LA NOTICIA DEL DÍA

EDILES DEL PP DE SILLEDA DESBANCAN AL PSDG CON AYUDA DE TRÁNSFUGAS 

El PP de Silleda (Pontevedra) y dos concejales no adscritos presentaron ayer una moción de censura contra la alcaldesa, la socialista Paula Fernández Pena, en la que se propone como candidata a la alcaldía a la ex concejal socialista -ahora en el grupo de los ediles no adscritos- Ofelia Rey. Según fuentes socialistas, esta concejal y el edil popular Javier Presas acudieron ayer por la mañana al ayuntamiento "a presentar la moción y marcharon". 

El texto está avalado por los ediles no adscritos Javier Cuiña y Ofelia Rey (que integraron la lista del PSOE), así como por el presidente del PP local, José Fernández Viéitez, y los concejales populares Eva Lojo, Alejandro Vidueiros y María Concepción Vázquez. La única firma que falta es la de Manuel Mato, un concejal díscolo del PP que ya había avanzado su intención de no participar en esta iniciativa.

El PP consuma así sus amenazas y apuesta por desbancar a la actual regidora socialista valiéndose del voto de dos tránsfugas pese a que tanto Mariano Rajoy como Alberto Núñez Feijóo han desautorizado la operación, que sí fue avalada en una reunión interna por el responsable del PP en Pontevedra y presidente de la Diputación, Rafael Louzán. 

Al igual que sucedió en la población de Mos, los concejales populares en Silleda aprovecharon una visita de Feijóo al extranjero (estos días está de visita en Bruselas) para registrar la moción de censura en el municipio pontevedrés que será votada en unas semanas. 

(www.elpais.com, 07/10/09) 

EL PP DE SILLEDA CONSUMA EL PACTO CON DOS TRÁNSFUGAS 

Evitaron aparecer juntos en la multitudinaria romería que el PP, con Mariano Rajoy y Alberto Núñez Feijóo a la cabeza, celebró en su pueblo hace ahora una semana. Se escondieron de las cámaras, esperaron ocho días y al noveno, con el presidente gallego de viaje en Bruselas, registraron en el Ayuntamiento de Silleda la moción de censura, flanqueados por dos tránsfugas socialistas. La versión oficial del PP regional añade que horas antes corrieron a darse de baja como militantes del partido. 

Así que el 19 de octubre, si no hay novedad, cinco de los seis ediles del PP, votarán junto a sus otrora contricantes -dos ex concejales del PSdeG que ahora integran el grupo de los no adscritos- para derrocar a la alcaldesa socialista, Paula Fernández. El bastón de mando pasará entonces a manos de la concejal tránsfuga Ofelia Rey, candidata en la moción de censura. La operación no cuenta, al menos públicamente, con el aval de los líderes del partido, Rajoy y Feijóo, que la desautorizaron varias veces. El presidente provincial de Pontevedra, Rafael Louzán, siempre se mostró más comprensivo. 

El guión estaba tan cantado que uno de los protagonistas principales lo confió a este periódico hace ahora un mes. "La moción de censura sigue adelante, pero desde arriba nos pidieron esperar", admitió José Fernández Vieitez, Roucho, el portavoz del PP en Silleda y uno de los principales muñidores de la operación para desbancar a la alcaldesa socialista, Paula Fernández. Antes, él mismo había cerrado un acuerdo con los dos ex concejales del PSdeG, que tan pronto como el bipartito perdió el poder en la Xunta, se pasaron al grupo de los no adscritos. 

Y la maniobra la bendijo el presidente provincial del PP, Rafael Louzán, al calor de las brasas en una cena con churrasco y criollo convertida en reunión de la Ejecutiva del partido, donde escuchó uno por uno a sus cinco concejales. Sólo un díscolo, Manuel Mato, se opuso a la operación. Pero su voto, con siete ediles convencidos, dos tránsfugas y cinco del PP, ya no contaba. Y las desautorizaciones -siempre con la boca pequeña de Rajoy y Feijóo- tampoco desanimaron al grupo municipal, que siguió adelante respetando los tiempos y aguardando a que los focos que el propio PP situó sobre Benidorm -donde el PSOE se benefició de una censura similar- fueran difuminándose. El acto administrativo de ayer desembocará en un pleno el 19 de octubre, que aupará a la alcaldía a la tránsfuga Ofelia Rey. Y eso, a pesar de que quien ostenta el bastón de mando, Paula Fernández, confiaba todavía ayer en evitarlo con medidas de protesta y manifestaciones vecinales. 

El portavoz del Partido Popular en Galicia, Antonio Rodríguez Miranda, acudió raudo a desmarcarse de la operación. Los ediles, según dijo, ya no forman parte de la formación conservadora porque pidieron la baja en el partido la noche del lunes. Y él mismo se enteró de la censura por la prensa. 

La oposición no fue tan condescendiente: socialistas y nacionalistas responsabilizan a Rajoy y Feijóo de pactar con tránsfugas. Y así, Silleda junto a Mos, Gondomar, Abegondo y A Pobra, seguirá agrandando el mapa del transfuguismo gallego. 

(www.elpais.com, 07/10/09)

VOLVER

© Copyright. 1998 - 2009. www.losgenoveses.net . Ningún derecho reservado. Aquí es todo de gratis y sin comisiones
( Página diseñada para ver con Explorer 6 o superior  a 1024 x 768 píxeles )