LA NOTICIA DEL DÍA

Desestimada íntegramente la demanda de Alcaraz y la AVT contra El Plural y su director, Enric Sopena

La Sección 20 de la Audiencia Provincial de Madrid ha revocado la sentencia del Juzgado de Primera Instancia nº 44 de Madrid, dictada en fecha de 10 de marzo de 2008, por la que se otorgaba parcialmente la razón a la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) -presidida en esa época por Francisco José Alcaraz- en su demanda contra Enric Sopena, director de El Plural.

Asimismo, se estimaban favorablemente -en el veredicto del referido Juzgado de Primera Instancia- las demandas de la AVT concernientes a José María Garrido, redactor de nuestro periódico digital; a Pascual Mogica, colaborador de nuestra Tribuna Libre, y a Corporate Communicator, S.L, empresa editora de El Plural.

Daños morales
Por el concepto de “intromisión ilegítima en su derecho al honor” –el honor tanto de Alcaraz como el de la AVT- se condenaba a los citados a “indemnizar los daños morales causados a la actora”. La cantidad solicitada ascendía a 60.000 euros.

Criterio unánime
El criterio de los magistrados de la Sección 20 de la Audiencia madrileña, Juan Vicente Gutiérrez, Julio Carlos Salazar Benítez –éste como magistrado ponente- y Ramón Fernando Rodríguez Jackson ha sido unánime al asumir básicamente los argumentos contenidos en el recurso de apelación, presentado por la parte demandada.

Gran calidad expositiva
La réplica a la sentencia del Juzgado de Primera Instancia nº 44 es de una gran claridad expositiva. Veamos, por ejemplo, lo que dicen los tres magistrados respecto “al primer reportaje, que se publicó el 22 de septiembre de 2005 en El Plural, titulado “Críticas a la financiación. La AVT cobra a las viudas” (...) La juzgadora de instancia consideró que era constitutivo de intromisión ilegítima en el derecho al honor de la actora “por haberse afirmado, sin demostración mínima la veracidad o adecuado contraste de la noticia, (...) que la AVT había tratado de obtener 900 euros de viudas de víctimas y que se facturaba a las viudas””.

En primer lugar
“Tenemos que puntualizar, en primer lugar –sostienen los tres magistrados-, que aun en el supuesto (...) que no se hubiera contrastado dicha información, no vulnera el derecho al honor de la AVT, ya que prevalece el derecho de información preceptuado en el artículo 20 C.E., pues en ella no se vierten injurias ni palabras ofensivas contra dicha Asociación, pues el hecho de que la misma sea benéfica para nada desvirtúa la posibilidad de obtener otras vías de financiación”.

Precisión exquisita
Y añaden los jueces con precisión exquisita que “en el caso de que su contenido no fuera cierto, debió ser corregido por los cauces legalmente previstos para ello, como la rectificación, no siendo correcto que dos años más tarde de su publicación se pretenda ejercitar la presente acción”. Por cierto, es norma de obligado cumplimiento en El Plural divulgar siempre, y así lo hacemos, las rectificaciones de todos aquellos –afectados directamente por nuestra labor periodística- que no están de acuerdo con nuestras informaciones y desean explicar su versión de los hechos.

Autobuses fletados
En lo concerniente al segundo reportaje (24-2-2006), publicado bajo el título “Descontento entre algunos afiliados. La AVT fleta autobuses para la marcha del sábado”, la Audiencia de Madrid señala: “Para nada constituye intromisión alguna en el derecho al honor o a la imagen de la AVT (...) ya que no puede pensarse que financiar directa o indirectamente (...) una manifestación relacionada con política de antiterrorismo que pueda afectar a los intereses de las víctimas que forman la propia AVT, pueda perjudicar el derecho al honor o imagen de la apelada. Por lo que procede también estimar la alegación segunda del recurso más aún cuando existe prueba suficiente que acredita dicha afirmación (...) y en consecuencia se declara que dicho reportaje no vulnera el honor de la apelada”.

Un reportaje neutral
Otra muestra de la tesis de los tres magistrados: “En donde se afirma que el Sr. Alcaraz cobra 6.000 euros mensuales de la AVT por dietas y otros conceptos, no constituye per se una información susceptible de afectar al honor y la imagen de la AVT (...) siendo un reportaje neutral, genéricamente verdadero, pues lo cierto es que se acreditó que el Sr. Alcaraz cobra dietas de la AVT. Por lo que procede también declarar que el referido reportaje no constituye intromisión alguna en el derecho al honor de la apelada”.

Valor preferente o prevalente
El resto de reportajes de El Plural, motivo de la demanda de la AVT, tampoco son considerados judicialmente condenables. Respecto a las recapitulaciones de la parte apelante y la evolución de la jurisprudencia respecto a la colisión de los derechos al honor y las libertades, los jueces llegan a subrayar que “la Sala refrenda dichas recapitulaciones pues lo único cierto es que, según la jurisprudencia más novedosa tanto del Tribunal Supremo como del Tribunal Europeo de Derechos Humanos se establece el valor preferente o prevalente de las libertades (...) sobre el derecho al honor (...)”

Los jueces componentes
En su fallo, los jueces componentes de la Sala rubrican que “estimando el recurso de apelación interpuesto por la representación procesal de Don Enric Sopena Daganzo, Don José María Garrido Poyatos, Don Pascual Mogica Costa y El Plural.com Periódico Digital Progresista (...) contra la sentencia (...) de 10 de marzo de 2.008, por lo que se revoca la misma y, en su consecuencia, se desestima íntegramente la demanda inicial de estas actuaciones, con imposición del pago de las costas de la primera instancia a la Asociación Victima del Terrorismo (...)”.

www.elplural.com 28.07.09

VOLVER

© Copyright. 1998 - 2009. www.losgenoveses.net . Ningún derecho reservado. Aquí es todo de gratis y sin comisiones
( Página diseñada para ver con Explorer 6 o superior  a 1024 x 768 píxeles )