LOS GENOVESES FORALES SE ENZARZAN ENTRE SI

UPN EXPULSA DE SU GRUPO A LA EDIL DEL PP DE PAMPLONA 

El grupo municipal de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona acordó ayer por unanimidad la expulsión de la concejal Cristina Sanz, quien el pasado mes de julio abandonó la formación regionalista para afiliarse al PP. La decisión aboca a Sanz a integrarse, junto a ANV, en el grupo de los no adscritos -no existe el Grupo Mixto-, una circunstancia que causó especial malestar en fuentes populares.  

La reacción de Génova y de los dirigentes del PP navarro fue muy crítica, además, hacia la alcaldesa Yolanda Barcina, por haberse «plegado a los dictados de Miguel Sanz», ex presidente de su partido. El presidente del Gobierno Foral había exigido la expulsión de la edil del grupo municipal por «transfuguismo y deslealtad» en un artículo, a los pocos días de que la alcaldesa se mostrara partidaria de que siguiera en él «siempre y cuando mantenga la lealtad».  

La edil prometió seguir votando junto a UPN -así lo hizo ayer al oponerse a la reprobación de Barcina-, pero el grupo de gobierno le reprochó en un comunicado unas declaraciones posteriores a su baja, al afirmar que la ruptura del pacto entre el PP y UPN supuso «la desvinculación con los principios y valores en los que creo». 

(www.elmundo.es, 04/09/09)

EL PP DE NAVARRA NO ENCUENTRA LÍDER NI GANA AFILIADOS 

Después de la ruptura con Unión del Pueblo Navarro (UPN) y tras 17 años, a finales del pasado octubre, el PP decidía volver a asentarse en la Comunidad Foral. El 28 de noviembre, el partido de Mariano Rajoy abrió su primera sede en Pamplona. Y este lunes, el líder conservador inaugura otra en Tudela. Pero el PP de Navarra (PPN) no termina de arrancar. Le fallan la falta de afiliación y la de un liderazgo claro y definido. 

Al frente del partido hay una comisión constituyente, coordinada por el senador José Ignacio Palacios. Entre las tareas que se le encomendaron estaban la de implantar el partido en los municipios más importantes y la de convocar un congreso, en el plazo de tres meses, para elegir a su presidente. Y aunque luego Rajoy habló de celebrar el cónclave fundacional durante "el primer cuatrimestre", éste no tiene fecha. Comienza a darse por sentado que se aplazará hasta otoño. Primero, porque en el PPN prefieren centrarse en las europeas y, segundo, porque sus dirigentes quieren aprovechar las fiestas patronales del verano para hacer pueblos y ganar afiliados.  

El tiempo les puede venir bien para encontrar a alguien que se ponga al frente. El grupo de personas que compone el PPN es muy heterogéneo y en las últimas semanas han comenzado los movimientos para hacerse con el control. Se manejan varios nombres. Hay quien ha tanteado a algún independiente, un sector está promoviendo al senador José Cruz Lapazarán y otro quiere impulsar a Javier Trigo, ex director general del Instituto Navarro de Deporte y Juventud, concejal de Egües y primer cargo público de UPN que abandonó esa formación para ingresar en el PPN. También se habla de Nieves Ciprés, hija del último presidente de Alianza Popular. La ex concejala del Ayuntamiento de Pamplona afirmaba hace sólo unos días en el Diario de Navarra que se sentía "animada" a dar el paso.  

La decisión es muy delicada porque es común que quien se hace con las riendas sea la persona que se convierte en candidata a las elecciones. La cita es en 2011 y desde la sede nacional no ayudan a impulsar a un candidato. No parecen tener muy claro el perfil adecuado para enfrentarse a la alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina, de UPN. Hay en el PP quien piensa que el diputado Santiago Cervera podría encarnar la imagen joven y centrista, pero éste siempre se descarta y recuerda que tiene mucho trabajo que desarrollar en el Congreso. El miércoles, Palacios mantuvo que "no es momento de pensar" en un líder. 

Cuando se conozca el nombre del elegido habrá otros flecos pendientes, como la estrategia política a seguir. Aquí, se abren dos vías. Unos defienden que debe mantenerse cierta fluidez con UPN y que su electorado es el de derechas con profundas convicciones religiosas. Otro grupo apuesta por la moderación y por diferenciarse de los regionalistas defendiendo que estos están "en manos del PSOE" y en "declive".  

Además, tienen que concentrarse en buscar apoyos. Durante los días posteriores a la ruptura, más de 200 personas se adhirieron a través de Internet y algunos cargos de UPN se pasaron a sus filas. El pasado 20 de enero, el líder del PP entregaba carnés a los 200 primeros afiliados. Pero la situación se ha paralizado y, tal y como reconocen desde el PPN, la tarea está resultando más complicada de lo que se esperaban.  

(www.publico.es, 23/03/09)

Rajoy 'inaugura' el PP navarro para "no disolverlo nunca más"

Sanz exige a sus ex senadores que no se sumen al veto a los Presupuestos

Acaban de inaugurar su sede en Pamplona, pero el optimismo del PP navarro no tiene fronteras. El presidente de la gestora que lo dirige hasta que haya un congreso que organice un partido estable, José Ignacio Palacios, se mostró ayer absolutamente convencido de que el PP de Navarra ya cuenta con el 10% de los votos en esta comunidad.

En este ambiente de entusiasmo, Mariano Rajoy viajó ayer a Pamplona para participar en un acto que calificó de "bautismo" de este nuevo partido, disuelto en 1991 tras el pacto con UPN que ahora se ha roto. Y sentenció que este renacimiento es para siempre. "El PP navarro nace con vocación definitiva y permanente y no se disolverá nunca más", sentenció en la nueva sede, situada en el centro de la capital navarra.

Esta garantía es fundamental. El PP está tratando de captar cuadros y militantes de su ex socio y ahora rival electoral, UPN. Muchos de ellos quieren tener claro que el proyecto va en serio porque no tendría sentido tomar una decisión como la de romper con UPN para comprobar que dentro de poco tiempo el PP vuelve a pactar con ellos. Por eso Rajoy quiso dejar claro que la decisión es definitiva, y lo hizo arropado por decenas de simpatizantes y afiliados del partido en la Comunidad Foral, entre ellos el diputado Santiago Cervera.

El PP navarro, que nació en una página web hace tres semanas, ya tiene 500 afiliados, según Rajoy, que recibirán sus carnés en un gran acto en enero. "Cuando uno se bautiza está muy contento, muy ilusionado por lo que va a venir en el futuro y este partido está hoy muy contento y muy ilusionado", señaló Rajoy.

El líder del PP vendió lo que le diferencia, en su opinión, de UPN: "Queremos que el PP sea un cauce para que los navarros puedan opinar en el resto de España, en Europa y en el mundo de aquello que les importa y les interesa".

Mientras, la batalla con el líder de UPN, Miguel Sanz, sigue abierta. El presidente navarro exigió ayer a los ya senadores del PP José Ignacio Palacios y José Cruz Pérez Lapazarán, que no apoyen el veto a los Presupuestos y sí las enmiendas de UPN, porque, dijo, para eso les votaron los navarros.

www.elpais.es 29.11.08

LOS CARGOS DE UPN SE MANTIENEN FIELES E IGNORAN LA LLAMADA DEL PP 

La creación de un PP navarro no ha pasado excesiva factura a sus antiguos representantes y socios en Navarra, la UPN de Miguel Sanz, al menos en los que se refiere a la deserción de militantes con responsabilidades públicas. De los 460 políticos con los que cuenta UPN en las distintas administraciones públicas (desde concejales hasta diputados en las cámaras foral, nacional o europea) sólo 15 han engrosado las filas de la formación de Mariano Rajoy, aunque la vicesecretaria de Organización, Ana Mato, confía en que los próximos días más cargos públicos “se pasen” a su lado.  

A un día de que se cumpla el primer mes desde que el PP anunciara la formación de su filial regional en Navarra y Mariano Rajoy visite la nueva sede, el balance no es demasiado alentador para los populares. Las peticiones de afiliación son 524, y la secretaria la vicesecretaria de Organización, Ana Mato, ha expresado su deseo de que en los próximos días “más cargos públicos se pasen al PP de Navarra”.  

De momento, de los 460 políticos con los que cuenta UPN en las distintas administraciones públicas sólo 15 han engrosado las filas de Rajoy, según un balance de Público. El diario detalla así como en determinados niveles (consejeros, jefes de gabinete, alcaldes y diputados forales) no se producido ni un solo abandono. En cuanto a los directores generales del Gobierno regional, uno ha ido al PP de un total de 43, mientras que en el caso de los concejales UPN mantiene 325 por los 10 que han ido al PP.

El PP sí ha conseguido captar a cargos de UPN cuando estos están en Administraciones más allá de de las regionales: un diputado (Santiago Cervera) de los dos que tienen en el Congreso, dos de los tres senadores y el único parlamentario (Javier Pomés) de los navarros en la Eurocámara.

El presidente de UPN, Miguel Sanz, hizo ayer un llamamiento a la “unidad” de su partido y reclamó un “líder fuerte con el mayor respaldo político, interno y social” a la hora de evaluar a sus posibles sucesores en la presidencia de la formación, Yolanda Barcina y Alberto Catalán. Sanz también dejó un recado al líder del PP: “le deseo a Rajoy que gane cuatro elecciones como yo”.  

(www.elplural.com, 27/11/08)

UPN se pasa al Grupo Mixto

El Comité Ejecutivo de UPN ha decidido hoy, tras la ruptura de sus relaciones con el PP, que el diputado Carlos Salvador y la senadora María Caballero, "fieles a las siglas que les propusieron", pasen a desarrollar sus funciones dentro del Grupo Mixto tanto en el Congreso como en el Senado.

Salvador y Caballero son los únicos representantes de UPN en las Cortes Generales, después de que el diputado Santiago Cervera y los senadores José Ignacio Palacios y José Cruz Pérez-Lapazarán se dieran de baja en el partido regionalista para pasar al PP.

Interés general
El presidente de UPN, Miguel Sanz, ha explicado en conferencia de prensa que el pase al Grupo Mixto ha sido decidido "sin perjuicio de que la tramitación de las enmiendas parciales, presentadas a los Presupuestos Generales del Estado, se haga conforme a los compromisos asumidos y a los intereses generales de los navarros".

114 altas
Sanz, quien ha estado acompañado de la vicepresidenta del partido, Yolanda Barcina, y el secretario general, Alberto Catalán, ha dado cuenta de la tramitación de 114 altas de afiliación, además de quedar pendientes de tramitación todavía "más de 400 solicitudes", que se sumarán a los 5.000 afiliados con los que cuenta ya el partido regionalista.

Superan las bajas
Sanz ha señalado que este proceso se realiza mediante la complementación de unas fichas que deben estar avaladas por dos afiliados y que se trata de "una tramitación compleja" que superará "con creces" las bajas que se han dado en UPN.

15 cargos públicos
En este sentido, Sanz ha destacado que quince cargos públicos entre concejales y alcaldes se han dado de alta, entre ellos la alcaldesa de Tafalla que lo ha hecho hoy, así como el vicepresidente y consejero de Presidencia, Justicia e Interior del Gobierno de Navarra, Javier Caballero, y cinco altos cargos del Ejecutivo Foral.

www.elplural.com 10.08.08

El PP navarro cierra las puertas a un futuro pacto con UPN

La comisión constituyente del PP navarro ha celebrado su primera reunión. En el acto se ha presentado una “declaración de principios” para su nueva andadura en solitario en la Comunidad Foral. Al evento no han acudido, sin embargo, ni el líder nacional, Mariano Rajoy, ni ningún miembro de la cúpula de Génova. Según se ha informado desde la dirección de Madrid, la jefatura reserva su asistencia para la inauguración de la sede. La excusa no convence a la prensa exaltada de la derecha, que ha interpretada las ausencias como una mezcla de dejación y temor a enfrentarse con el antiguo socio, Miguel Sanz (UPN). El mismo presidente de la comisión, José Ignacio Palacios, ha tenido que calmar los ánimos. Según ha apuntado, Rajoy acudirá cuando el Grupo tenga sede en Navarra. Palacios también ha negado que hubiese temor a Sanz: la ruptura, es definitiva. “No tiene marcha atrás”, ha sentenciado.

El senador José Ignacio Palacios ha sido el encargado de leer la carta de presentación del naciente PP de Navarra. Esta mañana a las once, la comisión constituyente ha celebrado su primera reunión en la que, entre otras cosas, se ha presentado la declaración de principios del grupo.

Una comisión de disidentes
El encuentro ha servido para que los 34 miembros de la comisión tomen contacto con sus nuevas funciones. Tal comisión está formada por ex cargos públicos de UPN, miembros del nuevo partido, y personas de la sociedad civil. Entre los ex de UPN están dos senadores, el mismo Palacios y José Cruz Pérez Lapazarán; el diputado Santiago Cervera, y un eurodiputado. Junto a ellos no podía faltar Jaime Ignacio del Burgo, el último presidente del antiguo PP navarro. También hay cinco concejales de UPN en Villava.

“Echando a andar”
Y aunque ya han celebrado su primera reunión, el PP navarro sigue en pañales. De hecho, ni siquiera tiene sede. Palacios ha desmentido a la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, quien el lunes apuntaba a que en tres meses se celebraría el primer congreso del grupo regional. Para Palacios, la comisión apenas está “echando a andar” el PP, y no será posible celebrar un cónclave hasta antes de la próxima primavera.

NNGG navarras
En la misma línea, cabe mencionar que está previsto que Nuevas Generaciones del PP en Navarro de sus primeros pasos la próxima semana. El encargado de impulsar el grupo es el presidente nacional Nacho Uriarte, que presidirá la comisión gestora del próximo martes en la que se nombrará a la nueva directiva.

A la reunión no…
Mientras tanto, la ausencia del líder nacional, Mariano Rajoy, no deja de suscitar polémica. “Rajoy se marcha a Cádiz mientras el PP de Navarra se presenta en Pamplona” titulaba esta mañana el diario de Losantos en la red, Libertad Digital, muy crítico con el líder de los populares. Y es que Rajoy se encuentra en la Línea de la Concepción (Cádiz) en una jornada para exigir medidas contra los accidentes marítimos en el Estrecho de Gibraltar.

…Pero a la inauguración sí
Desde Génova indican que el presidente sí asistirá a la inauguración de la sede. Sin embargo, la jerarquía madrileña no ha enviado a ningún representante nacional. Algo que ha sido interpretado negativamente por la plataforma mediática de Federico Jiménez Losantos. “La Dirección Nacional del PP da la espalda a sus siglas en Navarra”, lamenta el medio. Desde otro medio losantista, la COPE, se ha insistido en que Rajoy no quería enfrentarse con Miguel Sanz, presidente de UPN, para no cerrar las puertas a un pacto futuro.

Palacios desmiente las acusaciones
Palacios ha tenido que salir al paso de estas acusaciones, y lo ha hecho desde la misma COPE. El dirigente ha intervenido por vía telefónica en el programa de Cristina Schlichting restando importancia a las acusaciones de que Rajoy no acudía a Pamplona por evitar una confrontación con Sanz. “Tan pronto como tengamos una sede, el presidente nacional vendrá a inaugurarla y tendremos un acto”, ha sentenciado el político, en la misma línea que Génova.

El PP no pactará con UPN 
El popular también ha negado la hipótesis de que Rajoy no quiere dar portazo a Sanz de cara a un futuro pacto con UPN. “Al romperse el pacto del 91, lo que se ha hecho es refundar el partido. Esta refundación es definitiva: el PP no va a desaparecer de Navarra. Esto es un camino que emprendemos ahora, y que no tiene marcha atrás. Nosotros el objetivo que nos marcamos es, a corto o medio plazo, convertirnos en la primera fuerza política de Navarra. Y entre nuestros objetivos no está llegar a acuerdo con UPN”, subrayó. Finalmente, el dirigente aprovechó para vender a su formación, destacando una supuesta ventaja sobre el antiguo aliado: “lo que podemos ofrecer al electorado es un partido que tiene proyección nacional y europea, mientras que el otro es solamente un partido regional”, argumentó.

Sanz se siente traicionado
Por otra parte, el presidente de UPN y del Gobierno navarro, ha censurado a Palacios por pagar el apoyo que le ha brindado “pasándose a otro partido y traicionando la confianza” depositada en él. Sanz se ha referido a un artículo de opinión en el que su ex compañero de filas le ataca. “El mismo que en 1991 promovió el pacto para poder llegar al Palacio de Navarra ha sido el encargado de pulverizarlo para poder continuar en él” reza el escrito. Para el jefe del Ejecutivo, es una opinión que no merece la pena contestar. Lo que sí hizo Sanz fue recordar que el disidente estuvo 17 años en UPN, y que en este partido había conseguido todo lo que había querido. Dijo esto apuntando que Palacios le pidió ser propuesto para el Senado para “mantenerse en un cargo institucional”. “Al final lo consiguió”, dejó ver el presidente navarro.

UPN consigue muchas altas
Finalmente, Sanz aplaudió el alto número de afiliaciones que estaba experimentando UPN tras la ruptura. “Es un goteo permanente” señaló, precisando que “cargos públicos que se presentaron como independientes se están afiliando y personas que ocupan puestos de responsabilidad en la Administración, directores generales, están solicitando la afiliación a UPN". "Nuestro objetivo es conseguir más de 400 altas", indicó. De momento, han conseguido la mitad. "La cosa va bien, sin hacer un gran alarde de campaña para captar afiliaciones, aunque no he de ocultar que quietos no nos hemos estado", concluyó.

www.elplural.com 07.11.08

RAJOY: "NO CONSTITUYE TRANSFUGUISMO QUE CARGOS DE UPN SE AFILIEN AL PP" 

El presidente del PP, Mariano Rajoy, aseguró ayer que se ha hecho todo lo posible por salvar el acuerdo entre PP y UPN pero que la voluntad de ruptura de la formación regionalista lo ha hecho insalvable. Además recalcó que no constituye un caso de transfuguismo el hecho de que cargos de UPN se afilien al Partido Popular. 

Rajoy hizo estas reflexiones durante su intervención ante el Comité Ejecutivo Nacional del PP, que aprobó la creación de una comisión constituyente del partido en Navarra formada por 33 miembros y que coordinará el senador José Ignacio Palacios hasta la celebración de un congreso. 

El líder de los 'populares' afirmó ante sus dirigentes que de ninguna forma puede hablarse de transfuguismo, como han apuntado algunos dirigentes del PP, por el hecho de que haya cargos de UPN que se hayan afiliado en este momento al PP navarro, dado que se mantienen en sus cargos, informaron a Europa Press varios dirigentes asistentes a la reunión. 

Este mismo argumento defendió poco después en una rueda de prensa la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, quien recalcó que esos dirigentes fueron elegidos en las pasadas elecciones en la coalición PP-UPN y que, por lo tanto, ahora están "donde estaban". "Esto no se puede asemejar de ninguna manera a ninguna otra figura por mucho que lo diga hoy algún dirigente de UPN", sentenció la 'número dos'. 

Rajoy explicó en su intervención que desde el PP se ha hecho todo lo posible para no romper el acuerdo entre las dos formaciones, que ha funcionado con éxito durante 17 años, pero que la voluntad de ruptura de la actual dirección de UPN lo había hecho insalvable, indicaron las mismas fuentes. 

En esta tesitura, aseguró que el PP se implantará en la Comunidad Foral con vocación de permanencia y no volverá a disolverse. La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, también tomó la palabra ante el Comité Ejecutivo para hacer un análisis de la situación.  

(www.ecodiario.es, 06/11/08) 

Tránsfuga.

(Del lat. transfŭga).

1. com. Persona que pasa de una ideología o colectividad a otra.

2. com. Persona que con un cargo público no abandona este al separarse del partido que lo presentó como candidato.

3. com. Militar que cambia de bando en tiempo de conflicto.

 Real Academia Española

 
 
UPN Y PP, A LA GRESCA POR LA FUGA DE CARGOS 

El PP dibujó el martes su ruptura definitiva con UPN dando luz verde a la lista de 34 personas que se encargarán de echar a andar a su marca propia en Navarra. Una vez producida la separación, la lucha entre ambas formaciones se ha trasladado al reparto de cargos. Entre los 34 miembros de la Comisión Constituyente del PP en Navarra, hay dos senadores, un diputado nacional, un eurodiputado y 10 concejales. Todos ellos provienen de la ya antigua coalición PP-UPN.  

Mientras el PP sigue insistiendo en que las actas son propiedad de las personas, en UPN exigen a los cargos públicos que devuelvan sus escaños. Les recuerdan que están incurriendo en transfuguismo. Roto el acuerdo, PP y UPN no entienden de igual modo la forma en que los cargos públicos se deben a los partidos. 

En la rueda de prensa posterior al Comité Ejecutivo Nacional, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, aseguró que eran "muchos" los cargos públicos de UPN que habían mostrado su deseo de trasladarse al nuevo proyecto en Navarra.  

Tras señalar que hay cargos regionalistas que han recibido "presiones" para no pasar a integrar las filas del PP, De Cospedal insistió en que "en ningún caso se puede hablar de devolución de actas".  

La número dos del PP entiende que quienes tienen responsabilidades públicas y han abandonado a los regionalistas para sumarse a los conservadores "fueron elegidos en su día dentro de una coalición PP-UPN y, por lo tanto, están en su partido". Refiriéndose a las acusaciones de transfuguismo, aunque sin mencionarlas directamente, aseguró que la postura de los cargos públicos que se han afiliado al PP "no puede asemejarse a ninguna otra figura por mucho que así lo digan hoy algunos dirigentes de UPN". 

Éste fue el mismo argumento que Mariano Rajoy había defendido horas antes ante el Comité Ejecutivo de su partido. Y que desde UPN derribaban. Los regionalistas entienden que sería "coherente" que diputados, senadores o concejales entregaran sus actas. En el caso de los diputados, recuerdan que éstos fueron designados por el Consejo Político de UPN para que concurrieran con las siglas PP-UPN a las generales. En el de los concejales, señalan que "concurrieron en sus municipios en listas cerradas con las únicas siglas de UPN, por lo que los votos que los ciudadanos les otorgaron fueron depositados en las siglas UPN". Una tesis que niegan en el PP: "El pacto afectaba a nivel nacional, pero también a los concejales y a los diputados regionales". 

En una rueda de prensa convocada para criticar las declaraciones en las que Jaime Ignacio del Burgo se mostraba a favor de mantener la disposición transitoria cuarta de la Constitución, el líder de UPN, Miguel Sanz, aprovechó para referirse a las fugas al PP.  

El presidente navarro tuvo duras palabras contra De Cospedal, a quien acusó de no decir "la verdad" cuando afirmaba que los regionalistas habían presionado a sus afiliados para que abandonasen el partido. "Sin embargo, yo he visto mensajes y numerosas llamadas insistentes a afiliados nuestros para invitarles a ir a refundar el PP", aseguró.  

En medio de esta polémica, Rajoy explicó a la cúpula conservadora que no había sido posible mantener el pacto de Gobierno en Navarra dado el giro que tomaron los acontecimientos tras la votación de las enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado. 

A la situación en Navarra sólo se refirieron De Cospedal, al informar de la puesta en marcha del partido, y el propio Rajoy, que como mantuvo después la secretaria general, recalcó que el PP aterriza en Navarra para quedarse. Lo hacen, dicen, con vocación de "continuidad", para no "disolverse" y sin tener planteado "ningún tipo de pacto" con otro partido. Ningún integrante del Comité Ejecutivo tomó la palabra, ni para alabar, ni para criticar la gestión que se ha hecho de este divorcio de UPN. Todos votaron a favor de la comisión constituyente. El resto de los temas tratados estuvieron centrados en la economía. En ningún momento se abordaron las encuestas ni la forma en la que Rajoy aparece reflejado en las mismas. 

La comisión constituyente del PP navarro, coordinada por el senador José Ignacio Palacios, será presentada esta semana en Pamplona. Rajoy, que viaja este miércoles a México, aplaza su visita "a los próximos días", según señaló la secretaria general. Hasta la noche del lunes, el nuevo PP de Navarra había recibido 286 solicitudes de afiliación, de las cuales 218 habían llegado a través de la web dispuesta al efecto. UPN, por su parte, ha recibido cerca de 200. 

En los próximos diez días, el PP espera tener abierta su sede en Navarra, y en tres meses se celebrará un congreso en el que se elegirán los cargos del nuevo PP en la Comunidad foral.

(www.elpais.com, 05/11/08)

TRES DE LOS CINCO PARLAMENTARIOS NACIONALES DE UPN SE PASAN AL PP 

La opa hostil que ha lanzado durante todo el fin de semana el PP para lograr la deserción en las filas de UPN comienza a recoger sus frutos. Tres de los cinco parlamentarios nacionales de la formación que gobierna en Navarra -dos de los tres senadores y uno de los dos diputados- se han afiliado al PP o están a punto de hacerlo. Sin embargo, aún no está claro quién encabezará la gestora del nuevo PP de Navarra, desaparecido en 1991, cuando José María Aznar pactó su disolución e integración en UPN. 

Santiago Cervera, el diputado fiel al PP, cuya suspensión de militancia de UPN fue el detonante para la ruptura definitiva entre ambos partidos, decidió ayer darse de baja de la formación en la que ha militado media vida para apuntarse al PP navarro, que de momento sólo tiene una web (www.pp.es) en la que una carta de Mariano Rajoy asegura que la refundación "es definitiva" y el PP "ha vuelto para quedarse". Rajoy también sostiene ahí que fue el PP quien, con su presión, impidió que los socialistas pactaran con Nafarroa Bai para echar a UPN del Gobierno. 

Cervera, que anunció su baja de UPN por correo electrónico, formará parte de la gestora que se presentará hoy mismo y que dirigirá en una primera fase el PP navarro, hasta que tome cuerpo y pueda convertirse en un partido. En unos 15 días habrá una sede que inaugurará Rajoy. Sin embargo, fuentes de la dirección no veían claro anoche que Cervera encabece la gestora. El PP dudaba si colocar al frente a alguien menos vinculado a la crisis de las últimas semanas, pero a la vez una cara conocida en Navarra, alguien del mundo de la universidad o de la empresa. 

Rajoy tenía que tomar una decisión a última hora de la noche de ayer o esta mañana, unos minutos antes de comunicársela al Comité Ejecutivo Nacional, convocado expresamente para tratar esta crisis. Lo que es seguro es que no habrá marcha atrás. "Si las cosas cambian podrá haber pactos con UPN, pero el PP de Navarra ya no se desmontará nunca más, va a seguir para siempre", comentaba a EL PAÍS Ana Mato, una de las principales gestoras del nuevo partido. 

Ninguno de los diputados ni senadores -y el eurodiputado Javier Pomés, que también se pasa al PP- tienen intenciones de dejar el escaño, como les pide UPN. El PP logra así pegar un buen zarpazo a la representación de UPN fuera de Navarra. Sin embargo, en esta comunidad, que es donde se dará la competición electoral entre los dos partidos, el PP de momento sólo ha logrado fichar a nueve concejales -que mantendrán la estabilidad de los gobiernos municipales de UPN- y un único miembro del Gobierno que dirige Miguel Sanz, el director general de Salud, Enrique Martín de Marcos, ya sustituido. 

Dos senadores se pasan también al PP de Navarra, José Cruz Pérez Lapazarán, que inició su carrera en el PP de La Rioja, y José Ignacio Palacios Zuasti, que ya estuvo con los populares antes de que se fusionaran con UPN. 

Pérez Lapazarán señaló a EL PAÍS que ha tomado una decisión "dolorosa" pero en su opinión coherente porque en campaña electoral él pidió el voto para Rajoy. El senador confía en acuerdos futuros porque ambos grupos tienen la misma base electoral, señala. El PP cree que en UPN hay una gran división interna, y confían en que Yolanda Barcina, alcaldesa de Pamplona, pueda reconducir la situación en primavera si efectivamente gana el congreso interno. 

(www.elpais.com, 04/11/08) 

UPN ACUSA DE "TRANSFUGAS" A LOS CARGOS QUE SE HAN PASADO AL PP 

A través de un comunicado, UPN ha advertido al diputado Santiago Cervera, al eurodiputado Javier Pomes y a los senadores José Ignacio Palacios y José Cruz Pérez Lapazarán que "están incurriendo en un acto claro de transfuguismo" al afiliarse al PP y mantener sus cargos. 

Denunció que estas personas "han obtenido un puesto de elección popular con el apoyo a sus candidaturas por un determinado partido político y, una vez ganada la elección y durante el desempeño de sus funciones, renuncian a la filiación del partido político que los respaldó o incluso se afilian a otro, en este caso el PP". 

UPN manifiestó que, de no haber sido propuestos por Unión del Pueblo Navarro ni haber concurrido en la candidatura de esta formación, "ninguno de ellos hubiese salido elegido concejal, senador, diputado o eurodiputado". 

Por eso, destacó que "lo coherente es que los cargos públicos que se encuentran en esta situación entreguen sus actas y abandonen de forma inminente el puesto que ocupan". UPN lanzó también este mensaje "a los concejales que ahora se han afiliado al PP que concurrieron en sus municipios en listas cerradas con las únicas siglas de UPN, por lo que los votos que los ciudadanos les otorgaron fueron depositados en las siglas Unión del Pueblo Navarro". 

Asimismo, añadió que en el caso de los senadores José Cruz Pérez Lapazarán y José Ignacio Palacios, el diputado Santiago Cervera y el eurodiputado Javier Pomés, "fueron designados candidatos por UPN a las elecciones generales y europeas, por lo que sus puestos obedecen a la representación y designación de Unión del Pueblo Navarro". 

(www.cadenaser.com, 04/11/08) 

DE COSPEDAL ADVIERTE QUE NO CABE LA PETICIÓN DE "DEVOLVER ACTAS" A LOS DIPUTADOS DE UPN QUE SE PASEN AL PP 

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, confirmó que el Comité Ejecutivo Nacional del partido ha aprobado la creación de una comisión gestora para refundar la formación en Navarra. Según destacó, el coordinador de esta comisión será el senador José Ignacio Palacios, y la secretaria, la concejala Amaya Zarauz. Además, anunció que en plazo de unos tres meses el partido pretende organizar su congreso regional en el que se elegirán los dirigentes de la nueva formación. 

Tal y como estaba previsto, el Comité Ejecutivo Nacional del PP aprobó hoy la creación de una comisión gestora para impulsar la formación del partido en Navarra, después de su ruptura con UPN. La secretaria general de los populares, María Dolores de Cospedal, anunció que la comisión está integrada por 33 miembros, muchos de ellos “cargos públicos” hasta ahora de UPN, y apuntó al senador José Ignacio Palacios y a la concejala Amaya Zarauz como coordinador y secretaria del grupo respectivamente. 

“Siguen estando en su partido”

De Cospedal destacó que no cabe hablar, en el caso de los cargos públicos que han abandonado las filas de UPN, de “devolver actas”, puesto que todos ellos “fueron elegidos en su día dentro de una coalición PP-UPN y, por lo tanto, siguen estando dentro de su partido”. Según explicó, los objetivos de esta comisión serán el de convocar un congreso regional en un plazo aproximado de tres meses e “implantar el partido territorial en los municipios más importantes” de la comunidad.

286 afiliados

Además, destacó que a la sede virtual que la formación tiene ya en internet se sumará otra sede física en un plazo “no superior a diez días”. Desde que apareció la web de los populares navarros, De Cospedal apuntó que se han recogido ya 286 afiliaciones (218 de ellas a través de internet). Aunque negó que se haya hablado ya de posibles resultados electorales, la secretaria general del PP apuntó que su partido “siempre ha luchado por Navarra” y ha “defendido su foralidad integrada en un proyecto nacional”, y eso es lo que seguirán haciendo. 

(www.elplural.com, 04/11/08)

CERVERA SE DA DE BAJA DE UPN Y SE AFILIA AL PP 

El diputado de Unión del Pueblo Navarro (UPN), Santiago Cervera, ha cursado su baja en UPN a través de un correo electrónico dirigido al secretario general de la formación, Alberto Catalán. Mañana se afiliará al Partido Popular, donde ya tenía "las puertas abiertas", como anunciara María Dolores de Cospedal. Algunas fuentes habían apuntado que Cervera encabezaría la gestora que fundará el PP navarro pero el diputado asegura que sólo será miembro de ella y no su presidente. 

La decisión de Cervera se produce después de que esta mañana no compareciera frente al Comité de Garantías y Disciplina de su partido, alegando que está suspendido de militancia, y enviara en su lugar un correo electrónico de 10 folios pidiendo que se le restituyeran sus derechos como parlamentario. El pasado 10 de octubre el diputado rompió la disciplina de voto de UPN y se alineó con los populares en contra de los Presupuestos del Estado en lugar de optar por la abstención, lo que derivó en una suspensión cautelar, una medida que Cervera considera en su alegato como "gratuita, innecesaria y abusiva", según el documento que el diputado ha enviado al instructor de los expedientes disciplinarios. 

La defensa de Cervera se encuentra jurídicamente cimentada en una sentencia del Tribunal Constitucional, que determina que los diputados no tienen un mandato imperativo que les pueda forzar a emitir un voto determinado. El diputado pide también que se anule el expediente en su contra y afirma en su documento que Miguel Sanz no le permitió participar en la decisión de romper la disciplina de voto en el Congreso. 

Tras su voto con el PP en contra de los presupuestos Cervera afirmó que su sufragio había sido realizado "en conciencia", y que por encima del mandato del Comité Ejecutivo se encontraba "el voto de los electores". 

El portavoz de UPN en el Parlamento de Navarra, Carlos García Adanero, ha denunciado hoy la "campaña contra algunas personas" militantes de la organización para que " se den de baja en UPN y de alta en el PP". El portavoz cree que esto es "denunciable" ya que la insistencia "llega casi hasta el acoso telefónico". El portavoz ha señalado que no tiene constancia de que haya habido o vaya a haber bajas en la militancia del grupo parlamentario. 

Respecto al número de bajas de militancia en UPN conocidas desde que la semana pasada el PP diera por roto el pacto, García Adanero ha considerado que "son bajas normales cuando se produce un proceso como éste. Es gente que abandona el partido por que se siente más identificado en este caso con el PP". Sin embargo, ha señalado que cuando uno accede a un cargo público a través de unas siglas determinadas lo "lógico y coherentes" es que "si abandona ese partido abandone también el cargo para el que fue elegido por esas siglas", y "cuando uno no abandona, en política eso tienen un nombre, y es transfuguismo". 

(www.elpais.com, 03/11/08)

Otros cinco militantes de UPN anuncian su afiliación al PP de Navarra

Nuevos militantes de UPN que se pasan al PP tras la ruptura entre ambas formaciones. El presidente de la Junta Local de Estella y miembro del Consejo Político de UPN abandonará, junto a otros ya cuatro ex militantes (entre ellos, una ex diputada y un concejal), este partido regionalista para pasar a formar parte del nuevo PP de Navarra, informaron fuentes 'populares'.

Entre los otros cuatro militantes se encuentra la ex diputada de UPN en el Congreso de los Diputados Eva Gorri y el concejal de Leitza Silvestre Zubitur. Pello Urquiola, muy conocido en el mundo cultural de Leitza, es otro de los militantes que anunciaron su marcha de UPN.

Según las citadas fuentes, también se afiliará al nuevo PP de Navarra Javier Errea Iribar. Se trata de un dirigente destacado por haber formado parte del 'núcleo duro' de UPN, ya que fue en varias ocasiones jefe de Gabinete en varias consejerías del Gobierno que preside Miguel Sanz.

Estos cinco ex militantes de UPN se unen al senador y portavoz adjunto del PP en el Senado José Cruz Pérez Lapazarán, quien este sábado anunció su ingreso en el PP navarro.

La decisión de Pérez Lapazarán se sumaba a la de nueve concejales de las localidades navarras de Burlada (cinco concejales), Egüés (dos) y Villava (otros dos) que, previamente, informaron de su decisión.

Precisamente, el senador Lapazarán ha dicho este domingo que no renunciará a su escaño por entender que no se ha movido "un ápice" de la posición política que defendió en el programa electoral de la coalición UPN-PP con la que obtuvo el cargo.

El político navarro ha rechazado la acusación de "transfuguismo" que desde UPN se lanzó este sábado para los cargos que se pasen al PP sin abandonar sus actas, y ha defendido que no se ha movido de donde estaba hace ocho meses cuando llegó al escaño y donde se situó hace cuatro legislaturas al llegar a las Cortes Generales: "Sigo donde estoy, cumplo a rajatabla el pacto del 91 y las normas electorales".

Todos estos ex militantes de UPN suceden a su vez al ex diputado Jaime Ignacio del Burgo, el primer integrante de UPN que anunció que se daba de baja en este partido para ayudar a formar el nuevo PP navarro.

www.elmundo.es 02.11.08

RAJOY BUSCA FICHAJES PARA EL NUEVO PP NAVARRO Y ABRE LA AFILIACIÓN EN INTERNET 

Montar un partido de la nada es una tarea muy complicada. De hecho, el último fenómeno desde 1986, cuando nació Izquierda Unida -que tenía la base del PCE- es el de los minoritarios Ciutadans y UPyD, sin apenas estructura territorial. El aparato de la calle Génova comenzó ayer a comprobar las enormes dificultades que entraña su decisión de refundar el PP navarro, disuelto en 1991, cuando sólo tenía 11.000 votos frente a los 70.000 de UPN. De momento, y ante las dificultades de abrir una sede, la dirección prepara una web para poder afiliarse, ya que aseguran que han recibido llamadas de interesados. 

El problema de infraestructura es real, a pesar de que el PP tiene dinero (más de 60 millones de euros de presupuesto anual). Pero mucho más acuciante es el de buscar nombres conocidos para poner cara al nuevo partido. 

Los populares se encontraron ayer con una desagradable sorpresa. Ningún dirigente de UPN, al contrario de lo que esperaban, se mostró cercano al PP o apuntó públicamente su intención de afiliarse al nuevo partido. De momento, los populares sólo cuentan con Jaime Ignacio del Burgo, un veterano ex dirigente de AP muy vinculado a la teoría de la conspiración del 11-M -escribió un libro presentado por Esperanza Aguirre y Eduardo Zaplana-. 

Por eso, el aparato, y en especial su responsable de Organización, Ana Mato, se esforzaba ayer, según fuentes de la dirección, en buscar una lista de notables -empresarios, gente conocida en Navarra- para tenerla lista cuanto antes, si es posible esta semana, y mostrar la fuerza del PP. La clave para los populares pasa por encontrar algún fichaje estrella. 

Lo que está prácticamente descartado, según las mismas fuentes, es que Del Burgo encabece la gestora que se creará para lanzar el partido. De momento, tampoco parece muy dispuesto Santiago Cervera, cabeza de lista en Navarra en las últimas generales y enfrentado a Miguel Sanz, líder de UPN, por su decisión de apoyar la enmienda a la totalidad de los Presupuestos en vez de abstenerse, como pedía su partido. 

Cervera se considera aún miembro de UPN, aunque está suspendido cautelarmente de militancia, y quiere presentarse el lunes ante el comité de disciplina de su partido para defenderse. Ni siquiera está claro que los dos senadores que estaban dispuestos a votar con el PP cuando los Presupuestos llegaran a la Cámara alta, y que se opusieron a la abstención promovida por Sanz, estén en condiciones de dar el salto al vacío que supone romper el carné de UPN para competir en las urnas. 

Las dificultades que el PP está encontrando para refundar el PP navarro tienen otro motivo de fondo. Incluso algunos dirigentes importantes de los populares consultados ayer creen que Mariano Rajoy puede estar jugando de farol para presionar a UPN. El líder, señalan, sabe que montar un partido es muy difícil y confía en una solución de última hora que puede llegar en el congreso de UPN en primavera. ¿Quién se iría entonces a un partido que puede quedar en nada? 

UPN está además muy arraigado en el territorio, y lleva 17 años en el Gobierno, con lo que tiene todo tipo de cargos para repartir y el clientelismo natural en una comunidad autónoma de sólo 600.000 habitantes. 

Precisamente por estas dificultades, estos días no es difícil encontrar dirigentes, incluso marianistas, críticos con la gestión de la crisis con UPN. La mayoría piensa que las cosas habían llegado tan lejos que no le quedaba otro remedio que romper, y culpan a Sanz, pero reprochan a Rajoy no haber sido capaz de gestionar el problema hace un mes, cuando aún era manejable. 

Veteranos diputados y dirigentes regionales curtidos en las crisis de la derecha en los 80 y 90 creen que Rajoy debió resolver el problema cuando, en un viaje a Pamplona acompañado de la cúpula -Cospedal, Arenas, Mato y Sáenz de Santamaría-, vio claramente que Sanz estaba decidido a abstenerse. "Tendría que haber aceptado esa realidad y pactar con Sanz cómo la vendía. Abrir un partido es una locura", sentencia un diputado que resume una opinión muy extendida.

Y mientras, Sanz no da signos de preocupación. "No queremos llegar adonde ha llegado el PP de no pactar con nadie", llegó a decir en una entrevista en la cadena SER en la que señaló que tiene la conciencia tranquila, descartó un Gobierno de coalición con el PSN y culpó al entorno de Rajoy, y no al líder, de la ruptura del pacto. 

(www.elpais.com, 30/10/08)

RAJOY REBUSCA ENTRE LOS CRÍTICOS DE UPN PARA REFUNDAR EL PP NAVARRO 

Hace casi 30 años, Mariano Rajoy, un joven registrador de la propiedad de Pontevedra, dedicaba su tiempo libre a buscar en su provincia entre los escindidos de la maltrecha UCD para fichar adeptos a su causa, la de Alianza Popular, germen del PP. Aún hoy, en muchos mítines recuerda que, cuando él empezó en política, en Pontevedra los miembros de AP eran cinco. 

Cinco son los votos que las tesis del PP lograron en la última reunión del Consejo Político de UPN, en la que otros 163 miembros decidieron dar la espalda a sus socios y abstenerse en los Presupuestos. Y a partir de esos cinco, como hace 30 años, Rajoy tendrá que fabricar un nuevo partido, esta vez en Navarra.

Después de intentarlo todo, presionado por los medios de comunicación conservadores y por el ala dura de su propio partido, Rajoy tuvo que aceptar ayer, después de que UPN anunciara la suspensión de militancia de Santiago Cervera, el diputado fiel al PP, que tenía que ofrecer un gesto de autoridad y anunciar la ruptura definitiva del pacto y la reaparición del PP navarro. 

Sin embargo, en lugar de dar el puñetazo en la mesa y consolidar así su liderazgo, Rajoy decidió que fuera su secretaria general, María Dolores de Cospedal, quien anunciara la noticia. Y evitó el asunto hasta el punto de que no aprovechó la reunión que organizó con todos los diputados y senadores para comunicarlo. Éstos abandonaron la sala tras el discurso del líder con la idea de que Rajoy no renunciaba, como había dicho varias veces, a recuperar el PP navarro. Y poco después recibieron mensajes de texto en su móvil con la noticia: Cospedal estaba anunciando que el PP ya estaba buscando sede en Pamplona. El estupor corría entre los diputados, aunque la mayoría estaban contentos de que al fin Rajoy se hubiera mojado para evitar la humillación casi diaria de Sanz. 

Una vez tomada la decisión, queda la parte más difícil: llevarla a cabo. El PP ya está buscando críticos en UPN para crear el partido. Cospedal aseguró que tanto Cervera como Jaime Ignacio Del Burgo, que era el líder del PP navarro en 1991, cuando desapareció por la fusión con UPN, tienen "las puertas abiertas". Los populares tantean también al otro diputado, Carlos Salvador, que de momento se mantiene fiel a UPN. Entre los tres senadores, el PP confía en captar a dos. Y ahora busca diputados autonómicos y concejales de Pamplona, la capital. 

Pero el problema es el referente. Del Burgo, gran protagonista de la teoría de la conspiración del 11-M, no casa con la línea de Rajoy, aunque ayer se dio de baja de UPN, se presentó en la calle Génova para comenzar a organizar el nuevo partido y se vio con el líder. Cervera es el nombre que más suena, aunque nadie del PP le llamó ayer. Lo que parece muy difícil es que UPN rectifique. 

La crisis navarra ha acentuado el mal ambiente interno en el PP. En los pasillos se escuchan críticas contra Dolores de Cospedal, que creyó las palabras amables de Yolanda Barcina, alcaldesa de Pamplona, y lanzó la idea de que la crisis tenía solución. Mientras, la dirección está muy dolida con Barcina, que a la hora de la verdad ha sido incapaz de frenar a Sanz. Si a eso se le suma la crisis en Canarias, por la deriva soberanista de sus socios de Coalición Canaria, la sensación de desgobierno interno del PP se extiende. 

Y, en ese ambiente de desánimo, Rajoy pronunció ante sus diputados, a quienes no reunía desde julio, un discurso que no entusiasmó a casi nadie. Hasta el punto de que Manuel Fraga, el fundador del PP, le interrumpió: "Me tengo que ir a votar al Senado", gritó. "Un momento, presidente, estoy acabando", le respondió Rajoy, estupefacto. 

El líder, que conoce mejor que nadie el malestar interno, trató de justificarse. "Las cosas para el PP van bien. Las encuestas nos dicen que tenemos que hacer una oposición sensata y con alternativas. Es lo que quiere la mayoría de la gente. No todos, pero sí la inmensa mayoría", insistió para acallar las críticas. Nadie habló, ni siquiera para apoyarle. Y las dudas volvieron a los pasillos. 

(www.elpais.com, 29/10/08) 

Una "aberración" que duró 18 años

- Un pacto para ganar las elecciones. El pacto PP-UPN se firmó en marzo de 1991, dos meses antes de las elecciones autonómicas de aquel año en las que, por primera vez, UPN, ya aliado con el PP en Navarra, ganaba a los socialistas. 

- Firma por imperativo legal. El pacto fue firmado por José María Aznar, presidente del PP, y Jesús Aizpún, fundador de UPN. Éste aclaraba que lo hacía "por imperativo legal" tras ser aprobado por las bases del partido. Él personalmente lo consideraba "una aberración política y jurídica". 

- 17 años en el Gobierno. Aizpún también dudaba de que el pacto sirviera para arrebatar el Gobierno navarro al PSOE. Se equivocó. No sólo se lo arrebató. Menos un año, ha estado en el Gobierno desde entonces. 

www.elpais.com, 29/10/08  

DEL BURGO SE DA DE BAJA DE UPN Y AYUDARÁ EN LA REFUNDACIÓN DEL PP EN NAVARRA 

El ex diputado de Unión del Pueblo Navarro (UPN) Jaime Ignacio Del Burgo se dará de baja en esta formación y ayudará a la refundación del PP en esta comunidad. Así lo anunció anoche tras reunirse en Madrid con el presidente del PP, Mariano Rajoy, y la secretaria general, María Dolores de Cospedal.

Del Burgo afirmó que fue autor del pacto que el PP y UPN sellaron en 1991 y añadió que ahora, una vez que ese acuerdo ha "encallado", se ve "obligado" a volver a sentar las bases del PP navarro, una formación que, según recordó, él mismo impulsó en la comunidad foral tras la refundación del PP en 1989. 

El ex parlamentario resaltó que va a "colaborar estrechamente en esta fase inicial" del nuevo PP navarro, y que "luego ya veremos". Según explicó, ahora hay que conseguir una sede, ver cuánta gente respalda en este momento el proyecto y nombrar una comisión gestora hasta que se celebre un congreso, que calcula que podría ser dentro de un año. 

Además, Del Burgo quiso dejar claro que la ruptura del pacto que ambos partidos mantenían desde hace 17 años es "consecuencia" de la posición que ha mantenido UPN ante la tramitación del proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) en la Cámara Baja.  "Quien ha roto el pacto es UPN, que ha impuesto una exigencia inaceptable: tener plena libertad en Navarra y en Madrid. Es una exigencia de imposibles, una exigencia para la ruptura", aseveró. 

También lamentó que la dirección de UPN haya "desoído" las recomendaciones del PP para que no siguiera adelante con los expedientes disciplinarios abiertos al diputado Santiago Cervera y a él mismo.  "Incluso le dieron una vuelta de tuerca al decidir la suspensión de militancia. Es un acto de agresión gratuita que demuestra la voluntad de ruptura de Miguel Sanz", se quejó. 

(www.publico.es, 29/10/08) 

NAVARRA, UN TERRITORIO HOSTIL PARA EL PP 

La que fuera la sede del PP antes del pacto de 1991 está en obras. Se trata de una entreplanta de un edificio anodino en la plaza Príncipe de Viana, en el centro del ensanche de Pamplona. En esta misma plaza, UPN tiene su sede. El local desde el que presidió Jaime Ignacio del Burgo la entonces recién nacida formación conservadora (refundada de tres partidos, uno de ellos el del propio Del Burgo) es propiedad de Caja Navarra. El presidente de la entidad financiera es Miguel Sanz. Aunque disponible, todo indica que Del Burgo no volverá a su antiguo baluarte. También está en duda con quien emprenderá la mudanza. En UPN no queda casi nadie del PP.  

No se cuentan conservadores ni en los órganos del partido (sólo Calixto Ayesa, protegido de Del Burgo, forma parte del Comité Ejecutivo), ni en las instituciones forales. Los cinco consejeros y las cuatro consejeras del Gobierno de Navarra son fieles a Sanz. Los 22 parlamentarios forales de UPN están ligados al partido regionalista, algunos desde hace lustros, al igual que los alcaldes de ciudades importantes como Tudela, Barañáin y Estella.  

Los pocos nombres no regionalistas que habían aguantado el paso del tiempo ya están en Madrid: José Ignacio Palacios y José Cruz Pérez Lapazarán en el Senado. El diputado Santiago Cervera nunca fue del PP, ni de Sanz. Tampoco su compañero en el Congreso Carlos Salvador, que proviene de las Juventudes de UPN y mantiene un papel más discreto. En Bruselas está Javier Pomés, con carné de UPN, pero que debe sus años de parlamentario europeo al PP. 

Con esta situación, el PP no lo tiene fácil para refundar el partido. Del Burgo siempre ha contado con sus seguidores, pero el grupo ha ido mermando con los años. Y Cervera, recordado como un buen consejero de Sanidad, está ligado a episodios controvertidos difíciles de aceptar en ámbitos conservadores. Rajoy necesita a otra persona en Navarra.  

La opinión pública foral asegura que la maniobra de estar presente con sus propias siglas no es tan descabellada, pues son muchos los que afirman que tiene crédito entre los votantes de la derecha. Pero el impulso tiene que venir de las alturas y Rajoy demostrar capacidad de conquista. Todo apunta a que le gustaría que su hombre en Navarra fuera una mujer: Yolanda Barcina, alcaldesa de Pamplona. Fue consejera del Gobierno de Navarra, pero no se afilió a UPN hasta que se presentó a la  Alcaldía de Pamplona. No consta que perteneciera al PP en su juventud.  

Ha sido Barcina la principal interesada en que el pacto no se rompiera. A ella se deben maniobras para que el desencuentro entre el PP y UPN quedara en un cese temporal de convivencia. Barcina se postulaba sin contrincante a la Presidencia de UPN, que Sanz aseguró que pensaba abandonar en el congreso que el partido celebra la próxima primavera.  Sólo esta última semana, se ha escuchado el nombre del secretario general de UPN, Alberto Catalán, como otra alternativa para sustituir a Sanz.  

Barcina llegó a manifestar que ella no pensaba en futuro si UPN y el PP se rompían. Los hay que dentro de UPN comienzan a tildar su postura de tibia. Pero el lunes votó con todos los demás (salvo Ayesa) a favor del comunicado con el que UPN ha roto con el PP.  En el grupo municipal de Pamplona nadie habla. Es un grupo compacto, elegido personalmente por quien lo preside, Barcina. Si algo caracteriza su hacer político es que su organigrama funciona más como un gabinete ejecutivo que como grupo municipal. No en vano, en los mentideros del Ayuntamiento a Barcina no se la conoce como la alcaldesa. Todo el mundo se refiere a ella como "la presidenta".  

(www.publico.es, 29/10/08) 

MIGUEL SANZ DICE QUE EL PP "HA MENOSPRECIADO Y CONSIDERADO DE SEGUNDA A UPN" 

El presidente de UPN y del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, ha asegurado que su formación "no va a admitir" que se le responsabilice de la ruptura del pacto con el PP, un partido que ha "menospreciado" y considera como "de segunda" a Unión del Pueblo Navarro. 

Sanz ha precisado que UPN "ha cumplido con el pacto y ha cumplido con los compromisos derivados de sus acuerdos", pues este pacto le permitía votar diferente al PP en cuestiones que afecten a la estabilidad y gobernabilidad de Navarra y que no colisionen con el interés general de España, y una enmienda a la totalidad de los Presupuestos del Estado "abocada al fracaso más absoluto" no chocaba para él con el interés general de España.  

Y ha añadido en una entrevista a Radio Nacional que él personalmente antes de llegar a este punto ha hecho al PP "múltiples propuestas" y siempre he encontrado "las puertas cerradas, un menosprecio, un intento de considerar a UPN un partido de segunda menospreciando su capacidad de autonomía para adoptar decisiones". 

Es el PP "el que no ha aceptado lo que el presidente Rajoy había firmado en 2007, porque lo había firmado y lo que se firma se cumple", ha subrayado, para añadir que el PP no sólo "no ha respetado" lo pactado, sino que además ha sido el que "ha aplaudido, respaldado y abierto las puertas de su organización a quienes no han respetado" lo decidido por UPN y "han incumplido los estatutos" de la formación. 

"Esto si no es una agresión es algo que está fuera de lugar entre dos socios que tienen que basar sus relaciones en la lealtad", ha puntualizado Miguel Sanz, para quien ha existido incluso en este proceso algún "intento de desestabilizar a UPN" por parte de dirigentes del PP. 

Para Sanz, no hay duda de que "ha sido el PP el que acordó la suspensión de relaciones" con UPN después de que el diputado Carlos Salvador se abstuviera en la enmienda a los Presupuestos y de que "ha sido el PP también el que finalmente ha dado por roto el pacto" después de que UPN suspendiera de militancia al diputado Santiago Cervera, no por ser "leal al pacto" sino "por ser desleal con UPN". 

Ahora el camino decidido por el PP es su refundación en Navarra y por tanto la competencia electoral con UPN, pero Miguel Sanz se muestra convencido de que su partido "va a seguir ocupando el liderazgo político, no tengo ninguna duda", y advierte por ello de que "quien piense otra cosa, conoce muy poco Navarra". 

(www.publico.es, 29/10/08) 

SANZ ASEGURA QUE PREFIERE LA RUPTURA DEL PACTO CON EL PP A "ROMPER NAVARRA" 

El presidente de UPN y del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, afirmó hoy, tras la ruptura del pacto entre UPN y el Partido Popular , que, "entre la posibilidad de romper el pacto, por iniciativa unilateral del PP, o romper Navarra, optaría por asumir el riesgo de romper del pacto". Sanz, que conoció la noticia a través de un mensaje en el móvil durante una reunión, afirmó en declaraciones a los medios de comunicación esta tarde que "respeta" la decisión del PP de romper el pacto con UPN y que en el partido están "muy tranquilos" de que han hecho lo que tenían que hacer. 

El presidente regionalista señaló que, aunque respeta la decisión del PP, no van a quedarse "callados" cuando "se nos impute que hemos sido los causantes de la ruptura del pacto porque no es verdad". "Quien ha roto el pacto por no respetar ni a UPN, ni el pacto, ha sido el PP", sentenció. 

Sobre si le preocupa la situación que se crea, señaló que "cuando uno lleva tiempo en política no hace las cosas por hacer ni de manera precipitada, todo es fruto de una reflexión, de una decisión adoptada por los órganos de dirección del partido con una supermayoría, una mayoría de más del 90%". "Los ciudadanos navarros aceptan y aplauden esta autonomía que UPN recaba para defender los intereses de Navarra", agregó. 

Sanz manifestó que no sabe si existe posibilidad de recomponer la situación con el PP y que el que ha roto es el que "tiene que ver si hay posibilidad o no". "Nosotros no hemos roto", sentenció y quiso dejar claro que el que no ha cumplido con sus compromisos derivados del pacto es el PP y que UPN "ha cumplido en todo momento los compromisos y el contenido del pacto". "Nadie puede achacar a UPN que ha incumplido el pacto, ni el pacto del 91 ni los acuerdos de 2007", manifestó. 

Aunque señaló que puede entender que estos textos no se puedan compartir en toda su integridad manifestó que no entiende que después de ser firmados algunas personas del PP se hagan "las suecas" diciendo "que no era posible posicionarse de manera diferente en el voto en situaciones especiales que afectasen al interés general de Navarra y a la estabilidad de Navarra". 

El líder regionalista recordó que fue el PP el que suspendió las relaciones con UPN y que fue el PP el que no respetó los acuerdos del Consejo Político de UPN "porque aplaudió al diputado que votó en contra de un acuerdo del Consejo Político respaldado por más del 90 por ciento". Según apuntó, desde el partido navarro no van a hacer nada sino "respetar" la decisión del PP.

Preguntado por si pudo ser "radical" suspender ayer de la militancia de forma temporal de Santiago Cervera y Jaime Ignacio del Burgo, Sanz indicó que lo que él considera "radical" es que se suspendan las relaciones con UPN "por el mero hecho de que uno de nuestros diputados cumpla con un acuerdo adoptado por el Consejo Político". 

Consideró "inadmisible" el comunicado del PP en el que suspendió las relaciones con la actual dirección de UPN "como si la actual dirección fuera a precario, con el tiempo limitado y se esperase un cambio en la dirección para renovar un nuevo pacto". "Eso me parece precipitado y un órdago", lamentó, para añadir que se llevó a UPN a una "situación irreversible" ya que si no cumplía lo acordado por el Consejo "para qué sirven nuestros órganos de dirección, nuestros comités de garantías". "No podemos dejar que UPN ejerza sus decisiones con absoluta libertad y autonomía", afirmó. 

El presidente de UPN señaló que el PP puede "considerar oportuno" abrir el partido en Navarra y añadió que UPN ofrecerá la colaboración a los populares, como a cualquier otro partido, para impulsar proyectos que afecten al interés general de Navarra. "Si es el PP, con quien compartimos muchos de los principio y valores, pues estupendo", dijo y añadió que el hecho de "que se haya dado por roto el pacto por parte del PP no significa que no estemos abiertos a seguir colaborando si al final el PP abre sede y se implanta en Navarra". Sobre que el PP haya invitado a Cervera y Del Burgo a integrarse en las filas populares, Sanz dijo que le parece "muy bien". "Podría decir alguna cosa pero no me apetece y quiero ser cortés", señaló. 

En cuanto a si hay espacio político en la Comunidad foral para ambas formaciones , el presidente señaló que no lo sabe y que el tiempo lo dirá. "Lo que sí sé es que el espacio político de UPN difícilmente lo perderá. Al menos nosotros, estemos quienes estemos, no daremos facilidades para perder espacio, al revés, intentaremos ganar espacio político", manifestó. 

(www.publico.es, 29/10/08)

El Partido Popular rompe definitivamente con UPN y se queda solo como formación en Navarra

El PP se ha quedado solo en Navarra y este es ya más que un hecho. La secretaria general de los populares, María Dolores de Cospedal, ha anunciado la ruptura definitiva del pacto que unía a su formación con Unión del Pueblo Navarro (UPN) y la creación del Partido Popular Navarro, 17 años después de que se forjara un acuerdo que había permitido a la coalición llegar a gobernar con mayoría absoluta. En Génova 13 buscan ya líderes para "asumir la dirección en Navarra".

La decisión se produce a raíz de que en el día de ayer el Comité Ejecutivo de la formación regionalista, que preside Miguel Sanz, decretara la suspensión cautelar de militancia de Santiago Cervera, diputado que el pasado jueves votó con el PP, en contra de la decisión de su partido, y de Jaime Ignacio del Burgo, histórico ex diputado y gran referente de los populares en Navarra, que se había mostrado en declaraciones públicas contrario a la abstención.

Buscan sede y líder
De Cospedal ha subrayado la confirmación de este hecho al afirmar que los populares buscan ya sede para instalarse en Navarra y que van a comenzar "los contactos oportunos para las personas que van a asumir en un primer momento la representación del PP" en la comunidad foral. Aunque ha querido dejar claro que el PP -por evidentes afinidades ideológicas- sigue abierto al diálogo con UPN, se deduce que la fractura tendrá un coste político para el principal partido de la oposición.

No expulsión
Por su parte y según informa El País, Rajoy ha manifestado que no se expulsará del grupo en el Congreso a Carlos Salvador, diputado de UPN que se abstuvo en la votación de los Presupuestos Generales del Estado en contra de lo fijado por Génova y a favor de lo decretado por el presidente de la comunidad foral, Miguel Sanz. 

Las puertas abiertas
Pero la escisión puede ir más lejos: en este sentido, la secretaria general del PP ha explicado que los dos militantes de UPN que han sido suspendidos por parte de este partido -Santiago Cervera y Jaime Ignacio del Burgo- "tienen las puertas abiertas en el PP. Esta siempre ha sido su casa y va a seguir siendo su casa". "Todos aquellos que compartan nuestros principios y valores de una Navarra integrada en un proyecto nacional, que es el Partido Popular, son bienvenidos". 

www.elplural.com 28.10.08

El presidente de Navarra acusa al PP de romper el pacto con UPN de forma "unilateral"

Los populares acaban su relación política de 17 años con los regionalistas tras suspender estos a dos militantes críticos con la dirección del partido.- El PSOE descarta una moción de censura en la comunidad

El presidente de Navarra, Miguel Sanz, líder de Unión del Pueblo Navarro (UPN) ha hablado de la ruptura entre ambas formaciones anunciada hoy por el PP. Sanz acusa a los populares de romper el pacto de forma "unilateral" y ha detallado la crisis con sus hasta ahora socios. Primero, "el PP anunció la suspensión" de relaciones con UPN cuando uno de los diputados navarros, Carlos Salvador, se abstuvo en la votación de los Presupuestos Generales del Estado el pasado día 23. Salvador desobedeció la postura anunciada por el PP y no quiso romper la disciplina impuesta por UPN, que había pedido la abstención en la votación.

El PP formará su propio partido en Navarra tras la ruptura del pacto con UPN

La secretaria general del PP, Mª Dolores de Cospedal, ha anunciado hoy que el PP entiende que Unión del Pueblo Navarro (UPN) ha roto el acuerdo de colaboración que mantenían desde 1991 y por ello el líder del partido, Mariano Rajoy, ha decidido poner en marcha las medidas necesarias para "instalar de nuevo al PP en Navarra" - AGENCIA ATLAS

El Partido Popular ha dado por roto el acuerdo que venía manteniendo con Unión del Pueblo Navarro (UPN) desde hace 19 años y volverá a crear su propia estructura en la Comunidad Foral, según ha señalado este mediodía la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal. En 'Hora 14' hemos hablado con García Adanero (UPN) ha afirmado que su partido "lamenta" la decisión del PP. -

Segundo, el "PP no respetó la decisión del Comité Ejecutivo de UPN, aprobada por más del 90%", cuando se decidió la abstención en la votación de los Presupuestos. En tercer lugar, Sanz ha añadido que el PP ha sido el que ha anunciado hoy, por boca de su secretaria general, María Dolores de Cospedal, la ruptura del acuerdo entre ambas formaciones.

Sanz se refería así a las palabras esta mañana de Cospedal, quien anunció el fin hoy el fin del pacto entre ambos partidos y la creación del Partido Popular Navarro. La decisión del PP es la respuesta al acuerdo de ayer lunes del Comité Ejecutivo de la formación regionalista, que preside Sanz, en el que se decidió la suspensión cautelar de militancia de Santiago Cervera, el diputado que el pasado jueves sí votó, como el PP, en contra de los Presupuestos Generales y, por lo tanto, desobedeció a su partido. Asimismo, UPN también sancionó anoche a Jaime Ignacio del Burgo, histórico ex diputado y gran referente de los populares en Navarra, quien se había mostrado contrario a la abstención.

Sanz ha proclamado que "entre la posibilidad de romper el pacto o romper Navarra, optaría por el riesgo de romper el pacto". Sobre que el PP haya invitado a Cervera y Del Burgo a integrarse en las filas populares, Sanz ha dicho que le parece "muy bien". "Podría decir alguna cosa pero no me apetece y quiero ser cortés", ha señalado.

Cospedal, que ha informado de que el PP busca ya sede para instalarse en Navarra, ha aclarado, sin embargo, que su formación sigue abierta al diálogo con UPN. Ya en la reunión con los diputados y senadores populares, el presidente del PP, Mariano Rajoy, ha manifestado que no se expulsará del grupo en el Congreso a Carlos Salvador, el diputado de UPN que se abstuvo en la votación, en contra de lo fijado por Génova.

"Puertas abiertas" a los suspendidos

La número dos del PP ha afirmado que se iniciarán "los contactos oportunos" con las personas que van a asumir la representación del PP en Navarra. "Hay muchas personas que pueden tener esa posibilidad, y es el trabajo que empezamos a hacer a partir de ya", según Cospedal, quien ha añadido que "el Partido Popular tiene meridianamente claro" que sus votantes en Navarra "quieren tener una representación; hasta ahora esa representación venía instrumentada a través de UPN".

La secretaria general del PP ha explicado también que los dos militantes de UPN que han sido suspendidos por este partido -Santiago Cervera y Jaime Ignacio del Burgo- "tienen las puertas abiertas en el PP. Ésta siempre ha sido su casa y va a seguir siendo su casa". "Todos aquellos que compartan nuestros principios y valores de una Navarra integrada en un proyecto nacional, que es el Partido Popular, son bienvenidos", ha dicho. En este sentido, Del Burgo ha anunciado a la agencia Europa Press que se dará de baja en esta formación y que ayudará a la refundación del PP en Navarra. Del Burgo lo ha comunicado tras una reunión con Rajoy.

El pacto entre UPN y PP se rompe tras 17 años de vida durante los que el principal partido de oposición ha confiado sus votos en Navarra a la candidatura de la formación regionalista. Las diferencias que han llevado a la ruptura se agravaron con la decisión del Comité Ejecutivo navarro, que lidera el presidente regional, Miguel Sanz, de abstenerse en la votación de las cuentas presentadas por el Gobierno socialista. UPN gobierna en Navarra gracias a la abstención del Partido Socialista Navarro (PSN), que tiene en su mano y en el apoyo de Nafarroa Bai, promover una moción de censura en la Comunidad Foral para apear del gobierno a Sanz.

www.elpais.es 28.10.08

UPN suspende a su diputado y desaira la mano tendida de Rajoy

La dirección de Sanz sanciona a Del Burgo y busca la ruptura

No hay quien arregle un matrimonio mal avenido si uno de los cónyuges quiere separarse. Y UPN dejó ayer muy claro que el camino del divorcio con el PP no tiene fácil marcha atrás. Mariano Rajoy lo ha intentado todo, incluso se ha tragado sus propias palabras -dijo que rompería si UPN se abstenía en la votación de los Presupuestos, y cuando sucedió sólo suspendió la relación con la "actual" dirección- pero los navarros no parecen dispuestos a aceptar sus lisonjas.

El Comité Ejecutivo de UPN, presidido por su líder, Miguel Sanz, decidió anoche suspender cautelarmente de militancia a su diputado Santiago Cervera, que el pasado jueves votó con el PP, en contra de la decisión de su partido, y a Jaime Ignacio del Burgo, el histórico ex diputado y gran referente de los populares en Navarra, que se había mostrado en declaraciones públicas contrario a la abstención.

No contento con esta evidente declaración de guerra, el partido de Sanz aclara que Cervera deja de ser su representante en la dirección del Grupo Popular -era portavoz adjunto-, y pasa a serlo Carlos Salvador, el otro diputado, que sí obedeció a su partido y se abstuvo. Además, dado que Cervera es miembro del Comité Ejecutivo del PP en representación de UPN, la resolución que aprobó ayer este partido "deja sin efecto" esta representación, por lo que nadie acudirá a las reuniones de la cúpula popular para expresar la opinión del supuesto partido hermano navarro.

La decisión pone a los pies de los caballos a toda la dirección del PP y en especial a su líder, ya que deja en entredicho la opción suave y conciliadora que tomó el pasado jueves, cuando decidió no romper definitivamente con UPN, como le pedían algunos medios conservadores.

Ayer mismo, poco antes de que comenzara la reunión, María Dolores de Cospedal, la secretaria general del PP, encargada de mediar en la crisis con la alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina, dejó claro que cualquier sanción a Cervera sería interpretada como una agresión: "Las personas que han defendido el pacto no deben ser objeto de medidas disciplinarias", sentenció.

Los populares, empeñados en buscar una salida -todas las fuentes consultadas aseguran que es muy difícil montar de la nada un PP navarro- han renunciado a sancionar de forma grave al diputado que se abstuvo. Sólo le cobrarán 300 euros por romper la disciplina, pero ni le mandan al Grupo Mixto ni le abren ningún expediente. Los populares incluso habían aceptado presentar las enmiendas de UPN a los Presupuestos, como gesto de buena voluntad.

Sanz ha decidido no recoger esa mano tendida y opta por imponer su autoridad frente al diputado díscolo. Aún así, todavía queda una última salida. La suspensión cautelar de militancia tiene plazo: "Durante la tramitación del expediente disciplinario" contra Cervera. Aún se puede concluir ese expediente de forma positiva para el diputado, que recuperaría así su condición de afiliado. Sin embargo, todo parece indicar que UPN ha optado por el divorcio definitivo. Sólo falta saber cuándo asume el PP el fracaso del matrimonio.

www.elpais.es 28.10.08

UPN suspende de forma cautelar al diputado que votó con el PP en contra de los Presupuestos

Cospedal había pedido a la formación regionalista que no tomara medidas contra Santiago Cervera

Unión del Pueblo Navarro (UPN) ha dado un paso más hacia la ruptura con el PP, su socio desde 1991 en la Comunidad Foral. El comité ejecutivo del partido ha decidido la suspensión cautelar de militancia de Santiago Cervera, el diputado que votó con el PP en contra de los Presupuestos del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Esta web ha sabido también que UPN ha suspendido a Jaime Ignacio del Burgo, el histórico ex diputado que se había manifestado contra la decisión de esta formación de abstenerse en los Presupuestos. En un mes, UPN decidirá de forma definitiva sobre Cervera.

La decisión de UPN ha llegado a última hora de la tarde. En un comunicado, este partido ha informado de que ha acordado "reformular" el acuerdo de colaboración política que mantiene con el PP desde hace 17 años.

Por la mañana, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, había dicho que de "ninguna manera" podía expedientarse a Cervera y Del Burgo. Cervera rompió la disciplina de UPN y se sumó a los populares en la enmienda a la totalidad de los Presupuestos.

En la rueda de prensa posterior al Comité de Dirección del PP, Cospedal declaró que sería una "contradicción" que UPN expedientara a Cervera y a Del Burgo -como finalmente ha ocurrido- si es que de verdad quiere el partido navarro mantener el pacto con el PP.

Delicado gobierno en Navarra

La historia del desencuentro entre el PP y UPN nació con la decisión de los navarros de que sus dos diputados en el Congreso se abstuvieran en la votación de los Presupuestos. UPN gobierna en la Comunidad Foral gracias a que los socialistas no se unieron a una hipotética moción de censura con los nacionalistas de Nafarroa Bai. Una comida entre el presidente del PP, Mariano Rajoy, y el presidente navarro, Miguel Sanz, no desbloqueó la situación. La decisión estaba tomada, así que UPN ordenó la abstención en la votación de los Presupuestos el pasado día 23. No obstante, Cervera desobedeció, mientras que el otro miembro de UPN en la Cámara Baja, Carlos Salvador, votó lo que le dijo su partido.

Los populares consideraron la decisión del partido del presidente Sanz como una traición, por lo que suspendieron la relación con sus socios, aunque sin hablar de ruptura definitiva. La lógica señala que un adiós definitivo habría obligado al PP a la ardua tarea de crear un partido de la nada en Navarra. Ahora, tras la decisión de UPN, habrá que esperar si el siguiente capítulo acaba en divorcio.

www.elpais.es 28.10.08

EL PP RECULA Y EVITA EL DIVORCIO CON UPN 

Finalmente, y después de anunciar la semana pasada que el acuerdo quedaría roto si algún diputado de UPN se abstenía al votar la enmienda a la totalidad de los Presupuestos -lo hizo uno de los dos-, el PP decidió replantearse su decisión y buscar una salida. La ruptura, señalan en la dirección, era la peor solución. El PP no parece en condiciones de montar de la nada un partido en Navarra, sobre todo después de que Miguel Sanz, líder de UPN, demostrara que tiene a más del 90% del partido con él. 

Por eso, el PP ha cambiado a última hora de estrategia. En lugar de sentenciar la ruptura definitiva del pacto, ayer emitió un comunicado -la fórmula preferida de Rajoy para todo lo que tenga que ver con cuestiones internas- para anunciar que el PP "suspende relaciones con la actual dirección de UPN". 

En la palabra "actual" está la solución que el equipo de Rajoy cree haber encontrado a un problema que, internamente, pone en cuestión la capacidad del líder para controlar el partido. Sanz ha anunciado que dejará de ser jefe de UPN en marzo, cuando está previsto el congreso interno, aunque seguirá como presidente navarro hasta 2011. Y ahí, confía el PP, entrará en juego Yolanda Barcina, alcaldesa de Pamplona, más que probable sucesora de Sanz. 

Será con esa nueva dirección, encabezada por Barcina, con la que el PP intentará recomponer el pacto para evitar lo que todos temen: una nueva escisión similar a la de Unidad Alavesa, que dejó a la derecha fuera del poder en esa provincia durante 12 años. 

¿Y en estos meses? Las relaciones están formalmente "suspendidas", una forma de contentar a quienes le pedían una muestra de autoridad, pero todo seguirá como hasta ahora. De hecho, esta fórmula estaba precocinada por los mediadores, sobre todo la propia Barcina. 

Rajoy buscó hasta el último minuto una solución. Incluso habló a última hora de la noche del martes con Sanz, que estaba en Argentina. Éste, según fuentes de la dirección, le ofreció que los dos diputados se ausentaran de la votación. El líder del PP no aceptó un acuerdo difícil de vender a la opinión pública. 

La clave de lo que puede pasar está ahora en lo que haga UPN con Santiago Cervera, el diputado que votó con el PP y rompió la disciplina de su partido. Si Sanz lo expulsa, como ha apuntado, la ruptura con los populares sí podría ser definitiva. El comunicado del PP anuncia que el grupo parlamentario no expulsará al otro diputado, Carlos Salvador, por haberse abstenido. Le caerá una sanción de 300 euros, idéntica a la que sufrieron los dos diputados murcianos que la semana pasada rechazaron la admisión a trámite del Estatuto de Castilla-La Mancha, en otra demostración de las dificultades internas del PP. 

En ese mismo texto, Rajoy reclama a UPN que no sancione a Cervera y trata de poner la pelota en el tejado navarro: "Corresponde a UPN manifestar su voluntad inequívoca sobre la continuidad del pacto y ofrecer garantías". Pero UPN reaccionó rápidamente para devolver la pelota con otro comunicado: "Lamentamos la decisión unilateral del PP. UPN permanece a la espera de que el PP determine el alcance de esta suspensión". 

Al margen de la guerra para ver quién rompe el matrimonio, lo que había ayer en los pasillos del Congreso era unanimidad entre los diputados: la situación podrá reconducirse o no en el futuro, pero de momento José Blanco, el número dos del PSOE al que se coloca en la sombra de toda la operación, ha ganado la partida al lograr la división interna de su rival. 

(www.elpais.com, 23/10/08) 

RAJOY ROMPE CON SANZ, PERO ESPERA PACTAR CON SU SUCESOR 

Mariano Rajoy formalizó ayer su separación de Unión del Pueblo Navarro (UPN), no el divorcio definitivo. Tras confirmarse que uno de los dos diputados navarros integrados en el Grupo Popular del Congreso no votó la enmienda del PP a la totalidad de los presupuestos, Rajoy emitió un comunicado anunciando la "suspensión" de relaciones entre ambos partidos. Pero el líder conservador está convencido que el problema no es UPN, sino su responsable, Miguel Sanz, con quien mantuvo conversaciones hasta la noche del martes buscando soluciones que no llegaron. Ahora, Rajoy confía en que la designación del sucesor de Sanz --prevista para la próxima primavera-- devuelva las aguas del pacto al cauce de colaboración que, desde hace 17 años, mantenían. 

Con esa hipótesis, el presidente de los populares aclaró ayer que su posición de distanciamiento temporal atañe, exclusivamente, "a la actual dirección" de UPN. "El PP lamenta profundamente las decisiones adoptadas por los órganos de Unión del Pueblo Navarro, a propuesta de su presidente Miguel Sanz. Suponen una ruptura unilateral de los acuerdos suscritos por UPN y el PP en 1991. Y, en consecuencia, el PP suspende sus relaciones con la actual dirección de UPN", enfatiza el citado comunicado. 

La decisión de "suspender relaciones" el día de la votación de presupuestos estaba tomada desde hacía tiempo. La del navarro Santiago Cervera de romper la disciplina de voto impuesta por UPN --la abstención-- también. "La ruptura con el PP no puede hacerse con una política de hechos consumados ni por una puerta trasera", declaró ayer. Sanz ya le ha abierto expediente disciplinario y amaga con exigirle el escaño. 

Los populares, sin embargo, agradecen a Cervera el gesto. Y matizan que no expulsarán del grupo parlamentario al otro diputado foralista, Carlos Salvador, que sí se abstuvo. Aunque sí será sancionado. "El pacto debe continuar, tal vez reformulado, porque ha habido fricciones", agregó Salvador. ¿Pero quién incumplió realmente el pacto PP-UPN? 

Según Rajoy, el responsable es Sanz, por no acatar la consigna de votar en Madrid lo que señalen los populares. Según el presidente navarro, la culpa es de Rajoy, por no asumir que la citada cláusula tiene una excepción: que esté en juego el interés de Navarra. Y, a su juicio, ahora lo está, dado que su abstención le valdrá el apoyo de los socialistas a sus presupuestos.

El exsecretario general del PP Ángel Acebes ya alertó de que la inclusión de una cláusula sobre el "interés navarro" podía traer problemas. En eso, acertó.Queda por ver qué hacen los senadores de UPN --María Caballero, José Cruz Pérez y José Ignacio Palacios-- cuando los presupuestos lleguen a la Cámara alta. Ellos podrán decidir con mayor conocimiento de causa que sus compañeros del Congreso, ya que su partido explicará el próximo lunes qué medidas adopta respecto a Cervera por no seguir la línea oficial 

Los populares esperan que, además, especifiquen qué quieren hacer en el futuro. "Les corresponde manifestar su voluntad inequívoca sobre la continuidad del pacto, así como ofrecer garantías para su pleno cumplimiento", recalcan. Y avisan de que, si no llegan esas garantías, el PP se instalará en Navarra aunque divida el voto conservador. No obstante, el entorno de Rajoy admite que "cuesta tan poco crear una marca como retirarla". El PP tiene puestas sus esperanzas en el sucesor de Sanz, que podría ser, tras el próximo congreso de UPN, Yolanda Barcina, alcaldesa de Pamplona y partidaria del acuerdo con matices. Aunque Cervera no descarta presentarse. 

(www.elperiodico.com, 2310/08)

EL PP SUSPENDE SUS RELACIONES CON LA DIRECCIÓN DE UPN

La única abstención en la votación de las enmiendas a la totalidad de los Presupuestos ha sido la del diputado de UPN Carlos Salvador, que ha obedecido así las instrucciones de su partido, mientras el otro diputado de esta formación, Santiago Cervera, ha optado por apoyar al PP. De esta forma ha quedado escenificada la ruptura entre los populares y sus socios navarro. Nada más producirse la votación en la que el Congreso ha respaladado las cuentas públicas con los apoyos de los nacionalistas vascos y gallegos, el PP ha anunciado que romperá las relaciones con la dirección de UPN. 

"El Partido Popular lamenta profundamente las decisiones adoptadas por los órganos de Unión del Pueblo Navarro, a propuesta de su presidente Miguel Sanz. Suponen una ruptura unilateral de los acuerdos suscritos por Unión del Pueblo Navarro y el Partido Popular en 1991. Y en consecuencia, el PP suspende sus relaciones con la actual dirección de UPN", señala el comunicado emitido por los populares. 

La dirección del grupo popular en el Congreso sancionará económicamente, previsiblemente con una multa de 300 euros, a Salvador por haberse abstenido pero no prevé expedientarle ni expulsarle del grupo parlamentario. 

Tras producirse la votación, Cervera ha comparecido antes los medios de comunicación para explicar su decisión de desobedecer a la dirección de UPN, algo que, sgún ha explicado, ha hecho "en conciencia". "He considerado que mi voto tenía que servir para recomponer lo que queda del acuerdo con el PP". Ese pacto, con el que ambas formaciones se presentan como una única lista en Navarra, esta vigente desde 1991. 

El Pleno del Congreso ha rechazado las enmiendas a la totalidad al proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado de 2009 gracias a los votos en contra del PSOE, PNV y BNG, lo que permite a las cuentas continuar su trámite parlamentario. Entre los tres grupos han sumado 177 votos en contra, 170 a favor y una abstención. 

El sentido de la responsabilidad para hacer frente a la crisis económica ha sido la razón esgrimida por El PNV y el BNG para respaldar los Presupuestos Generales del Estado. "Es necesario contar con un presupuesto aprobado, aunque no sea el mejor de los posibles ni el que a nosotros de verdad nos hubiera gustado", ha afirmado el portavoz nacionalista vasco, Pedro Azpiazu, durante su intervención en el Congreso

"No podemos desde la política empeorar la situación", ha añadido Azpiazu, quien ha garantizado al PSOE que "no caminará solo" y ha criticado que tan sólo el PP y la izquierda abertzale han censurado en el País Vasco el acuerdo del PNV con el Gobierno, lo que en su opinión significa que sólo ha sido criticado "por los que apuestan por la inestabilidad política e institucional". 

El portavoz del BNG, Francisco Jorquera, ha señalado que pese a que el proyecto de Presupuestos se aleja del que desea el BNG, la actual situación exige una "apuesta decidida por inversión publica". Según Jorquera, su apoyo a las cuentas de 2009 se basa en un "principio de responsabilidad en un contexto económico que no es el mejor y que provocaría una crisis política". 

(www.elpais.com, 22/10/08)

EL DIPUTADO DE UPN CRÍTICO CON SU PARTIDO DENUNCIA AMENAZAS 

El diputado de UPN Santiago Cervera, a quien anoche el partido decidió abrir un expediente disciplinario por sus opiniones públicas contrarias a la abstención en la votación de la enmienda a la totalidad de los Presupuestos del Estado presentada por el PP, ha denunciado ser objeto de "declaraciones intimidatorias" y "amenazas" de forma "privada". El expediente también afecta al ex diputado Jaime Ignacio del Burgo. 

Una vez conocida la apertura del expediente, Cervera interpreta la intervención del Comité de Disciplina y Garantías "como un acto más de intimidación, que intenta constreñir mi capacidad de obrar pocas horas antes de la votación en el Congreso de los Presupuestos del Estado".

Por ello, añade, "reitero mi derecho a participar en las decisiones que afecten a mis labores como cargo público y a la libre expresión de mis ideas dentro de la lealtad que le tengo al partido en el que milito desde hace más de 27 años". 

Cervera, quien ha reclamado "un funcionamiento democrático" donde "las opiniones discrepantes no sean perseguidas", precisa que en las últimas fechas sus derechos como afiliado y cargo público "han sido atacados" con "continuas declaraciones intimidatorias" y también "amenazas que se me han hecho de manera privada". 

En este sentido, Cervera asegura que está "a disposición" del órgano disciplinario de UPN pero también pretende defender ante él sus derechos. "No sólo voy a comparecer para defenderme de las acusaciones que se me hagan. También lo haré en defensa de mis derechos como afiliado y cargo público de UPN, que estos días están siendo atacados", afirma Cervera. 

El diputado de UPN añade que este comité no es solo de disciplina sino también de garantías, y entre sus competencias, de cuya redacción se encargó él con motivo del último congreso de UPN, figura la posibilidad de que se acuda a él "en defensa de la capacidad de obrar de los militantes". 

Al respecto, señala que ayer mismo en unas declaraciones el presidente de UPN, Miguel Sanz, "asumía las funciones de Comité de Disciplina, diciendo que si no cumplo con el mandato de voto que él ha querido sería expedientado y expulsado". 

Para Cervera, estas manifestaciones "pretenden vulnerar la independencia que estatutariamente tiene" el Comité de Disciplina y Garantías de UPN y por eso "he pedido a su presidente que incluya en el expediente las declaraciones de Sanz, junto a cualesquiera otras que se hayan publicado". 

(www.publico.es, 21/10/08)

EL DIPUTADO DÍSCOLO DE UPN PIDE "LIBERTAD DE VOTO" A SANZ 

Uno de los dos diputados de Unión del Pueblo Navarro (UPN) en el Congreso, Santiago Cervera, propondrá al presidente navarro, Miguel Sanz, que los parlamentarios del partido tengan libertad de voto en los presupuestos generales del Estado, el 23 de octubre.Cervera adelantó su deseo de que "las cosas se solucionen y se pueda evitar la ruptura" del acuerdo que mantienen UPN y PP desde hace 17 años. Dada la "complejidad" de la situación una solución pasa por que los diputados (2) y senadores de UPN (2) voten "en conciencia". Sanz emprendió un viaje a Argentina y Cervera le enviará una carta exponiéndole su punto de vista. El diputado díscolo también se refirió al anuncio de su jefe de filas de que le reclamará la entrega del acta de diputado si no se abstiene en la votación de los presupuestos. Para Cervera, "no ha lugar", teniendo en cuenta sus derechos constitucionales.

El PP multará con 300 euros a los diputados de UPN que favorezcan al Gobierno --abstención o a favor de las cuentas--. Para no pagar, lo mejor, ausentarse. 

(www.elperiodico.com, 16/10/08)

EL LÍDER DE UPN SE MANTIENE FIRME Y DICE NO TEMER UN NUEVO PP NAVARRO 

Miguel Sanz dio una nueva vuelta de tuerca en su desmarque del PP. En esta ocasión, el presidente del Gobierno de Navarra y de UPN lanzó un doble mensaje. De entrada, aseguró que no teme que los populares concurran con sus siglas en esta comunidad foral si finalmente se rompe el pacto entre ambas formaciones. Y a continuación, advirtió al diputado díscolo Santiago Cervera que si finalmente no acata la decisión de abstenerse en los Presupuestos Generales del Estado, "se le pedirá el acta, si no la deja él" que es lo que cree "que debería hacer".

Sanz afirmó que no tiene "nada que hablar con Cervera", una nueva evidencia de la tensa relación que mantienen. El enfrentamiento ha llegado al límite después de que el diputado dejara entrever el lunes ante la cúpula del PP que no obedecerá la decisión del consejo político de UPN. Si finalmente suma su voto al resto de los diputados populares para rechazar las cuentas socialistas, sabe que se posicionará en contra de la inmensa mayoría de su partido. Sin embargo, dada la complicada situación que atraviesa el acuerdo entre ambas formaciones, ya se oyen voces internas que hablan de la necesidad de "refundar" el PP en Navarra, un partido al que Cervera ha mostrado una gran fidelidad. Las próximas elecciones en la comunidad foral serán en el 2011, tiempo suficiente para acometer una operación de este calado.

Sanz aseguró que las advertencias de ruptura lanzadas por el PP "no le asustan" y reiteró que UPN no reconsiderará, como le pidió Mariano Rajoy, su decisión de abstenerse. "No vamos a ceder a ninguna amenaza", replicó, al tiempo que rechazó las acusaciones populares que hacían caer en la formación regionalista la responsabilidad de una eventual ruptura.

El líder navarro se mostró de acuerdo con el planteamiento realizado ayer mismo por Cristóbal Montoro, quien afirmó que el pacto suscrito en 1991 había sido como un matrimonio de conveniencia que podía terminarse. Sobre esta cuestión, afirmó que le parece "estupendo" que el PP se refunde en Navarra, porque "están en su perfecto derecho" si consideran que UPN "no les representa convenientemente". Desde el PP, su portavoz en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, volvió a apelar ayer a la responsabilidad de UPN para que rechace los presupuestos socialistas. 

(www.elperiodico.com, 15/10/08)

EL PP PREPARA LA RUPTURA CON UPN, PERO ESPERA A SU VOTO FINAL 

El PP ha asumido que la nueva línea de UPN de distanciamiento de los populares es una "decisión estratégica" impulsada por el presidente navarro, Miguel Sanz, y respaldada por más del 90% de la organización. Así lo dejó claro Sanz en la Cadena SER -negó que el PSOE le haya presionado y criticó la "política de trincheras" del PP- y así quedó en evidencia en la reunión del Comité Ejecutivo popular, donde se analizó una crisis causada por la decisión de UPN de abstenerse en la votación de los Presupuestos, que amenaza con romper definitivamente el acuerdo entre ambos partidos, vigente desde 1991. 

Fue Antonio Basagoiti, líder del PP vasco, quien se encargó de dejar claro que, en su opinión, Sanz no ha tomado una decisión sólo sobre los Presupuestos, sino que lo que quiere es distanciarse del PP porque cree que la cercanía de los últimos años y el durísimo discurso sobre la supuesta amenaza socialista a la soberanía de Navarra ha sido perjudicial para sus intereses electorales. 

Nadie contradijo a Basagoiti, por lo que la tesis quedó asumida. En la reunión se produjo un momento muy extraño, según varios de los presentes. Santiago Cervera, uno de los dos diputados de UPN, cabeza de lista en las generales y ahora enfrentado con Sanz, es miembro del Comité Ejecutivo en virtud del acuerdo con su partido. También está en la dirección del grupo parlamentario. Ayer acudió a la reunión y, a pesar de que él está en contra de la decisión de su partido, tuvo que dar cuenta de ella. 

Leyó la resolución de UPN y comentó, delante de Rajoy y todos los demás dirigentes del PP, que él se sentía "personal y políticamente incómodo" con la decisión de su partido. Entonces decidió que tenía que abandonar la reunión para dejar que el PP debatiera. Pero antes de irse, sentenció de forma dramática: "Estaré a la altura de lo que se espera de mí". Todos interpretaron que estaba anunciando que romperá la disciplina del partido y votará con el PP, por lo que Cervera se llevó un espontáneo y prolongado aplauso de los populares. 

El PP avanzó ayer un poco más en el camino de la ruptura definitiva con UPN. La mayoría de los dirigentes cree que no hay nada que hacer. "Esto es la ruptura", sentenciaba en los pasillos Esperanza Aguirre, la presidenta de Madrid. Sin embargo, Rajoy, muy preocupado, según su entorno, por un asunto que rompe un eje de su estrategia -Navarra y la unidad de España están en la base de su discurso- quiere apurar los plazos. Por eso, el líder del PP se negó en varias ocasiones a responder sobre esta cuestión -hizo varios desplantes a los periodistas que le preguntaron- y se limitó a decir que él "quiere un acuerdo" y por eso ha pedido a UPN que reconsidere. 

El PP emitió una nota similar a la del sábado, en la que señala que el acuerdo está "en serio peligro" y sentencia que "la falta de apoyo a la enmienda a la totalidad del PP [que se vota el 23] provocaría la ruptura unilateral del acuerdo por parte de UPN". La cuenta atrás para la reaparición del PP navarro ha comenzado. 

(www.elpais.com, 14/10/08)

UPN decide romper con el PP

Los socios navarros de Rajoy aprueban en masa abstenerse en los Presupuestos para no perjudicar al PSOE, el partido que les garantiza el Gobierno regional

El consejo político de Unión del Pueblo Navarro (UPN) acordó ayer, con el 91% de sus votos, una resolución política de respaldo a la decisión de su presidente Miguel Sanz de abstenerse en la votación del Congreso sobre los Presupuestos Generales del Estado, con lo que ayudaría a que pudieran salir adelante las cuentas del Gobierno. El resultado de la votación fue de 163 votos a favor de la abstención, cinco en contra y 12 abstenciones. Los dos diputados que tienen que ejecutar la orden el día 23, Santiago Cervera y Carlos Salvador, se abstuvieron ayer para mostrar su rechazo a la decisión de su partido, con lo que queda la incógnita de saber cuál será el sentido de su voto en el Parlamento. Uno de ellos, Cervera, ya se manifestó en público partidario de votar junto al PP en contra de los presupuestos.

Uno de los dos diputados de UPN no respetará el acuerdo de su partido

La decisión del regionalismo navarro es un auténtico órdago a su socio nacional, el PP, y puede conducir a la ruptura de los acuerdos que ambos suscribieron en 1991 y a la refundación del PP en Navarra, si los populares cumplen las advertencias en tal sentido trasladadas por el propio Mariano Rajoy a sus socios navarros.

Los algo más de 200 miembros del Consejo Político de UPN se reunieron en el hotel Iruña-Park de Pamplona, el mismo en el que hace 17 años acordaron fusionarse con los populares para ser la lista más votada y alcanzar así el poder en Navarra, del que no se han apeado desde entonces. Según dirigentes regionalistas, el debate fue intenso pero educado, registrándose varias docenas de intervenciones a favor y en contra de la abstención.

La mayoría del consejo político de UPN, como se demostró ayer, ha respaldado la apuesta política de Miguel Sanz, presidente de la comunidad, en la creencia de que una abstención permitirá al centro derecha navarro seguir en el Gobierno de la Comunidad Foral, con el apoyo de los socialistas navarros. La trascendental reunión duró más de dos horas y UPN mostró su amplio respaldo a Sanz, al que hoy por hoy son los socialistas quienes le garantizan la gobernabilidad en esta comunidad. No obstante, se notaba preocupación en los rostros de muchos dirigentes de UPN. Conscientes de que ahora sólo queda esperar la respuesta del PP, el sector próximo a Miguel Sanz insistía en que la abstención no rompe los pactos. Sanz explicó anoche que "la voluntad de UPN no es romper el pacto con el PP y que si esto se produce, vendrá de la otra parte". Y añadió que la apuesta de UPN es "presentar bloques de enmiendas parciales conjuntamente con los presupuestos". Para los diputados díscolos, sugirió que UPN dispone de mecanismos disciplinarios.

Dirigentes de UPN afines a los populares acusaron a Sanz de deslealtad y "egoísmo", en palabras de un miembro del consejo. Aunque el PP esperará al día 23 de octubre para comprobar el sentido del voto de los dos diputados navarros, en el ánimo de muchos de ellos está el deseo de volver a Navarra y "empezar a repartir carnés de nuevo", en expresión de un ex dirigente popular en Navarra. "Nos cuentan que todo esto es vital para evitar que gobierne el nacionalismo vasco, pero ocultan que quien verdaderamente ha trabajado con eficacia todos estos años para que eso no ocurra ha sido el PP", añadían.

Sin embargo, hasta el día 23, cuando se voten los presupuestos en la Cámara, no se sabrá el resultado final de la apuesta de Sanz. Ni tampoco si ha merecido la pena, dado que el Gobierno aún no ha llegado a un acuerdo parlamentario que le garantice la mayoría necesaria.

Una unidad muy rentable para ambas partes

Unión del Pueblo Navarro y el Partido Popular firmaron sus pactos de fusión en 1991 bajo la apremiante necesidad de convertirse en la lista más votada de Navarra. Ésa era la premisa que en ese momento marcaba el Amejoramiento del Fuero para alcanzar de forma automática el Gobierno de la Comunidad foral. El resultado en estos años ha sido muy satisfactorio para ambos partidos. En todas las convocatorias electorales, UPN ha sido la lista más votada, alcanzando techos electorales antes desconocidos. Salvo los 14 meses (1995-96) en que Navarra fue gobernada por el Ejecutivo tripartito que encabezó el socialista Javier Otano y que integraban el PSN-PSOE, Convergencia de Demócratas de Navarra y Eusko Alkartasuna, Navarra ha estado dirigida desde entonces por dos presidentes de UPN, Juan Cruz Alli y Miguel Sanz.

La unidad con los populares ha garantizado a UPN un representante en el Parlamento Europeo y presencia en los órganos de dirección del PP, además de una línea de comunicación directa con los Ejecutivos de Aznar. Aunque con altibajos, han sido habituales los acuerdos presupuestarios e institucionales con la oposición socialista, que lucha aún hoy por salir del pozo electoral en el que le situaron algunos escándalos de corrupción.

La unidad UPN-PP ha sido hegemónica en lo electoral y muy estable en lo político, aunque los regionalistas recuerdan que han tenido que tragar sapos, como los pactos populares con el PNV y los recursos de Gobiernos del PP de otras comunidades contra normas fiscales forales.

La llegada al Congreso de una diputada de Nafarroa Bai, Uxue Barkos, que obtuvo gran relevancia mediática hablando en nombre de Navarra, motivó sucesivas maniobras de UPN ante la dirección del PP para tener voz propia en el Congreso y salir del anonimato en el que estaban sus diputados. El PP respondió garantizando a UPN voz propia en los asuntos que afectasen a Navarra y aceptando la cláusula 7.2.C en la que Sanz se basa ahora para justificar que UPN puede votar autónomamente sin romper los pactos. Muchos regionalistas critican que la confrontación del PP con el PSOE deja poco margen para negociaciones muy importantes de UPN con los socialistas navarros.

www.elpais.es 11.10.08

La Ejecutiva de UPN propone la abstención en los Presupuestos

El Consejo Político decidirá ahora la posición de la formación.- Cervera, favorable a votar con los populares, cree que la fractura es "una evidencia"

La ruptura entre UPN y el PP está cada vez más cerca. La Ejecutiva de la formación navarra ha propuesto la abstención en la votación de los Presupuestos Generales del Estado. Esta decisión se ha trasladado ahora al órgano mayor, el Consejo Político, que se encuentra reunido desde hace media hora y deberá determinar cuál será el voto de su partido.

El líder del PP, Mariano Rajoy, fracasó ayer en su intento de convencer al presidente navarro, Miguel Sanz, para que rechazara los Presupuestos, en una comida celebrada en Madrid a la que también acudió la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.

De confirmarse la decisión del Consejo Político, formado por unos 320 miembros, de abstenerse en el debate de Presupuestos que se celebrará a finales de mes en el Congreso será muy difícil recomponer una relación que dura ya 17 años. Rajoy, quien no tomará ninguna decisión hasta que se consume el voto de abstención, advirtió ayer a Sanz que el pacto PP-UPN se rompería si no votan en contra de las cuentas públicas presentadas por el Gobierno del PSOE.

La ruptura es "una evidencia"

Sanz ha defendido en los últimos días la autonomía de su partido. UPN gobierna en minoría en Navarra y necesita el apoyo de los socialistas, por lo que ha optado por una estrategia de evitar un excesivo acercamiento al PP.

El diputado de UPN Santiago Cervera ha señalado, antes de la reunión del Consejo Político de la formación navarra en el que se decidirá el sentido de voto de este partido en el debate de los Presupuestos, que la ruptura del pacto con el PP es "una evidencia".

Cervera, uno de los dos diputados de UPN en Madrid, y favorable a votar con el PP, no ha querido decir nada más, excepto que estaba "tranquilo", a su llegada al hotel de Pamplona donde se está celebrando la reunión del Consejo Político.

La senadora de UPN María Caballero ha afirmado que su partido puede estar "amenazado por el PP, por un lado, y por el PSOE, por otro", pero tiene que preservar "la autonomía y soberanía para tomar sus decisiones". En su opinión, la prioridad debe ser mantener la gobernabilidad de Navarra.

(www.elpais.com, 10/10/08)

RAJOY FRACASA EN SU ÚLTIMO INTENTO DE QUE UPN RECHACE LOS PRESUPUESTOS 

Cada día se parece más a una ruptura sentimental. Por más que intentan verse, reunirse, hablar, explicarse sus puntos de vista, cenar y comer, Mariano Rajoy y Miguel Sanz parecen condenados a separarse. Y con ellos sus partidos, el PP y UPN, que mantienen desde 1991 un pacto muy estable. 

Pero los tiempos han cambiado. Sanz gobierna en Navarra gracias a la abstención de los socialistas, y además cree, según su entorno, que perdió la mayoría absoluta por acercarse demasiado al PP. Por eso insiste en diferenciarse, mostrar su autonomía y abstenerse cuando, el día 23, se vote la enmienda a la totalidad a los Presupuestos que con toda seguridad presentará el PP. 

Y no sólo insiste en público -ayer mismo en Onda Cero- también se lo dijo a la cara, en un restaurante madrileño de lujo y en medio de una gran tensión, a Rajoy y Dolores de Cospedal, secretaria general del PP. Era un intento de Rajoy, a la desesperada, por convencer a Sanz antes de que, esta tarde, la Ejecutiva y el Consejo Político de UPN tomen una decisión definitiva. Sin embargo, al menos uno de los dos diputados, Santiago Cervera, defenderá en esa reunión que hay que votar con el PP. 

Ante la tozudez de Sanz, que reclamó a Rajoy que no presente la enmienda a la totalidad, el jefe de la oposición pasó al contraataque y le lanzó un ultimátum, según fuentes del PP. "Si os abstenéis, el pacto está roto", le dijo. Ese acuerdo implica que los dos diputados navarros deben apoyar todas las iniciativas del PP y a cambio los populares votan todas las que ellos proponen de contenido navarro. 

Ante la ausencia de acuerdo, que en la práctica anticipa la ruptura -aunque hasta el 23, cuando se vota la enmienda de totalidad, no será definitiva- el PP pasó al ataque. A última hora de la tarde la dirección envió un SMS a todos sus cuadros: "Los Presupuestos son malos para España y Navarra. Si UPN no apoya la enmienda a la totalidad sería un hecho sin precedentes y una ruptura del pacto que leal y escrupulosamente hemos cumplido ambas formaciones durante 17 años". La separación está al caer. Sólo falta firmar los papeles. 

(www.elpais.com, 10/10/08)

El PP amenaza a UPN, y Sanz pospone la decisión de ruptura

El presidente navarro citará a Rajoy y anunciará el viernes qué votarán

La tensión que se vive entre el PP y UPN en las últimas semanas alcanzó ayer su nivel máximo. En tono de clara amenaza, Esteban González Pons, portavoz del PP, señaló que Miguel Sanz, el presidente de Navarra y líder del partido aliado de los populares, "tiene que haber medido" las consecuencias de una abstención en los Presupuestos. No lo dijo expresamente, pero esas consecuencias consisten en la ruptura definitiva del pacto con el PP, que podría llegar a presentarse en Navarra para competir electoralmente, como hacía antes de 1991.

González Pons dejó muy claro el enfado del PP. "Sería chocante para los votantes de UPN que los únicos partidos que apoyan los Presupuestos sean el PNV y UPN". "De momento no hay ninguna queja, pero vamos a ver qué hacen y tendremos que reaccionar", sentenció.

Además de esta amenaza pública, en los últimos días, según fuentes de UPN, miembros de la dirección del PP se han puesto en contacto con homólogos suyos en el partido navarro para dejarles muy claro que una abstención implicaría una ruptura. Ante este ambiente de presión, la ejecutiva de UPN se reunió ayer por la tarde, teóricamente para tomar una decisión, y lo único que hizo fue posponerla. Será el viernes -la semana siguiente Sanz viaja a Argentina- cuando fije la posición, que después será votada por el Consejo Político, el órgano en el que están todas las familias.

Este retraso puede tener dos explicaciones. Si la decisión de la abstención está tomada, como todo parece indicar -UPN gobierna en Navarra gracias a la abstención de los socialistas, que pueden forzar una moción de censura en cualquier momento-, Sanz gana tiempo y evita cuatro días de crisis que complicarían la votación del viernes. Mientras, puede tratar de controlar el partido, revuelto por la mayor crisis vivida con el PP desde 1991. Si finalmente Sanz duda, puede utilizar esta semana para reunirse con Rajoy -ayer apuntó que lo hará- y vender su cambio de opinión.

Pase lo que pase en Navarra, Sanz tiene un problema añadido, que consiste en convencer a su cabeza de lista, el diputado Santiago Cervera, que quiere votar con el PP. Sanz, que el año que viene dejará la presidencia de UPN -la alcaldesa Yolanda Barcina parece su más probable sustituta-, aunque no la presidencia del Gobierno navarro, no quiso desvelar sus cartas pero se mostró de nuevo molesto con el PP. "Son otros los que han hablado de ruptura", aseguró. Sanz interpreta que el pacto con los populares le permite abstenerse por el interés de Navarra -la comunidad más premiada en los Presupuestos- sin romper.

www.elpais.es 07.10.08

RAJOY APELA AL "SENTIDO COMÚN" DE UPN PARA VETAR LOS PRESUPUESTOS 

La tensión entre UPN y el PP ha crecido considerablemente en las últimas fechas. Aunque las declaraciones de sus principales responsables tratan de mantener las formas, la postura de los regionalista en torno a los presupuestos generales del Estado, que no descartan apoyar, ha molestado considerablemente en la cúpula popular. Ayer mismo, el presidente del PP, Mariano Rajoy, advirtió a su partido hermano en Navarra de que no entendería que apoyaran las cuentas del Ejecutivo socialista. Por UPN, Miguel Sanz le replicó que son un partido autónomo y que deben velar por los intereses de la comunidad foral, "no por los del PP".

La polémica arrancó hace unas semanas, cuando el propio Sanz sorprendió al anunciar que estaban estudiando respaldar los presupuestos socialistas. UPN es la marca electoral del PP en Navarra, única comunidad en la que no concurre con sus siglas. Sin embargo, los regionalistas están buscando afianzar un perfil propio con esta postura insumisa. Todo podría quedar en un amago, porque UPN insiste en que todavía no ha decidido lo que votarán sus dos diputados, aunque por el momento ha logrado provocar el recelo de los populares. De hecho, en Madrid no se descarta que los regionalistas quieran forzar la ruptura del acuerdo de 1991 y consideran que el apoyo al PSOE significaría de facto el final de su acuerdo de colaboración.

En un nuevo intento de serenar los ánimos, Rajoy deseó que PP y UPN actúen "con sentido común" y rechacen los presupuestos, ya que "no sirven para activar la economía". No quiso pronunciarse sobre las consecuencias de una eventual ruptura de la disciplina de voto, aunque subrayó que, aunque se anuncien inversiones en Navarra, los presupuestos siguen siendo malos "para todos".

Tras escuchar las declaraciones del líder popular, Sanz se apresuró a matizar que en ningún caso han afirmado que tienen la decisión tomada, por lo que pidió a Rajoy que "no adelante acontecimientos". "La decisión la adoptarán los órganos de decisión de UPN", zanjó

Sin embargo, siguen jugando al despiste. El propio Sanz sostiene todos los días que aún deben decidir si apoyan, rechazan o se abstienen en la votación, y ha afirmado que le parece un proyecto "no rechazable". Su número dos, Álvaro Miranda, fue más lejos al calificarlo de "aceptable". Los regionalistas han llegado incluso a recomendar al PP que se siente a negociar con los socialistas para lograr un acuerdo que permita afrontar la actual situación de crisis. 

(www.elperiodico.com, 03/10/08) 

RAJOY LLAMA AL ORDEN A UPN, Y EL GOBIERNO 'PREMIA' A NAVARRA 

Cada día que pasa parece más plausible la traición de UPN al PP y la ruptura de una sociedad que ha funcionado sin problemas desde 1991. No sólo porque este partido -que gobierna en Navarra gracias al apoyo parlamentario de los socialistas- parece decidido a abstenerse en la votación de los Presupuestos, sino porque la otra parte, el PSOE, le está tentando con fuerza. 

En la distribución territorial de la inversión marcada por los Presupuestos, Navarra, la autonomía que puede marcar la ruptura del pacto UPN-PP, es la que más premiada resulta de todas, con un aumento del 31,30% (ver gráfico), a una enorme distancia la segunda (Baleares, en manos del PSOE, 11,50%). 

Mientras los socialistas premian a la autonomía gobernada por Miguel Sanz, Mariano Rajoy, el líder del PP, le mandó ayer un clarísimo recado a su socio desde Radio Euskadi. El PP da por hecho que si UPN rompe la disciplina de voto con los Presupuestos, el pacto entre ambos partidos quedará roto. Rajoy avisó: "Los Presupuestos son malos para Navarra, para el País Vasco y para toda España. Yo espero que todos actuemos con sentido común y, sobre todo, en defensa del interés general de todos los españoles, que es también el de los navarros" 

En el PP está extendida la convicción de que Sanz decidirá finalmente abstenerse, y todas las declaraciones del presidente navarro parecen caminar en ese sentido. Ayer mismo, después de recordar que él no ha dicho que vaya a apoyar las Cuentas, recordó que también existe la posibilidad de la abstención y aseguró que en cualquier caso es una decisión que tomará UPN de manera autónoma. El PP confía, sin embargo, en que al menos uno de los dos diputados que tiene UPN no obedezca las órdenes de Sanz y vote con los populares, algo que limitaría un poco la pérdida de autoridad que esa abstención navarra supondría para Rajoy. 

Si Navarra es la comunidad con más aumento, Canarias es la que más pierde (un 13,20%), una clara muestra de cómo están las relaciones entre el PSOE y Coalición Canaria (CC). Este partido abandonó a los socialistas y ahora gobierna el archipiélago con el PP. Los nacionalistas canarios, que apoyaronla primera investidura de Zapatero y fueron un socio fiel en los Presupuestos hasta que se rompió el Gobierno canario, en 2007, aseguraron ayer, a través de su portavoz, Ana Oramas, que "no hay ninguna posibilidad" de que su grupo apoye esta vez las Cuentas del PSOE. 

(www.elpais.com, 03/10/08)

UPN ahonda su separación de la estrategia de los populares

El PP no tiene representación en Navarra, porque ya existe Unión del Pueblo Navarro (UPN). Pero el partido hermano de los populares en la Comunidad Foral quiere dejar claro que no es correa de transmisión de Génova. La negativa de UPN a confirmar si votará en contra de los Presupuestos Generales del Estado, como presumiblemente hará el PP, supone una ruptura estratégica de ambos partidos. Con las raquíticas mayorías del Congreso, esta ayuda de la formación navarra sería una baza importante para el Gobierno de Zapatero.

El presidente navarro, Miguel Sanz, cenó en Madrid la noche del jueves con el presidente del PP, Mariano Rajoy, y la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal. Ayer, Sanz afirmó que se trataba de una reunión ordinaria y que no estaba relacionada con la anunciada apertura de conversaciones con el PSOE para negociar el apoyo tanto a los presupuestos de Navarra como a los del Estado.

Desde las elecciones autonómicas de 2007, UPN gobierna Navarra en minoría, y todas las decisiones del Parlamento Foral, presupuestos incluidos, están en manos de los socialistas. Sanz se ha negado a confirmar, incluso en rueda de prensa conjunta con Rajoy, que sus diputados vayan a votar contra las cuentas del Estado. La posición oficial es que tomarán su decisión de forma independiente. Los dos diputados de UPN están integrados en el Grupo Popular y siempre han seguido la disciplina de voto del PP.

www.elpais.es 27.09.08

UPN SE DESMARCA DEL PLAN DE RAJOY PARA IMPONER SUS CANDIDATOS AL TC 

La estrategia del PP para colocar a los ultraconservadores Francisco Hernando y Enrique López en el Tribunal Constitucional podría no ser tan redonda como parecía. Este jueves, UPN provocó una fisura al proponer al profesor de Derecho Constitucional Manuel Pulido Quecedo para el cargo. Al existir ahora tres candidatos conservadores, los socialistas pueden apoyar a Pulido y poner al PP ante una decisión complicada: o sacrifica a un miembro de su pareja de candidatos, o vota contra la propuesta de su aliado UPN o bloquea la renovación del TC. 

Los Parlamentos autonómicos tenían potestad para proponer al Senado dos candidatos cada uno, antes del 29 de septiembre. En total, llegarán a la Cámara Alta 23 nombres, de los que sólo dos son del PP y una de UPN. Ello es así porque el PP propuso en todos los Parlamentos autonómicos a López –que tendrá el apoyo de cinco autonomías– o a Hernando –respaldado por cuatro. 

De acuerdo con el pacto alcanzado entre PSOE y PP, cada partido elegirá finalmente a dos magistrados para el Constitucional. Sin la alternativa navarra, los socialistas sólo habrían podido votar al dúo Hernando-López o retrasar indefinidamente la renovación. 

La paridad, una vía de escape

Más allá del desmarque de UPN, los socialistas también utilizarán la paridad como argumento para neutralizar la estrategia del PP, ya que los conservadores no han incluido a ninguna mujer en sus propuestas. El vicesecretario del PSOE, José Blanco, aseguró el miércoles que el consenso en el TC debería garantizar también “el cumplimiento de la ley de Igualdad.” 

Ayer, en el Parlamento andaluz, el PP ya chocó contra la paridad en su intención de ratificar una vez más la candidatura de Enrique López. La norma andaluza establece que sean el hombre y la mujer más votados quienes salgan propuestos. La mayoría socialista propuso a un hombre, pero el PP se negó a proponer a una mujer, con tal de no romper el dúo formado por López y Hernando. La elegida fue María del Carmen Catalán, candidata de IU.  

Otra mujer, Encarna Roca, a quien hoy propondrá el Parlament, tiene grandes posibilidades de ser uno de los cuatro magistrados que finalmente entren en el TC. De hecho, Zapatero prometió en su día al PSC y a CiU que un candidato catalán estaría entre los nombrados por el Senado. La elección de Roca, catedrática de Derecho Civil de la UB y con sensibilidad autonomista, ayudaría a cumplir con la Ley de Igualdad.  

La decisión de UPN se enmarca dentro de la independencia que le permite, en los asuntos que afectan a los intereses de Navarra, el pacto que tiene suscrito con el PP. Su candidato, Manuel Pulido Quecedo, es doctor en Derecho Constitucional y letrado de las Cortes autonómicas. Además, conoce la casa. Trabajó como letrado en el propio Constitucional. Su experiencia y publicaciones superan ampliamente la que tienen los dos candidatos del PP.  

Más allá de su currículo, la elección de Pulido puede provocar un nuevo roce en las relaciones entre PP y UPN, ya tensas por la disposición de los navarros a negociar los Presupuestos Generales del Estado con el Gobierno. 

El enfrentamiento entre los dos principales partidos por el proceso de renovación del TC se agravó ayer. El presidente del Senado, Javier Rojo,acusó al PP de “darle la vuelta a la ley de forma torticera” para que no se aplique el espíritu de la ley. El ministro de Justicia, Mariano Bermejo, destacó que si Hernando y López llegasen al TC podrían ser “recusados” en los debates sobre el Estatut o la Ley de Matrimonios Homosexuales. El portavoz del PP en el Senado, Pío García-Escudero, reclamó respeto a la “voluntad soberana de los Parlamentos autonómicos”.  

(www.publico.es, 26/09/08)

Rajoy cena con Miguel Sanz para intentar cerrar la crisis

Después de que el presidente de UPN haya asegurado hoy que su partido no será obstáculo para lograr los mejores presupuestos

El líder del PP, su número dos y el presidente de UPN se han reunido para intentar cerrar la grave crisis abierta en el PP y sumar a UPN ante la posibilidad de que la Unión del Pueblo Navarro rompa la disciplina de voto durante la tramitación parlamentaria de los Presupuestos Generales del Estado. La cena se produce después de las declaraciones de Miguel Sanz este mediodía en las que aseguraba que UPN no será obstáculo para que España logre unos buenos Presupuestos y confirmaba que están negociando con un dirigente de la dirección general del PSOE.

Se trata de la segunda vez que se reúnen Rajoy y Sanz este mes, tras la fallida reunión de Pamplona en la que el líder del PP no logró que Sanz se comprometiera a que UPN votaría lo mismo que el PP.

Si no hay acuerdo, Rajoy se debilitaría

Si se produce esta quiebra, quedaría muy debilitado el discurso de Rajoy contra Zapatero cuando le acusa, por ejemplo, de que ni siquiera se pone de acuerdo dentro de su partido en relación con el PSC. Además, las denuncias de Rajoy de cambio de cromos con otros grupos, como el PNV, también se resentirían.

Internamente, esta ruptura podría provocar que nuevamente se cuestionara la falta de autoridad de Mariano Rajoy y sentaría un peligroso precedente de cara a otros varones del PP y otros asuntos.

Si la ruptura se confirma, hay quienes creen dentro de la dirección del partido que habría que revisar el pacto con UPN si finalmente se desmarca del voto de partido

www.cadenaser.com 25.09.08

UPN DESAUTORIZA A UN DIPUTADO Y OPTA POR NEGOCIAR CON EL PSOE 

Unión del Pueblo Navarro llegó ayer al extremo de poner en un papel su mayor crisis interna de los últimos años. Lejos de ambigüedades, la dirección aprobó por unanimidad un extenso documento en el que apuesta por la negociación simultánea con el PSOE y el PP para los Presupuestos -como si el segundo no fuera su partido hermano- y realiza una durísima desautorización de su cabeza de lista en las generales, Santiago Cervera, además del ex diputado Jaime Ignacio del Burgo, que defienden el voto con el PP. Su ejecutiva acordó "rechazar el fondo y la forma de los argumentos expresados públicamente por Del Burgo y Cervera, afiliados de UPN, porque de los mismos se derivaría el aniquilamiento de la autonomía de UPN". 

Miguel Sanz, presidente de Navarra, llegó a asegurar durante la reunión de la ejecutiva (de la que no son miembros ni Cervera ni Del Burgo) que él piensa llamar al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero para negociar. El pulso entre Sanz y Cervera es evidente. El primero controla el partido y el Gobierno navarro, pero el segundo tiene su escaño, que nadie le puede quitar si él no dimite. 

En el PP se extiende la preocupación por el hecho de que UPN, el socio navarro con el que tenía un pacto muy sólido desde 1991, pueda ahora apoyar al PSOE a cambio de que los socialistas hagan lo mismo en Navarra. Mariano Rajoy viajó la semana pasada a Pamplona e intentó, sin éxito, resolver la crisis. 

(www.elpais.com, 16/09/08) 

Sanz deja claro ante Rajoy que UPN se plantea votar con el PSOE si éste lo exige

"El PSN puede forzar elecciones en Navarra cuando quiera", dijo en privado

Casi nada en política es lo que parece. Miguel Sanz y Mariano Rajoy comparecieron ayer juntos y se dejaron fotografiar muy sonrientes en Pamplona. En todo momento cuidaron sus palabras para transmitir a la opinión pública la idea de que no hay ninguna crisis entre ellos. "El pacto UPN-PP goza de buena salud", insistieron.

Pero a puerta cerrada, en la reunión que ambos mantuvieron con sendas delegaciones, las cosas fueron bien distintas. Rajoy abrió conciliador: "Cualquier problema que tengamos hay que hablarlo". Sanz fue, como acostumbra, muy claro y muy dramático. Vino a decir, según varios de los presentes, que la situación en Navarra es muy difícil porque él está en manos del PSOE. "Me pueden obligar a convocar elecciones anticipadas cuando quieran", llegó a decir textualmente.

Y es ahí donde, de forma mucho más cruda que en la rueda de prensa, dejó claro que lo que él había planteado el domingo en Diario de Navarra -la posibilidad de que UPN pacte con el PSOE los Presupuestos Generales a cambio de que el PSN apoye las cuentas navarras- "es una baza que no se puede descartar".

Rajoy, que abrumó a Sanz al acudir a Pamplona con un séquito de lujo -Dolores de Cospedal, Soraya Sáenz de Santamaría, Javier Arenas, que bromeó con el líder de UPN sobre su cruce de declaraciones, y Ana Mato- insistió, según las mismas fuentes, en el tono conciliador. "Siempre hemos resuelto nuestros problemas". Después de la de arena, Sanz dio la de cal y concedió que está dispuesto a dejar que sea el PP el que negocie conjuntamente con UPN los ocho puntos que más le interesan -entre ellos, apoyo a la industria de la energía renovable o el AVE navarro-.

Ambos pactaron salir a los medios con un mensaje conciliador, aunque Sanz insistió en que no retira sus palabras del domingo. UPN, explicó, es un partido "autónomo" que está "abierto a negociar con el PSOE". Eso sí, ayer añadió que esa autonomía es compatible con la "responsabilidad" para cumplir el pacto con el PP.

Pese a la crudeza de la reunión, algunos dirigentes del PP confían en que al final UPN votará contra el PSOE. Entre otras cosas, porque Sanz no tendría a todo el partido detrás si quisiera romper con el PP. Los dos diputados de UPN en el Congreso, por ejemplo, parecen mucho más dispuestos a votar con los populares.

www.elpais.es 10-09-08

UPN desconcierta a los populares con su insistencia en negociar con el PSOE

Sanz manda callar a Arenas, y Rajoy viaja hoy a Pamplona para buscar un acuerdo

La dirección del PP está desconcertada. Cuando parecía que la calma volvía a este partido después de la crisis tras las elecciones, ha surgido un incendio político inesperado en Navarra que, lejos de apagarse, ayer aumentó su virulencia. Miguel Sanz, presidente de esta comunidad y líder de UPN, mantuvo ayer su desplante al PP -son dos partidos independientes- y su amenaza de aprobar los Presupuestos del PSOE e incluso desautorizó públicamente a Javier Arenas, responsable de política territorial del PP, quien aseguró que todo se arreglará y UPN votará junto a ellos. "Arenas lo que tiene que hacer es meterse en su casa. La casa de UPN está aquí en Navarra y el presidente soy yo", contestó displicente.

Después de este desaire, Arenas y Sanz hablaron por teléfono para rebajar las consecuencias de este incendio, según fuentes de UPN. Las declaraciones de Sanz han llegado en el peor momento para Mariano Rajoy, líder del PP, que tenía previsto hoy un viaje a Pamplona para una reunión de seguimiento del pacto con UPN que ya no será tan tranquila como se esperaba. Rajoy y Sanz han convocado previamente una reunión a solas para tratar de arreglar sus diferencias y apaciguar los ánimos de ambos partidos. Después, se verán con sus equipos y comerán juntos, por lo que Arenas, que viajará con Rajoy, podrá resolver en persona esas diferencias con Sanz.

Nadie en el PP -y tampoco en UPN- se esperaba unas declaraciones tan provocadoras de Sanz. Todos los dirigentes consultados ayer estaban descolocados, porque estos dos partidos nunca han votado de forma diferente en cuestiones de fondo. Sin embargo, varios miembros de la dirección del PP asumían ayer que es posible que finalmente UPN rompa la disciplina de voto porque así se lo exija el PSOE, cuyos votos son imprescindibles para aprobar los Presupuestos navarros.

UPN y el PSN, los socialistas navarros, han llegado a varios acuerdos en los últimos meses, desde que José Luis Rodríguez Zapatero decidió no seguir con las negociaciones con Nafarroa Bai y dejar que Miguel Sanz, que pocas semanas antes había salido a la calle contra el PSOE al grito de "Navarra es España", continuara al frente de esta comunidad. La sintonía entre UPN y PSN es tal que casi se puede hablar de Gobierno conjunto. Las bases socialistas, aseguran fuentes de UPN, no entenderían que este apoyo no se vea correspondido con un respaldo de sus dos diputados a los Presupuestos nacionales.

Sin embargo, en privado, otras fuentes de UPN aseguran que, si bien es lógico que Sanz, en este momento de crisis económica, apueste por un gran acuerdo PSOE-PP para sacar adelante los Presupuestos, no tiene sentido llegar al límite de romper la disciplina de voto en un asunto clave, y más si finalmente el PSOE se apoya en partidos tan lejanos de UPN como el PNV.

Sanz: "UPN es autónomo pero cumple sus compromisos"

El presidente de Navarra reitera que su partido tiene independencia del PP para negociar los Presupuestos con el Gobierno

Después del desconcierto provocado en el PP por la insistencia de su socio navarro UPN en su capacidad para negociar los Presupuestos con el Gobierno y votar en Madrid de forma contraria a los populares, el presidente de Navarra, Miguel Sanz, ha insistido hoy en la independencia de su formación. "UPN es un partido autónomo y responsable, sabe cumplir con sus compromisos y tiene un pacto de colaboración que no ha incumplido; una cosa no es incompatible con la otra", ha afirmado Sanz.

Miguel Sanz: "Yo lo que dije es que estaba dispuesto a negociar y lo sigo afirmando"

AUDIO - Cadena Ser - 09-09-2008

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha coincidido hoy con el presidente de UPN y de Navarra, Miguel Sanz, en destacar las buenas relaciones entre ambos partidos ya que, según el primero, "las cosas funcionan muy bien en el pacto" y, para el segundo, "el pacto goza de buena salud". -

El presidente navarro ha hecho estas declaraciones tras reunirse en Pamplona con el líder del PP, Mariano Rajoy. Ambos han dialogado durante más de tres horas para consensuar una respuesta con la que apaciguar la crisis suscitada por las afirmaciones del pasado domingo de Sanz, quien sugirió que los dos diputados de UPN en el Congreso podrían apoyar con sus votos los Presupuestos, si bien "no sería gratis" y que el acuerdo con el PP les permite obrar según los intereses de Navarra.

Pese a resaltar la supuesta sintonía entre ambas formaciones, Sanz ha dejado de nuevo la puerta abierta a negociar directamente con el Gobierno central. "Yo dije que estaba dispuesto a negociar y lo sigo estando", ha señalado Sanz, para que los Presupuestos recojan los intereses de Navarra, que "coinciden" con los intereses de España. "Seguro que el PP quiere lo mismo", ha añadido.

La "buena salud" del pacto

Previamente a estas declaraciones, tanto Sanz como Rajoy han querido minimizar la polémica. Para Sanz las cosas funcionan "muy bien" en el pacto, mientras que para el presidente del PP, la relación entre ambos partidos goza de "buena salud".

Sanz ha destacado que UPN y PP siempre han votado en el mismo sentido y ha expresado su deseo de que en el futuro siga ocurriendo lo mismo. Sanz ha planteado las prioridades de Navarra para que se incluyan en los Presupuestos, entre las que destacan impulsar reformas fiscales para ayudar a las pequeñas y medianas empresas y un compromiso del Ejecutivo para financiar la ley de Dependencia.

"UPN no practicará nunca la política insolidaria de los nacionalistas", ha afirmado el presidente navarro para desmarcarse de los intereses de otros gobiernos a la hora de abordar la financiación. Pero Sanz necesita el apoyo de los socialistas navarros para sacar adelante los Presupuestos en su Comunidad y esa contrapartida es una de las claves de la negociación que mantendrá con el PSOE.

www.elpais.es 09.09.08

VOLVER

© Copyright. 1998 - 2008. www.losgenoveses.net . Ningún derecho reservado. Aquí es todo de gratis y sin comisiones
( Página diseñada para ver con Explorer 6 o superior  a 1024 x 768 píxeles )