PROBLEMAS DE FAMILIA

" No hay por qué preocuparse, yo vi muy buen ambiente "
(Mariano sostiene tras el Congreso del PP en Cataluña.07.07.08)

   

  EL INEFABLE DE PACO CASCOS SE DA DE BAJA  

  EN CAJA MADRID AJUSTAN CUENTAS Y GANA RATO , SA

EN NAVARRA SE DIVIDEN Y LUEGO SE FUSIONAN

 

LAS BRONCAS & NOTICIAS, TAL CUAL

ESTALLAN LAS TENSIONES EN EL PP VALENCIANO

Alfonso Rus y Rita Barberá exhiben su malestar con Alberto Fabra y Rajoy

Las aguas bajan revueltas en el interior del PP valenciano. El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, ha encontrado más resistencias de las previstas para hacerse con el control del partido. Sobre todo en la provincia de Valencia, donde cargos como la alcaldesa Rita Barberá y el presidente provincial del partido y de la Diputación, Alfonso Rus, no ocultan su malestar por haberse visto desplazados de la posición de privilegio que mantenían en la etapa presidida por el dimitido Francisco Camps.

Barberá habla en público de que "los enredos están volviendo al PP de la Comunidad Valenciana" y Rus se queja de que se entera de las decisiones importantes del presidente de la Generalitat por la prensa.

Quienes fueron dos de los principales pilares de Camps -en una etapa caracterizada por los excesos y algunos de los mayores escándalos de corrupción- ahora evidencian públicamente su malestar con el trato que les otorga Alberto Fabra y la nula presencia del PP valenciano en el equipo de Mariano Rajoy.

El malestar se ha acumulado a medida que el presidente valenciano tomaba decisiones y se desmarcaba de la herencia de Camps.

Tres han sido, fundamentalmente, las decisiones adoptadas por Fabra que han hecho estallar las tensiones en el seno del PP. Por un lado, la decisión de renegociar a la baja el Gran Premio de Europa de Fórmula 1 que se celebra en Valencia y que es el gran evento que exhibe la alcaldesa. Por otro, el retoque hecho por Fabra en el Gobierno heredado de Camps para desplazar de la vicepresidencia y la portavocía a las dos personas más identificadas con su antecesor.

Pero el elemento que más ronchas ha levantado en Barberá y en Rus ha sido la decisión de Alberto Fabra de aceptar una comisión de investigación sobre el caso Emarsa en el Parlamento. Un escándalo de corrupción relacionado con el saqueo de una depuradora, por el que el juez que instruye el caso ya ha imputado a Enrique Crespo, vicepresidente de la Diputación, y a varios cargos intermedios próximos a Barberá.

En este clima, Rus aprovechó la reunión de la junta directiva regional del partido, celebrada el martes por la noche, para criticar por elevación el poco peso de Alberto Fabra en Madrid. Rus se quejó de que Rajoy trata al PP de la Comunidad Valenciana "como si fuese Guinea Ecuatorial". Y ayer volvió a insistir: "Parece que seamos apestados", prosiguió, "y políticos valencianos hay muy buenos, prueba de ello es que estamos gobernando muchos años". Rajoy no ha nombrado a ningún político valenciano entre sus 13 ministros ni entre sus 32 secretarios de Estado.

La alcaldesa de Valencia tampoco ocultó su disgusto en la reunión y permaneció ostensiblemente callada. Solo cuando un diputado autonómico apeló al valor de Barberá para afrontar situaciones difíciles, la alcaldesa replicó: "A mí, ni nombrarme, prefiero no hablar".

Tanto Rus, en público, como Barberá, en privado, recibieron la amonestación del presidente provincial del PP de Castellón, Carlos Fabra, quien les recordó que con Camps nunca se quejaban de lo que se decidía.

Y es que pese a las presiones de Barberá y Rus para condicionar las decisiones del presidente valenciano, el entorno de Mariano Rajoy ya les ha hecho saber a ambos que Alberto Fabra tiene ahora todo su respaldo y es el interlocutor de Génova en la Comunidad Valenciana.

www.elpais.es 19.01.12

LOS ESCINDIDOS DEL PP, CONTRA CAMPS

Siete partidos locales unen sus voces y se vinculan más allá del 22 de mayo

Siete partidos locales configuraron ayer en Benidorm una única voz para reclamar más democracia interna en las filas del PP valenciano y justificar la primera escisión que ha sufrido el partido mayoritario de la Comunidad Valenciana en los últimos 16 años. Son divisiones provocadas por la guerra entre el campismo y el zaplanismo, que salen a la luz tras la imposición de los candidatos populares desde la dirección regional.

Y quien lidera la división es Gema Amor, abanderada ahora del Centro Democrático Liberal de la capital turística valenciana, que consiguió reunir en Benidorm a Fernando Mut, primer teniente de alcalde de Gandia por Plataforma de Gandia y aliado del PSPV desde 2007; a Manuel Botella y Margarita Macià, concejales de Elche que han quedado relegados en la lista que presentó la candidata, Mercedes Alonso, y ahora líderes de Iniciativa Independiente; a Javier Morató, exalcalde del PP de Calp durante 12 años y candidato de Alternativa Popular; a Pedro Alemany, cabeza de lista de Gent per la Vila tras haber sido concejal popular hasta 2007, y al actual alcalde del PP de Confrides, José Buades, que se presenta en 2011 por el CDL. Excusó su presencia Domingo Soler, exvicepresidente de la Diputación de Alicante por el PP y candidato de Alternativa Popular de Torrevieja.

"Estamos aquí seis municipios, pero somos muchos más", adelantó Gema Amor. Luego, Fernando Mut recordó que divisiones del PP de La Safor concurren en listas supuestamente independientes en Oliva, Tavernes de la Valldigna, La Font d'En Carròs, Benirredrà, Barx o Beniarjó. El fenómeno trasciende las fronteras alicantinas porque, según afirmó, "como norma general no se ha respetado la voluntad de las agrupaciones locales y las altas instancias del PP han cercenado el camino de la militancia".

El componente que los amalgama es que su propósito de "incitar la libertad de voto en las elecciones autonómicas", aunque son conscientes de que son "minoritarios", dijo Amor. El candidato de Gent per la Vila reivindicó "no incitar a que se vote en clave bipartidista, porque la gente no está de acuerdo con la forma de gobernar de Paco Camps [líder del PP valenciano]".

La reunión formaba parte de un planteamiento que va más allá del 22 de mayo. Ninguno de los presentes rehuyó el envite cuando se les planteó la posibilidad de conformar una alternativa de futuro a nivel autonómico. Todos defienden su carácter local, pero "el tercer problema de los españoles es la acción política de los dos grandes partidos que juegan antidemocráticamente frente a sus bases", según Mut. "Existe una desafección tremenda entre el político y el ciudadano", dijo Amor. Y en Gandia "nosotros hemos abierto brecha y cuando se abre las barreras caen para encontrar soluciones mucho más democráticas".

"A partir del 22 de mayo se abre un nuevo escenario donde será más fácil ponernos de acuerdo", avanzó el candidato de Plataforma por Gandia.

www.elpais.es 04.05.11

AMOR SE MIDE CON FENOLL CON EL AVAL DEL VIEJO ZAPLANISMO

Su lista reúne a destacados del PP y de la sociedad civil

Benidorm digiere la decisión de Gema Amor de encabezar la lista del Centro Democrático Liberal (CDL) y dejar el partido que la aupó hasta la Administración local, provincial y regional. Amor militó en el PP los últimos 20 años y se erigió en uno de los principales baluartes del ripollismo heredero de las esencias que insufló al partido en Alicante el expresidente de la Generalitat Eduardo Zaplana.

Amor decidió abanderar una aventura en solitario a última hora del lunes, el día de conclusión del plazo para presentar las candidaturas ante las juntas electorales zonales, a pesar de que el PP le ofreció continuar como número dos de la lista municipal, las delegaciones de las concejalías que eligiera, el número cinco consensuado entre el campismo y la facción ripollista, cual es el caso de David Devesa, y el número 12 de una candidatura que, con el zaplanismo activado, podía aspirar a ganar.

Pero ante una negociación que se alargó hasta bien entrada la noche, los partidarios de Amor decidieron acudir en solitario, desoyendo la llamada al pacto del presidente provincial del PP, José Joaquín Ripoll, que intentó resolver el conflicto faltando cinco minutos para sellar las candidaturas tras la mediación de la portavoz del Consell, Paula Sánchez de León, por parte de la dirección regional, y de Ana Mato, vicesecretaria de Organización, desde Génova.

Amor llevaba tiempo confeccionando una alternativa al PP. Su nuevo equipo, formado íntegramente por militantes del PP, se dio de baja al mismo tiempo que ella. La candidatura de la exconsejera es un crisol de la sociedad civil y económica, vinculada al PP. De hecho, el número dos, Juan Ivorra Orts, es el extesorero del PP. Miguel Llorca fue concejal de Hacienda con Vicente Pérez Devesa de alcalde. En la cuarta posición figura Ramón Campos, persona de confianza de Amor en el Patronato de Turismo y exconcejal, a quien sustituyó en 2007 el tránsfuga José Bañuls, que firmó la moción de censura con el PSOE para desbancar a Pérez Fenoll. Y en los primeros lugares ha situado a Virginia Puchades, odontóloga y miembro de uno de los clanes empresariales más importantes de la ciudad. Entre los nuevos afiliados del CDL figura José Miguel Tortosa, el propietario del Taita, uno de los mejores restaurantes de la ciudad, donde se gestó la escisión del PP en una comida para casi un centenar de simpatizantes de Amor hace pocas semanas. El resto de la lista está trufada de profesionales liberales y componentes de las más importantes familias políticas de Benidorm, donde la filia familiar es casi tan importante como la militancia.

Nada nuevo en una ciudad que parece vivir atrapada en un bucle. El espacio y el tiempo del centro derecha local lleva más de dos décadas en unas pocas manos que se reparten apoyos y alianzas en función de intereses a menudo ajenos a sus diferencias ideológicas.

En la lista del PP que encabeza Manuel Pérez Fenoll sorprenden más las ausencias que las novedades. Entre las primeras se encuentra el senador Agustín Almodóbar, hijo de la diputada Ángela Barceló y nieto del exsenador Miguel Barceló, todos ellos miembros de la familia con más peso en la militancia local. Aunque Almodóbar compareció con Pérez Fenoll en la rueda de prensa posterior a la baja de Amor, su renuncia a formar parte de la lista popular se justifica en el enfado familiar porque Pérez Fenoll negoció con Amor a sus espaldas sabiendo las irreconciliables diferencias que mantienen. Almodóbar aspira a ser el lugarteniente de Pérez Fenoll.

Benidorm se maneja desde hace 20 años en el bipartidismo que representan el PP y el PSOE. Desde 1991 nadie más ha obtenido representación, pero ahora la derecha se presenta dividida. Por un lado, acude a la cita electoral el partido Alternativa Benidorm, encabezado por el empresario Juan Balastegui. Por otro, el exalcalde del PSPV Manuel Catalán Chana, hoy con más tirón entre el centro-derecha local. Y, finalmente, Gema Amor, que aspira a "ganar las elecciones", a pesar de que el listón del primer concejal está en el entorno de 1.400 votos.

El censo de Benidorm, que cuenta con 70.000 habitantes, ha crecido desde 2007 en casi 3.000 electores, pero la participación en las elecciones municipales apenas supera el 60%. En este baremo, fuentes del PP están convencidas de que puede darse el caso de que Amor ni siquiera supere el corte. La única vez que Fenoll y Amor midieron sus fuerzas fue con motivo de elección de compromisarios para el congreso provincial de 2008. Fenoll obtuvo un 67% de los votos y Amor, el 33%.

El secretario general del PP de la Comunidad Valenciana, Antonio Clemente, de visita ayer en Benidorm para acompañar al presidente del PP del País Vasco, Antonio Basagoiti, en la ciudad, repitió la consigna que lanzó Fenoll el martes. "Esta señora", dijo en referencia a Amor, "es historia en la ciudad". Basagoiti se mostró convencido de que el CDL no tendrá una "importancia capital en las elecciones".

www.elpais.es 20.04.11

LAS ESCISIONES DEL PP EN ALICANTE ENFRÍAN SU EUFORÍA ELECTORAL

La pugna entre Camps y Ripoll hace aflorar nuevos partidos conservadoresExmilitantes del PP presentan sus listas en Torrevieja, Elche, Calp y La Vila

El tablero electoral en la provincia de Alicante se mueve y amplía. El PP encara las próximas elecciones municipales con un enemigo político que procede de sus propias filas, y cuyas consecuencias son imprevisibles.

La tensión entre el presidente provincial del PP, Joaquín Ripoll, y la dirección regional de Francisco Camps, en la confección de las listas ha dejado a muchos políticos en la cuneta, que rápidamente han buscado acomodo en otras formaciones políticas de centro-derecha. El resultado que obtengan estos pequeños partidos puede ser determinante para conseguir algunas alcaldías, y también pueden influir en la elección de los diputados provinciales.

Aunque los afines al presidente, Joaquín Ripoll, insisten en que cuenta "con el aval de los alcaldes y del PP provincial para seguir", su futuro se complica. Los campistas responsabilizan directamente a la ejecutiva de Ripoll de haber "consentido y dar alas" a estas escisiones de dirigentes o concejales del PP. Unas fugas, de militantes y posibles votos, que alcanzan a una docena de municipios donde gobierna el PP, y cuya futura gobernabilidad está en riesgo.

El caso más reciente y llamativo es Benidorm, donde la ex diputada, Gema Amor, se medirá en las urnas al candidato del PP, Manuel Pérez Fenoll, con la marca del Centro Democratico Liberal. En la capital turística gobiernan los socialistas que llegaron al poder merced a moción de censura con el apoyo de un tránsfuga del PP. Ahora el panorama electoral es una incógnita, aunque todos coinciden en que será "muy difícil" que un partido alcance la mayoría absoluta.

Las escisiones del PP afectan a otros municipios importantes por su resultado electoral, con vistas a revalidar el gobierno en la Diputación. En Villena los ripollistas, cuya lista no se ha modificado, tendrán enfrente a sus antiguos compañeros del PP, los cinco ediles campistas que se presentan bajo las siglas Villena Centro Democrático.

Mientras, en Xàbia, el voto de centro derecha se lo disputan el próximo 22 de mayo una amplia amalgama de formaciones políticas: PP, Nueva Jávea, Xàbia Democràtica, Ciudadanos por Jávea y UCiD.Una de las primeras localidades en las que un hombre de confianza de Ripoll, vicepresidente de la Diputación, dio el paso de irse del PP y anunciar que iba a liderar una candidatura alternativa fue en Torrevieja. Domingo Soler y una nutrida representación de militantes del PP de Torrevieja se integraron en Alternativa Popular de Torrevieja que pretende "liquidar la mayoría absoluta del PP". Soler intenta canalizar "el descontento" de la gestión del alcalde, el campista Pedro Ángel Mateo, que lleva gobernando desde 1988. Soler militaba en el PP desde 1983, fue concejal, diputado y asesor en el Ministerio de Defensa. Su apoyo a Ripoll en el congreso de Orihuela fue clave y le aupó en el aparato provincial, pero el año pasado fue suspendido cautelarmente de militancia por exigir una asamblea local en el PP y criticar públicamente a Mateo.

Otro de los escenarios donde el PP se presentará dividido es Elche. Allí uno de los impulsores del Foro Popular, José Manuel Olmedilla, buscó los apoyos entre los partidarios del defenestrado Francisco Álvarez Cascos para presentar candidatura propia Alternativa Popular de Elche, a la que también se presenta Jesús Ruiz bajo las siglas Partido de Elche. Y esta semana dos ediles del PP de Elche, Manuel José Botella y Margarita Macià, anunciaron que se pasan al Grupo Mixto, y se integran en Iniciativa Independiente. El PP afronta en Elche las terceras elecciones municipales dividido, aunque a la candidata oficialista, Mercedes Alonso, no le preocupan estas escisiones. Pero no hay que olvidar que el surgimiento de partidos en la órbita del centro-derecha ha permitido gobernar a la izquierda en Elche durante los últimos años. En las elecciones de 2007, el ex presidente local del PP, Manuel Ortuño, con Agrupación Popular (AP) consiguió casi 2.000 votos que le robó la candidata del PP, Mercedes Alonso, que se quedó a las puertas de la mayoría absoluta, le faltaron 112 votos.

En Calp, el diputado César Sánchez encabeza la lista oficial del PP, pero enfrente tendrá que luchar, además de su enemigo natural que son los partidos de izquierda, con una retahíla de nuevas formaciones políticas, procedentes algunas de ellas de ex militantes del PP. En esta localidad de La Marina Alta concurren también Alternativa Popular, el CDS, Gent de Calp y Ciudadanos de Centro Democrático.

Por último, en La Vila Joiososa, Gent per La Vila es el nombre de la escisión del PP. El cabeza de cartel de esta formación es Pedro Alemany, ex concejal del PP hasta 2007 y rival del actual alcalde, Jaime Lloret, para conseguir la presidencia local del PP hace menos de un año. Alemany presentó su candidatura avalado por el sector zaplanista del partido y concitó el 42% de los apoyos de la militancia. Poco después acusó al ganador de "discriminar a los cerca de 500 afiliados" que le votaron y antes de la pasada Navidad creó la nueva formación con la que concurrirá a las elecciones municipales. Y es que el PP se presenta a estas elecciones con más enemigos que nunca procedentes de sus propias filas.

www.elpais.es 22.02.11

LA ESCISIÓN EN BENIDORM DESATA LA MAYOR CRISIS DEL PP VALENCIANO

La exconsejera Amor presenta una lista y acusa a Camps de prácticas "mafiosas"

En Benidorm (70.000 habitantes), donde a finales de 1991 el PP incubó su hegemonía en la Comunidad Valenciana tras el acceso de Eduardo Zaplana a la alcaldía, se ha fraguado ahora la mayor escisión que han sufrido los populares valencianos desde entonces. La presidenta local del partido, Gema Amor, decidió el lunes a última hora abandonar la formación, en la que ha militado 20 años, y presentarse candidata a la alcaldía de la capital turística encabezando la lista del Centro Democrático Liberal (CDL).

La crisis de los populares allana el camino a la alcaldía al tránsfuga Navarro

La díscola del PP deja el partido y todos los cargos que ocupaba

La salida de Amor del PP vuelve a colocar a Benidorm en primer plano año y medio después de que la ciudad viviera otro episodio accidentado: la votación de una moción de censura. En septiembre de 2009 el PSOE, con el apoyo del tránsfuga del PP José Bañuls, sacó del poder al popular Manuel Pérez Fenoll. Los socialistas devolvían así el golpe que Zaplana les infligió en 1991, cuando ocupó la alcaldía con el respaldo de una tránsfuga socialista.

La moción de 2009, que hizo alcalde al socialista Agustín Navarro, tuvo el añadido de que una de las firmantes era Maite Iraola, madre de la entonces número tres del PSOE, Leire Pajín. Los 12 ediles socialistas fueron declarados tránsfugas pese a darse de baja del partido al que aún no han podido regresar (aunque Navarro vuelve a ser ahora cabeza de lista del PSOE, como independiente).

El PP esperó a cerrar la candidatura de Benidorm hasta última hora del pasado lunes, cuando terminaba el plazo legal. Amor -que figuraba en el segundo puesto de la lista y que representa al sector ripollista, enfrentado a Francisco Camps-, quería incorporar, en puestos de salida, a dos de sus seguidores. El partido rechazó su pretensión. Pero Gema Amor ya estaba preparada para una negativa: a lo largo del día había recogido la firma de aceptación de los candidatos de su propia lista, y acabó presentándola.

Después de la tensión del lunes, ayer fue el día de las acusaciones cruzadas. Amor las repartió sin rubor apenas 12 horas después de dejar la militancia del PP, renunciar al acta de concejal y dimitir de la dirección del Patronato de Turismo. Manifestó que no le gusta lo que pasa en el PP valenciano, acusó a Camps de imponer prácticas "mafiosas", dijo estar "en contra de lo que hace el PP con Benidorm" y se declaró harta "de tanto desprecio y atropello". De la "intensa y dura negociación" del lunes, Amor dijo: "Me sometieron a chantaje porque intentaron condicionar mi actuación a lo que pasara en Orihuela, Alcoi y Villena". Tres alcaldías controladas por el sector del PP que lidera José Joaquín Ripoll, presidente provincial del partido.

Por su parte, Fenoll, el cabeza de lista en Benidorm (del sector campista), acusó a Amor de intentar "una trampa" para que la Junta Electoral invalidara la lista del PP. Fenoll subrayó que, sin haber estampado su firma de presidenta en la lista original del PP -consensuada entre campistas y ripollistas-, Amor presentó otra con las siglas de CDL en la que sí figuraba su firma; de forma que, si el PP no hubiera tenido preparada una lista alternativa, la pactada hubiera sido invalidada y los populares se habrían quedado sin candidatura en la ciudad. "Gema Amor es una mentira más de la historia de Benidorm", apuntilló.

Respecto al apoyo que Amor tiene en Benidorm, la única referencia válida, pues nunca ha concurrido encabezando una candidatura, es la competición que libraron Fenoll y Ripoll en 2008 por la presidencia del PP de Alicante. Fenoll obtuvo 1.182 avales (67%) de los afiliados de Benidorm, frente a los 582 (33%) que apoyaron a Ripoll (el candidato apoyado por Amor). Aunque finalmente fue este último el que se alzó con el puesto.

Ayer, los socialistas aprovecharon para hurgar en la herida del adversario. La división del PP allana el camino del tránsfuga Navarro para renovar como alcalde en representación del PSOE.

www.elpais.es 20.04.11

EL PP DE BENIDORM SE ROMPE Y AMOR PRESENTA LISTA POR EL CDL

La dirección regional cambia las candidaturas municipales de Alcoi y Orihuela

El PP de Benidorm saltó ayer en pedazos a las puertas mismas de la junta electoral de zona, ubicada en los juzgados de La Vila. La negativa de la dirección regional del PP a ceder a la presidenta local, Gema Amor, otros dos puestos de salida en la candidatura municipal imposibilitó cualquier acuerdo. A falta de unos minutos para la medianoche, Amor decidió presentar su propia candidatura por el Centro Democrático Liberal (CDL) tras no ser atendidas sus peticiones en la lista del PP que encabeza Manuel Pérez Fenoll. La situación abre una grave crisis para el PP en la capital de La Marina Baixa, que aleja sus posibilidades de recuperar la alcaldía.

La dirección regional del PP mantuvo ayer un pulso in extremis con el sector que lidera el presidente provincial del PP de Alicante, José Joaquín Ripoll, con la pretensión de erosionar sus principales bastiones: Orihuela, Alcoi y Benidorm. Situación que obligó a los apoderados del PP a esperar hasta cerca de la medianoche frente a los juzgados para registrar las candidaturas municipales de las citadas ciudades, que no se aprobaron hasta pocos minutos antes de expirar el plazo legal.

La pugna más dura tuvo lugar en Benidorm, donde la presidenta del PP local, Gema Amor, tenía preparada una candidatura por el Centro Democrático Liberal -siglas que en estas elecciones han acogido a socialistas y populares enfrentados a su partido- como alternativa a la del PP.

En Orihuela y Alcoi, feudos ripollistas, la dirección regional del PP, que lidera Francisco Camps, metió cuña en las candidaturas municipales y modificó las propuestas realizadas por las agrupaciones locales de Mónica Lorente y Jorge Sedano, respectivamente.

En Alcoi minutos antes de las doce de la noche el PP presentó una candidatura en la que los campistas situaban en puesto de salida a Anabel Trujillo, empleada de la Fundació Jaume II de la Generalitat. La inclusión de Trujillo desplazaba al puesto número 13 al edil Santiago Botella -aún en puestos de salida- y hacía desaparecer de la candidatura a Patricia Carbonell, responsable de prensa del alcalde, Jorge Sedano.

En Orihuela, la dirección regional del PP también modificó la propuesta inicial para colocar en puestos de salida a Araceli Vilella, que irá de 12, retrasando una posición al edil Antonio Rodríguez Murcia, imputado en el caso Brugal.

La situación vivida anoche generó un intenso malestar en la dirección provincial del PP que preside Ripoll, quien no tuvo empacho en criticar la semana pasada la exclusión de su sector en la candidatura a Cortes Valencianas, y la improvisación de las listas tramitadas anoche.

Ripoll acudió anoche a Villena a arropar a la alcaldesa, Celia Lledó, que presentó en un acto público ante la militancia su candidatura municipal, pese a que el comité regional de listas todavía no había dado su conformidad y esperó hasta cerca de la medianoche. En esta localidad del Alto Vinalopó, cinco concejales campistas abandonaron hace meses el equipo de gobierno, dejando a la alcaldesa, afín a Ripoll, en minoría. "Los problemas internos no nos han permitido cumplir con el programa, y ahora iniciamos un ciclo con más ilusión", dijo Lledó anoche arropada por los cinco ediles que repiten y el resto de la lista.

En Alicante, la alcaldesa, Sonia Castedo, que no comparte la imposición de la dirección nacional del PP de que Ripoll vaya de dos en la lista municipal, evitó ayer acudir a la junta electoral para validar su candidatura, como venía siendo tradicional. Castedo alegó motivos de agenda, y ni ella ni el ex alcalde Luis Díaz Alperi ni el presidente de la Diputación de Alicante acudieron al registro. Fue el apoderado de zona del PP, José Juan Zaplana, edil en Sant Vicent del Raspeig, el encargado de presentar las listas de Sant Joan, Mutxamel y Aigües.

www.elpais.es 19.04.11

DOS CONCEJALES DE ELCHE DEJAN EL PP Y COMPITEN CON LISTA PROPIA

Dos concejales del Ayuntamiento de Elche han decidido abandonar el Partido Popular y concurrir a las elecciones municipales con una candidatura independiente.

Los ya exediles del PP Manuel José Botella y Margarita Macià intentarán revalidar su acta de concejal como números dos y tres de la candidatura Iniciativa Independiente de Elche, que lidera el presidente de esta formación, Joaquín Gaitano. Botella y Macià se dieron de baja el lunes tras conocer el pasado viernes que no iban a repetir en la candidatura del PP que encabeza Mercedes Alonso.

A Iniciativa Independiente se ha incorporado, además de los dos concejales, un nutrido grupo de militantes descontentos con el PP de Elche, según informó ayer Europa Press.

Gaitano explicó que Iniciativa Independiente está compuesta por antiguos miembros de Foro Popular y por ciudadanos ilicitanos de todas las sensibilidades. El dirigente de este partido local señaló que su intención es lograr representación municipal "para tener capacidad de decidir sobre el futuro de la ciudad".

La candidata del PP, Mercedes Alonso, intentó restar importancia a la escisión y señaló: "Todo el mundo es libre de presentar las listas que quiera, pero PP solo hay uno".

Por su parte, el alcalde de Elche, el socialista Alejandro Soler, argumentó que el PP local "está oscuro como nunca y dividido como siempre". "La falta de democracia interna y la situación de fricciones permanentes en que se encuentra el PP han hecho que al final haya distintas candidaturas que representan a un mismo partido", indicó Soler, que advirtió: "Quien no es capaz de gobernar en su casa y hacerlo de manera democrática, no está preparada para gobernar la ciudad".

www.elpais.es 20.04.11

LA ALCALDESA DE GUADARRAMA DEJA EL PP TRAS ENFRENTARSE CON SU ANTECESOR

Carmen Pérez acusa al exregidor popular de "irregularidades" urbanísticas

La alcaldesa de Guadarrama (14.318 habitantes), Carmen María Pérez del Molino, presentó ayer por la mañana su baja en el PP junto a otros seis integrantes del equipo de Gobierno, que hasta ese momento compuesto por 11 concejales. Y lo hizo tras asegurar que su partido ha prescindido de ella por oponerse a prorrogar el contrato de una permuta firmado de forma "irregular" por el entonces regidor y presidente del PP local, José Ignacio Fernández-Rubio. El contrato al que se refiere fue suscrito por el exalcalde y por el empresario Luis Álvarez García, que falleció el año pasado. Precisamente la alcaldesa de Guadarrama y sus 10 concejales fueron citados a declarar por el Juzgado de Instrucción número 1 de Collado Villalba después de que el juez admitiera a trámite una querella presentada por el empresario que acusó a los ediles de haber prevaricado al promover el desahucio de unas naves que ocupaba en el marco del acuerdo de permuta con el viceconsejero Fernández-Rubio.

En una rueda de prensa celebrada ayer en el salón de plenos del Consistorio, la regidora, que anunció su intención de encabezar la candidatura de una agrupación de electores del municipio, explicó que Fernández-Rubio fue el artífice del acuerdo: "Ese contrato está firmado por una sociedad municipal de la vivienda. Sin registrar. Y en ese contrato se venden dos parcelas del polígono industrial, que son patrimonio del Ayuntamiento de Guadarrama. Nunca fueron cedidas a la sociedad municipal de la vivienda". Y este era un requisito necesario para que después la sociedad pudiera venderlas: "Antes tendría que haberlo aprobado la mayoría absoluta del pleno, que tendría que haber autorizado la donación de las parcelas a la sociedad municipal". Para la alcaldesa este acuerdo también tendría otro punto negro, ya que en la permuta el vecino gana 1,2 millones.

Por su parte, el candidato del PP en Guadarrama, Miguel Rodríguez Bonilla, negó la existencia de irregularidades en el convenio: "Se trata de una cesión de usos que se hubiera convertido en una permuta si al final se hubiera aprobado el plan general. Y esto no ha ocurrido, por lo que al final no ha surtido efecto".

Sin embargo, la regidora anunció su intención de seguir criticando la actitud del PP de Guadarrama: "Ayer me dieron la razón con unas declaraciones del candidato del PP en las que dijo que va a retomar el contrato que de forma rotunda no se puede firmar". Según la alcaldesa, lo que el PP trata de hacer es "callar" a la familia: "Saben perfectamente que si se pierde el contencioso, por el que la familia pide una indemnización de 1,75 millones de euros, esa cantidad se la van a tener que pedir a José Ignacio Fernández-Rubio, único responsable de la firma del contrato".

Carmen María Pérez considera, por tanto, que su negativa a firmar la prórroga del contrato ha obligado a Fernández-Rubio a poner al frente a su mano derecha y solucionar un problema personal suyo. Fuentes municipales aseguraron que el contrato entre la sociedad municipal del suelo y el empresario fue finalmente suscrito, pese a que un informe del Interventor municipal de noviembre de 2005 resaltaba numerosos inconvenientes legales para llevarlo a cabo.

La regidora se refirió de forma sarcástica a los problemas judiciales que afronta el candidato del PP en Las Rozas: "Siento que con esa carrera política tan estupenda que tenía, la presidenta [Esperanza Aguirre] le haya bajado de categoría. Pero esto no me choca, ya que cuando alguien empieza a sonar por algunos problemas se le quita del núcleo o del Gobierno de la Comunidad de Madrid".

La alcaldesa también negó que las siglas de la formación que encabezará, la Agrupación Popular por Guadarrama (APPG), traten de confundir a los simpatizantes de los populares en el municipio, al coincidir las letras PP: "No quiero confundir a nadie y todos en Guadarrama saben quién soy".

www.elpais.es 15.04.11

EL CAMPISMO ASALTA EL BASTIÓN RIPOLLISTA

Castedo mantiene, tras ser nominada candidata, que Ripoll no irá en su lista

El sector del PP afín al jefe del Consell, Francisco Camps, quiere hacer tabla rasa del bando rival en la provincia de Alicante, los ripollistas (herederos del zaplanismo). Y ello pasa por descabalgar a su líder, José Joaquín Ripoll, de su bastión público, la Diputación.

La batalla por hacerse con esa plaza comenzó oficialmente ayer, tras la proclamación por parte del comité electoral nacional del PP de Sonia Castedo, actual alcaldesa de Alicante, como candidata a revalidar el cargo. Castedo expresó su "satisfacción" por la confianza del partido. Mientras, su entorno aseguró que la regidora no incluirá a Ripoll en su lista. Sí finalmente Castedo hace valer su voluntad ante la dirección nacional del PP, las posibilidades de que José Joaquín Ripoll repita como presidente de la Diputación son limitadas. Si no es el número dos de Castedo, el líder provincial el PP se vería abocado a buscarse acomodo en la lista del PP de otro municipio de la provincia para obtener el acta de edil que le posibilite el acceso a la presidencia de la Corporación provincial.

Ripoll insiste en que tiene un pacto con el presidente nacional del PP, Mariano Rajoy, para seguir al frente de la Diputación. Los campistas no solo dudan de la solvencia del pacto Ripoll-Rajoy, sino que están dispuestos acentuar su presión hasta dinamitarlo. El bando campista ya tiene en la recámara el sustituto de Ripoll, José Ciscar, actual delegado del Consell en Alicante. Los afines a Camps ni tan siquiera transigirían con la alternativa de la número dos del ripollismo y alcaldesa de Orihuela, Mónica Lorente. Tras el primer intento fallido por doblegar al ripollismo (el congreso provincial de diciembre de 2008), los campistas no quieren dejar la puerta abierta a un rebrote del colectivo. Son conscientes del valor de la Diputación como captador de voluntades. El presidente cuenta con una nómina de 77 asesores.

Ripoll fue arrestado y está imputado por cinco delitos en el caso Brugal y Castedo está acusada por el fiscal en el mismo sumario.La férrea resistencia de la actual alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, a incluir como número dos de su lista al Ayuntamiento al presidente de la Diputación, José Joaquín Ripoll, va más allá de su distinto grado de implicación en la supuesta trama corrupta del caso Brugal. Ripoll está imputado por cinco delitos, entre ellos, un supuesto cohecho por la contrata de la basura del plan zonal de La Vega Baja y Castedo está acusada por el fiscal también de supuesto cohecho en este caso vinculado al Plan General de la ciudad.

Las diferencias entre ambos dirigentes populares se remontan a hace cuatro años, cuando los dos se disputaron el segundo puesto en la candidatura que entonces lideraba Luis Díaz Alperi.

Entonces, Castedo cedió el puesto a Ripoll a cambio de que éste respetara su acceso a la alcaldía en el supuesto de que Alperi dejara el cargo antes de concluir el mandato, como ocurrió en septiembre de 2009. El exregidor, acosado por varios frentes judiciales, había logrado la condición de aforado al ser elegido diputado autonómico en 2007. Ripoll cumplió y renunció a la alcaldía, que le tocaba a él por puesto en lista, para que Castedo lograra la vara de mando.

Ahora, Castedo también está dispuesta a seguir la senda de su protector Alperi, y optará al acta de diputada autonómica como número dos de la candidatura del PP por la provincia de Alicante. El nuevo cargo le conferirá la condición de aforada y, en el supuesto de que el juez la impute, la causa tendría que ser derivada al Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.

 

Callejón sin salida

La cómoda situación de Castedo contrasta con el complejo futuro político que se le avecina a Ripoll. Si no consigue su primer órdago, es decir, repetir como presidente de la Diputación, se verá abocado a un callejón sin salida. La posibilidad de que sea incluido en las listas autonómicas no es cosa fácil, pero lo que resultar imposible es su elección como senador territorial. "¿El caso Brugal en Madrid, en el Supremo?, ni pensarlo", aseguró una fuente del PP.

El entorno de Ripoll, léase el casi centenar de cargos de confianza (muchos de ellos antiguos colaboradores del exjefe del Consell Eduardo Zaplana), le anima a pugnar por mantener el bastión de la Diputación, porque su futuro laboral y político, en la mayoría de los casos, está sujeto al futuro de Ripoll.

www.elpais.es 22.03.11

ZAPLANA CRITICA LA FALTA DE PLURALIDAD DEL PP VALENCIANO DE CAMPS

Eduardo Zaplana, expresidente de la Generalitat valenciana (1995-2002), censuró ayer la falta de "diálogo, entendimiento y defensa de la pluralidad" en la actual dirección regional del PP, que lidera su sucesor en el Gobierno, Francisco Camps. Zaplana hizo está crítica en su otrora feudo, Benidorm, escenario que le catapultó en política hasta escalar al Ministerio de Trabajo.

Zaplana acudió a la ciudad alicantina con motivo del 25º aniversario del Imserso, evento que presidió la ministra de Sanidad, Leire Pajín. "Los partidos monolíticos, los que no respetan la pluralidad en su seno, sobre todo cuando son partidos amplios que representan a una parte muy importante de la población, yo creo que no cumplen con su misión y con su papel fundamental y esencial", razonó el exministro del PP.

Zaplana hizo este análisis en el punto álgido de la batalla entre los dos sectores enfrentados de su partido en Alicante: sus antiguos seguidores, ahora alineados con el presidente de la Diputación, José Joaquín Ripoll; y los afines a Camps. Estos últimos han impuesto a su candidato en Benidorm, en detrimento de Gema Amor.

La pugna de ambos bandos se ha trasladado ahora además a la Diputación, de donde los seguidores de Camps quieren desalojar a Ripoll.

www.elpais.es 25.03.11

EL PP DESACTIVA EL PLAN DE RIPOLL PARA AUTOPROCLAMARSE CANDIDATO

El presidente aplaza al viernes la propuesta de Castedo a la alcaldía

Presiones de la dirección regional del PP y la indiferencia por parte de Génova obligaron ayer al presidente provincial del PP, José Joaquín Ripoll, a aplazar hasta el viernes la reunión de su comité ejecutivo convocado para el día de ayer. El plan inicial era celebrar primero un comité electoral para ratificar las listas pendientes de los candidatos a la alcaldía, entre ellas la candidata a Alicante, Sonia Castedo, y trasladarlas a Génova. Y a renglón seguido reunir al comité ejecutivo para proponer el nombre de Ripoll como aspirante a presidir la Diputación.

Fuentes de la dirección provincial del PP argumentaron que se aplazaron las dos reuniones por retrasos con el vuelo procedente de Madrid de Macarena Montesinos, y que la dirección provincial tiene de margen hasta el viernes, dado que la reunión de Génova se ha pospuesto a la próxima semana.

Sin embargo, el día se torció pronto para el ripollismo. Ayer no era el mejor día para que Ripoll reuniera a su núcleo duro. La secretaria provincial del PP, Gema Amor, descabalgada por el campismo de su carrera a la alcaldía de Benidorm, comunicó que no acudiría a la reunión, con el pretexto de que coincidía con los actos de las fiestas patronales de Benidorm.

La intención de Ripoll de trasladar su propuesta para repetir como presidente de la Diputación no gustó a la dirección nacional e irritó también a la regional. Fuentes del PP en Valencia recordaron que en 2007 se nombraron a los aspirantes a las diputaciones el 22 de junio "una vez celebradas las elecciones, y no antes", recordaron que la candidatura de Castedo es "incuestionable". No obstante, admitieron que la pelea se reactivará en la confección de la lista municipal, porque si la actual alcaldesa veta a Ripoll como número dos tal y como pretende, Ripoll tendría que buscar acomodo en una lista de otro municipio. El nerviosismo se apodera de los ripollistas, que han ganado dos días de tiempo, pero tampoco detectan un apoyo nítido de Rajoy.

Ayer se reunió el comité electoral del PP de Valencia con carácter extraordinario para proclamar candidata a la alcaldía a Rita Barberá, y el comité de Castellón hizo lo propio con Alberto Fabra el lunes pasado.

www.elpais.es 17.03.11

AMOR DA UN PASO ADELANTE

Gema Amor organizó ayer una comida en Benidorm con militantes del PP, simpatizantes y la ejecutiva local que ella misma preside para "ponerlos al corriente de la situación del partido tras haber decidido el comité electoral regional proponer a Manuel Pérez Fenoll como candidato a la alcaldía" de la ciudad, según su versión. Al acto asistieron unas 80 personas, entre ellas, la mayoría de la ejecutiva local y destacados miembros de la sociedad de la ciudad.

La realidad es que Amor reunió a la plana mayor de sus fieles en la ciudad para testar su opinión de cara a decidir si concurre a las elecciones de mayo en una lista independiente, ya fuera del PP. Al mismo tiempo, convirtió el cónclave en una nueva demostración de fuerza, dado que citó a los comensales en un restaurante justo al lado del Ayuntamiento. En el turno de intervenciones, algunos militantes instaron a Amor "a dar un paso adelante", en alusión a que lidere una candidatura al margen del PP.

En las últimas semanas, Amor ya ha dejado patente su distanciamiento con el PP, tanto con el bando del líder provincial, José Joaquín Ripoll, como con el alineado con el jefe del Consell, Francisco Camps.

www.elpais.es 17.03.11

LA DIVISIÓN CRECE EN EL PP CON LA POSIBLE BAJA DE GEMA AMOR

Los populares sufren escisiones en numerosas localidades de Alicante

Las escisiones del PP en Elche, Villena, Torrevieja, La Vila Joiosa o Calp pueden tener su culminación -o punto de inflexión- con la que podría producirse en el PP de Benidorm, donde Gema Amor desoja la margarita sobre si seguir dentro de su actual partido o encabezar una lista independiente el 22 de mayo.

"A Amor solo le falta saber cuánto apoyo tiene en Benidorm", dice un afín

Otros creen que al final no se atreverá, porque sería "un salto al vacío"

Excepto en Villena, donde cinco ediles campistas han abandonado el PP para crear Villena Centro Democrático, en el resto de municipios se da el mismo patrón: una persona con más de dos décadas de militancia y afín a la dirección provincial sale rebotada del PP tras la imposición del candidato popular desde Valencia. Es el caso de José Manuel Olmedilla, promotor de Alternativa Popular Ilicitana en Elche; Domingo Soler, exvicepresidente de la Diputación, de Alternativa Popular de Torrevieja; Pedro Alemany, quien se marchó con más de 200 afiliados a crear Gent per La Vila, o Javier Morató, alcalde de Calp 12 años y que ha puesto fin a 30 de militancia para crear otro partido.

Pero más grave que todos estos casos sería la marcha de Gema Amor. El rumor corre desde hace tanto tiempo y por tantas partes que es ya un clamor. Amor ni confirma ni desmiente, imbuida de una suerte de arte taurino. Si adopta la decisión de abandonar el PP, su actuación adquiere una trascendencia mayor porque está presente en todos los ámbitos de gestión. En el orgánico, como presidenta del PP de Benidorm y secretaria de comunicación de la organización provincial de Alicante; en el municipal, como concejal; en el provincial, como directora del Patronato de Turismo de la Costa Blanca; y en el autonómico, como diputada en Cortes.

Amor siempre había contado con el respaldo del ripollismo heredero de Eduardo Zaplana, su mentor. Por eso, el 4 de febrero el comité electoral del PP de Benidorm la eligió candidata a alcaldesa, aunque al día siguiente el comité regional nombró a Manuel Pérez Fenoll cabeza de cartel, desautorizándola. El pulso de Amor con Valencia no estaba avalado por el presidente provincial, José Joaquín Ripoll, en sus horas más bajas por sus implicaciones judiciales y con su futuro en la Diputación en duda.

"A Amor solo le falta saber cuánto apoyo ciudadano tiene en Benidorm", dicen en su entorno más cercano, el que está animándola a que se presente con otras siglas. Amor baraja dos opciones. Concurrir con Alternativa por Benidorm (Alben), partido creado por el empresario Juan Balastegui, con quien, según varias fuentes, ya se ha entrevistado, o crear el Foro Benidorm en sintonía con el Foro Asturias que del exvicepresidente del Gobierno Francisco Álvarez Cascos. Otros militantes del PP no la ven dando un paso así. "Al final, no se atreverá", afirma un ex edil. "Si lo hace, será un salto al vacío, sin red, y no parece que con su edad sea la mejor decisión posible", dice un destacado militante.

www.elpais.es 07.03.11

EL EXALCALDE DE CALP DEJA EL PP Y CREARÁ UN NUEVO PARTIDO

Nuevas escisiones en el PP de Alicante. A los casos de Torrevieja, Elche, La Vila Joiosa y Villena, ahora hay que sumar el caso de Calp. El edil del PP y exalcalde Francisco Javier Morató presentó ayer su dimisión como miembro del PP tras más de 30 años de militancia y anunció que creará un nuevo partido para las elecciones del próximo 22 de mayo.

El concejal, a quien le fueron retiradas sus competencias junto a sus compañeros de Corporación Fernando Penella y Juan Roselló, por su presunta implicación en la ramificación calpina del caso Brugal, ha tomado esta decisión después de que el candidato popular a la alcaldía, César Sánchez, le anunciara su intención de no contar con él. En rueda de prensa, Morató, arropado por los ediles populares José Perles y Linda Townsend y el exconcejal, Moisés Vicens, presentó un escrito de renuncia en el que justifica esta decisión por "la falta de apoyo a su persona por parte de la dirección regional, desde la pérdida de la alcaldía en 2007".

Otro de los motivos esgrimidos es que ha podido "constatar cómo el actual candidato, César Sánchez, se autopromocionó como el nuevo líder del partido, poniendo de manifiesto esta actitud en múltiples ocasiones, creando un equipo paralelo al Gobierno del PP". Morató recordó que lleva más de 30 años en el PP y desde 1995 como presidente local, ganando 17 convocatorias electorales.

www.elpais.es 03.03.11

Un exalcalde de Logroño abandona el PP y crea un nuevo partido

Después de las grandes crisis en Navarra, Asturias y en Baleares, al Partido Popular le ha surgido una minicrisis en Logroño, la capital de La Rioja. El exalcalde de esta ciudad Julio Revuelta ha decidido dejar el PP y crear un nuevo partido, que dividirá el voto de centro-derecha en las elecciones del 22 de mayo.

Revuelta fue el candidato del PP en 2007, y ganó, pero el PSOE pactó con el Partido Riojano y gobierna desde entonces. La comunidad sigue controlada por Pedro Sanz, del PP. Revuelta ya se distanció entonces y culpó a su partido de la derrota por no apoyarle. Renunció a su acta de concejal y cedió el testigo a Cuca Gamarra, la actual candidata del PP. Ahora ha anunciado su salida en una carta dirigida a Sanz.

La dirección nacional del PP minimiza el efecto de esta pequeña crisis del partido. Cree que Revuelta no tiene fuerza, porque dejó la política activa en 2007, y está convencido del éxito de Gamarra.

www.elpais.es 03.03.11

EL PP DE POZUELO CUESTIONA LA CANDIDATURA DE ADRADOS

Algunos miembros del PP local de Pozuelo de Alarcón (85.500 habitantes) consideran que la propuesta para colocar a la consejera de Empleo y Mujer de la Comunidad de Madrid, Paloma Adrados, como candidata en esa localidad podría vulnerar los estatutos del PP, al haberse constituido de forma irregular el comité electoral local.

El de Adrados es otro de los experimentos de Esperanza Aguirre, que la ha enviado allí con la misión de hacer olvidar los escándalos del caso Gürtel. A pesar de que lleva casi 30 años viviendo en el municipio, nunca ha participado en la vida política del pueblo. Es ajena a la actividad municipal. "Me lo ha pedido mi partido", señala. De sus palabras se desprende que la aventura no estaba entre sus planes. "El partido ha considerado que tenía que ir a Pozuelo". Y continúa: "no creo en fichajes estrella. He pasado por la Administración central, por la regional y ahora voy a la municipal". La consejera estaría vinculada a la corriente interna del PP que encabeza el vicepresidente Ignacio González, frente al consejero de Presidencia, Francisco Granados.

Fuentes del PP reconocen que su designación fue azarosa. Cuentan que la consejera opuso resistencia para pasar del ámbito regional al municipal, pero ella lo desmiente. "No me he resistido como se ha dicho por ahí. En épocas preelectorales hay muchos dimes y diretes de forma permanente. En cuando me lo ofrecieron, dije que sí". En realidad, según relatan fuentes del PP local, en Pozuelo se produjo cierto debate interno porque uno de los concejales aspiraba a dirigir el municipio del oeste de la Comunidad de Madrid. Pero Adrados lo descarta. "He tenido la máxima colaboración con los concejales que ahora están en el municipio. Estamos formando un buen equipo. Ninguno ha manifestado sus recelos o suspicacias por mi llegada. Nada más que colaboración".

www.elpais.es 14.02.11

CUATRO DIMISIONES EN LA EJECUTIVA DEL PP DE POLOP

La alcaldesa de Polop, María Dolores Zaragoza, se ha visto acorralada por una corriente de oposición a su gestión dentro del partido. Zaragoza fue proclamada en abril de 2010 presidenta del PP local sin oposición y con el apoyo de Antonio Clemente y José Ciscar, secretario y vicesecretario regional, respectivamente. Su ejecutiva estaba plagada de gente nueva. Pero las "discrepancias" con la presidenta y alcaldesa han provocado que esta semana presenten su dimisión cuatro miembros de la ejecutiva local, incluyendo al secretario general del PP de Polop, Antonio Pastor, que barajó disputarle a Zaragoza la candidatura a la alcaldía encabezando la lista del PP. Zaragoza llegó a la alcaldía el 19 de diciembre de 2009 tras la detención y posterior dimisión del cargo de Juan Cano.

www.elpais.es 12.02.11

FONT REGISTRA LA LLIGA REGIONALISTA TRAS DEJAR EL PP

El ex portavoz y ex presidente de los populares en Mallorca crea una nueva formación dos días después de abandonar el partido de Rajoy

Un nuevo partido, auspiciado desde el entorno del ex portavoz y ex presidente del PP en Mallorca, Jaume Font, se resgitró ayer oficialmente ante la delegación del Gobierno en Palma. Font abandonó anteayer el PP. En sus estatutos la posible nueva formación política se denomina Lliga Regionalista Balear y aspira a aglutinar candidaturas independientes y sectores de ex militantes de la derecha, formaciones locales e insulares. Una persona de confianza de Font, Martí Ballester, tramitó la inscripción.

La Lliga Regionalista encabezada por Font podría converger con Unió Mallorquina. El ex líder del PP dejó sus actas en el Consell y el Parlamento. A sus 50 años ha sido alcalde, senador, diputado balear, consejero autonómico y suscita simpatías más allá del ámbito conservador. La eventual coalición regionalista moderada podría ser una suma de divergentes e independientes. El ex presidente de Baleares en 1996, Cristófol Soler, en sintonía con Font, se manifestó marginado por la línea "españolista" del partido que olvida el "regionalismo de siempre del PP".

Por otra parte, ayer el juez del caso Palma Arena anunció la imputación del quinto miembro del Gobierno de Jaume Matas en un caso de corrupción. Francisco Fiol, diputado y abogado declarará como implicado en la pieza separada por la contratación directa y el pago de 1,2 millones al Santiago Calatrava, por la cesión de una miniatura y un pre proyecto de un video y una maqueta para un teatro de la ópera. Matas y Calatrava están también imputados. El PP advirtió que Fiol si no es desimputado no será candidato.

www.elpais.es 05.02.11

RIPOLL SACRIFICA A GEMA AMOR EN BENIDORM PARA MANTENER EL PUESTO

El PP elegirá a Pérez Fenoll pese al respaldo local a la diputadaNavarro deja fuera al tránsfuga Bañuls y ficha a independientes para el PSPV

El ripollismo ha pactado con el campismo. El PP, con sus principales dirigentes agobiados por los casos de corrupción, es consciente del riesgo que supone la división interna. La negociación ha permitido al sector que lidera el presidente de la Diputación, José Joaquín Ripoll, mantener sus cuotas de poder en Orihuela, Alcoi o Villena, y, de paso, asegurarse su futuro para revalidar el cargo de presidente de la Diputación, según aseguraron fuentes próximas a la dirección provincial. "Al final se ha alcanzado un acuerdo razonable", agregaron.

La batalla final se ha librado en Benidorm. La diputada de las Cortes Valencianas Gema Amor mantiene el pulso y consiguió anoche (tres votos en contra y seis a favor) el respaldo del comité electoral para ser candidata. "Pido respeto a esta decisión y que no se cometan los errores del pasado", dijo Amor. Sin embargo, el secretario general del PP, Antonio Clemente, dijo horas antes que, "por supuesto", Manuel Pérez Fenoll, el exalcalde, será el cabeza de cartel. El campismo se impone en Elche, Elda, Torrevieja y Dénia. Ripoll ha perdido cuota de poder, pero ha logrado sobrevivir y, sobre todo, ha conseguido el respaldo de Génova en toda esta operación.

En las últimas semanas los guiños hacia los dirigentes campistas han sido notables. Ripoll recibió en su despacho al alcalde de Torrevieja, Pedro Ángel Hernández Mateo, persona con la que ha mantenido serias discrepancias por su adscripción campista. Ayer mismo fue Ripoll el que acudió a Torrevieja a inaugurar con su alcalde el nuevo parque de bomberos. A mediodía el PP convocó en un hotel de Alicante a sus diputados, alcaldes y concejales a un acto para hacer balance del plan Confianza. El evento buscaba escenificar esa "unidad y fuerza" del PP, en palabras de Antonio Clemente, mientras el vicepresidente del Consell Gerardo Camps animó a los ediles a "sacar pecho porque somos el mejor Gobierno y el mejor partido". Pero había poco entusiasmo entre el público, en el que destacaba una mayoría de cargos afines al campismo, frente a una discreta presencia de ripollistas.El presidente provincial del PP, José Joaquín Ripoll, se mostró ayer "feliz" por "la unidad" del PP, y en cuanto las listas valoró que "se han hecho las cosas bien, nos queda poco tiempo para las elecciones y hay que darse prisa". La foto era inédita, ripollistas y campistas juntos y en armonía. Al acto para hacer balance del Plan Cofianza acudieron más de 150 personas, entre ellos una nutrida representación de alcaldes, diputados y concejales de ambos sectores, los afines a Camps y a Ripoll.

La designación de los candidatos del PP para las próximas elecciones ha dado alas al campismo en Alicante, que recupera terreno en pequeñas y medianas ciudades, como son Xàbia, donde el cabeza de cartel será Juan José Castelló, hombre afín al vicepresidente Juan Cotino; en Calp, donde con toda probabilidad se impondrá el campista César Sánchez, o en Novelda a donde regresa la presidenta de las Cortes, Milagrosa Martínez.

Ripoll, por su lado, amarra sus plazas fuertes donde sus candidatos gobiernan: Jorge Sedano en Alcoi, Mónica Lorente en Orihuela y Celia Lledó en Villena, entre otros.

Según fuentes del PP, el pacto alcanzado entre los dos sectores enfrentados comportaría la continuidad de Ripoll al frente de la presidencia de la Diputación, con lo que supone de poder orgánico para controlar la provincia y también presupuestario. Pero el actual presidente, imputado en el caso Brugal, podría, si se prolonga mucho este caso judicial, optar a otro cargo público, diputado autonómico o senador, que le permita ser aforado.

En el acto del PP de ayer no se palpaba entusiasmo, ni emoción. Y prueba de ello fue la irrupción del secretario general del PP, Antonio Clemente, que llegó con retraso y se sumó a la mesa presidencia, sin despertar ningún aplauso. La arenga que lanzaron los dirigentes regionales estaba prevista: "Estas elecciones autonómicas son las más generales de todas, el principio del fin de Zapatero", dijo Clemente, que exigió "tensión" y una buena campaña electoral para sacar 30 puntos de distancia al PSOE, tal y como pronostican algunas encuestas. "Debemos estar orgullosos como Partido Popular", instó antes Gerardo Camps, que desgranó las virtudes del Plan Cofianza para la provincia de Alicante, que ha supuesto 363 millones de euros en inversión para 560 proyectos.

Pero durante toda la mañana Manuel Pérez Fenoll acaparó todas las miradas en el acto del PP en Alicante. Estaba convencido de que, pese a la última denuncia judicial por un presunto delito de prevaricación administrativa, contaba con el respaldo del PP. "Espero con ansiedad las elecciones para volver a ganar y que los parásitos de la democracia desaparezcan", dijo Fenoll en referencia al tránsfuga José Bañuls, que le descabalgó de la alcaldía.

Por la noche, Gema Amor se convirtió en el último bastión del ripollismo al mantener hasta el último momento su pretensión de ser candidata a la alcaldía de Benidorm, y de hecho consiguió el respaldo de "una amplia mayoría" del comité electoral local, que trasladará hoy a Valencia su candidatura. "Estoy satisfecha", dijo Amor, quien pidió a la dirección regional del PP, que avala la candidatura de Pérez Fenoll, que "respete la decisión del PP de Benidorm, y no cometa los errores del pasado cuando Valencia modificó la lista por completo y metió a José Bañuls, el edil tránsfuga que nos apartó de la alcaldía", dijo la aspirante. Amor está convencida de su capacidad y su "trabajo y entrega a Benidorm". Sin embargo, fuentes de la dirección regional del PP aseguraron anoche que mantienen su respaldo a Manuel Pérez Fenoll, que obtuvo una mayoría absoluta para el PP en Benidorm, y anunciaron que este mediodía cambiarán la propuesta de Amor por la del ex alcalde. Fuentes próximas al presidente de la Diputación, José Joaquín Ripoll, admitieron que no pudieron convencer a Amor en la recta final de que desistiera en su pretensión de ser candidata.

Por otro lado, los socialistas en Benidorm aprobaron anoche también su lista para la alcaldía, encabezada por el tránsfuga Agustín Navarro, que ha dejado fuera al edil tránsfuga del PP, José Bañuls. El PSOE incorpora de número dos en Benidorm a un conocido médico, Juan Ángel Ferrer, y otros cuatro concejales del actual equipo de gobierno, que figuran como independientes, ya que se dieron de baja del PSPV-PSOE cuando prosperó la moción de censura. El actual secretario local del PSOE, Rubén Martínez se incorpora de número cuatro, y el vicesecretario local, Pepe Marcet, también se incorpora. La lista fue aprobada por unanimidad por parte de los 307 militantes socialistas de Benidorm.

www.elpais.es 05.02.11

ESPERANZA AGUIRRE DINAMITA EN POCAS HORAS LA "UNIDAD" QUE 'VENDIÓ' RAJOY

Las palabras de Aguirre apoyando a Cascos, ajeno ya al PP, quiebran la imagen de unión que anunció Rajoy el pasado sábado

"El Partido Popular es un partido unido", sentenció un entusiasmado Rajoy el pasado sábado en un encuentro con Nuevas Generaciones del PP y con la convención nacional del partido como telón de fondo.

Esa idea, la de que las disputas internas que hicieron tambalear al líder del PP a los pocos meses de perder las elecciones ya son agua pasada, ha sido la que ha vertebrado la convención de los conservadores, en donde el principal partido de la oposición ha celebrado las encuestas que ya les sitúan con los pies en La Moncloa. Sin embargo, y como ya empieza a ser tradicional, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre —la misma que se autodefinió de 'lideresa'— se ha encargado de poner toneladas de dinamita el discurso de Rajoy. La unidad no es tal y, en caso de haberla, existen 'versos sueltos' que la entorpecen.

El entorno de Rajoy cree que las declaraciones de Aguirre "no son razonables"

Aguirre, colocó el primer cartucho el pasado sábado, al comentar a la candidata del PP por Asturias, Isabel Pérez Espinosa, que no cuente con ella para apoyar su candidatura. La presidenta madrileña, que en ningún momento ha escondido su predilección por el ex ministro Álvarez Cascos, le señaló que tenía hasta las elecciones para convencerla de que era mejor candidata que Cascos si aspiraba a que acudiera a Asturias para darle su apoyo públicamente.

Lo que fue un comentario en privado lo ha reconocido este lunes la propia presidenta regional en una entrevista en Punto Radio, donde ha asegurado que Cascos, que se dio de baja del PP y da los últimos retoques a su nuevo partido, es "mejor" que la candidata, volviendo a levantar las ampollas que Rajoy creyó cerradas hace un par de días. Posteriormente, en declaraciones a la Cope volvía a reiterar su postura: "Mi apoyo a Rajoy es entusiasta y total. Lo que pasa es que yo pienso que una persona que ha dicho hasta la saciedad, y no va a cambiar de opinión, que el mejor candidato a Asturias es Alvarez Cascos quizá no sea la más indicada para ir a apoyar a Pérez-Espinosa".

Fuentes de la dirección nacional del PP creen que "es mejor que Aguirre no vaya" a Asturias

Aguirre ha demostrado de nuevo que es el "verso suelto" del PP, generando nuevos quebraderos de cabeza a sus compañeros de partido, como a la secretaria general de la formación, María Dolores de Cospedal, que ha respondido hasta a cuatro preguntas al respecto. En un tono muy comedido ha recordado que la de Aguirre "es una opinión particular" que no coincide con la de "la inmensa mayoría del PP de toda España". Y no ha desaprovechado para lanzar una puya a la 'lideresa': su poder no es tan grande como el que ella misma imagina. "Aguirre no participa en los órganos del partido que toman las decisiones", ha zanjado Cospedal.

"La dirección nacional, en todos los ámbitos y territorios del PP, va a apoyar de manera entusiasta a la candidata, que es del PP", ha insistido la secretaria general, que ha recordado a Aguirre que el candidato que para ella es "mejor" forma parte de otra formación. "Hay un PP de Asturias y se ha creado un partido nuevo", ha rematado.

Sin embargo, Aguirre no causa rasguños, sino heridas. Y ha abierto una más en el PP. Fuentes de la dirección nacional de los conservadores han señalado que "es mejor que Aguirre no vaya" a Asturias si realmente piensa que Cascos es mejor candidato que Pérez Espinosa, informa María Jesús Güemes. Tampoco han sentado bien en el entorno de Rajoy, que consideran que "no son razonables" sus declaraciones, pronunciadas a las pocas horas del baño de entusiasmo de los conservadores.

www.publico.es 24.01.11

UN GRUPO DEL PP DE ORIHUELA FIRMA CONTRA MÓNICA LORENTE

Un grupo de militantes del PP de Orihuela, en su gran mayoría antiguos alcaldes pedáneos, han suscrito un manifiesto en el que rechazan que la actual alcaldesa, Mónica Lorente, del sector ripollista, sea la candidata popular a la alcaldía.

En un escrito remitido a los medios de comunicación, este grupo de personas, muchos de ellos alcaldes pedáneos durante la etapa del ex alcalde popular José Manuel Medina (2003-2007), afín al presidente del Consell, Francisco Camps, consideran que existe "un aislamiento político" en Orihuela y en el PP local como consecuencia de "las desavenencias de Lorente y su equipo con los gobiernos regional y nacional".

Además, añade el escrito, "todos somos conscientes de los supuestos casos de corrupción en los que se encuentran inmersos varios miembros del equipo de gobierno local, lo que ha provocado un enorme malestar entre los vecinos de Orihuela, que se acentúa aún más entre los militantes y simpatizantes de nuestro partido". Los firmantes no aportan sus identidades.

www.elpais.es 23.01.11

FENOLL PIDE A RAJOY QUE FRENE EL ANSIA DE AMOR POR LA ALCALDÍA DE BENIDORM

Estaba cantado que la guerra interna del PP de Benidorm sería de largo recorrido, dado que los populares no ratificarán sus listas hasta finales de marzo. El enfrentamiento entre los partidarios de la presidenta local, Gema Amor, y los del ex alcalde Manuel Pérez Fenoll para discernir quién encabeza la candidatura en mayo, ha vivido esta semana un nuevo episodio de fricción, en parte porque el núcleo duro del campismo en la ciudad se ha hartado de que Amor vaya pregonando, con cierto éxito mediático, su interés en liderar la lista municipal.

Así que 11 de los integrantes del Grupo Popular de Benidorm, es decir, todos excepto ella, han remitido una carta a las direcciones provincial, regional y nacional del PP advirtiendo de que el ansia de Gema Amor por la alcaldía es un peligro la victoria de su partido. Al mismo tiempo, respaldan la candidatura de Fenoll, que ha sido anunciada al menos dos veces por el secretario general del PP valenciano, Antonio Clemente, aunque habrá que esperar a que se cumplan los plazos marcados por la dirección para que se produzca la proclamación definitiva.

Los regidores acusan a Amor de estar ocupando de forma interina la presidencia del partido, que ganó a finales de 2006, dado que todavía no ha convocado elecciones internas para renovar la ejecutiva local, respaldada por el presidente de la Diputación y del PP alicantino, José Joaquín Ripoll. En la actual coyuntura, Amor se asegura que la lista que elija el comité electoral del PP en Benidorm, órgano presidido por el zaplanista Fernando Modrego, estará encabezada por ella, como ocurrió en 2007.

Las duras acusaciones de la misiva firmada por los regidores fueron contestadas ayer por Amor. Según ella, hacer pública una carta así "no es la forma más elegante de mostrar la crítica en un partido donde se aplica la democracia interna". Y abogó por "la libertad y el respeto", no por "la imposición o la censura".

www.elpais.es 19.01.11

CAMPS Y RIPOLL HACEN DE BENIDORM EL ESCENARIO DE SUS DISCREPANCIAS 

El PP de Alicante va camino de revivir en Benidorm con crudeza la guerra interna entre el zaplanismo y los partidarios de Francisco Camps. Con una parte de la cúpula provincial atenazada por el caso Brugal e incapacitada para cuestionar a la dirección regional, la única dirigente bien posicionada para dar la batalla al campismo es la concejal, diputada autonómica, directora general del Patronato de Turismo de la Diputación de Alicante, vicesecretaria de comunicación del PP provincial y presidenta del PP en Benidorm, Gema Amor, que ha manifestado sin disimulo su ansia de "llegar hasta el final" para competir con Manuel Pérez Fenoll, el candidato de Camps, por encabezar la candidatura local. 

Entre 1991, año en que se produjo el marujazo y Zaplana conquistó la alcaldía, y 2009, el de la otra moción que le devolvió el poder a los socialistas, se ha fraguado un PP con 3.200 afiliados (casi un 8% del censo electoral), pero dividido en porciones de poder que cambian de tamaño y que hasta ahora han dirimido sus diferencias en el reparto de cargos. En cada una de las soluciones se abrió una herida. En Benidorm se avista la madre de todas las batallas internas entre el zaplanismo y el campismo. "Si hay conflicto, la responsable será Gema Amor", asegura un destacado cargo del PP valenciano. 

Gema Amor, presidenta local del PP desde finales de 2006, se ha asegurado llegar a las elecciones municipales gobernando el partido sin convocar elecciones para renovar la ejecutiva. Los seguidores de Amor (en realidad cabría decir de Eduardo Zaplana), de Vicente Pérez Agulló (hijo del ex alcalde Vicente Pérez Devesa), de la familia Barceló y los campistas conforman los cuatro grandes bloques de afiliados, aunque muchos de los actuales concejales afines a Fenoll dieron su apoyo a Amor en la pugna interna frente a Ángela Barceló y ahora ni se hablan. La dirección que ejerce Amor del partido le permite controlar también el comité electoral local y asegurarse que la propuesta de lista que llegue a Valencia esté encabezada por ella misma, como ya sucedió en 2007. Entonces la candidatura estuvo trufada de afines al zaplanismo, así que la dirección regional cortó por lo sano, colocó de candidato a Pérez Fenoll y relegó a Amor a la segunda posición, asegurándole una plaza en las Cortes. Algunos zaplanistas fueron relegados en la lista y otros directamente descabalgados. 

Desde el entorno de Fenoll se argumenta que "quien no esté de acuerdo con los estatutos puede enmendarlos en un congreso nacional o buscarse otro partido que se adapte a sus necesidades", en alusión a la legitimidad de la dirección regional para aprobar definitivamente las listas. Pero Gema Amor añade: "No contemplo otro escenario que la ejecutiva regional acepte la candidatura que elegirá el comité electoral local, en la que estarán integradas todas las sensibilidades del partido". Es decir, que no piensa tolerar otra vez la cirugía que aplicó Valencia. Y como ese comité sigue siendo el mismo que fue elegido en 2007, presidido por el ex consejero de Zaplana, Fernando Modrego, es seguro que se repetirá la jugada. "No puede ser que teniéndolo todo a favor nos perdamos en personalismos", sentencia el senador Agustín Almodóvar, que aspira a integrarse en la lista del campismo. 

El entorno de Pérez Fenoll ha intentado que la dirección regional deje claro que el candidato será él, y así lo ha explicitado al menos dos veces su secretario general, Antonio Clemente. Fenoll espera que Amor actúe "con sentido común" y respete la decisión del partido de "repetir a los candidatos que hemos ganado las anteriores elecciones por mayoría absoluta". Así que, dadas las circunstancias, Gema Amor ha decidido vincular su futuro a la decisión que adopte el PP en Madrid tras un largo trabajo en diferentes foros y convenciones del partido a nivel nacional.

El partido parece inmerso en una carrera a ver quién convoca más apoyos. El senador Agustín Almodóvar, presidente local de Nuevas Generaciones, reunió a más de 1.000 personas en la fiesta del afiliado, entre ellos a Francisco Camps. Pérez Fenoll congregó a 600 en una cena para condenar la moción de censura. Y Gema Amor acomodó a 800 afiliados en la cena de Navidad del partido en Benidorm, a la que solo faltó su rival. Hasta tal extremo ha llegado la situación que un ex concejal popular refiere que "están todos más pendientes de defender su parcela que del proyecto del partido". 

Quien mejor lo tiene es Gema Amor. Transita a lomos del Patronato de Turismo, un organismo que dispone de más de cinco millones de euros de presupuesto, una parte del cual ha repartido graciosamente entre los empresarios y asociaciones de la ciudad para ganar adeptos a su causa. Y ha conseguido que a finales de agosto la Vuelta a España de 2011 salga desde Benidorm, apoyada por Ripoll. 

Tanto si se impone la tesis de la ejecutiva regional y es Fenoll el candidato como si Amor consigue finalmente el aval de Génova, será después de una dura pugna. Lo llamativo de esta segunda gran batalla interna es que ninguno de los cargos y militantes consultados da por seguro que no pueda pasar en el PP alicantino lo que ha sucedido en Asturias con Francisco Álvarez Cascos. Y la punta de lanza es Benidorm. 

(www.elpais.com, 10/01/11)

EL EX ALCALDE DÍAZ BERBEL SE DA DE BAJA EN EL PP ARREMETIENDO CONTRA LA DIRECCIÓN

El ex alcalde del PP de Granada Gabriel Díaz Berbel, en una imagen de archivo. | El Mundo

El ex alcalde de Granada Gabriel Díaz Berbel ha seguido el ejemplo de Francisco Álvarez Cascos y ha pedido la baja en el Partido Popular a través de una dura carta remitida a los medios de comunicación en la que arremete contra la cúpula del partido, afirmando que no se merece la responsabilidad del Gobierno y que su futurible victoria electoral, "basada en el fracaso del oponente", no será "justa ni duradera".

El primero en reaccionar ante este nuevo abandono de militancia ha sido el presidente del PP andaluz, Javier Arenas, quien ha reconocido que "siente" su baja, pero ha recordado que, "desde hace mucho tiempo, el señor Díaz Berbel está desvinculado del PP".

A los Comités Electorales sólo se presta algún que otro honorable "a cambio de una mísera prebenda"

En la misiva, que titula 'Querido Sebastián' y que dirige al presidente provincial de su partido en Granada, Sebastián Pérez, Díaz Berbel considera "vejatoria, desagradecida e injusta" su situación, puesto que "únicamente" se le tiene en cuenta para enviarlo a algún "panfleto de botafumeiro" o de "simple palmero" en alguna de las visitas "de los que llamáis líderes del partido".

Criticando la actuación de Pérez y de "la camarilla" que lo rodea, recuerda que ha militado más de 20 años en el partido y señala que su decisión "no es plato de buen gusto", sobre todo "estando tú al frente de la formación a la que con tanto entusiasmo y dedicación me he entregado". El ex alcalde considera que "de nada ha servido" que en algunos momentos haya sido el "defensor" del actual presidente provincial en situaciones "que hubieran desembocado" en el final de su carrera.

"El colmo de los colmos, en lo que se refiere a la gente instalada por distintos métodos en los órganos de decisión del partido ha culminado con la salida obligada y por vergüenza de alguien como Francisco Álvarez Cascos, auténtico artífice de la primera victoria del PP en España y personas que en sus valores está a años luz de una cúpula que, posiblemente le corresponda la responsabilidad de gobierno, que en modo alguno se merece por sí misma. Yo escucho la calle y puedo asegurarte que, aunque llegara esa victoria basada en el fracaso del oponente, no será justa ni duradera", insiste.

"El presupuesto de tinta en el Diario de Sesiones de ambas Cámaras no hubiese sufrido variación si nuestros representantes en Madrid se hubiesen quedado en casa"

Asimismo, censura las decisiones que en el partido se adoptan "en despachos o en restaurantes", siendo los Comités Electorales "una auténtica payasada a la que se presta algún que otro honorable a cambio de una mísera prebenda". Tampoco está de acuerdo con el papel jugado por los representantes del PP en las Costes Generales, salvando "alguna intervención puntual" de la diputada Concha de Santa Ana.

"Creo que el presupuesto de tinta en el Diario de Sesiones de ambas Cámaras no hubiese sufrido variación alguna si nuestros representantes en Madrid, incluyéndote a ti mismo -Sebastián Pérez-, se hubiesen quedado en casa cobrando su sabrosa paga, y eso que en estos momentos es el partido de la oposición", apunta Díaz Berbel, que deja un partido que, dice, no es el que soñó desde 1981 "y al que desde entonces he entregado todas mis fuerzas".

Díaz Berbel inició su militancia en el PP en 1981, año en que también fue presidente provincial, cargo en el que se mantuvo durante siete años.

Ganó tres elecciones municipales a la Alcaldía de Granada, aunque sólo consiguió gobernar entre 1995 y 1999, ha pertenecido a la Comisión de Control de CajaGranada, ha sido miembro de la Junta Directiva Nacional y vicepresidente regional de su partido.

www.elmundo.es 04.01.11

DOS CONCEJALAS DEL PP EN EL AYUNTAMIENTO DE LEÓN SE DAN DE BAJA, PERO SEGUIRÁN EN EL ESCAÑO 

Ana Guada y María José Alonso, hasta ahora ediles del PP en el Ayuntamiento de León , presentaron ayer su baja en el partido para formar parte del grupo de concejales no adscritos, debido a la operación de «acoso y derribo» llevada a cabo por la presidenta del PP en la provincia de León, Isabel Carrasco, informa Ical. Según explicó Guada, su decisión no responde a la «improvisación», sino al convencimiento de que no se puede trabajar en un partido cuya presidenta «solo apuesta por sus intereses personales» y no por el bien de las siglas políticas y el proyecto que representa.  

Asimismo, explicó que desde la llegada de Isabel Carrasco a la Presidencia del PP, el partido comenzó a «resquebrajarse» y se iniciaron las «malas maneras». Concretó que durante los últimos seis años, «ha manejado el partido» bajo el lema «conmigo o contra mí». Además, aseguró que su caso «no es aislado», sino que otros cargos públicos y orgánicos han sido vetados por Carrasco, persona que «se lleva mal con todos». «Ella es el único problema del PP de León», apostilló.  

En este sentido, señaló que el «grave deterioro» del funcionamiento interno del partido ha tenido su reflejo en las últimas citas electorales, con los «peores resultados» obtenidos. «Carrasco no se merece mi acta de concejal, a la que no pienso renunciar, porque me siento obligada a trabajar desde la sensatez y la seriedad libre de su yugo». Desde el grupo de concejales no adscritos, defenderá los intereses de León con una oposición «crítica y constructiva».  

Por su parte, María José Alonso manifestó que su baja en el PP de León responde a la situación «insostenible» que vive el partido, donde «no se puede opinar, discrepar ni tener un pensamiento propio. Hay que ser un corderito, a ser posible, con las menores o ninguna idea propia», añadió.  

(www.nortedecastilla.es, 05/10/10)

FONT DIMITE COMO PORTAVOZ EN EL CONSELL POR ´DIGNIDAD´ AL PERDER SU PULSO CONTRA BAUZÁ 

Jaume Font ha tirado la toalla. El portavoz del PP en el Consell dio ayer por perdido su pulso al líder del partido, José Ramón Bauzá, por la decisión de éste último de vetar a los imputados para formar parte de las próximas listas electorales del PP balear, aunque no haya medidas cautelares dictadas contra ellos. El aún portavoz popular insular anunció ayer en público su dimisión del cargo por una cuestión de "dignidad personal". El anuncio lo efectuó poco después de comunicar su decisión por teléfono a Bauzá, que la aceptó "sin ningún problema", según explicó el propio Font quien continuará como miembro del grupo popular en el Consell y en el Parlament. "Estos cargos no me los dio Bauzá, no se los tengo que agradecer al señor Bauzá", explicó tras asegurar que se sentía "liberado". 

Esta dimisión supone el último capítulo de una crisis, en el seno del PP balear, que comenzó con el malestar de muchos cargos del partido ante el veto a los imputados que anunció Bauzá en una entrevista a mediados de agosto. Sin embargo, fue Font quien lideró la oposición a esta medida que le afecta directamente, al estar imputado por el Plan Territorial de Mallorca desde hace 28 meses sin que se hayan dictado medidas cautelares contra él.  

El portavoz insular expresó en público sus discrepancias y hace 17 días envió una carta a Bauzá pidiéndole que reconsiderara su decisión. Su misiva quedó sin respuesta, aunque la unanimidad con la que la Junta Regional del partido avaló al presidente popular el pasado jueves ya era una contestación implícita: más allá de los apoyos en privado y los buenos deseos, Font estaba sólo a la hora de defender sus tesis. 

Ayer a las 9,30 de la mañana telefoneó a Bauzá para comunicarle una decisión que había adoptado sin "calentamientos" ni "nervios". El líder del PP no intentó hacerle cambiar de idea. Ahora, el grupo popular del Consell que, según los estatutos del partido, preside Bauzá aunque no forme parte de la institución insular, se reunirá lo antes posible para decidir quién sustituirá a Jaume Font como portavoz. En el partido se da por hecho que se tratará de alguien próximo a la línea oficial de Bauzá y muchas miradas apuntan hacia Rafael Bosch. 

Bosch es uno de los pocos miembros del grupo popular en el Consell que ayer no arroparon a Font en su comparecencia ante los medios de comunicación a las 11 de la mañana. La decisión del todavía portavoz popular se hará efectiva tras el próximo pleno del Consell, el 7 de octubre, y a partir de ese momento se dedicará a buscarse "la vida" y encontrar una salida laboral tras 27 años de dedicación a la política. Así, aunque su intención es acabar esta legislatura manteniendo su escaño y su puesto en el grupo popular del Consell, no descartó renunciar antes a los mismos si es necesario por motivos laborales. 

Font apeló en todo momento a la "dignidad" y admitió que la dirección popular le "insinuó" que podría tener un cargo tras las elecciones autonómicas del próximo año si cedía en su enfrentamiento con Bauzá. "Perdería mi dignidad si he defendido una postura y ahora me la comiera por un cargo", espetó Font para quien "eso sería plegarse a las órdenes de un partido, bajo el paraguas que representa el color de un partido, y perdería la dignidad".  

Respecto a la posibilidad de integrarse en otro partido, lo rechazó implícitamente al asegurar que estaba "cómodo" en el PP balear, a pesar de las cuestiones que le han "afectado" en las últimas semanas y de que sí se siente "incómodo" en determinados asuntos, como la línea de política lingüística que está impulsando Bauzá de distanciamiento del catalán y defensa del castellano. 

(www.diariodemallorca.es, 23/09/10)

EL VETO DE BAUZÁ A LOS IMPUTADOS ABRE UNA CRISIS EN EL PP BALEAR 

José Ramón Bauzá, líder del PP balear, siempre ha estado convencido de que uno de los motivos por los que resultó elegido fue para limpiar el partido, aunque poco podía imaginar que el 70 por ciento de los votos con los que ganó el congreso de los populares de las islas no serían suficiente aval como para impedir que se alzaran las espadas en cuanto pasara de las palabras a los hechos. La decisión de no incluir a imputados en las listas electorales del partido, aunque no existan medidas cautelares contra ellos, ha abierto una crisis en el momento en el que los afectados empiezan a recibir la comunicación de que quedan fuera del tablero del juego político.

 El agradecimiento a los servicios prestados sirve de poco, como ayer demostró Jaume Font, portavoz del PP en el Consell y el primero al que Bauzá le comunicó que no formaría parte de las candidaturas para las próximas elecciones. Font no tuvo pelos en la lengua y advirtió a Bauzá sobre la necesidad, a su juicio, de que reflexione sobre su decisión con el fin de que "lo que se quiere vender como un ejercicio de limpieza, no acabe escondiendo, en realidad, una caza de brujas disfrazada de renovación a la carta".

"Represento a muchos que piensan igual", insistió Font, imputado por el Plan Territorial de Mallorca. Mientras el portavoz insular del PP lanzaba su envite, a Bauzá se le abría un nuevo frente con el anuncio del diputado Miquel Munar de abandonar el partido y, "por coherencia", renunciar a su escaño. Los motivos de Munar también contradicen esa aparente calma interna que la nueva dirección popular deseaba trasladar a la opinión pública.

 El ya ex diputado –ayer mismo registró su renuncia en el Parlament– afirmó que no se sentía "identificado con el nuevo proyecto" del partido que representa Bauzá. "Me siento más identificado con un proyecto más abierto", dijo Munar, quien no está imputado.

Las reacciones y el riesgo de que la crisis aumente como una bola de nieve no hacen aflojar a Bauzá, quien ayer por la tarde sostuvo que la exclusión de imputados de las listas electorales del PP es una decisión "absolutamente" suya, "meditada" y "sin marcha atrás".

Sin embargo, la tesis que sostiene respecto a que se trata de una decisión propia también ha levantado ampollas entre los cargos afectados. El diputado Antoni Serra, imputado por el caso Palma Arena, afirmó ayer que aún está esperando la llamada del líder popular, a quien acusó de "utilizar" a los imputados del partido para "sacar rentabilidad a favor de su imagen".

 Serra explicó que él ya le había ofrecido a Bauzá dimitir y éste le pidió que no lo hiciera. Entonces le propuso autoexcluirse de las listas electorales, recibiendo idéntica respuesta. "Ahora, de manera innecesaria porque ya se lo ofrecí, dice que que si no vamos en las listas es porque él lo impone", criticó Serra.

 Agregó que también Joan Flaquer, salpicado en el caso Ibatur, había hecho la misma oferta a Bauzá con idéntico resultado. Flaquer no quiso efectuar declaraciones y se limitó a lanzar un interrogante, cuyo contenido coincide con las críticas de Serra: "¿A mí alguien me ha preguntado si quiero ir en las listas antes de decir que no seré incluido?". 

Esta claro que Bauzá ha pisado ya demasiados pies en su partido y todavía puede ir mas lejos si se cumple su objetivo de borrar la época de Jaume Matas a costa de retirar a un segundo y tercer plano a quienes fueron consellers en el Govern del ex president. El caso de Jaume Font puede resultar especialmente delicado para la estabilidad interna del PP, teniendo en cuenta su ascendencia en una parte de los cargos de la Part Forana.  

El portavoz popular en el Consell aseguró ayer que su intención es permanecer en las filas populares, si bien dejó claro que no está dispuesto a apartarse de la vida política. "Tengo más fuerza que nunca", sostuvo Font quien matizó que sus duras declaraciones no eran "un cuestionamiento al liderazgo de Bauzá" sino una "aportación en positivo". 

Sus palabras, sin embargo, motivaron reacciones en cadena a favor y en contra. Pere Rotger, adjunto a la presidencia del PP balear, se apresuró a calificar la decisión de Bauzá como "difícil y valiente", además de "compartida por muchos militantes y gran parte de la ciudadanía". Otros, como el alcalde Sant Antoni de Portmany, José Sala, calificó de "mala" la decisión de Bauzá quien, a su juicio, "debería analizar cada imputación por separado en vez de excluir a todos los políticos que estén imputados", ya que esto supondrá "prescindir de gente válida" y "no todas las imputaciones son iguales". 

(www.diariodemallorca.es, 08/09/10)

FONT AFIRMA QUE BAUZÁ LE HA ´CRIMINALIZADO´ DESPUÉS DE OFRECERLE SER CANDIDATO AL CONSELL ´CRIMINALIZARLE´

El portavoz popular en el Consell de Mallorca, Jaume Font, acusó ayer al líder del PP, José Ramón Bauzá, de "criminalizarle", al igual que al resto de los imputados del partido, al vetarles como candidatos para las próximas elecciones autonómicas. Para el dirigente popular, la decisión de Bauzá se fundamenta en "el pánico a una opinión pública y publicada" respecto al concepto de imputación como "un símbolo mágico de limpieza política", sin tener en cuenta cada caso ni la situación procesal.

En su caso, según reveló, se da la circunstancia de que Bauzá le había ofrecido ser el candidato del partido para el Consell, pero el presidente del PP dió marcha atrás coincidiendo con una entrevista que realizó a mediados de agosto en la que dejaba claro que no habría imputados en las listas electorales del partido. "La única razón que me dio es que las circunstancias habían cambiado", explicó ayer Font. Tanto habían cambiado que ofreció su rueda de prensa en el Restaurante Diplomàtic, frente a la sede del PP balear, al impedirle el partido comparecer en ella ante los medios de comunicación.

 Consideró que el president del Govern y líder del PSOE balear, Francesc Antich, es "más inteligente" que Bauzá al permitir que Xico Tarrés, imputado por el caso Eivissa Centre, sea el cartel electoral de los socialistas para su reelección como presidente del Consell de Eivissa.

 "Ocupo la primera silla de la oposición en el Consell y la tercera en el Parlament", resaltó Font dejando claro que no piensa dejar su puesto como portavoz del PP en la institución insular ni tampoco abandonar el PP. "Sólo quiero que mi presidente me escuche", añadió tras defender que "un partido democrático, abierto, integrado por personas y no por robots del poder no puede dejar de lado el factor humano", como a su juicio está ocurriendo con la decisión de Bauzá, al que pidió que reflexione al respecto.

Font, quien optó por leer un comunicado con sus críticas, acabó asegurando que su comparecencia ante los medios de comunicación no eran "un cuestionamiento del liderazgo de Bauzá", cuyo trabajo no pone "en duda". Tampoco es "una amenaza, ni un aviso a navegantes, ni una advertencia", sino "un ejercicio de discrepancia legítimo".

Font aseguró que añoraba "mucho" la "autonomía regional" que tenía el PP balear en la época de Gabriel Cañellas. Precisamente el rumbo del partido, el nuevo proyecto que representa Bauzá, es lo que ha provocado que Miquel Munar comunicara ayer su decisión de abandonar el PP y renunciar a su escaño en el Parlament. "No me identifico con este proyecto pero no quiero levantar ampollas, aunque está claro que tienen que ver con la forma de ver la política, con quiénes marcan las directrices, a quiénes se escucha", dijo Munar quien se integraba en el sector más moderado y regionalista del partido. El ex diputado formaba parte de quienes defendían que había que distinguir entre una imputación con medidas cautelares y una simple imputación antes de adoptar medidas.

Al igual que Font, el diputado Antoni Serra, imputado por el Palma Arena, también criticó las formas de Bauzá: "Parece que busca una posible rentabilidad para su imagen a costa de la dignidad personal y profesional de otros (los imputados del partido) y eso es innecesariamente doloroso, cruel y cínico", afirmó Serra respecto al líder del PP.

(www.diariodemallorca.es, 08/09/10)

EL FUTURO DE CAJAGRANADA ABRE UNA BRECHA EN EL SENO DEL PP 

La operación política liderada por José Antonio Griñán para involucrar a los partidos y agentes sociales en el impulso de una gran caja de ahorros de Andalucía ha tenido su primer tropiezo en la trastienda. Ayer, en la víspera de la reunión de hoy del presidente de la Junta y el líder de la oposición, Javier Arenas, para hablar de los pasos a seguir, el PP emergió con dos discursos distintos. El de la dirección de Granada, que defiende "a ultranza" la fusión fría -sistema de Protección Institucional (SIP)- que ha emprendido CajaGranada con otras entidades foráneas; y el de la dirección andaluza, que niega cualquier posición cerrada y se muestra dispuesta a negociarlo todo.  

Y es que uno de los elementos clave de la estrategia de la gran caja que señaló Griñán el pasado jueves en el Parlamento (esta vez sin retórica ni circunloquios) es precisamente sacar a CajaGranada del proceso en el que está inmersa e integrarla en el proyecto unitario, que pasa por la unión de Cajasol y Unicaja. Mientras que el secretario general de los populares andaluces, Antonio Sanz, vino a decir en Sevilla que su partido está abierto al diálogo y con buena disposición, el presidente granadino, Santiago Pérez, aseguró que la postura de Arenas es la "defensa a ultranza" de la fusión en curso de CajaGranada. Un portavoz de la dirección andaluza precisó más tarde que la "única opinión que vale es la de Antonio Sanz". 

Tales palabras son una desautorización en toda regla al líder del PP en Granada. "Quien habla en nombre del partido es Sanz, no hay ninguna posición a ultranza, todo habrá que negociarlo y no nos negamos a nada", añadió el portavoz del PP andaluz. 

Santiago Pérez, sin embargo, fue muy tajante y se condujo sin un atisbo de duda. En una conferencia de prensa, señaló: "La postura del PP es una inequívoca defensa de la actuación que el presidente [de CajaGranada, Antonio Jara] y los órganos de gobierno de la caja han tomado, de apoyo al SIP". "Es interesantísima la opción de expansión de la caja por el arco mediterráneo por lo que puede suponer para el conjunto de Granada y para Andalucía", agregó. Preguntado por cuál iba a ser la postura de Javier Arenas en la reunión de hoy con Griñán, Pérez insistió: "Su postura es esa. Es que Granada ha iniciado un camino y que es bueno para Granada". 

Según en el protocolo de la fusión fría con las cajas de fuera de Andalucía, la sociedad central se constituirá como un banco y estará en Madrid. La entidad líder será Caja Murcia, con un 39% de participación; seguida de Caixa Penedès, con un 27%; CajaGranada, con un 19,5%; y Sa Nostra, con un 14,5%. 

El coordinador de IU, Diego Valderas, quien se reunió ayer con Griñán en una primera ronda para hablar de la gran caja, dijo que la idea es que Unicaja y Cajasol planteen a CajaGranada un "atractiva fusión fría" que no pueda rechazar, y que se les explique a los ahorradores granadinos que no se le va a restar presencia ni protagonismo. "No queremos que Andalucía pierda una caja y que Madrid gane un banco; estoy convencido de que si se les preguntara a los ahorradores aceptarían mejor un SIP en Andalucía antes que uno de fuera", señaló. 

Respecto a la puja conjunta que supuestamente prepararan Cajasol e Unicaja por la entidad cordobesa Cajasur (intervenida por el Banco de España) para evitar que salga de Andalucía, el izquierdista aseguró que el presidente de la Junta la da por hecha. Valderas se mostró completamente de acuerdo con Griñán en que Andalucía necesita más "músculo financiero", aunque le demandó que abandone la neutralidad y apueste por la acción. "Hay que mandar el mayor nivel de mensajes al Banco de España y al FROB [Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria] para que Cajasur se quede en Andalucía", enfatizó. El coordinador de IU dijo que la decisión de participar en la subasta de manera conjunta va a depender de los consejos de administración de Unicaja y Cajasol, pero que si su formación pudiera aconsejarles les diría que "ése es el buen camino", y apuntó que sería un "peligro" que la entidad cordobesa cayera en manos privadas. 

También se entrevistó con el jefe del Ejecutivo la secretaria general del PA, Pilar González, que coincidió prácticamente en todos los planteamientos, ya que el hecho de que Andalucía cuente con una entidad financiera fuerte forma parte de la esencia de su partido. González dijo que había encontrado a Griñán muy "decidido" a que Cajasur no salga de Andalucía, si bien con CajaGranada dejó traslucir mayor preocupación. 

La gran caja única que promueve el presidente de la Junta se convertiría en la cuarta caja de ahorros española con 84.000 millones de euros en activos. El límite para que Unicaja y Cajasol presenten una oferta por Cajasur es el 8 de julio. 

Tras la reunión con Valderas y González, Griñán se verá hoy con Javier Arenas, y con el vicesecretario del PSOE, Rafael Velasco. Está previsto que el presidente se reúna esta semana con los líderes sindicales Manuel Pastrana y Francisco Carbonero. 

(www.elpais.com, 29/06/10)

LOS BARONES DEL PP VALENCIANO SE PELEAN ENTRE ELLOS 

La armonía entre los barones regionales, labrada especialmente cuando reventó el escándalo Gürtel y salpicó al presidente Camps, ya no es tal. Entre el máximo responsable del partido en Alicante, José Joaquín Ripoll, y el de Valencia, Alfonso Rus, han surgido más que diferencias. No sólo son de estrategia, también de tiempos políticos y de nombres. En el fondo está la posible dimisión del presidente Camps y la situación por la que atraviesa el PP regional. Los dos quieren estar situados en la rampa de salida de una posible renuncia del jefe del Consell y los dos barajan opciones para el relevo.  

El presidente de la diputación de Valencia, Alfonso Rus, postula a Vicente Betoret, su mano derecha. Pero Ripoll nunca transigiría con la operación, según fuentes próximas al presidente de la diputación de Alicante. Pese a valorar el consenso que estaría gestionando Rus en torno a la figura del alcalde de Vilamarxant, Ripoll cree que vuelve a ser la hora de sentar en el Palau a un alicantino. Baraja varios nombres, empezando por él mismo.  

Tampoco está de acuerdo Ripoll en los tiempos que marca Rus, de quien desconfía profundamente. Detrás de Rus está Rafael Blasco, el todopoderoso portavoz del grupo popular en las Cortes y conseller de Ciudadanía. Y en el PP alicantino entienden que quien ha cobrado especialmente protagonismo como estratega para capear la crisis generada por el caso Gürtel, no deja de ser un puntal indispensable para que el jefe del Consell pueda seguir aguantando. 

Ripoll no desea ir al rebufo de Rus a la hora de marcar los plazos. Piensa que al líder de Valencia aún le falta mucho recorrido político y que no puede fijar la estrategia ante una futura crisis del Consell en el caso de que Camps se siente en el banquillo de los acusados y que la dirección nacional les consulte. 

Con todo, el principal factor de distanciamiento entre Ripoll y Rus es el malestar del primero con el también alcalde de Xàtiva al sentirse traicionado en el pacto de caballeros que los tres dirigentes provinciales sellaron, a raíz de la crisis provocada por la rebeldía de Ricardo Costa, para marcar las distancias con Camps y llevar el peso de la organización. Lanzaron así un mensaje de tranquilidad a Madrid ante el hipotético desgobierno en el partido y, de paso, sindicaron sus intereses. No tardó Ripoll en sentirse estafado por Rus cuando pudo comprobar que mientras que él ha seguido marcando distancias, el presidente de Valencia se ha prestado a acudir a todos los actos de reafirmación de Camps. Mientras que Ripoll no acudió al comité regional del PP en el que se cerraron filas en torno al presidente cuando el Supremo levantó e archivo de la causa de los trajes, Rus estuvo aplaudiendo en primera filas. 

Otro factor de disenso entre barones se llama Carlos Fabra. El líder de Castelló, cuyas ramificaciones en la dirección nacional popular, tanto con el aznarismo como con el marianismo, son conocidas, ha retomado sus contactos con los máximos dirigentes nacional y valencianos tras la larga enfermedad que lo postró en un hospital de Madrid. Fabra se enfrenta a un juicio con jurado popular por cohecho, tráfico de influencias y fraude fiscal. Y ya aborda las entretelas del partido e influye en las decisiones pese a su reclusión en el domicilio familiar de Madrid. 

En su convalecencia ha hablado en numerosas ocasiones con Mariano Rajoy, quien incluso ha llegado a visitarle. Sus relaciones son fluidas. Rajoy aprecia la experiencia de Fabra y tiene en cuenta sus análisis de la situación valenciana.  

La toma de contacto de Fabra, aún a medio gas, con la actividad política partidista, ha acabado por torcer las relaciones entre Ripoll y Rus, quienes apenas habían informado al líder provincial de Castelló de sus intereses y sus plazos.  

El presidente de la Diputación de Alicante, José Joaquín Ripoll, hizo ayer un gesto de aproximación a Fabra al calificar de "absolutamente injusto" que la instrucción judicial a se haya prolongado durado seis años ya que en este periodo se le ha hecho "daño". Preguntado por la decisión del juez de Nules de transformar en procedimiento para juicio las diligencias abiertas por el caso Fabra, Ripoll lamentó que esta decisión coincida "en un momento en el que la salud física no acompaña" al dirigente del PP, que está de baja por enfermedad. Tras lanzar "un mensaje de apoyo para que salga del problema físico", Ripoll comentó que "por fin" se va a celebrar un juicio. "Por fin sabremos lo que ocurre y en base a las decisiones judiciales se tomarán las correspondientes medidas. No sólo las judiciales sino las políticas que puedan acompañar a las judiciales", advirtió. 

(www.levante-emv.com, 04/06/10)

CAMACHO FULMINA A LA DIRECCIÓN LOCAL DEL PP EN SANT CUGAT

La junta directiva del Partido Popular de Sant Cugat del Vallès arremetió contra la dirección del PP de Cataluña por la creación de una gestora que dirigirá la agrupación municipal. Esta decisión supone la destitución de las personas que hasta ahora gestionaban el partido a nivel local. El motivo oficial son las dificultades económicas que atraviesa el grupo popular en Sant Cugat. La hasta ahora presidenta del PP de la ciudad, Ana María Torrijos, denunció que la decisión de nombrar una gestora la ha tomado de forma "unilateral" y "dictatorial" la dirección del PP catalán, encabezada por Alicia Sánchez-Camacho. "Este sorprendente hecho nos trae a la memoria tiempos de oscurantismo, del ordeno y mando", sentenció la junta local a través de un comunicado.

Torrijos aseguró que la dirección del partido les comunicó el 12 de mayo la decisión de crear una gestora y que iría "un grupo de personas a sanear la economía del partido". La ex presidenta comentó que el grupo municipal atraviesa una mala "situación económica heredada" de la anterior junta local, presidida por Berta Rodríguez, que fue relevada el año pasado.

Por su parte, fuentes de la dirección aseguraron que el objetivo de la gestora es dar un impulso al partido en la ciudad vallesana en las próximas elecciones municipales.

(www.elpais.com, 03/06/10)

EL DIPUTADO FALTÓN CARGA AHORA CONTRA EL COMPORTAMIENTO "HISTÉRICO" Y "HORTERA" DE SU COMPAÑERA VILLALOBOS 

El portavoz adjunto del PP en la Asamblea de Madrid, Juan Soler-Espiauba, aprovecha el vídeo de Celia Villalobos gritándole a su chófer para ajustar viejas cuentas pendientes con su compañera de partido. Así, en un artículo alojado en su blog, tacha de “despropósito desagradable, hortera y contrario a la más elemental norma de convivencia” el “histérico y gritón insulto” que en su día dedicó a Esperanza Aguirre, y prescribe a la diputada malagueña “buena educación”. Todo ello en un texto en que subraya la “más que mediana edad” de Villalobos y le recuerda también su “breve” y “discutible” paso por el Ministerio de Sanidad. Soler es el mismo diputado que se ha dedicado a usar su blog para tachar de trepas o limitados a sus compañeros Uriarte y Oyarzábal o para acusar al mundo del cine español de practicar una “felación” a Zapatero.  

Soler-Espiauba se refiere en su blog a las imágenes de 2007 recuperadas estos días por El Intermedio para bromear sobre  “ejemplar” Celia Villalobos “en actitud elegante y educada llamando a su conductor en un sitio tan discreto como el patio entre edificios del Congreso”.

“Más que mediana edad” cuando él era joven

A la hora de repasar el currículum de Villalobos, el portavoz adjunto del PP en la Asamblea regional hace hincapié en que hace tiempo que dejó de ser joven: “Fue Chica Jesús Hermida y se hizo famosa (…) luego alcaldesa de Málaga. Los de mi edad la recuerdan con simpatía en la lontananza de nuestra juventud y su más que mediana edad”. También reseña su “breve” y “discutible” paso por el Ministerio de Sanidad.

Cuentas pendientes por el insulto a la jefa

El diputado de Aguirre reconoce cuentas pendientes con Villalobos por el insulto que le lanzó a su jefa en el fragor de la batalla por el liderazgo del PP, el famoso “hija de puta”. Así, tacha de “despropósito desagradable, hortera y contrario a la más elemental norma de convivencia, su histérico y gritón insulto a la mejor mujer política de la democracia actual, del 77 para acá, en la entrada del primer Comité Ejecutivo Nacional del Partido Popular posterior a las Elecciones Generales del 2008”. Villalobos está casada con Arriola, el principal estratega electoral del PP, y al que un sector del partido culpa de las dos derrotas de Rajoy en las generales.

Lección válida para octogenarias

Según Soler-Espiauba, “la buena educación, las buenas maneras, las normas, las liturgias, los protocolos, son muy importantes en la vida política”, explica que él lo aprendió en FAES y que espera que “alguien más lo aprenda algún día” aunque “sea octogenaria”.

La educación que da la FAES

Este político educado en FAES y que ahora se burla de la edad de Villalobos es el mismo que presentó como trepas y limitados a dos de sus compañeros, Uriarte y Oyarzábal, o el que usó su blog para insultar y descalificar al cine español.  

www.elplural.com 29.05.10  

QUERELLA CONTRA ÁLVAREZ CASCOS POR PRESUNTAS CALUMNIAS A LOS POLICÍAS QUE INVESTIGAN LA GÜRTEL 

Tras la querella contra María Dolores de Cospedal por acusar al Gobierno de espiar a su partido, una nueva denuncia intenta que las acusaciones de miembros del Partido Popular no salgan gratis. En esta ocasión el turno le ha tocado a Francisco Álvarez Cascos, ex secretario general de la formación, a quien una asociación ha denunciado por un presunto delito de calumnias contra funcionarios públicos, al calificar de “camarilla de la policía judicial” a quienes investigan el caso Gürtel y acusarles de “preconstituir pruebas”. 

La asociación Preeminencia del Derecho ha presentado ante el Juzgado de Guardia de Madrid una denuncia contra Álvarez Cascos por un presunto delito de calumnias contra funcionarios públicos, que habría cometido al calificar de "camarilla de la policía judicial" a los funcionarios de la Comisaría General de Policía por su actuación durante la investigación de la trama de corrupción Gürtel, según informa Europa Press.

Podría ser “calumnia”

La denuncia incluye una reseña periodística en la que se da cuenta del intento de la propia Policía de actuar contra Álvarez Cascos y añade que las palabras que éste dirigió el pasado 4 de abril a los funcionarios de la unidad de blanqueo y delincuencia económica por su trabajo en la operación Gürtel pueden ser constitutivos de delito porque el mandatario les atribuyó un acto de falsificación de documentos". "Hecho gravísimo que, de no ser cierto y resultar probado, es calumnia", añade el escrito.

“Preconstituir pruebas”

En concreto, Álvarez Cascos señaló durante una entrevista radiofónica que "hay una camarilla de la policía judicial, instalada en Canillas, dedicada a preconstituir pruebas". "En mi caso -añadió-, claramente dedicada a preconstituir una prueba falsa. De eso doy testimonio en primera persona. Y como eso hay más. Y puede haber mucho más". La denuncia añade que las declaraciones, al estar referidas a funcionarios públicos, son perseguibles de oficio, a diferencia de cuando se dirigen contra particulares en que son los agraviados los únicos legitimados para denunciar.

Petición de investigación interna

Por otro lado, Preeminencia del Derecho, que preside el letrado murciano José Luis Mazón, ha pedido a la Fiscalía General del Estado que abra una investigación sobre los fiscales de Madrid que, según una información periodística publicada hoy, se negaron a poner querella contra Álvarez Cascos tras recibir una comunicación de los policías afectados, "ya que la denuncia de los delitos por los fiscales no está sometida al principio de oportunidad o voluntarismo sino que resulta reglada y habiendo indicios de delito deben de proceder". 

www.elplural.com 28.05.10

EL PORTAVOZ ADJUNTO DEL PP ACUSA A COBO DE TENER LA INTELIGENCIA NUBLADA 

"Los blogs los carga el diablo", sostiene el diputado autonómico del PP Juan Soler. Y tanto, porque el suyo anda disparado desde hace un par de días. El portavoz adjunto del grupo popular en la Asamblea de Madrid publicó el pasado jueves unas polémicas reflexiones en su bitácora. Arremetió con dureza contra dos compañeros de partido por no opinar como él. El domingo tuvo que rectificar, pero a medias. Por el camino lanzó nuevas ofensas. 

El asunto se encendió el pasado jueves, cuando llamó trepas a Iñaki Oyarzabal, secretario general del PP Vasco, y a Nacho Uriarte, presidente de Nuevas Generaciones, por defender al juez Baltasar Garzón y al presidente del Congreso, José Bono, respectivamente. "Tanto Uriarte como Oyarzabal son personas que han trepado a puestos de responsabilidad dentro del PP con una formación académica, política y cultural digamos que limitada", escribe Soler. El parlamentario madrileño agregó con cierta condescendencia: "Salgo en su defensa porque no se trata de transfuguismo político, sino de carencias evidentes y perdonables". 

El ácido comentario no pasó inadvertido. Levantó gran revuelo en su partido por su crudeza. Por eso, el diputado regional volvió a reflexionar. Esta vez para pedir disculpas. Pero sólo a Oyarzabal. Ni rastro de Uriarte. 

El domingo, Soler matizó su comentario anterior. Pero, entre disculpa y disculpa, Soler aprovechó para deslizar que Manuel Cobo, vicealcalde de Madrid (PP), tiene "la inteligencia nublada, absolutamente cerrada, por el odio que dispensa a Esperanza Aguirre". El diputado autonómico, férreo defensor de las tesis de la presidenta regional, quiso diferenciar su ofensa a Oyarzabal y Uriarte con las palabras que Cobo expuso contra Aguirre en una entrevista en EL PAÍS y por las que ha sido suspendido temporalmente de militancia. 

Soler ha tenido varias salidas de tono. Puso cara a la voz más áspera del PP en la comisión sobre el espionaje político en la Comunidad de Madrid. Hace un par de semanas acusó al rector de la Complutense, Carlos Berzosa, de "no ser un gestor precisamente competente y querer ocultarlo tras el escándalo que supone que haya recibido una serie de empujones". 

(www.elpais.com, 20/04/10)

EL INTENTO DE RUS DE CONTROLAR NUEVAS GENERACIONES GENERA TENSIÓN EN EL PP 

El anuncio del presidente provincial del PP de Valencia, Alfonso Rus, de impulsar la renovación de Nuevas Generaciones (NN. GG) de la provincia de Valencia generó ayer malestar en la dirección regional y entre algunos sectores de la organización juvenil por lo que consideran una maniobra para controlar a los cachorros del PP. Rus, que apadrina a Belén Hoyo al frente de los jóvenes populares, se descolgó el pasado martes con la noticia de que iba a solicitar al presidente nacional de NN GG, Nacho Uriarte, que convoque el congreso para renovar una ejecutiva que está en precario desde que hace dos años dimitió José Luis Bayo.  

Los estatutos marcan que la convocatoria de congresos corresponde al presidente provincial de NNGG y la ratifica, primero, la organización juvenil regional; y luego, la nacional. Rus ha aprovechado el descabezamiento de la organización para, puenteando a la regional, pedir a Madrid que abra el proceso. El movimiento ha pillado por sorpresa al equipo de Camps en la calle Quart en cuya hoja de ruta estaba culminar el proceso antes de 2010, pero bajo su tutela. Sin embargo, fuentes cercanas a Rus aseguran que el líder provincial tiene luz verde del presidente Camps y precisan que por motivos excepcionales la convocatoria puede partir desde Madrid.

El mandato de los órganos directivos de las juventudes tanto a nivel provincial como regional caducó hace años. La mayoría de sus responsables, incluida la presidenta regional de NN GG, Verónica Marco, afín al conseller Serafín Castellano, superan con creces los 28 años, edad tope que fijan los estatutos para formar parte de las organización juvenil. También supera la treintena el sustituto provisional de Bayo, el diputado César Sánchez que, para más inri, es alicantino.  

El PPCV ha congelado los congresos consciente de que estos procesos en las organizaciones juveniles son siempre conflictivos. De hecho, en Valencia más de uno está dispuesto a presentar batalla a la candidata de Rus. La guerra entre campsistas y zaplanistas y la crisis en el partido por el caso Gürtel ha bloqueado la renovación. Fuentes del PP indicaron que la decisión de Rus de "ir por libre" podría generar conflictos en cadena, ya que el barón de Alicante, Joaquín Ripoll, podría seguir sus pasos. 

El presidente de la Diputación de Valencia y líder del PP en la provincia, Alfonso Rus, aseguró ayer que el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, "siempre da la cara" e instó al PSPV a "pedir perdón a Camps por haberle insultado a él, y a toda su familia". Rus se pronunció así en un comunicado respecto a las declaraciones del secretario de Organización del PSPV de la provincia de Valencia, Rafael García, quien afirmó que el barón provincial "se distancia" de Camps y "cuestiona abiertamente la gestión del jefe del Consell porque sabe que está acabado políticamente". Con estas declaraciones, el socialista abundaba en las reflexiones hechas el día anterior por Rus sobre la importancia de que los responsables políticos cuando se equivoquen lo reconozcan.  

Rus hizo también autocrítica al indicar que el PP quizás no había explicado suficientemente a la opinión pública las noticias relacionadas con el caso Gürtel. Para Rafael García, en realidad, Rus sólo está preocupado por competir con su homólogo alicantino, Joaquín Ripoll, por "tener protagonismo y sacar pecho" mientras la cúpula regional del PP "sigue escondida". En su ?réplica, el presidente de la ?Dipu?tación de Valencia tildó de "totalmente absurdas" las afirmaciones del responsable socialista y criticó que el PSPV es "un partido sin recursos que lo único que hace siempre es faltar a la verdad y al respeto de las personas". Y les emplazó a "dejar de mentir y ponerse a trabajar". 

(www.levante-emv.com, 15/04/10)

DUELO SICILIANO EN EL PP DE XÀBIA 

Amenazas de muerte, denuncias ante la Guardia Civil, detenidos... Con este telón de fondo de ribetes sicilianos, los militantes del PP de Xàbia eligen hoy en asamblea a su líder de los próximos años entre el actual presidente, el campista Juan Moragues, y el ripollista Juan Crisóstomo. Y lo harán en un clima muy tenso después de que Moragues denunciara al sobrino del propio Crisóstomo, José Luis Cardona y a otro militante del PP, Antonio Llidó, por amenazarle de muerte para que desistiera de presentarse a la relección. 

En la denuncia Moragues asegura que Cardona le dijo: "Eres un hijo de puta que llevas veinte años de concejal y ya te has hecho rico, así que déjanos a nosotros ahora ganar dinero, que ahora le toca a mi tío ser el presidente y a mi primo [refiriéndose a otro militante del PP] el alcalde". Por si fuera poco, el sector de Moragues denunció ayer que la lista de Crisóstomo contiene cinco personas no afiliadas al PP. El comité electoral analiza si va a impugnar esta lista. 

Los que más conocen a Moragues dicen que nació para ser alcalde de su pueblo. Y lo fue entre 1991 y 2005, durante 12 años en dos periodos diferentes, como líder del PP y también al frente de un nuevo partido, Ciudadanos por Xàbia, que fundó cuando se enfrentó al actual Síndic de Greuges, José Cholbi, su padrino en la sombra, con el que volvió a hacer las paces en 2003 regresando al PP. Moragues es astuto para hacer y deshacer alianzas: desde hace meses es el principal socio de gobierno del actual alcalde, el nacionalista Eduardo Monfort, su gran enemigo en las urnas durante dos décadas. Así que Moragues, como casi siempre, continúa en el poder.  

Ha compaginado su cargo público con su actividad como promotor hasta el punto de que su mercantil, Moragues Pons, realizó PAIs mientras él era alcalde. Más "moraguista" que "campista", ha logrado ahora unir a varias familias de la derecha para hacer frente a la amenaza que supone el desembarco del ripollismo en Xàbia, con la promesa de que si es presidente no será alcalde. 

Y Juan Crisóstomo, más conocido como Pachanca, desarrolló una polémica cartera de negocios sobre todo en el sector sanitario gracias al PP. Fue diez años presidente de la Cruz Roja, entidad que abandonó después de que una auditoría detectara irregularidades contables y desvíos de dinero. Después participó en la constitución de la asociación Amigos Europeos de Jávea, dedicada al transporte sanitario, y explotada por SOS Xàbia Ambulancias SL, pero que sólo vende y alquila automóviles y embarcaciones.  

Amigos Europeos firmó suculentos acuerdos con el Ayuntamiento para prestar asistencia sanitaria como el de 2005, negociado con las ediles del PP Ana Vasbinder y Pepa Fuster y que supuso un negocio redondo para la empresa, que no sólo se embolsó los 72.000 euros anuales contemplados en el convenio sino otros 78.000 euros por horas extras. 

La asociación imparte cursos de socorrismo a pesar de que no estar homologada para esta actividad por la Generalitat aunque no es obstáculo para gestionar la piscina municipal de Benitatxell. Crisóstomo es, además, administrador único de una firma de seguros con la misma sede social que Amigos Europeos. Sus buenas relaciones empresariales y familiares lo han convertido en el líder del sector del PP de Xàbia que aspira a acabar con la eterna hegemonía de Moragues. Y los ripollistas alicantinos quieren conquistar una plaza hasta ahora reservada a la gente de Camps. Algunos dirigentes del PP de Alicante han intentado paliar los catastróficos efectos de la participación de su sobrino en las amenazas a su rival campista asegurando que todo es un montaje de este último. El duelo está servido. 

(www.elpais.com, 09/04/10)

AMENAZAS DE MUERTE EN LA BRONCA DEL PP ALICANTINO 

El pulso por controlar el PP de Alicante entre los afines al presidente provincial, José Joaquín Ripoll, último exponente del zaplanismo, y los partidarios del líder valenciano, Francisco Camps, alcanzó cotas insospechadas en Xàbia el pasado domingo. El candidato campista, el ex alcalde Juan Moragues, denunciará hoy ante la Guardia Civil el intento de agresión por parte de dos personas que se introdujeron en su casa y le amenazaron de muerte si persistía en su intento de presentarse a la asamblea del 9 de abril para elegir al presidente local del partido. 

Los hechos tuvieron lugar sobre las 23.30, poco después de que Moragues y su esposa llegaran a su domicilio en Xàbia. Las dos personas, a las que el candidato campista conocía, llamaron a la puerta, entraron y mantuvieron con él una fuerte discusión, durante la que le amenazaron con "consecuencias mortales" si mantenía su candidatura. 

Desde hace meses, el PP de Xàbia, que ha aumentado en 400 nuevos afiliados, está profundamente dividido por la batalla entre los dos candidatos a la presidencia local.           

(www.elpais.com, 06/04/10)

AGUIRRE CORRIGE A LA CÚPULA DEL PP Y PIDE EL CESE DE COBO

La presidenta madrileña dice que "el reglamento debe cumplirse" y el vicealcalde tiene que abandonar la portavocía municipal

Al PP de Madrid no le basta con que el vicealcalde de la capital, Manuel Cobo, haya sido suspendido de militancia durante un año después de criticar a Esperanza Aguirre en una entrevista. La segunda parte de la batalla pasa por conseguir que la mano derecha del alcalde Alberto Ruiz-Gallardón deje de pertenecer al grupo municipal popular en el Ayuntamiento de Madrid y que, por tanto, abandone la portavocía.

Unos planes que no contempla la dirección nacional del partido. El miércoles, la propia Aguirre saltó al terreno y recordó a la cúpula conservadora lo que Francisco Granados, su consejero de Presidencia, lleva exigiendo hace ya una semana. Es decir: que el reglamento de los grupos municipales del PP "especifica que la pérdida de condición de militancia determina la salida del grupo".

Con estas palabras, la líder del PP de Madrid intentaba dar un toque de atención a la dirección nacional de su partido. Días antes, Ana Mato, vicesecretaria de organización, había asegurado que Cobo es un "magnífico portavoz municipal" y que seguirá en este cargo puesto que la sanción del comité de derechos y garantías no decía lo contrario. Y porque "el alcalde y el grupo municipal", a quienes, en última instancia les correspondería una decisión de este tipo, ya decidieron hace meses la continuidad de Cobo.

Los conocimientos de Mato

Consciente de que sus palabras podrían ser interpretadas como una desautorización a Mato, Aguirre reconoció que esta "no tiene por qué conocer este reglamento". Pero que "hay un reglamento y el reglamento, como los estatutos, tiene que cumplirse". Dijo, además, que hacía estas declaraciones "sin la menor animadversión".

No obstante, no pasa inadvertido que las fricciones entre Comunidad y Ayuntamiento de Madrid son algo a lo que Mariano Rajoy ya está acostumbrado. La última polémica es precisamente la de la entrevista en la que Cobo señalaba, entre otros asuntos, que lo que la gente de Aguirre estaba haciendo con Rodrigo Rato en Caja Madrid era "de vómito".

La del miércoles fue la entrada en escena de Aguirre para reivindicar que Cobo no puede seguir siendo portavoz del grupo municipal conservador en el ayuntamiento. Pero ya el mismo día en el que se hacía pública la sanción para el vicealcalde, Granados, secretario general del PP de Madrid, propuso que Ana Botella, delegada de Medio Ambiente en el ayuntamiento, sustituyese a Cobo.

A vueltas con el artículo

Para ello, durante toda esta semana, Granados ha sido muy insistente en la idea de que "los reglamentos del PP están para aplicarse y no al albur de lo que un grupo municipal decida". Incluso ha llegado a leer públicamente el artículo 28.4 del reglamento sobre los grupos municipales: "La pérdida de la condición de afiliados al PP producirá automáticamente su exclusión del grupo municipal".

Fue el pasado 29 de octubre cuando el grupo municipal en el Ayuntamiento de Madrid votó el posible cese de Cobo como portavoz. De los 32 miembros presentes, 13 votaron a favor, por lo que la propuesta fue rechazada. En este episodio se basa la dirección nacional del PP para dar el asunto por zanjado.

Pese a que los equipos de Rajoy y Gallardón coinciden en que ante esta cuestión "no cabe más debate", los aguirristas no están dispuestos a dar su brazo a torcer.

En el entorno de la presidenta aseguran que la pelota está en el tejado del alcalde, que debe dar un paso al frente y cesar a Cobo. "Si no lo cesa, será el vicealcalde el que incumpla el reglamento", destaca un dirigente del PP madrileño. Algo que, según reconocen en el círculo de Gallardón, no pasa por la cabeza del alcalde ni ha exigido Mariano Rajoy.

De hecho, en más de una ocasión, el regidor madrileño ha respaldado a su mano derecha y ha destacado su "profunda lealtad al PP".

En la dirección nacional del partido recuerdan que Mato "simplemente" aludió a que la sanción del comité de derechos y garantías no contempla la expulsión del grupo municipal y que la decisión, en todo caso, no corresponde al PP de Madrid.

Manuel Cobo es uno de los cargos del PP que ha denunciado haber sido víctima de la supuesta trama de espionaje realizada por agentes a sueldo de la Comunidad de Madrid.

www.publico.es 01.04.10

El PP nacional respalda a Cobo y desautoriza a Granados

Ana Mato sostiene que el vicealcalde seguirá siendo el portavoz municipal

El Partido Popular tiene un problema interno en Madrid que parece no saber cómo zanjar. La guerra entre aguirristas y gallardonistas, partidarios de la presidenta de la Comunidad o del alcalde de Madrid, es evidente y aprovechan cada oportunidad para meter el dedo en el ojo al contrario. Ayer la vicesecretaria de Organización del PP nacional, Ana Mato, participó en un acto en Madrid y se atrevió a tomar partido en la batalla entre ambos bandos.

El pasado miércoles se conoció que el Comité de Derechos y Garantías de la formación conservadora castigaba al vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, con un año de suspensión de militancia por sus declaraciones en una entrevista a EL PAÍS en las que cargaba contra Esperanza Aguirre. La mano derecha del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón aseguró entonces: "Lo que está haciendo la gente de Aguirre con Rato es de vómito" y "Montaron una gestapillo para espiarme".

Tras conocer la sanción, el entorno próximo a la presidenta regional no tardó en reclamar en público que Cobo abandonara la portavocía del grupo popular en el Ayuntamiento de Madrid. El consejero de Justicia e Interior, Francisco Granados, y un par de concejales aguirristas del Consistorio pidieron, además, que el vicealcalde fuera expulsado del grupo popular mientras durara la suspensión de militancia.

La vicesecretaria de Organización del PP, Ana Mato, la encargada de enfriar los ánimos. Mato aseguró que Cobo seguirá siendo portavoz en el Ayuntamiento "salvo que haya una decisión contraria" del Comité de Derechos y Garantías del PP, que "no está pedida, ni reclamada ni solicitada", según informa Efe. "El Comité no dijo absolutamente nada en su resolución que tuviera que ver con la portavocía del grupo municipal", recordó la vicesecretaria de Organización del PP.

Mato precisó que la decisión sobre el futuro de Cobo corresponde "al alcalde y al grupo municipal". Y concluyó: "El grupo municipal decidió con su votación que [Manuel Cobo] era un buen portavoz y que debería seguir".

Con sus manifestaciones la dirigente del Partido Popular nacional, próxima al presidente, Mariano Rajoy, respalda al vicealcalde y desautoriza a Granados. Además, lanza un mensaje al entorno de Esperanza Aguirre para dejar pasar el tema y evitar que se agrande la brecha entre aguirristas y gallardonistas.

El vicealcalde aseguró que acatará la decisión adoptada por el PP, aunque dijo que no le gusta "estar suspendido ni un solo día".

www.elpais.es 28.03.10

Zaplana juega con Camps

Si la publicación de este artículo no provoca, por el mero hecho de salir, un cambio de planes, el próximo martes el ex presidente Zaplana se reunirá a almorzar en Alicante con un grupo de ex altos cargos de sus gobiernos a los que unen, al menos, tres características en común: su lealtad hacia quien les llevó hasta puestos de relevancia en la Administración autonómica valenciana o en el PP, primero y principal; su desprecio político por el actual inquilino del Palau, segundo, pero con la misma intensidad; y, tercero, el hecho de que ninguno de ellos esté ya en activo o, al menos, en puestos de relevancia, bien porque los liquidó Camps, bien porque ellos mismos se dieron el piro en cuanto que el susodicho y Zaplana empezaron a tarifar, o sea, en el intervalo que va desde más o menos cinco minutos antes de que Zaplana le regalara la presidencia de la Generalitat a Camps en 2003 hasta cinco minutos después de que Zapatero le ganara a Aznar (Rajoy sólo era el que pagaba los platos rotos) las elecciones generales de 2004 y Zaplana pasara de vicepresidente in pectore a diputado. Portavoz, pero diputado. Nada que repartir.

No crean, de todas formas, que se trata de una mera reunión de viejas glorias que acuden a rememorar batallitas. Entre los convocados hay gente que, por muy fuera que esté de juego, aún porta en la faja faca suficiente como para destripar a alguno si se lo mandaran (caso de Juan Manuel Cabot, antecesor de Ricardo Costa en la vicesecretaría general); otros cuya trayectoria, antes y después, les confiere todavía voz y audiencia suficiente como para poner en más de un compromiso al campista más pintado (hablo, verbigratia, del ex director general de Salud Pública, Bartolomé Pérez Gálvez), e incluso está el, muy a su pesar, nuevo juez mediático del firmamento de estrellas de la Audiencia Nacional: Eloy Velasco, el magistrado al que Chávez ha considerado nada menos que miembro de la mafia de Aznar. O sea, que tampoco es que sean cuatro mataos los que van a compartir mesa y mantel con Zaplana.

Tampoco es una conjura. Aclarémoslo cuanto antes: Zaplana no está, ni tampoco se le espera. Después de haber sido señor de horca y cuchillo en la Comunidad Valenciana durante dos legislaturas, las que él quiso; haberse coronado antes de ello alcalde de Benidorm mediante la misma trampa, ni más ni menos, que años después ha utilizado el PSOE; haberse hecho más tarde con los resortes mediáticos de Madrid como ministro portavoz y haber sido, en el tramo que probablemente peor recuerdo le ha dejado de su carrera, portavoz del grupo parlamentario del PP ya en la oposición; después de eso, digo, y de haber pasado luego al envidiable estatus de maharajá, con sueldo multimillonario a cargo de Telefónica y contactos de lujo tanto con los actuales inquilinos de la Moncloa (las vueltas que da la política) como con la anterior nomenklatura popular, la que encabeza aún Aznar y no deja vivir a Rajoy; con ese historial, les explicaba, y la vida que ahora lleva, Zaplana no tiene intención alguna de volver a jugar en política, y mucho menos aquí. Una cosa es que el día que cayese Camps Zaplana moviera Roma con Santiago para conseguir que se decretara fiesta de guardar y otra, distinta, es que esté en el tejemaneje de la pelea interna, que le aburre aún más de lo que le aburre a los lectores.

No. No va de conspiraciones la cosa. Tampoco es que Zaplana esté ya en condiciones de organizar saraos como el plante de diputados que se diseñó una noche de verano en el chalé de Julio de España, tan zaplanista entonces como campista ahora, y que por poco provoca un escándalo nacional. De lo que va es de jugar. De jugar con Camps. De meterle presión, sólo por divertimento. Porque saben que se pone nervioso y estas cosas le afectan. Por eso no han buscado ningún figón recóndito para conjurarse, sino que han reservado en uno de los restaurantes más céntricos y con más solera de Alicante, para que los vea todo el mundo. Total, los que acudan (la lista no estaba ayer aún cerrada) lo harán simplemente a celebrar la Semana Santa, que creyentes son, aunque no crean de la misma forma que Camps, y a echar unas inocentes risas. ¿Que algunas de ellas serán sobre lo que el día 5 pueda saberse o no de la parte de Gürtel que sigue en Madrid? Pues fijo. Pero todo muy sin maldad. Seguro que a Camps no le desean más, en estos días de crucificados y procesiones, que que tenga una buena Semana de Pasión.

Si de Zaplana hay algo que no se puede negar es la habilidad, el instinto político. Sabe que no necesita más que venir a Alicante a comer y reunir a unos cuantos, para poner en evidencia a Camps. Ahora que Camps se deja ver más fuera que dentro, él viene cada vez más por la que fue su casa. Ahora que Camps le huye a los micrófonos, él no rechaza ni una sola pregunta, como cuando una redactora de una emisora de radio le preguntó el viernes si sabía que en el sumario del caso Matas figuraba un conversación entre él y el ex presidente balear y Zaplana, lejos de salir corriendo, chuleó a la periodista contestándole: «Es imposible que haya una grabación mía con Matas... tiene que haber no menos de setecientas». Ahora que Camps, que hizo embajador de la Comunidad a Matas, así que tampoco puede utilizar las trapacerías del balear contra su propia «bestia negra», ni siquiera puede mentarlo mientras lo suyo esté también bajo mirada judicial; ahora que Camps, decía, está más pendiente de lo que diga el Supremo sobre si tiene que sentarse o no en el banquillo por el caso de los trajes, que de gobernar, ahí tienes a Zaplana lamentándose todos los días de la doliente situación en que se encuentra la Comunidad Valenciana, última en todos los rankings y haciendo sinceros votos porque este caliz pase cuanto antes. Ahora que Camps atiza en los medios la división del PSPV, llega Zaplana a subrayar aún más la guerra civil del PP. Así que de eso va la comida. Ni siquiera Ripoll ha sido invitado. Ni una excusa para la queja. Sólo es jugar, nada de maniobras. ¿Para qué? Basta con lucir palmito. Y recordarle a Camps que él, Zaplana, es su muela del juicio y ni con tenazas se la va a sacar. No es odontología. Se llama venganza. Y se sirve fría y en pequeños sorbos. Una simple comida, por ejemplo.

http://www.levante-emv.com/opinion/2010/03/28/zaplana-juega-camps/691294.html

LA SANCIÓN DE COBO REABRE LA FISURA EN EL PP DE MADRID 

Primero ha sido el secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, quien ha cuestionado la permanencia en el cargo de Manuel Cobo, que ayer fue sancionado por el partido con un año de suspensión de militancia por sus declaraciones en una entrevista en EL PAÍS, en la que cuestionó duramente a la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, y su gestión del partido. 

Granados ha tirado del reglamento interno del partido en Madrid para justificar la tesis de que Cobo debería estar fuera del grupo municipal, una vez sancionado oficialmente. Ha citado expresamente el artículo 28.4 del reglamento de organización y funcionamiento de los grupos municipales. "Lo que a partir de ahí decida, no el alcalde, sino el grupo municipal, no es algo a lo que me quiera adelantar", ha dicho, informa Efe. Granados añadió que Ana Botella reúne las características necesarias para ocupar los cargos de Cobo. 

Sin embargo, desde el Ayuntamiento de Madrid, un portavoz ha recordado que el vicealcalde cuenta con el respaldo del alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, quien ha dicho reiteradamente que lo mantendrá en los cargos de su confianza, como vicealcalde y como portavoz del grupo. Además, desde el equipo de gobierno municipal recuerdan que hay otros ediles con responsabilidad que no tienen carné de militante del PP, como Alicia Moreno o Juan Bravo. 

La otra voz en contra de la continuidad de Cobo ha sido la del concejal popular Ángel Garrido, que ha defendido la tesis de que, según la normativa interna del PP de Madrid, Cobo debería estar ya fuera del grupo municipal. "El reglamento en vigor dice que se produce la exclusión automática y, por tanto, Cobo ya no es afiliado, ni portavoz, ni miembro del grupo municipal, le guste o no". 

Garrido es uno de los 13 ediles que hace unos meses, cuando Cobo fue suspendido cautelarmente de militancia, reclamaron en la reunión de grupo que se apartara al vicealcalde de sus responsabilidades. Gallardón pidió una votación a mano alzada, y quedaron en minoría. No habrá una reunión similiar hasta dentro de un mes, aunque algunos ediles aguirristas han reconocido que entonces podría repetirse la petición, si para esa fecha Cobo no está fuera del grupo. 

(www.elpais.com, 26/03/10

AGUIRRE NO QUIERE ECHAR A RAJOY, AUNQUE "SI LA SILLA ESTÁ VACÍA..." 

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha asegurado este jueves que no está "para descabalgar" al presidente del PP, Mariano Rajoy, aunque ha añadido que "si hubiera una silla vacía" en el partido, "sería diferente". 

En declaraciones a CNN+, Aguirre ha señalado que no se plantea presentarse como sucesora de Rajoy si éste perdiese las elecciones, porque "todas las encuestas dicen que va a ganar el  PP". Así, ha explicado que si hubiese querido presentarse como candidata en el Congreso de Valencia, lo hubiera hecho. "Pero no lo hice porque no quise", ha subrayado. 

"Yo no estoy aquí para descabalgar al presidente de mi partido. Si hubiera una silla vacía en el partido pues sería diferente, pero desde luego el presidente ha sido elegido y lo más probable es que si hubiera un nuevo Congreso sería candidato". 

Preguntada sobre las dudas que genera a algunas personas dentro de su partido, Esperanza Aguirre cree que se equivocó cuando le preguntaron si iba a presentarse como candidata a presidir el partido y respondió que no, para añadir después "por ahora". "Yo soy partidaria de no decir nunca de este agua no beberé" y al responder así, pudo dar "la impresión de que iba a cambiar de opinión", pero -ha añadido- "no cambié de opinión". Sobre el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha asegurado que discrepa con él en algunos temas, pero no le tiene "ninguna antipatía". 

Preguntada por si ambos se disputan "el trono del PP" ha señalado: "Gallardón nunca ha negado que quiere ser candidato a la presidencia del Gobierno y presidente del Gobierno, y eso le honra porque lo ha dicho claramente, pero es que yo no". 

(www.publico.es, 05/03/10)

RIPOLL DICE TENER EL AVAL DE GÉNOVA PARA REPETIR Y EL PP REPLICA QUE DECIDE CAMPS 

La imagen de unidad que Génova ha pedido encarecidamente al PP valenciano costará en llegar. Cuarenta y ocho horas después de que la responsable de organización del PP, Ana Mato, llamara al orden al secretario general del PP, Antonio Clemente y al presidente del PP de Alicante, Joaquín Ripoll, las fricciones entre ambos han vuelto a la escena pública. El presidente de la Diputación de Alicante, el popular José Joaquín Ripoll, aseguró ayer, a preguntas de los periodistas, que cuenta con el "beneplácito" de la dirección nacional del PP para repetir como candidato a la Presidencia de la institución provincial en 2011.

El líder alicantino se mostró conciliador y confiado en que, tras la reunión del martes, es posible una nueva etapa de "unión" en el PP valenciano. Con todo, pidió lealtad a la dirección regional y lanzó un aviso a navegantes sobre su continuidad el cargo. "No tengo ninguna duda de que cuando toque apostarán por mí", dijo. "Yo quiero (optar para seguir como presidente) y creo que tengo garantizada la continuidad, pero no quiero desvelar las conversaciones internas", prosiguió, tras poner en valor "su buena hoja de servicios" a lo largo de los siete años que lleva en el cargo. 

La respuesta desde la dirección regional no tardó en llegar. Fuentes de la cúpula de los populares valencianos indicaron que Ripoll no puede autoproclamarse candidato, ya que esta cuestión competencia al comité electoral regional, un órgano que controla el presidente Francisco Camps. Las mismas fuentes indicaron que el futuro de Ripoll no se abordó en la reunión que Clemente y el vicesecretario general, José Ciscar, mantuvieron con Ripoll y Ana Mato en Madrid. El líder alicantino dejó entrever que recibió el aval de Génova en una entrevista previa que tuvo a solas con Mato el mismo día.Por otro lado, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, restó ayer importancia al nombramiento de Ricardo Costa como portavoz en la Comisión de Desarrollo del Estatuto de Autonomía en las Cortes mientras permanece suspendido de militancia. Cospedal comparó la situación de Costa a la de "personas que siendo independientes figuran en las listas de los partidos para los parlamentos regionales", por lo su designación "no tiene más relevancia" y entra dentro de la autonomía del PP valenciano. 

(www.levante-emv.com, 05/03/10)

EL PP ESTÁ QUE ARDE 

Sara González dice ser la portavoz nacional de la plataforma Democracia y Libertad en el PP, que agrupa a militantes y simpatizantes del partido que denuncian la escasez de democracia interna. En un comunicado cargan contra José Ramón Bauzá, al que acusan de "haber sido impuesto en Balears", de "jugar sucio" y de pretender ganar el sábado con "un pucherazo". La plataforma adjunta vía mail un fichero de voz de una supuesta secretaria de la sede del PP balear que deja un mensaje en el contestador telefónico de un afiliado en Palma. En él se le convoca a una reunión con Bauzá, "porque luego el día 6 hay que ir a votarle. ¿Puede venir por favor? Gracias". Según González, "es muy grave" que se utilice medios y personal de la sede –"que pagamos todos los militantes"– para hacer campaña por sólo un candidato, y encima coaccionar, en perjuicio de Carlos Delgado. La cosa se calienta.

(
www.diariodemallorca.es, 03/03/10)

GÉNOVA LLAMA A CAPÍTULO A RIPOLL Y A CLEMENTE PARA QUE ENTIERREN LA GUERRA INTERNA EN ALICANTE

Génova llamó ayer a capítulo a los máximos responsables de la dirección regional del PPCV y de la provincial de Alicante para que solventen sus diferencias internas y garanticen que los congresos locales pendientes transcurran sin conflicto. La dirección nacional quiere evitar que la imagen de enfrentamiento interno en el PP valenciano merme sus expectativas electorales y así lo trasladó ayer personalmente la responsable de organización, Ana Mato, al secretario general del PPCV, Antonio Clemente y al máximo responsable del PP de Alicante, Joaquín Ripoll. Ambos fueron citados en la sede del PP en Madrid a un encuentro privado que, según fuentes del PP, se desarrolló en un clima de cordialidad, aunque sin grandes acuerdos.  

La única consigna de Génova, además del llamamiento a la unidad, fue que ambas partes respeten a los alcaldes que quieran aspirar a un nuevo mandato y la renovación de los carteles electorales se circunscriba a aquellos que muestren su voluntad de no repetir. La instrucción, según interpretan fuentes del PP, serviría por extensión para el caso de Joaquín Ripoll al frente de la Diputación. 

Cabe recordar que ya la número dos del PP, Dolores de Cospedal y la propia Mato trasladaron el pasado mes de enero a Clemente su interés de evitar las pugnas internas. Sin embargo, y a pesar de los intentos de acercamiento, el pulso entre la regional y la dirección de Alicante se ha mantenido estos meses con sonados encontronazos como la defenestración en la Diputación de Alicante de la campsita Mercedes Alonso o la decisión de la regional de expedientar a candidatos locales afines a Ripoll.

La inminente celebración de los congresos locales en lugares tan conflictivos como Benidorm o Elx y la propia petición de Ripoll a la dirección nacional para que actúe de mediadora se concretó ayer con el encuentro en Madrid, un cita que evidencia que la dirección nacional está muy pendiente de lo que ocurre en la Comunitat. El interés de Génova en que el PP valenciano acabe por cerrar las viejas heridas del pasado entre campsistas y zaplanistas tiene también mucho que ver con la convención nacional sobre el empleo prevista dentro de diez días en Valencia. E 

l presidente del PP, Mariano Rajoy, clausurará el cónclave el domingo 14 y la dirección nacional quiere que este encuentro se celebre sin nubarrones y en un clima de máxima unidad. Aunque Rajoy ha mantenido recientemente varios encuentros privados con Camps y, según el entorno del presidente valenciano ambos hablan con frecuencia, es notorio que desde que estalló el caso Gürtel Camps ha perdido su influencia en Génova. De hecho, el líder de los populares prácticamente no ha pisado la Comunitat desde que estalló el escándalo. 

(www.levante-emv.com, 03/03/10)

Soria destituye a Cabrera como portavoz del PP en la Cámara

Miguel Cabrera Pérez-Camacho abandonó ayer la Portavocía del PP en el Parlamento de Canarias. Las últimas críticas del diputado popular a la visita que realiza el presidente del Gobierno a Cuba y Costa Rica acabaron con la paciencia del líder del PP canario, José Manuel Soria, quien pidió a Cabrera que dimitiese. Su sucesora será María Australia Navarro.

A través de un breve comunicado, Miguel Cabrera anunció en la mañana de ayer que había presentado su dimisión, al entender que ya no contaba con la confianza de José Manuel Soria. "En el día de hoy, [por ayer] he presentado mi dimisión como portavoz parlamentario en razón a que mis críticas a la visita del presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, a la dictadura cubana, han motivado la pérdida de confianza del presidente regional del PP, José Manuel Soria", argumentó el diputado popular.

Sin embargo, fuentes de la dirección regional del PP precisaron que fue el propio Soria el que exigió a Cabrera Pérez-Camacho que dimitiese para evitar futuras fricciones en el pacto de Gobierno que mantienen populares y nacionalistas en el Gobierno autónomo. "Miguel Cabrera es un parlamentario excelente", añadieron las mismas fuentes antes de confirmar que las últimas críticas del diputado del PP a Paulino Rivero fueron la gota que colmó el vaso de la paciencia de Soria. "No podemos estar en un pacto con Coalición Canaria y permitir que uno de los nuestros arremeta contra el presidente del Gobierno", insistieron desde la dirección regional del Partido Popular.

Pérdida de confianza. Además, revelaron que fue el propio Miguel Cabrera el que en el momento de su nombramiento como portavoz del PP le aseguró a Soria que "no se iba a arrepentir" de tomar esta decisión y que no pondría trabas a dimitir si se perdía la confianza en él. "Eso es lo que ha sucedido", explicaron las mismas fuentes.

Las críticas por el viaje de Rivero a Cuba no son de todos modos el único punto de fricción entre Pérez-Camacho y la cúpula del PP. El otro más significativo tuvo que ver con la Ley de Licencia Comercial, aprobada en el Parlamento de Canarias el pasado 10 de diciembre con el voto a favor de nacionalistas y conservadores, y el rechazo de los socialistas. Pérez-Camacho se ausentó del pleno, remarcó que la medida era un "churro" y advirtió de que el Gobierno de Canarias se podía enfrentar al pago de millonarias indemnizaciones. Consultado ayer por este diario, Miguel Cabrera rechazó hacer valoraciones y se remitió al escueto comunicado enviado a los medios de comunicación. Sí aprovechó para ratificarse en sus críticas, pero no quiso añadir nada más.

http://www.laopinion.es/canarias/2010/02/21/soria-destituye-cabrera-portavoz-pp-camara/272851.html

"FUERA DEL PADRÓN, QUERIDA, SOIS TURISTA" 

Llegó animado y con ganas de hacer trabajar a los gallardonólogos. Traía su ya tradicional discurso del Entierro de la Sardina bajo el brazo y anunciaba una tarde entretenida para los que quisieran ponerse a interpretarlo. Hace tres años, en las mismas fechas, cuando empezó este juego, Alberto Ruiz-Gallardón soltó aquello de Doña Cuaresma, "la del gesto agrio y estricta conducta". Desde entonces todos miran a Aguirre cuando termina el carnaval en el Ayuntamiento. Ayer tampoco decepcionó a la parroquia. La crisis, críticas a la negativa de algunos alcaldes a empadronar inmigrantes e interpretables y permanentes alusiones a la presidenta de la Comunidad de Madrid fueron los ejes principales de la broma carnavalera. Pero también hubo alguna pullita para Zapatero y su ayuda de los 420 euros. 

Este año la sardina era, en principio, un inmigrante que llega a Madrid. Pero en carnaval ya se sabe, detrás de la máscara puede andar cualquiera. "Un insensible le dijo, fuera del padrón, querida, vos sois turista, inscribiros sería cosa indebida. Mas cómo negar doctor y maestro a quien cada día, llueva o truene, se afana en demostrar su valía". Toma. La primera en la frente, contra el alcalde del PP de Torrejón, Pedro Rollán (que aplicaba una exótica doctrina en inmigración), y a todo el Gobierno de la Comunidad, que le apoyó. 

Y luego ya entraron posibles alusiones a la que un día fue Doña Cuaresma. A sus verdaderos sentimientos, que se conocerían, pongamos, si alguien oyese algún día a micro abierto algo sobre alguna tercera persona (¿quizá el famoso hijoputa?): "Pues le he de vengar quitando la máscara a esa chavea para que su identidad de una vez el mundo vea". 

Pero no, ahí volvió a retroceder y quiso negar sus insinuaciones: "Murió así la conjetura, vimos a la filistea: ¡es la crisis!, de todas las desgracias gran albacea". Y encima, por si era poco, la culpa de los entuertos se la echó a los que interpretan: "Dejen pues de imaginar, que no merece la pena especular todo el año sabiendo quién es la fea. ¡La crisis, la crisis, ésa es la tal Doña Cuaresma!

Así que volviendo a la sardina, contó Gallardón que en su desdicha fue a pedir auxilio a los políticos. "Fuese a rogar un empleo al que mora en la Moncloa, mas sólo diole subsidio, el expediente que incoa". O sea, que de trabajar nada, en todo caso la ayuda de Zapatero de los 420 euros. 

Luego, contó el disfrazado alcalde que "otros le daban consejo: 'Sé sardina emprendedora, pon negocio de conservas, asciende hasta directora". Hasta que fue el pez a pedirle consejo al propio Gallardón: "Moverse es bueno', díjole el del madroño, 'no hay zozobra si al igual que yo quedas bien tras tanto cambio, tanta obra", explicó con cierta ironía sobre sí mismo. 

Y ahí quiso dar la exclusiva. Al parecer la sardina que fue un día a verle mutó en tiburón. "De nadie es sabido este hecho. [...] Vino a Cibeles a verme, mas dijo Nuria [su secretaria] muy cierta: 'Alberto, no la recibas, que la veo harto despierta'. Y en efecto, que mudada en tiburón mostró la aleta, y visto y no visto hizo su petición, ¡cuán indiscreta!". Y ahí redoble de tambores. "Te confieso alcalde, por ser tú, mi ilusión verdadera, que es ser, para los turistas del Manzanares, barquera". 

Y así, los gallardonólogos expertos se pusieron manos a la obra e interpretaron aquella visita. Y recordaron que hace algunos meses fuentes del Consistorio aseguraron que Aguirre flirteaba con sentarse un día en Cibeles. 

(www.elpais.com, 18/02/10)

GALLARDÓN REAVIVA EL ECO DEL 'HIJOPUTA' Y DEBILITA A AGUIRRE 

Cuando el eco del ya famoso hijoputa pronunciado por Esperanza Aguirre se acallaba, una certera andanada de su máximo rival, Alberto Ruiz-Gallardón, el lunes por la noche, reabrió la herida. El alcalde se confesó ofendido por el insulto, tanto si estaba dirigido a él como a uno de sus colaboradores. ¿Por qué hablar cuando el tema parecía zanjado? "Si Gallardón callaba podía dar la sensación de que lo del hijoputa no tenía relevancia. De que compañeros de partido pueden insultarse, luego echarse unas risas y que todo quede en una frivolidad entre los que se reparten el poder. ¿Qué imagen se transmite a los ciudadanos?", justifican fuentes cercanas a Gallardón. 

"Es seguir en la provocación. Si queremos zanjar el tema, se hace y punto. Pero aquí parece que no quiere nadie", explican fuentes regionales próximas a Aguirre. "La entrevista está perfectamente calculada. Él quiere provocar, sabe que ella está a la que salta y que puede picar. A él no le supone desgaste ninguno; a ella, sí. Después de mucho tiempo, él es la víctima y la tiene donde quería", insisten.

Así que el alcalde, que imaginaba que Iñaki Gabilondo, en su estudio de CNN+, le preguntaría por el tema, vio el hueco y soltó lo que pensaba. Y lo que cree que piensa Aguirre. "Una conversación privada refleja la autenticidad de los sentimientos", reflexionó replicando a la tesis de que un insulto de este tipo no tiene valor al no tratarse de una declaración pública. El alcalde admitió así su disgusto por la polémica: "El hecho de que fuera yo o un compañero mío no hace que disminuya mi ofensa. Eso es indiferente". 

Inauguraba así otra semana de refriegas. Pero, esta vez, él partía como favorito. Gallardón ha administrado con sosiego los tiempos de una polémica que le beneficia. Ha callado dos semanas y cuando las brasas se apagaban, ha azuzado el fuego. "Se detestan. Es absurdo disimularlo", señalan fuentes de la ejecutiva del partido. 

El desliz de Aguirre no sentó bien en el Ayuntamiento. Pero peor cayó entre el equipo de colaboradores de la presidenta, que vieron desde el primer minuto que iba pasarle factura. Justo en el momento en que el partido iba a castigar al vicealcalde, Manuel Cobo, precisamente por hablar más de la cuenta sobre Aguirre [en una entrevista publicada en EL PAÍS] y en el que sus fieles exigían que el PP no incluyese a la mano de derecha de Gallardón en las listas de 2011. Era el peor momento para meter la pata."El plan de la presidenta Esperanza Aguirre [sobre el episodio del hijoputa] era callar y tapar el asunto. Con el conflicto de la caja resuelto, la sanción de Cobo casi confirmada y Mariano Rajoy por delante de Zapatero, esa batalla sólo podía perjudicarla a ella. Por eso lo zanjaron con la carta de disculpas a Serrano", explica un concejal próximo a Gallardón. 

La noche en que el alcalde hablaba de la "ofensa" ante las cámaras de CNN+, Aguirre celebraba el cumpleaños del presidente de CEIM, Arturo Fernández. Y con las velas llegaron los SMS comentando la entrevista. Y de nuevo, el persistente eco del hijoputa. 

Por la mañana, la presidenta, que no había visto la entrevista, tuvo que soportar otra vez las preguntas que le habían dejado de hacer. Así que hizo aquello de no contestar, pero a su manera. Estaba molesta, pero se creció con los aplausos: "Sobre las conversaciones privadas que mantengo con un miembro de mi Gobierno y amigo [Ignacio Gonzá-lez] no tengo nada que comentar. ¿O es que ahora vamos a comentar las conversaciones privadas? ¿Estamos en un Estado policial?", informa Jerónimo Andreu. En su biografía, entre otros foros, sí ha comentado conversaciones privadas y mensajes de móvil (véase el cuadro adjunto). 

Como es habitual, salió a defenderla luego su consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados. "Una conversación privada no refleja un sentimiento", dijo contradiciendo a Gallardón y recordando otro episodio. Se refería, y ése es el argumentario que circuló ayer entre los próximos a la presidenta, a una charla que mantuvo Gallardón en 2003 con el actual ministro de Fomento, José Blanco, y en la que, supuestamente, le mostró su apoyo frente al tamayazo (el oscuro episodio de transfuguismo gracias al que Aguirre alcanzó la presidencia de la Comunidad y el origen, según todos los afectados, del desencuentro con Gallardón). 

CUATRO COMENTARIOS DE AGUIRRE SOBRE CONVERSACIONES PRIVADAS 

- La biografía autorizada por Esperanza Aguirre que se publicó hace varios años recoge comentarios de sucesos privados sobre los que hace luz la presidenta autonómica. 

- Gabilondo y Zapatero. Iñaki Gabilondo y José Luis Rodríguez Zapatero, tras terminar una entrevista en Cuatro y con los micrófonos todavía abiertos. Gabilondo: "¿Qué pinta tienen los sondeos que tenéis?". Zapatero: "Sin problemas, lo que pasa es que nos conviene que haya tensión". Aguirre, un día después: "A Zapatero le han pillado con el carrito de los helados. Se confirma que (...) es él el que crispa". 

- "Ni harto de vino". Gallardón ocupa durante el congreso del PP un sitio que no le corresponde. Aguirre le envía un SMS: "¿Qué haces ahí?". Gallardón responde: "Aznar me ha puesto aquí". La respuesta de Aguirre: "Ni harto de vino te pone Aznar a ti en ese sitio". 

- "Amenazas". En las cenas previas a la candidatura de Manuel Cobo a la presidencia del PP regional: "Alberto estaba enfadado cuando empezó a decirme que cómo se me ocurría presentarme a la presidencia del PP de Madrid si tenía menos votos que él (...). Lo que más le molesta es que yo no me altere con sus amenazas". 

- "Lo has matado a besos". Proclamación de Aguirre como presidenta del PP madrileño. Las esposas de Gallardón y García Escudero no aplaudieron. Gallardón se acercó al estrado para demostrarle su agradecimiento con un beso. Aguirre comentó sin articular apenas un músculo de la cara: "Si me lo das en la boca serás portada". Al terminar el acto, Esperanza recibe un mensaje en su móvil: "Lo has matado a besos" 

(www.elpais.com, 17/02/10)

GALLARDÓN RECONOCE SENTIRSE OFENDIDO POR EL 'HIJOPUTA' DE AGUIRRE 

Uno de los aspectos más polémicos de la entrevista que el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, concedió a Iñaki Gabilondo en CNN+ era el de su relación con Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid. Y Gallardón no decepcionó: eludió decir si se fía de Aguirre, y subrayó solamente que su obligación es "seguir trabajando con ella" como responsables de dos administraciones públicas que deben colaborar. 

Afirmó con un "sí" tajante que se fía del presidente de su partido, Mariano Rajoy, ya que nunca le ha dicho "cosa distinta en público y en privado", pese a haberle negado algunas peticiones, una actitud que a su juicio "inspira confianza en un político y en una persona". Sin embargo, al ser preguntado si confía también en Aguirre, el primer edil respondió que lleva "muchos años trabajando con ella" y que su "obligación es seguir, porque ella es presidenta de la Comunidad de Madrid" y él, alcalde de la capital. 

"La confianza es un sentimiento personal, y mi obligación con los madrileños es que ninguna distancia personal afecte a lo que es el bienestar y la buena gestión de las administraciones", apostilló. 

Aún en relación con Aguirre, el primer edil fue preguntado si se sintió ofendido por el 'hijoputa' robado por un micrófono abierto a la presidenta cuando hablaba de Caja Madrid. "El hecho de que fuera yo o un compañero mío (al que se refería ese 'hijoputa') no hace que disminuya mi ofensa. No me ofende menos que fuera un compañero del Ayuntamiento el que recibió esa calificación a que fuera yo mismo, eso es indiferente", opinó. 

En cualquier caso, coincidió con las tesis de la presidenta de que "es verdad que una conversación privada, evidentemente, es muy difícil someterla después a un juicio de reproche disciplinario o político como si fueran unas declaraciones ante la prensa", pero apuntó que "una conversación privada refleja la autenticidad de los sentimientos". 

Sin embargo, compartió la decisión de la dirección nacional del PP de no abrir ningún expediente a Aguirre sobre este asunto.

"Un partido tiene que trabajar a favor de los ciudadanos, en primer lugar, y del propio partido, después. En estos momentos, en beneficio de los ciudadanos, tenemos que seguir trabajando, mirando adelante y no plantear exigencia de responsabilidades por esto", afirmó. 

Además, según él, los ciudadanos al final no tendrán en cuenta las rencillas que permanentemente mantienen presidenta y alcalde, ya que lo que valoran que, "existiendo diferencias personales, las administraciones trabajan juntas" en multitud de temas importantes. 

"Yo creo que los ciudadanos es lo que valoran, que ninguna diferencia personal signifique una distancia de trabajo conjunto en su beneficio. Esa es mi obligación, yo me debo a los ciudadanos, pero mis sentimientos son míos", explicó. 

Asimismo, manifestó su total deseo de que Rajoy gane las próximas elecciones generales y, al ser preguntado sobre si considera que Aguirre también quiere eso, opinó que "pensar lo contrario sería hacer una acusación tan absolutamente grave contra ella que estaría fuera de lugar".  

Con respecto al vicealcalde de la capital y su 'mano derecha' desde hace muchos años, Manuel Cobo, el regidor madrileño recordó que "no es sólo que tenga una relación de coincidencia política o de apoyo político, que también, sino que además" tiene "una relación de profunda amistad con él". 

"Y cualquier cosa que haga Manuel Cobo tendrá siempre el apoyo de Alberto Ruiz-Gallardón", recalcó, asegurando a renglón seguido que entiende sus críticas a la intervención de Aguirre en el proceso de renovación de los órganos de dirección de Caja Madrid. 

Según él, "todo lo que hizo Cobo lo hizo desde la lealtad al partido". "Luchó por que la crisis de Caja Madrid se resolviese a favor de la Presidencia de Rodrigo Rato, cosa que ocurrió, y protestó enérgicamente contra el hecho de que alguien estuviese investigando su vida al margen de la autorización de la ley, cosa que en estos momentos sigue en trámite judicial". 

Con respecto a este tema, recordó que "está en los tribunales y serán ellos los que digan" lo que corresponda, aunque destacó que "los indicios parecen confirmar que se produjo un espionaje, y el juez deberá determinar quiénes fueron".  

Con respecto a la permanente impresión de que Gallardón es un 'verso suelto' dentro de su partido, el primer edil recordó que "el verso suelto forma parte del poema; peor es cuando se está fuera del poema", y subrayó su militancia en el PP desde el Congreso fundacional del partido. 

"Cuando Manuel Fraga fundó (el PP), nos dijo que éramos pocos y que teníamos que sumar, así que siempre he intentado construir un discurso de ampliación de la base. Siempre he intentado mirar a los rivales como adversarios y no como enemigos. Y desde la lealtad, siempre he dicho lo que pensaba", explicó. 

"Cuando se ha recibido tanto como yo del partido, ¿qué son los disgustos, las aspiraciones no satisfechas en un momento determinado o las palabras que se escapan ante un micrófono indiscreto. Son pequeñas anécdotas si se compraran de verdad con lo que uno ha recibido", zanjó. 

(www.publico.es, 16/02/10) 

GALLARDÓN: "LA OFENSA NO ES MENOR PORQUE SEA A UN COMPAÑERO" 

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, reconoció que mantiene una "distancia personal" con la presidenta regional, Esperanza Aguirre. Respecto al exabrupto ("hijoputa") que Aguirre soltó creyendo tener el micrófono cerrado, el primer edil madrileño aseguró: "El hecho de que fuera yo o un compañero mío no hace que disminuya la ofensa por eso. No me ofende menos que fuera un compañero del Ayuntamiento o hubiera sido yo mismo. Eso es indiferente". 

Evitó decir si las heridas que provocaron las declaraciones de Aguirre han cicatrizado. Y definió la situación entre ambos después del incidente: "Nos deja en el ejercicio de la responsabilidad que cada uno tiene que tener. Una conversación lo que refleja es la autenticidad de los sentimientos", aseguró.A pesar de todo, el alcalde de Madrid se mostró de acuerdon con la dirección nacional del PP de no abrir ningún expediente a Aguirre sobre este asunto. "Un partido tiene que trabajar a favor de los ciudadanos, en primer lugar, y del propio partido, después. En estos momentos, en beneficio de los ciudadanos, tenemos que seguir trabajando, mirando adelante y no plantear exigencia de responsabilidades por esto", afirmó. 

Además, según él, los ciudadanos al final no tendrán en cuenta las rencillas que permanentemente mantienen presidenta y alcalde, ya que lo que valoran que, "existiendo diferencias personales, las administraciones trabajan juntas" en multitud de temas importantes. 

Gallardón evitó  decir si confía en la presidenta de la Comunidad de Madrid y el PP regional, Esperanza Aguirre. Para eludir la pregunta, el primer edil madrileño deslizó que su obligación es "seguir trabajando con ella" como responsables de dos administraciones públicas que deben colaborar. 

Durante la entrevista, el regidor madrileño afirmó con un "sí" tajante que se fía del presidente de su partido, Mariano Rajoy, ya que nunca le ha dicho "cosa distinta en público y en privado", pese a haberle negado algunas peticiones, una actitud que a su juicio "inspira confianza en un político y en una persona". Al ser preguntado si confía también en Aguirre, el primer edil respondió que lleva "muchos años trabajando con ella" y que su "obligación es seguir, porque ella es la presidenta de la Comunidad de Madrid" y él, alcalde de la capital. "La confianza es un sentimiento personal, y mi obligación con los madrileños es que ninguna distancia personal afecte a lo que es el bienestar y la buena gestión de las administraciones". 

(www.elpais.com, 16/02/10) 

AGUIRRE: "¿AHORA VAMOS A COMENTAR CONVERSACIONES PRIVADAS? ¿ESTAMOS EN UN ESTADO POLICIAL?" 

La portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, considera que el trato entre la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el alcalde de la capital, Alberto Ruiz Gallardón entra dentro de "lo cotidiano y lo normal". Decir eso es como querer poner diques al mar: nadie puede ocultar que la relación entre Aguirre y Gallardón echa chispas.  

Chispas que ambos protagonistas se encargan de alimentar de vez en cuando. La última, el lunes por la noche cuando Gallardón se refirió en una entrevista en CNN+ a su relación su íntima enemiga al afirmar que su obligación es seguir trabajando con ella, además de dejar claro que se ha sentido ofendido por el famoso 'hijoputa' de la presidenta madrileña.  

Esta mañana, martes, Aguirre eludió comentar las palabras de Gallardón, pero visiblemente molesta espetó a los periodistas: "¿Vamos a comentar ahora las conversaciones privadas? ¿Estamos en un Estado policial?". Se dirigía a los periodistas, pero más de uno apuntó que ese era también un mensaje al alcalde con el que está obligada a convivir.  

La presidenta dijo que no vio la entrevista a Gallardón, por la que no mostró demasiado interés: "Anoche estuve celebrando el cumpleaños de Arturo (Fernández), presidente de los empresarios madrileños y no tuve oportunidad de ver esa entrevista. Sobre las conversaciones privadas que mantengo con un miembro de mi Gobierno y amigo (González) no tengo nada que comentar". 

(www.publico.es, 16/02/10)

RIPOLL ACUSA AL CAMPISMO DE SER SECTARIO EN LAS SANCIONES 

Más leña al fuego cruzado entre las dos facciones enfrentadas en el PP en Alicante. El presidente provincial del PP en Alicante, José Joaquín Ripoll, criticó ayer la falta de equidad y la actuación "partidista" del presidente del Comité Regional de Derechos y Garantías de su formación política, Juan Rodríguez Marín, al proponer expedientes de suspensión de militancia. 

Ripoll respondió así al ser preguntado por la decisión del Comité Nacional de Derechos y Garantías del PP que, a propuesta del órgano regional, ha suspendido de militancia de forma cautelar al edil de Torrevieja y vicepresidente quinto de la Diputación de Alicante, Domingo Soler. El alcalde de Torrevieja, Pedro Ángel Hernández Mateo del PP, basó la suspensión en 55 faltas graves o muy graves, como el "boicoteo" al PP. 

En opinión de Ripoll, Rodríguez Marín "no hizo lo mismo en algo tan de libro como con los cinco concejales del PP de Villena que varias veces han votado en contra de la disciplina del partido y elevaron declaraciones injuriosas" contra la alcaldesa, Celia Lledó. "Rodríguez Marín no actúa de manera equitativa y la justicia debe ser equilibrio", recordó Ripoll, quien aseguró no entender "muy bien" por qué "actúa de instructor de estos expedientes una persona que actúa de manera partidista". El presidente provincial recriminó que actúa "sin escuchar a las personas". 

Ripoll anunció que "posiblemente" la próxima semana mantenga una reunión con la vicesecretaria general de organización del PP, Ana Mato, "no sólo para hablar del tema de Soler, también del conjunto de la provincia de Alicante". En este sentido, manifestó que "no tiene mucho sentido que se suspenda de militancia a Domingo Soler o a Emigdio Tormo [edil ilicitano], quien lleva varios meses suspendido de militancia sin ser escuchado, cuando en otros casos se ha actuado de otra manera". Y recordó que Manuel Cobo y Ricardo Costa -vicealcalde de Madrid y ex secretario general del PP valenciano, respectivamente-, fueron "atendidos", y posteriormente "castigados por hechos muy graves", con sanciones comparadas a la impuesta al ilicitano Emigdio Tormo que "ya tendría cumplida prácticamente esta sanción".

Ripoll espera aclarar estos temas antes de reunir al comité ejecutivo provincial para convocar las 51 asambleas pendientes. 

(www.elpais.com, 12/01/10)

LA RIOJA Y CASTILLA Y LEÓN ACORRALAN A BASAGOITI POR EL BLINDAJE DEL CONCIERTO 

Truenos en el PP por el blindaje del Concierto Económico del País Vasco. Su aprobación en el Senado la víspera llevó ayer a las comunidades de Castilla y León y La Rioja, gobernadas por los conservadores, a anunciar la presentación de sendos recursos ante el Tribunal Constitucional. La decisión disgustó en el PP vasco, que hará un último intento desesperado para que sus compañeros rectifiquen con el argumento de que la modificación legal aprobada es para que el País Vasco esté en igualdad de condiciones ante la ley con el resto de comunidades. Asumen, no obstante, que la situación es muy difícil. 

Si el PP vasco no reconduce la situación, corre el riesgo de sufrir un fuerte desgaste en Euskadi y en su relación con el PSE. Ayer, el lehendakari, Patxi López, le emplazó como socio preferente "a trabajar" para evitar los recursos. De lo contrario, agregó, significará que "no habrán entendido absolutamente nada sobre la singularidad de España, que es un Estado autonómico no uniforme ni uniformado". 

El portavoz del PP en el Parlamento vasco, Leopoldo Barreda, se comprometió de nuevo a hablar con sus compañeros de partido en ambas comunidades para explicarles en qué consiste el blindaje. Pero, además, reenvió esa patata caliente a los socialistas vascos y al propio lehendakari: "Hay que decirle a López que les pida también a sus compañeros [en La Rioja y Castilla y León] que dejen de acuciar para que se presenten los recursos".  

En cualquier caso, el PP vasco tratará de aclarar a sus compañeros en esas autonomías el alcance de lo aprobado en el Senado, además de alertarles de las dificultades que encontrarán para "atar jurídicamente" el recurso, así como de las "consecuencias políticas" que podría tener su rechazo. 

Fuentes del PP de Castilla y León, presidido por Juan Vicente Herrera, justificaron el recurso en que, a su juicio, el blindaje rompe "el equilibrio existente". No tienen muchas esperanzas de que el PSOE les apoye allí, como sí ocurrirá en La Rioja. 

El presidente riojano, Pedro Sanz (PP), corroboró que ya está tomada la decisión de recurrir y "tomar las medidas necesarias para defender los intereses de La Rioja por encima de cualquier cosa, incluso, por encima de mi propio partido". 

(www.publico.es, 12/01/10)

EL ALCALDE DE CALVIÁ INICIA LA CARRERA POR PRESIDIR EL PP BALEAR CRITICANDO “LA TIBIEZA” Y “AMBIGÜEDAD” DEL CANDIDATO DE RAJOY 

El alcalde de Calviá, Carlos Delgado, que disputó la presidencia del PP balear a la candidata promovida por la dirección nacional, Rosa Estaràs, no está conforme con el candidato que ha elegido Génova para sustituirla. Después de anunciar su propia candidatura, Delgado ha dado el pistoletazo de salida a la campaña oficiosa arremetiendo contra José Ramón Bauzá y achacando a éste los mismos defectos que se le atribuyen a su padrino, Mariano Rajoy, es decir, “tibieza” y “ambigüedad”.  

Delgado arremete con dureza contra su rival por el liderazgo del PP en las islas y en una entrevista asegura que se presenta porque “es necesaria una regeneración del Partido Popular en Baleares y una apuesta por los principios, y eso es lo que yo creo que representa mi candidatura”. Así, Delgado no tiene inconveniente en asegurar que “la principal diferencia” entre Bauzá y él “está en la credibilidad” achacando a su rival “tibieza en la defensa de los principios, sobre todo en la defensa de la libre elección de lengua”.

“Grandes males provocados por el PP”  

El alcalde de Calviá incluso asegura que “los grandes males que acechan a esta tierra desde el punto de vista de la lengua, por ejemplo, son provocados por el PP en el pasado” como la Ley de Normalización Lingüística o el Decreto de Mínimos, que “fueron normativas creadas por el Partido Popular”. “El PP, en la legislatura anterior, al frente de cuyo gobierno estaba Jaime Matas, tuvo la ocasión de derogar toda esa normativa y no fue capaz de hacerlo”, denuncia.

Críticas al “trilingüismo” de Feijóo  

La política lingüística es la principal distancia entre ambos candidatos, y Delgado hace extensiva su denuncia al presidente de la Xunta gallega: “Bauzá me dijo que estaba a favor de la libre elección de lengua en la enseñanza. En el Congreso [regional] no lo estuvo, porque fue incluido en la candidatura de Rosa Estarás, que no permitía la libre elección de lengua. Cuando Rosa Estarás dimitió y se fue a Europa, él empezó a decir que sí lo defendía, y ahora que Núñez Feijóo ha dicho que no y que impone un trilingüismo, él vuelve a no defenderlo, y eso es absolutamente increíble”.

Votos hacia UPyD  

“Así perdemos credibilidad y nuestros potenciales votantes acaban asqueados y, o no van a votar, o lo hacen por UPyD”, alerta Delgado, que defiende que “hay que tener una idea única en toda España y esa idea no puede ser otra”.  

(www.elplural.com, 11/02/10)

GÜEMES DENUNCIA QUE COBO TAMBIÉN ACUSÓ "A LOS RATISTAS" DE "PRÁCTICAS SIMILARES" A LA GESTAPILLO DE AGUIRRE 

El inicio de la presidencia de Rodrigo Rato al frente de Caja Madrid no ha calmado las luchas internas entre las diferentes facciones del PP madrileño, que vivieron su máxima expresión con la lucha por el control de la caja. Las explosivas declaraciones del vicealcalde Manuel Cobo sobre las estrategias "de vómito" y "la gestapillo" del Gobierno de la Comunidad de Madrid marcaron un punto de inflexión que las huestes de la presidenta están lejos de olvidar. El consejero de Sanidad y portavoz del Ejecutivo regional Juan José Güemes intentó ayer sembrar la discordia entre los frentes de Gallardón y Rato –que se unieron, al menos temporalmente, para parar los pies a la lideresa en Caja Madrid- y acusó a Cobo de lanzar hace años una acusación parecida a la "gestapillo" de Aguirre, pero en aquella ocasión contra "los ratistas".  

Desde Esradio, la radio de Jiménez Losantos nacida al amparo de la presidenta, el consejero Güemes abordó la actual situación de Cobo en el partido, apuntando que “no ha podido mantener eso de que la gestapillo estaba organizada por nadie del Gobierno regional”.  

Primero acusaron “a los ratistas”  

Güemes no dudó en chivarse de su compañero de partido: “No es la primera acusación que Manolo Cobo hace en ese sentido, ya hace años también acusaba a los ratistas - no sé quién son los ratistas porque no hay ningún grupo formalmente configurado así en el PP de Madrid ni muchísimo menos- de prácticas similares”.  

“Los racistas…”  

“Los racistas habían montado una Gestapo”, bromeó César Vidal, el conductor del programa. “No lo llamó Gestapo en aquella ocasión pero recuerdo que fue con motivo del Congreso regional del PP al que se presentó por primera vez Esperanza Aguirre y ganó y al que Cobo se postuló por cuenta de Alberto Ruiz Gallardón y entonces también hubo unas acusaciones, hubo palabras gruesas (…)”, explicó Güemes sin dar muchos detalles. En cualquier caso, el consejero cree que el asunto de Cobo “está donde tiene que estar, en el comité de Derechos y Garantías” y “a la espera de una resolución”.

Presuntos delitos, parodias, errores, insultos, "armas"... 

El enfrentamiento entre facciones del PP de Madrid incluye todo tipo de capítulos, desde las graves acusaciones de espionaje interno –que se dirime en los tribunales- hasta los capítulos de humor grueso, como cuando el propio Güemes presenció en los estudios de Esradio una parodia de Brokeback Montain con Gallardón y Cobo en el papel de la pareja homosexual que protagoniza la película, o errores de bulto como cuando la televisión pública madrileña bautizó al nuevo presidente de Caja Madrid como “Podrido Rato”. El nuevo presidente de la entidad financiera tampoco tuvo inconveniente en desmarcarse públicamente de Aguirre en un acto en el que éste se volvió a presentar como su discípula en materia económica. Y otro de los incidentes recientes que ha trascendido, 2l del "hijpoputa", la presidenta regional se felicitaba porque los gallardonistas habían perdido un consejero en Caja Madrid aunque fuera a parar a IU, y preguntaba además a su vicepresidente y hombre fuerte en la entidad, Ignacio González, que "qué armas tenemos contra éste", en lo que parecía una referencia a Rato.   

(www.elplural.com, 11/02/10

EL PP VASCO RETA OTRA VEZ A RAJOY Y APOYA EL BLINDAJE 

El PP se ha enredado hasta el final con el blindaje del Concierto Económico vasco. Y no ha podido esconderlo. Tampoco ayer. En la votación definitiva en el Senado el texto no sufrió cambios desde que salió del Congreso, con todos los argumentos más que gastados, apenas coleaba un único aliciente, comprobar qué harían los dos parlamentarios del PP vasco, Juana Iturmendi y Ramón Rabanera, secretario cuarto de la Cámara Alta. Los dos hicieron lo mismo: se ausentaron en el momento de la votación, por "coherencia" con la actitud que los conservadores vascos "siempre han defendido", y por su convicción "foralista". Ambos insistieron en los pasillos del Senado en que comparten la necesidad del blindaje. Esto es, que las normas tributarias vascas sólo puedan ser recurridas ante el Tribunal Constitucional (TC), y no ante los tribunales ordinarios, como ocurría hasta ahora.  

La dirección del Grupo Popular conocía de antemano el pequeño acto de rebelión de sus senadores, pero fue "comprensiva" y no los sancionará. Las dos ausencias no iban a cambiar el resultado. Como se preveía, el texto fue aprobado definitivamente por todos los grupos del Senado PSOE, Entesa, CiU, PNV, BNG y Mixto y rechazado por el PP. Se registró una sola abstención, y fue por error: la de Joaquín Ramírez, senador conservador por Málaga. En total, 132 votos a favor y 114 en contra. 

El PP sufrió una tarde de martirio. Todos los partidos le recriminaron su incoherencia y le animaron a rectificar, a volver a la actitud que mantuvo en junio de 2007, cuando el Parlamento vasco aprobó por unanimidad (por tanto, con el PP de María San Gil) la proposición de ley. Pero cuando la propuesta de blindaje del Concierto llegó a Madrid, el PP se partió. Los tres diputados de Euskadi Alfonso Alonso, José Eugenio Azpiroz e Ignacio Astarloa se ausentaron en el pleno de admisión a trámite, el 13 de octubre. Dos meses después, Mariano Rajoy forzó a sus tres parlamentarios a rechazar el texto y "tragarse el sapo", como ellos dijeron, bajo la promesa de que la cúpula nacional del PP no presentaría ningún recurso ante el TC.  

Ayer Rabanera e Iturmendi devolvieron al PP al punto de partida. "No creo que haya cometido ninguna deslealtad, simplemente es una discrepancia en un tema. No he recibido ninguna presión", afirmó fuera del hemiciclo el senador. "Hemos sido respetados y apoyados. Pero nuestra postura no es ninguna novedad. Yo he sido diputada en Vitoria y voté a favor de la iniciativa. Nuestros votantes lo comprenderán", añadió Iturmendi. Los dos, no obstante, discrepaban de las "formas" elegidas. Es decir, que el Gobierno central hubiese desatascado el blindaje a cambio del apoyo del PNV a los Presupuestos de 2010.  

El presidente de las Juntas Generales de Álava, Juan Antonio Zárate, también del PP, les escuchaba atento. Acudió al Senado a "solidarizarse" con sus dos compañeros: "Intentamos que el grupo se abstuviera al menos. No ha podido ser. Lo lamentamos". 

En el hemiciclo, los argumentos de todos los grupos, menos el PP, coincidieron. Joseba Zubia (PNV) marcó en rojo la jornada. "Es un día importante", dijo, porque se acabará con la "actual incertidumbre". El convergente Jordi Casas subrayó que el Concierto es una prueba de la "pluralidad" de España, que ampara la Constitución. Isidre Molas (PSC) dudó del compromiso foral del PP.  

El PSOE usó palo y zanahoria con los conservadores. Roberto Lertxundi zumbó al PP por su "frivolidad" y por su querencia a "poner palos en la rueda" del Gobierno. Pero acarició a los senadores vascos por su "lealtad institucional" y por caminar junto al PSOE en el combate a ETA.  

El PP huyó de la dureza. Joan Huguet defendió el blindaje, aunque censuró que no se haya tramitado modificando la Ley vasca de Territorios Históricos o el Estatuto: "No hemos podido discutir. Ha sido un plato de lentejas".  

(www.publico, 11/02/10)

RAJOY: "TENGO BUENA OPINIÓN DEL SEÑOR COBO, AUNQUE A VECES SE EQUIVOCA" 

El presidente del PP, Mariano Rajoy, aseguró ayer que guarda "buena opinión" del vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo. Aunque el líder popular matizó: "A veces se equivoca, como cualquiera". Rajoy evitó adelantar si el vicealcalde repetirá en las listas electorales del PP para los comicios del próximo año. "Ya hablaré en su momento", deslizó para eludir la cuestión. 

Cobo está suspendido cautelarmente de militancia, a la espera de la resolución definitiva del Comité Nacional de Derechos y Garantías de su partido por sus críticas en una entrevista publicada en EL PAÍS contra la presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre. Hace unos días, la presidenta del PP madrileño afirmó que no vería normal que el número dos del alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, repitiera en la lista municipal. Cuestionada ayer sobre las palabras de Rajoy, Aguirre señaló que su opinión sobre Cobo es "exactamente la misma" que la de Rajoy. 

El líder del PP, en una entrevista en TVE, se refirió al descuido de Aguirre al decir "hijo puta" con un micrófono abierto mientras conversaba con su vicepresidente Ignacio González, en referencia a un consejero de Caja Madrid, próximo a Gallardón. Rajoy señaló: "No hay ser humano que resista la publicación de sus conversaciones privadas, por muy honrado que sea". Y desveló que ha charlado con Aguirre sobre el asunto. "Le he dicho que esté tranquila. No pasa nada, a mí también me pasó, los políticos somos seres humanos, a veces decimos lo que no debemos". 

(www.elpais.com, 10/02/10)

HERNÁNDEZ MATEO EXPULSA DEL PP A UN EDIL ZAPLANISTA 

La guerra en el seno del PP, entre zaplanistas y campistas, lejos de amainar aumenta y se intensifica en la provincia de Alicante. Si hace un par de semanas el gobierno de Villena saltaba por los aires al pasar cinco concejales campistas a la oposición, ayer el alcalde de Torrevieja, Pedro Ángel Hernández Mateo, del PP y afín a Camps, confirmó la suspensión cautelar de militancia del concejal y vicepresidente de la Diputación, Domingo Soler. El castigo al edil zaplanista se basa en 55 supuestas faltas muy graves, entre ellas el "boicoteo" y las "críticas" al PP. 

Soler restó importancia al asunto ya que aseguró que ni él ni la dirección provincial han recibido notificación oficial alguna, y que debe ser la dirección nacional del PP de Madrid la que se lo comunique para poder alegar. El vicepresidente de la Diputación aclaró que sus críticas son "contra el presidente local del PP, por su gestión, y no contra el alcalde". Soler, que opta a dirigir el PP en Torrevieja enfrentándose al alcalde, prefiere "aparcar los litigios y que las urnas decidan el futuro". 

(www.elpais.com, 10/02/10)

ANA PALACIO NO TIENE SUFICIENTE: "EL PP TIENE UN PERFIL BAJÍSIMO" 

La ex ministra de Exteriores durante el Gobierno del PP, Ana Palacio, afirmó hoy que la oposición de los conservadores "está guardando un perfil bajísimo" en su forma de enfrentarse al Ejecutivo y que, si de algo se acusa a Rajoy "es de ser excesivamente prudente". 

"Yo creo que a la oposición no se le puede acusar de crispar la situación en absoluto ni de estar atacando o intentando sacar beneficio partidista", subrayó. 

Eludió criticar las medidas adoptadas por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero porque cuando se ven "los toros desde la barrera", se "tiende a decir que lo haría mejor", pero ella ha formado parte del Gobierno y sabe que "es muy difícil" tanto gobernar como hacer oposición. 

A su juicio, "hay que pensar" que se trata de "personas inteligentes, con formación" y que buscan lo mejor para España, además, el resto de la población tampoco "conoce todos los datos". 

En relación con el presidente del Gobierno, afirmó que "no tiene credibilidad" y, en su opinión, lo más importante "es que resulte creíble en el ámbito internacional", pero eso no se consigue "dando dos pasitos hacia delante y uno hacia atrás" como en el caso de la jubilación a los 67 años o las pensiones. 

"Lo que hace es perder credibilidad de Gobierno y, al final, el problema que tenemos de especulaciones es un problema contra la deuda soberana de España y, en eso, el prestigio del Gobierno tiene mucho que ver", apostilló.

Palacio cree que la economía española "es fuerte" e importante tanto dentro como fuera de la Unión Europea, por lo que "cualquier situación complicada de España no tiene nada que ver con la de Grecia" y las consecuencias de la crisis en ambos países no serán comparables. 

Por otro lado, sobre las críticas del Financial Times a la economía española, manifestó que le da "rabia" que le "lean la cartilla de determinada manera" al país cuando son cosas que los españoles ya saben. 

En otro orden de cosas, sobre la ausencia del presidente de EEUU, Barack Obama en la cumbre entre la Unión Europea y Estados Unidos, celebrada en Madrid, cree que hay que ser "menos tremendistas". 

Agregó que el presidente estadounidense se quiere centrar en "lo que era una línea de opinión entre los americanos", que es lo que a él le debe importar. "Nos hemos equivocado al pensar que Obama es nuestro presidente, pues no, es el presidente de los americanos y de lo primero que se tiene que ocupar es de la situación en Estados Unidos", ironizó. 

(www.publico.es, 09/02/10)

RIPOLL PLANTEA DISOLVER LA JUNTA DEL PP EN ALICANTE Y DEJARLA EN MANOS DE LA PROVINCIAL 

Joaquín Ripoll pretende que la agrupación local del PP en Alicante vuelva sobre sus pasos, retorne un lustro atrás y, de hecho, ahora plantea la disolución de la dirección del partido en la capital para que sus competencias, como ocurría en los tiempos que Julio de España dirigía a los populares, las asuma directamente la cúpula provincial. Esa es una de las alternativas que el titular de la Diputación de Alicante ha puesto encima de la mesa a la alcaldesa Sonia Castedo para tratar de pacificar la vida interna de la formación cuando resta menos de año y medio para los comicios municipales del último domingo de mayo de 2011. La primera edil, de momento, no ha contestado, pero la dirección regional del PP, explicaron fuentes populares, se opone por completo a esa posibilidad. 

La intención del presidente provincial es la de concretar un acuerdo que impida un conflicto en Alicante. Y una de las soluciones que José Joaquín Ripoll ya ha planteado a Sonia Castedo es la de disolver la agrupación del PP en Alicante. ¿Qué supondría? Facilitaría que no se celebrará asamblea para elegir al nuevo presidente local del PP. Eso evitaría que hubiera una imagen de vencedores y vencidos, una instantanea que tanto Ripoll como Castedo tratan de esquivar. La dirección regional se opone a la propuesta porque sabe que Sonia Castedo sería, probablemente, la presidenta local del Partido Popular. 

(www.levante-emv.com, 09/02/10)

SILENCIO SOBRE EL INSULTO DE AGUIRRE 

Mariano Rajoy no tiene ninguna intención de sacar punta a la polémica por las palabras de Esperanza Aguirre que recogieron los micrófonos, en las que se vanagloriaba de haber quitado a un dirigente del PP afín a Alberto Ruiz-Gallardón un puesto en Caja Madrid para dárselo a IU. La dirección nacional prefiere guardar silencio. 

Dolores de Cospedal, la secretaria general, evitó ayer todas las preguntas sobre este asunto, reforzado por los ataques de Aguirre a Gallardón en una entrevista que ayer publicaba El Mundo. En todo momento evitó criticar a la presidenta del PP de Madrid y comparar su caso con las declaraciones en EL PAÍS que han provocado una sanción de hasta un año de suspensión de militancia para Manuel Cobo, mano derecha de Gallardón. 

Primero echó mano de una técnica personal, la de no comentar ni interpretar las declaraciones de nadie, una forma de huir de las polémicas. Hasta tres veces dijo que ella no comentaría la entrevista. 

Cuando se le preguntó si consideraba que las declaraciones a micrófono teóricamente cerrado de Aguirre, en las que pronunciaba claramente un insulto contra un compañero, no han podido perjudicar al PP, volvió a proteger a Aguirre: "Ya ha pedido perdón". 

Y cuando se le preguntó si, al margen de las declaraciones, el hecho de que la presidenta de Madrid hubiera quitado un puesto al PP para dárselo a IU no era una forma de perjudicar al partido, volvió a defenderla: "Las decisiones en Caja Madrid se tomaron por consenso". 

Tampoco quiso comentar la idea de Aguirre de que Cobo no debe ir en las listas municipales de 2011. Cospedal dijo que eso lo decidirán los órganos competentes. Y para dejar claro que Rajoy no quiere saber nada del asunto, sentenció: "Esto no se ha tratado en el Comité de Dirección". 

(www.elpais.com, 02/02/10) 

RAJOY SILENCIA AL PP PARA EVITAR UNA CRISIS DEFINITIVA CON AGUIRRE  

la dirección popular no quiere abordar en estos momentos una guerra definitiva con Esperanza Aguirre. Por eso, ha decidido fingir (al menos en las comparecencias públicas de sus dirigentes) que no preocupa demasiado la última tormenta que ha desatado la presidenta madrileña con su lapsus ante un micrófono que creía apagado, ni tampoco su deseo expreso y expresado en una entrevista en El Mundo de que Manuel Cobo, la mano derecha del alcalde Alberto Ruiz-Gallardón, quede marginado de las listas electorales del PP para las próximas municipales. Por el momento, el equipo de Rajoy se limita a mirar para otro lado y a recalcar que las candidaturas, se pongan como se pongan los barones territoriales, han de contar con el visto bueno del líder del partido. 

Pero una cosa es la estrategia que se han marcado los conservadores para afrontar, ante la opinión pública, este nuevo sobresalto, y otra bien diferente lo que opinan realmente: el entorno de Rajoy no oculta su profundo malestar por este nuevo episodio bélico entre la presidenta de Madrid y el regidor de la capital. Especialmente, después de que el presidente del PP se viera obligado, hace apenas un par de meses, a dar un golpe sobre la mesa y advertir que no permitiría más rifirrafes entre compañeros.  

Pero la voluntad de Rajoy ha sido nuevamente superada por la realidad, que termina imponiéndose: el viernes, Aguirre cometió un error garrafal al pronunciar unas polemiquísimas palabras sobre Caja Madrid y un «hijoputa» de su propio partido al que, según admitió, había logrado quitar poder en la entidad financiera para cedérselo a Izquierda Unida. No se percató de que un micrófono estaba recogiendo su comentario. La presidenta madrileña intentó aminorar el daño y salió a la palestra a aclarar que su insulto no estaba dedicado a Gallardón, sino a un consejero de la caja de ahorros afín al alcalde. Y pidió perdón al aludido.  

El domingo, fue el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, quien se ocupó de dar la réplica a la lideresa: «No quiero ni pensar lo que hubiera ocurrido si lo que ha dicho Aguirre, lo hubiéramos dicho Gallardón o yo». Al fin y al cabo, él va a ser suspendido temporalmente de militancia por haber acusado a la presidenta, en otra entrevista, de hacer política con tics propios del nazismo.  

No tardó en contraatacar Aguirre, que ayer mismo abogó por dejar a Cobo fuera de las listas electorales. Y, mientras tanto, Rajoy contempla el espectáculo desde la barrera y contiene la respiración para no tener que aplicar, in extremis, la mano dura con la que amenazó hace semanas. «Depende de Aguirre y de Gallardón», apuntaron desde el PP. Ayer, ambos optaron por callar.  

(www.elperiodico.com, 02/02/10) 

RAJOY SOBRE EL "HIJOPUTA" DE AGUIRRE: "SON LAS PEQUEÑAS COSAS DE LA VIDA" 

Mariano Rajoy no quiere complicarse la vida. Para el líder del Partido Popular "lo esencial" en la batalla por la presidencia de Caja Madrid es que Rodrigo Rato es ya su responsable. ¿Y lo demás? "Lo demás son las pequeñas cosas de la vida", ha sido el único comentario que el líder de los conservadores ha realizado en relación al "hijoputa" proferido por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.  

En una entrevista con Onda Cero, Rajoy eludió cualquier conflicto ya que en relación al presunto insulto de Aguirre contra Gallardón o un ex consejero afín al alcalde de Madrid, sólo tuvo palabras de elogio para Rato, recién nombrado presidente de Caja Madrid.   

Rato, vicepresidente económico "en una etapa en la que a España le fue muy bien" y luego gerente del FMI, es ahora el presidente de la cuarta entidad financiera de España. Una elección que, según ha recordado, "nadie ha discutido" y que, precisamente por esta razón, pone de relieve que "aquellos a los que parecía bien que Rato fuera presidente de Caja Madrid" acertaron. 

Así, después del insulto pronunciado por Aguirre el pasado viernes que captaron los micrófonos de la cadena SER, se le preguntó si él dice palabras malsonantes en privado y respondió: "Hay gente que nunca se equivoca, que no tiene nada de lo que arrepentirse, que no ha pecado en su vida y que es la quinta esencia de todas las virtudes. Hay muchos, yo no".  

Preguntado también por la defensa en el caso Gürtel de Luis Bárcenas, que, según se ha publicado, estaría pagando el PP, Rajoy ha señalado que a su formación le pareció "razonable" costear el trabajo de su abogado porque el ex tesorero y gerente ha sido y es "funcionario del partido". En este sentido, ha afirmado que cree que no hace lo mismo el PP con otros imputados. 

La renuncia al escaño de Manuel Pizarro ha sido otro asunto a tratar, y sobre ello el líder de los populares ha avanzado que el ya ex diputado seguirá colaborando con la dirección nacional, especialmente en la redacción de programas y de análisis. "El tema con Pizarro está muy bien", ha sentenciado Rajoy. 

Respecto a la ampliación de la edad de jubilación, el presidente del PP ha recalcado que ahora no es prioridad de la economía española, como sí lo son, a su juicio, la lucha contra el paro y una bajada "selectiva" de los impuestos a las pymes y a los autónomos. 

Por último, Rajoy confesó que tiene "voluntad" de ser el candidato de su partido a la presidencia del Gobierno. "Aspiro a ser el presidente de mi país y creo que las cosas francamente se pueden hacer infinitamente mejor a como se han hecho estos seis años", resaltó. 

En cuanto al debate abierto acerca de si José Luis Rodríguez Zapatero repetirá como candidato del PSOE para el 2012, indicó que se ha quedado "estupefacto" ante el hecho de que haya personas que echen "la culpa" de esta "polémica" al Partido Popular y agregó que la decisión corresponde a los socialistas. "Pero sí que sé que Zapatero no es un bien presidente del Gobierno", afirmó. 

También se refirió a la labor de oposición y subrayó que es "opinable", dado que hay quien la califica "perfil bajo" y otros de "durísima". A su entender, han mantenido una oposición "muy dura en todos los debates económicos" y puso como ejemplo el debate de Presupuestos Generales del Estado (PGE) que le enfrentó con la vicepresidenta Elena Salgado el pasado mes de octubre. 

(www.publico.es, 02/02/10) 

RAJOY NO SE ATREVE A CASTIGAR A AGUIRRE 

"No habrá próxima vez", dijo Mariano Rajoy ante el Comité Ejecutivo Nacional de su partido. Fue una declaración contundente orientada a marcar su autoridad y aplacar los líos internos. Mañana se cumplirán tres meses de aquella amenaza. Pero ha vuelto a ocurrir y su promesa se ha quedado en papel mojado. El líder de la oposición ha demostrado que, contrariamente a lo que él decía, sí hay más de un Santo Job en la historia. 

El PP no sancionará a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. Ni por haber insultado a un compañero de filas llamándole "hijoputa" ni por haber dado a IU un puesto en Caja Madrid con tal de que no lo ocupara un consejero cercano a su máximo rival, Alberto Ruiz-Gallardón. 

Ayer, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, confirmó que con las disculpas públicas de Aguirre el partido daba por zanjada la polémica. "La propia autora ya ha pedido perdón y no tengo nada más que objetar", repitió hasta la saciedad durante una tensa rueda de prensa en la que esquivó varias veces el tema. 

Ante las reiteradas preguntas de los periodistas, Cospedal recordó que esas palabras habían sido captadas por un micrófono abierto por lo que se trataba de una conversación grabada "más allá del ámbito de la intimidad". Y señaló que el proceso que se había desarrollado en la cuarta entidad financiera española se saldó "con consenso". Caso cerrado. Para probarlo confesó que incluso durante la reunión del Comité de Dirección que se celebra prácticamente todos los lunes y en la que suele estar presente Gallardón no se había hablado de ello.  

Durante aquella reunión, del pasado mes de noviembre, Rajoy también recordó, en una clara advertencia, que él como presidente del partido era el responsable de las listas electorales. Ayer se presentó también ese debate. Pero porque lo puso Aguirre sobre la mesa al comentar en una entrevista en El Mundo que no le parecía "normal" que el vicealcalde Manuel Cobo fuera en las listas.  

Cospedal recalcó que no iba a "interpretar las palabras de otros" aunque lo hace a diario con las de todo el mundo. Al final, y ante la presión, la número dos del PP "ratificó" las palabras del presidente nacional reconociendo con ello que la decisión final está en sus manos y en la de los órganos de partido. Fue lo único que sonó a jarro de agua fría a Aguirre desde la dirección nacional.  

Aunque más tarde se volvería en contra de Cospedal. Cuando, por la tarde, el vicesecretario de Política Territorial del PP, Javier Arenas, matizaba que las listas dependen del Comité Electoral Nacional" y no de "ninguna otra persona del PP". Era la segunda vez que la corregía en días. La primera fue por la energía nuclear. 

En cualquier caso en el PP tienen claro que Cobo repetirá en su puesto de cara a las municipales de 2011. "Cuando Rajoy dijo eso no iba dirigido directamente hacia Gallardón o a Aguirre sino a sus equipos", explica un diputado. Por eso para algún dirigente conservador puede que Rajoy esté pensando más bien en castigar a Aguirre quitando a Ignacio González de las listas que a Cobo. Al fin y al cabo este fue el primero que, nada más conocer que el PP proponía una sanción de un año para Cobo, se frotó las manos. "Cuando llegue el momento de elaborar las listas se verá quién va y quien no, todo pesa", dijo.  

En las filas conservadoras están hartos de los enfrentamientos entre Aguirre y Gallardón. Aunque algunos dirigentes ayer trataban de tranquilizar los ánimos. Así la portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, aconsejaba tomarse "estas cosas" con "naturalidad". Y el portavoz de economía del PP, Cristóbal Montoro, le quitaba hierro diciendo que en su partido hablaban "como la gente". 

En el PP, sin embargo, comienzan a quejarse de que las treguas entre Rajoy, Aguirre y Gallardón son "pura pantomima". Los protagonistas ahora callan para no desatar la guerra. Como si de un pacto de silencio se tratara, ayer Aguirre enmudeció. "¿Pero qué es esto?", dijo ante el revuelo de periodistas. "No voy a hacer ninguna declaración", concluyó. 

Gallardón hizo otro tanto. "No voy a hacer ningún comentario que perjudique a mi partido", sostuvo el alcalde de Madrid. Por su parte, Rajoy ayer tampoco le quiso dar más vueltas. Con el perdón expresado por Aguirre, la presidenta quedaba absuelta y sin expediente.  

Cospedal aconsejaba ayer a Zapatero que fuera al desayuno de la Oración con Obama para "rezar por los españoles porque aún les quedan dos años de Ejecutivo socialista". Ayer, un dirigente conservador bromeaba con esta frase retorciéndola y apuntándola hacia Aguirre- "A ella no se le ha puesto ni penitencia".  

En el Gobierno las palabras de Aguirre también tuvieron su recorrido. Para el vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, su expresión pone de manifiesto que en el PP hay "demasiado odio y resentimiento interno". Mientras, la vicepresidenta segunda, Elena Salgado, destacaba que con ello se ponía de manifiesto "la necesidad de la asignatura de Educación para la Ciudadanía". Hasta el secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM), Tomás Gómez, quiso resaltar que su actitud refleja "una actitud mafiosa ante la política". 

Ayer el argumentario del PP se extendió rápidamente. Tanto la secretaria general, María Dolores de Cospedal, como el líder de la formación en Andalucía, Javier Arenas, salieron a defender a Luis Bárcenas. Para ambos es “lógico” que el PP pague la defensa judicial del ex tesorero porque “lleva 30 años trabajando para el partido”. El aún senador del Grupo Popular en el Senado recibe un trato especial por parte de Mariano Rajoy a diferencia del resto de imputados en el ‘caso Gürtel’ aunque el pasado 28 de julio, tras declarar en el Tribunal Supremo, Bárcenas tuvo que renunciar de forma “temporal” a su puesto. Cospedal confirmó que el PP había “asumido este gasto” porque lo consideraba “oportuno”. Arenas resaltó que Bárcenas había estado ejerciendo durante mucho tiempo una labor “modélica”. 

(www.publico.es, 02/02/10)

AGUIRRE INSISTE EN SUS ATAQUES A COBO Y SÁENZ DE SANTAMARÍA NO VALORA LA 'GUERRA' REABIERTA EN EL PP DE MADRID 

La guerra fraticida que vive el Partido Popular en Madrid continúa pese a que Rodrigo Rato ya preside Caja Madrid. Tras una breve tregua entre el alcalde, Alberto Ruiz Gallardón, y la presidenta regional, Esperanza Aguirre, la propuesta de sanción al número dos del consistorio y el desliz de ésta ante un micrófono abierto ha devuelto el protagonismo a la lucha entre ambos. Una batalla que el PP prefiere soslayar y, en último extremo, achacar a la legislación vigente. 

Hoy mismo, en una entrevista concedida a El Mundo, Aguirre reitera que, en su opinión, el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, no debería figurar en las listas de las elecciones municipales previstas para 2012 tras la sanción que, previsiblemente, supondrá su suspensión de militancia por un año por las declaraciones contra Aguirre realizadas en EL PAÍS el pasado mes de octubre. 

Aguirre reitera en la entrevista que el "hijoputa" que captaron los micrófonos el pasado viernes no se refería a Gallardón, sino a un consejero de Caja Madrid. Un consejero, Fernando Serrano, afín al alcalde y que se ha quedado sin asiento a favor de Izquierda Unida, según reveló la presidenta, algo que Mariano Rajoy sabía desde hace un mes. 

Este extremo ha servido al propio Cobo para preguntarse qué hubiera pasado si hubieran sido él o Gallardón quienes hubieran sido los protagonistas de la ya famosa conversación entre Aguirre y su vicepresidente, Ignacio González. 

La reactivación de la guerra entre Gallardón y Aguirre parece preocupar más al Gobierno que al propio PP. En una entrevista en Antena 3, la portavoz popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, ha soslayado el asunto, lo ha enmarcado en el plano personal y ha tildado de "normal" que en su partido existan grandes diferencias entre máximos responsables. 

Sin embargo, para la vicepresidenta segunda, Elena Salgado, la literalidad de las palabras de Aguirre ("que ponen de manifiesto la necesidad de la asignatura de Educación para la Ciudadanía") revelan que "cuando se trata del poder, el PP es más intervencionista que nadie". 

Salgado, en declaraciones a TVE, no ha querido valorar el insulto de Aguirre ya que considera "más grave la pregunta de qué armas tenemos". En un momento de la conversación con González, Aguirre asegura que "ellos [sus rivales en Caja Madrid] van a presentar lo de la ley" [una reforma legal para ampliar el número de consejeros] e inquiere a su vicepresidente por las armas que tienen contra sus adversarios en la entidad. 

Para la vicepresidenta económica es la prueba del "deseo de intervenir" y de que "la batalla continúa" dentro del PP. 

Algo más concreto que su jefa de filas se ha mostrado el portavoz económico del PP en el Congreso, Cristóbal Montoro, quien ha culpado de la guerra entre Aguirre y Gallardón a la Ley de Cajas que, en su opinión, deja los consejos rectores en manos de los políticos, algo que el PP propone cambiar ya que "no es bueno que desde la política se esté trasteando en los consejos". 

(www.elpais.com, 01/02/10) 

LOS INSULTOS DE AGUIRRE GENERAN SILENCIO EN EL PP Y DESMENTIDOS EN IU 

Hoy se cumplieron dos días desde que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, se jactara de haber beneficiado a IU en Caja Madrid, en detrimento de un "hijoputa" del PP, sin ser consciente de que sus palabras estaban siendo grabadas. En la dirección nacional del PP la consigna para abordar esta nueva crisis es el silencio. El líder del partido, Mariano Rajoy, fue preguntado hoy por los periodistas en Bormujos (Sevilla) sobre las palabras de Aguirre hasta en cuatro ocasiones. Prefirió callar. 

Esta actitud contrasta con la forma en la que se gestionaron las duras críticas que el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, vertió contra la líder del PP madrileño en una entrevista al pasado 26 de octubre. Este mismo día, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, afeó la actitud de la mano derecha de Alberto Ruiz-Gallardón. Entre otros temas, Cobo había declarado que lo que la presidenta estaba haciendo con Rato en Caja Madrid era de "vómito". 

También ese mismo día, el comité de derechos y garantías del PP de Madrid, donde milita el vicealcalde, se reunía para estudiar el caso. Cobo ha recibido una propuesta de sanción de un año de suspensión de militancia.

En la dirección nacional del PP argumentan su postura en que Aguirre, a diferencia de Cobo, hizo sus declaraciones en el ámbito "privado". Y recuerdan que la presidenta pidió perdón. Pese a que nadie en el PP dudaba de que ésta se refería a Ruiz-Gallardón con su insulto, ella misma precisó que aludía a un consejero. 

En este contexto, el vicealcalde se ha reafirmado en el contenido de su entrevista asegurando que sus críticas llegó a decir que Aguirre iba a por la caja han quedado "rubricadas".  "No quiero pensar qué hubiera ocurrido si lo que ha dicho Aguirre lo hubiéramos dicho Gallardón o yo". 

Esta crisis se produce en una semana clave para Cobo. Mañana declarará en el supuesto caso de espionaje de la Comunidad de Madrid. Además, presentará sus alegaciones al pliego de cargos. En más de una ocasión, se ha reafirmado en su entrevista. Por su parte, Paloma Adrados, consejera de empleo de Madrid, echó hoy un cable a su jefa recordando que ya ha pedido disculpas.  

Desde IU, como ya hicieron el viernes, intentaron desmarcarse de las palabras de Aguirre. Su coordinador en la Comunidad de Madrid, Gregorio Gordo, aclaró que no ha habido "ningún acuerdo" entre Aguirre e IU en el reparto de puestos en Caja Madrid y que la coalición tiene "lo que le corresponde". "A nosotros no nos han regalado nada", aseveró Gordo .  

(www.publico.es, 01/02/10) 

AGUIRRE NO VE NORMAL QUE COBO REPITA EN LA LISTA ELECTORAL DEL PP 

Lejos de intentar rebajar el tono del enfrentamiento, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, alimenta en las páginas del diario El Mundo la polémica que mantiene con Alberto Ruiz Gallardón, el alcalde Madrid.  Aguirre no ve normal que el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, mano derecha de Gallardón, vuelva a figurar en la candidatura del PP a las elecciones municipales después de sus declaraciones contra ella, "que claramente atentan contra un artículo de los estatutos del PP". 

En una entrevista que publica hoy el diario de Pedro J., la presidenta madrileña contesta con un "no" a la pregunta de si le parecía normal la presencia de Cobo en la candidatura para las municipales de mayo de 2011, aunque añade que aún "falta mucho tiempo" y precisa en la siguiente respuesta que "las listas las hace el Comité Electoral". 

"Serán ellos quienes lo valoren. La Presidencia es un órgano del partido y el Comité Electoral, otro. Es evidente que alguna relación tengo con sus miembros -admite-. Pero ellos deciden, no yo". 

Insiste además en que sus palabras ante un micrófono abierto -"creo que nosotros hemos tenido la inmensa suerte de poderle dar un puesto a IU quitándoselo al hijo puta"- "desde luego" no se referían al alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón. 

Reitera Aguirre que "todo el mundo sabe que ninguna conversación privada resiste una transcripción literal" y puntualiza que "el fondo del asunto es que el pacto de estabilidad de la caja llevaba consigo mantener el peso que tenía IU". 

Sobre lo dicho por Cobo este fin de semana, cuando se preguntaba qué hubiera pasado si él hubiera hecho esas declaraciones, contesta: "Eso no eran declaraciones, era una conversación privada y ya he pedido disculpas". 

En la entrevista, en la que no quiere profundizar en nada relativo a la sanción a Cobo por sus críticas hacia ella, Aguirre asegura que con Ruiz-Gallardón siempre ha convivido y seguirán haciéndolo, aunque no están "ideológicamente en el mismo sitio" porque discrepan "en muchos asuntos". 

"Yo soy partidaria de bajar los impuestos y él de subirlos. Él es intervencionista y yo no. Pero discrepar no es malo. Ambos estamos en el mismo partido y en las cosas importantes estamos de acuerdo", afirma. 

También es preguntada varias veces por la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, hasta que zanja el tema con un "no voy a hacer ninguna declaración que me enfrente a Cospedal". 

Esperanza Aguirre se declara "clarísimamente partidaria de la energía nuclear", cree "una contradicción inmensa" que una ley obligue a expulsar a los inmigrantes en situación irregular y otra a empadronarles, dice estar "a favor de la cadena perpetua revisable", piensa que hay que modificar la Ley del Menor y entiende que la jubilación a los 67 años "es una operación de distracción para desviar el debate" de la crisis económica. 

También considera "importante" que se vuelva a plantear "el asunto de las autonomías a la luz de los 32 años de Constitución". 

(www.publico.es, 01/02/10) 

SÁENZ DE SANTAMARÍA PIDE "TOMARSE CON NATURALIDAD" QUE AGUIRRE HABLE DE "HIJOPUTAS" 

La portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, ha instado a "tomarse con naturalidad" las palabras de la lideresa del PP, Esperanza Aguirre, en las que —por un micrófono abierto— se jactaba de que IU esté en el Consejo de Administración de Caja Madrid a costa de quitarle el puesto "al hijoputa".  

En cuanto a las declaraciones de Aguirre en una entrevista en El Mundo, donde dice que ideológicamente ella y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, no están en el mismo sitio, ha afirmado que es normal que haya diferentes maneras de abordar las cosas en un partido con 700.000 militantes; eso sí, ha añadido, dentro de un discurso único. 

Sáenz de Santamaría ha cargado contra el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con quien el país "está perdiendo el tiempo porque su proyecto político está agotado". 

En declaraciones a Antena 3, Sáenz de Santamaría ha añadido que cuanto más tiempo siga en el Gobierno el actual presidente "la debacle económica será mucho mayor". "Empezaremos a recuperar empleo cuando Zapatero pierda el suyo y haya liderazgo de verdad en La Moncloa", ha apostillado. 

La portavoz del PP ha criticado la propuesta del Gobierno para reformar el sistema de pensiones y se ha referido a las declaraciones del ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, para quien las cuentas de la Seguridad Social gozan de una salud de hierro. 

"A quien tiene una salud de hierro desde luego no se le extirpa un riñón, que es lo que pretende hacer ahora el Gobierno", ha afirmado Sáenz de Santamaría. 

A su juicio, en el "pensionazo" está el ejemplo más claro del modus operandi del Gobierno, que "improvisa" medidas y una "reforma de esta magnitud" sin pensarla, en lugar de poner sobre la mesa una propuesta y someterla al debate del Pacto de Toledo. 

"Así no se hace una reforma de las pensiones", ha opinado la portavoz del PP, para quien lo primero que debería hacer el Ejecutivo es pagar los 8.000 millones de euros que desde 2008 debe del fondo de reserva de las pensiones. 

Sobre el abandono del escaño del diputado del PP Manuel Pizarro, la portavoz parlamentaria ha afirmado que ha aprendido mucho de él durante este tiempo de legislatura y ha asegurado que ha sido un "lujo" contar con su experiencia y asesoramiento, que ha agradecido. 

(www.publico.es, 01/02/10) 

AGUIRRE, LEJOS DE ENTONAR EL MEA CULPA, ACUSA DE INTERVENCIONISTA A GALLARDÓN Y ABOGA POR SACAR A COBO DE LAS LISTAS 

Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid, ha vuelto a abrir fuego contra el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón y su número dos, Manuel Cobo, desde la trinchera que siempre tiene disponible en el afín periódico El Mundo. Tras la polémica levantada por la publicación de una conversación suya congratulándose de quitar un consejero en Caja Madrid “a ese hijoputa”, en probable alusión a Gallardón -aunque ella dice que se refería a un consejero-, y la consiguiente contestación de Cobo, la lideresa ha vuelto al ataque, criticando duramente al segundo del alcalde y, de paso, al mismo regidor. “No me parecería normal que Cobo vuelva a figurar en las listas”, ha declarado, tras apuntar que el vicealcalde “atentó contra los estatutos” al calificar su gestión en Caja Madrid como “de vómito”. “Gallardón y yo no estamos ideológicamente en el mismo sitio”, remarca en otro punto de la entrevista. 

“No me parecería normal que Cobo vuelva a figurar en las listas”, confiesa Aguirre, quien añade que “falta mucho tiempo” para configurarlas. Eso sí, la popular niega que ella pueda purgar al vicealcalde porque las candidaturas “las hace el Comité Electoral. (…). La Presidencia es un órgano del partido y el Comité Electoral otro. Es evidente que alguna relación tengo con sus miembros. Pero ellos deciden, yo no”, remarca. 

¿Entrevista a Gallardón? 

Aguirre, quien rechaza valorar la sanción propuesta para Cobo – un año de suspensión de militancia revisable-  al no ser firme, da cuenta de que el segundo de Gallardón no le ha pedido perdón por la entrevista en El País, y se sube al carro de quienes, como el mismo director de El Mundo, ven la mano negra del alcalde tras sus declaraciones. “Había cosas en esa entrevista que hacían pensar que podían haber sido inspiradas.  

Por ejemplo, Cobo habla de que Zapatero ha adquirido unos compromisos con él. ¿Desde cuándo el presidente del Gobierno tiene relación con los vicealcaldes? Si acaso, las tiene con los alcaldes”, explica, insinuando la tesis difundida en su momento por Pedro J. Ramírez y Federico Jiménez Losantos de que era el alcalde quien respondió a las preguntas de El País.

Lo de Costa fue un “malentendido” 

Aguirre, además, diferencia el expediente de Cobo del de Ricardo Costa, ex número dos del PP Valenciano, pues en el caso de este último “hubo una especie de malentendido” porque “la dirección del partido entendió que había cesado en sus funciones” y “no lo entendió así él”. Cobo fue expedientado por reivindicarse a sí mismo en sus funciones tras su expulsión pública, sin embargo, la causa primigenia de la polémica eran sus supuestos vínculos con la trama Gürtel y su presunta utilización como chivo expiatorio para evitar que la red arrollase al president Camps. Para la presidenta, lo de Costa “no es comparable con las declaraciones públicas de Cobo, que claramente atentan contra un artículo de los estatutos del PP”.

Disculpas al "hijoputa" 

Sobre su propia metedura de pata en la conversación en la que alude a "ese hijoputa", la dirigente se limita a explicar que ella ya ha "pedido perdón públicamente" y a diferenciar sus palabras de las de Cobo porque las suyas "no eran declaraciones". "Todo el mundo sabe que ninguna conversacion privada resiste una trasncripción literal" argumenta, negando, eso sí, que estuviese aludiendo al alcalde. "Era una conversación privada y ya he pdido disculpas", insiste.

Separación ideológica  

Más adelante, la presidenta ahonda en su relación con el regidor, eludiendo contestar si lo suyo tiene arreglo con un “siempre hemos convivido y seguiremos haciéndolo”. En cualquier caso, Aguirre toma distancia del alcalde destacando que “Gallardón y yo no estamos ideológicamente en el mismo sitio porque discrepamos en muchos asuntos. Yo soy partidaria de bajar los impuestos y él de subirlos. Él es intervencionista y yo no. Pero discrepar no es malo. Ambos estamos en el mismo partido y en las cosas importantes estamos de acuerdo”.

La marcha de Pizarro 

“Ignoro la razón por la que en nuestro Grupo Parlamentario en el Congreso no se le han encomendado tareas más importantes” apunta, deslizando hacia Génova las culpas de la marcha del que fuera el gran fichaje económico de Mariano Rajoy, quien dejó su escaño el pasado viernes. “Pizarro es una personalidad excepcional, con una preparación y experiencia fuera de serie, y es una pena que nuestro partido se quede sin él”, añade.

La polémica nuclear 

“Yo he escuchado a la secretaria general decir que no se va a expedientar a nadie. Espero que no se expediente a nadie por tomar una decisión a favor de la energía nuclear” remarca la presidenta, tras confesarse “clarísimamente partidaria” de esta. Aguirre rehúsa, eso sí, condenar la “bicefalia” de Cospedal –número dos de Génova y presidenta del PP castellano-manchego-, indicando que no hará “ninguna declaración” que la “enfrente” a la cúpula. En su opinión, que Cospedal mire “por los intereses de todos los españoles” y por “los castellano-manchegos” es algo “perfectamente entendible”. 

Empadronamiento de inmigrantes 

“Si la ley obliga a expulsar a los irregulares,es una contradicción inmensa que se obligue a darles carta de naturaleza empadronándolos. El PSOE ha sacado el caso Torrejón como si fuera equiparable al de Vic. El alcalde de Torrejón empadronar a todos los ciudadanos, lo que no empadrona es a los turistas. Un turista es un transeúnte, luego no le puedo dar carta de residente”, opina.

Cadena perpetua 

“Estoy a favor de la cadena perpetua revisable, y muchos ciudadanos también lo están. Si un individuo ha matado a 0 personas y le condenan a 700 años, no tiene por qué salir al os 30 ni a los 40” argumenta, demagógicamente. Las penas españolas están por encima de la media europea. Para Aguirre también habría que cambiar la Ley del Menor “porque hay que distinguir entre delitos de gravedad leve o intermedia y delitos muy graves”.

Reforma laboral y sistema de pensiones 

En su línea, la popular aboga por reformar el mercado laboral porque, en su opinión, “tenemos el más obsoleto, franquista y anticuado de toda Europa”. En paralelo, se opone a la reforma del sistema de pensiones porque el Gobierno, asegura, está tomando “medidas para reducir el número de pensionistas, no para subir el de cotizantes”.  

(www.elplural.com, 01/02/10) 

COSPEDAL JUSTIFICA EL "HIJOPUTA" DE AGUIRRE PORQUE "HA PEDIDO PERDÓN" 

La secretaria general del PP, María Dolores De Cospedal, ha asegurado que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ya ha "pedido perdón" por sus palabras sobre Caja Madrid captadas por un micrófono abierto y destacó que esa conversación fue grabada "más allá del ámbito de la intimidad". "Seguramente es una manera de hablar fuera de tono y pido disculpas, si quiere preguntar usted si me refería al alcalde, le digo que no", afirmó Aguirre en la Cope.  

No obstante, De Cospedal ha eludido precisar si a la presidenta madrileña se le abrirá un expediente informativo, si bien todo apunta que en el PP no se cursará, aunque si tal proceso se pone en curso, será porque así lo han decidido los órganos competentes. 

De Cospedal se ha manifestado también sobre el cruce de comentarios que en las últimas fechas han efectuado la presidenta y el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, por la propuesta de sanción que el PP ha dirigido a éste último. 

El brazo derecho de Alberto Ruiz-Gallardón en el consistorio madrileño dijo la semana pasada que esa propuesta de sanción remitida por los instructores de su expediente, un año de suspensión de militancia revisable a una duración menor, no le impedía seguir en el cargo que actualmente ejerce. Aguirre ha declarado en una entrevista al diario El Mundo que no vería "normal" que Cobo figurase en la lista para el Ayuntamento de Madrid en las elecciones locales de 2011. 

Preguntada por este cruce de declaraciones, la número dos del PP ha ratificado las palabras que en su momento dijo Rajoy: como presidente del partido, él es el responsable de las listas electorales. Lo afirmó el líder del PP ante el Comité Ejecutivo Nacional que a primeros de noviembre pasado convocó de urgencia para poner fin a lo que llamó "espectáculos bochornosos": la disputa entre Aguirre y Gallardón por la composición de Caja Madrid y la polémica alrededor del ex secretario general de la formación en la Comunidad Valenciana Ricardo Costa. 

De Cospedal, además, ha señalado que de ambos aspectos no ha hablado hoy el Comité de Dirección del PP a pesar de que Gallardón forma parte del mismo. Sólo ha recalcado, respecto a la composición de Caja Madrid, presidida desde la semana pasada por Rodrigo Rato como era deseo de Rajoy, que a tal extremo se ha llegado con consenso de las partes. 

(www.publico.es, 01/02/10) 

GALLARDÓN: "NO VOY A HACER DECLARACIONES QUE PERJUDIQUEN A MI PARTIDO" 

Silencio. Esa parece ser la consigna en el PP después de que un micrófono inesperadamente abierto delatara a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, jactándose de quitar un puesto en Caja Madrid al "hijo puta" . Y ¿quién es el hijo puta? Todo el mundo cree que la lideresa se refería a Alberto Ruiz-Gallardón, aunque Aguirre jura y perjura que no hablaba de su íntimo enemigo.  

Pero por mucho que lo repita, nadie cree a Aguirre: por eso la expectación por conocer la opinión del aludido era máxima. Una legión de periodistas siguió este lunes al alcalde de Madrid hasta un campo de césped artificial para conocer su opinión. Pero Gallardón, en sintonía con la omertá que parece haber impuesto el PP, no dijo esta boca es mía. "No voy a hacer ningún comentario que perjudique a mi partido ni sobre ninguna otra declaración", dijo el alcalde ante la insistencia de los informadores.  

Una frase que se presta a muchas interpretaciones, la más evidente que Gallardón prefiere morderse la lengua y no sembrar así más polémica. Porque lo que parece claro es que al alcalde no le han gustado nada las palabras de Aguirre.  

Junto a Gallardón estaba su mano derecha, Manuel Cobo, que el sábado ya dio su opinión sobre el asunto cuando se preguntó qué hubiera pasado si la situación hubiera sido al revés. Pero ahí se agotó el cupo de las declaraciones: ni tan siquiera Cobo quiso hablar este lunes. Gallardón también optó por el silencio, avalando así las declaraciones de Cobo.   

(www.publico.es, 01/02/10)

Cobo sobre el insulto de Aguirre: "¿Qué habría pasado si lo digo yo?"

El vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, se preguntó ayer qué habría pasado si es él en lugar de Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid, el que se hubiese alegrado de darle a IU un puesto en Caja Madrid y quitárselo "a un hijoputa", según soltó Aguirre el pasado viernes en una conversación captada por un micrófono abierto.

Cobo subrayó que no es a él a quien corresponde hablar de posibles sanciones para Aguirre e insistió en que "todos los militantes deben estar a las órdenes de la legítima autoridad de nuestro partido".

Durante el recibimiento en el aeropuerto de Barajas a un equipo del Samur desplazado a Haití, Cobo, número dos del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, declinó valorar el insulto de Esperanza Aguirre. No obstante, comentó: "Lo dije y lo vuelvo a decir. Hay determinadas actitudes que ponen obstáculos pero no van a impedir que Mariano Rajoy sea presidente del Gobierno y, por tanto, todos los militantes del Partido Popular debemos estar a lo que nos diga el partido", señaló.

También se preguntó por las consecuencias que hubieran tenido esas palabras en caso de que hubieran sido pronunciadas por él mismo o -señaló- "por Alberto Ruiz-Gallardón".

www.elpais.es 31.01.10

AGUIRRE: "HEMOS TENIDO SUERTE DE DARLE UN PUESTO A IU Y QUITÁRSELO AL HIJOPUTA"

Los micrófonos abiertos le han jugado una mala pasada esta mañana a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. Durante un acto en el Camino de Santiago, en Becerril de la Sierra, la presidenta madrileña, que mantenía una conversación sobre Caja Madrid con su vicepresidente, Ignacio González, y la consejera de Medio Ambiente, Anabel Mariño, ha deslizado la siguiente frase, que han podido grabar los micrófonos de los periodistas: "Yo creo que hemos tenido una inmensa suerte de poder darle un puesto a IU quitándoselo al hijoputa". 

Pese a que la presidenta no se ha referido literalmente a Caja Madrid, el contexto de la conversación grabada indica que la frase se refiere inequívocamente a la entidad bancaria, que cerró su larga crisis política con el nombramiento como presidente de Rodrigo Rato. El "hijo de puta" en este caso podría ser su rival en la batalla por el control de la Caja, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ya que el PP es el único partido que ha perdido un puesto. 

El conflicto arranca cuando se negocian los consejeros que van a renovar la Comisión de Control de Caja Madrid, donde entraban seis nuevos miembros y dos vocales renovaban. Existía la posibilidad de que continuaran Fernando Serrano, afín a Gallardón, o Rubén Cruz, de IU. Aguirre impuso su criterio de que fuera Rubén Cruz, porque Serrano estaba expedientado por la Consejería de Hacienda de la Comunidad de Madrid. Este expediente se abrió a raíz del enfrentamiento entre Aguirre y Gallardón para evitar que se iniciaran las elecciones en la entidad bancaria. 

Serrano, como presidente de la Comisión de Control y Comisión Electoral, tomó partido en contra de Aguirre. La consejería regional le abrió expediente por presidir la comisión y ser a la vez defensor del ciudadano del Ayuntamiento de Madrid. También abrió expediente, por un conflicto similar, a Juan Gómez Castañeda, de IU, pero en este caso lo cerró sin ninguna acusación. En las negociaciones finales para alcanzar el pacto de la presidencia de Rato, Aguirre argumentó el expediente de Serrano para cerrarle el paso en la comisión de control. En su lugar, dejó a Rubén Cruz, de IU. 

En la conversación, que se produjo prácticamente cuchicheando, se escuchan también los nombres del secretario general de CC OO, Javier López, y el presidente de la CEIM, que representa a los empresarios madrileños, Arturo Fernández, y Miguel Corsini, ex presidente de Renfe. Este último es uno de los nuevos miembros de la Comisión de Control. Además, Mariño respondió a la presidenta con una frase, que no se escucha, pero en la que se alude directamente a Caja Madrid. El vicepresidente González apenas intervino en la conversación. 

Las frases grabadas las ha formulado Aguirre en una carpa situada en un predio de Becerril de la Sierra en la falda del monte de la Maliciosa, donde la presidenta regional y su segundo han firmado con siete alcaldes de la zona un convenio para la promoción del Camino de Santiago a su paso por Madrid. Mientras firmaba los numerosos documentos del convenio, conversaba con Ignacio González; sobre su pecho lucía la vieira o concha de los peregrinos jalonada por una cruz roja jacobea y blandía un bastón de caminante a Santiago de Compostela. 

(www.elpais.com, 29/01/10)

PIZARRO ABANDONA A RAJOY 

El diputado del PP Manuel Pizarro ha comunicado al presidente del partido, Mariano Rajoy, que abandona su escaño en el Congreso. Pirarro, la gran apuesta económica de los conservadores en las pasadas elecciones ha alegado "razones estrictamente personales" para tomar la decisión. El Partido Popular, en un comunicado, ha asegurado que Manuel Pizarro "mantiene su compromiso con el proyecto político del Partido Popular, su militancia en el mismo y ha mostrado su disposición a seguir participando de manera habitual en las actividades del partido". "Mariano Rajoy piensa seguir contando con la experiencia y los conocimientos de Manuel Pizarro en su objetivo de lograr que las propuestas del Partido Popular sean reconocidas por la mayoría de españoles como la mejor solución a sus problemas actuales", afirma el comunicado.  

(www.publico.es, 29/01/10)  

COBO Y LOS AGUIRRISTAS REABREN LA GRESCA A CUENTA DE LA SANCIÓN Y EL ESPIONAJE 

Ya no tienen a Caja Madrid para enfrentarse, y el clima ha cambiado mucho. Pero los eternos enemigos del PP madrileño, el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, y la presidenta, Esperanza Aguirre, están donde estaban. La distancia se mantiene, y la tensión entre sus equipos siempre está lista para saltar. La sanción de un año de suspensión de militancia a Manuel Cobo, mano derecha de Gallardón, por criticar a Aguirre, provocó ayer una nueva trifulca dialéctica, aunque de momento parece que se quedará en eso. 

Abrió el fuego Francisco Granados, quien a pesar de mostrar claramente que la sanción de un año satisface a los aguirristas -"si está dentro de lo que marcan los estatutos; asunto zanjado"-, dejó claro que quieren más: que Cobo deje de ser portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento. Granados eligió una fórmula indirecta: "Si yo fuera alcalde de cualquier municipio no tendría como portavoz a una persona suspendida de militancia en el partido". 

Cobo entró al trapo: "Lo que ha dicho es muy respetable y tiene razón, porque yo no sería portavoz de Granados ni nada. Tampoco me nombraría, él prefiere designar a otros como el señor [Sergio] Gamón [responsable de Seguridad de la Comunidad de Madrid e imputado por el caso de los espías, que afecta al propio Cobo]". 

La polémica por la sanción a Cobo reavivaba así la tensión por el caso del espionaje. Cobo dejó claro que él seguirá de vicealcalde y portavoz. "Me siento legitimado porque me lo pide el alcalde, y el grupo ya votó". Efectivamente, los gallardonistas ganaron esa votación por la mínima, pero los aguirristas podrían volver a intentarlo cuando la sanción sea firme. Cobo dejó también claro que un año le parece excesivo: "Acatar no significa estar de acuerdo", dijo sobre la sanción. 

Ignacio González, mano derecha de Aguirre, fue más lejos. Hubo que preguntarle tres veces, pero al final lo soltó: "Cuando llegue el momento de elaboración de las listas se tomará la decisión de quién va o no va en la lista. Evidentemente, todo pesa", dijo para insinuar que el puesto de Cobo está en el aire. González es también presidente del comité electoral del PP regional. Y es este partido, controlado por Aguirre, quien propone la lista municipal. Pero es Mariano Rajoy quien finalmente decide. Cobo tiene una relación estrecha con el líder del PP, con lo que la posibilidad de que se quede fuera de las listas es remota. 

(www.elpais.com, 29/01/10)

VILLENA, UN DEBATE QUE EMPEZÓ EN LA POLÍTICA Y ACABÓ A BOFETADAS 

Primero fue la discrepancia política, después el distanciamiento personal, luego llegaron las bofetadas y, al final, la escisión, con cinco concejales expulsados del PP y una alcaldesa -que había logrado una amplia mayoría absoluta- en minoría. El despropósito del PP en Villena arrancó en el congreso provincial que enfrentó en diciembre de 2008 a ripollistas y campistas. Más allá de ese hecho no hay nada en lo que coincidan la alcaldesa Celia Lledó y sus antiguos compañeros a la hora de explicar la crisis. 

Al congreso de Orihuela los concejales del PP llegaron divididos: ocho apostaron por el candidato campista, el alcalde de Benidorm, Manuel Pérez Fenoll, y los cuatro restantes, entre los que se encontraba la alcaldesa, por José Joaquín Ripoll, que ganó el congreso justo por cuatro votos. Desde entonces ya nada fue igual. 

"A partir de ahí empezaron las represalias personales. O estabas con la alcaldesa o contra ella", denunció ayer Juan Richart, líder de los ediles díscolos. "Todo arrancó en el congreso del PP", confirmó Celia Lledó. 

Discrepancias políticas, represalias personales y, para colmo, la agresión que Richart sufrió el pasado mes de septiembre en plena calle por parte de Isidro Gozálvez, asesor de Lledó y esposo de la concejal de Urbanismo, María José Hernández. Richart presentó entonces su renuncia como concejal de Obras y Servicios, y la alcaldesa la aceptó. Sin embargo, el asesor ha salido indemne. Y es que Gozálvez es intocable: fue jefe de campaña de Lledó, hombre de confianza de Ripoll y uno de los artífices de la victoria del PP en este feudo socialista. 

La crisis estaba servida. La alcaldesa la reduce a mera "ambición política" de quienes "pretendían romper el PP desde dentro". Ayer, Lledó, visiblemente más tranquila porque el enemigo ya está fuera, instó a los concejales rebeldes a que "no roben el acta de concejal y se vayan a su casa". La alcaldesa pidió disculpas y admitió el "grave error" de incluir a estos concejales en la lista del PP. "Asumo la responsabilidad, y me siento frustrada", admitió. 

Los ediles Francisco Abellán y José Tomás Peralta, que apoyaron a Fenoll y ahora están con Ripoll, explicaron que tras el congreso provincial "la pugna se acabó y había que olvidar". 

Los cinco concejales críticos (más un sexto que está de baja por enfermedad), que presentaron su baja del PP para evitar la expulsión el mismo día que abandonaron el gobierno municipal, improvisaron ayer una rueda de prensa en casa de una de las ediles. 

Los díscolos denuncian la "prepotencia y falta de diálogo" de la alcaldesa. No les convocaba a las reuniones, ocultaba información e imponía el sentido del voto. Richart admitió "desavenencias personales y políticas". 

Durante las últimas semanas se intentó alcanzar un pacto de no agresión. Por parte de Camps se empleó a fondo el vicepresidente Juan Cotino, además del delegado del Consell en Alicante, José Ciscar. Y Miguel Ortiz hizo lo propio en representación de Ripoll. Pero no hubo acuerdo. 

Ahora el gobierno municipal ha saltado por los aires; la polémica sobre el depósito de basura de Castellón o Valencia en Villena ha sido un elemento más que sumar al conflicto. El resultado, una alcaldesa en minoría que cuenta con el apoyo de cinco concejales frente a 14 en la oposición. Los socialistas no piensan presentar moción de censura. 

(www.elpais.com, 28/01/10) 

EL PP DE ALICANTE CULPA A LA DIRECCIÓN REGIONAL DEL CONFLICTO 

El vicesecretario de Organización del PP en la provincia de Alicante, Miguel Ortiz, responsabilizó ayer a la dirección regional del PP del conflicto de Villena. En una rueda de prensa, recordó que el enfrentamiento con la alcaldesa se remonta un año atrás, cuando se produjo el proceso de elección de compromisarios para el congreso provincial del PP, en que Lledó se postuló a favor del presidente provincial, José Joaquín Ripoll, y los críticos apostaron por el candidato afín a la dirección regional. A partir de ese momento, y "pese a los innumerables esfuerzos de la alcaldesa para reconducir la situación" los cinco ediles han realizado "una serie de provocaciones para desgastar a Celia Lledó".  

Preguntado sobre la inclusión de los cinco ediles críticos en la candidatura del PP de Villena para las elecciones municipales de 2007, advirtió que "se está demostrando una y otra vez, y por supuesto el ejemplo más claro es Benidorm, pero podría servirnos el ejemplo de Villena, que todas las intervenciones de fuera del comité local lo que hacen es provocar situaciones que nadie quisiera". "Me consta cómo se hicieron las listas", dijo. Y fue más allá al apuntar "a los apellidos de las personas que están protagonizando este lamentable suceso", en alusión a uno de los ediles críticos, Juan Carlos Pedrosa, familiar de la alcaldesa de Elda (Alicante), Adela Pedrosa, ex número dos del PP regional. Con todo, Ortiz mantuvo que "los resultados no han sido queridos por nadie, ni la dirección provincial, ni la regional" y destacó los esfuerzos del vicesecretario regional, José Ciscar, en nombre de la dirección regional, por reconducir una situación que, insistió, se provocó en la elección a compromisarios. "Estoy convencido de que si la actitud mantenida, de diálogo y de interés, por Ciscar, en los últimos meses, se hubiese mantenido a lo largo de los últimos años, esta situación no se hubiera producido", añadió.Sin embargo, el secretario regional del PP, Antonio Clemente, aseguró ayer que la crisis en Villena se debe exclusivamente a "motivos personales" y no a la batalla interna. 

(www.levante-emv.com, 28/01/10)

AGUIRRE URGE A GALLARDÓN A PRESCINDIR DEL SANCIONADO COBO 

La sanción de un año de suspensión de militancia a Manuel Cobo, vicealcalde de Madrid, por sus críticas a Esperanza Aguirre en una entrevista supone un gesto de acercamiento de Mariano Rajoy a a la presidenta regional. Pero el consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad, Francisco Granados, ha sugerido que la mano derecha de Alberto Ruiz Gallardón no debería seguir ocupando el cargo. "Si yo fuera alcalde de cualquier municipio no tendría como portavoz a una persona suspendida de militancia por mi partido", ha asegurado en una entrevista en RNE. 

Pese a hacer estas declaraciones, Granados considera que el asunto ha quedado "zanjado" y que la sanción a Cobo se encuadra "dentro de los estatutos" del partido. "No me corresponde valorar si es mucho o poco y no lo voy a hacer porque, si no terminará pareciendo que yo estoy muy contento o muy poco contento con la sanción", ha indicado el consejero. 

Tanto Cobo, como el ex secretario general del PP valenciano, Ricardo Costa, tienen pensado recurrir la sanción, y en el caso del vicealcalde madrileño, los marianistas le han ofrecido siempre su respaldo, al igual que el alcalde Gallardón. Granados ha subrayado que la suspensión de militancia "no inhabilita a nadie para ir en una lista electoral", pero ha añadido que "habrá que ver cuál es el comportamiento de esta persona en el futuro, porque no creo que quede inhabilitado ni mucho menos". 

Ricardo Costa ha asegurado que va a recurrir porque considera "injusta" la sanción y basada en "argumentos falsos". Tanto Cobo como él consideran excesiva la suspensión de un año y niegan los hechos que se les imputan. El ex secretario general del PP valenciano no quiso "retar" a la dirección, según fuentes cercanas a Costa, y de acuerdo con el acta y los presentes en la reunión con Francisco Camps nunca fue destituido 

El argumento es similar en el caso de Cobo, quien cree que ya pidió perdón y no quiso denigrar a nadie, pero defiende que sus acusaciones están basadas en hechos, según han explicado fuentes próximas al vicealcalde.

Granados ha defendido la actuación del Comité de Derechos y Garantías."No creo que el objetivo haya sido poner paños calientes. Yo creo que han actuado correctamente en la aplicación de los estatutos, con lo difícil que es esta situación después de unas declaraciones que son de libro. Es una falta grave, se mire por donde se mire. Si el comité ha decidido o decide finalmente que sea un año a nosotros nos parecerá bien porque se habrán aplicado los estatutos". 

La sanción supone un pequeño acercamiento de Rajoy hacia Aguirre, que ya se venía produciendo desde la pasada cena de Navidad y que tuvo su refrendo el pasado martes en un acto en el que el líder del partido aseguró ante la presidenta regional que repetiría como candidata en las próximas elecciones autonómicas en 2011. 

Con sus manifestaciones, Granados ha ido más allá que el propio Rajoy, quien en una entrevista esta mañana en Telecinco ha esquivado pronunciarse sobre la sanción y se ha limitado a decir que la acata y la respeta. También, el portavoz popular, Esteban González Pons, ha rehusado pronunciarse y simplemente ha dicho que se trata de una propuesta de sanción y que aún está abierto el plazo de alegaciones. 

(www.elpais.com, 28/01/10) 

GRANADOS ATACA: "NO TENDRÍA COMO PORTAVOZ A UNA PERSONA SUSPENDIDA DE MILITANCIA". - COBO REPLICA: "YO TAMPOCO ACEPTARÍA NINGÚN CARGO CON ÉL" 

Aunque Esperanza Aguirre evitó ayer pronunciarse sobre la sanción impuesta al vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, por las declaraciones que hizo contra ellal en el contexto de la lucha por el poder en Caja Madrid, su consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, no ha dudado en dar un toque de atención a Alberto Ruiz-Gallardón. El consejero advirtió al alcalde madrileño de que él no tendría como portavoz a una persona suspendida de militancia, y recordó que sus palabras contra Aguirre son una falta “muy grave” y “no se deberían haber producido”. Por su parte, Cobo no ha tardado en contestar, asegurando que él tampoco aceptaría ningún cargo con él ni nombraría a Sergio Gamón responsable de Seguridad, en referencia al escándalo de espionaje que salpica a la Consejería del propio Granados. 

Las palabras del vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, asegurando que la actitud de Aguirre hacia Rodrigo Rato en relación la presidencia de Caja Madrid era “de vómito” le han llevado a ser suspendido de militancia durante un año, algo que se ha interpretado como un gesto de acercamiento de Mariano Rajoy hacia la lideresa. Sin embargo, la presidenta regional -pese a la enésima foto de la reconciliación-, no parece dispuesta a zanjar el asunto y ha lanzado a su hombre de confianza contra Cobo y, por añadido, Gallardón. 

Sugiere que prescinda de Cobo 

El primero en contestar sobre la sanción ha sido el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, que sugirió a Alberto Ruiz Gallardón que se deshaga de su mano derecha. “Si yo fuera alcalde de cualquier municipio no tendría como portavoz a una persona suspendida de militancia por mi partido”, advirtió en una entrevista en RNE.

"Falta grave, se mire por donde se mire" 

Aunque aseguró que el asunto está ya “zanjado” y que no le corresponde a él “valorar si la sanción ha sido adecuada”, destacó que el Comité de Garantías del PP “ha actuado correctamente en la aplicación de los estatutos, con lo difícil que es esta situación después de unas declaraciones que son de libro”. “Es una falta grave, se mire por donde se mire. Si el comité decide o ha decidido finalmente que sea un año a nosotros nos parecerá bien porque se habrán aplicado los estatutos”, añadió.

Cobo tampoco contaría con Granados 

Por su parte, el vicealcalde madrileño no ha dudado en contestar a estas palabras agravando la polémica. Cobo reconoció que es consciente de que no tendría ningún cargo con Granados, pero señaló que él tampoco lo aceptaría. "En ningún momento me tendría a mí ni de portavoz ni de nada. Yo no sería nada con el señor Granados. Sé que no me nombraría nada y yo no aceptaría nada", aseveró. Además, añadió que tampoco habría aprobado nombramientos como el responsable de seguridad de la Comunidad de Madrid, Sergio Gamón, envuelto en el presunto escándalo del espionaje.

Aguirre no está enfadada 

Durante su entrevista, Granados precisó también que Aguirre no está enfadada “ni mucho menos” porque la suspensión no sea por más tiempo porque no tenía “ninguna expectativa concreta sobre cuál iba a ser la sanción”. “Lo que es la cuestión es que no se deberían haber producido las declaraciones”, insistió.

No lo inhabilita, pero... 

El consejero dijo desconocer si Cobo irá o no en la lista de Gallardón para las próximas elecciones municipales de 2011, aunque recordó que la suspensión de militancia “no inhabilita a nadie para ir en una lista electoral”. No obstante, apuntó que “habrá que ver cuál es el comportamiento de esta persona en el futuro” para tenerla o no en cuenta. 

Cobo, feliz por el nombramiento de Rato 

Por su parte, el vicelacalde de Madrid ha querido subruyar que "la noticia importante" de este jueves no es su sanción sino que "hoy vamos a elegir a Rodrigo Rato presidente" de la entidad financiera. En rueda de prensa tras la reunión semanal de la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid, afirmó que presentará alegaciones contra la sanción. "Considero que en 20 años de afiliación he defendido a mi partido, lo voy a seguir haciendo y creo que defendía a mi partido en esas afirmaciones", ha declarado. Ha recordado que "gran parte" de las manifestaciones por las que ha sido sancionado "tienen que ver con lo que hoy va a ocurrir" en Caja Madrid, algo, la elección de Rato como presidente, con lo que "todos en mi partido -ha subrayado- debemos estar contentos" porque es una decisión "muy buena para España".  

(www.elplural.com, 28/01/10)

RAJOY SE CEBA CON COBO Y COSTA 

En política, las batallas se ganan o se pierden casi siempre por culpa de las expectativas. Y, a falta de datos objetivos, que sólo dan las elecciones y los congresos, la victoria o la derrota se mide normalmente por estados de ánimo. Basándose en ese criterio, tras consultar a un nutrido grupo de dirigentes, el marianismo perdió ayer una batalla frente al aguirrismo. 

Todos los afines a Rajoy trataban ayer de quitarle hierro a la noticia del día: Manuel Cobo, mano derecha de Alberto Ruiz-Gallardón y persona de confianza de Mariano Rajoy, será sancionado con un año de suspensión de militancia, bastante más de lo esperado -se habló de tres o, como mucho, seis meses-. Y, además, se lleva la misma sanción, por motivos bien diferentes, que Ricardo Costa, ex secretario general del PP de la Comunidad Valenciana. 

"Era inevitable, los estatutos no dejan margen, es una falta grave, penada de uno a cuatro años. Era lo mínimo, tal vez pueda rebajarse si no hacen mucho ruido, ya que es revisable a los seis meses...", se defendían los marianistas. Mientras, los aguirristas estaban satisfechos, aunque aún no querían vender la piel del oso porque la sanción no es definitiva: se trata de una propuesta. Los dos afectados recurrirán porque no admiten los cargos que se les imputan ni la sanción. Tienen 15 días para hacerlo. 

Cobo ha sido suspendido por criticar a Aguirre en una entrevista, donde dijo que era "de vómito" lo que estaban haciendo con la candidatura de Rodrigo Rato para presidir Caja Madrid. A Costa le sancionan por insistir en que era secretario general cuando Génova lo daba por cesado.  "Los órganos del partido funcionan, pero aquí no se ha producido ninguna decisión. No se ha reunido el comité de conflictos", se limitó a decir la propia Esperanza Aguirre a los periodistas. 

Una suspensión de militancia es algo muy grave para dos personas como Cobo y Costa, que acumulan entre ambos más de 40 años de pertenencia al PP. Ambos llevan ya tres meses suspendidos cautelarmente.

A pesar de que se han llevado la misma sanción, Cobo y Costa no se parecen en casi nada. El primero es un dirigente nacional, ariete histórico contra Aguirre, a la que responsabiliza por el espionaje que sufrió en 2008, un asunto investigado por los tribunales. Costa es un dirigente regional, crecido a la sombra de Francisco Camps, que en el último instante lo dejó caer. Por Camps recogió avales para Rajoy y en contra de su hermano Juan, el ex ministro. "Algunos pretenden convertirme en un chivo expiatorio o en un cabeza de turco, y no me parece razonable", llegó a decir Costa. 

Políticamente, la suspensión a Cobo tiene mayor relevancia interna. Gallardón sigue confiando en él -ayer mismo estaba en el pleno del Ayuntamiento ejerciendo de vicealcalde y portavoz del Grupo Popular, un puesto que no ha perdido pese a no ser ya militante del PP- y su papel es clave en la guerra que ha mantenido Aguirre contra el alcalde de Madrid y el propio Rajoy. 

La suspensión de Cobo es un gesto de acercamiento más en una semana que ya tuvo uno muy relevante: el martes, Aguirre invitó a Rajoy como estrella de un acto del PP madrileño, y ambos se lanzaron múltiples elogios. Además, Rajoy confirmó que ella será de nuevo candidata a presidir la Comunidad de Madrid en 2011, algo políticamente clave después de que él mismo recordara en tono amenazante que, según los estatutos, el presidente del PP pone y quita todos los candidatos. 

El acercamiento ya se había iniciado en la cena de Navidad del PP madrileño, según los aguirristas. Aunque el recelo y las diferencias políticas no se han disipado, ningún dirigente oculta que la relación es ahora distinta. La cercanía de las autonómicas y municipales, donde el PP se la juega, y la buena marcha en las encuestas han provocado una tregua, que no la paz definitiva. 

Si Cobo cuenta con el apoyo de Gallardón y del marianismo, y piensa recurrir una sanción que no asume, Costa también tiene el apoyo de su partido en Valencia y recurrirá. De hecho, la sensación generalizada es que Rajoy y, sobre todo, Dolores de Cospedal, han utilizado a Costa para dar un golpe de autoridad contra Francisco Camps, que llegó a engañar al líder al decirle que el Comité Regional le había relevado como secretario general, algo que nunca sucedió, según coinciden todos los presentes en esa reunión del 13 de octubre. De hecho, aún no se ha aprobado oficialmente el acta de esa reunión, en la que se señala que Costa salió ratificado. 

Ese engaño distanció a Rajoy de Camps, aunque el líder mantiene públicamente su defensa del valenciano y confía en que el Tribunal Supremo no acabe llevándolo al banquillo por cohecho y pueda llegar a las próximas elecciones. 

La mayoría de los dirigentes valencianos consultados consideran que la sanción es demasiado severa. El sucesor de Costa, Antonio Clemente, dijo que un año era "excesivo". "En su momento, a lo mejor, pudo cometer un error más de formas que de otra cosa", indicó Clemente. 

El propio Camps, copa de cava en mano, brindó con Ricardo Costa en la cena de Navidad del Grupo Popular en las Cortes Valencianas a finales del pasado mes de diciembre y tuvo palabras de aprecio hacia él. Camps llegó a barajar la posibilidad de nombrar consejero a Costa antes de que éste fuese defenestrado por la dirección nacional del PP. 

(www.elpais.com, 28/01/10) 

FRASES CON CASTIGO 

"Ha llegado la hora de decir la verdad porque la hipocresía comienza a ser de muy mala calidad", aseguraba Manuel Cobo en la entrevista a EL PAÍS el pasado octubre. Preguntado sobre qué reacción esperaba de su partido a su confesión, respondía: "Los sin escrúpulos buscarán algo contra mí, como en el fascismo". Éstos son extractos de la entrevista que ha provacado su suspensión de militancia en el PP. 

- La batalla por Caja Madrid. "Lo que están haciendo con Rato no tiene nombre, es de vómito, y más si viene de aquellas personas cercanas hoy a Esperanza Aguirre, que deben a Rodrigo todo lo que son". 

- El espionaje. "Intentaron encontrarme algo que me hiciera dependiente de ellos, a través de esa gestapillo que montaron y espiándome como espiaban a Alfredo Prada". 

- La ambición de Aguirre. "Nunca he visto a nadie hablar tanto de España como a ellos. ¿Qué somos? ¿Nacionalistas madrileños? No, éste es un partido único. Los que en mi partido no quieran ayudar a Rajoy que no lo hagan pero, al menos, que no le pongan tantas zancadillas como le están poniendo. 

(www.elpais.com, 28/01/10)

EL PP EXPULSA A LOS EDILES CAMPISTAS DE VILLENA POR ABANDONAR EL GRUPO 

Estalló la crisis del PP en el Ayuntamiento de Villena. Los cinco concejales campistas solicitaron ayer abandonar el equipo de Gobierno y pasar al grupo de no adscritos debido a "las serias y profundas discrepancias políticas" que mantienen con la alcaldesa, Celia Lledó, que se queda con una frágil minoría.  

La dirección regional del PP anunció anoche que expulsará a estos concejales "por haber traicionado la voluntad de los ciudadanos", y mostró expresamente "su respaldo y apoyo" a la alcaldesa. Un refrendo significativo, ya que la regidora es persona de confianza del presidente provincial del PP, José Joaquín Ripoll, que mantiene un pulso con el aparato del PP en Valencia. 

Los ediles díscolos, Juan Carlos Pedrosa, (primo de Adela Pedrosa, alcaldesa de Elda), Mari Paz Poveda, Virtudes Amorós, Adela Serra y Juan Richart, en su carta de renuncia atribuyen esta crisis a "la acreditada incapacidad de la alcaldesa de mantener un diálogo y colaboración sincera".  

Los concejales campistas aseguran que han sido tratados "no como adversarios, sino como enemigos", y lamentan la "prepotencia" de Lledó. Por ello concluyen que se marchan para "no ser cómplices" del "desgobierno y autoritarismo" de la alcaldesa, que se queda con siete concejales, entre ellos, además, uno que también es díscolo, pero que está de baja por enfermedad. La oposición ahora será mayoría: 7 concejales del PSOE, 5 ex PP del grupo de no adscritos y 2 de Los Verdes. 

Por decreto, Lledó despojó, de inmediato, a los ediles campistas de sus competencias municipales, les quitó sus atribuciones económicas y ordenó cortar sus teléfonos móviles. Pero ¿cómo se ha llegado a esta situación? Las heridas en política cuestan de cicatrizar, y en un pueblo todavía más. La brecha entre los ediles ripollistas, y los concejales afines al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, aumentaba día a día. La fractura del equipo de Gobierno se produjo a raíz del congreso provincial del PP, celebrado hace más de un año en Orihuela, en el que Ripoll logró imponerse a los campistas por una mínima diferencia de cuatro votos.  

Ahí las dos facciones se enfrentaron. En verano, los campistas intentaron arrebatar a la alcaldesa la presidencia local del PP, y perdieron estrepitosamente, al lograr Lledó un 80% de apoyo. A partir de ahí, la ingobernabilidad se palpaba y la situación era insostenible: plenos paralizados, la alcaldesa que perdía votaciones e incluso agresiones callejeras. 

Según varias fuentes consultadas ayer dos factores fueron determinantes. Por un lado, los ediles díscolos dieron un ultimátum a la alcaldesa para que expulsara del Ayuntamiento a uno de sus asesores, Isidro Gozálvez, esposo de María José Hernández, concejal de Urbanismo, porque en septiembre pasado se enzarzó en una pelea callejera con el concejal de Obras, Juan Richart, por discrepancias con el reparto de unos ingresos extraordinarios.  

Uno acabó en el ambulatorio y otro en el cuartel de la Guardia Civil. Y la alcaldesa no hizo nada. Y en los últimos días la intención de Juan Cotino, vicepresidente del Consell, de llevar a Villena la basura de Castellón ha molestado a los ediles campistas, que se han sentido "huérfanos" y "desatendidos". 

(www.elpais.com, 27/01/10)

CINCO EDILES CAMPISTAS DEJAN SOLA A LA ALCALDESA DE VILLENA, DEL PP 

El gobierno municipal del PP en Villena (Alicante) ha saltado hoy por los aires. Cinco de sus concejales, afines al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, han presentado en registro su renuncia a pertenecer al PP y pasarán al grupo de los no adscritos, por "profundas discrepancias con la alcaldesa", según han confirmado fuentes municipales. La alcaldesa, Celia Lledó, del PP, afín al presidente provincial del partido, José Joaquín Ripoll, exponente del zaplanismo en Alicante, se queda en minoría, con siete concejales, uno de ellos de baja por enfermedad y también del sector crítico. Frente a la alcaldesa estarán a partir de ahora los cinco ex ediles del PP, siete socialistas y dos de Los Verdes. 

Los concejales que han renunciado son Juan Carlos Pedrosa, Maripaz Poveda, Virtudes Amorós, Adela Serra y Juan Richart. La crisis en el gobierno municipal de Villena, localidad del interior de la provincia de Alicante, viene de largo y se fragua desde hace meses. 

Los ediles díscolos, minutos antes de las dos de la tarde, han presentado un escrito en el registro municipal en el que explican que abandonan el grupo del PP debido "a las serias y profundas discrepancias políticas" con la alcaldesa, Celia Lledó. "Y sobre todo por su acreditada incapacidad para mantener un diálogo fluido y colaboración sincera" con sus compañeros de candidatura, que se consideran "tratados no como adversarios, sino como enemigos", según aseguran. Los concejales campistas lamentan la "prepotencia" e "incapacidad de diálogo" de la alcaldesa, y alegan que toman la decisión antes de convertirse "en cómplices de su desgobierno y autoritarismo". 

Dos factores han sido claves en la decisión de estos cinco concejales, según fuentes municipales. Uno de los detonantes ha sido la exigencia del Consell, y en concreto de consejero de Medio Ambiente, Juan Cotino, de llevar los residuos sólidos de Castellón hasta la planta de Villena, una propuesta que rechazaban los concejales del PP y la oposición en bloque. Y además, en los plenos y en las comisiones las discrepancias en los últimos tiempos han sido constantes, hasta el extremo de que el pasado septiembre un asesor municipal, que es esposo de la edil de Urbanismo (afín de Ripoll), llegó a las manos en plena calle con el edil de Obras (del sector próximo a Camps) por discrepancias en el reparto de ingresos extraordinarios del Ayuntamiento. Los cinco ediles campistas lanzaron entonces un ultimátum, para que la alcaldesa expulsara al asesor municipal que se enfrentó con el responsable de Obras. La negativa de la alcaldesa a tomar una medida ha desencadenado finalmente la crisis municipal. 

José Ayelo, concejal del PSOE, admite que la crisis "viene de largo" y que era "la crónica de una muerte anunciada". Los socialistas descartan presentar una moción de censura y dejarán a la alcaldesa que gobierne en minoría. Por el momento, Celia Lledó no ha querido hacer declaraciones. Esta noche se reunirá la ejecutiva local del PP de Villena en el que se analizará el nuevo escenario y se tramitará la expulsión de estos ediles próximos al presidente, Francisco Camps. 

(www.elpais.com, 26/01/10)

LA CRISIS DEL PP BALEAR LLEVA A UN NUEVO CONGRESO 

El presidente del PP balear, José Ramón Bauzá, anunció ayer la convocatoria para el próximo 6 de marzo de un congreso extraordinario regional del partido con un objetivo: "para la regeneración de la vida política". Bauzá aseguró que el cónclave se convoca para que se realice "desde la unidad", aunque es evidente que con él se tratará de sellar la crisis interna entre los diferentes sectores del PP de las islas, que protagonizan una disputa casi diaria con declaraciones cruzadas. Bauzá intentará proyectar así su liderazgo hacia las elecciones autonómicas de 2011. 

La organización del PP de Baleares, con 18.000 militantes y en la oposición en casi todas las instituciones insulares desde 2007, arrastra además la polémica provocada por los escándalos de supuesta corrupción del anterior Gobierno balear de Jaume Matas. Dos decenas de ex altos cargos de la época Matas están imputados en diferentes casos judiciales y tres ex dirigentes del PP están encarcelados tras ser juzgados. 

El alcalde de Calvià (Mallorca) Carlos Delgado, que lanza un discurso duro contra la corrupción y la falta de renovación entre las figuras del PP balear, intentará disputar el liderazgo a Bauzá. En el verano de 2008, Delgado logró el 33% de los votos en su pugna con la anterior presidenta, Rosa Estarás. El cónclave se produjo tras la marcha a Estados Unidos de Matas, que no quiso liderar la oposición al nuevo Ejecutivo de centro izquierda del socialista Francesc Antich. 

Estarás se marchó después a Bruselas como eurodiputada y en septiembre de 2009 Bauzá, alcalde de Marratxí y uno de los pocos dirigentes que no estuvo en el Gobierno de Matas, fue elegido por la Junta Directiva, sin congreso. 

El ex consejero de Interior con Matas y ex secretario del PP de Baleares, José María Rodríguez, es otro contrapeso interno a Bauzá. Controla la presidencia del PP de Palma, núcleo decisivo de la organización, evita apoyar a Bauzá y ha reivindicado la convocatoria del congreso y del voto de "todos los militantes". La dirección nacional, que acudió en pleno a Mallorca el pasado fin de semana, intentó evitar el congreso extraordinario, pero finalmente ha cedido a la presión. 

(www.elpais.com, 22/01/10)

DOS MILITANTES HISTÓRICOS LLEVARÁN AL PP A LOS TRIBUNALES 

Ni Mariano Rajoy ni María Dolores de Cospedal, “del partido sólo me echará un juez por sentencia judicial firme”, declaraciones realizadas a la agencia Efe por el ex presidente de Caja Castilla-La Mancha y miembro de su Consejo de Administración hasta la intervención del Banco de España, Tomás Martín Peñato. Junto a este histórico dirigente también ha sido expulsado Germán Chamón, otro “peso pesado” del PP de Castilla-La Mancha. 

El “delito” cometido por estos dos destacados militantes del Partido Popular no fue otro que desoir las órdenes de María Dolores de Cospedal para que abandonaran los órganos de Gobierno de Caja Castilla-La Mancha, sin advertir que no eran cargos designados por el PP sino por el Ayuntamiento de Toledo por parte de Tomás Martín Peñato, y en representación de los impositores en el caso de Germán Chamón.

“Desproporcionado, disparatado e inaudito” 

Por eso, Tomás Martín Peñato, está convencido de que María Dolores de Cospedal ha cometido un grave error, al mismo tiempo que catalogaba de “desproporcionado, disparatado e inaudito” que el PP que dirige La bien Pagá, donde entró a militar hace más de 30 años con Arturo García-Tizón, le haya expulsado a través de un burofax, advirtiendo de que del partido “sólo me echará un juez por sentencial judicial firme”.

“Con los del Gürtel de Madrid no se atreve” 

Martín Peñato reconoce en declaraciones a ABC que hasta la fecha había guardado “silencio por prudencia”, pero dice sentirse decepcionado con María Dolores de Cospedal, “de la que creía que no tenía esta forma de actuar”, al mismo tiempo que le reprocha: “Cuando me enteré de que era expulsado se me encogió la tripa. En el partido no se ha expulsado a nadie, que yo recuerde, ni a los del Gürtel, con los de Madrid no se atreve”.

“Nos expulsan por tener criterio propio” 

En parecidos términos se expresa en Efe el otro expulsado, Germán Chamón, a quien la decisión de Cospedal le parece “extemporánea, arbitraria y carente de fundamentos jurídicos”, añade, “hemos cometido una falta grave por tener criterio propio”. No lo cree así la secretaria general, que avala su decisión por ser “escrupulosa y democrática”.

“A este paso se queda sola” 

Con estas dos nuevas expulsiones, ya son tres y un expedientado, exconsejero también de CCM (Francisco Galán Polo), las ordenadas por Cospedal en algo más de un mes. El primero en salir del partido fue el concejal de Cuenca que denunció supuestas amenazas del marido de una compañera. Dirigentes del PP le han pedido a la secretaria general que levante la mano porque a “este paso se queda sola en el partido”, señalan. 

(www.elplural.com, 21/01/10)

EL EX CONSELLER PERALTA RESPONDE QUE MALUENDA ERA «EL MÁS ZAPLANISTA Y EL QUE PEOR HABLABA DE CAMPS» 

La portavoz adjunta del PSPV Carmen Ninet censuró ayer a la presidenta de las Corts, Milagrosa Martínez, por haber "despilfarrado en tiempos de crisis económica cerca de 5.000 euros en un libelo infumable", que es "impensable en cualquier Parlamento democrático". "Es impresentable e indecente que quien va de ahorradora malgaste dinero público para publicar un panfleto, en vez de aprovechar esas páginas para que Camps asuma su responsabilidad por el caso Gürtel y por el accidente del metro y el trato vergonzoso que ha dado a los familiares de las víctimas". Y es que Maluenda aprovecha el libro para arremeter contra el PSPV. "Si Maluenda tenía que hacerle la pelota a Camps, que se lo hubiera pagado él o la presidenta de su bolsillo", aseveró. 

Las críticas del vicepresidente de las Corts, el popular Rafael Maluenda, a Eduardo Zaplana y a los zaplanistas en general, especialmente al presidente provincial del PP de Alicante, Joaquín Ripoll, en su libro pagado por la Cámara sobre la historia del Parlamento y del Reino de Valencia, cayeron ayer como una bomba entre los dirigentes afines al ex ministro. Destacados zaplanistas salieron públicamente a censurar a Maluenda, acérrimo partidario de Zaplana hasta que a mediados de la anterior legislatura dio el salto al campsismo. "No hay nada peor para el tabaco que un ex fumador. Y en la vida pasa siempre lo mismo con los 'ex', porque yo no he conocido a nadie más zaplanista y que haya pasado tanto la mano por el lomo de Zaplana que Rafael Maluenda. Tampoco he conocido a nadie que hablara peor y tan mal de Francisco Camps que Rafael Maluenda", aseveró el diputado nacional del PP, el ex conseller Miguel Peralta. 

Peralta, ex secretario provincial de Alicante, es uno de los aludidos por Maluenda en su libro, cuando se desquita de las críticas que éste y Ripoll lanzaron contra él y otros campsistas a cuenta de las listas autonómicas de 2007. "No voy a comentar más estupideces", zanja Peralta, para añadir: "¿Pero qué credibilidad tiene Maluenda? Ninguna". Sobre las insinuaciones del que fue portavoz del PP en las Corts durante semanas en sustitución del destituido Ricardo Costa, en el sentido de que los zaplanistas pudieron alentar la moción del socialista Pla contra Camps en 2006 para debilitarlo, respondió: "Es una estupidez de gran magnitud". 

El ex diputado autonómico Felipe del Baño, asistente a la famosa cena en el jardín de la residencia alicantina del ex titular de las Corts, Julio de España (actualmente en el campsismo), donde se fraguó el plante de una quincena de diputados zaplanistas contra Camps en un pleno de julio de 2004, salió ayer a la palestra para, no sin cierta chanza, "refrescar" la memoria a su ex compañero de escaño. Maluenda denuncia que los zaplanistas utilizaron una "supuesta orden" de Zaplana, al que no cita por el nombre pero alude claramente, para "coaccionar" a los diputados e imponerles el plante, una acción que reprueba.

En el libro, el vicepresidente refiere que en su día se dijo que la maniobra contra Camps se fraguó en la citada cena. "Creo que no es cierto; yo asistí a dicha cena y en ningún momento oí a nadie hablar de ello, salvo que se acordase en 'petit comité'". Del Baño, uno de los diputados más valiosos y que fue apartado de los puestos de salida en 2007 por su afinidad con Zaplana, se preguntó: "¿No recuerda este señor que era él, junto con un altísimo cargo que se sienta hoy en la mesa del Consell [en alusión al conseller de Gobernación y entonces portavoz del grupo, Serafín Castellano], quienes organizaron aquel llamado 'plante' llamando a los diputados y exigiéndonos que no fuésemos ese día a las Corts por cuestiones que ya nos explicarían más tarde? Si ya no lo recuerda, habrá que recordárselo. Al igual que habrá que recordarle sus risas jocosas y celebraciones en aquel momento". "¿No se acuerda el ahora escritor?", ironiza Del Baño, concejal en San Antonio de Benagéber. 

Zaplanistas apuntaron que Maluenda, entonces portavoz adjunto, defendió que el plante lo hicieran los diputados, salvo los miembros de la dirección, lo que le libró de marcarse. Del Baño prosigue: "¿No recuerda este señor los chistes y burlas que hacía sobre el propio Camps? ¿No recuerda el nombre con el que le llamaba y apodaba? ¿No recuerda que le llamaba, sin llegar yo a comprender todavía los motivos, el morito de la patera?"  

El concejal, que lamenta las bromas sobre el drama humano de las pateras, refresca al vicepresidente de las Corts "el peloteo, ese peloteo innato que le caracteriza, que le hacía a Zaplana". "Es exactamente el mismo peloteo que hoy hace a Camps. Ese es el afamado escritor Maluenda, un señor sin criterio propio , que en lo único que cree es en seguir viviendo de esto aunque tenga que renunciar a su propia dignidad. Todo un ejemplo de vida".

Lamenta también la visión de Maluenda del periodo previo a la Guerra Civil, dando "un salto pasando por alto la etapa franquista como el que quiere justificarla", para preguntarse si esas son las "ideas frescas para hacer del PP el verdadero partido de centro liberal que la sociedad valenciana necesita". Eso sí, le avisa que si quiere evocar el pasado, "que vaya preparando estanterías en su casa para los libros y recuerdos que podemos escribir muchos". 

(www.levante-emv.com, 21/01/10)

CASTELLANO ECHA UN PULSO A RUS POR EL CONTROL DEL PP EN SU COMARCA  

El proceso asambleario iniciado por el PP de la provincia de Valencia para renovar las presidencias locales, paso previo a la elección de los carteles electorales en los ayuntamientos, no alcanzará ni de lejos el nivel de conflictividad que se prevé en Alicante, pero también tendrá su lado oscuro. La dirección provincial que lidera Alfonso Rus y el conseller Serafín Castellano, mantienen una guerra abierta por el control de algunos municipios de Camp de Túria.

El titular de Gobernación se resiste a perder el poder que todavía conserva en su comarca natal y, según fuentes del partido, está avalando a candidatos que no cuentan con el favor de la dirección provincial. El pulso de Castellano, quien durante la etapa de Eduardo Zaplana ejerció durante años de presidente provincial de Valencia, ha causado un enfado monumental en el barón provincial, quien no parece dispuesto a que su poder sobre el partido siga teniendo zonas de sombra. Rus, en su condición de presidente de la Diputación de Valencia, ha logrado con el paso del tiempo aumentar su influencia en el partido y, en concreto, gozar de mayor predicamento entre alcaldes y concejales. Aunque la gran pugna con Castellano data de la pasada legislatura, todavía hay municipios que continuan en la órbita del conseller.  

Es el caso de Casinos y Benaguasil cuyos alcaldes, José Miguel Espinosa y José Joaquín Segarra, respectivamente, son personas de la máxima confianza de Castellano. Ambos han ejercido cargos de responsabilidad en el segundo escalón de la Generalitat, en concreto, en las distintas conselleries por la que ha pasado Castellano. La batalla, sin embargo, no se dará en estos municipios, en los que la dirección provincial no tiene previsto presentar candidatos alternativos. El enfrentamiento más abierto se está dando en l'Eliana y en Benissanó, este último municipio natal de Castellano.

En el primer caso, la dirección provincial desea relevar de la presidencia local a la diputada autonómica Asunción Quinzá, en la órbita de Castellano. De hecho, hace un mes el líder provincial avanzó su intención de cambiar a aquellos alcaldables que hubieran fracasado varias veces en su intento de arrebatar al PSPV la alcaldía. El anuncio ponía a Quinzá en la diana. Sin embargo, lejos de darse por aludida, la diputada ha anunciado su intención de repetir, al menos en lo tocante a la presidencia local. Es más, hace dos semanas destituyó al secretario general del partido por apoyar al aspirante de la dirección provincial.

En Benissanó, los ánimos también están encendidos por la resistencia de Castellano a aceptar que Francisco Micó, actual presidente local, renueve en el cargo. Ante el anuncio en su día de la actual alcaldesa, Isabel Castellano, de no aspirar a un segundo mandato, la dirección provincial consideró que Micó sería la persona idónea para, llegado el momento, también ser el cártel electoral en la población. Por sorpresa, la alcaldesa ha reconsiderado su futuro, mientras que Castellano, que se siente perseguido por la provincial, ha presentado ante la junta local a su aspirante a la presidencia del partido; el concejal Lino Segarra.

La dirección provincial, según fuentes consultadas por este diario, no descarta hacer llegar su malestar al presidente Francisco Camps, quien se vería en la tesitura de tomar partido por el líder provincial o por un miembro de su Gobierno. 

(www.levante-emv.com, 19/01/10)

Camps y Ripoll tiran de la cuerda

El Consell baraja nombrar a la defenestrada Alonso subdelegada en Elche

"¿En el PP, nos hemos vuelto todos locos?", se preguntaba ayer un histórico militante del PP en la provincia de Alicante. Y no es para menos. La brecha que separa al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, del presidente de la Diputación de Alicante, José Joaquín Ripoll, lejos de cerrarse, aumenta cada día.

  • Se intensifica la guerra sin cuartel entre campistas y ripollistas

Los dos sectores enfrentados han entrado en una diabólica dinámica de tensión para medir sus fuerzas. El penúltimo órdago lo lanzó ayer la dirección regional, que controla Francisco Camps, al anunciar, a través del secretario general, Antonio Clemente, que están "estudiando" nombrar a la portavoz del PP en Elche, Mercedes Alonso, subdelegada del Consell en Elche. "Está llamada a tener altas responsabilidades dentro del PP y de la Generalitat", auguró Clemente.

El anuncio se produjo un día después de que José Joaquín Ripoll despojara a Alonso de la vicepresidencia de la Diputación y de la portavocía adjunta, y la dejara como diputada rasa debido a la pérdida de confianza. Alonso, que preside la gestora del PP en Elche, ha tramitado la expulsión del PP de Emigdio Tormo, uno de los hombres de confianza de Ripoll, y además en las últimas semanas se enfrentó con el presidente de la Diputación al negarse a que Suma, organismo provincial que se encarga de la gestión de los tributos municipales, recaudara en Elche los impuestos.

Alonso se armó ayer de coraje y cierto cinismo cuando en una rueda de prensa en Elche tildó de "magnífica noticia" su destitución porque así tendrá "más tiempo" para dedicarse a Elche. Sin embargo, obvió que si es nombrada subdelegada del Consell en Elche, cargo que estrenó Manuel Ortuño, otro polémico e histórico dirigente del PP ilicitano, se vería obligada a renunciar a su acta de concejal y a su escaño en la Diputación. Alonso admitió que se enteró "por la prensa" de su destitución.

El alcalde socialista de Elche, Alejandro Soler, aventuró que Alonso "ha fracasado en su vida política" porque el PP "ni confía en ella". La convulsa situación interna del PP en Elche es una rémora endémica. En la tercera ciudad más importante de la Comunidad Valencia, y en la que los socialistas retienen por la mínima la vara de mando, los populares están inmersos en una guerra sin cuartel entre los ripollistas, que lidera Emigdio Tormo, y los campistas, con Mercedes Alonso al frente. Alonso castigó a Tormo apartándole de la comisión de Hacienda en octubre pasado. Al día siguiente Ripoll dejó a la campista fuera de las comisiones de la Diputación y del Instituto Juan Gil-Albert.

Pero Elche y la Diputación de Alicante no son los únicos escenarios de la contienda del PP en la provincia. En Villena, población en la que gobiernan los conservadores con mayoría absoluta, la alcaldesa, Celia Lledó, afín a Ripoll, se ha quedado en minoría en varios plenos municipales por la ausencia de los ediles campistas. En esta localidad del Vinalopó un asesor municipal, y a su vez esposo de la edil de Urbanismo (ripollista) llegó a las manos en plena calle con el edil de Obras (campista) por discrepancias en el reparto de ingresos extraordinarios.

En Torrevieja, pugnan por el control del PP el actual alcalde, Pedro Ángel Hernández Mateo, cuya última propuesta es nombrar a Camps Hijo Predilecto, y Domingo Soler, diputado provincial afín a Ripoll. En Ibi la concejal Felicidad Peñalver, afín a Ripoll, fue expulsada del Grupo Popular al desvelar supuestas irregularidades de la alcaldesa campista, Maite Parra, y en Calp los campistas acusaron a los ripollistas de hacer la vista gorda ante la venta ambulante de los inmigrantes a cambio de afiliarlos y garantizarse el poder local.

www.elpais.es 16.01.10

EL PP PIERDE LA MAYORÍA ABSOLUTA EN CUENCA TRAS EXPULSAR A UN CONCEJAL DÍSCOLO 

El PP ha perdido la mayoría absoluta de la que gozaba en el Ayuntamiento de Cuenca después de que el Comité Nacional de Derechos y Garantías haya decidido expulsar del partido al concejal Miguel Ortiz Moya por haber apoyado el 12 de mayo del año pasado dos mociones de la oposición. El PP se queda así con 12 concejales, frente a 11 del PSOE, uno de IU y el expulsado. 

Ortiz impidió con su voto la privatización del Servicio Municipal de Aguas que había iniciado el gobierno municipal presidido por Francisco Javier Pulido. Por ello, el PP de Castilla-La Mancha le abrió un expediente por desobedecer las directrices del partido y las decisiones de sus órganos de gobierno. La decisión fue la expulsión del partido por romper la disciplina de voto en el pleno del Ayuntamiento. 

Ortiz, que en todo momento mostró su discrepancia con el plan de privatización, recurrió la medida y ahora el PP nacional ha confirmado su expulsión, contra la que no cabe recurso, salvo que el expulsado quiera acudir a la justicia. 

El PP, con 12 concejales, queda ahora empatado con la oposición municipal y tendrá que estar a la expectativa de lo que decida en cada caso el concejal expulsado. 

(www.elpais.com, 15/01/10)

RIPOLL RELEGA A LA CAMPISTA ALONSO A DIPUTADA RASA 

La confianza en política es vital y, cuando se pierde, los mandatarios cortan de raíz. Eso ha hecho el presidente de la Diputación de Alicante, José Joaquín Ripoll, del PP, que aprovechó ayer una "reestructuración" de su gobierno para dejar a la campista Mercedes Alonso de diputada rasa al quitarle la vicepresidencia tercera y la portavocía adjunta. El también presidente provincial del PP, exponente del zaplanismo, no quiso echar más leña al fuego y se limitó, al final del pleno ordinario de la Diputación, a anunciar los cambios y justificarlos por "criterios de confianza". 

El pulso entre los dos era evidente, y en los últimos meses la tensión subió de tono por la delicada situación del PP en Elche, donde Alonso pretende expulsar al edil ripollista Emigdio Tormo. El detonante fue cuando en octubre Alonso retiró a Tormo de la comisión de Hacienda. Al día siguiente, Ripoll apartó a Alonso de las comisiones de la Diputación y del Gil-Albert. Las críticas de la portavoz del PP en Elche a que Suma gestionara los tributos en su población irritaron a Ripoll. 

Tras los cambios, la alcaldesa de Sant Vicent del Raspeig, Luisa Pastor, será ahora la nueva vicepresidenta tercera, y la portavocía adjunta recae en María Asunción Prieto. El hasta ahora vicepresidente cuarto, Carlos Mazón, pasará también a diputado a secas tras su reciente nombramiento como director general de la Cámara de Comercio de Alicante, y su vicepresidencia será para Juan Molina. Ripoll explicó que los "ajustes" se producen "aprovechando" los cambios obligados por el nuevo destino de Mazón. Además, Juan Espinar será gerente económico, Judith Roda asumirá el área de Comunicación, y Luis Castillo, adjunto a Deportes. 

El portavoz socialista, Antonio Amorós, habló de "defenestración política que se veía venir por las malas relaciones entre Camps y Ripoll". 

(www.elpais.com, 15/01/10)

RODRÍGUEZ LANZA UN ÓRDAGO A BAUZÁ Y EXIGE QUE AL LÍDER DEL PP LO ELIJA TODA LA MILITANCIA 

Lo había hecho en privado, tal y como adelantó este diario, y ayer ya se destapó en público. El presidente del PP de Palma, José María Rodríguez, lanzó un órdago al líder en funciones del partido en Balears, José Ramón Bauzá, al declarar "la necesidad imperiosa de convocar un congreso extraordinario", a más tardar "en abril", en el que el nuevo presidente sea elegido por las "18.000" personas que integran las bases, sin intermediarios: "Un militante, un voto", sentenció. 

De este modo, Rodríguez quiere saltarse el sistema tradicional, consistente en elegir a compromisarios entre las agrupaciones locales, que son los que finalmente en el congreso tienen derecho a voto para elegir al presidente. Rodríguez receta así a su superior la misma medicina que le impusieron desde la cúpula para su elección al frente de Palma –en la que se derrotó a Francesc Fiol–, donde pudieron participar todos los afiliados y no como antes, cuando al presidente del PP de Palma lo escogían sólo 32 personas. 

"El PP de Balears no debe tener miedo a la democracia interna, como no lo ha tenido en Palma; tiene que ser atrevido e innovador", aseveró Rodríguez, quien por si las moscas recalcó el peso decisivo que tiene la potente junta territorial palmesana: "Ha quedado demostrado la fortaleza que tiene el PP de Palma" tras aplicar la máxima "un militante, un voto", repitió hasta en tres ocasiones. Con este congreso "abierto", Rodríguez se muestra convencido de que el futuro presidente "saldrá más fortalecido", mientras que su oponente –dejó claro que la pugna presidencial se dirimirá entre Bauzá y el alcalde de Calvià, Carlos Delgado– tendrá que plegarse a la autoridad del vencedor: "El que gane el congreso, lo gana, y el otro se integra", afirmó Rodríguez. Asimismo, eludió revelar a cuál de los dos candidatos dará su apoyo, que ha prometido a los interesados por igual. 

Afirma Rodríguez que su propuesta no provocará nuevas crisis internas, pero lo cierto es que los partidarios del vicepresidente y alcalde de Manacor, Antoni Pastor, se oponen en redondo a "seguir los dictados" de la capital, y recuerdan que ellos "también" están ahí.  

La semana pasada se reunieron en Sineu varios alcaldes que en su día respaldaron a Pastor para presidir el PP de Mallorca. Todos dicen respetar a Rodríguez, pero se rebelan a que "se tenga que hacer todo lo que él diga, sólo porque ha ganado la presidencia del PP de Palma". Para este sector, la prioridad es desbancar al Pacto del Govern, de modo que si tiene que haber congreso, debe ser en pura clave electoral, evitando nuevas disensiones internas. 

(www.diariodemallorca.es, 14/01/10)

UN DIPUTADO DE AGUIRRE REABRE LA GUERRA DE LAS PRIMARIAS EN EL PP: “ES EL FUTURO, LE GUSTE A FEIJÓO O NO” 

Un diputado popular de la Asamblea de Madrid, Juan Soler-Espiauba, ha recuperado el debate de las primarias en su partido con un artículo difundido en la web del PP de Madrid, y para ello recurre a una entrevista en la que José Bono reclamaba menos poder de las cúpulas de los partidos en la confección de las listas electorales. A pesar de servir de coartada para reivindicar nuevamente el mecanismo con el que los aguirristas pretendían descabezar a Rajoy en el Congreso de Valencia, el diputado regional tacha al presidente del Congreso de “falangista de pro” y añade que en el PP “hay uno que de alguna manera se le parece". No se trata de un artículo aislado por parte de este diputado, que ya hace unas semanas difundió otro advirtiendo de que aunque “el establishment” del PP lo impidiera en el pasado, el mecanismo de las primarias “es el futuro, le guste a Feijóo o no”. Soler-Espiauba fue director general de FAES y es uno de los aguirristas que formarán parte del futuro consejo de Administración de Caja Madrid.  

Desde un blog personal alojado en la web del PP de Madrid, Soler-Espiauba ha difundido este domingo un artículo que inicia cargando contra el presidente del Congreso y contra un miembro de su propio partido: “Me ha sorprendido el ardor guerrero con que José Bono comienza el año político. Los falangistas de pro son así. En mi partido hay uno que de alguna manera se le parece”. 

“Sistema caciquil y degradado”  

El diputado regional de la Asamblea de Madrid recurre a Bono porque en una entrevista a El Mundo ésta había reclamado menos poder de las cúpulas de los partidos en la confección de las listas electorales. A partir de ahí, el popular aprovecha para reflexionar sobre la necesidad en la política española de “primarias”, “elecciones democráticas internas” o “listas abiertas”. Asegura que terminar “con el sistema actual, caciquil y degradado por degradante” será “como otra caída del muro”.

Artículos en la misma línea  

Soler-Espiauba no habla directamente en este artículo del PP, pero sí lo hizo en un reciente post del 30 de noviembre en el que volvía a reclamar primarias para su partido, es decir, el mecanismo que reivindicaron los aguirristas para tratar de descabezar a Rajoy antes de que el congreso interno de Valencia volviera a proclamarle como presidente del partido.

Los conservadores “del mundo desarrollado”  

En el artículo de hace apenas un mes, el diputado regional ponía como ejemplo al partido conservador griego Nueva Democracia, que acababa de elegir como líder a Antonis Samaras “por medio de voto directo, libre y secreto” de sus afiliados. “Un partido de centro-derecha más del mundo desarrollado que elige a su principal dirigente por medio de primarias, como el Partido Conservador británico, la UMP francesa, el Partido Republicano y el Partido Demócrata americanos y tantos otros”, insiste.

“El establishment” no lo permitió en el PP  

El resquemor hacia la dirección nacional del PP por lo ocurrido en el último congreso interno del partido en el que fue reelegido Rajoy tampoco falta. Soler-Espiauba se muestra convencido de que “en el futuro el Partido Popular se decantará por la senda de la modernidad que las primarias representan” y lamenta que aunque en Valencia se intentó, “el establishment no se lo pudo permitir”. Concluye con una advertencia dirigida a algunos compañeros de partido: “En el próximo Congreso se volverá a plantear y en ese mismo u otro no muy lejano se aprobará. Es el futuro, le guste a Feijóo o no”.

En la órbita de Aznar y de Aguirre  

Soler-Espiauba fue director general de FAES hasta 2003 y también fue responsable del área de Estudios de la fundación presidida por Aznar. Además, es uno de los diputados regionales aguirristas que como Francisco Granados o Ignacio González formarán parte del futuro consejo de Administración de Caja Madrid.  

(www.elplural.com, 12/01/10) 

RAJOY RECLAMA UNIDAD AL PP VALENCIANO, DIVIDIDO ENTRE CAMPSISTAS Y ZAPLANISTAS 

El presidente nacional del Partido Popular, Mariano Rajoy, lanzó ayer un mensaje a la gallega a los dirigentes del PP valenciano que, a pesar de la nieve, pudieron asistir a la junta directiva nacional del PP celebrada en Madrid, la primera del año, en la que desgranó la estrategia de la formación de cara a los próximos meses. Una vez concluida la reunión y todavía en la sala donde se celebró ésta, Rajoy mantuvo una charla de unos veinte minutos con varios miembros de la delegación valenciana, en la que abogó por mantener la unidad en el partido y aunar esfuerzos, en lugar de sembrar divisiones, de cara a las elecciones municipales. Unas palabras que desde la dirección regional se interpretaron como un aviso en relación a enconada disputa en Alicante entre campsistas y zaplanistas fieles al barón provincial alicantino, Joaquín Ripoll.  

El líder nacional no mencionó en ningún momento el conficto alicantino pero para muchos no hizo falta. "Es gallego hasta en estas cosas", indicaron fuentes del PP. Ripoll, miembro de la junta directiva, no estaba presente, ya que su vuelo a Madrid fue cancelado debido al mal tiempo. En el corrillo participaron el secretario general del PPCV, Antonio Clemente; el presidente provincial de Valencia, Alfonso Rus; y el portavoz en las Corts y conseller, Rafael Blasco, acompaños por el vicesecretario de Comunicación, el también valenciano Esteban González Pons. 

La Comunitat se ha convertido en un quebradero de cabeza para Rajoy por el caso Gürtel, del que no habló en la reunión, pero también por los múltiples focos de conflicto local en Alicante. En un caso, Villena, la bronca incluso ha acabado en juicio de faltas. La pelea interna puede acabar pasando factura en las municipales al partido de Rajoy, quien se muestra ufano con las encuestas. El líder nacional del PP defendió ante los dirigentes valencianos la necesidad de lograr la unidad de todo el partido en todos los municipios sin excepción de cara a las locales de mayo de 2011, que se celebrarán conjuntamente con las autonómicas y que servirán de primarias de las generales de 2012. Rajoy puso ejemplos de Galicia -concurrencia de un candidato del PP, otro independiente y ex alcalde popular y un tercero que bien podría estar en el partido- como muestra de lo que no debe ocurrir, ya que, advirtió, si los ciudadanos perciben división pasarán factura electoral. 

Precisamente, en Alicante los populares libran una guerra sin cuartel. Los principales "incendios" se sitúan en las plazas donde los congresos locales están pendientes de realizar: Alicante, donde optarán a la presidencia local la actual alcaldesa, la campsista Sonia Castedo, y la ripollista Macarena Montesinos; Elx, con la campsista Mercedes Alonso enfrentada al zaplanista Emigdio Torno, suspendido cautelarmente de militancia; y Benidorm, entre la ex consellera zaplanista Gema Amor y el ex alcalde Manuel Pérez Fenoll, con la posibilidad de que los Barceló presenten su propio candidato. 

El contraste es la provincia de Valencia, donde Rus podría ventilar los procesos sin apenas problemas y, en caso de haber más de un candidato, la disputa no alcanzaría la virulencia de Alicante. La dirección regional, no obstante, ha intentado tender puentes con la provincial de Ripoll, un trabajo callado que no ha trascendido. Mañana mismo, al acto sobre agua en Alicante se ha invitado a Ripoll.

Así las cosas, la situación de ex secretario regional del PPCV, Ricardo Costa, suspendido de militancia por la dirección nacional a raíz de trascender sus conversaciones con responsables de la trama Gürtel, no se abordó en Génova. Ni en la junta, ni en los despachos o los pasillos. Clemente, según algunas fuentes, tenía la preocupación de poder tratar este asunto con la secretarial general, María Dolores de Cospedal. Sin embargo, ésta se encontraba mal al terminar la junta y se marchó de la sede. 

Por otro lado, la socialista Cristina Moreno criticó ayer que Rajoy hable en la junta directiva del PP de reducir deuda "cuando Camps hace lo contrario", unas "contradicciones" que consideró una "tremenda burla a los ciudadanos". 

A la junta directiva tampoco asistió el presidente del PPCV, Francisco Camps, quien volvió a perderse un acto importante con su partido al optar por presidir una reunión en el Palau de la Generalitat con varios consellers para fijar la posición valenciana ante la presentación hoy del nuevo modelo aeroportuario a cargo del ministerio. Una presencia que perfectamente era eludible. Camps no asistió a la reunión de Sevilla donde se anunció el decálogo de Rajoy por la transparencia, una respuesta del líder del PP al caso Gürtel; se perdió, también por el temporal, el comité ejecutivo en el que se aprobó el código ético del PP, y prefirió un acto de promoción de Ferrari en Valencia a la clausura de la convención de Barcelona. También eludió los actos por la Constitución en Madrid al coincidir con un viaje de promoción turística a Abu Dhabi. 

(www.levante-emv.com, 12/01/10)

Los ripollistas piden a Rajoy que expediente a Alonso

Un grupo de militantes del PP de Eche han remitido un escrito al Comité Nacional de Derechos y Garantías de la formación en el que exigen que se abra un expediente disciplinario a Mercedes Alonso, portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento. Los denunciantes, afines al presidente provincial del PP, José Joaquín Ripoll, basan su demanda en la negativa de Alonso, líder del bando campista, a publicar sus bienes.

Los denunciantes resaltan la negativa de la portavoz del grupo popular a respaldar la moción del equipo de gobierno ilicitano para que todos los ediles hicieran público su patrimonio. El escrito es una ampliación de otro presentado el pasado 13 de octubre en el que se solicitaban la creación de una comisión de investigación para esclarecer la implicación de Alonso en la rama valenciana del caso Gürtel, "y su amistad con Álvaro Pérez, El Bigotes".

Por otra parte, el consejero y portavoz del PP en las Cortes Valencianas, Rafael Blasco, acusó ayer a los socialistas de "querer deslegitimar" el consenso sobre la nueva ley para que los diputados autonómicos hagan públicos sus bienes.

www.elpais.es 06.01.10

La alcaldesa de Villena paraliza un pleno por la ausencia de los campistas

La división interna del PP en Villena es de tal magnitud que la alcaldesa, Celia Lledó, seguidora del presidente de la Diputación de Alicante, José Joaquín Ripoll, tuvo que suspender un pleno municipal ante la ausencia de cuatro concejales de su partido, afines al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, que la cuestionan permanentemente.

De los cuatro ausentes, sólo dos, José Joaquín Oliva y Juan Carlos Pedrosa, justificaron falta: estaban enfermos. Sin embargo, Adela Serra y Juan Richart no fueron "porque no quisieron", según fuentes de la alcaldía. Richart, concejal de Obras, llegó a las manos el pasado mes de septiembre con el asesor municipal y esposo de otra concejal del PP tras una tensa reunión de la Junta de Gobierno Local.

La alcaldesa había convocado la sesión extraordinaria a las 13 horas con un único punto en el orden del día: aprobar el cambio de ubicación del aparcamiento que se construye en la plaza de toros. Pero el pleno no se llegó a celebrar. Celia Lledó esperó durante casi una hora a sus concejales críticos; pero ante su ausencia y a la vista de que se quedaba en minoría desconvocó el pleno por decreto. Lledó no quiso disimular su contrariedad. "No es la primera vez que lo hacen", constató.

La semana pasada, esas mismas ausencias provocaron que el equipo de gobierno municipal, controlado por la mayoría absoluta del PP, perdiera varias votaciones frente a los siete concejales del PSOE y los dos de Los Verdes. La alcaldesa ha convocado para hoy una ejecutiva local del PP para "adoptar medidas y que el partido se posicione", según fuentes municipales.

José Ayelo, concejal del PSOE, tildó de "atropello a la democracia" la actitud de la alcaldesa, que convoca y desconvoca plenos "alegremente, faltando al respeto del resto de ediles". Los socialistas entienden que el Ayuntamiento "no puede funcionar con estas tensiones y broncas entre los concejales del equipo de gobierno".

Los servicios jurídicos del PSOE dudan de la interpretación de la secretaria municipal y de la actuación de la alcaldesa, ya que entienden que el pleno extraordinario se debería haber celebrado y el PP retirar del orden del día el punto previsto en la votación.

www.elpais.es 29.12.09

EL SECTOR 'GALLARDONISTA' GANA LAS ELECCIONES DEL PP EN EL DISTRITO DE LATINA 

El último reducto de Gallardón en los distritos de Madrid seguirá siendo de los fieles al alcalde. José Manuel Berzal, presidente de la agrupación de Latina (256.644 habitantes) desde 1996 y hombre muy ligado al sector del regidor, ganó ayer a la concejal Begoña Larrainzar. La batalla, como suele suceder en el PP de Madrid, tiene nuevamente una interpretación en clave de gallardonistas contra aguirristas. 

Larrainzar era la candidata del partido, que tras ocho años sin convocar elecciones (las normas obligan a hacerlo cada tres años), ha intentado hacerse con la última agrupación netamente gallardonista. Ayer, aunque sea raro, el sector del alcalde arrasó. 

El resultado fue de 394 votos a favor de la candidatura de Berzal (72,98%) y 142 para la de Larrainzar. El censo de votantes era de 2.681 afiliados y finalmente ejercieron su derecho al sufragio 539. Solamente tres papeletas fueron nulas. "Esto es la casa de todos. Nunca preguntaré quien me ha votado y vamos a trabajar juntos. Aquí empieza una nueva etapa para afianzar a Alberto Ruiz-Gallardón, a Esperanza Aguirre y a Mariano Rajoy", señaló Berzal tras conocer su victoria. 

Larrainzar es concejal de Latina en la bancada del Ayuntamiento. Ella tiene el poder en la gestión, pero no el político. Por eso, y porque Latina ha sido siempre un foco de apoyo a Gallardón (fue donde Manuel Cobo, mano derecha del alcalde, presentó su candidatura a presidir el PP en Madrid), el partido regional había intentado alcanzar la presidencia de la agrupación. 

El ambiente fue bastante tenso durante todo el día. Berzal y los suyos estuvieron alrededor de la sede charlando con afiliados. Larrainzar se dejó ver mucho menos. No parecía de muy buen humor. No quiso hacer ni una sola declaración porque no tenía "nada de qué hablar", dijo visiblemente incómoda. 

A media mañana hubo un pequeño rifirrafe entre unos y otros. Los partidarios de Berzal descubrieron una papeleta de propaganda a favor de Larrainzar colocada junto a los demás votos. Discutieron brevemente y dieron parte a la mesa. Que por cierto, estaba compuesta exclusivamente por cargos del partido afines a Aguirre: Pepe Cabrera (presidente del distrito de San Blas), Eva Durán (presidenta de Puente de Vallecas), Carlos Izquierdo (presidente de Carabanchel). Este detalle tampoco gustó mucho a los gallardonistas. 

El partido, además, mandó a tres observadores. Algo que no es habitual en este tipo de elecciones de distrito y que también incomodó un poco a los partidarios del presidente que terminaba mandato. 

(www.publico.es, 18/12/09)

SUÁREZ ILLANA: "RAJOY NO ES UN BUEN CANDIDATO" 

El abogado Adolfo Suárez Illana, hijo del primer presidente de la Democracia tras la muerte de Franco, carga en una entrevista publicada en la revista Vanit Fair contra el actual presidente del PP. "Rajoy no es un buen candidato", asegura el que fue miembro del Comité Ejecutivo del PP y candidato del partido a las elecciones autonómicas por Castilla-La Mancha en 2003.  

Para explicar la conclusión de que habría políticos que llevarían mejor las riendas del partido conservador mejor que Rajoy razona que "el PP ha perdido un millón de votos desde que es Presidente". 

Pero más que por su vertiente política -en las municipales cayó frente a José Bono, lo que le llevó a dimitir y a retirarse de la política activa-, Suárez Illana sobresale por ser hijo de Adolfo Suárez, un político que "no se fiaba ni de sí mismo". 

También desconfiaba de Armada, cabecilla de la intento golpista del 23-F. "Se lo dijo al rey. Tuvieron sus desencuentros, pero nunca rompieron su relación", asegura. Más desencuentros tuvo con la Iglesia. Según desvela ahora su hijo, "he sido testigo de cómo le negaban la mano a mi padre en la Iglesia a la hora de la paz".  

Metido en la actualidad, Suárez Illana defiende a los principales implicados en la rama valenciana del caso Gürtel: "Creo que Camps es honesto y Costa honrado. Si no criticamos a alguien por hortera, no la hagamos por lo contrario", sostiene. 

(www.publico.es, 17/12/09)

BAUZÁ Y DELGADO NO ALCANZAN NINGÚN ACUERDO PARA EL CONGRESO DEL PP BALEAR

No hay todavía ningún acuerdo. El alcalde de Calvià, Carlos Delgado, comunicó el lunes al presidente del PP balear, José Ramón Bauzá, que no ha renunciado a presentar candidatura al próximo congreso regional, cuya fecha sigue en el aire por la falta de consenso.  

La reunión contó con la presencia de Miquel Ramis, Pere Rotger, José María Rodríguez, Antoni Pastor, además de Bauzá y Delgado. Durante la reunión se trataron varias cuestiones. Rodríguez planteó la posibilidad de que se celebre un congreso abierto, donde participen todos los militantes como ya ocurrió con la junta del PP de Palma. Bauzá y la cúpula del PP no se opone a esta propuesta, que supondría que unos 15.000 militantes pudiesen votar y que se instalasen urnas en todas las Islas, un sistema que no tiene precedentes en las filas conservadoras.  

Durante la reunión se planteó la necesidad de redactar una ponencia conjunta para salir fortalecidos de cara a las próximas elecciones autonómicas. Todos los asistentes al encuentro se mostraron de acuerdo. Donde siguen las diferencias es en las personas que tienen que encabezar el nuevo proyecto. La nueva cúpula apoya sin discusión a José Ramón Bauzá, al que consideran el mejor candidato posible para recuperar el Govern en 2011. Durante la reunión, según ha podido saber este diario, Carlos Delgado dejó muy claro que él no tiene intención de renunciar a presentar una candidatura, como ya hizo en el pasado congreso. Por lo tanto, no hay ninguna posibilidad de que Delgado se integre en el nuevo proyecto de Bauzá.  

Esta reunión podría obligar a cambiar la hipótesis inicial en relación al congreso regional. La intención de la dirección del PP balear era, como ya publicó este diario, celebrar el congreso en el primer trimestre, previsiblemente en febrero. Sin embargo, la falta de acuerdo entre Delgado y Bauzá deja en el aire la celebración del congreso mientras el presidente del PP balear baraja la idea de entrar en el Parlament en febrero, un paso que fortalecería su situación política de cara a la candidatura para el Govern.  

Algunos asistentes a la reunión reconocieron su pesimismo ante la falta de acuerdo en el PP cuando se está viviendo un clima propicio para aspirar a recuperar las principales instituciones de Balears.  

(www.ultimahora.es, 16/12/09)

BARONES DEL PP PIDEN CELEBRAR EL CONGRESO ANTES DE LA DECLARACIÓN JUDICIAL DE MATAS 

El congreso para elegir formalmente al nuevo presidente del PP balear podría adelantarse a febrero si prospera la iniciativa de varios barones partidarios de saldar esta cuestión cuanto antes y evitar que coincida con la comparecencia ante el juez del ex presidente del Govern y del partido, Jaume Matas. 

Matas está citado para el 23 de marzo del año entrante, el mismo mes en el que se aventuró que podría celebrarse el congreso cuando el alcalde de Marratxí, José Ramón Bauzá, fue designado sustituto de la anterior presidenta del PP, Rosa Estarás. "Siempre se ha hablado de marzo o abril, yo pienso que debe ser antes, cuanto antes mucho mejor", explica un dirigente. "Si no recuerdo mal, el presidente Bauzá, mi presidente, dijo que sería un día de febrero; yo lo defiendo, sobre todo para que no coincida con lo de Matas", sentenciaba ayer un peso pesado de la formación. "Si se puede hay que evitar que sea cuando venga Matas, es mucho mejor para el partido separar las dos cosas", afirma un tercer barón. 

Los tres consultados apuestan claramente para que el congreso no sirva más que para refrendar a Bauzá en la presidencia del partido –"sin líos internos ni candidatos alternativos"– y darle el empujón necesario para ser el próximo candidato a las elecciones autonómicas de 2011. En este sentido, los barones aseguran que el recién elegido presidente del PP de Palma, el veterano José María Rodríguez, ha expresado que apoyará a Bauzá.  

Fuentes del entorno de Rodríguez corroboran su respaldo al presidente, si bien critican que perpetúe la estrategia"de mantener el enfrentamiento" con el alcalde de Calvià, Carlos Delgado. Estas fuentes atribuyen que la brecha con los ´delgadistas´ siga abierta a la influencia sobre Bauzá del actual número dos del PP balear, Miquel Ramis, y la califican de "errónea". Para los de Rodríguez, el PP sólo se garantiza el éxito electoral "sumando, y sumar pasa por integrar a Carlos y su gente", más en concreto hablan de dar un puesto seguro de salida para el alcalde en las listas electorales. En la cúpula de la formación también son conscientes de la importancia de contar con los votos del granero de Calvià, aunque no están dispuestos a "tragar a cualquier precio", especifica un dirigente que opina que "Delgado y su lugarteniente Manu Onieva se han pasado tres pueblos" al desafiar al nuevo líder nada más empezar su periplo.

En cuanto a que Jaume Font opte finalmente también por presentarse, en la cúpula lo dan por descartado y le reservan otro papel.

(www.diariodemallorca.es, 11/12/09)

JOAN FONT ROSSELLÓ ABANDONA EL PP CON DURAS CRÍTICAS A BAUZÁ, MATAS Y ESTARÀS 

El ex diputado del PP Joan Font Rosselló ha comunicado al actual presidente regional del partido, José Ramón Bauzá, su decisión de darse de baja como afiliado de la formación en una carta en la que carga con dureza contra el propio Bauzá y sus predecesores en la presidencia del PP, Jaume Matas y Rosa Estaràs, y ensalza al alcalde de Calvià, Carlos Delgado, como el único que garantiza el "aire fresco" que "precisa" el PP. 

Font explica en la misiva que la "digitación antidemocrática e ilegítima" de Bauzá como presidente del PP balear "ha sido la gota que ha colmado el vaso" y "una muestra más de la alergia del PP a la democracia interna". El ex diputado y ex regidor popular de Petra se muestra "convencido" de que la dirección del partido "estaría dispuesta a hacer cualquier cosa para evitar que entre en el partido el vendaval de aire fresco que precisa, y que ahora mismo sólo representa Carlos Delgado". También reprocha a Bauzá ser "hijo predilecto" de los "infaustos" Matas y Estaràs, a quien pone como modelos de políticos que "renuncian a cualquier principio por mantener el poder o ganar unas elecciones".  

Font lamenta haber hecho un "ridículo espantoso" cuando él mismo se "dejaba la piel denunciando la corrupción del satrapuelo pesemero de Petra (en referencia al alcalde Joan Font) y haciendo una encarnizada defensa ideológica de los principios que debería representar el PP, otros se estaban enriqueciendo y haciendo negocios en nombre y a costa del partido". 

Por último, le ruega a Bauzá que le dé de baja del partido y de sus estadísticas de militancia "a cuyo engrosamiento artificial son tan aficionados" y se despide reprochándose "no haber sido más rebelde durante la pasada legislatura". "Debería haber tenido más coraje a la hora de negarme a cumplir algunas órdenes de personajes de la estatura moral de Matas o Estaràs", concluye Font Rosselló. 

(www.diariodemallorca.es, 08/12/09)

LA CÚPULA DEL PP PLANTA A AGUIRRE 

Ni Mariano Rajoy, ni  sus dos lugartenientes: María Dolores de Cospedal y Soraya Sáenz de Santamaría.  Todos tenían sus propios compromisos y la cúpula del PP faltó ayer al acto de conmemoración del trigésimo primer aniversario de la Constitución organizado por Esperanza Aguirre. 

En su representación enviaron a Jorge Moragas, coordinador de Relaciones Internacionales del PP, y Cristóbal Montoro, responsable de economía del partido. El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, sí acudió a la cita. Fue acompañado  de su mano derecha, Manuel Cobo, suspendido de militancia por sus acusaciones contra Aguirre. Esta no le saludó y no quiso hablar de él. La presidenta cambió de tema e invitó a los periodistas a brindar por la Carta Magna. 

“Chin, chin”, dijo sonriente. También se le preguntó  por Rajoy. Explicó que este ya le había anunciado en una cena, con Ángel Acebes, que ayer tenía un encuentro con el presidente canario, Paulino Rivero. “¿Ya se han reconciliado?”, le comentaron. “No  hay nada que reconciliar”, respondió quitándole hierro a las tensiones en el PP. 

Aguirre ensalzó el espíritu de “concordia, consenso y generosidad” de la Constitución. En su opinión, es “la garantía para ser ciudadanos libres e iguales” y “la base sobre  la que se sustenta el futuro de esta gran nación que es España”, donde tienen cabida “todos”. 

(www.publico.es, 05/12/09)

Un dirigente del PP de Elche asegura que recibió un piso por maniobrar contra la lista del zaplanista Ripoll

Las guerras internas en el PP también pueden estar teniendo un alto coste para cualquier ciudadano ajeno al partido, como se desprende de la denuncia de un dirigente del propio Partido Popular en la provincia de Elche, Juan Esquitino. A cambio de la obtención de una casa del Instituto Valenciano de la Vivienda (IVVSA) para su hijo, Esquitino habría reclutado a cerca de 40 vecinos para que se afiliaran al partido y votarán en las elecciones internas contra la lista de los seguidores de Ripoll, el zaplanista que ahora aglutina la oposición a Camps dentro del PP de la Comunidad Valenciana. La urdidora del plan habría sido la presidenta del partido en Elche, Mercedes Alonso, acuciada en los últimos meses por las preguntas por sus vínculos con El Bigotes y por la oposición interna.

Según ha denunciado el propio Esquitino en Elchedigital, Mercedes Alonso y el concejal del grupo popular en Elche Juan Fernández le ofrecieron una casa del IVVSA en un barrio de la capital ilicitana, Los Palmerales. A cambio tenía que conseguir unos 40 afiliados para el PP que después votaran en el congreso provincial por las listas contrarias a Joaquín Ripoll, la cara visible de la oposición a Camps en el PP de Valencia.

Infracciones que conllevarían expulsión
Los reclutados también debían acudir a actos públicos de Rajoy. Todos estos hechos podrían constituir un fraude electoral dentro del propio Partido Popular y contravenir sus Estatutos, con lo que podrían conllevar a la expulsión de Mercedes Alonso y la de Juan Fernández de la formación partido.

Adjudicaciones “a dedo”
Esquitino se siente traicionado por Alonso y Fernández porque la vivienda concedida no estaba en la zona que le prometieron sino en una calle más conflictiva. El popular también ha denunciado a Elchedigital que Fernández adjudica las viviendas públicas del IVVSA “a dedo”, figurando entre las beneficiarios por ejemplo una de sus sobrinas, agraciada con una vivienda en la zona que precisamente quería el denunciante de estas maniobras.

Oposición interna por la Gürtel
Alonso también se enfrenta a un fuerte movimiento de oposición interna en el PP de Elche, donde un militante, Juan Pedro Lozano, que fuera vicepresidente primero en la última Ejecutiva del partido, ha reunido más de 600 firmas de otros afiliados y simpatizantes exigiendo una investigación para saber las conexiones de su presidenta provincial con la trama Gürtel, ya que aparece en la contabilidad B de Orange Market.

www.elplural.com 03.11.09

BASAGOITI PLANEA UNA NUEVA INSURRECCIÓN SI EL PP BOICOTEA EL CONCIERTO VASCO  

Antonio Basagoiti, presidente del PP Vasco, está intentando por todos los medios que el concierto vasco no se convierta en un nuevo Estatut eternizado en Tribunal Constitucional y, en consecuencia, en su sentencia de muerte política. Tal como cuenta hoy El Correo Digital, el socio de gobierno de Patxi López está moviendo cielo y tierra para evitar lo que sería el suicidio de su partido en Euskadi: que el PP boicotee el blindaje de la fiscalidad vasca en el Congreso o, peor todavía, que lo recurra ante el Constitucional. Así las cosas, el díscolo Basagoiti, que ya discrepó públicamente de la cúpula por este motivo, estaría dispuesto a distanciarse públicamente y a iniciar una nueva oleada crítica contra la dirección. La última vez que se votó el asunto en el Congreso, los diputados vascos abandonaron el hemiciclo. 

O convence o se distancia. Son las dos posibilidades que baraja Basagoiti, quien tiene muy claro que el veto del PP al concierto vasco sería la sepultura política para los suyos. Según El Correo Digital, el dirigente ha empezado una intensiva ronda de contactos para conseguir, al menos, que el grupo se abstenga en la votación del blindaje al concierto vasco que tendrá lugar el próximo 17 de diciembre.

Distanciarse…

En su momento, el aludido ya discrepó pública y tajantemente de Génova por este motivo. “Que vengan ellos a presentarse por el País Vasco”, espetó, en abierta crítica. Su peculiar cruzada la continuaron los diputados vascos en el Hemiciclo. El pasado 14 de octubre, en la última votación del concierto en la Cámara, estos abandonaron la sala, ante la inminente negativa de sus compañeros de filas. Pero la cúpula no es el único problema de los disidentes. En su problemático horizonte aparecen los barones populares de La Rioja y Castilla y León, que nunca han dejado de protestar por las “ventajas” fiscales de sus vecinos.

…o morir 

Ante las dimensiones que puede tomar el asunto, el no parlamentario parece un problema pequeño para Basagoiti. Si el blindaje resulta aprobado, como parece probable dado el cierre de filas de PSOE y PNV, los suyos podrían recurrirlo ante el Tribunal Constitucional. Así las cosas, Basagoiti tendría un plan B para evitar que el concierto sea su tumba: se dispone a discrepar sonoramente para distanciarse.

Historia de un díscolo 

En esto, el dirigente tiene experiencia. Además de desmarcarse de la solidaridad institucional con Luis Bárcenas, ex tesorero del PP imputado en el caso Gürtel, con un estrepitoso “yo en su lugar habría dimitido”, Basagoiti ha criticado el abortado examen de valencianidad a Leire Pajín, el intento desesperado del PP valenciano para evitar que aquella fuese senadora. También enmendó la plana a Génova cuando aquella inició la ofensiva política a cuenta del Alakrana. “A veces me meto en líos por no ser políticamente correcto y decir lo que pienso”, ha reconocido alguna vez. Aún así, Rajoy no ha titubeado a la hora de señalarle como una persona digna de elogios.  

(www.elplural.com, 03/12/09)

LOS DÍSCOLOS DEL MARIANISMO VUELVEN A SACAR LA CABEZA E IRRITAN A GÉNOVA 

Los críticos dentro del PP con el liderazgo de Mariano Rajoy han sufrido en las últimas semanas varias afrentas, desde la exclusión de Aznar del congreso de Barcelona –donde se escenificó un intentó de reconciliación con Cataluña, que se aproxima a las elecciones- hasta la salida de la Ejecutiva del partido en Álava del diputado Santiago Abascal, presidente de la Fundación para la Defensa de la Nación Española (DENAES) y próximo a María San Gil. Sin embargo, Aznar ha replicado desde la FAES, primero adviritendo sobre la importancia de las ideas en política y luego premiando al Rey en un acto que sirvió para reunir a la vieja guardia del partido. Por su parte, Abascal deslizó críticas a su partido en un acto que congregó este martes a varios de los populares que han dado portazo a Rajoy en los últimos meses, como Eduardo Zaplana, Antonio Ortega Lara o la propia San Gil, y este fin de semana compartirá focos con otra de las víctimas del marianismo, el ex presidente de la AVT Francisco José Alcaraz. Génova no puede ocultar su malestar ante esos desafíos. 

Mientras Rajoy trataba de captar titulares en el Congreso con sus críticas a la Ley de Economía Sostenible del Gobierno, Aznar celebraba su fiesta particular en la fundación ideológica del PP y entregaba un premio al Rey. El acto sirvió para que el ex presidente se reuniera con pesos pesados del partido durante su mandato, como Francisco Álvarez Cascos, Ángel Acebes, Eduardo Serra, Isabel Tocino, Ana Palacio, Federico Trillo o Juan José Lucas.

Aznar usa la FAES contra Rajoy  

Después de su exclusión de Barcelona, Aznar ya advirtió a Rajoy de que estaba “fuera de la primera línea política” pero para dedicarse a “algo de la más alta importancia: las ideas”. También mandó otro recado a su heredero al asegurar que “cualquier proyecto político, sin ideas, es una cáscara vacía que seguramente no tendrá nada que aportar”. La coincidencia del premio de Aznar al Rey con la labor de Rajoy en el Congreso evitó el encuentro entre ambos, lo que según uno de los diputados asistentes al acto de FAES evitó un mal trago al actual líder del PP, consciente de que no sería bien recibido.

Acto contra la nueva cara del PP  

Otro acto que ha provocado malestar en Génova ha sido el que el presidente de DENAES, Santiago Abascal, celebró este martes en Madrid arropado por varios de los populares que han dado portazo a Rajoy en los últimos meses, como Eduardo Zaplana, Antonio Ortega Lara o María San Gil. El evento no sólo fue un desfile de los dirigentes orillados por el marianismo, sino que también permitió a Abascal lanzar un torpedo en la línea estratégica del PP, la que escenificó Rajoy en el congreso de Barcelona con mensajes conciliadores hacia Cataluña.

“La política vieja y suicida de pactar con nacionalistas”  

Según el presidente de DENAES, “ningún gran partido nacional puede volver a ser tomado como rehén por los nacionalistas”, y aseguró que ni el Estatuto, ni el 96 “con los acuerdos del PP” con CiU “han servido para moderar el secesionismo o integrarlo en la gobernabilidad de España y en un proyecto común”. El diputado popular aseguró que “cabe una política nueva, no ensayada, de concordia, frente a la política vieja, torpe, fracasada y suicida de pactar con los nacionalistas”.

Nuevo desafío en Baleares  

Tanto el acto de FAES como el de DENAES han provocado la irritación de Génova, según cuenta Libertad Digital, un medio en la órbita de los críticos. La web de Losantos recoge el testimonio de indignación de un dirigente marianista: “Santi no es absolutamente nada, no entiendo por qué le habéis dado tanto bombo”. También dan cuenta del último desafío de Abascal, quien este fin de semana compartirá junto al ex presidente de la AVT, José Alcaraz, un acto de homenaje a las víctimas del terrorismo. Alcaraz fue uno de las primeras víctimas de la estrategia electoral del PP, ya que después de jalear sus manifestaciones contra Zapatero durante su primera legislatura Rajoy se negó a acudir a una de sus marchas convocada poco antes del 14-M. En el acto también participa el Círculo Balear, una plataforma contraria al catalán en las Islas.  

(www.elplural.com, 03/12/09)

AGUIRRE REPROCHA A RAJOY QUE NO FUERA “CONTUNDENTE” AL DESMARCARSE DE LA ENTREVISTA DE COBO 

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, sigue sin olvidar la guerra por el control del Caja Madrid en el seno del PP y vuelve a lanzar varias andanadas contra la dirección nacional a cuenta de la famosa entrevista de Manuel Cobo del “vómito”. Insiste en que Cobo “no piensa lo que ha dicho” y sus declaraciones son “porque habrá creído que le convenía por algo a él o a otra persona”. En este sentido también recuerda la “sorprendente” adhesión a Gallardón a la entrevista y que en conversación telefónica con Rajoy le preguntó si rechazaba “las barbaridades” contra ella y él “no fue contundente”. También lanza varios ataques al alcalde de Madrid cuando le preguntan por las diferencias contra ambos: “Yo estoy en contra de las subidas de impuestos y Gallardón no comparte conmigo ese punto de vista. Estoy en contra del gasto público exagerado y de las obras faraónicas (…) o de imponer hábitos como ir andando y dejar el coche en casa”.  

En una entrevista en La Gaceta, Aguirre repite que fue quien señaló a Rajoy la disponibilidad de Rato para Caja Madrid en el mes de marzo, pero “ante el silencio del presidente interpreté que no gustaba”. Después se postuló al cargo Ignacio González y Rajoy “le dijo que estaba olvidado todo lo del congreso interno de Valencia y que no le iba a vetar” y antes del verano Rato también fue a ver al presidente nacional del partido “y no le dijo ni que sí ni que no”.

Declaraciones antes de su encuentro con Rajoy  

“El 2 de octubre cuando ya se había ahormado un consenso para Caja Madrid prácticamente unánime en la persona de Ignacio González, Rajoy me propone a Rato”, insiste la presidenta, quien entonces habría pedido “tiempo” a Rajoy, emplazándole éste a una reunión el jueves 22 de octubre para decidir los pasos a seguir. Pero el lunes previo a esa reunión “me desayuno con las declaraciones de Manuel Cobo”.

“Le convenía a él o a otra persona”  

Según Aguirre, Cobo “no piensa lo que ha dicho” y cree que responden a que “habrá creído que le convenía por algo a él o a otra persona”. En este sentido también recuerda la “sorprendente” adhesión a Gallardón a la entrevista y que en conversación telefónica con Rajoy le preguntó si rechazaba “las barbaridades” dichas contra ella y él “no fue contundente”.

Defiende las firmas de los alcaldes  

La presidenta regional insiste en que “ponerse equidistante entre agresor y víctima me parece en sí mismo una injusticia manifiesta”. Defiende la recogida de firmas del alcaldes populares de la Comunidad reclamando sanciones a Cobo porque “que pidan que se respeten los estatutos no se puede considerar ninguna agresión”.  

“¿De qué se me acusa?”  

También vuelve a proclamar su inocencia respecto a su plantón en la Ejecutiva del PP: “¿De qué se me acusa? ¿De no ir a la reunión de la Ejecutiva? Bien, puedo estar equivocada y pido disculpas si se ha interpretado como una falta de respeto. Sinceramente, creí que era muchísimo mejor mi ausencia y que iban a debatir más libremente”.

Recados a Gallardón  

En otro momento de la entrevista, lanza varios recados al alcalde de Madrid cuando le preguntan por las diferencias entre ambos: “Yo estoy en contra de las subidas de impuestos y Gallardón no comparte conmigo ese punto de vista. Estoy en contra del gasto público exagerado y de las obras faraónicas (…) o de imponer hábitos como ir andando y dejar el coche en casa”.

Compara "patucos" y "pastitas"  con la Gürtel 

En cualquier caso, la presidenta vuelve a cerrar filas con el PP a la hora de defenderse de la sombra de la Gürtel, tratando de desvincular un cohecho a un político de la consiguiente contraprestación a quien regala. "Ya he puesto ejemplos: las cerezas que me dio el frutero, los patucos para mi nieta, las pastitas de las monjas clarisas tra una visita a un convento (...) lo que no puede ser es que porque me regalen un brochecito, como hizo el otro día una señora, cometo un delito". 

(www.elplural.com, 30/11/09)

BAUZÁ BUSCA EL RESPALDO DEL PP NACIONAL PARA EXPEDIENTAR A ONIEVA Y DELGADO 

El presidente del PP balear, José Ramón Bauzá, está buscando el respaldo de la dirección nacional para abrir expediente a Manuel Onieva y Carlos Delgado.  

La dirección del PP balear se ha puesto en contacto con Ana Mato, secretaria de organización de la cúpula nacional, tras los últimos actos de indisciplina del alcalde de Calvià y el presidente de la junta local.  Aunque Onieva intentara zanjar la polémica con Bauzá en la cena celebrada el sábado, en la dirección regional no pueden admitir los insultos que profirió el presidente del PP de Calvià contra el líder de los populares. Onieva llamó mentiroso a Bauzá y pidió su dimisión.  

Unos días antes, Onieva compareció en rueda de prensa junto a Carlos Delgado para retar a la dirección regional por el acto del sábado. En el PP balear están convencidos de que Onieva se limita a actuar en función de las órdenes que le da Delgado. «Onieva es un títere de Delgado», sostienen en la cúpula del PP balear.  

La cuestión ahora es conocer en qué se puede concretar el expediente. Todo parece indicar que la dirección nacional apoyaría la suspensión de militancia de Delgado y Onieva, lo que acarrearía una importante crisis en la junta local y en el Ajuntament de Calvià. La dirección regional ha sondeado también a los concejales de Delgado para saber quién le apoya y cuántos estarían dispuestos a darle la espalda.  

Sobre este asunto, Bauzá no quiso ayer explicar qué ocurrirá tras los insultos de Onieva contra el presidente del PP balear.

José Ramón Bauzá avisó de que el comité de dirección de este partido «no será ambiguo», sino que actuará con «contundencia», después de que el presidente de la Junta Local de Calvià, Manuel Onieva, le exigiera la semana pasada su dimisión tras acusarle de «mentir».  

En una rueda de prensa, José Ramón Bauzá remarcó que el Comité de Dirección del PP tiene las cosas «absolutamente claras», si bien insistió en que será dentro del foro interno del partido y «jamás en el foro externo», donde se actúe de manera «contundente, tal como se merecen los acontecimientos».  

(www.ultimahora.es, 26/11/09)

IGNACIO GONZÁLEZ PIDE A RAJOY QUE SEA MÁS INCISIVO COMO ALTERNATIVA 

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha afirmado que el Partido Popular debe mostrarse mucho más incisivo en la presentación de una alternativa de Gobierno que ilusione a la sociedad. "Yo creo que el PP tiene que ser mucho más incisivo en la presentación de una alternativa ilusionante. En un momento de crisis económica tan grande y de desconcierto social, lo que se necesita es ilusionar a la gente, ofrecerle una alternativa, provocar esa ilusión y conseguir mayor distancia del Partido Socialista", ha señalado en Onda Cero el que fue candidato de Esperanza Aguirre para presidir Caja Madrid hasta que se pactó la candidatura de Rodrigo Rato. 

Tras señalar que no cree que vaya a tener ningún tipo de responsabilidad en Caja Madrid con Rato, González ha indicado, respecto al liderazgo en el PP, que nunca ha estado en la voluntad de Esperanza Aguirre ser presidenta del partido y que, si hubiera tenido esa intención, ya se habría postulado para ello. 

En cuanto a las supuestas antipatías que genera en la directiva nacional del PP, el dirigente madrileño se ha limitado a comentar que "eso lo tendrían que decir ellos" pero ha reconocido que a veces no se ha sentido apoyado por algunos compañeros del partido. 

González ha señalado que en el asunto de Caja Madrid se dedicó a lo que le encargaron, es decir, "a tratar de lograr un acuerdo entre todos los sectores representados" en la entidad "para terminar con una situación de inestabilidad que había en su momento en la Caja". "Yo lo que he hecho ha sido trabajar en ese encargo. Creo que se había conseguido y se consiguió un acuerdo con la participación prácticamente de la totalidad de los grupos allí representados que creo que es lo que era necesario para la entidad y lo sigue siendo", ha insistido. 

Sobre si se había dado por aludido cuando el líder del PP, Mariano Rajoy, recordó que era él quien hacía las listas, González ha señalado que "ese es un mensaje que todo el mundo conoce" y, por tanto, "no hace falta que lo diga el presidente del PP, como si fuera una novedad; lo dicen los estatutos". "Vamos abriendo la brecha, tendríamos que insistir en hacer un discurso mucho más incisivo y atractivo para movilizar más al electorado", ha subrayado González. 

(www.elpais.com, 25/11/09)

“ZAPLANA RECONOCE QUE FALLÓ EN LO ÚNICO EN LO QUE NO TENÍA QUE EQUIVOCARSE, DESIGNAR A SU SUCESOR”  

De compañero de pupitre de Zaplana pasó a ser uno de sus hombres de confianza cuando se convirtió en presidente de la Generalitat. Jesús Sánchez Carrascosa ocupó la dirección general de Canal 9 y fue secretario general de Presidencia. En paralelo emprendió numerosas aventuras periodísticas que fueron viento en popa hasta la llegada de Camps al poder.  

Ahora regenta una tienda de productos ecológicos en Alicante y, aunque asegura que no guarda rencor al sucesor de Zaplana, sostiene: “Soy feliz gracias a Camps. Nunca le agradeceré bastante que destrozara mis empresas en Valencia y me permitiera dedicarme a mi familia y a lo que más me gusta”.  

El todopoderoso secretario general de Presidencia de la era Zaplana no escatima pullas para el heredero. “La culpa de que Camps llegue a jefe del Consell es de Zaplana, que lo puso ahí pensando que podría continuar su proyecto. Ya me lo ha dicho varias veces: he ido a fallar en lo único en lo que no tenía que equivocarme", asegura.

Carrascosa sostiene que la confianza del delfín se quebró justo el día en que entró en Presidencia y pidió un nuevo número de teléfono móvil al partido. “Todavía no le ha dado el número a Zaplana, que para hablar con él tenía que hacerlo a través de Ripoll [Jose Joaquín Ripoll, el actual presidente del PP de Alicante y único zaplanista al que no se ha podido cargar todavía]", recuerda.

La lucha fraticida entre zaplanistas y campistas, según Carrascosa, estuvo alentada por el ya presidente de la Generalitat. "Desde ese momento, desde el primer día, se dedicó a machacar a los afines a Zaplana: si estás con él, estás contra mí. Es increíble".

"Las prácticas del partido que han salido a la luz yo las intuía al conocer a las personas y porque yo he hecho para Zaplana ese trabajo que hacían Costa y El Bigotes, pero dentro de los cauces", asegura sobre el caso Gürtel marcando distancias.

Se sigue confesando "amigo" y admirador de Zaplana y aventura que volverá a la primera línea. “Es un animal político hasta la médula, pero sólo volverá si lo tiene claro y a la política nacional, no a la Comunidad. Hoy por hoy, no es la hora de su vuelta". 

(www.elplural.com, 23/11/09)

BAUZÁ ANUNCIA QUE EL PP ANALIZARÁ EN EL SENO DEL PARTIDO LA PETICIÓN DE DIMISIÓN QUE LE HIZO ONIEVA 

El presidente del PP en Baleares, José Ramón Bauzá, anunció hoy que se analizará en el "foro interno" de su partido la petición de dimisión que le hizo la semana pasada el presidente de la Junta Local de Calvià, Manuel Onieva, quien consideró que ha quedado demostrado que el máximo dirigente de los 'populares' en las islas "mentía", debido a que desde el citado municipio mallorquín nunca se habló de que él fuese a presentar una candidatura a la Alcaldía de forma "definitiva", sino únicamente provisional.En una rueda de prensa, Bauzá consideró "lógico y normal" que "mediáticamente" interese su valoración acerca de la petición de Onieva, si bien remarcó que "por encima del interés mediático, está el criterio del funcionamiento de nuestro partido".

"Este análisis se hará dentro de nuestra formación para hacer lo mejor dentro del partido", recalcó el presidente 'popular', quien señaló que en Calvià se ha producido una situación "lógica", después de que Onieva fuera proclamado el pasado sábado candidato provisional a la Alcaldía del municipio.

De este modo, Bauzá remarcó que los estatutos del partido "se tenían que cumplir", por lo que "no podía cerrarse un proceso que inicialmente no tenía el aval del Comité Ejecutivo Nacional", refiriéndose así a la imposibilidad de Onieva de proclamarse candidato definitivo del PP para las elecciones municipales de 2011. En este sentido, señaló que será en el "foro interno" del PP donde seguirá el proceso de elección de un candidato a la Alcaldía de Calvià, "tal como tiene que ser". 

(www.diariodemallorca.es, 23/11/09)

IGNACIO GONZÁLEZ : "GALLARDÓN QUIERE SER PRESIDENTE DEL GOBIERNO" 

Se acabó la paz en el PP, si alguna vez la hubo. El número dos de Aguirre, Ignacio González, ha afirmado hoy que el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, le ha dicho que "quiere ser presidente del Gobierno". O lo que es lo mismo, hacerle la cama a Rajoy. 

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid ha justificado "las diferencias" existentes entre Gallardón y su jefa, la presidenta autonómica, Esperanza Aguirre. Para González, sus discrepancias son "de gestión" pero no ha ocultado que ambos "pueden tener sus ambiciones políticas". Con el alcalde, que siempre ha asegurado ser fiel al actual líder, Mariano Rajoy, ha sido directo en su acusación: "He escuchado a Gallardón decir que quiere ser presidente del Gobierno". 

"Cada uno puede tener sus ambiciones políticas pero en este momento lo que hay que anteponer son sus responsabilidades de Gobierno y Esperanza Aguirre está a eso", señaló en una entrevista en la Cadena Cope. 

Sin embargo, y según las palabras del vicepresidente, las intenciones del primer edil madrileño podrían ser otras. "Gallardón debe estar también a sus responsabilidades de gestión pero lo que sí le he oído y lo he leído en muchos sitios es que, claramente, quiere ser presidente del Gobierno y no lo critico pero se lo hemos oído a él y no a otros", manifestó. 

Sobre la actual relación entre Gallardón y Aguirre dijo que "las cosas están como siempre están" para reconocer, a renglón seguido, que existen discrepancias entre Gobierno autonómico y local surgidas por la "gestión de dos grandes administraciones que coinciden en un mismo territorio". Como ejemplo puso el caso del eje Prado-Recoletos. 

"No existe esa famosa teoría que algunos han querido poner encima de la mesa de que aquí parece que entre Esperanza Aguirre y Ruiz-Gallardón hay una convivencia imposible, no, la relación entre Ayuntamiento y Comunidad se plasma en centenares de acuerdos de gestión conjunta, lo que pasa es que sólo vemos cuando hay algún punto de conflicto importante por alguna cuestión que tiene relevancia en los medios de comunicación", mantuvo el vicepresidente del Gobierno. 

(www.publico.es, 20/11/09)

DELGADO DESAFÍA AL PP BALEAR Y MANTIENE LA PRESENTACIÓN DE ONIEVA COMO CANDIDATO 

El PP de Calvià y la cúpula del partido sostuvieron ayer otro pulso por el proceso para elegir al futuro candidato a la alcaldía. El vicesecretario general del PP balear, Miquel Ramis, exigió la anulación del acto previsto para el sábado para la presentación oficial de Manu Onieva como aspirante a alcalde. Pese a la amenaza de medidas disciplinarias que formuló Ramis, Onieva –que preside la junta local– y su antecesor y alcalde del municipio, Carlos Delgado, respondieron que el evento se celebrará. 

Este enfrentamiento supone una reedición del que ya mantuvieron ambas partes a principios de mes a cuenta de la celebración de primarias, que finalmente se suspendieron por la presión de la cúpula del partido. El pulso adquirió ayer una trascendencia política más amplia, ya que Delgado intervino en escena y sugirió que los problemas que pone la dirección regional están relacionados con su intención de integrar una candidatura alternativa a la del actual líder popular en Balears, José Ramón Bauzà, en un futuro congreso extraordinario. "Esto empieza a ser raro. ¿Qué tienen en contra de Calvià? Da que pensar. Es reprochable lo que están haciendo", afirmó Delgado, quien aseguró que ha mantenido conversaciones con Bauzà para que el mencionado congreso se celebre antes de marzo.  

El alcalde calvianer no aclaró si él encabezará esa candidatura alternativa, pero sí quiso dejar claro que, mientras Bauzà no sea ratificado en un congreso, no contará con "total legitimidad". En una rueda de prensa con Onieva, Delgado reiteró que, cuando acordó con Bauzà suspender las primarias del 5 de noviembre, los dos consensuaron la designación de un candidato provisional que podría ser presentado oficialmente en un acto público. Por eso, dijo que no entendía la postura actual de la dirección regional. 

Horas antes, Ramis informó a los medios de que había remitido un escrito a Onieva instándole a anular el acto al no producirse "ni con las formas ni en el momento adecuado". Según argumentó, el partido no ha abierto aún el plazo para nombrar aspirantes. "Ahora nos encontramos en la fase de renovación de presidentes de juntas locales", dijo. 

En una comparecencia ante los medios acompañado del presidente del PP de Mallorca, Joan Rotger, y el portavoz popular Carlos Simarro, Ramis aseguró que, si Onieva desoye la orden de la dirección, "podría haber consecuencias reglamentarias". Cuando se le preguntó qué quería decir con esto, contestó: "Cualquier comportamiento inadecuado tiene que ser estudiado por el comité de disciplina. Y entonces puede haber determinadas consecuencias". El vicesecretario general del PP negó que se llegase a un acuerdo para presentar en sociedad un candidato provisional. "El único acuerdo fue que desde Calvià se podría elegir un candidato cumpliendo reglamentariamente los estatutos", declaró. 

(www.diariodemallorca.es,  19/11/09)

COBO Y GALLARDÓN, OBJETO DE ESCARNIO ANTE LA PASIVIDAD DE GÜEMES 

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Juan José Güemes, acudió a una emisora afín a la presidenta Esperanza Aguirre, la Esradio de Losantos, para entre otras cosas defender a ésta en su enfrentamiento con Gallardón y Cobo. El consejero se mantuvo impasible ante los reiterados ataques del locutor al alcalde de Madrid y su vicealcalde, incluso cuando éste le mostró un montaje en el que ambos se convertían en los protagonistas de Brokeback Mountain, la película sobre la tormentosa relación amorosa entre dos vaqueros homosexuales.  

Güemes no defendió a sus compañeros de partido de las bromas de Losantos. Y a ello a pesar de que cuando el locutor le reprochó que “defendió poquito” a Aguirre en el Comité Nacional del PP tras la declaración de Cobo asegurando que temía por su familia a raíz del espionaje en el PP de Madrid, Güemes aseguró: “La defendí con contundencia, sin perder las formas, las que me enseñaron mis padres, que no son las que debió aprender Manolo Cobo, eso está claro”.  

Jaleando al locutor  

“Mini-yo hace lo que puede, seguro que usted no es tan rico”, le repuso el locutor, y Guëmes se prestó a jalear algunas de las teorías de éste. Así, el consejero aseguró que “a El País le hubiera gustado mucho que se montara una gestora en Madrid, andaba detrás de ese objetivo” y sobre la polémica entrevista del vicealcalde en el diario de PRISA explicó que “tengo que creer que ha sido Manolo Cobo, pero efectivamente parece que hay varias entrevistas dentro de la entrevista (…) tengo curiosidad, la naturaleza del pacto Cobo-Zapatero”.  

”Uno murió”

La escena más curiosa, que se pudo ver a través de la Veo7, la televisión de Pedro J. que retransmite los programas de Losantos, se produjo cuando éste mostró al consejero un montaje en el que Cobo y Gallardón se convertían en los protagonistas de Brokeback Mountain, la película sobre la compleja relación amorosa entre dos vaqueros homosexuales. Güemes no abrió la boca ni cuando una tertuliana apuntó que “uno [de los actores] murió, por cierto, lo digo porque… políticamente a lo mejor alguno ha muerto”.  

(www.elplural.com, 18/11/099

RAJOY: "LA FOTO DE CAMPS CON ALONSO NO ME PARECE MAL; EL REY O JORDI PUJOL HAN ESTADO EN SITUACIONES PARECIDAS" 

Un día despúés de la conveción ideológica que el PP organizó el fin de semana en Barcelona, Mariano Rajoy hizo un balance del concláve. Como no podía ser de otra manera, el presidente del PP destacó el éxito de la convocatoria y restó importancia a las ausencias el último día de Francisco Camps, de Esperanza Aguirre o de Javier Arenas.   

"Lo que hemos hecho en Barcelona es actualizar y reforzar nuestro proyecto y decirle a la gente que vamos a tener el mejor programa electoral posible para que nos voten", afirmó Rajoy en en la emisora RAC1, en el program El món. Lamentó el presidente del PP que los medios prestaran más atención a quien estaba o no estaba y no al debate de fondo, "a los asuntos que nos preocupan y preocupan a la gente: la crisis, la educación, la sanidad, el cambio climático... Allí se habló de muchos temas, vino gente muy competente, expertos independientes, de la universidad, y eso fue muy bonito".  

Tan bonito como la foto de Camps conduciendo un Ferrari junto a Fernando Alonso, que preside casi todas las portadas de hoy, mientras él clausuraba la convención. Rajoy quitó importancia a esa imagen: "Yo ya sabía que iba a pasar. Camps estuvo el sábado en Barcelona, comimos el sábado juntos. Esta misma mañana me ha llamado Ritá Barberá y se ha mostrado sorprendida por la repercusión mediática de la foto. Era un acto de promoción muy importante para Valencia. Otros políticos han hecho lo mismo. Yo creo que el rey o Jordi Pujol han estado en situaciones parecidas. No me parece mal en absoluto".  

Eso sí, reconoció que en Valencia "el PP ha tenido dificultades pero las hemos superado", cuando fue cuestionado por la idoneidad de la foto visto todo lo que ha pasado últimamente en el PP.  

Rajoy también quiso evitar cualquier polémica cuando fue preguntado por la presunta queja de la FAES por no haber invitado a la convención a José María Aznar: "A mi nadie me ha dicho que en la FAES estén molestos por no haber invitado a Aznar. Era un acto del PP, de la gente que estamos en la política activa". Toda una indirecta para el ex presidente.  

El presidente del PP no descartó "un pacto a la vasca" con el PSC en Catalunya—"un sitio donde me tratan muy bien pero me votan poco, entre otras razones porque hay mucha competencia". "Catalunya precisa un cambio y el PP quiere ser parte aciva de ese cambio", dijo el dirigente conservador, que echó la culpa a Zapatero del "desengaño" en el que vive Catalunya. Aunque expresó sus preferencias por pactar con CiU, no descartó hacerlo con el PSC aunque estos no quieran —"En el País Vasco los socialistas decían lo mismo y miren como hemos acabado"—.   

Sobre otra cuestión 'sensible' en Catalunya, el recurso del PP al estatut, Rajoy sólo dijo que le preocupa el retraso del Tribunal Constitucional en emitir un veredicto y negó que en Catalunya hubiera un problema lingüistico. "Nunca he dicho eso, lo que digo es que quiero educar a mis hijos con libertad.  A partir de ahí, estoy de acuerdo con que se protejan las lenguas, los únicos enemigos de las lenguas son las que prohíben y las que las imponen".  

(www.publico.es, 16/11/09) 

COSPEDAL RESPALDA AL CAMPS CONDUCTOR 

La Convención Nacional celebrada este fin de semana en Barcelona ha servido para reforzar el "liderazgo incuestionable" de Mariano Rajoy y para dar un "impulso especial" al proyecto político del partido, que "se está renovando constantemente". La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, se ha mostrado exultante a la hora de echar la vista atrás en las últimas horas y ha restado relevancia a la ausencia de los barones territoriales Francisco Camps y Esperanza Aguirre. 

En este sentido, considera lógico que el presidente de la Comunidad Valenciana estuviera en Valencia en la presentación del nuevo equipo Ferrari puesto que era el "anfitrión" de un gran acontecimiento que puede atraer mucho turismo para la región. Cospedal afirmó que, tanto si es Camps como si fuera Zapatero quien se subiera a un Ferrari junto a Fernando Alonso, el PP vería "muy bien" el acto siempre que con él se intente "promover la imagen" de una comunidad autónoma o del país. 

En relación al congreso de este fin de semana, Cospedal defiende que "lo que ha salido reforzado en esta Convención es que el PP tiene un proyecto político que se fundamenta en unos valores y que además se está renovando constantemente y que ese proyecto tiene un liderazgo indiscutible como el de Mariano Rajoy", ha sentenciado. A juicio de la dirigente conservadora este fin de semana "ha quedado muy claro que el PP, cuando está unido, es un partido capaz de presentar la alternativa que necesitan los españoles". La inmensa mayoría de los ciudadanos quieren preservar la unidad y la cita de este fin de semana "ha sido una gran lección interna" en este sentido, ha proseguido. 

Cospedal ha asegurado que la dirección nacional está "muy satisfecha" con el resultado de la Convención, puesto que ha sido "muy provechosa" para recabar ideas y propuestas que posteriormente puedan incorporarse al programa electoral. Para ello, el PP tiene previsto organizar "mensualmente" una serie de foros para proseguir el debate y seguir definiendo su alternativa al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y ofrecer una "agenda política a toda la sociedad española". 

Cospedal destacó que en el cónclave popular de Barcelona "se ha visto claramente el principio del cambio en España, del cambio necesario para nuestro país y se ha visto claramente que el PP defiende unos principios determinados y que está constantemente renovándose para atender los problemas de los ciudadanos". Asimismo, ensalzó que el discurso de Mariano Rajoy tuvo un "gran calado político" con su propuesta de pacto contra la corrupción y con su llamamiento a mantener la unidad interna. En su opinión, fue un doble discurso como "presidente de su partido y candidato a la Presidencia del Gobierno". 

(www.publico.es, 16/11/09)

RAJOY NO INVITA A AZNAR AL CÓNCLAVE IDEOLÓGICO DEL PP 

El PP espera reunir a más de 3.000 personas en su próxima convención ideológica, prevista para los días 13, 14 y 15 de noviembre en Barcelona. En el encuentro participarán más de 80 cuadros de la formación. Y se ha invitado a 37 expertos independientes a intervenir en las mesas redondas en las que el PP quiere debatir las "propuestas de cambio" con los ciudadanos. Pero la dirección del partido se ha olvidado de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), que preside José María Aznar, y que tiene la misión de suministrar ideología a los conservadores. 

"No hay nadie de la fundación en ninguna de esas ponencias. Si no se nos llama, no vamos", decía ayer un colaborador del ex presidente del Gobierno dando cuenta de su malestar. Desde el círculo de Aznar resaltan que en el programa del cónclave "no se le ha incluido y no tiene sitio para hablar". La versión oficial es otra bien distinta. Desde FAES mantienen que el ex jefe del Ejecutivo no acude a la cita porque tiene programado un viaje a Kiev (Ucrania). 

El presidente de honor del PP sí estuvo presente en la convención de 2006, coincidiendo con el décimo aniversario de la llegada de los conservadores al Gobierno. A ese encuentro también fue Nicolas Sarkozy, por entonces ministro de Interior francés. "Ahora ni Aznar ni Sarkozy", lamentaban ayer algunos diputados del PP. 

Las relaciones entre Rajoy y Aznar se han vuelto a enfriar.En plena guerra por Caja Madrid y con el polvorín de la Comunidad Valenciana ardiendo, Aznar lanzó un toque de atención a su sucesor. "Un partido, y no varios; un proyecto, y no varios, y si es posible un líder, no varios", comentó el pasado 29 de octubre.  

Lo cierto es que cada vez que Aznar acude a algún acto del partido roba toda la atención y sus mensajes son seguidos con lupa. Así ocurrió en el Congreso de Valencia de 2008, donde Rajoy fue reelegido presidente.  

Desde la dirección nacional defienden, sin embargo, que esta no es una convención al uso. "Hay pocos discursos y más debate", cuentan para explicar que su formato ha cambiado sustancialmente respecto a otros años y que tampoco otras figuras relevantes del partido van a participar.  

Pero está claro que, en esta ocasión, quieren que todo el protagonismo recaiga en Mariano Rajoy. El líder del PP tendrá una intervención en la jornada de clausura, además de un encuentro con los jóvenes del partido en un formato similar al de Tengo una pregunta para usted, y mantendrá un almuerzo con los presidentes autonómicos del PP.  

La organización espera que acudan todos. Después de la ausencia de Esperanza Aguirre del último Comité Ejecutivo Nacional, los ojos están puestos en ella. Desde la Comunidad de Madrid se asegura que tiene previsto asistir "desde el primer momento". Así que, en esta ocasión, será la ausencia de Aznar lo más destacado.  

(www.publico.es, 12/11/09) 

AZNAR TAMBIÉN SE SUMA A LA MODA DE DAR PLANTÓN A RAJOY 

José María Aznar parece empeñado en seguir pasando la lija a la figura de Mariano Rajoy. Los próximos días 13, 14 y 15 de este mes el PP celebrará su convención política, uno de los eventos más importantes del partido. Atras queda la imagen de Aznar y Rajoy sentados en el suelo, en una de esas reuniones, la de 2006. Y es que, el ex presidente, fiel a su gruesa agenda internacional, irá a Kiev a pasear los papeles de FAES el viernes 13. Esta excusa para no acudir a la convención no cuadra con los trajines que otras veces se ha dado Aznar como el día que acudió a la manifestación contra el aborto, el pasado octubre, después de haber acudido a otro acto en Viena unas horas antes. 

Desde septiembre, Aznar ha viajado a más de una decena de capitales europeas para presentar los informes de FAES sobre los retos de Europa y el sentido en el que, según su grupo neocon, debería reformarse el sistema financiero internacional. También ha acudido a países como Argentina y Chile, de donde se marchó con polémica.

De gira derechista 

Ahora, esos compromisos con diferentes colegas derechistas repartidos por el globo (él asegura que es para “expandir la libertad por el mundo”) le servirán para dar plantón a Rajoy en una de las citas más importantes del año para el PP: la convención política. Su visita a Kiev el viernes 13 le impedirá acudir a la cita, que se desarrolla todo el fin de semana.

Dardos envenenados 

En los últimos días, Aznar ha cultivado su afición de lanzar dardos envenenados al sucesor que él nombró a dedo. En plena sucesión de rebeliones contra Rajoy en el PP, Aznar se presentó en el Círculo Ecuestre de Barcelona con su séquito de FAES para pedir “un líder y no varios”. Y este lunes, al ser nombrado catedrático de Ética en la Universidad Católica de Murcia, reclamó más dimisiones por corrupción, alegando que los implicados en estos casos “deben acreditar algo más que su presunción de inocencia”.

La marcha contra el aborto 

Pero si cabe alguna duda sobre el significado del gesto de Aznar, basta con recordar el pasado 17 de octubre, cuando se celebró en Madrid la manifestación contra el aborto. Aznar acudió a la marcha acompañado de Jaime Mayor Oreja. Ambos habían estado, unas horas antes, en Viena, en la octava reunión anual de la Red Europea de Ideas. Por cierto, tantos compromisos internacionales no impidieron a Aznar acudir, tras la marcha, a ver jugar al Real Madrid contra el Valladolid en el Santiago Bernabéu. 

(www.elplural.com, 12/11/09)

Fraga "no descarta" una gestora para resolver el conflicto del PP en Madrid

En declaraciones a la SER, el presidente fundador del PP reconoce que le preocupan los "personalismos" y apuesta por Rita Barberá al frente del partido en Valencia. Sobre Camps dice que "entre traje y traje se ha trajinado mucho

El presidente fundador, una de las voces incómodas en el PP ante los problemas internos y de corrupción que han salpicado al partido, no discute el liderazgo de Rajoy, pero asegura que con él al frente del partido, el conflicto entre Aguirre y Gallardón "ya estaría resuelto".

Fraga, que nunca ha ocultado su cercanía con Alberto Ruiz Gallardón, cree que las palabras de Manuel Cobo (vicealcalde de Madrid) ante el Comité Federal del pasado martes fueron "intolerables". "En lugar de dar explicaciones por lo que había hecho anteriormente, insultando a una persona, se metió en acusaciones no probadas", dice, "fue lamentable su informe, a mí no me gustó nada".

Sobre la situación que vive el PP en Valencia, Fraga ha reiterado su apoyo por la alcaldesa de Valencia al frente del partido en la Comunidad. "No sé si Camps repetirá como candidato del PP, porque, no en vano, ha habido trajes arriba y trajes abajo" y, concluye, "se ha trajinado demasiado".

http://www.cadenaser.com/espana/articulo/fraga-descarta-gestora-resolver-conflicto-pp-madrid/serpro/20091108csrcsrnac_2/Tes

GALLARDÓN & AGUIRRE : El enemigo en casa

Los apoyos que tiene el alcalde entre sus concejales de distrito le dejan en clara minoría con Aguirre - Latina es el último bastión político de Gallardón

El pasado 28 de octubre, en medio de la tormenta desatada por la entrevista del vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, Alberto Ruiz-Gallardón tuvo la oportunidad de hacer un retrato de los apoyos que tiene entre sus concejales territoriales. Es posible que lo intuyese, pero ese día, a mano alzada, se fueron significando uno a uno al pedir la cabeza de su mano derecha por aquella entrevista. Esa mañana quedó claro quién está con Aguirre y quién está con él. Y el resultado es inquietante para Gallardón. Fueron 13 concejales de distrito con la presidenta y seis con el alcalde. Añadiendo a esa reveladora lista, además, que dos aguirristas como Álvaro Ballarín (Moncloa) o Carmen González (San Blas) no acudieron a la cita.
 

  • El PP regional no convocaba elecciones en Latina desde hace ocho años

  • La presidenta regional gana al alcalde 15 a 6 en ediles territoriales

Pero si la instantánea se hace tomando en cuenta cuántas agrupaciones de distrito las presiden personas afines a Gallardón, el alcalde todavía sale peor parado. En muchos casos, el presidente del partido en el distrito y el concejal que se sienta en la bancada popular del Ayuntamiento no coinciden. La diferencia es que uno controla la gestión de ese territorio y el otro el poder político del partido. En ese apartado, los apoyos a Gallardón quedarían reducidos a tres distritos (Latina, Barajas y Vicálvaro), de los cuales solamente uno puede considerarse incondicional a él: Latina. El resto de concejales que se significaron a favor de Cobo (Centro, Ciudad Lineal y Tetuán) no presiden el partido en esas zonas de la capital.

Un panorama desolador para un alcalde que decidiese echar un vistazo a la lealtad de sus colaboradores. Para un regidor, claro, que no fuera el de un partido sumido en una lucha fratricida como el PP de Madrid. Ése es, en suma, el resultado de unas listas configuradas a retales a modo de Frankenstein entre la dirección nacional del partido, Aguirre y Gallardón. Cada uno tiene su cuota a la hora de confeccionarlas y los odios que se profesan ambos bandos quedan reflejados en votaciones como en la que se decidió la suerte de la cabeza de Cobo. Precisamente, ese día, José Manuel Berzal, presidente de la agrupación de Latina, reprochó al concejal Ángel Garrido (aguirrista y encargado en la ejecutiva regional de los distritos) la situación de casi interinidad a la que ha sometido el PP a la agrupación que preside.

Porque como en Asterix, hay un pequeño reducto entre los 21 distritos de Madrid que resiste a la fuerza del partido regional. El único posicionado neta e incondicionalmente a favor de Alberto Ruiz-Gallardón. El sitio donde Manuel Cobo, mano derecha del alcalde, decidió presentar su candidatura contra Esperanza Aguirre para presidir el PP regional en 2004. Y el único distrito de Madrid que no ha tenido elecciones desde que Aguirre llegó a la presidencia. ¿Por qué? Nadie lo entiende.

Según los estatutos del partido, cada tres años deben celebrarse las asambleas generales ordinarias para elegir al presidente del distrito. De hecho, desde que Aguirre se hizo con la dirección del partido, todos han tenido sus comicios. Latina, sin embargo, lleva ocho años esperando la oportunidad de poder volver a elegir a su presidente. El partido asegura que se celebrarán el 17 de diciembre, pero no es la primera vez que en Latina reciben una promesa así.

Berzal, coordinador territorial y hombre ligado incondicionalmente a Cobo y Gallardón, es el presidente de ese distrito desde 1996. Enfrente ha tenido a hombres como Alberto López Viejo o Sigfrido Herráez. Hoy, en principio, no parece que haya una oposición clara que pueda hacerle sombra (Begoña Larrainzar podría ser la encargada de recuperar el distrito para Aguirre), pero quiere legitimar su presidencia con unas nuevas elecciones. En el partido niegan que la situación se deba a ningún hecho en concreto. Y mucho menos, dicen, a que Berzal esté tan vinculado al alcalde. El caso es que se han consumido dos mandatos legales sin urnas.

"La situación que hemos vivido es anómala. Aguirre, como presidenta del partido, no nos ha convocado elecciones como exige el reglamento, y pensamos que es debido a que Berzal es una persona leal a Gallardón y a Cobo", critican fuentes del PP de dicho distrito, que ganó en las últimas elecciones municipales con el 54% de los votos. Obviamente, esa significación gallardonista se enmarca dentro del comité ejecutivo del partido en Latina. Entre los 2.600 afiliados, el reparto de simpatías hacia el alcalde y la presidenta está más dividido.

www.elpais.es

Militantes del PP DE ELCHE piden a Génova la expulsión de Alonso

850 firmas cuestionan a la portavoz por su relación con el 'caso Gürtel'

Un grupo de militantes y simpatizantes del PP ilicitano ha remitido un escrito con más de 850 firmas a la dirección nacional del Partido Popular en Madrid en el que piden que se investigue la vinculación de la portavoz del grupo municipal, Mercedes Alonso, concejal del Ayuntamiento y diputada Provincial, con el caso Gürtel y su "especial amistad con Álvaro Pérez, El Bigotes".

Estos militantes aseguran estar "inquietos y molestos" por la actitud de Alonso en todo este asunto y quieren, según exponen en un comunicado, que se investiguen también sus bienes patrimoniales ante la negativa de ésta a hacerlos públicos. Hace unos meses los concejales del equipo de gobierno declararon sus bienes patrimoniales y también los hizo públicos el único concejal díscolo del PP, Emigdio Tormo, afín al presidente provincial, José Joaquín Ripoll, y que ha sido suspendido temporalmente de militancia por sus declaraciones contrarias a la portavoz popular. Tormo esta semana ha recurrido la suspensión.

Este grupo de militantes solicita la apertura de un expediente disciplinario a Alonso y que se adopte como medida cautelar la suspensión de militancia hasta que se resuelva este expediente. En el fondo de todo este asunto subyace la lucha por hacerse con la dirección local del partido que tanto Mercedes Alonso, como Tormo se quieren disputar. Ambos han anunciado ya formalmente su intención de presentarse como candidato en cuanto se convoque las elecciones. Los órganos de dirección del PP ilicitano no se eligen conforme a los estatutos desde hace más de 15 años y está pendiente una próxima asamblea. Al estar suspendido de militancia Emigdio Tormo, no podría ser candidato y por lo tanto se quedaría libre el camino para Alonso, aunque el presidente provincial, José Joaquín Ripoll, ha anunciado que no se convocará la asamblea de Elche hasta que se resuelva este expediente.

www.elpais.es 07.11.09

Aguirre y Gallardón, tan cerca, tan lejos

Los dos líderes se encuentran por primera vez desde la última batalla

Con la cortesía justa, pero con la frialdad de quienes preferirían estar muy lejos uno del otro, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, tuvieron ayer su primera mañana de actos públicos juntos desde la última bronca política entre ambos.

La ausencia de Aguirre en la reunión de la dirección nacional del pasado martes evitó el primer encuentro en Génova, la sede del PP, después de que el pasado 26 de octubre el vicealcalde, Manuel Cobo, lanzara duras acusaciones a la presidenta regional en una entrevista publicada por EL PAÍS. Un ataque que Gallardón ha avalado.

La cita de los dos líderes era en la macroestación de Plaza de Castilla, donde se inauguraban las nuevas 12 dársenas destinadas a los autobuses. Y la expectativa fue tal que, ante la avalancha de medios de información, se produjeron tropiezos, carreras y alguna discusión entre los cámaras para captar la imagen de los líderes.

Pero ellos se mantuvieron en un incómodo silencio. Ya el saludo fue muy frío: Gallardón le dio un rápido beso en la mejilla que le puso Aguirre. Y cada uno se fue a saludar a la siguiente autoridad.La obra de la plaza de Castilla se ha pagado a medias, a través del Consorcio de Transportes, por el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid. Pero los líderes que encabezan las dos administraciones públicas escenificaron que la sintonía entre sus líderes se queda ahí, por la fría situación que viven los populares de uno y otro bando en Madrid. Enfrentados, pero expectantes.

"La situación en el partido está latente", comentaba uno de los afines al alcalde. "No se sabe si el fuego se va a encender o a apagar", añadía.

"Esta situación es muy desagradable", reflexionaba un diputado popular, que acusaba a la prensa de haber azuzado el enfrentamiento interno de los populares. Y otro de los afines a la presidenta regional analizaba el estado actual de las cosas: "Las dos partes han levantado el acelerador, porque se han dado cuenta de que así se estrellan. Estamos en un momento en el que si uno trata de destruir al otro, puede acabar por autodestruirse".

Los aguirristas han recuperado estos días una reflexión que hacían cuando Madrid perdió las opciones a los Juegos Olímpicos de 2016. "Gallardón, sin nada que hacer, no va a tardar en ponerse a enredar", decían entonces. Ahora muchos lo recuerdan, a la vez que le culpan del conflicto interno. "Ha forzado a Rajoy a convertir Caja Madrid en un problema de liderazgo, cuando no lo era", le reprochan. Pero, por si acaso, todos prefieren esperar a ver qué pasa. Al fin y al cabo, todavía no tienen los argumentos para la batalla final.

Mientras, por el recorrido oficial, Aguirre procuraba caminar junto al consejero de Transportes, José Ignacio Echevarría, y el gerente del Consorcio, José Manuel Pradillo. Unos pasos más adelante, Gallardón se escudaba en los ediles de Urbanismo, Pilar Martínez, de Obras, Paz Álvarez, y de Seguridad, Pedro Calvo. Cada uno con los suyos, casi siempre alejados. Y todo el tiempo sin contestar a una sola pregunta de los medios.

A la hora de los discursos, Gallardón tiró de ironía: "A los medios, mi profunda gratitud por el interés indisimulado en esta estación y la generosidad extraordinaria que ponen de manifiesto". Él se dirigió a su rival con un "querida Esperanza"; ella le devolvió un frío "excelentísimo señor alcalde de Madrid".

Apenas una hora después volvieron a juntarse en otro acto. Esta vez pertrechados de casco y chaleco reflectante y con el ministro de Fomento, José Blanco, en el túnel que unirá la terminal 4 del aeropuerto de Barajas con la estación de Chamartín. Con un tercer convidado, la tensa situación era aún más evidente, porque ambos compartieron confidencias con el ministro haciendo un aparte. Pero apenas hablaban cuando coincidían.

Además, los socialistas invitados al acto no dudaron en hacer chascarrillos. "Hay que ver que siendo de diferentes partidos nos llevemos tan bien", bromeó el portavoz socialista en el Ayuntamiento, David Lucas, cuando Gallardón se acercó a saludarlo. "Y siendo del mismo, estupendamente", intervino la delegada del Gobierno, la también socialista Amparo Valcarce. "Eso en Madrid es extraño", terció la portavoz socialista en la Asamblea, Maru Menéndez. El alcalde se limitó a sonreír educadamente.

En su intervención, Aguirre volvió a hacer patente sus magníficas relaciones con el ministro Blanco -todo lo contrario que con su antecesora, Magdalena Álvarez- y destacó la "plena sintonía" con la que trabajan ahora los técnicos del ministerio y la consejería. "Mi reconocimiento al ministro y a todo su equipo, que está cumpliendo los compromisos con la Comunidad de Madrid en Cercanías", comentó la presidenta regional.

Blanco también quiso lanzar su propio mensaje, para acallar el tradicional y machacón lema de Aguirre de que "Zapatero olvida Madrid". El ministro anunció que en 2010 crecerán las inversiones del Ministerio de Fomento en la región. No especificó cuánto

www.elpais.es 07.11.09

Y CON TACONES TAMPOCO HABLÓ

Esperanza Aguirre, arropada por cuatro consejeros, guarda silencio en un acto en Madrid  

Los medios gráficos se peleaban por conseguir un buen plano de la presidenta Esperanza Aguirre. Pero no de su rostro, ni siquiera de sus gestos, siempre tan elocuentes. Esta mañana, en el madrileño parque de Berlín, lo que buscaban fotógrafos y cámaras eran sus zapatos. Y resultó que eran de tacón, y bien altos. Así que la pregunta, en cuanto Aguirre bajó del estrado en el que rememoró la caída del muro de Berlín, era obligada. "Presidenta, ¿qué opina de la suspensión de militancia de Manuel Cobo?", preguntaban los periodistas. "Que hoy lleva tacones...", le recordaban.

Aguirre dejó pasmados a propios y extraños ayer, cuando, preguntada por la situación de su partido, aseguró que nada había cambiado con respecto al día anterior y que, además, ella no hace declaraciones cuando lleva "zapatos planos". Ese era el caso ayer, ya que la presidenta calzaba unas bailarinas.

Esta mañana, encaramada a sus taconazos, atendió solícita a los numerosos seguidores que habían acudido al acto, organizado por el PP de Madrid, pero después pasó todo lo deprisa que pudo -no mucho, debido a la cantidad de medios de comunicación que se reunieron?entre redactores y cámaras, camino del coche oficial. Cuatro consejeros la acompañaban: Francisco Granados (Presidencia, Justicia e Interior), Juan José Güemes (Sanidad), Lucía Figar (Educación) y Paloma Adrados (Empleo y Mujer).

El que sí se detuvo a contestar preguntas fue Granados. Acerca de la suspensión de militancia del vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, aseguró que no esperaba nada más que "la aplicación de los estatutos, y los estatutos se están cumpliendo, se están ejerciendo". Sobre el hecho de que continúe como portavoz, afirmó que "es una cuestión que tendrán que preguntar a los concejales, no me corresponde a mí meterme en la organización del grupo de concejales del ayuntamiento y no lo voy a hacer".

www.elpais.es 05.11.09

RAJOY SUSPENDE A COBO PERO LE DEJA SEGUIR

El partido le aparta provisionalmente aunque continuará como vicealcalde - El 'número dos' de Gallardón afirma que acatará cualquier sanción cuando llegue

Todo parecía preparado para que Manuel Cobo se convirtiera en la víctima propiciatoria de la crisis de Madrid, como antes Ricardo Costa lo había sido en la valenciana, pero de momento sólo lo será relativamente. Aunque el primero no ha tenido relaciones con ninguna red corrupta, oficialmente los dos han perdido su militancia por cosas que han dicho. Pero mientras Costa ha dejado de ser secretario general y portavoz parlamentario, Manuel Cobo, que fue suspendido ayer cautelarmente de militancia, seguirá ocupando su puesto de vicealcalde de Madrid y portavoz del PP en el Ayuntamiento. Cobo deja así de ser militante, pero no pierde su cargo como representante del partido en las instituciones.

El PP insiste oficialmente en que el Comité de Garantías, que suspendió a Cobo a la espera de tramitar su expediente, es un órgano independiente. Pero ninguno de los dirigentes consultados asume tal cosa. Se trata, insisten todos, especialmente los más veteranos, curtidos en mil batallas, de un órgano absolutamente controlado por la dirección y presidido por un hombre fiel al aparato como Alfonso Fernández Mañueco, secretario general del PP de Castilla y León. Por tanto, se trata de un órgano controlado directamente por Rajoy.

Fue por tanto el líder quien decidió ayer no esperar ni un solo día para suspender de militancia a Cobo. Después del discurso durísimo que había lanzado Rajoy, en el que incluía entre lo "inadmisible" la entrevista de Cobo en EL PAÍS en la que criticaba abiertamente a Esperanza Aguirre, varios marianistas analizaban ayer que el jefe del PP no podía dejar que el vicealcalde se marchara de rositas porque quedaría totalmente desautorizado en su idea del "no habrá una próxima vez".

Por eso se decidió la suspensión cautelar de militancia mientras se analiza el expediente de Cobo. El comunicado en el que se anunció la medida deja claro que se le suspende provisionalmente "sin que tal medida prejuzgue el resultado de éste [expediente], ni suponga vulneración de la presunción de inocencia que, como derecho de configuración legal, reconoce el art. 24.2 de la Constitución Española".

Cobo acudió ayer a la calle de Génova para "añadir información", como anunció en su día. Según fuentes del PP, el vicealcalde de Madrid entregó el extenso discurso que había leído el día anterior ante el Comité Ejecutivo. En él se detallan algunas declaraciones de personas del entorno de Aguirre y de la propia presidenta que, en opinión de los gallardonistas, podrían ser también objeto de sanción. Aun así, Cobo asumió en todo momento cualquier sanción -como había hecho el día anterior ante el Comité Ejecutivo- y cuando llegó la suspensión, unas horas después de su declaración ante el Comité de Garantías, la acató sin más.

Pese a la enorme tensión que se vive entre los gallardonistas y los aguirristas, y sobre todo entre la dirección de Rajoy y la propia Aguirre, cuya ausencia en el Comité Ejecutivo del martes ha sentado fatal en la calle de Génova, ayer fue un día para intentar calmar las aguas. Aguirre evitó hablar y echar leña al fuego, con una excusa extraña -"nada ha cambiado con respecto a ayer. Ya saben ustedes que con zapato plano no hago declaraciones", les dijo a los periodistas- y mandó a Juan José Güemes, el miembro del aguirrismo que con más claridad está tratando de acercarse a Rajoy, a reaccionar ante la sanción cautelar a Cobo.

A través de un comunicado, por tanto, sin aceptar preguntas, algo poco habitual hasta ahora en las costumbres de los aguirristas, Güemes señaló: "El PP de Madrid quiere transmitir que acepta, respeta y acata la decisión".

Era evidente el deseo de los aguirristas de no hacer sangre. Hasta el punto de que el grupo de los 13 concejales fieles a la presidenta, que la semana pasada votaron a favor de la destitución de Cobo como portavoz, han decidido no pedir su cese. Al menos hasta que no haya una sanción en firme. "Se ha tomado nota de lo que se dijo en el Comité Ejecutivo nacional y de la unidad que se reclamó. Se seguirán las instrucciones que dicte la dirección nacional. Seguro", explicó ayer uno de ellos. "Otra cosa es que el propio Manolo [Cobo] decida cesar si la sanción es muy dura", añadieron.

Para los gallardonistas, lo importante de momento es que Cobo puede seguir en su puesto, aunque nadie descarta aún que la sanción definitiva sea efectivamente muy dura. El peor de los cálculos del alcalde, que ya tenía decidido mantener a Cobo en sus puestos pase lo que pase, es una suspensión de tres meses.

El PP de Madrid, a través de Cristina Cifuentes, presidenta del Comité de Garantías regional, cree que Cobo ha cometido una falta grave (de uno a cuatro años de sanción) o muy grave (expulsión) al "injuriar" a la presidenta de Madrid con sus acusaciones. Además, ve especialmente grave que en vez de retractarse, Cobo ampliara sus acusaciones en el Comité Ejecutivo, en el que llegó a decir que teme por sus hijos y por los de todos los dirigentes porque funcionarios de Madrid han sido capaces de espiarle a él y a Alfredo Prada -hay cuatro imputados, entre ellos Sergio Gamón, director de Seguridad del Gobierno regional-.

Precisamente, Gamón es uno de los militantes del PP imputados por graves delitos que aún no ha sido suspendido cautelarmente. Su caso está en manos de un juzgado madrileño, que ha decidido imputarlo tras analizar un detallado informe policial que probaría los seguimientos a Alfredo Prada. Otro conocido imputado del PP que tampoco ha sido suspendido aún de militancia es el ex tesorero nacional Luis Bárcenas, a quien los investigadores le atribuyen cobros de 1,3 millones de euros en sobornos de la red de Francisco Correa.

www.elpais.es 05.11.09

EL PULSO POLÍTICO DE RIPOLL A CAMPS PASA FACTURA EN ALICANTE

La Generalitat debe a la Diputación más de 25 millones de euros

Las tensiones y desavenencias entre el presidente de la Diputación de Alicante, José Joaquín Ripoll, exponente del zaplanismo, y el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, afectan ya de plano a las relaciones institucionales. Las consecuencias de esa guerra interna, sobre todo en el plano crematístico, han hecho saltar las alarmas entre los diputados provinciales. "Esto al final lo pagan los ciudadanos y la gestión del día a día se bloquea", admiten fuentes de la Diputación de Alicante. En la actualidad, el Consell ha ralentizado ya el pago de 25 millones comprometidos con la corporación provincial alicantina.

La relación entre Camps y Ripoll, enfrentados primero por el control del partido en la provincia de Alicante y ahora por las repercusiones del caso Gürtel, no son fluidas. Esta falta de sintonía se traduce en los presupuestos de cada año, y en decenas de proyectos que se ven, cuando menos, estancados.

El principal escollo, y el más importante económicamente, es el proyecto de nuevo Auditorio de Campoamor, para cuyas obras el pleno de la Diputación, aprobará hoy una modificación de crédito de otros 14,5 millones de euros para poder acabar las obras. En diciembre de 2005, Camps y Ripoll se fotografiaron juntos en la firma de un protocolo de intenciones en el que la Generalitat se comprometió a pagar el 50% de las obras hasta los 18 millones de euros. Pero pasan los años y el Consell no ha pagado nada, y tiene pendiente de momento 9,5 millones.

Ripoll admitió en un pleno, a preguntas del Grupo Socialista, que la Diputación había sufragado 8 millones para el inicio de la obra. El proyecto se adjudicó por 27 millones, pero acumula un sobrecoste de casi 15 millones. El Auditorio, diseñado por el arquitecto Juan Antonio García Solera, será un edificio polivalente de 7.000 metros cuadrados de planta y 23.000 de superficie. Las obras estaba previsto que finalizaran este año, pero ahora están suspendidas parcial y temporalmente para introducir mejoras.

Otro punto de discordia es el flamante Museo Arqueológico Provincial de Alicante (Marq). En los presupuestos de 2008 había previsto por parte de la Generalitat transferir 550.000 euros, de los que sólo llegaron 510.000. Ahora para el 2009, a punto de finalizar, quedan pendientes los 400.000 previstos y los 40.000 pendientes del año anterior, pero no ha llegado ni un euro, según fuentes del museo. Antes de que surgiera el conflicto (2005) el dinero llegaba con regularidad. Así, en 2003 la Generalitat ingresó en tiempo y forma los 450.000 euros previstos ese año a cada museo.

El penúltimo capítulo de esta crónica de desencuentros se ha escenificado esta semana con el Consorcio de Museos de la Generalitat, con el que la Diputación de Alicante ha decidido romper relaciones, y ha optado por organizar sus propias exposiciones. También la semana pasada la Diputación acordó dejar el patronato de la Fundación Jaume II el Just, de la que forman parte el resto de diputaciones y los tres ayuntamientos de las capitales provinciales, junto con la Generalitat. El motivo que esgrimió el diputado de Cultura, Pedro Romero, es que "no realizan actividades en el ámbito provincial". La deuda del Consell con el Consorcio Provincial de Bomberos de Alicante también es cuantiosa, algunas estimaciones apuntan a que rondaría los 6 millones de euros pendientes de varias anualidades.

La marginación presupuestaria también se traslada a las cuentas del Consell. La inversión territorial izada prevista para el próximo año cifra en 280,7 millones de euros (51.7%) para la provincia de Valencia, unos 104,3 millones (19.2%) para Castellón y 158 millones (29,1%) para la provincia de Alicante.

El portavoz adjunto socialista de la Diputación, Antonio Amorós, acusó ayer al presidente José Joaquín Ripoll "de fraude a los alicantinos por su pésima relación, o más bien su no relación, con Camps que está perjudicando seriamente a los ciudadanos". Los socialistas se lamentan de que "lo que prima en esta provincia es el interés partidista entre ripollistas y campistas y que su batalla permanente ha llegado hasta tal extremo que hace totalmente inviable la puesta en marcha de los proyectos y los servicios". Y se preguntó: "¿Quién defiende los intereses generales en esta provincia? Camps por supuesto que no, porque ya lo deja patente con la gran deuda que tiene con la Diputación".

Deudas del Consell con la Diputación

- Auditorio de Campoamor: La Generalitat asumió en 2005 mediante convenio pagar la mitad de las obras, hasta 18 millones de euros. La obra, paralizada parcial y temporalmente, acumula un sobre coste de 14.8 millones, que obligan a la Diputación hoy a llevar a pleno una modificación presupuestaria. El Consell todavía no ha pagado.

- Museo Arqueológico: El año pasado el Consell comprometió 550.000 euros y sólo pagó 510.000. Para los presupuestos de 2009 hay pendientes 440.000 euros que no ha sufragado.

- Inversión territorial: Los presupuestos del Consell para 2010 contemplan 158 millones para Alicante (29.1%) y 280,7 millones para la provincia de Valencia (51%) y para Castellón 104.3 millones (19.2%).

- Consorcio de Museos: Ripoll abandona a Museus de la Generalitat para poder gestionar sus propias exposiciones.

- Fundació Jaume II el Just: Alicante deja el patronato argumentando que no hay actividades en su ámbito.

www.elpais.es 05.11.09

"YO NO HABLO CUANDO LLEVO ZAPATOS PLANOS"

Aguirre mantiene su mutismo en dos actos públicos y Gallardón elude también pronunciarse sobre la guerra del PP de Madrid

"Es que no voy a hablar", ha dicho Esperanza Aguirre durante la inauguración de un gran aparcamiento en la Ciudad Universitaria, "si quieren me pongo de puntillas para decírselo". La siempre locuaz presidenta de la Comunidad de Madrid y del PP regional ha justificado su mutismo de hoy, con el siguiente argumento: "Como llevo zapato plano no hablo". Paralelamente, y mientras el Comité Regional de Garantías visitaba al nacional para hablar del asunto de la entrevista al EL PAÍS del vicealcalde Manuel Cobo, el alcalde Alberto Ruiz-Gallardón ha visitado el distrito de Carabanchel y ha mantenido un silencio similar. "El acuerdo es no hablar de este tema más que en los órganos del partido", aseguran fuentes del Ayuntamiento. "Dedicarse a la política puede traer momentos duros y momentos difíciles y, sin duda, muchos momentos ingratos que tienes que superar, pero tiene muchas compensaciones que están por encima de cualquier dificultad", afirmó el regidor durante la visita. Gallardón se refería en concreto a la transformación experimentada por Carabanchel en los últimos años, especialmente tras el soterramiento de la autovía de circunvalación M-30.

www.elpais.es 04.11.09

RAJOY AMENAZA PERO LA GUERRA SIGUE 

A Alfonso Guerra se le atribuye una frase de 1982 -"el que se mueva, no sale en la foto"-con la que buscaba la unidad interna de un PSOE que llegaba al Gobierno. Mariano Rajoy inventó su propia fórmula ayer para decir lo mismo: "No habrá próxima vez", sentenció ante el Comité Ejecutivo más tenso de los últimos años. Pero además la reforzó con una amenaza expresa: recordó que es él, como presidente, quien aprueba las candidaturas de las elecciones generales, autonómicas, y municipales. Esto es: el que se mueva no sale en la foto... de campaña. 

Rajoy hizo ayer un durísimo llamamiento al orden con el apoyo de sus barones regionales. Pero todo quedó en palabras. El líder no tomó ninguna decisión extraordinaria, al contrario de lo que parecía deducirse de sus palabras del pasado jueves, cuando dijo que "Santo Job sólo hay uno". Y sobre todo, no logró despejar la crisis de Madrid, que atenaza al partido. Mientras, Francisco Camps, máximo responsable de la otra crisis, la de Valencia, demostró, según varios de los presentes, que sigue sin ser consciente de la gravedad del caso Gürtel y de cómo le afecta personalmente. 

Rajoy y sus barones más fieles habían preparado una reunión en la que el líder le iba a leer la cartilla a Esperanza Aguirre -y lo hizo- y a Manuel Cobo, mano derecha de Alberto Ruiz-Gallardón -y lo hizo-. Pero sobre todo, la cita estaba preparada por el líder para dejar claro una vez más que Aguirre está sola como jefa de la oposición a Rajoy, que no tiene ningún aliado entre los barones. De hecho, ella se ha quejado amargamente de que sólo la catalana Alicia Sánchez Camacho haya salido en su apoyo por los ataques de Cobo. 

Pero cuando todo estaba preparado para lo que los aguirristas definen como una encerrona, ella hizo su desplante final, la demostración más clara de que no está dispuesta a reconocer la autoridad de Rajoy, y que sólo ha cedido en Caja Madrid porque el candidato oficial era Rodrigo Rato, un hombre de su cuerda al que ella no puede enfrentarse. Aguirre plantó a Rajoy y se ausentó en el Comité Ejecutivo más importante de los últimos años, en el que ella fue la absoluta protagonista por su ausencia y por lo que se dijo de ella, abierta o veladamente. Aguirre demostró una vez más que Rajoy no puede con ella, que va por libre y que sólo una gestora, con la que se ha especulado varias veces pero nunca muy en serio, permitiría que el líder recupere el control del PP de Madrid. 

Las espadas entre Aguirre y Rajoy, el mayor problema para el líder, siguen así en alto. Pero también sigue viva, incluso recrudecida, la guerra de Madrid. Manuel Cobo, lejos de retirar las acusaciones contra Esperanza Aguirre vertidas en una entrevista en EL PAÍS, las reforzó. Sólo pidió perdón por no haber dicho lo mismo pero en los órganos internos. Y llegó a asegurar que no le importa lo que le pueda pasar, que asume la posible sanción, porque entiende que ha hecho lo que debía hacer: denunciar la situación del PP de Madrid. 

El mensaje que transmitieron los barones, el poder territorial del partido, fue muy claro: no quieren más guerras en Madrid. Nadie aplaudió a Cobo cuando terminó. Es más, se hizo un silencio muy tenso después de su larga y detallada explicació. Y eso que, en esta especie de sesión de terapia colectiva, ayer se aplaudían de forma casi mecánica todos los discursos, incluso los más breves e intrascendentes, de los 26 que se pronunciaron. 

Pero si a Cobo no se le aplaudió, a Gallardón, tampoco. El alcalde de Madrid, eterno aspirante a todo en el partido, defendió a su escudero, algo que muchos dirigentes alababan después en privado. Y también atacó a Aguirre, al desmentir que esto fuera una guerra madrileña: "Van contra Rajoy", insistió, como antes había dicho Cobo. Gallardón salía así al paso de la intervención del muy gallardonista Alberto Núñez Feijóo, que había criticado que "el derby madrileño" complica la labor política del partido en el resto de España. 

En las últimas cinco reuniones internas del PP nadie había hablado, ni para bien ni para mal, después de escuchar al líder, lo que empezaba a preocupar a algunos como una muestra de cierta desilusión. Hablaron casi todos. Y, sin embargo, la sensación con la que salieron muchos dirigentes tras el cónclave, de tres horas y media, es de que todo sigue más o menos igual que antes de entrar, aunque se ha ganado tiempo. 

Rajoy sigue contando con el apoyo de la práctica totalidad de los barones, opuestos a Aguirre. Ése fue precisamente el cemento sobre el que el líder construyó su victoria sin rival en el congreso de Valencia, hace un año y medio. Sin embargo, los problemas que se detectaron entonces siguen encima de la mesa y el enfrentamiento madrileño no descansa. Y todo a pesar de que, desde entonces, Rajoy ha logrado la victoria en las elecciones gallegas y europeas. 

Los marianistas más fieles insistían en cualquier caso en que Rajoy había ofrecido una clara muestra de autoridad, con un discurso reconocido por la mayoría de los dirigentes como un muy buen discurso. Además, aseguraban que Aguirre ha cometido un error grave al no acudir a la reunión, por lo que se ha colocado prácticamente fuera del partido, y lo pagará. Sin embargo, nadie se atreve a hacer apuestas sobre cuán lejos está dispuesto a llegar el líder en su enfrentamiento con ella. Hace sólo unos días, el pasado jueves, Rajoy señalaba en Antena 3 que Aguirre "lo está haciendo muy bien en la Comunidad de Madrid, como Gallardón en el Ayuntamiento", e insistía en que a él le gustaría "que ella repitiera como candidata en 2011". Para destruirla políticamente, Rajoy sólo tiene dos opciones: montar la gestora o sacarla de esas listas electorales en 2011. Cualquiera de las dos medidas supondría una guerra en el PP de Madrid, que ella controla con mano de hierro, de consecuencias imprevisibles, que pueden llegar incluso a la escisión. 

Rajoy en privado, y María Dolores de Cospedal, la secretaria general, en público -el líder evitó de nuevo la rueda de prensa- insistieron mucho en la idea de que "no habrá una próxima vez", porque los comportamientos de estos últimos días son "indeseables". Sin embargo, no aclararon qué harán para que esos comportamientos no se repitan, qué medidas piensan tomar. Y mientras lo decían, Aguirre estaba en la calle respondiendo a lo que se había dicho dentro: "Han puesto a la agredida al mismo nivel que el agresor". Esto es, que esa próxima vez ya estaba en marcha. 

(www.elpais.com, 04/11/09) 

RAJOY AVISA: "NO HABRÁ PRÓXIMA VEZ" 

Amagó con dar un puñetazo encima de la mesa y poner orden en un partido que, con el paso de los meses, se ha convertido en un guirigay donde ha habido recriminaciones, sospechas de espionaje, oídos sordos al líder y puñaladas por la espalda.  

"Santo Job sólo hay uno en la historia", recordó la semana pasada Rajoy, dejando entrever que la reprimenda al partido iba a ser de órdago. Sin embargo, una vez más, el líder de los populares se ha quedado en el mero amago, limitándose a esgrimir una amenaza("No habrá próxima vez"), presumir de partido ("está unido y limpio") y radiografiar sin tapujos la situación en la que se encuentra el PP ("lo ocurrido es inaceptable porque lesiona nuestra imagen, estorba a nuestro proyecto, indigna a nuestros militantes, desconcierta a la opinión pública y desanima al electorado"). 

Lo cierto es que pocos esperaban ya un golpe de autoridad de Rajoy, máxime cuando en la jornada del lunes había conseguido apagar los dos fuegos que abrasaban su liderazgo: la presidencia de Caja Madrid y la situación en Valencia tras la salida de Ricardo Costa de la secretaría general. 

Lo que se había cerrado el bien el lunes se torció a primeras horas de la mañana de este martes, cuando la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, optó por no acudir a la reunión del Comité Ejecutivo Nacional. Tenía la agenda demasiado ocupada: la inauguración a una escuela infantil en Majadahonda y, poco más tarde, la visita a un centro deportivo en Leganés. Sin embargo, como ella misma reconoció, el motivo era otro: "Muy probablemente se va a hablar del caso Cobo van a reflexionar con más libertad y más tranquilidad en mi ausencia". 

Durante la reunión del Comité Nacional se ha abordado en detalle las declaraciones del vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, de la semana pasada al diario El País, en el que carga con dureza contra la presidenta madrileña. Durante su primera intervención, Cobo se ha reafirmado en sus críticas a Aguirre y ha revelado que cuando se descubrieron supuestos casos de espionaje de cargos del Gobierno madrileño, y del que él presuntamente ha sido víctima, sintió temor por su seguridad. "Temí por mi y por mis hijos", ha asegurado para recordar que su cargo está a disposición del partido. 

La dureza de sus palabras le han valido reproche del consejero de Sanidad del Gobierno madrileño, Juan José Güemes, quien ha afirmado que sus palabras son "impropias de un dirigente del Partido Popular". Por ello, le ha sugerido que pida perdón. 

Cobo, en su segunda intervención, ha aceptado las peticiones de sus compañeros, por lo que se ha disculpado por las declaraciones y el "daño ocasionado", en palabras de las fuentes. Acto seguido, ha hecho hincapié en destacar que seguía pensando lo mismo sobre Aguirre.  

Durante el Comité Nacional -del que ha salido "muy contento"- el presidente del PP, Mariano Rajoy, se ha limitado a asegurar que "no habrá próxima vez" y se ha mostrado muy molesto por el manifiesto de los alcaldes que promovió Aguirre.  

El líder conservador ha hecho notar su enfado por los asuntos que han salpicado al partido en las últimas semanas, la crisis en el PP valenciano y la pelea por la sucesión en Caja de Madrid.

"Lo ocurrido es inaceptable porque lesiona nuestra imagen, estorba a nuestro proyecto, indigna a nuestros militantes, desconcierta a la opinión pública y desanima al electorado". Rajoy ha anunciado que planteará a la sociedad un gran pacto contra la corrupción. Por último quiso realzar que el PP "es un partido nacional, unido y limpio".  

Trasladar esa idea a los ciudadanos ha sido tarea de la secretaria general del PP, Maria Dolores de Cospedal, que ha reiterado las palabras de su presidente  ("no habrá próxima vez") y ha destacado que 26 intervenciones que se han producido durante el encuentro coincidían en la unidad.  

La secretaria general del Partido Popular ha confirmado que Cobo ha puesto su cargo a disposición del partido y ha reiterado que el Comité  de Derechos y Garantías será el que decidirá si lo sanciona.

La principal perjudicada del cónclave ha sido Esperanza Aguirre, que
ha acusado al partido en uno de sus actos de poner "en el mismo nivel a la víctima y al agresor", en referencia al vicealcalde de Madrid. De Cospedal ha afirmado que, en caso de confirmarse lo que ha dicho, "no coincidiría" con ella. 

Durante  la reunión, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, ha tomado la palabra para expresar su respaldo a Manuel Cobo, quien no sólo no se ha retractado de sus críticas a Aguirre, sino que, en tono firme, ha hecho un duro alegato contra la lideresa. Cobo confiesa durante la reunión que temió por él mismo y por sus hijos a raíz de la trama de espionaje en Madrid 

Durante su intervención ante los alrededor de ochenta miembros que componen el Comité Ejecutivo, el vicealcalde de Madrid ha tirado de hemeroteca para sacar a relucir las críticas de Aguirre a Rajoy y llegó a sacar a colación el caso del espionaje a cargos del PP de Madrid. Incluso confesó que había llegado a tener miedo por él mismo y por sus hijos. Sobre la posible sanción del partido hacia su persona preguntó: "¿Por qué yo sí y ella no?". 

Poco después habló el regidor madrileño, en un discurso en el que expresó su respaldo a Cobo. En medio de la reunión, Gallardón se giró hacia Rajoy para decirle: "Mariano, te quiero decir que Cobo es una persona leal al PP y a ti". 

Antes de la reunión, cada llegada de los conservadores provocaba carreras de los periodistas y de los cámaras de televisión en medio de la calle Génova que, en algún momento, han llegado a cortar el tráfico de alguna de las calles adyacentes. Los integrantes del servicio de prensa del PP y los miembros de seguridad de los dirigentes del partido han tenido que esforzarse para facilitar el acceso de éstos a la sede entre peticiones, no exentas de tensión en algún momento, de que los periodistas cejaran en su empeño de conseguir alguna declaración. 

En medio del revuelo, se han escuchado voces de algún ciudadano exaltado que a la llegada de varios de los integrantes del Comité Ejecutivo nacional, como el alcalde madrileño, ha proferido gritos de "golfos" y "sinvergüenzas". 

"Ni Aznar en plena guerra de Irak"

Antes, el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, reonocía que, en las últimas semanas, su partido "no ha dado la mejor imagen" , pero ha añadido que es la que tenía y que cuando se hace un ejercicio de transparencia y sinceridad debe ser valorado. "¡Cómo no va a haber moral si el CIS nos dio prácticamente como ganador en una convocatoria nacional, con la que se nos está echando encima!", ha manifestado.

Tras llamar la atención sobre
la pérdida de voto del PSOE a favor de UPyD, ha recalcado que "nunca un Gobierno ha resultado tan mal valorado" en la serie histórica del CIS.n "Ni siquiera el de Aznar en plena guerra de Irak obtenía una valoración tan negativa" ha agregado el dirigente del PP. 

Los fuegos de Rajoy

El desplante de Aguirre se produce un día después de que Rajoy ganara el pulso a la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, al imponer a Rodrigo Rato al frente de Caja Madrid. También logró que el líder de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, moviera ficha nombrando al sustituto de Ricardo Costa. Pero, para muchos dirigentes, este último paso ha sido "insuficiente" con el caso Gürtel apretando las tuercas.  

El presidente de los conservadores quería afrontar hoy la reunión del Comité Ejecutivo Nacional sin sobresaltos y, sobre todo, imponiendo su autoridad, la que tanto le cuestionan internamente. Fuentes cercanas a Rajoy reconocían ayer que su jefe estaba "satisfecho" por los resultados. Ayer no fue un lunes negro. Al contrario, se vendió como el de la imposición. "Parece que se han solucionado los dos elementos por los que se había convocado el Comité por la vía de urgencia", señalaban aliviados sus colaboradores. 

El mayor éxito de Rajoy fue imponer a Rato para presidir la entidad financiera. El ex vicepresidente de los gobiernos de Aznar ya aceptó la semana pasada tal y como adelantó él mismo a Público ser el sucesor de Miguel Blesa. "Aguirre se ha doblado...", se jactaba ayer un marianista contento por haber ganado la pelea. 

(www.publico.es, 04/11/09) 

LO QUE PARA MARIANO RAJOY "ES INADMISIBLE" 

- Mariano Rajoy hizo ayer un repaso de los últimos 20 meses de su mandato al frente del PP -los escándalos tras la derrota electoral de 2008 y su reelección como presidente del partido en el congreso de Valencia de junio-, tras el cual lanzó contundentes mensajes al partido en general y, en particular, a Francisco Camps, Esperanza Aguirre y Manuel Cobo, por su proceder de los últimos días, y a los dirigentes implicados en al caso Gürtel. A todos les explicó lo que considera "inadmisible y no se puede repetir nunca". 

- Mensaje para Esperanza Aguirre. "Es inadmisible que se presione públicamente a órganos del partido, como puede ser el comité nacional de derechos y garantías o la propia dirección nacional. Es inadmisible que se fuerce a cargos del partido o a representantes del mismo en instituciones públicas para que firmen documentos exigiendo lo que sea, al comité nacional de derechos y garantías o a la propia dirección nacional, a la que luego llegan las quejas (...). Todo el mundo entiende que ése es un juego muy peligroso y que a la mayoría ni se le ocurre hacerlo por razones de responsabilidad (...) Es inadmisible también que no se cumplan los compromisos adquiridos o que se haga primar el interés particular o personal sobre el interés superior del partido (...) La corrupción me preocupa. Los españoles tienen derecho a exigirnos limpieza y transparencia. La corrupción puede estar en la condición humana pero debemos hacer todo lo que esté en nuestras manos para evitarla y combatirla. Primero eligiendo bien a los cargos públicos y luego aumentando el nivel de exigencia y si es preciso modificando la legislación. Yo le doy a este asunto la mayor importancia". 

- A Francisco Camps y Esperanza Aguirre. "Es inadmisible que se haga caso omiso a las instrucciones directas y claras de la dirección nacional del partido. Como todo el mundo sabe, estas instrucciones no se transmiten todos los días, porque la dirección nacional sólo interviene cuando cree que el interés general está en juego. Es inadmisible también que no se cumplan los compromisos adquiridos o que se haga primar el interés particular o personal sobre el interés superior del partido". 

- Mensaje a Manuel Cobo. "Es inadmisible hacer declaraciones públicas sobre asuntos que son internos del partido. Es todavía más inadmisible si eso va acompañado de una crítica a otros dirigentes, sean quienes sean -un cargo público, un cargo del partido o una dirección regional o nacional en su conjunto-. Esto ha ocurrido en los últimos tiempos, pero también antes. En algunas ocasiones con más virulencia que en otras. En Madrid, pero no sólo en Madrid. Las cosas que haya que decir se dicen en los órganos del partido. Esto constituye una regla de juego básica y todo el mundo lo sabe. Y todo el mundo sabe también que si todos actuáramos como han hecho algunos, le haríamos un flaco favor a España y al PP". 

- A Camps, Aguirre y Cobo. "Todo esto es inadmisible porque representa una transgresión de los estatutos, una quiebra de la lealtad a los compañeros de partido y un daño objetivo para el Partido Popular. Lesiona nuestra imagen, estorba nuestro proyecto, indigna a nuestros militantes, desconcierta a la opinión pública y desanima al electorado. En suma, perjudica a nuestro partido y debilita la alternativa. No puedo aceptar que nadie diga que no somos capaces de gobernarnos a nosotros mismos y por tanto no podemos gobernar España. Ni puedo, ni podemos aceptarlo ninguno de los aquí presentes. Si algunos se preguntan cuando será la próxima yo le respondo con toda claridad: no habrá próxima (...) El Partido Popular es un partido nacional y nunca va a renunciar a serlo. No somos un partido federal, ni mucho menos un reino de taifas". 

- A los dirigentes implicados en el 'caso Gürtel'. "La corrupción también es inadmisible. Algo que, como hemos tenido ocasión de ver en los últimos tiempos, afecta a todos. A mí, como es lógico, lo que más me ocupa es lo que pueda suceder en mi partido. Nadie que se haya manchado puede formar parte de nuestro partido. Más claro no puedo ser (...) Si tengo que actuar con contundencia, lo haré". 

(www.elpais.com, 04/11/09) 

RAJOY RECUERDA QUE ÉL DECIDE LAS LISTAS ELECTORALES 

Mariano Rajoy lanzó ayer una amenaza en toda regla. En su discurso ante el Comité Ejecutivo Nacional, el líder del PP aprovechó para recordar, con toda la intencionalidad del mundo, que él da el visto bueno a las listas electorales del partido. Sus palabras sonaron como un claro aviso para quien se atreva a desafiar su autoridad y sea indisciplinado, de cara a las municipales y autonómicas de 2011.  

Aunque el presidente del PP ya confirmó hace unos meses que su intención es que Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz Gallardón repitan como candidatos para Comunidad y Ayuntamiento de Madrid, el toque de atención está claro. Fin a la guerra interna y no más pulsos tipo Caja Madrid. También se lo podía aplicar Francisco Camps. Rajoy volvió a mostrar su confianza en el presidente de la Generalitat hace tan sólo unos días, pero el conflicto que se ha generado con la destitución de Ricardo Costa como secretario general del PP valenciano, ha abierto una brecha importante entre ambos dirigentes. 

En su intervención final, Rajoy recordó que su mensaje está destinado a los presentes y también a quienes estaban "fuera". Una alusión clarísima a la ausencia destacada que marcó buena parte de la reunión del Comité Ejecutivo: Esperanza Aguirre, quien decidió dejar plantados a sus compañeros. La dirigente conservadora explicó que no había ido para que se hablara "con más libertad y tranquilidad" de las críticas que había recibido por parte del vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo. 

A los asistentes no les hizo ninguna gracia su ausencia. La mayoría lo interpretó como "un desplante". Pensaron que quería robarle de nuevo el protagonismo a Rajoy y hubo quien le acusó de no dar la cara. Algunos creen que prefirió ahorrarse los reproches de sus compañeros. Allí se quedó vacía su silla, preparada con su nombre, situada justo al lado de Francisco Camps.  

Rajoy quiso dejar claro que no tolerará que se vuelvan a repetir estas situaciones. "No habrá próxima vez", sentenció. Él tiene la última palabra y el futuro político de los dirigentes díscolos está en sus manos. Ya conocen la medida que se aplicará. "No somos un partido federal, ni mucho menos un reino de taifas", señaló tajante.  

A su juicio, es "inaceptable" que "algún militante" del PP pueda afirmar "que no somos alternativa". Era una llamada de atención dirigida al diputado Juan Costa, quien tras la suspensión de militancia de su hermano criticó el liderazgo de Rajoy. Pero no fue el único amonestado. El presidente del PP tuvo un recordatorio para cada una de las personas que han jugado un papel en esta crisis interna.  

"Es inadmisible hacer declaraciones públicas sobre asuntos que son internos del partido. Y más aún si eso va acompañado de una crítica a otros dirigentes", dijo refiriéndose a Cobo. "Es inadmisible que se presione públicamente a órganos del partido o que se fuerce a cargos del partido para que firmen documentos", señaló, hablando de Aguirre y del manifiesto de los alcaldes contra Cobo que puso en marcha la presidenta madrileña. 

"Es inadmisible que se haga caso omiso a las instrucciones directas y claras de la dirección nacional, que no se cumplan los compromisos adquiridos o se haga primar el interés particular o personal sobre el interés superior del partido", apuntó en clara referencia a Ricardo Costa y Camps. Conclusión: "Todo esto lesiona nuestra imagen, estorba nuestro proyecto, indigna a nuestros militantes, desconcierta a la opinión pública y desanima al electorado". 

Rajoy subrayó que, si alguien tenía algo que decir, lo hiciera dentro de los órganos del partido. Le tomaron la palabra. No se recordaba una reunión tan larga desde el 2 de junio de 2008, antes del Congreso de Valencia. Entonces duró cuatro horas y media y hubo más de 30 intervenciones. Ayer le fue a la zaga. Más de tres horas y 26 dirigentes pidiendo la palabra.  

Entre ellos, Alberto Núñez Feijóo, quien resaltó que con "el derbi de Madrid no se puede trabajar en otras autonomías"; Ignacio Uriarte, quien denunció que la situación del PP madrileño es "muy grave" y no se pueden permitir "las presiones" del equipo de Aguirre; Celia Villalobos, que apuntó que "uno no se puede creer Dios aunque gane elecciones", o Teófila Martínez, quien resaltó que todo lo ocurrido no es por "un problema de liderazgo, sino de indisciplina".  

A la salida, muchos resaltaron que el momento más difícil fue el alegato de Manuel Cobo contra Aguirre, con el apoyo de Gallardón, y la respuesta del consejero madrileño Juan José Güemes. La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, resaltó que Cobo ha "reconocido que su actuación no había sido la correcta". Pero los presentes no lo interpretaron como una disculpa.

La número dos del PP destacó la "tremenda unidad del PP" en torno a Rajoy y repitió el mensaje de su jefe: "No habrá próxima vez". D  

(www.publico.es, 04/11/09)

UN DÍA PARA DECIRSE LAS VERDADES, O NO 

Durante un buen rato, hubo un intento en la reunión de pasar por encima del problema real, y todos los dirigentes -hablaron primero los presidentes regionales- se conjuraban en sus discursos para que la reunión sirviera como un antes y un después. "Espero que se resuelva lo de Madrid y a partir de ahora no vuelva a pasar", sentenció el murciano Ramón Luis Valcárcel después de que Alberto Núñez Feijóo hablara del "derby de Madrid". 

Manuel Cobo llegó a llamar chantajista a Esperanza Aguirre, y la reunión cambió. Después le apoyó Alberto Ruiz-Gallardón, parafraseando a Ortega: "La lealtad es la distancia más corta entre dos corazones. Cobo es leal a ti y al partido, Mariano". "Alberto [a Feijóo] esto no es una guerra madrileña, vienen a por Rajoy. Yo en esta guerra no soy un general, soy un soldado de Rajoy". 

Juan José Güemes, el único aguirrista, defendió a su jefa pero con mucha suavidad: "Cuando yo me equivoqué al criticar al PP de Andalucía, pedí perdón, en público y en privado. No pasa nada, Manolo [Cobo]. El partido en Madrid funciona con criterios muy normales. Hay gestoras, pero en sitios donde había conflictos. En el PP se necesita a todos, a Esperanza, a Gallardón, y a ti también, Manolo", sentenció. 

Algunos dirigentes criticaron expresamente la ausencia de Aguirre, pero sólo uno denunció las prácticas de Madrid. Ignacio Uriarte, presidente de Nuevas Generaciones, el más joven de la reunión, aseguró que ése era el sitio para hablar de los problemas, y él lo hizo sin tapujos, algo que sorprendió a muchos: "Como presidente de Nuevas Generaciones, quiero dar todo el apoyo de los jóvenes a Rajoy. Pero yo creo que esto sí puede volver a pasar. Porque la situación en Madrid es insostenible. A mí también me llegan muchos dirigentes quejándose, los jóvenes del partido van a heredar los problemas si no se resuelven. Desde la humildad, creo que éste es el sitio para decir estas cosas". 

Celia Villalobos fue dura con Aguirre: "Algunos han puesto el nombre de Rato por los suelos. Lamento que no esté aquí Esperanza para defenderse, como Cobo, que no estoy de acuerdo con él pero al menos está aquí y lo ha dicho". Rita Barberá y Miguel Arias Cañete exigieron a Cobo que pidiera perdón, y él lo hizo pero no por el contenido, sino por decirlo en una entrevista. Barberá se quejó de que el PP estuviera hablando de estas cosas, propias de un Comité de Garantías, aseguró, mientras la gente espera soluciones para la crisis. 

Miguel Ángel Cortés y Luisa Fernanda Rudi hablaron de la corrupción y pidieron soluciones de fondo porque el asunto preocupa a los ciudadanos. Cortés pidió una reforma de la legislación del urbanismo. Rudi incluso llegó a decir: "Una cosa es la responsabilidad penal y otra la responsabilidad política. Sobre esta última deberíamos debatir", en clara referencia a Camps. 

Pero el valenciano no recogió el guante. Había hablado antes, y lo hizo como si no existiera un problema en Valencia: "Cuando yo estaba mal y sufría, pensaba en ti y me animaba, Mariano, tú eres mi escudo. El espíritu de Valencia sigue vivo. El PSOE está nervioso y por eso nos ataca. Hemos hecho una renovación fantástica en Valencia y por eso estamos muy orgullosos". 

(www.elpais.com, 04/11/09) 

RAJOY AMENAZA CON REPRESALIAS EN LAS LISTAS PERO NO ASUSTA A AGUIRRE  

Mariano Rajoy quería demostrar ayer a sus compañeros de partido que él no es la reencarnación del santo Job; que su paciencia no es, pues, infinita y que no está dispuesto a permitir «una próxima vez», esto es, otro pulso interno a su autoridad. «No voy a permitir ningún espectáculo más. Esto se acabó», llegó a decir ante su comité ejecutivo, que celebró una reunión extraordinaria, en Madrid, a puerta cerrada. Pero el pretendido discurso de hierro de Rajoy chocó con un desaire –el de Esperanza Aguirre, que le dio plantón y no acudió a la ejecutiva– y una obstinación –la de Alberto Ruiz-Gallardón en avalar los ataques de su número dos, Manuel Cobo, a la presidenta regional–. La guerra, por tanto, continúa viva en el PP madrileño, pese a que el presidente de los conservadores amagó con buscar sustitutos para las próximas elecciones a sus protagonistas.  

Fuentes de la dirección popular resaltaron anoche que el mensaje de Rajoy y sus advertencias eran exportables a todo el partido, incluido el ayuntamiento de la capital. No obstante, matizaron que su principal destinataria era Aguirre. «Ella tiene responsabilidad orgánica en el partido [dirige el PP de Madrid], y el alcalde, no», sentenciaron. 

En esta línea, un veterano dirigente del PP admitía ayer que la decisión de Aguirre de saltarse «la reunión de la disciplina», después de haber plantado batalla a Rajoy por el control de Caja Madrid, había sentado «muy mal» a sus compañeros. «Seguramente, tampoco esta bien que Gallardón se enroque en defender a Cobo, pero por lo menos lo ha hecho en un órgano del partido, en el comité ejecutivo. Ella ni siquiera se ha dignado a venir», apuntó este dirigente. 

¿Por qué adoptó Aguirre la polémica decisión de no acudir a la convocatoria de Rajoy? La versión oficial que ofreció la presidenta madrileña, y que le transmitió a la dirección popular, es que no quería interferir en el debate del caso Cobo. Pero la realidad es que no quería ser «la protagonista de una encerrona» o, repitiendo las palabras de alguno de sus colaboradores, «sentarse y observar cómo el resto del partido le daba una paliza». «Si hubiera ido y le hubiera plantado cara a Rajoy y a los demás, la hubieran matado. Como no ha ido, la matan igual. Hiciera lo que hiciera, estaba muerta de antemano», señalaron desde su entorno. 

Pero el hecho de no acudir a la cita no dejó callada a la dirigente que, al conocer por la prensa que la mayoría de los conservadores no habían censurado la actitud de Cobo, lanzó una queja para que llegara a oídos del equipo de Rajoy: «Da la impresión de que a la víctima, que soy yo, se la coloca al mismo nivel que al agresor». O sea, al vicealcalde. 

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, admitió que no compartía esta última reflexión de Aguirre e intentó explicar a los periodistas, al término de una larguísima e intensa ejecutiva, que el «ya está bien de espectáculos» y el «esto se acabó» pronunciados por Rajoy iban muy en serio. De hecho, el líder del partido recordó que es presidente del PP y que, como consecuencia, tiene el poder para imponer autoridad porque así se lo pidió «una mayoría» y porque «nadie» presentó otra candidatura en el congreso de Valencia.  

Sacó a colación que, cuando eligió dirección, intentó «integrar» a todos (en alusión a Aguirre) dejando fuera solo a algunos que habían dejado «patente su desconfianza» hacia su proyecto. En este grupo estaría, entre otros, Ignacio González, el que, hasta el domingo, fue candidato de la Comunidad de Madrid para presidir Caja Madrid. «Y hubo algunos que no aceptaron las responsabilidades que se les ofrecieron», como Manuel Pizarro, que ahora es muy crítico con él. «En mi opinión, una vez terminado el proceso congresual, todo el mundo debería haber aceptado el resultado», remachó. A continuación, Rajoy afirmó que él dejó a sus presidentes regionales hacer sus propios equipos «sin mezquindad» y que, pasado el tiempo, se ganaron las elecciones en Galicia y Europa, además de lograr un resultado decisivo en Euskadi. 

Dicho esto, Rajoy exigió a los suyos que trabajen para ayudarle a él y no al PSOE, al que benefician al fomentar líos internos. E hizo una advertencia: si se vuelven a repetir una crisis como las vividas en Madrid y Valencia, tomará medidas drásticas. El discurso gustó a sus barones, que le dieron apoyo. Salvo a Aguirre, que causó baja voluntaria.  

(www.elperiodico.com, 04/11/09) 

AGUIRRE LAMENTA QUE EL PP TRATE IGUAL A "LA AGREDIDA Y AL AGRESOR" 

"Da impresión de que la agredida, que soy yo, se coloca al mismo nivel que el agresor [Manuel Cobo]". Esta fue la primera conclusión que extrajo la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, de las intervenciones del Comité Ejecutivo Nacional del PP. Y la deslizó al filo de las 14.00 horas de ayer cuando la cita, en la que la también presidenta del PP de Madrid fue la gran ausente, no había tocado aún a su fin. 

Aguirre, que justificó en público su ausencia como favor a Manuel Cobo para que pudiese explicar mejor sus ataques contra ella, no pudo morderse la lengua cuando, a través del teléfono móvil, fue conociendo algunos detalles de la reunión. La presidenta madrileña confiaba en que Mariano Rajoy leyese la cartilla al vicealcalde. Pero en su entorno no ocultan que "se indignó" al reconocer en el discurso del líder del PP un mensaje que directamente apuntaba contra ella.  

Se trata precisamente del momento en el que Rajoy calificaba de "inadmisible" que "se fuerce a cargos del partido o a representantes del mismo en instituciones públicas para que firmen documentos exigiendo lo que sea, al Comité Nacional de Derechos y Garantías o a la propia dirección nacional, a la que luego llegan las quejas". Durante la semana pasada, 108 de los 111 alcaldes conservadores de la Comunidad de Madrid, controlada por Aguirre, suscribieron un manifiesto en el que exigían al partido sanciones disciplinarias contra el vicealcalde. 

El enfado de la presidenta fue tal que llegó incluso a barajar la posibilidad de comparecer ante los medios por la tarde, durante un acto sobre Justicia celebrado en la sede de la Comunidad. Una opción que finalmente rechazó, quizá tras escuchar que la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, no compartía su apreciación de que se estaba poniendo al mismo nivel al "agresor" y a la "agredida". 

En el entorno de Aguirre califican el Comité Ejecutivo de ayer de "encerrona". No entienden cómo el vicealcalde, "que en teoría debería haber sido obligado por Rajoy a pedir disculpas en público, se descolgó con nuevas críticas" a la presidenta madrileña. También molestó que, en algunos momentos de su discurso, Cobo pareciese estar hablando "por boca de Mariano Rajoy" y el líder no se atreviese a "pararle los pies". 

Pese a la excusa esgrimida por la presidenta para justificar su ausencia en la reunión, en el PP de Madrid no ocultan que Aguirre, hasta la fecha, siempre ha intentado acoplar su agenda dando prioridad a citas de este tipo. Pero esta vez no ha sido así. El alcalde socialista de Leganés, Rafael Gómez Montoya, donde se encontraba Aguirre mientras transcurría la reunión del Comité Ejecutivo,solicitó a la presidenta que "la próxima ocasión que desee visitar la localidad se lo anuncie con un poco más de tiempo", informa Efe. Según fuentes de este Ayuntamiento, la Comunidad programó el acto a las 20.30 horas del lunes.  

(www.publico.es, 04/11/09) 

COBO: "TENGO MIEDO POR MÍ, POR MIS HIJOS Y POR VUESTROS HIJOS" 

El vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, se reafirmó ayer en su censura a las prácticas del Gobierno de Esperanza Aguirre, aunque pidió disculpas a los miembros del Comité Ejecutivo Nacional del PP por hacerlas públicas en una entrevista en EL PAÍS y no en los órganos internos del partido. 

Lo que sigue es una reconstrucción de su discurso, elaborada a partir de los testimonios recogidos por este periódico entre algunos de los asistentes a la reunión. 

- Cargos a disposición del partido. "Todos mis cargos han estado y están a disposición de Alberto Ruiz-Gallardón y de Mariano Rajoy. Estoy de acuerdo con que las críticas hay que hacerlas en los órganos, yo no lo he hecho. Haced conmigo lo que queráis, lo que proceda. Estoy tranquilo, porque yo no callé cuando vinieron a por Rajoy. Apoyadle, y así podremos echar al peor presidente que ha tenido España". 

- Trato desigual. "Creo que alguien quiere darme un trato desigual y eso es injusto. Aguirre dijo en su día que algo se estaba haciendo no mal sino muy mal en la dirección nacional. Juan José Güemes [portavoz del PP en Madrid y miembro de la Junta Directiva Nacional, presente en la reunión] declaró que el PP andaluz no trabajaba y llevaba 30 años cómodamente instalado en la oposición. Desde el Gobierno de Madrid también se contó que el tesorero nacional del PP presionaba para favorecer a un empresario amigo. Y no hubo sanción. Pido disculpas a quien no haya entendido lo que he hecho. Me gustaría que hubiera servido para algo. Esto no lo he hecho por Gallardón, sino por Rajoy, por el PP, que es sólo un partido, no 17 partidos, y por mi país, España". 

- Espionaje. "Hay cosas de juzgado de guardia. Están en el juzgado. En Madrid, y lo ha sufrido Alfredo Prada [ex consejero de Justicia con Esperanza Aguirre], se nos ha espiado para hacernos dependientes de ellos. Hay cuatro imputados, entre ellos Sergio Gamón, persona de confianza de Aguirre. No soy ningún valiente. Me da miedo lo que hacen, tengo miedo por mí y por mis hijos, y por vuestros hijos. Cualquier cosa les vale. Todo para que entren a saco los calumnistas. Y si hay que hacerlo se hace a través de medios de comunicación con problemas. Esta revista [exhibe un número de Época] fue levantada por Aguirre porque ya no era necesario seguir apuñalándome al retirar mi candidatura. Dice: 'A por Rajoy, las maniobras de Gallardón, desvelamos los secretos de Cobo. El padre de Cobo, indultado de un delito grave". 

- La autoridad de la dirección. "Creo que la dirección nacional tiene la misma autoridad sobre la de Madrid que ésta sobre todos los militantes madrileños. Aguirre ha puesto 20 gestoras y a nadie le ha extrañado ni ha habido caceroladas. Pero esa mano de hierro no admite una orden de los que están por encima. No es un enfrentamiento Aguirre-Gallardón, es un pulso permanente a la dirección del partido. Si Alberto va en las listas, dimito. ¿Eso es chantaje? Exigian mi cabeza a cambio de Caja Madrid. ¿Eso es chantaje? Dice que los políticos no tenemos nada que decir sobre la caja. Y se reparten los cargos, utilizando al listo útil de Tomás Gómez [secretario general de los socialistas madrileños]. ¿Os imagináis la caja en manos de Aguirre? Podría ocurrir que a Rajoy se lo pusieran muy difícil para ser candidato en medios que hoy no están bajo su influencia cuando sus créditos dependieran de ella". 

(www.elpais.com, 04/11/09) 

COBO PREFIERE DEJAR EL PP A PEDIR PERDÓN A LA PRESIDENTA DE MADRID  

el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, no se arrepiente de haber achacado a Esperanza Aguirre técnicas y estrategias políticas propias del nazismo, pero sí de haberlo hecho en un periódico, El País, en vez de en los órganos del partido. Esto es lo más parecido a una disculpa que saldrá de su boca, según confirman desde su entorno. De hecho, Cobo eludió ayer pedir perdón a la lideresa madrileña pese a que así se lo requirieron algunos miembros de la ejecutiva popular, como Miguel Ángel Cortés, Miguel Arias Cañete y Rita Barberá. Sin embargo, la alcaldesa de Valencia quiso dar una de cal y otra de arena por lo que, además de invitar al número dos de Alberto Ruiz-Gallardón a «rectificar» sus palabras, afeó a Aguirre que hubiera hecho novillos en una reunión tan trascendental para el futuro del PP. 

 Cobo trató de explicar su comportamiento a sus compañeros. «Lo que he hecho lo he hecho por Mariano y por Alberto», dijo, insistiendo en que se sentía obligado a decir «la verdad» sobre los usos y costumbres de la presidenta de la Comunidad de Madrid. En este contexto, recordó que ha acudido a los juzgados para denunciar el espionaje del que, supuestamente, fue víctima por obra y gracia de Aguirre. «Tengo miedo por mí y por mis hijos», enfatizó Cobo, que puso sus cargos a disposición del partido. 

Su mentor, Gallardón, respaldó como siempre a su mano derecha. «La lealtad es el camino más corto entre dos corazones. Cobo es leal a ti, Mariano, y al partido», afirmó. 

Muy lejos de dar un paso atrás, el vicealcalde se reafirmó en sus críticas a Aguirre. Su entorno asegura que hará lo propio ante el comité de derechos y garantías del PP, donde será entrevistado hoy. Cobo, que ya tiene abierto un expediente disciplinario, podría ser suspendido temporalmente de militancia, hasta que su caso sea resuelto por el instructor al que el partido ha encargado el caso. «Tras ser escuchado, se le remitirá el informe del instructor y tendrá derecho a alegaciones. Después, en aproximadamente un mes, habrá una decisión definitiva», aclararon ayer fuentes conservadoras.  

Hasta 26 dirigentes pidieron la palabra durante la ejecutiva del PP. La mayor parte de los intervinientes aprovecharon para dar un tirón de orejas a Aguirre y, en menor medida, otro a Gallardón. El portavoz del PP madrileño, Juan José Güemes, hizo una «tibia» defensa de su jefa, según los presentes, mientras que el responsable de Nuevas Generaciones, Nacho Uriarte, sorprendió alineándose con Cobo y cargando contra la presidenta. 

El propio Rajoy se refirió ayer a este asunto: advirtió de que es «inadmisible» hacer declaraciones sobre asuntos internos y «más» si van acompañadas de críticas a dirigentes populares. Se quejó también de que se haya «forzado» a cargos del PP de Madrid a firmar documentos contra él y a favor de Aguirre. «Y es inadmisible que no se haga caso a las instrucciones de la dirección nacional», espetó. Este dardo era para la lideresa –por Caja Madrid– y para el valenciano Francisco Camps, por resistirse a echar a su secretario general. Por cierto: el comité de derechos ha nombrado otro instructor para estudiar el caso de Ricardo Costa. 

(www.elperidico.com, 04/11/09) 

EL PP SUSPENDE A COBO HASTA DECIDIR SU SANCIÓN 

El Comité de Derechos y Garantías del PP ha suspendido cautelarmente de militancia al vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, por sus críticas a la presidenta regional, Esperanza Aguirre, en una entrevista en EL PAÍS. La decisión es temporal a la espera de la tramitación del expediente y no prejuzga si el número dos de Alberto Ruiz-Gallardón ha actuado de forma que deba ser sancionado de acuerdo con los estatutos. Si finalmente se considerara que Cobo ha cometido una falta grave, podría llegar a ser suspendido entre uno y cuatro años, mientras que si la falta fuera muy grave podría quedar apartado definitivamente del partido. 

"Acepto y acato la decisión adoptada por el Comité de Derechos y Garantías del PP como he hecho siempre y como debemos hacer todos los militantes de este gran partido que es el Partido Popular", ha afirmado Cobo tras conocerse la suspensión cautelar. Según fuentes del Ayuntamiento de Madrid, el vicelacalde continuará ejerciendo sus funciones. 

Sin apenas tiempo para digerir la reunión del Comité Ejecutivo en la que Mariano Rajoy intentó dar un golpe de autoridad que quedó frustrado por el plante de Aguirre, el PP ha vivido hoy su segundo capítulo de la batalla interna en Madrid. Cobo, quien ha comparecido esta mañana ante el Comité de Derechos y Garantías, ha llegado al mediodía a la sede del partido en la calle Génova y mientras se abría paso entre la multitud que se encontraba en la puerta se ha limitado a decir: "Perdón, voy a parecer que estoy nervioso". Tras una hora y media de declaración, el vicealcalde ha salido de nuevo entre una nube de periodistas y simplemente ha asegurado que el Comité está haciendo "su trabajo" y él ha dado "todas la explicaciones" que le han pedido. 

Previamente a la declaración del vicealcalde, la presidenta del Comité de Garantías de Madrid, Cristina Cifuentes, ha asegurado tras comparecer ante el órgano equivalente nacional que las palabras de Cobo pueden considerarse "una falta grave o muy grave" y está reflejada en los estatutos la posible sanción. Cifuentes confía en que se apliquen los estatutos porque Aguirre ha sido "injuriada y calumniada" y "lamenta que Cobo no se haya retractado". Ha expresado que espera que el asunto se resuelva "cuanto antes" pero no ha pedido ninguna sanción concreta porque le corresponde al Comité de Garantías. Si finalmente se considera que Cobo ha cometido una falta grave, puede llegar a ser suspendido entre uno y cuatro años, mientras que si la falta es muy grave se le puede apartar definitivamente del partido. 

El vicesecretario de Organización del PP, Esteban González Pons, ha intentado desvincular la reunión de ayer con la comparecencia de Cobo. "Lo que ayer zanjamos fueron las discrepancias políticas. Lo que hoy se ve es algo que está en el ámbito de la disciplina interna por unas declaraciones que fueron ofensivas para Aguirre y todo el partido", ha asegurado en una entrevista en RNE. Pons ha asegurado que no se sintió representado con las palabras de Cobo. "Cuando alguien ha hecho lo que no debe el Comité debe intervenir y está interveniendo". 

Cobo se ratificó ayer en sus acusaciones contra Aguirre y no mostró el arrepentimiento exigido por la dirección nacional para poder suavizar la posible sanción. Esta actitud, unida al plante de Aguirre hacen que la batalla en Madrid continúe abierta. "A veces se ve con perplejidad más allá de la frontera de la M-30 lo que ocurre en el derby madrileño. En todas las intervenciones de ayer se pidió que cese ya la pelea en la Comunidad de Madrid. Los presidentes autonómicos llegan a las ruedas de prensa a hablar de Presupuestos y terminan hablando de lo que ocurre de la M-30 para dentro", ha dicho González Pons también esta mañana en otra entrevista en Punto Radio. "Ayer se dijo que ya estaba bien del derby madrileño. Ya está bien", ha añadido. 

La portavoz popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, ha criticado el discurso de ayer de Cobo, quien además de reafirmarse en sus declaraciones llegó a asegurar que sentía "miedo" por él y por sus hijos por el espionaje en la Comunidad de Madrid. "En ese órgano [el Comité Ejecutivo nacional] se puede decir de todo pero fuera no se puede decir nada. Me hubiera gustado un día para mayores ejercicios de grandeza, aunque bien es cierto que luego se disculpó", ha afirmado esta mañana en una entrevista en Punto Radio. 

Sobre el desafío de Aguirre al no acudir a la cita de ayer, González Pons ha indicado que cada uno ejerció el derecho de llegar hasta el final de la forma que eligió. "Hubo quien llegó con un papel de siete folios reafirmándose y Esperanza decidió no acudir, pero a partir de ahora ninguna más para nadie". "La presidenta de Madrid tiene claro que hay unas normas de comportamiento que se van a cumplir", ha dicho Sáenz de Santamaría.

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, considera "un error tremendo" que Aguirre no acudiera ayer al Comité Ejecutivo y cree que su asistencia hubiera sido más "coherente" y "respetuosa" con los allí presentes. En declaraciones a la Cadena Cope, la número dos del PP ha añadido que muchos de los intervinientes consideraron la ausencia de Aguirre como "una falta de respeto". "Cuando se convoca un Comité Ejecutivo porque son conocidos los problemas que se han producido en los que participan de manera importante varias personas, lo lógico es estar presente y hablar de todo lo que se tenga que hablar dentro de los órganos del partido", ha afirmado. 

González Pons considera que el PP ha dado un "espectáculo" que no debía haber llegado nunca a tal extremo. "Mientras conocíamos los datos del paro, los del PP cuatro horas hablando de nuestras cosas. Eso no debe ocurrir", ha indicado. Otra llamada a la unidad la ha realizado el presidente del PP del País Vasco, Antonio Basagoiti, que ha pedido que el partido se centre en ganar las próximas elecciones y ha criticado además las manifestaciones de Cobo. "Está claro que sus declaraciones no estuvieron bien". 

Mariano Rajoy ha evitado esta mañana dar más explicaciones sobre la reunión de ayer. En un desayuno informativo de Europa Press al que ha acudido también el ex vicepresidente económico Rodrigo Rato, el líder popular ha asegurado que lo más importante ahora no es la circunstancia de su partido sino la situación económica. Por su parte, Aguirre también ha rehusado hacer hoy valoraciones. "Con zapatos planos no hago declaraciones", ha indicado la presidenta regional. 

(www.elpais.com, 04/11/09) 

UNA INFRACCIÓN MUY GRAVE Y DOS GRAVES 

El Comité de Derechos y Garantías del PP madrileño considera que Manuel Cobo ha podido incurrir en una infracción muy grave y otras dos graves. Estos son los artículos que las regulan. 

- Artículo 11.1d. Infracción muy grave: "Toda manifestación o declaración hecha con publicidad que incite al incumplimiento o descalificación de las decisiones válidas y democráticamente adoptadas por los órganos de gobierno y representación del partido o de los grupos institucionales del mismo".

Las sanciones que acarrean este tipo de infracciones son: a) Suspensión de militancia por un periodo de tiempo entre cuatro y seis años. b) Inhabilitación para desempeñar cargos en el seno del partido o en representación de éste por igual periodo de tiempo. c) Expulsión del partido.

- Artículo 12.1a. Infracción grave: "Propagar, por cualquier medio, noticias que desprestigien al partido, sean descalificatorias del mismo o de cualquiera de sus órganos de gobierno, representación o de los grupos institucionales".

- Artículo 12.1e. Infracción grave: "Cualquier manifestación pública oral o escrita en los medios de comunicación que suponga descrédito, menosprecio o descalificación de cualquier afiliado al partido".

Las sanciones de este tipo de infracción son: a) Suspensión de militancia por un periodo de entre uno y cuatro años. b) Inhabilitación para desempeñar cargos en el partido por igual tiempo. 

(www.elpais.com, 04/11/09) 

RIPOLL: "LA LEY DEL SILENCIO ES DEL PASADO" 

El presidente provincial del PP de Alicante, José Joaquín Ripoll, acentuó ayer su pulso con el líder de los conservadores valencianos y presidente de la Generalitat, Francisco Camps, por el acuerdo alcanzado en el comité ejecutivo regional de imponer la ley del silencio fuera de los órganos del partido. "Las leyes del silencio son propias de épocas pasadas", aseveró Ripoll en Elche. El coordinador regional del PP, Alberto Fabra, respondió a Ripoll de la siguiente forma: "Cuando tenga algo que decir, que lo haga en el partido, para enriquecer, y no fuera, creando polémicas estériles". 

Ripoll hizo estas declaraciones en un feudo netamente campista, con la portavoz del Grupo Popular municipal, Mercedes Alonso, a la cabeza. Alonso también replicó a Ripoll: "Quien no esté de acuerdo con las directrices del partido tiene las puertas abiertas". 

Ripoll y Alonso mantienen otro enfrentamiento por la dirección local del partido. La primera víctima de esta pugna fue el edil Emigdio Tormo, afín a Ripoll, expulsado del PP hace un mes a propuesta de Alonso. Ésta acusa a Tormo de "deslealtad". El presidente provincial ha respondido a la sanción al concejal asegurando que no convocará la asamblea local hasta que se revoque la expulsión del edil. 

Por otra parte, La Fiscalía General del Estado ha archivado la denuncia presentada por Iniciativa pel País Valencià contra Juan Luis de la Rúa, presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), por supuesta prevaricación a raíz de la exculpación de Camps en el caso Gürtel.

LA 'MANO DURA' DE RAJOY NO ACABA CON LA GUERRA DE MADRID

Rajoy: "No habrá próxima vez, el PP es un partido nacional, unido y limpio".- Cospedal asegura que el aviso de Rajoy ha sido respaldado "practicamente por todos". -Aguirre se ausenta de la reunión al considerar que las cosas irían mejor sin ella.- Cobo: "Tengo miedo por mí y por mis hijos"

Esperanza Aguirre ha plantado a Mariano Rajoy en la reunión del Comité Ejecutivo Nacional, que ha adquirido un tono dramático con la intervención del vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, quien ha llegado a asegurar que tiene "miedo" por él y por sus hijos, para referirse al espionaje que supuestamente ha sufrido y del que acusa al Gobierno de la Comunidad. La presidenta madrileña, en un claro desplante al líder del partido, se ha ausentado de la cita que ha comenzado a las once de la mañana y en la que Rajoy ha dado un ultimátum a quienes falten el respeto a la militancia, tras los conflictos internos en Valencia y por el control de Caja Madrid . "No habrá próxima vez. El PP es un partido nacional, unido y limpio", ha asegurado Rajoy ante sus principales dirigentes. "Lo ocurrido es inaceptable porque lesiona nuestra imagen, estorba nuestro proyecto, indigna a los militantes, desconcierta a la opinión pública y desanima al electorado", ha continuado el líder popular, quien ha añadido que planteará a la sociedad un "gran pacto contra la corrupción".

Rajoy ha enviado claros mensajes a los protagonistas de la crisis interna que sufre el PP. "Es inadmisible hacer declaraciones públicas sobre asuntos que son internos del partido y todavía más inadmisible si eso va acompañado de una crítica a otros dirigentes", ha dicho tajante el líder de los populares, en alusión a las manifestaciones de Cobo contra Aguirre en EL PAÍS. También ha considerado "inadmisible" que se fuerce a cargos del partido "para que firmen documentos exigiendo lo que sea, al Comité Nacional de Derechos y Garantías o a la propia dirección nacional", y aunque no ha precisado a quién se dirigían, fuentes de Génova aseguran que se refería a la recogida de firmas de alcaldes madrileños que presionan a la dirección para imponer una sanción ejemplar a Cobo.

El frente valenciano y los movimientos en torno a la destitución de Ricardo Costa como secretario general de los populares y portavoz del PP en Valencia también han recibido las críticas de Rajoy: "Es inadmisible" -ha repetido- "que se haga caso omiso a las instrucciones directas y claras de la dirección nacional del partido. Como todo el mundo sabe, estas instrucciones no se transmiten todos los días, porque la dirección nacional sólo interviene cuando cree que el interés general está en juego".

Al término de la reunión, en su comparecencia ante los medios, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, se ha remitido a las palabras de Rajoy y ha confirmado que "no habrá una próxima vez" y que el aviso de Rajoy ha sido respaldado por "prácticamente la totalidad" del Comité, donde "está representado el partido de toda España".

Aguirre, que a la misma hora a la que empezaba el encuentro en la sede de Génova se encontraba en un acto de escuelas infantiles en Majadahonda, no ha estado presente para, según su versión, "no interferir" en el caso Cobo y se pudiera "reflexionar con más tranquilidad". "Aguirre había comunicado que no iba a acudir. No voy a interpretar su ausencia", se ha limitado a decir Cospedal.

www.elpais.es 03.1109

COBO:"TENGO MIEDO POR MÍ Y POR MIS HIJOS"

Poco después del mediodía, Cobo, ha iniciado su duro alegato contra Aguirre, ha explicado las razones que le llevaron a hacer la entrevista en EL PAÍS, en la que censuraba la actitud de la presidenta madrileña en Caja Madrid, y ha profundizado en los aspectos tratados en ella. "Tengo miedo por mí y por mis hijos", ha indicado. A continuación y con gran dramatismo, la mano derecha de Alberto Ruiz Gallardón ha manifestado que ponía todos sus cargos a disposición del partido.

"Nadie me ha inducido a decir esto, lo digo porque creo en ello", ha añadido el vicealcalde, quien ha defendido que todo lo dicho en la entrevista en EL PAÍS es "verdad". "Alcaldes de Madrid han venido a confesarme que les han presionado a votar contra mí; lo que he hecho lo he hecho por Mariano y no por Gallardón", ha subrayado Cobo para referirse a la recogida de firmas de ayuntamientos madrileños que piden una sanción contra él.

Tras su intervención, ha tomado la palabra Juan José Güemes, consejero de Sanidad de Madrid, que ha reprochado a Cobo sus palabras en EL PAÍS, recordándolas en varias ocasiones, y que ha defendido a Aguirre. Gallardón ha apoyado durante su turno el discurso de su número dos, aunque con un tono más moderado que el empleado por el propio Cobo. "La lealtad es el camino más corto entre dos corazones; Cobo es leal a ti, Mariano, y al partido", ha dicho el alcalde citando a Ortega.

"Rajoy ha dicho cosas muy claras. En las 26 intervenciones se ha oído el deseo de que no haya una próxima vez. Rajoy ha dicho que es inadmisible que se hagan críticas públicas a compañeros o que se ejerzan presiones", ha afirmado Cospedal. Preguntada sobre si Cobo se ha retractado en algún momento, Cospedal ha asegurado que el vicealcalde ha reconocido que no debería haber manifestado lo que dijo en la entrevista.

www.elpais.es 03.1109

AGUIRRE CENSURA LA "EQUIDISTANCIA"

Tras conocer las primeras noticias sobre la reunión del Comité Ejecutivo, Aguirre ha expresado su malestar: "Da la impresión de que la agredida, la víctima, que soy yo, se coloca al mismo nivel que el agresor". En declaraciones a los medios tras la inauguración de un centro deportivo en Leganés, Aguirre ha dicho que "la equidistancia entre los agresores y las víctimas es muy lamentable".

En la Comunidad de Madrid, la renuncia de Aguirre a imponer a su candidato -el vicepresidente, Ignacio González- y dar su apoyo a Rato para presidir la cuarta entidad financiera del país había cerrado momentáneamente la batalla entre Rajoy y la jefa del Ejecutivo regional. Pero queda pendiente uno de los aspectos más polémicos. Aguirre espera ahora que Cobo sea sancionado por la dirección nacional del partido, una vez que mañana comparezca ante el Comité de Garantías para dar cuentas de sus manifestaciones.

El secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, y consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad ha culpado hoy a Cobo de "provocar la división en el partido" no la disputa por la presidencia de Caja Madrid " que "no tiene nada que ver con nada de esto ni provoca en el PP ninguna división".

www.elpais.es 03.1109

AJUSTES EN VALENCIA

Valencia cerró ayer también las heridas, aunque superficialmente, con los ajustes que el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, hizo en su formación, entre los que destaca el nombramiento de Rafael Blasco como nuevo hombre fuerte en la portavocía parlamentaria tras la destitución de Ricardo Costa. Camps, en cambio, no fue más allá como se le venía pidiendo desde Génova, y descartó remodelar su Gobierno. Sin embargo, Cospedal ha asegurado hoy que las decisiones del partido en Valencia "las respalda la dirección".

Tampoco en la reunión de ayer se desautorizó el acta que demuestra que Costa no fue nunca cesado de sus funciones, ni se apartó a algunos de los colaboradores directos de Camps que quedaron salpicados por el caso Gürtel.

Pese a que los dos movimientos en Madrid y Valencia son interpretados por la mayoría de los dirigentes del PP como una victoria de Rajoy, la situación del partido se ha debilitado por la magnitud que la crisis ha alcanzado en las últimas semanas y el ambiente ha quedado bastante enrarecido. En Madrid, la renuncia de Aguirre y su mano derecha, González, en la batalla por Caja Madrid, no significa que haya terminado con las disputas entre la presidenta regional, que mantiene intacto su poder, y Rajoy. Incluso las diferencias con Gallardón, son ahora más notables puesto que Aguirre le responsabiliza de la entrevista a Cobo en EL PAÍS. En Valencia cunde la idea de que pese a los retoques en el partido auspiciados por Génova, Camps ha agotado su credibilidad.

www.elpais.es 03.1109

CAMPS ACATA LAS ÓRDENES DE RAJOY CON UN AJUSTE QUE DESPRECIA A LOS BARONES

El presidente mantiene a casi todos los cargos salpicados por el 'caso Gürtel'

El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, cambió ayer la estructura el PP valenciano para aplacar la rebelión de sus barones y acallar las críticas internas a la gestión del caso Gürtel. En vez de limitarse a cubrir la vacante del defenestrado Ricardo Costa en la secretaría general -tal y como le exigía Génova- o de colegiar la gestión de la crisis -como le pedían los barones provinciales-, Camps recurrió a varios de sus fieles sin peso en el partido y al consejero Rafael Blasco (ex socialista) para blindar su liderazgo. Aunque ello no le soluciona los problemas del caso Gürtel.

El presidente valenciano presentó una propuesta que mantiene en sus puestos a todos los cargos salpicados por los escándalos del caso Gürtel. Tanto al vicesecretario de Organización, David Serra, y a la tesorera Yolanda García, como a los vicepresidentes Vicente Rambla y Juan Cotino. Todos ellos salpicados por el escándalo de la supuesta financiación irregular del PP en Valencia.

Camps optó por nombrar como nuevo secretario general del PP a Antonio Clemente, hasta ahora vicepresidente primero de las Cortes y sin ningún peso en el seno del partido. El delegado del Gobierno valenciano en Alicante, José Ciscar, es nombrado nuevo vicesecretario general. Un cargo que no existía y que tendrá como misión desmochar el bastión de los zaplanistas en Alicante.

El jefe del Consell también aprovechó los nombramientos para pasarle la factura al presidente de Castellón, Carlos Fabra, por sus devaneos con los hermanos Costa. Así, Camps decidió nombrar coordinador general del PP al alcalde de Castellón, Alberto Fabra. El munícipe es una persona muy próxima a Francisco Camps y con este nombramiento se consolida como un liderazgo alternativo al de Carlos Fabra.

Gobierno-partido

Los nombramientos incluyen también un nuevo puesto de coordinador entre el Gobierno y el partido para el vicepresidente tercero del Ejecutivo, Juan Cotino. Un cargo sin contenido específico, con el que Camps recompensa su lealtad. El consejero de Inmigración y Ciudadanía, Rafael Blasco, se convierte en el nuevo hombre fuerte del Gobierno, por encima de los tres vicepresidentes. Blasco asume -según el modelo británico- el cargo de portavoz parlamentario y desplaza a Rafael Maluenda, que es enviado a la Mesa de las Cortes. Blasco, que fue consejero con el socialista Joan Lerma y con el popular Eduardo Zaplana y ahora con Camps, refuerza su poder con nuevas competencias de Presidencia.

La propuesta de Camps fue votada por todos los miembros del comité regional, a excepción de los cuatro de la dirección provincial de Alicante.

"Aquí hay dos presidentes provinciales que me quieren y uno que no me quiere", dijo Camps, que se mostró dispuesto a aguantar cualquier ataque a su liderazgo. El presidente recalcó que el caso Gürtel, por lo que se refiere a Valencia, "está archivado" y si aparecen nuevos escándalos los afrontará porque su intención es presentarse a la reelección en 2011.

El presidente del PP de Alicante, José Joaquín Ripoll, mostró su disgusto con el resultado de la reunión. "Creo que hoy no hemos resuelto lo importante. Lo importante no era sustituir a Ricardo Costa, sino atajar las causas"

Carlos Fabra, presidente del PP de Castellón, intervino para profesar la fe del converso, pese a que el acuerdo no le agrada. Fabra intervino para replicar a Ripoll, a quien le recordó que "las puertas del partido están abiertas, tanto para entrar como para salir, y que el presidente es el encargado de aprobar las listas electorales".

Para Alfonso Rus, presidente del PP de Valencia, el acuerdo es bueno, aunque lamentó que no tuviese unanimidad. Rus es el que más satisfecho sale de un acuerdo que se terminó de gestar en la madrugada del lunes.

"TODO EL QUE HABLE FUERA DEL PARTIDO NO TIENE CABIDA EN ÉL"

Francisco Camps impuso ayer la omertà, la ley del silencio, a todos los cargos del PP de la Comunidad Valenciana. Y lo hizo de manera formal, con votación incluida, para que conste en el acta de los acuerdos del Comité Ejecutivo Regional extraordinario del PP.

La propuesta partió del propio Camps, que en los últimos meses ha visto a los medios de comunicación como un elemento hostil, utilizado por sus adversarios para desestabilizarlo. "Yo nunca he hablado fuera de los órganos del partido, yo siempre he sido leal a mi presidente, y pido que se respete la estructura de mando, que ha de ser muy fuerte", argumentó el presidente valenciano. "Por eso hay un presidente, un secretario general, un presidente provincial, los alcaldes y nadie debería hablar fuera de los órganos del partido sin autorización".

"¡Que se vote, que se vote!", pidieron dos de los seguidores más entusiastas de Camps: el consejero de Educación, Alejandro Font de Mora, y el todavía portavoz del grupo parlamentario, Rafael Maluenda, que actuaron como movidos por un resorte.

Dicho y hecho. La cúpula del PP, con el único voto negativo de los cuatro miembros de la dirección provincial de Alicante, aprobó "dar poderes al presidente regional del PP para que quien hable en contra de la jerarquía del partido, fuera de los órganos de gobierno, pueda ser expulsado".

La propuesta fue interpretada por la cúpula de los populares valencianos como una demostración de fuerza del presidente valenciano tras comprobar que no todos en su partido aprueban su gestión.

Reforzar el liderazgo

La reunión de ayer permite a Camps reforzar su liderazgo en el interior del partido, aunque ya no por la vía de los afectos. La ruptura con la dirección provincial de Alicante se visualizó ayer con toda su crudeza. "Ya me intentaron echar en el congreso provincial", dijo Ripoll, "pero yo sigo siendo el presidente provincial". Los otros dos barones quedan a la expectativa, a ver si el caso Gürtel depara nuevas sorpresas.

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, la principal alternativa a Camps, se mostró satisfecha por una reunión que alivia la presión interna. "El Partido Popular de la Comunidad Valenciana ha cerrado el problema que tenía y sale mucho más unido y más fuerte tras los nombramientos", sentenció Barberá, que respira con la idea de no tener que pensar en la sustitución de Camps.

www.elpais.es 03.1109

RAFAEL BLASCO : Expulsado por corrupción

El consejero de Inmigración, Rafael Blasco, ha terminado por convertirse en el hombre fuerte del PP valenciano. Blasco (Alzira, 1945) llegó al primer Consell de la Generalitat en 1983 con el socialista Joan Lerma de presidente. Ocupó las carteras de Presidencia y de Urbanismo. El 27 de diciembre de 1989, Lerma le destituyó por su supuesta implicación en una recalificación irregular de terrenos. El PSOE lo expulsó, aunque fue absuelto por la justicia, que invalidó unas grabaciones que, supuestamente, lo incriminaban. Reapareció en el PP en 1995 de la mano de Eduardo Zaplana y se consolidó con Francisco Camps. Blasco ha ocupado varias carteras y ahora es imprescindible.

www.elpais.es 03.1109

RAJOY DESPEJA LA CRISIS CON UNA VICTORIA EN MADRID Y UN REAJUSTE EN VALENCIA

Aguirre se retira de la batalla de Caja Madrid sin cobrarse la cabeza de Cobo - Camps evita tocar el Gobierno y desaira de nuevo a Cospedal al defender a Costa

Estaba todo tan claro que la dirección nacional del PP decidió suspender la habitual rueda de prensa de los lunes, por si acaso lo oscurecía. Mariano Rajoy vivió ayer el primer día de buenas noticias desde su victoria en el debate con la vicepresidenta económica, Elena Salgado. Los dos grandes focos del incendio interno, Madrid y Valencia, buques insignia de un PP en la oposición, están controlados, aunque no definitivamente apagados.

La presidenta madrileña sale maltrecha pero mantiene su poder

La distancia que separa al líder del PP de Camps es cada día mayor

La mayoría de los dirigentes consultados interpretan la jornada de ayer como una victoria del líder, que despeja el camino para el complejo Comité Ejecutivo de hoy, en el que recibirá el apoyo expreso de los barones más fieles, como sucedió tras la derrota de 2008. Pero para muchos de ellos, es una victoria pírrica, porque en el camino su imagen se ha deteriorado y el ambiente en el partido se ha enrarecido, distanciando aún más las posiciones de los principales protagonistas e instalando un evidente desánimo.

Rajoy logró ayer un éxito total en Madrid. Esperanza Aguirre y su mano derecha, Ignacio González, decidieron rendirse en la batalla por Caja Madrid incluso antes de lograr la compensación que exigía la presidenta madrileña: la cabeza de Manuel Cobo, mano derecha de Alberto Ruiz-Gallardón. Cobo acudirá hoy al Comité Ejecutivo sin haber sido sancionado, y mañana irá al Comité de Garantías para, según su anuncio, "ampliar información" sobre sus acusaciones contra Aguirre, a la que responsabiliza del espionaje que sufrió en 2008.

Aguirre se convenció al fin a sí misma de que no podía ganar la batalla de Caja Madrid, y tenía que aceptar al candidato oficial, Rodrigo Rato. Los aguirristas aseguran que la presidenta no ha estado nunca especialmente interesada por la caja, e incluso algunos de ellos apuestan directamente por privatizar todas las cajas, como propuso Aznar. Pero sobre todo, lo que más ha influido para su rendición es la idea extendida en el partido de que el comité de hoy se iba a convertir en una especie de ajuste de cuentas con Aguirre. Ante esa tesitura y la convicción de que no podía decirle que no a Rato, Aguirre cedió y habló el domingo con Dolores de Cospedal y el propio ex vicepresidente para comunicarles su decisión final.

La batalla madrileña, sin embargo, ha ahondado la enorme sima que separa a Rajoy de Aguirre. Y ha agravado aún más la guerra que mantiene desde hace seis años con Ruiz-Gallardón, ya que la presidenta le responsabiliza de la entrevista en EL PAÍS de Cobo, su mano derecha. Aguirre sale maltrecha de esta batalla, según algunos de sus defensores, pero mantiene intacto todo su poder en el manejo del presupuesto de la Comunidad de Madrid y del partido en esta región.

El asunto de Valencia es aún más complejo. Rajoy insiste en defender a Francisco Camps, pero la distancia entre los dos es cada día mayor, y en el entorno del líder está instalada la idea de que el presidente valenciano es algo muy parecido a un cadáver político. Aun así, Génova ha maniobrado para ayudarle a salir de su propio atolladero, según la versión marianista, y nombrar un hombre fuerte que dé la cara frente a la inacción absoluta de Camps.

Ese hombre fuerte se llama Rafael Blasco. Camps cumplió así las instrucciones de Génova, que se da públicamente por satisfecha, pero lo hizo a su manera. No tocó el Gobierno, como le pedían. Y no sólo evitó ofrecer cualquier explicación sobre el caso Gürtel, sino que además sometió a votación la amenaza de expulsión para cualquiera que hable fuera de los órganos, algo inédito.

Al concluir la reunión, Camps lanzó un último desaire a Cospedal, la secretaria general, con la que está abiertamente enfrentado. El presidente defendió en todo momento a Ricardo Costa, expulsado fulminantemente por Cospedal entre otras cosas para evitar que él lo nombrara consejero. Y además, sentenció: "La destitución [de Costa] ha sido una decisión de la dirección nacional. Ojalá que vuelva pronto a la disciplina del partido".

El comité valenciano no desautorizó el acta que demuestra que Costa no fue nunca destituido, y tampoco echó a sus colaboradores más directos: David Serra, vicesecretario de organización, y Yolanda García, tesorera, afectados también por el caso Gürtel. Camps tampoco toca a Vicente Rambla, vicepresidente afectado por la trama, y refuerza a Juan Cotino, también muy tocado por el escándalo, lo que evidencia la diferencia de trato entre Costa y todos los demás.

www.elpais.es 03.1109

RAJOY DA POR DESPEJADO EL CAMINO EN LA CRISIS DE MADRID Y VALENCIA

El presidente del PP se siente satisfecho con el nombramiento del nuevo secretario general de los populares valencianos y el desbloqueo de la crisis de Caja Madrid

Después de las presiones ejercidas durante el fin de semana por Mariano Rajoy, el presidente del PP da por despejado el camino para el Comité Ejecutivo de mañana, una vez que considera resuelta la crisis de Valencia, con el nombramiento del nuevo secretario general de los populares valencianos, y la controversia por el control de Caja Madrid, tras ofrecer Esperanza Aguirre a Rodrigo Rato la presidencia de la entidad.

Esperanza Aguirre ha hecho un movimiento que puede permitir el desbloqueo de la crisis de Caja Madrid. La presidenta madrileña llamó anoche por teléfono a Rodrigo Rato, candidato de Génova, para ofrecerle ocupar el cargo de consejero principal de la entidad, según ha avanzado la cadena SER. La propia Aguirre ha confirmado en un acto celebrado en el municipio madrileño de Coslada que apoya la candidatura de Rato para dirigir la cuarta entidad bancaria de España.

Tras conocerse el paso dado por Aguirre, el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González -candidato de la presidenta madrileña- ha dado esta mañana su apoyo personal a Rato para que el proceso de renovación de la entidad culmine "cuanto antes". En declaraciones a Europa Press, González ha destacado que ante la polémica suscitada en los últimos días su posición en este proceso "no ha sido otra que articular un gran acuerdo de estabilidad entre todos los sectores en Caja Madrid en beneficio de la misma y del papel que dicha entidad debe jugar en la Comunidad de Madrid y en España".

El vicepresidente de Madrid ha subrayado que confía en que se resuelva lo antes posible el proceso de renovación que está "paralizado por un recurso" del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, quien acudió a los tribunales por su oposición a los cambios introducidos por Aguirre en el proceso electoral, que reduce la capacidad de decisión del Ayuntamiento.

Aguirre, en el acto en Coslada, ha calificado la renuncia de González de "nuevo servicio a los madrileños y a los españoles".

Conflicto con Cobo

La decisión de Aguirre se produce sin estar resuelto el conflicto por las declaraciones a EL PAÍS del vicealcalde de la capital, Manuel Cobo, dado que su comparecencia ante el Comité de Garantías se celebrará el miércoles, un día después de la reunión del Comité Ejecutivo en la que el líder del PP anunciará medidas contundentes, según sugirió el pasado jueves, para atajar la crisis que vive el partido, tanto por Caja Madrid como por la situación en Valencia tras la suspensión de Ricardo Costa.

El ofrecimiento es un primer paso formal, dado que Aguirre no tiene capacidad para designar directamente a quien ocupará la presidencia, sino que es la Asamblea General de la Caja quien debe elegirlo.

Al tomar la iniciativa, Aguirre trata de dar la sensación de que es ella quien maneja la situación, si bien puede interpretarse como una cesión, tras un fin de semana en el que ha recibido llamadas de presión, puesto que la presidenta de la Comunidad de Madrid había intentado hasta el último momento mantener a su candidato, Ignacio González.

El propio Rato se había puesto en contacto con Aguirre en los últimos días para interesarse por la situación. En principio, la condición para que el ex ministro de Economía pudiera acceder a la presidencia de Caja Madrid era que la dirección del PP sancionara a Cobo por sus críticas contra el equipo de Aguirre, en las que llegó a afirmar que su comportamiento con Rato era "de vómito".

www.elpais.es 02.11.09

CAMPS DESCARTA REMODELAR SU GOBIERNO Y DICE QUE RAJOY ESTÁ "ENCANTADO" CON LOS CAMBIOS

El presidente de la Generalitat se apoya en Rus y Fabra frente a los críticos de Alicante.- Antonio Clemente sustituye a Costa en la Secretaría General y el consejero de Inmigración, Rafael Blasco, nuevo portavoz en las Cortes

iana, Francisco Camps, ha descartado acometer una remodelación en su Gobierno y ha asegurado que el presidente del partido, Mariano Rajoy, está "encantado" con los cambios introducidos hoy en su formación. Entre las novedades, Camps ha impuesto al vicepresidente primero de las Cortes Valencianas, Antonio Clemente, como nuevo secretario general del PP valenciano en sustitución de Ricardo Costa, suspendido de militancia la semana pasada por la dirección nacional del partido. Clemente ha sido diputado autonómico en las tres últimas legislaturas por Valencia y forma parte de la Mesa de las Cortes.

Pese a que Génova le exigió a Camps que propusiera formalmente el cese de Costa -aún pendiente-, el presidente valenciano ha señalado que las decisiones sobre su ex número dos dependen de la dirección nacional y ha manifestado su deseo de que este asunto se solucione "cuanto antes". En una rueda de prensa tras la reunióndel comité, Camps ha dicho que en relación con el caso Gürtel, en el que estuvo imputado por cohecho, ha permanecido "tranquilo desde el principio" de la investigación.

Camps, que ha convocado esta mañana al comité ejecutivo regional para intentar cerrar la crisis interna por el caso Gürtel, también ha designadovicesecretario general al ex diputado autonómico José Ciscar, ahora delegado del Consell en Alicante. Además, habrá dos coordinadores generales: el vicepresidente tercero y consejero de Medio Ambiente, Agua y Urbanismo, Juan Cotino, y el alcalde de Castellón, Alberto Fabra. El primero será coordinador de la acción del Gobierno valenciano en el partido.

El hasta ahora portavoz del grupo popular en las Cortes, Rafael Maluenda, sustituirá a Clemente en la Mesa de las Cortes. Su fugaz puesto lo ocupará el consejero de Inmigración, Rafael Blasco, que no dejará sus actuales responsabilidades.

Camps, sin embargo, mantiene como vicesecretario de Organización del PP valenciano a David Serra, que figuraen las conversaciones del caso Gürtel. En una de ellas afirma que el presidente valenciano "lo sabe todo".

Alicante, en contra

La propuesta de cambios de Camps ha salido adelante con los cuatro votos en contra de la dirección provincial de Alicante, que encabeza el presidente de la Diputación provincial, José Joaquín Ripoll, que estos días se ha mostrado muy crítico con la gestión del presidente valenciano. Campsse apoya así en los otros dos presidentes provinciales del PP, Alfonso Rus (Valencia) y Carlos Fabra (Castellón), frente al heredero del zaplanismo, Ripoll.

De la remodelación sale reforzado el consejero Blasco, que toma las riendas del partido en las Cortes para hacer frente a las consecuencias del caso Gürtel. Blasco, que fue consejero socialista y hombre fuerte de los gobiernos de Joan Lerma, ha marcado las estrategias del PP en los momentos de dificultad, como en la primera fasedel caso Gürtel, cuando lo que se sabía es que la trama Gürtel habíaregalado trajes a Camps y otros altos cargos. Tanto Clemente como Ciscar carecen de peso específico en el partido.

Camps, además, ha impuesto también una mordaza a las críticas de dirigentes del partido en una votación en la que se le ha dado poderes para que pueda expulsar a aquellos que hablen públicamente en contra de la jerarquía del partido.

El intento de Camps de evitar las críticas públicas a su gestión no ha impedido que Ripoll afirmara tras la reunión que ha votado en contra de los cambios porque "el diagnóstico está mal hecho" y que ha recibido "amenazas" en el comité ejecutivo por su oposición a las "soluciones malas" que, a su juicio, ha planteado el presidente valenciano. "Creo que hoy no hemos resuelto lo importante. Lo importante no era sustituir a Ricardo Costa, sino atajar las causas" que han desembocado en esta crisis, ha afirmado Ripoll. "Me han amenazado con algunas cosas. Me han dicho que las listas se hacen dentro de año y medio. Y... ya saben lo que pasa", ha denunciado el dirigente alicantino. Ripoll ha criticado también que se haya marginado a Alicante en la reestructuración: "Creo que a mí, a Alicante, se me ha querido dejar fuera". A pesar de ello, y de los que según Ripoll le han señalado "la puerta" de salida del PP, el presidente provincial de Alicante afirma sentirse "muy cómodo" en el partido.

Por su parte, el portavoz socialista en las Cortes Valencianas, Ángel Luna, ha calificado la remodelación de "confusa e improvisada". Luna mostró su preocupación por el grado de confusión entre Parlamento y Consell en la manera de funcionar de Camps. Y, sobre todo, criticó el nombramiento de Rafael Blasco como nuevo portavoz parlamentario del PP. "Camps sabe que tendrá más problemas con la Justicia. Por eso se ha buscado un experto en tener problemas con la Justicia, en eludir la acción de la Justicia y manejarse en unos terrenos resbaladizos que bordean la legalidad".

www.elpais.es 02.11.09

Beteta quiere que Cobo "pida perdón por las mentiras que ha dicho"

El Consejero de Economía del Gobierno de Esperanza Aguirre pide al vicealcalde madrileño que reconozca "que se ha equivocado" y que "acepte la sanción que le imponga el partido"

El consejero de Economía y Hacienda de Madrid, Antonio Beteta ha manifestado hoy que "es fundamental" que el vicealcalde madrileño, Manuel Cobo, "pida perdón por las mentiras que ha dicho", en alusión a las declaración que Cobo hizo a EL PAÍS en una entrevista publicada el pasado lunes. contra la presidenta regional Esperanza Aguirre y que, en consecuencia, acepte la sanción que le imponga el PP.

Al término de una visita a una pastelería tradicional madrileña, Beteta ha insistido ante los periodistas en que Cobo debe reconocer "que se ha equivocado gravemente, que ha dicho mentira y pedir perdón" y que "acepte la sanción que le imponga el partido".

El responsable de Economía en el Gobierno de Esperanza Aguirre ha puntualizado que las "cuestiones de carácter estatutario" competen al Comité nacional de Derechos y Garantías del PP, que deberá adoptar la decisión final sobre las palabras de Cobo.

Según el consejero, las declaraciones en las que el vicealcalde calificaba de "vómito" la actitud que mantenían Aguirre y su equipo en Caja Madrid, "nunca se han dicho en los Comités internos del partido".

www.elpais.es 01.11.09

RAJOY NO PUEDE CON ELLA

Es su peor pesadilla. Cada día, con su actitud, le recuerda que él está en la oposición y ella gobierna. La resistencia de Esperanza Aguirre debilita al líder y desestabiliza al PP, sumido en el caos. El entorno de Rajoy le pide que acabe con ella. Él está harto, pero no logra dominarla. Es su peor pesadilla. Cada día, con su actitud, le recuerda que él está en la oposición y ella gobierna. La resistencia de Esperanza Aguirre debilita al líder y desestabiliza al PP, sumido en el caos. El entorno de Rajoy le pide que acabe con ella. Él está harto, pero no logra dominarla

A Mariano Rajoy cada día le cuesta más entender lo que le pasa. Él, según explica su entorno, cree que hizo los deberes: ganó las gallegas, ganó las europeas, y contaba con tener tres años tranquilos hasta las elecciones de 2012. Pero el PP, un año y medio después de la peor crisis de la historia reciente del partido, está casi donde estaba. Dividido, con una sensación total de caos, de desgobierno. ¿Cuál es el problema? Para los marianistas, el problema se llama Esperanza Aguirre. Es ella la piedra con la que siempre tropieza Rajoy. Y algunos, los más extremistas, le piden que acabe con ella de la única manera que puede: montando una gestora en Madrid, colocando una dirección alternativa controlada por él, dirigida por Ana Mato, punto de encuentro entre el aznarismo y el marianismo.

Pero la respuesta que Aguirre está dando a quienes le han preguntado por esa posibilidad deja muy claro a qué clase de personaje político se enfrenta el líder del PP. "Que me monten una gestora si se atreven. ¿Con qué motivo? Yo les monto una cacerolada que lo de Argentina va a parecer cosa de aficionados", ha comentado con ironía la todopoderosa presidenta del PP de Madrid, que se ganó ese puesto después de arrasar a su rival, Alberto Ruiz-Gallardón, en un congreso regional en 2004 en el que él presentó precisamente al personaje clave de la semana, Manuel Cobo, su mano derecha.

Aguirre supone un auténtico tormento constante para Rajoy, cuyo carácter es antagónico al de la siempre impetuosa lideresa. Él retrasa todas las decisiones y evita siempre que puede a los periodistas. El líder no se define ni siquiera sobre los refranes que le gustan. "La fortuna es de los audaces, sí, pero hombre precavido vale por dos", ha llegado a decir para que no quede claro con cuál de esas dos ideas contradictorias se queda.

Mientras él reflexiona, ella siempre se adelanta. Habla todos los días, responde a todas las preguntas, opina de todo, se precipita, se equivoca, pide perdón -como sucedió recientemente cuando acusó a Alfredo Pérez Rubalcaba de espiar al PP- en una especie de rueda permanente que la coloca siempre en primera plana, principalmente en los medios conservadores sobre los que tiene gran ascendencia, y oscurece la labor del líder. Para él, es como un espejo maldito: cada día le recuerda que ella gobierna con su cómoda mayoría absoluta y él sigue en la oposición tras dos derrotas.

Esta situación ha llegado al extremo de que el PP de Rajoy propuso en el Congreso dotar a los maestros de la condición de autoridad, como un policía, y casi nadie se enteró. Unas semanas después, ella anunció lo mismo en la Cámara autonómica, y pese a que la iniciativa no cambiaba nada porque ya había una orden de la Fiscalía General, fue portada de todos los medios conservadores y monopolizó las tertulias.

Pero es en los momentos más difíciles cuando más daño, según analizan varios dirigentes, le hace Aguirre. Porque ella siempre va a su ritmo. En la crisis del PP de Valencia por el caso Gürtel, la que más ha preocupado al líder, porque él se ha jugado su imagen apoyando a Francisco Camps, ella también ha sido decisiva. La caída de Ricardo Costa, con los graves problemas internos que ha provocado y la total desautorización de Camps, se precipitó cuando Aguirre decidió expulsar a sus tres diputados imputados, lo que dejó en evidencia, de nuevo, a Rajoy y Camps.

Por eso, al llegar la batalla definitiva de Caja Madrid, y en medio de un cuestionamiento generalizado de la autoridad del jefe y su equipo -hasta José María Aznar ha llegado a decir que hace falta "un líder, y no varios"- el entorno de Rajoy le presiona para que haga algo con Aguirre. Ella, siempre habilidosa y audaz, ha aprovechado de nuevo la situación a su favor. La entrevista de Cobo en EL PAÍS, en la que dijo que lo que ella y su equipo estaban haciendo con la candidatura de Rodrigo Rato para presidir Caja Madrid "es de vómito", le ha servido para mantener viva una batalla que empezaba a perder. Y para demostrar, una vez más, que ella con Rajoy no se trata como una subordinada con un jefe, sino de tú a tú, de igual a igual. "No pienso tener ninguna interlocución con una dirección que no condena las palabras de Cobo, me ha llamado fascista", le ha dicho varias veces a Dolores de Cospedal, la secretaria general.

Con Rajoy habló el lunes. El enfrentamiento entre ambos ya es total, y no hubo mucho disimulo, según diversas fuentes aguirristas y marianistas. Ella insinuó que él, buen amigo de Cobo, estaba detrás de la entrevista. "¿Mariano, tú te has desayunado como yo con esto o la conocías antes?", le espetó. "Esperanza, yo la he visto esta mañana, como tú", le dijo él para desvincularse.

Y sin embargo, varios marianistas señalan que, en el fondo, algunas cosas que denuncia Cobo son básicamente ciertas. Aguirre, insisten, ha mantenido varios pulsos con Rajoy, y hasta ahora los ha ganado todos. Logró, con su amenaza de dimitir, que el líder no colocara a Gallardón en las listas del congreso en 2008. Y sobre todo venció la batalla del espionaje, a principios de este año. Rajoy decidió abrir una investigación interna ante el escándalo de que funcionarios de Aguirre, dependientes de una persona cercana a ella como Sergio Gamón, habían espiado a compañeros de partido como Alfredo Prada y el propio Cobo.

Aguirre abrió una comisión de investigación en la Cámara autonómica que no investigó nada y se cerró en cuatro sesiones sin escuchar a los espiados. Rajoy dejó "en suspenso" la investigación interna, cediendo a sus exigencias, pero la prueba mayor de la fortaleza de Aguirre es que ni siquiera con la imputación de Gamón y tres asesores por una juez de Madrid, en septiembre, el líder ha dado la orden de reabrir esa investigación. Aguirre, por tanto, también se ha librado del asunto del espionaje.

Por eso la sensación de impotencia se ha instalado entre los defensores de Rajoy, que ven cómo ella, a la que han dado por muerta muchas veces con la sucesión de escándalos, siempre sobrevive. La mayoría la teme.

"Deberíamos apoyar a Cobo, denunciar que se espíe a compañeros de partido, pero todos le tenemos terror, porque sabemos que te la guarda para siempre, y tiene mucho poder, especialmente en los medios. En Madrid hay un régimen aparte. Muchos pensamos como Cobo, pero sólo él se atreve, por su carácter, por lo que ellos le han hecho con el espionaje y porque, y no es poco, es millonario y eso le hace muy independiente, como dijo él en la entrevista", confiesa un dirigente, muy preocupado.

Los aguirristas, por el contrario, están convencidos de que es Rajoy quien ha decidido hace mucho tiempo acabar con ella, el que siempre organiza maniobras para debilitarla. De hecho, se temen que el anuncio del líder de que el martes dará "respuestas" a los militantes, desconcertados ante un partido que va de crisis en crisis, apunte hacia un cruce de reproches hacia ella del líder y los barones regionales, muchos de ellos muy alejados de la presidenta madrileña.

Hace un año y medio, cuando Rajoy sufrió, tras su segunda derrota, una crisis de liderazgo sin precedentes en el PP , los barones le dejaron claro, en público y en privado, que si ella era la opción para sucederle preferían que se quedara. Y los aguirristas temen que de nuevo, la dirección quiera dejar en evidencia su soledad interna.

La frase de Rajoy anunciando un jueves que el martes tomará medidas ha desatado todo tipo de especulaciones. Incluso bromas. "Me recuerda a Tip y Coll, que siempre decían 'y la próxima semana, hablaremos del Gobierno, pero nunca lo hacían", señala uno. Otros temen que se creen demasiadas expectativas para acabar en un duro discurso de llamada al orden de sus dirigentes sin ninguna medida drástica.

Pero pase lo que pase el martes, lo que todos asumen como imposible de reconducir es la relación entre Rajoy y Aguirre. Él está dolido porque considera que ella, al no aceptar hace tres semanas, en un desayuno en Copenhague, al candidato que él proponía para Caja Madrid, Rodrigo Rato, ha cometido un acto de grave indisciplina, de desautorización total. Además, los marianistas creen que la candidatura de Ignacio González, vicepresidente de Madrid, con el que Rajoy tiene un grave enfrentamiento personal, es una provocación.

Ella está aún más molesta, porque le culpa de haber llevado al límite una situación que podía haberse resuelto hace meses sin discrepancias. En noviembre de 2008, cuando la crisis de Caja Madrid ya se había desatado -los aguirristas maniobraban para impedir que continuara de presidente Miguel Blesa, un aznarista que lleva 12 años en ese puesto- Rajoy llamó a Aguirre. "Ponemos al que tú me digas: Rato, Manuel Pizarro, Luis de Guindos", sentenció ella. "Ya veremos", fue la respuesta. En marzo, ella insistió. "Rodrigo quiere ser presidente". Según la versión aguirrista, Rajoy puso "cara de cuerno". Así que ella le dijo a su mano derecha, Ignacio González, que se trabajara el puesto. Y éste incluso habló con Rajoy, que le dijo que no se opondría.

Por eso los aguirristas están convencidos de que Rajoy ha optado finalmente por Rato para tratar de enfrentarle con ella, ya que hasta ahora habían caminado juntos, hasta el punto de que se habló de un pacto entre ellos para llegar al poder. Ella no puede enfrentarse a él, compañero de clase de su marido en los jesuitas, indiscutible líder alternativo a Rajoy. Por eso ella ha hablado con el ex vicepresidente para aclararle que no tiene nada contra de él. El miércoles volvieron a hablar. "Diles que arreglen primero lo de Cobo y hablaremos". Rato habla casi a diario con Rajoy, según diversas fuentes, y tanto él como sus partidarios dan por hecho que finalmente se impondrá.

Caja Madrid se puede arreglar, pero ya no es ni siquiera lo más relevante. "Después vendrán las listas autonómicas y municipales, y luego otra vez si Gallardón va en las listas al Congreso. Nunca acabará", sentencia un marianista. "Se están preparando para llegar a 2011 en una situación insostenible. En ese año tocaría un congreso para ratificar a Rajoy como candidato. Y ahí darían el golpe", se preocupa otro dirigente.

Algunos creen que el enfrentamiento final es inevitable. Otros son más pactistas. "Esperanza tiene que entender que no puede ganar las elecciones de 2011 en contra de la dirección nacional. Hay que arreglarlo", sentencia un miembro de la dirección. Ella, dicen los suyos, tiene la imagen externa tocada pero está absolutamente decidida a presentarse en 2011. Quiere ganar para demostrar a todos sus críticos su principal valor: su fuerza electoral.

¿Y el líder? Está harto de todos los líos, dicen los que hablan con él. Pero también está tranquilo, porque cree que, pese a todo, ganará las elecciones de 2012. No sólo se lo dicen las encuestas que le prepara Pedro Arriola, su gurú. También su idea de la política. Rajoy, según varias personas que le conocen, cree mucho más en las corrientes de fondo y en los ciclos que en la imagen del día a día. Tiene una visión de la política española similar a la de la época de la restauración, cuando Cánovas y Sagasta se alternaban en el poder como un péndulo. Y Rajoy está convencido de que en 2012 le toca al PP. Pase lo que pase.

www.elpais.es 01.11.09 

SEGUNDO ASALTO PARA TUMBAR A MARIANO RAJOY

La gestión del caso Gürtel y la guerra de poder en Madrid someten a un nuevo examen de autoridad al líder de los conservadores

El líder del PP, Mariano Rajoy, está inmerso en una batalla interna que le suena de algo. Como si un día de estos, al despertarse, el tiempo le hubiese devuelto a los meses previos a junio de 2008, cuando el XVI Congreso Nacional de su partido le reeligió presidente. A esa etapa en la que un sector del PP, jaleando la posibilidad de que la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, o el diputado Juan Costa presentaran candidaturas alternativas a la de Rajoy, dejó al descubierto las dudas sobre la capacidad de liderazgo de su jefe de filas. De aquel asalto, el líder del PP salió vivo. Pero herido.

Desde hace varios meses, el jefe de la oposición intenta, entre sobresaltos permanentes, llevar las riendas de un partido que, a cuenta del caso Gürtel, se le deshace por Madrid y por Valencia. En este periodo, los rivales internos y mediáticos de Rajoy han vuelto a ponerse los guantes de boxeo. Llega el segundo asalto, en el que repiten algunos de los actores del primero, como la propia Aguirre, Costa y el ex presidente José María Aznar, con sus continuos llamamientos a la necesidad de un liderazgo firme.

El líder del PP tiene ante sí un escenario peor que tras la derrota de 2008

Al tiempo, se han sumado nuevos actores. El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, ha perdido el papel del fiel escudero de su jefe para plantarle cara desde Valencia. Y en Madrid, Aguirre y el alcalde Alberto Ruiz-Gallardón han elevado los decibelios de su ya clásico enfrentamiento provocando la indignación del resto de dirigentes conservadores que parecen haberse unido bajo el lema "El PP es algo más que Madrid". El resultado es que nadie en el partido duda de que Rajoy se la vuelve a jugar.

Público repasa las similitudes y diferencias de los dos momentos más difíciles a los que se ha enfrentado Rajoy como presidente del PP.

Las similitudes

En el PP hay quien sostiene que Aguirre, Costa y Aznar han entrado de nuevo en escena porque las heridas del congreso siguen abiertas. Como aglutinador de estas posturas, la derecha mediática regresa con fuerza para tomar partido.

Aguirre, un nuevo órdago

Aunque por motivos diferentes, Aguirre sigue siendo uno de los dolores de cabeza de Rajoy. En 2008 jugó al despiste. Amagó con presentar una candidatura a la presidencia del PP. No lo hizo. Pero, al igual que ahora, su ejército de fieles estuvo a la altura de las circunstancias, preparando el terreno por si "la jefa", como la llaman, daba el salto. Nadie en el PP olvida cómo Ignacio González, vicepresidente de la Comunidad, acusó a Rajoy en un Comité Ejecutivo Nacional de tener al partido "sin dirección".

El PP madrileño presiona a Génova para que castigue a Manuel Cobo

Ahora la bronca tiene como escenario el proceso de renovación de Caja Madrid. Rajoy ha cerrado un acuerdo con Rodrigo Rato para que el ex vicepresidente del Gobierno se ponga al frente de la cuarta entidad financiera española. Pero Aguirre quiere que sea González el que ocupe el sillón que deje vacante Miguel Blesa. En los últimos meses Rajoy ha intentado en más de cuatro ocasiones que la presidenta diese su brazo a torcer. Pero no está dispuesta. Además, es ella la que tiene la última palabra sobre el futuro de la caja.

Desde que el pasado lunes el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, cargara contra la presidenta en una dura entrevista en El País, ésta ha decidido apretar aún más las tuercas a Rajoy. Su mensaje ha sido claro: todo acuerdo sobre Caja Madrid queda en suspenso hasta que el partido sancione a la mano derecha de Gallardón. Independientemente de lo que suceda con Cobo, en el PP tienen claro que González no puede ser presidente de la entidad. "En un momento económico tan delicado no puede ponerse a cualquiera al frente de una caja sólo porque se le ponga en las narices a Aguirre", comenta un veterano diputado.

Rajoy responde a los escándalos con un "actuaremos cuando toque"

Juan Costa, el regreso

Juan Costa no es uno más entre los 153 diputados del PP. Ex ministro, se encargó de coordinar el programa electoral del PP en 2008. Tras la derrota, otros compañeros del partido le animaron a plantar cara a Rajoy y presentarse como candidato alternativo en el congreso de Valencia. Pero Costa finalmente no dio el paso, tras percatarse de la dificultad de obtener el aval de 600 compromisarios en un proceso precongresual férreamente controlado por el equipo de Rajoy. Pero Juan Costa no se retiró en son de paz, sino recordando que el partido necesitaba "un nuevo liderazgo". Ahora, ha regresado con un discurso similar para cargar contra la forma en la que el partido ha gestionado la implicación de su hermano Ricardo, ex secretario general del PP de la Comunidad Valenciana (PPCV), en el caso Gürtel.

El pasado viernes, el discurso crítico de Juan Costa cobró más contundencia. Su hermano acababa de ser suspendido de militancia por su negativa a dejar de ejercer como número dos del PPCV pese a las presiones de la dirección nacional. "Los liderazgos fuertes son fuertes con todo el mundo y no sólo con los más débiles, son liderazgos en los que no es necesario demostrar la autoridad, la autoridad se demuestra tomando decisiones", afirmó. Conclusión: que su hermano está siendo utilizado como chivo expiatorio.

José María Aznar, el pasado

Juan Costa ha reaparecido para cuestionar la autoridad de Rajoy

La mirada al pasado se ha convertido en la nota dominante de estas dos grandes crisis del PP. En este ejercicio, emerge la figura de José María Aznar.

En la etapa precongresual fueron muchas las voces en el partido que animaron al ex presidente a opinar, e incluso a regresar. Intentó mantenerse al margen. Pero en su discurso del 21 de junio en Valencia se desquitó. Primero, reivindicó la valía de la ex líder del PP vasco María San Gil y de los ex ministros Ángel Acebes y Eduardo Zaplana, que marcaron distancias con el líder en los meses previos al congreso. Y después, en una etapa en la que Rajoy insistió en su voluntad de hablar "con todas" las fuerzas políticas, Aznar recordó cómo había llegado el PP al poder en 1996: "Primero ganamos las elecciones y, después, gobernamos con diálogo y acuerdos. Por ese orden".

Ahora, el presidente de honor del PP y de FAES ha vuelto a dejarse ver. Diversas fuentes consultadas aseguran que "no ha hablado para herir a Rajoy, sino por el bien del PP". Pero sus declaraciones no han pasado inadvertidas. El pasado jueves, cuando el PP atraviesa una de las peores crisis de su historia, insistió en un acto en Barcelona en la necesidad de "un partido cohesionado, un proyecto y no 17, y un líder".

Derecha mediática, los altavoces de la crisis

"Su arbitrariedad [la de Rajoy] con Costa y el manejo de los tiempos, si no soluciona los problemas rápido, avivará el debate sobre cómo ejerce su liderazgo". El tono de este editorial de El Mundo, publicado hace un par de días no dista nada de los de este mismo diario en los meses posteriores a la derrota electoral del PP del 9 de marzo de 2008. Por aquellas fechas, intentaba marcar los pasos a Rajoy recordándole que si encadenaba una racha de derrotas en las autonómicas se le acabarían "sus oportunidades y su liderazgo se tornará insostenible".

Aguirre vuelve a retar a su jefe, esta vez por el control de Caja Madrid

También Federico Jiménez Losantos, en la Cope, dudó de la capacidad de Rajoy: "Nunca se ha caracterizado por ser un trabajador a destajo".

En el PP viven con preocupación cómo los medios que en los últimos meses les han respaldado toman partido en esta crisis. Incluso La Razón, próximo al líder del PP, sostuvo el martes que "Rajoy debe hacer un esfuerzo de coordinación y de diálogo para evitar desgarrones internos que le debilitan". Pero el diario no se conformó con golpear al presidente conservador. También fue a por su secretaria general: "Se echa en falta una mayor capacidad de anticipación y sagacidad de su número dos, Dolores de Cospedal, una colaboradora leal y de gran inteligencia, pero con limitada capacidad para aunar voluntades y apagar fuegos".

Las diferencias

En este segundo asalto al liderazgo de Rajoy, la dirección nacional del PP tiene que hacer frente a un cambio de escenario. Los escándalos de corrupción han entrado de lleno en las filas conservadoras, sobre todo en la Comunidad Valenciana y Madrid. Y Camps ha pasado de ser el principal apoyo de Rajoy a ser el principal problema. Todo, en un contexto en el que el malestar en el partido por la guerra entre Aguirre y Gallardón es más que manifiesto y en el que otras comunidades como Castilla y León y Navarra empiezan a dar síntomas de inestabilidad.

Francisco camps, cae el fiel escudero

En los meses previos al congreso de Valencia, cuando no estaba muy claro que Rajoy fuese a ser el único candidato, Francisco Camps fue el primer barón regional en posicionarse a su favor.

Aznar exige un PP "cohesionado, un proyecto y no 17 y un líder"

Un gesto que no pasó inadvertido para Rajoy, máxime cuando el president era señalado como uno de los líderes conservadores con absoluta capacidad para hacerle sombra. Como muestra de agradecimiento, a Rajoy le tocó corresponder a su barón dando la cara por él cuando fue imputado en el caso Gürtel. Pero los continuos tropezones de Camps han hecho a Rajoy perder la paciencia. "La relación entre Mariano y Paco está rota", alerta un dirigente autonómico.

La forma en la que ha gestionado la salida de Ricardo Costa ha sacado a Rajoy de sus casillas. Primero, por no conseguir, tal y como estaba previsto, que este renunciase a su cargo el 9 de octubre, Día de la Comunidad. Y después, al imponer a Génova, sede nacional del PP, la continuidad de Costa como secretario general del PPCV, cuando Rajoy ya lo daba por cesado.

Enfado con Madrid, la lucha que no cesa

En el PP están acostumbrados a las luchas entre Aguirre y Gallardón. "Pero lo ocurrido esta semana no tiene nombre", se lamenta un dirigente provincial en alusión a la entrevista en la que el vicealcalde de Madrid aseguraba que, en la refriega por Caja Madrid, "los cercanos a Aguirre han puesto a Rato en un escaparate de cloacas y ambiciones".

Estas declaraciones han puesto en pie de guerra a otras comunidades, desde las que se quejan de que episodios como este empañen el trabajo que ellos desempeñan "pueblo a pueblo".

Uno de los primeros líderes regionales en quejarse en público fue el vasco Antonio Basagoiti, que exigió acabar con estos enfrentamientos antes de que los ciudadanos acaben "hartos". Por su parte, Ramón Luis Valcárcel, presidente de Murcia, invitó a su jefe de filas a "llamar al orden a todos aquellos que sacan los pies del tiesto". "En esto hay unanimidad: el partido no puede estar a expensas de lo que ocurra en Madrid. Alguien tiene que ponerle freno", explican desde el PP de Extremadura.

Nuevos incendios, el reto de Castilla y Léon

Mientras arden Madrid y Valencia, Rajoy debe acudir a apagar otros incendios. El más reciente es el desatado en Castilla y León, donde el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, uno de los barones con más peso en el partido, ha retado a Rajoy a cerrar la crisis de Caja Madrid. De lo contrario, se planteará no concurrir a las autonómicas de 2011. También Navarra necesita la implicación de Rajoy. "Desde la ruptura con Unión del Pueblo Navarro, hace ahora un año, el PP no ha resuelto su implantación en el territorio", recuerda un diputado.

Y en Baleares, la marcha de Rosa Estaràs de la presidencia del partido, ha provocado que desde dentro se exija la celebración de un congreso.

Corrupción, el huracán Gürtel

El caso Gürtel es la peor pesadilla a la que se ha enfrentado Rajoy en los últimos meses. Todo estalló en febrero de 2009, cuando varios cargos madrileños empezaron a ser investigados por su presunta relación con la presunta red de corrupción de Francisco Correa. La situación se agravó cuando la lista de implicados engordó con nombres como el del senador Luis Bárcenas o el diputado Jesús Merino. Y cuando dirigentes como Camps o Costa aparecieron entre las investigaciones de la rama valenciana. Por si esto no fuera suficiente, todavía hay una patata muy caliente sobre la mesa: un informe de la Brigada de Blanqueo de Capitales, donde se denuncia la financiación irregular del PPCV. Y eso sin pensar en los miles de folios del sumario que siguen bajo secreto.

La actitud del PP antes estos escándalos ha variado por etapas. Primero, se negaron los hechos. Más tarde, el partido optó por atacar a jueces, policías y fiscales. Y cuando el PP clamaba para que Rajoy cortase cabezas, este aplazaba cualquier decisión recurriendo a su ya célebre frase de "actuaremos cuando tengamos que actuar".

www.publico.es 01.11.09

LA GUERRA DE LOS SEIS AÑOS

Esperanza Aguirre dirige la Comunidad de Madrid con mano de hierro desde 2003. Ha extendido su influencia y ha acumulado tanto poder como para desafiar al propio Mariano Rajoy

Si hubiera que poner una fecha al nacimiento del imperio político de Esperanza Aguirre, sin duda podría ser la tarde del 7 de julio de 2002. Ese domingo, Aznar convocó a Alberto Ruiz-Gallardón al palacio de la Moncloa. El entonces presidente del Gobierno lo condujo a su despacho y le propuso que se fuera al Ayuntamiento de Madrid. Gallardón había ocupado durante ocho años la presidencia de la Comunidad y este paso atrás no entraba en sus cálculos. Pero en aquellas épocas el jefe mandaba con puño de acero. Asegurada la capital, sólo faltaba saber quién podría competir para conservar el poder en la región. Consultado sobre el asunto, Gallardón deslizó el nombre de Esperanza Aguirre. Quizá porque sabía que Aznar ya la había incluido en su lista, o porque consideraba que no le resultaría difícil de manejar. Aquella decisión cambió para siempre el futuro de su partido. Desde entonces, la historia de la política madrileña se ha convertido en escenario de batallas donde uno y otro han medido sus fuerzas. Hasta ahora, Aguirre siempre ha ganado los pulsos y ha extendido, palmo a palmo, su influencia hasta acumular el poder necesario para desafiar a Mariano Rajoy. Ésta es la historia de la conquista de su poder:

La oscura traición

Esperanza Aguirre afrontó sus primeras elecciones a la Comunidad de Madrid con tan sólo un puñado de asesores. Aznar se los había cedido para que cambiara la imagen de política atolondrada que se había ganado por culpa del programa Caiga quien caiga. Su campaña carecía de la brillantez y de los apoyos que sí tenía Gallardón. Para compensar sus carencias inició un infatigable carrusel de viajes por casi todos los pueblos de la región. Su carrera electoral, calificada de caótica por miembros del partido, concluyó con la pérdida de la mayoría absoluta del PP en Madrid. Aguirre llegó a aceptar la derrota, mientras PSOE e IU se preparaban para gobernar en coalición. Pero el 10 de junio de 2003, dos diputados socialistas, Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez, se ausentaron del pleno de investidura que iba a forjar un Gobierno de izquierdas presidido por el socialista Rafael Simancas. El suceso, de consecuencias telúricas, se zanjó cuatro meses más tarde con unas nuevas elecciones que encumbraron a Aguirre a la presidencia del Gobierno regional. Atrás quedó una oscura comisión de investigación para aclarar una traición, que vino a llamarse el Tamayazo, y en la que durante dos meses se habló de promotores inmobiliarios, suites en hoteles y guardaespaldas pagados por empresarios vinculados al PP. En medio de todo, un capítulo que separó para siempre a Aguirre y Gallardón: durante la comisión en el Parlamento madrileño, Tamayo insistió en declarar para explicar su abstención. Mientras lo hacía, toda la bancada socialista se levantó y se marchó. También se ausentó Gallardón. Aguirre nunca le perdonó.

El asalto al partido

Una vez conquistado el Gobierno de la Comunidad, Aguirre se propuso controlar el partido. Hasta entonces, Pío García-Escudero había sujetado las riendas del PP madrileño. Durante 11 años fue una solución de consenso entre Gallardón y los partidarios de Rodrigo Rato y Aznar, mayoritarios en la región. Pero Aguirre tenía otros planes. En el verano de 2004 comenzó a filtrar que quería el mando del partido. Rajoy había cedido más poder a las organizaciones regionales y había encargado a García-Escudero el control del PP en el Senado. La presidenta madrileña quería aprovechar la oportunidad. Pero Gallardón intentaba conservar su hegemonía y frenar el poder emergente. Durante días se reunieron para buscar un pacto. Aguirre presidiría el partido, y Manuel Cobo, mano derecha del alcalde, sería el secretario general. Pero la presidenta consideró la oferta como un chantaje. El 13 de octubre de 2004, Aguirre asestó el primer gran golpe a Gallardón. Éste había amenazado con presentar a Cobo para enfrentarse a Aguirre, pero el vicealcalde ni siquiera logró los avales necesarios. La victoria de Aguirre fue aplastante. El alcalde midió mal sus fuerzas. Ignoró que Ángel Acebes, entonces secretario general del PP, apoyaba a su rival. De esa batalla surgió la frase atribuida a un dirigente popular: "A Gallardón se le admira, pero a Aguirre se la admira y se la quiere".

Control de medios

A Aguirre siempre le han obsesionado los medios de comunicación. Nada más alcanzar el Gobierno regional envió a su ex jefe de prensa Manuel Soriano a dirigir Telemadrid. Pronto arreciaron las quejas por "manipulación informativa" y "sectarismo". Varios directivos de informativos abandonaron la cadena por "presiones políticas". Los sindicatos (UGT, CC OO y CGT) han criticado duramente la gestión de la televisión. La plantilla se ha reducido en 200 profesionales y varios polémicos episodios sacuden su credibilidad. En el primer aniversario del atentado del 11-M, la dirección de Telemadrid encargó un documental. Una vez terminado, y antes de emitirlo, Soriano lo remitió a Sol, sede del Gobierno regional, con una tarjeta en la que se leía: "Ha quedado muy bien cinematográficamente e ideológicamente...". Bruselas ha investigado la actuación de la televisión regional tras una denuncia de los trabajadores. En enero de 2008, la cadena emitió un reportaje con cámara oculta sobre el coladero de inmigrantes en que se había convertido el aeropuerto de Barajas. Poco después se descubrió que todo había sido un montaje. Unas cámaras de seguridad grabaron a reporteros de la cadena abriendo la puerta por donde supuestamente se colaban los inmigrantes. La gestión de Telemadrid ha provocado más de 19 huelgas y tres apagones. Es la única televisión autonómica que se ha quedado en negro. Una encuesta realizada a principios de año por EL PAÍS concluye que la mitad de los votantes del PP considera que la cadena es partidista.

El duelo fallido

El 15 de enero de 2008, con su ejército bien armado, Aguirre volvió a desafiar a Gallardón. El alcalde había pedido a Rajoy que lo incluyera en las listas para el Congreso de los Diputados. El movimiento facilitaría el salto del alcalde a la arena nacional y lo pondría en primera línea de salida si Rajoy perdía las elecciones generales que se celebrarían tres meses más tarde. Pero en una tensa reunión, Aguirre amenazó con abandonar la Comunidad de Madrid si Rajoy se plegaba a la petición del alcalde. El asunto provocó la peor derrota de Gallardón, que llegó a amenazar con abandonar la política. La presidenta se había quitado a un rival de en medio. Una vez celebradas las elecciones en marzo de 2008, y consumada la segunda derrota de Rajoy, Aguirre creyó llegado su momento. Mientras pronunciaba una conferencia ante un nutrido grupo de dirigentes de su partido, sugirió que competiría con Rajoy por el liderazgo del PP. El presidente de los populares, sentado frente a ella, recibió perplejo el mensaje. Las hostilidades habían comenzado. Durante semanas, los hombres de Aguirre lanzaron duros ataques a la dirección nacional. Mientras, ella buscaba apoyos para desbancar al sucesor de Aznar. Ignacio González, brazo derecho de la presidenta regional, se convirtió en su ariete. Acusó al líder del partido de haberlo "descabezado" y se enemistó para siempre con él. Pero los barones regionales (Camps en Valencia, Feijóo en Galicia y Arenas en Andalucía) blindaron a Rajoy. En junio de 2008, Aguirre compareció en el Congreso del PP en Valencia tocada y con bajas entre sus huestes. A pesar de su amago, la líder no logró reunir los avales necesarios. Rajoy cortó cabezas, expulsó a los aguirristas de la dirección del partido, y ella hizo lo propio en su Gobierno regional. Las cartas estaban sobre la mesa. Desde entonces, ella se ha refugiado en Sol, sede de la Administración regional, pero no deja de soñar con la planta noble de Génova, 13, sede del PP.

Espionaje a los críticos

Unas semanas antes del Congreso de Valencia, varios altos cargos del PP en Madrid fueron espiados. Casi todos ellos eran partidarios de Rajoy. Manuel Cobo y el ex consejero del Gobierno de Madrid Alfredo Prada, entre otros, fueron seguidos durante días. EL PAÍS publicó lo ocurrido en enero de este año. Las órdenes de seguimientos provenían de la Consejería de Interior de Madrid. El asesor de Seguridad de Aguirre, Sergio Gamón, había dirigido el departamento de donde procedían los espionajes, pero fue destituido tras verse involucrado en un turbio episodio relacionado con el robo de un ordenador. Aguirre no tardó en volver a contratarlo. La dirección nacional del PP abrió una investigación que fue cerrada en falso tras la promesa de Aguirre de crear una comisión sobre el espionaje. Al PP en la Asamblea de Madrid, controlado por la presidenta, le bastaron cuatro sesiones para dar carpetazo al asunto. Los populares pasaron la pelota a los tribunales con la confianza de que el asunto caería en el olvido. Pero un informe policial reveló que tres trabajadores del departamento de Gamón fueron "los autores de los partes de seguimiento". La denuncia que presentaron Cobo y Prada ha provocado la imputación de Gamón y sus asesores. Pese a todo, Aguirre ha quedado impune. Durante sus seis años de conquista ha hecho mucha sangre. Cobo sólo es una herida abierta, y el asalto a Caja Madrid, la última batalla, quizá la definitiva.

www.elpais.es 01.11.09

EL LADO SALVAJE DE GALLARDÓN

Manuel Cobo es amigo, mano derecha y 'brazo armado' del alcalde de Madrid. En medio de la guerra por Caja Madrid, Aguirre ha pedido su cabeza por la entrevista concedida a EL PAÍS

Aquella mañana salió de casa y se despidió de su mujer y sus cuatro hijos anunciándoles que iba a ser el último día. Había terminado con aquella aventura de 13 años. Ese 15 de octubre de 2004, los recuerdos de sus mejores días en la primera línea política estaban manchados por la durísima, triste y cruel derrota sufrida ante los miembros de su partido. Ante lo que consideró una "traición". Manuel Cobo Vega (1956, Ponferrada) había tenido que retirar su candidatura para presidir el PP de Madrid tras comprobar, en una tensa y dolorosísima reunión, que no tenía ni el 10% de los apoyos. Esperanza Aguirre se había hecho con el poder definitivo. Así que él, "asqueado", presentó una dimisión que Alberto Ruiz-Gallardón no quiso aceptar. Una hora más tarde, en la rueda de prensa, se despachó contra un sector de su partido al que acusó de utilizar "políticas talibanes", de "injurias" y de poner en peligro "la unidad del partido".

"Está seguro de que le han espiado y lleva tragando mucho tiempo", cuenta un compañero de Cobo

Cinco años después, Cobo volvió a hablar claro en una entrevista con EL PAÍS sobre la misma gente de su partido. Esta vez, en plena lucha por el control de Caja Madrid, les acusó de crear una "gestapillo" para espiarle y de haber puesto a Rodrigo Rato en "un escaparate de cloacas y ambiciones". Aquella unidad en peligro a la que aludió ya está resquebrajada. Aguirre controla el partido regional, incluidos los 13 concejales (un 40% de los ediles del PP) del Ayuntamiento de Madrid que esta semana pidieron la cabeza de Cobo, su portavoz. La guerra destapada entonces llega a su punto álgido.

La presidenta regional ha pedido el pescuezo de Cobo a Mariano Rajoy para seguir hablando de Caja Madrid. Pero su jefe no piensa dejarle caer. Porque es imposible entender la carrera política de Manuel Cobo sin la figura de Alberto Ruiz-Gallardón. Son el complemento perfecto, al estilo de lo que, durante un tiempo, fueron los socialistas Felipe González y Alfonso Guerra. Uno, apasionado de la ópera y la literatura; el otro, del mus y del fútbol. Uno, el jefe, medido y muy correcto; el vicealcalde, mucho más impulsivo y agresivo con el contrincante, despiadado muchas veces. Cobo es, en suma, el lado salvaje de Gallardón.

Afiliado al PP desde 1986 (al día siguiente de que el partido perdiera las generales) y después de ejercer nueve años como abogado en el grupo Camuñas, decidió entrar en política en 1991. Hijo del constructor Manuel Cobo Calleja y con la vida relativamente resuelta, no necesitaba un empleo en política. Pero se animó con la "traición" del diputado tránsfuga Nicolás Piñeiro, del Partido Regionalista Independiente de Madrid (PRIM), que había impedido en 1989 que una moción de censura del PP y CDS prosperara en la Asamblea de Madrid contra el entonces presidente autonómico, Joaquín Leguina. A través de Carlos López Collado, quedó para comer con Gallardón, entonces todavía en la oposición de la Asamblea. "Le pidió entrar en el equipo y hacerlo con el mismo número de la lista que tenía Piñeiro", recuerda un colaborador de Cobo. Finalmente, se conformó con el 26, pero entró.

Encargado al principio de rebuscar irregularidades en los contratos del Gobierno, empezó a destacar. El caso de corrupción Construcciones Atocha, que desquició a Leguina, le granjeó la simpatía del jefe, que vio en él a un tipo audaz y con un carácter ácido y siempre corrosivo que le hacía reír. En 1995, cuando Gallardón alcanzó la presidencia, él ocupó la portavocía del grupo. "Todavía no tenían esta amistad. Pero se convirtió en un excelente portavoz. Consiguió que el grupo estuviera unido. Por su forma de ser, en aquella época era conciliador, te escuchaba... el grupo funcionaba como un reloj. Fue el mejor portavoz", recuerda un cargo del PP hoy en el bando aguirrista.

Sus dotes para el trabajo, la buena relación y la dureza mostrada como portavoz le fueron acercando a Gallardón y éste le nombró consejero de Presidencia y de Hacienda. Ya era el más poderoso. "El vicepresidente era Luis Eduardo Cortés, pero Cobo ejercía como tal. Eso creó recelos. Cortés tenía el despacho fuera de la Puerta del Sol y el de Manolo estaba al lado del de Gallardón", recuerda un colaborador.

"Es muy celoso de su relación con Alberto. Le tiene adoración infinita. Todo lo del alcalde lo quiere hacer él", señala una fuente del PP regional que le conoce bien. "Por Alberto se tiraría del Viaducto", apunta un colaborador. Desde entonces no falta nunca a los llamados maitines. Incluso llegaron a celebrarse, recién operado de cervicales y en plena campaña que él dirigía, en su casa. Y esa tremenda lealtad -"lo malo es que muchas veces no le lleva la contraria a Alberto", dice una antigua colaboradora- quizá fue la que le llevó a aceptar la misión suicida que le encomendó su jefe. El miércoles 6 de octubre de 2004, Gallardón, Aguirre y sus respectivos escuderos (Cobo e Ignacio González) quedaron a cenar. Ella aspiraba a la presidencia del partido en Madrid, y Gallardón reclamó una lista de consenso en la que, como mínimo, Cobo tenía que ser secretario general. O eso, o al día siguiente lo presentaba como candidato a la presidencia del partido. "No acepto chantajes", anunció Aguirre, que pagó la cuenta y se fue a las 23.30.

Y así se desató la guerra. Gallardón lanzó a su hombre contra el aparato del partido. Y una semana después llegó la constatación de que se había subestimado a Aguirre. El miércoles 13, reunidos en una sala de Génova, 330 miembros del PP regional expusieron sus preferencias para evitar un congreso sangriento. Sólo ocho defendieron la candidatura de Cobo, que asistió desencajado al festín que se dieron los que hoy piden su cabeza en un manifiesto.

La pasión con la que al día siguiente se despachó, la que tiene para todo, es la misma, dicen algunos, que la que siente por el Real Madrid. Socio desde hace 40 años -"se hizo por Amancio Amaro", señala un amigo-, la derrota del equipo blanco le puede amargar el día. Es una enciclopedia andante del fútbol. "En política es igual. Manolo es un forofo. Es completamente transparente, para lo bueno y para lo malo", explica un compañero en el Ayuntamiento. "Le va la marcha y, aunque a veces le cueste controlarse, está muy tranquilo con todo lo que está pasando", comenta otro. "Ha dicho lo que ha dicho porque no aguantaba más. Está seguro de que le han espiado y lleva tragando mucho tiempo", insiste esta fuente. Cobo, tranquilo, asegura que explicará al Comité de Garantías todo lo que quieran. Nadie duda, quizá a veces para alegría de sus adversarios, de que tiene una personalidad explosiva.

En la recta final de la campaña de las municipales de 2007 se celebró en TVE un debate entre los candidatos a la alcaldía. El actual ministro de Industria, Miguel Sebastián, con la carrera perdida y acorralado, blandió la portada de una revista con el rostro de Montserrat Corulla, testaferro del cerebro de la trama de corrupción en Marbella, Juan Antonio Roca. Preguntó a Gallardón por la relación que mantenía con aquella mujer. El alcalde, desencajado, le contestó que no entraría en temas personales.

Al término del programa, Cobo bajó como un rayo al plató y arremetió a voz en grito. Los exabruptos dirigidos a Sebastián todavía se recuerdan: "¡Miserable! ¡Nadie ha hecho lo que has hecho tú!". Gallardón, que todavía no daba crédito a lo que había sucedido en directo, tuvo que contener a su escudero. "Déjalo, Manolo, déjalo", le dijo cogiéndole del brazo. Ángel Pérez, portavoz de IU, y Ana Blanco, la presentadora de TVE, alucinaban.

Pero hay otros dos debates en los que Cobo piensa con especial ilusión. El de investidura de la primera legislatura de Gallardón como presidente de la Comunidad, "porque él se metió en esto para que Gallardón fuera presidente", recuerda un compañero. Y, precisamente, el que nunca pudo mantener con el derrotado Miguel Sebastián en el Ayuntamiento de Madrid. "Le habría encantado tenerlo en la bancada de enfrente", remata la misma fuente.

www.elpais.es 01.11.09

Juan Costa cuestiona a Rajoy

El diputado critica que Camps no diera la cara por su hermano - Cospedal pide disculpas porque "los españoles no se merecen" lo que pasa en el PP

Juan Costa, diputado del PP y hermano del ex secretario general del partido en Valencia, avivó ayer el fuego del enfrentamiento entre los populares al cuestionar el liderazgo de Mariano Rajoy. A la misma hora, la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, pedía en Telecinco disculpas a los militantes de la formación y al conjunto de los españoles porque "no se merecen" la forma de actuar del principal grupo de la oposición.

La 'número dos' del PP asegura que es más grave lo de Costa que lo de Cobo

En su opinión, las declaraciones del ex secretario general del PPCV, Ricardo Costa, son "más graves" que las del vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, aunque calificó también éstas de "inaceptables". Cobo criticó el pasado lunes en EL PAÍS a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

Pese a las disculpas de Cospedal, el cruce de declaraciones se mantuvo. Juan Costa, que barajó presentarse como alternativa a Rajoy en el congreso del partido en Valencia en 2008, criticó también la actitud del presidente valenciano, Francisco Camps, al no respaldar a su hermano, como sí ha hecho Alberto Ruiz-Gallardón con su número dos, Manuel Cobo.

Lo hizo un día después de que la dirección del PP hiciera público un comunicado en el que recordaba "a todos los militantes su obligación de abstenerse y de hacer manifestaciones o declaraciones que puedan perjudicar la imagen o disciplina interna del Partido y advierte que, de producirse, aplicará los Estatutos del mismo". Juan Costa aseguró en TVE que hay que plantear una "reflexión interna" y que Rajoy "tiene que demostrar que es una alternativa real de gobierno". Además, aseguró que Camps "no ha estado a la altura" y que podría haber gestionado "mejor" la crisis abierta con el caso Gürtel.

Afirmó que no discute el liderazgo de Rajoy, pero según él, "muchos españoles" se están planteando si el PP es "una alternativa creíble y capaz" y por ello el partido tiene que abrir una "reflexión interna, profunda". "Hay militantes y personas en la opinión pública que pueden pensar que existe una cierta crisis de liderazgo" y que se pueden hacer las cosas mejor. Tras asegurar que "los liderazgos fuertes son liderazgos fuertes frente a todo el mundo y no solamente con los más débiles", Juan Costa dijo que Rajoy "tiene la responsabilidad de estar a la altura de lo que esperan la sociedad española y los militantes" del PP y "demostrarlo con acciones concretas", pero "a veces lo que hacen es justo lo contrario". "Cuando el liderazgo fuerte se ejerce con los débiles, en el fondo, lo único que se está haciendo es manifestar y poner encima de la mesa una prueba de la debilidad de ese liderazgo", añadió. Sobre Camps, dijo que los líderes políticos deben "dar la cara" y ofrecer explicaciones.

www.elpais.es 31.10.09

RAJOY SE HARTA DEL CAOS EN EL PP 

Cospedal fulmina a Costa mientras Camps le abraza - Aznar pide "un líder, no varios" - Herrera amenaza con dejar la política - Pizarro: "Sin pastor, el ganado se desparrama" - El líder dice que lo arreglará el martes: "Santo Job sólo hay uno"  

En el PP ya no queda vivo ni el mito de que los días malos son los lunes. Una sucesión de noticias, comunicados, imágenes y declaraciones convirtieron el jueves 29 de octubre en una de las jornadas más complicadas para Mariano Rajoy desde que es presidente del PP. Y batir ese récord, con las turbulencias que ha sufrido desde que perdió las elecciones en 2008, no era sencillo. 

La sensación de caos absoluto dominaba a la mayoría de los dirigentes al final de una jornada agotadora. Y todos los cabos sueltos que Rajoy ha ido dejando en las últimas semanas se juntaron para enmarañarse. Todo empezó con una frase de Ricardo Costa, al que su jefe, Francisco Camps, no se atrevió nunca a destituir formalmente en un Comité Ejecutivo, como exigen los estatutos. 

Costa lleva tres semanas esperando a que alguien en Génova le llame a declarar. Él dijo que suspendería sus funciones cuando le abrieran una investigación, pero nadie lo ha hecho. Así que, tal y como dice el acta firmada por su teórico sucesor, se considera secretario general. 

Por eso, en un claro reto a la número dos del PP, Dolores de Cospedal, que este mismo lunes insistía en que él ya no es secretario general, Costa señaló en las Cortes autonómicas valencianas: "Creo que, como militante y como secretario general, es importante que la dirección nacional ratifique la gestión del partido en estos años, ratifique mi gestión como secretario general y también ponga en valor mi honradez". 

Cospedal no se lo pensó dos veces y quiso demostrar una autoridad que muchos le cuestionan internamente. Un par de horas antes, en Telemadrid, el diputado Manuel Pizarro había dudado de ella. La secretaria general ordenó al presidente del Comité de Garantías, Alfonso Fernández Mañueco, que le cortara la cabeza a Costa sin contemplaciones. Y sin llamarle. 

El que fuera hasta hace nada la mano derecha de Camps se enteró a través de la prensa de que había sido suspendido cautelarmente de militancia. ¿El motivo? Oficialmente se desconoce, porque el comunicado no lo explica, aunque es evidente que Cospedal entendió que no podía ser desautorizada por Costa y dio un golpe en la mesa. Además había corrido la idea en los últimos días de que Camps pretendía recuperar a su mano derecha y ofrecerle un puesto de consejero. 

Mientras Cospedal echaba a Costa desde Madrid, Camps le abrazaba en las Cortes y después decía de él que es "un dirigente excepcional". Y mientras Génova liquidaba a Costa sin contemplaciones, los aguirristas contemplaban con gran enfado cómo Manuel Cobo era citado para el próximo miércoles, lo que puede retrasar la solución al conflicto de Caja Madrid, pendiente de la posible sanción al vicealcalde. 

El comunicado oficial de suspensión de Costa denotaba la enorme tensión y el desconcierto de la dirección nacional ante una situación descontrolada que la mayoría del partido interpreta como una falta de autoridad: "El Comité recuerda a todos los militantes su obligación de abstenerse y de hacer manifestaciones o declaraciones que puedan perjudicar la imagen o disciplina interna del Partido y advierte que, de producirse, aplicará los Estatutos del mismo". Esto es, se sancionará a cualquiera que diga algo estridente. 

Fue inútil. Poco después de que se hiciera público este comunicado, el ex presidente José María Aznar, nada menos que presidente de honor del partido, lanzaba un durísimo ataque indirecto a su sucesor. Cuando le preguntaron en un coloquio cómo ejercer el liderazgo, sentenció: "Un líder, no varios; un partido, no varios; un proyecto, no varios. La conjunción de estas tres cosas a mí me dio resultado", dijo. 

Aznar también dijo que las cajas de ahorro deberían ser privatizadas, y dio lecciones sobre cómo afrontar la corrupción, obviando que la mayoría de los implicados en el caso Gürtel tienen relación con su época de presidente, hasta el punto de que el principal imputado, Francisco Correa, fue testigo en la boda de su hija. "Si los dirigentes políticos no reaccionan, habrá un momento, dentro de muy poco, en que no podrán salir a la calle. La vida política tiene que estar dirigida por políticos responsables". 

Pero no sólo el ex presidente le complicó la jornada a Rajoy. Un teórico apoyo como Juan Vicente Herrera, presidente de la Junta de Castilla y León, amenazó con dejar la política ante la situación de deterioro que vive su partido. 

También entró en tromba en Telemadrid Manuel Pizarro, fichaje estrella de Rajoy en las elecciones de 2008. Primero sentenció que Rodrigo Rato sería "un buen presidente de Caja Madrid y un buen presidente del Gobierno", dejando así en evidencia a Rajoy, y después remató al hablar de la crisis en su partido: "El ganado tiene que tener un pastor por delante y un perro guardián. El líder tiene que ir delante, llevar un secretario general que ponga orden y un motor muy claro que son los principios, los valores e ideas con los que intentas imantar a la sociedad. Cuando no se hace esto el ganado se desparrama". 

Rajoy reventó por la noche, harto del caos en el que se había convertido su partido. En un mitin en Cartagena (Murcia) admitió que el PP "tiene un problema con la corrupción del caso Gürtel" y otro con la imagen que está dando por los enfrentamientos. "Sé lo que están pensando los militantes y dirigentes. He convocado un Comité Ejecutivo el martes. Allí tendrán su respuesta. Hablaré del respeto debido a la militancia, del interés general y de la lealtad. Tengo paciencia, pero Santo Job sólo hay uno en la historia". 

La interpretación más extendida anoche era que Rajoy tratará de resolver los problemas internos antes del martes, sin medidas drásticas, y ofrecer allí un discurso duro para tratar de cerrar la página de la división y empezar a hablar de la alternativa. Pero no es la primera vez que lo intenta, sin éxito.

www.elpais.es 30.10.09

UN DÍA PLAGADO DE ESCARAMUZAS 

- Ricardo Costa. "Creo que, como militante y secretario general, es importante que desde la dirección nacional se ratifique mi gestión y se ponga en valor mi honradez como militante, ciudadano y secretario general". 

- Ana Mato. "Las palabras de Costa, además de no ser oportunas, dañan al partido". 

- Juan Costa. "Me ha sorprendido profundamente la decisión [de suspender de militancia a su hermano]. Cuando se toman decisiones políticas hay que dar explicaciones, hay que ser transparente, y en ningún caso actuar de manera arbitraria". 

- Francisco Camps. "Todos en el partido tenemos el mayor respeto y avalamos la excepcional gestión de Ricardo Costa". 

- Juan José Güemes. "Me sorprende que se le suspenda [a Costa] de sus derechos sin haberlo escuchado antes". 

- Mariano Rajoy (por la mañana). "Rato sería un extraordinario presidente de Caja Madrid. Y si alguien no lo cree que lo diga". 

- Esperanza Aguirre. "Yo no tengo candidatos [para presidir Caja Madrid] (...) Dios sabe lo que pueda pasar". 

- Manuel Pizarro. "En cualquier grupo humano es un líder el que va delante y si la procesión no le sigue, usted se va porque no es líder" (...) "El pastor es muy importante pero tiene que haber un perro que muerda" (...) "Rato sería un excelente presidente de Caja Madrid, del Gobierno español y de cualquier cosa". 

- Juan Vicente Herrera. "El enfrentamiento [de Aguirre y Gallardón] es ya demasiado prolongado. Sus cuitas mantienen ocupado y preocupado a Rajoy cuando tendría que estar dedicado a liderar y hacer visible su alternativa de Gobierno". 

- De Santiago Juárez, portavoz de Castilla y León. El Gobierno regional está "harto" de las "guerrillas y escaramuzas" entre Aguirre y Ruiz-Gallardón. "Si esto no se soluciona pronto, que no cuenten con él [en referencia al presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera] en 2011". 

- José María Aznar. En las formaciones debe haber, "si es posible, un líder, no varios". 

- Rajoy (anoche). "Santo Job sólo ha habido uno". 

www.elpais.es 30.10.09

LA DEBILIDAD DE CAMPS FORTALECE A BARONES PRÓXIMOS A AGUIRRE

Génova deja en evidencia al líder valenciano al suspender a Costa de militancia

Una de las batallas de la guerra interna del PP que mantienen en Madrid los partidarios y detractores de Mariano Rajoy se libra en Valencia, uno de los feudos del líder popular. Y una de sus víctimas más significativas ha sido Ricardo Costa, que ayer, antes de ser suspendido de militancia, hizo unas declaraciones en las que se reivindicaba como secretario general del PP valenciano.

A su llegada a las Cortes, Costa dijo que "como militante y como secretario general" lamentaba que la dirección nacional del PP no le hubiera llamado a declarar. Fue la gota que colmó el vaso de la paciencia de Génova, que decidió de inmediato suspenderlo de militancia, con lo que a la vez dejaba en evidencia a Camps. Costa, consciente o inconscientemente, no sólo debilitó y volvió a dejar en evidencia al presidente valenciano, sino que reforzó el poder de los barones provinciales, dos de los cuales, al menos, están cerca de Esperanza Aguirre.

El resultado no puede ser más desastroso para el presidente valenciano, que queda a la intemperie ante la dirección nacional y en una situación de extrema debilidad frente a los tres barones provinciales del PP: Carlos Fabra (Castellón), José Joaquín Ripoll (Alicante) y Alfonso Rus (Valencia).

Camps aparenta una posición de fuerza que está lejos de la realidad. Incluso se ha permitido el lujo de no tener en cuenta la petición de los tres presidentes provinciales que, pese a sus intereses dispares, han sido capaces de ponerse de acuerdo para exigir a Camps una reunión de urgencia para hablar sobre cómo reconducir la grave crisis institucional y de partido en la que están inmersos los populares valencianos.

Fabra, Ripoll y Rus tienen pactada una hoja de ruta que incluye la convocatoria de un Comité Ejecutivo Regional del PP para elegir secretario general; la designación de un nuevo portavoz parlamentario y la necesidad de hacer una crisis de gobierno para sacar al Ejecutivo de Camps de la parálisis en la que está inmerso desde hace casi un año.

El presidente valenciano, que en un principio pareció dispuesto a recibirlos esta misma semana, ha empezado a darles largas. La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, pese a su evidente distanciamiento de Camps, le echó un capote: "El presidente marca los tiempos". En realidad, ha sido Génova quien le ha marcado el paso a un presidente renuente a hacer caso a las directrices que el equipo de Mariano Rajoy le empezó a dar ya el 9 de octubre.

Las afinidades políticas de los barones territoriales en el seno del PP no son idénticas. Es claro que José Joaquín Ripoll, presidente de Alicante, está alineado con Eduardo Zaplana y, por extensión, con Esperanza Aguirre. Carlos Fabra, con aparentes contradicciones en su discurso respecto de Costa e incluso de Camps, también está conectado con la presidenta madrileña a través de su yerno, Juan José Güemes, consejero de Sanidad en el Gobierno madrileño. Y Alfonso Rus, líder provincial del PP de Valencia, mantiene una posición más indefinida; pero todos coinciden en que jugará a caballo ganador.

La suspensión cautelar de militancia de Ricardo Costa acentúa, además, la fragmentación del grupo parlamentario del PP en las Cortes valencianas. Costa, de momento, permanecerá en el Grupo Popular a la espera de que se resuelva el expediente en Génova.

Algunos de sus compañeros de bancada, en su primera reaparición tras el polémico Comité Ejecutivo Regional del PP, lo saludaron efusivamente. Otros lo evitaron.

www.elpais.es 30.10.09

RAJOY DESAFÍA A AGUIRRE A QUE DIGA SI TIENE ALGO CONTRA RATO

Los aguirristas se preguntan por qué se escucha a Cobo y no a Ricardo Costa

Rodrigo Rato es la persona que el presidente del PP, Mariano Rajoy, elegiría como presidente de Caja Madrid "si tuviera que nombrarlo". Y lo dejó claro ayer -después de que Génova, la sede del PP, lo haya negado varias veces- en una entrevista en Antena 3. En ella, Rajoy retó también a la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, a decir si tiene algo contra el ex ministro y ex director gerente del Fondo Monetario Internacional.

"Rato, sensacional, Pizarro, mejor imposible", dice la presidenta madrileña

"Creo que sería un extraordinario presidente de Caja Madrid. Y si alguien no lo cree, que lo diga. A ver quién puede ponerle una pega con la trayectoria que tiene el señor Rato", afirmó el líder popular. Y negó que esté negociando con Aguirre para cerrar un acuerdo en Caja Madrid a cambio de sancionar al vicealcalde de la capital, Manuel Cobo, por sus declaraciones contra la presidenta en una entrevista en EL PAÍS. "El Comité de Derechos y Garantías del partido es un órgano independiente, que no tiene presiones mías ni de nadie", subrayó.

Hasta ahora, la presidenta de Madrid ha defendido la candidatura de su mano derecha, el vicepresidente Ignacio González, con la justificación del pacto alcanzado en Caja Madrid por el PP con socialistas, IU, sindicatos y empresarios. Pero las declaraciones del presidente popular llevaron ayer a Aguirre a interpretar que "el señor Rajoy ha dicho que no tiene ningún candidato". Y ella, lo mismo: "Yo no tengo candidatos", afirmó tras el Consejo de Gobierno regional, casi dos semanas después de que anunciara su apuesta por su número dos.

"González habrá tratado de armar un consenso [en la caja] y lo ha conseguido. Dios sabe lo que pueda pasar...", dijo Aguirre. "Conseguido, firmado, y se ha designado por parte de las fuerzas políticas y otros grupos independientes un acuerdo programático", la interrumpió su consejero de Economía, Antonio Beteta.

La presidenta y su vicepresidente rehusaron en repetidas ocasiones aclarar si González, a día de hoy, sigue siendo candidato a presidir Caja Madrid o si defienden otro nombre. "Todos los candidatos de los que se habla me parecen magníficos: Rato, sensacional; González, colosal; Manuel Pizarro... mejor imposible; el señor De Guindos... Pero es que no me corresponde a mí designar candidatos", insistió Aguirre.

Esa misma mañana, el secretario general del PP madrileño, Francisco Granados, había recalcado la idoneidad de Rato y aseguró que fue Aguirre la primera que habló de Rato a Rajoy. Respecto a la polémica abierta por Cobo, Granados dijo que cada vez que lee la entrevista se enfada más. "No sé cuál será la sanción ni pretendo que a nadie se le fusile, sino que se le apliquen los estatutos como entienda el Comité de Derechos y Garantías, pero siempre teniendo en cuenta que uno va creando jurisprudencia, y donde se pone el nivel se pone para todos", señaló.

El secretario de Comunicación del PP madrileño, Juan José Güemes, negó que haya enfrentamiento interno en el PP regional porque Aguirre tiene de su parte a "la inmensa mayoría" y consideró que lo que hay es "una agresión de Cobo, que ofende a todos". Por eso, se mostró satisfecho de que el Comité de Garantías le haya llamado a declarar. "Lo raro es lo de Ricardo Costa", agregó, tras conocer la suspensión cautelar de militancia del ex secretario general valenciano. "Me sorprende que se le suspenda de sus derechos sin haberlo escuchado antes", afirmó Güemes. "No sé qué mensaje se quiere transmitir".

www.elpais.es 30.10.09

COSTA : DE POSIBLE CONSEJERO A MILITANTE SUSPENDIDO

"Todos en el partido tenemos por Ricardo Costa el mayor respeto y avalamos su excepcional gestión". El presidente valenciano, Francisco Camps, volvió ayer a dejar estupefactos a quienes le escucharon valorar la decisión de Génova de suspender de militancia a quien fue su mano derecha en el PP y portavoz en las Cortes Valencianas. No menos estupefactos quedaron por la tarde los asistentes a la inauguración de un nuevo edificio de la Ciudad de las Artes de Valencia cuando Camps anunció su deseo de "hacer alguna vez, en Castellón, Valencia y Alicante, unos Juegos Olímpicos".

La decisión de la dirección nacional del PP representa una desautorización en toda regla a Camps, que ha intentado salvar la figura de Ricardo Costa de manera sistemática. La semana pasada, el presidente valenciano llegó a afirmar en el Parlamento: "Costa, efectivamente, ha actuado bajo las directrices del PP de España y de la Comunidad Valenciana". La frase hizo removerse en sus asientos a los cargos del PP, especialmente a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá.

Aún así, Camps intentó, hasta el pasado miércoles, convencer a Costa de que renunciase a su pretensión de lograr el respaldo público de Génova y ser ratificado como secretario general de los populares valencianos. A cambio, según distintas fuentes del PP, Camps ofreció en varias ocasiones a Costa la posibilidad de entrar en el Gobierno valenciano. Una fórmula con la que el presidente valenciano pretendía dar satisfacción a Costa y callar a los presidentes provinciales, que reclaman cambios en un gobierno cada vez más inoperante.

Costa no cedió. Y ayer, en su primera reaparición pública en las Cortes valencianas, descendió de su escaño -el número 98, ubicado al final de la última fila de la bancada popular- para saludar a Camps. Tras acabar la sesión de control, Camps salió escopetado y Costa comunicó al equipo del presidente que iba a lanzar un nuevo órdago a Génova. Entre sus razones, el agravio comparativo respecto al trato dispensado en el PP al vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo. La tormenta desatada a partir de ese momento no fue obstáculo para que Camps avalase de nuevo a Costa. Esta vez con Barberá y otros cargos del PP guardando algo más que una prudente distancia.

www.elpais.es 30.10.09

EL COMITÉ DE GARANTÍAS DEL PP CITA A COBO EL 4 DE NOVIEMBRE

El comité nacional de Derechos y Garantías del PP ha citado el próximo 4 de noviembre al vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, para escuchar su versión sobre las declaraciones que hizo en una entrevista publicada por EL PAÍS y la polémica a la que han dado lugar. El número dos de Alberto Ruiz-Gallardón podrá explicarse después de que en esa entrevista arremetiera contra la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, por la actitud de ésta en la guerra por el control de Caja Madrid -dijo, entre otras cosas, que esa actitud es "de vómito"-. Aguirre ha exigido a la dirección nacional del PP la cabeza política de Cobo.

Antes del vicealcalde comparecerá ante el Comité de Garantías la presidenta del órgano equivalente del PP madrileño, Cristina Cifuentes. Fuentes populares explicaron a Europa Press que la citación del vicealcalde no implica necesariamente la apertura de un expediente disciplinario.

Desde el entorno de Aguirre se ha exigido de forma reiterada estos días que las palabras "injuriosas" del número dos de Gallardón no queden impunes. Ayer, tras conocerse la suspensión fulminante de militancia del ex secretario general del PP valenciano, Ricardo Costa, dirigentes del PP madrileño exigieron la misma dureza contra Cobo. "Sería muy raro suspender a Costa y perdonar a Cobo. [Sería] una singular e injustísima situación", dijo el diputado autonómico popular Juan Soler.

www.elpais.es 30.10.09

EL PLENO SE CRISPA POR EL CHOQUE ENTRE AGUIRRISTAS Y GALLARDONISTAS

Ediles seguidores del alcalde reprochan en privado el intento de reprobar a Cobo

Unos votaron en contra del vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo. Otros, a favor de que siguiera siendo portavoz de su grupo municipal, el del PP. Fue anteayer. Los 13 concejales partidarios de Esperanza Aguirre frente a los 19 del equipo de Alberto Ruiz-Gallardón. El día posterior a la escenificación a mano alzada de la fractura con la que vive el grupo tenían cita en el pleno mensual, que se tiñó de los ecos del enfrentamiento: en un momento del debate sobre la tasa de basuras, el portavoz socialista, David Lucas, citó a la presidenta, y ediles de todos los grupos se rieron. Y cada vez que se levantaba Cobo, los flashes se disparaban.

En los pasillos de la Casa de la Villa, y frente a una taza de café, los corrillos de un grupo y de otro no se mezclaban, salvo algún encuentro que no parecía natural. Cara a la galería, tanto los concejales que impuso Esperanza Aguirre en las filas de Gallardón como los que conforman el equipo del alcalde restaban importancia al intento de recusación del día anterior del vicealcalde por sus declaraciones sobre la actuación de la presidenta en Caja Madrid. En la votación, la concejal de Medio Ambiente, Ana Botella, numero dos de las listas y miembro de la dirección regional del PP, respaldó al vicealcalde. En privado, los aguirristas mantenían que pedir la dimisión de Cobo ha reforzado al grupo. Los seguidores de Gallardón se mostraban más agrios, y estaban convencidos de que el movimiento de sus 13 compañeros se debió a órdenes de Sol. Algunos seguidores de Gallardón recuerdan que llevan seis años aguantando las órdenes de la presidenta regional y que están "hartos". "Lo que ha hecho Cobo puede que haya montado mucho revuelo, pero es lo que piensa mucha gente dentro del partido", asegura un colaborador directo del alcalde. "El discurso lo llevaban muy bien preparado y muy teledirigido hacia quien iba", destaca otro concejal de Gallardón.

Por su parte, los aguirristas se muestran satisfechos del órdago que lanzaron en la reunión del grupo. "Sabíamos que íbamos a perder, pero era necesario que se supiera que no estábamos de acuerdo con las declaraciones de Cobo y con la forman", puntualiza uno de los que votó contra el vicealcalde. Los seguidores de Aguirre mantienen que se citaron a comer el lunes, cuando vieron publicada la entrevista con Cobo en EL PAÍS. Aseguran que nadie les dio instrucciones. "Como esas declaraciones fueron tan graves, pensamos que algo habría que hacer y por eso planteamos la dimisión de Cobo", reconoce un aguirrista.Entonces, ¿alguien en Sol ordenó la intervención de los concejales? Los ediles fieles a la presidenta regional del PP afirman por activa y por pasiva que no. Sólo reconocen que informaron a Aguirre por un mensaje de móvil a la salida y ya con los resultados. Los gallardonistas desconfían. "Es imposible que Aguirre no lo supiera cuando en este partido no se mueve nadie sin que ella lo sepa. No se lo creen ni ellos", arremete un concejal fiel al alcalde.

Sorprendentemente, los seguidores de la presidenta sueltan algún elogio a Cobo justo un día después de que intentaran descabalgar al segundo de Gallardón. "Es un político muy trabajador, inteligente, pero que no aguanta las críticas", destaca un concejal. A renglón seguido, también reconocen que no les parece un político de consenso. Y el que lo mantuvo antes de empezar el pleno fue el concejal Ángel Garrido, quien tomó la palabra anteayer para plantear la dimisión de Cobo. Éste echa en falta en Cobo "la capacidad de unir y el contacto con el PP" que necesita un portavoz de grupo. "Las declaraciones que hizo Cobo están muy mal y fuera de lugar, pero no me queda más remedio que respetar la decisión de la mayoría", destacó Garrido. Los seguidores de Aguirre perdieron por 19 votos contra 13.

Cobo se mostraba tranquilo y muy sonriente. Salió varias veces a fumar y fue el que estuvo más rodeado de compañeros. "Estoy muy bien. He hecho lo que tenía que hacer y estoy recibiendo muchos apoyos, incluso de alcaldes que han firmado en defensa de Aguirre", afirmó.

Y es que colaboradores cercanos a Cobo aseguran que está recibiendo mensajes de regidores que están siendo obligados a firmar la famosa lista pro Aguirre. "Esos alcaldes tienen mucho en juego: desde que les quiten los planes de inversión hasta que no vayan en las listas; sobre todo con la facilidad con que se puede mover a un candidato. Seguro que les están chantajeando", añaden esos colaboradores.

Fuera del pleno, hubo sonrisas y buenas palabras entre ambos sectores. Algunos se pararon a hablar, pese a que no acostumbran a hacerlo. Aprovecharon para tomar un café. Pero también se montaron pequeños corrillos entre los de cada grupo. "Cómo pueden estar juntos estos dos, cuando prácticamente no se dirigen la palabra", apostillaba un concejal socialista sorprendido.

También en el pleno municipal se habló de la división interna del PP. El portavoz socialista, David Lucas, después de que una alusión suya a la presidenta regional, Esperanza Aguirre, despertó las risas entre los concejales. "No sé qué gracia tiene. Todos mis respetos para la presidenta, aunque algunos de aquí no se los quieran dar", espetó Lucas a la bancada popular.

El debate sobre la tasa de basuras entre Lucas y el concejal de Hacienda, Juan Bravo, se fue agriando por momentos y de las sutilezas se pasó al ataque directo. "¿Me puede asegurar usted que su portavoz será el mismo la semana que viene?", preguntó Lucas a Bravo después de que el concejal ironizara con el hecho de que "Gallardón ha tenido que debatir ya con cuatro portavoces socialistas". Al actual, David Lucas, no le hizo ninguna gracia el comentario del popular. "No esperaba eso de usted", se lamentó, muy irritado, "no puede poner en entredicho a los portavoces del PSOE según tienen el patio". Cobo se convirtió así de nuevo en protagonista.

www.elpais.es 30.10.09

Rajoy emplaza al martes para solucionar los conflictos internos del partido

El líder del PP asegura que anunciará medidas en la Ejecutiva y que se le ha acabado la paciencia: "El Santo Job sólo ha habido uno en la historia"

Acosado por el caso Gürtel y la pugna por poder en Caja Madrid, el presidente del PP, Mariano Rajoy, ha anunciado que el próximo martes, en la reunión del comité ejecutivo, dará respuesta a los conflictos del partido y ha advertido de que se le ha acabado la paciencia: "El Santo Job sólo ha habido uno en la historia".

Tras una jornada de tensión en el Partido Popular, cuya dirección nacional ha suspendido cautelarmente a Ricardo Costa, Rajoy ha admitido abiertamente, durante un acto ante militantes de su partido en Murcia, que el PP tiene un problema: el caso Gürtel. "No acepto la corrupción, me parece una porquería y si tengo la convicción de alguien ha hecho algo que no debe no puede pertenecer al PP".

"Sé lo que están pensando los militantes del partido; el martes tendrán respuesta a lo que está pasando", ha añadido el presidente de los populares.

Defensa de los tiempos

Pese a reconocer la grave situación que atraviesa su formación, Rajoy ha vuelto a defender la manera en que ha manejado los tiempos desde que estallaron los escándalos de corrupción. "Los políticos debemos ser justos y equitativos; nadie puede condenar a ningún ser humano sin pruebas, hemos vivido juicios paralelos que se ha demostrado que se han quedado en nada ", ha asegurado para a continuación volver a la carga con la teoría de la persecución. "Ha habido actuaciones de la fiscalía desproporcionadas y detenciones televisadas de miembros del PP".

El líder popular ha hecho una defensa de la honestidad de la clase política, pese a la cadena de casos de corrupción que han saltado en las últimas semanas. "Ahora lo fácil es decir que todos los políticos son unos corruptos, pero yo no lo acepto", ha afirmado Rajoy.

El presidente del PP ha cerrado con esta intervención en Murcia un día en el que comenzó defendiendo a Rodrigo Rato como un "extraordinario" posible presidente de Caja Madrid, en una entrevista en Antena 3, y en que en las horas siguientes la formación volvió a sufrir una tormenta con el desafío de Ricardo Costa a Génova y la decisión de la dirección de suspenderlo de militancia.

(www.elpais.com  29/10/09) 

Aznar: "Hace falta un líder, no varios"

El presidente de honor del PP justifica las conductas corruptas como "el precio a pagar" por un rápido crecimiento económico.- "Si los dirigentes no reaccionan, no podrán salir a la calle"

"Si los dirigentes políticos actuales no reaccionan con urgencia [ante los últimos escándalos de corrupción], habrá un momento en que no podrán salir a la calle". Lo ha advertido esta tarde en Barcelona el ex presidente José María Aznar. El presidente de honor del Partido Popular ha apostillado: Quien no lo quiera ver, "está totalmente fuera de la realidad". No ha nombrado, sin embargo, a ningún líder político. Y mucho menos a Mariano Rajoy.

El ex presidente del Gobierno se refiere así a los últimos casos de corrupción política. José María Aznar ha defendido "reformas penales para erradicar la corrupción en el ámbito político" y que haya dimisiones ante casos de este tipo. -

Sí ha hecho una referencia a la necesidad de que haya una única cabeza visible en un partido y ha asegurado que para ejercer un buen liderazgo no puede haber más de un líder. Aznar ha afirmado que esto es lo que respondía en su etapa como presidente del Gobierno cuando otros mandatarios le preguntaban como debían actuar. "Un líder, no varios; un partido, no varios; un proyecto, no varios; la conjunción de estas tres cosas a mí me dio resultado", ha dicho.

La trama Gürtel, eso sí, estaba en el aire. La había mentado Borja García-Nieto. El presidente del Círculo Ecuestre interrogaba a Aznar en esta entidad, donde se reúne el empresariado más selecto de Cataluña. García-Nieto también había enumerado la operación contra una supuesta trama de corrupción que tenía su núcleo en Santa Coloma (Barcelona), que conmocionó Cataluña cuando se lanzó, hace tan sólo dos días. Y el robo de Fèlix Millet en el Palau de la Música, el primero de los escándalos destapados en la comunidad que Aznar ha visitado hoy.

Ante el público más entregado que puede encontrar entre los auditorios catalanes, Aznar no ha evitado especular sobre los orígenes de esta corrupción. Ha obviado, eso sí, que la vinculación de Francisco Correa con el PP empezó en la época en que él ocupaba la Presidencia del Gobierno y del partido. Quizá por eso, ha optado por construir una vaga teoría justificatoria con tintes sociológicos: "En un país que se ha hecho rico muy pronto", ha explicado, "mucha gente no ha podido resistir algunas tentaciones". "Aquí hay mucha gente que se ha pasado de lista", ha insistido. Y ha acabado por calificar la corrupción como "el precio" que "tiene que pagar un país" por tener un rápido crecimiento económico. Algo que, asegura, ocurrió durante su mandato.

El presidente de Castilla y León no volverá a presentarse si Aguirre y Gallardón no dejan sus peleas

"Si esto no se soluciona pronto que no cuenten con Herrera en 2011", afirma el portavoz de la Junta

El portavoz de la Junta de Castilla y León, José Antonio de Santiago Juárez, ha asegurado que el presidente de la Comunidad, Juan Vicente Herrera, no se volverá a presentar a las elecciones si continúan los enfrentamientos entre Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz-Gallardón, reactivados en las últimas semanas por la batalla por controlar Caja Madrid. "Si eso no se soluciona pronto, que no cuenten con él -con Herrera-, que no cuenten con nosotros en 2011", ha sentenciado.

Las intenciones de Herrera se han conocido después de que ayer el presidente de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, pidiera al líder del PP, Mariano Rajoy, que "llamara al orden a todos aquellos que sacan los pies del tiesto" y expresara su "indignación" por la situación creada por "dos personas que se tiran los trastos a la cabeza".

Las "escaramuzas" que mantienen Aguirre y Gallardón causan "dolor" a todos, según el portavoz, que ha subrayado que está empezando a cansar "que se miren tanto el ombligo". El presidente de Castilla y León y del PP regional "está cansado y dolido con algunos enfrentamientos" que se producen entre "dos brillantes líderes del PP en Madrid".

Cansados de escaramuzas

"No sólo el gobierno del PP, sino también los simpatizantes, militantes y votantes lo que quieren es que gobernemos", ha añadido. Ha recordado en este sentido que al 60% de las familias en España, y al 52% en Castilla y León, les cuesta llegar a fin de mes, y esas cuestiones son las que interesan a los ciudadanos. "A nadie la interesan guerrillas internas", y Herrera está "cansado de las escaramuzas que permanentemente mantienen los dos", ha dicho de Santiago Juárez. "Le produce dolor -a Herrera- como nos produce a todos y es no es bueno para el PP" ni para los gobiernos del PP, ha agregado.

"Lo que quieren los ciudadanos es que les hagamos la vida más sencilla, más cómoda", no tener que solventar "guerrillas internas", ha resumido el portavoz del Gobierno autonómico. De Santiago Juárez ha hecho estas declaraciones en la rueda de prensa celebrada tras la reunión del Consejo de Gobierno regional, al ser preguntado por unas manifestaciones que al parecer hizo Herrera en un corrillo en torno a que algunas personas no estarían en 2011 si no se arreglaba la situación.

(www.elpais.com, 29/10/09) 

El ex portavoz de Aznar acusa a Rajoy: "El Partido Popular cada día se deshace un poco más"

Miguel Ángel Rodríguez, quien fuera portavoz del Gobierno con José María Aznar, ha hecho unas declaraciones contra Mariano Rajoy contraproniendo su liderazgo con el del ex presidente. Asegura que "el PP de hoy está muy alejado de lo que era cuando Aznar y muy cerca de cómo (sic) era cuando Fraga", y es que, según él, Alianza Popular era una formación "de camarillas, barones y personalismos". "Este es el gran fracaso de Rajoy: será el candidato del PP a la Presidencia del Gobierno, pero no sabemos si PP significa Partido de Pontevedra porque el Partido Popular cada día se deshace un poco más", sentencia.

Rodríguez, al que le gusta que le llamen por su acrónico MAR, ha irrumpido en la polémica interna del PP por el control de Caja Madrid con un duro artículo contra el liderazgo de Rajoy desde su web Nuevatelevisión, que cuenta con apoyo publicitario del Gobierno de Esperanza Aguirre. El ex portavoz del Gobierno de Aznar asegura que "si algo desprecia el ciudadano es la pelea interna en los partidos políticos" y compara la situación con una pelea un bar, donde "el resto de clientes no quiere saber quién de los dos tiene razón, sino que pide al camarero que les eche a la calle por la misma puerta y con la misma patada".

"Muy alejado de lo que era con Aznar"
En el artículo, fechado el 27 de octubre, MAR asegura que "Rajoy heredó un Partido Popular unido y español, muy alejado de lo que era la vieja Alianza Popular de Manuel Fraga, formación de camarillas, barones y personalismos" pero "lamentablemente" el PP de hoy "está muy alejado de lo que era cuando Aznar" y "muy cerca de cómo (sic) era" con el ahora presidente fundador. "Este es el gran fracaso de Rajoy: será el candidato del PP a la Presidencia del Gobierno, pero no sabemos si PP significa Partido de Pontevedra porque el Partido Popular cada día se deshace un poco más", asegura.

"No puede ser tan torpe..."
Para Rodríguez, en el actual PP "se muestran incapaces de controlar el navajeo de Madrid; asumen negociaciones con Valencia; dejan crecer el regionalismo en cada comunidad autónoma… Eso no es el PP español que heredó hace seis años". Insiste en que Rajoy "no puede ser tan torpe de cargarse la fuerza del Partido Popular" y le insta a que elija el modelo de Aznar, para sentenciar que "de lo que pase, que no eche la culpa a nadie: quien manda en el partido es él y el equipo que él ha elegido".

Intervención reciente contra Costa
El ex dirigente popular ya intervino en la crisis de Valencia cuando en medio de los movimientos de la dirección nacional para que Ricardo Costa abandonase su cargo,
MAR se ensañó con el secretario general del PPV llamándole "gentecilla y gentuza" e intentando cargarle con el peso de la Gürtel.  Además, las críticas contra Rajoy y los halagos a Aznar del ex portavoz de su Gobierno también coinciden con los llamamientos a la vuelta del ex presidente de algunos periodistas conservadores, como Martín Ferrand en ABC.

www.elplural.com 29.10.09

Pizarro: "Cuando se pierden las formas se pierde la educación y muchas cosas"

El diputado de PP dice que el "ganado tiene que tener un pastor por delante y un perro guardián" y que Rato sería un excelente presidente de Caja Madrid

El diputado nacional del PP Manuel Pizarro ha dicho hoy que espera que el Comité de Derechos y Garantías de su partido actúe con "ejemplaridad" en relación al vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, porque "cuando se pierden las formas, se pierde la educación y muchas cosas más". Pizarro, que ha hecho estas declaraciones en El Círculo a primera hora, de Telemadrid, ha opinado que "cuanto antes" resuelva el Comité Nacional este asunto, "mejor".

"La justicia tardía no es justicia. Confío en que el PP actúe con ejemplaridad porque es lo que espera el ciudadano. Hay conductas que son punibles y, si no pasa nada, esto es la ley de la jungla", ha aseverado. A su juicio, "las discusiones tienen que darse en los órganos internos de los partidos. No te puedes pronunciar por ahí fuera en esos términos". Y ha añadido: "En cualquier situación de la vida hay que cuidar las formas y ser educado, porque cuando se pierden las formas, se pierde la educación y muchas cosas más".

En cuanto a la sensación de descontrol que pueda estar instalándose en la ciudadanía, Pizarro ha comentado que "el ganado tiene que tener un pastor por delante y un perro guardián. El líder tiene que ir delante, llevar un secretario general que ponga orden y un motor muy claro que son los principios, los valores e ideas con los que intentas imantar a la sociedad". "Cuando no se hace esto", añadió, "el ganado se desparrama".

El diputado popular ha desmentido que se hubiera planteado su nombre como candidato a presidente de Caja Madrid, cargo que ostenta "un gran profesional", Miguel Blesa. Del ex ministro Rodrigo Rato, ha asegurado que sólo puede "hablar bien" y ha augurado que "sería un excelente presidente de Caja Madrid, del Gobierno español y de cualquier cosa". "El problema es que acierten", ha concluido Pizarro, a quien le consta que el PSOE "le tiene a Rato bastante respeto y miedo como adversario".

(www.elpais.com, 29/10/09) 

EL PP NACIONAL SUSPENDE DE MILITANCIA A COSTA POR DESAFIAR A COSPEDAL 

La dirección nacional del PP ha suspendido cautelarmente de militancia a Ricardo Costa por su actitud esta mañana cuando, en su vuelta a las Cortes valencianas, se ha reafirmado en su condición de secretario general del PP valenciano y ha pedido a Génova que si no encuentran ninguna responsabilidad en su gestión, la "ratifique" y "ponga de relieve su honradez". Sin embargo, Costa todavía no ha sido informado de la suspensión, informa Carlos E. Cué. 

Ricardo Costa, que fuera número dos de Francisco Camps, presidente de la Generalitat y del PP de la Comunidad Valenciana, hasta el pasado 14 de octubre, cuando fue defenestrado por orden de Génova, volvió esta mañana a las Cortes Valencianas para ocupar un escaño en la última fila de la bancada popular. En los pasillos, Costa pidió "como militante y secretario general" del PP en la Comunidad Valenciana -en una claro desafío Rajoy, ya que desde Génova se insistió en que Costa ha cesado en todos sus cargos- que la dirección nacional de su partido adopte las medidas correspondientes si considera que existe alguna responsabilidad en su gestión, informan Joaquín Ferrandis y Miguel Olivares. 

Costa ha dicho que ha remitido toda la documentación a la dirección nacional del PP. "Madrid no me ha citado ni me ha llamado; he cumplido mi compromiso de remitir toda la documentación", ha proseguido Costa. "Si no han encontrado ninguna responsabilidad, que ratifiquen la gestión hecha en el partido y mi gestión como secretario general y que pongan de relieve mi honradez", ha conminado. 

A su llegada al Pleno, Costa ha recibido saludos cariñosos de muchos de sus compañeros diputados mientras los socialistas hacían rechifla desde sus escaños. El abrazo que Rafael Maluenda, quien sustituyó a Costa como portavoz parlamentario, forzó con Costa desplazándose hasta su escaño fue acogido con aplausos y carcajadas desde los escaños de la oposición. La posterior entrada del presidente Camps interrumpió los aplausos de la oposición. Costa descendió hasta el banco azul para intercambiar un tímido abrazo con el presidente de la Generalitat, el gesto reveló una frialdad muy lejana de la calurosa vinculación entre ambos hasta hace apenas dos semanas. 

Ya comenzada la sesión de control al presidente, Camps ha reclamado ante el pleno de las Cortes, la sede de la soberanía popular, "más economía y menos política", una fórmula a la que ha recurrido a lo largo de la semana para intentar eludir las preguntas relativas al escándalo de financiación ilegal que salpica a su partido. El socialista Ángel Luna replicó: "Sólo nos faltaba oír que no debemos hablar de política. Hubo alguien en este país que recomendaba no hablar de política, se llamaba Francisco Franco". 

Además, Camps ha afirmado que cumplirá su compromiso con los ciudadanos "en los buenos momentos y en los malos momentos" y hasta "el final", porque las "legislaturas democráticas" duran cuatro años. El presidente de la Generalitat ha respondido a las preguntas de la oposición sobre las repercusiones del caso Gürtel en la gestión del Gobierno valenciano, ha dicho no entender por qué preguntan "continuamente cuándo va a terminar". 

La sesión arrancó tensa. Luna espetó: "¿Está usted en condiciones de garantizar el dinamismo de la Generalitat y la gestión de la Administración autonómica?". "Mucho dinamismo", replicó Camps, mientras nosotros seguimos gobernando, ustedes siguen leyendo la prensa en sus casas". Luna no alzó el tono, pero fue demoledor: "Yo no me dirijo a usted, que está enajenado políticamente, me dirijo a esos barones provinciales que antes no existían y que ahora le han declarado incapaz, han rechazado los cambios que ha introducido en su grupo y han reprobado a su gobierno. Los barones provincialdes se han puesto nerviosos. Su equivocada actuación en todo lo relativo al caso Gürtel ha instalado la perplejidad en su propio partido. Su apariencia de tranquilidad es una impostura. O miente o está fuera de la realidad. Su partido le ha retirado la condición de líder. Y nosotros no podemos esperar más, esperar otra historia, otra conversación, otro contrato, otra adjudicación,... Es usted un lastre para su partido y para toda la Comunidad Valenciana. Su partido decidirá hasta cuando arrastrarle". 

Camps bromeó: "Voy a llamar a Carlos Fabra [presidente de la Diputación de Castellón y del PP provincial, e imputado en dos causas por fraude fiscal y falsificación de documento público, entre otros delitos] para comunicarle el cambio de actitud del señor Luna que le ha convertido en un referente político y social de primer orden". Luego sembró insidias: "El señor Luna, que cuando dejó la alcaldía de Alicante [en 1995], se fue a trabajar con una constructora. Ja, eso sí que es inteligencia!". Camps cerró con un ascenso a un terreno confuso: "Mientras usted como una cigarra insulta, nosotros seguimos trabajando. Más economía y menos política, menos hablar del aborto, de la memoria histórica y menos hablar de la destrucción de una España unida y fuerte. Mientras ustedes ponen en tela de juicio todo lo que ha conseguido la democracia, nosotros seguimos trabajando". Los aplausos de la bancada popular abrigaron por unos minutos al presidente. 

(www.elpais.com, 29/10/09) 

COSTA SE DIRIGE AL PP "COMO SECRETARIO GENERAL" E INSTA A DISIPAR O CONFIRMAR LAS DUDAS SOBRE ÉL 

Ricardo Costa y Francisco Camps, cada uno a su manera y desde posiciones dispares, han plantado cara a quienes piden sus cabezas. El 14 de octubre Costa se vio obligado a dejar todos sus cargos en el PP valenciano a raíz de su implicación en el caso Gürtel, y desde entonces no había comparecido en las Corts Valencianes. Hasta esta mañana. En su retorno, el ex secretario general del PPCV ha reivindicado el cargo del que fue apartado y, "como militante y como secretario general", ha reclamado a la dirección nacional del partido que si cree que hay responsabilidad por su gestión en relación con el Gürtel tome las medidas que correspondan y, en caso contrario, que ratifique su gestión. 

"Lo único que solicito a la dirección nacional es que si cree que existe algún tipo de responsabilidad en mi gestión de estos años, tome las medidas oportunas desde el punto de vista estatutario o legal. [...] Creo que como militante y secretario general es importante que desde la dirección nacional se ratifique la gestión de estos años, mi gestión como secretario general, y se ponga en valor mi honradez como militante, ciudadano y secretario general", dijo en un breve comunicado.

El ex número dos de Camps y ex portavoz en las Corts asegura que Génova no le ha citado y que él ha cumplido con el compromiso establecido en el comité ejecutivo regional de remitir la documentación sobre sus bienes y las cuentas del partido en la Comunitat Valenciana.

Costa, que no comparecía ante los medios desde la rueda de prensa posterior al comité ejecutivo regional que desembocó en el cruce de comunicados entre las direcciones valenciana y nacional sobre su futuro político, señaló que con la petición que envía a Madrid no quiere entrar en ninguna polémica.
Esta misma mañana, el presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, libró su personal batalla. Recordó que las legislaturas duran cuatro años y dejó claro que no piensa dimitir. "En los buenos y en los malos momentos siempre hay que estar, y estaremos hasta el final, junto con nuestros conciudadanos para hacer posible que la Comunitat siga siendo la tierra en la que todos creemos".

Camps se pronunció así en la sesión de control en las Corts a preguntas de la oposicion sobre la relación de la ética pública y la actual situación de las instituciones de la Generalitat.

Ricardo Costa acudió al Parlamento valenciano para participar en un pleno después de cesar en sus funciones como secretario general del PPCV y ocupó el escaño 98, situado en la última fila del hemiciclo. 

Entró sonriente por la puerta principal acompañado de la tesorera del grupo parlamentario popular y diputada, Yolanda García, así como por personal del equipo de prensa. En el trayecto recibió el saludo de los escasos diputados que en ese momento estaban en el interior de la cámara. El actual portavoz parlamentario, Rafael Maluenda, se acercó a su escaño y le abrazó, gestó que provocó la reacción de diputados socialistas, que dijeron con sorna "qué bonito es el amor".

Al llegar Camps, Costa rompió a aplaudir, al igual que el resto de los diputados del PP. Sin embargo, tuvo que ser él quien bajara hasta la primera fila de la bancada popular para saludarlo. 

(www.lavanguardia.es, 29/10/09) 

'RIC' COSTA TODAVÍA SE SIENTE SECRETARIO GENERAL 

Por fin ha dado la cara. Sus palabras revelan una situación confusa. Desde Génova se lanza el mensaje de que la cabeza de Ric ya ha sido cortada. Sin embargo el diputado valenciano se resiste a caer. Hoy, tras el pleno en el que regresaba tras 16 días de ausencia- su partido asegura que preparaba su defensa ante el Comité de Garantías- ha dicho que "como militante y como secretario general" de este partido, lamenta que la dirección del PP aún no le haya citado al comité de derechos y garantías por su relación con el caso Gürtel. 

A parte de mostrar su malestar por no haber sido citado, Costa se ha autoproclamado de nuevo "secretario general", aferrándose de este modo al cargo. Lapsus o recado intencionado, lo cierto es que a fecha de hoy, sigue apareciendo como secretario general del Partido Popular en la página web del partido.

Era la primera comparecencia pública tras dos semanas de ausencia en Les Corts y Ric no ha defraudado. Como ya hizo en su día, ha vuelto a desafíar a Rajoy insistiendo a Génova que "ratifique" su confianza en él y "ponga en valor" su "honradez", en caso de no hallar ninguna irregularidad, claro.

Asimismo, el ex "número dos" de Camps ha asegurado que, tal y como se comprometió ante el Comité Ejecutivo Regional del pasado día 13, ha remitido ya a la dirección nacional toda la documentación sobre su gestión orgánica al frente del PP de la Comunitat Valenciana (PPCV) y sobre su patrimonio personal. 

Ric ha llegado al Parlamento autonómico por todo lo alto para asistir al pleno de hoy y ha ocupado su nuevo escaño, en la última fila de la bancada conservadora, entre muestras de afecto de algunos compañeros

Costa ha llegado a la sede parlamentaria en torno a las 09.50 horas acompañado por la tesorera del PP de la Comunitat Valenciana, Yolanda García, y su equipo de prensa, y ha saludado a los numerosos periodistas que le aguardaban en la puerta principal de Les Corts. 

Costa, implicado en la investigación del caso Gürtel, no acudía a Les Corts desde el pasado día 14, cuando el líder del PPCV y president de la Generalitat, Francisco Camps, le comunicó en una reunión del grupo parlamentario que sería relevado en la portavocía por Rafael Maluenda. 

Precisamente Costa, a la llegada de Camps -que se ha producido entre aplausos del grupo popular-, ha bajado a saludar a su presidente, momento recogido masivamente por los medios gráficos que se agolpaban junto a la tribuna. 

Maluenda y consellers como Alejandro Font de Mora (Educación) y Manuel Cervera (Sanidad), por su parte, han subido hasta la última fila para darle la bienvenida a Costa. 

(www.publico.es, 29/10/09)

VALCÁRCEL: "CAMPS ADMINISTRÓ DE LA PEOR MANERA POSIBLE EL 'CASO GÜRTEL" 

El presidente de la Región de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, se atrevió ayer a decir lo que piensan muchos en el Partido Popular. "Camps administró de la peor manera posible el caso Gürtel", argumentó el presidente murciano. Valcárcel ha sido hasta la fecha el socio principal de Francisco Camps, tanto en el seno del PP como en sus reivindicaciones frente al Gobierno central, y con quien más veces se ha reunido en los últimos seis años. 

Valcárcel, que intervino ayer en un acto de El Mundo en Madrid, minimizó las implicaciones del caso Gürtel e insistió en la honestidad de Camps, y aseguró que cree "absolutamente en la decencia y honorabilidad" de su homónimo valenciano. Pese a ello, el presidente de Murcia reconoció que ha existido "torpeza y un cálculo desatinado en los tiempos y en las explicaciones" relacionadas con el caso Gürtel. El mandatario murciano pasó de puntillas sobre la defenestración de Ricardo Costa como secretario general del PP de la Comunidad Valenciana. "Nadie tiene hoy todavía el peso penal de la ley sobre sus espaldas, pero hay quien ya ha tenido que ser depurado en esas responsabilidades", indicó Valcárcel. 

Por otra parte, Camps optó ayer por mantener su mutismo acerca de la reunión que le exigen los presidentes provinciales del PP Carlos Fabra (Castellón), José Joaquín Ripoll (Alicante) y Alfonso Rus (Valencia), preocupados por la parálisis del Consell, la mala gestión de la defenestración de Ricardo Costa como secretario general y el nombramiento de Rafael Maluenda como nuevo portavoz en las Cortes Valencianas. 

"En estas circunstancias, siempre estoy con los presidentes provinciales y con todo el partido, constantemente, porque tenemos un gran partido", dijo Camps durante un acto público en Valencia en el que propuso un compromiso nacional "para dejar de hablar de política y concentrarse en la economía". Manifestaciones que provocaron un nuevo episodio de estupor en un buen número de cargos del PP. 

Los presidentes provinciales reconocieron que Camps no les ha dado fecha para celebrar ninguna reunión, aunque lamentaron que esté dejando pudrir la situación. 

Por su parte, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, se quitó de en medio por segundo día consecutivo: "El presidente administra los tiempos como cree conveniente", sentenció Barberá. 

Por su parte, César Augusto Asencio, nombrado por Camps como secretario general del PP en funciones tras la defenestración de Ricardo Costa, asumió ayer su situación de interino después de que los tres presidentes provinciales hayan manifestado que no reconocen su autoridad. Fabra, Ripoll y Rus reclaman una reunión del Comité Ejecutivo Regional del PP para elegir nuevo secretario general. 

Asencio reconoció ayer que tiene "muy claro" que su función como sustituto provisional de Ricardo Costa es "ocuparse del día a día de forma temporal y provisional hasta que se provea el puesto definitivo". 

El también diputado popular no ha firmado ninguna de sus notas como secretario general del PP y se sigue presentando como vicesecretario general de Política Autonómica y coordinador del partido. 

César Augusto Asencio evitó ayer responder acerca de si se siente desautorizado por los tres presidentes provinciales del PP. "Yo estoy cumpliendo mis funciones, las que me corresponden, y sé que son provisionales y temporales. Estoy haciendo lo que me corresponde y cumplo estrictamente el cometido que tengo", contestó. 

Sobre la posible negociación del cargo orgánico que ostentaba Costa por parte de los presidentes provinciales de su partido, Asencio señaló que "nadie" se ha dirigido a él, ni él se ha dirigido a ninguno de ellos. La convocatoria del Comité Regional es competencia de Camps, indicó. 

(www.elpais.com, 29/10/09)

ESPERANZA AGUIRRE SIGUE AZUZANDO A LA MILITANCIA DEL PP CONTRA COBO 

Esperanza Aguirre ni olvida ni perdona. Sigue moviendo los hilos para acabar políticamente con Manuel Cobo, tras las polémicas declaraciones que hizo contra ella el vicealcalde de Madrid. Después de que promoviera una moción en el Ayuntamiento de Madrid para pedir la dimisión de Cobo o que haya movilizado a los alcaldes del PP en la Comunidad de Madrid para exigir medidas contra él, ayer volvió a azuzar a la militancia de Madrid, a la que controla casi por completo, en un acto lleno de mensajes contra Cobo. 

"Vivimos en una época en la que proliferan los políticos que, para dárselos de cultos, buscan citas en un libro de citas". Así se refirió ayer la lideresa a las citas de Bertold Brecht que contra ella mencionó Manuel Cobo en El País en un acto de homenaje al ex presidente del PP de Chamberí, Ismael Bardisa. 

Para la presidenta de los populares madrileños, Bardisa ha demostrado su entrega "a los principios y valores del partido" por el bien "de Madrid y de España", aunque dijo que a veces se ha llevado "algunos disgustillos, como hoy", en referencia a toda la polémica suscitada a raíz de las palabras del vicealcalde madrileño. 

Y si Manuel Cobo utiliza un libro de citas, la militancia del PP en Madrid repite los mensajes de Aguirre con fervor casi religioso. En su intervención, el homenajeado le agradeció su presencia en un "día difícil [...] donde has recibido por parte de un militante del partido una serie de descalificaciones que son impropias de un militante", apuntó Bardisa, quien estimó que en las afirmaciones del concejal madrileño "hay una infracción grave de muchos artículos de los estatutos" del partido. 

En su intervención no faltaron mensajes para Rajoy: "Ha habido gente que se ha querido ir y al final hemos conseguido que siga, y no porque estuvieran en desacuerdo con la presidenta regional. Con la presidenta regional no estaban en desacuerdo", mantuvo. A su juicio, Aguirre es una de las "mejores" políticas del partido, "la mejor de Madrid", por su labor y gestión. 

La guerra en el PP madrileño es total, y entre la batalla de citas hay pendiente una en la que la dirección nacional del partido habrá de agraviar a gallardonistas o a aguirristas: el Comité Nacional de Derechos y Garantías del PP llamará a Manuel Cobo para tomar una decisión sobre la petición sancionadora que Esperanza Aguirre ha solicitado al partido. 

(www.publico.es, 29/10/09) 

LOS CONCEJALES AGUIRRISTAS FRACASAN EN SU INTENTO DE DESTITUIR A COBO 

El Ayuntamiento de Madrid escenificó ayer lo que se sabía desde el primer día de legislatura. Los números son tozudos y las listas confeccionadas por el PP para la capital de España obligan a convivir en la misma bancada a 15 ediles aguirristas y 19 gallardonistas. La tormenta desatada por la entrevista concedida a EL PAÍS por el vicealcalde Manuel Cobo y la ofensiva de Esperanza Aguirre para que la dirección nacional le sancione llegó ayer a ese grupo municipal dividido: los ediles colocados por Aguirre pidieron la dimisión de la mano derecha de Alberto Ruiz-Gallardón. Y éste, en una decisión sin precedentes, sometió a votación la cabeza de Manuel Cobo: 13 ediles exigieron su dimisión; otros dos concejales aguirristas se ausentaron, y el resto (19), los gallardonistas, dieron el sí al vicealcalde. 

La reunión que se celebraba en dependencias del Ayuntamiento sobre asuntos municipales quedó sepultada por el turno de ruegos y preguntas. Todos esperaban lo que iba a suceder. En ese momento, unos 100 alcaldes del PP en la región (todos designados en su día como cabezas de lista por el equipo de Aguirre, y dependientes ahora de ella para su reelección) ya habían firmado un manifiesto pidiendo la sanción a Cobo. Pero nadie en la sala intuía que esa guerra se fuera a librar a mano alzada. 

Ángel Garrido, concejal de Vallecas y destacado aguirrista, tomó la palabra y leyó fragmentos de la entrevista de EL PAÍS simulando que quien lanzaba las criticas era alguien cercano a Aguirre contra el entorno de Gallardón. "Alcalde, si eso lo hubiera hecho un concejal, te habría parecido una deslealtad. Las declaraciones ofenden a mucha gente y un portavoz tiene que tener un punto de conciliación", lanzó Garrido antes de pedir la dimisión de Cobo, encender la mecha y proponer a Ana Botella como nueva portavoz. 

Le contestaron los gallardonistas Paz González y Miguel Ángel Villanueva. Éste tiró de hemeroteca para recordar todas las críticas vertidas contra compañeros de partido por Aguirre y sus consejeros Juan José Güemes e Ignacio González. "Ángel, no te oí pedir ninguna dimisión en esos casos", le dijo a Garrido. A partir de ahí, miembros de un bando y otro fueron tomando la palabra alternativamente. Nueve ediles aguirristas más argumentaron su deseo de ver caer a Cobo. En el lado contrario, defendieron al vicealcalde cinco concejales, Gallardón y el propio portavoz que estaba siendo juzgado. Eso fue hasta que los turnos de palabra empezaron a ser reiterativos y el alcalde, pese a que sólo él tiene la potestad de nombrar o destituir al portavoz del grupo, propuso la votación. 

Entre las voces más valoradas por los gallardonistas se elevó la de la concejal de Medio Ambiente, Ana Botella. La esposa de José María Aznar, que es miembro de la dirección regional y nacional del partido, hizo un discurso conciliador y reclamó unidad para salir adelante, según varios asistentes. "Hay que cerrar las heridas", dijo. Botella, número dos en las listas, apoyó la continuidad de Cobo. Ese fue un triunfo exhibido por los gallardonistas. 

El concejal Luis Asúa reprochó al alcalde que hubiese consentido la publicación de la entrevista. "No es tu forma de actuar y está haciendo daño a la imagen conciliadora que tienes", le dijo. Asúa lo atribuyó a la amistad que une a Gallardón con el vicealcalde. "[Lo he hecho] Por amistad y por convicción", contestó el alcalde, asumiendo así todo el discurso de Cobo y las críticas contra Aguirre. Asúa afeó también a Cobo que citara un supuesto pacto con Zapatero; el vicealcalde tuvo que aclarar que se refería a una comida que tenían pendiente por ser ambos de León. 

La reunión se fue calentando y algunos aprovecharon para ajustar cuentas antiguas. El edil de Moratalaz y ex asesor de Aguirre, Fernando Martínez Vidal, reprochó a Gallardón que el Ayuntamiento tratase mejor a los organizadores de la manifestación del Orgullo Gay que al Foro de la Familia en su protesta contra el aborto. Le contestó Pedro Calvo (edil de Seguridad y acérrimo gallardonista) y le acusó de mentir. A través del micrófono de su asiento, Calvo puso en voz alta el mensaje que Benigno Blanco, organizador de la marcha, le dejó en el móvil días atrás. "Pedro, quiero agradecerte la colaboración del Ayuntamiento, transmíteselo al alcalde", se oyó en estéreo y ante el desconcierto general. 

Martínez Vidal siguió con sus cuentas y afeó a Gallardón que hubiera criticado a los que silbaron a Zapatero el día de la Hispanidad. Quizá le traicionó el subconsciente, porque dijo que la gente que silbaba era "del partido". Y que él hubiera estado ahí de no haber estado en la grada. 

Al término de la tensa reunión, el alcalde quiso explicar su contenido ante los periodistas para que no se filtrara interesadamente. "Un partido puede tener diferencias, divisiones, pero nunca puede dejar de hacer aquello para lo que constitucionalmente fue convocado, que es estar al servicio de los ciudadanos y trabajar para ellos", zanjó Gallardón mientras un edil aguirrista, Carlos Izquierdo, ponía la oreja.

-¿Lo he resumido bien, Carlos?- le espetó el alcalde. 

(www.elpais.com, 29/10/09) 

105 DE LOS 110 ALCALDES QUE TIENE EL PP APOYAN A AGUIRRE FRENTE A COBO 

Sólo cinco de los 110 alcaldes que tiene el PP en la Comunidad de Madrid no habían firmado anoche un escrito de apoyo a Esperanza Aguirre y en contra del vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, por sus declaraciones críticas hacia ella en una entrevista concedida a EL PAÍS el pasado lunes. Todos los regidores han sido elegidos por la presidenta (y por tanto están pendientes de su reelección como candidatos). 

En el escrito solicitan "medidas disciplinarias" contra Manuel Cobo. El presidente de la Federación de Municipios de Madrid (FMM) y alcalde de Alcalá de Henares, Bartolomé González, promotor del manifiesto, enviará el documento hoy a primera hora a la sede del PP nacional, a la atención de la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, según indicaron fuentes del PP alcalaíno. Asimismo, según las mismas fuentes, el manifiesto también se le trasladará por mensajero a Esperanza Aguirre. Además del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, quien ya ha manifestado su apoyo a Cobo tras sus declaraciones a este periódico, los alcaldes de Alameda del Valle, Anchuelo, Cubas de la Sagra, Garganta de los Montes y Villanueva de la Cañada han sido los únicos regidores que no han suscrito el manifiesto por "diversas razones". 

Concretamente, precisaron desde el PP de Alcalá, el de Alameda del Valle, Francisco Javier García, se encontraba de viaje y el de Cubas de la Sagra, Federico Zarca, ha alegado que "se tenía que reunir con sus concejales" antes de tomar una decisión. En el manifiesto, los alcaldes expresan su "rechazo al contenido" de las declaraciones de Cobo y su "apoyo a la gestión de Esperanza Aguirre como presidenta regional y como presidenta del PP en Madrid". "Esperamos que la dirección nacional de nuestro partido adopte las medidas disciplinarias pertinentes, en cumplimiento de los Estatutos vigentes, puesto que consideramos que el contenido de esas manifestaciones daña gravemente la honorabilidad de nuestro partido y de nuestros dirigentes", añade el manifiesto. 

(www.elpais.com, 29/10/09) 

GÉNOVA CONGELA LA SANCIÓN Y ESCUCHARÁ ANTES A LAS DOS PARTES 

La semana pasada parecía que Mariano Rajoy tenía mucha prisa por cerrar la guerra de Caja Madrid. Pero todo se ha ralentizado. Antes de negociar nada, Esperanza Aguirre exige que se sancione a Manuel Cobo por la entrevista en EL PAÍS, mientras algunos marianistas intentan que no se haga nada con el vicealcalde de Madrid, una persona de confianza del líder. 

Ayer, la dirección dio un paso. El Comité de Garantías decidió "dar trámite" a la petición de los aguirristas para que se estudie una posible sanción a Cobo, que implicaría su suspensión de militancia. Pero antes, invitará a la presidenta del comité regional de Garantías, Cristina Cifuentes, a explicar "los fundamentos de su iniciativa" y a Cobo para que "pueda alegar lo que a su derecho convenga". La posible sanción queda así de momento congelada. 

El portavoz del PP de Madrid, Juan José Güemes, reaccionó "positivamente" ante la noticia, y confió en que las palabras de Cobo "no queden impunes". Y Cobo también se mostró favorable a comparecer. El vicealcalde aseguró que le parece "una buena decisión" que el comité le haya citado: "Contestaré a todas las preguntas que se me quieran realizar y les contaré y ampliaré todas las afirmaciones y reflexiones" realizadas sobre Caja Madrid indicó el vicealcalde. 

Mientras, los movimientos tácticos en torno a Caja Madrid continúan. El aguirrista Francisco Granados insistió en la Cope en que hay un pacto sellado en torno a la figura de Ignacio González, vicepresidente de la Comunidad de Madrid. "Si al señor Tomás Gómez [líder de los socialistas madrileños] le viene bien para su estrategia decir que no habló de nombres pues... bien, pero sí se habló de nombres. Tanto es así que se dijo quién sería el vicepresidente, el socialista Jorge Gómez". 

Tomás Gómez lo niega sin paliativos. "Lo que sí digo es que el PP tiene la mayoría más que suficiente para proponer a quien quiera y sacarlo adelante", insistió a EL PAÍS. También lo niega el secretario general de UGT, José Ricardo Martínez, presente en la reunión del pasado julio en el despacho de Aguirre. "Es absolutamente falso que se hablara de nombres". 

Por otro lado, el presidente José Luis Rodríguez Zapatero quiso dejar claro que si, finalmente, el presidente de Caja Madrid es Rodrigo Rato, él no tiene objeción alguna, no lo vetará. "No tengo una posición contraria", dijo al ser preguntado en los pasillos del Congreso por esta posibilidad. 

(www.elpais.com, 29/10/09)

LAS 25 GESTORAS DE AGUIRRE 

En la explosiva entrevista que publicó este periódico el pasado lunes a Manuel Cobo, el vicealcalde de Madrid acusaba a la presidenta de la Comunidad y del PP madrileño, Esperanza Aguirre, de intervencionista. Lo hacía citando una frase atribuida a Bertolt Brecht y daba a entender que Aguirre y sus afines se habían hecho con el control de Telemadrid, Ifema y el PP regional, y ahora lo intentaban a toda costa con Caja Madrid. De liberal, nada, dice Cobo. Además, el número dos de Gallardón se refería a todas las gestoras que la presidenta ha colocado al frente de municipios y agrupaciones de distrito para hacerse con el control de su organización. Son, al menos, 25, según el recuento de este periódico. 

Cobo lo resumía así: "Adopta la medida más excepcional de todas, establecer juntas gestoras en aquellas sedes en las que cree necesario poner orden. Sin ir más lejos, la semana pasada, en el comité regional, se aprobaron tres gestoras. No creo que nadie haya puesto tantas gestoras en España. Siendo una medida extraordinaria, en Madrid es de lo más normal. No recuerdo el número, pero estoy seguro de que más de 20 gestoras. Poner una gestora es cambiar a las personas que han elegido los militantes en un municipio o en un distrito y poner la dirección que considera el PP en la regional". 

Una gestora es un organismo provisional que se utiliza de forma excepcional cuando se llega a una situación donde no es posible el gobierno, según varias fuentes del partido regional. Son casos en el que el líder se ausenta al estar enfermo, por estar inhabilitado debido a cuestiones disciplinarias o ha sido destituido por su implicación en algún acto delictivo. Este último caso ha sido el de las agrupaciones de Boadilla o Pozuelo. Puede ser también que se cree cuando en un municipio no está presente el partido y tiene que empezar a organizarse su estructura de nuevo. En la etapa presidencial de Aguirre, el PP de Madrid ha intervenido al menos en 25 municipios o distritos para reorganizar su estructura. 

Actualmente quedan 12 gestoras en marcha, según confirmó una portavoz del PP regional, de las cuales cuatro se han creado por la mancha corrosiva que ha dejado el caso Gürtel en cuatro municipios. Otras cuatro han tenido que formarse por problemas personales o de salud de su presidente y siguen en marcha para buscarles sustituto. El resto, reconocen las mismas fuentes, se deben a problemas internos del partido en ese municipio. 

De las 12 gestoras del PP que todavía funcionan, cuatro (Boadilla, Pozuelo, Arganda y Camarma de Esteruelas) han sido formadas debido al caso Gürtel.

En la ejecutiva del partido madrileño no consideran que los 25 órganos que ha creado Aguirre constituyan un número exagerado. Las cifras, dicen, no son más abultados que los del anterior presidente del partido en Madrid, Pío García-Escudero, que calculan que nombró "unas 80 gestoras". "No me parece que sean muchas, desde luego; 25 gestoras no significa que Aguirre sea intervencionista", se defienden. Recuerdan que, en muchos casos, "no queda otro remedio que intervenir", y que se hace así en todos los partidos. 

A su llegada a la presidencia del PP de Madrid, Aguirre colocó gestoras en seis importantes municipios de la Comunidad. Coincidía con la campaña que iniciaba entonces por hacerse con el control de un partido cuyo liderazgo estaba estrenando. Los primeros asaltos fueron a Tres Cantos, donde el PP gobernaba con un grupo independiente y se colocó al frente de la gestora a José Folgado. Luego vino Aranjuez, gobernado entonces por el PP, que perdió la alcaldía por una disputa entre el anterior alcalde y su mano derecha y hermano, y cuya gestora presidió el senador Juan van Halen. También se intervino Alcorcón, donde colocó al entonces portavoz en la Asamblea y hoy consejero de Hacienda Antonio Beteta. Parla ha estado intervenido hasta junio; se ha tardado cuatro años en encontrar a la persona adecuada. Sevilla la Nueva también estuvo controlada por una gestora. "Lo que dice Cobo es absurdo. No se han intervenido pueblos que no fueran afines a Aguirre. Por ejemplo, en Torrejón, que era el único municipio que le apoyaba en el congreso al que se presentó [Cobo] contra Aguirre, nadie colocó una gestora", responde un miembro del Comité Ejecutivo Regional conocedor del funcionamiento de este tipo de órganos. 

El distrito madrileño de Moratalaz también ha sido un caso de larga intervención. Hasta antes del verano no hubo unas elecciones, pendientes desde junio de 2005. Entonces, Aguirre decidió dejar en suspenso el resultado de las urnas al haber sido impugnadas por uno de los aspirantes. Joaquín Martínez Vidal, hombre muy cercano a Aguirre, es hoy el presidente de dicha agrupación.

(www.elpais.com, 28/10/09) 

LAS "MEDIDAS EXCEPCIONALES" AGUIRRISTAS 

Gestoras colocadas a raíz del 'caso Gürtel': los secretarios generales de las agrupaciones de estos municipios están imputados por corrupción en la trama de sobornos. Pozuelo (Jesús Sepúlveda), Arganda del Rey (Ginés López), Boadilla del Monte (Arturo González Panero) y Camarma de Esteruelas (el secretario general era Benjamín Martín). 

Municipios o agrupaciones intervenidos en la actualidad por bajas o por problemas internos: Hortaleza, Colmenarejo, Aldea del Fresno, Bustarviejo, Anchuelo, Hoyo de Manzanares, Nuevo Baztán y Getafe. 

Gestoras que ya no funcionan ahora: Parla, Boadilla del Monte (primera parte), Sevilla la Nueva, Majadahonda, Tres Cantos, Alcorcón, Moratalaz, El Escorial, San Agustín de Guadalix, Torrelaguna, Nuevo Baztán.      

(www.elpais.com, 28/10/09)

GALLARDÓN SOMETE A VOTACIÓN LA CONTINUIDAD DE COBO COMO PORTAVOZ 

Por un escaso margen el grupo del Partido Popular en el Ayuntamiento de Madrid ha decidido mantener al vicealcalde Manuel Cobo como portavoz municipal. En la reunión previa a los plenos que el grupo siempre mantiene, el concejal de Vallecas y destacado aguirrista ha pedido la dimisión de Cobo. Gallardón, en una decisión sin precedentes, ha sometido la petición a votación. El resultado, 13 concejales a favor de la dimisión y 19 en contra. 

Previamente, Cobo había asegurado que acatará cualquier decisión que tome la dirección nacional del PP en relación a las duras críticas que lanzó contra Aguirre en una entrevista en EL PAÍS y ha pedido a los demás miembros de la formación que hagan lo mismo. 

En una declaración a los periodistas, el número dos de Gallardón ha asegurado que respaldará cualquier decisión de Rajoy porque es a él a quien le corresponde tomarlas y que "eso es lo que tenemos que hacer todos, sin poner ningún tipo de condiciones". 

La guerra abierta en el PP por el control de Caja Madrid alcanzó su punto álgido tras la entrevista en la que Cobo acusaba a Aguirre de utilizar la figura de Rodrigo Rato en su propio beneficio para colocar de presidente de la cuarta entidad bancaria de España a su vicepresidente, Ignacio González. El ex presidente del FMI es el candidato preferido de Rajoy, quien rechaza de plano la presencia de González en la entidad. 

Precisamente hoy el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado que él no se opone a que Rato presida la Caja. 

Tras la entrevista, el sector aguirrista del PP exigió a la dirección nacional una actuación contundente contra Cobo (incluida la expulsión) como condición previa para negociar el futuro de la caja, lo que ha abierto una nueva brecha entre Génova y el PP madrileño que domina Aguirre. 

Sin embargo, en las últimas horas la presidenta ha lanzado varios guiños al propio Rato, con quien está muy unida personalmente, aunque desde su entorno se insiste en que esto no significa que acepten la candidatura del ex presidente del FMI para sustituir a Miguel Blesa al frente de la entidad, máxime cuando Aguirre reiteró ayer a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que ella no piensa negociar nada con una dirección que aún no ha desautorizado a Cobo quien, en su opinión, ha lanzado graves "injurias" sobre ella.  

(www.elpais.com, 28/10/09) 

ALCALDES DEL PP PIDEN ACCIONES DISCIPLINARIAS CONTRA COBO 

Un total de 78 municipios madrileños gobernados por el PP se han adherido a un manifiesto impulsado por el presidente de la Federación Madrileña de Municipios y alcalde de Alcalá de Henares, el popular Bartolomé González, para pedir medidas disciplinarias contra el vicealcalde de la capital, Manuel Cobo, por sus críticas a la presidenta Esperanza Aguirre. En Madrid hay 110 alcaldes del PP. 

El texto, al que tuvo acceso Europa Press, expresa el apoyo "a la gestión de Esperanza Aguirre como presidenta de la Comunidad y del PP de Madrid", y añade: "Esperamos que la dirección nacional de nuestro partido adopte las medidas disciplinarias pertinentes [contra Cobo], en cumplimiento de los Estatutos vigentes, puesto que consideramos que el contenido de esas manifestaciones daña gravemente la honorabilidad de nuestro partido y de nuestros dirigentes". 

(www.elpais.com, 28/10/09) 

COBO ACATARÁ LO QUE DECIDA RAJOY "SIN CONDICIONES" 

El 'número dos' de Gallardón prosigue su guerra contra Aguirre y su entorno, pero esta vez con ataques más velados. Manuel Cobo reprocha ahora a la 'lideresa' que no acepte las decisiones de Génova y que no acepte negociar la presidencia de Caja Madrid, además de exigir a Rajoy que actúe con urgencia contra Cobo.  

El vicealcalde de Madrid aseguró este miércoles que acatará, como siempre ha hecho, las decisiones que sobre él tome "quien puede tomarlas, que es la dirección nacional del partido y su presidente", Mariano Rajoy, pues eso es lo que tienen que hacer todos los integrantes del PP "sin poner ningún tipo de condiciones". 

A su llegada a la inauguración de las Jornadas sobre Equilibrio Territorial, Cobo se acercó a los periodistas para lanzar un mensaje directo a la presidenta del PP madrileño, Esperanza Aguirre, aunque sin citarla en ningún momento.  

"A la dirección nacional de mi partido y a su presidente les corresponde (tomar las decisiones necesarias) y las acataré y, además, la respaldaré, sea la que sea, y eso es lo que tenemos que hacer todos, sin poner ningún tipo de condiciones", declaró.  

Nada más llegar al Circo Price, donde clausuró las jornadas, la mano derecha de Gallardón aseveró que la dirección nacional del PP y su presidente, Mariano Rajoy, "tiene la representación de sus afiliados, de los militantes del PP de toda España" porque fueron ellos quienes les eligieron democráticamente delegando "la capacidad de tomar decisiones". 

El 'número dos' de Gallardón se despidió de los periodistas afirmando que confía en la dirección nacional de su partido, como ha hecho "siempre". "Lo dije en el congreso, lo dijeron los militantes cuando votamos y, por tanto, son ellos los que van a hacer las cosas bien seguro", manifestó antes de entrar en las jornadas que clausuró. 

(www.publico.es, 28/10/09) 

BASAGOITI ADVIERTE DE QUE LA «GUERRA DE PODER» PASARÁ FACTURA ELECTORAL  

El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, sigue ganando peso político en el partido a costa de los problemas de sus colegas valencianos y madrileños. Un día después de haber sido presentado por el presidente de los conservadores, Mariano Rajoy, en una conferencia en Madrid como un político «previsible y de fiar», se erigió ayer como voz autorizada y advirtió de que la «guerra de poder» que atraviesa el PP acabará por «hartar» a los votantes del partido. «Estos problemas por cuestiones internas se tienen que acabar», señaló Basagoiti, para quien el papel de los populares ante los ciudadanos no debe ser el de pelearse entre ellos. 

(www.elperiodico.com, 28/10/09)

GALLARDÓN SOMETE A VOTACIÓN LA CONTINUIDAD DE COBO COMO PORTAVOZ 

Por un escaso margen el grupo del Partido Popular en el Ayuntamiento de Madrid ha decidido mantener al vicealcalde Manuel Cobo como portavoz municipal. En la reunión previa a los plenos que el grupo siempre mantiene, el concejal de Vallecas y destacado aguirrista ha pedido la dimisión de Cobo. Gallardón, en una decisión sin precedentes, ha sometido la petición a votación. El resultado, 13 concejales a favor de la dimisión y 19 en contra. 

Previamente, Cobo había asegurado que acatará cualquier decisión que tome la dirección nacional del PP en relación a las duras críticas que lanzó contra Aguirre en una entrevista en EL PAÍS y ha pedido a los demás miembros de la formación que hagan lo mismo. 

En una declaración a los periodistas, el número dos de Gallardón ha asegurado que respaldará cualquier decisión de Rajoy porque es a él a quien le corresponde tomarlas y que "eso es lo que tenemos que hacer todos, sin poner ningún tipo de condiciones". 

La guerra abierta en el PP por el control de Caja Madrid alcanzó su punto álgido tras la entrevista en la que Cobo acusaba a Aguirre de utilizar la figura de Rodrigo Rato en su propio beneficio para colocar de presidente de la cuarta entidad bancaria de España a su vicepresidente, Ignacio González. El ex presidente del FMI es el candidato preferido de Rajoy, quien rechaza de plano la presencia de González en la entidad. 

Precisamente hoy el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado que él no se opone a que Rato presida la Caja. 

Tras la entrevista, el sector aguirrista del PP exigió a la dirección nacional una actuación contundente contra Cobo (incluida la expulsión) como condición previa para negociar el futuro de la caja, lo que ha abierto una nueva brecha entre Génova y el PP madrileño que domina Aguirre. 

Sin embargo, en las últimas horas la presidenta ha lanzado varios guiños al propio Rato, con quien está muy unida personalmente, aunque desde su entorno se insiste en que esto no significa que acepten la candidatura del ex presidente del FMI para sustituir a Miguel Blesa al frente de la entidad, máxime cuando Aguirre reiteró ayer a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que ella no piensa negociar nada con una dirección que aún no ha desautorizado a Cobo quien, en su opinión, ha lanzado graves "injurias" sobre ella.  

(www.elpais.com, 28/10/09) 

ALCALDES DEL PP PIDEN ACCIONES DISCIPLINARIAS CONTRA COBO 

Un total de 78 municipios madrileños gobernados por el PP se han adherido a un manifiesto impulsado por el presidente de la Federación Madrileña de Municipios y alcalde de Alcalá de Henares, el popular Bartolomé González, para pedir medidas disciplinarias contra el vicealcalde de la capital, Manuel Cobo, por sus críticas a la presidenta Esperanza Aguirre. En Madrid hay 110 alcaldes del PP. 

El texto, al que tuvo acceso Europa Press, expresa el apoyo "a la gestión de Esperanza Aguirre como presidenta de la Comunidad y del PP de Madrid", y añade: "Esperamos que la dirección nacional de nuestro partido adopte las medidas disciplinarias pertinentes [contra Cobo], en cumplimiento de los Estatutos vigentes, puesto que consideramos que el contenido de esas manifestaciones daña gravemente la honorabilidad de nuestro partido y de nuestros dirigentes". 

(www.elpais.com, 28/10/09) 

COBO ACATARÁ LO QUE DECIDA RAJOY "SIN CONDICIONES" 

El 'número dos' de Gallardón prosigue su guerra contra Aguirre y su entorno, pero esta vez con ataques más velados. Manuel Cobo reprocha ahora a la 'lideresa' que no acepte las decisiones de Génova y que no acepte negociar la presidencia de Caja Madrid, además de exigir a Rajoy que actúe con urgencia contra Cobo.  

El vicealcalde de Madrid aseguró este miércoles que acatará, como siempre ha hecho, las decisiones que sobre él tome "quien puede tomarlas, que es la dirección nacional del partido y su presidente", Mariano Rajoy, pues eso es lo que tienen que hacer todos los integrantes del PP "sin poner ningún tipo de condiciones". 

A su llegada a la inauguración de las Jornadas sobre Equilibrio Territorial, Cobo se acercó a los periodistas para lanzar un mensaje directo a la presidenta del PP madrileño, Esperanza Aguirre, aunque sin citarla en ningún momento.  

"A la dirección nacional de mi partido y a su presidente les corresponde (tomar las decisiones necesarias) y las acataré y, además, la respaldaré, sea la que sea, y eso es lo que tenemos que hacer todos, sin poner ningún tipo de condiciones", declaró.  

Nada más llegar al Circo Price, donde clausuró las jornadas, la mano derecha de Gallardón aseveró que la dirección nacional del PP y su presidente, Mariano Rajoy, "tiene la representación de sus afiliados, de los militantes del PP de toda España" porque fueron ellos quienes les eligieron democráticamente delegando "la capacidad de tomar decisiones". 

El 'número dos' de Gallardón se despidió de los periodistas afirmando que confía en la dirección nacional de su partido, como ha hecho "siempre". "Lo dije en el congreso, lo dijeron los militantes cuando votamos y, por tanto, son ellos los que van a hacer las cosas bien seguro", manifestó antes de entrar en las jornadas que clausuró. 

(www.publico.es, 28/10/09) 

AGUIRRE PLANTEARÁ A RAJOY EXPULSAR AL 'NÚMERO DOS' DE GALLARDÓN POR SUS CRÍTICAS 

El PP de Madrid ha abierto el mecanismo para analizar la posible expulsión del vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, tras sus ataques a Esperanza Aguirre en una entrevista en EL PAÍS. La presidenta del Comité Regional de Derechos y Garantías ha convocado una reunión de urgencia a última hora de esta mañana para estudiar sus declaraciones, abrir un expediente informativo al vicealcalde e, incluso, expulsarlo cautelarmente de militancia. Sin embargo, Cobo pertenece desde hace 15 meses al Comité Ejecutivo Nacional del PP por lo que solo el Comité Nacional de Derechos y Garantías podría analizar su caso, según rezan los estatutos del partido; dicho comité lo controla Mariano Rajoy. 

Tras conocer la noticia, Cobo ha asegurado a los periodistas que la propia Aguirre criticó duramente a la dirección nacional "en el ejercicio de sus libertades como militante" y que él ha hecho exactamente lo mismo. Cobo se ha quejado del doble rasero del PP de Madrid y ha recordado que cuando Aguirre dijo que Mariano Rajoy lo hacía "mal, muy mal" nadie le abrió expediente, mientras a él sí. 

El número dos de Gallardón ha arremetido contra la presidenta de su partido en Madrid y ha asegurado que "uno no es lo que dice por mucho que lo repita". Según Cobo, "uno no es liberal por mucho que lo repita. Uno no cree en la libertad por mucho que lo repita". 

Por su parte, el jefe de Cobo, el alcalde Alberto Ruiz Gallardón, ha asegura que él ha "respaldado siempre lo que Manuel Cobo ha hecho".Y desde luego le puedo asegurar que esta vez no va a ser ninguna excepción", aseguró en declaraciones a los periodistas. 

Cobo ha criticado duramente a la presidenta del PP madrileño en una entrevista a EL PAÍS en la que asegura que las personas "cercanas a Aguirre han puesto a Rato en un escaparate de cloacas y ambiciones" y que la actitud de éstos es "de vómito" en la guerra abierta por el control de la cuarta entidad financiera del país. 

Aguirre, quien ha confirmado que la presidenta del Comité de Derechos y Garantías le ha llamado para "estudiar las declaraciones que el señor Cobo ha formulado al diario EL PAÍS", ha manifestado que le parece "absolutamente idiota" que se establezca un "enfrentamiento" en el seno de su partido en torno a quién debe ocupar la presidencia de Caja Madrid, informa Efe. La presidenta regional ha subrayado que cumple "estrictamente" la ley en todo lo relativo a Caja Madrid y ha defendido la figura de Rodrigo Rato, candidato respaldado por Rajoy, al que ha dicho "admirar" como "amigo, persona, político y economista" y del que ha asegurado que sería un "excelente presidente" de la entidad, así como del resto de los posibles aspirantes al cargo. "Mucha gente de Rato trabaja conmigo, y por lo tanto queremos enfrentar me parece que es absolutamente idiota", ha afirmado Aguirre. 

En su opinión, el ex ministro y ex director gerente del FMI podría ser un "excelente presidente de Caja Madrid" y también "de cualquier institución financiera europea, española o mundial". Aguirre ha añadido que Ignacio González, "y cualquiera de los candidatos de los que se ha hablado" para presidir la caja, incluido Manuel Pizarro, le parecerían igualmente "excelentes" para estar al frente de la entidad, pero ha añadido que "sin duda, Rodrigo Rato es un lujo absoluto". 

Por otro lado, el líder del PSOE en Madrid, Tomás Gómez, ha pedido al PP que no pretenda utilizar al presidente del Gobierno en su pelea interna. En opinión de Gómez, Gallardón "quiere ser el presidente del Gobierno de España y Aguirre lo mismo, es decir, quieren la silla de Rajoy y eso no se libra en Caja Madrid ni en las instituciones". 

Pulso político

La pugna por el control de Caja Madrid llevó a Rajoy y Aguirre a escenificar de nuevo su enfrentamiento por controlar el partido. Rajoy vetó públicamente a González el pasado 22 de octubre, cuando la presidenta madrileña acudió a Génova para defenderlo como el más idóneo para el cargo. El presidente del PP apostó por Rodrigo Rato. Si en un primer momento, Rajoy no se había opuesto a González cuando este anunció su candidatura, pese a su enemistad con él, la presión del caso Gürtel y la actitud de Francisco Camps en este asunto han llevado al líder del PP a intentar mostrar su poder . 

Varios dirigentes populares creen que con su maniobra, Rajoy simplemente trata de vetar a González, pero tampoco Rato, de quien se encuentra muy distanciado, es su candidato y lo que realmente pretende es que el Gobierno se mueva para vetar al ex ministro de Economía y pueda aprovecharse de la situación Luis de Guindos, el tercer nombre que aparece en las quinielas para sustituir a Miguel Blesa en Caja Madrid. 

Profesionalización y despolitización

Sin respaldar claramente a ningún candidato para presidir Caja Madrid, la portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Soraya Sáenz de Santamaría, ha defendido la línea de la "profesionalización" y la "despolitización" en las entidades bancarias. "Como portavoz poco tengo y debo que decir, no me compete, pero las cajas deben estar gestionadas por personas con capacidad y tenemos que abrir un proceso de despolitización de las cajas y sobre cómo queremos que sean en el futuro", ha asegurado Sáenz de Santamaría en una entrevista en la Cope.

 La tesis defendida por la portavoz popular se alinea con la de su líder, Mariano Rajoy, quien la semana pasada vetó a Ignacio González, candidato de Esperanza Aguirre, si bien no se ha posicionado claramente a favor de Rodrigo Rato, el nombre que sugirió el presidente del partido para ponerse al frente de la cuarta entidad financiera del país. "Rato llevó a cabo una reforma en 2003 para que las Administraciones tengan cada vez menos peso; es lo que yo pienso peros soy la menos indicado para decir cómo debe resolverse", ha añadido.

 (www.elpais.com, 26/10/09) 

LAS SEIS 'PERLAS' DE COBO  

El paso adelante dado por el vicealcalde...

- Soy afortunado al tener cierta independencia y sé que es mucho en estos tiempos. Aunque intentaron encontrarme algo que me hiciera dependiente de ellos, a través de esa gestapillo que montaron y espiándome como espiaban a Alfredo Prada. Pero estaban equivocados, porque aunque hubieran encontrado algo con que chantajearme, me hubiera dado igual, porque siempre diría lo mismo, a mí no me han gamoneado ni me van a gamonear nunca (por Sergio Gamón, alto cargo del Gobierno de Aguirre que montó la trama de espionaje político en la Comunidad de Madrid). 

Defensa de Rato para presidir Cajamadrid...

- Los que no han dado a mi partido más que malas noticias y rumores de las peores cosas no pueden poner en este espectáculo de la miseria humana a Rodrigo Rato Figaredo. Es de vómito y más si viene de aquellas personas cercanas, hoy, a Esperanza Aguirre, presidenta de mi partido en Madrid, que deben a Rodrigo todo lo que son. Si tuvieran un gramo de vergüenza deberían decir todo lo que digo yo y más.  

Sobre el 'poder real' en el PP...

- Pero la dirección nacional decide, repito, decide, entre otras muchas cosas, quién es la candidata a la presidencia de la Comunidad de Madrid, y decide, repito, entre otras muchas cosas, toda la lista a la Asamblea de Madrid. Como lo hace también con la lista al Ayuntamiento. ¿Sobre qué espacio geográfico puede decidir la dirección nacional de mi partido? ¿Sobre asuntos que ocurran en Marte o sobre los que ocurran en Saturno? Pues no, decide sobre asuntos tan importantes como éste, que ocurren en España.  

Sobre el 'liberalismo' de Aguirre...

- Una cosa es ser liberal y otra muy distinta decirlo. Nunca he oído a nadie decir más veces que a Aguirre "soy liberal". Hola, soy Esperanza Aguirre, soy liberal. Siempre lo dice, soy liberal (...) Y cualquiera que vea Telemadrid y los que la veían antes comparen cuándo había más pluralidad. 

En el PP, con la sinceridad por delante...

- Da igual lo que se diga en público, hemos llegado a la mayor hipocresía. Hay gente que todos los días hace un discurso en público, y en los confidenciales, en las comidas y, ¡ojo!, en las visitas que hacen a Rajoy, los mismos que hacen un discurso en público, ya no dicen lo mismo en privado.  

Las consecuencias de la entrevista...

- A los socialistas les pido que no usen torticeramente alguna parte de esta entrevista y que repitan lo que digo de Zapatero. A los otros, a los sin escrúpulos, si reaccionan como lo han hecho en ocasiones anteriores, no contraargumentarán, sacarán la brigada acorazada y buscarán, como se hacía en el fascismo y el comunismo, algo de mí, de Gallardón o de mi familia que sea difamatorio o injurioso. Buscarán, porque ya lo hicieron antes, algún "trapo sucio", alguna foto mía con Zapatero, o de alguien con alguna señora o señor que piensen que compromete... Lo que sea para desacreditar a las personas, no las ideas. Pero da igual, busquen lo que busquen no conseguirán cambiar la veracidad de una sola coma de lo que he dicho. 

(www.publico.es, 27/10/09) 

El ex vicepresidente del Gobierno se pronuncia así en un carta abierta remitida a dos diarios asturianos en la que manifiesta su agradecimiento a José Miguel Bernardo Rodríguez, que supuestamente localizó el pasado mes de abril documentos personales en un contenedor y se los hizo llegar.

Francisco Álvarez-Cascos ha calificado de "grupito sectario sin escrúpulos" a la dirección del PP de Gijón, a la que ha denunciado ante la Agencia de Protección de Datos por arrojar a un contenedor su documentación y correspondencia privada.

Según el ex vicepresidente, el anuncio del PP de Gijón de que estudia querellarse contra Bernardo Rodríguez, que entonces ocupaba el cargo de secretario general de Izquierda Republicana en Asturias, refleja que la actual dirección local del partido no es "un grupito extremista" sino "un grupito fuera del sistema".

Para Álvarez-Cascos, los responsables del partido en Gijón se amparan "cobardemente" en las siglas de una formación, el PP, que representa a 700.000 españoles, y que es "reformista, moderado y de centro", que tiene como "principio básico" el respeto a la ideología de todas las personas.

A su juicio, en el seno del PP no caben "las abominables y groseras descalificaciones" vertidas contra esta persona para intimidarla y basadas, subraya, en su ideología, su militancia y su trayectoria política.

Tras la denuncia de Álvarez-Cascos, que ha trasladado además el asunto al Comité Nacional de Derechos y Garantías del PP, el PP de Gijón desmintió "rotundamente" haber arrojado a un contenedor de escombros dicha documentación y aseguró que en su sede no quedan papeles relativos al ex ministro de Fomento desde 2003.

Asimismo, aseguró que desde que la actual dirección fue elegida en el año 2003, en su sede no se conserva documentación ni correspondencia privada de Álvarez-Cascos, "que fue retirada" por el anterior presidente local del partido, Isidro Martínez Oblanca.

Desde la elección de Pilar Fernández Pardo en noviembre de 2003 como presidenta de la junta local del PP, Álvarez-Cascos, que inició su carrera política en Gijón, ha mantenido diversos enfrentamientos con los responsables locales del partido, lo que le llevó a darse de baja como militante para registrarse en Madrid.

www.efe.es 25.10.09

EL PP SANCIONA A LOS TRES DIPUTADOS VASCOS QUE FALTARON A UNA VOTACIÓN  

El PP multó ayer a los tres diputados populares vascos que el martes se ausentaron del hemiciclo del Congreso para no rechazar el blindaje legal del concierto vasco, una iniciativa respaldada de forma casi unánime en el Parlamento autonómico que llegó a la Cámara baja. 

El partido no escuchó las demandas del líder conservador en Euskadi, Antonio Basagoiti –quien advirtió de que era imprescindible el sí del PP a la propuesta– y se negó a votar a favor por considerar que el PNV instrumentalizaba la medida con el fin de sacar pecho y subrayar la influencia que le da el hecho de que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero necesite a la fuerza política nacionalista para sacar adelante los presupuestos para el 2010. La decisión propició que los tres diputados vascos –Alfonso Alonso, José Eugenio Azpiroz e Ignacio Astarloa– abandonaran el hemiciclo para no votar en contra de sus principios.  

Si el sentido del voto del PP no gustó a Basagoiti, tampoco lo hizo la sanción económica. El líder de los populares vascos lanzó el pasado 29 de septiembre un aviso rotundo a la dirección nacional en el caso de que rechazara el blindaje del concierto: «Que vengan ellos a presentarse».Ayer dijo sentirse «algo desautorizado» por la cúpula, explicó que intentará convencer a Mariano Rajoy de lo necesario que es asegurar legalmente el concierto vasco y defendió su posición: «Que no comparta la decisión de mi partido en Madrid de votar en contra del blindaje no supone ninguna deslealtad porque lo digo a la cara, porque voy de frente, porque lo argumento, porque digo, además, que formo parte de esta organización y estoy muy orgulloso».

Basagoiti reivindicó su actuación y su talante, al diferenciar a quienes se atreven a hablar de quienes callan por temor: «En todos los partidos, quien dice amén a todo nunca tiene problemas. Aquel que es como quiere ser, manteniendo líneas de lealtad y coherencia, tiene posibilidades de que se confíe en él». 

Antes de que la multa se hiciera pública, Basagoiti advirtió de que en caso de que se aprobara una sanción económica para Alonso, Azpiroz y Astarloa esta sería asumida por el PP vasco. También negó que estos rompieran la disciplina de voto del grupo popular en el Congreso, ya que no votaron en contra.  

La dirigente popular y presidenta del Parlamento autonómico, Arantza Quiroga, hizo suyas «al cien por cien» las declaraciones de Basagoiti y afirmó que «cabe una reflexión» sobre el rechazo del PP al blindaje del concierto. Una reflexión, prosiguió, que debería ir en la línea que defienden los populares vascos.  

(www.elperiodico.com, 15/10/09)

LOS DIPUTADOS VASCOS DEL PP SE VAN DEL PLENO EN DESACUERDO CON EL PARTIDO 

Por primera vez en lo que va de legislatura, el PP asistió ayer a la división del voto de sus diputados en el Congreso. Sus tres representantes vascos -Alfonso Alonso, José Eugenio Azpiroz e Ignacio Astarloa- se ausentaron del hemiciclo mientras la Cámara aprobaba la toma en consideración del llamado blindaje de las normas fiscales vascas y el Grupo Parlamentario del PP lo rechazaba. El líder de este partido, Mariano Rajoy, estuvo ausente y también faltó en la nutrida delegación vasca el líder de los populares, Antonio Basagoiti. 

La contradicción en el PP fue aún más evidente porque, al tratarse de un asunto que había sido aprobado por unanimidad en el Parlamento vasco, hicieron uso de la palabra varios diputados autonómicos. Antón Damborenea, diputado del PP en la Cámara de Vitoria, rechazó en su intervención la existencia de privilegio alguno en su reclamación. Argumentó que la iniciativa sólo defiende para las normas fiscales -emanadas de las Juntas Generales vascas, con rango de norma foral y no de ley como las de los parlamentos- la misma protección jurídica que dispone el resto de la normativa tributaria, sea del Estado o autonómica. 

Damborenea tuvo la réplica de un compañero de su propio partido, el diputado nacional Arturo García Tizón, que defendió el rechazo de la iniciativa no por su oposición al fondo de la cuestión, que sólo cuestionó la diputada de UPyD, Rosa Díez, sino por la vinculación entre "el apoyo del PSOE a la misma y el respaldo del PNV a los Presupuestos Generales del Estado", que calificó de "absolutamente impresentables". El diputado nacional del PP por Álava y miembro de la dirección del Grupo Parlamentario Popular Alfonso Alonso lamentó en los pasillos "no haber convencido" a su partido y admitió la existencia de una "ruptura". "Somos leales y asumimos las consecuencias, pero hay momentos en los que uno tiene un límite", añadió. Casi al mismo tiempo, el PP vasco emitió un comunicado resaltando "el compromiso que siempre ha existido con la foralidad vasca y el Concierto Económico". Lejos de atacar a la dirección nacional, responsabilizó al PNV por plantear la cuestión como "chantaje" para dar su apoyo a los Presupuestos, y a los socialistas por "plegarse" a ello. 

Sin embargo, el apoyo del PNV a los Presupuestos no está nada asegurado. El portavoz de ese partido en el Congreso, Josu Erkoreka, dijo, tras reunirse con el portavoz del PSOE, José Antonio Alonso, que lo aprobado ayer "no es garantía" suficiente para que el PNV respalde los presupuestos. Desde la tribuna, el representante del PNV, Aitor Esteban, precisó que la toma en consideración, ayer, del llamado blindaje en el Congreso no garantiza un plazo de cumplimiento del compromiso ni tampoco evita una desvirtuación posterior del contenido. Erkoreka exigió a Alonso un compromiso escrito del PSOE sobre el texto final. Según fuentes de la ejecutiva del PNV, las "notas" que el Gobierno les ha pasado "mantienen la vía del recurso ante los tribunales de lo contencioso", justo lo que pretende esquinar la iniciativa que ayer votó el PSOE y que el PNV no aceptará. 

El portavoz socialista, Txiki Benegas, reivindicó el propio Concierto vasco como "fruto de la historia de España, no sólo del País Vasco" y denunció el "abuso" de recursos contra normas tributarias vascas. Al PNV le indicó que el PSOE votaba ayer "por convencimiento, no por necesidad" y le recordó que la aprobación fue posible "por nuestros 168 votos, no por los seis del PNV". 

(www.elpais.com, 14/10/09) 

BASAGOITI SE SIENTE "ALGO DESAUTORIZADO" POR SU PARTIDO EN MADRID 

El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, ha afirmado que se siente "algo desautorizado" por su partido en Madrid a raíz del Concierto vasco, que "en ningún caso es un privilegio" o una forma de "tocar las narices". 

Basagoiti ha explicado que en los próximos meses intentará convencer a su presidente, Mariano Rajoy, y a la opinión pública de la necesidad de equiparar las normas fiscales vascas y defender el Concierto. 

Además, aseguró que los tres diputados vascos que ayer abandonaron el salón de plenos del Congreso cuando el resto de diputados del PP iban a votar en contra de la tramitación no fueron "desleales" con su partido y dice que, si se les impone una multa, la pagará el Partido Popular en el País Vasco. 

En una entrevista concedida a TeleBilbao, Basagoiti ha afirmado que se siente "bien" por haber mantenido "la coherencia" con lo que piensa porque siempre ha creído que el Concierto Económico "es bueno para Euskadi y es algo que es justo". 

En cuanto a su partido en Madrid, aseguró que él les ha explicado este tema "con todos los papeles, los argumentos, la historia, la tradición, la Constitución, el Estatuto y con todo, y aún así" su posición "ha sido menos fuerte que la que manejaban ellos, que era la de que éste era un chantaje del PNV y el PSOE para unos presupuestos". "A veces, y esta ocasión es una de ellas, es más importante quedarse en el fondo, en lo importante, en lo que se defiende, que en el momento o en las formas", señaló. 

Tras destacar que él es "muy peleón", apuntó que lo hace "sin maldad" y no supone "ninguna deslealtad" con su formación. "Que no comparta la decisión de mi partido en Madrid de votar en contra del blindaje no supone ninguna deslealtad porque lo digo a la cara, porque voy de frente, porque lo argumento, porque digo, además, que formo parte de esta organización y estoy muy orgulloso", indicó. En este sentido, afirmó que prefiere defender lo que cree, decir lo que no comparte y "no andar por detrás, sino ir de frente y decir las cosas". 

El líder de los conservadores vascos señaló que "en todos los partidos, quien dice amén a todo, nunca tiene problemas", mientras que "aquel que es como quiere ser él, manteniendo líneas de lealtad y coherencia, tiene posibilidades de que se confíe en él". 

A su juicio, "sí tiene su sitio" en una formación política "la gente genuina, si no es desleal, si no es incoherente y si no va por detrás, creo que sí tiene su sitio", y precisó que quien "no tiene futuro en un partido" es el "se pasa de la raya" o se niega a "dimitir", como ha ocurrido en Valencia. 

Además, dijo que el PP vasco no han roto la disciplina de voto porque no han votado lo contrario a lo que el partido ha dicho. "Lo que se ha hecho al salir de la sala del salón de plenos cuando se votaba es demostrar que no se está de acuerdo", manifestó. 

 (www.publico.es, 14/10/09) 

EL PP TEME QUE EL DESAIRE DE GÉNOVA DIFICULTE SU PERFIL VASQUISTA PARA 2011 

Ni las múltiples gestiones telefónicas y personales realizadas en las últimas semanas ni el reto lanzado por Antonio Basagoiti -"que vengan ellos y se presenten"- evitaron que, finalmente, Génova desairase ayer al PP vasco. La decisión del partido de votar en contra de la admisión a trámite en el Congreso de la proposición de ley para blindar el Concierto ha causado un serio malestar en las filas de la formación en Euskadi, que se tradujo en la inédita decisión de que sus tres diputados se ausentasen del hemiciclo para no tener que votar en contra de lo mismo que el partido ha apoyado en el Parlamento de Vitoria. 

"No nos deja en una buena posición", se sincera un alto dirigente del PP vasco. Aunque en la cúpula del partido se insiste en un mensaje de diferencias desde la lealtad y en alejar cualquier impresión de ruptura, no se oculta que la votación de ayer puede suponerle dificultades para defender sus postulados y trazar su estrategia, incluso con la vista puesta en las elecciones forales de 2011. "Tenemos una trayectoria y siempre hemnos defendido esta posición", apunta un responsable provincial, pero distintos miembros de la ejecutiva asumen que lo sucedido puede entorpecer el perfil más vasquista que quieren dar a la formación. 

Dicha lealtad repetida por varios de los consultados se ejemplifica en el comunicado que la formación difundió a media tarde. Inspirado en buena medida por Basagoiti, el texto muestra su discrepancia con la decisión adoptada, pero añade a renglón su "respeto" por la misma y carga especialmente contra el PNV. 

En las formas y en la presión que el PP vasco ha tenido capacidad de ejercer sobre Génova ha jugado también la compleja situación que está atravesando Rajoy con las consecuencias del caso Gürtel y el conflicto cada vez más serio que se le abre tanto en Valencia como en Madrid. Y, en buena medida, el PP de Euskadi se ha visto atrapado por el enfrentamiento entre Rajoy y Zapatero por la política nacional y la negociación presupuestaria. 

Basagoiti conoció a mediodía la decisión que había tomado el Comité de Dirección nacional de votar no y de inmediato se puso en contacto con sus tres diputados -Alfonso Alonso, Ignacio Astarloa y José Eugenio Azpiroz- para acordar su ausencia de la votación. Hasta el último momento se debatió en ese comité la posibilidad de abstenerse, pero al final pesaron más las fortísimas presiones hechas por las organizaciones del PP en dos comunidades autónomas como La Rioja y Castilla y León, donde gobierna y son graneros de votos. Responsables del partido en Euskadi añaden el papel que también han jugado medios informativos y de opinión conservadores. 

El líder vasco, quien en las últimas semanas ha charlado varias veces con Rajoy del Concierto, no habló ayer con el presidente nacional, pero trasladó su disgusto a varios dirigentes de Génova. 

Dentro del evidente malestar, distintos dirigentes ponen de relieve el gesto de madurez del partido en Euskadi que supone que sus tres diputados no participasen en la votación. "Lo que tengo claro es que yo no puedo votar no", reconocía uno de ellos a este periódico horas antes de comenzar el debate. "Valoramos mucho el haber sido capaces de hacer eso. Nunca había discrepancias, y si las había no trascendía, y ahora hemos mostrado autonomía y criterio", apunta un miembro de la ejecutiva. 

El PP pone ahora su confianza en el largo trámite que se abre en el Congreso para el debate de la proposición de ley. "Creo que tenemos razón y que lo que defendemos es coherente con nuestra posición. Vamos a mantener la defensa del Concierto hasta sus últimas consecuencias", declaró Basagoiti a este periódico. 

"Es importante hacer ahora pedagogía, porque éste es un tema fácilmente manipulable y sobre el que existe una enorme ignorancia", coinciden Alonso y otros responsables del partido. En ese proceso de seguir defendiendo el Concierto, en que el PP vasco se volcará ahora, jugarán un notable papel las ponencias que se debatirán en sus tres congresos provinciales, que se celebrarán entre este mes y el próximo noviembre. 

(www.elpais.com, 14/10/09)

EL EX PRESIDENTE DEL PP CATALÁN: “ESTE PARTIDO ES UNA MIERDA” 

“Este partido es una mierda”. Con esta rotundidad se expresa Daniel Sirera, diputado del Partido Popular y ex presidente del PP de Catalunya hasta el pasado año. La frase está sacada de un mensaje de móvil que Daniel Sirera mandó desde el hemiciclo del Parlament a la diputada de su partido Carina Mejías. La afirmación de Sirera ha causado indignación en el PP, que ha anunciado que pedirá explicaciones al hombre que sustituyó al ex ministro Josep Piqué. Alicia Sánchez-Camacho, a quien Sirera responsabiliza de defenestrarlo, no ha querido hablar por teléfono con el diputado.  

El texto del SMS lo reproduce casi en su integridad el diario en catalán Avui, que lo ha obtenido por medio de una fotografía hecha con un teleobjetivo. Cuando en la tribuna intervenía Albert Ribera, de Ciutadans, Sirera tecleaba su Blackberry. “¿Qué quieres que te explique? ¿Qué por qué no me presenté? Porque mirar hacia atrás solo te vería a ti, al “Tutu”, y al “Berman”, la Nadal y cuatro más. Este partido es una mierda y la gente no...”, puede leerse en la foto de Marta Pérez.

Rifirrafe con Montilla 

Minutos antes, José Montilla, presidente de la Generalitat, le había dicho que ése era su último debate de política general porque la nueva jefa de filas del PP era Sánchez-Camacho. Sirera respondió a Montilla que quizá él ya no estaría como president si Monserrat Tura, consejera de Justicia, se presenta a las primarias en el PSC.

Malestar en el PP 

Fuentes del PP han expresado su malestar por las palabras de Sirera por considerar que este partido ha sido magnánimo con él, ya que lo ha mantenido como presidente del grupo parlamentario. Con ese gesto pensaban contentar a Sirera después de apartarlo en julio de la presidencia del partido. Para obtener su renuncia fue necesaria una reunión de cinco horas con Ana Mato, secretaria de organización del PP. Sirera se consideraba el candidato oficialista y no comprendía su sustitución por Sánchez Camacho, impuesta desde Madrid.

Con Negrera 

Daniel Sirera comparte escaño con Montserrat Nebrera, que no aceptó las directrices y le disputó la presidencia a Sánchez-Camacho. Nebrera fue derrotada al obtener Sánchez-Camacho el apoyo del sector más tradicionalista del PP catalán, encabezado por Alberto Fernández Díaz.

Acciones judiciales contra Avui 

Sirera reconoció haber escrito el mensaje crítico, pero matizó que lo hizo en un ámbito privado, y anunció acciones judiciales contra el Avui. “Siento violada mi intimidad. Me han interceptado un sms y esa violación de la privacidad está castigada en la ley”. No obstante, Sirera admite que el mensaje lo escribió en un lugar tan público como un parlamento. 

(www.elplural.com, 02/10/09)

RIPOLL CASTIGA A LA CAMPISTA ALONSO EN LA DIPUTACIÓN 

Ojo por ojo, diente por diente. Si el lunes la portavoz del PP en Elche, la campista Mercedes Alonso, retiró al ripollista, Emigdio Tormo, también del PP, de la comisión de Hacienda, ayer el presidente provincial del PP y titular de la Diputación, José Joaquín Ripoll, retiró a Alonso de todas las comisiones de la corporación. La vicepresidenta tercera de la Diputación, Mercedes Alonso, abandona la comisión de Bienestar Social, Cultura, Cuentas y la junta rectora del Juan Gil-Albert. El portavoz socialista, Antonio Amorós, achacó también estos "ceses fulminantes" a la aparición del nombre de Alonso en el informe policial del caso Gürtel. Los socialistas exigen también que la destituya como vicepresidenta. 

Por otro lado, el alcalde de Benidorm, Agustín Navarro, que accedió al cargo tras prosperar el 22 de septiembre una moción de censura contra el PP, pasó ayer a ser diputado provincial no adscrito. Fuentes del PSPV indicaron que Navarro la próxima semana renunciará a su acta de diputado provincial. 

(www.elpais.com, 02/10/09)

UN CAMPISTA Y UN ZAPLANISTA LLEGAN A LAS MANOS EN LA CALLE EN VILLENA 

Juan Richart, concejal de Obras y Servicios del Ayuntamiento de Villena, llegó a las manos ayer con Isidro Gozálvez, esposo de María José Hernández, concejal de Urbanismo y Patrimonio, y asesor municipal. El encontronazo entre ambos se produjo en plena calle, fuera del recinto municipal, después de una tensa reunión de la Junta de Gobierno municipal donde se debatía la posibilidad de llevar al pleno el reparto de dos millones de euros de ingresos extraordinarios obtenidos por el Ayuntamiento como resultado de la venta de patrimonio municipal. 

Richart y Gozálvez se denunciaron mutuamente por agresiones ante la Guardia Civil. Gozálvez acompañó la denuncia de un parte de lesiones. En el forcejeo se dislocó el hombro y fue al médico. Un portavoz municipal atribuye la pelea a "cuestiones personales". Y subraya que el choque se produjo fuera de las dependencias municipales y "no llegó la sangre al río". 

Richart es un convencido campista, mientras que María José Hernández, esposa de Gozálvez, es zaplanista, y afín la alcaldesa, Celia Lledó.El pasado mes de junio se produjo un encontronazo entre los dos sectores del PP en el gobierno municipal de Villena cuando se planteó por primera vez el reparto de los dos millones de euros de ingresos extraordinarios obtenidos por enajenación de patrimonio municipal. La propuesta de reparto planteada por los zaplanistas no satisfizo a los campistas, que optaron por ausentarse del pleno e impedir la votación. La nueva propuesta de reparto de los fondos en cuestión, defendida por la edil de Urbanismo y responsable de Patrimonio, fue la espoleta que provocó la pelea entre Richart y Gozálvez. 

La Junta de Gobierno se celebró a puerta cerrada, pero inmediatamente después, una vez que Richart abandonó el Ayuntamiento, Gozálvez le acusó de insultar a su esposa y le requirió para que no volviera a hacerlo, según otras fuentes. Richart no se arredró y ambos empezaron a empujarse. El forjeceo debieró ser de calibre que Gozálvez acabó con un hombro dislocado, según consta en el parte de lesiones que entregó a la Guardia Civil cuando formalizó una denuncia por agresiones. Richart no presentó parte de lesiones, pero sí acudió a la Guardia Civil. 

(www.elpais.com, 22/09/09) 

PARTIDARIOS DE RIPOLL Y CAMPS LLEGAN A LAS MANOS EN VILLENA 

La guerra interna entre campistas y ripollistas en el equipo de gobierno del PP de Villena llegó ayer al episodio más vergonzoso de cuantos se han producido hasta la fecha con una pelea en plena calle entre el edil de Obras, el campista Juan Richart, e Isidro Gosálbez, cargo de confianza de la alcaldesa en el área de Ocio y marido de la ripollista María José Hernández, que ostenta la delegación de Urbanismo Residencial. Las versiones de uno y otro se contradicen en lo esencial pero ambos recibieron asistencia médica y acabaron en el cuartel de la Guardia Civil denunciándose mutuamente por supuestas agresiones, injurias y amenazas. 

Los hechos que desencadenaron el enfrentamiento se originaron a las 9 horas durante la habitual reunión de los concejales del PP previa a la Junta Local de Gobierno. A la sesión de trabajo no acudió la alcaldesa ripollista Celia Lledó, que se encontraba en Valencia en una cita de trabajo con el conseller Gerardo Camps, ni tampoco el edil de Deportes, José Tomás Peralta, actualmente de vacaciones. 

La crispación entre las dos corrientes surgió cuando los concejales afines a la alcaldesa informaron de que iban a llevar al pleno la moción para el cambio de afectación del patrimonio municipal a otros fines de interés social. Este asunto, por el que se liberarán dos millones de euros a ingresar en las arcas municipales, no había sido consensuado en el mes de junio, lo que ya ocasionó entonces una fuerte controversia llevando a los ediles díscolos a romper la disciplina de voto en un pleno en el que Lledó quedó en minoría. En la reunión de ayer, los campistas volvieron a protestar porque estos fondos van a ir destinados íntegramente al Plan Revita y el Proyecto de Dinamización Turística sin tener en cuenta las necesidades de las áreas municipales que ellos dirigen. Por eso advirtieron que volverían a votar en contra en el pleno y la tensión fue creciendo hasta que la edil María José Hernández se dirigió a Juan Richart y le dijo: "Vete a tomar por culo" a lo que éste le respondió: "a eso te vas tú", según fuentes campistas. Una versión que, no obstante, difiere respecto al autor del insulto en función del sector que la relate. Precisamente la corriente ripollista asegura que quien profirió la frase fue Richart. 

Lo cierto es que la edil abandonó la reunión muy malhumorada y el episodio terminaba llegando a oidos de su marido. Dos horas más tarde, sobre las 11, los ediles campistas Mari Paz Poveda, Juan Carlos Pedrosa y el propio Juan Richart salieron del Ayuntamiento y en el cruce de la calle Capitán López Tarruella con Corredera se cruzaron con Isidro Gosálbez. Según los testigos presenciales, Gosálbez le dijo a Richart que tenían que hablar, a lo que éste le contestó que estaba dispuesto a ello. Entonces se acercó amenazadoramente a Richart conminándole a que ni mirara a su mujer ni volviera a hablarle. Tras explicarle Richart que él no le había faltado el respeto, sino que había sido ella, Gosálbez le cogió supuestamente por la solapa de la chaqueta y le empujó contra el escaparate de un comercio de confección dándose un fuerte golpe en la cabeza.  

Asimismo, según el relato realizado a este diario por las mismas fuentes, le gritó supuestamente en varias ocasiones que "lo iba a matar" y que era un "enano". En ese momento Juan Carlos Pedrosa retuvo a Richart y un hombre que pasaba por la zona hizo lo propio con Gosálbez, que en el forcejeo se dislocó el hombro. Una lesión que, según indicó a quienes lo socorrieron, le ocurre con frecuencia. De hecho, le pidió ayuda a uno de ellos para devolver la articulación a su lugar aunque posteriormente acudió al Centro Sanitario Integrado para ser atendido. También fue atendido Richart. Tenía dolores en la cabeza y el cuello y, al presentar un fuerte estado de nerviosismo, le fue suministrado un calmante recetándole el facultativo reposo, calor local, analgésicos y antiinflamatorios. A continuación se dirigió al cuartel de la Guardia Civil para interponer una denuncia, acción que también llevó a cabo el marido de la edil por la tarde. 

Tras el suceso solicitaron a la alcaldesa el cese inmediato de este cargo de confianza con sueldo a lo que, según los campistas, la primera autoridad local se negó. Extremo que no ha sido ni confirmado ni desmentido por la Alcaldía. Esta situación desemboca en un nuevo cisma en el PP villenense, lo que viene a evidenciar que el acuerdo alcanzado meses atrás se cerró en falso y deja en el aire la estabilidad del Ayuntamiento. 

(www.levante-emv.com, 22/09/09)

Rajoy apacigua (o adormece) al PP

Las dudas del PSOE y la posibilidad de volver al poder neutraliza las críticas internas - Prácticamente nadie ha hablado en las últimas tres reuniones

Más de 300 personas se juntaron el lunes en la calle Génova, venidas desde toda España, y desde Bruselas los eurodiputados. Pero entre todos ellos, sólo el veterano Manuel Fraga se decidió a abrir la boca después de que hablara Mariano Rajoy para bromear: "Esta vez se le ha aplaudido más que otras". Era la Junta Directiva Nacional, equivalente al Comité Federal del PSOE, que ayer tuvo 31 intervenciones de dirigentes. Y no fue una excepción. Era la tercera reunión interna consecutiva -antes pasó en dos comités ejecutivos- en la que nadie hablaba tras el jefe, ni siquiera para bien.

Montoro: "Nadie llegó al Gobierno ofreciendo sangre, sudor y lágrimas"

El líder del PP, hasta hace unos meses acosado por las críticas internas, camina ahora con tranquilidad. Según opinión generalizada, son las dudas del PSOE, la posibilidad de volver al poder y la certeza de que Rajoy, después de la victoria en las europeas, llegará a 2012, lo que ha desanimado a los críticos y apaciguado al partido. Otros creen que Rajoy más bien lo ha adormecido, y la ausencia de debate no es prueba de liderazgo sino de desinterés general.

"La derecha no tiene mucha tradición de debate interno en las reuniones. Somos presidencialistas", sentencia un dirigente. "La gente empieza a oler la victoria y el poder, no es momento de poner palos en las ruedas", añade otro. Lo cierto es que Rajoy gobierna el partido sin oposición. La última reunión con críticas o dudas fue hace más de un año. Los cuatro protagonistas de esas críticas, Juan Costa, Carlos Aragonés, Gabriel Elorriaga e Ignacio González quedaron fuera del Comité Ejecutivo por decisión de Rajoy. "No es momento de decir nada, todos sabemos que queda mucho tiempo, estamos en periodo valle, y al final, las decisiones se toman entre cuatro, es la forma de trabajar de Mariano, es inútil hablar ahora", sentencia otro miembro de la dirección.

El líder se concentra ahora, según su entorno, en lo que llaman "construir la alternativa". Rajoy está buscando un perfil más constructivo, señalan. Pero sin definirse del todo. Es pronto para eso, insisten, porque el PP no trabaja con la hipótesis de elecciones anticipadas, algo que, dicen, sería suicida para el PSOE. Rajoy quiere evitar definirse con grandes propuestas de recortes de gastos o reformas de fondo dolorosas.

En medio de un otoño caliente con malos datos económicos y una compleja negociación presupuestaria, algunos dirigentes reclaman en privado que el PP asuma más riesgos, con discursos claros sobre dónde hay que recortar los gastos. Pero en una reunión con todos los portavoces de área del Congreso para analizar la estrategia sobre los Presupuestos, Cristóbal Montoro, máximo responsable económico del partido, dejó muy clara la posición de la dirección. "Ninguna oposición llegó al Gobierno ofreciendo sangre, sudor y lágrimas", sentenció ante quienes pedían arriesgar más, entre ellos algunos veteranos miembros de ese colectivo de portavoces. No es momento de proponer medidas dolorosas, aunque sean inevitables, sentencian en la dirección.

La idea es no apostar por decisiones que generen rechazo social. De hecho, el líder critica todos los días el aumento de gasto público originado por Zapatero, pero ha votado a favor de muchas de las importantes decisiones de gasto -el jueves sus diputados apoyaron los 420 euros para quien agote el paro- o se ha abstenido en otras, como los 8.000 millones para los ayuntamientos.

La estrategia del PP, dirigida por Rajoy e inspirada por Pedro Arriola, su principal asesor y analista de tendencias sociales y electorales, consiste en concentrar el foco en José Luis Rodríguez Zapatero para que él se siga desgastando con la crisis, según analizan varios marianistas. Mientras, Rajoy sigue construyendo una imagen positiva y poco a poco introduciendo elementos de alternativa. El optimismo está pues instalado en el PP, aunque la preocupación sigue concentrada en el asunto que les trae de cabeza desde hace siete meses: el caso Gürtel, que, a pesar de tener pocos efectos electorales, no se da por acabado en la sede de la calle Génova.

www.elpais.es 20.09.09

SE AGRAVA LA CRISIS EN EL PP DE SAN BARTOLOMÉ  

El presidente del PP en San Bartolomé de Tirajana y aspirante a la reelección, Fernando Toribio, ha advertido a sus adversarios de que mantendrá el acta de concejal que obtuvo en las listas de su partido hasta el final del mandato aunque pierda su cargo orgánico mañana. 

Una jornada en que la organización local del PP tiene convocada una asamblea general para renovar la presidencia, a la que concurren dos candidaturas, la del propio Toribio y otra encabezada por Ignacio Casteleiro. 

Ante esa cita, Toribio quiso advertir, en declaraciones: "a los que piensen que dejaré el acta que se vayan desilusionando; me van a tener tristemente aquí hasta 2011". Toribio se mostró, además, convencido de que el partido nunca le pedirá el acta de concejal, porque -argumentó- "atenta contra los principios básicos" del proceso electoral. 

En cuanto a la lista electoral del PP que se definirá para 2011 tras las votaciones de mañana, ha subrayado que entiende que no tiene por qué estar encabezada por el titular de la presidencia del partido, ya que se trata de una decisión que corresponde a los comités insular y regional. 

A raíz del debate interno que se ha producido en las últimas semanas, algunos sectores del partido se han mostrado muy críticos y han trasladado la discusión fuera de la organización, un hecho que debe corregirse, en opinión de Toribio, quien ha negado que ocultase la lista de afiliados a su adversario, frente a las acusaciones de éste al respecto. 

Las semanas previas a la elección del nuevo presidente se han caracterizado por los cambios de última hora, entre ellos la decisión de Ignacio Casteleiro de presentarse al cargo y luego la de Toribio de presentarse con una candidatura separada, cuando llegó a acordar hacerlo en unidad con su adversario.

Entre los principales reproches de la candidatura alternativa a Toribio se encuentra su actitud en las negociaciones de la moción de censura que estaba prevista para noviembre de 2008 y los continuos ataques al líder de AV, Marco Aurelio Pérez, entre otros. 

(www.canarias7.es, 17/09/09)

FIOL IMPUGNA EL CALENDARIO DE LAS ELECCIONES A LA JUNTA DEL PP DE PALMA

Francesc Fiol, uno de los candidatos a presidir la Junta Local del PP de Palma, presentó ayer un escrito ante el Comité Regional de Derechos y Garantías para impugnar el acuerdo del comité de dirección de la Junta Insular del partido que ratificó la decisión de la Junta Territorial de Palma que fijó la celebración de las elecciones en cada distrito entre los días 13 y 31 del próximo mes de octubre. Fiol considera que este comité era incompetente para tomar esta decisión que, según él, le corresponde al pleno de la Junta Insular de Mallorca.  

La candidatura de Francesc Fiol defiende que las elecciones a la Junta Local del PP palmesano se celebren en una sola jornada en lugar de prolongarse en días distintos para cada distrito, circunstancia que, en su opinión, podría distorsionar y condicionar los resultados. Además, la argumentación de Fiol se basa en cuestionar un proceso democrático que se dilata en el tiempo.  

En opinión de Francesc Fiol, un período tan amplio para la elección de los presidentes y secretarios de cada distrito en el que divide el PP palmesano -quince en total- es una invitación a prolongar el conflicto interno y la tensión que supone la confrontación de las dos candidaturas presentadas.  

(www.ultimahora.es, 09/09/09) 

GALLARDÓN, SOBRE AGUIRRE: "DOS NO DISCUTEN SI UNO NO QUIERE, Y YO NO QUIERO" 

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, aseguró este miércoles que no pedirá al presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, ser incluido en las listas electorales para las próximas elecciones generales después del "no" recibido hace dos años en las últimas celebradas lo que, reconoció, le supuso una "decepción". 

"Es verdad que hubo una situación tensa cuando pedí ir en la lista del Congreso de los Diputados, pero no es cierto que yo pidiera ir en algún número, ni el dos, ni el tres, ni el 22, ni el 23", explicó Gallardón en una entrevista a la Cadena Cope. "Lo pedí, pero hoy no lo pido", advirtió. 

"La situación que se vivió hace dos años no se está reproduciendo en estos momentos", y aseguró que "tampoco se reproducirá cuando se convoquen las próximas elecciones generales". 

En ese sentido, el alcalde afirmó que ha aprendido a medir los tiempos políticos puesto que ha aprendido de sus errores, y dijo que en este momento de su vida tiene muy claro cuáles son sus responsabilidades, compromisos y prioridades que, en definitiva, son las que tiene con los ciudadanos de Madrid. "Esta ciudad tiene dar un paso de gigante hacia el futuro para colocarse como la gran capital, no sólo del sur de Europa, sino como una de las tres grandes capitales junto con Londres y con París", manifestó. 

Por otro lado, en cuanto a sus relaciones con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, el alcalde concluyó tajante que "dos no discuten si uno no quiere" y el "no quiere". 

Asimismo, señaló que su relación con Rajoy sigue siendo una relación "de clara confianza", algo que se plasmó en su decisión de que el alcalde de Madrid formara parte del Comité de Dirección del PP.  

Por otro lado, en respuesta a si se ve preparado para suceder, en un hipotético caso, al líder del PP, Gallardón señaló que la única sucesión "obvia" que se va a producir en España es la del actual presidente del Gobierno cuando los españoles entiendan que "no puede seguir al frente del Gobierno español", debido a la situación que se está viviendo en la actualidad en el país. 

En cuanto a si volverá a presentarse a la Alcaldía en las próximas elecciones, Gallardón señaló que "todos los políticos tienen fecha de caducidad" y añadió que "son los ciudadanos los que marcan las fechas ya que a los políticos se los elige por un periodo determinado". Al final, "esa es la grandeza de la democracia", apuntó. Además, dijo que todos los compromisos que ha adquirido con los ciudadanos los ha cumplido. 

(www.publico.es, 09/09/09) 

CAMPS DESEMBARCA EN ALICANTE Y RELEGA A RIPOLL A UN SEGUNDO PLANO 

El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, inició ayer el nuevo curso político en Alicante con un desembarco del Consell en la localidad de Santa Pola. Camps -a diferencia del trato preferente dispensado al presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, con quien almorzó el martes pasado- relegó a un segundo plano al presidente de la Diputación de Alicante, José Joaquín Ripoll. 

La visita a una escuela-taller y a unas obras en el castillo fortaleza de Santa Pola -cuyo alcalde ha abandonado el ripollismo para pasarse al campismo- concitó al presidente de la Generalitat y a tres de sus consejeros: el de Economía y vicepresidente segundo, Gerardo Camps; el de Educación, Alejandro Font de Mora, y la de Justicia y portavoz del Consell, Paula Sánchez de León. Una amplia representación poco habitual en actos de este tipo pero que diversas fuentes del PP insistieron en considerar normal. 

En el acto también estuvo presente el presidente de la Diputación, José Joaquín Ripoll, y diversos diputados y cargos populares de la provincia. Juntos pero no revueltos. Ripoll y Camps permanecieron cerca, pero no demasiado. 

Tras el acto y preguntado por la reunión que el presidente del Consell tuvo el martes pasado con Fabra para garantizarse la estabilidad interna en el PP valenciano, especialmente frente al sector que lidera Ripoll, el político alicantino tiró balones fuera. "Estoy en contacto con el gobierno y con el presidente Camps", esgrimió. Ripoll aseguró no sentirse relegado, "sino todo lo contrario". El también presidente provincial del PP argumentó que ayer mismo se había reunido con el vicepresidente tercero y consejero de Medio Ambiente, Juan Cotino, durante una hora para hablar de coordinación en diversos temas, entre ellos el urbanismo.  

Ripoll también aseguró tener fijada una cita con Gerardo Camps para la semana próxima. En la reunión, añadió, se hablará de temas "pendientes y futuros". Entre los primeros, está la aportación pendiente de la Generalitat al Auditorio que se construye en Alicante o la puesta en marcha de diversas medidas del plan estratégico para la provincia. No hizo reproches. 

Por su parte, los socialistas arremetieron ayer contra el mitin de arranque del curso político que hoy tienen previsto celebrar los populares en la plaza de toros de Valencia. 

El diputado socialista José Camarasa afirmó: "Aunque venga Rajoy a la plaza de toros, a nosotros no nos van a torear. Saben perfectamente que el presidente de la Generalitat mintió en todo lo referente al caso Gürtel". 

La secretaria de Movimientos Sociales del PSPV, Clara Tirado, se preguntó: "¿A cuántos inmigrantes olvidados en sus políticas va a engañar esta vez el PP prometiéndoles trabajo, ayudas, recursos de la Administración o un simple bocadillo para que vayan a ejercer de palmeros del de los trajes?". El secretario de Acción Electoral de la Ejecutiva socialista, Víctor Sahuquillo, también lanzó sus dardos y acusó a Rajoy de "venir a codearse con una banda de cómplices de corruptos que están en la cárcel". 

En Castellón, el PSPV provincial también se preguntó dónde esconderán a Fabra en el mitin de la plaza de toros para que no salga con Rajoy. En Alicante, los socialistas acusaron al presidente nacional del PP de venir para hacerse la foto con un Consell "desprestigiado, paralizado y que está hundiendo la economía en la Comunidad Valenciana". 

Los populares replicaron a través del portavoz adjunto del grupo popular, Rafael Maluenda, que justificó la visita de Mariano Rajoy a Valencia como un motivo de alegría y la comparó con las escasas ocasiones en las que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, visita la Comunidad Valenciana.

En la cena-mitin que se celebrará hoy en el coso de la plaza de toros de Valencia está previsto que acudan alrededor de 2.000 cargos y simpatizantes, que arroparán a la alcaldesa de Valencia, Rita Barbera; al presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus; al jefe del Consell, Francisco Camps, y al líder del PP nacional, Mariano Rajoy. Un acto que ha levantado una enorme expectación. 

(www.elpais.com, 04/09/09)

UNA EDIL DEL PP DE MÁLAGA DERROCA AL ALCALDE AL QUE DENUNCIÓ POR ACOSO 

"¡Pepi, tránsfuga, que te has follao a tol pueblo! ¡Cornúo!". Una docena de vecinos -en su mayoría mujeres- increpaba ayer a la concejal Josefa Torres y a su marido cuando pasaban por delante de la cafetería de Pepe Rubillo, junto al Ayuntamiento de Sierra de Yeguas (Málaga, 3.550 habitantes). Torres, cuyo voto acababa de ser decisivo para dar la alcaldía al andalucista Salvador Ortiz en una moción de censura, siguió su camino sin girarse. A dos metros escasos, bajo el toldo del café, el alcalde derrocado, Rafael Sánchez Lavado, del PP, atendía a los periodistas y no parecía muy incómodo con los insultos que sus partidarias dedicaban a quien fue su amante durante siete años, y que en julio de 2008 le acusó de acoso sexual y violación. Esta acusación, archivada en primera instancia, junto a una grabación en la que un hombre -supuestamente Sánchez Lavado, aunque él lo niega- vejaba gravemente de palabra a la edil Torres, le valió al hasta ahora alcalde la expulsión provisional del PP. 

La escena del café se completa con dos hombres trajeados que flanqueaban al regidor saliente. Eran el diputado nacional Federico Souvirón y el diputado provincial Manuel Navarro. Con su presencia sonriente junto a Sánchez Lavado, ambos altos cargos populares ponían en entredicho cualquier reproche oficial del partido hacia un militante acusado de graves delitos que todavía deberá estudiar la Audiencia Provincial. 

Sánchez Lavado y los cuatro ediles que le apoyan no asistieron al pleno que los enviaba a la oposición "para evitar enfrentamientos" -el salón estaba lleno de vecinos que apoyaban la moción- y porque "no merece la pena sentarse con esa escoria", en referencia a los cuatro concejales andalucistas, el único edil socialista y la ex popular Josefa Torres. Pepi negó motivos personales para respaldar la iniciativa. Tras cinco minutos de discursos que no pasarán a la historia y la promesa del cargo, la primera medida de Salvador Ortiz como nuevo alcalde fue retirar una señal de tráfico que daba al regidor el privilegio de aparcar frente al Ayuntamiento. 

(www.elpais.com, 04/09/09)

ALICANTE : Hitos de una batalla política cainita

Ripollistas y campistas trasladan su pugna a los escenarios locales

Los dos sectores opuestos del PP en la provincia de Alicante, de un lado los afines al presidente provincial, José Joaquín Ripoll, y enfrente, los alineados con el líder regional y jefe del Consell, Francisco Camps, mantienen las espadas en todo lo alto. A la gran batalla del cónclave de Orihuela en diciembre de 2008, donde Ripoll se impuso al campista y alcalde de Benidorm, José Manuel Pérez Fenoll, por un exiguo margen de cinco votos, han seguido un sinfín de escaramuzas por el control de las juntas locales y el poder municipal. Estos episodios arrojan una sonora victoria de los ripollistas en el plano orgánico y un saldo más favorable a los campistas en el ámbito institucional. Los ripollistas se han impuesto en una veintena de juntas locales renovadas en julio, pero los campistas han doblegado a sus contrarios en los ayuntamientos Villena, Ibi y Elche.

La guerra civil de los populares ha dejado rastros indelebles en la Diputación de Alicante, Ibi, Villena, Calp, y Elche. El último escenario del duelo ha sido Castalla. Aquí, el conflicto roza el surrealismo: los ripollistas han llevado a los tribunales por presunto cohecho a su alcalde, partidario de Camps. Y en medio planea la moción censura de Benidorm tras la marcha de un edil del grupo popular. Fuentes del PP señalan a Ripoll como el estratega de la operación que ha puesto en jaque al regidor Pérez Fenoll.

- Guerra de informes en Ibi. Las primeras fisuras entre los sectores campista y ripollista tras el congreso de Orihuela no tardaron en aflorar. En la localidad de Ibi, la ex edil Felicidad Peñalver, afín a Ripoll, desempolvó una serie de informes sobre supuestas irregularidades en la gestión municipal, que preside la campista Maite Parra. Peñalver fue expulsada del grupo popular. Pero su denuncia más destacada (supuesta malversación de fondos de la recaudación del polideportivo municipal) acarreó la dimisión de la edil de deportes, Ana Sarabia, al anunciar el juez que abría una investigación. Sarabia está imputada junto a otros cuatro técnicos municipales.

- Patronato de Turismo. Ripoll no ha hecho ascos a la hora de utilizar su poder institucional, la Corporación provincial, para contrarrestar el ataque campista con purgas de calado. La más destacada fue la destitución del responsable del patronato provincial de Turismo, el campista Sebastián Fernández, para colocar a la renombrada ripollista y ex consejera Gema Amor.

- Rebelión campista en Villena. El constante boicoteo de los cinco ediles campistas al gobierno de la ripollista Celia Lledó en Villena tuvo su punto álgido a finales de julio, cuando estos presentaron su pase al Grupo de No Adscritos, si la regidora no les devolvía sus competencias. La rebelión duró 24 horas. Lledó, que unas semanas antes había sido reelegida presidenta local por amplia mayoría, cedió a la presión campista en aras de mantener el cargo. Devolvió las delegaciones y los díscolos se reintegraron a la disciplina del grupo.

- A la caza del mantero en Calp. La pugna por el control de las juntas locales ha tenido episodio cuasi paranoicos. En Calp, los campistas acusaron a los ripollistas de hacer la vista gorda ante la venta ambulante de los inmigrantes a cambio de afiliarlos y asegurar así su hegemonía en la dirección local popular. El concejal aludido, Juan Roselló, admitió la tolerancia del Ayuntamiento con los manteros, pero fruto de un convenio de colaboración con una ONG. El regidor, imputado en el sobrecoste del agua de Calp, negó, en cambio, que se hubiera afiliado a ningún inmigrante.

- Extraño doble agente en Elche. Una de las plazas capitales del conflicto entre campistas y ripollistas es Elche. Allí, a los sucesos de noviembre de 2004, cuando las urnas de la votación para elegir compromisarios acabaron en la Comisaría cómo colofón a una monumental bronca entre los dos bandos, ha sucedido ahora el anuncio de expulsión del Grupo Popular del único edil ripollista, Emigdio Tormo. La portavoz, la campista Mercedes Alonso, asegura que el concejal no acude a las reuniones del grupo y se le "ve" muy a menudo con los socialistas. El trasfondo es la negativa de Tormo a firmar la moción de censura que el PP tenía ya pacta la pasada Navidad con una ex edil critica del PSPV. Tormo privó así a Alonso de la posibilidad desbancar de la alcaldía al socialista Alejandro Soler.

- Castalla, penúltima algarada. La lucha intestina del PP de Alicante ha librado en Castalla su, hasta ahora, último asalto. Militantes seguidores de Ripoll han presentado una denuncia ante el juez contra el actual alcalde, Luis Prats, afín a Camps, por los supuestos delitos de cohecho y apropiación indebida. Acusan a regidor de dar 250 licencias de obras en urbanizaciones a cambio de que los beneficiados se incorporen al PP y le apoyen en la asamblea para elegir presidente local, cargo que ahora está en manos del ripollista, Juan Rico.

El enfrentamiento definitivo está aún por llegar. Ambos sectores tienen que medir sus fuerzas en las asambleas locales de las ciudades de Alicante y Elche.

Los puntos álgidos de la batalla

- IBI. Las primeras fisuras tras el congreso de Orihuela. La ex edil Felicidad Peñalver, afín a Ripoll, acabó expulsada del grupo popular tras desempolvar informes sobre supuestas irregularidades en la gestión municipal, que preside la campista Maite Parra.

- Patronato de Turismo de la Diputación de Alicante. Ripoll destituyó al responsable del organismo, el campista Sebastián Fernández, para colocar a Gema Amor.

- Villena. Los cinco ediles campistas del gobierno de la ripollista Celia Lledó amenazaron en julio con pasar al Grupo de No adscritos si no se les devolvían sus competencias. Lledó cedió a las presiones.

- Calp. Los campistas acusaron a los ripollistas de hacer la vista gorda ante la venta ambulante de los inmigrantes a cambio de afiliarlos y garantizar así su hegemonía en la dirección local popular.

- Elche. La portavoz del PP, la campista Mercedes Alonso ha anunciado la expulsión del grupo popular del único edil ripollista de la agrupación, Emigdio Tormo con el argumento de que el concejal no acude a las reuniones del grupo y se le "ve" a menudo con los socialistas.

http://www.elpais.com/articulo/Comunidad/Valenciana/Hitos/batalla/politica/cainita/elpepiespval/20090824elpval_5/Tes/

EL PP DE CASTALLA DENUNCIA A SU PROPIO ALCALDE POR COHECHO

 

Estiman que José L. Prats otorgó licencias de obra a cambio de filiaciones al partido y se apropió de las cuotas

Cinco ediles de Castalla (Alicante) han presentado una querella criminal contra el alcalde del municipio, el popular José Luis Prats, por un presunto delito de cohecho al otorgar licencias de obra a cambio de filiaciones al partido y otro por apropiación indebida de las cuotas de esas filiaciones.

La querella, a la que ha tenido acceso EFE, fue presentada el pasado 17 de agosto en el juzgado de Ibi (Alicante) "en nombre y representación del Partido Popular Asamblea Local de Castalla".

Entre los querellantes, según el escrito de denuncia, figuran el ex alcalde de Castalla y presidente local del PP, Juan Rico Rico, y el vocal de la comisión ejecutiva local Juan Antonio Rico Mira.

"El querellado -alcalde de la localidad-, a cambio de cientos de filiaciones al partido por parte de vecinos" de una urbanización, al parecer todos extranjeros, otorgó "licencias de obras que durante tiempo no se dieron o estuvieron paralizadas por su presunta ilegalidad", recoge textualmente la denuncia.

El objetivo de estas filiaciones, según la querella, sería "obtener el posterior voto" de los nuevos militantes en los comicios internos que el PP celebrará próximamente a la Presidencia de la Asamblea Local, a la que, según los denunciantes, optará el alcalde.

La querella refleja que en las últimas semanas se han otorgado "extrañamente" un número de licencias de obras superior a las que se concedían con anterioridad a los vecinos de la urbanización Castalla Internacional.

"Parece evidente que muchas licencias de obra menor se otorgaron tres semanas antes de que la sede provincial del PP recibiera 234 afiliaciones nuevas el pasado 31 de julio", ha indicado a Efe el portavoz de los querellantes, Juan Antonio Rico , quien ha añadido que los nuevos militantes son todos extranjeros y todos jubilados.

A modo de ejemplo, los querellantes citan obras relacionadas con la construcción de piscinas cuando el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) no permite este tipo de instalaciones en esta urbanización.

Por lo que respecta al presunto delito de apropiación indebida, la querella sostiene que el importe de las cuotas de filiación (10 euros) no han sido ingresadas en las arcas del PP y cifra "en más de 2.000 euros lo indebidamente apropiado".

"A la sede local nos ha llegado copia de las nuevas afiliaciones, pero el tesorero local no ha recibido aún el dinero de las cuotas, y de eso ya ha pasado un mes", ha explicado Rico.

El escrito presentado adjunta fichas de filiación y actas de sesiones de las juntas de gobierno, entre otros documentos.

Rico ha rechazado que la presentación de la denuncia se enmarque en discrepancias o movimientos internos en el seno del PP de Castalla por el control de la agrupación local.

http://www.levante-emv.com/comarcas/2009/08/19/pp-castalla-denuncia-propio-alcalde-cohecho/622717.html

Historia de un desencuentro

Aguirre y Gallardón son compañeros de partido, adversarios y rivales en los tribunales - Sus disputas, la última de ellas por las obras de Serrano, también las pagan los ciudadanos

La tarde del 7 de julio de 2002, José María Aznar invitó a Alberto Ruiz-Gallardón al palacio de La Moncloa. Iba a pedirle que fuera su candidato al Ayuntamiento de Madrid en las elecciones del año siguiente. El entonces presidente de la Comunidad y valor en alza del PP, aunque no fuera lo que hubiera preferido, aceptó. A continuación, Aznar le requirió también un nombre capaz de aspirar al puesto que él dejaba vacante en el gabinete regional. Esa tarde, hace sólo siete años, un Gallardón de 43, que ya tomaba medidas a las estancias de La Moncloa, le contestó al líder del partido que la mejor persona para sucederle era Esperanza Aguirre. Quizá el pecado original.

  • La relación es mala a todos lo niveles: ediles, diputados y gabinetes de prensa

  • La primera afrenta fue de él: se levantó del pleno el día que habló Tamayo

  • El alcalde pensaba que podría tratar a la presidenta como a Manzano

  • Una juez investiga si personal de la Comunidad espió al vicealcalde

Hoy la comunicación entre las dos grandes administraciones de la región que ambos dirigen, fuera de lo meramente institucional u oficial, no existe. Cero. Hace siete meses, el Ayuntamiento tuvo constancia a través de las informaciones publicadas en EL PAÍS de que el vicealcalde, Manuel Cobo, había sido espiado por funcionarios de la Comunidad de Madrid. El caso está en los tribunales y se han cortado los pocos lazos que quedaban. Sin ir más lejos, el pasado jueves, Cobo arremetió duramente contra el secretario general del PP en la región y consejero de Interior, Francisco Granados, a quien acusó de ocultar información sobre el espionaje. La relación es mala a todos los niveles. "Ha llegado a un punto de no retorno. Ya no es posible arreglarlo", apunta un edil. Y la trinchera va desde los diputados y los concejales (estos últimos divididos entre aguirristas y gallardonistas), pasando por los altos cargos, hasta los respectivos gabinetes de prensa. Y en esa lucha, la traición se paga carísima.

Pero al precipicio se llegó a empujones. Conflictos de todos los colores que, pese a afectar a miembros del mismo partido, se han dirimido siempre en los medios de comunicación antes que en los despachos. Y eso, en parte, lo han pagado los ciudadanos. Las obras del Paseo del Prado paralizadas, la cuarta entidad financiera de España contra las cuerdas y con un presidente interino, el metro de la capital a punto de salirse del Consorcio Regional, la privatización del agua a las puertas del juzgado... La última: la paralización de las obras de Serrano, con su cartel municipal inculpando a la Comunidad. Sus peleas, su enquistada relación, afectan a seis millones de ciudadanos. ¿Por qué tanta distancia?

Aguirre y Gallardón comenzaron casi al mismo tiempo (1983) su carrera en el Ayuntamiento de Madrid. Pero pensaban distinto, venían de casas diferentes. Él, fundador de Alianza Popular. Ella, procedente de la insignificante Unión Liberal. Eran jóvenes, inexpertos y ambos han asegurado siempre que mantenían una buena relación. "Él era un chavalillo cuando entró. Pero un pata negra. Ella pasó más desapercibida al principio. No recuerdo grandes peleas", señala el entonces alcalde socialista de Madrid, Juan Barranco.

Los caminos se separaron y cada uno colmó temporalmente su ambición con los cargos obtenidos. Gallardón mediante las urnas (dos veces presidente de la Comunidad con mayoría absoluta) y ella por su consideración dentro del partido y su relación con José María Aznar (ministra de Cultura y presidenta del Senado). Eran poderosos y no se molestaban. El futuro les pertenecía.

Y lo disfrutaron hasta que pudieron. "Tienen una ambición distinta. Ella va a por todo, pero disfruta de lo que tiene cuando no consigue algo. Él nunca será del todo feliz. Siempre está pensando en lo que viene después", explica un concejal que ha trabajado con ambos.

El primer cisma llegó la tarde del 28 de junio de 2003. Ese día, el tránsfuga Eduardo Tamayo subió dos veces a la tribuna de la Asamblea para explicar su sospechosa abstención y la de María Teresa Sáez. Para dar cuenta en el corazón parlamentario de Madrid de la oscura traición que, meses más tarde, iba a permitir gobernar a Esperanza Aguirre. Las dos veces se levantaron en pleno los diputados del PSOE. Y en las dos se marchó también de la sala Gallardón. "Eso, obviamente, le sentó como un tiro a la presidenta. Que la dejara ahí sola con los tránsfugas... No fue nada cortés", explica un colaborador de Aguirre. Todas las fuentes consultadas señalan ese día como el origen del desencuentro.

"Ese sapo se lo tragó Esperanza", recuerda una diputada. Pero no ayudó a digerirlo que Gallardón, a quien el entorno de ella acusó de conocer de antemano el tamayazo, conservase la presidencia de la Comunidad mientras se celebraban las siguientes elecciones. Durante ese tiempo, y avalado por un informe jurídico que él mismo encargó, fue presidente y alcalde de Madrid.Ella ya no se fiaba de él. Un sentimiento que sus colaboradores definen como "el principal motivo del deterioro de la relación". En la segunda campaña, Aguirre prescindió de su anterior director, Miguel Ángel Villanueva (actual concejal de Economía), que a su vez había sido consejero de Gallardón y que siempre le fue cercano. Se empezaba a tensar la cuerda. Y más cuando ella consolidó su liderazgo.

El miércoles 6 de octubre de 2004, Gallardón, Aguirre, y sus respectivos escuderos, Manuel Cobo e Ignacio González, quedaban para cenar en el Asador Frontón III, junto a Cibeles. Ella aspiraba a la presidencia del partido en Madrid. Estaba creciendo, se veía con fuerzas y quería más. Gallardón empezaba a oler la amenaza y reclamó una lista de consenso en la que, como mínimo, Cobo tenía que ser el secretario general. O eso, o al día siguiente lo presentaba como candidato a la presidencia. "No acepto chantajes", anunció Aguirre, que pagó la cuenta y se fue a las 23.30. La cena acabó "como el rosario de la aurora", según una de las personas que esperaba noticias fuera. Y, desde entonces, nunca más, ni una sola vez, se han vuelto a sentar en una mesa para tratar de solucionar un problema.

Y así se desató la guerra. Gallardón, quizá sin darse cuenta, lanzó a su hombre de confianza contra el aparato del partido. Alguien calibró mal las fuerzas que tenían. "También hay que tener en cuenta que ella jugaba con una baraja trucada. El secretario general del PP era Acebes, y él se posicionó abiertamente a su favor. Rajoy, claro, lo consintió", explica un miembro de la dirección del PP regional.

Una semana después llegó la constatación de que se había subestimado a Aguirre. El miércoles 13, reunidos en una sala de Génova, 330 miembros del PP regional podían exponer sus preferencias para evitar un congreso fratricida y humillante para alguna de las partes. Sólo ocho defendieron la candidatura de Cobo. "Durante su etapa de presidente, Gallardón había despreciado al partido. Llegaba a los pueblos y todas las atenciones se las llevaba el alcalde del PSOE. A veces ni llamaba al portavoz del PP de ese municipio. Él es así. Todos le admiran. Pero nadie le tiene cariño", recuerda uno de aquellos portavoces, presente en la reunión.

La noche fue dantesca. Humillante. Algunos asistentes recuerdan a Gallardón desencajado. "Nadie se privó de hablar", recuerda un asistente. Aguirre había empezado a marcar el terreno y a devolverle los desaires. "Por supuesto que ella se ha sentido menospreciada por él muchas veces", explica una colaboradora cercana de la presidenta. "Pero esto ya lo hacía Gallardón con Manzano. El problema es que Aguirre no se deja pisotear", insiste. En ese Congreso lo demostró arrasando.

A partir de ahí, se sucedieron los conflictos. En parte, porque el Gobierno de la Comunidad de Madrid reduciría su presencia casi a la de una diputación provincial si no podía meter baza en el Ayuntamiento. Y en gran medida, porque cada vez que han tenido la oportunidad de ponerse la zancadilla lo han hecho sin dudarlo. Tanto que Esperanza Aguirre se despachó a gusto en su biografía autorizada.

Pero el duelo con navaja, el que desequilibraría la balanza, llegó la noche del martes 15 de enero de 2008 en la sede de Génova. Ese día, Aguirre logró que Rajoy dejara fuera de las listas para la candidatura del Congreso a su adversario. Para ello lanzó el increíble órdago de que renunciaba a la presidencia de la Comunidad para ir también en las listas. Gallardón anunció esa misma noche que dejaba la política. "Aquello fue una emboscada preparada por su partido, por el partido que fundó. El golpe más duro de su carrera", explica un colaborador del alcalde. Y el mazazo se lo asestó Aguirre.

"El que les habla ha sido derrotado", admitió el alcalde la mañana siguiente. Nunca lo había dicho tan claro. Jamás se había escenificado tan bien con palabras que aquello era una guerra. Y que esa batalla, otra vez, la había perdido. Y aunque luego se echó para atrás, amagó con dejarlo todo. El alcalde siempre dice que no guarda rencor a nadie por la sangrienta refriega.

Los que están menos identificados con uno u otra, si es que eso es posible en el PP de Madrid, empiezan a estar hartos. "Nos perjudica a todos. Y suerte que el PSOE lo está haciendo rematadamente mal, porque estamos perdiendo un gran capital de votos. Las rivalidades políticas se tienen que resolver en los congresos", explica un concejal que ha sufrido las peleas de ambos.

Hoy, pese a lo que digan en público, ninguno de los dos se ha olvidado de cada una de las rencillas. Ambos siguen compartiendo un objetivo, en el que son un estorbo el uno para el otro. Tanto, que una juez investiga si trabajadores de la Comunidad espiaron los movimientos de la mano derecha de Gallardón, Manuel Cobo. Aunque eso, dicen en la Comunidad, es un invento de este periódico.

Las disputas más sonadas entre las dos Administraciones

Obras paralizadas, denuncias en la fiscalía y guerra por el Canal

No se esconden. Las peleas entre Aguirre y Ruiz-Gallardón tienen escenarios públicos. Estos son algunos de los casos más sonados donde han antepuesto sus intereses, sus "principios", dicen ellos, al "beneficio de los de los madrileños".

  • La batalla por el control de Caja Madrid no favorece a la entidad

  • La Comunidad se opuso a la tala de 31 árboles que hizo el Ayuntamiento

- Prado-Recoletos. Quizá una de las disputas más sonadas. Y todavía colea. Tras ceder en la batalla con Carmen Cervera y remodelar el proyecto para que no se tocase un solo árbol de la zona frente al Museo Thyssen, Gallardón tuvo que vérselas con Aguirre. La presidenta de la Comunidad hizo valer sus competencias sobre la zona declarada por el propio Gallardón como Bien de Interés Cultural y volvió a paralizar el proyecto. Aguirre quiere que se haga un túnel porque, pese a que no tiene competencias sobre movilidad, considera que la reforma congestionará la zona. Gallardón ha empezado los trabajos por los tramos que no están protegidos para forzar a la Comunidad a acelerar la aprobación del resto. Pero el Gobierno regional no está por la labor. No hay fecha para el desbloqueo.

- Caja Madrid. La batalla por el control de la segunda caja de ahorros de España y la cuarta entidad financiera española también está siendo sangrienta. El resultado, de momento, es que su presidente, Miguel Blesa, es una figura cuestionada tanto por Aguirre como por el secretario general del PSM, Tomás Gómez, lo que añade interinidad a su mandato. Y ahora, que pueden surgir las grandes oportunidades de fusiones, puede ser un handicap para la caja y para sus clientes.

- Serrano, capítulo uno. No es raro que las disputas entre Comunidad y Ayuntamiento terminen en los tribunales. El 8 de abril de este año, Aguirre denunció ante la fiscalía la tala de 31 árboles de la calle de Serrano por parte del Consistorio. No en vano, dicen sus colaboradores, fue concejal de Medio Ambiente en el Consistorio "y tiene predilección por estos temas".

- Serrano, capítulo dos. "Obra paralizada por las exigencias de la Comunidad de Madrid". Eso reza el cartel que el Ayuntamiento ha colgado en la puerta de Alcalá para justificar la paralización de la reforma de Serrano. Todavía no se sabe cuando el Gobierno regional dará luz verde a una de las obras más importantes de la legislatura y que está causando enormes molestias a vecinos, comerciantes y paseantes de la zona. Tras 15 días de conflicto, Comunidad y Ayuntamiento se reunieron por primera vez la semana pasada.

- El control del metro. Aguirre y Gallardón se disputaron el control del consejo de administración de Metro. Sobre la mesa, una amenaza del alcalde: o se llega a un acuerdo o sacará del Consorcio Regional de Transportes a Metro y a la Empresa Municipal de Transportes (EMT). Eso habría roto, por primera vez desde 1985, la política de unificación de tarifas y gestión conjunta del transporte público madrileño entre Comunidad y Ayuntamiento.

Finalmente, en abril de 2004 se llegó a un acuerdo. Fue el primer gran pulso de gestión que le echaba Aguirre a Gallardón. Y también la última batalla que consiguieron arreglar en una mesa antes de la guerra fratricida.

- Privatizar el agua. Uno y otro se enteraron de las intenciones que tenían por la prensa. Como ya es habitual últimamente. El 16 de septiembre de 2008, Aguirre anunció que privatizaría el 49% del Canal de Isabel II. Según ella, así los madrileños tendrían la posibilidad de ser propietarios de parte de la empresa (antes lo eran de toda).

Gallardón contestó que rescindirá el convenio que suscribieron el Canal de Isabel II y el Ayuntamiento en 2005. Entonces, el Consistorio cedió la gestión de los servicios de saneamiento por un importe de 920 millones de euros durante los próximos 31 años. Sin el Ayuntamiento, la infraestructura del Canal vale bien poco. El conflicto sigue abierto.

- Coches en la Casa de Campo. La disputa puede parecer pequeña, pero ilustra el nivel de la gresca. Gallardón decidió cerrar el tráfico en el gran pulmón madrileño. Pero los Ayuntamientos de Pozuelo y Boadilla del Monte (ambos con políticos imputados por el caso Gürtel) protestaron porque sus vecinos atajaban por ahí para ir y venir de Madrid. Aguirre se puso del lado de los municipios y amenazó con una guerra competencial. Pero Gallardón se cerró en banda y borró los coches del gran parque.

www.elpais.es 03.08.09

Los populares de Elche echan al concejal ripollista

A cada acto de paz le sigue una nueva declaración de guerra. Los dos sectores del PP de Alicante, los partidarios del líder regional, Francisco Camps, y los alineados con el presidente provincial, José Joaquín Ripoll, no cejan en su pugna interna. El pacto entre los dos bandos en Villena el jueves fue recibido ayer en Elche con una nueva escisión. El Grupo Popular, que comanda la campista Mercedes Alonso, culminó su amenaza y firmó la expulsión del único edil afín a Ripoll, el concejal Emigdio Tormo.

Las discrepancias entre Tormo y la mayoría campista en el Grupo Popular municipal han sido palmarias a lo largo del mandato. El mayor desencuentro se alcanzó la pasada Navidad, cuando Emigdio Tormo no secundó la moción de censura del PP contra el alcalde, el socialista Alejandro Soler, privando así a Mercedes Alonso del acceso a la alcaldía.

El Grupo Popular justificó la expulsión del edil Tormo por "su ausencia a las reuniones del grupo". Tormo, en cambio, ha declarado que con su expulsión Alonso "pretende eliminar cualquier contrincante" ante la próxima asamblea local del partido. Mientras, José Joaquín Ripoll, aseguró que recurrirá la expulsión del concejal en todas las instancias orgánicas del partido, "y si es preciso, incluso en los tribunales".

www.elpais.es 01.08.09

LA ALCALDESA DE VILLENA CEDE A LA PRESIÓN CAMPISTA 

La revuelta de los ediles del sector campista del PP en Villena contra la alcaldesa, Celia Lledó, afín al bando ripollista, apenas ha durado 24 horas. La regidora sofocó a primeras horas de la mañana de ayer la rebelión a cambio de plegarse a sus exigencias, es decir, devolver las competencias a los concejales críticos y, en contrapartida, éstos se comprometieron a mantener la disciplina de voto. El trato que selló la paz entre los dos bandos luego de varios meses de pugna se explicitó en sendos plenos celebrados ayer: los 12 ediles del Grupo Popular votaron en el mismo sentido. 

La tensión interna en el Grupo Popular de Villena alcanzó su punto álgido la mañana del miércoles, cuando cinco concejales campistas (Virtudes Amorós, Juan Carlos Pedrosa, Mari Paz Poveda, Juan Richarte y Adela Serra) presentaron un escrito en el registro municipal solicitando su pase al Grupo de No Adscritos. La iniciativa coincidió con la presencia en la ciudad del número dos del PP Valenciano, Ricardo Costa, para, paradój