LA NOTICIA DEL DÍA

LA POLÍTICA DE HECHOS CONSUMADOS DE MURCIA CULTURAL 

Murcia Cultural S. A., empresa pública de la Consejería de Cultura, ya tenía contratada la organización del festival SOS 4.8, comprometido el pago de 300.000 euros a la sociedad organizadora y pactado un presupuesto de gastos para el evento de 1.900.000 euros (el coste final ascendió a 2,7 millones) cuando el Consejo de Gobierno de la Región de Murcia aún no había autorizado la transferencia necesaria a esta sociedad pública para llevar a cabo el festival.  

Esta curiosa forma de hacer política a través de hechos consumados volvió a ponerla en práctica la Consejería de Cultura el pasado 15 de mayo, día en que llevó al Consejo de Gobierno el proyecto de bienal de arte contemporáneo Manifesta 8, que cuenta con un presupuesto de 5,5 millones de euros, cuando en realidad ya llevaba varios meses negociando su organización e incluso ya había firmado un protocolo con la fundación holandesa que lo organiza.  

Por lo que respecta al SOS 4.8, el contrato para su organización se firmó con Legalmusic el 22 de octubre de 2007, mientras que la autorización del Consejo de Gobierno para transferir a Murcia Cultural los 2 millones de euros destinados al festival se produjo el 26 de octubre, cuatro días después.  

Como no existía una partida específica para el festival en el presupuesto de la sociedad pública, el crédito transferido se consignó en una relativa a la gestión del Auditorio y Palacio de Congresos. Asimismo, y para justificar debidamente la subvención nominativa a Murcia Cultural para el SOS 4.8, los servicios jurídicos de la Consejería propusieron modificar la memoria y explicar «las causas excepcionales que hagan necesaria su concesión mediante Orden del consejero».  

Filamente, la Consejería modificó la memoria justificativa de la subvención y se acogió a una encomienda de gestión previa y general realizada a Murcia Cultural para dar cobertura a la concesión de la subvención nominativa a esta sociedad con destino al festival.  

Estos datos proceden de un informe del director general de Promoción Cultural y consejero delegado de Murcia Cultural, Antonio Martínez, incluido en el expediente administrativo del SOS 4.8. La Consejería se negó ayer a hacer declaraciones a La Verdad sobre este asunto.

Sí lo hizo Roger Dedeu, de Legalmusic, quien explicó que no hubo concurso público para adjudicar la organización del festival porque «se trata de una idea original nuestra, que tenemos registrada, y lo que la Consejería contrata es la ejecución de una idea original». Dedeu justificó el considerable aumento del presupuesto por el coste de la producción y la contratación musical. 

(www.laverdad.es, 21/10/09)

MURCIA : «EN VEZ DE UNA, EMITIMOS DOS FACTURAS POR CIFRAS MÁS BAJAS Y A TOMAR POR CULO»  

La asesora del consejero de Cultura, Isabel Durante, no sólo intervino en la creación de la sociedad Emasce junto con sus amigos Vanessa-Sara Salvo y Miguel Tébar, contratado también por la Consejería de Cultura para dirigir o coordinar el sello discográfico Tres Fronteras, sino que explicó a sus compañeros cómo bordear la legislación para conseguir contratos de la Consejería en la que ella trabaja. 

En un correo electrónico que Isabel Durante envía a Vanessa-Sara Salvo, administradora de Emasce y pareja de Miguel Tebar, el 4 de diciembre de 2008, le explica: «Reina, hay que decirle que es muy fácil. Que en vez de una, emitimos dos facturas por cantidades más bajas y a tomar por culo. Yo sabía que reaccionaría así. Ahora, tenéis que conseguir que firme el compromiso. Efectivamente, es una cobarde. Luego os llamo». 

Emasce logró contratos de la Consejería de Cultura en el último año por importe de al menos 40.000 euros, gracias, en gran parte, a las relaciones de sus socios con el departamento de Pedro Alberto Cruz. 

Las facturas a las que alude Durante son las del concierto en la Sala Caracol, de Madrid, celebrado el 29 de enero de 2009 para presentar la oferta de la Región en la última edición de Fitur. Yolanda Martínez, directora de la Agencia de Promoción de la Cultura, fundación dependiente de la Consejería y encargada de organizar el concierto, había planteado reparos a Emasce para adjudicarles este contrato, después de haber aceptado verbalmente el presupuesto que le habían presentado, dado que dicho proyecto superaba los 20.000 euros, por lo que la ley obliga a convocar un concurso público. 

Al surgir este problema, Yolanda Martínez propone que la fundación organice directamente el concierto, utilizando las gestiones y contactos que Emasce ya había realizado, y pagándole a la sociedad por su asistencia técnica. Según los correos a los que ha tenido acceso La Verdad, Vanessa-Sara Salvo envía una comunicación a Yolanda Martínez planteándole un ultimátum: o lo hacen todo o no hacen nada. 

En este correo, del 3 de diciembre de 2008, Vanessa-Sara Salvo, aconsejada por Isabel Durante, le explica a la directora de la Agencia de Promoción de la Cultura: «No comprendemos muy bien que una fundación (entidad privada), que no está sujeta a las mismas obligaciones que la Administración pública, tenga problemas en realizar una subcontratación teniendo que realizar una licitación pública». 

Dicho correo de la administradora de Emasce concluye con la siguiente frase: «A título personal, te ruego le comentes al consejero Pedro Alberto Cruz que lamentamos mucho esta situación, en particular Miguel Tébar Almansa, que ha mantenido y sigue manteniendo una óptima relación con él». Miguel Tébar, además de socio de Emasce fue nombrado por Cruz director de la discográfica Tres Fronteras. 

Yolanda Martínez contestó el mismo día a la administradora de Emasce pidiéndole más tiempo para aclarar el posible problema derivado de los límites monetarios legales para contratar con una empresa privada. Tras ser informada por Salvo, la asesora del consejero le explica al día siguiente, el 4 de diciembre, lo que hay que hacer: «Hay que decirle que es muy fácil. Que en vez de una, emitimos dos facturas por cantidades más bajas y a tomar por culo». Durante emplea la primera persona del plural («emitimos») en su respuesta a la administradora de Emasce, lo que da idea de su implicación en la sociedad y en el negocio que tratan de cerrar. 

Quince días después, Emasce se sale con la suya y la directora de la Agencia de Promoción de la Cultura les adjudica el contrato de más de 20.000 euros. «Eureka, tenemos el presupuesto firmado de la directora-gerente», informa Salvo por correo el 19 de diciembre a sus socios, Miguel Tébar e Isabel Durante.  

La Consejería de Cultura aseguró en un comunicado el domingo que nadie de este departamento formaba parte de Emasce y que no se habían adjudicado contratos a dedo. 

(www.laverdad.es, 13/10/09) 

«ANTONIO MARTÍNEZ ME HA DICHO QUE CAMBIÉIS LA FACTURA DE PROMOCIÓN CULTURAL A MURCIA CULTURAL»  

La actuación de Isabel Durante, asesora del consejero de Cultura y Turismo, Pedro Alberto Cruz, es crucial en la obtención de los contratos de la Consejería por parte de la sociedad Emasce y también en el cobro de éstos, según se pone de manifiesto en las comunicaciones a través de e-mail que intercambia Durante con los socios declarados de la sociedad, Miguel Tébar y Vanessa-Sara Salvo.

En uno de estos correos, que lleva fecha del 18 de diciembre de 2008, la asesora del consejero informa a Miguel Tébar, que además es director del sello discográfico Tres Fronteras, también dependiente de Cultura, de una conversación mantenida con el director general de Promoción Cultura y gerente de la sociedad pública Murcia Cultural.  

«Antonio Martínez me dijo -indica Durante- que te llamará para el tema de tu contrato, y también me dijo que cambiéis la factura de Promoción Cultural a Murcia Cultural, con la firme promesa de que os pagarán inmediatamente. En Promoción Cultural tienen un importante atranque de facturas, que parece que es normal por estas fechas».  

La factura a la que alude Durante es la correspondiente a la organización del acto de presentación de la revista Cool-Tura, que tuvo lugar el 26 de septiembre de 2008, en el Centro Párraga, de Murcia, y por el que la sociedad Emasce elaboró para la Consejería varias facturas fraccionadas, cada una dirigida a un departamento, por un importe total de unos 12.000 euros.  

Este primer encargo de la Consejería a la sociedad Emasce, realizado a finales de septiembre, tuvo lugar cuando dicha empresa ni siquiera estaba inscrita en el Registro Mercantil de Murcia.  

Según la información registral, el inicio de operaciones de Emasce tiene fecha del 8 de octubre de 2008, más de diez días después de que dicha sociedad ya estuviera trabajando para la Consejería.  

Emasce Producciones y Proyectos fue constituida con un capital social de 3.012 euros, según el Registro Mercantil, y el único cargo de la sociedad lo ocupa desde su constitución Vanessa-Sara Salvo, que ejerce de administradora única.  

Otra muestra más de la importancia del papel que juega la asesora del consejero en la obtención de contratos públicos para Emasce es la petición que le hace Miguel Tébar, tras reunirse con Yolanda Martínez, directora de la Agencia de Promoción de la Cultura, para hablar sobre el portal Cool-Tura. «Habla con Secretaría General -le pide Tébar a Durante- y nos dices cuánto le podemos presupuestar por: a) el boletín semanal + guía mensual. b) lo anterior + llevar la agenda cultura. c) lo anterior + rediseñar todo el portal (o parte)». 

(www.laverdad.es, 13/10/09)

VOLVER

© Copyright. 1998 - 2009. www.losgenoveses.net . Ningún derecho reservado. Aquí es todo de gratis y sin comisiones
( Página diseñada para ver con Explorer 6 o superior  a 1024 x 768 píxeles )