LA NOTICIA DEL DÍA (*)

20 de MARZO 2004

El ministro alemán de Interior critica a Acebes por retrasar información sobre el 11-M

Las tensiones soterradas por la falta, incluso, el ocultamiento de información por parte del Gobierno español a sus homólogos europeos en torno al atentado del 11-M afloraron ayer. El ministro del Interior alemán, Otto Schily, aseguró, en un programa de la televisión pública de su país, que "hubo retrasos, imprecisiones y quizá incluso cosas inciertas" en la información facilitada por el Gobierno español tras los atentados. Schily y su homólogo español, Ángel Acebes, se reunieron en el Consejo de Justicia e Interior de la UE y mantuvieron un tenso diálogo al respecto con reproches mutuos.

En los días inmediatamente posteriores al atentado, Schily sostuvo que la matanza fue perpetrada por ETA, aunque dejó claro que se basaba en informaciones de las autoridades españolas. El jueves por la noche, en un coloquio de la cadena ZDF, reconoció "problemas de información. Está claro", agregó, "que hay cosas que me hubiera gustado saber antes, pero no quiero hacer valoraciones críticas al respecto". Ya el lunes, otra cadena de televisión se había hecho eco de las quejas de la policía alemana por haber recibido informaciones falsas sobre el explosivo utilizado en los ataques a los trenes.

El mismo día 11, en torno a las 13.45, el Ministerio del Interior reveló que Acebes había comunicado al presidente del Gobierno, José María Aznar, que el explosivo era el habitual de ETA. Se trataba del primer dato objetivo que, más allá del puro análisis, confirmaba la pista etarra.

La ministra de Asuntos Exteriores, Ana Palacio, en el telegrama que dirigió a todos los embajadores españoles, a las 17.28 del día 11, aseguró que "el explosivo utilizado es el habitual de ETA" y que la autoría de la banda la ratificaban "otras informaciones que aún no se han hecho públicas por razones obvias".

Las afirmaciones de Palacio resultaron ser falsas: el explosivo no era el habitual de ETA, sino Goma 2 ECO, y las informaciones que había en ese momento apuntaban a Al Qaeda.

El ministro alemán planteó sus quejas en la reunión de ayer en Bruselas. "Todos tenemos que poner en circulación nuestras pistas y datos, compartirlas", dijo. "Tras el atentado de Madrid no ha sido posible y tenemos que examinar qué hace falta hacer".

La tensión se hizo evidente en el almuerzo, en el que Acebes y Scholy intercambiaron reprohes. Ante la prensa, sin embargo, intentaron ocultarlo. "Mi amigo Ángel Acebes ha dado al pueblo español y a los medios de comunicación toda la información de que disponía en esos momentos difíciles", dijo el ministro alemán.

Acebes aseguró que ninguno de sus colegas le había pedido explicaciones. "El Gobierno español no mintió a nadie, ni a los españoles ni a los demás países. [Por la mañana del día 11] había certeza de que era ETA y se le contó a Alemania y por la tarde, cuando hay otra línea de investigación, también se dice", dijo.

El problema, para los responsables de Interior de la UE, es que, si el atentado era obra de ETA, como sostenía el Gobierno de José María Aznar, se trataba de un problema exclusivamente español. En cambio, si como luego se confirmó, los terroristas eran radicales islámicos, la amenaza afectaba al conjunto de Europa y cualquier retraso en la adopción de medidas de seguridad suponía poner en riesgo a sus propios ciudadanos.

         (*) Publicado en El País.20.03.03

VOLVER

© Copyright. 1998 - 2004. www.losgenoveses.net. Ningún derecho reservado. Aquí es todo de gratis y sin comisiones
( Página diseñada para ver con Explorer 5 o superior  a 1024 x 768 píxeles )