LA NOTICIA DEL DÍA (*)

16 de MARZO 2004

LOS TRABAJADORES DE MEDIOS PÚBLICOS DENUNCIAN "CENSURA" Y "MANIPULACIÓN"

Trabajadores de los principales medios de comunicación públicos (la agencia estatal de noticias Efe, RTVE y Telemadrid) denunciaron "censura previa", "manipulación" y "propaganda" gubernamental en la cobertura de los atentados de Madrid y en las elecciones del pasado domingo. El comité de empresa de Efe acusó al jefe de información, Miguel Platón, de "favorecer los intereses del Partido Popular" y exigió su "cese inmediato". La dirección de la empresa rechazó las acusaciones y atribuyó las protestas de los trabajadores a una "vil campaña de difamación profesional".  

El comité intercentros de Efe, integrado por representantes de CC OO, UGT, la Federación de Sindicatos de Periodistas y CIG, desgranó la actuación de los responsables de la agencia tras los atentados del pasado jueves en Madrid y durante los días previos a la jornada electoral del domingo para concluir que Efe ha quedado unida a "las mentiras del Gobierno". Tras censurar la actuación de los máximos responsables de la agencia, añaden que los miles de clientes tienen derecho a recibir una "información veraz".  

Denuncia el comité que la agencia conocía desde la misma mañana de los atentados informaciones relativas a la investigación que no fueron difundidas "en su momento". Además, precisan que el mismo sábado Platón elaboró "en contacto con el palacio de la Moncloa" una información que pretendía demostrar, cuando ya habían sido detenidos cinco personas presuntamente relacionadas con el terrorismo islámico, que las pesquisas policiales apuntaban a ETA y quedaba descartada la pista de Al Qaeda. Aquella noticia, de 100 líneas, reflejaba el estado de las investigaciones -atribuidas siempre a "fuentes oficiales"- sin hacer referencia alguna a la furgoneta encontrada el jueves o la bolsa con una bomba en su interior, ambas cruciales para la detención de los presuntos implicados en el atentado.  

Dicha información se basaba, según los trabajadores, "en supuestas 'fuentes oficiales" españolas y en informes de los servicios secretos de varios países europeos que responsabilizaban a ETA de los brutales atentados. "Dos horas después de que esta noticia falsa saliera por línea, el propio ministro del Interior reconocía la conexión islámica del atentado", apunta el comité. Los trabajadores precisan que Platón y el presidente de la agencia, Miguel Ángel Gozalo, "ordenaron la censura previa de toda información relativa a la investigación policial".  

También cuestionan la veracidad de una noticia "redactada de puño y letra" por Platón en la que pretendía salir al paso de una información de la cadena SER sobre las investigaciones del CNI. Estos teletipos fueron difundidos con la firma de Miguel Platón (sólo aparecieron las iniciales), ya que los periodistas del área de Nacional se negaron a avalarlas.  

La dirección de la empresa calificó de "falso" que Efe tuviera información privilegiada en relación con el atentado y que ocultara noticias. Todas ellas, según un comunicado de la agencia, fueron obtenidas "por fuentes fiables" y se difundieron en "el momento adecuado". Para Efe "llamar falsa a una declaración grabada del director de CNI sólo puede responder a un propósito deliberado de mentir". Añade que "el que se cuidaran todas las informaciones relativas a una investigación policial forma parte del trabajo normal de una agencia de prensa responsable".  

Ante este cruce de acusaciones, tanto el comité intercentros como Platón han solicitado amparo a la Asociación de la Prensa de Madrid. Este organismo, a cuya junta directiva pertenece Ana Vaca de Osma, directora de comunicación de Efe, no se pronunció. 

También los trabajadores de algunas de las principales cadenas de televisión gestionadas por el PP, expresaron ayer su disconformidad con la línea informativa seguida tras la masacre de Atocha. Los sindicatos representados en Telemadrid expresaron su "bochorno" por el tratamiento del 11-M. "Nuestra televisión", dicen, "se sumó de inmediato a la versión gubernamental haciéndola suya y la mantuvo contra viento y marea". Como ejemplo del control ejercido sobre la información, recuerdan que mientras otras cadenas ofrecían en directo la rueda de prensa del ministro del Interior, Ángel Acebes, el pasado sábado, Telemadrid continuó con la transmisión del partido de fútbol y sólo incluyó un croll.  

Se preguntan los trabajadores de Telemadrid si la emisión, en la noche del viernes, de la película Asesinato en febrero (que narra el asesinato a manos de ETA del socialista Fernando Buesa y su escolta en 2002), un día antes de su pase por TVE fue "coincidencia" o "doctrina". A juicio de los profesionales del canal autonómico, uno de los hechos más graves se produjo durante la manifestación multitudinaria del sábado. Según su versión, el director general, Manuel Soriano, intervino directamente en el control de realización para indicar los planos que debían pinchar "pidiendo repetidamente planos de la cabecera y quejándose de la calidad del trabajo del equipo de profesionales".  

La cobertura de RTVE no escapó a las críticas de sus trabajadores. CC OO reclamó la dimisión de los directores de informativos de TVE, Alfredo Urdaci, y de RNE, Manuel Ventero. "Urdaci no debe aparecer ni en un telediario más", exigió CC OO. "Han intentado confundir a miles de españoles que tenían derecho a conocer la verdad", agregaron.  

Las cadenas de televisión autonómicas TV-3 (Cataluña), Canal Sur (Andalucía) y ETB (Euskadi) -y también las emisoras de radio de dichas comunidades-, ninguna de ellas dependientes de Gobiernos del PP, informaron el mismo jueves por la tarde de que había la posibilidad de que Al Qaeda estuviera detrás de la matanza del 11-M y, a partir del viernes, de que todos los indicios apuntaban al grupo islamista radical como autor de la matanza. En esos momentos tanto José María Aznar como los miembros de su Ejecutivo y las televisiones públicas en la órbita del PP seguían manteniendo la tesis de que la banda terrorista ETA había causado la masacre. Se da la circunstancia de que Cataluña, Andalucía y Euskadi, las comunidades que recibieron una información televisiva y radiofónica más plural sobre la investigación de los atentados, son las que justamente más castigaron al PP el domingo en las urnas.

(*) Publicado en El País.16.03.03

VOLVER

© Copyright. 1998 - 2004. www.losgenoveses.net. Ningún derecho reservado. Aquí es todo de gratis y sin comisiones
( Página diseñada para ver con Explorer 5 o superior  a 1024 x 768 píxeles )