Y  EN ESTAS LLEGÓ MARIANO ...

Aunque son cada día más , los que no se creen que nuestro Mariano dedicara parte de su tiempo a trabajar a tiempo parcial y de forma retribuida en diferentes Ministerios, aquí tenemos las pruebas que lo desmienten y confirman que estar , lo que se dice estar, estuvo . Si trabajó mucho, poco o nada, es otra cuestión. No obstante lee con atención lo que  te vamos a contar y saca tus propias conclusiones. Esto es en síntesis lo que ha dado de si su pasó por las moquetas ministeriales:

MINISTRO DE ADMINISTRACIONES PUBLICAS

En los primeros días de Mayo de 1996, es nombrado Ministro de este negociado. Por áreas esto es en lo que dejó su huella y su humo:.

FINANCIACIÓN AUTONÓMICA 

Durante su mandato se aprobó el sistema de financiación autonómica 1997-2001, que se pactó con sus aliados de entonces , a la sazón patriotas nacionalistas y hoy , perversos y rompe patrias . Pese a sus declaraciones de su firme voluntad de llegar a acuerdos con las Comunidades Autónomas, fue un sistema impuesto, sin consenso. Las tres comunidades gobernadas por sociatas no lo suscribieron. En este sistema de financiación, al utilizarse como base el censo de población no actualizado, no se computó, a efectos  de financiación, a 400.000 andaluces. 

REFORMA DEL SENADO 

Pese a que en el programa del PP se comprometían a una reforma de la Constitución para convertir el Senado en una auténtica Cámara de representación territorial y a que en una primera comparecencia en el Congreso (11.6.96) se comprometió a que el Gobierno impulsaría la reforma, nada se hizo sobre ello. En 1997 se celebró el reglamentario debate anual sobre el Estado de las Autonomías en el Senado, sin que se volviera nunca a celebrar. 

ESTATUTO DE LA FUNCIÓN PÚBLICA 

El programa del PP de 1996 incluía la aprobación de un Estatuto de la Función Pública.  Mariano en su primera comparecencia en el Congreso (11.6.1996) se comprometió a presentarlo en las Cortes en 1997. “Es evidente que el objetivo más importante en materia de funcionarios es abordar de una vez por todas el Estatuto de la Función Pública y, por tanto, dar cumplimiento a lo dispuesto en el artículo 103.3 y 149.1.18.ª de la Constitución Española. Por tanto, hay que hacer un Estatuto de la Función Pública, ya que no deja de ser un mandato constitucional y, al mismo tiempo, servirá para poner fin a la dispersión normativa existente en materia de función pública, contenida en numerosas normas tanto preconstitucionales como posconstitucionales, además de adaptar el sistema de Administración pública a la nueva concepción administrativa estructurada alrededor del concepto de administración única y satisfacer una necesidad altamente sentida tanto por las administraciones públicas como por su personal. Voy a apuntar tres o cuatro ideas de lo que, en mi opinión, debe abordarse en ese Estatuto de la Función Pública que el Gobierno tiene intención de presentar en esta Cámara el año que viene, el año 1997”. 

Durante su etapa como Ministro no presentó a las Cortes Generales dicho Estatuto, cuyo proyecto presentó el astuto de Acebes al final de la legislatura, sin tiempo para la tramitación. En la VII legislatura, no ha habido ningún intento de volver a presentarlo. 

PUESTOS DIRECTIVOS O ALTOS CARGOS  

Uno de los asuntos objeto de una oposición tenaz y contundente a los sucesivos gobiernos socialistas fue el aumento de los altos cargos en la Administración General del Estado, confundiendo interesadamente los conceptos de altos cargos y puestos directivos. Sin embargo durante la primera legislatura (VI) del Gobierno del PP, hubo un considerable aumento de puestos directivos en la A.G.E., como demuestra el cuadro comparativo siguiente: 

 GOBIERNO

 GOBIERNO PSOE
(MARZO 1996)

 

 GOBIERNO PP
(DICIEMBRE 1999)

 DIFERENCIA

Ministerios

15

14

-1

Secret. Estado

27

29

+2

Subsecretarios y Asimilados

 51

 58

 +7

D. Generales

316

249

-76

Niveles 30 y Embajadores

 1.701

 1.777

 +13

Niveles 29

1.535

1.771

+236

Niveles 28

4.590

5.158

+568

Niveles 27

2.091

2.852

+761

Pte. Empresa Públ.

27

36

+9

 TOTAL:

 10.353

 11.944

+1.591

Informe Oficial del Boletín Estadístico del Registro Central de Personal (Diciembre 1999)

Circunscribiéndonos a la etapa de Mariano, el aumento de puestos directivos en niveles 27-30 fue de 1.321 puestos (datos de septiembre 1996-diciembre 1998).

POLÍTICA RETRIBUTIVA 

Durante su gestión los empleados públicos perdieron poder adquisitivo debido a la decisión del Gobierno de no aumentar sus retribuciones durante 1997, decisión que se adoptó pese a que estaba vigente el acuerdo Administración-Sindicatos 1994-1997 que preveía un subida salarial para dicho año. Esta decisión se fundamentó en la necesidad de conseguir el equilibrio presupuestario.  Pese a la  tan cacareada política de austeridad de la que pretendían hacer gala, el Sr. Rajoy  modificó el sistema retributivo de los Secretarios de Estado, percibiendo éstos a partir de entonces el complemento de productividad (en el año 1998, los Secretarios de Estado tuvieron un incremento medio de 3,2 millones de ptas.). Igualmente elevó los máximos de los complementos de productividad fundamentalmente para los puestos directivos. Es decir, la política de Rajoy en esta materia fue lo contrario de lo prometido en el programa electoral del PP: “Un sistema objetivo de retribuciones sin margen para la discrecionalidad”  

ACUERDOS ADMINISTRACIÓN-SINDICATOS 

Durante su etapa de Ministro no hubo ningún acuerdo de carácter general con los sindicatos, exceptuando el Convenio Único para el personal laboral. Rajoy se negó a entablar una auténtica negociación con los sindicatos, a lo que obliga la normativa, respecto al incremento retributivo para 1997, lo que le fue reprochado en la sentencia  de la Audiencia Nacional. Incumplió lo previsto en el acuerdo administración-sindicatos 1994-1997 que preveía una subida salarial para dicho año. Mariano en pregunta oral en pleno (30.10.1996) dijo: “Sin embargo, otro de los temas, es decir la verdad y, desde luego, volver a sentarme con los sindicatos para decirles que quiero negociar cuando realmente la voluntad del Gobierno es que haya congelación salarial por las razones que Vds. conocen, me parece que sería  una insensatez”.

MINISTRO DE EDUCACIÓN , CULTURA Y DEPORTE

El 18 de enero de 1999 Mariano es nombrado Ministro de Educación, Cultura y Deporte, sustituyendo en el cargo a Espe Aguirre. Objetivo aparente: superar las tensiones abiertas por su predecesora, tanto con las Comunidades Autónomas, comunidad educativa y restantes fuerzas políticas, propiciadas, principalmente, por la reforma de la enseñanza de Humanidades. Asimismo, debía culminar el proceso de transferencias educativas a las seis Comunidades Autónomas que aún restaban por asumirlas. A este respecto son significativos los siguientes datos: 

EDUCACIÓN 

Enseñanza no universitaria:  

 Enseñanza universitaria. 

DEPORTE 

 CULTURA 

 VICEPRESIDENTE 1º Y MINISTRO DE LA PRESIDENCIA

Tras las elecciones generales del año 2000, Mariano fue nombrado el 28 de abril de 2000 , Vice Pte 1º y Ministro de la Presidencia en sustitución de Francisco Álvarez-Cascos. Apenas estuvo en este cargo 10 meses. En términos de gestión apenas hay algo que destacar. Eso si, para matar el rato, fumó mucho y sin control ni orden

VICEPRESIDENTE 1º Y MINISTRO DEL INTERIOR

Como consecuencia de la designación del piadoso de Jaime Mayor Oreja como candidato a Lehendakari en las elecciones vascas, sin dejar de ser vicepresidente, fue nombrado ministro del Interior el 27 de febrero de 2001

       VICEPRESIDENTE 1º Y MINISTRO DE LA PRESIDENCIA. PORTAVOZ

El 10 de Julio del 2002 es nombrado Ministro de la Presidencia y Portavoz del Gobierno. Mantiene la Vice Presidencia 1º.

Como Portavoz pasa a sustituir al dicharachero de Pío Cabanillas. A partir de ese momento destacan sus comparecencias en las ruedas de prensa tras el Consejo de Ministros en las que, además de darse a conocer, se ve obligado a  responder sobre temas diversos, lo que en numerosas ocasiones, hace que aparezca un tipo de Portavoz que utiliza este Foro institucional para hacer descalificaciones a todo aquel que discrepa de la acción de gobierno, fomentando un estilo bronco que hasta entonces no estaba asociado a su trayectoria anterior.

Pero es a partir del 13 de noviembre de ese mismo año, con el hundimiento del buque Prestige frente a Galicia, cuando el protagonismo político de Rajoy se ve involuntariamente incrementado. El encargo de Aznar para que “gestione la crisis del chapapote”, además en su propia tierra, es el momento más delicado de su trayectoria política. Sus comparecencias parlamentarias (hilillos de plastelina); las ruedas de prensa contradictorias; la confusión calculada sobre las responsabilidades de todo tipo derivadas de las decisiones de alejar el buque, conforman una imagen hasta ahora inédita para una mayoría de los ciudadanos.

La crisis derivada de la Guerra de Irak y la posición a favor que mantuvo el Gobierno de la intervención militar es, junto el Prestige, el otro gran asunto que marca su última etapa al frente de la Vice Presidencia 1ª. Sus constantes declaraciones, todas ellas en sintonía con la línea marcada por Aznar, perfilan su imagen como de un fiel y leal  colaborador de la política de este (“sin complejos” como posteriormente el mismo ha señalado).

También durante este periodo, respecto a RTVE, se produce un doble hecho relevante: nombra a un nuevo Director General, Jose A. Sánchez y la Audiencia Nacional hace publica una sentencia por la que se condena a TVE por  "violación de los derechos fundamentales de la huelga y libertad sindical “.

VOLVER

© Copyright. 1998 - 2008. www.losgenoveses.net. Ningún derecho reservado. Aquí es todo de gratis y sin comisiones
( Página diseñada para ver con Explorer 6 o superior  a 1024 x 768 píxeles )