LA NOTICIA DEL DÍA

A CORUÑA RETIRA SÍMBOLOS FRANQUISTAS SIN EL APOYO DEL PP 

El Ayuntamiento de A Coruña acordó ayer, sin el apoyo del único partido de la oposición, el PP, retirar parte de la abundante simbología franquista que perdura en calles y edificios públicos de la ciudad. Socialistas y nacionalistas, socios de gobierno, pactaron una lista para suprimir 53 distintivos, entre ellos, revocar los títulos honoríficos concedidos a Franco y a ocho de sus ministros y colaboradores, y rebautizar 22 calles. El PP atribuyó el acuerdo a "la memoria histérica" del BNG y a "la memoria histórica olvidada" del PSOE. 

Los conservadores se refugiaron en un formalismo para desmarcarse, como fue su oposición al proceso abierto hace un año con la decisión del alcalde de designar a seis expertos para decidir la simbología que se debía suprimir. Aunque los conservadores evitaron oponerse por tratarse del obligado cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica y se abstuvieron en la votación de ayer, insistieron en criticar duramente el proceso porque no se dio voz a las familias de los franquistas. La supresión "del derecho de audiencia es una atrocidad política", consideró el concejal del PP Juan de Dios cuando el pleno acordó modificar el reglamento para la concesión de honores y distinciones del Ayuntamiento. 

"El PP no se opone a la aplicación de la ley, pero no puede apoyar la forma sectaria y excluyente escogida por el alcalde para un proceso que debía contemplar todas las sensibilidades", arguyó el edil conservador. Y pese al obligado cumplimiento de la ley en vigor desde hace casi dos años, tildó el proceso de "bufonada". 

"Lo que dice sería un bochorno para el PP de Madrid", replicó el socialista Carlos González Garcés al recordar que en la capital española fue ese partido el que "por iniciativa propia" acordó retirar toda la simbología franquista. González Garcés descalificó "los despropósitos y la actitud hipócrita" del grupo de la oposición por "rechazar la legalidad". "¿Cómo pueden defender, en aras a la democracia, el mantenimiento de honores a personas que actuaron de forma antidemocrática?", se preguntó. 

Dura fue también la concejal del BNG Margarida Vázquez en sus reproches al PP, al que tachó de "heredero de las actitudes de intolerancia que tanta negrura trajeron a este país". 

Serán los servicios municipales los encargados de retirar la simbología de las calles y edificios públicos. El proceso será largo dado que la gran estatua de Millán Astray seguirá presidiendo una pequeña plaza que lleva el nombre del fundador de la Legión hasta la remodelación de toda la manzana, prevista para 2010. La decisión de ayer incluye revocar a Franco sus títulos de hijo adoptivo y predilectísimo de A Coruña así como de alcalde honorario y la medalla de oro de la ciudad. Otra veintena de colaboradores y ministros de la dictadura también quedarán despojados de sus honores, salvo Manuel Fraga, que conservará el título de hijo de A Coruña, concedido en 1968 por ser miembro del Gobierno de Franco. 

(www.elpais.com, 08/09/09) 

LOS POPULARES, EN CONTRA DE QUITAR UN MONUMENTO A PRIMO DE RIVERA 

Retirar el monumento a José Antonio Primo de Rivera que está ubicado en el centro de la capital granadina sería un acto "talibán progre", según dijo ayer el presidente del PP de esta provincia, Sebastián Pérez. Volvió a defender el valor artístico que tiene, a su juicio, la obra del escultor Francisco López de Burgos (1921-1997), aunque la Comisión de Patrimonio emitió un informe, no vinculante, en el que dice que carece de él. 

"Ni tiene valor artístico ni histórico", según constató Cultura cuando declaró los jardines del Genil, en los que se encuentra, Bien de Interés Cultural y no halló valor alguno en ese monumento que sólo el PP apuesta por mantener en la ciudad. 

PSOE e IU han solicitado su retirada. Presentaron una moción en un pleno el pasado mes de febrero que fue desestimada por el equipo de gobierno que dirige el popular José Torres Hurtado. 

La Abogacía del Estado ha interpuesto contra ese acuerdo de pleno un recurso contencioso administrativo, al que se han sumado los dos partidos de la oposición.La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) también presentó otro recurso para obligar al Ayuntamiento a retirarlo, según establece la ley. El asunto, que está aún pendiente de resolverse en los tribunales, ha dejado en la última semana un cruce de acusaciones en torno al monolito situado en la plaza de Bibataubín. Después de conocer el informe de Cultura, el secretario general del PSOE de Granada, Francisco Álvarez de la Chica, instó a Pérez o al alcalde a colocar el monumento en el "comedor" de sus casas si insistían en su valor. 

El presidente del PP de Granada aseguró ayer que si lo retiran estarían "incumpliendo" la Ley de Memoria Histórica. A este argumento aluden precisamente partidos de la oposición y asociaciones para que no permanezca en un espacio público el monumento que "exalta" la Guerra Civil. Granada a José Antonio se puede leer en el pedestal, que también contiene el yugo y las flechas. 

La diferencia es que mientras la mayoría sostiene que no tiene valor, ni protección especial, el PP opina todo lo contrario y así lo ha hecho constar en el juzgado. La ley de Memoria establece que se pueden salvar aquellos monumentos con especial valor artístico o histórico. 

En opinión de Pérez es "una memez y un disparate" que Cultura haya emitido el informe en el que niega cualquier valor artístico. Lo hizo a petición de la ARMH, pero deja claro la Delegación provincial que no es vinculante. 

En la reiterada petición de dejar la plaza libre del pedestal que sostiene una composición en bronce formada por cinco manos que coinciden con el saludo fascista y de las que salen dos alas de águila, el Partido Popular ve "impulsos de odio, resentimiento y rencor", que "no mueven a los populares". 

(www.elpais.com, 08/09/09)

VOLVER

© Copyright. 1998 - 2009. www.losgenoveses.net . Ningún derecho reservado. Aquí es todo de gratis y sin comisiones
( Página diseñada para ver con Explorer 6 o superior  a 1024 x 768 píxeles )