PABLO CASADO BLANCO :  GADAFI Y SUS NEGOCIOS CON SU AMADO AMO, AZNAR

 MATERIAL DE LECTURA OBLIGATORIA

Pablo Casado. Aznar. Contrato.Libia.08.09.10.pdf
Pablo Casado. Abengoa_Investors_Day_2010_ Libya.pdf
Pablo Casado. Abengoa_Investors_Day_2010_Completo.pdf
Pablo Casado. Estatuto ex Presidentes del Gobierno.

LAS NOTICIAS RESUMIDAS

CASADO DEFIENDE QUE GADAFI "NO ERA CONSIDERADO UN DICTADOR" CUANDO HIZO NEGOCIOS CON AZNAR

EL PP VETA LA REPROBACIÓN DE AZNAR POR SUS NEGOCIOS PRIVADOS EN LIBIA

COSPEDAL DEFIENDE LOS NEGOCIOS DE AZNAR EN LA LIBIA DE GADAFI: "LO QUE ES LEGAL, ES LEGAL"

AZNAR PACTÓ UNA COMISIÓN DEL 1% CON ABENGOA PARA CONSEGUIR ADJUDICACIONES EN LA LIBIA DE GADAFI

AZNAR UTILIZÓ RECURSOS PÚBLICOS PARA SUS NEGOCIOS PRIVADOS EN LA LIBIA DE GADAFI




CASADO DEFIENDE QUE GADAFI "NO ERA CONSIDERADO UN DICTADOR" CUANDO HIZO NEGOCIOS CON AZNAR

El vicesecretario de comunicación del PP se escuda, durante una entrevista en carne Cruda, en que el libio "fue recibido en España como un auténtico gudari" por José Luis Rodríguez Zapatero

Su resumen del mayor caso de corrupción del PP: "Al final se ha visto que el caso Bárcenas era de una sola persona"

Pablo Casado, el responsable de comunicación del PP, ha asegurado este jueves que Gadafi "no era considerado un dictador" en la época en que José María Aznar pactó una comisión con Abengoa para conseguir la adjudicación de cuatro desaladoras en Libia. Durante una entrevista en Carne Cruda, el dirigente del PP ha tratado de defender a su exjefe y ha asegurado que el tratamiento al dictador libio fue variando con el tiempo. En este sentido, ha argumentado que Gadafi también fue recibido "como un gudari" por José Luis Rodríguez Zapatero, Trinidad Jiménez y el rey cuando visitó España y plantó su jaima. "Era la época en que se estaba desarmando", se ha escudado.

Como asistente y vocal de la oficina de Aznar, Casado fue quien recibía las comunicaciones. El dirigente del PP ha insistido en que eso era "un formalismo", similar al de recibir también "una suscripción del ABC" a su nombre.

Casado ha tenido que enfrentarse a las frases más polémicas que ha pronunciado en los últimos años, entre ellas, la acusación de "carcas" a la izquierda y sus referencias a la memoria histórica y "la guerra del abuelo". De nuevo, ha reconocido que se equivocó y que como nieto de represaliado por el franquismo, tuvo que dar explicaciones en su familia: "Por supuesto que fue una equivocación porque en un mitin al final se habla rápido e intentas expresar las ideas. Mi abuelo es un represaliado, que fue condenado a 30 años y cumplió seis. Es una frase que me ha perseguido mucho, para empezar, porque he tenido que explicársela a mi abuela".

Para justificar su oposición a la ley de memoria histórica, Casado ha insistido en que no es contrario a que se recuperen los cuerpos de cunetas o fosas comunes pero sí ha acusado a los socialistas de "emplear más recursos en comunicar la ley que en abrir fosas".

Entre los errores de comunicación de su partido, ha admitido el del famoso plasma de Rajoy después de los papeles de Bárcenas "fue por no haber dado después una rueda de prensa". Y se ha declarado convencido de que España sigue la senda de EEUU, donde la comunicación política "se hace más en los medios que en el Congreso".

Como miembro de la cúpula del PP, Casado ha tirado de argumentario en cuanto al mayor caso de corrupción que ha corroído al PP. "Una vez estudiado el tema, se ha visto que es una cuestión de una sola persona, que se ha prevalecido de las siglas para hacer algo delictivo". En su opinión, la petición de perdón y el reconocimiento del error que hizo Mariano Rajoy, basta para explicar que le enviara el SMS de ánimo cuando ya se conocía su fortuna en Suiza.

http://www.eldiario.es/politica/Casado-Gadafi-dictador-negocios-Aznar_0_451455145.html

EL PP VETA LA REPROBACIÓN DE AZNAR POR SUS NEGOCIOS PRIVADOS EN LIBIA

Rafael Hernando dirige un escrito a la Mesa del Congreso para que no se discuta en la Comisión de Exteriores porque "no es miembro de la Cámara" y se le debe "respeto institucional"

Los conservadores tratan de frenar la censura al expresidente, que participará en la campaña del PP para las autonómicas y municipales

El PP no quiere que en el Congreso se discuta la reprobación de José María Aznar por sus negocios privados en la Libia de Muamar el Gadafi. Y menos cuando el expresidente va a participar en la campaña del PP para las próximas elecciones municipales y autonómicas del 24 de mayo. Para impedirlo, el portavoz del grupo del PP ha enviado un escrito a la Mesa del Congreso en el que pide que se eche atrás la proposición no de ley.

La proposición no de ley, presentada por la Izquierda Plural (IU, ICV-EUiA, CHA), se registró el pasado 30 de octubre e iba a discutirse este miércoles en la Comisión de Exteriores. El grupo parlamentario solicitaba la reprobación a raíz de la información publicada por eldiario.es de que Aznar pactó con Abengoa una comisión del 1% para conseguir adjudicaciones en la Libia de Gadafi.

El negocio solo reportó al expresidente una ganancia de 100.000 euros como adelanto ya que la guerra civil y la muerte de Gadafi truncaron la venta de cuatro desaladoras. De haberse materializado, el expresidente se hubiera embolsado seis millones de euros.

El objetivo de la Izquierda Plural al presentar su iniciativa no perseguía solamente la reprobación del expresidente sino también la apertura de una comisión de investigación para determinar las posibles responsabilidades. Pero el escrito del PP a la Mesa busca "la reconsideración del acuerdo de calificación" de la proposición por entender que su contenido "es manifiestamente contrario a lo dispuesto en el Reglamento de la Cámara.

En el texto que firma Hernando, se afirma que no tiene cabida que el Congreso se pronuncie "sobre una persona que, en la actualidad, no es miembro de la Cámara ni de ningún otro poder del Estado en activo". Por este motivo, el PP aduce que Aznar podría ser colocado "en una situación de indefensión".

Dada su mayoría, los conservadores frenarán esta iniciativa que llegaría además muy cerca de la campaña para las próximas elecciones, donde tomará parte el responsable de FAES. Aunque el PP no ha desvelado aún junto a qué candidatos intervendrá en los mítines y actos de campaña, algunos dirigentes como Esperanza Aguirre han pedido su participación. El expresidente estará presente también en Castilla-León, La Rioja y Aragón

http://www.eldiario.es/politica/PP-reprobacion-Aznar-privados-Libia_0_369563925.html

COSPEDAL DEFIENDE LOS NEGOCIOS DE AZNAR EN LA LIBIA DE GADAFI: "LO QUE ES LEGAL, ES LEGAL"

La secretaria general del PP responde sobre la comisión del expresidente en el intento de vender cuatro desaladoras de Abengoa en época de Gadafi: "Lo que es legal, es legal"

La secretaria general del PP ha defendido los negocios del expresidente José María Aznar con la Libia de Gadafi, desvelados en exclusiva por eldiario.es. Mª Dolores de Cospedal ha negado que se le pueda poner alguna pega al trabajo del expresidente como comisionista del grupo Abengoa con el objeto de vender cuatro plantas desaladoras en 2010: "Es legal. ¿No? Pues lo que es legal, es legal."

Cospedal ha recordado que el hecho de que un expresidente se dedique a ganar dinero en su actividad privada no contraviene la ley, aunque para ello se sirva de recursos públicos como los destinados a su oficina por Presidencia del Gobierno. Los expresidentes cuentan con una secretaria y un asistente, que en aquella época era Pablo Casado, actual diputado del PP por Ávila. Casado fue señalado por Aznar a la empresa Befesa para recibir las copias de las comunicaciones sobre el negocio en marcha.

Aznar cobró un adelanto de 100.000 euros, pero su enriquecimiento pudo ser mucho mayor si no se hubiera truncado el negocio a causa de la guerra de Libia, a cuya invasión Aznar esta vez se opuso, y el asesinato de Gadafi. La comisión pactada fue del 1% si los contractos hubieran llegado a los 250 millones de euros. Por encima de ese importe, el expresidente veía reducida su comisión al 0,5%.

http://www.eldiario.es/politica/Cospedal-negocios-Aznar-Libia-Gadafi_0_320568578.html

AZNAR PACTÓ UNA COMISIÓN DEL 1% CON ABENGOA PARA CONSEGUIR ADJUDICACIONES EN LA LIBIA DE GADAFI

Befesa, filial del grupo Abengoa, contrató al expresidente del Gobierno para interceder con el Gobierno de Gadafi y conseguir adjudicaciones de cuatro nuevas desaladoras en Libia, un negocio que Abengoa calculaba en 950 millones de euros

Aznar firmó una comisión del 1% de todos los contratos que cerrara la empresa en Libia hasta un máximo de 250 millones de euros de facturación, y de 0,5% a partir de esa cifra. Además, cobró un adelanto de 100.000 euros

En total, José María Aznar habría ganado una comisión de seis millones de euros si Abengoa hubiese construido las desaladoras, pero la guerra civil en Libia y la muerte de Gadafi frustraron el negocio

Para José María Aznar, Muamar el Gadafi era "un hombre extravagante, un hombre raro", pero también "un amigo". La buena relación entre el expresidente del Gobierno con el dirigente libio era algo conocido; incluso cenaron juntos en Sevilla, en 2007, cuando Aznar ya había dejado La Moncloa. El presidente de la fundación FAES y presidente de honor del PP fue uno de los pocos líderes europeos que, en marzo de 2011, se opuso a la intervención militar en Libia contra Gadafi, argumentando que era "muy difícil entender una política que deja que los amigos caigan y que los enemigos permanezcan en el poder". Lo que no se sabía es que José María Aznar, al mismo tiempo que intercedía en público a favor de Gadafi, hacía negocios en privado con empresas españolas que querían conseguir contratos con el Gobierno libio.

El 8 de septiembre de 2010, unos meses antes de la guerra civil y posterior intervención militar internacional que acabó con Gadafi, José María Aznar firmó un contrato de intermediación con Befesa, una filial del grupo sevillano Abengoa dedicada a la construcción de desaladoras, depuradoras y otras obras públicas medioambientales.

Befesa estaba interesada en conseguir las adjudicaciones de cuatro grandes desaladoras que quería construir el Ministerio de Servicios Públicos de Libia: en Tobruk, Misurata, Sirte y Yarafa. En total, las cuatro desaladoras sumaban una inversión de 950 millones de euros, según los propios cálculos de Abengoa, que figuran en este documento para inversores (página 94). Para conseguir esas adjudicaciones, Befesa contrató a Aznar como intermediario.

Según el contrato, al que ha tenido acceso en exclusiva eldiario.es, José María Aznar es “una persona con reputada experiencia en el mercado internacional y en particular el libio”, que cuenta con “conocimiento de las instituciones públicas, así como de la legislación local reguladora de las ofertas, programas de promoción público privada y concursos públicos”.

La remuneración que Aznar firmó con Befesa es muy generosa: una "comisión de éxito" –como la define el contrato"– del 1% "hasta que la cifra de adjudicación acumulada de proyectos dentro del programa llegue a 250 millones de euros". A partir de esta cifra –es decir, después de que Aznar se llevase los primeros 2,5 millones de euros–, la comisión se reduciría al 0,5%. En total, si Befesa hubiese conseguido los 950 millones de euros en adjudicaciones que esperaba en Libia, Aznar habría cobrado una comisión de seis millones de euros: alrededor del 0,6% de los 950 millones esperados.

Además de esa comisión, Aznar consiguió otro 0,25% adicional del precio convenido por Befesa con el Gobierno libio por administrar las desaladoras cuya gestión se incluya también en el contrato de construcción. Esta comisión se recibiría durante los cinco primeros años de mantenimiento de las instalaciones.

El contrato con Befesa incluía también un adelanto de 100.000 euros más IVA. José María Aznar facturó esa cantidad cinco días después de firmado el contrato, el 13 de septiembre de 2010. Eldiario.es ha tenido también acceso a esa factura, que tiene sello de entrada en la contabilidad de Befesa el 30 de octubre. En el documento, con la firma del propio Aznar, consta también su número de cuenta de Caja Madrid

http://www.eldiario.es/economia/Aznar-Abengoa-contratos-Libia-Gadafi_0_318469113.html


AZNAR UTILIZÓ RECURSOS PÚBLICOS PARA SUS NEGOCIOS PRIVADOS EN LA LIBIA DE GADAFI

Pablo Casado, entonces funcionario como vocal asesor de la oficina del expresidente, fue la persona indicada por Aznar en su contrato de comisionista con Abengoa para ocuparse de "cualquier comunicación entre las Partes derivada del presente Acuerdo"

Aznar pactó en 2010 una comisión del 1% con Abengoa de todos los contratos que cerrara la empresa en Libia hasta un máximo de 250 millones de euros de facturación, y de 0,5% a partir de esa cifra. Además, cobró un adelanto de 100.000 euros

Casado, según recoge su declaración de bienes ante el Congreso, percibió 46.184,51 euros en 2011 en concepto de "salario de funcionario eventual Grupo A1 nivel 30 del Ministerio de la Presidencia" en virtud de su trabajo en la oficina de Aznar

Aznar pactó una comisión del 1% con Abengoa para conseguir adjudicaciones en la Libia de Gadafi

El nivel 30 del grupo A1 es el máximo dentro de la función pública. El mismo que ocupaba Pablo Casado en septiembre de 2010 cuando el expresidente José María Aznar pactó una comisión del 1% con Befesa, una filial del grupo sevillano Abengoa dedicada a la construcción de desaladoras, depuradoras y otras obras públicas medioambientales, para conseguir adjudicaciones en la Libia de Gadafi.

Casado primero fue diputado autonómico en Madrid (2007-2009), después fue funcionario de presidencia a las órdenes de Aznar (2009-2011) y más tarde, tras las victoria de Mariano Rajoy, entró al Congreso como diputado por Ávila.

Es decir, el 10 de septiembre, cuando Aznar firma el contrato con Abengoa, Casado entonces vocal asesor de la oficina del expresidente y estaba asignado al Ministerio de Presidencia. Era la persona de nivel 30 cuando Aznar cobró un adelanto de 100.000 euros y rubricó el contrato en calidad de "persona con reputada experiencia en el mercado internacional y en particular en el libio". El actual diputado por Ávila, por su parte, fue la persona indicada por Aznar para estar en copia de "cualquier comunicación entre las Partes derivada del presente Acuerdo".

Los expresidentes del Gobierno, según establece en su estatuto de forma laxa, "gozarán, a partir del momento de su cese, de la consideración, atención y apoyo debidos a quienes han desempeñado este cargo". En virtud de ello, entre otras consideraciones, "se adscribirán a su servicio dos puestos de trabajo, uno de nivel 30 y otro de nivel 18, que serán cubiertos, a su propuesta, mediante el sistema de libre designación. Dichos puestos de trabajo se incluirán en la relación de puestos de trabajo correspondientes a la Presidencia del Gobierno prevista en la del Ministerio de Relaciones con las Cortes y de la Secretaría del Gobierno".

Sin embargo, a pesar de ser una "actividad profesional" de Aznar y de que "lleva 11 años fuera del servicio público", la cláusula 11 del acuerdo, la relativa a "Comunicaciones", incluye a un funcionario eventual grupo A1 nivel 30 del Ministerio de la Presidencia: "Cualquier comunicación entre las Partes derivada del presente Acuerdo se dirigirá a las direcciones que se establecen en el encabezamiento con copia a: D. Pablo Casado y D. Joaquín Fernández de Piérola [representante de Abengoa]".

Según recoge su declaración de bienes ante el Congreso, Casado percibió 46.184,51 euros en 2011 en concepto de "salario de funcionario eventual Grupo A1 nivel 30 del Ministerio de la Presidencia" en virtud de su trabajo en la oficina de Aznar.

Desaladoras

El contrato se firmó el 8 de septiembre de 2010, unos meses antes de la guerra civil y posterior intervención militar internacional que acabó con Gadafi. Befesa estaba interesada en conseguir las adjudicaciones de cuatro grandes desaladoras que quería construir el Ministerio de Servicios Públicos de Libia: en Tobruk, Misurata, Sirte y Yarafa. En total, las cuatro desaladoras sumaban una inversión de 950 millones de euros, según los propios cálculos de Abengoa, que figuran en este documento para inversores (página 94). Para conseguir esas adjudicaciones, Befesa contrató a Aznar como intermediario.

Para José María Aznar, Muamar el Gadafi era "un hombre extravagante, un hombre raro", pero también "un amigo". La buena relación entre el expresidente del Gobierno con el dirigente libio era algo conocido; incluso cenaron juntos en Sevilla, en 2007, cuando Aznar ya había dejado La Moncloa. El presidente de la fundación FAES y presidente de honor del PP fue uno de los pocos líderes europeos que, en marzo de 2011, se opuso a la intervención militar en Libia contra Gadafi, argumentando que era "muy difícil entender una política que deja que los amigos caigan y que los enemigos permanezcan en el poder".

Un portavoz de Abengoa ha confirmado a eldiario.es que Befesa contrató a Aznar "como asesor", pero que la guerra civil y posterior intervención militar en Libia frustraron las adjudicaciones. El asesinato de Gadafi el 20 de octubre de 2011 –un año después de la firma de este contrato– y el cambio de Gobierno dejaron a José María Aznar y a Abengoa sin un negocio millonario. En 2013, Abengoa vendió Befesa a un fondo de inversión.

http://www.eldiario.es/politica/Aznar-contrato-Gadafi-funcionario-expresidente_0_318818376.html

Volver

© Copyright. 1998 - 2017. www.losgenoveses.net, los herederos de www.aznar.net. Ningún derecho reservado. Aquí es todo de gratis y sin comisiones ( Página diseñada para ver con Explorer 9 o superior  a 1024 x 768 píxeles )