LOS CÓDIGOS ÉTICOS GENOVESES PENDIENTES DE APLICAR

BÁJATE EL NUEVO CÓDIGO POST GÚRTEL TAMBIÉN SIN ESTRENAR. DICIEMBRE 2009

REGUERO DE PROMESAS INCUMPLIDAS

El Partido Popular proclama medidas contra la corrupción ya incluidas en textos anteriores de la formación y que nunca llegó a aplicar // Propone firmeza contra los corruptos mientras cierra los ojos ante la 'Gürtel' 

El PP se siente cómodo plagiándose a sí mismo, cortando y pegando una y otra vez su código ético y los textos en los que predica la lucha contra la corrupción. Ayer se volvió a ejercitar. Incluyó en su programa electoral del 22-M un folio y medio titulado Regeneración que no figuraba en el borrador hecho público la pasada semana. No hay medidas estrella, sino refritos de propuestas que los conservadores no han cumplido.

Lo que sigue es un resumen de las claves del documento del PP, al que se acompaña del relato de lo hecho por el partido. La teoría poco tiene que ver con la práctica.

01. No a la indolencia

El capítulo Regeneración viene encabezado por una declaración de la política como “actividad noble”. Es la misma definición que figura en Bases para el pacto por la transparencia y contra la corrupción, texto aprobado en Sevilla el 21 de noviembre de 2009.

Después, calca otros dos párrafos, en los que apela a combatir “con firmeza” las “prácticas corruptas”. “La lucha contra la corrupción es uno de los objetivos principales del PP, ya que el funcionamiento del sistema democrático no debe quedar nunca en entredicho por actitudes permisivas, indolentes o exculpatorias ante la gravedad de determinados comportamientos”, alega.

Pero esa es la máxima de Mariano Rajoy: no actuar. El líder del PP no expulsó del partido ni de su cargo a su tesorero y senador, Luis Bárcenas, ni al diputado Jesús Merino, ambos imputados en la Gürtel. Fueron ellos los que, el pasado abril, anunciaron el abandono de su escaño y militancia.

Rajoy tampoco echó al expresident balear Jaume Matas, acusado en los casos Palma Arena (por el que ya ingresó tres millones de fianza) y Ópera (en el que el juez pide 1,6 millones). Fue Matas quien reclamó su baja en el PP. Tampoco apartó a José Joaquín Ripoll, presidente de la Diputación de Alicante e implicado en la trama Brugal. Ni por supuesto a Carlos Fabra, líder de la Diputación de Castellón, imputado por delito fiscal, cohecho y tráfico de influencias. Y Francisco Camps ya ha sido ratificado como candidato, pese a seguir envuelto en el caso de los trajes –la Fiscalía le pide una multa de 41.250 euros– y verse rodeado por un presunto caso de financiación ilegal del PP valenciano.

En Madrid, gran epicentro de la Gürtel, Esperanza Aguirre expulsó del partido a los diputados autonómicos y alcaldes imputados en el caso.

02. ¿Cuentas claras?

El PP promete transparencia, pero oculta los sueldos de sus dirigentes

“Es preciso someter a un mayor control y fiscalización los ingresos, el patrimonio, las actividades privadas y las actuaciones públicas de todos los cargos públicos. Por ello, publicaremos las retribuciones íntegras de los cargos públicos y electos, directivos y personal de confianza de las instituciones y de sus gastos de representación”, promete el PP.

La realidad es que el partido se ha negado, de forma reiterada, a facilitar los sueldos de sus cargos. Ni siquiera confirmó si Rajoy cobra al año 200.000 euros, como avanzó Público. El único sueldo que se conoce es el de la secretaria general, María Dolores de Cospedal: percibió 240.000 euros en 2009. Pero esos datos no los declaró de forma voluntaria, sino obligada por una ley de las Cortes de Castilla-La Mancha, donde es diputada.

El PP tampoco fue muy exigente cuando José Bono y Javier Rojo reclamaron medidas para aumentar la transparencia de diputados y senadores. Planteó que se conociese una cifra global del patrimonio de los parlamentarios y se mantuviese la privacidad sobre sus rentas o ingresos.

03. Penas más duras

Pide que se proteja a los denunciantes, mientras acusa a jueces y fiscales

En las Bases de 2009 el PP también planteó, como ayer, “ampliar y endurecer los tipos penales relativos a la corrupción”. Entre las medidas, Rajoy propone “ampliar los plazos de prescripción” de esos delitos, punto que ya recoge la reforma del Código Penal aprobada en junio de 2010, y en la que el PP se abstuvo en el Congreso. Sin embargo, el partido aún no ha ofrecido explicaciones por el caso Fundescam, en el que la Fiscalía observó falsedad documental y delito electoral en las campañas de 2003 y 2004, pero que no siguió investigando al considerar que estaba prescrito.

El PP también promete “endurecer las penas por denuncias falsas”. Hay que recordar que la formación se apoyó en la denuncia de Eduardo Hinojosa –dueño de Forever Young, la empresa que vendía la ropa a Camps– contra José Tomás, el sastre del president, para descalificar el caso de los trajes. El juez de la Gürtel en Madrid, Antonio Pedreira, levantó la imputación al sastre. El mes pasado, el abogado de Tomás denunció en Anticorrupción que Forever manipuló la contabilidad interna para atribuir a Álvaro Pérez, el Bigotes, compras de Camps. Esa orden de falsificar facturas fue dada, según el sastre, dos días después de que Hinojosa se reuniera con Federico Trillo, cerebro jurídico del PP.

Los conservadores quieren más “protección de los empleados públicos que denuncien” la corrupción. Al tiempo, han atacado a los fiscales, jueces y policías que investigan la corrupción de sus dirigentes.

04. Adjudicaciones

“Proponemos publicar detalladamente los procedimientos de concesión de contratos” y con el “máximo nivel de transparencia”, dice ahora el texto Regeneración. La exigencia de mayor “transparencia” también estaba en las Bases de 2009. Y los hechos, de nuevo, desmienten los buenos propósitos.

La Generalitat de Camps, por ejemplo, ha rechazado una y otra vez las peticiones formuladas por la oposición para tener acceso a los contratos con la trama Gürtel, muchos de ellos fraccionados de forma irregular.

Las Bases de un pacto contra la corrupción se han enterrado entre reproches de PSOE y PP por falta de voluntad. Y el código ético que los conservadores alumbraron en diciembre de 2009 (de raquítica eficacia, pues no contiene sanciones para los condenados) sigue siendo, a día de hoy, papel mojado

www.publico.es 05.03.11

EL CÓDIGO ÉTICO DE RAJOY SE QUEDA EN PAPEL MOJADO 

El 21 de diciembre de 2009, el Comité Ejecutivo Nacional del PP aprobaba a bombo y platillo su denominado código de buenas prácticas. Lo hizo con el objetivo de "establecer con precisión unas pautas de conducta, a las que deben ajustarse los cargos públicos, responsables políticos y profesionales con funciones ejecutivas en la organización", según recoge el primero de sus párrafos. Una forma de transmitir a la opinión pública que el partido no estaba dispuesto a tolerar más escándalos de corrupción como el caso Gürtel o el Palma Arena. Pero que no acaba de arrancar. 

Ahora, a punto de cumplirse cinco meses desde que el comité ejecutivo nacional del partido diera luz verde a este nuevo código ético, que sustituía al aprobado por José María Aznar en 1993, su puesta en práctica está estancada. En la formación presidida por Mariano Rajoy justifican que el engranaje no será perfecto hasta que no se celebren nuevas elecciones, dado que algunas de las medidas por las que apuestan estos mandamientos éticos, como la realización de concursos públicos para los actos o la de la firma de la carta de compromisos por parte de los cargos públicos, tienen un vínculo más directo con los procesos electorales.  

Pero lo cierto es que en ninguna de las 12 páginas de este documento se circunscribe la aplicación de su articulado a un momento determinado.  El incumplimiento más reciente de este código de buenas prácticas se está produciendo desde que el pasado miércoles el Tribunal Supremo decidiera reabrir la causa de los trajes contra el presidente valenciano, Francisco Camps.  

Destacados dirigentes conservadores han empezado ya a restar importancia al hecho de que Camps esté imputado por cohecho, ya que presuntamente aceptó que los cabecillas de la trama Gürtel le regalasen trajes por valor de más de 12.000 euros. Y Rajoy mantiene inquebrantable su apoyo. Todo pese a que Camps pone en entredicho el punto del articulado que recoge "la prohibición de aceptar cualesquiera regalos, atenciones o liberalidades que no correspondan, por su importe o causa, a los usos y costumbres sociales". En su día, cuando el PP anunció este código, Ana Mato, vicesecretaria de Organización, insistió en que el texto "va más allá de los requisitos que marca la ley". 

Según admiten en la dirección nacional del partido y en diferentes direcciones regionales, la parte más avanzada, en lo que a su aplicación se refiere, es la de la carta de compromisos, el documento que contiene "obligaciones de carácter ético y deontológico" para los integrantes de las filas conservadoras. A día de hoy, ya descansan en el número 13 de la madrileña calle de Génova, sede nacional del partido, las cartas de compromisos de los cargos orgánicos. Las de los cargos electos no han sido exigidas hasta la fecha. Y tampoco se prevé. Será a partir de las próximas citas electorales cuando el PP demande a sus candidatos que rellenen este formulario en el que figura, entre otros aspectos, una declaración de bienes y actividades, la prohibición de aceptar regalos o el compromiso de comunicar a la dirección del partido la apertura de cualquier procedimiento jurisdiccional.  

El formato de este documento que los cargos del PP deben remitir firmado a la sede nacional es el mismo para todos y recoge, según las fuentes consultadas, "cosas obvias, de sentido común para la gente que se dedica a la política". "No aporta ninguna novedad a lo que se venía haciendo anteriormente. Pero el partido se vio obligado a recurrir a esta fórmula para vender un lavado de cara ante las presiones mediáticas y políticas en plena ebullición del caso Gürtel", explica un dirigente regional. 

El incumplimiento de las normas y observaciones incluidas en esa carta lleva, según el documento, "la imposición de las sanciones previstas en los estatutos y en el reglamento del régimen disciplinario". Hasta la fecha, el partido no ha hecho pública ninguna sanción a sus cargos en base a la no observancia de los principios de este nuevo código ético. Tampoco hay rastro de ese documento en la página web del partido, una de las promesas con las que nació.  

Otro de los puntos fuertes del nuevo código ético es el referido al procedimiento de contratación, gestado en un momento en el que la forma en la que las empresas de la trama Gürtel habían conseguido organizar actos de partido en Madrid y en la Comunidad Valenciana estaba bajo sospecha.  

Tanto en la sede nacional del PP como en diferentes direcciones regionales aseguran que "algunos" de los actos celebrados en los últimos meses se han adjudicado mediante concursos, pero no precisan cuáles. Y recalcan que, cada vez con mayor frecuencia, el partido está dejando de recurrira empresas externas para realizar este tipo de eventos. 

De hecho, la número dos del PP, María Dolores de Cospedal, aseguró el día de la presentación de este código que para la convención del partido que había tenido semanas antes en Barcelona no se había recurrido a ninguna firma ajena a la formación. Pero no se han dado más detalles. Además de concretar las instrucciones internas de contratación, los conservadores tienen como tarea pendiente la constitución de las denominadas mesas de contratación del Partido Popular en los distintos ámbitos territoriales. Son estas las que deben velar para que estos procesos cumplan el código de buenas prácticas. También se echa en falta en la web del partido el apartado denominado Perfil del contratante, en el que deberían figurar las instrucciones a la hora de contratar publicidad, viajes y actos.  

Fuentes de la formación consultadas por Público explicaron que próximamente se producirá un impulso en estos cumplimientos, una vez que José Manuel Romay Beccaría tomó ya el pasado lunes de manera oficial las riendas de la tesorería del partido en sustitución de Luis Bárcenas, imputado en el caso Gürtel.  

Al ex ministro también le ha correspondido la función de ejercer de auditor de prácticas internas velando por el cumplimiento de este código ético. Asimismo, está previsto que elija un nuevo gerente de su confianza en sustitución de Cristóbal Páez, algo que en Génova consideran que contribuirá también a avanzar en el cumplimiento de estas normas internas. En menos de un año, el partido se ha comprometido a hacer pública una auditoría externa.  

El código de buenas prácticas que el PP aprobó hace casi cinco meses es la herencia del denominado código ético presentado por el ex presidente José María Aznar el 24 de abril de 2003, a raíz de los escándalos de corrupción que salpicaban a la Administración de Felipe González. En el citado documento de 1993 figuraba que "más allá de las normas jurídicas, subyace en toda democracia un compromiso ético entre gobernantes y gobernados" que exige a los políticos "especial dedicación a las tareas públicas que se le han encomendado en defensa de los intereses públicos". Además, establecía la "expulsión inmediata del partido" para quienes utilizasen "el propio nombre, posición o relación dentro del partido o en un cargo público, para obtener lucro, trato o favor personal o beneficio para sí o para terceros".  

(www.publico.es,  1705/10) 

LO QUE MARCA EL DOCUMENTO... Y LO QUE HACE EL PP 

1-Abstenerse de cualquier conducta que "pueda dañar la imagen u honorabilidad" del PP (Incumplido) 

En estos cinco meses se han conocido conductas que dañan la imagen del PP. El Supremo ordenó reabrir la ‘causa de los trajes' contra Camps, a quien Rajoy garantizó su apoyo "diga lo que diga la Justicia". También se supo que Carlos Fabra, presidente de la Diputación de Castellón, ocultó a Hacienda 1,7 millones de euros entre 1999 y 2004, sin que el partido haya adoptado medidas contra él. Y en Baleares, la nueva ejecutiva del PP coló a tres imputados entre sus miembros. 

2-Los cargos públicos y responsables políticos deberán suscribir una carta de compromisos (Cumplido) 

Es el epígrafe del código de buenas prácticas' que más avanzado lleva el Partido Popular en lo que se refiere a su cumplimiento. Según confirman en la sede nacional del partido, los cargos orgánicos ya la han firmado, al igual que las cúpulas de las direcciones regionales. Los cargos públicos electos empezarán a firmarlas en cuando se celebren nuevas elecciones. Las primeras cartas empezaron a llegar al partido a finales de enero. 

3-La carta de compromisos se publicará en la página web del partido (Incumplido) 

En ninguno de los apartados de www.pp.es figura esta documentación con la que ya cuenta el partido. Tampoco está disponible un formulario con el modelo que los cargos del partido deben remitir a la dirección nacional. En la formación reconocen que se trata de una tarea pendiente que se agilizará ahora que José Manuel Romay Beccaría, tesorero del partido y auditor de prácticas internas de este código, ha asumido ya completamente sus funciones. 

4-Prohibición de aceptar regalos que no respondan "a los usos sociales" (Incumplido) 

Es el punto siete de la carta de compromisos, un artículo encaminado a evitar que, como figura en el sumario de la ‘Gürtel', cargos del partido acepten regalos a cambio de tratos de favor. La pasada semana, el Supremo ordenó reabrir la causa de los trajes contra Camps. El PP ha restado importancia a la posibilidad de que el president aceptara unas prendas valoradas en más de 12.000 euros. 

5-El PP difundirá a través de su web un acceso al 'Perfil del contratante'  (Incumplido) 

La página web del partido carece de este acceso en el que deberían figurar, según el documento, "las instrucciones de contratación, así como aquellos procesos que, por razón de cuantía o de otra naturaleza, se decida que deben ser objeto de obligado cumplimiento". En el partido aseguran que ya se han iniciado los trabajos para hacer realidad esta obligación reflejada en el código.  

6-El PP aplicará unas instrucciones internas de contratación (Incumplido) 

El PP se propuso aplicar unas instrucciones que garantizasen que la selección del contratista se hacía conforme a "los principios de publicidad, concurrencia, transparencia, igualdad, y no discriminación". El partido ha insistido a las direcciones regionales que sean escrupulosas en ello. Pero no ha precisado más. Aseguran que se han empezado a producir concursos para actos, pero no saben precisar cuántos ni dónde. 

7-Se constituirán las mesas de contratación del PP  (Incumplido) 

Es otra de las tareas pendientes. El partido asegura que se está trabajando para agilizar esta exigencia, que será una realidad cuando Beccaría nombre al nuevo gerente, que ejercerá como presidente del órgano a nivel nacional. Compuestas por cinco miembros, las Mesas deberán vigilar que el proceso de contratación de actos, viajes y publicidad se atenga a los principios y procedimientos establecidos. 

(www.publico.es,  1705/10)

CÓDIGO ÉTICO PRESENTADO EN ABRIL DE 1993
( Pendiente de aplicar . Versión de prueba electoral )

BÁJATELO INTEGRO EN PDF

1º) COMPROMISO DEMOCRÁTICO Y COMPROMISO ÉTICO

El sistema democrático exige implícitamente la asunción de un compromiso ético por los políticos.

Es la sustancia misma de la Democracia la que exige a los políticos ese compromiso. Sólo una concepción de la Democracia vacía, entendida como mera forma de consecución del poder a través de una mayoría electoral, puede eludir el contenido ético que la propia Democracia conlleva.

La Democracia hunde sus raíces políticas e históricas en un sistema de valores: la dignidad esencial de la persona humana y su libertad son el fundamento del Estado Democrático de Derecho como mecanismo de limitación y control del poder, siempre responsable ante los ciudadanos. La Democracia contemporánea ha venido a ser no sólo una forma de gobierno, sino una cultura y hasta una forma de vida.

Por ello, más allá de las normas jurídicas, subyace en toda Democracia un compromiso ético entre gobernantes y gobernados, basado en la confianza recíproca, que obliga moralmente al gobernante a mantener una conducta leal con el Partido y el programa con el que fue elegido, que le exige especial dedicación a las tareas públicas que se le han encomendado en defensa de los intereses públicos y, en fin, con plena transparencia en el desempeño de sus funciones y con absoluta disposición a asumir las responsabilidades que contraiga en el ejercicio de su cargo. Es, por tanto, la propia Democracia la que se asienta sobre un conjunto de principios éticos, exigibles en todo momento a los gobernantes por los gobernados y que pueden concretarse en: lealtad, dedicación, transparencia y responsabilidad.

2º) LA CORRUPCIÓN Y EL DEBILITAMIENTO DE LA DEMOCRACIA

El clima creado por la denuncia de constantes irregularidades en la política española reciente, ha derivado en una pérdida de confianza que alcanza incluso a las instituciones representativas. El debilitamiento de las reglas del juego democrático, y el reparto de las instituciones como botín electoral qué ha practicado la mayoría socialista durante los últimos años, ha ido acompañado de un olvido de esos principios éticos que han de regir el comportamiento democrático de los gobernantes.

Por ello, el Partido Popular que ha aprobado en su reciente XI Congreso medidas concretas para regenerar las instituciones y la vida democrática, cree también imprescindible para acometer esa tarea de regeneración asumir un compromiso ético entre sus militantes y dirigentes, y llevarlo a la práctica de gobierno, si así se le encomienda por la mayoría de los españoles en las próximas elecciones legislativas.

Se trata de una recuperación moral que toma su sentido de los propios valores éticos de la Democracia que deben inspirar la acción de cuantos asuman las tareas públicas. En consecuencia, el Partido Popular asume públicamente el compromiso ético que se desprende de las siguientes propuestas que constituirán su Código Ético.

3º) COMPROMISO ÉTICO PARA LA RECUPERACIÓN DE LA VIDA PÚBLICA

El Partido Popular entiende que no es posible exigir regeneración a los demás si previamente no asume un compromiso de auto-exigencia, tanto como Partido como a sus dirigentes y militantes que puedan ostentar tareas de Gobierno.

En consecuencia:

A) Para garantizar la lealtad de los gobernantes con el mandato democráticamente otorgado por los ciudadanos:

1.- Sus militantes y cargos de representación asumirán el compromiso por escrito de renunciar al escaño o al puesto que ocupan si deciden abandonar la formación política por la que fueron elegidos.

2.- Asimismo, quienes ostenten un puesto representativo, a propuesta o en las listas del Partido Popular, se comprometen a mantener con su voto la defensa de las propuestas contenidas en el programa de Gobierno con el que hubieran sido votados. La dirección de cada Grupo Institucional podrá salvar el voto de quienes lo planteen por razones de conciencia.

3.- El Partido Popular se compromete a proponer la inclusión en los Reglamentos Parlamentarios y de las Asambleas representativas en todos los niveles territoriales, normas aseguren la lealtad al mandato representativo en los supuestos de cambio político, de forma que hasta el final del mandato sólo se puedan incorporar al Grupo Mixto.

B) Para garantizar el principio de plena dedicación cargo o puesto para el que hubieran sido elegidos o designados, los militantes del Partido Popular asumen el compromiso de:

4.- Rigurosa dedicación a la tarea pública que se les encomiende, con sujeción al sistema de incompatibilidades previsto en los Estatutos del Partido.

5.- En todo caso, el compromiso de no dedicarse por sí ni por persona interpuesta a actividades de gestión, asesoramiento o mediación que puedan tener la más mínima relación con el objeto de las competencias que por su cargo le están encomendadas.

C) Para garantizar la plena transparencia en la dedicación a las tareas públicas y la eficacia del principio de no colisión entre los intereses particulares y los intereses públicos:

6.- Los candidatos a cualquier puesto representativo en las listas del Partido Popular estarán obligados a realizar previa declaración notarial de sus bienes y actividades.

7.- Asimismo, los cargos públicos del Partido Popular se comprometen a hacer pública esa declaración cuando fueran requeridos para ello por el Partido porque haya sido puesta en entredicho la integridad de su conducta.

D) Para garantizar la exigencia de responsabilidades políticas que pudieran corresponder a cualquier cargo público del Partido Popular éstos se comprometen a:

8.- Comunicar a la Dirección del Partido Popular y a poner a su disposición el puesto público que desempeñaran, si de la apertura de cualquier procedimiento jurisdiccional puedan derivarse indicios racionales de comisión de un delito.

9.- Asimismo, el Partido Popular asume el compromiso de abrir en cualquiera de estos casos una comisión de investigación interna que esclarezca los hechos y que, a su vista, hará públicas las conclusiones de su informe, así como las sanciones que de ello puedan derivarse en aplicación del Reglamento de Conflictos y Disciplina.

10.- Constituirá motivo de expulsión inmediata del Partido, sin perjuicio de las responsabilidades de otra índole que pudieran deducirse, la utilización del propio nombre, posición o relación dentro del Partido o en un cargo público, para obtener lucro, trato o favor personal o beneficio para sí o para terceros. l Partido Popular exigirá el cumplimiento de estos compromisos como parte integrante de su Programa Electoral a todos y cada uno de sus candidatos en las próximas y subsiguientes convocatorias electorales.

El presidente del Partido Popular y candidato a la Presidencia del Gobierno, José María Aznar, asume también públicamente el compromiso de hacerlo exigible a cuantas personas puedan desempeñar un cargo público en su Gobierno.

El Partido Popular quiere hacer un llamamiento no sólo a las fuerzas políticas democráticas, sino a los ciudadanos españoles, para recuperar las exigencias éticas que conlleva una Democracia digna.

24.04.1993

volver

© Copyright. 1998 - 2014 www.losgenoveses.net. Ningún derecho reservado. Aquí es todo de gratis y sin comisiones
( Página diseñada para ver con Explorer 9 o superior  a 1024 x 768 píxeles )