alejo Joaquín Miranda de Larra Arnaiz, el que aclarase las palabras de la presidenta señalando que “lo que hay son salas de procedimientos, lo que se llama salas de curas, donde se pueden hacer traqueotomías”. Algo que nada tiene que ver con un quirófano.

Fuentes de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid han confirmado las palabras de Aguado a ElPlural.com, asegurando que el Hospital Isabel Zendal “tendrá permanentemente el almacén central, el laboratorio de Salud Pública y centros de coordinadores del Sermas y Summa”. No obstante, también indican que para las hospitalizaciones en distintas situaciones se activarán profesionales según las necesidades.

“No es comparable con ningún hospital que se haya construido en Madrid ni en el mundo”, remarcaba el líder madrileño de Ciudadanos recordando que por esa razón no contará “con una plantilla estable”, ya que no es comparable a otros hospitales de la red sanitaria de Madrid.

Ayuso insiste en su postura
La presidenta regional ha ensalzado en varias ocasiones “el orgullo de disponer de un hospital de pandemias de talla mundial a disposición de los madrileños y del conjunto de los españoles”. También ha señalado que servirá para todo tipo de “pandemias, catástrofes y accidentes”, así como para poder descongestionar la afluencia en otros hospitales. Tampoco ha perdido la ocasión para arremeter contra aquellos que critican su medida, en concreto a ERC​, que también ha señalado a la Comunidad de Madrid para establecer una armonización fiscal. “Todos los años los catalanes pagan 34 Zendales en impuestos a cargo de los independentistas. A ver si tienen claro que son ellos quienes roban y que no vamos a subir los impuestos”, espetó.

https://www.elplural.com/autonomias/ayuso-reconoce-desvelado-aguado-hospital-isabel-zendal-no-abrira-pacientes_254527102

AYUSO NO VE PROBLEMAS EN QUE NO HAYA PUERTAS NI HABITACIONES EN SU NUEVO HOSPITAL: "NO HACE FALTA ESTAR ABRIENDO Y CERRANDO"

La presidenta regional asegura haberlo aprendido del hospital de campaña levantado en el recinto ferial

Isabel Díaz Ayuso ha inaugurado su proyecto faraónico construido en tiempo récord que supondrá el primer complejo hospitalario dedicado a emergencias de uso permanente. El nuevo Hospital Enfermera Isabel Zendal ha estado rodeado por la polémica desde el día en que se anunció su construcción y han sido muchos los profesionales sanitarios y sindicatos que han mostrado su rechazo, asegurando que es un centro “innecesario” mientras hay plantas enteras en otros hospitales madrileños cerradas. De hecho, en su inauguración han acudido al recinto cerca de un centenar de sanitarios para protestar, a los que Ayuso ha esquivado entrando por la puerta de atrás.

Los trabajadores que han hecho posible el sueño del Gobierno madrileño para replicar el “milagro de IFEMA” han denunciado el estado del hospital en el día en que se inaugura. Con las cámaras de laSexta como testigos, los operarios han asegurado que no está listo para su entrada en funcionamiento: “¿Qué habitaciones? ¡Habitaciones no hay! Esto es un solar lleno de camas. ¡Aquí no hay habitaciones!”.

En el acto que el Gobierno regional ha organizado para la inauguración de este nuevo hospital, Isabel Díaz Ayuso ha explicado lo que ha aprendido del hospital de campaña que levantó en el recinto ferial de IFEMA, y ello tiene que ver con las camas y las habitaciones cerradas. En este sentido, la líder regional ha defendido la ausencia de habitaciones cerradas optando por grandes espacios abiertos: “Hay muchas veces que no hace falta estar todo el rato abriendo y cerrando puertas. Y si ves a la mínima que ocurre algo, es cuando vas”.

“No hay que estar abriendo y cerrando, abriendo y cerrando”, detalló Ayuso. Esto ha servido para que las redes empiecen a comentar la hazaña de los populares en la capital. “Un hospital sin sanitarios, sin quirófanos y sin habitaciones: el milagro de Ayuso”; “Para qué queremos puertas o habitaciones, a ver, que es que nos gustar complicarnos la vida” o “El milagro de Díaz Ayuso va tomando forma… solo faltan las habitaciones” son algunos de los comentarios que se pueden leer en Twitter.

Cabe recordar que para este centro el Ejecutivo madrileño ha previsto trasladar sanitarios desde otros hospitales de la región, así como optar por captar a voluntarios. Aunque Ayuso asegurase que “muchos sanitarios” estaban “deseando” trabajar en este nuevo hospital, solamente han conseguido atraer a 111 trabajadores de distintos hospitales de la sanidad madrileña.

La construcción del Hospital Isabel Zendal ha supuesto un gran desembolso de dinero. Pese a que se estimó en 50 millones de euros en un momento inicial, el coste final ha supuesto duplicar las cuentas, hasta llegar alrededor de los 100 millones de euros. La propia Comunidad de Madrid confirmó la exclusiva de ElPlural.com de que la región ha tenido que pagar por el centro “en torno a 100 millones de euros”. Este sobrecoste ha sido justificado por el gobierno madrileño aludiendo a las “mejoras” que han tenido que incorporar sobre la idea principal.

https://www.elplural.com/autonomias/ayuso-defiende-modelo-ifema-puertas-habitaciones-hospital-isabel-zendal-no-falta-rato-abriendo-cerrando_254426102


EL ISABEL ZENDAL SOLO PODRÁ USAR ENTRE TRES Y CUATRO CAMAS DE UCI EN SUS PRIMEROS PASOS

La Comunidad afronta el obstáculo de dotar el hospital de pandemias con especialistas reticentes al traslado

El Hospital Enfermera Isabel Zendal abrió ayer. Lo hizo solo institucionalmente. No cuenta aún con pacientes ni con sanitarios. Los enfermos empezarán a llegar tras este próximo puente y solo podrán hacerlo si para entonces médicos, enfermeras, auxiliares, celadores y resto de personal ya están ocupando sus puestos. La plantilla de este complejo de 80.000 metros cuadrados y al menos 100 millones de presupuesto ha sido el mayor interrogante desde que se anunció el comienzo de las obras, el 7 de julio. Uno de los principales problemas está ahora en el personal de UCI. Solo abrirán entre tres y cuatro en los primeros días.

Este, el Zendal, no es un hospital al uso. No existen precedentes de este formato, una evolución del que el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso montó en el recinto ferial de Ifema para la primera ola de la pandemia. “Ifema 2″, repetía ayer Alejo Miranda, el encargado del montaje, responsable de Infraestructuras Hospitalarias. No tener las características de un hospital —no tiene habitaciones, es diáfano organizado por agrupaciones de 48 camas en torno a controles de Enfermería y no cuenta con otras áreas que sustentan el concepto de hospital, como las de docencia e investigación, urgencias o gabinetes de exploración diagnóstica y tratamiento para casi todas las especialidades, médicas y quirúrgicas— hacen que la aproximación a un cálculo de su plantilla sea, efectivamente, una aproximación.

La planificación de los recursos humanos “en cantidad y calidad adecuadas” es “lo más difícil y lo más importante”, dice José Antonio Moreno, cirujano, exgerente de varios hospitales como el Gregorio Marañón, jefe de estudios de la Escuela de Servicios Sanitarios y Sociales de Canarias y presidente de Gihsa, consultora especializada en sanidad. “Es la clave del éxito de la puesta en funcionamiento del hospital y esto requiere competencia de los responsables de la selección y dotación”, asegura.

Hace un cálculo, basándose en los números manejados para un hospital como el Gregorio Marañón, el 12 de Octubre o La Paz, de dimensiones similares a la máxima capacidad a la que podría operar el Zendal, con 1.056 camas y apuntando que hay dos procedimientos para dimensionar los recursos humanos, “en función de los recursos materiales y en función de la actividad realizada, cuando el centro está en funcionamiento”.

En este caso, solo se conocen los primeros: “Actualmente un hospital de Madrid con entre 900 y 1.000 camas tiene 897 médicos, para 240 camas de hospitalización de cuidados normales se precisan 214 médicos”. También hace el cómputo para la plantilla de Enfermería, para la que ha de tenerse en cuenta “el número de camas, su índice de ocupación, el consumo de tiempo de enfermería por paciente y día, la relación porcentual por categoría y el porcentaje de distribución por turnos”. Así, el Zendal, para el primer módulo, requeriría “84 enfermeras y 70 auxiliares de enfermería”.

Plantilla incompleta: 106 voluntarios

El cómputo de la Consejería fue distinto y se desconoce el criterio técnico que usó para fijar el número: 669 profesionales de distintas categorías para ese pabellón 2, con 240 camas de agudos, 16 de UCI y 32 de cuidados intermedios. 103 facultativos, 247 enfermeras y 179 auxiliares, entre los perfiles sanitarios. Pero esa plantilla aún no está completa. El coordinador general del Zendal Fernando Prados respondía así ayer en la rueda de prensa tras la inauguración: “Según la necesidad de traslado, de la especialidad y de los perfiles [de los pacientes], los profesionales que tendremos serán cambiantes”. También a ese futuro incierto que “depende de la evolución de la pandemia” es al que siempre se remite el consejero de Sanidad Enrique Ruiz Escudero y el viceconsejero Antonio Zapatero cuando son preguntados sobre cuántas personas conformarán finalmente el nuevo equipo.

Tras un periodo de voluntariedad en el que quienes quisieran formar parte del nuevo equipo podían hacerlo, el resultado, de una plantilla hospitalaria con 11.836 profesionales, es de 106 perfiles. Profesionales y sindicatos llevan meses quejándose no solo de la creación sino del traslado que supondrá para ellos el Zendal y la situación en la que ya se encuentran en sus centros —algunos, como el Infanta Sofía o el Infanta Leonor con UCI cerradas y áreas enteras sin dotar—, que derivó ayer en una protesta de alrededor de un centenar de sanitarios durante la inauguración del nuevo hospital.

Los 106 voluntarios son, por ahora, insuficientes para cubrir la atención de esas primeras camas, en caso de que se llenaran, según el conteo de la propia Comunidad. Para las de cuidados intensivos, la cuestión es aún más complicada. Estas unidades, colapsadas durante la primera y la segunda ola, todavía operando por encima del 70% —es decir, que siete de cada diez pacientes ingresados en críticos son de covid, pero hay otros pacientes graves con otras patologías que también necesitan una UCI—, sin apenas descanso desde marzo, son, junto a Enfermería, las que más acusan la falta de profesionales. En numerosas ocasiones, intensivistas, directores médicos y otros sanitarios, han repetido que una cama de críticos sin una mano especializada en críticos no sirve de nada.

Las camas de críticos que abrirá el Zendal será “para enfermos que se compliquen inesperadamente”

Miguel Sánchez, el coordinador de las UCI madrileñas y jefe de servicio de ese área en el Clínico San Carlos, decía el pasado octubre: “Por mucho que des de sí no puedes tener a 40 enfermos por profesional. Pero seguimos sin las suficientes manos, y no hay más intensivistas ni más enfermeras; y el resto de profesionales que no son de Intensiva lo han pasado muy mal enfrentándose a situaciones que no habían vivido nunca”. También Sánchez, el lunes, envió un correo electrónico al resto de intensivistas de la comunidad para pedir colaboración en la dotación del Zendal que, en principio, “solo abrirá con 3-4 camas para enfermos que se compliquen inesperadamente”.

Explicaba en ese mail la organización que se proponía: “Un coordinador responsable con dos intensivistas por las mañanas y una “bolsa” de intensivistas para las guardias (surgidos de todos los Servicios de Medicina Intensiva públicos y privados)”. Así, continuaba, se garantiza que lo que han aprendido en sus unidades “se aplica a los pacientes del nuevo hospital”. Y se despedía: “Allí donde estén los enfermos críticos debemos estar nosotros”. Por el momento, el Zendal no alberga ni críticos ni leves, y el futuro inmediato de varias centenas de profesionales está en el aire.

CIENTOS DE "TRASLADOS FORZOSOS"

Mientras Díaz Ayuso inauguraba ayer, las secciones de Sanidad de las organizaciones sindicales mantenían una reunión con los responsables de Recursos Humanos de la Comunidad para tratar, entre otros temas, el de esta plantilla. Se supo entonces el desglose por categorías de los primeros voluntarios: 10 facultativos [cuyas especialidades no se concretaron], cuatro urgenciólogos, 33 enfermeras y 29 auxiliares, cinco fisioterapeutas, cuatro técnicos de laboratorio y cuatro de radiología, un auxiliar de Farmacia, nueve administrativos, cinco celadores y dos trabajadores sociales.

¿El resto? Ahora toca mover a aquellos que se denominan “refuerzo covid”, los que han sido contratados para la pandemia o se les han mejorado las condiciones durante estos meses. Los sindicatos informan de que “serán traslados forzosos repartidos de forma proporcional por hospitales y se hará mediante comisiones de servicio, de forma progresiva”. Si hay voluntarios entre esos “refuerzos covid”, serán los primeros, después, los demás, “por tiempo trabajado de menor a mayor, contando tiempo trabajado en el centro, con cualquier tipo de contrato”.

https://elpais.com/espana/madrid/2020-12-01/el-isabel-zendal-solo-podra-usar-entre-tres-y-cuatro-camas-de-uci-en-sus-primeros-pasos.html


ALMEIDA, EN LA INAUGURACIÓN DEL ISABEL ZENDAL: “TODAS LAS PREGUNTAS TIENEN MALA LECHE”

“Ninguna pregunta tiene buenas intenciones”, se le escucha decir en conversación con el presidente del PP, Pablo Casado

El alcalde de Madrid y portavoz nacional del PP, José Luis Martínez Almeida, se ha quejado de las preguntas de los periodistas sobre el hospital Isabel Zendal, cuyas obras comenzaron el 7 de julio y que ha sido inaugurado este martes, 1 de diciembre, sin la plantilla prevista ya incorporada. Los primeros pacientes llegarán después del puente con el centro de emergencias parcialmente abierto: solo uno de los pabellones, con 240 camas de agudos, 16 de UCI y 32 de cuidados intermedios, el 27% de la capacidad prevista.

Durante la comitiva con la que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha mostrado las instalaciones del Hospital Isabel Zendal, los micrófonos de la señal han captado una conversación en la que Martínez Almeida muestra su malestar por las preguntas de la prensa. Tras un posado para los fotógrafos, Almeida camina en el mismo grupo que el presidente del PP, Pablo Casado, y le dice: “Pablo, ninguna pregunta tiene buenas intenciones. Todas tienen mala leche”.

https://elpais.com/espana/madrid/2020-12-01/almeida-en-la-inauguracion-del-isabel-zendal-todas-las-preguntas-tienen-mala-leche.html


EL HOSPITAL ISABEL ZENDAL ES UNA RUINA: AYUSO INAUGURA EL CENTRO 18.000 MUERTOS DESPUÉS, CON SOBRECOSTE, SIN MÉDICOS NI QUIRÓFANOS

El acto de inauguración ha sido recibido con una manifestación de sanitarios defendiendo la sanidad pública

Isabel Díaz Ayuso, rodeada por otras personalidades de su equipo de Gobierno y miembros del Partido Popular, como Pablo Casado o José Luis Martínez-Almeida, ha inaugurado el nuevo Hospital Enfermera Isabel Zendal, en Valdebebas. Aunque ha sido construido en tiempo récord, en escasos tres meses, este proyecto ha nacido rodeado por la polémica y por las críticas de políticos, profesionales sanitarios y sindicatos.

De hecho, el acto que el Gobierno regional ha organizado para su inauguración ha sido recibido por la protesta de un centenar de profesionales de la sanidad convocados frente a las puertas del centro. No ha sido problema para la dirigente regional, que los ha esquivado entrando por la puerta trasera. Tampoco han respondido a las preguntas de la prensa, aunque Ayuso sí ha realizado una declaración institucional para ensalzar “el orgullo de disponer de un hospital de pandemias de talla mundial a disposición de los madrileños y del conjunto de los españoles”.

El sobrecoste de cerca de 50 millones de euros no ha sido la única cuestión a la que el Ejecutivo de la Comunidad haya tenido que responder. El Hospital Isabel Zendal se presupuestó en unos 50 millones de euros, pero su coste final ha llegado a rondar los 100 millones. Este aumento en la inversión ha sido justificado aludiendo a las “mejoras” que han tenido que incorporar sobre la idea principal, haciendo especial hincapié en el aumento de la superficie construida de los 56.000 metros cuadrados en el anteproyecto hasta los 80.000 finales.

RELACIONADO
El Gobierno de Ayuso confirma la exclusiva de ElPlural.com: su hospital de pandemias acumula un sobrecoste de más de 46 millones de euros
Lejos de pasar desapercibidas quedaron las palabras del equipo de gobierno regional sobre los sanitarios que permitirían poner en funcionamiento este cuestionado hospital, los cuales serían desplazados desde otros centros madrileños. Ayuso aseguró el pasado 5 de noviembre en la Asamblea de Madrid que “muchos sanitarios” estaban “desenado” trabajar en el nuevo hospital. “Sé de buena tinta que muchos sanitarios están deseando trabajar en el nuevo hospital de pandemias. Conozco a pocos médicos que no quieran formar parte de este proyecto pionero”, espetó.

A pesar de estos augurios, el ejecutivo autonómico solamente ha conseguido atraer a 116 trabajadores. Un número que muestra la verdadera carencia, ya que la plantilla necesaria para el nuevo Hospital es de 669 plazas. Una vez más, los populares le han quitado hierro al asunto informando que esto se solucionará incorporando de manera progresiva a parte de los profesionales contratados como refuerzo para la pandemia.

No solo falta de personal, tampoco hay quirófanos
En el acto de inauguración, con más carácter propagandístico que real, porque todavía no tiene sanitarios ni puede acoger pacientes, ha metido la pata Pablo Casado haciendo pasar un mal rato al director general de Infraestructuras Sanitarias, Alejo Joaquín Miranda de Larra Arnaiz, cuando le ha preguntado si hay quirófanos en este centro hospitalario.

La pregunta llegó justo después de que Ayuso presumiese de que los pabellones se podían usar “para catástrofes, por ejemplo un accidente aéreo”. Frente a la pregunta de Casado, la presidenta madrileña dejó evidencia de su ignorancia al respecto asegurando que sí tenía quirófanos. Pero Miranda de Larra se vio obligado a aclarar la situación: “Aquí lo que hay son salas de procedimientos, lo que llamamos salas de curas, donde se pueden hacer traqueotomías”. Ello nada tiene que ver con un quirófano.

Pero todas estas deficiencias y sobrecostes van acompañadas de las numerosas críticas que ha recibido el Gobierno regional por no abrir las plantas y módulos enteros de otros hospitales madrileños que siguen cerrados a cal y canto. El Hospital Infanta Sofía es un claro ejemplo de ello, donde se ha confirmado que la Comunidad de Madrid mantiene cerradas 16 UCI, así como la cuarta torre del complejo hospitalario.

El hospital llega después de 18.000 fallecidos
La inauguración de este hospital llega después de que la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid haya registrado 18.879 fallecimientos desde el inicio de la pandemia. En concreto, a pesar de que los líderes regionales y otras fuerzas del Partido Popular presuman de la buena evolución de la pandemia en la Comunidad de Madrid, en el mes de noviembre se han notificado 980 muertes por coronavirus.

https://www.elplural.com/autonomias/hospital-isabel-zendal-ruina-ayuso-inaugura-centro-18000-muertos-despues-sobrecoste-medicos-quirofanos_254434102


AYUSO INAUGURA EL HOSPITAL ISABEL ZENDAL “PARA TODA ESPAÑA” Y CASADO PREGUNTA POR UNOS QUIRÓFANOS QUE NO EXISTEN

Los primeros pacientes del centro de emergencias Isabel Zendal no llegarán hasta después del puente de diciembre

El recorrido, privado. Solo Telemadrid ha acompañado a la presidenta Isabel Díaz Ayuso y al resto de la comitiva política en el paseo por el Isabel Zendal, un centro de emergencias que se inauguró este martes por la mañana sin pacientes, sin sanitarios y sin terminar. Fuera, un centenar de profesionales de la sanidad levantaban carteles y la voz —“Esto no es un hospital, es un decorado”—, otra decena aplaudía sosteniendo una bandera de España. Dentro, Pablo Casado preguntaba por unos quirófanos que no existen. Y el acto de inauguración ocurría en una sala a la que no entraron los periodistas pero sí las cámaras.

Los interrogantes con los que el nuevo centro ha llegado a su apertura no han terminado de cerrarse. El importe final de un complejo que ha duplicado sus dimensiones durante la construcción también ha doblado el precio, pero no hay cifra exacta sino aproximada: más de 100 millones de euros. Aunque “se sabe perfectamente”, ha especificado Alejo Miranda, responsable de Infraestructuras Hospitalarias. También él es quien ha respondido al presidente del PP cuando preguntó por unos módulos quirúrgicos con los que el Zendal no cuenta: “Hay salas de procedimientos, que es lo que ahora llamamos sala de curas”.

Mientras obreros y operarios aparecían y desaparecían entre las avenidas del centro moviendo material y terminando las zonas inacabadas, Ayuso decía en la inauguración que este es “un hospital para España”, que será “un pulmón asistencial” frente a emergencias y una ”bomba de oxígeno para los profesionales”. Una plantilla de 83.294 personas exhaustas tras nueve meses de pandemia de las que 106 son, por el momento, con las que cuenta el Ejecutivo madrileño para la puesta en marcha.

Previsiblemente, eso ocurrirá la semana que viene. Ese centenar de profesionales llegará esta semana. “Y la que viene, recibirá a sus primeros pacientes”, ha dicho el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, en una rueda de prensa posterior a la inauguración, en la que ha estado junto a Miranda y Fernando Prados, coordinador general del Isabel Zendal, y que también lo fue del hospital de campaña de Ifema. No se ha especificado cuáles ni cuántos ni desde qué hospitales serán trasladados los enfermos tras el puente de diciembre.

Sí se ha apuntado el cómo. Ruiz Escudero ha cifrado en “140-150” enfermos los que ingresan a diario por Urgencias en los centros de la región: “De ahí se irán derivando”. Prados ha añadido algo más: “A través del Summa 112 se irá trasladando a los pacientes que van a ingresar en esos hospitales, para liberar esas zonas, además de un hospital de apoyo este es un hospital monográfico y va a tener personal familiarizado con este tipo de pacientes”.

Esta semana, ha contado Prados, pondrán en marcha “el plan de acogida”, unos días para que los especialistas conozcan el espacio, los circuitos propios y los de los pacientes y el sistema. “Según la necesidad de traslado, de la especialidad y de los perfiles, los profesionales que tendremos serán cambiantes”, ha dicho. De los 116 que lo harán en inicio se desconoce de qué categorías ni de qué centros llegarán, también si se ampliará ese número, porque para el primer módulo de camas de los tres que tiene, el que ha abierto hoy, la Consejería cifró como necesarios 669.

La presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, junto al alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida (c) y Pablo Casado (d) durante la inauguración del Hospital Isabel Zendal, nuevo recurso de la sanidad pública madrileña, en Madrid (España), a 1 de diciembre de 2020. Desde la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, aseguran que el nuevo Hospital comenzará a recibir pacientes Covid "en breve" de otros hospitales en el pabellón número 2, que contará con 240 camas de hospitalización y 48 puestos de UCI. Al mismo tiempo que se abre este pabellón se constituirán las cuatro unidades multidisciplinares de las que dispondrá el centro: hospitalización convencional, cuidados intermedios, cuidados intensivos y apoyo y servicios centrales que incluye radiodiagnóstico, laboratorio, prevención de riesgos laborales, psicología clínica, farmacia, atención al paciente, servicios generales, trabajo social, fisioterapia, así como cualquier otra que se estime necesaria una vez iniciada la puesta en marcha esta nueva dotación asistencial.

La idea del Ejecutivo regional, para el momento epidemiológico actual, es ir poco a poco y, “en el caso de que se produzcan más casos de covid, una tercera ola”, el Isabel Zendal vaya recogiendo los pacientes de coronavirus y liberar a los hospitales de esa parte de la asistencia: “Poder tener bien diferenciada la asistencia covid y no covid”, ha dicho Ruiz Escudero. Y ha matizado: “Hasta donde se pueda, claro”. Se refería al número máximo de camas que podría albergar el Zendal, 1.056, entre las que hay 16 de UCI y 32 de cuidados intermedios. Con los picos máximos de ambas olas, este centro de emergencias no tendría capacidad para ingresarlos a todos: en la primera ola de la pandemia se llegó a más de 1.500 críticos en las unidades de cuidados intensivos y más de 15.000 en hospitalización, la segunda acumuló 3.328 en agudos y 505 en UCI entre finales de septiembre y principios de octubre.

Protestas sanitarias, discrepancias de los expertos y oposición ausente

Cuestiones como la sobrecarga que ya soportan los equipos de los hospitales públicos, la precariedad laboral que arrastran desde hace años o el estado de algunos de esos centros —edificios obsoletos, algunos con muchas deficiencias y otros con áreas cerradas al completo, incluyendo unidades de cuidados intensivos— son algunas de las razones que han hecho que sanitarios y sindicatos protesten desde el día que Díaz Ayuso anunció la creación de un “hospital de pandemias”.

Este martes, un centenar de personas se manifestaban a las puertas del Isabel Zendal durante la inauguración del centro, convocados por la Asociación Madrileña de Enfermería (AME), Juntas por la Pública, Summat y el sindicato Movimiento Asambleario de Trabajadoras y Trabajadores de la Salud (MATS). Pedían que la Comunidad de Madrid utilice las camas cerradas en otros hospitales y denunciaban el “negocio de la salud”.

Eduardo Fernández, enfermero de UCI en el Infanta Sofía y miembro de MATS, aludía “a la UCI cerrada” de su centro y a las “tres o cuatro camas de críticos” que se habilitarán previsiblemente en el nuevo centro “para las que todavía no tienen personal”. Una fisioterapeuta del Gregorio Marañón lamentaba la situación en la que están otros hospitales: “No me he presentado voluntaria, sí presenté una carta pidiendo que paralizaran esto”. Alda Recas, presidenta de AME, explica que su protesta viene derivada “de la falta de planificación”: “En momentos de pandemia, la evidencia científica dice que hay que abrir anexos a hospitales para derivar pacientes leves y si se encuentran mal puedan llegar rápido al hospital principal, no esto, esto no es lo que necesita Madrid en la segunda ola de la pandemia”.

La movilización se mantuvo el tiempo que duró la visita oficial, a la que asistieron la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón; el presidente de la Asamblea, Juan Trinidad; el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y el presidente del PP, Pablo Casado —que mantuvieron una conversación cazada por un micrófono en la que Almeida, molesto con las preguntas de los periodistas, se dirigía al presidente de los populares: “Pablo, no hay una pregunta con buena intención”—; y la líder regional de Vox, Rocío Monasterio.

De la oposición, solo Pablo Perpinyà, portavoz de Más Madrid en la Asamblea, Isabel Serra, la de Podemos, y Vanessa Lillo, diputada de Izquierda Unida, han acudido al Zendal. Aunque no lo hicieron con la comitiva oficial sino desde el otro lado de la calle, en la protesta frente al centro. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, declinó la invitación que recibió de Díaz Ayuso por motivos de agenda. El Gobierno central “ni entra ni sale” en cómo cada comunidad autónoma usa sus recursos sanitarios, ha dicho su portavoz, María Jesús Montero, sobre la inauguración del Isabel Zendal, según recoge EFE.

El portavoz socialista de la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, ha señalado que la construcción del Hospital Enfermera Isabel Zendal ”no obedece a ninguna planificación sanitaria”. Y José Cepeda, portavoz adjunto de ese mismo partido, aludía a la falta de recursos en otras áreas más urgentes, “como la atención primaria”. Esa, una de las áreas más precarizadas del sistema sanitario madrileño, debía ser la que frenara la segunda ola de covid, junto a los equipos de Salud Pública. Fue inviable debido a los recursos con los que contaban. Ahora, de cara a una tercera ola, la Comunidad evita responder de forma concreta a la pregunta de si reforzarán esa plantilla.

El nuevo recinto hospitalario, de 80.000 metros cuadrados, se activará la semana que viene con los primeros pacientes, albergará una base operativa del Summa 112, el Laboratorio Regional de Salud Pública, el Centro de Coordinación de Crisis Sanitarias y el almacén centralizado del Servicio Madrileño de Salud (Sermas). Después, su futuro es incierto. “Según vayan surgiendo las necesidades”, sintetizó el consejero de Sanidad.

https://elpais.com/espana/madrid/2020-12-01/ayuso-inaugura-el-hospital-isabel-zendal-para-toda-espana-y-casado-pegunta-por-unos-quirofanos-que-no-existen.html

EL HOSPITAL DE PANDEMIAS DE AYUSO SE INAUGURA VACÍO Y CON LOS SANITARIOS FUERA PROTESTANDO: “¡MENOS HOSPITALES Y MÁS PROFESIONALES!”

Los profesionales le recuerdan a la presidenta que el nuevo centro es innecesario y que lo que hay que hacer es reforzar la red de hospitales, que cuentan con espacios vacíos en plena pandemia “Un gran hospital público no puede ser una mala noticia para nadie, a no ser que el sectarismo político lo vea así”, responde Isabel Díaz Ayuso en el acto de apertura de las instalaciones

La presidenta de la Comunidad de Madrid inauguró este martes en Valdebebas, al norte de la capital, el nuevo Hospital Enfermera Isabel Zendal, el centro de pandemias que el Ejecutivo regional ha convertido en uno de los proyectos estrella de su gestión sanitaria. Pero la “apertura”, vendida a bombo y platillo desde la Puerta del Sol, no fue más que una puesta en escena del Gobierno regional. La única cinta que se cortó fue la del segundo pabellón, capaz de albergar menos de un tercio de las camas totales con las que se espera que cuente el centro. Y el único personal sanitario presente era el que se encontraba en la acera contraria. No porque estuviese a la espera de iniciar su primer día de trabajo en las nuevas instalaciones, sino porque se había desplazado hasta allí para decir alto y claro al Ejecutivo madrileño que lo que se necesita en la región no es un nuevo centro de estas características, sino reforzar los que ya se tienen y que, en plena pandemia, todavía cuentan con espacios vacíos a la espera de futuras ampliaciones.

El acto oficial estaba previsto para las 11.00. Pero las personalidades invitadas a la inauguración comenzaron a aterrizar en el centro media hora antes. Lo hicieron poco a poco, como si se tratase de una coreografía bien diseñada. Primero el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero. Luego, los titulares de Universidades, Vivienda o Hacienda. Todos ellos iban completando, tranquilamente, el paseíllo de cámaras apostadas en la puerta del recinto, perfectamente vigilada ya por los trabajadores de Ariete Seguridad, la empresa de la exconcejal del PP en el Ayuntamiento de Alcorcón. El único que rompió un poco la escenografía fue el vicepresidente y portavoz, Ignacio Aguado, quien aprovechando la atención suscitada por el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, logró esquivar las preguntas de los periodistas a la entrada. Para cuando los medios se dieron cuenta de su presencia, ya estaba prácticamente a resguardo tras el cordón de seguridad.

Cada coche que paraba en la puerta, era recibido con gritos por parte de los sanitarios concentrados, a los que únicamente separaban de aquella pista de aterrizaje política un paso de peatones, tres furgones de la Policía Nacional y una decena de agentes. Algunos se habían desplazado hasta allí en coche. Otros, directamente, en transporte público. Y eso que llegar hasta allí por esta última vía es todo un reto. La parada de Metro más cercana es la de Aeropuerto T4, pero llegar a pie desde allí se hace prácticamente imposible. La segunda, la de San Lorenzo, está a unos tres kilómetros de distancia a pie. Por eso, lo más factible es desplazarse en tren hasta la estación de Valdebebas y, desde allí, caminar un kilómetro por una ancha avenida hasta llegar al acceso de entrada del edificio. A la derecha, la ciudad deportiva del Real Madrid. A la izquierda, un solar completamente vacío. Porque, a día de hoy, una parte importante de la zona en la que se asienta el Isabel Zendal sigue siendo campo.

Los manifestantes esperaron impacientes durante casi una hora la llegada de la presidenta regional. "¡Sanidad, sanidad, sanidad, te quiero. Pública y de calidad, pública y de calidad, para el mundo entero!", se convirtió a las puertas del centro en el hilo musical de la inauguración. Una y otra vez lo entonaban, como el habitual "¡Menos banderas y menos Valdebebas!", "¡Menos hospitales y más profesionales!" o el "¡Vuestras ranas aquí se criarán!", en referencia a los escándalos de corrupción que marcaron el mandato de Esperanza Aguirre, la última presidenta que convirtió la construcción de centros sanitarios –eso sí, semiprivatizados– en una campaña publicitaria continua hace ya una década. Pero Ayuso no llegó como el resto del Gobierno. Cuando todos los medios estaban pendientes de cada coche que frenaba, salió de pronto del interior del hospital para recibir a los invitados. Había accedido por otra puerta, evitando así que quedara para la posteridad la imagen de ella accediendo a su joya de la corona entre gritos de dimisión.

Con el recibimiento a los asistentes, comenzó el paseo inaugural de la presidenta por la planta baja del edificio. Lo hizo escoltada, en todo momento, por el equipo directivo del centro, el mismo que se encargó en su día de Ifema. Ocho personas con sus trajes del servicio de emergencias. Ellos fueron los únicos ocho profesionales sanitarios del Sermas que se pudieron ver en el acto inaugural. Al menos no se intentó poner en la escena para las fotografías a trabajadores de atrezzo, algo que sí ocurrió en ciertas inauguraciones que hace una década se encargó de vender a bombo y platillo la propia Aguirre. Con el recorrido hecho, era el momento de la declaración institucional. Los medios ya estaban listos en la sala de prensa. Pero, para sorpresa de todos, el escenario elegido para la ocasión fue una sala de conferencias distinta. La señal, exclusivamente por Telemadrid. Y ahí estaban todos los redactores, colocados frente a tres sillas vacías. En las orejas, auriculares. Y las dos manos ocupadas. En una, el móvil. En la otra, bolígrafo para tomar notas.

Ayuso, que estuvo precedida por las intervenciones de su consejero de Sanidad y del alcalde de Madrid, dedicó su discurso a alabar la grandeza de lo que ha calificado en más de una ocasión de "hospital de hospitales". "Hoy es un gran día, de esperanza, de ilusión, y de confianza, un día que vamos a recordar durante largos años", se arrancó la presidenta madrileña, quien sobre su cabeza tenía dos grandes banderas dibujadas sobre una pantalla –a la izquierda, la española; a la derecha, la de la Comunidad de Madrid–. Apenas ofreció detalles novedosos. Todas las explicaciones técnicas eran las contenidas en el dossier informativo que unas horas antes se había facilitado a los medios de comunicación. Su discurso, más bien, iba en otra dirección. "[El centro] es la representación del esfuerzo, la perseverancia y la lucha de una región contra el virus, es el recordatorio de que cuando Madrid se marca un objetivo y trabaja con convicción con él se pueden superar las metas más difíciles", dijo la líder del Gobierno madrileño.

La intervención de Ayuso fue puramente política. "Yo lamento las críticas. Nos criticaron por Ifema, pero luego se demostró que fue un éxito. Por la compra de los antígenos, y ahora se demuestra que son claves. Por pedir hacer test en Barajas, y ahora el tiempo nos ha dado la razón. Un gran hospital público no puede ser una mala noticia para nadie, a no ser que el sectarismo político lo vea así", sostuvo la presidenta autonómica, quien durante la presentación estuvo arropada, además de por su Gobierno y por el alcalde de la capital, por el líder de su partido, Pablo Casado. No estuvo presente, sin embargo, ningún miembro del Ejecutivo central, algo que ha lamentado Ayuso. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, no asistió al acto alegando problemas de agenda. La única representación por parte de Moncloa fue la de la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón.

Aunque inicialmente estaba previsto que la líder del Ejecutivo madrileño conversara con los periodistas –"habrá una atención a medios por parte de la presidenta", rezaba la convocatoria–, lo cierto es que ni siquiera se pasó por la sala de prensa. Las tres sillas las ocuparon, más bien, Ruiz Escudero y el director general de Infraestructuras Sanitarias, Alejo Miranda. "Es por el carácter técnico de la rueda de prensa", explicó el consejero de Sanidad cuando se le cuestionó por la ausencia de Ayuso. En la conversación con los medios, se aclaró que el centro comenzará a recibir los primeros pacientes la próxima semana. Y el personal que les va a atender será, por el momento, el de los 116 profesionales sanitarios que se han presentado de manera voluntaria, que irán desembarcando en el centro a lo largo de esta semana. "Según vayamos viendo la necesidad, iremos aumentando el personal", comentaron al ser preguntados por el resto de profesionales que querían reclutar para que el primer pabellón abierto pudiera funcionar a pleno rendimiento.

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2020/12/01/el_hospital_pandemias_ayuso_inaugura_con_mas_sanitarios_fuera_protestando_que_dentro_trabajando_113912_1012.html

LA “APERTURA” FANTASMA DEL HOSPITAL DE PANDEMIAS: SIN MÉDICOS, SIN PACIENTES Y SIN QUE SE SEPA EL TOTAL DE LA FACTURA

“A estas horas, en ninguno de los hospitales nos consta que haya previsión de que los profesionales tengan que acudir mañana al nuevo centro”, explican los sindicatos Por el momento, se sabe que el coste de la construcción es de 100 millones y hay otros ocho contratos relativos a equipamientos tecnológicos y seguridad por otros 3 millones más, pero no se sabe todavía nada de otros servicios como la gestión de residuos, la limpieza o la restauración, que estarán en manos privadas

La última vez que se recuerdan inauguraciones de hospitales a bombo y platillo en la Comunidad de Madrid corría el año 2007. Por aquel entonces, Esperanza Aguirre había convertido el levantamiento de centros semiprivatizados en uno de los ejes de su gestión sanitaria. Por eso, la líder del Ejecutivo madrileño se tiró de cabeza a inaugurar edificios sin que ni siquiera estuvieran terminados. Una estrategia –descubierta– que dejó crónicas para la posteridad. Como cuando presentó el Hospital del Tajo con personas a las que se había prestado una bata y ni siquiera formaban parte de la plantilla. O como cuando se hizo fotografías en el Hospital de Parla o en el de Coslada –que llegó a inaugurar dos veces– con máquinas sanitarias que, una vez finalizado el acto, desaparecían de la escena en un camión. Ahora, una década después, es Isabel Díaz Ayuso la que recoge aquel testigo con la presentación al mundo este martes de su Hospital Enfermera Isabel Zendal. Una “apertura” que, de nuevo, será fantasma. Por el momento, no hay previsión de que se empiecen ya a trasladar pacientes ni tampoco se ha comunicado a los profesionales que tengan que estar en un centro del que, por el momento, se desconoce la factura total.

Lo que sí está fuera de toda duda es que el Ejecutivo madrileño tiene intención de vender la inauguración a bombo y platillo. No hay más que echar un vistazo a las previsiones enviadas desde la Dirección General de Medios de Comunicación de la Comunidad de Madrid. Como regla general durante la pandemia, prácticamente todos los actos de los miembros del Gobierno regional van acompañados del siguiente mensaje: “Debido a la situación sanitaria por covid-19 y para el cumplimiento de las medidas de seguridad vigentes, el acto tiene cobertura gráfica en pool y se emitirá por streaming”. Pero este martes, la situación en Valdebebas será diferente, lo que refleja la importancia que desde la Puerta del Sol se da a un acto de “apertura” al que, incluso, se ha invitado al ministro de Sanidad, Salvador Illa, que no acudirá por problemas de agenda. Además de las cámaras, en esta ocasión podrán acudir redactores, a los que ya se ha facilitado un dossier informativo en el que se resaltan todas las virtudes del nuevo hospital de pandemias. Incluso la presidenta ofrecerá una rueda de prensa desde el interior del centro que será retransmitida en directo.

El clásico corte de la cinta llegará un mes más tarde de lo previsto –en un primer momento se había fijado noviembre en el calendario–. Sin embargo, los sindicatos explican que lo que se verá no será una apertura. “Lo que se va a hacer es, simplemente, vender una imagen”, dice Sergio Fernández, portavoz del área sanitaria madrileña de CCOO. Coincide con él Julián Ezquerra, secretario general de Amyts: “Es, simplemente, la inauguración formal de un edificio. Un hospital así no se abre de la noche a la mañana. Cuando llegan los profesionales, es necesario un periodo de rodaje en el que se comprueba que todo funciona correctamente”. De hecho, Fernández cree que este acto seguirá la estela que dejó Esperanza Aguirre allá por 2007, cuando se llevaban a los centros incubadoras o sistemas de radiología digital que, una vez hecha la pertinente fotografía, desaparecían del edificio. Cuando aquello trascendía, la presidenta decía que no era una inauguración sino una visita a “las obras culminadas”. “El Zendal parece que va a seguir el mismo guion”, señala el portavoz de CCOO.

Y lo dice porque, a pocas horas de que se presente al mundo, una de las pocas cosas que parece que tienen claro es que este martes en Valdebebas ni habrá pacientes ni tampoco profesionales. Es más, una hora y media después de la “apertura” del centro, los sindicatos están convocados por la Consejería de Sanidad a una nueva reunión monográfica de la Mesa Sectorial con un único punto a la vista: “Procedimiento de adscripción al Hospital Isabel Zendal” –además de ruegos y preguntas–. De momento, lo que se sabe es que de los 669 profesionales con los que está previsto que comience a andar el segundo pabellón del centro, sólo se han conseguido 111 voluntarios –el 16,5%– que cumplen con los perfiles requeridos. Sin embargo, de los 558 puestos restantes, que el departamento que dirige Enrique Ruiz Escudero piensa cubrir a través de traslados forzosos de aquellos sanitarios contratados como refuerzo para la época de pandemia, todavía no saben nada. Este diario se ha interesado por esta cuestión a lo largo del lunes. Pero, a cierre de esta edición, todavía no ha recibido respuesta al respecto por parte de Sanidad.

“No se ha dicho nada a nadie”

A Julián Ordóñez, secretario de Sanidad de UGT, ni siquiera le consta que desde las direcciones de los centros de origen se haya dado ya alguna orden a los voluntarios para que este martes se presenten a las puertas del Enfermera Isabel Zendal. “No se ha dicho nada a nadie”, explica. Tampoco tienen noticias de ello ni en CCOO ni en Amyts. “A estas horas, en ninguno de los hospitales nos consta que haya previsión de que los profesionales tengan que ir mañana al centro”, apunta Fernández. De hecho, continúa, tampoco está contemplado que se vayan a trasladar pacientes. En este sentido, lo que se conoce es que el plan de Ruiz Escudero y su equipo pasa por llevar “desde las urgencias” a enfermos en “situación estable y de poca gravedad”. Es decir, que no se derivarán aquellos que estén ya ingresados. Sin embargo, Ezquerra explica que todavía, a día de hoy, hay flecos no atados. “No sabemos si estos traslados van a ser voluntarios y si es necesario que el paciente lo autorice. No entenderíamos, de ninguna manera, que se les pudiese obligar”, apunta.

El hospital de pandemias, un proyecto que se comenzó a concretar en junio, está conformado por tres enormes pabellones de 10.500 metros cuadrados, además de un Centro Logístico Sanitario, pensado para funcionar como almacén y que la presidenta Ayuso llegó a ofrecer como edificio centralizado para guardar la vacuna contra el coronavirus en España –un ofrecimiento del que no se ha vuelto a hablar–. Lo que se presenta al mundo este martes es, concretamente, el segundo pabellón, el central, que contará con 240 camas de hospitalización y 48 puestos de UCI –en total, la Comunidad de Madrid cifra en 1.056 el número de camas totales con las que contará cuando esté concluido–. Sin embargo, a pocas horas de que la parcela –todavía en obras– de Valdebebas se convierta en el epicentro mediático de la región, algunos obreros han negado a La Sexta que todo estuviese a punto. “Mañana no está la cosa para entrar”, decía uno de ellos. “Aquí no hay habitaciones. Esto es un solar lleno de camas”, explicaba otro. “Ni siquiera tengo claro que pueda estar a pleno rendimiento antes de que finalice el año”, comenta Fernández.

Los sindicatos, explican, tampoco conocen el plan funcional del centro. Es decir, el documento en el que se establece el equipamiento tecnológico necesario o qué plantilla se necesitará para gestionar el nuevo hospital, información que se puso negro sobre blanco, por ejemplo, en la construcción de los centros semiprivatizados de Aguirre y que todavía se puede consultar en el Portal de la Contratación de la Comunidad de Madrid. “Nos dijeron que se estaban elaborando”, dicen desde CCOO. De hecho, de momento sólo se conoce el personal que calculan que será necesario para el normal funcionamiento del segundo pabellón –hasta ahora no se ha dado una cifra de trabajadores totales que va a tener el Zendal–. Además, también están pendientes de que desde la Consejería de Sanidad se les facilite otra información adicional relacionada con el centro. El pasado viernes, desde Comisiones Obreras reclamaron por carta al departamento que dirige Enrique Ruiz Escudero los planes de emergencias, evaluación de seguridad y prevención de riesgos. También los han exigido desde UGT y desde Amyts. Por el momento, sin respuesta.

Adjudicaciones pendientes

Ni siquiera, a escasas horas de su inauguración oficial, se conoce exactamente el coste al que asciende la joya de la corona de Ayuso, que desde la Comunidad de Madrid comparan en su dossier informativo con el centro de pandemias que se levantó en la ciudad china de Wuhan durante la primera ola. El “primer hospital de emergencias de uso permanente de estas dimensiones” y “tan cercano a un aeropuerto”, como presume el Ejecutivo regional en el folleto repartido a los medios, se presupuestó en un primer momento por unos 50 millones de euros. Su construcción se adjudicó a 14 empresas –Ferrovial, Dragados o Sacyr, entre otras–. Sin embargo, el coste de las obras se terminó duplicando. Al final, sólo levantar el cascarón ha costado a las arcas públicas 100 millones de euros. Un sobrecoste que el Gobierno madrileño achaca a “la introducción de una serie de mejoras inicialmente no previstas”: la superficie ha pasado de 56.000 metros cuadrados a 80.000, se ha incrementado en otros 2.000 metros cuadrados el edificio de usos múltiples, se ha incrementado la altura del Centro Logístico Sanitario para su robotización, se ha reforzado la instalación de climatización y ventilación…

Pero la factura real será mucho más abultada. A la construcción hay que añadir otros siete contratos más por servicios de diseño, establecimiento de normativa, certificación, dotación, instalación, configuración, puesta en marcha e implementación de las soluciones de comunicaciones y las concernientes a la habilitación de los puestos de empleados públicos por un total de 2,21 millones de euros. Más la seguridad, que ya se ha adjudicado durante los próximos seis meses por algo más de 800.000 euros a Ariete Seguridad, la empresa familiar de una exconcejala del PP en el Ayuntamiento de Alcorcón. Sin embargo, no es el único servicio que el Ejecutivo regional piensa poner en manos del sector privado. También está previsto que se haga lo propio con la restauración, la limpieza o la gestión de residuos. Sin embargo, a escasas horas de la apertura del centro, nadie sabe nada de esas licitaciones. Ni aparecen en el Portal de la Contratación de la Comunidad de Madrid ni los sindicatos tienen constancia de ellas. Este diario cuestionó por ello a la Consejería de Sanidad. Al cierre de esta edición, no se ha recibido ninguna respuesta.

Otra pregunta que se hacen CCOO, UGT o Amyts tiene que ver con el futuro del centro. En un primer momento, el Enfermera Isabel Zendal se vendió como un hospital polivalente pensado, principalmente, para hacer frente a pandemias como la actual u otro tipo de emergencias sanitarias. Sin embargo, en los últimos meses se ha comenzado a deslizar la idea de que también podría utilizarse para atender otras patologías o para descongestionar la sanidad madrileña en función de las necesidades. Lo que está claro, y así lo vende la Comunidad de Madrid, es que será un centro permanente. Lo que los sindicatos no tienen claro, sin embargo, es con qué plantilla. Sin apenas voluntarios, todo hace pensar que el grueso del funcionamiento del hospital va a recaer sobre los hombros de los miles de sanitarios que fueron fichados como refuerzo para la pandemia. Pero estos trabajadores están contratados de forma temporal. Y, de momento, hasta el próximo 30 de junio. “Cuando ya no haya una crisis sanitaria, ¿para qué se va a utilizar este hospital? Y, sobre todo, ¿con qué recursos humanos se va a mantener en funcionamiento? ¿Se le va a dar la gestión a una empresa privada?”, se pregunta Ordóñez. Preguntas y más preguntas a pocas horas de que se corte la cinta.

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2020/11/30/la_apertura_fantasma_del_hospital_pandemias_sin_medicos_sin_pacientes_sin_que_sepa_total_factura_113882_1012.html

EL ISABEL ZENDAL SE INAUGURA HOY SIN PACIENTES Y CON 90 SANITARIOS: ¿QUÉ OCURRIRÁ A MEDIO Y LARGO PLAZO?

Tres expertos en gestión e infraestructura hospitalaria analizan y dan algunas claves sobre este espacio en el que la Comunidad ha invertido ya más de 100 millones de euros

La presidenta de la Comunidad de Madrid, la popular Isabel Díaz Ayuso, inaugurará este martes el Hospital Enfermera Isabel Zendal. Un centro cuya construcción comenzó el 7 de julio y aún no ha finalizado, definido primero como hospital de pandemias y luego como hospital de emergencias, porque no hay ningún antecedente en Europa y su futura utilización es inconcreta. No abrirá al completo, sino uno de los pabellones, con 240 camas de agudos, 16 de UCI y 32 de cuidados intermedios, el 27% de la capacidad prevista. Sin pacientes,que empezarán a llegar después del puente de diciembre. No llenarán todas las camas de agudos ni las de críticos, se planea abrir entre tres y cuatro de cuidados intensivos. Y con una plantilla incompleta, empezarán a trabajar unos 90 de los 669 que se necesitan.

En una primera fase, tampoco se llenarán todas las camas de agudos y se planea abrir entre tres y cuatro unidades de cuidados intensivos. Esta es la realidad actual del centro, con un futuro inmediato poco concreto. ¿Qué ocurrirá a medio y largo plazo? ¿Cómo afecta este proyecto al sistema sanitario de Madrid?

La evolución en las últimas semanas de la pandemia de coronavirus mantiene una tendencia a la baja en la que se reducen el número de nuevos positivos y, de forma más lenta pero también continua, la de ingresos hospitalarios y ocupación de las UCI. Este martes, los hospitales madrileños tenían 1.474 pacientes ingresados en plantas de agudos y 343 en UCI, una ocupación del 11,5% y del 76% respectivamente. Muy por debajo del pico en la primera ola de la pandemia —con más de 1.500 críticos en las unidades de cuidados intensivos y más de 15.000 en hospitalización—, y también por debajo de la segunda, que acumuló 3.328 en agudos y 505 en UCI entre finales de septiembre y principios de octubre.

Mientras estas curvas bajaban, el Isabel Zendal se levantaba en una parcela en Valdebebas, junto a Ifema. Primero, con el objetivo único, según la Comunidad, de acoger pacientes de coronavirus; después, desde hace unas semanas, también abierto a “cualquier necesidad asistencial”. Con el contexto epidemiológico actual, el antecedente reciente del hospital de campaña de Ifema y la casuística de Madrid, tres expertos en gestión e infraestructura hospitalaria analizan y dan algunas claves sobre este espacio en el que la Comunidad ha invertido ya más de 100 millones de euros.

El concepto hospital

“Llamarlo hospital no es adecuado, ni cumple las funciones ni las características técnicas que ha de tener”, apunta como cuestión inicial José León Paniagua, doctor arquitecto en el Instituto de Salud Carlos III con una larga experiencia en el diseño y construcción de hospitales desde el antiguo Insalud. Pone un ejemplo con la proporción de camas de UCI y agudos en un hospital del mismo tamaño: “En uno con 1.000 camas, el 10% son UCI de varias especialidades y en la atención a pacientes covid no se entiende la de este centro [16 de UCI y 32 de cuidados intermedios], es una cifra ridícula”. En el fondo, sigue, “es un hospital tradicional, del siglo XIX, donde el 90% eran camas y el resto otras cosas. En un hospital actual el 25% es hospitalización y el resto otras áreas”.

Un hospital ha de contar no solo con camas de hospitalización, sino con otras áreas como las dedicadas a docencia e investigación, urgencias o medicina nuclear

La propia Comunidad no alude a plantas o áreas, sino a “pabellones” o “módulos”. La configuración, alega el experto, “es muy parecida a Ifema, que es el tipo de instalación con la que se responde a este tipo de situaciones sanitarias: provisionales o ya construidas, de gran escala”. José Antonio Moreno, cirujano, exgerente de varios hospitales como el Gregorio Marañón, jefe de estudios de la Escuela de Servicios Sanitarios y Sociales de Canarias de 1998 a 2004 y presidente de Gihsa, consultora especializada en sanidad, enumera las áreas que tendría un centro de esta capacidad (1.056 camas), dedicadas a diagnóstico y tratamiento, con una extensión parecida a la de hospitalización: “Docencia e investigación, urgencias, radiología, radioterapia, medicina nuclear, laboratorio, hospital de día, rehabilitación y gabinetes de exploración diagnóstica y tratamiento para casi todas las especialidades, médicas y quirúrgicas”.

Centro “de pandemias”

El concepto “de pandemias” es desconocido para los especialistas porque hay razones para que no exista ningún precedente. “La mayoría de los países tienen unidades asistenciales especializadas en enfermedades infecciosas”, dice Moreno. “El uso de edificios se define normalmente por un plan funcional [una explicación técnica sobre las utilidades, los requerimientos y demás cuestiones que definen los aspectos funcionales de un espacio], obligatorio desde la Ley General de Sanidad de 1986. Aquí no hay programa porque resulta imposible, porque una pandemia no se puede dimensionar y, en la medida que no puedes dimensionar un problema, no puedes dar respuesta definida”, explica Paniagua.

Una pandemia no se puede dimensionar y, en la medida que no puedes dimensionar un problema, no puedes dar respuesta definida

José León Paniagua

José Ramón Repullo, profesor de planificación y economía de la Salud de la Escuela Nacional de Sanidad, alude que “esta operación solo puede entenderse desde la política y la imagen. Es básicamente incomprensible desde la perspectiva de gobernanza y gestión de la sanidad”.

El futuro

Según la apertura de la que ha informado la Comunidad, el Zendal empezará a acoger unas cuantas decenas de pacientes después del puente de diciembre en el pabellón número dos; mientras que, de los otros dos, uno va a quedar libre, para futuros usos, y otro está sin equipar. La previsión de Repullo es que los pacientes ingresarán en “modo IFEMA”: “Una serie de casos leves, de aislamiento o cuarentena, que podrían haber sido alojados en áreas no utilizadas, en hoteles o en carpas anexas a hospitales generales, con mayor racionalidad clínica y costes mucho menores”.

Los pacientes [del Zendal] podrían haber sido alojados en áreas no utilizadas, en hoteles o en carpas anexas a hospitales generales, con mayor racionalidad clínica y costes mucho menores

José Ramón Repullo

Pero, ¿qué ocurrirá si esa es la máxima ocupación del centro? Para Paniagua, al no tener programa funcional, “habrá múltiples propuestas, es un contenedor que puede convertirse en un caos si no se planifican las necesidades reales que existen”. Por el momento, el Ejecutivo de Díaz Ayuso ha sumado, previsiblemente, un edificio de usos múltiples en el que estarán los centros coordinadores del Servicio Madrileño de Salud y del Summa 112 y el Laboratorio Regional de Salud Pública. Además, se informa en el dossier de este centro, “la infraestructura se caracteriza por su polivalencia” y esto “permite estar preparado para afrontar, no solo un posible rebrote de covid, sino para hacer frente a cualquier tipo de epidemia, emergencia o catástrofe”.

“¿Todo puede hacerse? Sí, pero actualmente no está preparado para eso”, alude Paniagua sobre la inexistencia de áreas como la quirúrgica. Moreno recuerda la primera ola: “Nos cogió por sorpresa y las carencias del Sistema Nacional de Salud casi nos hacen naufragar, por falta de recursos suficientes y adecuados”. Y asegura que “aunque solo se usase para enfermedades infecciosas y tras dominar la pandemia quedase medio vacío, sería aconsejable su existencia en previsión de otras necesidades futuras. Madrid necesita incrementar los recursos sanitarios”. Paniagua puntualiza: “Hay decisiones previas de cómo es la estructura y la distribución que no se hicieron, aquí está el tema de las prisas y los plazos, no ha habido reflexión sobre todo esto y una posible reconversión”.

Aunque solo se usase para enfermedades infecciosas y tras dominar la pandemia quedase medio vacío, sería aconsejable su existencia en previsión de otras necesidades futuras

José Antonio Moreno

¿Transformación factible?

Con las características actuales, el Isabel Zendal necesitaría cambiar para convertirse en un hospital. Moreno alude al pabellón que queda inutilizado por el momento: “Y todo el centro es de fácil transformación”. Está convencido de que este centro “es necesario para aproximar los recursos hospitalarios de Madrid a la media nacional de camas en funcionamiento”. La región, explica, “está a la cola de camas por habitante. Las enormes listas de espera de la actualidad justifican su dotación como hospital general”. Para este especialista con más de medio siglo de experiencia, con el incremento de más de 1.000 camas que supondría el Zendal a pleno rendimiento, “más las 12.769 que tiene actualmente, llegará a 13.769 (2,04 por cada 1.000 habitantes) todavía por debajo de la media nacional (2,4)”. Esa es la razón por la que un nuevo hospital público de esas dimensiones “no es un disparate sino una necesidad”. Matiza: “Aprovechar para dotarlo de unidades adecuadas a enfermedades infecciosas es un acierto. Dedicarlo en exclusiva a ellas sería un error”.

Podría ser parcialmente un centro para personas sin hogar, ¿qué mayor emergencia que las personas que no tienen un techo?

José León Paniagua

Paniagua se encamina hacia otro lugar relacionado con el posible futuro del hospital de La Paz, para el que varios expertos recomendaron levantarlo de nuevo frente a la parcela que queda actualmente frente al Isabel Zendal: “Podría servir de apoyo no asistencial a ese hospital, como centro de distribución y logístico, básicamente sería de uso administrativo”. Y también, propone, “podría ser parcialmente un centro para personas sin hogar, ¿qué mayor emergencia que las personas que no tienen un techo?, abandonadas durante mucho tiempo por el sistema. Quizás no para todos ni de forma definitiva, pero podría tener así un buen uso”. No ve como solución factible convertirlo en un hospital: “Con ese tamaño tendría que reducir el número de camas para albergar el resto de áreas necesarias, quedarían alrededor de 220 [un tamaño parecido al Infanta Leonor, en Vallecas]”.

Inversión a largo plazo

“Invertir en construcción de hospitales no es un problema”, arguye Moreno: “El problema está en los gastos de sostenimiento, que superan cada año a la inversión de su construcción. Podemos comprobarlo en los siete nuevos hospitales de Madrid [los que construyó durante su mandato Esperanza Aguirre]”. Para Paniagua el gasto que requiriría una reconversión del Zendal es “una intervención que no tendría sentido”, y cifra en al menos “el 50% de lo que ya se ha invertido” para realizar esa posible transformación.

Si ambos expertos hubiesen tenido que decidir dónde llevar los más de 100 millones de euros que ya acumula el Zendal, lo tienen claro. “Probablemente es más necesario aumentar los recursos en atención primaria (domiciliaria) y atención secundaria (centros de salud con urgencias 24 horas y camas de observación)”, opina Moreno. “Podrían haberse dedicado a reforzar primaria, a personal y material fungible”.

Probablemente es más necesario aumentar los recursos en atención primaria (domiciliaria) y atención secundaria (centros de salud con urgencias 24 horas y camas de observación)

José Antonio Moreno

Las “dudas actuales sobre la funcionalidad real” de este centro, añade Repullo, son las mismas que las de su futuro tras la pandemia: “Inconcebible [la funcionalidad] en este momento”. Cree que los argumentos con los que la Comunidad defiende el proyecto son “pintorescos”: “Por ejemplo, el que esté al lado de un aeropuerto internacional. Jactarse de este cualidad deja a todo el mundo perplejo, ya que un hospital se relaciona y justifica por la población a la que cubre y protege, y las distancias de isócronas [o líneas de igual accesibilidad, que permiten identificar las diferencias en la facilidad de acceso en los ámbitos de influencia de los centros sanitarios y analizar la distribución espacial de accesibilidad a ellos] a los núcleos poblacionales son las que determinan su viabilidad y dimensión”.

Pero “el ladrillo es más atractivo, porque da mayor rendimiento en votos”, dice Moreno: “España es el país de la Unión Europea que menos gasta en sanidad (6,4% del PIB). Este es el principal problema que deben afrontar los responsables políticos en sanidad, para garantizar el derecho a la salud de los españoles”. Y concluye: “Construir un hospital, una vez tomada la decisión, es responsabilidad de directivos sanitarios. Pero los políticos hacen gestión y los gestores (algunos) hacen política. Por eso ambos lo hacen de forma deficiente, con demasiada frecuencia”.

https://elpais.com/espana/madrid/2020-11-30/el-isabel-zendal-se-inaugura-hoy-sin-pacientes-y-con-90-sanitarios-que-ocurrira-a-medio-y-largo-plazo.html


LOS CENTROS SEMIPRIVATIZADOS DE AGUIRRE TIENEN ESPACIOS VACÍOS PARA ASUMIR CASI LA MITAD DE CAMAS DEL HOSPITAL DE PANDEMIAS DE AYUSO

Los siete hospitales en los que empresas privadas gestionan los servicios no clínicos se construyeron con capacidad para albergar 2.220 camas de hospitalización En la actualidad, sólo tienen instaladas 1.801. Son 419 menos, casi la mitad de las que se prevén para el Hospital Enfermera Isabel Zendal "De cara al público, es mucho más vistoso para el Gobierno regional levantar un nuevo hospital que ampliar una zona de otro que ya está construido", señalan fuentes sindicales de uno de esos centros infoLibre ofrece este artículo sobre el coronavirus en abierto gracias al apoyo de sus socios. Aquí más información sobre cómo suscribirte o regalar una suscripción

El 27 de abril de 2007, la entonces presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, acudió acompañada de su consejero de Sanidad, Manuel Lamela, al municipio de Aranjuez. El acto era importante. Con las autonómicas a un mes vista, la líder del Ejecutivo regional anunció a bombo y platillo la finalización de la construcción del Hospital del Tajo, uno de los siete centros de gestión semiprivada que el Gobierno madrileño se había comprometido a levantar a lo largo de la legislatura y que se convirtieron en la piedra angular de buena parte de su campaña. El plan diseñado contemplaba que estos hospitales echasen a andar con un número de camas determinadas que se fueran incrementando a lo largo de una década. Con esta previsión, los centros se urbanizaron de tal manera que contaran con espacio extra para las ampliaciones. Sin embargo, trece años después, prácticamente todos albergan menos camas de las que son capaces de asumir. En concreto, 419 por debajo, según los datos recopilados por este diario. Es decir, casi la mitad con las que contará el hospital de pandemias que el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso está a punto de poner en marcha en Valdebebas.

El Plan de Infraestructuras Sanitarias de la Comunidad de Madrid para el periodo 2003-2007, presentado por el Gobierno de Aguirre cinco meses después de la repetición electoral tras el famoso tamayazo que evitó la llegada de Rafael Simancas a la Puerta del Sol, contemplaba el levantamiento en la región de siete nuevos hospitales bajo un modelo PFI (iniciativa de financiación privada, por sus siglas en inglés), por el cual la concesionaria se encarga de la construcción de la infraestructura, que pone a disposición del sistema público de salud a cambio de gestionar los servicios no clínicos –es decir, se ocupa de todo menos de los sanitarios, que dependen de la administración–. En concreto, se pusieron en marcha el de Aranjuez (Hospital del Tajo), el de Coslada (Hospital del Henares), el de Arganda (Hospital del Sureste), el de San Sebastián de los Reyes (Infanta Sofía), el de Parla (Infanta Cristina), el de Vallecas (Infanta Leonor) y el de Majadahona (nuevo Puerta de Hierro), los seis primeros en un proceso único de adjudicación y el último a través de otro expediente diferente.

Para cada uno de los centros, la Consejería de Sanidad elaboró un estudio de viabilidad. Este documento, entre otras cosas, presentaba un plan de construcción detallado con la superficie que debía estar edificada en diferentes periodos. Por ejemplo, para el caso del Hospital Infanta Leonor se establecía que en 2007 tenían que estar construidos y equipados 8.683 metros cuadrados para hospitalización y críticos, más otros 1.258 metros cuadrados construidos con instalaciones pero no equipados para la misma área. A esta superficie, recogía el mismo proyecto, se le tendrían que haber sumado en 2017 otros 3.026 metros cuadrados sólo de estructura, de forma que tras una década la zona de hospitalización y críticos contase con una superficie total de casi 13.000 metros cuadrados. ¿Por qué? Básicamente porque el proyecto se planteó sobre una estimación de necesidades a largo plazo. “Se prevé la construcción e instalación inicial de un volumen suficiente para atender las necesidades en el momento de su apertura y una reserva de crecimiento interno que permitirá atender a la población estimada en 2017”, recogía el estudio de viabilidad.

Sobre esta proyección para cada uno de los centros, se fijaba también el número de camas de hospitalización con las que arrancaría cada hospital y la cifra que tendría que tener a una década vista. Es decir, la capacidad de ampliación. En total, se estimaba que todos los centros pudiesen disponer, según las cifras recopiladas por infoLibre, de 2.220 camas de hospitalización. Sin embargo, a día de hoy, y con una pandemia tensionando cada dos por tres el sistema, casi todos los centros tienen instaladas menos de las que podrían asumir en base a los estudios de viabilidad y programas funcionales de la Consejería de Sanidad. En concreto, entre todos ellos disponen de 1.801 camas instaladas. Son 419 por debajo de la capacidad real, lo que explica que haya alas construidas pero totalmente desaprovechadas. Es decir, con los espacios vacíos de sólo estos siete centros se podría asumir casi la mitad de camas que se prevé que albergue el nuevo hospital de pandemias del Gobierno madrileño, el Enfermera Isabel Zendal.

De Vallecas a Majadahonda

En Vallecas, el Infanta Leonor abrió con 204, si bien en su programa funcional se establecía que estaba preparado para asumir en 2017 unas 324, un incremento por encima del centenar. Actualmente, sin embargo, hay instaladas en el centro 269 camas de hospitalización, 55 menos. Fuentes de CCOO que trabajan en este hospital explican que hay vacía toda un ala que, de usarse, permitiría ampliar el centro en “tres plantas”. Una zona que, detallan, por el momento no está “habilitada”. “Está de obra. Tiene los accesos de los ascensores o las escaleras, pero no mucho más”, señalan en conversación con este diario. Un problema al que añaden, además, el del espacio desaprovechado para unidades de cuidados intensivos. “Tenemos una zona en la que se podrían poner hasta 14 boxes de UCI”, denuncian. Algo que, dicen, solicitaron sin éxito en abril a la Dirección General de Infraestructuras. Mientras tanto, el centro está llevando a cabo obras para habilitar el gimnasio como unidad de cuidados intermedios para pacientes semicriticos, según confirmó el viceconsejero de Salud Pública, Antonio Zapatero, hace una semana.

A unos 27 kilómetros al norte, en San Sebastián de los Reyes, se encuentra el Infanta Sofía. Este hospital se levantó con previsión de que pudiera contar en una década con 349 camas. Para ello, se empezó en el área de hospitalización y críticos con 9.656 metros cuadrados construidos y equipados y otros 1.028 construidos con instalaciones pero no equipados, a los que en 2017 debería sumársele otra estructura de 3.026 metros cuadrados. A pesar de ello, a día de hoy no se ha completado dicha ampliación de recursos materiales. Tienen instaladas 271, 78 por debajo de la capacidad que debería haber tenido hace ahora tres años. “La torre 4 la tenemos cerrada. Por lo que podemos ver desde fuera, son zonas que están completamente diáfanas, de obra, en la que se almacenan camas rotas. A este espacio hay que sumarle, además, la UCI que salió en el programa Salvados –otras 16 camas para críticos listas para ser usadas–, un área que está cerrada a cal y canto con cadenas y candados”, explican a este diario fuentes sindicales que trabajan en el centro.

También desde la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts) hablan de zonas sin utilizar en el Hospital del Tajo, el que se encargó de inaugurar la propia Aguirre a un mes de la celebración de los comicios de 2007. “Hay áreas sin usar muy amplias en las que entrarían bastantes camas”, cuentan fuentes sindicales del complejo, quienes explican que en dichos espacios, por lo que han podido ver, están “conectadas las tuberías y poco más”. Este hospital, ubicado en el municipio de Aranjuez, echó a andar con unas 60 camas. Era el más pequeño de la red diseñada por el Ejecutivo madrileño hace tres lustros. Sin embargo, como todos los anteriores, estaba preparado estructuralmente para poder ir incrementando su capacidad. En concreto, según consta en el programa funcional, tenía capacidad para aumentar hasta 116. Sin embargo, actualmente cuenta con 98 camas estructurales, 18 menos de las que se planteaba que estuviesen instaladas en 2017, según explican desde el sindicato.

En el Hospital Infanta Cristina, en la localidad de Parla, tampoco se han instalado todas las previstas en el programa de viabilidad y estudio funcional. En concreto, esos documentos establecían que en una década, en base a las previsiones de incremento de la actividad, el centro tendría que contar con 250, por lo que el proyecto se preparó sobre dicha ampliación prevista. A día de hoy, todavía no llegan a los dos centenares. Y eso que aumentó su capacidad tras la época estival. “En verano funcionábamos con 147 camas. A partir de octubre, lo hacemos con 183”, explican fuentes de CCOO en el centro. Son 67 menos que las fijadas. En este caso, la concesionaria es Sacyr, quien en 2014 decidió compartir el pastel con el fondo de inversión de Lloyds Bank. Esta constructora, además, también está al frente del Hospital del Henares. Este centro es, a día de hoy, el único que cumple con la previsión que se hizo en su día. Para 2017 debía disponer de 239 camas de hospitalización. En la actualidad, tiene instaladas 243. Son cuatro más de las establecidas en el programa funcional.

A poco más de veinte minutos en coche hacia el sur, en el municipio de Arganda, se encuentra el Hospital del Sureste. Este centro es el segundo de menor tamaño del plan estrella de Aguirre. El proyecto de la Consejería de Sanidad establecía un complejo de unos 24.066 metros cuadrados útiles, de los que el 27% –6.576– correspondían exclusivamente al área de hospitalización y críticos. Al igual que el resto de estudios de viabilidad, no se esperaba que desde el primer momento todo estuviera levantado y perfectamente dotado. En 2007, tenía que haber por lo menos 4.884 metros cuadrados construidos y equipados y otros 800 construidos con instalaciones pero no equipados. Diez años después, además, debía contar con otros 893 metros cuadrados adicionales exclusivamente de estructura. La idea era que, en una década, pudiera pasar de las 110 camas iniciales a las 148. Sin embargo, en plena pandemia, cuenta con unas 132, según los últimos datos del Catálogo Nacional de Hospitales del Ministerio de Sanidad. Son 16 menos de las que debería haber instaladas.

Estos seis hospitales se licitaron en un mismo expediente. Fuera quedó el nuevo Puerta de Hierro, cuya adjudicación para la gestión se hizo por separado. En este centro, según explican fuentes sindicales, no hay grandes alas desiertas. “Tenemos una unidad de veinticinco camas que se abre en periodo de gripe, además de otras dos plantas de corta estancia que suelen estar habitualmente al 50%. El resto de camas suelen estar casi siempre en funcionamiento. Normalmente, no tenemos cerradas”, detallan. Sin embargo, lo cierto es que el centro, ubicado en Majadahonda, fue pensado para una capacidad superior a la actual. El dimensionado básico contemplaba unas 794 camas, una cifra que se vendió también desde el Ejecutivo regional. Sin embargo, justo antes de su apertura, la presidenta madrileña ordenó retirar más de un centenar de ellas de las habitaciones equipadas como dobles para su uso individual, camas que fueron sustituidas por sillones y que la Comunidad de Madrid siguió pagando como si estuvieran instaladas, tal y como desveló la Cadena Ser. Actualmente, el centro cuenta con 613 instaladas. 181 por debajo de la capacidad con la que fue concebido.

Luce más un nuevo hospital que una ampliación

La ampliación de los hospitales semiprivatizados de la región ha sido abordada por el Ejecutivo madrileño en alguna ocasión. De hecho, en noviembre de 2018, durante la etapa de Ángel Garrido en la Puerta del Sol, el Gobierno regional acordó comenzar el proceso para llevar a cabo diversas actuaciones de mejora de las instalaciones del Infanta Sofía, Infanta Leonor y Hospital del Sureste. “Pese a que las previsiones que se establecieron en su momento estuvieron fijadas en torno a parámetros progresivos de actividad, lo cierto es que la realidad desbordó todos los pronósticos”, señalaba tres días más tarde el Ejecutivo autonómico en un comunicado sobre la presentación del plan funcional diseñado para el último de los centros. El proceso, sin embargo, no se ha completado. Hace una semana, el alcalde de Arganda del Rey, Guillermo Hita, reclamó que se llevara a cabo la prometida ampliación del Hospital del Sureste “urgentemente”, mientras la Consejería de Sanidad se limitaba a decir que el asunto está “en proceso de supervisión”. “Se supone que se iba a llevar a cabo una mejora, pero aquí ni hay obras ni maquinaria”, dicen, por su parte, fuentes sindicales de CCOO en el Infanta Sofía.

¿Por qué todos estos centros, hasta ahora, no han habilitado dichas zonas vacías? “Porque una vez que los abres, es muy difícil volver a cerrarlos dada la necesidad de estas camas. En este sentido, hay que recordar también que aumentar esta capacidad lleva también aparejada la necesidad de incrementar el número de trabajadores sanitarios, y la Consejería de Sanidad estamos viendo que no está por la labor. Por eso, prefieren habilitar, si son necesarios, espacios temporales como bibliotecas o gimnasios”, explica en conversación con este diario Julián Ordoñez, portavoz de Sanidad de UGT Madrid. Desde CCOO hacen una interpretación similar. “De cara al público, es mucho más vistoso para el Gobierno regional levantar un nuevo hospital que ampliar una zona de otro que ya está construido. Además, el beneficio que se pueden llevar empresas privadas es menor si se acometen obras para habilitar un ala vacía que si se lleva a cabo un proyecto como el de Valdebebas, que, por cierto, ya acumula un sobrecoste importante en la construcción”, apunta al otro lado del teléfono uno de los delegados del sindicato en uno de estos centros semiprivatizados.

La previsión de gasto que se hizo para la construcción del Enfermera Isabel Zendal, el hospital de pandemias que contará con un millar de camas y cuyos profesionales procederán de otros centros de la región –ya sea de forma voluntaria o a través del traslado forzoso–, se cifró en un primer momento en unos 51,7 millones de euros. Sin embargo, ahora el precio por levantar esta estructura se sitúa en el doble de lo previsto: al menos 100 millones de euros. La Consejería de Sanidad achaca este desvío a “mejoras” incorporadas –aumento de la superficie construida o el aumento de la altura del Centro Logístico Sanitario para su robotización, entre otros–. Ese será, de momento, sólo el precio a pagar por montar el edificio, compuesto por varios módulos. Un coste al que luego habrá que sumar, además, los contratos para la gestión de los servicios de seguridad, mantenimiento, limpieza, alimentación, lavandería y recogida de residuos. Licitaciones de las que aún no se sabe nada y que engordarán todavía más el coste del centro. A pesar de tener centros con amplia capacidad para asumir más camas.

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2020/11/18/los_centros_semiprivatizados_aguirre_pueden_asumir_espacios_vacios_casi_mitad_camas_del_hospital_pandemias_113371_1012.html


LO QUE SE SABE, Y LO QUE NO, DEL NUEVO HOSPITAL DE EMERGENCIAS ISABEL ZENDAL

A un día de su inauguración, el nuevo centro de la Comunidad encierra aún interrogantes como la plantilla o la posible ampliación de su uso

Un jueves de finales de mayo, en un pleno de la Asamblea, la presidenta Isabel Díaz Ayuso dejó caer la primera noticia: “Estamos ultimando la ubicación y la construcción de un nuevo hospital de emergencias que sustituya a Ifema”. Aún no se conocían ni la ubicación ni los plazos, aunque se apuntaba a que estuviera activo en noviembre. El 8 de junio se anunció de forma oficial: una parcela de la Ciudad de la Justicia, en Valdebebas, albergaría para el otoño un nuevo centro de casi 40.000 metros cuadrados, más de 1.000 plazas y 50 millones de presupuesto. El 17 de julio se supo el nombre: Isabel Zendal. Se abre mañana con 240 camas y sin conocer la plantilla. En los últimos seis meses han variado algunas de esas primeras cifras y aún hay interrogantes sin responder. Este es un recorrido a esos cambios y a lo que se conoce, hasta hoy, de este centro sin precedentes en España.

La estructura

La previsión. “Tenemos que prevenirnos ante cualquier adversidad e imprevisto, bien por la covid-19 o por otras epidemias para el futuro. Todas estas enfermedades serán tratadas en este centro de manera que el resto de hospitales puedan seguir trabajando con normalidad”, así, el mismo día que la comunidad entró a la fase 2 de la desescalada, Díaz Ayuso dio los primeros detalles.

La parcela elegida para levantarlo: propiedad de la Comunidad, en la Ciudad de la Justicia, junto a IFEMA y el Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez. La dimensión: casi 40.000 metros cuadrados divididos en tres pabellones de 7.400 metros cuadrados, un almacén central para el Servicio Madrileño de Salud (Sermas), una avenida peatonal, un área administrativa polivalente, una central de instalaciones, un memorial para las víctimas del virus y un monumento dedicado a los profesionales sanitarios y la integración del Instituto de Medicina Legal en el hospital —un organismo que entró en funcionamiento el pasado febrero después de 14 años desde su creación y que aún no cuenta con espacio propio—. El formato: pabellones sectorizables que les permitieran “habilitar únicamente la parte necesaria”, según afirmó en aquel momento una nota de prensa de la Comunidad, y “capaz de adaptarse a cualquier plan funcional diseñado por las direcciones asistenciales”.

Y la dotación material: 960 camas repartidas en 20 unidades de hospitalización de 48 camas organizadas en torno a controles de enfermería y 48 puestos de UCI y cuidados intermedios, con circuitos de “limpio y sucio entre altas e ingresos y entre logística/aprovisionamiento y pacientes” y “un sistema de compuertas para el acceso controlado de personas a determinadas zonas de seguridad por riesgo de contagio o exposición a carga vírica”, explicó el Gobierno regional. Además de áreas de diagnóstico por imagen —”salas convencionales y portátiles de rayos X, un equipo de TAC, una reserva de ecógrafos, etcétera”, informó la presidenta—, un laboratorio, salas polivalentes de curas, “que podrán habilitarse como quirófanos, zonas de CMA (cirugía mayor ambulatoria) para poder realizar intervenciones no complejas”, contó el Ejecutivo.

Qué ha cambiado. El tamaño del complejo se ha duplicado, 80.000 metros cuadrados, también el de cada pabellón de hospitalización, que ya no tendrán 7.500 sino 10.500 metros cuadrados. Tampoco serán tres sino cuatro, además del almacén central, los tres de hospitalización y uno más del que a finales de octubre la Comunidad informó que sería un “edificio de usos múltiples sanitarios, que albergará el Centro de Contingencia del SUMMA112, donde se coordinará el transporte de urgencia y emergencia de la Comunidad de Madrid; y el Centro de Coordinación de Crisis Sanitarias”. También se ubicará en este complejo el Laboratorio Regional de Salud Pública para “la vigilancia, el análisis y el control epidemiológico de la salud, como apoyo a la Dirección General de Salud Pública”.

Un hospital de pandemias más mediático que necesario

¿Qué se abre mañana? Uno de los pabellones, el número 2. Aunque en un primero momento cada módulo contaría con 320 camas, según las cifras que dio la Comunidad, este será inaugurado con 240 plazas de agudos, 16 de UCI y 32 de cuidados intermedios. Tampoco la covid es ya el objeto único del centro. Desde hace varias semanas, tanto Díaz Ayuso como el consejero y viceconsejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero y Antonio Zapatero, aluden al Isabel Zendal como un espacio que “alivie” la presión asistencial de los hospitales de la red madrileña. “Para que puedan ir recuperando progresivamente la actividad no covid, tanto de lista de espera, como actividad quirúrgica y actividad de consultas”, explicaron la pasada semana en un comunicado oficial. Del resto de áreas (las salas polivalente, el laboratorio, etcétera) se desconoce la situación y la zona de aparcamiento para el nuevo complejo aún no está habilitada.

El presupuesto

La previsión. Las obras fueron adjudicadas a través de un procedimiento de emergencia por 50 millones de euros. Estos contratos, como indica la ley autonómica, son procedimientos que se conceden a dedo ante la situación excepcional del momento. En este caso, la pandemia. Alejo Joaquín Miranda, director general de Infraestructuras Sanitarias, compareció en la Comisión de Sanidad de principios de septiembre y explicó que se había hecho cargo, “personalmente”, del planteamiento de la licitación. 49 empresas fueron invitadas a participar: “Por criterios objetivos, todo supervisado por una comisión de la que formaban parte únicamente funcionarios, arquitectos superiores”. 30 presentaron oferta y 14 fueron seleccionadas para levantar el hospital.

Qué ha cambiado. El precio final del Isabel Zendal es una incógnita, sí se sabe que el montante inicial previsto ya se ha duplicado. La Consejería de Sanidad no ha querido dar cifras desde que se supo de ese sobrecoste, a principios de noviembre, y prefiere no llamarlo así. “No hay ningún sobrecoste ni desviación, sino que va a costar lo que se ha contratado. El cálculo inicial preveía un coste que luego con el curso de las obras, mejoras en el proyecto y las necesidades ha variado”, respondieron en aquel momento.

Qué se conoce. Los precios iniciales para las obras. A Dragados le fue adjudicado el módulo 1, por 9.405.426,80 euros; a Constructora San José, por 10.010.184,80 euros, el módulo 2; Ferrovial se quedó con el módulo 3, por 8.369.274,76 euros. Sacyr con la zona de logística, por 6.795.752,04 euros; la UTE Joca-Urvios, el espacio de usos múltiples, por 7.424.700,36 euros; y Viales y Obras Públicas las instalaciones centrales, por 2.719.251,15 euros. La urbanización del lugar, previa a esas zonas, fue para Fatecsa, por 3.183.903 euros.

En el Portal de Transparencia, además, ya hay disponibles varios contratos más relacionados con la instalación del cableado, la telefonía, la seguridad o la electrónica y todo lo relacionado con la ofimática (equipos, impresión, etc.); en total ocho contratos con empresas como Telefónica, El Corte Inglés, Kyocera o Ariete Seguridad —la empresa familiar de la exprimera teniente de alcalde de Alcorcón hasta 2017 por el Partido Popular, Silvia Cruz Martín— por un total de algo más de tres millones de euros. Aún faltan otros contratos, como el de los servicios de restauración, limpieza, lavandería y residuos.

La plantilla

La previsión. Fue el mayor de los interrogantes, hasta el 11 de noviembre. Entonces se dieron cifras exactas sobre cuántos profesionales hacían falta para cubrir la atención del primer módulo: 669 de distintas especialidades de Medicina y Enfermería, técnicos, celadores, administrativos y otros perfiles. La Comunidad había informado de que serían trabajadores de los hospitales de la red pública, de que abriría un primer periodo de adscripción voluntaria para quienes quisieran formaran parte de la nueva plantilla y, si no había suficientes, serían trasladados los que fueran necesarios entre los que tienen “contratos covid”, es decir, la suma de los que se reclutaron como refuerzo para pandemia y los que ya formaban parte del Sermas, un amplio porcentaje que la Consejería nunca ha cifrado y a los que, aplicando mejoras en sus condiciones laborales, incluyen dentro de ese número de refuerzos del que informan: 11.324.

Los recursos actuales. Cuando el pasado lunes terminó ese proceso voluntario había 111 solicitudes. Este lunes por la mañana aún no se sabe de dónde saldrán los 558 que faltan para completar la plantilla.

https://elpais.com/espana/madrid/2020-11-29/lo-que-se-sabe-y-lo-que-no-del-nuevo-centro-de-emergencias-isabel-zendal.html

LOS SEIS ESCÁNDALOS QUE EMPAÑAN EL FARAÓNICO HOSPITAL DE PANDEMIAS DE DÍAZ AYUSO

Sobrecoste del doble de millones, falta de médicos, obras a medias, contratos a dedo...

Este martes, 1 de diciembre, la Comunidad de Madrid inaugurará por todo lo alto el hospital de pandemias Isabel Zendal, la gran apuesta de Isabel Díaz Ayuso con la que quiere "asombrar al mundo". Aunque el mundo no lo ha acogido con buenos ojos y, por ejemplo, en Alemania se han reído de su idea. Tampoco ayuda el sobrecoste que ya lleva un acumulado, del doble de lo presupuestado, y que se han dilapidado en él más de 97 millones, como desveló ElPlural.com. Otras polémicas son las contrataciones de médicos, en las que solo ha conseguido atraer a 111 voluntarios de la Sanidad madrileña, o las imágenes del interior destartalado cuando el Gobierno regional aseguraba que se habían cumplido los plazos de construcción.

Sobrecoste del doble de los presupuestado

Una de las mayores polémicas que han rodeado al hospital Isabel Zendal es el coste del proyecto. Mientras la Comunidad de Madrid tenía que pedir dinero al Gobierno central para poder luchar contra el coronavirus, Isabel Díaz Ayuso decidía gastarse varios millones en la construcción de un nuevo hospital, en lugar de reforzar la atención primaria o contratar más personal sanitario. Lo que iban a ser 51 millones de euros ha acabado por suponer, al menos de momento, un coste de 97 millones, casi el doble, como destapó ElPlural.com.

Según ha podido constatar este periódico, el elevadísimo sobrecoste se habría generado a raíz de la necesidad de incrementar el alcance del proyecto y la extensión de la climatización al conjunto del hospital. También se han tenido que adaptar necesidades de obra que inicialmente no se ajustaban a la realidad (volúmenes de tuberías, red eléctrica, saneamiento, etc) y que además tenían estimado un coste muy por debajo del precio real de mercado.

Contratación de médicos

Unos días antes de que se cumpliese el plazo para que el hospital estuviese construido, que se cerraba el 31 de octubre, Díaz Ayuso acudía a una entrevista en Tele Madrid que se prometía muy feliz: quería vender el milagro de la construcción del nuevo centro, pero una pregunta destapó un nuevo escándalo: la presidenta madrileña, agobiada por la situación, acababa reconociendo que no iba a contratar a ni un solo sanitario más y que quitaría personal a otros hospitales para llevarlos a su faraónico nuevo proyecto. "Lo que se está viendo es que el refuerzo venga de otros hospitales para que el hospital, que está a punto de entregarse, tenga todo el personal dispuesto", aseguraba Díaz Ayuso.

Ante la incredulidad de Silvia Intxaurrondo, la periodista de Telemadrid, Díaz Ayuso empezó a agobiarse: "Yo no soy la responsable de los recursos humanos de la Consejería de Sanidad. A mí no me compete cómo se van a reorganizar los turnos... A mí lo que me compete es decirle a la consejería que creemos que debe haber un hospital y la proeza de construir un hospital en solo 3 meses que va a sorprender al mundo es lo que me compete a mí". Una defensa que cerró con una polémica frase: "Son preguntas que no se le hacen a una presidenta autonómica".

Las obras, a medias

Llegó el 31 de octubre, la fecha marcada por el contato público con las empresas adjudicatarias, para entregar el hospital. La Comunidad de Madrid aseguró a bombo y platillo que el hospital estaba listo, pero las imágenes reveladas en exclusiva por ElPlural.com demostraban que nada más lejos de la realidad. Andamios en los pasillos, maquinaria pesada trabajando, elementos de construcción por el suelo... mientras el Gobierno de Ayuso señalaba que solo faltaban algunos remates para acabar.

La planta sótano del módulo 3 sufría un retraso de, al menos, dos semanas. En esta zona se situará el parking, así como algunas salas de laboratorio y controles de suministros energéticos. Además, este módulo no tenía inicialmente contemplado los gastos de mobiliario clínico como camas ni, entre otros, el solado o pavimentado. De hecho, únicamente se presupuestó el cementaje en bruto del suelo. Algo que hacía inoperativo el módulo ante la necesidad de utilización inmediata del mismo.

“Es todo un desastre”, afirmaban a este periódico trabajadores inmersos en la construcción del Hospital público de Emergencias Enfermera Isabel Zendal.

El módulo de la inauguración tendrá menos camas

La inaguración de este martes será de solo uno de los cuatro módulos que se espera que tenga el hospital. En un principio, iban a ser tres módulos, pero tras la polémica de los sobre costes, la Comunidad de Madrid sorprendió asegurando que serían en total cuatro, al sumar un “edificio de usos múltiples sanitarios, que albergará el Centro de Contingencia del SUMMA112, donde se coordinará el transporte de urgencia y emergencia de la Comunidad de Madrid; y el Centro de Coordinación de Crisis Sanitarias”.

Sin embargo, el módulo que se va a estrenar este martes viene con recortes. Será el módulo 2 y, aunque la Comunidad de Madrid había prometido 320 camas por cada módulo, el que abrirá mañana tiene 288: 240 plazas de agudos, 16 de UCI y 32 de cuidados intermedios.

Faltan médicos

Díaz Ayuso no ha conseguido el número esperado de especialistas voluntarios que querían trasladarse de su centro hospitalario habitual al nuevo Hospital Enfermera Isabel Zendal de Valdebebas. El Gobierno regional solamente contará con un 0,7% de sanitarios voluntarios del total que hay en toda la comunidad autónoma.

La propia presidenta de la Comunidad de Madrid aseguró el pasado 5 de noviembre en la Asamblea de Madrid que "muchos sanitarios están deseando" trabajar en el nuevo centro hospitalario. "Sé de buena tinta que muchos sanitarios están deseando trabajar en el nuevo hospital de pandemias. Conozco a pocos médicos que no quieran formar parte de este proyecto pionero", aseguró en el parlamento madrileño Ayuso.

El secretario general del sindicato médico AMYTS, Julián Ezquerra, ha señalado este lunes que "estamos a menos de 24 horas de la inauguración formal del Hospital Isabel Zendal pero no entrará en funcionamiento porque no hay pacientes disponibles al igual que los profesionales, solamente tenemos un listado de voluntarios", ha dicho.

Contrataciones a dedo a familiares del PP
La pasada semana se conoció que uno de los dos grandes contratos de los servicios de seguridad del hospital Isabel Zendal. habían ido a parar a la empresa familiar vinculada a una exconcejala del PP de Alcorcón. En concreto, la entidad responsable de la seguridad del complejo será Ariete Seguridad S.A, cuya responsable Silvia Cruz Martín, antigua concejala del PP en Alcorcón (llegó a ser teniente alcalde de la localidad hasta 2017, cuando dimitió) y vieja conocida del PP de Madrid.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso justificó la adjudicación a dedo la seguridad del nuevo hospital de pandemias, Isabel Zendal, defendiendo que a ella "se le queda lejos" conocer al responsable de cada empresa que contrata la Comunidad: "La Comunidad de Madrid contrata a tantas empresas que se me queda lejano saber si un amigo de un primo del hermano de un concejal es el empresario", ha deslizado en rueda de prensa. "Hay que hacer los procedimientos de forma legal y transparente. Me consta que ha sido este el caso. El hospital se abre en unos días y después del contrato de emergencia, se realizará una contratación normal", añadió Ayuso.

https://www.elplural.com/autonomias/escandalos-empanan-faraonico-hospital-pandemias-diaz-ayuso_254316102






HOSPITAL ISABEL ZENDAL: 111 VOLUNTARIOS Y 558 VACANTES SIN CUBRIR A SEIS DÍAS DE LA APERTURA
 
Este lunes terminó la inscripción voluntaria para ser parte de la plantilla del nuevo centro de emergencias y solo un 16,5% de las plazas han sido cubiertas
 
Lo anunció este martes la presidenta Isabel Díaz Ayuso: la fecha de apertura del centro de emergencias Isabel Zendal es el 1 de diciembre. A seis días de esa inauguración, faltan 543 personas para completar la plantilla. La Consejería de Sanidad cifró en 669 profesionales los necesarios para el primero de los módulos en el que se atenderán pacientes, el número 2, y dejó varias semanas para que especialistas en Medicina y Enfermería, técnicos, auxiliares y celadores se presentaran voluntarios a ocupar esas plazas. Este lunes terminó ese proceso de inscripción y el recuento final ha sido de 111.
 
La Comunidad completará esta semana la plantilla con aquellos profesionales que tienen “contrato covid”, es decir, la suma de los que han sido reclutados para reforzar el sistema sanitario durante la pandemia y los que ya formaban parte del Sistema Madrileño de Salud, un amplio porcentaje que la Consejería nunca ha cifrado y a los que, aplicando mejoras en sus condiciones laborales, incluyeron dentro de ese número de refuerzos del que informan: 11.324. Este miércoles por la mañana, la Comunidad ha ampliado esos contratos seis meses más de lo que tenían previsto, hasta el 30 de junio de 2021.
 
La Consejería no especifica a qué perfiles corresponden los 111 voluntarios ni en qué situación está ahora el proceso que tiene que seguir Recursos Humanos para conseguir los que falta
 
De esos 1.067 facultativos, 5.063 enfermeras, 3.274 técnicos en cuidados auxiliares de enfermería (TCAE) y 1.247 profesionales de distintas categorías no sanitarias, 543 serán informados esta semana de su nuevo puesto de trabajo en el centro de Valdebebas. Los requisitos para ese primer módulo que será cubierto con tres turnos son 103 facultativos —entre Medicina Interna, Intensiva, de Urgencias, Neumología, Anestesiología y Reanimación, entre otras especialidades—, 247 enfermeras de hospitalización, de cuidados intensivos, intermedios y radiodiagnóstico y 179 técnicos en cuidados auxiliares de Enfermería, ocho fisioterapeutas, seis trabajadores sociales, un profesional de prevención de riesgos laborales, 39 de radiodiagnóstico, seis de laboratorio, siete auxiliares de Farmacia y 13 de Administración y 60 celadores.
 
La Consejería no especifica a qué perfiles corresponden los 111 voluntarios ni en qué situación está ahora el proceso que tiene que seguir Recursos Humanos para conseguir los que faltan. Sí informan de que a lo largo de esta semana se analizará y se tratará con los sindicatos, con los que ya se reunieron esta mañana y a los que se ha emplazado de nuevo el próximo lunes para tratar de forma monográfica la cuestión del personal del nuevo centro.
 
El Isabel Zendal se anunció en mayo como un hospital de pandemias de casi 40.000 metros cuadrados en tres pabellones modulables que tendrían 960 camas de agudos y 48 de críticos y cuidados intermedios para tratar a pacientes de covid. Ese primer objetivo y la configuración han ido variando con los meses, también el presupuesto inicial, que era de alrededor de 50 millones de euros y ya acumula un sobrecoste por las modificaciones que supera los 100. Ya no son tres sino cuatro módulos y no será abierto al completo. La Comunidad ha informado ya de que, por el momento, estará operativo solo el pabellón número 2, en el que habrá 240 camas, 16 plazas de UCI y 32 de cuidados intermedios. Y tampoco se alude ya solo de coronavirus, sino que, en comunicado oficial, la Consejería explica que “se destinará principalmente a disminuir la presión asistencial del resto de hospitales del Servicio Madrileño de Salud, para que estos puedan ir recuperando progresivamente la actividad no COVID, tanto de lista de espera, como actividad quirúrgica y actividad de consultas”.
 
https://elpais.com/espana/madrid/2020-11-25/el-hospital-isabel-zendal-111-voluntarios-y-558-vacantes-sin-cubrir-a-seis-dias-de-la-apertura.html
 

LA APERTURA DEL ISABEL ZENDAL APAGA IFEMA Y DEJA EN 'COMA INDUCIDO' UNA INVERSIÓN SANITARIA DE MÁS DE 2,5 MILLONES
 
Tras el desmontaje del hospital en el recinto ferial, lo único que ha quedado instalado de forma permanente ha sido el sistema de canalización de gases medicinales, cuyo montaje costó 2,56 millones y que ahora quedará en desuso
 
“Todo lo que tiene que ver con la adecuación sanitaria del lugar, se ha convertido en dinero a fondo perdido”, señala la portavoz de Más Madrid, Mónica García
 
El pasado 1 de mayo, la Comunidad de Madrid respiraba algo más tranquila tras dos meses resistiendo los duros envites del coronavirus. Los contagios seguían bajando progresivamente. Y la presión asistencial era cada vez más reducida. Una imagen positiva de la situación que llevó al Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso a adelantar al Día de los Trabajadores la clausura del hospital de campaña de Ifema, prevista en principio para la primera quincena. Entre bocadillos de calamares, protestas del personal sanitario y ausencia de medidas de seguridad, el proyecto estrella del Gobierno madrileño bajó la persiana. No se vendió como un cierre definitivo. Más bien, era un “apagado” temporal hasta que volviera a ser necesaria su reactivación. Sin embargo, la construcción y la próxima puesta en marcha del Hospital Enfermera Isabel Zendal, convertido en la nueva joya de la corona de Ayuso, aventuran que el Ifema de campaña no volverá a despertarse más y que el desembolso hecho en su día para adaptar estructuralmente los pabellones al uso sanitario caerá en saco roto. Una inversión que en su momento ascendió a más de 2,5 millones de euros.
 
Ifema echó a andar en la cuarta semana de marzo, cuando las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de varios hospitales de la región ya se encontraban al doble de su capacidad con pacientes de coronavirus. Desde entonces, y hasta su cierre, se produjeron al menos 238 adjudicaciones con el recinto ferial como epicentro, según los datos que arroja el Portal de la Contratación Pública. De ellos, algo más de dos centenares eran compras de material de uso sanitario –equipos de protección individual, batas desechables, cabinas plomadas, vendas o gasas, entre otros– o mobiliario –frigoríficos, taquillas, camas, aspiradores, estanterías, perchas o relojes, entre otros–. Compras que pueden guardarse para cuando sean necesarias. De hecho, en junio se contrató a una firma para el desmontaje y almacenamiento hasta finales de año del contenido de los pabellones usados en los momentos más críticos de la pandemia. Adjudicaciones que se sumaron a las de la gestión de la restauración, la limpieza o el mantenimiento, servicios que sólo estuvieron activos durante los meses en los que funcionó.
 
Pero más allá de estos desembolsos, la utilización del centro como lugar de atención a pacientes con coronavirus también requirió de un plan de adaptación para la atención sanitaria. Y, en este sentido, la obra más importante fue la infraestructura de gases medicinales –oxígeno, aire o vacío medicinal–. El objetivo era poner en marcha un esquema que permitiese llevar estos productos a todas las camas instaladas en los pabellones –unas 1.300 en los momentos más críticos–. Para ello, fue necesario levantar en las galerías de servicio más de 20 kilómetros de tuberías. Por cada cinco metros, un registro de instalación hacia ambos lados. Además de dos tanques de almacenamiento fuera del recinto ferial. “En total, logramos completar una instalación como ésta, la más importante de España a día de hoy, en menos de siete días”, señalaba a comienzos de mayo en declaraciones a Vozpópuli Javier Godoy, director de Carburos Metálicos, una de las empresas que se hizo cargo de estos trabajos en el hospital de campaña, en los que también colaboraron efectivos del Cuerpo de Bomberos de Madrid.
 
Además de Sociedad Española de Carburos Metálicos, la otra empresa que se hizo con el encargo fue Air Liquide Healthcare España, uno de los gigantes de este sector de tan reducido tamaño en nuestro país –existen cinco grandes grupos, según la Asociación de Fabricantes de Gases Industriales y Medicinales (Afgim)–. Ambos contratos de emergencia se suscribieron el 20 y 21 de marzo. Y, en los dos casos, la duración estimada de los trabajos era de once días. El precio que pagó el Ejecutivo madrileño ascendió a 2,54 millones de euros, según figura en el Portal de la Contratación: 1,76 millones para Carburos Metálicos y 786.671 euros para Air Liquide. De hecho, las gigantescas tuberías de cobre especial en las galerías fue de lo poco que se dejó en el interior de los pabellones cuando se desmontó Ifema. La idea era conservar la instalación “por si fuera preciso abrir de nuevo”, algo que se podría hacer “en menos de 48 horas”, según explicó el director general del recinto ferial, Eduardo López Puertas, un día antes de que se bajara la persiana. De hecho, fue una opción que barajó el Ejecutivo regional a mediados de septiembre, en plena segunda ola.
 
Un proyecto arquitectónico para adaptar las instalaciones
 
En la puesta en marcha del sistema de canalización también participaron los trabajadores de Ferrovial. “La labor más importante de la semana que entraba (23-29) era diseñar e instalar las tuberías de gases medicinales y fabricar tres líneas de conductos (aire, oxígeno y vacío) con la calidad suficiente como para prestar servicio asistencial a pacientes en situación grave”, explican la compañía en su página web. En este caso, la constructora no había suscrito ningún contrato específico para estas tareas, a diferencia de las otras dos firmas. Pero sí que había conseguido una adjudicación por valor de 176.225 euros para el “servicio de montaje” del hospital de campaña. Si había que poner camas, sus trabajadores estaban allí. Y si se necesitaban manos para las tuberías, la firma también arrimaba el hombro. La adaptación de las instalaciones del recinto ferial para uso sanitario, además, necesitó de un proyecto. Un trabajo que se encargó por la vía de emergencia –como la inmensa mayoría de los contratos durante la pandemia– a Estudio Chile 15 Arquitectos, firma que cobró por su diseño 52.030 euros.
 
Diez días después del cierre de Ifema, la presidenta regional anunció que en otoño la Comunidad de Madrid tendría un nuevo centro sanitario. Era el anuncio oficial del levantamiento del Enfermera Isabel Zendal. “Tendrá 1.000 camas que estarán siempre en funcionamiento, pero que se irán destinando a las epidemias que puedan ir viniendo, del covid o de la gripe, para que no se congestionen los hospitales. Tenemos la parcela y estamos a punto de ultimarlo. No es un hospital de emergencias, porque es de mejor calidad y permanente. En este caso, va a estar durante los próximos años destinado al covid. Mientras tanto, Ifema está apagado, no desmontado, y en verano se guarda el material por si hay que volver a activarlo, pero las cañerías de oxígeno ya se quedarán para toda la vida”, dijo en una entrevista en El Mundo. Ahora, con el Isabel Zendal a punto de echar a andar, el hospital de campaña vendido como un milagro por el Ejecutivo regional ha caído en el olvido. Con el nuevo centro, la monstruosa instalación de gases medicinales quedará en desuso. Una inversión de casi tres millones que estará de forma indefinida en coma inducido.
 
“Se ha convertido en dinero a fondo perdido”
 
“Todo está siendo una improvisación constante. Los millones que se invirtieron en su momento en poner en marcha Ifema caen en saco roto en el momento en el que se anuncia un nuevo centro que, según dijeron en un primer momento, está pensado para hacer lo mismo que se hacía en Ifema. Es un dispendio más”, dice la portavoz de Unidas Podemos en la Comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid, Vanessa Lillo. En la misma línea se expresa su homólogo en el PSOE, José Manuel Freire. En conversación telefónica con infoLibre, el médico especialista en neumología enmarca la apertura del recinto ferial como hospital de emergencia dentro de una campaña “mediática” del Ejecutivo regional. “Fue un error abrirlo primero y luego cerrarlo. En una situación de pandemia, Ifema nunca va a funcionar como feria. Si dejaron parte de la estructura lista para reactivarlo, no se explica que luego empezaran a construir Valdebebas. Si se preparó para poder ser utilizado de forma temporal, no tiene sentido que ahora no vayan a usarlo. Ifema está en dique seco”, sentencia el diputado socialista en la Cámara regional.
 
Con ambos coincide también Mónica García, portavoz de Más Madrid en la Asamblea y cara visible del grupo político en todas aquellas cuestiones que tienen que ver con el ámbito sanitario. “Todo lo que tiene que ver con la adecuación sanitaria del lugar, se ha convertido en dinero a fondo perdido”, detalla la también anestesista en el Hospital 12 de Octubre. Y una de esas inversiones en las que pone el foco es, justamente, la del sistema centralizado que se encarga de llevar por tuberías hasta las tomas que se encuentran en los cabeceros de las camas los gases necesarios para la conexión, por ejemplo, de un respirador. En este sentido, recuerda que el dinero se lo llevaron firmas potentes del sector a pesar de que en los trabajos de instalación también participaron cientos de voluntarios. Algo que contaba en un vídeo de Abc uno de los bomberos que colaboró en los trabajos a finales de marzo: “Personal autónomo, personal parado, que con toda su buena fe, su buena voluntad, su forma altruista de ver las cosas, con sus herramientas, con su material, con sus cosas, han venido a ayudar a que esto esté hoy como está”.
 
Para la oposición, el Zendal, que se comenzó vendiendo exclusivamente como un centro para hacer frente a pandemias o grandes catástrofes pero que ahora se contempla también para el tratamiento de otras patologías si es necesario, es otro dispendio más de dinero público durante la pandemia. La previsión de gasto que se hizo para la construcción del nuevo centro, al que Freire rechaza tajantemente llamar “hospital” porque “no está perfectamente definido” como tal, ascendía a 51,7 millones de euros. Sin embargo, la semana pasada la Consejería de Sanidad ya reconocían la existencia de sobrecostes. Ahora, el coste previsto es de 100 millones de euros, el doble de lo calculado inicialmente. Un incremento que achacan a “mejoras” incorporadas –aumento de la superficie construida o el aumento de la altura del Centro Logístico Sanitario para su robotización, entre otros–. Ese será, de momento, sólo el precio a pagar por levantar la estructura. Un coste al que luego habrá que sumar, además, los contratos para la gestión de los servicios de seguridad, mantenimiento, limpieza, alimentación, lavandería y recogida de residuos. Licitaciones de las que aún no se sabe nada.
 
Todavía no se sabe el momento exacto en el que el Enfermera Isabel Zendal comenzará a funcionar. Por el momento, ha comenzado el procedimiento de adscripción voluntaria de personal sanitario para que eche a andar el segundo de los tres módulos de hospitalización con los que contará el centro. La Consejería de Sanidad espera encontrar 669 profesionales sanitarios en los próximos días que quieran dejar sus hospitales de origen para desplazarse al nuevo proyecto estrella de Ayuso. Si no hay voluntarios suficientes, se recurrirá al traslado forzoso de todos aquellos que fueron contratados de forma temporal como refuerzo para hacer frente a la pandemia de coronavirus. Todo lo que haga falta para que la nueva joya de la corona del Ejecutivo madrileño, que Ayuso ya ha propuesto como almacén central para una futura vacuna contra el coronavirus y que Fernando Simón ha rechazado porque las dosis “rara vez tienen largos periodos de almacenamiento”, pueda encender las luces cuanto antes. Esas que se apagaron el pasado 1 de mayo en los pabellones del Ifema y que no parece, con la construcción del Zendal, que vayan a volver a activarse para tratar a enfermos. A pesar de las importantes sumas de dinero público que se metieron en el proyecto.
 
https://www.infolibre.es/noticias/politica/2020/11/16/la_apertura_del_zendal_apaga_ifema_forma_definitiva_deja_coma_inducido_una_inversion_sanitaria_superior_millones_113223_1012.html
 
AYUSO JUSTIFICA EL CONTRATO A DEDO A LA FAMILIA DE UNA CONCEJAL DEL PP: “NO SABEMOS SI ES UN AMIGO DE UN PRIMO"
 
El Ejecutivo regional ha elegido la empresa de una exconcejala del PP en Alcorcón para que se ocupe de la seguridad del Isabel Zendal
 
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso ha justificado  la adjudicación a dedo la seguridad del nuevo hospital de pandemias, Isabel Zendal, defendiendo que a ella "se le queda lejos" conocer al responsable de cada empresa que contrata la Comunidad:
 
 "La Comunidad de Madrid contrata a tantas empresas que se me queda lejano saber si un amigo de un primo del hermano de un concejal es el empresario", ha deslizado en rueda de prensa. "Hay que hacer los procedimientos de forma legal y transparente. Me consta que ha sido este el caso. El hospital se abre en unos días y después del contrato de emergencia, se realizará una contratación normal", ha añadido.
 
La Cadena Ser ha informado este lunes uno de los dos grandes contratos de los servicios que van de la mano del Isabel Zendal. Todos ellos, según recoge la emisora, serán adjudicados a empresas privadas. 
 
En concreto, la entidad responsable de la seguridad del complejo será Ariete Seguridad S.A,  cuya responsable Silvia Cruz Martín, antigua concejala del PP en Alcorcón (llegó a ser teniente alcalde de la localidad hasta 2017, cuando dimitió) y vieja conocida del PP de Madrid.
 
Cruz entró en la empresa en 2011 de la mano del exalcalde de Alcorcón y actual consejero de Vivienda de la Comunidad, David Pérez, quien la nombró concejala de Servicios Sociales primero y teniente alcalde después, cuando repitió candidatura.
 
https://www.elplural.com/autonomias/ayuso-justifica-contrato-familia-concejal-pp-no-amigo-primo-hermano-empresario_253748102

AYUSO ADJUDICA A DEDO LA SEGURIDAD DEL ISABEL ZENDAL A LA EMPRESA DE UNA EXCONCEJALA DEL PP EN ALCORCÓN
 
Ariete Seguridad S.A. recibirá más de 800.000 euros por custodiar durante seis meses el hospital de emergencias de la Comunidad de Madrid
 
El Ejecutivo regional ha publicado ya el primero de los grandes contratos de servicios que van ligados a la puesta en marcha del nuevo hospital Isabel Zendal en Valdebebas, en la capital. Se trata del que rige la seguridad del complejo, al que seguirán otros para la limpieza, el mantenimiento o la restauración. Todos serán adjudicados a empresas privadas, según explicaron los responsables de la Consejería de Sanidad a los cinco sindicatos que se sientan en la mesa sectorial.
 
La vigilancia del hospital de emergencias la va a llevar Ariete Seguridad S.A., la empresa familiar de Silvia Cruz Martín, una vieja conocida del PP madrileño, que llegó a ser primera teniente de alcalde de Alcorcón hasta que dimitió en 2017. La sociedad recibirá a cambio un máximo de 808.198,59 euros, impuestos incluidos. El contrato, como todos los vinculados al Isabel Zendal, se ha tramitado por la vía de emergencia, sin concurso. La Consejería de Sanidad no ha pedido más presupuestos, según un portavoz del departamento. “Se ha hecho un contrato de emergencia por un periodo provisional de 6 meses con esa empresa, que ya trabaja en la red de hospitales, para poder en ese periodo sacar el concurso definitivo”, explican esas fuentes.
 
El contrato -ya en vigor, aunque el hospital todavía no se ha puesto en marcha- tiene una duración de seis meses, hasta el próximo 17 de mayo. Establece una dotación de lunes a domingo de un jefe de equipo -durante las veinticuatro horas-; seis vigilantes -también durante todo el día-; y tres agentes más entre las siete de la mañana y las siete de la tarde. Todos desarmados. La empresa facturará a la Consejería de Sanidad en función del servicio efectivamente prestado a un precio único de 17,99 euros por hora de trabajo.
 
Silvia Cruz es actualmente la administradora única de la compañía, en la que ya trabajó antes de su paso por la política. Entró en la administración local en 2011, de la mano del popular David Pérez, actual consejero de Vivienda de la Comunidad de Madrid. Ese año Pérez ganó las elecciones en Alcorcón y se convirtió en alcalde de la localidad. A Cruz le asignó las funciones de concejala de Servicios Sociales. Ambos repitieron la hazaña cuatro años después y ella se convirtió en la ‘número dosʼ de Pérez en el equipo de gobierno municipal, pero la ahora directiva no llegó a completar el mandato. Renunció en el verano de 2017 por “motivos personales” que algunas fuentes vincularon directamente con la empresa familiar, Ariete Seguridad.
 
Según la documentación a la que ha tenido acceso la Cadena SER, las cosas no iban bien en el negocio. Cruz se inscribió como administradora única de la sociedad en el Registro Mercantil apenas dos meses después de dejar su cargo público, el 27 de septiembre de 2017. En ese ejercicio, en el que Cruz apenas ejerció un trimestre, el beneficio neto de Ariete Seguridad se desplomó hasta 352.395 euros, un 60% menos que en 2016. El año siguiente -2018- fue incluso peor y la empresa entró en pérdidas, con unos números rojos de 450.698 euros. La recuperación no llegó hasta 2019, cuando el resultado volvió a ser positivo -de 191.419 euros-. Y eso que la cifra de negocio de la empresa -muy dependiente de adjudicaciones de organismos públicos- no ha parado de crecer en los tres últimos ejercicios. Desde que Cruz volvió a tomar las riendas ha aumentado un 27%, hasta los 20,2 millones de euros que alcanzó el año pasado. La Cadena SER ha tratado de ponerse en contacto con ella sin éxito.
 
https://cadenaser.com/emisora/2020/11/23/radio_madrid/1606118404_803178.html
 
LOS EXPERTOS DESMONTAN EL "MILAGRO DE AYUSO": CINCO CLAVES
 
Las pruebas de antígenos podrían producir falsos negativos y provocar una bajada de la incidencia acumulada
 
La Comunidad de Madrid continúa rebajando su incidencia en lo que para muchos se ha convertido en "el milagro de Madrid", tal y como aseguran en la prensa alemana.
 
Tal y como aseguró el periodista de la Cadena SER, Iñaki Gabilondo, aunque las dudosas políticas que la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, había aplicado se vio obligado a reconocer que las medidas están siendo efectivas. "Aún hoy cuesta creerlo, pero nobleza obliga", señaló.
 
Pero ante los sorprendentes datos que ha registrado la Comunidad de Madrid en las últimas semanas y la llamativa variación en la incidencia, hace dudar algunas de las herramientas tomadas en cuenta por el Ejecutivo regional.
 
Según recoge la Cadena SER, hay varias claves que pueden desvelar si los datos que el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso siguen las pautas necesarias para considerarlos como reales. El medio radiofónico comienza señalando a las pruebas de antígenos, un test que, por su rapidez, pueden provocar falsos negativos. Algo que mejoraría la incidencia acumulada, aunque los positivos sean mayores.
 
Los dirigentes de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE) aseguran que "es importante el tipo de prueba como el momento en que se realiza". "La no realización de pruebas diagnósticas a contactos estrechos o su realización a personas sin síntomas podría favorecer una disminución de la incidencia acumulada", añaden.
 
El cambio en la incidencia de la Comunidad de Madrid coincide con el aumento de pruebas de antígenos y la posible reducción de pruebas PCR. El Ministerio de Sanidad reveló el 23 de octubre que la región llevaba 93.501 test de antígenos, siendo la que más pruebas había hecho en toda España.
 
Según el informe, la positividad cayó en 3,5 puntos en solamente siete días, hasta alcanzar el 12,1% de positividad. Algo que podría haberse visto perjudicado por las pruebas de antígenos.
 
"Hacer pruebas por hacer no supone mejora alguna de la epidemia, pero puede dar lugar a la apariencia e indicadores de que sí estás actuando", explica a la Cadena SER, Javier del Águila, médico del Hospital Universitario de Móstoles.
 
Hospitalizaciones por Covid-19
 
El Gobierno de Ayuso anunció en la última semana de octubre el porcentaje más bajo de ocupación hospitalaria desde el mes de agosto, un 15% de ocupación.
 
Una cifra que genera dudas en relación con el número de positivos registrados en la región. La Consejería de Sanidad informó de que el pico de nuevos casos que necesitaron hospitalización se alcanzó el 30 de octubre, con 571 pacientes de Covid.
 
Lo llamativo está en el número de nuevos ingresos registrados, tal indicador suele ser mezclado con el porcentaje de ocupación hospitalaria. La Comunidad de Madrid ha asegurado que el pico de ocupación hospitalaria en la segunda ola de la pandemia fue el pasado 24 de septiembre, con un 26,14%, cinco días antes de que Madrid registrara el pico de contagios.
 
Si se compara con los datos de UCI, los datos ofrecen tendencias distintas. Las cifras de ingresos en las unidades de cuidados intensivos de Madrid detallan que el pico de ocupación se produjo el 2 de octubre, con 513 pacientes. A pesar de la bajada de casos y de hospitalizaciones de las últimas semanas, la región sigue teniendo 397 pacientes en UCI, con un 31,81% de ocupación.
 
Menos fallecidos en la segunda ola
 
La Comunidad de Madrid ha registrado un menor número de fallecimientos con respecto a la primera ola de la pandemia del coronavirus. En otoño se ha informado de seis veces menos fallecidos que en la primera parte de la pandemia.
 
Otro de los datos que son contradictorios es que el mayor número de muertos causados por el coronavirus en Madrid en la segunda ola se produjo a la par que el pico de contagios de esta. La última semana de septiembre se registraron 176 fallecidos, cuando lo normal es que semanas después del pico de contagios se incrementen los fallecidos. Un caso similar al de los ingresos hospitalarios.
 
Las dudas ocasionadas por las cifras que aporta el Gobierno de la Comunidad de Madrid podrían indicar que los contagios en la región a finales de agosto habrían sido mayores a los informados por el Ejecutivo regional.
 
"La meseta de las UCI en octubre nos dice que en septiembre hubo contagios poco controlados porque en la primera ola no vimos esa meseta. Después del confinamiento, la ocupación en UCI cayó de forma más pronunciada", asegura Javier del Águila a la Cadena SER.
 
Los expertos de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE) explican que "quizá existan pocos datos sobre dónde se están produciendo realmente los contagios y podría ser interesante realizar un rastreo exhaustivo de una muestra de casos para poder conocer mejor el alcance de la transmisión domiciliaria, laboral, escolar, social". "Tampoco existe información clara sobre el cumplimiento de las medidas", añaden.

https://www.elplural.com/sociedad/expertos-desmontan-milagro-ayuso-claves_253469102

AYUSO OFRECE EL HOSPITAL ISABEL ZENDAL COMO ALMACÉN PARA LAS VACUNAS DE COVID-19

Considera que las condiciones de la infraestructura son las "óptimas" y valora la localización del centro

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha ofrecido el nuevo Hospital Enfermera Isabel Zendal como almacén principal de la vacuna que venga a España.

Así lo ha anunciado durante el pleno celebrado este jueves en la Asamblea de Madrid, donde ha especificado que las condiciones de la infraestructura, que aún no está terminada, son las “óptimas” para albergar la dosis y combatir la pandemia.

Una de las razones que ha esgrimido la líder regional es su localización, pues se encuentra a pocos minutos del aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas, por donde podrían llegar las vacunas y, desde allí, repartirlas hacia el resto de hospitales.

Un hospital con sobrecoste y sin acabar
“Entregado”. Ese es el estado actual del nuevo hospital ordenado por Isabel Díaz Ayuso. La infraestructura debería haber estado terminada desde el pasado 31 de octubre, según los plazos que se fijó la Comunidad de Madrid. Sin embargo, las fotografías publicadas en exclusiva por este periódico revelan que faltan algo más que un par de remates su conclusión.

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, aseguró que “el sábado entregaron la obra. Ahora queda la fase de adaptarlo y ponerlo en marcha”. La entrega no es sino un mero trámite administrativo en el que la Administración Pública, en este caso la Comunidad de Madrid, da fe de que la obra se ha entregado en tiempo y forma.

Trabajadores consultados por ElPlural.com se muestran sorprendidos de que la obra se haya entregado dado el retraso y las condiciones actuales: "¿Entregado? Esto no se parece ahora mismo a un hospital. Le quedan por delante semanas de trabajo”. Las imágenes desveladas en exclusiva por este periódico confirman este extremo.

Según ha podido constatar ElPlural.com, el hospital costará un 200% más de lo presupuestado, pues se habían decretado 52 millones y finalmente el coste ha ascendido a casi 100. El elevadísimo sobrecoste se habría generado a raíz de la necesidad de incrementar el alcance del proyecto y la extensión de la climatización al conjunto del hospital. También se han tenido que adaptar necesidades de obra que inicialmente no se ajustaban a la realidad (volúmenes de tuberías, red eléctrica, saneamiento, etc.) y que, además, tenían estimado un coste muy por debajo del precio real de mercado.

https://www.elplural.com/politica/ayuso-ofrece-hospital-isabel-zendal-almacen-vacunas-covid-19_252882102

SANITARIOS DE HOSPITALES PÚBLICOS PROTESTAN CONTRA EL TRASLADO DE PERSONAL AL ISABEL ZENDAL

La Comunidad ha abierto el plazo para que el personal solicite su traslado temporal voluntario

El plazo para reclutar a sanitarios que trabajan en hospitales públicos y quieran moverse temporalmente al hospital de emergencias Enfermera Isabel Zendal, de próxima inauguración, ha comenzado este jueves hasta el día 22. La Comunidad de Madrid tendrá en breve un nuevo hospital pero no habrá nuevas contrataciones de sanitarios para un complejo de 40.000 metros cuadrados con 960 camas de agudos y 48 de UCI previstas, sino que los trabajadores llegarán de otros centros. Sanitarios críticos con esta gestión de personal han salido a mediodía a las puertas de los hospitales públicos para protestar contra el traslado de efectivos, convocados por el Movimiento Asambleario de Trabajadores de Sanidad (MATS).

Más de 70 trabajadores -sanitarios y de otras áreas del hospital- gritaban “Sanidad pública, no se vende, se defiende” pasado el mediodía en el 12 de Octubre. En el peor año laboral que recuerdan, sienten indignación, rabia, impotencia, agotamiento, enumeraban algunos de los participantes en la protesta. “¿En qué condiciones se abre? El hospital no es solo ladrillo sino el personal”, señalaba Andrés, un enfermo que pidió no ser identificado con su apellido. También quiso llamar la atención sobre la precariedad en su sector, con compañeros “mileuristas”. Y, además, está el problema de la temporalidad -uno de cada dos médicos en Madrid tienen contratos temporales- y la sobrecarga de trabajo.

“Estamos en contra de la apertura porque los hospitales de Madrid están infrautilizados. Se pueden abrir camas en todos los hospitales, y gastarse una millonada en una construcción no tiene sentido”, resumía Pilar Gómez, portavoz del MATS. En el manifiesto de la protesta, esta plataforma tilda la construcción del nuevo hospital de “ladrillazo, un malgasto de dinero público que solo beneficia a ciertas empresas constructoras y a la presidenta, que pretende vendernos nuevas inauguraciones y proyectos faraónicos cuando los hospitales y centros ya existentes están plagados de goteras, fallos por recortes en mantenimiento, plantas y torres enteras cerradas”. Gómez citó, por ejemplo, el caso de la UCI con 16 camas que la Comunidad ha reconocido que mantiene cerrada en el Infanta Sofía, hospital en San Sebastián de los Reyes.

Alma Blanco, enfermera con contrato covid (temporal vinculado a la evolución de la pandemia, de momento hasta el 31 de diciembre) considera que le han “tomado el pelo” y tratado como “mercancía”: “Todo lo han hecho para hacer la foto y que bien que han contratado a muchos, pero hay que ver los tipos de contrato que tenemos. Yo trabajo en la UCI y no puedo desconcentrarme porque puedo matar a alguien, pero con contratos así no nos ayudan”. Y añadió que un trasvase de sanitarios de unos centros a otros -más camas y los mismos empleados- no debería ser la solución: “Solo se hacen operaciones esenciales y tenemos muchos módulos en hospitales vacíos que se podrían usar si hubiera más personal. Hemos tenido que decidir que pacientes intubamos, cuando lo podríamos haber evitado si se hubiera gastado el dinero en reforzar la Atención Primaria y Hospitalaria”

La Consejería de Sanidad pretende que el Isabel Zendal aglutine casos de covid para que el resto de centros puedan continuar con la atención al resto de pacientes con otras patologías. Carlos Román, fisioterapeuta del 12 de octubre, no entiende esa organización con el mismo personal: “Quitar personal de aquí para trasladarlo a otro lugar no tiene sentido porque la carencia va a seguir. Vamos a estar más descargados aquí, pero con un menor personal, por lo tanto que me diga quién va a hacer las operaciones. Además aquí seguirá habiendo casos de covid".

La plantilla del conocido como hospital de pandemias de Madrid la formarán profesionales voluntarios de los centros públicos de la Comunidad y, sin voluntariedad, aquellos que tienen un contrato de refuerzo por la pandemia, que se incorporarán “en el momento en el que las unidades se activen”.

Algunos pacientes que al a hora de la protesta tenían cita en el hospital han aprovechado para apoyar a los sanitarios, como Elena Villalobos, que acompañaba a su padre a revisión. Se paró a aplaudirles antes de entrar: “La sanidad pública se está desmantelando poco a poco y ahora es cuando lo notamos. Llamas al ambulatorio y no te contestan porque no dan abasto”. Su padre le pregunta cómo se pone la etiqueta que le han repartido donde se lee:" Sanidad 100x100 pública y universal".

https://elpais.com/espana/madrid/2020-11-12/sanitarios-de-hospitales-publicos-protestan-contra-el-traslado-de-personal-al-isabel-zendal.html


EL HOSPITAL DE PANDEMIAS ECHARÁ A ANDAR CON CASI 700 PROFESIONALES SANITARIOS ARREBATADOS A OTROS CENTROS

En concreto, el segundo pabellón comenzará a funcionar con 669 trabajadores, de los cuales 103 serán facultativos, 247 enfermeras y 60 celadores

El proceso para la adscripción voluntaria de estos trabajadores se iniciará este mismo jueves en los hospitales y, en caso de no cubrirse todos los puestos, se recurrirá a los traslados forzosos

El Hospital Enfermera Isabel Zendal, convertido en la nueva joya de la corona de la gestión del coronavirus del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, echará a andar con casi siete centenares de profesionales sanitarios procedentes de otros centros de la región. Sindicatos y Consejería de Sanidad volvieron a reunirse este miércoles en un encuentro monográfico sobre el hospital de pandemias que el Ejecutivo regional está levantando en Valdebebas, el tercero en las dos últimas semanas. Sobre la mesa, una prioridad: conocer de una vez por todas la plantilla necesaria y las categorías profesionales que la integrarían. En este sentido, el departamento dirigido por Enrique Ruiz-Escudero no ha dado cifras totales. Pero sí ha ofrecido el dato del número de profesionales con los que echará a andar el primer pabellón. Serán 699. Una primera partida de personal sanitario que se detraerá de otros centros de la región. Primero, por adscripción voluntaria. Y si no logra cubrirse, se recurrirá al traslado forzoso de aquellos contratados para hacer frente a la pandemia de coronavirus.

Desde que comenzaron las negociaciones, dos fueron las incógnitas a despejar. En primer lugar, el procedimiento que se seguiría para dotar al centro de los trabajadores necesarios para su funcionamiento si se quería hacer sin tener que recurrir a nuevas contrataciones. Y, en segundo término, el número de profesionales que serían necesarios para que el nuevo centro en la región echara a andar. En este sentido, algunos expertos calculaban que para un hospital de estas características, que contará con un millar de camas, serían necesarios, al menos, 3.000 profesionales. De momento, el Ejecutivo regional no tiene todavía una estimación total. Pero sí que ha calculado el número necesario para la apertura del segundo de los tres pabellones de hospitalización con los que contará el nuevo centro –el cuarto de los pabellones se dedicará en exclusiva al almacenamiento y la logística y allí tendrá su almacén el Servicio Madrileño de Salud–.

En concreto, comenzará a funcionar con 669 profesionales, según los datos trasladados por la Consejería de Sanidad a los colectivos. Serán necesarios 103 facultativos, 247 enfermeras, 8 fisioterapeutas, 6 trabajadores sociales, 1 técnico de prevención de riesgos laborales, 39 técnicos de radiodiagnístico, 6 técnicos de laboratorio, 179 auxiliares de enfermería, 7 auxiliares de farmacia, 60 celadores, 8 auxiliares administrativos de admisión y atención al paciente y 5 auxiliares administrativos de atención al trabajador y gestión. En relación con las enfermeras, la ratio será de 1 por cada 10 pacientes en hospitalización convencional, 1 para cada 3 en cuidados intermedios y 1 para cada 2 en UCI. Desde UGT ven ajustadas las dos últimas ratios. No así, sin embargo, la primera. "Siempre hemos optado por ajustarlas a los estándares de otros países europeos. Apostamos por una enfermera por cada ocho pacientes", explica a este diario Julián Ordoñez, secretario de Sanidad en UGT Madrid.

El procedimiento para la dotación del personal en este segundo pabellón, que contará con 240 camas de hospitalización, 32 de cuidados intermedios y 16 puestos UCI, arrancará este mismo jueves con la publicación de la resolución de convocatoria y el envío de las instrucciones a las gerencias de los hospitales de la red pública. Será entonces cuando se abra un plazo de diez días naturales para la presentación de las solicitudes de traslado voluntario. En el caso de que no se cubran todos los puestos, dará comienzo el proceso de adscripción directa. Es decir, el traslado forzoso de entre aquellos profesionales que el Ejecutivo regional contrató de forma temporal como refuerzo para hacer frente a la crisis sanitaria. De momento, no se ha especificado la duración de estos traslados. Es más, la única referencia que figuraba en el documento que se presentó hace una semana a los sindicatos fijaba que se prolongaría "el tiempo necesario para atender las necesidades asistenciales por coronavirus".

A los sindicatos no les gusta nada que se mantenga la opción del traslado forzoso de profesionales. Y defienden con firmeza la necesidad de reforzar las plantillas de los centros de origen a medida que se vayan derivando profesionales al Isabel Zendal para evitar una sobrecarga de trabajo en dichos hospitales. "Seguimos insistiendo en que hay que contratar al personal que sea necesario. Hoy, la directora general de recursos humanos ya ha dejado caer que se valorará con los centros la posibilidad de llevar a cabo sustituciones de personal si es necesario", explica en conversación con este diario Mariano Martín-Maestro, secretario de Acción Sindical de Sanidad de CCOO Madrid.

El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso todavía no ha trasladado a los sindicatos cuándo comenzará a funcionar el segundo módulo. "Y eso que lo hemos preguntado varias veces", señala Martín-Maestro. Teniendo en cuenta que el proceso para la presentación de solicitudes se prolongará diez días naturales, calculan que podría arrancar, como poco, a finales de noviembre. El Ejecutivo madrileño calculó, en un primer momento, que el centro podría ser inaugurado a finales de octubre. Luego, a la vista de que el plazo cumplió sin que el hospital de pandemias estuviera totalmente finalizado, pusieron sobre la mesa mediados de este mismo mes. En concreto, en una entrevista en esRadio, el consejero de Sanidad habló de la segunda o tercera semana de noviembre. "Estamos a pocas semanas de poder inaugurarlo oficialmente", dijo este miércoles el vicepresidente del Ejecutivo madrileño, Ignacio Aguado.

De momento, todavía quedan algunos flecos por resolver. Con la estructura levantada, los cálculos de los primeros profesionales hechos y el procedimiento para su derivación de otros centros diseñado, los sindicatos también han preguntado a la Consejería de Sanidad en la reunión de la Mesa Sectorial qué pasaría con el resto de servicios con los que cuentan habitualmente estos centros. "La dotación será por concurso público para los servicios de seguridad, mantenimiento, limpieza, alimentación, lavandería y recogida de residuos", explican desde UGT. Por el momento, los sindicatos desconocen qué empresas serán las beneficiarias de esas licitaciones. De hecho, ni siquiera saben si ya se ha producido alguna adjudicación en este sentido, algo que por el momento no se refleja en el Portal de Contratación. "Veremos cómo se conceden. Imagino que se hará por la vía de urgencia, sin publicidad, y será adjudicado a los amigos de siempre", apunta Martín-Maestro.

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2020/11/11/el_hospital_pandemias_echara_andar_con_casi_700_sanitarios_detraidos_otros_centros_113094_1012.html


AYUSO: "SÉ DE BUENA TINTA QUE MUCHOS SANITARIOS ESTÁN DESEANDO TRABAJAR EN EL HOSPITAL DE PANDEMIAS”

"Mientras que otras formaciones solo duplicaron las aceras de la Gran Vía, nosotros creamos un hospital que maravilló al mundo", ha señalado

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha asegurado durante su intervención en la Asamblea de Madrid que "es una mala noticia para izquierda que este Gobierno haya construido un hospital récord al lado del aeropuerto".

Isabel Díaz Ayuso ha querido justificar a la diputada de Podemos, Isa Serra, que sabe "de buena fibra que muchos sanitarios están deseando trabajar en el nuevo hospital de pandemias”. "Conozco a pocos médicos que no quieran formar parte de este proyecto pionero", ha señalado.

"Cuantas más camas y hospitales más elevan ustedes el tono y el insulto. (...) Nosotros hemos levantado un hospital en tres meses en mitad de una pandemia que está asolando a Europa y con él descongestionaremos los demás hospitales y permitirá que Madrid seguirá trabajando sin cerrarse, que es lo que ustedes desearían para arruinarnos", ha lanzado.

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha expuesto que "mientras que otras formaciones solo duplicaron las aceras de la Gran Vía, nosotros creamos un hospital que maravilló al mundo".

El confinamiento total "sería un gran fracaso"

Ayuso ha insistido este jueves en que el confinamiento total sería "un gran fracaso" y continúa apostando por medidas "quirúrgicas o sensatas".

Así lo ha indicado la dirigente madrileña razonando que es partidaria de "limitar lo imprescindible" y ha remarcado que la Consejería de Sanidad está trabajando sobre un plan, "que está funcionando por mucho que irrite a los miembros de las bancadas de enfrente". En este punto, ha recordado que apuestan por restringir la movilidad solo lo imprescindible o reducir las horas de actividad.

"No se trata de cerrar un día sí o un día no. Se trata de intentar impedir que haya más movimientos de los imprescindibles como pueden ser en los puentes", ha trasladado la jefa del Ejecutivo autonómico.

Para Ayuso, estas medidas, "que van por el buen camino", están dejando a la autonomía en indicadores en incidencia acumulada de 359, con datos de ayer, e incluso un estudio de la Universidad Carlos III la sitúa en torno a los 300. Según la presidenta, van "en la muy buena dirección".

https://www.elplural.com/politica/ayuso-sanitarios-deseando-hospital-pandemias_252363102


DÍAZ AYUSO NO ACLARA CUÁNTOS SANITARIOS TENDRÁ EL HOSPITAL DE PANDEMIAS PERO ASEGURA QUE TODOS QUERRÁN IR ALLÍ

La presidenta madrileña, a la oposición: "La curva de casos es el reflejo de su boca mustia"

La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha destacado o este jueves que la curva de contagios de la Comunidad de Madrid continúa bajando en la región y la ha comparado con la "boca mustia" de la líder regional de Más Madrid, Mónica García, que "se va amargando día a día" a medida que el Gobierno regional consigue sus fines.

En el pleno de la Asamblea, Ayuso ha respondido así a la parlamentaria de Más Madrid Mónica García, quien ha tildado a la presidenta regional de "chamán" por "vender" el hospital de emergencias Isabel Zendal como "una receta milagrosa" para vencer a la COVID-19, cuando es "el último pelotazo" del PP en forma de hospital". "Lo van a pasar francamente mal según vayan viniendo los primeros voluntarios", ha dicho Ayuso en el hemiciclo de Vallecas, y ha reprochado a García que solo "dispare insultos, ataques e infundios".

"La curva es exactamente el reflejo de su boca mustia, así está la curva en la Comunidad de Madrid, consiguiendo bajar", ha continuado Ayuso, que ha reconocido que su gestión no está siendo "perfecta" La presidenta ha cuestionado a la portavoz adjunta de Más Madrid "quién está haciéndolo bien", cuando ahora en otras comunidades las cosas "van mal", pero es "culpa del virus", a diferencia que cuando ocurre en la región, que se la responsabiliza por sus "políticas sectarias".

Ayuso se ha mostrado convencida de que muchos profesionales sanitarios con "más vocación y entrega" que la portavoz de Más Madrid, anestesista de profesión, "están deseando" trabajar en el hospital Isabel Zendal, que "descongestionará" los demás centros y permitirá a Madrid "trabajar sin cerrarse". "Eso es lo que quieren, arruinarnos", ha espetado Ayuso a García.
La izquierda quiere confinar y cerrar todo

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha sostenido además que la izquierda en la región quiere "generar alarmas y confusión" para que los ciudadanos "no vayan a los hospitales". Para Ayuso, quieren que se sienta "miedo y caos" para ver si pueden confinar y cerrar todo, que es como a ellos "les gustaría gestionar todo esto".

En el Pleno de la Asamblea de Madrid, en respuesta a una pregunta del portavoz del PSOE, Ángel Gabilondo, sobre la contratación del personal sanitario, la dirigente madrileña ha criticado que nunca vayan a reconocer que se ha podido construir un hospital en plena pandemia en la región.

La jefa del Ejecutivo autonómico ha criticado que estén lanzando campañas para desprestigiar el Hospital Isabel Zendal, "como hicieron con Ifema", con el material sanitario que trajeron de China o con "los hoteles medicalizados".

https://cadenaser.com/emisora/2020/11/05/radio_madrid/1604573785_414026.html


EL HOSPITAL DE CAMPAÑA DE AYUSO: 50 MILLONES DE SOBRECOSTES Y SOLO 48 CAMAS UCI NUEVAS

La Comunidad de Madrid tiene un 35% de camas ocupadas y es una de las regiones con el porcentaje más alto

“En torno a 100 millones de euros”. Este es el coste que ha tenido que pagar la Comunidad de Madrid para la puesta en marcha del nuevo Hospital público de Emergencias Enfermera Isabel Zendal. Un centro que en un principio iba a suponer una inversión de 50 millones de euros.

Una información que ElPlural.com publicó en exclusiva el pasado viernes 30 de octubre, y que seis días después el propio gobierno madrileño que lidera la popular Isabel Díaz Ayuso confirmó. 50 millones de sobrecostes que el ejecutivo regional ha justificado aludiendo a las “mejoras” que han tenido que incorporar sobre la idea principal. “Se han introducido muchas mejoras sobre lo que inicialmente se ideó”, señalaban este jueves fuentes de la Consejería de Sandiad a Europa Press, haciendo especial hincapié en el aumento de la superficie construida de los 56.000 metros cuadrados en el anteproyecto hasta los 80.000 finales.

Según ha podido constatar este periódico, el elevadísimo sobrecoste se habría generado a raíz de la necesidad de incrementar el alcance del proyecto y la extensión de la climatización al conjunto del hospital. También se han tenido que adaptar necesidades de obra que inicialmente no se ajustaban a la realidad (volúmenes de tuberías, red eléctrica, saneamiento, etc.) y que además tenían estimado un coste muy por debajo del precio real de mercado.

50 millones de sobrecostes y solo 48 camas UCI nuevas
Sin embargo, pese a que el coste final del hospital de campaña de Ayuso ha duplicado la inversión prevista, solamente cuenta con 48 nuevas camas de unidades de cuidados intensivos. “El nuevo centro contará con 1.000 camas de hospitalización y 48 de UCI y comenzará a recibir pacientes de coronavirus en las próximas semanas”, informaba la propia Comunidad de Madrid en una nota de prensa.

Cabe recordar que a comienzos de julio, la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidas Coronarias (SEMICYUC) llevó a cabo un estudio que arrojaba que Madrid necesitaría entre 621 y 1.854 camas de UCI para superar un nuevo pico de coronavirus. En dicho informe, la entidad señalaba que en esta crisis sanitaria la región afrontó su inicio con un total de 653 camas UCI y que, a tenor de la evolución de la pandemia, el déficit de camas llegó a ser de 876, teniendo en cuenta que el pico máximo de ingresos fue de 1.528 (registrado el 2 de abril).

No obstante, en la actualidad la Comunidad de Madrid solamente con menos de 1.300 camas UCI disponibles, de las que 455 se encuentran ocupadas por pacientes con coronavirus (35% del total), según el último informe epidemiológico de la región, con fecha de este viernes 6 de noviembre.

https://www.elplural.com/politica/espana/coronavirus-madrid-hospital-campana-ayuso-50-millones-sobrecostes-48-camas-uci_252499102

ANTONIO ZAPATERO EXCUSA EL SOBRECOSTE DEL NUEVO HOSPITAL CON "MEJORAS NOTABLES EN SU TAMAÑO"

El viceconsejero de Salud Pública ha explicado que también se han llevado a cabo "mejoras tecnológicas"

Antonio Zapatero ha reconocido públicamente el sobrecoste del Hospital de Emergencias Valdebebas-Isabel Zendal durante la rueda de prensa que ha ofrecido desde la Consejería de Sanidad para dar a conocer las nuevas zonas básicas de salud que sufrirían restricciones a partir del próximo 9 de noviembre.

El viceconsejero de Salud Pública ha sido preguntado por el sobrecoste del nuevo centro hospitalario que la Consejería de Sanidad de la Comunidad reconoció ayer, tras la exclusiva que ElPlural.com publicó hace una semana, el viernes 30 de octubre respecto al sobrecoste que el nuevo hospital público acumulaba.

Antonio Zapatero ha reconocido ante los medios que el sobrecoste es un hecho. "Me consta que se han producido mejoras notables del tamaño del hospital, se han aumentado los metros cuadrados de 50.000 a 80.000, y se han producido otras mejorías tecnológicas del edificio que podrá suponer un sobrecoste de la obra, pero no tengo la cifra", ha asegurado.

Tal y como aseguró ElPlural.com ayer, el coste total del Hospital público de Emergencias Enfermera Isabel Zendal tampoco se conocerá de forma oficial hasta que se convalide el gasto en el Consejo de Gobierno.

El hospital sigue generando críticas al Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, no solo por el sobrecoste, sino también por los problemas que generaran a la hora de conseguir sanitarios para el nuevo centro hospitalario. Ante la falta de contratación, la Consejería de Sanidad utilizará sanitarios de otros centros sanitarios.

El director general de Infraestructuras Sanitarias de la Comunidad de Madrid, Alejo Miranda de Larra, ha sido uno de los principales defensores de la construcción del Hospital de Emergencias Valdebebas-Isabel Zendal a pesar de que no se contratará a médicos, enfermeros ni celadores propios para operar en el centro. Una situación que genera dudas sobre la estabilidad del futuro hospital de pandemias.

https://www.elplural.com/sociedad/antonio-zapatero-excusado-sobrecoste-hospital-mejoras-notables-tamano_252462102

HOSPITAL DE EMERGENCIAS DE MADRID: LA OPOSICIÓN DENUNCIA LAS "OBRAS TEMERARIAS" DEL HOSPITAL DE AYUSO: "LAS PRISAS ENCAJAN MAL CON LA SEGURIDAD LABORAL"

Los diferentes grupos políticos de la Asamblea de Madrid se reunieron este jueves por la tarde para una misión que a la postre resultó imposible: dilucidar si las obras del hospital de emergencias Isabel Zendal, el proyecto que vende con fruición la presidenta Isabel Díaz Ayuso, cumple las normas en materia laboral y de seguridad y salud en el trabajo tras la muerte en el tajo de dos trabajadores, uno de ellos por infarto. Tal como adelantó Público ayer, trabajadores y sindicatos denuncian las deplorables condiciones de trabajo y la "absoluta opacidad y falta de transparencia" en la construcción del centro sanitario.

Más Madrid forzó la comparecencia del consejero de Economía, Empleo y Competitividad de la Comunidad de Madrid, Manuel Giménez, de Ciudadanos (Cs) para que explicara qué está pasando. El guion se cumplió al milímetro: PP y Cs afirmaron categóricamente que las normas de seguridad laboral se han cumplido escrupulosamente durante las obras, aún inconclusas, mientras que para PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos la construcción del hospital de emergencias es "un despropósito" que acumula varios incumplimientos en materia laboral porque se ha querido terminar el centro en "un plazo temerario" sin tener en cuenta la seguridad de los trabajadores.

Vox jugó una liga aparte porque en realidad quería hablar de su libro: se alegró por la construcción del hospital, pero advirtió al Gobierno de Isabel Díaz Ayuso que iba a estar vigilante sobre su buen funcionamiento; luego cargó contra Pedro Sánchez, el presidente del Gobierno central, por cargarse la unidad de España y de seguridad laboral ya si eso, hablamos otro día.

Giménez, el consejero de Cs, escurrió el bulto, básicamente. En su primera intervención se limitó a decir que la construcción del hospital de emergencias es "singular" pero que siempre ha cumplido con todas las inspecciones y requisitos en materia de seguridad laboral, así como todos los pasos preceptivos y las normas respecto a lo que es una construcción de esa magnitud y nivel.

El consejero añadió que fruto de la labor inspectora del Instituto Regional de seguridad y Salud en el Trabajo y de la propia Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Madrid se detectaron "15 incidencias" en la obra que fueron solventadas lo más pronto posible. Todo está en orden, fue su mensaje.

La izquierda madrileña esgrimió argumentos absolutamente opuestos. Sol Sánchez, de Unidas Podemos, afirmó que los responsables del Gobierno madrileño se pasaron por "el arco del triunfo" las medidas de seguridad laboral. "Se están produciendo graves incumplimientos en la ley de prevenciones laborales", dijo Sánchez, quien lamentó la muerte de los trabajadores y afirmó que ninguna obra ni ningún proyecto merecen perder la vida de un trabajador. Sánchez añadió que el plazo para terminar la obra del hospital era "temerario" y que faltaban "protecciones colectivas e individuales para los trabajadores".

La más incisiva en su crítica fue Mónica García. La diputada de Más País desgranó un rosario de incumplimientos en materia de seguridad laboral: desde el infernal ritmo de trabajo hasta los sobrecostes de la obra –costará 100 millones de euros, el doble de lo inicialmente previsto– o el incumplimiento del convenio de la construcción, con trabajadores sin librar durante un mes entero.

El consejero de Economía y Empleo informó de que se detectaron "15 incidencias" en la obra que fueron solventadas lo más pronto posible

El PSOE puso el acento en el "plazo temerario" de la obra. "Las prisas del hospital encajan mal mal con la seguridad laboral. Ha habido despropósitos varios en unas obras que el propio Gobierno de la Comunidad de Madris van seis veces más rápidos que una normal", apuntó la portavoz socialista.

La respuesta del PP, en boca de la catalana Alicia Sánchez Camacho, fue también la previsible: "Estamos orgullosos del hospital". Por supuesto, Sánchez Camacho negó cualquier irregularidad y dedicó la mayor parte de su intervención a atacar a las portavoces de la oposición, a las que reprochó "su populismo" y acusó de no buscar otra cosa que el desgaste del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, ahora que la incidencia de la pandemia en Madrid ha descendido.

El mensaje de Cs fue incluso más maniqueo y sirve para resumir la insalvable distancia entre unos y otros: "Nosotros construimos, ustedes destruyen", dijo la portavoz naranja a los partidos de la izquierda. Y así, entre reproches, acabó un debate en el que nadie convenció a nadie.

https://www.publico.es/politica/oposicion-denuncia-obras-temerarias-del-hospital-ayuso-prisas-encajan-mal-seguridad-laboral.html

HOSPITAL DE EMERGENCIAS DE MADRID: MADRID RECONOCE QUE EL HOSPITAL ISABEL ZENDAL ACUMULA UN SOBRECOSTE DEL DOBLE DE LO PRESUPUESTADO

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha reconocido un sobrecoste de 50 millones de euros en la construcción del Hospital Enfermera Isabel Zendal. El Gobierno regional ha situado este miércoles el coste total de la instalación "en torno a 100 millones de euros", una cifra que duplicaría la inversión inicialmente prevista y que desde el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso justifican por las mejoras incorporadas.

"Se han introducido muchas mejoras sobre lo que inicialmente se ideó", han señalado fuentes de la Consejería de Sanidad, que han destacado el aumento de la superficie construida de los 56.000 metros cuadrados en el anteproyecto hasta los 80.000.

La portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, Isa Serra, ha denunciado en el pleno del Parlamento regional el sobrecoste del hospital en una pregunta formulada a Díaz Ayuso sobre los objetivos de este centro. Serra ha dicho que la realidad es que estamos "con la segunda ola encima" y en la Comunidad de Madrid "no estamos preparados" y le ha reprochado a Ayuso que aquello que llama "un hospital" es en realidad "un pelotazo urbanístico más" para las grandes constructoras.

En la misma línea, la portavoz adjunta de Más Madrid, Mónica García, ha tildado a Ayuso de "chamán" por "vender" el hospital de Emergencias Isabel Zendal como "una receta milagrosa" para vencer a la covid-19, cuando es "el último pelotazo" del PP. En su opinión, el hospital hará "tributo" al aeropuerto sin aviones de Castellón, porque se pondrá en marcha "sin sanitarios" y acumula "sobrecostes" e informes epidemiológicos "en su contra".

Por su parte, el portavoz socialista, Ángel Gabilondo, ha calificado de "inquietantes" las formas de abordar la dotación de personal en el hospital de pandemias. "Desarticular equipos de otros hospitales o centros, o debilitar otros servicios resulta absolutamente inadecuado. No llamemos a eso movilidad o flexibilidad", ha dicho en el pleno.

El sindicato CCOO ha denunciado los "numerosos incumplimientos en materia laboral y de seguridad y salud en el trabajo" en las obras de construcción del nuevo centro sanitario, donde asegura que el 1 de octubre falleció un trabajador por caída desde altura ya que "faltaban las protecciones colectivas e individuales".

En tanto, la Consejería de Sanidad ha tratado de destacar las mejoras que no estaban previstas iniciales y que han disparado el coste del hospital. Por ejemplo, se ha aumentado en 2.000 metros cuadrados el edificio de usos múltiples sanitarios por la incorporación del Centro de Coordinación del SUMMA 112 y el Laboratorio Regional de Salud Pública, lo que requiere "sistemas de seguridad, suministros específicos y una dotación más compleja".

El hospital contará con cinco módulos, de los cuales tres serán de hospitalización con capacidad para unos mil pacientes y 50 camas uci. El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, informó de que habían entregado la obra del hospital el 31 de octubre y explicó que desde entonces están trabajando "a toda máquina" para adaptar y habilitar los módulos para que se puedan producir los primeros ingresos.

https://www.publico.es/politica/madrid-reconoce-hospital-isabel-zendal-acumula-sobrecoste-doble-presupuestado.html

DÍAZ AYUSO NO ACLARA CUÁNTOS SANITARIOS TENDRÁ EL HOSPITAL DE PANDEMIAS PERO ASEGURA QUE TODOS QUERRÁN IR ALLÍ

La presidenta madrileña, a la oposición: "La curva de casos es el reflejo de su boca mustia"

La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha destacado o este jueves que la curva de contagios de la Comunidad de Madrid continúa bajando en la región y la ha comparado con la "boca mustia" de la líder regional de Más Madrid, Mónica García, que "se va amargando día a día" a medida que el Gobierno regional consigue sus fines.

En el pleno de la Asamblea, Ayuso ha respondido así a la parlamentaria de Más Madrid Mónica García, quien ha tildado a la presidenta regional de "chamán" por "vender" el hospital de emergencias Isabel Zendal como "una receta milagrosa" para vencer a la COVID-19, cuando es "el último pelotazo" del PP en forma de hospital". "Lo van a pasar francamente mal según vayan viniendo los primeros voluntarios", ha dicho Ayuso en el hemiciclo de Vallecas, y ha reprochado a García que solo "dispare insultos, ataques e infundios".

"Deseando trabajar" en el nuevo hospital

"La curva es exactamente el reflejo de su boca mustia, así está la curva en la Comunidad de Madrid, consiguiendo bajar", ha continuado Ayuso, que ha reconocido que su gestión no está siendo "perfecta" La presidenta ha cuestionado a la portavoz adjunta de Más Madrid "quién está haciéndolo bien", cuando ahora en otras comunidades las cosas "van mal", pero es "culpa del virus", a diferencia que cuando ocurre en la región, que se la responsabiliza por sus "políticas sectarias".

Ayuso se ha mostrado convencida de que muchos profesionales sanitarios con "más vocación y entrega" que la portavoz de Más Madrid, anestesista de profesión, "están deseando" trabajar en el hospital Isabel Zendal, que "descongestionará" los demás centros y permitirá a Madrid "trabajar sin cerrarse". "Eso es lo que quieren, arruinarnos", ha espetado Ayuso a García.

La izquierda quiere confinar y cerrar todo

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha sostenido además que la izquierda en la región quiere "generar alarmas y confusión" para que los ciudadanos "no vayan a los hospitales". Para Ayuso, quieren que se sienta "miedo y caos" para ver si pueden confinar y cerrar todo, que es como a ellos "les gustaría gestionar todo esto".

En el Pleno de la Asamblea de Madrid, en respuesta a una pregunta del portavoz del PSOE, Ángel Gabilondo, sobre la contratación del personal sanitario, la dirigente madrileña ha criticado que nunca vayan a reconocer que se ha podido construir un hospital en plena pandemia en la región.

La jefa del Ejecutivo autonómico ha criticado que estén lanzando campañas para desprestigiar el Hospital Isabel Zendal, "como hicieron con Ifema", con el material sanitario que trajeron de China o con "los hoteles medicalizados".

https://cadenaser.com/emisora/2020/11/05/radio_madrid/1604573785_414026.html

AYUSO: "SÉ DE BUENA TINTA QUE MUCHOS SANITARIOS ESTÁN DESEANDO TRABAJAR EN EL HOSPITAL DE PANDEMIAS”

"Mientras que otras formaciones solo duplicaron las aceras de la Gran Vía, nosotros creamos un hospital que maravilló al mundo", ha señalado

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha asegurado durante su intervención en la Asamblea de Madrid que "es una mala noticia para izquierda que este Gobierno haya construido un hospital récord al lado del aeropuerto".

Isabel Díaz Ayuso ha querido justificar a la diputada de Podemos, Isa Serra, que sabe "de buena fibra que muchos sanitarios están deseando trabajar en el nuevo hospital de pandemias”. "Conozco a pocos médicos que no quieran formar parte de este proyecto pionero", ha señalado.

"Cuantas más camas y hospitales más elevan ustedes el tono y el insulto. (...) Nosotros hemos levantado un hospital en tres meses en mitad de una pandemia que está asolando a Europa y con él descongestionaremos los demás hospitales y permitirá que Madrid seguirá trabajando sin cerrarse, que es lo que ustedes desearían para arruinarnos", ha lanzado.

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha expuesto que "mientras que otras formaciones solo duplicaron las aceras de la Gran Vía, nosotros creamos un hospital que maravilló al mundo".

El confinamiento total "sería un gran fracaso"

Ayuso ha insistido este jueves en que el confinamiento total sería "un gran fracaso" y continúa apostando por medidas "quirúrgicas o sensatas".

Así lo ha indicado la dirigente madrileña razonando que es partidaria de "limitar lo imprescindible" y ha remarcado que la Consejería de Sanidad está trabajando sobre un plan, "que está funcionando por mucho que irrite a los miembros de las bancadas de enfrente". En este punto, ha recordado que apuestan por restringir la movilidad solo lo imprescindible o reducir las horas de actividad.

"No se trata de cerrar un día sí o un día no. Se trata de intentar impedir que haya más movimientos de los imprescindibles como pueden ser en los puentes", ha trasladado la jefa del Ejecutivo autonómico.

Para Ayuso, estas medidas, "que van por el buen camino", están dejando a la autonomía en indicadores en incidencia acumulada de 359, con datos de ayer, e incluso un estudio de la Universidad Carlos III la sitúa en torno a los 300. Según la presidenta, van "en la muy buena dirección".

https://www.elplural.com/politica/ayuso-sanitarios-deseando-hospital-pandemias_252363102


LA CARRERA DE AYUSO POR INAUGURAR EL HOSPITAL DE VALDEBEBAS: APERTURA A TROZOS, SOBRECOSTES Y DENUNCIAS POR LAS CONDICIONES LABORALES

Sanidad anuncia que a mediados o finales de mes abrirá 240 camas de las 1.000 que se proyectan en el hospital "que sorprenderá al mundo" y cuya inauguración anunció la presidenta para el pasado sábado

La promesa y el empeño de Isabel Díaz Ayuso por hacer un hospital de emergencias en tiempo récord que gran parte del sector sanitario considera "innecesario", va a llevar al Gobierno de la Comunidad de Madrid a inaugurar en unas semanas una infraestructura inacabada. La nueva fecha, después de que la presidenta madrileña prometiera que sería entregado el 31 de octubre, es mediados de noviembre. Pero aunque el trajín de personal y camiones que van y vienen es frenético en el solar de Valdebebas donde se ha ubicado, a la infraestructura todavía le queda mucho para ser un hospital. Carece de servicios esenciales como la electricidad o las calderas, reconoce la propia Consejería de Sanidad.

Lo que queda por terminar, por tanto, no son solo remates de material y mobiliario, sino asuntos mucho más complejos entre los que se encuentran también el ajardinado exterior o algunos pavimentos. Desde el departamento que dirige Enrique Ruiz Escudero aseguran a elDiario.es que "la obra civil" –es decir, el edificio– se terminó el 31 de octubre. "A partir del día 1 de noviembre ha comenzado el 'Plan de Montaje'", insisten, que incluye nada menos que la "puesta en funcionamiento" de suministros centrales, como las calderas y la electricidad –la parte más compleja reconocen los técnicos consultados–; los equipos de tecnología, camas y mobiliario y el ajardinamiento, pavimentos superficiales "y algunos remates derivados del plan de montaje". Pese a la larga lista, las mismas fuentes insisten asegurar que "en breves días” se testará todo “por seguridad".

En esa idea ahondaba el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, este lunes: "Estamos a toda máquina y preparados para recibir a pacientes". La propuesta del Gobierno regional –según detalló el propio consejero– pasa por abrir de momento solo uno de los cinco módulos con los que cuenta el hospital. En total, tiene tres de hospitalización –de hasta mil camas– y otro dos de UCI –con 48 camas–. Este miércoles, el director general de Infraestructuras del SERMAS, Alejo Miranda de Larra, daba nuevos detalles en la mesa sectorial con los sindicatos. La propuesta de la Consejería de Sanidad es abrir en primer lugar el pabellón 2, con 240 camas de hospitalización convencional.

El Gobierno regional licitó las obras el pasado verano y uno de sus objetivos principales era sacar la infraestructura adelante para otoño. Dirigentes de la Comunidad de Madrid empezando por su presidenta insisten desde entonces en que será una infraestructura que "sorprenderá al mundo".

Toda la estrategia del Ejecutivo de Ayuso para combatir la segunda ola estaba enfocada en este edificio con el que querían replicar Ifema, el hospital de emergencias que la dirigente del PP utilizó de escaparate y con el que quiso tapar su controvertida gestión en el epicentro de la pandemia.

Hay hasta catorce constructoras adjudicatarias a través del procedimiento de emergencia, es decir, sin concurso público, pero el grueso del proyecto lo están haciendo San José, Dragados, Sacyr y Ferrovial. El empeño por que la construcción finalizara el 31 de octubre se fijó en las cláusulas del contrato con las empresas adjudicatarias en los se recoge que cualquier retraso más allá de esa fecha "podía tener penalidades". Desde la Consejería de Sanidad insisten, no obstante, en que la "obra civil" se terminó el 31 de octubre.

Un accidente mortal

Comisiones Obreras ya ha denunciado que estas prisas han repercutido en las condiciones en las que se encuentran los trabajadores sobre todo en materia de seguridad y salud. "Se están produciendo graves incumplimientos", denuncian, tras "haberse realizado algunos trabajos sin protecciones colectivas ni individuales, existir interferencia de actividades, riesgos psicosociales y ergonómicos, caídas en altura al mismo y distinto nivel, falta de orden y limpieza e interferencia entre peatones y vehículos” entre otros.

El sindicato recuerda además que debido al ritmo en que se han realizado las obras que califican de "temerario e irreal" para poder terminar en plazo, "han ocurrido números incidentes y accidentes". Uno de ellos terminó con la muerte de un operario por caída desde altura el pasado 1 de octubre de 2020. Según denuncia el sindicato, en este caso "faltaban las protecciones colectivas e individuales". Además, señalan, se ha incumplido la jornada máxima que marca el convenio colectivo.

Sanitarios "voluntarios" o contratados para la Covid-19

Otra de las grandes polémicas es de dónde saldrá el personal sanitario. La presidenta madrileña y el consejero de Sanidad han reconocido que no habrá nuevas contrataciones y que el personal llegará del resto de hospitales de la red pública. La propia Ayuso tuvo problemas para explicar cómo hará para que esta reubicación de personal no repercuta en la calidad asistencial del resto de centros, en una polémica entrevista en Telemadrid.

Este miércoles, Sanidad daba más detalles y explicaba que los recursos humanos del hospital Isabel Zendal se completarán "en primer lugar, mediante solicitud voluntaria" de aquellos profesionales fijos e interinos, que quieran incorporarse "con carácter temporal" a este nuevo hospital. Si esa vía no prospera, se hará "mediante la adscripción directa de los efectivos contratados durante el año 2020 por la Covid-19, en el caso de que no existan suficientes profesionales voluntarios y no se cubran la totalidad de los efectivos necesarios".

La Asociación de Médicos y Titulados Superiores (Amyts), el sindicato Unión General de Trabajadores (UGT) y el sindicato de Enfermería Satse aseguran que es "imposible" atender a mil nuevas camas sin contratar nuevo personal.

Desde Amyts se oponen frontalmente a "detraer" personal de los hospitales para poner en marcha el Isabel Zendal, "una infraestructura innecesaria", insisten. “Entendemos que, si se derivan pacientes Covid, en su lugar entrarán otros, necesitando la misma plantilla y, por tanto, su obligada sustitución. Es necesario dotar al hospital de personal propio y que, en caso de desplazar personal de los actuales hospitales, se sustituyan todos y cada uno de ellos”, argumenta Julián Ezquerra, secretario general de Amyts.

En UGT inciden en que "la sobrecarga laboral seguirá en aumento sobre los trabajadores". “Es incomprensible que no haya una dotación presupuestaria para contratar directamente nuevos profesionales pero sí para la inversión urbanística y su construcción", critican.

Sobrecostes

Los previsibles sobrecostes son otra de las grandes incógnitas que rodean el proyecto. Ayuso licitó la infraestructura por 51 millones de euros pero algunos medios de comunicación ya apuntan a que esa cifra puede haberse duplicado. El Plural aseguraba el viernes que el coste ronda ya los 97 millones de euros. Desde la Consejería de Sanidad no aclaran a este diario si en efecto la infraestructura casi ha duplicado su coste, solo explican que el hospital "se ha mejorado" y que "se pagará por lo que se contrate".

Mientras tanto, hasta 1.350 personas trabajan sin descanso día y noche desde el pasado verano para levantar el hospital de pandemias con el que la presidenta madrileña quiere "sorprender al mundo". "Es toda una proeza teniendo en cuenta que es un hospital que se ha construido en solo tres meses. A principios de noviembre, Madrid podrá celebrar y darle un mensaje al mundo de que tiene un nuevo hospital", dijo la presidenta hace unos días. De momento, el hospital Enfermera Isabel Zendal no ha llegado en el tiempo prometido, aunque la carrera por inaugurarlo lo antes posible no ha terminado. Pronto sabremos en qué condiciones.

https://www.eldiario.es/madrid/carrera-ayuso-inaugurar-hospital-valdebebas-apertura-trozos-sobrecostes-denuncias-condiciones-laborales_1_6384348.html

AYUSO RECURRIRÁ AL TRASLADO FORZOSO DE SANITARIOS CONTRATADOS POR EL COVID-19 PARA LLENAR LA PLANTILLA DE SU NUEVO HOSPITAL DE PANDEMIAS
El Procedimiento de Adscripción presentado a sindicatos y colectivos profesionales no especifica la duración de estos traslados: "Tiene carácter temporal y durará el tiempo necesario"

"Es necesario dotar al hospital de personal propio y que, en caso de desplazar personal de los actuales hospitales, se sustituyan todos y cada uno de ellos", exigen desde Amyts

El Gobierno de la Comunidad de Madrid ya tiene un plan definido para llenar de profesionales el nuevo hospital milagro del que presume diariamente la presidenta, Isabel Díaz Ayuso. Este miércoles, la Consejería de Sanidad se sentó con los sindicatos y colectivos médicos en una nueva reunión de la Mesa Sectorial. El cónclave sólo tenía un punto del día: la puesta en marcha del Enfermera Isabel Zendal, que lleva semanas en el centro del debate político regional. Bajo el brazo de los directores generales de Infraestructuras y Recursos Humanos, el plan diseñado por el Gobierno madrileño para dotar al centro del personal necesario para su funcionamiento. Una estrategia en la que se contempla un traslado forzoso de aquellos efectivos contratados con motivo de la crisis sanitaria “en caso de que no existan suficientes profesionales voluntarios y no se cubran la totalidad de los efectivos necesarios”. Algo que no ha gustado nada a los sindicatos y asociaciones profesionales. “Es necesario dotar al hospital de personal propio y que, en caso de desplazar personal de los actuales hospitales, se sustituyan todos y cada uno de ellos”, sostienen desde la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid.

El documento comienza recordando que el Real Decreto-Ley 29/2020 de medidas urgentes en materia de teletrabajo y recursos humanos en el Sistema Nacional de Salud permite “adscribir transitoriamente a personal facultativo de cualquier especialidad y personal de enfermería de Atención Primaria” a prestar servicios “en otros hospitales, centros de atención primaria u otros dispositivos sanitarios”. Y explica que el Isabel Zendal nace “con un carácter polivalente y versátil” para poder “adaptarse y dar solución” a cualquier “necesidad asistencial sanitaria” que “se requiera”. Es decir, con una visión “de apoyo y soporte”. “En consecuencia, la apertura y puesta en funcionamiento requiere dotarlo de los profesionales necesarios para garantizar la actividad asistencial que en cada momento se defina en función de las necesidades”, completa el texto. Para ello, se definen cuatro unidades multidisciplinares asistenciales que se requieran para ir activando en cada momento: hospitalización convencional, cuidados intermedios, cuidados intensivos y de apoyo y servicios centrales.


Los sindicatos calculan que para poner en marcha un centro de estas características, con más de un millar de camas, resultan necesarios unos 3.000 trabajadores. Sin embargo, las alarmas se dispararon cuando la presidenta madrileña deslizó que no serían nuevas contrataciones. Este miércoles, los interrogantes sobre las intenciones del Ejecutivo regional quedaron finalmente resueltos. La Consejería de Sanidad, como ya había dejado entrever, quiere que los sanitarios procedan de otros centros de la región. Y para ello se recurrirá, en primer término, a los movimientos voluntarios. “Mediante la convocatoria correspondiente, se abrirá un procedimiento de adscripción voluntaria, que las gerencias publicarán en los tablones de anuncios de los centros sanitarios, en la intranet del propio centro, así como en cualquier otro medio que permita su difusión, para que el personal estatutario, laboral o funcionario, fijo e interino, de las categorías que se determinen, pueda solicitar su adscripción temporal”, se explica en el documento que se ha trasladado a los colectivos profesionales.

Con las solicitudes recibidas, cada gerencia remitirá a la Dirección General de Recursos Humanos un listado de participantes. En este sentido, y aunque no viene recogido en el texto presentado en la Mesa Sectorial, la presidenta madrileña hizo referencia la pasada semana a la puesta en marcha de un plan de incentivos para facilitar lo que denominaron como “reorganización de efectivos”. “Yo aseguro a todos los ciudadanos que el Hospital Isabel Zendal se estrenará en muy pocos días con todos los equipamientos técnicos y humanos”, señaló Díaz Ayuso cuando se le preguntó por la desastrosa entrevista en Telemadrid en la que terminó diciendo que a un líder del Ejecutivo regional no se le puede preguntar por los recursos humanos que se destinará a una materia tan importante como la sanidad en un escenario de pandemia. Desde la oposición se criticó con dureza el anuncio de la puesta en marcha de un nuevo hospital sin llevar a cabo las contrataciones necesarias. “Ya veremos si estas medidas son incentivadoras o coercitivas”, decía la portavoz de Más Madrid, Mónica García, en una entrevista reciente en infoLibre.

Pero el documento también contempla una segunda vía a seguir en el caso de que los profesionales rechacen realizar esa “actividad complementaria” de la que la semana pasada también hablaba el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero. Si no hay voluntarios suficientes para cubrir todas las necesidades, se recurrirá directamente a los profesionales sanitarios que fueron contratados de forma temporal como refuerzo para hacer frente a la crisis sanitaria. Esos mismos cuya renovación estuvo en un limbo una vez superada la primera ola y cuya ampliación de contratos tuvo que asumir finalmente el Ejecutivo regional –no todos, no obstante, se prolongaron finalmente– tras una enorme presión de los sindicatos y colectivos sanitarios. En este sentido, se podrá poner en marcha una suerte de traslado forzoso que, en el documento puesto sobre la Mesa Sectorial, el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso rebaja con la expresión “proceso de adscripción directa”.

“Esta dirección general, teniendo en cuenta que se reasignará la actividad necesaria covid-19 al nuevo hospital, podrá poner en marcha un proceso de adscripción directa que, conforme a los establecido en el Plan de Ordenación de Recursos Humanos, afectará a los profesionales de las distintas categorías que han sido contratados como consecuencia de la pandemia”, recoge el plan de Sanidad. Para ello, se trasladará a la gerencia de los centros el número de profesionales que deben facilitar al Isabel Zendal. A la hora de seleccionar a los sanitarios, se atenderá a la “menor antigüedad” en el centro de origen donde prestan servicio actualmente. “En este supuesto, las gerencias publicarán en los tablones de anuncios de cada hospital la relación del personal contratado por covid-19, con su antigüedad”, completan desde el departamento dirigido por Ruiz Escudero.

El Ejecutivo madrileño no especifica la duración de estos traslados. Ni siquiera da una aproximación. “Tiene carácter temporal y durará el tiempo necesario para atender las necesidades asistenciales por coronavirus del Hospital Enfermera Isabel Zendal, pudiendo ser rescindida en cualquier momento de cambiar las circunstancias que dieron origen a las mismas”, contempla el plan elaborado, que también establece que todos estos profesionales continuarán percibiendo sus retribuciones del centro de origen del que dependerán orgánicamente a pesar de que funcionalmente estarán bajo el paraguas del nuevo centro. Y tampoco hace siquiera una estimación de cuántos profesionales tendrá que detraer del resto de hospitales del Servicio Madrileño de Salud. En este sentido, se calcula que como mínimo serán necesarios tres millares. Otros cálculos duplican, incluso, esa cifra. En el Ramón y Cajal, por ejemplo, tienen algo más de 5.200 profesionales para controlar unas 900 camas. En el Hospital La Paz, con algo más de 1.200, desempeñan sus labores casi 7.400 trabajadores.

“No a la adscripción forzosa”

En las últimas semanas, antes incluso de que trascendiera el plan de la Consejería de Sanidad madrileña, los profesionales mostraron su absoluto rechazo a un posible “traslado forzoso”. De hecho, el pasado viernes delegados del Sindicato de Enfermería Satse de los cinco principales hospitales de la región entregaron en la Presidencia de la Comunidad de Madrid más de 6.000 escritos en contra de que se recurriera a dicha estrategia. Sin embargo, el Ejecutivo regional ha hecho oídos sordos a las peticiones con un plan que fue duramente criticado por sindicatos y asociaciones del sector. Desde Amyts no dudaron en manifestar su más “absoluto rechazo”. “Entendemos que, si se derivan pacientes covid, en su lugar entrarán otros, necesitando la misma plantilla y, por tanto, su obligada sustitución. […] Es necesario dotar al hospital de personal propio y que, en caso de desplazar personal de los actuales hospitales, se sustituyan todos y cada uno de ellos”, apuntó el colectivo. Una línea desde la que insistieron también en UGT. “No podemos estar de acuerdo en parte con la forma y por supuesto no en el fondo, no a la adscripción forzosa”, sostuvo el sindicato en un comunicado.

Tampoco desde la oposición ven con buenos ojos la propuesta. Mónica García, portavoz de Más Madrid, considera que el documento presentado “confirma” que el Ejecutivo madrileño “no tiene, ni ha tenido, ningún plan de recursos humanos que cubran las necesidades que tiene cualquier hospital y mucho más uno de estas características”. “Se confirma que la prioridad de la señora Ayuso era darle contratos a las constructoras y ya, secundariamente, casi como atrezo, cubrirlo con profesionales”, sostiene en conversación con este diario. “Nos vuelve a dejar en un panorama de desvestir un santo para vestir un plató de televisión, que es el de la señora Ayuso”, completa.

Díaz Ayuso, cuya gestión ha sido más que cuestionada durante todos los meses —y ya van ocho— de pandemia, hizo el anuncio de la construcción del nuevo hospital en el mes de mayo a través de una entrevista concedida al diario El Mundo. "En otoño habremos levantado un hospital que tendrá mil camas que estarán siempre en funcionamiento, pero que se irán destinando a las epidemias que puedan ir viniendo, del covid o de la gripe, para que no se congestionen los hospitales", dijo. Hacía entonces tres días desde que la directora general de Salud Pública, Yolanda Fuentes, dimitiera. Lo hizo porque no compartía la decisión de solicitar al Gobierno el paso a la Fase 1 de la desescalada. El escándalo fue tal que Ayuso contrarrestó el golpe con el anuncio estrella del nuevo hospital, una especie de réplica del éxito de Ifema, pero permanente. Es lo que no ha dudado en calificar como “el hospital que asombrará al mundo”.

El proyecto empezó a concretarse al mes siguiente. El 8 de junio, la presidenta autonómica ya reveló el emplazamiento del que llevará por nombre Hospital Enfermera Isabel Zendal: Valdebebas. Según su propio Ejecutivo, que comparte con Ciudadanos, el proyecto costará 50 millones y tendrá una superficie de casi 40.000 metros cuadrados divididos en tres pabellones, más de un millar de camas, hasta 20 unidades de hospitalización de 48 camas cada una, 48 camas de unidades de cuidados intensivos (UCI), áreas de diagnóstico por imagen y un laboratorio.

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2020/11/05/ayuso_recurrira_traslado_forzoso_sanitarios_contratados_para_luchar_contra_covid_para_nuevo_hospital_pandemias_112869_1012.html


DENUNCIAN "GRAVES IRREGULARIDADES" EN EL NUEVO HOSPITAL DE AYUSO: "QUIEREN HACERSE LA FOTO" Y "NO TODO VALE"

CCOO acusa a Madrid de permitir que se cercenen derechos laborales y se trabaje "en condiciones infrahumanas" para cumplir "un plazo imposible"

El sindicato CCOO de Construcción y Servicios de Madrid denuncia las deleznables condiciones tanto laborales como en materia de seguridad y salud que sufren los obreros que trabajan en la construcción del nuevo hospital de pandemias ordenado por el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso. CCOO considera que se están violando varias leyes, muchas de ellas en materia de Prevención de riesgos laborales, y acusa al Ejecutivo madrileño de “querer hacerse una foto en un hospital” que ni siquiera está acabado ni es funcional a costa de cercenar los derechos de los trabajadores.

Comisiones Obreras denuncia que la actitud de la Comunidad de Madrid de dar prioridad a que la construcción finalice en tiempo y forma (que no lo ha hecho) está “suponiendo un elevado coste de vidas y condiciones infrahumanas”, pues “el plazo es imposible de cumplir”.

El sindicato lamenta que “no todo vale” y "que no se puede construir un hospital sin cumplir las más mínimas medidas de seguridad y salud, así como cercenar los derechos laborales de los trabajadores y trabajadoras, sin que haya existido control ni de la Inspección de Trabajo ni de la Comunidad de Madrid”. "Parece que lo único que tiene en cuanta dicho Gobierno autonómico es hacerse la foto en un hospital no acabado, ni funcional, por encima del cumplimiento de la Ley y los derechos de los trabajadores y trabajadores”, ha remachado.

“Debido al ritmo en que se han realizado las obras, para poder terminarlo en el plazo, temerario e irreal en que se contrató, han ocurrido números incidentes y accidentes, desembocando en un accidente mortal por caída desde altura (faltaban las protecciones colectivas e individuales) el pasado 1 de octubre de 2020”, recuerda el sindicato. Además, otro trabajador falleció a causa de un infarto que, “si bien no sucedió cuando se encontraba en el centro de trabajo, el sindicato teme que las consecuencias fueran derivadas del ritmo de trabajo que está sufriendo el personal que presta servicios en dicho hospital”.

CCOO ha enumerado varios incumplimientos de las relaciones laborales y del convenio colectivo, entre las que destacan que se ha incumplido la jornada máxima pues no se han realizado tres turnos de trabajo aunque los servicios se hayan prestado 24 horas al día; no se ha cumplido tampoco con la jornada de verano con el “riesgo de estrés térmico que conlleva”; “existe un ritmo de trabajo excesivo”; no se respetan los descansos ni los tiempos de trabajo; no se sabe si se ha implantado el registro de jornada diario; faltan medidas organizativas que habrían derivado en prestamista laboral; “se desconoce si existe plan de seguridad, estudio de seguridad y salud o evaluación de los puestos de trabajo, y si existen no se están cumpliendo” etc.

CCOO formuló una denuncia ante la Inspección de Trabajo por el accidente mortal el pasado mes de julio, pero aún no han obtenido respuesta pese a la gravedad del asunto. “Es muy grave porque conlleva que las personas que trabajan en dicho hospital están poniendo en peligro su integridad física. El sindicato vuelve a solicitar y a exigir a dicho organismo que actúe de forma urgente y adopte las medidas oportunas para hacer valer los derechos de los trabajadores y trabajadoras y el cumplimiento tanto del convenio de construcción, el Estatuto de los Trabajadores y la Ley de Prevención de Riesgos Laborales”.

Los trabajadores responden a Ayuso: “Es un desastre”

“Entregado”. Ese es el estado actual del Isabel Zendal. La infraestructura debería haber estado terminada desde el pasado 31 de octubre, según los plazos que se fijó la Comunidad de Madrid. Sin embargo, las fotografías publicadas en exclusiva por este periódico revelan que faltan algo más que un par de remates su conclusión.

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, aseguró que “el sábado entregaron la obra. Ahora queda la fase de adaptarlo y ponerlo en marcha”. La entrega no es sino un mero trámite administrativo en el que la Administración Pública, en este caso la Comunidad de Madrid, da fe de que la obra se ha entregado en tiempo y forma.

Trabajadores consultados por ElPlural.com se muestran sorprendidos de que la obra se haya entregado dado el retraso y las condiciones actuales: "¿Entregado? Esto no se parece ahora mismo a un hospital. Le quedan por delante semanas de trabajo”.

Las imágenes desveladas en exclusiva por este periódico confirman este extremo.

Las fotografías fueron tomadas el sábado por la mañana, día en que finalizaba el plazo de construcción y fue entregada la obra. Corresponden al sótano del módulo 3. En esta zona se situará el parking, así como algunas salas de laboratorio y controles de suministros energéticos.
El grueso de la construcción está acabado, pero el edificio está lejos de parecer un hospital. Los obreros explican que trabajan sin descanso, sin libranzas, a contrarreloj y, con todo, reconocen que aún faltan al menos dos semanas para que esté terminado: “Es todo un desastre. ¿Qué falta? Un poco…”, ironizan.

Retrasos pese a un sobrecoste del 190%
Según ha podido constatar ElPlural.com el elevadísimo sobrecoste se habría generado a raíz de la necesidad de incrementar el alcance del proyecto y la extensión de la climatización al conjunto del hospital. También se han tenido que adaptar necesidades de obra que inicialmente no se ajustaban a la realidad (volúmenes de tuberías, red eléctrica, saneamiento, etc.) y que, además, tenían estimado un coste muy por debajo del precio real de mercado.

Cabe recordar que el terreno sobre el que se asienta el hospital pertenece a la comunidad -parcela sita en el municipio de Madrid, distrito Barajas, barrio Timón, sector SUNS4 01 "Parque de Valdebebas" parcela RS EQ M0002 (7)- y ha sido adjudicado a través de un procedimiento con “carácter de emergencia”. Así lo ordenó el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid celebrado el 9 de septiembre de 2020.

En concreto, el Consejo de Gobierno dio luz verde a este proyecto declarado de urgente y extraordinario interés público en aplicación del artículo 161 de la Ley 9/2001, de 17 de julio, del Suelo de la Comunidad de Madrid. Desde entonces, el Ejecutivo de Ayuso no ha informado de la evolución del proceso técnico ni adjudicatario. El coste total del Hospital público de Emergencias Enfermera Isabel Zendal tampoco se conocerá de forma oficial hasta que se convalide el gasto en el Consejo de Gobierno.

https://www.elplural.com/politica/denuncian-graves-irregularidades-hospital-ayuso-quieren-hacerse-foto-no-vale_252261102

EL NUEVO HOSPITAL DE PANDEMIAS PROMOVIDO POR AYUSO ACUMULA UN SOBRECOSTE DE MÁS DE 46 MILLONES DE EUROS

La Comunidad llevaría gastados más de 97 millones de euros en un centro que no cuenta con personal sanitario

El coste total del nuevo Hospital público de Emergencias Enfermera Isabel Zendal promovido por el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso superará los 97 millones de euros, muy por encima de los 51.706.443,76 millones de euros previstos inicialmente.

Este 31 de octubre las instalaciones de este centro hospitalario estarán finalizadas. Después, y durante al menos dos semanas, la Comunidad de Madrid dotará de las infraestructuras necesarias a un hospital cuyo sobrecoste ha multiplicado prácticamente por dos el presupuesto inicialmente previsto.

Según ha podido constatar este periódico, el elevadísimo sobrecoste se habría generado a raíz de la necesidad de incrementar el alcance del proyecto y la extensión de la climatización al conjunto del hospital. También se han tenido que adaptar necesidades de obra que inicialmente no se ajustaban a la realidad (volúmenes de tuberías, red eléctrica, saneamiento, etc) y que además tenían estimado un coste muy por debajo del precio real de mercado.

Cabe recordar que el terreno sobre el que se asienta el hospital pertenece a la comunidad -parcela sita en el municipio de Madrid, distrito Barajas, barrio Timón, sector SUNS4 01 "Parque de Valdebebas" parcela RS EQ M0002 (7)- y ha sido adjudicado a través de un procedimiento con “carácter de emergencia”. Así lo ordenó el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid celebrado el 9 de septiembre de 2020.

En concreto, el Consejo de Gobierno dio luz verde a este proyecto declarado de urgente y extraordinario interés público en aplicación del artículo 161 de la Ley 9/2001, de 17 de julio, del Suelo de la Comunidad de Madrid. Desde entonces, el Ejecutivo de Ayuso no ha informado de la evolución del proceso técnico ni adjudicatario. El coste total del Hospital público de Emergencias Enfermera Isabel Zendal tampoco se conocerá de forma oficial hasta que se convalide el gasto en el Consejo de Gobierno.

Adjudicación del Hospital
Para la adjudicación de este procedimiento se creó una Comisión Técnica de Valoración formada exclusivamente por funcionarios del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS), recayendo en cuatro estudios de arquitectura, dos empresas de ingeniería, una empresa especializada en estudios de suelo, una empresa encargada de la urbanización y seis constructoras.

Las 14 firmas son: Orbis Terrarum Projects, SLNE; I+P Ingeniería y Prevención De Riesgos, SL; Conurma Ingenieros Consultores, SL; Estudio Chile 15 Arquitectos, SLP; Árgola Arquitectos, SLP; Eacsn, SL; Aidhos Arquitect, SAP; Fatecsa Obras, SA; Dragados, SA; San José, SL; Ferrovial Servicios, SAU; Sacyr Infraestructuras, SA; UTE Joca-Urvios; y Viales Y Obras Públicas, SA.

El 24 de julio comenzaron los primeros trabajos. Un mes después se colocó la primera viga de un hospital cuya superficie alcanza los 80.000 metros cuadrados y que está compuesto por tres pabellones de 10.500 metros cuadrados cada uno.

El hospital contará con más de 1.000 camas de hospitalización, organizadas modularmente en torno a controles de enfermería. Sin embargo, solo habrá espacio para 48 camas para UCI y críticos.

Sin personal propio para el hospital
El director general de Infraestructuras Sanitarias de la Comunidad de Madrid, Alejo Miranda de Larra, ha defendido fervientemente la construcción de este hospital pese a conocerse que la Comunidad de Madrid no contratará a médicos, enfermeros ni celadores propios para operar en el centro. Algo que ha llegado a reconocer la propia Isabel Díaz Ayuso en Telemadrid.

Miranda, en entredicho a raíz del escándalo Grupo Empresarial Electromédico (GEE), también ha valorado como positivo el proceso de adjudicación del hospital. “Se ha logrado la mayor concurrencia de la historia de un procedimiento de emergencia”, llegó a afirmar.

La versión de la Comunidad de Madrid
Desde el pasado miércoles, este periódico se ha puesto en contacto con la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y el equipo de comunicación de la presidenta Isabel Díaz Ayuso, ofreciéndoles la posiblidad de ofrecer su versión sobre el sobrecoste del hospital. Posibilidad que de momento han declinado al no poder recabar "toda la información" al respecto.

https://www.elplural.com/politica/espana/hospital-pandemias-promovido-ayuso-acumula-sobrecoste-46-millones-euros_251881102

EL HOSPITAL DE AYUSO POR DENTRO: LAS IMPACTANTES IMÁGENES DE LA OBRA QUE ACUMULA UN SOBRECOSTE DE MÁS DE 46 MILLONES DE EUROS

Este 31 de octubre las instalaciones de este centro hospitalario deberían estar finalizadas

Tal y como informó ElPlural.com, el coste total del nuevo Hospital público de Emergencias Enfermera Isabel Zendal promovido por el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso superará los 97 millones de euros, muy por encima de los 51.706.443,76 millones de euros previstos inicialmente.

Este 31 de octubre las instalaciones deberían estar finalizadas. Pero no es así. El centro hospitalario promovido por Ayuso no está ni mucho menos acabado. Y todo ello a pesar de que su sobrecoste ha multiplicado prácticamente por dos el presupuesto inicialmente previsto.

El pabellón 3
Tal y como ha podido constatar este periódico, la planta sótano del módulo 3 sufre un retraso de, al menos, dos semanas. En esta zona se situará el parking, así como algunas salas de laboratorio y controles de suministros energéticos.

Además, este módulo no tenía inicialmente contemplado los gastos de mobiliario clínico como camas ni, entre otros, el solado o pavimentado. De hecho, únicamente se presupuestó el cementaje en bruto del suelo. Algo que hacía inoperativo el módulo ante la necesidad de utilización inmediata del mismo.

“Es todo un desastre”, afirman a este periódico trabajadores inmersos en la construcción del Hospital público de Emergencias Enfermera Isabel Zendal.

Elevadísimo sobrecoste
Según ha podido constatar ELPLURAL.COM el elevadísimo sobrecoste se habría generado a raíz de la necesidad de incrementar el alcance del proyecto y la extensión de la climatización al conjunto del hospital. También se han tenido que adaptar necesidades de obra que inicialmente no se ajustaban a la realidad (volúmenes de tuberías, red eléctrica, saneamiento, etc.) y que, además, tenían estimado un coste muy por debajo del precio real de mercado.

Cabe recordar que el terreno sobre el que se asienta el hospital pertenece a la comunidad -parcela sita en el municipio de Madrid, distrito Barajas, barrio Timón, sector SUNS4 01 "Parque de Valdebebas" parcela RS EQ M0002 (7)- y ha sido adjudicado a través de un procedimiento con “carácter de emergencia”. Así lo ordenó el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid celebrado el 9 de septiembre de 2020.

En concreto, el Consejo de Gobierno dio luz verde a este proyecto declarado de urgente y extraordinario interés público en aplicación del artículo 161 de la Ley 9/2001, de 17 de julio, del Suelo de la Comunidad de Madrid. Desde entonces, el Ejecutivo de Ayuso no ha informado de la evolución del proceso técnico ni adjudicatario. El coste total del Hospital público de Emergencias Enfermera Isabel Zendal tampoco se conocerá de forma oficial hasta que se convalide el gasto en el Consejo de Gobierno.

Adjudicación del Hospital
Para la adjudicación de este procedimiento se creó una Comisión Técnica de Valoración formada exclusivamente por funcionarios del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS), recayendo en cuatro estudios de arquitectura, dos empresas de ingeniería, una empresa especializada en estudios de suelo, una empresa encargada de la urbanización y seis constructoras.

Las 14 firmas son: Orbis Terrarum Projects, SLNE; I+P Ingeniería y Prevención De Riesgos, SL; Conurma Ingenieros Consultores, SL; Estudio Chile 15 Arquitectos, SLP; Árgola Arquitectos, SLP; Eacsn, SL; Aidhos Arquitect, SAP; Fatecsa Obras, SA; Dragados, SA; San José, SL; Ferrovial Servicios, SAU; Sacyr Infraestructuras, SA; UTE Joca-Urvios; y Viales Y Obras Públicas, SA.

El 24 de julio comenzaron los primeros trabajos. Un mes después se colocó la primera viga de un hospital cuya superficie alcanza los 80.000 metros cuadrados y que está compuesto por tres pabellones de 10.500 metros cuadrados cada uno.

El hospital contará con más de 1.000 camas de hospitalización, organizadas modularmente en torno a controles de enfermería. Sin embargo, solo habrá espacio para 48 camas para UCI y críticos.

Sin personal propio para el hospital
El director general de Infraestructuras Sanitarias de la Comunidad de Madrid, Alejo Miranda de Larra, ha defendido fervientemente la construcción, pese a conocerse que la Comunidad de Madrid no contratará a médicos, enfermeros ni celadores propios para operar en el centro. Algo que ha llegado a reconocer la propia Isabel Díaz Ayuso en Telemadrid.

Miranda, en entredicho a raíz del escándalo Grupo Empresarial Electromédico (GEE), también ha valorado como positivo el proceso de adjudicación del hospital. “Se ha logrado la mayor concurrencia de la historia de un procedimiento de emergencia”, llegó a afirmar.

La versión de la Comunidad de Madrid
Desde el pasado miércoles, este periódico se ha puesto en contacto con la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y el equipo de comunicación de la presidenta Isabel Díaz Ayuso, ofreciéndoles la posiblidad de ofrecer su versión sobre el sobrecoste del hospital, posibilidad que, de momento, han declinado al no poder recabar "toda la información" al respecto

https://www.elplural.com/politica/espana/hospital-ayuso-dentro-impactantes-imagenes-obra-acumula-sobrecoste-46-millones-euros_252052102


INDIGNACIÓN CON UN ALTO CARGO DE LA SANIDAD DE MADRID POR SU RESPUESTA A ESTE TUIT

"Eso dígaselo a los pacientes ingresados en el gimnasio".
.
Alejo Miranda de Larra, director general de Infraestructuras Sanitarias del Servicio Madrileño de Salud, se ha convertido en el objetivo de duras críticas en las redes sociales por la respuesta que le ha dado a una usuaria que se quejaba de que el hospital La Paz ha tenido que habilitar su gimnasio para coger a pacientes de coronavirus.

Todo ello después de que Miranda publicase en Twitter que el Hospital de pandemias que está construyendo la Comunidad de Madrid “avanza a un ritmo imparable”. “Alcanzamos un 57% de ejecución y ésta es la panorámica desde el aire”, escribió junto a una foto de las obras del edificio.

Tras ese mensaje, la usuaria @BeatrizAC10 respondió: “El gimnasio de La Paz ya está operativo y con pacientes pero claro, esa obra era más fácil”.

Fue entonces cuando llegó la polémica respuesta de Miranda: “La cosa es quejarse por algo”.

“Eso dígaselo a los pacientes ingresado en el gimnasio. Con esa respuesta se retratan sus prioridades. Ya cuidamos nosotros de esas personas, aunque sólo nos vean los ojos”, replicó la usuaria a su vez.

https://www.huffingtonpost.es/entry/indignacion-con-un-alto-cargo-de-la-sanidad-de-madrid-por-su-respuesta-a-este-tuit_es_5f7595e3c5b6d698bb2870cb


LA PREGUNTA DEL MILLÓN: ¿DE DÓNDE SALDRÁN LOS MÉDICOS DEL NUEVO HOSPITAL DE AYUSO?

Faltan solo cinco días para el fin de la obra y aún es un misterio qué hará la Comunidad de Madrid para cubrir la plantilla

El tiempo corre y el enigma sobre la plantilla del nuevo hospital para la pandemia en Madrid continúa. La Comunidad recibe la llave de las empresas constructoras este sábado, pero a última hora del lunes nadie había revelado aún de dónde saldrán los sanitarios. Sí sabemos que el hospital abrirá algún día de noviembre: “Acabamos la obra el 31 (de octubre), metemos camas y equipamientos que ya tenemos listos en pocos días y ahí terminamos los de infraestructuras y arranca la parte asistencial. Días”, responde el director general de Infraestructuras Sanitarias, Alejo Miranda de Larra.

Pero la pregunta sobre el personal no la conoce ni la presidenta Isabel Díaz Ayuso a pesar de que se ha involucrado de lleno en el marketing del hospital: ella hizo el anuncio y se hizo la foto el 8 de junio, volvió a la obra el mes siguiente y de nuevo la visitó el viernes pasado. Este domingo en una entrevista en Telemadrid dijo que la plantilla estará formada por sanitarios de otros hospitales, pero no entró en detalles porque, añadió, ella no es la responsable de recursos humanos de la Consejería de Sanidad.

“La proeza de construir en tan solo tres meses (son cuatro en realidad) un hospital que va a sorprender al mundo es lo que a mí me debe ocupar”, explicó ella.

Según Ayuso, la persona que tiene “la letra pequeña” que a ella no le compete es la directora general de recursos humanos. Ese puesto lo ocupa Raquel Sampedro, que a pesar de las críticas a la presidenta por evadir el tema, no dio la cara este lunes para informar de su plan de personal para el hospital y de ese modo cubrir esta clamorosa laguna informativa. Un portavoz de la consejería de Sanidad declinó este lunes una petición de este periódico para entrevistar a Sampedro y remitió a declaraciones del consejero Enrique Ruiz Escudero en las que sigue sin concretar cosas tan básicas como cuánto personal tendrá el nuevo centro o qué especialidades ocuparán.

“Lo que pretendemos es que el personal de los hospitales que ya conozca bien cómo es el funcionamiento de este hospital, puesto que es un modelo de hospitalización totalmente distinto, se va a poder activar y realizar una actividad complementaria”, dijo Escudero en Antena 3 según palabras recogidas por la agencia Europa Press. “De manera paralela también se reforzará en esos hospitales de donde salga ese personal”.

Sampedro podría desvelar su plan de recursos humanos este miércoles a la mesa sectorial de sanidad, la reunión mensual con los cinco mayores sindicatos médicos. Pero durante los cuatro meses de construcción ha esquivado una y otra vez la pregunta de los representantes sindicales. Este lunes recibieron el orden del día de la reunión del miércoles a las 12:00 y por fin la Comunidad ha incluido un punto llamado “información sobre el hospital Isabel Zendal”. Así se llama este nuevo centro que tiene el nombre de la enfermera española que se considera fue la primera en tomar parte en una misión humanitaria internacional.

Temen que el proyecto de Ayuso va a suponer desvestir un santo para vestir otro, lo mismo que sucedió mientras operó el hospital de campaña del Ifema, durante la primavera. Ahora, Madrid se enfrenta a una segunda ola menos arrolladora pero más constante que está dejando exhaustos a sus médicos y enfermeras. Se preguntan si otro servicio podría verse mermado por culpa del nuevo hospital. La apertura del Ifema supuso el cierre de los 37 servicios de urgencia de los centros de atención primaria. Siguen cerrados más de siete meses después.

El problema de la Comunidad es que lleva meses luchando por encontrar sanitarios para reforzar un sistema de salud pública al que se le han visto las costuras durante la pandemia. Los sindicatos critican que los madrileños pagan ahora más que nunca las consecuencias de los años de recortes. La presidenta se defiende diciendo que en España faltan médicos pero los sindicatos reponen que durante la pandemia se ha producido un éxodo de sanitarios hacia otras comunidades que pagan mejor. Las bolsas de empleo del Servicio Madrileño de Salud (Sermas) tenían a decenas de miles de candidatos antes de la pandemia pero el Gobierno regional solo ha reclutado a 7.869 nuevos sanitarios. El Sermas ha pasado de 73.815 profesionales en febrero, incluido personal de gestión, a 81.684 a 30 de septiembre.

Una incógnita clave es conocer el tamaño de la plantilla del nuevo hospital. Va a tener algo más de 1.000 camas de hospitalización, 48 para UCI y críticos. Es una capacidad parecida a la que tuvo el hospital de campaña de Ifema. Eso lo convertirá en uno de los mayores hospitales de la Comunidad. El Hospital de la Paz tiene algunas camas más y más de 6.700 empleados en plantilla. Pero el Isabel Zendal necesitará menos personal porque no es tan complejo. Se trata de un hospital monográfico, que en principio según la Comunidad se dedicará por ahora enteramente al tratamiento de la covid-19.

La Comunidad ha dicho que la reorganización será voluntaria pero los sindicatos dudan de que los sanitarios fijos acepten su traslado fácilmente.

Pero desde luego lo que no va a pasar es el ridículo de que el hospital abra sus puertas en noviembre sin personal, según los sindicatos. El Gobierno regional tiene varias opciones para salvar la cara.

Una es contratar a nuevos facultativos que no cumple+an con los requisitos habituales de la ley, gracias a la habilitación aprobada en un real decreto ley del 29 de septiembre al que se opuso el Partido Popular de Ayuso. Las comunidades pueden ahora reclutar a sanitarios extracomunitarios o sin MIR. La Comunidad también puede recurrir a lo que Amyts tacha de “militarización” del personal: el traslado forzoso de sanitarios. Es otra opción contemplada en esa nueva norma. Los sanitarios de toda España llevan semanas protestando contra estas dos reformas porque, entienden, precarizan la profesión médica.

Pero la salida más probable es enviar al Isabel Zendal a parte de los casi 8.000 refuerzos de la pandemia contratados eventualmente. Tienen menos capacidad para oponerse. “Cuando tú eres eventual te conviene obedecer para que te sigan llamando”, dice Julián Ordóñez, portavoz de sanidad de UGT Madrid. También lo ve así Julián Ezquerra, secretario general del sindicato médico Amyts: “Son los mas débiles y por miedo serán ‘voluntarios forzosos’”.

https://elpais.com/espana/madrid/2020-10-26/la-pregunta-del-millon-de-donde-saldran-los-medicos-del-nuevo-hospital-de-ayuso.html


MADRID INCUMPLE LOS PLAZOS DE SU HOSPITAL DE EMERGENCIAS Y NO LO TENDRÁ LISTO A TIEMPO

Las constructoras debían entregar el proyecto antes de este sábado. Algo que no ha sucedido y se estima que, como mínimo, se necesita un mes más para completar el 100% del proyecto

A pocos metros del estadio Alfredo Di Stefano se levanta estos días un hospital que tendrá una superficie equivalente a seis campos de fútbol. Se encuentra al lado del Campus de la Justicia -un sumidero de dinero público que nunca se inauguró- y a pocos metros del Aeropuerto de Barajas, en Valdebebas, terreno que ha sido propicio para las constructoras durante los últimos años y en el que dentro de unas semanas prestará servicio un nuevo centro especializado en el tratamiento de los enfermos de coronavirus. Como tantas veces ocurre, no estará listo en la fecha prevista.

Isabel Díaz Ayuso y su equipo anunciaron el proyecto el pasado junio con la idea de que sirviera para frenar el rebrote de covid-19 que se esperaba en otoño. Entonces, se afirmó que estaría valorado en 45 millones de euros y que serían más de una decena de empresas las que se implicarían en esta obra farónica. Entre ellas, Dragados (ACS), Ferrovial, Sacyr o San José.

La obra se puso en marcha en pocas semanas, con el 31 de octubre como fecha límite para estar terminado. De no ser así, estas constructoras se expondrían a sanciones. Y el plazo ha vencido y el hospital ni está terminado ni se espera que lo esté ese día. A menos que la cinta inaugural se corte con una parte sin terminar.

“Esto no acaba, como mínimo, hasta diciembre o enero”, afirma en plena obra a Vozpópuli uno de los cerca de 1.350 operarios que levanta esta obra faraónica. Y como él, mas de una decena de trabajadores que aprovecharon su breve descanso para charlar con este medio y, en todos los casos, consideraron imposible que el hospital pueda estar antes de diciembre.

Desde la Comunidad de Madrid insisten a este medio que la obra civil se termina este sábado. "A partir del 1 de noviembre (el domingo) comienza el 'plan de montaje', para introducir equipos, tecnología, camas y mobiliario, y la 'puesta en funcionamiento', con suministros, centrales y calderas", detallan.

El equipo de Díaz Ayuso añade que durante ese período "testarán todo por seguridad y se concluirán trabajos exteriores de ajardinamiento, parterres y pavimentos superficiales con algunos remates derivados del plan de montaje". De momento, prefieren no revelar ninguna fecha de inauguración.

Una hoja de ruta que detallan mientras en los alrededores del terreno continúan los camiones, grúas, grandes vallas metálicas, montículos de arena, tubos, placas de pladur amontonadas, cables, casetas de obra y decenas de obreros que se mueven por la zona con rapidez, como si entraran y salieran de un hormiguero.

Ninguno niega que el avance de la obra en tres meses es “alucinante”, aunque varios contestan con carcajadas cuando se les recuerda la fecha de entrega.Estas risas se terminan cuando se habla de las sanciones que llegarán a sus pagadores por no llegar a tiempo. Sus contratos hacen referencia a las multas recogidas por el artículo 193 de la Ley de Contratos del Sector Público.

Una de ellas es una posible finalización del contrato, una decisión que retrasaría más la obra. La multa económica por cada día de retraso serían 0,60 euros por cada 1.000 euros del precio del contrato.Si estas sanciones superan el 5% del contrato, el equipo de Díaz Ayuso podría imponer nuevas multas a las constructoras. “Los que pagamos somos siempre los mismos, porque la Administración sanciona a la constructora, la constructora a la subcontrata y el trabajador que se ha dejado ‘el lomo’ respirando polvo por cuatro duros, termina cobrando tres”, afirma un obrero mientras se quita el casco y se coloca su mascarilla.

Una presión por trabajar contra reloj que ha calado en las condiciones laborales que han vivido los trabajadores en estos meses. Algunos incluso culpan de ello al fallecimiento del soldador de 44 años que se precipitó por uno de los andamios a principios de octubre. “A veces cuando tienes prisa por terminar la obra olvidas ciertas medidas de seguridad claves en este trabajo”, relata un instalador eléctrico de la parte de la obra de Dragados.

La filial de construcción de ACS es quien tiene el trabajo más avanzado. Mientras que Ferrovial y Sacyr cuentan todavía con mucha labor por hacer, pese a que todos ellos afirmaban hace dos semanas a este medio que entregarían la obra el 31 de octubre. La fase más atrasada del Hospital es la que opera San José, el lote más alto de todos valorado en 10 millones de euros. Una nave que pretende dar cobijo a 1.000 camas de hospitalización, si bien, como refleja este vídeo facilitado por un operario, todavía está lejos de albergar alguna de ellas.

Fuentes del sector consideran que esta obra no está exenta de los problemas que han afectado a las adjudicaciones en los últimos años, en las que se han impuesto precios muy bajos y se han fijado sanciones muy agresivas para los beneficiarios. En este caso, además, a la presión del tiempo se une la de la propia emergencia sanitaria. “Es decir, la obra necesita mucha gente y maquinaria para llegar a tiempo, pero en cuanto te pases lo más mínimo contratando pierdes dinero realizando esta adjudicación”, explican.

Lo único cierto es que Díaz Ayuso no tendrá a tiempo su Hospital de Emergencia para que su región, una de las más afectadas por el coronavirus en Europa, pueda afrontar la segunda ola. Y, mientras el debate se centra en de dónde saldrán los sanitarios para trabajar en este lugar, los operarios siguen trabajando día y noche para terminar lo antes posible y que no paguen “justos por pecadores”.

Es media tarde, con horario de invierno, la luna llena gobierna el cielo crepuscular y un electricista se encuentra apoyado sobre el respaldo de uno de los bancos que hay a pocos metros del hospital. Cada medio minuto, pasa por delante de su figura un camión, una furgoneta o una cuadrilla de obreros del turno de tarde. El chaval, moreno, enjuto y con ese acento envalentonado madrileño tan característico, dice que vería raro que antes del final de 2020 esté la obra finalizada.

Reconoce que tiene mérito el haber hecho un hospital en tan poco tiempo y a cualquiera se le vienen a la cabeza los enormes mamotretos que levantaron los chinos a principios de 2020 para tratar a los enfermos de covid-19. En ese caso, la propaganda gubernamental del país asiático mostró excavadoras y grúas amontonadas sobre un terreno en el que se edificaba en un tiempo casi sobrenatural. Digamos que en Madrid también se ha actuado rápido, aunque los plazos no se han cumplido y eso hace que se planteen dos preguntas: ¿cuándo se terminará definitivamente? ¿Y las empresas adjudicatarias serán sancionadas por no cumplir el encargo en las condiciones en las que lo recibieron?

https://www.vozpopuli.com/espana/madrid-hospital-emergencias_0_1405361276.html


MILES DE SANITARIOS SE NIEGAN A IR A TRABAJAR AL HOSPITAL DE VALDEBEBAS

La nueva instalación, con el nombre oficial de Enfermera Isabel Zendal, costó 50 millones de euros desde que se mandó a construir en mayo, pero no cuenta con suficiente personal médico.

El Sindicato de Enfermería ha recogido más de 2.000 escritos de disconformidad de profesionales sanitarios que han rechazado las medidas forzosas que los obligarían a ser trasladados al nuevo Hospital Enfermera Isabel Zendal. Las firmas se han acumulado en menos de 12 horas.

La Comunidad de Madrid ha anunciado recientemente su intención de bonificar a los profesionales sanitarios que refuercen el nuevo hospital, pero este incentivo no parece convencer a los profesionales. En 120 Minutos Ricardo Furió, portavoz de SATSE, critica la medida porque "supondría no atender correctamente a los pacientes que no tienen patologías Covid-19".

El hospital de emergencias de Valdebebas, que se mandó a construir en mayo por más de 50 millones de euros, se iba a inaugurar esta semana según la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. En una entrevista concedida a Telecinco este domingo, Díaz Ayuso no supo responder cuántos sanitarios va a contratar su Gobierno para atender a los pacientes del centro sanitario, que contará con más de 1.000 camas. "Esas preguntas no se le hacen a una presidenta autonómica", concluía la presidenta después de varias repreguntas sobre el tema

https://www.lainformacion.com/espana/madrid/miles-sanitarios-niegan-ir-trabajar-hospital-valdebebas/2819441/

EL CONSEJERO DE SANIDAD MADRILEÑO CONFIRMA QUE NO HABRÁ CONTRATACIONES PARA EL NUEVO HOSPITAL DE VALDEBEBAS

Enrique Ruiz Escudero ha señalado que el nuevo hospital de pandemias de Valdebebas se nutrirá con personal de otros centros hospitalarios de Madrid.

"El personal va a provenir de los hospitales madrileños", así h confirmado el consejero de Sanidad madrileño, Enrique Ruiz Escudero, que no habrá nuevas contrataciones de sanitarios para el nuevo hospital de Valdebebas y ha asegurado que se nutrirá de sanitarios procedentes de otros centros "que ya conozcan bien" el funcionamiento de este modelo hospitalario, "totalmente distinto" a los demás.

En declaraciones en Onda Madrid y Antena 3 el consejero ha indicado que el hospital Isabel Zendal de Valdebebas, que está previsto que se entregue este 31 de octubre, se activará de forma similar a como se hizo con el hospital temporal de Ifema, cuando lo requiera la situación sanitaria de la región, en este primer caso por la pandemia de la COVID-19. Además, ha garantizado que se reforzarán los hospitales que cedan personal a la nueva instalación.

Precisamente el hecho de que se active ante situaciones muy particulares hará que el centro tenga un funcionamiento hospitalario "totalmente distinto" al resto, de ahí que se busque personal de los hospitales "que ya conozca bien" el modelo de Ifema por haber trabajado en él durante la primera oleada. "Y de forma paralela se reforzarán esos hospitales de donde salga el personal", ha garantizado, recordando que en los últimos meses se han hecho más de 10.000 contrataciones para los centros públicos. "Eso puede ser un buen complemento", ha señalado.

Escudero ha aclarado así la confusión de la presidenta Díaz Ayuso, que en una entrevita en Telemadrid no supo aclarar de qué personal se nutriría el nuevo hospital y se limitó a decir que habría "una reorganización de efectivos".

Fuentes de la presidencia de la Comunidad aseguran a laSexta que el viceconsejero de Asistencia Sanitaria, Juan González Armengol lleva trabajando "desde el primer día" en la "planificación del personal que será preciso" en este nuevo centro.

Las mismas fuentes señalan que se prevé "el traslado voluntario -no forzado- de médicos y sanitarios de ostros hospitales", así como "recurrir a los centenares de sanitarios que se contrataron eventualmente para el hospital de Ifema".

El nuevo centro de Valdebebas "tendrá un equipo directivo estable de no mucha dimensión", y a partir de ahí se nutrirá de personal de otros centros.

"Es un hospital complementario al resto de hospitales del Servicio Madrileño de Salud, y pretendemos que se pueda activar de manera rápida, es muy flexible; hay que adaptar el personal a la situación por la que se requiere dicha activación", en este caso por la COVID-19, ha seguido explicando.

https://www.lasexta.com/noticias/nacional/consejero-sanidad-madrileno-confirma-que-habra-contrataciones-nuevo-hospital-valdebebas_202010265f96c95223b09f00017f07c9.html


AYUSO: "YO NO SOY LA RESPONSABLE DE LOS RECURSOS HUMANOS DE LA CONSEJERÍA DE SANIDAD”

Dice la presidenta de la Comunidad de Madrid que ella no es la responsable de los recursos humanos del Gobierno regional, que a ella no le compete entrar en cómo se va a dotar un hospital de 1.000 camas sin drenar recursos de otros centros de Madrid y sin contratar a más profesionales. Lo hizo en una entrevista este domingo por la noche en Telemadrid. La periodista la interpela sobre cuántos sanitarios han contratado para el nuevo hospital de pandemias, el Isabel Zendal, que está ya a un 82% de su construcción y cuya entrega está prevista para el 31 de octubre: el próximo sábado. 40.000 metros cuadrados en tres pabellones modulables que tendrán 960 camas de agudos y 48 de críticos y cuidados intermedios que, hasta ahora, ha costado 50 millones de euros.

“Pues estamos ahora mismo en esa contratación, lo que se está viendo sobre todo es que el refuerzo venga de otros hospitales y con ello hacer ese operativo para que el hospital, que está a punto de entregarse, tenga todo el personal dispuesto”, contestó la presidenta. Los centros madrileños están ahora en un delicado equilibrio que los mantiene en alerta, los ingresos se han estabilizado pero no así sus unidades de cuidados intensivos, que han sufrido un pequeño repunte en la última semana, y que provocan la ocupación de otros espacios de los hospitales con la consecuente paralización de la actividad rutinaria. A eso se suma una plantilla agotada tras ocho meses de pandemia y una abultada lista de espera para quirófanos y pruebas. Por eso, la periodista del canal de televisión, Silvia Intxaurrondo, insiste en saber cómo se van a gestionar esos recursos humanos.

—¿Y no se arriesga a que otros hospitales vayan a quedar desasistidos...?, le pregunta la presentadora.

—No va a faltar nada, es una buena noticia, quiero decir, donde parece que hay una mala noticia… No… Es un nuevo hospital y es una muy buena noticia y lo que va a haber es una reorganización de efectivos sanitarios para que se pueda… No va a faltar nada, es decir, es una muy buena noticia que Madrid tenga un nuevo hospital con 1.000 camas y va a tener casi tantas UCI como tienen otras... Todas... Una provincia entera de España. No le va a faltar de nada.

Ayuso se remite una y otra vez a la buena noticia que supone un hospital con 1.000 camas y 48 camas de cuidados intensivos y cuidados intermedios. En Madrid no hay muchos centros de esas dimensiones, pero sí varios que debido a la brutal transformación que tuvieron que hacer en marzo dan ahora cabida a ese número de críticos: en zonas específicas para ellos (UCI Médica, que está en este momento al 107% de su capacidad original) y en otros lugares como unidades de reanimación y quirófanos, que fueron reconvertidos para poder atenderlos.

El Ramón y Cajal tiene 901 camas instaladas —según la última memoria oficial, de 2018— y 5.223 profesionales y el 23 de octubre tenían 34 críticos de covid; el 12 de Octubre tiene 1.256 plazas y 6.832 personas en plantilla, hay ingresados allí otros 34 enfermos graves; en La Princesa, con 524 puestos, trabajan 2.374 personas y 12 pacientes ocupan sus camas de críticos; y en La Paz, con 1.268 camas, tienen 7.397 empleados y 42 personas que requieren un hueco en la UCI.

Aún con esos volúmenes de nóminas, los centros en Madrid nunca han estado holgados de profesionales, llevan años sometidos a unos recortes cuyas consecuencias se han visto agudizadas por la pandemia. Y los más de 10.000 profesionales que contrató la Comunidad como refuerzo durante la primera ola de la crisis, no les hace tener manos de sobra. Por eso, la periodista repite a Ayuso que no le salen “las cuentas”. “Si coge a personal sanitario de otros hospitales y lo traslada al hospital de Valdebebas sabiendo la presión que hay...”, la interpela.

La presidenta contesta:

—Sí, pero porque se van a duplicar, porque se van a reorganizar, pero es que yo no soy la responsable de los recursos humanos de la Consejería de Sanidad. Yo creo que la presidenta de la Comunidad no tiene que entrar al detalle de cómo van a reorganizar los turnos, el material, yo creo que eso a mí no me compete. A mí lo que me compete es haberle dicho a la Consejería de Sanidad quiero... Creemos que ha de haber un hospital en tal lugar, y la proeza de construir en tan solo tres meses un hospital que va a sorprender al mundo es lo que a mí me ha de ocupar. Y que por supuesto el personal sanitario de la Comunidad de Madrid esté respaldado, que esté trabajando en las mejores condiciones y que no falte, que es lo que vamos a garantizar, que no falte, pero yo no he de bajar a esa letra pequeña. Como comprenderán son preguntas que no se le hace a un presidente autonómico normalmente. Mi responsabilidad es que haya un hospital público de la máxima calidad funcionando en los próximos días.

La entrega será, previsiblemente, en una semana. Dotarlo, según dijo la semana pasada el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, tardará otras semanas. Esperan que esté funcionando antes de final de año. Para entonces tendrán que haber concretado cómo y para qué estará operativo ese centro, cuántos profesionales harán falta y de qué centros saldrán. Pero antes, este 27 de octubre, los sanitarios han vuelto a ser llamados a la huelga por la Asociación de Médicos y Titulados Superiores; han secundado varias, en atención primaria, hospitalaria y el servicio de emergencias Summa, tanto médicos internos residentes como adjuntos, desde que comenzó la pandemia. ¿La razón? “El maltrato” al que llevan sometidos desde hace años.

En sendas entrevistas esta mañana en Antena 3 y Onda Madrid, Ruiz Escudero ha explicado que el hospital de Valdebebas se activará de forma similar a como se hizo con el hospital temporal de Ifema, cuando lo requiera la situación sanitaria de la región, en este primer caso por la pandemia de la covid-19 y que se nutrirá de sanitarios procedentes de otros centros “que ya conozcan bien” el funcionamiento de este modelo hospitalario, “totalmente distinto” a los demás, y ha garantizado que se reforzarán los hospitales que cedan personal a la nueva instalación.

EL SECTOR SANITARIO, ENTRE LA INQUETUD Y EL RECHAZO

Julián Ezquerra, secretario general del sindicato médico Amyts, ha mostrado la inquietud del sector sobre el nuevo hospital. "¿Era realmente necesario gastar 50/60/70 millones en este hospital cuando tenemos abandonada la atención primaria y la contratación de rastreadores y el refuerzo de todas plantillas?", se pregunta Ezquerra en un vídeo remitido a los medios de comunicación. "No sabemos cuál va a ser su futuro fuera de la necesidad puntual de camas por la covid", confiesa Ezquerra, que se pregunta de dónde va a salir el personal para atenderlo. "¿Se va a volver a desmontar la atención primaria más de lo que ya está, se van a trasladar médicos de los hospitales y en qué situación van a quedar los centros de origen, se va a contratar a nuevo personal?", resume el secretario de Amyts, que habla de muchas dudas y de pocas certezas. "Nos tememos que el decreto que permite militarizar al personal sanitario se va a usar en Madrid a pesar de que el PP votó en contra en el Congreso", asegura. "Nos vemos abocados a la movilidad forzosa para abrir una estructura que tiene poca necesidad".

La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid también ha rechazado el traslado de personal al nuevo hospital. "Este personal en la actualidad se encuentra trabajando en los hospitales públicos de gestión directa de Madrid, su traslado al hospital de Valdebebas supondrá una disminución de los efectivos que repercutirá negativamente sobre el funcionamiento de estos centros hospitalarios que ya tienen problemas de falta de plantillas", afirma la asociación, que considera que es "desnudar a un santo para vestir a otro".

El portavoz de Más Madrid en la Asamblea, Pablo Gómez Perpinyá, ha registrado ya varias preguntas dirigidas a la presidenta madrileña sobre la dotación de personal del hospital Enfermera Isabel Zendal, que se le plantearán esta semana en la sesión de control.

https://elpais.com/espana/madrid/2020-10-26/isabel-diaz-ayuso-yo-no-soy-la-responsable-de-los-recursos-humanos-de-la-consejeria-de-sanidad.html

EL NUEVO HOSPITAL DE PANDEMIAS NECESITARÍA 3.000 NUEVOS SANITARIOS PARA NO RECURRIR A PROFESIONALES DE OTROS CENTROS YA INFRADOTADOS

El hospital en el que Díaz Ayuso ha invertido 50 millones de euros abrirá sus puertas en noviembre con médicos y enfermeras de otros hospitales de la región, tal y como ha avanzado la presidenta madrileña

Los sindicatos denuncian que las plantillas de estos centros sanitarios ya están "muy ajustadas" y califican de "inviable" la idea del Gobierno regional

La oposición tampoco ve adecuada la fórmula y critica igualmente un proyecto cuya necesidad ponen en duda y que tiene un coste desorbitado

Primero fue el "hospital milagro" levantado en Ifema, ahora será "el hospital público de emergencias en Valdebebas", situado cerca del primero. Son las dos medidas que la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha querido vender como estrella durante la pandemia. El primero fue clausurado el pasado 1 de mayo; el segundo, previsiblemente, echará a andar en el mes de noviembre. Sin embargo, a escasos cuatro días de estrenar el mes, la líder conservadora todavía no sabe cómo se gestionará el personal del nuevo hospital, también bautizado como "de pandemias". Así lo afirmó en una entrevista concedida este domingo a Telemadrid, donde además aseguró que ni siquiera es tarea suya responder a la pregunta de quiénes atenderán a los pacientes que allí ingresen. "A un presidente autonómico no se le hacen esas preguntas", señaló.

No obstante, dio una idea: el personal del nuevo centro estará formado por profesionales derivados de diferentes hospitales de la Comunidad de Madrid. "Entiendo, por lo que usted dice, que van a tomar personal sanitario de otros hospitales", repreguntó la presentadora de las noticias del fin de semana, Silvia Intxaurrondo. "Claro", respondió Ayuso, "al hospital de Valdebebas no le va a faltar ni material sanitario ni le va a faltar ningún tipo de personal". El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero (PP), confirmó este mismo lunes las palabras de Ayuso.

Sin embargo, la idea no ha gustado ni a la oposición ni a los sindicatos, que criticaron tanto el proyecto en sí mismo como la ocurrencia de dotar de profesionales a la nueva instalación "secuestrando" a sanitarios de otros hospitales de la región, dice Mariano Martín-Maestro, portavoz de CCOO Sanidad Madrid. "No es viable", sentencia Julián Ezquerra, secretario general de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts). "Es dejar negro sobre blanco su irresponsabilidad", añade el diputado socialista en la Asamblea de Madrid José Manuel Freire. "Tenemos un déficit de profesionales que no han sido capaces de cubrir y ahora añadimos este tipo de esperpentos de márketing político", se queja Mónica García, líder de Más Madrid.

La conservadora, cuya gestión ha sido más que cuestionada durante todos los meses —y ya van ocho— de pandemia, hizo el anuncio en el mes de mayo a través de una entrevista concedida al diario El Mundo. "En otoño habremos levantado un hospital que tendrá mil camas que estarán siempre en funcionamiento, pero que se irán destinando a las epidemias que puedan ir viniendo, del covid o de la gripe, para que no se congestionen los hospitales", dijo. Hacía entonces tres días desde que la directora general de Salud Pública, Yolanda Fuentes, dimitiera. Lo hizo porque no compartía la decisión de solicitar al Gobierno el paso a la Fase 1 de la desescalada. El escándalo fue tal que Ayuso contrarrestó el golpe con el anuncio estrella del nuevo hospital, una especie de réplica del éxito de Ifema, pero permanente.

El proyecto empezó a concretarse al mes siguiente. El 8 de junio, la presidenta autonómica ya reveló el emplazamiento del que llevará por nombre Hospital Enfermera Isabel Zendal: Valdebebas. Según su propio Ejecutivo, que comparte con Ciudadanos, el proyecto costará 50 millones y tendrá una superficie de casi 40.000 metros cuadrados divididos en tres pabellones, más de un millar de camas, hasta 20 unidades de hospitalización de 48 camas cada una, 48 camas de unidades de cuidados intensivos (UCI), áreas de diagnóstico por imagen y un laboratorio. Podrá acoger, por tanto, el mismo número de pacientes que un hospital como, por ejemplo, el Gregorio Marañón, que tiene 1.160 camas. En él trabajan, según los datos a 30 de septiembre del portal estadístico del Servicio Madrileño de Salud (Sermas), 3.490 profesionales de formación universitaria, entre los que se encuentran los médicos especialistas y los enfermeros.

Dos hospitales similares, con una capacidad similar, necesitan un número de profesionales también similar. El problema es que, según llevan tiempo denunciando los propios sanitarios, el servicio sanitario madrileño ya adolece de una infradotación. Por eso encontrar 3.000 trabajadores y trabajadoras se torna una misión bastante complicada. Y sacarlos de otros hospitales, una opción inadecuada. "Plantear que en una situación de hospitales saturados y profesionales exhaustos se van a sacar a 3.000 personas que hacen falta para atender 1.000 camas habla de una gran incompetencia e irresponsabilidad, además de una falta de respeto a la ciudadanía", señala Freire.

Las plantillas ya están "muy ajustadas"

El problema es que los hospitales que ya están abiertos y que lidian diariamente con la crisis sanitaria provocada por el coronavirus tienen unas plantillas "muy ajustadas", señala Ezquerra. Sacan adelante el trabajo con menos manos de las que deberían, así que la atención sanitaria que podrían ofrecer si algunas de ellas se marchan a Valdebebas dejaría mucho que desear, insiste. "En este momento es inviable hacer eso. Hay plazas de neumología sin cubrir autorizadas a contrataciones y ni siquiera se encuentran neumólogos", dice el secretario general de Amyts, que se pregunta entonces cómo se podría dotar al nuevo hospital de estos especialistas, claves en la lucha contra una enfermedad que ataca, en su forma más grave, a los pulmones.

Martín-Maestro coincide con él y apunta a que "ningún centro sanitario —ni hospitalario ni de atención primaria— puede permitirse el lujo de perder ni un solo profesional". "Muchos de estos centros continúan necesitando los 10.100 profesionales de refuerzo a los que la presidenta prometió contratar. Todavía nos faltan más de 3.000. Si a eso le sumamos la apertura de un nuevo centro sanitario, la necesidad de plantilla se torna abrumadora", denuncia.

"Los hospitales no se pueden permitir esto. Están todos muy por debajo de sus necesidades desde hace muchísimo tiempo. Están soportando una carga elevadísima", añade Julián Ordoñez, secretario de Sanidad en UGT Madrid. "Lo que hay que hacer es contratar", señala, tajante.

Lo cierto es que las plantillas del sector hospitalario del Sermas han ido en aumento desde el pasado mes de mayo, cuando se anunció la construcción de este nuevo hospital. Entonces, el número de trabajadores y trabajadoras de formación universitaria estaba en 32.287 personas, que aumentaron hasta 32.810 al mes siguiente. Ya en julio pasaron a ser 32.959, 43 más que en agosto. A fecha de septiembre de 2020, la atención hospitalaria contaba con 33.089 profesionales de formación universitaria. Son más que hace un año, cuando había 28.708 (4.381 menos), pero insuficientes. Según Ordoñez, en los hospitales que ya están en funcionamiento en la región harían falta, "como mínimo", unas 8.000 o 10.000 personas de todas las categorías. Y eso sin pandemia, "en condiciones normales". "Ahora ese número habría que multiplicarlo por un coeficiente que elimine las incidencias que se producen y que no vamos a poder evitar", lamenta.

La historia es conocida porque ocurrió lo mismo en atención primaria. Ayuso se comprometió a luchar contra el covid-19 contratando a 650 nuevos sanitarios para los centros de salud de la región. En el momento del anuncio, según datos del Sermas, había 4.074 médicos de familia en atención primaria. El último día de agosto, esa cifra se situaba en 4.116. Son apenas 42 profesionales más. Para Ayuso, el problema radica en la falta de médicos en España. Para los profesionales, en la precariedad laboral que existe en la región.

Y también pasó lo mismo con los rastreadores. Tampoco a día de hoy la Comunidad de Madrid ha sido capaz de construir una plantilla de rastreadores acorde a su densidad de población. A mediados de mayo, el vicepresidente Aguado comunicaba la intención del Ejecutivo regional de contratar a 400 técnicos de Salud Pública para identificar contactos estrechos de contagiados con coronavirus. Sin embargo, a finales de julio apenas llegaban a los 182, muy lejos de los 1.200 con los que deberían contar para hacer un seguimiento correcto de acuerdo a los estándares internacionales establecidos por instituciones como la Universidad John Hopkins. Ahora, después de intentar que los números cuadrasen a través de voluntarios o de trabajadores de la sanidad privada, Madrid ha conseguido engordar algo más la plantilla. Según los datos de la Dirección General de Salud Pública, a inicios de septiembre trabajaban ya en la región 560, más los 150 solicitados al Ministerio de Defensa —710 en total—. Hace unas semanas, el consejero de Sanidad, Enrique Ruíz Escudero, hablaba ya de casi un millar. Y prometía tener 1.500 para octubre. Según Martín-Maestro, todavía no han llegado los necesarios.

Todos los números han crecido, pero no se han ajustado ni a los compromisos adoptados por el Gobierno autonómico ni mucho menos, denuncian siempre los profesionales, a lo necesario.

Ifema, el proyecto estrella que ya dejó sin profesionales la atención primaria

Lo que quiere hacer la Comunidad de Madrid tampoco es nuevo. El proyecto del hospital de pandemias tiene otra cosa en común con el hospital "milagro", tal y como lo llegó a calificar Ayuso, de Ifema. Cuando abrió sus puertas tampoco había de dónde sacar personal, así que el Ejecutivo regional decidió echar el cierre de los Servicios de Urgencia de Atención Primaria (SUAP) y trasladar a sus profesionales a ese macro hospital. El problema es que nunca volvieron. Ni cuando Ifema echó el cierre. Así que los SUAPs siguen cerrados, a pesar de cumplir una labor fundamental. Cuando la atención primaria cierra, ellos abren. Ofrecen un servicio de urgencia desde los centros de salud a quienes la requieran en mitad de la noche, en un fin de semana o en un día festivo. O simplemente, atienden los servicios que la atención primaria programa para cada día cuando esta descansa.

Martín-Maestro teme que esto vuelva a ocurrir. "Ya habíamos insistido en que había que llevar a cabo una planificación de necesidades para ir viendo cómo se iba a dotar el hospital de Valdebebas y ha llegado el día y vemos que se va a secuestrar a profesionales, igual que cuando abrió Ifema, que se hizo con personal de atención primaria", recuerda. "A día de hoy siguen cerrados varios consultorios locales y algunos centros de salud no están al 100%, sino que tienen horarios concentrados porque tienen una necesidad imperiosa de personal", añade.

"Lobby de las constructoras"

Pero no sólo es el personal que atenderá esas más de 1.000 camas. Tanto la oposición como los sindicatos cuestionan el proyecto en sí mismo. Según Freire, por ejemplo, su construcción no es más que "un sinsentido sanitario". "No hay ningún informe que dé razones para construirlo. No han podido poner por escrito el porqué de un hospital de este tipo", critica. Mónica García, líder de Más Madrid, ya lanzó la misma idea en el mes de julio. "La imagen que dan, que es fiel a la realidad, es que ustedes están haciendo de lobby de las constructoras más que haciendo de lobby del bien común", criticó en la Asamblea de Madrid. Ahora, en conversación con infoLibre, sostiene ese discurso. "Es un hospital completamente innecesario, no tiene sustento ni técnico ni epidemiológico y sólo responde a las necesidades de Ayuso de cubrir con ladrillos lo que no ha cubierto en años con profesionales", critica. "Esto es la segunda temporada del hospital de Ifema, que fue un gran plató televisivo. Pero se dejan el pequeño detalle de que los hospitales no son ladrillos, sino profesionales. Te deja estupefacto escuchar a la presidenta decir que lo sacarán de unos hospitales que ya están colapsados y que tienen una carga asistencial por encima de lo normal", añade.

Vanessa Lillo, diputada del Grupo Parlamentario Unidas Podemos Izquierda Unida Madrid en Pie, también se posicionó en la misma línea en conversación con infoLibre: "Nos parece más una operación de ladrillo y propaganda como fue el hospital de Ifema. La cuestión no es tener instalaciones, es dotarla de recursos".

Ordoñez lo comparte. "Esta es la misma filosofía que tiene el PP desde los años 2006 y 2007, cuando inauguraron nuevos hospitales que no supusieron un incremento de camas ni de profesionales, sino un decremento. Lo único que hacen es crear beneficio para las constructoras y negocios privados. No hay más", critica.

Según ha podido comprobar infoLibre, las obras de urbanización del emplazamiento del nuevo hospital han sido adjudicadas a Fatecsa Obras S.A por 3,8 millones. Hay otros dos contratos: el de "proyecto y dirección facultativa" del "módulo B1" y el del "módulo C". El primero ha sido adjudicado a Argola Arquitectos SBL por 415.968 euros y el segundo a Aidhos Aquiec Sao por 454.466. Desde la oposición, no obstante, denuncian lo que denominan "opacidad" en lo contratos, por lo que el PSOE pedirá una comparecencia para conocer exactamente los contratos relacionados con este proyecto. García ya recuerda que Ifema fue "un sumidero de contratos no justificados". Repetir eso ahora, dice, es "sangrante".

Este martes, precisamente, los médicos de toda España, convocados por el Comité Ejecutivo de la Confederación Estatal de Sindicatos médicos (CESM) comienzan una huelga indefinida para pedir al Gobierno una sanidad "de calidad".

https://www.infolibre.es/noticias/politica/2020/10/27/ayuso_hospital_pandemias_valdebebas_madrid_personal_otros_hospitales_112530_1012.html


EL SECRETO DEL NUEVO HOSPITAL EXPRÉS DE AYUSO

Concebido en la opacidad, el hospital de pandemias que la Comunidad de Madrid quiere abrir en noviembre será “un hito” de la construcción prefabricada en España

Una de las muchas preguntas que suscita el nuevo hospital para pandemias que construye la Comunidad de Madrid es si estará listo a tiempo. El movimiento de tierras comenzó el 1 de julio y el objetivo es abrirlo en noviembre, es decir, solo cinco meses después. En el sitio de la obra sorprende que esta semana no hubiera actividad las 24 horas teniendo en cuenta que hay prisa para sumar sus 1.008 nuevas camas en caso de que se agrave la segunda ola de coronavirus. A las ocho de la tarde ya no quedan obreros en la parcela de 45.000 metros cuadrados en Valdebebas, al norte de Madrid. Pero la clave que quizás permita al Gobierno de Isabel Díaz Ayuso venderlo como un nuevo “milagro” es que serán seis edificios hechos en fábrica, un detalle escondido en la poca información disponible sobre el cuestionado proyecto.

El futuro hospital de Emergencias Isabel Zendal no convence a los críticos que lo ven como una operación de propaganda de Ayuso. Se preguntan si no es más efectivo ampliar la capacidad de los hospitales ya existentes o contratar rastreadores, si tendrá utilidad cuando pase la pandemia o de dónde saldrá su plantilla de sanitarios. Si existe un plan funcional que fundamente el proyecto, es aún hoy un secreto por descubrir.

Con la curva de contagios al alza las fotos del hospital aún en obras dan munición a los escépticos. El viernes de la semana pasada las obras avanzaban al 20%, según el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero. Mientras, el ritmo de ingresos en los hospitales públicos se acelera. Este jueves había 1.033 enfermos de covid-19 en los hospitales públicos y concertados de la región, seis veces más que hace 20 días. La región contaba antes de la pandemia con 20.743 camas (13.654 públicas y 6.819 privadas) en sus plantas, según datos de la Comunidad.

Pero si la obra de un hospital tradicional de ese tamaño podía tardar casi dos años, este estará en pie mucho antes. La técnica de construcción por módulos prefabricados es la misma que China empleó en febrero para levantar en 10 días el hospital de 1.000 camas de Wuhan (allí, 7.000 obreros trabajaron las 24 horas de cada día). Esta forma de construir cada vez más popular supone que los componentes estructurales (módulos) son elaborados en una fábrica y luego transportados en vehículos para ser ensamblados como un Lego en el lugar donde se levantará el edificio.

En marzo, la presidenta Ayuso alardeó de haber conseguido un “milagro” por habilitar en 48 horas dos pabellones ya construidos del centro de convenciones Ifema con el fin de acoger a enfermos de covid-19. El nuevo hospital especializado en la pandemia ha sido presentado como una continuación del “éxito” de Ifema. Tendrá un coste de 50 millones de euros y será permanente, a diferencia de los hospitales de campaña construidos para la pandemia. La idea de la Comunidad es que sea usado para futuras pandemias y para cualquier crisis sanitaria o necesidad asistencial que surja.

El estreno debería producirse en noviembre, coincidiendo con los primeros brotes de gripe, según Miranda. Fuentes familiarizadas con el proyecto dicen que inicialmente la Comunidad quería tener el edificio listo el 1 de octubre.

Varias empresas participantes no quisieron dar detalles a este periódico alegando que han firmado una cláusula de confidencialidad. Terceras empresas consultadas dicen que el hospital Isabel Zendal es un proyecto único en la edificación de equipamientos públicos en España por sus dimensiones y prevista celeridad.

“En el sector estamos todos muy expectantes para saber si tienen el hospital a tiempo. Si lo consiguen será un hito”, dice el arquitecto hospitalario Maximià Torruella, director general de PMMT.

Si todo sale bien, correría mejor suerte que su vecino, el “donut” de Valdebebas, el edificio redondo que lleva abandonado desde 2010. La expresidenta Esperanza Aguirre lo ideó como uno de los inmuebles de la Ciudad de la Justicia, pero acabó como “hotel de lujo para conejos”, según la definición acuñada por Unidas Podemos.

“En el sector estamos todos muy expectantes para saber si tienen el hospital a tiempo. Si lo consiguen será un hito

MAXIMIÀ TORRUELLA, ARQUITECTO HOSPITALARIO

La Comunidad otorgó la obra del hospital a dedo por la vía de contratos de emergencia a 14 empresas (seleccionadas de 49 invitadas). Los elegidos son, entre otros, cuatro estudios de arquitectura con experiencia en construcción de hospitales y grandes constructoras como Sacyr, Dragados, San José y Ferrovial. El director general de infraestructuras de la Comunidad, Alejo Joaquín Miranda, dice en una entrevista telemática que a pesar de que podían haber adjudicado todo el hospital a una sola empresa, la consejería ha querido velar por los principios de concurrencia e igualdad de trato de la ley, que invita a crear lotes en la contratación pública. “Se ha logrado la mayor concurrencia de la historia de un procedimiento de emergencia”, destaca.

Según la Comunidad, en la parcela ha habido tramos de trabajo de 24 horas repartidos en tres turnos. Ahora los obreros están en los talleres construyendo con hormigón y otros metales las fachadas, muros y elementos estructurales de los seis edificios (tres pabellones de hospitalización, un centro logístico, un centro administrativo y una central de instalaciones).

Un cuello de botella que ralentiza el progreso son los grandes equipos de climatización y reciclado del aire, hechos a medida. Es clave para que no haya retrasos el rol de Conurma, una consultora de ingeniería que coordina a las otras 13 empresas. Respecto a los futuros sanitarios de plantilla, el director de infraestructuras dice que la Comunidad estudia en este momento su plan de recursos humanos: “Cada crisis sanitaria requerirá un plan funcional concreto y una estrategia de recursos humanos diferente”.

Ya que se trata de actuar rápido, la Comunidad podía haber acortado tiempos construyendo un hospital prefabricado del tipo de campaña, con materiales de menor calidad y desmontable. Empresas de edificación prefabricada en España ofrecen la posibilidad de recurrir a módulos ya disponibles en stock que son comprados por catálogo. Gracias a esta agilidad, la pandemia ha supuesto un boom de nuevos hospitales prefabricados, unos con carácter permanente y otros efímeros.

En Cataluña la multinacional francesa Algeco ha ampliado el hospital Germans Trias i Pujol de Badalona con 3.930 nuevos metros cuadrados que han permitido aumentar la capacidad con 416 nuevas camas. El Gobierno argentino ha construido por su territorio 12 nuevos hospitales modulares de emergencia. En El Salvador, Panamá o Perú también están abriendo hospitales especiales para la pandemia.

Los líderes políticos han aprovechado estas aperturas para hacerse la foto. “Va a ser el mejor hospital de Latinoamérica para atender covid”, dijo el presidente salvadoreño Nayib Bukele al inaugurar en junio la primera fase de un centro que fue iniciado en marzo.

Otro motivo por el que el hospital de Madrid abrirá tan pronto es su sencillez. En España son habituales los hospitales generales, con decenas de especialidades en un solo edificio, y no este tipo de centros monotemáticos. El Isabel Zendal es visto por expertos consultados como un “hotel muy grande”, diáfano y poblado por hileras de camas. No serán necesarios equipamientos complejos ni otras consideraciones habituales en hospitales generales.

“Un hospital con cartera de servicios completa es el proyecto arquitectónico más complejo que existe, incluso más que un aeropuerto o un estadio deportivo”, dice el arquitecto hospitalario Emilio Sánchez-Horneros, consejero delegado del estudio TASH. El hospital Puerta de Hierro de Majadahonda, con una superficie cuatro veces mayor al Isabel Zendal, tardó cinco años en estar listo desde su proyecto en 2004 hasta el fin de la obra en 2008.

Mala prensa

Prefabricado ya no es sinónimo de baja calidad, una mala imagen simbolizada por los barracones escolares que han sido usados en España desde hace décadas. “Los barracones hicieron mucho daño a los niños que estudiaron en ellos 10 años en lugar de los seis meses previstos, y también afectaron a la reputación de las construcciones modulares por el uso indebido que de ellas se hizo”, dice Álvaro Maestro, director comercial de Algeco para la península Ibérica. Añade que los materiales y la estética han mejorado tanto que los edificios modulares pueden ser permanentes y levantados en la mitad de tiempo que un edificio tradicional.

En el sector dicen que en realidad no ha habido un gran avance tecnológico sino más bien un cambio de mentalidad. España ha estado abonada a la cultura del ladrillo mientras que países del norte de Europa o Estados Unidos llevan décadas preconstruyendo edificios en fábricas.

Las fuentes consultadas del sector hablan de una revolución en la construcción prefabricada en España que va a transformar el sector de la vivienda. Las casas prefabricadas están listas en tiempo récord y son necesarios menos obreros. “Podemos tener la estructura montada en seis días y entregar la llave en mano al cliente en solo cuatro meses, mientras que una construcción tradicional tarda un año”, dice José García, gerente de la empresa catalana Home Creation. Su empresa fabrica sus viviendas en Valencia y las transporta por carretera hasta el Vallés barcelonés, su principal mercado.

Otra ventaja de los edificios prefabricados es que pueden ser transformados más fácilmente. Esto podría ayudar a darle nuevos usos al Isabel Zendal en el futuro poscovid-19. “Probablemente habrá que reconvertirlo, al menos parcialmente”, opina Sánchez-Horneros. “Ojalá haya que reconvertirlo pronto”. Otros expertos son más pesimistas y creen que la siguiente pandemia vendrá más pronto de lo que creemos.


https://elpais.com/espana/madrid/2020-08-21/el-secreto-del-nuevo-hospital-expres-de-ayuso.html

DENUNCIAN ANTE INTERVENCIÓN GENERAL LA CONSTRUCCIÓN DE HOSPITAL VALDEBEBAS

La Asociación Madrileña de Enfermería (AME) ha denunciado ante la Intervención General de la Comunidad de Madrid la decisión del Gobierno regional de construir un nuevo hospital de emergencias en Valdebebas, por valor de 50 millones de euros "sin que exista una necesidad real", en lugar de "reabrir las camas que están cerradas" en los hospitales.

"Nos hemos estudiado la Ley de contratación pública y creemos que los argumentos para construir este nuevo hospital pueden no corresponder con los supuestos de un contrato de emergencia", ha dicho a Efe la presidenta de AME, Alda Recas, que además cuenta con el respaldo del PSOE en la Asamblea de Madrid, según ha confirmado el portavoz socialista de Sanidad, José Manuel Freire.

"Pedimos a la Comunidad de Madrid que dé explicaciones y aporte los datos por los que justifica esta decisión", añade la presidenta de AME. "Solicitamos a la Inspección que investigue el por qué de ese gasto de 50 millones. Si de verdad se corresponde con un contrato de emergencia, que el Gobierno bipartito nos dé todos los datos de las comisiones técnicas para comprobarlo", continúa Recas.

El artículo 120 de la Ley de contratos del sector público regula los contratos de emergencia, que el Gobierno regional ha estado utilizando durante la pandemia, "pero ahora no consideramos que estemos ya en una emergencia", según Recas que propone, "con mucho menos dinero reabrir camas cerradas hace años o rehabilitar edificios de hospitales que siguen cerrados".

Entre ellos, "una torre entera que está cerrada, de las cuatro que tiene el hospital Infanta Sofía de San Sebastián, y que pedimos que abrieran durante la pandemia", así como el antiguo Puerta de Hierro de Moncloa.

La decisión del nuevo hospital "se realiza mediante una mera alegación al supuesto habilitante del artículo 120 de la ley, sin que concurra una causa legal-sanitaria", y desde que el gobierno de Díaz Ayuso lo anunciara en junio como un "proyecto de urgente y extraordinario interés público', no aparece ninguna mención en el Perfil de la Contratación Pública de la Comunidad de Madrid sobre la tramitación de este contrato de emergencia".

Según el citado artículo, este tipo de contratos se justifican “Cuando la Administración tenga que actuar de manera inmediata a causa de acontecimientos catastróficos, de situaciones que supongan grave peligro o de necesidades que afecten a la defensa nacional".

Estas circunstancias especiales obligan a que "el hecho habilitante sea justificado hasta la extenuación por el órgano administrativo que lo tramita. Desde AME entendemos que una genérica alegación sobre la lucha contra la Covid-19, no es un hecho habilitante suficiente para la tramitación de un contrato de emergencia".

Tras indicar que "hay excavadoras trabajando ya en el terreno de Valdebebas", desde AME consideran que "se está construyendo un Hospital de Emergencias sin la cobertura legal suficiente", y que los 50 millones que costará "suponen un inadecuado desvío de dinero público" que podría ser utilizado para otras "necesidades urgentes" en hospitales y centros de salud.

Para el PSOE, el Gobierno de Díaz Ayuso "está desviando el foco en construir un hospital de pandemia, cuando un hospital debe ser la última línea de defensa, no la primera. Lo que salva vidas es invertir en vigilancia epidemiológica y en salud pública", ha dicho su portavoz José Manuel Freire.

Ya durante la pandemia, la presidenta "ha enfocado todo al hospital de Ifema, el hospital milagro. Si es tan necesario un hospital de pandemias, ¿por qué cerraron Ifema con lo que costó montarlo? Máxime cuando se espera una nueva oleada de la pandemia para el otoño", continúa Freire.

A su juicio, el hospital de Valdebebas "nacerá cojo, porque si un enfermo está grave necesita e controlado por médicos de varias especialidades y no solo médicos de familia como había en Ifema. Si el dinero va a la construcción, no se dota a Atención Primaria, cuando el sistema tiene que apostar por la Primaria".

Además de buscar el apoyo del PSOE, la Asociación Madrileña de Enfermería está en contacto con otros grupos de la Asamblea de Madrid para "tratar de frenar cuanto antes" la construcción del hospital de Valdebebas.

https://www.lavanguardia.com/vida/20200723/482474201535/denuncian-ante-intervencion-general-la-construccion-de-hospital-valdebebas.html

CUATRO FIRMAS DE ARQUITECTURA TRABAJAN EN EL HOSPITAL DE 50 MILLONES DE AYUSO

La Comunidad de Madrid asegura que unas 14 empresas formarán parte del proyecto, que ya ha sido adjudicado. Todavía se desconoce cuáles son las otras 10.

Estudio de Arquitectura Chile 15, EACSN Estudio de arquitectura, AIDHOS ARQUITEC y Árgola Arquitectos. Esas son las cuatro firmas que trabajan contra reloj para materializar la construcción del Hospital de Emergencia contra la Covid-19 en Valdebebas, cuyo coste se estima en 50 millones de euros. La Comunidad de Madrid dio luz verde la semana pasada al inicio de los trabajos para erigir este nuevo complejo hospitalario y anunció la participación de 14 empresas. Desde entonces, 'La Información' solo ha podido conocer los nombres de estas cuatro firmas por un comunicado del Gobierno regional sobre la "primera toma de contacto para la redacción del Anteproyecto". Todavía se desconoce cuáles son las otras 10 compañías involucradas en la obra, pese a que varias fuentes del Ejecutivo que preside Isabel Díaz Ayuso han asegurado a 'La Información' que ya ha sido adjudicada.

La "toma de contacto" de la institución con las firmas se produjo el pasado 24 de junio y fue convocada por Alejo Joaquín Miranda de Larra Arnaiz, de la D. G. de Infraestructuras Sanitarias, según los datos de la autonomía. En representación del Gobierno de Ayuso también participó José Antonio Martín Martín, y la reunión tuvo lugar en una sala de juntas ubicada en la plaza Carlos Trias Bertrán, 7-Edif. Sollube. Al término del encuentro, la Comunidad de Madrid no comunicó detalles de los temas que se abordaron.

Las autoridades de Madrid han mantenido el oscurantismo sobre quiénes se pondrán manos a la obra en los próximos días para levantar el edificio en el plazo previsto -la obra deberá estar terminada a finales de otoño-, aunque sí han adelantado que entre las 14 empresas hay cuatro estudios de arquitectura, dos compañías de ingeniería, una organización especializada en estudios de suelo, otra elegida para la urbanización y seis constructoras que ejecutarán la edificación de los lotes estipulados en sus planes para combatir un eventual rebrote de la pandemia.

Las 14 empresas seleccionadas, asegura la Comunidad, se sometieron a una evaluación "con criterios técnicos" en la que participaron 49 compañías. Los parámetros que se tuvieron en cuenta fueron la disponibilidad de inicio -por la urgencia del Gobierno para comenzar la obra ante una posible segunda ola del virus prevista para otoño-; los medios personales -el número y cualificación del personal, oficina técnica y turnos propuestos-; los medios materiales -la cantidad y tipología de la maquinaria-; la ampliación del plazo de garantía; y la experiencia en la construcción modular tridimensional. La CCAA ha sacado pecho de que "a pesar de ser un procedimiento de emergencia, que podría haberse adjudicado a una sola empresa, se ha querido garantizar concurrencia y objetividad del procedimiento invitando a 49 a concursar".

La instalación es un centro público que va a 'calcar' el modelo utilizado para adaptar IFEMA a las necesidades de la lucha contra la pandemia y contará con tres pabellones que suman más de 23.000 metros cuadrados. Eso sí, a diferencia del centro ya clausurado, tendrá salas polivalentes de curas, que podrán habilitarse como quirófanos, zonas de CMA (cirugía mayor ambulatoria) o sencillas salas de curas, para practicar intervenciones de distinto grado de complejidad. La nueva infraestructura, según la Comunidad, estará equipada con más de 1.000 camas y tecnologías médicas avanzadas para ser "un nuevo lugar de referencia en materia de enfermedades contagiosas".

Las autoridades madrileñas añaden que, para evaluar las ofertas, se creó una Comisión Técnica de Valoración formada exclusivamente por funcionarios del SERMAS con titulación de arquitectos e ingenieros superiores, que han emitido un informe técnico. Sin embargo, los nombres de las empresas elegidas y los informes no han sido publicados. Ante la falta de respuestas por parte de la Sanidad madrileña, para obtener más detalles La Información ha contactado con José Manuel Freire, diputado socialista en Asamblea de Madrid y portavoz de Sanidad, quien califica la construcción de este hospital como "un disparate".

El político desconoce las empresas que se han hecho con el proyecto, y sus críticas van más allá de los aspectos procesuales. Para él, "no existe un complejo similar en ningún otro país del mundo y no sirve de nada porque ya se ha comprobado que los pacientes de la Covid-19 necesitan de atención hospitalaria completa y no de un simple aislamiento. Además, no hay médicos suficientes para mantener la actividad de los centros que ya existen. ¿De dónde se van a sacar los de este?".

Freire critica que antes de dar inicio a este tipo de obras hay que preguntarse "¿cuál es el objetivo de un hospital para pandemias?". Y, ante la falta de argumentos por parte de los impulsores del proyecto, el político sostiene que "ante razones injustificables todo apunta a corrupción. La construcción es una decisión arbitraria. Esto es una ocurrencia de Ayuso y otros más por su carácter mediático. La Covid da titulares". Finalmente, el político insiste en que un proyecto como este debe "tener fines sanitarios" y afirma que "el Gobierno se debería concentrar en contratar más rastreadores y abrir más centros de salud. Esas son las formas de contener la pandemia".

Hay muchos interrogantes, pero nada apunta a una marcha atrás. La Comunidad de Madrid ya ha establecido que la obra iniciará de forma "inminente" por ser un proyecto "de urgente y extraordinario interés público" ante un posible rebrote. La parcela elegida para este hospital es de titularidad autonómica y está ubicada junto a la Ciudad de la Justicia y el Instituto de Medicina Legal, que quedará integrado como morgue. Madrid contará en otoño con un hospital polivalente, basado en pabellones sectorizables, si todo sale acorde a la hoja de ruta de sus dirigentes.

https://www.lainformacion.com/espana/madrid/hospital-madrid-emergencia-coronavirus-50-millones-ayuso-empresas-arquitectura/2809166/


AYUSO GASTARÁ MÁS DE 50 MILLONES PARA QUE 14 EMPRESAS LEVANTEN EL CUESTIONADO HOSPITAL PARA EPIDEMIAS

Expertos, organizaciones sociales y sindicatos ponen en duda la funcionalidad del hospital de emergencias que se construirá en Valdebebas: "No tiene sentido abrir hospitales de campaña de apertura y cierre transitorios salvo para los negocios de quienes los construyen, mantienen y desmontan".

Crispación, trampas, mentiras, ruido.

Este martes la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, visitó el terreno sobre el que se construirá el hospital de epidemias en Valdebebas. El centro contará con 1.000 camas y, según el propio Gobierno regional, responde a un proyecto urgente ante un posible rebrote. Se destinarán 50 millones a su construcción y 14 empresas participarán en ella. El objetivo es que a finales de año se pueda utilizar.

El médico de familia Javier Padilla y el epidemiólogo Pedro Gullón han escrito un libro sobre las pandemias, Epidemiocracia. Recientemente, en una entrevista con Público, afirmaban: "El hospital de epidemias podría ser un gran ejemplo de cómo no prepararnos para el futuro. Es tener una visión tremendamente estrecha, centrada en el ámbito hospitalario y que, probablemente, acabe confluyendo con algún tipo de escándalo en el ámbito de la construcción". No son los únicos profesionales que opinan así.

"Durante la pandemia hemos visto la necesidad de poder aumentar camas. La primera forma de hacerlo es adaptando lo que ya se tiene. Convertir los hospitales en hospitales pandémicos en muy pocos días. Se hizo de forma improvisada y hay que saber hacerlo en el futuro. Lo segundo es tener la capacidad de adaptar los hospitales convirtiendo, en planes de contingencia, zonas como los gimnasios en zonas de triaje u hospitalización. En ese hospital ya hay profesionales y circuitos integrados. Construir un hospital de cero no responde a esta ventaja porque no tienes servicios ni a los enfermos ni a los profesionales. Está condenado a no ser utilizado más allá de cuando tienes un colapso de centros. De todas las opciones, creo que es la que tiene menos sentido", explica Rafael Sotaca, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria.

Como dijo la presidenta de la Comunidad de Madrid, el Hospital público de Emergencias seguirá el modelo del temporal instalado en Ifema. Este hospital de campaña, pese a que en el pico de la pandemia fue importante porque pudo acoger a más de 3.000 enfermos de coronavirus, se nutrió del personal de Atención Primaria. Los profesionales lo criticaron porque mientras enviaban a trabajadores de los centros de salud a Ifema, la Atención Primaria se deterioraba.

Esto forma parte de una respuesta centrada en la atención hospitalaria y no en la prevención donde son claves Atención Primaria y Salud Pública. La respuesta del Gobierno regional, de invertir en un hospital de epidemia, sigue este camino, mientras que estos servicios no han sido realmente fortalecidos. Aún faltan 3.665 refuerzos covid de los 10.100 comprometidos y los trabajadores denuncian continuamente que no tienen recursos para cumplir de forma efectiva con sus labores.

Entre 2014 y 2018 se cerraron 1.007 camas: siete más de las que se pondrán en marcha con el hospital de epidemias

Este mismo miércoles el Observatorio Madrileño de la Salud recordó esto en la presentación del informe Análisis y medidas urgentes para recuperar la Sanidad Pública madrileña después de la pandemia. Las entidades que lo forman (ayuntamientos, sindicatos, asociaciones profesionales y entidades sociales) han puesto el hospital de Ifema como ejemplo de mala gestión de los recursos públicos. Y, sobre el nuevo hospital, han señalado que entre 2014 y el 2018 se cerraron 1.007 camas, "siete camas más de las que van a poner en funcionamiento en ese nuevo hospital". "No tiene sentido abrir hospitales de campaña de apertura y cierre transitorios salvo para los negocios de quienes los construyen, mantienen y desmontan", indican en el documento, mientras que sí ven necesario aumentar las camas hospitalarias permanentes para alcanzar una ratio de 5 camas /1000 habitantes.

Por otro lado, los sindicatos denuncian que esta inversión no se destine a los hospitales públicos que ya funcionan en la región. El Hospital de La Paz necesita una reforma desde hace años para evitar que, como ocurrió hace unos meses, salgan goteras con cada tormenta. La remodelación del Hospital Puerta de Hierro, prevista para mediados de 2020, sigue estando pendiente. La cuarta torre del Infanta Sofía está sin utilizar. Muchos centros de salud de la región también necesitan una reforma urgente.

De hecho, también se comparte que fue el propio PP el que cerró el Hospital Carlos III. Este centro pertenece a La Paz desde 2014 pero hasta la crisis del ébola era un referente en Enfermedades Infecciosas. Este centro se podría remoledar para que se volviera a utilizar y aprovechar el personal especializado que continúa allí.

Así, frente a estas deficiencias en los hospitales, el Gobierno de Ayuso asegura que la nueva infraestructura tendrá más de 1.000 camas y contará con "las tecnologías más avanzadas y preparadas". Será polivalente, con pabellones sectorizables, y podrá utilizarse también de apoyo durante las campañas de la gripe estacional. Sin embargo, la mayor parte de su tiempo, no se utilizará.

Hay regiones que han utilizado otras opciones más funcionales. Pese a que estas han estado menos afectadas, como explica Sotaca, en la Comunitat Valenciana, donde trabaja, se levantaron tres hospitales de campaña frente a tres grandes hospitales de cada ciudad principal. Siguen estando para tener capacidad de reacción rápida en el caso de que sean necesarios.

14 empresas adjudicatarias y procedimiento de emergencia

La otra parte más criticada, en este caso por la oposición, ha sido la forma en la que el Gobierno regional ha gestionado la adjudicación. Se ha sido tramitado por procedimiento de emergencia. 30 empresas han presentado una oferta en plazo. Según fuentes autonómicas, se creó una Comisión Técnica de Valoración formada exclusivamente por funcionarios del SERMAS con titulación de arquitectos e ingenieros superiores, que emitieron un informe técnico para la propuesta de adjudicación.

La oposición pide los informes que avalan la justificación del hospital y los contratos con las empresas

Ha recaído en 14 empresas: cuatro estudios de arquitectura, dos empresas de ingeniería, una empresa especializada en estudios de suelo, una empresa encargada de la urbanización y seis constructoras que ejecutarán la edificación de las distintas áreas del Hospital. Son Orbis Terrarum Projects, SLNE; I+P Ingeniería y Prevención De Riesgos, SL; Conurma Ingenieros Consultores, SL; Estudio Chile 15 Arquitectos, SLP; Árgola Arquitectos, SLP; Eacsn, SL; Aidhos Arquitect, SAP; Fatecsa Obras, SA; Dragados, SA; San José, SL; Ferrovial Servicios, SAU; Sacyr Infraestructuras, SA; UTE Joca-Urvios; y Viales Y Obras Públicas, SA.

Los contratos de emergencia son procedimientos en los que no hay encesidad de aprobar un expediente para la adjudicación. Durante la pandemia, los Gobiernos autonómicos así como el central han recurrido a ellos para aligerar los procedimientos y Ayuso ha decidido utilizar este procedimiento también para este hospital.

Durante la comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid de este martes, portavoces de PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos-IU reprocharon al Ejecutivo este procedimiento y la opacidad que hay sobre el hospital. "No nos han presentado planes de contingencia mientras que ya tienen las excavadoras en Valdevebas. Están haciendo la casa por el tejado para beneficiar a las empresas", le recriminó la diputada Mónica García, diputada de Más País, al Gobierno autonómico.

Mientras que la diputada de Unidas Podemos-IU, Vanesa Lillo, pidió que la oposición tenga acceso a lo informes que justifican y avalan los contratos con las empresas, pero valoró que el hospital "no es necesario", como ya han comentado "algunos expertos" y que hay que dar prioridad a otras cuestiones.

https://www.publico.es/sociedad/ayuso-gastara-50-millones-14-empresas-levanten-cuestionado-hospital-epidemias.html


DRAGADOS, SACYR, FERROVIAL… LAS 14 EMPRESAS TRAS EL HOSPITAL PARA PANDEMIAS DE AYUSO

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha visitado este martes las obras del nuevo hospital para pandemias que estará situado en Valdebebas y que seguirá el modelo del levantado en Ifema ante la crisis del Covid-19. “La Comunidad, nuevamente, se adelanta, y lo hace en un momento de incertidumbre”, ha presumido la dirigente autonómica sobre un proyecto que ha recaído en hasta 14 empresas de la talla de Dragados, Sacyr o Ferrovial.

Según detalla el Gobierno regional en una nota, el expediente de este hospital, tramitado por procedimiento de emergencia, ha contado con “una gran concurrencia”. “Se han invitado a 49 empresas, de las que 44 han mostrado su disponibilidad y, finalmente, 37 han presentado una oferta, aunque solo 30 lo han hecho en plazo”. Además, se ha creado una Comisión Técnica de Valoración formada exclusivamente por funcionarios del SERMAS con titulación de arquitectos e ingenieros superiores, que han emitido un informe técnico para la propuesta de adjudicación.

Esta adjudicación, continúa el gabinete de Ayuso, ha recaído en 14 empresas, entre las que hay estudios de arquitectura, compañías de ingeniería, una empresa especializada en estudios de suelo, una encargada de la urbanización y seis constructoras que ejecutarán la edificación de las distintas áreas del hospital.

Las adjudicatarias “son las que han obtenido mayor puntuación por la Comisión Técnica de Valoración de ofertas” y son las siguientes: Orbis Terrarum Projects, SLNE; I+P Ingeniería y Prevención De Riesgos, SL; Conurma Ingenieros Consultores, SL; Estudio Chile 15 Arquitectos, SLP; Árgola Arquitectos, SLP; Eacsn, SL; Aidhos Arquitect, SAP; Fatecsa Obras, SA; Dragados, SA; San José, SL; Ferrovial Servicios, SAU; Sacyr Infraestructuras, SA; UTE Joca-Urvios; y Viales Y Obras Públicas, SA.

En su visita a los terrenos, donde ha estado acompañada del consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, Ayuso ha señalado que “con el inicio de estas obras lo que estamos haciendo es gestionar contratiempos y, lo más importante, adelantarnos, prepararnos mientras el virus y la amenaza global de otros muchos virus que puedan venir esté entre nosotros”. “Lo que no podemos hacer es quedarnos de brazos cruzados porque un paso atrás sería imperdonable”, ha sostenido.

Las obras concluirán a finales de otoño, para cuando la Comunidad quiere contar con 1.000 nuevas camas dedicadas al coronavirus o a “otras contingencias que se presenten”. La inversión de este proyecto supera los 50 millones de euros.

https://www.elboletin.com/noticia/194006/sanidad/dragados-sacyr-ferrovial-las-14-empresas-tras-el-hospital-para-pandemias-de-ayuso.html


EL GOBIERNO DE AYUSO OCULTA INFORMES Y ADJUDICACIONES DEL NUEVO HOSPITAL DE EMERGENCIA QUE COSTARÁ 50 MILLONES A LOS MADRILEÑOS

Tanto Ciudadanos como la oposición hacen saltar las alarmas ante el temor de que este nuevo proyecto se convierta en un "escándalo"

Este miércoles la Comunidad de Madrid ha notificado que se inician los trámites para la construcción de un nuevo hospital de emergencia en Valdebebas, entre Ifema y el aeropuerto Madrid-Barajas Adolfo Suárez. “El proyecto anunciado este mes por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ampliará los recursos asistenciales de la sanidad pública madrileña aportando hasta 1.000 nuevas camas y supondrá una inversión de alrededor de 50 millones de euros”, explica la administración regional.

Un montante nada desdeñable que se invertirá de forma “urgente y extraordinaria” con el fin de que las obras, que se iniciarán próximamente, terminen a finales de otoño para “seguir reforzando el sistema sanitario madrileño con un nuevo centro público frente a posibles rebrotes de coronavirus COVID-19 u otras enfermedades”. Esta nueva infraestructura contará con más de 1.000 camas y estará dotado, según expone el gobierno autonómico, con tecnología puntera para atender cualquier tipo de pandemia que venga en el futuro.

Sin embargo, la pompa propagandística con la que se está anunciando este nuevo proyecto megalómano no es bien recibida por buena parte de los grupos de la Asamblea de Madrid. Fuentes de Ciudadanos explican a ElPlural.com que el anunció encendió todas las alarmas en el cuadro naranja, a la espera de conocer los pormenores contractuales y sabedores de que la sospecha de posibles irregularidades se cierne sobre el mando único del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, encabezado por su mano derecha, el consejero de Sanidad Enrique Ruiz Escudero.

Valdebebas se tramitará con carácter urgente mientras se solapa en el tiempo la vuelta a la normalidad en el recinto ferial de Ifema, hospital de campaña que operó de urgencia 41 días con el fin de descongestionar las UCI en la peor etapa de la pandemia. Las prisas por sacar adelante el hospital de campaña, del que Ayuso no duda en vanagloriarse cada vez que puede, supusieron un gasto desproporcionado a los madrileños. Tal y como recogió ElPlural.com, se realizaron 15 contratos: nueve hasta el 30 de junio (el hospital cerró el 1 de mayo), dos hasta el 31 de mayo, tres hasta el 31 de marzo y uno posterior. Adjudicaciones que han supuesto al erario madrileño un gasto de 15,6 millones de euros, lo que supone que cada día que el hospital de Ifema permaneció abierto se gastaron más de 380.000 euros.

Este gasto innecesario (se realizaron contratos por más tiempo del que el hospital estuvo abierto) incluía entre sus adjudicaciones de urgencia al Grupo Empresarial Electromédico. La empresa Iberman, conectada a lo largo y ancho de la región a través de prórrogas ilegales sin concurso público, recibió 368.995,38 euros por prestar los servicios de electromedicina que monopoliza en la región gracias a la connivencia de la gerencia de los hospitales y la Comunidad de Madrid.

Sabedores de lo ocurrido en el pasado, los grupos de la oposición piden mayor transparencia en la puesta en marcha del nuevo hospital de emergencias. Fuentes de la Asamblea condenan que el gobierno de Ayuso no haya hecho público ni el informe técnico que avala la construcción del centro, ni el informe de contingencia sobre el que se regirá el hospital ni las empresas adjudicatarias de los servicios que se prestarán en el recinto. Este medio se ha puesto en contacto con la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid para conocer el motivo de que estos documentos preceptivos no hayan sido publicados en el portal de transparencia, pero, por el momento, el gobierno autonómico ha rehusado dar declaraciones.

José Manuel Freire, portavoz de Sanidad del PSOE de Madrid, explica a ElPlural.com que la celeridad del anuncio de Isabel Díaz Ayuso “huele mal” y podría suponer un nuevo “disparate” basado en las “ocurrencias” de la administración regional. “Las adjudicaciones no están en el portal de transparencia”, señala Freire, anticipando un posible “escándalo” derivado de un “acto arbitrario”.

https://www.elplural.com/autonomias/gobierno-ayuso-oculta-informes-adjudicaciones-hospital-emergencia-costara-50-millones-madrilenos_242632102

 

Volver

© Copyright. 1998 - 2021.www.losgenoveses.net. Ningún derecho reservado. Aquí es todo de gratis y sin comisiones
( Página diseñada para ver con Explorer 9 o superior  a 1024 x 768 píxeles )