LA NOTICIA DEL DÍA (*)

La Justicia busca desde hace seis meses a Alfredo Timermans, último secretario de Comunicación de Aznar

D.Carlo y D.Alfredo , en un gesto singular, tienen un problema común e intransferible

Novedades sobre el 'caso Fabra'. La Justicia lleva seis meses intentando localizar a Alfredo Timermans, que fuera hombre de confianza de José Mª Aznar y su último secretario de Estado de Comunicación. En el PP, con quien se puso en contacto la Policía judicial, han asegurado -literalmente- que no saben dónde está ese señor.

El último informe de la Policía dirigido a los juzgados de Castellón, al que ha tenido acceso la Cadena SER, asegura que no han podido conseguir ninguna información que conduzca al que fuera mano derecha de Aznar. Los agentes aseguran que se trata de un “contribuyente no identificado” y que tampoco dan con él a través del Instituto Nacional de Estadística.

Pero lo más sorprendente, sin duda, es la respuesta obtenida por la Policía en la calle Génova, sede del Partido Popular: no saben dónde está Timermans y éste no figura en los archivos del partido.

La acusación particular no descarta solicitar de inmediato una orden de busca y captura contra Timermans, de quien se pretende que explique por qué recibió al presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, en La Moncloa, y si trató con él de los negocios del todavía líder del PP en Castellón, imputado entre otros delitos por tráfico de influencias.

La Cadena SER se ha puesto en contacto con el PP. Insisten en que no saben nada sobre el paradero de Timermans y añaden que atendieron a la Policía por orden de un alto cargo del partido que no van a revelar.

Esta redacción ha podido comprobar, sin embargo, que el ex secretario de Estado de Aznar se encuentra en Nueva York, concretamente en el despacho de una importante empresa española para la que trabaja desde que abandonó La Moncloa. Sin embargo, Timermans no ha querido hacer ningún comentario a la Cadena SER.

No es el único caso

Los ex ministros del PP Jesús Posada, Celia Villalobos y Miguel Arias Cañete todavía no han declarado en la causa abierta contra el presidente de la Diputación de Castellón y líder del PP en la provincia, a pesar que la Audiencia Provincial de Castellón ordenó el pasado 14 de marzo su comparecencia para que explicasen su supuesta vinculación con el caso.

Los tres siguieron la misma estrategia; se acogieron a un privilegio que contempla la Ley para que los ex ministros puedan declarar desde sus despachos. Una estrategia que también ha empleado el consejero de Territorio y Vivienda valenciano, Esteban González Pons para, en su caso, obligar al juzgado de Nules a desplazarse hasta su despacho para tomarle declaración como testigo.

La Justicia debe decidir ahora si estima el recurso de la acusación particular y obliga a los ex ministros a desplazarse hasta Nules.

Posada ha admitido que se reunió con Fabra por los fitosanitarios, y Villalobos que recibió en su despacho al mandatario provincial y al empresario denunciante Vicente Vilar, pero les echó. Arias Cañete ha negado que conociera a Fabra o recibiera presiones para legalizar los fitosanitarios.

El ex ministro de Ciencia y Tecnología, Juan Costa, no ha podido acogerse al privilegio legal que han utilizado sus compañeros de partido porque en la época en la que se produjeron los hechos sólo era secretario de Estado de Hacienda.

Costa, que acompañó a Fabra en la reunión con Posada en la que se habló de los fitosanitarios de la empresa a nombre de la esposa del imputado, tendrá que declarar en Nules el próximo 17 de noviembre.

www.cadenaser.es 26.10.06

VOLVER

© Copyright. 1998 - 2006. www.losgenoveses.net. Ningún derecho reservado. Aquí es todo de gratis y sin comisiones
( Página diseñada para ver con Explorer 5 o superior  a 1024 x 768 píxeles )