LA NOTICIA DEL DÍA (*)

Ana Palacio, en el Banco Mundial

" En el desarrollo de la guerra contra Irak hay algunos indicadores que son relevantes...Las bolsas han subido y el petróleo ha bajado. Ya los ciudadanos pagan unos céntimos menos por la gasolina y el gasóleo. Eso son datos. La intervención está todavía en marcha, y no vayamos más allá ; pero ahí hay datos "
( Dixit nuestra aguda ex Ministra .23.03.03 )

La ex ministra de Asuntos Exteriores con el Gobierno de Aznar, Ana Palacio, ha sido contratada en el Banco Mundial para trabajar directamente con su presidente Paul Wolfowitz (ambos en la foto), antiguo numero dos del Pentágono y una de las figuras más relevantes de la política neoconservadora de la administración de George Bush.

Mientras Ana Palacio representaba en el exterior la política de José María Aznar, Paul Wolfowitz  fue el gran defensor de la intervención militar en Iraq en el giobierno de Geroge Bush. 

Asesora del Banco Mundial
La ex ministra de Asuntos Exteriores, Ana Palacio, ha sido encargada –en calidad de consultora- de trabajar en el ámbito de los derechos de propiedad, para elaborar un informe sobre el “apoderamiento de los pobres”. Cuando ejerció el cargo de ministra, Palacio dio claras muestras de su apoyo a la política norteamericana de intervención bélica en Iraq, siguiendo el guión marcado por el ex presidente del Gobierno, José María Aznar. Hizo varios viajes a los EEUU en los que tuvo ocasión de hablar con Paul Wolfowitz, entonces vicesecretario de Defensa y número dos del Pentágono.

Palacio y Colin Powell
Era la época en que la ministra de Asuntos Exteriores del gobierno Aznar mantenía estrechas relaciones con la administración Bush. La coincidencia de políticas entre ambos gobiernos respecto a la guerra de Iraq, por ejemplo, era absoluta, y los contactos entre Ana Palacio y Colin Powell eran constantes. Desde entonces, Aznar ya no está en el gobierno español, y Colin Powell fue apartado del norteamericano, después de que sus rotundas afirmaciones -"Sadam Hussein tiene armas biológicas"- se demostraran inexactas. Con este nuevo trabajo de Ana Palacio, tal vez se renueve ahora la amistosa relación entre ambos.

Desembarco de neocons en el Banco Mundial
Paul Wolfowitz es desde hace poco más de un año presidente del Banco Mundial, a propuesta del presidente George Bush. Su nominación ya causó recelos por el temor de que provocara un desembarco de personas afines a la doctrina Bush en la entidad financiera, hecho que, según han denunciado diversas fuentes, se ha visto confirmado.

Nombramientos “a dedo”
La Asociación de Empleados del Banco ha denunciado reiteradamente los “nombramientos a dedo” de diversos cargos de la confianza de Wolfowitz, todos ellos de personas ligadas a la guerra de Iraq. Por ejemplo, Robin Cleveland, que ahora es el principal asesor de Wolfowitz, fue uno de sus colaboradores en la guerra de Iraq, involucrado, además, en el escándalo de tráfico de influencias que provocó dimisiones en el Pentágono; Kevin Kellems fue aliado de Wolfowitz en la planificación de la guerra de Iraq, y ha sido nombrado director de estrategia del departamento de Relaciones Exteriores en el Banco; o Suzanne Rich Folsom, una activista del Partido Republicano, que dirigirá el Departamento de Integridad Institucional en la entidad financiera internacional. 

Amiguismo de Wolfowitz
El diario The Washington Post ha calificado los nombramientos como el traslado de la “guardia de palacio” desde la casa Blanca hasta la sede del banco. Y según una información aparecida en La Vanguardia, un “directivo del banco” acusó a Wolfowitz de “amiguismo y nepotismo”.

Ana Palacio, otro nombramiento polémico
En este contexto, Ana Palacio es contratada como asesora. Según Izquierda Unida, su nombramiento le permitirá trabajar “directamente con el ex subsecretario de Defensa de Estados Unidos”. Este partido ha presentado la siguiente pregunta al Congreso de los Diputados: “¿Ha notificado Ana Palacio en el Registro de Actividades de Altos Cargos esta actividad?”, y está a la espera de recibir respuesta.

El diputado de ICV (Iniciativa per Catalunya- Verds), Joan Herrera, quien ha presentado la pregunta, opina que, aún cuando esta nueva actividad de Ana Palacio esté correctamente registrada, merece ser “censurada políticamente” porque trabaja con el ideólogo de la guerra de Iraq, y “fue su partido, el PP, quien llevó a España a esa guerra”.

Sin experiencia suficiente
El nombramiento de Palacio ha provocado también reacciones críticas dentro de la entidad financiera. La Vanguardia cita a un “alto directivo del banco, responsable de un departamento internacional”, quien afirma que el nombramiento de Ana Palacio “es una de las píldoras amargas que hemos tenido que tragar”, pues considera que “no tiene experiencia” suficiente para la tarea que se le encomienda.

Publicado en  www.elplural.com 24.02.06

VOLVER

© Copyright. 1998 - 2006. www.losgenoveses.net. Ningún derecho reservado. Aquí es todo de gratis y sin comisiones
( Página diseñada para ver con Explorer 5 o superior  a 1024 x 768 píxeles )