LA NOTICIA DEL DÍA  

AGUIRRE : Laboratorios privados para hospitales públicos

Una empresa gestionará las pruebas analíticas de 1.100.000 pacientes

Un paso más en la privatización de la sanidad madrileña. Primero fueron los siete nuevos hospitales: seis de gestión mixta (médicos y enfermeras de Sanidad y personal no sanitario de la empresa que construye el centro) y el de Valdemoro, de gestión enteramente privada. Después, la cesión del centro de especialidades de Pontones y de su población de referencia a la empresa Capio. Más tarde, la promesa de Esperanza Aguirre de que los cuatro hospitales que se construirán en esta legislatura serán también privados.

  • Los sindicatos denuncian que se "cederán gratis las instalaciones"

  • El Gobierno regional afirma que el centro de análisis ahorrará el 40% del coste

Y ahora, la concesión de las pruebas analíticas de casi 1.100.000 pacientes a la empresa que gane el concurso para gestionar los laboratorios de seis hospitales madrileños: Infanta Sofía (San Sebastián de los Reyes), Infanta Cristina (Parla), Infanta Leonor (Vallecas), Sureste (Arganda), Henares (Coslada) y Hospital del Tajo (Aranjuez). La convocatoria se publicó el pasado miércoles en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid. El contrato se firmará por ocho años, con posibilidad de prórroga hasta 10, y la empresa ganadora cobrará casi 173 millones por el "servicio público de atención sanitaria de laboratorio clínico".

El modelo que ha diseñado la Consejería de Sanidad consiste en la creación de un gran laboratorio central de diagnóstico analítico, que se situará en el hospital Infanta Sofía, y de seis periféricos ubicados en los nuevos hospitales. Las muestras se tomarán en cada hospital, pero sólo se analizarán en ellos aquellas cuyos resultados deban obtenerse en menos de seis horas. El resto se enviará al laboratorio central, explica Sanidad. El central atenderá también las muestras recogidas en atención primaria, es decir, en todos los centros de salud de la zona de influencia de los hospitales. Hasta ahora era el laboratorio de la Fundación Alcorcón el que centralizaba las pruebas de los seis nuevos centros.

Los sindicatos CC OO, UGT y CSIT-UP criticaron ayer en un comunicado conjunto "la privatización de un servicio clave como es el de los análisis clínicos". La Administración, aseguran, "cederá de manera gratuita las instalaciones y equipamientos a la empresa concesionaria". También les preocupan las condiciones de los trabajadores que tiene contratados el laboratorio de Alcorcón, y que quedarán subrogados a la empresa que gane el concurso.

Durante el proceso de reordenación de personal que inició la Consejería de Sanidad para dotar de profesionales los nuevos hospitales no se convocaron plazas para el personal de laboratorio. "Nos extrañó que quedaran fuera porque en su momento no sabíamos que lo que se quería era externalizar el servicio", afirmó ayer Alfonso Merino, secretario de Salud de UGT.

La Consejería de Sanidad niega que se vaya a ceder nada gratuitamente: "En el contrato está implícito el pago por el uso de las instalaciones y el equipamiento lo tiene que pagar el adjudicatario", aseguran. En cuanto al personal, insisten en que "no se van a ver perjudicados los derechos de nadie" y en que "los trabajadores sabían cuando fueron contratados que el servicio se iba a externalizar".

Sanidad defiende las bondades del nuevo sistema con tres argumentos: ahorro, más calidad y mayor rapidez. Asegura que con el laboratorio central se ahorrarán unos 90 millones en ocho años, "lo que equivale a la construcción de un hospital de entre 200 y 250 camas". El coste per cápita de los laboratorios de los hospitales públicos madrileños fue en 2007 de 37,6 euros, según la consejería. El nuevo laboratorio conseguirá, aseguran, reducir ese coste a 22,05 euros, lo que ofrece el pliego de condiciones a la empresa que obtenga la concesión.

"Les costará más", sentencia Ana Franco, médico especialista en análisis clínicos y presidenta de la Asociación de Profesionales de Laboratorios Públicos. "Porque no cuentan los sueldos de los que nos quedamos de brazos cruzados cuando disminuya nuestro trabajo". Franco también cuestiona la mejora de la calidad que aduce Sanidad: "Los laboratorios públicos actuales ya tienen una calidad excelente probada durante años. Una empresa introduce el ánimo de lucro".

También critica el número de pruebas que va a recibir el laboratorio central. "Hablamos de 4.000 o 5.000 pacientes al día, un volumen inmanejable con el que tendrán que tener mucho cuidado para evitar errores". Por último, la mayor rapidez. "¿Cómo se van a agilizar los tiempos de respuesta si pinchan a alguien en el hospital de Arganda y la muestra tiene que viajar 60 kilómetros hasta el del Norte?", se pregunta.

Sanidad recordó ayer que los servicios que ofrecerá el laboratorio central se acordaron con las sociedades científicas. Una portavoz de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica admitió que se firmó una cartera, pero puntualizó: "No sabemos si esa cartera es la que se va a llevar a cabo, porque no nos han invitado a hacer el seguimiento. No nos hemos vuelto a reunir".

La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid calificó ayer de "auténtica expoliación del dinero y los recursos públicos sufragados por todos los madrileños" la privatización del laboratorio, y afirmó que "supondrá mayores recortes en el ya escaso presupuesto que Sanidad dedica al sistema y a los centros sanitarios públicos". Sanidad insiste en que el servicio es de "titularidad pública" y abunda en el ahorro, de "un 40%".

www.elpais.es 25.07.08

VOLVER

© Copyright. 1998 - 2008. www.losgenoveses.net. Ningún derecho reservado. Aquí es todo de gratis y sin comisiones
( Página diseñada para ver con Explorer 6 o superior  a 1024 x 768 píxeles )